O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Mover y Borrar Temas |12|
Hoy a las 8:23 pm por lovesick

» Instituto Fénix | Fichas
Hoy a las 8:21 pm por Jules

» Instituto Fénix. (Muro interactivo) | N.C.
Hoy a las 8:19 pm por lovesick

» MY POWER |Celyn|
Hoy a las 8:14 pm por Jules

» être dans la lune.
Hoy a las 7:42 pm por Ongniel

» we're foxes ; m.i.
Hoy a las 7:33 pm por yagmur.

» y por eso rompimos
Hoy a las 6:07 pm por Stark.

» H E who must not be named!
Hoy a las 6:03 pm por Calore.

» dark wings, dark words.
Hoy a las 5:41 pm por Calore.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Todo paso en un Starbucks ºAudiciones CERRADASº Rescatando a mis chicas

Página 3 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Todo paso en un Starbucks ºAudiciones CERRADASº Rescatando a mis chicas

Mensaje por Spark. el Jue 17 Oct 2013, 3:39 pm

ºEl Chico maloº Liz Gilliesº Zayn Malikº-La cajera-º

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] para ver mi cap:)

Ai lof preti litel laiars baba
[img][Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Perdon por la mala presentacion, soy española y tengo que irme ahora a dormir ._.
yo tambien las amo son tan hgeuigheir4fbhewfgew ^^ Mi fav es Aria :love:


Última edición por Angel Of Darkness el Jue 17 Oct 2013, 3:40 pm, editado 1 vez (Razón : me dejé en lik del cap xD)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo paso en un Starbucks ºAudiciones CERRADASº Rescatando a mis chicas

Mensaje por AmayaHoran el Sáb 19 Oct 2013, 8:59 pm

Espero resultados :DD  
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo paso en un Starbucks ºAudiciones CERRADASº Rescatando a mis chicas

Mensaje por Fernanda rusher el Mar 29 Oct 2013, 3:04 pm

ya quiero saber si quede....   
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo paso en un Starbucks ºAudiciones CERRADASº Rescatando a mis chicas

