O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» daydreamin'. ♡
Hoy a las 7:20 pm por bwiyomi.

» something strange
Hoy a las 7:15 pm por mieczyslaw

» we're foxes ; m.i.
Hoy a las 6:29 pm por Andy Belmar.

» être dans la lune.
Hoy a las 6:18 pm por Ongniel

» Instituto Fénix. (Muro interactivo) | N.C.
Hoy a las 5:40 pm por Carstairs

» BABY, NO.
Hoy a las 5:19 pm por jackson.

» insert title here; pvt
Hoy a las 5:02 pm por blackstairs

» Sun and Moon
Hoy a las 4:47 pm por Karasuno

» feeling ucla's atmosphere.
Hoy a las 4:30 pm por chanyeol.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

El Deseo de lo Prohibido |NC| |Audiciones Abiertas|

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Deseo de lo Prohibido |NC| |Audiciones Abiertas|

Mensaje por tobias. el Vie Sep 27, 2013 6:31 pm



El Deseo de lo Prohibido

Ellos son los hijos de los empresarios más exitosos de todo Londres y ellas... Ellas son unas simples chicas comunes y corrientes, van a un colegio normal, con personas normales y su vida no tiene nada de especial. Pero todo cambia cuando estos chicos entran al colegio y sus vidas perfectas se derrumban en un abrir y cerrar de ojos. Fue odio a primera vista, lo último que querían ellas era una vida tranquila y ellos llegaban y alteraban todos sus planes e ilusiones. ¿Pero qué pasaría si después de un tiempo comienzan a desearse? ¿A sentir cosas que nunca habían sentido uno por el otro? Simplemente era un amor imposible, los padres de ellos tenían el futuro de sus hijos planeado, no podían arruinarlo todo por el capricho de salir con unas chicas comunes y corrientes. Ellos deseaban lo prohibido, pero no sabían que jugaban con fuego.


Reglas

»Respeto ante todo.
»Busco escritoras, no chicas.
»Les pido buena ortografía, no tiene que ser perfecta, sólo buena.
»Se narra en primera persona y desde el punto de vista del chico.
»Deben dejar un capítulo o one shot en spoiler para audicionar.
»Tendrán una semana para subir capítulo. Si no puedes escribir por cualquier razón, mándame un MP, si no tendrás una falta, a las cinco faltas estas fuera.
»Deben dejar un gif de Aaron Johnson para saber que leyeron las reglas.
»El código para la audición es este: |Chico por el que audicionarás|Nombre de tu chica|Representante de tu chica|
»Diviértanse.

Reservados:

|Jamie Campbell Bower|Sharon Smith|Kaya Scodelario| Míos
|Ian Harding|Sara Williams|Lucy Hale|#Harding'sGirl

Amo los spoiler:

Me presento, algunas ya me conocen, pero igual me presentaré; me llamo Ana Paula pero me dicen de muchas formas: Ann, Anne, Annie, Pau, díganme el que prefieran. Bueno, es mi primera novela colectiva y espero les guste.


avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Deseo de lo Prohibido |NC| |Audiciones Abiertas|

Mensaje por #Harding'sGirl el Vie Sep 27, 2013 7:02 pm

Una de las chicas era castaña y de pelo ondulado, tenía baja estatura y se vestía con atuendos muy peculiares. En el día en que Ian llego su corazón se paró. Algo estaba presintiendo.
avatar


Ver perfil de usuario http://instagram.com/paolacoscam

Volver arriba Ir abajo

Re: El Deseo de lo Prohibido |NC| |Audiciones Abiertas|

Mensaje por tobias. el Vie Sep 27, 2013 7:06 pm

#Harding'sGirl escribió:Una de las chicas era castaña y de pelo ondulado, tenía baja estatura y se vestía con atuendos muy peculiares. En el día en que Ian llego su corazón se paró. Algo estaba presintiendo.
Hahaha, te amo Pao<3
Besos.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Deseo de lo Prohibido |NC| |Audiciones Abiertas|

Mensaje por srawandi. el Sáb Sep 28, 2013 6:12 pm

¡Hi bitches! Llegue aquí a fastidiar. :meh: No te daré un comentario serio porque no lo soy, lamentablemente...
Aquí voy...
¿Es broma verdad? ¡Me encanto la idea! Shit, ¿es que quieres matarme?  ¡Mala! e.e, ¡3311! ¡Tenemos un 3311! (?). Eres la culpable de que casi convulsiono ._.
Fuck, ¿deseo? ¿1313? Por dios, está NC es para mi.  Se me va muuuy bien con el 69, okno. Eso sonó demasiado puta.-.
Bitches, habrán paso, he llegado aquí. Llegue ha adicionar ahque. :niña: ¿Puedooo participaaaar?  En fin, si decís que sí me encantaría formar parte de esto*-*. 
¡Kisseees! xx.
avatar


Ver perfil de usuario http://futuresrawandi.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El Deseo de lo Prohibido |NC| |Audiciones Abiertas|

Mensaje por K. el Dom Sep 29, 2013 1:56 am

Pues yo entro haciendo la croqueta y repartiendo calabacines. ¡Calabacines para Ann, calabacines para quien lo lea, calabacines para quien me llame flipada! En fin, calabacines para todos.

No, enserio. Amor eterno a esta idea y sobretodo amor eterno si se va a contar desde el punto de vista de los chicos. Joder, que estoy hasta las cejas de que siempre cuenten las chicas las historias. ¿Y ellos qué, eh, no sienten o algo? xDD

Me acabo de levantar y no rijo muy bien, si no soy entendible porque o bien no sé escribir o bien estoy usando palabras de la zona en la que vivo, que alguien me lo diga y edito.

