O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Crazy thoughts of a sinister mind
Hoy a las 5:09 am por Andy Belmar.

» fallen angels [muro]
Hoy a las 5:06 am por Andy Belmar.

» Get It Right
Hoy a las 5:04 am por Andy Belmar.

» The Breakfast Club - Novela colectiva - Inscripciones abiertas.
Hoy a las 4:56 am por Andy Belmar.

» Valley of wolves.
Hoy a las 4:29 am por chihiro

» H A U N T E D
Ayer a las 8:19 pm por Ingrid B.

» Half-Cold Half-Hot
Ayer a las 7:21 pm por Kurisu

» Extrañas criaturas - Arco 1. Los renacidos, capítulo 2
Ayer a las 6:35 pm por mai12345

» Extrañas criaturas [Resultados
Ayer a las 6:31 pm por mai12345

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

No more fame. {audiciones cerradas. {resultados.

Página 4 de 14. Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 9 ... 14  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: No more fame. {audiciones cerradas. {resultados.

Mensaje por Ackerman el Dom 06 Oct 2013, 8:56 am

smileformejai. escribió:yo nunca he hablado con una ana
*depresion*
yo nunca he hablado con una micaela:c pero es mejor así porque me siento única(?).
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No more fame. {audiciones cerradas. {resultados.

Mensaje por bwiyomi. el Dom 06 Oct 2013, 9:00 am

»fuckyou. escribió:
smileformejai. escribió:yo nunca he hablado con una ana
*depresion*
yo nunca he hablado con una micaela:c pero es mejor así porque me siento única(?).
lloremos juntas mica
avatar


Ver perfil de usuario http://www.bomirillaz.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: No more fame. {audiciones cerradas. {resultados.

Mensaje por disappear. el Dom 06 Oct 2013, 9:28 am

Eaea esa es la actitud(?) ahq tenía que ver xd
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No more fame. {audiciones cerradas. {resultados.

Mensaje por Batman. el Dom 06 Oct 2013, 12:02 pm

Há, sé leer(?):
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Alò Connie la amante favorita de Niall Alò Micaela la que te tengo en amistades porqué su nombre es reshulón(?) El caso es que no tuve más remedio ;-; Me vi obligada a participar(?) ._. La idea era demasiado for me :cc Y por rasones' obveeeas estoy here :meh: ¡fue el link de la firma de la que lleva bombachas de abue! Ella y su link misterioso En nada os dejo mi fishurra(?), criaturitas del señor
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No more fame. {audiciones cerradas. {resultados.

Mensaje por Batman. el Dom 06 Oct 2013, 12:19 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
¿Por cuál chico audicionas?: Harry que se parte Styles.

Capítulo o O.S de tu autoría:
Spoiler:
Una versión corta de la historia más larga que jamás había experimentado. Louis Tomlinson era el chico por el cual suspiraba. Aquella figura podía estremecer hasta el músculo más escondido y tímido de mi cuerpo. Su voz, su manera de hablar con todos, su chistosa forma de ser... aquella a la que intentaba parecerme para que me encontrase interesante.
Aunque nada funcionaba en realidad.
Me pasaba horas esperándolo después de sus rutinarios entrenamientos los lunes y los miércoles.
Con la ilusión de una niña pequeña imaginé su brazo recorrer mi espalda bajo mi sudadera de Pepe Jeans, un escalofrío sacudió mi cuerpo y pestañeé. Removí mi cabeza y acomodé un mechón de pelo tras mi oreja. La sensación de su mano acomodada en la parte superior de mi trasero no disminuyó, más bien, todo lo contrario.
Por un momento juré que alguien tenía su mano en la parte inferior de mi espalda. Miré de reojo, intentado que mi campo de visión fuera perfecto, no solo para darme la certeza de que alguien estaba ahí, sino también para verle el rostro sin afectar su tacto en mi cuerpo.
Me removí inquieta, la sensación desapareció. Era agradable... pero había desaparecido. Me giré, tal vez ese individuo seguía ahí o al menos sabría si me lo había imaginado.

— ¿Hola? — Escupí al ver un chico rubio con raíces castañas y ojos azulados como el agua de mar me miraba el trasero atento.
— Ah, hola. — Inquirió como si aquello fuera algo rutinario.
— Perdona, pero de donde yo vengo... alguien... supongamos un chico... no debe mirarle el trasero a una chica.
— De donde yo vengo tampoco. Ya tenemos algo en común... —Y siguió con su visión de mi trasero medio cubierto por la sudadera gris; los leguins se ajustaban a mis caderas, no dudaba en que me veía más gorda de lo que ya estaba.

Entreabrí los labios. Tomé un una bocanada de aire. — ¿Quién carajos te crees que eres? — Dije intentado que mi voz cabreada no se acabara con un llanto. Ni siquiera sabía de donde había sacado las fuerzas para elevarle el tono.

— Tu ángel de la guarda, Niall Horan.
— ¿Te as fugado de un manicomio quizá?
— No, ¿tú? — Preguntó el supuesto Niall.

Abrí la boca para contestarle; si hubiéramos estado en el aula, a la hora de lengua, todo el mundo abría soltado un "uuuh" por su vacilación.

— No. — Inquirí furiosa.
— Perfecto, entonces ¿ya sabes como acercarte a Louis o vas improvisando sobre la marcha? — Chocó ambas manos y las frotó entre sí.
— ¿Perdona...? Si esto es una broma, no tiene gracia.
— ¿Qué? — Su cara mostraba confusión, y casi llegué a creérmelo.
— No me conoces, no te conozco. Lárgate antes de que llame a alguien. — Volví mi vista al campo. Louis ya estaba calentando antes de las vueltas rutinarias.
La camiseta se le ajustaba al cuerpo de forma involuntaria, parecía que ya estaba sudado aunque no hubiera echo más de cinco ejercicios físicos. El pantalón corto le llegaba unos centímetros más arriba de las rodillas, sus musculosas piernas realzaban aún más su figura masculina y eso me mataba lentamente.

— Si que te conozco. Es más, te conozco desde que llegaste al mundo. Nacimos juntos, aunque todo el mundo ignora el echo de tener un ángel de la guarda.
— Niall... — Musité en tono de advertencia. — Si lo que intentas es ligarte a una chica, no utilices ese método, y tampoco a mi. Si quieres, puedo aconsejarte algo, ¿ves esa chica rubia de ahí?  — Señalé la última filera de las gradas. — Es Astrid Wells, la animadora estrella, parece superficial y una completa Barbie, pero... — Me quedé pensativa ¿pero? No había "peros" que valiesen, así era Astrid. ¡Ajá! ¡Lo tengo! — Pero como tu eres rubio y... — Antes de que pudiera terminar mi frase, Niall me interrumpió.
— ¡Joder! ¿Qué es lo que no entiendes? Soy tu puñetero ángel de la guarda, mi misión aquí es que consigas a ese Louis para los restos y hagáis cosas amorosas a solas y tal y cual. Nada más. Tengo que cumplir con esto, Annie, sino, no me darán mis alas.
— ¿Quién te ha dicho mi nombre? ¿A sido Talia? — Pregunté, inquieta.
— Esto va a ser imposible... — Murmuró Niall llevándose las manos a la cara y soltando un gemido de frustración, se alejó lentamente, a pasos largos hasta que lo perdí de vista; mejor para todos pensé mejor para mí.
Representante: Jane sensual Levy.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No more fame. {audiciones cerradas. {resultados.

Mensaje por Ackerman el Dom 06 Oct 2013, 3:09 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
Há, sé leer(?):
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Alò Connie la amante favorita de Niall Alò Micaela la que te tengo en amistades porqué su nombre es reshulón(?) El caso es que no tuve más remedio ;-; Me vi obligada a participar(?) ._. La idea era demasiado for me :cc Y por rasones' obveeeas estoy here :meh:¡fue el link de la firma de la que lleva bombachas de abue! :mono:Ella y su link misterioso En nada os dejo mi fishurra(?), criaturitas del señor
JAJAJAJA me alegra que pienses que mi nombre es reshulón(?) {yo lo sé, está bien cúl :meh:(?)}.
ahora te acepto alsdfkjaskld. ¿ves elrubiusomg? por lo de 'criaturitas del señor' akdjfksrjklfhdkj.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No more fame. {audiciones cerradas. {resultados.

