O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» ↠ goodbye
Hoy a las 2:39 pm por jackson.

» .Look at the flowers.
Hoy a las 2:04 pm por Jones.

» Mafia Jackson {Muro Interactivo}
Hoy a las 11:24 am por blackstairs

» it ; fichas
Hoy a las 11:11 am por rumancek.

» yes no maybe
Ayer a las 10:48 pm por Stark.

» être dans la lune.
Ayer a las 10:09 pm por Ongniel

» Simplemente, no te quiere. {One Direction}
Ayer a las 9:54 pm por Litzyg

» Trouble, love&shows {NC. 3er tema
Ayer a las 9:48 pm por Litzyg

» something strange
Ayer a las 7:50 pm por jackson.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

operation butterfly. {audiciones cerradas}

Página 2 de 16. Precedente  1, 2, 3 ... 9 ... 16  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 12, 2013 1:38 pm

.liam payne kylie jenner invalida.
Capítulo:

Vanessa abrió los ojos con desilusión y reprimió un suspiro de rabia. La meditación no estaba funcionando. Pese a que creía estar concentrada y lo más en calma que podría estar en un momento como ése, era más que evidente que, lejos de tranquilizarse y pensar con objetividad, sólo estaba enardeciendo sus emociones; se sentía más inestable que antes, fruto lógico de estar dándole vueltas al asunto durante su meditación. Tocó el piso con los pies —pues estaba sobre uno de los muebles de su ventana— y trató de decidir qué hacer a continuación.

¿Por qué siempre tengo que pelearme con él por estupideces?, se preguntó la morena con frustración. Era algo que no entendía. ¿Por qué simplemente no quedarse callada e ignorarla? ¿Por qué siempre esa suerte de necesidad de contestarle, como si fuera un modo de defenderse de sus reproches? Porque eso habían sido sus palabras, reproches, sólo reproches contra lo que era, lo que hacía y lo que decía. Vanessa admitió que también había caído en el juego y le había contestado del mismo mal modo, pero creía no tener la culpa de lo sucedido.

¿O la tenía? Negó con la cabeza y, en vista del fracaso de la meditación, Vanessa se dispuso a utilizar el último recurso de relajación e introspección con que contaba: escribir. No le había contado nunca a ninguno de sus amigos esa particular afición, ya que la consideraba su último refugio personal, pero era posible que lo dedujeran de sus hábitos de lectura. La morena dirigió sus ojos a una estantería de su habitación, de la cual sacó un cuaderno gris, sencillo, sin ninguna rotulación y, sentándose cómodamente en su cama a la vez que sacaba un bolígrafo de su velador, se dispuso a escribir.

No era un tipo de escritura autorreferente, en donde simplemente se dirigiera a un destinatario invisible y le contara sus problemas. No era su estilo. Prefería simplemente armar una breve historia, donde los eventuales personajes sintieran lo mismo que ella sentía y, mediante la resolución del conflicto, lograra una especie de liberación. Siempre lo había hecho del mismo modo y se había convertido en un modo seguro de desplegar aquellas emociones que se arrastraban en su interior, sin correr el riesgo de liberarlas en el proceso. Porque en eso residía la magia del método: al hacer que sus propios tormentos los sufrieran personajes ficticios, los problemas se volvían menos reales al mismo tiempo, como si pertenecieran a un mundo de ficción, donde ella podía hacerlos desaparecer o manipularlos a su antojo. Y así el dolor de su alma se aplacaba o, como en aquellos momentos, la ira iba aflojando su corazón, poco a poco.

Lo único lamentable era que en el momento mismo en que apoyaba el lápiz en la hoja limpia de papel, los recuerdos la azotaban y durante un instante, la dejaban sin aliento, amenazando su frágil y perseverante control. Y, tal como siempre, aquella vez no fue la excepción.

— Siempre crees que eres la que más sufre, ese es tu problema. ¡Pues te doy una noticia! ¡Todos tenemos nuestros asuntos! ¡Todos tenemos nuestros problemas y penas! ¡Y no nos enterramos en la depresión y la oscuridad! Seguimos con nuestra vida, reímos, vivimos.
— Sabes perfectamente que yo no puedo hacer eso —musitó Vanessa, sintiendo que la ira estaba siendo desplazada por el dolor—. Sabes que yo no soy capaz de nada de eso. Eres una irreverente y una desconsiderada. Sabes que no puedo.
— Sí puedes, sólo no quieres. Disfruta el presente alguna vez y deja de pensar en todo lo que no puedes hacer.
— ¡¿Crees que si pudiera no lo haría?! No tienes idea de lo que estás hablando —repitió—. Sólo eres una niña que habla sin pensar.
— Al menos yo estoy viva —replicó ella con la mirada dura—. Y creo que es más de lo que puedo decir de ti.
— Idiota.
— Amargada.

Vanessa dejó el bolígrafo a un lado de la cama con una sonrisa irónica en su rostro. No había escrito ni dos páginas, pero ya estaba segura de que era suficiente. Por eso era que no se preocupaba a la hora de escribir, porque sabía que nunca acababa los escritos en medio de una tormenta emocional. Sólo le servía para relajarse, pues toda la ira, la tristeza o la decepción que pudiera sentir era absorbida por las palabras, pese a que la historia —una batahola literaria irrelevante sobre una chica llamada Mercedes y un joven de nombre Max— estaba apenas comenzando. Sólo era una forma de meditación.

Nessa suspiró. Se sentía cansada. Por muy ilógico que pareciera, esas continuas introspecciones y análisis la dejaban bastante agotada, ya que no sólo requerían de una excepcional concentración, sino también de la evocación de muchos recuerdos, en ocasiones, desagradables, lo que la extenuaba emocionalmente.

