O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» H A U N T E D
Ayer a las 8:19 pm por Ingrid B.

» Half-Cold Half-Hot
Ayer a las 7:21 pm por Kurisu

» Extrañas criaturas - Arco 1. Los renacidos, capítulo 2
Ayer a las 6:35 pm por mai12345

» Extrañas criaturas [Resultados
Ayer a las 6:31 pm por mai12345

» trust the unknown
Ayer a las 5:19 pm por chihiro

» Ramé {Pvt}
Ayer a las 5:17 pm por cipriano.

» Guerra de Sexos; muro.
Ayer a las 4:52 pm por mieczyslaw

» dream maker, you heart breaker
Ayer a las 4:04 pm por moon river

» Valley of wolves.
Ayer a las 3:57 pm por hypatia.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Get Lucky || nc - audiciones.

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Get Lucky || nc - audiciones.

Mensaje por PARACETAMOL el Lun 07 Oct 2013, 8:01 pm

Aquí estoy.   ahquelallamaban.
No, no, yo amé mucho la idea. :c
La vi en el perfil de mi Valendo. :c bc sí, bc la vi y bc quiero audicionar so much. :c
 So, leí: no se estanquen con los uan di.... Rolling Eyes
Y yo soy una malota así que voy por Tomlinson bc soy una estancada. |?| ahque.
lksdjfdssdljfs, so.... les dejo el capítulo de una fic:
acá:
El funeral había comenzado bien al principio.
La gente iba arreglada, seria, y con ramos de violetas que -según Harry-, eran las flores preferidas de Anabette.
Louis y Jamie habían estado junto a él cuando la caja se hundió en la tierra, se quedaron con él cuando la gente llegó a darle un ligero pésame y no se movieron de su lado cuando el colocho se tiró en el suelo a llorar por cinco minutos.
-Señora Houston- la pelirroja se acercó a la madre de la difunta -de verdad, lo lamento mucho.
La mujer, vestida con un pantalon acampanado negro y una vieja blusa blanca, se tiró encima de Jamie y la rodeó con sus lánguidos brazos.
-Ella era un ángel- le susurró al borde de la desesperación -¡una buena persona!
La chica se limitó a no deshacer el abrazo y a decirle palabras reconfortantes.
-Cuando era pequeña- continúo la mujer -solía despertarse llorando en las noches de tormenta, entonces yo me levantaba y le cantaba canciones de cuna.
Rompió en llanto por unos minutos, manchando de maquillaje y lágrimas saladas el hombro de Jamie.
-Y cuando regresaba a la cama- contó -escuchaba la voz de ella desde su habitación, ¿sabes que hacía?
El silencio de la chica le sirvió como respuesta.
-Cantaba- lloró -se quedaba cantando para tranquilizarse, ella sola. 
-Señora- comenzó a hablar Jamie, pasando una mano por su espalda.
-Y creo que aún la escucho cantar- interrumpió mirando hacia la parte fresca de la tierra, donde horas antes habían enterrado a su única hija. -Y creo que quiere que la saque, ¡sigue viva! ¡Sigue viva!
-Señora- repitió Jamie, sujetándola débilmente por los hombros, impidiendo que se desplomara o echara a correr a escarbar el pasado.
La señora Houston la miró con los ojos cansados, perdidos.
-Anabette ya no está- se atrevió a decirle.
-¿Dónde está ahora?- Preguntó la mujer subiendo la mirada hacia el cielo.
-Está en un lugar mucho mejor a este- murmuró la pelrroja -un lugar más sano, más lindo. Ella está bien, está mejor.
-Jamie- Louis apareció entre los familiares afligidos de Anabette -¿puedes venir conmigo?
Los ojos azules de la muchacha lanzaron chispas, con la mirada señaló a la mujer que estaba consolando.
-Estoy algo ocupada, Louis- espetó.
-Será rápido- insistió el castaño y tiró de su mano, separándola de la mujer, quien fue atendida por una maraña de gente al instante.
-Por si no lo has notado- empezó a alegar ella -estamos en un entierro, no en el parque.
-Necesito que me ayudes a buscar a Harry- le dijo cuando estuvieron entre tumbas -se separó de la gente y tengo miedo de que haga algo estúpido.
-Es Harry Styles- lo tranquilizó Jamie -hará algo estúpido de una manera u otra.
En vez de fulminarla con la mirada, su amigo se separó de ella y empezó a buscar al muchacho pálido de cabeza infestada de rulos.
Jamie, a regañadientes y apretando con miedo su suéter gris de encaje, se adentró más al cementerio.
Los llantos del chico eran ruidosos, seguidos por sus espacios para tragarse la flema y gritar.
-Harry- se acercó con dificultad a él, con cuidado de no pisar ninguna lápida -nene, ven acá.
El chico se asustó al principio, al escuchar su nombre y cuando según él estaba solo; Pero cuando examinó la cara pálida y los ojos azules de Jamie, se lanzó sobre ella, quedando los dos sobre el césped recién cortado y mojado por el rocío.
La estrujó con fuerza, como al oso de peluche que tenía cuando era niño, como estrujaba a Anabette cuando estaba contento. Sólo que la diferencia ahora es que estaba como la mierda misma y, era Jamie.
-Me voy a morir- le dijo entrecortado.
-Cállate, Harry- le dio unas fuertes palmadas en la espalda -no te vas a morir, te quedarás con nosotros y lo superaremos juntos.
-Una vez le dije que sin ella no vivía- le confesó a su amiga -y de verdad que se me hace difícil tratar de sobrevivir ahora.
-¡Aquí están!- La voz de Louis hizo que Jamie lo soltara, aunque Harry siguió con los brazos ceñidos al cuerpo de ella, con su cabeza escondida en el cuello de la chica y donde ahora notaba que olía a flores, a violetas quizá.
-Vamos, levántate- Jamie le tendió una mano cuando logró zafarse de su agarre, el ruloso la ignoró y se paró por su cuenta, caminando de nuevo lejos de los dos.
-Hey- Louis tomó a su amigo del hombro.
-Ya no quiero regresar allá, no puedo- admitió, y se dio la vuelta para abrazar al castaño, con fuerza.
acá no se acercan, weónas:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Plz, yo tengo gifs de Connor hasta guardados en el pantalón. |?|
ahque, creo que soy la primera que publica gif.  O no sé. 
sdfljsdhdsds, las amo. <333333
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Get Lucky || nc - audiciones.

