O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» bitter battlefield.{fichas/expedientes.
Hoy a las 7:14 am por rumancek.

» Guerra de Sexos; muro.
Ayer a las 10:49 pm por jackson.

» ¿Es posible el amor? Draco y tú
Ayer a las 10:44 pm por AngelMalfoy

» «Go back to Uk» [Harry S.]
Ayer a las 10:36 pm por AngelMalfoy

» Heroes. (Muro Interactivo)
Ayer a las 10:18 pm por yagmur.

» Half-Cold Half-Hot
Ayer a las 9:32 pm por Kurisu

» cockamamie dreamer ~
Ayer a las 9:28 pm por Ritza.

» El Círculo {One Direction} |NC|
Ayer a las 8:05 pm por Legendary.

» MY POWER |Celyn|
Ayer a las 4:08 pm por Celyn

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

||"Invisible" ||Justin Bieber||

Página 1 de 21. 1, 2, 3 ... 11 ... 21  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

||"Invisible" ||Justin Bieber||

Mensaje por Leiluu Horan el Vie 27 Sep 2013, 11:18 am

Titulo: Invisible
Autor: Yo
Adaptación: No
Advertencias: Por ahora ninguna
Otras paginas:
No




Prólogo:

Esa chica es el centro de atención por momentos, hasta que se cansan de acosarla y la dejan hundida en su propia mugre, lo que la sociedad ha creado. El prototipo de perfección no está al alcance de nadie normal en estos tiempos y menos de _____ Miller, la chica de mirada perdida y brazos con cicatrices.

Puedes ver una sonrisa y confundirla con felicidad, muchos lo hacen. Puedes criticar jugando una broma, pero haces daño. Puedes juzgar a una persona, pero no sabes lo que esconde muy en el fondo. Y puedes matar a una persona, con solo calificarla de una manera, de una sola maldita manera.

Ella no era débil, solo había sido demasiado fuerte durante mucho tiempo y en un momento se quebró. No es suicida, más no quiere vivir. Tiene una vida complicada, unas muñecas cortadas y un estómago vacío. Pero nunca vas a darte cuenta, porque siempre va a esconderlo.

Una historia narrada por Justin Bieber, un canadiense que se acerca a una chica que es llamada “rara”, pero que en verdad nadie la conoce en serio. Cuando se adentra en la vida de esta, no quiere dejarla y sabe que ha llegado para ayudarla y sacarla de eso.

Ella es prácticamente “Invisible”.


La novela tiene dos partes, la primera narrada por Justin y la segunda por _____. Espero que les guste.


Última edición por Leiluu Horan el Lun 09 Dic 2013, 7:11 am, editado 10 veces
avatar


Ver perfil de usuario http://ask.fm/LeilaaVargas

Volver arriba Ir abajo

Re: ||"Invisible" ||Justin Bieber||

Mensaje por Leiluu Horan el Vie 27 Sep 2013, 11:40 am

“Invisible”

Sinopsis:

Siempre alejada de todo, perdida en su mundo. Mil veces me pregunté por qué siempre llevaba un buzo puesto y miles de pulseras, nunca se quitaba nada de eso, y la mano en un puño sostenía la manga de su buzo toda la jornada escolar. No hablaba con nadie, entregaba todas las tareas a tiempo, nunca nadie se la encontraba por la calle, no parecía tener amigos.

¿Quién era esa chica?

La gente vivía susurrando sobre ella, criticando sus rasgos, su vestimenta, su responsabilidad en el colegio, su soledad, su antisocialidad, pero nadie la conocía en realidad. Nadie sabía nada de ella, no tenían derecho a juzgarla.

Esa chica había despertado una tremenda curiosidad en mí. No me bastaba con saber solo su nombre y apellido, quería saber qué era lo que ocultaba, que la mantenía con la cabeza gacha todo el tiempo, por qué llevaba siempre mangas largas y pulseras, por qué no hablaba con nadie.

Nunca la había visto sonreír, si había escuchado su voz, más no la había visto a los ojos. Estaba dispuesto a hacer lo necesario con tal de saber sobre ella, no iba a quedarme de brazos cruzados, pues algo me decía que necesitaba de un simple amigo, o quizá un conocido.