Magali era risa y ruido. Su vida se definía en bromas, juegos, peleas y comida china. Era una verdadera héroe, con su propio modo de enfrentar el mundo. Y ella lo admiraba por eso, pero no compartía su modo de vida. La tolerancia era el primer peldaño a la paz, sin embargo. Si quería convivir tranquila con su hermana y con el resto de sus amigos, debería aprender a respetar y a comprender. Comprender profunda y sinceramente que cada uno tenía un modo distinto de pensar y que ese modo, mientras no afectara negativamente o atentara contra otros, estaba bien y merecía respeto. Hasta ese entonces, Vanessa había soportado los estilos de sus amigos, pero nunca los había comprendido. Y también ése era el error de todos, no solamente el de ella. Nessa sabía que era algo particularmente difícil; para la morena, era doblemente duro, ya que su orgullo y su herencia demoníaca obstaculizaban sus deseos de solidarizar con sus amigos.

Vanessa se levantó de la cama, más decidida que nunca a hacer de la convivencia en la casa algo más placentero que de costumbre. Ya libre del tormento de su cumpleaños y, asombrosamente, aún con vida, no iba a desperdiciar la oportunidad que se le había regalado. Dirigió una pequeña sonrisa a la historia inconclusa de Mercedes y Maximilian, la que había logrado calmar su mente, y se prometió a sí misma que la acabaría. Le alegraba que esta vez su escritura y meditación la hubiesen llevado a un resultado concreto, ya que muchas veces sólo la hacían filosofar.

Se disculparía con Magali, algo que nunca había hecho antes. Un ligero nerviosismo la poseía, pero estaba dispuesta a llegar hasta el final. Paz, tolerancia, amistad, hermandad, respeto, cariño… ¿todas esas cosas, en conjunto, no eran más fuerte que la soberbia?

Encontró a la castaña jugando videojuegos en la sala principal. Vanessa elevó sus cejas al máximo; Su hermana seguía molesta y algo sentida, si bien lo controlaba con su propia terapia y a su modo.

— ¡Toma eso, babosa asquerosa! —gritaba, petrificada en la pantalla de la televisión—. ¡Marilyn se merece el premio novel, no tu!

Vanessa insinuó una sonrisa. Televisión v/s escritura. Cada una tenía sus métodos, sin duda. Le satisfizo comprobar que sus emociones estaban tranquilas y receptivas, que se sentía bien. La morena se situó junto a la castaña, que al notarla la miró entre curioso e incómodo.

— Tenemos que hablar —dijo ella, quizás más bruscamente de lo que había pretendido.
— Mira, Vanessa, nosotras… —La voz tajante de la castaña la hizo probar de nuevo.
— Tenemos que hablar —repitió—. Por favor…

Esa última palabra fue lo que la hizo considerar la conversación. Lo cortés no quita lo valiente, pensó la joven. Vanessa se sentó a su lado y se armó de valor para, al fin, doblegar su terco y estúpido orgullo.

— Quería disculparme contigo, Magali —susurró mirándola a sus brillantes y sorprendidos ojos azules—. Te traté injustamente cuando tú sólo deseabas compartir un momento conmigo. Tú no tenías por qué saber que estaba algo susceptible y de poco ánimo y yo no debí decirte todo lo que te dije. Lo siento.
— Vaya —Parpadeó, aturdida—. Nunca creí que viviría lo suficiente para escucharte disculpándote sobre algo.
— No es algo particularmente fácil, Maggie. —Suspiró con fastidio—. Te agradecería si me ayudaras.
— ¡Esta bien! —sonrió con nerviosismo— Tu también perdóname, Nessa. Estabas en un momento de meditación, y siempre nos estas diciendo que no te molestemos cuando estas leyendo.
— No tienes porque, Maggie. Últimamente me eh comportado como no debería contigo, eres mi hermana menor... —suspiro cansadamente— No soy una buena hermana, ¿verdad?
— De hecho, no, no lo eres —Vanessa bajo la cabeza— Pero te quiero con defectos y todo, ademas, eres mi hermana, Vanessa. Te quiero tal y como eres, y lo sabes.

Hay cosas que no cambiarían, definitivamente, pero era parte de la vida, de esta vida llena de horizontes y esperanzas que ahora tenía en sus manos, aceptar estas locuras. ¿Qué seria de la vida sin una mínima gota de locura? Lo mismo que una vida sin un suspiro de prudencia. Porque ambas son necesarias, porque ambas son distintas. Mezcla a tu prudencia un grano de locura, dijo Horacio. Y tenía razón. Era sólo cuestión de compatibilizar, ser flexible y respetar al otro. Porque Vanessa era más prudencia que locura y Magali más locura que prudencia, pero eran hermanas. Y en el opuesto está la verdad.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por Sunrise. el Sáb Oct 12, 2013 1:39 pm

~Lucy~ escribió:Ash. Yo sabía que no debía meterme a las inscripciones bc me iba a encontrar con otra idea perfecta :meh:
Hola Mía y Mica c: Voy a audicionar para el Paynoso o Lou.
Luego les dejo todo c:
¡Besos!
¡hola, lucy! asdfghjkl, audiciona por quien quieras, amor, todas tienen oportunidad e.e
esperamos la audición, bai. <33
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por Belen Martinez Deguer el Sáb Oct 12, 2013 2:00 pm

¡Hola! Me encantaría poder audicionar para Harry): Si se puede, claro.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por Sunrise. el Sáb Oct 12, 2013 2:03 pm