Bueno, ahora un regalito que sé que os va a gustar. O no, quien sabe.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Y nada, que de verdad estoy recogiendo las bragas del suelo que se me han caído de lo que me ha molado la idea. Tampoco voy a estar diez años dándole vueltas al asunto, así que aquí abajo pongo la audición y ya acosaré profesionalmente cuando tenga menos sueño.

|Colton Haynes|Grace Sullivan|Anya Summers|

Por cierto, ¿el nombre del maromo, actor, señor al que miras y pierdes las bragas en el acto, se puede inventar, no? Quiero decir, que no hace falta que sea el propio del actor.

Y el One por aquí:

Spoiler:
El viento soplaba en fuertes ráfagas haciendo que la hierva de la explanada se zarandeara bañada en la luz de la luna nueva. Daniel, mi hermano pequeño, estaba sentado sobre ella y arrancaba manojos de césped que después lanzaba al aire y se quedaba mirando como desaparecían en la oscuridad de la noche mientras que yo me sentaba sobre una barra metálica de unos restos de algún medio de transporte pasado. Mi padre me había contado que era por donde se movían unos aparatos llamados trenes que transportaban tanto pasajeros como mercancías, pero ahora estaba oxidado y daba la impresión de que se rompería si se le ponía encima más peso del que yo aportaba. Me resultaba imposible imaginar que algo pudiera circular sobre aquellas barras.

De pronto la brisa nocturna trajo con ella un sentimiento inquietante. Venían. Me levanté de golpe y llamé a mi hermano que a su vez se levantó y me miró con aquellos ojillos oscuros impregnados de pánico. Le tendí la mano y juntos corrimos hacia Salvación, hacia casa, donde ellos jamás podrían alcanzarnos. Las alarmas no tardaron en empezar a sonar, cada vez más altas y a mayor velocidad, cuando el sonido dejase de ser intermitente significaría que todo aquel que no había llegado a Salvación se había quedado fuera. Había perdido.

Incrementé la marcha luchando contra los pequeños pies de mi hermano, lanzando miradas ansiosas hacia adelante (y hacia atrás) para comprobar que todo iba como debería de ir, sin sorpresas. Teníamos tiempo y no tardamos en alcanzar al primer grupo que subía despavorido la larga cuesta que llevaba a la zona residencial donde estábamos protegidos. Nos metimos entre la multitud y a base de codazos conseguí ir haciéndome un hueco entre ellos hasta llegar a la cabeza. Tiré de la mano de Daniel y no tiré de nada, solo aire. Mi hermano se me había soltado en algún momento y yo no me había dado cuenta.

— ¡Daniel! — grité con todas mis fuerzas.

No obtuve respuesta.

Me paré en seco chocando contra las personas que iban detrás que me miraron como si estuviera loca cuando di media vuelta y empecé a bajar la cuesta a toda velocidad gritando el nombre de mi hermano y esperando una respuesta. Lo encontré parado frente a la puerta que antes había sido nuestra casa, antes de que ella faltara y nuestro padre nos arrastrara a vivir a la casa de la tía Ita, que estaba situada dentro del perímetro de Salvación.

Por un momento yo también me perdí entre los recuerdos que guardaba de aquel lugar, pero el sonido de la alarma, cada vez más prolongado, me hizo salir de mis ensoñaciones y agarrar a Daniel del brazo y tirar de él.

— ¡Vamos, tenemos que correr! — le espeté sin preocuparme en si mi tono le preocupaba o no, a esas alturas si no conseguía hacerle entrar en razón nos quedaríamos fuera, desprotegidos.

Solos.

Y entonces lo escuché. No el sonido continuo de la alarma, sino algo diferente, algo mucho más aterrador. Uno de sus gritos. Ansiosos, hambrientos, salvajes. Ya estaban aquí. Los nocturnos.

Corrí con más fuerza, más rápido de lo que lo había hecho en mi vida, arrastrando a mi hermano cuesta arriba acariciando la esperanza de poder llegar a tiempo y salvarlo. Porque cuando mi padre  se quedó fuera me hizo prometérselo, que lo cuidaría, que no dejaría que nada malo le pasase. Que tenía que tener una infancia feliz como la tuve yo.

Ya estábamos llegando. Trescientos metros, no quedaba más para que nos adentrásemos dentro del perímetro y pudiésemos respirar tranquilos. Doscientos metros y la alarma se había vuelto un sonido continuo. La cúpula se empezaba a levantar ante nosotros, magistral. Mortal. Apreté el paso y la mano de mi hermano, los primeros dos metros los subía más o menos despacio, después pegaba un acelerón y era imposible poder entrar. Cien metros. Estaba empezando a subir, un metro y yo ya llegaba, casi la podía tocar con la punta de los dedos. Y llegué, allí, frente a la cúpula, que estaba ya a metro y medio. Vi que desde el otro lado nos miraban con expresión desencajada, sabían que no lo conseguiríamos. Y yo también.

No.

Una determinación aplastante me recorrió el cuerpo dándome energía que creía que ya no tenía. Agarré a mi hermano y lo aupé, miré a los que estaban dentro, uno de ellos asintió, me había entendido y entonces con toda la fuerza que pude lancé a mi hermano hacia arriba y adelante. Atravesó la cúpula en el momento exacto en el que ésta empezaba a subir más rápido. Él estaba dentro, a salvo, y yo estaba fuera. Había perdido.

Nuestras miradas se cruzaron por un instante. El tiempo exacto en el que yo tardé en escuchar a mis espaldas los gritos de los nocturnos. No tenía tiempo, me despedí con la mirada de la única familia que me quedaba y salí corriendo, no sabía a donde. No podía parar si albergaba alguna esperanza de sobrevivir.