Mensaje por Ackerman el Dom 06 Oct 2013, 3:13 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
¿Por cuál chico audicionas?: Harry que se parte Styles.

Capítulo o O.S de tu autoría:
Spoiler:
Una versión corta de la historia más larga que jamás había experimentado. Louis Tomlinson era el chico por el cual suspiraba. Aquella figura podía estremecer hasta el músculo más escondido y tímido de mi cuerpo. Su voz, su manera de hablar con todos, su chistosa forma de ser... aquella a la que intentaba parecerme para que me encontrase interesante.
Aunque nada funcionaba en realidad.
Me pasaba horas esperándolo después de sus rutinarios entrenamientos los lunes y los miércoles.
Con la ilusión de una niña pequeña imaginé su brazo recorrer mi espalda bajo mi sudadera de Pepe Jeans, un escalofrío sacudió mi cuerpo y pestañeé. Removí mi cabeza y acomodé un mechón de pelo tras mi oreja. La sensación de su mano acomodada en la parte superior de mi trasero no disminuyó, más bien, todo lo contrario.
Por un momento juré que alguien tenía su mano en la parte inferior de mi espalda. Miré de reojo, intentado que mi campo de visión fuera perfecto, no solo para darme la certeza de que alguien estaba ahí, sino también para verle el rostro sin afectar su tacto en mi cuerpo.
Me removí inquieta, la sensación desapareció. Era agradable... pero había desaparecido. Me giré, tal vez ese individuo seguía ahí o al menos sabría si me lo había imaginado.

— ¿Hola? — Escupí al ver un chico rubio con raíces castañas y ojos azulados como el agua de mar me miraba el trasero atento.
— Ah, hola. — Inquirió como si aquello fuera algo rutinario.
— Perdona, pero de donde yo vengo... alguien... supongamos un chico... no debe mirarle el trasero a una chica.
— De donde yo vengo tampoco. Ya tenemos algo en común... —Y siguió con su visión de mi trasero medio cubierto por la sudadera gris; los leguins se ajustaban a mis caderas, no dudaba en que me veía más gorda de lo que ya estaba.

Entreabrí los labios. Tomé un una bocanada de aire. — ¿Quién carajos te crees que eres? — Dije intentado que mi voz cabreada no se acabara con un llanto. Ni siquiera sabía de donde había sacado las fuerzas para elevarle el tono.

— Tu ángel de la guarda, Niall Horan.
— ¿Te as fugado de un manicomio quizá?
— No, ¿tú? — Preguntó el supuesto Niall.

Abrí la boca para contestarle; si hubiéramos estado en el aula, a la hora de lengua, todo el mundo abría soltado un "uuuh" por su vacilación.

— No. — Inquirí furiosa.
— Perfecto, entonces ¿ya sabes como acercarte a Louis o vas improvisando sobre la marcha? — Chocó ambas manos y las frotó entre sí.
— ¿Perdona...? Si esto es una broma, no tiene gracia.
— ¿Qué? — Su cara mostraba confusión, y casi llegué a creérmelo.
— No me conoces, no te conozco. Lárgate antes de que llame a alguien. — Volví mi vista al campo. Louis ya estaba calentando antes de las vueltas rutinarias.
La camiseta se le ajustaba al cuerpo de forma involuntaria, parecía que ya estaba sudado aunque no hubiera echo más de cinco ejercicios físicos. El pantalón corto le llegaba unos centímetros más arriba de las rodillas, sus musculosas piernas realzaban aún más su figura masculina y eso me mataba lentamente.

— Si que te conozco. Es más, te conozco desde que llegaste al mundo. Nacimos juntos, aunque todo el mundo ignora el echo de tener un ángel de la guarda.
— Niall... — Musité en tono de advertencia. — Si lo que intentas es ligarte a una chica, no utilices ese método, y tampoco a mi. Si quieres, puedo aconsejarte algo, ¿ves esa chica rubia de ahí?  — Señalé la última filera de las gradas. — Es Astrid Wells, la animadora estrella, parece superficial y una completa Barbie, pero... — Me quedé pensativa ¿pero? No había "peros" que valiesen, así era Astrid. ¡Ajá! ¡Lo tengo! — Pero como tu eres rubio y... — Antes de que pudiera terminar mi frase, Niall me interrumpió.
— ¡Joder! ¿Qué es lo que no entiendes? Soy tu puñetero ángel de la guarda, mi misión aquí es que consigas a ese Louis para los restos y hagáis cosas amorosas a solas y tal y cual. Nada más. Tengo que cumplir con esto, Annie, sino, no me darán mis alas.
— ¿Quién te ha dicho mi nombre? ¿A sido Talia? — Pregunté, inquieta.
— Esto va a ser imposible... — Murmuró Niall llevándose las manos a la cara y soltando un gemido de frustración, se alejó lentamente, a pasos largos hasta que lo perdí de vista; mejor para todos pensé mejor para mí.
Representante: Jane sensual Levy.
¡aceptada!

Ya estás audicionando Gemma. te stalkeé. Suerte :3.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No more fame. {audiciones cerradas. {resultados.

Mensaje por disappear. el Dom 06 Oct 2013, 3:15 pm

Ay Mica tenes a Zayn y Zooey en tu firma y me dan feelings, se ven lindos juntos, la vdd
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No more fame. {audiciones cerradas. {resultados.

Mensaje por Ackerman el Dom 06 Oct 2013, 3:18 pm

truelove. escribió:
Ay Mica tenes a Zayn y Zooey en tu firma y me dan feelings, se ven lindos juntos, la vdd
ay sí, es zaey<33. lo sé, se ven perfectos juntos<33.
me sorprende que la conozcas aksdjfkas, no muchas lo hacen.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No more fame. {audiciones cerradas. {resultados.

Mensaje por Batman. el Dom 06 Oct 2013, 3:20 pm

»fuckyou. escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
Há, sé leer(?):
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Alò Connie la amante favorita de Niall Alò Micaela la que te tengo en amistades porqué su nombre es reshulón(?) El caso es que no tuve más remedio ;-; Me vi obligada a participar(?) ._. La idea era demasiado for me :cc Y por rasones' obveeeas estoy here :meh:¡fue el link de la firma de la que lleva bombachas de abue! :mono:Ella y su link misterioso En nada os dejo mi fishurra(?), criaturitas del señor
JAJAJAJA me alegra que pienses que mi nombre es reshulón(?) {yo lo sé, está bien cúl :meh:(?)}.
ahora te acepto alsdfkjaskld. ¿ves elrubiusomg? :A:por lo de 'criaturitas del señor' akdjfksrjklfhdkj.
Lo pienso, lo pienso. :meh: Está bien cúl(?) seee.__.) La aceptaste Fiesta in the house, plz. thànku(?) thankü(?) xdddddddddd. Es que, ¿quién no ve el rubius? Es el puto amo
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No more fame. {audiciones cerradas. {resultados.

Mensaje por disappear. el Dom 06 Oct 2013, 3:21 pm

En realidad una vez me obsesione con ella por saber como se llamaba. Después de que supe, me entere que trabajo en la película de 500 days of summer, y la vi y me encanto hasta hacerme llorar. Se puede decir que a pesar de que no la conozco mucho, la admiro y adoro como se ve con Zayn se ven muy pechochos kjdbkhdbkhdb
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No more fame. {audiciones cerradas. {resultados.