Mensaje por Mess. el Mar 29 Oct 2013, 4:33 pm

ºEl nuevo en la ciudadºMelissa Benoist
ºJamie Campbell Bowerº-La cliente recurrente-º
Capitulo:
-Arriane, nena, dice mamá que es hora de bajar, la familia Lerman llegará en cualquier momento y sabes que a papá le agrada que estemos en familia – dijo Alicia llamándome por mi segundo nombre como solía hacer, desde el otro lado de la puerta. No respondí, no estaba de humores para bajar y disimular todo lo que estaba pasando con una sonrisa sínica. 
-¿puedo pasar? – preguntó luego de un rato haciéndome sobresaltar ya que pensaba que se había marchado. 
-pasa…- susurre tan bajo que incluso pensé que no había escuchado. Despegué la cabeza de la almohada y destapé un poco mi cuerpo para incorporarme en la cama. Alicia entró a mi habitación completamente oscura, sin embargo, no encendió la luz – gesto que agradecí eternamente – sino que se acercó a mí y encendió las luces amarillas del respaldo de la cama que le había “robado” a mamá el año pasado. 
-¿Cómo te sientes? – me preguntó mientras se sentaba en mi cama. 
-sin ánimos de verle la cara de niño rico a Logan- sonreí de medio lado. 
-no me gustaría obligarte, nena, pero papá ha dicho que quiere tenerte en la mesa – me dijo con cara de desagrado – además, no quiero que pases encerrada en tu habitación todo el día, ¿vale? eso es algo que no voy a permitir – me acarició la cabeza. EL nudo en la garganta comenzó a aparecer y las lágrimas no tardaron en comenzar a caer de mis ojos. 
-lo siento – le dije sin saber porqué.
-no, no, no, no, Arriane, no tienes porque sentirlo… es normal sentir pena, sentir frustración… - llevó uno de sus dedos a mi mejilla y limpió una de las gotas que caían para luego abrazarme. Molesta por dejarme ver tan débil, me separé de ella y me limpié as lágrimas. 
- ¿a qué hora llega la súper familia? – pregunté para que no comenzara a darme un sermón de como comenzar a sobrellevar mi enfermedad detectada hace cuatro días. 
-de hecho, ya venían en camino, deben estar por llegar – respondió Alicia poniéndose de pie. Con la luz encendida pude apreciarla mejor. Alicia jamás usaba vestido y tacones, sin embargo, esta noche parecía ser la excepción. 
-¿será una ocasión especial o algo por el estilo?- pregunté frunciendo el ceño. 
-al parecer van a ascender a papá, mamá me pidió que me vistiera semi formal – torció la boca hacia un lado indicando que no le agradaba mucho la situación.
- Ajá – fue lo único que me limité a decir. Me levanté de la cama, Alicia se dirigió a mi armario y sacó un vestido de color rosa palo que había usado para su graduación – no quiero usar vestido, por favor- le dije mirándola con cara suplicante. Odiaba usar vestidos, sin mencionar que no sabía usarlos, no era muy señorita para andar con ellos que digamos. 
-vale, vale – devolvió el vestido a su lugar y se dirigió a mis cajones. Sacó una falda negra que se afirmaba en la cintura gracias a un cinturón del mismo color y luego caía hasta unos 4 dedos por sobre la rodilla libremente, sacó unas pantis de nylon color negras, una camiseta branca con corte en “V” seguido de tres botones grises, sus mangas llegaban ligeramente más abajo del codo, para que pareciera un "vestido" Alicia metió la camiseta bajo la falda. Me vistió como una muñeca, yo simplemente le di la libertad de que hiciera lo que quisiera conmigo, no tenía ganas de nada. De pronto, se detuvo frente a mí y me miró de pies a cabeza deteniéndose en los primeros, los cuales estaban descalzos. Salió de la habitación sin decir absolutamente nada, sin embargo, regresó de inmediato con unos tacones negros de tacón aguja en sus manos.