¿Qué sabía de los nocturnos? Salían de noche, no soportaban el sol y eramos su manjar predilecto. Aparte de eso había visto que eran rápidos, mucho más que nosotros. Nada me servía para poder sobrevivir a aquella noche.

Cada vez estaban más cerca, casi podía sentir sus gélidos alientos golpeándome la nuca como puñales. Apreté los labios y el ritmo de mi carrera, doblé una esquina, seguí corriendo y me lancé hacia la primera puerta abierta que vi. Atravesé el vestíbulo, el comedor y subí de tres en tres los peldaños de las escaleras. El cuarto de baño. Cerré la puerta con pestillo (aunque tenía la certeza de que si me descubrían no aguantaría sus embestidas) y suspiré aliviada cuando comprobé que no tenía ventanas y el interruptor de la luz estaba dentro. La bombilla parpadeó un par de veces hasta que se encendió por completo y a una velocidad frenética agarre una toalla y la coloqué en el suelo, junto a la puerta, para tapar la luz.

Un crujido, y otro y otro. Uno de ellos estaba subiendo las escaleras, lo que significaba que me había visto entrar. A diferencia de lo que creíamos en un principio no tienen un super-olfato. Y pensando en eso me sorprendió el primer golpe a la puerta, mi subconsciente me traicionó cuando grité. Ya estaba, me había delatado.

Pensé en Daniel, en mi padre, en los vagos recuerdos de mi madre y en Ian, sobretodo pensé en Ian. En los paseos nocturnos, en las escapadas al parque de Salvación, en las veladas románticas y en los te quiero. Pensé en todos los momentos que habíamos pasado juntos hasta que un día desapareció. Nadie sabe qué pasó exactamente, simplemente un día estaba y al siguiente no. Aquella noche no habían saltado las alarmas, no había dejado ninguna nota, todo era... raro. Pensé en cómo había llorado después de saberlo. Y lo eché de menos, después de tres años evitando pensar en él lo eché de menos. Sus brazos fuertes rodeando mi cintura, su pelo negro acariciando mi mejilla, sus labios suaves sobre los míos y sus miradas intensas, capaces de decirlo todo sin una sola palabra.

Otro golpe. La puerta aguantaba. Otro. Crujió. Busco entre los cajones algo que me pudiese servir para defenderme pero solo encontré un cuaderno y un bolígrafo. Decidí escribirlo todo, cómo fue mi final, lo que he sentido en estos momentos.

Cierro el cuaderno, ya no tengo nada más que escribir, lo que pase ahora no podré escribirlo. Los ojos me pican y veo borroso, las lágrimas están ahí, esperando a recibir la señal para empezar a caer en cascada sobre mi rostro. Dejo la libreta y el bolígrafo en un sitio en el que creo que podrán encontrar fácilmente y me preparo. Otro golpe y la puerta cede un poco. Inspiro hondo, aprieto los puños y me pego contra la pared. Un golpe más y la puerta se abre de par en par. Como mis ojos.

— Ian — digo en un susurro y apenas soy capaz de escucharme.

Es él, no hay duda, aunque no es él. Está más pálido, más guapo, más feroz. Es uno de ellos. Se lo llevaron.

Veo que una parte de él me reconoce, pero no es suficiente para evitar que se abalance sobre mí con los colmillos extendidos y un gruñido animal. Se acabó, voy a morir y va a ser él quien me mate. Pero no pasa nada, está parado frente a mí, siento su respiración. Abro los ojos, lo miro y veo el brillo de la lucidez mezclado con el instinto animal.

— Rina.

Alarga una mano y la pone en mi rostro, ahuecando la palma. Por instinto yo apoyo la cara sobre su mano y cierro los ojos. Su contacto es frío, pero sigue siendo él. Lo noto de alguna forma, aunque haya cambiado, aunque se haya transformado sigue siendo él.

— ¿Qué te pasó? — pregunto con una mezcla explosiva de sentimientos. Tengo miedo y a la vez no. Quiero salir corriendo y quedarme con él. Quiero reír y llorar. Soy únicamente contradicciones.

— Lo siento.

Le miro a los ojos y lo veo, ese instinto salvaje que no puede controlar. Su furia consigo mismo por no poder controlarse. Veo cómo el animal puede contra la parte racional de Ian y antes de que se apague le escucho repetir “lo siento”.

Cierro los ojos. Ya me da igual. Mejor que sea él que otro. Siento un pinchazo en el cuello y también siento su pelo rozándome el cuello, sus labios y el calor de la sangre que empieza a salir y que algunos hilillos me caen por el hombro manchándome la camiseta. Lo abrazo, con fuerza. Me sorprendo al saber que él también hace lo mismo y siento que algo frío cae también por mi hombro. ¿Es que los nocturnos también lloran?

Se despega de mí y me mira. Tiene la boca manchada de sangre y la mirada completamente desquiciada, aunque yo soy capaz de percibir la parte racional de él que se ha separado de mí. Y también sus lágrimas.

— Perdoname — me dice. Yo le sonrío, como si fuese gilipollas y estuviese deseando de morir.

No lo estoy, no quiero morir, pero no quiero seguir luchando y menos contra él.

Se vuelve a lanzar contra mí y esta vez es diferente. Porque no me muerde, sólo me abraza. Me intento apartar y de nuevo me pierdo en la intensidad de su mirada tan oscura y salvaje que es raro ver la cordura en esos ojos. Y me besa, como si no hubiese un mañana, como si todo fuera desaparecer de un momento a otro. Y lo hace, porque de pronto todo se vuelve oscuro y yo caído de lleno en ese mundo de tinieblas.

Cuando despierto sé que soy una de ellos.