Mensaje por Invitado el Dom 06 Oct 2013, 3:27 pm

Yo la conocí hace tiempo gracias a un foro de rol y su parecido con Katy Perry
no se porqué me meto xc
Tampoco la conozco mucho, pero con Zayn se ve muy bien
Ahora te dejo lo que has pedido<3
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: No more fame. {audiciones cerradas. {resultados.

Mensaje por Invitado el Dom 06 Oct 2013, 3:39 pm

¿Por cuál chico audicionas?: Harry Styles.
Capítulo o O.S de tu autoría:
Prólogo:

Prólogo



-Felipe de Edimburgo es condenado a muerte. Perderá la cabeza por insinuación a la princesa, su alteza real Elizabeth Windsor en contra de su voluntad empleando…- La voz de aquel hombre retumbaba en el cínico parque. Un silencio sepulcral acompañaba la dureza de su voz. Un joven de cabellos negros era tomado por la guardia real. Elizabeth lloraba en silencio a la diestra de su padre, el rey. El campesino no despegaba sus ojos de aquella hermosa criatura a su parecer. El clima frío de Europa irrumpía con sus potentes ventarrones la voz de su juzgador. Sus palabras eran ignoradas por parte de los jóvenes enamorados. En el silencio, todo parecía secundario. –Procedemos a la ejecución. Juicio finalizado –Gritó el anciano de cabellos grises. Su mirada fría mirando con desprecio al acusado, con sus crueles palabras acabando con sus esperanzas.

Los guardias usaron su brusquedad y fuerza para ponerlo en posición -¡Piedad!- Sollozó sin quitar la mirada de aquella cabellera dorada. –Nunca le haría daño a su hija, es mi todo, majestad –Esta vez dirigiéndose al hombre de la corona. La gente a su alrededor posaba sus miradas de desaprobación en aquel joven. Su familia sollozaba por el error cometido por su heredero. El plebeyo solo ansiaba detener el llanto de la mujer que más amaba.

-¡No! ¡Basta! Por favor... basta- El inaudible susurro de una hija a su padre. Ella no podía más. Sus lágrimas empapaban sus mejillas, y su vista se hacía borrosa.

Aquel hombre no paraba de golpearlo, y el corazón de la joven estaba latiendo con demasiada violencia. No paraba de retorcerse, tratando de liberarse de aquellas manos que la estaban limitando a ir, ir y romperle la cara a ese maldito que lastimaba al amor de su vida, a su otra mitad...

Sabía que todo esto era una mala idea, sabía que salir con él era arriesgarse. Pero no quería volver a sentir eso... eso que sintió cuando no lo tuvo. Aquella vez que él no estuvo con ella. Aquella vez que ninguno de los dos se pertenecían, ya no más. Saber que ya no era de ella, que ya no estaba para ella, que ya volvería a escuchar sus tiernas palabras de amor, aquello la había marcado. Cuando todo pareció resolverse, ella pudo volver a sus brazos, y él prometió jamás dejarla nuevamente. No volvería a sentir esa horrible sensación en el pecho... no tenerlo, es como no tener aire. Se había arriesgado, y no tomó el camino correcto. ¿Por qué? ¿Por qué tuvo que nacer en aquella familia? Ya bastante era tener que ocultarse de la gente al ser de clases diferentes, pero ahora ella pertenecía a un alto rango en la elite y eso complicaba más las cosas.

Ahora la razón de su respirar estaba siendo torturado gracias a ella. La joven se estremecía al contener sus incontrolables ganas de gritar. La impotencia era demasiado fuerte. El grandísimo miedo de perder su vida dentro de unos momentos, porque su vida se estaba yendo ahora... su vida peleaba con dos grandes tipos, su vida pedía piedad, su vida era el chico que le profesaba amor por siempre, el chico que estaba ahora en frente suyo, con sus ojos apagados diciendo... Adiós.

-¡No! –El agudo grito de la dama interrumpió el trabajo del verdugo. Levantando el arma mortal en sus manos, deteniéndose antes de que el hacha llegara a su cuello. La joven con rizos de oro corrió sin importarle a ella los llamados de su padre. Se arrojó en los debilitados brazos de su amado. Se aferró a él con miedo que desapareciera como polvo de sus brazos. El verdugo no pudo proseguir a menos que quisiera matarlo junto con la hija de su rey.

-¡Elizabeth! –La voz del portador de la corona retumbó en todo el parque.

-¡No, padre! –Sollozó sin dejarlo ir. Ambos llorando ante los pies de la realeza. –No dejaré que lo mates –La ira se reflejaba en los ojos del rey.  –Yo lo amo –Su voz se quebraba en el último susurro. El brillo desapareció de los ojos de él. La tristeza y ternura los llenaban al contemplar tal escena. Resignado bajó su rostro apagado… Su pequeña había encontrado el amor.


Muchos creen saber de qué se trata. Hasta que tienen el privilegio de vivirlo. Entonces te das cuenta de que no es para nada como esperabas que fuera. Crees que es horrible, el sentimiento incansable de necesitar a otra persona. De poner su bienestar por delante de tu ego y orgullo. Pasar a ser un estúpido, sonreír como idiota, por esa persona.

Otros dicen rechazarlo. Se prometen a sí mismos jamás enamorarse. Jamás permitirse sentir eso por una persona. ¿Pero quiénes somos contra el destino? Si el amor llega, ten por seguro que nada se podrá interponer para que éste cumpla su objetivo. El amor no se busca, solo se encuentra.

El amor merece un lugar importantísimo en nuestra vida. No cualquiera es digno de recibir nuestro amor. No cualquiera es digno de escucharnos profesar ese amor. Un diamante en bruto dedicado para aquellos corazones unidos. Afortunado es aquel capaz de sentir amor. Aquel capaz de recibir amor. Aquel capaz de amar… De decir “Te amo”.
Capítulo.:
He is irremediable, egocentrically seductive ... I like. | Deby Rossel.✗
Capítulo 001.




El sol irradiaba calor por todas partes, obligándome a recoger mi cabello. El cielo totalmente azul, sin ninguna nube estorbando, cubría el camino adornando el preciado paisaje. Solo césped y árboles se contemplaban a nuestro alrededor. No podía pedir un día más hermoso, para comenzar las mejores vacaciones de la historia. Me encontraba sumergida en mis pensamientos. Gabrielle conducía, yo era acompañada por Skyler, Valerie y Lucy. El zumbido constante de la aerodinámica del vehículo partiendo el viento en dos, llenaba mis oídos. Miré a través de la ventanilla, encontrándome inmediatamente con mi reflejo. Hasta entonces no había notado la sonrisa que llevaba en medio de mi rostro. Admití para mis adentros que me encontraba más ansiosa de lo que podía controlar. Encerrarme en mis recuerdos no me ayudaba demasiado, pronto me sentiría vulnerable nuevamente, ante cualquier rastro del pasado.
Tres meses con mis viejos amigos… Un sueño lejano para mí, que sin embargo en minutos se cumpliría. Sin duda los había extrañado más de la cuenta. Fui becada en la Universidad. La carrera de Arquitectura era una de las más preciadas para mí, estaba completamente contenta y más que orgullosa con ese mérito. Lamentablemente, todos tomamos caminos separados. Juramos que esta amistad nunca se rompería. Dos años después, volveré a encontrarme con esas personas tan importantes para mí, tanto como mis amigas.
Aunque… Esa no era la causa de las mariposas que sentía en mi estómago. Tampoco la explicación de mi sonrisa implacable. Sabía que al bajar del auto y entrar en aquella casa… Aquella tan conocida por mí; miles de recuerdos invadirían mi mente. Sin embargo, lo que ponía mis nervios a flor de piel, era el hecho de saber que al cruzar por esa puerta, me encontraría con aquel chico de los rizos alborotados. Dejé de verlo desde el momento que se fue a estudiar, tomando otra carrera ajena, lejos y totalmente diferente a la mía. Al principio estaba encantada con sus visitas. Sus promesas de seguir viajando me ilusionaban, eran las únicas que me daban esperanzas al extrañarlo. Me lastimaba el hecho de estar a punto de olvidarlo. Cada día trataba de hacer los recuerdos vagos de mi memoria más presentes, más claros. No podía permitirme dejar de recordarlo, nunca lo haría. Pero cuando creo que es todo, cuando comienzo a sentir que forma parte de mi pasado y me dejo vencer por el olvido, sus ojos esmeraldas perturban mi mente. La manera potente en la que me miraba. La manera en la que despeinaba sus rizos al ponerse nervioso. Los remordimientos que sus labios me causaban. Y el terremoto de emociones que sentirlo provocaba en mí. Mi mano viajó a mis labios, recordando el bello tacto de los suyos. Una historia de amor tan extraña, que me sorprende haber soportado tanto drama. Recuerdo la última vez que nos besamos, y por lo que tuvimos que pasar para estar juntos. Pero cuando al fin la vida nos recompensó por tanta perduración, el destino nos aleja.
Vuelvo en mí, tratando de calmar mis nervios internos. No estaba enfadada con él. Nunca podría estarlo. En realidad, casi nunca me enfado con nadie. Pero con él era distinto, ya que él era el que robó mi corazón antes de partir, para dejarme sola con los recuerdos de nuestra corta relación. Lo conocía tanto, y a la vez nada. Fuimos los mejores amigos por mucho tiempo, mas el tiempo apenas alcanzó para lograr una relación mayor. Sabía que al momento de verlo, no sería capaz de controlar las emociones que surgían dentro de mí.