Soy Justin Bieber, tengo diecisiete años y estoy en mi último año de secundaria. Mis padres son separados y tengo dos medio hermanos. Vivo con mi madre en Estados Unidos, Atlanta, Georgia, y mi padre con mis dos hermanos y su nueva esposa, en Canadá, el país donde nací. Me gusta pasar tiempo con mis amigos, aunque también le dedico su tiempo al colegio. Amo la música, los instrumentos y en particular me gusta Michael Jackson, el rey del pop. Tengo mis encantos, pero no todas las chicas se fijan en mí, puedo decir que estoy bien así de solo.

___________________________

La novela está narrada por Justin, Rayita es basada en una persona real, es decir que existe en la vida real. La voy a subir cuando vea que les gusta. Espero sea una más de mis novelas que ustedes me torturan para subir. Las amo y gracias por leer.

Mi twitter: https://twitter.com/LeilaVargas


Última edición por Leiluu Horan el Lun 09 Dic 2013, 7:12 am, editado 3 veces
avatar


Ver perfil de usuario http://ask.fm/LeilaaVargas

Volver arriba Ir abajo

Re: ||"Invisible" ||Justin Bieber||

Mensaje por Leiluu Horan el Vie 27 Sep 2013, 4:36 pm

Nadie? sad 
avatar


Ver perfil de usuario http://ask.fm/LeilaaVargas

Volver arriba Ir abajo

Re: ||"Invisible" ||Justin Bieber||

Mensaje por Leiluu Horan el Dom 29 Sep 2013, 7:49 am

“Invisible”

Capitulo I:

“Ella se ve fría, pero no lo es, en realidad es muy dulce y tierna. Solo tiene miedo a que la lastimen”



Me siento en el banco del fondo junto a Chaz, la chica misteriosa está al frente. Mientras nadie escucha al profesor y todos hablan como si estuvieran en hora libre, ella le presta atención como si fuera un niño a su padre, toma apuntes como si el profesor hablara de algo que ella debe saber si o si para subsistir.

-¿Qué ves? –pregunta Chaz codeándome.

-A la chica esa.

Se inclina un poco hacia el pasillo y fija la vista en la chica que se sentaba sola, vuelve a su lugar y asiente.

-¿La habías visto antes?

-Justin, que no hable con nadie no significa que no exista –me dice-. ¿Sabes? Está desde siempre, solo que tú no prestas atención a nada.

-Oye, pasa desapercibida porque no hace nada para que la gente la mire.

Chaz muerde la punta de su lápiz y luego vira los ojos.

-Es rara.

-Me he dado cuenta.


El profesor se ha rendido, solo mira a la chica que le presta atención y prácticamente le explica solo a ella. Entrecierro los ojos y la veo apretar el puño de su buzo mientras esconde la parte inferior de su mano.

-Van a denunciarte por acosador –dice Chaz.

-Me llama la atención.

-¿No qué no hacía nada para que la gente la mire? Tú pareces estúpido mirándola.

-Pero no porque ella haga algo para que la mire, me da curiosidad, ¿cómo se llama?

-No lo sé –hace un bollo una hoja y la lanza a la otra punta del salón-. ¿Para qué quieres saber? ¿Vas a invitarla a salir?

Ryan se da la vuelta y apoya el codo sobre nuestra mesa.

-¿Con quién saldrás, Bieber?

-Con nadie.

-Con la chica del frente –intenta delatarme mi otro amigo.

-¿______?

-¿Cómo dices que se llama?

-______...

-Su apellido, tonto.

-No lo sé –se acomoda en su silla al revés.

-Justin, no salgas con ella, a que no va a hablarte en toda la cita –dice Chaz.

-No voy a salir con ella.

Ryan ríe levemente.

-De igual manera, ella no sale con nadie, nunca.

-Prosigue, vamos.

-Parece que le gusta –acota Chaz.

-Que me gusta y un cuerno, solo me intriga.

-Bueno, ya –Ryan frunce sus rubias cejas-. ¿Qué quieres saber?

-¿Qué sabes de ella?