PD: Me llamo Nirahe. XD
avatar


Ver perfil de usuario http://ask.fm/Nirahe

Volver arriba Ir abajo

Re: El Deseo de lo Prohibido |NC| |Audiciones Abiertas|

Mensaje por srawandi. el Dom Sep 29, 2013 4:54 pm

¡Una duda! ¿Se debe mandar una ficha o el código para audicionar? :scratch:  Solo eso. 
¡Kisseees! xx.
avatar


Ver perfil de usuario http://futuresrawandi.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El Deseo de lo Prohibido |NC| |Audiciones Abiertas|

Mensaje por tobias. el Dom Sep 29, 2013 9:24 pm

Verónica. escribió:¡Hi bitches! Llegue aquí a fastidiar. :meh: No te daré un comentario serio porque no lo soy, lamentablemente...
Aquí voy...
¿Es broma verdad? ¡Me encanto la idea! Shit, ¿es que quieres matarme?  ¡Mala! e.e, ¡3311! ¡Tenemos un 3311! (?). Eres la culpable de que casi convulsiono ._.
Fuck, ¿deseo? ¿1313? Por dios, está NC es para mi.  Se me va muuuy bien con el 69, okno. Eso sonó demasiado puta.-.
Bitches, habrán paso, he llegado aquí. Llegue ha adicionar ahque. :niña: ¿Puedooo participaaaar?  En fin, si decís que sí me encantaría formar parte de esto*-*. 
¡Kisseees! xx.
Hahaha, me reí con tu sensual comentario. No te había contestado porque el maldito colegio y sus deberes... Ah, quiero golpearlos, ojalá y los viole un unicornio a todos. 1313 all day all night, ok, no. ¡Que bueno que te gusto la idea! Sí puedes participar nada más el cap y eso...  Ah, te falto el gif.
Besos.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Deseo de lo Prohibido |NC| |Audiciones Abiertas|

Mensaje por tobias. el Dom Sep 29, 2013 9:34 pm

K. escribió:
Pues yo entro haciendo la croqueta y repartiendo calabacines. ¡Calabacines para Ann, calabacines para quien lo lea, calabacines para quien me llame flipada! En fin, calabacines para todos.

No, enserio. Amor eterno a esta idea y sobretodo amor eterno si se va a contar desde el punto de vista de los chicos. Joder, que estoy hasta las cejas de que siempre cuenten las chicas las historias. ¿Y ellos qué, eh, no sienten o algo? xDD

Me acabo de levantar y no rijo muy bien, si no soy entendible porque o bien no sé escribir o bien estoy usando palabras de la zona en la que vivo, que alguien me lo diga y edito.

Bueno, ahora un regalito que sé que os va a gustar. O no, quien sabe.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Y nada, que de verdad estoy recogiendo las bragas del suelo que se me han caído de lo que me ha molado la idea. Tampoco voy a estar diez años dándole vueltas al asunto, así que aquí abajo pongo la audición y ya acosaré profesionalmente cuando tenga menos sueño.

|Colton Haynes|Grace Sullivan|Anya Summers|

Por cierto, ¿el nombre del maromo, actor, señor al que miras y pierdes las bragas en el acto, se puede inventar, no? Quiero decir, que no hace falta que sea el propio del actor.

Y el One por aquí:

Spoiler:
El viento soplaba en fuertes ráfagas haciendo que la hierva de la explanada se zarandeara bañada en la luz de la luna nueva. Daniel, mi hermano pequeño, estaba sentado sobre ella y arrancaba manojos de césped que después lanzaba al aire y se quedaba mirando como desaparecían en la oscuridad de la noche mientras que yo me sentaba sobre una barra metálica de unos restos de algún medio de transporte pasado. Mi padre me había contado que era por donde se movían unos aparatos llamados trenes que transportaban tanto pasajeros como mercancías, pero ahora estaba oxidado y daba la impresión de que se rompería si se le ponía encima más peso del que yo aportaba. Me resultaba imposible imaginar que algo pudiera circular sobre aquellas barras.

De pronto la brisa nocturna trajo con ella un sentimiento inquietante. Venían. Me levanté de golpe y llamé a mi hermano que a su vez se levantó y me miró con aquellos ojillos oscuros impregnados de pánico. Le tendí la mano y juntos corrimos hacia Salvación, hacia casa, donde ellos jamás podrían alcanzarnos. Las alarmas no tardaron en empezar a sonar, cada vez más altas y a mayor velocidad, cuando el sonido dejase de ser intermitente significaría que todo aquel que no había llegado a Salvación se había quedado fuera. Había perdido.

Incrementé la marcha luchando contra los pequeños pies de mi hermano, lanzando miradas ansiosas hacia adelante (y hacia atrás) para comprobar que todo iba como debería de ir, sin sorpresas. Teníamos tiempo y no tardamos en alcanzar al primer grupo que subía despavorido la larga cuesta que llevaba a la zona residencial donde estábamos protegidos. Nos metimos entre la multitud y a base de codazos conseguí ir haciéndome un hueco entre ellos hasta llegar a la cabeza. Tiré de la mano de Daniel y no tiré de nada, solo aire. Mi hermano se me había soltado en algún momento y yo no me había dado cuenta.

— ¡Daniel! — grité con todas mis fuerzas.

No obtuve respuesta.

Me paré en seco chocando contra las personas que iban detrás que me miraron como si estuviera loca cuando di media vuelta y empecé a bajar la cuesta a toda velocidad gritando el nombre de mi hermano y esperando una respuesta. Lo encontré parado frente a la puerta que antes había sido nuestra casa, antes de que ella faltara y nuestro padre nos arrastrara a vivir a la casa de la tía Ita, que estaba situada dentro del perímetro de Salvación.