Skyler sacó a Lucy de sus pensamientos, logrando haciendo lo mismo conmigo. La mansión de Styles estaba frente a nosotras. No había cambiado en lo absoluto, todo estaba como lo recordaba. Sonreí como idiota al revivir los tiernos momentos que pasé en esos jardines, acompañada del castaño dueño de mis más puros y no tan inocentes sentimientos. El sol brillaba y las sobras perfectas se formaban bajo las palmeras. El sonido del mar era un bello canto que de fondo se oía. Liam esperaba pacientemente frente a la gran casona. Pude notar el brillo en los ojos de Lucy y la ansiedad que estos irradiaban.
El auto aparcó, e inmediatamente ella salió de él. Sonreí con ternura ante la escena que compartían, casi olvidándome de lo que me esperaba. Por un segundo me sentí alejada de la situación en la que mis amigas disfrutaban cada una de su chico “especial”. Al no ver rastro del rizado, bufé tomando mis maletas. El color rosado oscuro de estas se arrastró junto conmigo a la entrada. Dejando a dos tórtolos atrás. Al entrar, todos se encontraban en la típica escena de un reencuentro luego de dos años. La decepción me invadió al notar que no había rastro de él entre ellos. Mantuve la cortesía con mis amigos saludándolo más que alegremente. Cada cual retomó su conversación, poniéndose al día.
-¡Deby! ¿Dónde has dejado a la tierna niña que compartía conmigo sus galletas? Te ves hermosa –Louis me hizo reír recordando los viejos tiempos.
-¿Gracias?- respondí casi como pregunta, haciéndolos reír –Tú también te vez más viejo, “Carrot Boy” ¿Recuerdas?- El chico hizo desaparecer su sonrisa al escuchar a los demás reírse de aquel viejo y vergonzoso apodo. -¿Y Har…?- Antes de que pudiera terminar de hablar, la puerta principal se cerró.
-¡Maldito tráfico! Lo que tiene que hacer uno para ir a una jodida tienda. No le vayan a decir a Deby que compré sus snaks favori…- Me quedé helada frente a la imagen que vi delante de mí. El chico que recordaba había desaparecido. Ahora un hombre, de musculatura fuerte, cabello tan rizado como arreglado y ojos más verdes de lo que mi mente revivía se encontraba sonriéndome de una manera tan tierna que hacía mis piernas flaquear –Oh, hola- Dijo sin más. Su voz sonaba mucho más ronca… tan solo unas palabras y anhelaba escuchar un poco más. Dejó las bolsas a un lado junto con el sombrero de playa que llevaba puesto y se acercó a mí. Mi cuerpo tembló por dentro al tenerlo de un minuto a otro tan cerca. –Dios, como te extrañé- pronunció como si nada. Sin siquiera saber lo que esas palabras significaban para mí.
-Yo también te extrañé, Hazz- hace tanto no pronunciaba aquel apodo. Mi estómago se encogió al sentirme estrechada en sus fuertes brazos. Sentir ahora su cuerpo ceñirse al mío era mejor de lo que pude disfrutar alguna vez. Me sentía pequeña a su lado. Mis pequeños brazos abrazaron su cintura, disfrutando más de aquel cariñoso reencuentro. Quizá me hubiera gustado tenerlo aquí en el momento que salía del auto. Pero la sensación de su rostro en medio de mi cabello, debilitaba a tal punto mis pensamientos que olvidé todo aquello. Se separó un poco de mí dejándome con el recuerdo de su aroma varonil a menta. Me miró con ternura y sonrió, mientras me preguntaba qué era lo que yo había dicho.
-Hace mucho tiempo que no me llamas así…- Sonrió. –Lo extrañaba… -Reí en respuesta.
-Pues me tendrás tres meses aquí y no te llamaré de otra manera- Genial. Apenas llegaba y ya mencionaba el día de mi partida. ¿Era posible arruinar un momento tan perfecto?
-Yo… Quería darte una sorpresa- ¿Desde cuándo se convirtió en alguien tan cariñoso? Mis brazos dudaban en separarse o no, pero al parecer el no pretendía soltarme.
-Volver a verte es una gran sorpresa, Hazz- volví a repetir, sinceramente. Sonrió y besó mi cabeza colocando su brazo en mis hombros. -Mírate nada más, te ves hermosísima- La sangre se acumuló rápidamente en mis pómulos y sentí como el sonrojo me inundaba. –Eres tan tierna cuando te sonrojas ¿Te lo había dicho?- Me sorprendía, más que nada. Nunca había sido tan romántico y seductor.
-Gracias… Tú tampoco estás tan mal- bromeé. Me miró pareciendo ofendido y no pude contener mi risa. -¿Estuviste yendo al gimnasio?- toqué su fuerte brazo, sin pensar en mis acciones. Harry no quitaba sus ojos verdes y prepotentes de mí, y eso me ponía nerviosa.
-Sí, desde que se enteró que vendrías…- comentó Louis en forma de broma, creo. Todos estallaron en risa haciendo que el pobre rizado se avergonzara. Recién ahora percatándome de la presencia de ellos.
-Eso no es cierto…- contradijo. Le di un apretón en medio del abrazo que seguía sin romperse y reí con él, en manera de «No hay problema.» Continuamos caminando por la casa, manteniendo una conversación supongo que agradable… Lo sabría, de no ser porque mi concentración estaba puesta en el chico de fuertes brazos que me abrazaba contra sí mismo.
Al llegar a una puerta, lo detuve.
-No podemos entrar allí, están Niall e Izzy…- Expliqué. Pero recibí una mirada pícara de su parte.
-¿No quieres oír?- Sus tiernos hoyuelos se marcaron en ambos lados de sus mejillas, y supe que el pequeño y molesto Hazza seguía allí.
-Eres irremediable…- negué provocando una risa de su parte. Nos quedamos escuchando tras la puerta, parecía algo privado…
-Esto está mal, Harry- dije sintiéndome dramáticamente culpable por estar a pocos centímetros de romper una conversación de seguro muy importante para Izzy.
-Y tú no has cambiado nada…- Rodé los ojos ante aquello, pero fue inevitable analizarlo a fondo… ¿Era eso malo? ¿Es que tendría que haber cambiado? Mis pensamientos fueron interrumpidos por algo que me llamó la atención.
-Espera, ¿Dijo pie de manzana?- ¿Es que Izzy, mi propia amiga, me ocultaba un secreto así, sabiendo lo mucho que a mí me gustaba?
-Oh no, Deby. A ti te encanta el pie de manzana…- Quería provocarme a cometer una maldad, no tan grande… solo una pequeña. Ni siquiera se consideraba maldad, pero sí para mí. Quizá luego consideraría el hecho de que él recordaba aun mi gusto hacia aquel postre.
-Sí, Niall. Tiene extra relleno- Escuché decir. Mis ojos se abrieron a tope dándole una mirada a Harry al estilo «Voy a matarlos.» Este solo negó haciéndome reír por dentro. Pensándolo mejor, esta madrugada nos lo comeremos a escondidas ¿Vale? -Habló Izzy.
-Hecho.- Respondió quien obviamente era Niall. Harry entró a la escena  tomándome desprevenida.
-¿Que el pie de manzana, qué?- Mi des precaución la disimulé cruzando mis brazos al igual que él. Un susurro fue dedicado a Izzy departe de Niall y ambos inmediatamente echaron a correr. Al ver a Harry ir tras el rubio, reí antes de tomar carrera para alcanzar a Izzy.  Los demás chicos reían ante nuestras acciones.
Minutos después, luego de que todo se calmara, ambos tomamos asiento para descansar y charlar un poco más. Bueno, al menos eso quería yo.
-¿Cómo recuerdas mi gusto por el pie?- pregunté algo ilusionada por su respuesta. Yo estaba en lo correcto, él no se había olvidado de aquellos tiempos que pasábamos juntos, y eso era lo más importante para mí. Seguir viva en su recuerdo tanto como él permanecía en el mío.
-Bueno… Hay muchas cosas que aun recuerdo- sonrió de lado y mi piel se erizó. Solo pude responderle con otra sonrisa, antes de que Lucy y Liam intervinieran en la conversación. Las miradas entre nosotros no faltaron, a diferencia de las palabras. Él lucía tan sorprendido como yo que después de tanto tiempo, estemos entablando conversación nuevamente. El silencio nos inundaba, más los sentimientos eran claros.
Al salir el tema de las habitaciones, Harry intervino, terminando con nuestro momento de privacidad.
El comentó que deberíamos dormir de a dos, y su soslayo dirigido a mí, me provocó un remordimiento en las entrañas. Obviamente, no me pondrían con Lucy. Y si de la casa de Harry se trataba… Tampoco me tocaría con Izzy, ni Gabrielle...