-¿quieres que me haga un esguince? – le dije bromeando.
-es hora de que aprenda a utilizar los mágicos tacones – rió. Los tomé resignada, me senté en la cama y me los puse. Al principio, al levantarme, me costó conservar el equilibrio, pero finalmente lo logré mantenerme firme- te ves linda, enana, y grande – me sonrió y yo le devolví levemente la sonrisa – ahora solo falta aplicarte algo de color – me tomó de las manos y me sentó en la cama. Tomó un estuche que estaba al lado de mi cama y comenzó a maquillarme lo más natural posible con tal de no parecer un Zombie. 
Luego de la sesión de “belleza” bajamos al primer piso donde mamá estaba completamente histérica tratando de que todo quedara perfectamente ordenado en la mesa cuidadosamente decorada. 
-hay, gracias al cielo que se dignaron a salir de sus habitaciones, Rebecca, querida, te ves hermosa y tú también Alicia, ahora, ayúdenme a ordenar este desastre, ¿quiere?- habló sin apenas mirarnos saliendo y entrando a la cocina. 
Comenzamos a ayudar a mamá dejando todo el “banquete” en la mesa hasta que de pronto, sonó el timbre que anunciaba la llegada de los invitados.
-¡Rebecca, la puerta! – gritó mamá desde la cocina. Dejé la bandeja de pan picado en la mesa y caminé hacia la puerta lentamente con cuidado de no tropezar con los tacones. 
-muy buenos días señorita Foster, espero que se encuentre bien – dijo el hombre de cabello negro sin una sola cana con aspecto jovial. Sonreí irónicamente y me dieron ganas de responderle un “gracias a usted por preguntar, señor Lerman, estoy felizmente con un cáncer terminal”
-buenos días señor Lerman, pase – me hice a un lado para dejarlo entra junto a su esposa.
-buenos días Rebecca – me saludo la mujer más amable de lo habitual. Los esposos y su pequeña hija, Hermione, entraron a la casa y de inmediato se sintió la voz aguda de mi madre elogiando a la mujer del jefe de mi padre, quien hacía acto de presencia en la sala. Estuve a punto de cerrar la puerta cuando una voz me interrumpió. 
-hey, patas de garza, no piensas dejarme afuera ¿verdad?- dijo Logan, quien estaba apoyado en el auto de su padre fumándose un porro. 
-¿vas a entrar? – le pregunté sin ánimos de sus bromas pesadas. 
-en un rato – dijo señalando el porro. Puse los ojos en blanco.
- tocas el timbre cuando estés listo – dijo cerrando la puerta. 
-hey, santa Rebecca, ven a hacerme compañía, ¿sí? – dijo burlándose, hacía un frío de mil demonios y me estaba congelando.
-ve a pedirle compañía a la tipa de la esquina – le dije molesta y cerré la puerta de un portazo. Cuando estaba a punto de llegar a sentarme en la mesa, el timbre sonó. 
-querida, abre la puerta, ¿quieres? – dijo mi mamá cuando me vio entrar al comedor. Resoplé el cabello que había caído sobre mis ojos y me giré lentamente hacia la puerta. 
-muchas gracias, bulímica- dijo el muy imbécil dándome un beso en la mejilla que esquivé rápidamente. Había agarrado la manía de llamarme así por mi repentina pérdida de peso y por haberme visto vomitando luego de una cena cuando los síntomas de lo que seguramente era el cáncer me comenzaron a afectar.
-hijo de tu madre – susurré. 
-¡oh vaya! Que insulto más grande, Foster, me impresiona lo ofensivo que resultan tus insultos – se rió en mi rostro. Ok, no me agradaba decir groserías, ¿vale? lo considero una rotería innecesaria. 