Por un momento yo también me perdí entre los recuerdos que guardaba de aquel lugar, pero el sonido de la alarma, cada vez más prolongado, me hizo salir de mis ensoñaciones y agarrar a Daniel del brazo y tirar de él.

— ¡Vamos, tenemos que correr! — le espeté sin preocuparme en si mi tono le preocupaba o no, a esas alturas si no conseguía hacerle entrar en razón nos quedaríamos fuera, desprotegidos.

Solos.

Y entonces lo escuché. No el sonido continuo de la alarma, sino algo diferente, algo mucho más aterrador. Uno de sus gritos. Ansiosos, hambrientos, salvajes. Ya estaban aquí. Los nocturnos.

Corrí con más fuerza, más rápido de lo que lo había hecho en mi vida, arrastrando a mi hermano cuesta arriba acariciando la esperanza de poder llegar a tiempo y salvarlo. Porque cuando mi padre  se quedó fuera me hizo prometérselo, que lo cuidaría, que no dejaría que nada malo le pasase. Que tenía que tener una infancia feliz como la tuve yo.

Ya estábamos llegando. Trescientos metros, no quedaba más para que nos adentrásemos dentro del perímetro y pudiésemos respirar tranquilos. Doscientos metros y la alarma se había vuelto un sonido continuo. La cúpula se empezaba a levantar ante nosotros, magistral. Mortal. Apreté el paso y la mano de mi hermano, los primeros dos metros los subía más o menos despacio, después pegaba un acelerón y era imposible poder entrar. Cien metros. Estaba empezando a subir, un metro y yo ya llegaba, casi la podía tocar con la punta de los dedos. Y llegué, allí, frente a la cúpula, que estaba ya a metro y medio. Vi que desde el otro lado nos miraban con expresión desencajada, sabían que no lo conseguiríamos. Y yo también.

No.

Una determinación aplastante me recorrió el cuerpo dándome energía que creía que ya no tenía. Agarré a mi hermano y lo aupé, miré a los que estaban dentro, uno de ellos asintió, me había entendido y entonces con toda la fuerza que pude lancé a mi hermano hacia arriba y adelante. Atravesó la cúpula en el momento exacto en el que ésta empezaba a subir más rápido. Él estaba dentro, a salvo, y yo estaba fuera. Había perdido.

Nuestras miradas se cruzaron por un instante. El tiempo exacto en el que yo tardé en escuchar a mis espaldas los gritos de los nocturnos. No tenía tiempo, me despedí con la mirada de la única familia que me quedaba y salí corriendo, no sabía a donde. No podía parar si albergaba alguna esperanza de sobrevivir.

¿Qué sabía de los nocturnos? Salían de noche, no soportaban el sol y eramos su manjar predilecto. Aparte de eso había visto que eran rápidos, mucho más que nosotros. Nada me servía para poder sobrevivir a aquella noche.

Cada vez estaban más cerca, casi podía sentir sus gélidos alientos golpeándome la nuca como puñales. Apreté los labios y el ritmo de mi carrera, doblé una esquina, seguí corriendo y me lancé hacia la primera puerta abierta que vi. Atravesé el vestíbulo, el comedor y subí de tres en tres los peldaños de las escaleras. El cuarto de baño. Cerré la puerta con pestillo (aunque tenía la certeza de que si me descubrían no aguantaría sus embestidas) y suspiré aliviada cuando comprobé que no tenía ventanas y el interruptor de la luz estaba dentro. La bombilla parpadeó un par de veces hasta que se encendió por completo y a una velocidad frenética agarre una toalla y la coloqué en el suelo, junto a la puerta, para tapar la luz.

Un crujido, y otro y otro. Uno de ellos estaba subiendo las escaleras, lo que significaba que me había visto entrar. A diferencia de lo que creíamos en un principio no tienen un super-olfato. Y pensando en eso me sorprendió el primer golpe a la puerta, mi subconsciente me traicionó cuando grité. Ya estaba, me había delatado.

Pensé en Daniel, en mi padre, en los vagos recuerdos de mi madre y en Ian, sobretodo pensé en Ian. En los paseos nocturnos, en las escapadas al parque de Salvación, en las veladas románticas y en los te quiero. Pensé en todos los momentos que habíamos pasado juntos hasta que un día desapareció. Nadie sabe qué pasó exactamente, simplemente un día estaba y al siguiente no. Aquella noche no habían saltado las alarmas, no había dejado ninguna nota, todo era... raro. Pensé en cómo había llorado después de saberlo. Y lo eché de menos, después de tres años evitando pensar en él lo eché de menos. Sus brazos fuertes rodeando mi cintura, su pelo negro acariciando mi mejilla, sus labios suaves sobre los míos y sus miradas intensas, capaces de decirlo todo sin una sola palabra.

Otro golpe. La puerta aguantaba. Otro. Crujió. Busco entre los cajones algo que me pudiese servir para defenderme pero solo encontré un cuaderno y un bolígrafo. Decidí escribirlo todo, cómo fue mi final, lo que he sentido en estos momentos.

Cierro el cuaderno, ya no tengo nada más que escribir, lo que pase ahora no podré escribirlo. Los ojos me pican y veo borroso, las lágrimas están ahí, esperando a recibir la señal para empezar a caer en cascada sobre mi rostro. Dejo la libreta y el bolígrafo en un sitio en el que creo que podrán encontrar fácilmente y me preparo. Otro golpe y la puerta cede un poco. Inspiro hondo, aprieto los puños y me pego contra la pared. Un golpe más y la puerta se abre de par en par. Como mis ojos.

— Ian — digo en un susurro y apenas soy capaz de escucharme.

Es él, no hay duda, aunque no es él. Está más pálido, más guapo, más feroz. Es uno de ellos. Se lo llevaron.