{…}


-Lo hiciste a propósito, ¿Verdad?- pregunté, riendo. El castaño subió mi maleta a la cama al lado de la ventana. Quedó frente a mí, observándome sacar mis prendas.
-¿Porqué lo dices? ¿Soy tan obvio?- Solté una pequeña risa. Saqué los soleros floreados, short’s, blusas…
-¿No piensas ordenar tus cosas?- Desde el momento que abrí la maleta, no se movió de allí. Al parecer, ninguno de mis movimientos quedaba fuera de sus ojos verdes.
-Es mi casa ¿Recuerdas? Ya tengo todo listo. –Sacó otro de mis conjuntos, poniéndolo en la cama. Prosiguieron los zapatos. Sonreí internamente ante la idea de que me ayudara, me parecía muy cortés de su parte… Saqué las toallas, y las pequeñas prendas dentro de la rosada maleta me golpearon en un recuerdo muy bochornoso. Quise que me tragara la tierra, al momento de que Harry tomó aquello en sus manos.
-Uhm… que sexy- Sostuvo el bikini a rayas blancas y rosas frente a mí, haciéndome sonrojar. No era mi culpa que Victoria Secret no tuviera nada más conservador, y menos revelador. Se lo quité de un tirón y fui a guardarlo en uno de los cajones. Al volver, Harry parecía muy entretenido analizando mi ropa interior de encaje.
-¿¡Quisieras dejar de ver mi ropa íntima, por favor!?- dije casi, exasperando. Él solo soltó una risa a cambio, viéndome de una manera más oscura de lo que me gustaba. Mi cara enrojeció y volví a guardar aquello en el armario.
-¿Cuándo iremos a la playa?- preguntó, de la nada. Lo miré confundida, ¿No se supone que él debería saberlo? –Muero por verte con eso –Apuntó a la cajonera donde el bikini había sido guardado. Le pegué a través de la cama, un puñetazo en el hombro. Fingió estar adolorido, y solo pude reír. Me miró con sorpresa, y luego negó.
-¿Qué?- pregunté divertida.
-Deberás pagar por eso…- Supe inmediatamente lo que seguía luego. Él quería jugar conmigo, y yo no pensaba negarme. Rodeó la cama, quise huir, pero me impedía el paso. Mi risa no cesaba, y él mordía su labio intentando atajarme.
-¡No por favor!- grité arriesgándome a pasar por su lado. Su mano rozó con mi cintura y supe que era tiempo de correr. -¡Lo siento!- grité riendo y corriendo por el pasillo.
-¡Te arrepentirás, Deby!- Sentía sus pasos pesados correr tras de mí. La adrenalina hacia mi respiración agitada, sin embargo no paraba de reír. Bajé las escaleras a tropezones, llegando donde los demás. No me percaté de sus miradas de diversión, solo en el rizado que estaba a punto de atraparme.
Giré para encontrarlo a pocos centímetros y solté un chillido al ser atrapada por él.
-Te atrapé- dijo mientras me elevaba. Mi espalda estaba contra su pecho y no podía dejar de reír: Sus dedos hacían cosquillas en mi estómago y costillas. Era inevitable hacerlo. Escuchaba su ronca risa de fondo como una tierna melodía para mis oídos. Un carraspeo interrumpió nuestro pequeño juego, encontrándonos con nuestros amigos mirando expectantes en busca de una explicación. –Lo siento –Me bajó dejándome a un lado. El calor me inundó como vergüenza y escondí mi risa bajando el rostro. Harry debía morder su labio para no reír.
-¿Ya terminaron?- Preguntó Louis, bromeando. Ambos asentimos cual niños recién reprochados y sentándonos en el sofá nos unimos a la charla.
-Decía que haremos una barbacoa…- Logan nos miró con rareza y continuó con la propuesta –Deby, tú irás con las chicas a buscar los ingredientes para la parrillada.
-¿Qué?- Harry interrumpió, irguiéndose en su asiento. Todos –Incluyéndome –Lo miraron confundidos. –Disculpa, prosigue –Respondió ante ello y no pude evitar soltar una pequeña risa cautelosa.
-¿Luego podremos ir a la playa?- pregunté con emoción. Sin duda, era lo que más emocionada me traía.
-¡Sí!- gritó Harry, haciéndome sobresaltar. De nuevo, se disculpó.
-Imagino que Harry está emocionado por refrescarse en las olas, jugar en la arena, ver los a las golondrinas volar… Solo eso ¿Verdad, Hazza?- Un tierno sonrojo se expandió por su rostro, delatando sus intenciones nada agradables en lo que a mí concierne.
-Exacto, Lou. No como tú, que solo quieres ver a Gabrielle en bikini- Su comentario hizo que todos soltaran grandes carcajadas. Louis se merecía un chocolate de su propia medicina. Reí acompañando las burlas mientras este solo le dedicaba una mirada asesina a su amigo. Yo por mi parte, disfrutaba ver la incomodidad reflejada en las rojas y ardientes mejillas de Gabrielle.
Dirigí mí mirada a Harry, agradeciendo con mi risa aquella broma, recibiendo un guiño de su parte. Al terminar de reír, suspiré profundamente. «Este será un largo verano...»

Representante: Nina Dobreva.<3



Última edición por Deby. el Dom 06 Oct 2013, 4:14 pm, editado 2 veces
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: No more fame. {audiciones cerradas. {resultados.