Mensaje por Invitado el Lun 07 Oct 2013, 8:13 pm

°Agethe° escribió:Aquí estoy.   ahquelallamaban.
No, no, yo amé mucho la idea. :c
La vi en el perfil de mi Valendo. :c bc sí, bc la vi y bc quiero audicionar so much. :c
 So, leí: no se estanquen con los uan di.... Rolling Eyes
Y yo soy una malota así que voy por Tomlinson bc soy una estancada. |?| ahque.
lksdjfdssdljfs, so.... les dejo el capítulo de una fic:
acá:
El funeral había comenzado bien al principio.
La gente iba arreglada, seria, y con ramos de violetas que -según Harry-, eran las flores preferidas de Anabette.
Louis y Jamie habían estado junto a él cuando la caja se hundió en la tierra, se quedaron con él cuando la gente llegó a darle un ligero pésame y no se movieron de su lado cuando el colocho se tiró en el suelo a llorar por cinco minutos.
-Señora Houston- la pelirroja se acercó a la madre de la difunta -de verdad, lo lamento mucho.
La mujer, vestida con un pantalon acampanado negro y una vieja blusa blanca, se tiró encima de Jamie y la rodeó con sus lánguidos brazos.
-Ella era un ángel- le susurró al borde de la desesperación -¡una buena persona!
La chica se limitó a no deshacer el abrazo y a decirle palabras reconfortantes.
-Cuando era pequeña- continúo la mujer -solía despertarse llorando en las noches de tormenta, entonces yo me levantaba y le cantaba canciones de cuna.
Rompió en llanto por unos minutos, manchando de maquillaje y lágrimas saladas el hombro de Jamie.
-Y cuando regresaba a la cama- contó -escuchaba la voz de ella desde su habitación, ¿sabes que hacía?
El silencio de la chica le sirvió como respuesta.
-Cantaba- lloró -se quedaba cantando para tranquilizarse, ella sola. 
-Señora- comenzó a hablar Jamie, pasando una mano por su espalda.
-Y creo que aún la escucho cantar- interrumpió mirando hacia la parte fresca de la tierra, donde horas antes habían enterrado a su única hija. -Y creo que quiere que la saque, ¡sigue viva! ¡Sigue viva!
-Señora- repitió Jamie, sujetándola débilmente por los hombros, impidiendo que se desplomara o echara a correr a escarbar el pasado.
La señora Houston la miró con los ojos cansados, perdidos.
-Anabette ya no está- se atrevió a decirle.
-¿Dónde está ahora?- Preguntó la mujer subiendo la mirada hacia el cielo.
-Está en un lugar mucho mejor a este- murmuró la pelrroja -un lugar más sano, más lindo. Ella está bien, está mejor.
-Jamie- Louis apareció entre los familiares afligidos de Anabette -¿puedes venir conmigo?
Los ojos azules de la muchacha lanzaron chispas, con la mirada señaló a la mujer que estaba consolando.
-Estoy algo ocupada, Louis- espetó.
-Será rápido- insistió el castaño y tiró de su mano, separándola de la mujer, quien fue atendida por una maraña de gente al instante.
-Por si no lo has notado- empezó a alegar ella -estamos en un entierro, no en el parque.
-Necesito que me ayudes a buscar a Harry- le dijo cuando estuvieron entre tumbas -se separó de la gente y tengo miedo de que haga algo estúpido.
-Es Harry Styles- lo tranquilizó Jamie -hará algo estúpido de una manera u otra.
En vez de fulminarla con la mirada, su amigo se separó de ella y empezó a buscar al muchacho pálido de cabeza infestada de rulos.
Jamie, a regañadientes y apretando con miedo su suéter gris de encaje, se adentró más al cementerio.
Los llantos del chico eran ruidosos, seguidos por sus espacios para tragarse la flema y gritar.
-Harry- se acercó con dificultad a él, con cuidado de no pisar ninguna lápida -nene, ven acá.
El chico se asustó al principio, al escuchar su nombre y cuando según él estaba solo; Pero cuando examinó la cara pálida y los ojos azules de Jamie, se lanzó sobre ella, quedando los dos sobre el césped recién cortado y mojado por el rocío.
La estrujó con fuerza, como al oso de peluche que tenía cuando era niño, como estrujaba a Anabette cuando estaba contento. Sólo que la diferencia ahora es que estaba como la mierda misma y, era Jamie.
-Me voy a morir- le dijo entrecortado.
-Cállate, Harry- le dio unas fuertes palmadas en la espalda -no te vas a morir, te quedarás con nosotros y lo superaremos juntos.
-Una vez le dije que sin ella no vivía- le confesó a su amiga -y de verdad que se me hace difícil tratar de sobrevivir ahora.
-¡Aquí están!- La voz de Louis hizo que Jamie lo soltara, aunque Harry siguió con los brazos ceñidos al cuerpo de ella, con su cabeza escondida en el cuello de la chica y donde ahora notaba que olía a flores, a violetas quizá.
-Vamos, levántate- Jamie le tendió una mano cuando logró zafarse de su agarre, el ruloso la ignoró y se paró por su cuenta, caminando de nuevo lejos de los dos.
-Hey- Louis tomó a su amigo del hombro.
-Ya no quiero regresar allá, no puedo- admitió, y se dio la vuelta para abrazar al castaño, con fuerza.
acá no se acercan, weónas:
Plz, yo tengo gifs de Connor hasta guardados en el pantalón. |?|
ahque, creo que soy la primera que publica gif.  O no sé. 
sdfljsdhdsds, las amo. <333333
Aceptada

JAJAJAJAJAJAJAJA. Ay, linda. Gracias por pasarte, srsly. :c casi nadie se ha pasado. ;-; ily.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Get Lucky || nc - audiciones.

Mensaje por Invitado el Lun 07 Oct 2013, 8:21 pm

¡Yo querer! ¡Yo quiero! ¡No me dejen solita!  nada que ver ._. bueno, soy Britt y vengo a audicionar porque la idea está super cúl. 
Me voy por Cody Christian y Sasha Pieterse. No los roben porque son míos :c te dejo todo rápido porque me debo ir :O
Se me durmió el pie, y me duele (?):
Capítulo de fic e_e:

— Solo un poco más… —comentó Annabel para sí misma.
La chica suspiró y dejó el largo cuchillo en la mesa. Secó su traspiración, y fue a buscar una venda, su dedo se había cortado. Luego de rebuscar durante unos 20 minutos, encontró la bendita venda.
— Genial. —se celebró a sí misma.  
Annabel había aprendido a sobrevivir sola. Desde que la habían capturado, la chica había tenido que aprender muchas cosas, pues su madre había fallecido, y su padre, era el Dios Poseidón. Si bien Annabel lo había sabido hace unas semanas atrás, ella se sentía aún sorprendida. De ser una chica marginada, estúpida y con baja autoestima, había pasado a ser hija de uno de los Dioses más importantes. Pero como toda vida de una persona, siempre debía haber una tragedia, o algo malo. En el caso de Annabel, era una palabra, una simple palabra: Prisionera.
— No está demasiado filudo. Si le hicieras unos arreglos, quedaría perfecto. —Annabel se dio la vuelta al sentir la presencia de alguien.
— Pues, arréglalo tú si quieres. —la chica se encogió de hombros, e hizo una mueca bastante tierna.
El chico sonrío por primera vez en el día.
— Te ayudo —el chico levantó una ceja, mientras dejaba el cuchillo en la mesa—, pero, debes mostrarme el baño, no sé dónde se encuentra, y no quiero hacer el ridículo.
Annabel rio levemente, mientras sacaba un cabello de su cara.
— Ven conmigo. —ella le tomó la mano con una sonrisa radiante.
Sus manos se juntaron, y una sensación de odio se apoderó de ambos. Se miraron, ahora con una mirada asesina. La razón era fácil. El fuego recorrió el cuerpo de Annabel, y el agua el de Edmund.
— Hefesto… —la chica soltó su mano, y fue hacia fuera de la habitación.
— Poseidón. —susurró Edmund, mientras caminaba detrás de Annabel.
Ahora Edmund entendía porque se veía tan fresca. Se veía fresca, porque nunca pasaba calor, siempre estaba fresca. Y el, siempre estaba ardiente. No era una buena combinación, ¿O lo era?
— Este es el baño. Ten cuidado con mojarte. —Annabel rio sarcásticamente, el chico la miró enfurecido.
— Y tú —el chico se acercó a Annabel, haciendo que esta chocara con la pared y que la distancia se acortara entre ambos—, ten cuidado con el fuego. Es peligroso.
El chico sonrío por última vez y entró al baño. Annabel sonrío entre nerviosa y malvadamente.
— Al parecer, tengo un nuevo enemigo añadido a la lista negra. —se dijo a sí misma, mordiendo su labio.
Annabel sentía una tremenda atracción al chico. Desde que lo había visto pasar por la puerta, Edmund se le había hecho terriblemente ardiente, y vaya que lo estaba. El chico, a pesar de no ser el más lindo, tenía unos ojos café con una pisca de seducción, su cabello era de color castaño, más bien, tenía un color cobrizo, parecido al fuego.
La chica de cabello rubio con ondas, se dirigió a la sala principal de aquella habitación, o más bien, casa pequeña. Vio a la chica de cabello negro liso, y fue hacia donde estaba ella.
— ¿Qué hay de nuevo? —preguntó Annabel.
— Nada, creo. Aunque si quieres algo nuevo, tienes a Edmund. —respondió, sabiendo que enojaría a la rubia.
— ¿Ya lo conoces? Es un idiota, no sé cómo puede ser un semidiós, si seguramente hubiera una lista de los peores, el estaría de los primeros —Annabel respiró para seguir hablando—. ¡De los primeros!
— ¿Es que acaso ya lo has visto en acción? —preguntó, como siempre, sarcástica.
Annabel enarcó una ceja, y colocó una mano en su cadera.
— Cassie, ¿Por qué debes ser tan sarcástica siempre? —la rubia movió su cabeza de manera irritante.
— La vida me enseñó que es mejor ser sarcástica —Cassie sonrió—, a ser una estúpida más.
Annabel rodó los ojos.
— Tenemos problemas. —Alex apareció de repente detrás de Cassie.
— ¿Qué tipo de problemas?
— La princesa está tratando de llevarse bien con nosotros. —Alex miró a Cassie fijamente.
— Solo quiere ser atenta… No creo que tenga malas intenciones. —respondió Annabel.
— Si no tuviera malas intenciones, no nos tendría aquí. —Alex dirigió su mirada a Annabel.
— Buen punto, hay que alejarla de nosotros.
— ¿No hay entrenamiento hoy? —Cassie quería cambiar el tema.
— Aja. Mañana hay batalla, prepárense, cualquiera de ustedes puede salir. —Alex sonrío malvadamente.
— Alguien morirá mañana. —Annabel hizo una mueca de frustración.
— No me digas —canturreó Cassie—, pero si es una novedad que alguien muera los días jueves.
Alex rio levemente, Annabel lo miró amenazadoramente.
—Lamentable que haya que luchar contra un compañero. ¿No?
Las luchas que se producían en aquel sitio de Francia, eran como aquellas que se realizaban en la antigua Roma. Aunque, habían algunas pequeñas diferencias. Las luchas consistían en que dos hombres o mujeres en prisión, en este caso semidioses, debían luchar entre sí, y el que ganaba, simplemente ganaba. Los mortales amaban este tipo de luchas sangrientas, algo común en ellos, según Annabel.
Annabel pensaba en cómo no habían podido liberarse de simples mortales, aunque la respuesta ya varias personas se la habían dicho. Y aquella respuesta, era “tienen alguna fuerza mayor a nosotros, no podemos usar nuestros poderes por aquella fuerza.”, y cada día Annabel se preguntaba qué tipo de fuerza sería. Según Alex, era un Dios o Diosa. Según Cassie, era un titán o algo así que nos controlaba desde otro lugar, y según ella, era una hija de Atenea, o quizá un hijo.
Se preguntarán porque Annabel pensaba eso, y la verdad era difícil de comprender, o quizá era lo demasiado fácil, para que alguien se pudiera convencer. Annabel pensaba que era un hijo de Atenea, porque mágicamente ninguno de ellos estaba encarcelado, y Annabel sabía que había hijos de Atenea, pues había espiado al rey cuando tenía una conversación sobre eso. Según ella, usaban su inteligencia para derrotar a los demás semidioses, y seguramente aquel hijo o hija de Atenea ahora mismo debería de estar agonizando.
— Tierra llamando a Annabel. —se burló Cassie, mientras pasaba una mano por frente de ella.
De repente Alex no estaba, y todos se habían reunido en la especie de comedor.
— ¿Qué es lo que ha pasado? —preguntó confundida la rubia.
— Lo que pasa, es que hay que comer lo nada y poco que nos dan.
— Querrás decir, “lo poco y nada que nos dan”. —corrigió la chica.
— ¿Y que he dicho yo? —preguntó Cassie.
— Has dicho “lo nada y poco que nos dan”. —respondió Annabel haciendo comillas.
— ¿Y cómo es? —bromeó Cassie.
Annabel la miró de forma confusa.
— Solo estaba tratando de hacer el espacio más alegre. —explicó Cassie.
— No quiero comer.
— No quiero chicas deshidratadas ni nada por el estilo, a menos que quieras morir. —Cassie levantó sus manos.
— A nadie le importaría si muero. —y Annabel volvió a sentirse inútil.
— Pues si yo soy nadie, entonces, si me importa.
Annabel miró sorprendida a Cassie. ¿Había dicho eso? Se preguntó a sí misma.
— ¿Por qué me miras así, Anni? —preguntó Cassie.
— Tu, Cassandra Bouffard, dijiste que te importaría si muero —pronunció Annabel—, ¿Te has tomado una pastilla o algo? Quizá tienes fiebre.
— No tengo nada. Es enserio, no estoy hablando en broma, señorita Catalán.
— Definitivamente te tomaste algo, o estás alucinando. Ya te estás pareciendo a mis antiguos maestros de matemática. —la rubia hizo una mueca de asco al recordar a sus maestros.
Cassandra rio.
— Prefiero que me llames estúpida, a maestro de matemática versión mejorada.
— Pero si no eres estúpida Cassie. —dijo Annabel.
— Tampoco soy un maestro, Anni. —respondió Cassandra, mientras tomaba un mechón de su corto cabello, y lo ondulaba con su dedo.
— Vamos a comer, de repente me ha venido un hambre gigante. —el estomagó de Annabel sonó.
— Sí, ya me he dado cuenta. —se burló Cassie de la rubia.
Cassie fue a sentarse junto a Alex, y Annabel se dijo a si misma que no sería una buena idea ir con él. Algo tenía Alex que hacía sentir incomoda a Annabel. Fue a sentarse al lado de un chico que apenas conocía, y a su otro lado no había nadie.
Annabel agarró un pedazo de pan, y lo comió rápidamente. Era una de las únicas cosas que comía en el día.  
— ¿Hambre? —preguntó Edmund, haciendo que la chica se sobresaltara.
— ¿Qué haces aquí? —de un momento a otro Edmund había aparecido al lado de ella.
— No hay más espacio, que lamentable, ¿No lo crees?
— Si, lamentable. Muy lamentable. —respondió Annabel, comiendo otro pedazo.
Annabel bajó su mano para sentarse bien, pero esta rozó la pierna de Edmund. Ella la sacó inmediatamente, ¿Por qué todo debía pasarle a ella?, era lo que se preguntaba en ese mismo instante.
— ¿Por qué me has tocado? —preguntó Edmund, sabiendo que la enojaría.
A pesar de no conocerla bien, él sabía cómo hacerla enojar.
— ¡¿Perdón?! —la chica de un momento a otro se colocó furiosa.
— Me has tocado la pierna, cariño. —respondió Edmund.
— No he querido, no fue con intención. —ella trató de tranquilizarse a sí misma.
— ¿Tan caliente eres? Al parecer hace mucho que no tienes acción. —dijo el chico seductoramente.
Annabel sintió la sangre en su cara. No sabía si de rabia, o de vergüenza. Ella le sonrío dulcemente al chico, para luego pegarle una cachetada que sonó en todo el comedor, haciendo que todos se volvieran a ver el espectáculo.
— Estúpido. —escupió Annabel, para luego levantarse e irse a su habitación.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Get Lucky || nc - audiciones.