La cena fue una tortura. Como era de esperar, las conversaciones sobre la mesa fueron de negocios, comandadas por papá y el señor Logan. De vez en cuando miraba a Alicia tratando de decirle con la mirada que estaba horriblemente aburrida.
-Dylan, basta – regañé a mi hermano que estaba a mi lado jugando con su comida, obviamente tratando de entretenerse. 
-¿puedo irme a la habitación? – me susurró. 
-no – le susurré de vuelta quitándole la cuchara disimuladamente para que dejara de golpetearla en la mesa. De pronto un golpe en la canilla me hizo dar un bote en mi puesto y lanzar una maldición, no había que ser adivina para adivinar que el idiota que tenía en frente me había mandado una patada con la intención de irritarme más de lo que estaba. 
El señor Logan desvió la conversación, preguntando por cómo iba Alicia en sus estudios universitarios. 
-¿y tú Rebecca? – Me preguntó el hombre amistoso - ¿tienes visto lo que quieres estudiar? ¿qué quieres para tu futuro? – preguntó. Tragué saliva costosamente ante la inesperada pregunta del hombre. Fue inevitable recordar que probablemente no llegaría a la Universidad, que probablemente no tendía un futuro.
-¿Rebecca? – preguntó mi padre sacándome del trance en que me había sumido preguntándome si algún día tendría un futuro. Miré a mí alrededor, Alicia tenía la vista fija en su plato, mamá se había llevado una servilleta a la boca cerrando los ojos fuertemente y Dylan me miraba fijamente con los ojos vidriosos. 
-aún no lo tengo claro, señor Lerman – miré a mi padre esperando su veredicto ante mi respuesta, este me sonrió levemente y asintió. De pronto, una mano de mediano tamaño me tomó la mía por debajo de la mesa y la apretó, miré sorprendida a mi hermano pequeño, por cuyo rostro comenzaban a deslizarse pequeñas gotitas. Me levanté y de paso levanté a Dylan de la mano. 
-discúlpenme, vuelvo enseguida- no esperé respuesta y comencé a avanzar hacia la escalera. 
Cuando llegamos a la habitación de Dylan, me hinqué delante de él -ya que aunque yo era pequeña, con los gigantescos tacones, superaba considerablemente a mi hermano en estatura- y le borré las lágrimas – está bien, Dy, todo estará bien – Fue increíble tener que consolar a mi hermano de 14 años. 
-La abuela murió de cáncer, Becca, no quiero que te pase lo mismo – dijo el preadolescente tratando de no llorar.
-todos mueren, Dylan, todos mueren – le dije antes de abrazarlo fuerte. Jamás pensé que mi enfermedad le fuera a afectar tanto a mi hermano pequeño –que por cierto sufría de autismo y no era muy cercano a la gente- no hasta el punto que llorara como un niño pequeño y no me quisiera soltar. Cuando se calmó, le pedí que se acostara y que ya no pensara en mí. Luego de ocuparme de Dy, bajé nuevamente, no sin antes entrar al baño y mojarme la frente, mi cabeza había comenzado a doler. A pesar del agua, el maquillaje que me había aplicado mi hermana no se había corrido. 
-¿estás bien cariño? – preguntó mi madre con cierto grado de preocupación al verme entrar en el living. 
-perfectamente – le sonreí para tranquilizarla.
-pues entonces, creo que sí podrá salir – dijo mi padre de pronto dando una palmada. 
-Harry… - susurro mi madre fulminándolo con la mirada. 
-¿salir? – pregunté mirando a mi padre con el entrecejo fruncido. 
-irás a dar un paseo con Logan, cariño, el chico se ha ofrecido amablemente a llevarte a dar una vuelta por allí - 
Santa madre mía, lo que me faltaba para cerrar un día perfecto. No bastaba con haber tenido que soportarlo durante la cena, sino que también tendría que pasar gran parte de mis horas de sueño con él.
-papá, Yo…- 
-vamos, querida, ¡la noche es joven! Anda, acepta la invitación de mi hijo, ¿quieres? – dijo el señor Lerman. 
Asentí levemente, si me oponía, mi padre se enojaría. Nadie le decía que no a su jefe y seguramente no le importaría que su hija de 17 años que padece de una recién detectada Leucemia anduviera por las calles entumiéndose de frío con tal de no llevarle la contraria a su jefe, un chupa medias, eso es lo que era mi padre. 