Mensaje por Invitado el Dom 06 Oct 2013, 3:44 pm

No me decidí y te puse un prólogo también... Espero que no importa :c
Casi olvido el gif de Troye xd
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: No more fame. {audiciones cerradas. {resultados.

Mensaje por Maddie. el Dom 06 Oct 2013, 8:23 pm

Deby. escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
¿Por cuál chico audicionas?: Harry Styles.
Capítulo o O.S de tu autoría:
Prólogo:

Prólogo



-Felipe de Edimburgo es condenado a muerte. Perderá la cabeza por insinuación a la princesa, su alteza real Elizabeth Windsor en contra de su voluntad empleando…- La voz de aquel hombre retumbaba en el cínico parque. Un silencio sepulcral acompañaba la dureza de su voz. Un joven de cabellos negros era tomado por la guardia real. Elizabeth lloraba en silencio a la diestra de su padre, el rey. El campesino no despegaba sus ojos de aquella hermosa criatura a su parecer. El clima frío de Europa irrumpía con sus potentes ventarrones la voz de su juzgador. Sus palabras eran ignoradas por parte de los jóvenes enamorados. En el silencio, todo parecía secundario. –Procedemos a la ejecución. Juicio finalizado –Gritó el anciano de cabellos grises. Su mirada fría mirando con desprecio al acusado, con sus crueles palabras acabando con sus esperanzas.

Los guardias usaron su brusquedad y fuerza para ponerlo en posición -¡Piedad!- Sollozó sin quitar la mirada de aquella cabellera dorada. –Nunca le haría daño a su hija, es mi todo, majestad –Esta vez dirigiéndose al hombre de la corona. La gente a su alrededor posaba sus miradas de desaprobación en aquel joven. Su familia sollozaba por el error cometido por su heredero. El plebeyo solo ansiaba detener el llanto de la mujer que más amaba.

-¡No! ¡Basta! Por favor... basta- El inaudible susurro de una hija a su padre. Ella no podía más. Sus lágrimas empapaban sus mejillas, y su vista se hacía borrosa.

Aquel hombre no paraba de golpearlo, y el corazón de la joven estaba latiendo con demasiada violencia. No paraba de retorcerse, tratando de liberarse de aquellas manos que la estaban limitando a ir, ir y romperle la cara a ese maldito que lastimaba al amor de su vida, a su otra mitad...

Sabía que todo esto era una mala idea, sabía que salir con él era arriesgarse. Pero no quería volver a sentir eso... eso que sintió cuando no lo tuvo. Aquella vez que él no estuvo con ella. Aquella vez que ninguno de los dos se pertenecían, ya no más. Saber que ya no era de ella, que ya no estaba para ella, que ya volvería a escuchar sus tiernas palabras de amor, aquello la había marcado. Cuando todo pareció resolverse, ella pudo volver a sus brazos, y él prometió jamás dejarla nuevamente. No volvería a sentir esa horrible sensación en el pecho... no tenerlo, es como no tener aire. Se había arriesgado, y no tomó el camino correcto. ¿Por qué? ¿Por qué tuvo que nacer en aquella familia? Ya bastante era tener que ocultarse de la gente al ser de clases diferentes, pero ahora ella pertenecía a un alto rango en la elite y eso complicaba más las cosas.

Ahora la razón de su respirar estaba siendo torturado gracias a ella. La joven se estremecía al contener sus incontrolables ganas de gritar. La impotencia era demasiado fuerte. El grandísimo miedo de perder su vida dentro de unos momentos, porque su vida se estaba yendo ahora... su vida peleaba con dos grandes tipos, su vida pedía piedad, su vida era el chico que le profesaba amor por siempre, el chico que estaba ahora en frente suyo, con sus ojos apagados diciendo... Adiós.

-¡No! –El agudo grito de la dama interrumpió el trabajo del verdugo. Levantando el arma mortal en sus manos, deteniéndose antes de que el hacha llegara a su cuello. La joven con rizos de oro corrió sin importarle a ella los llamados de su padre. Se arrojó en los debilitados brazos de su amado. Se aferró a él con miedo que desapareciera como polvo de sus brazos. El verdugo no pudo proseguir a menos que quisiera matarlo junto con la hija de su rey.

-¡Elizabeth! –La voz del portador de la corona retumbó en todo el parque.

-¡No, padre! –Sollozó sin dejarlo ir. Ambos llorando ante los pies de la realeza. –No dejaré que lo mates –La ira se reflejaba en los ojos del rey.  –Yo lo amo –Su voz se quebraba en el último susurro. El brillo desapareció de los ojos de él. La tristeza y ternura los llenaban al contemplar tal escena. Resignado bajó su rostro apagado… Su pequeña había encontrado el amor.


Muchos creen saber de qué se trata. Hasta que tienen el privilegio de vivirlo. Entonces te das cuenta de que no es para nada como esperabas que fuera. Crees que es horrible, el sentimiento incansable de necesitar a otra persona. De poner su bienestar por delante de tu ego y orgullo. Pasar a ser un estúpido, sonreír como idiota, por esa persona.

Otros dicen rechazarlo. Se prometen a sí mismos jamás enamorarse. Jamás permitirse sentir eso por una persona. ¿Pero quiénes somos contra el destino? Si el amor llega, ten por seguro que nada se podrá interponer para que éste cumpla su objetivo. El amor no se busca, solo se encuentra.

El amor merece un lugar importantísimo en nuestra vida. No cualquiera es digno de recibir nuestro amor. No cualquiera es digno de escucharnos profesar ese amor. Un diamante en bruto dedicado para aquellos corazones unidos. Afortunado es aquel capaz de sentir amor. Aquel capaz de recibir amor. Aquel capaz de amar… De decir “Te amo”.
Capítulo.:
He is irremediable, egocentrically seductive ... I like. | Deby Rossel.✗
Capítulo 001.




El sol irradiaba calor por todas partes, obligándome a recoger mi cabello. El cielo totalmente azul, sin ninguna nube estorbando, cubría el camino adornando el preciado paisaje. Solo césped y árboles se contemplaban a nuestro alrededor. No podía pedir un día más hermoso, para comenzar las mejores vacaciones de la historia. Me encontraba sumergida en mis pensamientos. Gabrielle conducía, yo era acompañada por Skyler, Valerie y Lucy. El zumbido constante de la aerodinámica del vehículo partiendo el viento en dos, llenaba mis oídos. Miré a través de la ventanilla, encontrándome inmediatamente con mi reflejo. Hasta entonces no había notado la sonrisa que llevaba en medio de mi rostro. Admití para mis adentros que me encontraba más ansiosa de lo que podía controlar. Encerrarme en mis recuerdos no me ayudaba demasiado, pronto me sentiría vulnerable nuevamente, ante cualquier rastro del pasado.
Tres meses con mis viejos amigos… Un sueño lejano para mí, que sin embargo en minutos se cumpliría. Sin duda los había extrañado más de la cuenta. Fui becada en la Universidad. La carrera de Arquitectura era una de las más preciadas para mí, estaba completamente contenta y más que orgullosa con ese mérito. Lamentablemente, todos tomamos caminos separados. Juramos que esta amistad nunca se rompería. Dos años después, volveré a encontrarme con esas personas tan importantes para mí, tanto como mis amigas.
Aunque… Esa no era la causa de las mariposas que sentía en mi estómago. Tampoco la explicación de mi sonrisa implacable. Sabía que al bajar del auto y entrar en aquella casa… Aquella tan conocida por mí; miles de recuerdos invadirían mi mente. Sin embargo, lo que ponía mis nervios a flor de piel, era el hecho de saber que al cruzar por esa puerta, me encontraría con aquel chico de los rizos alborotados. Dejé de verlo desde el momento que se fue a estudiar, tomando otra carrera ajena, lejos y totalmente diferente a la mía. Al principio estaba encantada con sus visitas. Sus promesas de seguir viajando me ilusionaban, eran las únicas que me daban esperanzas al extrañarlo. Me lastimaba el hecho de estar a punto de olvidarlo. Cada día trataba de hacer los recuerdos vagos de mi memoria más presentes, más claros. No podía permitirme dejar de recordarlo, nunca lo haría. Pero cuando creo que es todo, cuando comienzo a sentir que forma parte de mi pasado y me dejo vencer por el olvido, sus ojos esmeraldas perturban mi mente. La manera potente en la que me miraba. La manera en la que despeinaba sus rizos al ponerse nervioso. Los remordimientos que sus labios me causaban. Y el terremoto de emociones que sentirlo provocaba en mí. Mi mano viajó a mis labios, recordando el bello tacto de los suyos. Una historia de amor tan extraña, que me sorprende haber soportado tanto drama. Recuerdo la última vez que nos besamos, y por lo que tuvimos que pasar para estar juntos. Pero cuando al fin la vida nos recompensó por tanta perduración, el destino nos aleja.
Vuelvo en mí, tratando de calmar mis nervios internos. No estaba enfadada con él. Nunca podría estarlo. En realidad, casi nunca me enfado con nadie. Pero con él era distinto, ya que él era el que robó mi corazón antes de partir, para dejarme sola con los recuerdos de nuestra corta relación. Lo conocía tanto, y a la vez nada. Fuimos los mejores amigos por mucho tiempo, mas el tiempo apenas alcanzó para lograr una relación mayor. Sabía que al momento de verlo, no sería capaz de controlar las emociones que surgían dentro de mí.