Mensaje por Invitado el Lun 07 Oct 2013, 8:29 pm

Britt. escribió:¡Yo querer! ¡Yo quiero! ¡No me dejen solita!  nada que ver ._. bueno, soy Britt y vengo a audicionar porque la idea está super cúl. 
Me voy por Cody Christian y Sasha Pieterse. No los roben porque son míos :c te dejo todo rápido porque me debo ir :O
Se me durmió el pie, y me duele (?):
Capítulo de fic e_e:

— Solo un poco más… —comentó Annabel para sí misma.
La chica suspiró y dejó el largo cuchillo en la mesa. Secó su traspiración, y fue a buscar una venda, su dedo se había cortado. Luego de rebuscar durante unos 20 minutos, encontró la bendita venda.
— Genial. —se celebró a sí misma.  
Annabel había aprendido a sobrevivir sola. Desde que la habían capturado, la chica había tenido que aprender muchas cosas, pues su madre había fallecido, y su padre, era el Dios Poseidón. Si bien Annabel lo había sabido hace unas semanas atrás, ella se sentía aún sorprendida. De ser una chica marginada, estúpida y con baja autoestima, había pasado a ser hija de uno de los Dioses más importantes. Pero como toda vida de una persona, siempre debía haber una tragedia, o algo malo. En el caso de Annabel, era una palabra, una simple palabra: Prisionera.
— No está demasiado filudo. Si le hicieras unos arreglos, quedaría perfecto. —Annabel se dio la vuelta al sentir la presencia de alguien.
— Pues, arréglalo tú si quieres. —la chica se encogió de hombros, e hizo una mueca bastante tierna.
El chico sonrío por primera vez en el día.
— Te ayudo —el chico levantó una ceja, mientras dejaba el cuchillo en la mesa—, pero, debes mostrarme el baño, no sé dónde se encuentra, y no quiero hacer el ridículo.
Annabel rio levemente, mientras sacaba un cabello de su cara.
— Ven conmigo. —ella le tomó la mano con una sonrisa radiante.
Sus manos se juntaron, y una sensación de odio se apoderó de ambos. Se miraron, ahora con una mirada asesina. La razón era fácil. El fuego recorrió el cuerpo de Annabel, y el agua el de Edmund.
— Hefesto… —la chica soltó su mano, y fue hacia fuera de la habitación.
— Poseidón. —susurró Edmund, mientras caminaba detrás de Annabel.
Ahora Edmund entendía porque se veía tan fresca. Se veía fresca, porque nunca pasaba calor, siempre estaba fresca. Y el, siempre estaba ardiente. No era una buena combinación, ¿O lo era?
— Este es el baño. Ten cuidado con mojarte. —Annabel rio sarcásticamente, el chico la miró enfurecido.
— Y tú —el chico se acercó a Annabel, haciendo que esta chocara con la pared y que la distancia se acortara entre ambos—, ten cuidado con el fuego. Es peligroso.
El chico sonrío por última vez y entró al baño. Annabel sonrío entre nerviosa y malvadamente.
— Al parecer, tengo un nuevo enemigo añadido a la lista negra. —se dijo a sí misma, mordiendo su labio.
Annabel sentía una tremenda atracción al chico. Desde que lo había visto pasar por la puerta, Edmund se le había hecho terriblemente ardiente, y vaya que lo estaba. El chico, a pesar de no ser el más lindo, tenía unos ojos café con una pisca de seducción, su cabello era de color castaño, más bien, tenía un color cobrizo, parecido al fuego.
La chica de cabello rubio con ondas, se dirigió a la sala principal de aquella habitación, o más bien, casa pequeña. Vio a la chica de cabello negro liso, y fue hacia donde estaba ella.
— ¿Qué hay de nuevo? —preguntó Annabel.
— Nada, creo. Aunque si quieres algo nuevo, tienes a Edmund. —respondió, sabiendo que enojaría a la rubia.
— ¿Ya lo conoces? Es un idiota, no sé cómo puede ser un semidiós, si seguramente hubiera una lista de los peores, el estaría de los primeros —Annabel respiró para seguir hablando—. ¡De los primeros!
— ¿Es que acaso ya lo has visto en acción? —preguntó, como siempre, sarcástica.
Annabel enarcó una ceja, y colocó una mano en su cadera.
— Cassie, ¿Por qué debes ser tan sarcástica siempre? —la rubia movió su cabeza de manera irritante.
— La vida me enseñó que es mejor ser sarcástica —Cassie sonrió—, a ser una estúpida más.
Annabel rodó los ojos.
— Tenemos problemas. —Alex apareció de repente detrás de Cassie.
— ¿Qué tipo de problemas?
— La princesa está tratando de llevarse bien con nosotros. —Alex miró a Cassie fijamente.
— Solo quiere ser atenta… No creo que tenga malas intenciones. —respondió Annabel.
— Si no tuviera malas intenciones, no nos tendría aquí. —Alex dirigió su mirada a Annabel.
— Buen punto, hay que alejarla de nosotros.
— ¿No hay entrenamiento hoy? —Cassie quería cambiar el tema.
— Aja. Mañana hay batalla, prepárense, cualquiera de ustedes puede salir. —Alex sonrío malvadamente.
— Alguien morirá mañana. —Annabel hizo una mueca de frustración.
— No me digas —canturreó Cassie—, pero si es una novedad que alguien muera los días jueves.
Alex rio levemente, Annabel lo miró amenazadoramente.
—Lamentable que haya que luchar contra un compañero. ¿No?