Lore. escribió:saludos mía la que es mía pero me abandona(?) ah. ame la idea:( idk, me gusta mucho, en especial bc es primera vez q audiciono para una con problemas de este rango. creo que voy por liam bc siempre voy por lou:( jvfh. teamo<33
aw, no, pero yo no te abandone, vos pediste el divorcio:c ay, te extraño mucho, lorelai:c bueno, no nos deprimamos:c idk, ahora acepto tu audición, lore, te amo más:c
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por Sunrise. el Sáb Oct 12, 2013 2:21 pm

Cam. escribió:
mi audición.
Louis Tomlinson| Harrison| Ciega.
Capitulo ATHOTQ:

Corrí rápidamente hacía las escaleras, nunca pensé que hoy saldría con mi hermano, y tampoco pensé que tendría ese "enfrentamiento" con Liam, quizá todo fue por alguna razón, no lo sé, quizá el destino simplemente lo quiso así. Cuando entré a mi habitación, sin querer tropecé con el estúpido bolso de Liam, siempre lo dejaba tirado en la habitación, y ya me he caído más de 10 veces solo por ese bolso, quizá su apariencia sea de un chico ordenado, pero no lo es.

El bolso sin querer se abrió cuando tropecé y tuve mucha curiosidad se saber que había ahí dentro, pero primero tomé mi pequeña agenda donde tenía un pequeño proyecto que hasta ahora nadie sabe, su nombre es Carry On mi nuevo libro, se supone que nadie debe enterarse de él ya que su trama se basará en lo que estamos viviendo pero de seguro las chicas me dirán que no, porque exhibiríamos nuestras vidas o cosas así pero en realidad no, ya que al parecer no muchas entienden lo que son y proyectan los libros, porqué los libros son más que adornos dentro de una casa, son base de conocimiento, y muchos de ellos te dejan entrar a ellos, y sientes que todo el libro gira entorno a ti. Eso es lo que quiero representar en mis libros, por eso que demoro tanto en escribirlos, hay momentos y momentos de inspiración pero este libro será basado en hechos completamente reales, en lo que hemos vivido y viviremos, y también espero que las chicas no me maten cuando sepan que esta basado en este proceso. 

Guardé mi agenda en el bolso, y dispuesta a salir, volví a mirar el bolso de Liam, no soy entrometida ni nada, pero qué tendrá ese bolso que siempre por las noches lo lleva a quién sabe donde. Me agaché y lo abrí un poco más, tome una suéter, por instinto revisé las carteras de éste y mi boca por instinto se abrió por instinto. Una pequeña bolsita con un polvo blanco dentro de ella, mis manos comenzaron a tiritar sin razón. 

— Marihuana — murmuré.

Dejé todo tal y como estaba, tuve miedo de que subiera de repente y me viera con la marihuana sobre mis manos. Tomé mi bolso y salí de la habitación y bajé las respectivas escaleras. Liam y Tristan hablaban como si fueran a matarse entre los dos, así que para romper el silencio decidí separarlos eh irme con Tristan. Antes de salir, Liam trato de besarme pero esquive su beso con mi mejilla y el me miró desconforme.

— Sabes que no me agrada — Comento para romper el silencio, Tristan.
— ¿De que hablaban tú y Liam? — pregunte prácticamente ignorando su comentario. Lo noté nervioso.
— Cosas de Hombres — murmuró.
— Sabes que no puedes mentirme — amenacé — Te conozco, eres tan malo mintiendo como Kenneth cuando trata de mentirnos.
— ¿La chica pelirroja? — Asentí a su pregunta. — Uhmm.
— Liam me tiene preocupada — comente mientras ya comenzábamos a alejarnos de la casa — él esta bastante raro y distante, no lo sé.
— ¿Te engaña el desgraciado? — gruñó rápidamente.
— Según él...
— No — termino la oración— Liam nunca me agrado y nunca lo hará. 

Comenzamos a ver que ya entrabamos más al centro de la ciudad, caminé apurada hacía una tienda donde vi el vestido más hermoso jamás visto, era hermoso, era de color azul marino con detalles de tonalidades azules y grises, era simplemente hermoso. Me acerqué a la Boutique rápidamente y me apegué al vidrio como prácticamente una niña viendo una muñeca desde un local. Miré a Tristan esperando que me dijera que entráramos.

— Quieres entrar, ¿no? — pregunto a brazos cruzados. Asentí como niña pequeña, en realidad él era mucho más maduro que yo, además madurar es una estupidez, solo tengo 22 años.
— Será algo rápido — junte mis manos en forma de suplica — Me lo pruebo y si me queda lo compro, nada más.
 — No
— ¡Tristan! — chillé.
— Si te lo dijera mamá obedecerías.
— Temo decirte que la mayor de edad aquí soy yo — él solo bufó. Tomé su mano instalándolo a entrar.

Entré rápidamente a el local, tomé el vestido mientras Tristan socializaba con un chico mientras la novia se probaba hermosos conjuntos que la hacían lucir bella, la muchacha era bastante linda pero su novio, no mucho -reí por mis adentros- entré a un probador y me quité la ropa para ponerme el vestido. Se me veía bastante bien según la chica de la caja, así que lo compré con la tarjeta de crédito que tenía en mi bolso, pagué lo correspondiente y fui a quitarme el vestido al probador.

En ropa interior, un mensaje llega a mi teléfono.

De: Kenn. Para: Cassie.

Necesito que no estés sola en ningún momento, cuida tu espalda.
Kenn. xoxo

Me asusté, comencé a mirar mi alrededor y empecé a meditar... ¿Porqué me enviaría algo así? ¿Qué le ocurre? 