Antes de salir de casa, me puse una chaqueta de mezclilla y una pañoleta gris para cubrir mi cuello. Me subí al auto lujoso que estaba aparcado fuera de mi casa rápidamente antes de arrepentirme o que el frio me congelara. 
El chico encendió un porro mientras conducía a 134 Km/hr en una zona donde la velocidad máxima era de 65 Km/hr. 
-¿puedes bajar la velocidad? Estoy un poco mareada – le pedí mirando al frente sin dirigirle una sola mirada. 
-¿quieres que baje la velocidad? – preguntó sonriendo, lo noté por el tono de su voz. 
-por favor – respondí
-bien… bajaremos la velocidad – dijo antes de pisar el freno a fondo haciendo que mi cabeza fuera a parar al parabrisas y me que la azotara con fuerza. Las lágrimas se acumularon en mis ojos, sentía un dolor agudo en mi cabeza, un dolor insoportable – cuidado con lo que pides Foster, se te puede salir el tiro por la culata, mejor siéntate y cierra la puta boca que tienes – me dijo riéndose en mi cara. Avergonzada, me senté y me puse el cinturón. Miré hacia la ventana para que no apreciar mis lágrimas que no podía detener. Sentía la cabeza palpitar y estaba demasiado mareada. Me mordí la lengua para acallar un sollozo y gracias al cielo, el imbécil de Logan subió el volumen de la radio a todo lo que daba, permitiéndome llorar en paz. 
Llegamos al centro de Hampshire y aparcó el automóvil en un lugar donde señalaba como “reservado”. 
-¿te bajas o te piensas quedar en el auto? No me molestaría de todos modos – dijo el tipo abriendo su puerta para bajarse. 
-me quedo, gracias – susurré sin mirarlo. El chico bajó del auto y por un momento pensé que me iba a dejar en el auto. Suspiré aliviada cuando cerró su puerta. Mi calma no duro mucho ya que Lerman abrió mi puerta y me tomó del brazo apretándolo fuertemente para sacarme del auto de un solo tirón. 
-suéltame – dije firme para que no notara lo mucho que me dolía su agarre. 
-a mi no me vienes con estupideces, bulímica, ¿me entendiste? No me vas a cagar la noche, así es que hazme el favor de no hacerme perder el tiempo – dijo amenazante con su rostro a centímetros del mío. Aunque buscara intimidarme, no lo lograría. Tiré mi brazo para soltarme y una vez que pude hacerlo, me acaricié disimuladamente mi muñeca mientras lo fulminaba con la mirada. – buena elección – me cerró el ojo y se dirigió hacia la entrada de un local donde las luces y la música a todo volumen, lo hacían sobresaltar del resto de los locales que estaban a su alrededor. 
Apenas atravesamos la puerta que indicaba “Zona V.I.P” el muy idiota me soltó la mano y se dirigió a la barra donde lo esperaban 3 chicas, una castaña y dos rubias, cuyo cuerpo estaba moldeado por generosas siliconas. Estaban vestidas de una manera vulgar y cada una trataba de llamar su atención a como diera lugar. No me sorprendería que entre todo ese enredo, una de las tres le corriera mano, a lo que él reaccionaba sonriendo. Imbécil.
Sin tener nada que hacer ni dónde ir, me senté en la escalerilla que dividía la zona V.I.P de la zona común. Desde donde yo estaba podía observar la gente bailar e incluso algunos intentando colarse por la escalera. Mirar mi reloj era lo único que podía hacer y al hacerlo, me daba cuenta de que me iba a morir en este lugar ya que lo que para mí parecían horas, en realidad eras minutos. 
Cuando llevaba 46 minutos en este asqueroso lugar, mi cabeza comenzó a dar vueltas y a provocarme nauseas, decidí que sería mejor salir a tomar un poco de aire o lo que me mataría no sería el cáncer sino que moriría de asfixia.
La noche estaba congelada pero no me importó, fue la única forma de calmar mis mareos y que la cabeza dejara de dolerme de mil demonios. La gente hacía largas filas para poder entrar al local de donde había salido, al parecer, era un lugar bastante concurrido. Me recargué sobre el capó del auto negro de Logan, un Lamborghini Gallardo que llamaba la atención de la mayoría de los transeúntes. 
-Hola, preciosa – me dijo un tipo que apareció de repente a mi lado sin haberme percatado de su presencia ya que estaba mirando atentamente los tacones de Alicia que a estas alturas me estaban matando de dolor de pies y piernas – no me digas que al cobarde de Lerman se le ocurrió mandar a una pobre chica a entregarnos lo que nos debe – me dijo mirándome de pies a cabeza. Lo miré con el ceño fruncido, no tenía ni la menor idea de lo que me estaba hablando. 
-yo no tengo que entregarte nada, creo que me confundes – le dije antes de mirar hacia un lado para que supiera que no era de mi agrado. 
-no, no, no, creo que no nos estamos entendiendo, se supone que el gilipollas ese me iba a entregar hoy el dinero de la apuesta – me dijo acercándose peligrosamente.
-hey, guarda las distancias – dije poniendo mi brazo en su pecho para mantenerlo alejado de mí. – en primer lugar, no te conozco y en segundo lugar, no tengo idea de qué bendita apuesta me hablas, así que hazme el favor de dejarme en paz – le dije comenzando a avanzar hasta la entrada del local.
-no tan rápido, chica – el animal de dos metros me tomó fuertemente del codo y me dio media vuelta obligándome a mirarlo – mi dinero – me dijo seriamente. 