Las luchas que se producían en aquel sitio de Francia, eran como aquellas que se realizaban en la antigua Roma. Aunque, habían algunas pequeñas diferencias. Las luchas consistían en que dos hombres o mujeres en prisión, en este caso semidioses, debían luchar entre sí, y el que ganaba, simplemente ganaba. Los mortales amaban este tipo de luchas sangrientas, algo común en ellos, según Annabel.
Annabel pensaba en cómo no habían podido liberarse de simples mortales, aunque la respuesta ya varias personas se la habían dicho. Y aquella respuesta, era “tienen alguna fuerza mayor a nosotros, no podemos usar nuestros poderes por aquella fuerza.”, y cada día Annabel se preguntaba qué tipo de fuerza sería. Según Alex, era un Dios o Diosa. Según Cassie, era un titán o algo así que nos controlaba desde otro lugar, y según ella, era una hija de Atenea, o quizá un hijo.
Se preguntarán porque Annabel pensaba eso, y la verdad era difícil de comprender, o quizá era lo demasiado fácil, para que alguien se pudiera convencer. Annabel pensaba que era un hijo de Atenea, porque mágicamente ninguno de ellos estaba encarcelado, y Annabel sabía que había hijos de Atenea, pues había espiado al rey cuando tenía una conversación sobre eso. Según ella, usaban su inteligencia para derrotar a los demás semidioses, y seguramente aquel hijo o hija de Atenea ahora mismo debería de estar agonizando.
— Tierra llamando a Annabel. —se burló Cassie, mientras pasaba una mano por frente de ella.
De repente Alex no estaba, y todos se habían reunido en la especie de comedor.
— ¿Qué es lo que ha pasado? —preguntó confundida la rubia.
— Lo que pasa, es que hay que comer lo nada y poco que nos dan.
— Querrás decir, “lo poco y nada que nos dan”. —corrigió la chica.
— ¿Y que he dicho yo? —preguntó Cassie.
— Has dicho “lo nada y poco que nos dan”. —respondió Annabel haciendo comillas.
— ¿Y cómo es? —bromeó Cassie.
Annabel la miró de forma confusa.
— Solo estaba tratando de hacer el espacio más alegre. —explicó Cassie.
— No quiero comer.
— No quiero chicas deshidratadas ni nada por el estilo, a menos que quieras morir. —Cassie levantó sus manos.
— A nadie le importaría si muero. —y Annabel volvió a sentirse inútil.
— Pues si yo soy nadie, entonces, si me importa.
Annabel miró sorprendida a Cassie. ¿Había dicho eso? Se preguntó a sí misma.
— ¿Por qué me miras así, Anni? —preguntó Cassie.
— Tu, Cassandra Bouffard, dijiste que te importaría si muero —pronunció Annabel—, ¿Te has tomado una pastilla o algo? Quizá tienes fiebre.
— No tengo nada. Es enserio, no estoy hablando en broma, señorita Catalán.
— Definitivamente te tomaste algo, o estás alucinando. Ya te estás pareciendo a mis antiguos maestros de matemática. —la rubia hizo una mueca de asco al recordar a sus maestros.
Cassandra rio.
— Prefiero que me llames estúpida, a maestro de matemática versión mejorada.
— Pero si no eres estúpida Cassie. —dijo Annabel.
— Tampoco soy un maestro, Anni. —respondió Cassandra, mientras tomaba un mechón de su corto cabello, y lo ondulaba con su dedo.
— Vamos a comer, de repente me ha venido un hambre gigante. —el estomagó de Annabel sonó.
— Sí, ya me he dado cuenta. —se burló Cassie de la rubia.
Cassie fue a sentarse junto a Alex, y Annabel se dijo a si misma que no sería una buena idea ir con él. Algo tenía Alex que hacía sentir incomoda a Annabel. Fue a sentarse al lado de un chico que apenas conocía, y a su otro lado no había nadie.
Annabel agarró un pedazo de pan, y lo comió rápidamente. Era una de las únicas cosas que comía en el día.  
— ¿Hambre? —preguntó Edmund, haciendo que la chica se sobresaltara.
— ¿Qué haces aquí? —de un momento a otro Edmund había aparecido al lado de ella.
— No hay más espacio, que lamentable, ¿No lo crees?
— Si, lamentable. Muy lamentable. —respondió Annabel, comiendo otro pedazo.
Annabel bajó su mano para sentarse bien, pero esta rozó la pierna de Edmund. Ella la sacó inmediatamente, ¿Por qué todo debía pasarle a ella?, era lo que se preguntaba en ese mismo instante.
— ¿Por qué me has tocado? —preguntó Edmund, sabiendo que la enojaría.
A pesar de no conocerla bien, él sabía cómo hacerla enojar.
— ¡¿Perdón?! —la chica de un momento a otro se colocó furiosa.
— Me has tocado la pierna, cariño. —respondió Edmund.
— No he querido, no fue con intención. —ella trató de tranquilizarse a sí misma.
— ¿Tan caliente eres? Al parecer hace mucho que no tienes acción. —dijo el chico seductoramente.
Annabel sintió la sangre en su cara. No sabía si de rabia, o de vergüenza. Ella le sonrío dulcemente al chico, para luego pegarle una cachetada que sonó en todo el comedor, haciendo que todos se volvieran a ver el espectáculo.
— Estúpido. —escupió Annabel, para luego levantarse e irse a su habitación.
Britt, yo te conozco, aunque tu no a mí. /o/  kasjasjsjsaskaj Todas las cúl's vienen a audicionar.      Sasha is so biuríful. *w* nadie te los va a quitar, tranqui. :eaea: :eaea: 
Soy tan malota que no leí tu capítulo. :pedobear:  nah, mentira. :arrastro: 