Miré a mi alrededor y con miedo me puse nuevamente mi ropa. Salí apurada e incluso interrumpí la animada conversación de Tristan y el chico, yo solo le murmuré "Vayámonos de aquí" Tomé su muñeca y salimos rápidamente, en cuanto al chico de la tienda... quedo extrañado por mi acción.

No puedo pensar en otra persona que no sea Kenn. Qué le ocurriría ahora, debe ser algo grave porque siempre sus mensajes son bastante graciosos, y este marco la diferencia en toda mi bandeja de mensajería. Además Lou me llamo muy preocupado preguntándome por ella, pero ¿Qué tan grave podría ser la situación? o quizá solo es una jodida broma, y solo quiere molestarme.

— Te invito a un café — rompió el silencio mi hermano.
— Tristan ahora...
— Por favor, hace mucho que no vamos a Starbucks juntos.
— ¿No podría ser otro día?
— Cassie, te lo pido — rogó
— Es que...
— Cass

Asentí con la cabeza y me guío a Starbucks como si no conociera donde queda. Entramos y mientras que él encargaba el café, yo le avisé que iría al baño. Entré y lavé mis rostro con desespero, no me importo que se me saliera el maquillaje, simplemente lave mi rostro para despejarme un poco. Tomé mi bolso y busqué el maquillaje para aplicármelo  luego de ello salí esbozando una sonrisa que desaparecido gracias a una gran mano que tapo mi boca para que no gritara, pensé que era Tristan pero cuando lo vi con los cafés, mientras me llamaba, comencé a desesperar.

Trataba de moverme pero él solo me trataba con grocerias para que no hablara, pero cada vez me movía más y más pero de repente comencé a detenerme. Su mano tenía un pañuelo droga sobre él, y mis ojos se cerraron de un momento a otro, yo ya no reaccionaba.


_______________________


Abrí los ojos asustada. El lugar en donde me encontraba estaba asqueroso, sucio, húmedo  un completo desastre. Todo estaba completamente obscuro y me sentía observada.

— ¡Suéltenme Malditos! — grite a todo pulmón — ¡Estúpidos Bastardos sin vida! 
— Corazón — Entro un hombre de mi edad, más o menos. — Aunque grites con todas tus fuerzas nadie vendrá a salvarte, ni tus amigas, ni tu novio, ni tu hermano — sonrío con hipocresía — además esas malditas putas están en tu misma situación.
— Que es lo que quieren — murmuré
— Que tu novio y la de tus amiguitas vengan a pagar por lo que nos hicieron
— ¡No les hagas daño! — chillé.
— Mi amor, nadie se mete con nosotros, ¿oíste? esos chicos jugaron mal y ahora tienen que pagar — explico. Mi alma estaba en un hilo — Además yo suplicaría más por tus amiguitas, esas, especialmente por la embarazada.
— ¿Como sabes eso? — pregunté — ¡Malditos inútiles!, si le hicieron algo a las chicas o a Sophia, juro que los demandaré — Furioso me hizo callar con solo una acción, su mano llego a mi rostro golpeándola fuertemente. No podía tocar mi rostro ya que mis muñecas estaban atadas.
— ¡Si nos delatas, maldita puta, te juro que no pagarás ni tú, ni tu novio, ni tus amigos, lo hará tu familia, especialmente tu hermano!

shot:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
audición aceptada.

borra ya mismo el nombre de la harrison que hay gente que plagia y toda esa wea:c srly, cam no pongas su nombre:c solo voy a decir que me encanto el cap, fue muy doloroso, pero igual biutiful:c idk, gracias por audicionar, camote, te amo. <33
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por sampaio. el Sáb Oct 12, 2013 2:25 pm

._______________________. no me jodas con que conoces a la jarrizon, she's my secret  
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por Sunrise. el Sáb Oct 12, 2013 2:32 pm

Lore. escribió:
.liam payne kylie jenner invalida.
Capítulo:

Vanessa abrió los ojos con desilusión y reprimió un suspiro de rabia. La meditación no estaba funcionando. Pese a que creía estar concentrada y lo más en calma que podría estar en un momento como ése, era más que evidente que, lejos de tranquilizarse y pensar con objetividad, sólo estaba enardeciendo sus emociones; se sentía más inestable que antes, fruto lógico de estar dándole vueltas al asunto durante su meditación. Tocó el piso con los pies —pues estaba sobre uno de los muebles de su ventana— y trató de decidir qué hacer a continuación.

¿Por qué siempre tengo que pelearme con él por estupideces?, se preguntó la morena con frustración. Era algo que no entendía. ¿Por qué simplemente no quedarse callada e ignorarla? ¿Por qué siempre esa suerte de necesidad de contestarle, como si fuera un modo de defenderse de sus reproches? Porque eso habían sido sus palabras, reproches, sólo reproches contra lo que era, lo que hacía y lo que decía. Vanessa admitió que también había caído en el juego y le había contestado del mismo mal modo, pero creía no tener la culpa de lo sucedido.

¿O la tenía? Negó con la cabeza y, en vista del fracaso de la meditación, Vanessa se dispuso a utilizar el último recurso de relajación e introspección con que contaba: escribir. No le había contado nunca a ninguno de sus amigos esa particular afición, ya que la consideraba su último refugio personal, pero era posible que lo dedujeran de sus hábitos de lectura. La morena dirigió sus ojos a una estantería de su habitación, de la cual sacó un cuaderno gris, sencillo, sin ninguna rotulación y, sentándose cómodamente en su cama a la vez que sacaba un bolígrafo de su velador, se dispuso a escribir.