Veo que una parte de él me reconoce, pero no es suficiente para evitar que se abalance sobre mí con los colmillos extendidos y un gruñido animal. Se acabó, voy a morir y va a ser él quien me mate. Pero no pasa nada, está parado frente a mí, siento su respiración. Abro los ojos, lo miro y veo el brillo de la lucidez mezclado con el instinto animal.

— Rina.

Alarga una mano y la pone en mi rostro, ahuecando la palma. Por instinto yo apoyo la cara sobre su mano y cierro los ojos. Su contacto es frío, pero sigue siendo él. Lo noto de alguna forma, aunque haya cambiado, aunque se haya transformado sigue siendo él.

— ¿Qué te pasó? — pregunto con una mezcla explosiva de sentimientos. Tengo miedo y a la vez no. Quiero salir corriendo y quedarme con él. Quiero reír y llorar. Soy únicamente contradicciones.

— Lo siento.

Le miro a los ojos y lo veo, ese instinto salvaje que no puede controlar. Su furia consigo mismo por no poder controlarse. Veo cómo el animal puede contra la parte racional de Ian y antes de que se apague le escucho repetir “lo siento”.

Cierro los ojos. Ya me da igual. Mejor que sea él que otro. Siento un pinchazo en el cuello y también siento su pelo rozándome el cuello, sus labios y el calor de la sangre que empieza a salir y que algunos hilillos me caen por el hombro manchándome la camiseta. Lo abrazo, con fuerza. Me sorprendo al saber que él también hace lo mismo y siento que algo frío cae también por mi hombro. ¿Es que los nocturnos también lloran?

Se despega de mí y me mira. Tiene la boca manchada de sangre y la mirada completamente desquiciada, aunque yo soy capaz de percibir la parte racional de él que se ha separado de mí. Y también sus lágrimas.

— Perdoname — me dice. Yo le sonrío, como si fuese gilipollas y estuviese deseando de morir.

No lo estoy, no quiero morir, pero no quiero seguir luchando y menos contra él.

Se vuelve a lanzar contra mí y esta vez es diferente. Porque no me muerde, sólo me abraza. Me intento apartar y de nuevo me pierdo en la intensidad de su mirada tan oscura y salvaje que es raro ver la cordura en esos ojos. Y me besa, como si no hubiese un mañana, como si todo fuera desaparecer de un momento a otro. Y lo hace, porque de pronto todo se vuelve oscuro y yo caído de lleno en ese mundo de tinieblas.

Cuando despierto sé que soy una de ellos.

PD: Me llamo Nirahe. XD
Ah, me mataste con el gif, me dejaste en el suelo convulsionando y queriendo violar a la pantalla... Sí, estoy tan loca que hasta a la pantalla me quiero violar. A veces se me ocurren tan buenas ideas que hasta yo me sorprendo, ¡hasta yo! Y después de ver a Jace ya nada puede sorprenderme, excepto Valentine, Valentine es.... Ah, me mato. Bueno, regresando al tema, me encantó tu one shot, quería llorar, iba a serlo de no ser porque se supone que debería estar estudiando mate... Malditos profesores, malditos todos. Sí se puede cambiar el nombre, pero por ahora nada más ponme el nombre del actor o cantante. ¡Mucha suerte!
Besos.


Última edición por AnaPaulaHoran el Dom Sep 29, 2013 9:36 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Deseo de lo Prohibido |NC| |Audiciones Abiertas|

Mensaje por tobias. el Dom Sep 29, 2013 9:35 pm

Verónica. escribió:¡Una duda! ¿Se debe mandar una ficha o el código para audicionar? :scratch:  Solo eso. 
¡Kisseees! xx.
No, sólo el capítulo o OS.
Besos.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Deseo de lo Prohibido |NC| |Audiciones Abiertas|

Mensaje por K. el Lun Sep 30, 2013 7:57 am

AnaPaulaHoran escribió:Ah, me mataste con el gif, me dejaste en el suelo convulsionando y queriendo violar a la pantalla... Sí, estoy tan loca que hasta a la pantalla me quiero violar. A veces se me ocurren tan buenas ideas que hasta yo me sorprendo, ¡hasta yo! Y después de ver a Jace ya nada puede sorprenderme, excepto Valentine, Valentine es.... Ah, me mato. Bueno, regresando al tema, me encantó tu one shot, quería llorar, iba a serlo de no ser porque se supone que debería estar estudiando mate... Malditos profesores, malditos todos. Sí se puede cambiar el nombre, pero por ahora nada más ponme el nombre del actor o cantante. ¡Mucha suerte!
Besos.
Yo aquí tengo que decir cosas que me has sacado el tema de Cazadores de sombras. La primera, a mi Jace no me parece Jace (que no digo que Jaime sea mal actor, ni mucho menos, pero físicamente se me parece más o menos lo mismo que una zapatilla). La segunda es que a mí Valentine me despierta sentimientos encontrados (hablo del actor) porque no se parece en nada al Valentine de los libros y que alguien me diga lo contrario, pero es que yo perdí las bragas cuando salió en pantalla. Además, es el padre de Sebastian barra J.C. y Sebastian mola.

Fuera de eso me alegro de que te gustara en One. Y gracias por responder a mi duda, porque en el caso de que llegase a quedar llevo muy mal eso de usar los nombres de los actores, cantantes, lo-que-sea xD.
avatar


Ver perfil de usuario http://ask.fm/Nirahe

Volver arriba Ir abajo

Re: El Deseo de lo Prohibido |NC| |Audiciones Abiertas|

Mensaje por Stardust. el Lun Sep 30, 2013 9:07 am

Wow*-* me encantó esta idea y no sé, me gustaría participar en ella. Me llamo Jenny btw:) oye te deboel gif porque ando en el iPad y aquí no se como poner gifs u.u 

|Alex Pettyfer|Emma Williams|Vanessa Hudgens|

One shoot:
[white]
The Reason.