Aceptada
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Get Lucky || nc - audiciones.

Mensaje por Invitado el Lun 07 Oct 2013, 9:10 pm

vengan, doy dulces gratis. :c okayno. XD
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Get Lucky || nc - audiciones.

Mensaje por Invitado el Lun 07 Oct 2013, 9:38 pm

Spoiler:


Hola, vengo a joder. okno. Bueno, yo soy Priscilla, soy de Argentina, y me estoy haciendo tratar por un psicólogo por que tengo adicción a la NC. No mentira. Bueno, voy a audicionar para Niall y Lily Collins... Después no se a cual otros dos voy a elegir, los pensare si quedo, obvio.
Acá les dejo un capitulo de una novela mia. Espero que les guste. Besos.

Me haces bien:
 
Me haces bien


“Un esquizofrénico es una persona que ya tiene una tendencia natural para ausentarse de este mundo, hasta que un hecho-grave o superficial, dependiendo de cada caso hace que  cree una realidad solo para el. El caso puede evolucionar hasta un punto en que el paciente te ausenta totalmente de la realidad, que llamamos catatota, o por el contrario puede ir mejorando y permitir que el paciente trabaje y desarrolle una vida prácticamente normal. Depende tan solo de un factor: el ambiente. ”- Verónica decide morir, Pablo Coelho.

“Veinticinco, veinticuatro, veintitrés, veintidós, veintiuno, veinte…”. La castaña contaba los minutos para marcharse de ese horrible lugar. Había pasado tres años de su vida concurriendo a esas monótonas sesiones con su psicólogo en aquella oficina gris que solo contaba con un gran ventanal, dos amplios sillones negros y una biblioteca repleta de libros, algo viejos y polvorientos.
Estaba aburrida. Nunca había logrado entender como el joven de no mas de veintiocho años podía llevar una vida tan organizada y meticulosamente planeada.
Se podía identificar que era un hombre estructurado de familia adinerada, seguramente casado, y con uno o dos hijos. Su psicólogo no era la persona mas divertida del mundo, al igual que sus sesiones no eran tan gratas como las de la Doctora Smith, su psiquiatra.
Pero la había ayudado, ese hombre que estaba sentado frente a ella, observándola, con una mano sobre su pierna, sujetando un anotador y una lapicera, y la otra alrededor de su barbilla, con su dedo índice cruzándole los labios, la había ayudado.

-Aun faltan un par de minutos Coraline… Entiendo que consideres que ya estas curada, es una patología muy común… Pero tu madre…-

-Mi madre cree que aun es conveniente que asista para afinar asperezas-lo interrumpió la castaña con voz suave y algo pausada- Se cual es su opinión, ella misma se encarga de dejarme bien en claro que mi locura ha afectado su vida hasta el punto de llegar a corromper su matrimonio, con mi padre…-continuo, fijando su vista en algún punto indeterminado en la pared.

-Ya hemos hablado acerca de eso Cora-dijo su psicólogo.- Creí que habíamos dejado en claro que lo que te paso debe quedar en el pasado…  Ni tu ni nadie podrá remediarlo-

-Lo se.-susurro Coraline mordiéndose el labio inferior para seguir conectada con esa realidad que todo el mundo compartía, pero que para ella solo era un pasatiempo, luego de su sesión, probablemente volvería a su realidad, esa donde se sentía segura.-Pero mi madre se encarga de recordármelo todos los días, ¿Usted no puede hablar con ella?-pregunto.

-¿Y que quieres que le diga, Cora?-pregunto el psicólogo escribiendo rápidamente cada palabra que salía por la boca de la castaña junto con alguna que otra observación que luego lo ayudarían a analizar su progreso.
Si algo estaba seguro era que su comportamiento era influenciado, en gran parte, por su madre.
Susan, no era no persona mal. Simplemente no había podido perdonar a su hija por cosas que, como bien sabia, no había hecho intencionalmente. Pero la odio y el rencor que sintió en ese momento la cegó, desquitándose con Coraline.

-No lo se… Que ya me ha dado el alta-respondió Coraline haciendo una mueca que bien podía interpretarse como sonrisa, pero que no lo era del todo, aun se podía ver el dolor detrás de sus ojos.

-No puedo hacer eso… Eres tu la que debe decirle cuando parar.-dijo el, observando como la castaña ponía los ojos en blanco.

-¿A usted le parece fácil?-soltó Coraline sin prestarle atención a la pequeña sonrisa que surcaba los labios de su psicólogo.

-¿Fácil?-repitió el- Debemos primero analizar su significado. Es una palabra muy amplia que debe ser usada con respeto… Depende de quien lo mire sera mas o menos fácil, Cora... Por ejemplo, para algunos amar es fácil, pero hay quienes, pasan su vida buscando a quien amar, a su alma gemela o a un gran amigo con quien compartir momentos y nunca lo consiguen... Y eso, no es por falta de sentimientos o por que no sean seres humanos... Ese "algo" llamado destino lo quiso así... Y ellos no tienen otra opción mas que aceptarlo.... Por eso, fácil, no es la palabra que yo usaría Coraline.-explico el hombre parándose de su asiento para servirse un poco de café que lo esperaba, caliente, sobre una pequeña mesa a la orilla de la puerta de entrada.