-lo único que ganaras es una patada en la entrepierna, animal – amenacé mientras llevaba mi rodilla a su entrepierna y golpeaba con todas mis fuerzas provocando el hombre se tambaleara y me soltara, momento que aproveché de salir corriendo hasta la entrada del local mostrando la pulsera que me habían puesto en la muñeca. Subí la escalera corriendo y le mostré la pulsera verde fluorescente al guardia que estaba custodiando la zona V.I.P para luego correr por entre la gente hasta la barra respirando agitada mientras el mundo me daba vueltas. Intenté enfocar bien la vista y por fin pude ver a Logan multiplicado por 3 pero allí estaba con la una de las chicas rubias. 
-Logan – le llamé cuando estuve a unos dos metros de él. La rubia me miró molesta de pies a cabeza mientras que Logan me acecinaba con la mirada por interrumpir su buen momento. 
-¿Qué quieres? – preguntó con tono frío por sobre el sonido de la música.
-un tipo, me increpó en la salida, me habló de un dinero que le debías y yo le di una patada en la entrepierna y salí corriendo – dije rápidamente atropellando cada una de mis palabras. El chico pareció entender mi enredo de palabras y abrió los ojos de par en par tirando a la rubia al suelo mientras se levantaba bruscamente.
-¡¿Qué?! – me gritó - ¿¡me puedes decir quién mierda te dijo que salieras de local!? – preguntó.
-¡me sentía mal! Necesitaba aire – respondí.
-entonces deberías de dejar de vomitar la comida para ganar defensas, bulímica de mierda, ¿sabes en el lío que me has metido? – me regañó.
-bulímica la rubia que estuviste a punto de tirarte, a mí no me insultas – le grité echando llamas por los ojos. Odiaba que confundiera mis problemas de salud con desordenes alimenticios. 
-a la mierda – dijo mientras me tomaba por la muñeca y me dirigía por entre la gente, bajamos de la zona V.I.P y me llevó hacia la parte trasera del local. 
Salió por una puerta de emergencias que daba a un pasillo extenso entre dos edificios.
-¿Me puedes decir donde mierda me llevas? – le dije tratando de seguirle el paso, pero con estos tacones me era imposible. El aire se colaba por cada pequeño orificio de la tela de mi camiseta y de mis pantis extremadamente delgadas. 
-cállate y camina- espetó sin detenerse. 
-podrías ser un poco más considerado, ¿acaso no vez que llevo unos malditos tacones puestos? Ve un poco más lento, por favor, los adoquines del suelo están en pésimas condiciones – protesté al ver que hacía caso omiso a mis palabras, al parecer, tenía prisa en atravesar el callejón.
-créeme que no es buena idea detenerse en este callejón, ¿acaso no viste al gorila qué te increpó afuera del Pub? Lo conozco perfectamente, le debo una buena suma de dinero por las carreras de autos , estoy completamente seguro que no está solo y créeme que yo soy un ángel al lado de ellos- me dijo sin detenerse. 
La sensación térmica decaía notablemente a medida que avanzábamos y mi cabeza comenzaba a dar vueltas, hasta el punto de comenzar a tropezar con los adoquines que sobresalían del pavimento. Por un momento, los malos ratos que me había hecho pasar Lerman, habían provocado que me olvidara de mi salud. Los mareos cada vez más contantes, no me permitían enfocar muy bien la vista en el piso para evitar caerme, para luego, finalmente, hacerme ir a parar al piso. Logan se dio la media vuelta y no se molestó en disimular su furia. 
- ¿por qué tienes que ser tan torpe? – dijo mirándome desde su posición, al parecer no estaba interesado en ayudarme a ponerme de pie – levántate – me ordenó - ¿o acaso tus huesos ya no tienen la fuerza suficiente? Dime, Foster, ¿tan profunda ha llegado a ser la bulimia? – su capacidad de herir a la gente me sorprendía.
-cállate de una vez, imbécil – le espeté susurrando, me sentía pésimo, el aire había comenzado a faltarle a mis pulmones. 
-maldita la hora que se me ocurrió traerte, eres una mera inútil, eres un peso para el mundo, estás gastando aire, ¿sabías eso? – dijo el tipo muy imbécil mientras se acercaba. 
-no me toques, cerdo – le dije con mis ojos inundados en lágrimas. Lo había conseguido, me había herido, pero no me iba a ver llorar. Nunca. 
-déjate de rodeos, levántate- dijo tomándome de un brazo.
-¡suéltame! – le grité zafándome de su agarre. Me levanté costosamente sintiendo como si el mundo comenzaba a girar en 360 grados. Me afirmé de la pared y comencé a avanzar por el callejón hasta llegar a la esquina donde pasaba la locomoción. 
-deja el show y ven, vamos a buscar un auto que tengo en la casa de un amigo para llevarte a la tuya – no le presté atención y detuve un taxi que pasaba a baja velocidad buscando transeúntes que requirieran su servicio.
- vete-a-la-mierda- le dije soltando el primer garabato a viva voz de toda mi vida. Me sentí extraña e ignorante diciendo aquella frase pero no ya no lo soportaba, desde hace 3 años, cuando fue la primera vez que entró a mi nueva casa en Hampshire, Inglaterra, me había caído de lo peor, esto era la gota que había rebalsado mi vaso. Me di vuelta y subí al taxi, le indiqué la dirección y me hundí en el asiento del vehículo tratando de controlar mi cuerpo completamente descompensado. Definitivamente ODIABA a Logan Simon Lerman. 