I'm not a perfect person
As many things I wish I didn't do
But I continue learning

Este es el partido de semifinal. Una anotación más y el equipo de los Osos de Chicago podrían ganar su tan ansiada copa. Todo se resume en esto. Pero ¿Saben que es lo irónico de esto? Que siendo el capitán me vale un bledo. Mi cabeza no piensa, mi corazón está en otro lado. Ella se va y no sé como sobreponerme, no soy perfecto; lo sé. Pero sé que pude dar más y hacer las cosas correctamente, no actuar como un cobarde y dejar que mis sentimientos hacia ella se hicieran a un lado, todo por mi egoísmo. El público me aclama. Gritan “Logan” por doquier. A pesar de que antes mataba por escuchar a la tribuna ahora no causa ningún efecto en mí. Aun recuerdo la última vez que la vi. Recuerdo su mirada llena de decepción. Ella creyó que yo había cambiado. Que sería el mismo Logan de hace años, aquel que era su mejor amigo el cual estaba profundamente enamorado de ella aunque aquella chica no lo supiera. No lo niego. Yo también lo creí. Pero debía afrontarlo. Era solo una máscara que me puse en los ojos para no ver mi realidad. Ya no era el mismo, ni ella tampoco. Habíamos tomado caminos diferentes y su futuro no se vería truncado por alguien como yo. No lo permitiría.
I never meant to do those things to you
And so I have to say before I go

-Es la jugada decisiva muchachos. Un punto más y podremos patearles el culo a los gigantes. Piensen muy bien en sus pases. Tenemos la fe en ti, Lerman-el entrenador puso su brazo sobre mi hombro y me miro fijamente. Todos lo hacían. Era el mariscal y se suponía debía encargarme de todo. Pero esto había llegado a un punto en el que me enfermaba estar aquí. En mi mente solo pasaba _____. Era el único pensamiento lucido. Pensaba en aquella fiesta a la que no debí ir, en aquella chica que hizo que perdiera al amor de mi vida, y en lo estúpido que fui. La vida no tenía sentido ahora. Tal vez suene dramático, pero era verdad. Ella se llevo mi alma. Asentí aun perdido en mis pensamientos y salimos al campo. Las porristas nos animaban mientras corríamos. Vi a Melissa mandarme un beso, yo la mire asqueado. Ahora mi meta era el juego. Trate de dejar de compadecerme a mí mismo y pensar en la táctica que emplearía.
I'm sorry that I hurt you
It's something I must live with everyday
And all the pain I put you through

Me puse detrás de uno de mis defensas. Creo que su nombre era Mark, no vi bien su rostro. Mire a mis contrincantes. Seria pan comido.
- 3-13-5.-repeti y en eso comenzamos a correr. Tenía el balón en mis manos. Mientras los defensas trataban de hacerme llegar a salvo de aquellos, yo corría intensamente. Esquivaba a unos y estos chocaban o caían. Yo solo seguía mis instintos. Buscaba como loco una salida. Vi de lejos la zona de anotación y pensé que si podía llegar. Corría 5 yardas, 10 yardas….llegaría. En el momento más inesperado _____ apareció en mi mente como si tratara de avisarme algo. Trate de no pensar en ella pero me era imposible. Corrí lo más que pude, tratando de limpiar mi mente. Faltaban 20 segundos y estábamos a un punto de ganar. Si llegaba sería lo mejor. ¿Pero de que me serviría? No me haría feliz. Nada me haría feliz. Solo trataba de complacer a los demás con esto. Ahora lo entendía. Esto no era mi felicidad ni así la conseguiría. Mi felicidad estaba con _____. Pero se había ido por mi estupidez y por no haberme dado cuenta de que la popularidad no te da la felicidad, sino que son las personas que se preocupan por ti y te aman. Corría más lento, sacando mis conclusiones hasta que vi una sombra. Era una chica que bajaba de un taxi. Pensaba que era una ilusión, pero no quería creerlo.
I've found a reason for me
to change who I used to be
a reason to start over new
and the reason is You

[justify]Corrí más rápido, a pesar de que ya no me quedaba tanta energía. Estaba a punto de llegar. Una sonrisa se curvo en mis labios cuando la vi. Estaba esperando que llegara hacia ella. Todos gritaban animándome, pero yo solo quería llegar hasta ella y poder besarla hasta el cansancio. Estaba por llegar y quedaban diez segundos. Lo conseguiría. Cuando llegue a la zona de anotación deje el balón de lado y camine hacia ella. El timbre de que todo había acabado sonó. Los demás gritaban y se abrazaban unos con otros. Habíamos ganado.
Pero eso no era lo que me importaba ahora. Tome su rostro y nuestras narices se tocaban levemente. Sonreí al sentir su suave aroma a flores impregnarse en mis sentidos. Abrí lentamente los ojos y sonreí observando a la mujer que se había robado mi corazón. De esto era de lo que hablaba.

-Yo…-comenzó a hablar pero yo puse un dedo en sus labios, haciendo que callara.-
-La razón eres tu.-le dije al oído. The Reason. Su canción favorita. Ella no pudo más y se aferro a mí, tratando de ocultar sus lágrimas, nos separamos y bese sus labios. Definitivamente esta la mejor noche que pude haber pedido.[/jusify][/white]
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Deseo de lo Prohibido |NC| |Audiciones Abiertas|

Mensaje por tobias. el Mar Oct 01, 2013 4:47 pm

Stardust. escribió:Wow*-* me encantó esta idea y no sé, me gustaría participar en ella. Me llamo Jenny btw:) oye te deboel gif porque ando en el iPad y aquí no se como poner gifs u.u 

|Alex Pettyfer|Emma Williams|Vanessa Hudgens|

One shoot:
[white]
The Reason.