-Entonces… ¿Qué palabra usaría?-pregunto la castaña, volviendo a repasar lo minutos que le faltaban para salir corriendo de ese lugar.

-Preparado… Yo me preguntaría si ya estoy preparado-le respondió dando un sorbo a su café.

-¿Estoy preparada para ponerle un limite a mi madre?-dijo ella pensando seriamente en las palabras que el hombro le había dicho- No, no estoy preparada… Aun no.

-¿Entonces?-

-¿Entonces, que?-

-Entonces por que sigues quejándote de tus secciones semanales conmigo, si aun no eres capaz de enfrentar a tu propia madre…-le respondió el, quitándole las palabras de la boca a la castaña, que ya sabia de antemano cual seria su respuesta.
En esos tres años había llegado a analizar al joven hombre mas que a cualquier otra persona. No lo conocía… ¡Por supuesto que no lo conocía!, pero ella podía ver a través de sus ojos azules cuando el estaba alegre o triste, e incluso cual seria el rumbo de su conversación.

-¿Cree usted que seré capaz de encontrar a mi alma gemela?-pregunto la castaña cambiando de tema. Esa pregunta le había quedado rondado en su mente luego que el mencionara la palabra "amor", además, Cora ya estaba cansada del mismo discurso. No quería hablar de su madre, ni de su pasado.

-¿Es fácil para ti el amor?-respondió el psicólogo, aun de pie frente a la puerta. Cora advirtió que esas serian las ultimas palabras que cruzarían por esa semana. El reloj ya había marcado las cuatro en punto y sus sesión acababa de terminar.

-Yo amo a alguien-soltó la castaña, esta vez formando una verdadera sonrisa.

-Afortunada seas Coraline, no hay nada mas saludable en esta vida que al amor…-

-¿Pero usted cree que alguien pueda llegar a amarme? Soy una esquizofrenia en pleno proceso de rehabilitación… Es casi imposible-hablo Cora, recordando las palabras que su madre le había dicho en mas de una ocasión sobre amar y ser amada.

-Cualquier ser en este mundo que posea sentimiento es libre de amar Coraline… Y ya te he dicho que no me trates de usted, me haces sentir viejo, y solo tengo seis años mas que vos…-dijo el joven, revisando su reloj pulsera para asegurarse que aun le quedaban un par de minutos para llegar a la importante reunión planificada por su prometida desde, hacia ya, un mes.

-Lo siento, Niall. No volverá a pasar, lo prometo-dijo la castaña, poniéndose de pie para despedirse de su psicólogo hasta la siguiente semana.
El joven, rubio y de grandes ojos azules del color del cielo luego de una tormenta, le abrió la puerta a su ultima paciente. Coraline, la joven que había llegado hasta su consultorio un frió día de invierno, inmersa en su propia realidad intentando salir adelante luego de su traumatica experiencia.
"Ayuda", fue lo primero que escucho salir de sus labios, y automáticamente, Niall Horan entendió que ella lo necesitaba.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Get Lucky || nc - audiciones.

Mensaje por Invitado el Lun 07 Oct 2013, 9:43 pm

:wut: 
Priscilla.- escribió:
Spoiler:


Hola, vengo a joder. okno. Bueno, yo soy Priscilla, soy de Argentina, y me estoy haciendo tratar por un psicólogo por que tengo adicción a la NC. No mentira. Bueno, voy a audicionar para Niall y Lily Collins... Después no se a cual otros dos voy a elegir, los pensare si quedo, obvio.
Acá les dejo un capitulo de una novela mia. Espero que les guste. Besos.

Me haces bien:
 
Me haces bien


“Un esquizofrénico es una persona que ya tiene una tendencia natural para ausentarse de este mundo, hasta que un hecho-grave o superficial, dependiendo de cada caso hace que  cree una realidad solo para el. El caso puede evolucionar hasta un punto en que el paciente te ausenta totalmente de la realidad, que llamamos catatota, o por el contrario puede ir mejorando y permitir que el paciente trabaje y desarrolle una vida prácticamente normal. Depende tan solo de un factor: el ambiente. ”- Verónica decide morir, Pablo Coelho.

“Veinticinco, veinticuatro, veintitrés, veintidós, veintiuno, veinte…”. La castaña contaba los minutos para marcharse de ese horrible lugar. Había pasado tres años de su vida concurriendo a esas monótonas sesiones con su psicólogo en aquella oficina gris que solo contaba con un gran ventanal, dos amplios sillones negros y una biblioteca repleta de libros, algo viejos y polvorientos.
Estaba aburrida. Nunca había logrado entender como el joven de no mas de veintiocho años podía llevar una vida tan organizada y meticulosamente planeada.
Se podía identificar que era un hombre estructurado de familia adinerada, seguramente casado, y con uno o dos hijos. Su psicólogo no era la persona mas divertida del mundo, al igual que sus sesiones no eran tan gratas como las de la Doctora Smith, su psiquiatra.
Pero la había ayudado, ese hombre que estaba sentado frente a ella, observándola, con una mano sobre su pierna, sujetando un anotador y una lapicera, y la otra alrededor de su barbilla, con su dedo índice cruzándole los labios, la había ayudado.

-Aun faltan un par de minutos Coraline… Entiendo que consideres que ya estas curada, es una patología muy común… Pero tu madre…-

-Mi madre cree que aun es conveniente que asista para afinar asperezas-lo interrumpió la castaña con voz suave y algo pausada- Se cual es su opinión, ella misma se encarga de dejarme bien en claro que mi locura ha afectado su vida hasta el punto de llegar a corromper su matrimonio, con mi padre…-continuo, fijando su vista en algún punto indeterminado en la pared.

-Ya hemos hablado acerca de eso Cora-dijo su psicólogo.- Creí que habíamos dejado en claro que lo que te paso debe quedar en el pasado…  Ni tu ni nadie podrá remediarlo-

-Lo se.-susurro Coraline mordiéndose el labio inferior para seguir conectada con esa realidad que todo el mundo compartía, pero que para ella solo era un pasatiempo, luego de su sesión, probablemente volvería a su realidad, esa donde se sentía segura.-Pero mi madre se encarga de recordármelo todos los días, ¿Usted no puede hablar con ella?-pregunto.

-¿Y que quieres que le diga, Cora?-pregunto el psicólogo escribiendo rápidamente cada palabra que salía por la boca de la castaña junto con alguna que otra observación que luego lo ayudarían a analizar su progreso.
Si algo estaba seguro era que su comportamiento era influenciado, en gran parte, por su madre.
Susan, no era no persona mal. Simplemente no había podido perdonar a su hija por cosas que, como bien sabia, no había hecho intencionalmente. Pero la odio y el rencor que sintió en ese momento la cegó, desquitándose con Coraline.