No era un tipo de escritura autorreferente, en donde simplemente se dirigiera a un destinatario invisible y le contara sus problemas. No era su estilo. Prefería simplemente armar una breve historia, donde los eventuales personajes sintieran lo mismo que ella sentía y, mediante la resolución del conflicto, lograra una especie de liberación. Siempre lo había hecho del mismo modo y se había convertido en un modo seguro de desplegar aquellas emociones que se arrastraban en su interior, sin correr el riesgo de liberarlas en el proceso. Porque en eso residía la magia del método: al hacer que sus propios tormentos los sufrieran personajes ficticios, los problemas se volvían menos reales al mismo tiempo, como si pertenecieran a un mundo de ficción, donde ella podía hacerlos desaparecer o manipularlos a su antojo. Y así el dolor de su alma se aplacaba o, como en aquellos momentos, la ira iba aflojando su corazón, poco a poco.

Lo único lamentable era que en el momento mismo en que apoyaba el lápiz en la hoja limpia de papel, los recuerdos la azotaban y durante un instante, la dejaban sin aliento, amenazando su frágil y perseverante control. Y, tal como siempre, aquella vez no fue la excepción.

— Siempre crees que eres la que más sufre, ese es tu problema. ¡Pues te doy una noticia! ¡Todos tenemos nuestros asuntos! ¡Todos tenemos nuestros problemas y penas! ¡Y no nos enterramos en la depresión y la oscuridad! Seguimos con nuestra vida, reímos, vivimos.
— Sabes perfectamente que yo no puedo hacer eso —musitó Vanessa, sintiendo que la ira estaba siendo desplazada por el dolor—. Sabes que yo no soy capaz de nada de eso. Eres una irreverente y una desconsiderada. Sabes que no puedo.
— Sí puedes, sólo no quieres. Disfruta el presente alguna vez y deja de pensar en todo lo que no puedes hacer.
— ¡¿Crees que si pudiera no lo haría?! No tienes idea de lo que estás hablando —repitió—. Sólo eres una niña que habla sin pensar.
— Al menos yo estoy viva —replicó ella con la mirada dura—. Y creo que es más de lo que puedo decir de ti.
— Idiota.
— Amargada.

Vanessa dejó el bolígrafo a un lado de la cama con una sonrisa irónica en su rostro. No había escrito ni dos páginas, pero ya estaba segura de que era suficiente. Por eso era que no se preocupaba a la hora de escribir, porque sabía que nunca acababa los escritos en medio de una tormenta emocional. Sólo le servía para relajarse, pues toda la ira, la tristeza o la decepción que pudiera sentir era absorbida por las palabras, pese a que la historia —una batahola literaria irrelevante sobre una chica llamada Mercedes y un joven de nombre Max— estaba apenas comenzando. Sólo era una forma de meditación.

Nessa suspiró. Se sentía cansada. Por muy ilógico que pareciera, esas continuas introspecciones y análisis la dejaban bastante agotada, ya que no sólo requerían de una excepcional concentración, sino también de la evocación de muchos recuerdos, en ocasiones, desagradables, lo que la extenuaba emocionalmente.

Magali era risa y ruido. Su vida se definía en bromas, juegos, peleas y comida china. Era una verdadera héroe, con su propio modo de enfrentar el mundo. Y ella lo admiraba por eso, pero no compartía su modo de vida. La tolerancia era el primer peldaño a la paz, sin embargo. Si quería convivir tranquila con su hermana y con el resto de sus amigos, debería aprender a respetar y a comprender. Comprender profunda y sinceramente que cada uno tenía un modo distinto de pensar y que ese modo, mientras no afectara negativamente o atentara contra otros, estaba bien y merecía respeto. Hasta ese entonces, Vanessa había soportado los estilos de sus amigos, pero nunca los había comprendido. Y también ése era el error de todos, no solamente el de ella. Nessa sabía que era algo particularmente difícil; para la morena, era doblemente duro, ya que su orgullo y su herencia demoníaca obstaculizaban sus deseos de solidarizar con sus amigos.

Vanessa se levantó de la cama, más decidida que nunca a hacer de la convivencia en la casa algo más placentero que de costumbre. Ya libre del tormento de su cumpleaños y, asombrosamente, aún con vida, no iba a desperdiciar la oportunidad que se le había regalado. Dirigió una pequeña sonrisa a la historia inconclusa de Mercedes y Maximilian, la que había logrado calmar su mente, y se prometió a sí misma que la acabaría. Le alegraba que esta vez su escritura y meditación la hubiesen llevado a un resultado concreto, ya que muchas veces sólo la hacían filosofar.

Se disculparía con Magali, algo que nunca había hecho antes. Un ligero nerviosismo la poseía, pero estaba dispuesta a llegar hasta el final. Paz, tolerancia, amistad, hermandad, respeto, cariño… ¿todas esas cosas, en conjunto, no eran más fuerte que la soberbia?

Encontró a la castaña jugando videojuegos en la sala principal. Vanessa elevó sus cejas al máximo; Su hermana seguía molesta y algo sentida, si bien lo controlaba con su propia terapia y a su modo.

— ¡Toma eso, babosa asquerosa! —gritaba, petrificada en la pantalla de la televisión—. ¡Marilyn se merece el premio novel, no tu!

Vanessa insinuó una sonrisa. Televisión v/s escritura. Cada una tenía sus métodos, sin duda. Le satisfizo comprobar que sus emociones estaban tranquilas y receptivas, que se sentía bien. La morena se situó junto a la castaña, que al notarla la miró entre curioso e incómodo.