-Nadie sabe nada con certeza –dice.

Chaz se ríe.

-Pareces un sacerdote.

-¿De qué mier.da hablas, Somers? –le tira una goma de borrar en la frente.

Me río, Chaz siempre hace esos comentarios que no tienen nada que ver, aún así, son graciosos y estúpidamente divertidos.

-Bueno, dime –digo riendo.

-A ver, se llama ______, creo que no tiene hermanos, muchos dicen que vive sola, que no tiene padres. Nadie nunca la ha visto fuera del colegio, antes todos se empeñaban por saber algo de ella, pero nadie lo ha logrado y ahora simplemente la ignoran. Se han rendido.


¿Cómo pueden ignorar a una persona que se ve completamente interesante? Estoy seguro que detrás de toda esa seriedad, esa soledad, hay algo mucho más normal de lo que todos piensan.



Suena el timbre de salida, sin importar que el profesor siga hablando, comienzan a salir los alumnos del salón. Naturalmente, viernes por la tarde, ya nadie quiere estar aquí, todos se van quedando en la puerta del colegio para hacer planes para esta noche. Ella sigue escuchando como el profesor concluye el tema, mientras guarda todas sus cosas, sin dejar de sostenerse el buzo por la manga.

-¿Vamos?

-Los veo más tarde, pueden ir yendo –digo guardando mis cosas.

Chaz alza los hombros y seguido por Ryan, salen del salón. Pronto no queda nadie, solo ella, el profesor y yo. Él sonríe levemente y sale del salón con un asentimiento de cabeza hacía la chica. Me coloco la mochila al hombro y avanzo un poco por el pasillo. Ella guarda los lápices en un bolsillo de su mochila, sin notar mi presencia y se la cuelga en el hombro, pero al no haber cerrado el cierre, sus cuadernos y hojas se escapan y caen al suelo.

-Mier.da –murmura.


Creo tener la perfecta oportunidad, pero mi móvil comienza a sonar. La chica se da la vuelta de golpe y aferra más sus manos a sus mangas. Acto seguido, se arrodilla en el suelo y comienza a levantar todo. Declino la llamada de mi madrastra y me arrodillo junto a ella. Levanto dos hojas con apuntes de Biología y Física, y unos cuantos útiles, ella se pone de pie y comienza a meter todo en la mochila.

-Asegúrate de cerrarla bien esta vez –digo, pasándole lo que he levantado.

Ella lo toma apresuradamente y lo guarda sin cuidado alguno. No da las gracias, pero se me queda viendo a los ojos, yo también la veo, pero no encuentro nada. Su mirada está tan vacía, tan desolada. Su rostro pide ayuda a gritos. Hace una mueca, se cuelga la mochila nuevamente y sale casi corriendo del salón vacío. Cierra la puerta tras sus pasos, me muevo rápidamente para seguirla y la veo corriendo por el pasillo. Corro también, la sigo, intentando que no se sienta acosada. El colegio está ya vacío por dentro, aunque afuera quedan estudiantes, ella salta los tres escalones de la entrada y cruza el aparcamiento para luego cruzar la calle al parque. Intento seguirla con la vista mientras corro hasta mi motocicleta, ella ya ha desminuido la velocidad de su paso. Enciendo el motor y salgo lo más rápido posible. Cruza el parque por la mitad mientras yo la sigo con la vista.

-¿A dónde es que vas? –murmuro, viendo que camina con la cabeza gacha y a paso lento pateando piedras por el suelo.

Ella sale pronto del parque y cruza otra calle para subir por una avenida, la sigo por la calle, a baja velocidad, ya que ella va caminando lentamente.

¿Cuál es mi intención? ¿Para qué la sigo? Solo tengo algo de curiosidad.

Dobla en la esquina y sigue caminando por un angosto callejón, la observo desde la otra punta, y cuando dobla a la izquierda, entro al callejón para seguir sus pasos. Alzp la vista y la veo doblando a la izquierda nuevamente, la sigo y salimos a una transitada calle. Mi teléfono comienza a sonar. Maldigo por lo bajo antes de tomarlo.

-¡Erin! –atiendo.