I'm not a perfect person
As many things I wish I didn't do
But I continue learning

Este es el partido de semifinal. Una anotación más y el equipo de los Osos de Chicago podrían ganar su tan ansiada copa. Todo se resume en esto. Pero ¿Saben que es lo irónico de esto? Que siendo el capitán me vale un bledo. Mi cabeza no piensa, mi corazón está en otro lado. Ella se va y no sé como sobreponerme, no soy perfecto; lo sé. Pero sé que pude dar más y hacer las cosas correctamente, no actuar como un cobarde y dejar que mis sentimientos hacia ella se hicieran a un lado, todo por mi egoísmo. El público me aclama. Gritan “Logan” por doquier. A pesar de que antes mataba por escuchar a la tribuna ahora no causa ningún efecto en mí. Aun recuerdo la última vez que la vi. Recuerdo su mirada llena de decepción. Ella creyó que yo había cambiado. Que sería el mismo Logan de hace años, aquel que era su mejor amigo el cual estaba profundamente enamorado de ella aunque aquella chica no lo supiera. No lo niego. Yo también lo creí. Pero debía afrontarlo. Era solo una máscara que me puse en los ojos para no ver mi realidad. Ya no era el mismo, ni ella tampoco. Habíamos tomado caminos diferentes y su futuro no se vería truncado por alguien como yo. No lo permitiría.
I never meant to do those things to you
And so I have to say before I go

-Es la jugada decisiva muchachos. Un punto más y podremos patearles el culo a los gigantes. Piensen muy bien en sus pases. Tenemos la fe en ti, Lerman-el entrenador puso su brazo sobre mi hombro y me miro fijamente. Todos lo hacían. Era el mariscal y se suponía debía encargarme de todo. Pero esto había llegado a un punto en el que me enfermaba estar aquí. En mi mente solo pasaba _____. Era el único pensamiento lucido. Pensaba en aquella fiesta a la que no debí ir, en aquella chica que hizo que perdiera al amor de mi vida, y en lo estúpido que fui. La vida no tenía sentido ahora. Tal vez suene dramático, pero era verdad. Ella se llevo mi alma. Asentí aun perdido en mis pensamientos y salimos al campo. Las porristas nos animaban mientras corríamos. Vi a Melissa mandarme un beso, yo la mire asqueado. Ahora mi meta era el juego. Trate de dejar de compadecerme a mí mismo y pensar en la táctica que emplearía.
I'm sorry that I hurt you
It's something I must live with everyday
And all the pain I put you through

Me puse detrás de uno de mis defensas. Creo que su nombre era Mark, no vi bien su rostro. Mire a mis contrincantes. Seria pan comido.
- 3-13-5.-repeti y en eso comenzamos a correr. Tenía el balón en mis manos. Mientras los defensas trataban de hacerme llegar a salvo de aquellos, yo corría intensamente. Esquivaba a unos y estos chocaban o caían. Yo solo seguía mis instintos. Buscaba como loco una salida. Vi de lejos la zona de anotación y pensé que si podía llegar. Corría 5 yardas, 10 yardas….llegaría. En el momento más inesperado _____ apareció en mi mente como si tratara de avisarme algo. Trate de no pensar en ella pero me era imposible. Corrí lo más que pude, tratando de limpiar mi mente. Faltaban 20 segundos y estábamos a un punto de ganar. Si llegaba sería lo mejor. ¿Pero de que me serviría? No me haría feliz. Nada me haría feliz. Solo trataba de complacer a los demás con esto. Ahora lo entendía. Esto no era mi felicidad ni así la conseguiría. Mi felicidad estaba con _____. Pero se había ido por mi estupidez y por no haberme dado cuenta de que la popularidad no te da la felicidad, sino que son las personas que se preocupan por ti y te aman. Corría más lento, sacando mis conclusiones hasta que vi una sombra. Era una chica que bajaba de un taxi. Pensaba que era una ilusión, pero no quería creerlo.
I've found a reason for me
to change who I used to be
a reason to start over new
and the reason is You

[justify]Corrí más rápido, a pesar de que ya no me quedaba tanta energía. Estaba a punto de llegar. Una sonrisa se curvo en mis labios cuando la vi. Estaba esperando que llegara hacia ella. Todos gritaban animándome, pero yo solo quería llegar hasta ella y poder besarla hasta el cansancio. Estaba por llegar y quedaban diez segundos. Lo conseguiría. Cuando llegue a la zona de anotación deje el balón de lado y camine hacia ella. El timbre de que todo había acabado sonó. Los demás gritaban y se abrazaban unos con otros. Habíamos ganado.
Pero eso no era lo que me importaba ahora. Tome su rostro y nuestras narices se tocaban levemente. Sonreí al sentir su suave aroma a flores impregnarse en mis sentidos. Abrí lentamente los ojos y sonreí observando a la mujer que se había robado mi corazón. De esto era de lo que hablaba.

-Yo…-comenzó a hablar pero yo puse un dedo en sus labios, haciendo que callara.-
-La razón eres tu.-le dije al oído. The Reason. Su canción favorita. Ella no pudo más y se aferro a mí, tratando de ocultar sus lágrimas, nos separamos y bese sus labios. Definitivamente esta la mejor noche que pude haber pedido.[/jusify][/white]
Yo siempre me quise llamar así, pero mis queridos padres... Me alegra que te haya gustado la idea, me gusto mucho como escribes. ¡Suerte!
Besos.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Deseo de lo Prohibido |NC| |Audiciones Abiertas|

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.