— Tenemos que hablar —dijo ella, quizás más bruscamente de lo que había pretendido.
— Mira, Vanessa, nosotras… —La voz tajante de la castaña la hizo probar de nuevo.
— Tenemos que hablar —repitió—. Por favor…

Esa última palabra fue lo que la hizo considerar la conversación. Lo cortés no quita lo valiente, pensó la joven. Vanessa se sentó a su lado y se armó de valor para, al fin, doblegar su terco y estúpido orgullo.

— Quería disculparme contigo, Magali —susurró mirándola a sus brillantes y sorprendidos ojos azules—. Te traté injustamente cuando tú sólo deseabas compartir un momento conmigo. Tú no tenías por qué saber que estaba algo susceptible y de poco ánimo y yo no debí decirte todo lo que te dije. Lo siento.
— Vaya —Parpadeó, aturdida—. Nunca creí que viviría lo suficiente para escucharte disculpándote sobre algo.
— No es algo particularmente fácil, Maggie. —Suspiró con fastidio—. Te agradecería si me ayudaras.
— ¡Esta bien! —sonrió con nerviosismo— Tu también perdóname, Nessa. Estabas en un momento de meditación, y siempre nos estas diciendo que no te molestemos cuando estas leyendo.
— No tienes porque, Maggie. Últimamente me eh comportado como no debería contigo, eres mi hermana menor... —suspiro cansadamente— No soy una buena hermana, ¿verdad?
— De hecho, no, no lo eres —Vanessa bajo la cabeza— Pero te quiero con defectos y todo, ademas, eres mi hermana, Vanessa. Te quiero tal y como eres, y lo sabes.

Hay cosas que no cambiarían, definitivamente, pero era parte de la vida, de esta vida llena de horizontes y esperanzas que ahora tenía en sus manos, aceptar estas locuras. ¿Qué seria de la vida sin una mínima gota de locura? Lo mismo que una vida sin un suspiro de prudencia. Porque ambas son necesarias, porque ambas son distintas. Mezcla a tu prudencia un grano de locura, dijo Horacio. Y tenía razón. Era sólo cuestión de compatibilizar, ser flexible y respetar al otro. Porque Vanessa era más prudencia que locura y Magali más locura que prudencia, pero eran hermanas. Y en el opuesto está la verdad.
audición aceptada.


osea, no hace falta decir que te zarpas con la escritura. magali:3333333 aw, llorare, hueón ;w; fue hermoso, lore, srsly. idk, ya estas participando gracias y teamomucho.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por Sunrise. el Sáb Oct 12, 2013 2:33 pm

Belen Martinez Deguer escribió:¡Hola! Me encantaría poder audicionar para Harry): Si se puede, claro.
claro, son audiciones y aun están abiertas, linda c:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por valkyrie. el Sáb Oct 12, 2013 2:34 pm

deby y britt para harry.
cams para lou.
lore para liam.

estoy perdida:c. *ems llora* bai:c.
avatar


Ver perfil de usuario http://valkyrxes.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por Sunrise. el Sáb Oct 12, 2013 2:37 pm

Cam. escribió:._______________________. no me jodas con que conoces a la jarrizon, she's my secret  
obviously, con la ana solo ponemos sus iniciales o su apellido bc se la roban y esop:c
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por sampaio. el Sáb Oct 12, 2013 2:38 pm

O'shea. escribió:
Cam. escribió:._______________________. no me jodas con que conoces a la jarrizon, she's my secret  
obviously, con la ana solo ponemos sus iniciales o su apellido bc se la roban y esop:c
podes creer que yo fui la que le dije a ana que solo pusiera las iniciales .________________. pregúntale weón XDD
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por Pennywise. el Sáb Oct 12, 2013 2:40 pm

heme aquí,,, audicionando por el HARREH.

Harry Styles | Holland Roden

La trama, me ha encantado bueno.. espero que eso de que su fama se pierda en realidad no suceda. PERO he amado mucho el tema. así que mi escrito.. es de un rol de foro rol. CHAU mi flor de jardín.

ROL, DE FORO ROL:
Este día habría sido como los anteriores, nada de emergencias por incendios o semejanzas, todo tranquilo, pues ¿Qué he de esperarme? Cartago es una ciudad pequeña, silenciosa y temerosa, me refiero a los habitantes.

Así que después de que culminara un día mas de "Trabajo" ,tome las llaves de mi auto y partí hacia el estacionamiento del puerto de bomberos, subí en mi auto y partí camino hacia las afueras de la ciudad, ansiaba distracción, no porque estuviese agotado. Solo el hecho de que aun no lograba superar la muerte de mis padres, la cual sucedió hace muchos años.

Aunque ya hubiese hecho venganza, aun sentía odio y cualquier tipo de desprecio hacia aquella persona, desearía caminar de vuelta hacia aquel lugar donde habría asesinado con mis propias manos a tan despreciable persona, excavar en en la arena, tomar su cadáver y golpearlo contra muchos árboles, pero he dado cuenta de que seria estúpido ya que su rastro en este mundo ha desaparecido y no es mas que cenizas.

Meses antes de tomar la decisión de hacer justicia la muerte de mis padres, investigue como nunca sobre aquella persona que me ha despojado de todo su amor y comprensión, infinitamente, como lo suponía era un vándalo despreciado por la mayoría de los habitantes de su ciudad de origen, arrestado 8 veces por conducir alcoholizado, 6 veces por portar alucinógenos en su auto y era buscado por las autoridades por robos, abusos y múltiples robos y cualquier tipo de ilegalidad, esta persona no pudo ser mas despreciable.

Solo quería salir de la ciudad y despejar mi mente, así que conduje sin mirar hacia atrás y lo mas rápido que pude hacerlo y pisando el acelerador con frecuencia.