-Justin, ¿cómo estás? –dice, cariñosamente.

Busco a la chica con la vista, la he perdido.




Así que mis hermanos vienen el próximo fin de semana y debo llevarlos a recorrer la ciudad. Tendré que dejar de lado los planes con mis amigos y salir con ellos. Los adoro y no los veo casi nunca, por suerte últimamente se están presentando varios negocios de papá en los que viaja y trae a Erin junto con los niños.

-¿Vas a salir? –pregunta mi mamá desde la cocina.

-No lo sé, estoy cansado.

-Justin, llevas viendo televisión toda la tarde, ¿de qué te cansas, hijo?

-De muchas cosas y estar sentado es una de ellas.

Mi mamá se ríe.

-¿Qué tal ha estado el colegio?

-No veo la hora de que terminen las clases –digo bufando.

Se ríe justo cuando el teléfono comienza a sonar.

-¿Atiendes tú?

-Claro que si.

Me pongo de pie y agarro el teléfono inalámbrico. Presiono el botón a la vez que bajo el volumen del televisor.

-¿Hola?

-Justin, eres gay y te quiero.

Me río animadamente.

-¿Qué onda, Chaz?

-¿Qué onda contigo, bro? –se ríe levemente-. Te quedaste solo en el salón y luego te fuiste como si nada, sin saludar.

-Tenía que hacer algo.

-¿Hacer qué?

-Algo.

-¿Algo de qué?

-No vas a parar hasta que te diga que hice, ¿Cierto?

-Ya me conoces, soy un metido en temas de mis mejores amigos.

-Bueno, pues –me río-, seguí a ______, pero la perdí de vista.

-Acosador.

-No, solo me intriga.

-¿Cómo que la perdiste de vista?

-Mi madrastra llamó y la perdí de vista cuando atendí.

-Mier.da, ¿hacia dónde iba?

-No lo sé.

-Cruzando el parque.

-Era la avenida paralela a la calle donde están todos los negocios de comida rápida.

-Y ahí la perdiste.

-Si, ahí mismo.



El fin de semana fue como todos. Chaz y Ryan se quedaron a dormir en mi casa el viernes por la noche, jugamos video juegos juntos y luego nos dormimos. El sábado salimos a almorzar con los chicos de futbol y a la tarde me quedé aburrido en mi casa, hora de hacer las tareas del colegio. Por la noche salimos a bailar a un club nocturno.

No pensé en ella en todo el fin de semana, había sido una obsesión de momento, o eso creí hasta que la vi abriendo su casillero el lunes por la mañana.

-Ahí está –me dice Ryan observando en la misma dirección que yo.

Lleva unos vaqueros desgastados, unas Vans azules, el pelo recogido en una coleta alta y un buzo celeste, el cual obviamente va sujeto a sus puños. No tiene nada de maquillaje en la cara y sus uñas están perfectamente cortas y sin pintura.

-Hola, Justin.

Siento que alguien se cuelga de mi espalda, pero esa voz ya la conozco.

-Hey, Shay –digo alegremente.

-¿Cómo anda mi chico favorito? –aprieta mis mejillas.

Me río y luego me zafo de su agarre.

-Muy bien, ¿cómo estás tú?

-Bien, aunque creo que el fin de semana es cada vez más y más corto.

Ryan coincide con ella y creo que la mayoría de la población adolescente también lo hace.

-¿Fuiste al campo con tus padres?

-Algo así –menea la cabeza-, aunque está vez mamá me ha dejado llevar a Mark con nosotros. Nos la hemos pasado de pelos.

Le sonrío. Shay es una buena amiga, la conozco desde hace dos o tres años y siempre ha estado para mí cuando más la he necesitado. Cursa un grado más abajo que nosotros, pero en los recesos se la pasa parloteando entre nosotros y con su novio.

-Me alegro.

-A que tú y estos tontos han estado frente a una pantalla todo el fin de semana.

-A que tú y tu novio han estado todo el fin de semana a los besos –nos defiende Chaz.

Ella lo golpea en el hombro y los tres nos reímos. Suena la campana y esquivo a Shay para ver al casillero de ______, ella ya no está allí.