Skyler sacó a Lucy de sus pensamientos, logrando haciendo lo mismo conmigo. La mansión de Styles estaba frente a nosotras. No había cambiado en lo absoluto, todo estaba como lo recordaba. Sonreí como idiota al revivir los tiernos momentos que pasé en esos jardines, acompañada del castaño dueño de mis más puros y no tan inocentes sentimientos. El sol brillaba y las sobras perfectas se formaban bajo las palmeras. El sonido del mar era un bello canto que de fondo se oía. Liam esperaba pacientemente frente a la gran casona. Pude notar el brillo en los ojos de Lucy y la ansiedad que estos irradiaban.
El auto aparcó, e inmediatamente ella salió de él. Sonreí con ternura ante la escena que compartían, casi olvidándome de lo que me esperaba. Por un segundo me sentí alejada de la situación en la que mis amigas disfrutaban cada una de su chico “especial”. Al no ver rastro del rizado, bufé tomando mis maletas. El color rosado oscuro de estas se arrastró junto conmigo a la entrada. Dejando a dos tórtolos atrás. Al entrar, todos se encontraban en la típica escena de un reencuentro luego de dos años. La decepción me invadió al notar que no había rastro de él entre ellos. Mantuve la cortesía con mis amigos saludándolo más que alegremente. Cada cual retomó su conversación, poniéndose al día.
-¡Deby! ¿Dónde has dejado a la tierna niña que compartía conmigo sus galletas? Te ves hermosa –Louis me hizo reír recordando los viejos tiempos.
-¿Gracias?- respondí casi como pregunta, haciéndolos reír –Tú también te vez más viejo, “Carrot Boy” ¿Recuerdas?- El chico hizo desaparecer su sonrisa al escuchar a los demás reírse de aquel viejo y vergonzoso apodo. -¿Y Har…?- Antes de que pudiera terminar de hablar, la puerta principal se cerró.
-¡Maldito tráfico! Lo que tiene que hacer uno para ir a una jodida tienda. No le vayan a decir a Deby que compré sus snaks favori…- Me quedé helada frente a la imagen que vi delante de mí. El chico que recordaba había desaparecido. Ahora un hombre, de musculatura fuerte, cabello tan rizado como arreglado y ojos más verdes de lo que mi mente revivía se encontraba sonriéndome de una manera tan tierna que hacía mis piernas flaquear –Oh, hola- Dijo sin más. Su voz sonaba mucho más ronca… tan solo unas palabras y anhelaba escuchar un poco más. Dejó las bolsas a un lado junto con el sombrero de playa que llevaba puesto y se acercó a mí. Mi cuerpo tembló por dentro al tenerlo de un minuto a otro tan cerca. –Dios, como te extrañé- pronunció como si nada. Sin siquiera saber lo que esas palabras significaban para mí.
-Yo también te extrañé, Hazz- hace tanto no pronunciaba aquel apodo. Mi estómago se encogió al sentirme estrechada en sus fuertes brazos. Sentir ahora su cuerpo ceñirse al mío era mejor de lo que pude disfrutar alguna vez. Me sentía pequeña a su lado. Mis pequeños brazos abrazaron su cintura, disfrutando más de aquel cariñoso reencuentro. Quizá me hubiera gustado tenerlo aquí en el momento que salía del auto. Pero la sensación de su rostro en medio de mi cabello, debilitaba a tal punto mis pensamientos que olvidé todo aquello. Se separó un poco de mí dejándome con el recuerdo de su aroma varonil a menta. Me miró con ternura y sonrió, mientras me preguntaba qué era lo que yo había dicho.
-Hace mucho tiempo que no me llamas así…- Sonrió. –Lo extrañaba… -Reí en respuesta.
-Pues me tendrás tres meses aquí y no te llamaré de otra manera- Genial. Apenas llegaba y ya mencionaba el día de mi partida. ¿Era posible arruinar un momento tan perfecto?
-Yo… Quería darte una sorpresa- ¿Desde cuándo se convirtió en alguien tan cariñoso? Mis brazos dudaban en separarse o no, pero al parecer el no pretendía soltarme.
-Volver a verte es una gran sorpresa, Hazz- volví a repetir, sinceramente. Sonrió y besó mi cabeza colocando su brazo en mis hombros. -Mírate nada más, te ves hermosísima- La sangre se acumuló rápidamente en mis pómulos y sentí como el sonrojo me inundaba. –Eres tan tierna cuando te sonrojas ¿Te lo había dicho?- Me sorprendía, más que nada. Nunca había sido tan romántico y seductor.
-Gracias… Tú tampoco estás tan mal- bromeé. Me miró pareciendo ofendido y no pude contener mi risa. -¿Estuviste yendo al gimnasio?- toqué su fuerte brazo, sin pensar en mis acciones. Harry no quitaba sus ojos verdes y prepotentes de mí, y eso me ponía nerviosa.
-Sí, desde que se enteró que vendrías…- comentó Louis en forma de broma, creo. Todos estallaron en risa haciendo que el pobre rizado se avergonzara. Recién ahora percatándome de la presencia de ellos.
-Eso no es cierto…- contradijo. Le di un apretón en medio del abrazo que seguía sin romperse y reí con él, en manera de «No hay problema.» Continuamos caminando por la casa, manteniendo una conversación supongo que agradable… Lo sabría, de no ser porque mi concentración estaba puesta en el chico de fuertes brazos que me abrazaba contra sí mismo.
Al llegar a una puerta, lo detuve.
-No podemos entrar allí, están Niall e Izzy…- Expliqué. Pero recibí una mirada pícara de su parte.
-¿No quieres oír?- Sus tiernos hoyuelos se marcaron en ambos lados de sus mejillas, y supe que el pequeño y molesto Hazza seguía allí.
-Eres irremediable…- negué provocando una risa de su parte. Nos quedamos escuchando tras la puerta, parecía algo privado…
-Esto está mal, Harry- dije sintiéndome dramáticamente culpable por estar a pocos centímetros de romper una conversación de seguro muy importante para Izzy.
-Y tú no has cambiado nada…- Rodé los ojos ante aquello, pero fue inevitable analizarlo a fondo… ¿Era eso malo? ¿Es que tendría que haber cambiado? Mis pensamientos fueron interrumpidos por algo que me llamó la atención.
-Espera, ¿Dijo pie de manzana?- ¿Es que Izzy, mi propia amiga, me ocultaba un secreto así, sabiendo lo mucho que a mí me gustaba?
-Oh no, Deby. A ti te encanta el pie de manzana…- Quería provocarme a cometer una maldad, no tan grande… solo una pequeña. Ni siquiera se consideraba maldad, pero sí para mí. Quizá luego consideraría el hecho de que él recordaba aun mi gusto hacia aquel postre.
-Sí, Niall. Tiene extra relleno- Escuché decir. Mis ojos se abrieron a tope dándole una mirada a Harry al estilo «Voy a matarlos.» Este solo negó haciéndome reír por dentro. Pensándolo mejor, esta madrugada nos lo comeremos a escondidas ¿Vale? -Habló Izzy.
-Hecho.- Respondió quien obviamente era Niall. Harry entró a la escena  tomándome desprevenida.
-¿Que el pie de manzana, qué?- Mi des precaución la disimulé cruzando mis brazos al igual que él. Un susurro fue dedicado a Izzy departe de Niall y ambos inmediatamente echaron a correr. Al ver a Harry ir tras el rubio, reí antes de tomar carrera para alcanzar a Izzy.  Los demás chicos reían ante nuestras acciones.
Minutos después, luego de que todo se calmara, ambos tomamos asiento para descansar y charlar un poco más. Bueno, al menos eso quería yo.
-¿Cómo recuerdas mi gusto por el pie?- pregunté algo ilusionada por su respuesta. Yo estaba en lo correcto, él no se había olvidado de aquellos tiempos que pasábamos juntos, y eso era lo más importante para mí. Seguir viva en su recuerdo tanto como él permanecía en el mío.
-Bueno… Hay muchas cosas que aun recuerdo- sonrió de lado y mi piel se erizó. Solo pude responderle con otra sonrisa, antes de que Lucy y Liam intervinieran en la conversación. Las miradas entre nosotros no faltaron, a diferencia de las palabras. Él lucía tan sorprendido como yo que después de tanto tiempo, estemos entablando conversación nuevamente. El silencio nos inundaba, más los sentimientos eran claros.
Al salir el tema de las habitaciones, Harry intervino, terminando con nuestro momento de privacidad.
El comentó que deberíamos dormir de a dos, y su soslayo dirigido a mí, me provocó un remordimiento en las entrañas. Obviamente, no me pondrían con Lucy. Y si de la casa de Harry se trataba… Tampoco me tocaría con Izzy, ni Gabrielle...