Al llegar a el bosque, estacione mi auto junto a un árbol que estaba a la orilla de las carretera, tome mi juego de llaves y baje del auto, cerrando la puerta de un portazo, camine sobre las hojas secas por la temporada de otoño que arrasaba fuertemente en este lado de la ciudad, el viento cálido corría por el lugar, era una hermosa sensación.

Camine hacia un enorme árbol, me senté junto a su tronco mientras observaba el lugar y disfrutaba de el viento, por un momento todo parecía estar bien y mi mente estaba mas que despejada, era lo que buscaba en cuanto subí en el auto hasta aquí.

Un ruido proveniente de un lugar no muy lejos, me saco del suave trance, gire mi cabeza de inmediato y me levante para observar si algo se acercaba - ¿Hola? - No me habría gustado ese sonido, probablemente era algún curioso merodeando en el bosque, o una criatura espantosa en busca de problemas.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por Sunrise. el Sáb Oct 12, 2013 2:41 pm

Cam. escribió:
O'shea. escribió:
Cam. escribió:._______________________. no me jodas con que conoces a la jarrizon, she's my secret  
obviously, con la ana solo ponemos sus iniciales o su apellido bc se la roban y esop:c
podes creer que yo fui la que le dije a ana que solo pusiera las iniciales .________________. pregúntale weón XDD
ashjsdha, ¿ya para que pones su nombre, hueón? ella me dijo que alguien la había obligado (?) ahque, pero no dijo que cami
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por happy drug. el Sáb Oct 12, 2013 2:42 pm

Hola, soy Effy y vengo audicionar bc la idea es hermosa.


Harry Styles | Kaya Scodelario | Bulimia.

Capítulo de mi autoria:




Como enamorar a un stripper.
Capítulo 2.
Parte 2/3



-Te espero aquí a las 3:00 pm. Iremos a la comida familiar. –Di por terminado, dando media vuelta y de un fuerte golpe cerrando la puerta de la suite.
¿Qué estaba haciendo? Acabo de contratar a un stripper para que finja ser mi novio…
Rasque mi cabeza un poco confundida, y cerré mis ojos apretándolos fuerte, creyendo que todo esto es solo un mal sueño.
-¿Cómo que no crees en Dios? –Escuche la voz de mi amiga Oly, al parecer estaba discutiendo con Shantall. Definitivamente no estaba en un mal sueño.
-No, si creo en el solo que… -Contesto Shantall, tratando de contestar la pregunta de mi amiga, pero yo la interrumpí.
-Veo que ya se están conociendo. –Refunfuñe.
-¿Qué te sucede? –Pregunto, Shantall.
-Sí, se te ve un poco cansada. –Dijo Oly.
-No es nada. –Resople. –Estoy un poco cansada, solo eso.
-Bueno… yo tengo que irme. –Dijo Oly mientras se levantaba del sofá. -En unas horas será la comida con tu familia. No quiero llegar tarde. –Dijo por ultimo antes de despedirse con un beso y un abrazo para salir de la suite.
-¿No crees en dios? –Dije burlesca, ya hace horas que no molestaba a Shantall.
Esta castaña que aún seguía envuelta en una toalla dejo rodar sus ojos para levantarse del sofá y dirigirse a la habitación. –Reí en mi subconsciente- Me tire en el sofá, entonces fue cuando pude ver que seguía en pijama, claro es por eso Zayn me miraba como si tuviera monos en la cara, se reía de mi pijama. Que tonta, como pude abrirle así. Mis shorts rosas con estampados de Hello Kitty no me hacían parecer seria, elegante o madura.
-Bonito día –Pensé. Me levante del sofá y fui a mi habitación, cogí mi iPhone y mire la hora, faltaban tan solo cinco minutos para que fueran las nueve…
Tome mi ropa que yacía acomodada en los cajones de mi habitación, pues una de las razones por las que dormí hasta las 4 de la madrugada fue porque me quede acomodando mi ropa y la de Shantall, me metí al baño y tome una ducha. Asi me vesti [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
[…]
-¿Así es como te vistes para el trabajo? –Escuche.
Era ella, no le bastaba con arruinarme mi noche, si no también venir a joderme el desayuno.
-No en realidad no. –Respondí.
Tome la taza que tenía enfrente de mí, yacía en una mesa redonda color blanco. Y de un pequeño trago termine con el café negro que estaba en esta.
-Lo suponía, una revista como Vogue dudo mucho que dejen vestir así a sus empleadas.
-En realidad nos dejan vestir como sea. Mi trabajo se basa en el contenido de la revista no del cómo se visten las empleadas. Pero al parecer en el tuyo sí, ¿O me equivoco? Michelle. –Refunfuñe.
Tenía razón, ella trabajaba de edecán en una agencia de autos, donde la obligaban a usar tan solo un top y unos short tan cortos y apretados que apenas tapaban sus partes íntimas. Pero claro, no podía quejarse, así fue como conoció a su prometido.
Seguí con mis pensamientos y mi vista en mi celular. No había volteado para nada a ver a Michelle, sinceramente me daba igual…
-¡Michelle, querida! –Dijo Anne.
-Perfecto, otra vez el dúo dinámico junto. –Pensé.
-Eliza, fui a buscarte a tu habitación. –Continúo diciendo. – ¿Ya llego Theo?
-¿Quién? –Cuestione. Di media vuelta en la silla donde me encontraba sentada.
-Theo, Theodore. –Respondió mi mama. Al ver que seguí sin comprender de quien hablaba continuo. –Tu novio.
-¡Claro! –Exclame nerviosa. –Creo que ya viene de camino al hotel.
-Bien, supongo que querrá descansar, así que los esperamos en la comida. –Contesto, Anne. –Eliza, por favor no lleves esas prendas.
Suspire, volviendo a la posición de antes cerré mis ojos, apretándolos fuertemente. No quería explotar de enojo en el desayuno frente a los demás huéspedes.
Escuche como mi Anne y Michelle se retiraban del comedor, agradecí entre mis pensamientos.
Salí de ahí una vez que termine con el pan que comía junto el café que tome hace unos minutos. Estaba en mis pensamientos recorriendo todo el hotel, hasta que llegue a la piscina. Me recosté en una de los camastros ubicados a unos metros de la piscina y cerré mis ojos.
-¿_____? –Cuestionaron.
Juraba que antes había escuchado esa voz, pero… ¿En dónde? Abrí mis ojos poco a poco tapando con mi mano derecha el sol que molestaba mis ojos y dirigiendo mi mirada al muchacho que se encontraba a mi lado.
-¿Zack? –Ahora era yo la que cuestionaba. ¡Por dios! ¿El que hacia aquí?
Zackary, fue mi novio antes de que me fuera de Londres, me enamore alocadamente de él. Lo amaba con todo mi ser, pero el sin más nada me termino.
-Hola, vaya, sí que has cambiado. –Respondió.
-¿Qué haces aquí? –Volví a cuestionar.
No quería hablar con él, no ahora, no estaba lista aun. Así ya hubiesen pasado años, aun no lo perdono. No hasta que me dé una explicación…
-Michelle me in... –Dijo, y antes de que pudiese terminar yo hable.
-¡Michelle te invito a su boda! –Musite.
-Si… -Dijo ahora, un poco desanimado. –Veo que aún no me has perdonado.
No respondí, pues no era una pregunta, era una aclaración, y bueno que aclaración tan mas cierta. Sin más me levante del camastro y camine dos pasos lejos de él.
-Sabes… -Dije dándole la espalda. –Ahora tengo novio y lo amo.
Pensaba seguir caminando pero alguien me lo impedía, Zack tomo mi brazo haciendo que mi cuerpo girara, para quedar frente a frente.
-¿Ya me olvidaste? –Indago. Acercándose un poco más a mí. Baje mi mirada hacia el piso, como decirle que después de años aun no lo he superado. –La única razón por la que vine a la boda es para verte a ti. –Me soltó.
Mis ojos se cristalizaron, tantos años esperando una llamada, un perdón, una explicación. Para que solo venga y me diga que ha venido hasta aquí solo a verme, después de cinco años.
Una de las razones por las cuales me fui de Londres fue para poder superarlo, lo sé, algo tonto. Pero él había hecho algo en mí que nadie más. Lo amaba, era perfecto, todo él. Dure 3 años con él, tres años que desperdicie. Tres años que él le valió coño, tan solo para venir un día y cortarme sin explicación. Después huyo al igual que yo, pero él se fue a España mientras yo me fui a Estados Unidos…
No quería levantar mi mirada, temía de que el viera mis ojos cristalinos y se diera cuenta que después de cinco años aun no logro olvidarlo. Temo que sepa que con un te quiero que salga de su boca, prenda la pequeña chispa que antes era fuego que yacía dentro de mi ser, solo por él, al escuchar su nombre, al hablarme.
-_____ -Continúo diciendo.
Trague saliva, mi único plan era dar media vuelta y seguir mi camino. Pero no quería hacerlo, si lo hacía creería que ya no quería nada con él. Pero si no lo hacía significaba que aun moría por él, lo cual era verdad. Pero temía que el volviera hacer lo que hace cinco años.
-Yo… -Musite. Pero antes de poder nombrar una palabra fui interrumpida.
-Amor, aquí estas. Te estuve buscando por todo el hotel. –Escuche detrás de mí.
Gire mi cabeza un poco y pude visualizarlo, era Zayn. El stripper que había contratado hace unas horas, se encontraba ahí. Vestía unos pantalones ajustados de mezclilla color oscuro junto con una camisa de manga ¾ color blanco, adornada con unos pequeños botones color dorados. [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Se veía tan perfecto y elegante… -¿Qué estás diciendo ____?-Decía mi subconsciente. -¡Reacciona!
Entonces mi mirada cambio totalmente, las lágrimas que estaban a punto de salir volvieron al lugar donde salieron. Mis mejillas se coloraron un poco y fruncí el ceño. No lo esperaba ahí, pero sinceramente me salvo el pellejo.
Entonces fue cuando con su brazo izquierdo rodeo mi cintura y me levanto del piso. Haciendo que girara ahora para quedar justo en frente de él.
-¿Qué estás haciendo? –Susurre al oído de Zayn.
Debido a que estábamos lo suficientemente cerca era imposible de que Zack escuchara algo.
-Solo sígueme la corriente. –Dijo.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por sampaio. el Sáb Oct 12, 2013 2:44 pm

O'shea. escribió:
Cam. escribió:
O'shea. escribió:
Cam. escribió:._______________________. no me jodas con que conoces a la jarrizon, she's my secret  
obviously, con la ana solo ponemos sus iniciales o su apellido bc se la roban y esop:c
podes creer que yo fui la que le dije a ana que solo pusiera las iniciales .________________. pregúntale weón XDD
ashjsdha, ¿ya para que pones su nombre, hueón? ella me dijo que alguien la había obligado (?) ahque, pero no dijo que cami
bc pensé que no la conocías y si la ocupabas tu no iba a importar tanto, pls bueno, yo literalmente la obligue ._________________. pls
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: operation butterfly. {audiciones cerradas}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 16. Precedente  1, 2, 3 ... 9 ... 16  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.