avatar


Ver perfil de usuario http://s-k-i-n--and--b-o-n-e-s.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo paso en un Starbucks ºAudiciones CERRADASº Rescatando a mis chicas

Mensaje por Invitado el Mar 29 Oct 2013, 5:33 pm

Sorry, había dejado mi ficha pero la cancelo.
¡Suerte chicas!


Última edición por HoranNovelsMS el Vie 08 Nov 2013, 4:35 pm, editado 1 vez
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo paso en un Starbucks ºAudiciones CERRADASº Rescatando a mis chicas

Mensaje por Invitado el Mar 29 Oct 2013, 5:34 pm

Linda, ¿cuando resultados?. Xx
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo paso en un Starbucks ºAudiciones CERRADASº Rescatando a mis chicas

Mensaje por Viany. el Vie 03 Ene 2014, 10:41 pm

hey chicas!!! Espero no esten molestas conmigo (yo lo estoy :s) fui una vil inrresponsable y quiero pedirles perdon :( atrevese una situcion personal algo fuerte, de hecho en eso ando, y me aleje de muchas cosas que me encantaba hacer, me separe de mi banda, ya no toco guitarra ni mi preciada bateria, pero quiero recuperar esto, deje otras novelas tambien y me siento de la patada en verdad, espero que si aun quieren, acepten hacer este proyecto, prometo no volver a ausentarme como lo hice las quiero mucho :*
Nota: como recompensa por mi ausencia, estarian todaa dentro, solo organizare sus personajes y listo, bueno si quieren :)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo paso en un Starbucks ºAudiciones CERRADASº Rescatando a mis chicas

Mensaje por Robin. el Vie 03 Ene 2014, 10:45 pm

:D has vuelto -antes comentaba con el perfil de Amayahoran pero este es el mío- entonces...subiras resultados?
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo paso en un Starbucks ºAudiciones CERRADASº Rescatando a mis chicas

Mensaje por Mess. el Vie 03 Ene 2014, 10:52 pm

Haaay que hermooosoo!! yo quieeeroo e_e
avatar


Ver perfil de usuario http://s-k-i-n--and--b-o-n-e-s.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo paso en un Starbucks ºAudiciones CERRADASº Rescatando a mis chicas

Mensaje por Invitado el Vie 03 Ene 2014, 11:21 pm

No te preocupes linda, te entiendo :3 Me sigue gustando la idea<3 ¿puedo editar mi ficha por fis?
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo paso en un Starbucks ºAudiciones CERRADASº Rescatando a mis chicas

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.