{…}


-Lo hiciste a propósito, ¿Verdad?- pregunté, riendo. El castaño subió mi maleta a la cama al lado de la ventana. Quedó frente a mí, observándome sacar mis prendas.
-¿Porqué lo dices? ¿Soy tan obvio?- Solté una pequeña risa. Saqué los soleros floreados, short’s, blusas…
-¿No piensas ordenar tus cosas?- Desde el momento que abrí la maleta, no se movió de allí. Al parecer, ninguno de mis movimientos quedaba fuera de sus ojos verdes.
-Es mi casa ¿Recuerdas? Ya tengo todo listo. –Sacó otro de mis conjuntos, poniéndolo en la cama. Prosiguieron los zapatos. Sonreí internamente ante la idea de que me ayudara, me parecía muy cortés de su parte… Saqué las toallas, y las pequeñas prendas dentro de la rosada maleta me golpearon en un recuerdo muy bochornoso. Quise que me tragara la tierra, al momento de que Harry tomó aquello en sus manos.
-Uhm… que sexy- Sostuvo el bikini a rayas blancas y rosas frente a mí, haciéndome sonrojar. No era mi culpa que Victoria Secret no tuviera nada más conservador, y menos revelador. Se lo quité de un tirón y fui a guardarlo en uno de los cajones. Al volver, Harry parecía muy entretenido analizando mi ropa interior de encaje.
-¿¡Quisieras dejar de ver mi ropa íntima, por favor!?- dije casi, exasperando. Él solo soltó una risa a cambio, viéndome de una manera más oscura de lo que me gustaba. Mi cara enrojeció y volví a guardar aquello en el armario.
-¿Cuándo iremos a la playa?- preguntó, de la nada. Lo miré confundida, ¿No se supone que él debería saberlo? –Muero por verte con eso –Apuntó a la cajonera donde el bikini había sido guardado. Le pegué a través de la cama, un puñetazo en el hombro. Fingió estar adolorido, y solo pude reír. Me miró con sorpresa, y luego negó.
-¿Qué?- pregunté divertida.
-Deberás pagar por eso…- Supe inmediatamente lo que seguía luego. Él quería jugar conmigo, y yo no pensaba negarme. Rodeó la cama, quise huir, pero me impedía el paso. Mi risa no cesaba, y él mordía su labio intentando atajarme.
-¡No por favor!- grité arriesgándome a pasar por su lado. Su mano rozó con mi cintura y supe que era tiempo de correr. -¡Lo siento!- grité riendo y corriendo por el pasillo.
-¡Te arrepentirás, Deby!- Sentía sus pasos pesados correr tras de mí. La adrenalina hacia mi respiración agitada, sin embargo no paraba de reír. Bajé las escaleras a tropezones, llegando donde los demás. No me percaté de sus miradas de diversión, solo en el rizado que estaba a punto de atraparme.
Giré para encontrarlo a pocos centímetros y solté un chillido al ser atrapada por él.
-Te atrapé- dijo mientras me elevaba. Mi espalda estaba contra su pecho y no podía dejar de reír: Sus dedos hacían cosquillas en mi estómago y costillas. Era inevitable hacerlo. Escuchaba su ronca risa de fondo como una tierna melodía para mis oídos. Un carraspeo interrumpió nuestro pequeño juego, encontrándonos con nuestros amigos mirando expectantes en busca de una explicación. –Lo siento –Me bajó dejándome a un lado. El calor me inundó como vergüenza y escondí mi risa bajando el rostro. Harry debía morder su labio para no reír.
-¿Ya terminaron?- Preguntó Louis, bromeando. Ambos asentimos cual niños recién reprochados y sentándonos en el sofá nos unimos a la charla.
-Decía que haremos una barbacoa…- Logan nos miró con rareza y continuó con la propuesta –Deby, tú irás con las chicas a buscar los ingredientes para la parrillada.
-¿Qué?- Harry interrumpió, irguiéndose en su asiento. Todos –Incluyéndome –Lo miraron confundidos. –Disculpa, prosigue –Respondió ante ello y no pude evitar soltar una pequeña risa cautelosa.
-¿Luego podremos ir a la playa?- pregunté con emoción. Sin duda, era lo que más emocionada me traía.
-¡Sí!- gritó Harry, haciéndome sobresaltar. De nuevo, se disculpó.
-Imagino que Harry está emocionado por refrescarse en las olas, jugar en la arena, ver los a las golondrinas volar… Solo eso ¿Verdad, Hazza?- Un tierno sonrojo se expandió por su rostro, delatando sus intenciones nada agradables en lo que a mí concierne.
-Exacto, Lou. No como tú, que solo quieres ver a Gabrielle en bikini- Su comentario hizo que todos soltaran grandes carcajadas. Louis se merecía un chocolate de su propia medicina. Reí acompañando las burlas mientras este solo le dedicaba una mirada asesina a su amigo. Yo por mi parte, disfrutaba ver la incomodidad reflejada en las rojas y ardientes mejillas de Gabrielle.
Dirigí mí mirada a Harry, agradeciendo con mi risa aquella broma, recibiendo un guiño de su parte. Al terminar de reír, suspiré profundamente. «Este será un largo verano...»

Representante: Nina Dobreva.<3

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
¡aceptada!

estás audicionando. Acepto tu ficha porque no me queda otra pero esta HERMOSA, aunque en realidad lo que me gustó es como escribís así que voy a empezar a stalkearte y leer más :A:paz. Muerte segura si no pones el gif de mi Troye      
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No more fame. {audiciones cerradas. {resultados.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 14. Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 9 ... 14  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.