-No lo se… Que ya me ha dado el alta-respondió Coraline haciendo una mueca que bien podía interpretarse como sonrisa, pero que no lo era del todo, aun se podía ver el dolor detrás de sus ojos.

-No puedo hacer eso… Eres tu la que debe decirle cuando parar.-dijo el, observando como la castaña ponía los ojos en blanco.

-¿A usted le parece fácil?-soltó Coraline sin prestarle atención a la pequeña sonrisa que surcaba los labios de su psicólogo.

-¿Fácil?-repitió el- Debemos primero analizar su significado. Es una palabra muy amplia que debe ser usada con respeto… Depende de quien lo mire sera mas o menos fácil, Cora... Por ejemplo, para algunos amar es fácil, pero hay quienes, pasan su vida buscando a quien amar, a su alma gemela o a un gran amigo con quien compartir momentos y nunca lo consiguen... Y eso, no es por falta de sentimientos o por que no sean seres humanos... Ese "algo" llamado destino lo quiso así... Y ellos no tienen otra opción mas que aceptarlo.... Por eso, fácil, no es la palabra que yo usaría Coraline.-explico el hombre parándose de su asiento para servirse un poco de café que lo esperaba, caliente, sobre una pequeña mesa a la orilla de la puerta de entrada.

-Entonces… ¿Qué palabra usaría?-pregunto la castaña, volviendo a repasar lo minutos que le faltaban para salir corriendo de ese lugar.

-Preparado… Yo me preguntaría si ya estoy preparado-le respondió dando un sorbo a su café.

-¿Estoy preparada para ponerle un limite a mi madre?-dijo ella pensando seriamente en las palabras que el hombro le había dicho- No, no estoy preparada… Aun no.

-¿Entonces?-

-¿Entonces, que?-

-Entonces por que sigues quejándote de tus secciones semanales conmigo, si aun no eres capaz de enfrentar a tu propia madre…-le respondió el, quitándole las palabras de la boca a la castaña, que ya sabia de antemano cual seria su respuesta.
En esos tres años había llegado a analizar al joven hombre mas que a cualquier otra persona. No lo conocía… ¡Por supuesto que no lo conocía!, pero ella podía ver a través de sus ojos azules cuando el estaba alegre o triste, e incluso cual seria el rumbo de su conversación.

-¿Cree usted que seré capaz de encontrar a mi alma gemela?-pregunto la castaña cambiando de tema. Esa pregunta le había quedado rondado en su mente luego que el mencionara la palabra "amor", además, Cora ya estaba cansada del mismo discurso. No quería hablar de su madre, ni de su pasado.

-¿Es fácil para ti el amor?-respondió el psicólogo, aun de pie frente a la puerta. Cora advirtió que esas serian las ultimas palabras que cruzarían por esa semana. El reloj ya había marcado las cuatro en punto y sus sesión acababa de terminar.

-Yo amo a alguien-soltó la castaña, esta vez formando una verdadera sonrisa.

-Afortunada seas Coraline, no hay nada mas saludable en esta vida que al amor…-

-¿Pero usted cree que alguien pueda llegar a amarme? Soy una esquizofrenia en pleno proceso de rehabilitación… Es casi imposible-hablo Cora, recordando las palabras que su madre le había dicho en mas de una ocasión sobre amar y ser amada.

-Cualquier ser en este mundo que posea sentimiento es libre de amar Coraline… Y ya te he dicho que no me trates de usted, me haces sentir viejo, y solo tengo seis años mas que vos…-dijo el joven, revisando su reloj pulsera para asegurarse que aun le quedaban un par de minutos para llegar a la importante reunión planificada por su prometida desde, hacia ya, un mes.

-Lo siento, Niall. No volverá a pasar, lo prometo-dijo la castaña, poniéndose de pie para despedirse de su psicólogo hasta la siguiente semana.
El joven, rubio y de grandes ojos azules del color del cielo luego de una tormenta, le abrió la puerta a su ultima paciente. Coraline, la joven que había llegado hasta su consultorio un frió día de invierno, inmersa en su propia realidad intentando salir adelante luego de su traumatica experiencia.
"Ayuda", fue lo primero que escucho salir de sus labios, y automáticamente, Niall Horan entendió que ella lo necesitaba.
Aceptada


Buenas, Priscilla. c: yo soy anetoh' como habrás leído. /o/ JAJJJAJAJAJAJAJAJ yo también soy adicta a las colectivas, pero me doy mis respiros de vez en cuándo. Claro, cuando mis padres me castigan o algo por el estilo. ;-; sasajksajsakas. me voy a dormir, buenas noches, pris. (?). and good luck <333
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Get Lucky || nc - audiciones.

Mensaje por Invitado el Mar 08 Oct 2013, 7:55 am

C'mon! ;-;
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Get Lucky || nc - audiciones.

Mensaje por Invitado el Mar 08 Oct 2013, 9:19 am

:arrastro: 
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Get Lucky || nc - audiciones.

Mensaje por Invitado el Miér 09 Oct 2013, 7:15 pm

... |?|
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Get Lucky || nc - audiciones.

Mensaje por Invitado el Miér 09 Oct 2013, 7:22 pm

Gracias por sus vistos, son muy hermosos. |?| Sin embargo, nada se compararía con unos comentarios.   
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Get Lucky || nc - audiciones.

Mensaje por Invitado el Miér 09 Oct 2013, 8:11 pm

nah. :c
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Get Lucky || nc - audiciones.

Mensaje por Welcome To My Life el Miér 09 Oct 2013, 8:30 pm

Ay Anita de mi alma, no sé que tienen tus novelas que me encantan(? Pensaré en audicionar o no, mañana te doy mi respuesta definitiva :33
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Get Lucky || nc - audiciones.

Mensaje por Invitado el Miér 09 Oct 2013, 8:31 pm

Audicionen!
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Get Lucky || nc - audiciones.

Mensaje por Invitado el Miér 09 Oct 2013, 9:33 pm

@Welcome To My Life escribió:Ay Anita de mi alma, no sé que tienen tus novelas que me encantan(? Pensaré en audicionar o no, mañana te doy mi respuesta definitiva :33
¡Hazlo! Es una orden. Y habrá una sorpresa por ello. :eaea:  asaskasjsajkasas la espero. aunque de por sí, me encantaría tenerte aquí, adoro como escribes. *--*
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Get Lucky || nc - audiciones.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.