_________

Bueno, espero les guste. Ya van a ir entendiendo un poco más la novela, solo esperen uno o dos capítulos más. Gracias por leer, Mi twitter: https://twitter.com/LeilaVargas DOY FOLLOW BACK (:


Última edición por Leiluu Horan el Jue 24 Oct 2013, 7:21 pm, editado 2 veces
avatar


Ver perfil de usuario http://ask.fm/LeilaaVargas

Volver arriba Ir abajo

Re: ||"Invisible" ||Justin Bieber||

Mensaje por Someone el Dom 29 Sep 2013, 1:09 pm


Hola c: 

Soy Ana y pues... me gusta la nove.En realidad me llamo bastante la atención ya que el tema de el suicidio y la discriminación es importante para mi. Soy la 1 lectora ¡ Yyyuppi c:  espero que nos llevemos muy muy uy bien y que la sigas ok? c: no me defraudes byee


avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ||"Invisible" ||Justin Bieber||

Mensaje por Leiluu Horan el Dom 29 Sep 2013, 3:02 pm

Himmel_Horan escribió:
Hola c: 

Soy Ana y pues... me gusta la nove.En realidad me llamo bastante la atención ya que el tema de el suicidio y la discriminación es importante para mi. Soy la 1 lectora ¡ Yyyuppi c:  espero que nos llevemos muy muy uy bien y que la sigas ok? c: no me defraudes byee



Hola, claro...Y gracias por comentar
avatar


Ver perfil de usuario http://ask.fm/LeilaaVargas

Volver arriba Ir abajo

Re: ||"Invisible" ||Justin Bieber||

Mensaje por Leiluu Horan el Dom 29 Sep 2013, 3:04 pm

“Invisible”

Capitulo II:

“-¿Tu peor enemigo?
-Mi mente
-¿Por que ella?
-Porque ella conoce todas mis debilidades.”


Nuevamente la chica rara ocupa el primer puesto, yo ya he tomado nota mental de esto y voy a sentarme en el segundo puesto mañana. La curiosidad que siento por ella es más fuerte de lo que creía. Llevo una semana viendo sus mangas agarradas en sus manos hechas un puño y eso me llama mucho la atención. Su forma de vestir, su siempre alta coleta, su rostro sin maquillaje, ella es muy distinta a las demás, y eso la hace ser “rara”.

El profesor habla y solo la mitad de la clase le pone atención. Los ojos de la chica siguen a este de un lado al otro del salón, ella baja la mirada y escribe lo que le parece importante.

-Ya, amigo –me codea Ryan-. Va a darse cuenta que la miras, ¿en serio quieres salir con ella?

-No, no quiero –frunzo el ceño y aparto mi mirada de ella-. Solo quiero saber más de su vida.

-¿Para qué? No se relaciona con nadie, nunca vas a saber de ella, no insistas.

-Me llama la atención.

-Siempre te fijas en morenas de ojos claros, ella no es así.

-¿Y eso que tiene que ver? No he dicho que me guste, solo he dicho que me llama la atención, despierta mucha curiosidad en mí, demasiada y asusta.

Chaz me golpea la espalda.

-¿A que no saben con quién saldré este fin de semana?

Recién es lunes y Chaz ya tiene una cita. Que maldito mujeriego.

-¿Con quién?

-Frida –sonríe.

Ryan ríe levemente.

-No los veo juntos, ¿Frida y tú? ¿Qué haría ella con un zángano como tú? –se burla Ryan.

Me río un poco y me doy la vuelta para seguir contemplando a la chica que tanto quiero conocer. Tiene que pensar algo que me ayude a acercarme a ella, que le llame la atención mi presencia, quiero ayudarla, ser alguien en quien ella pueda confiar. La veo muy sola, y su mirada el viernes por la tarde, indicaba rastros de lágrimas y unas leves bolsas bajo sus ojos.

En el primer receso, _______ no está por donde siempre andábamos todos, eso despierta una nueva curiosidad en mí. En el segundo receso, tampoco está por allí. La última clase del día, es gimnasia, algo que a nadie le gusta. Siempre debemos trotar alrededor del campo de juego y más tarde nos separan, hombres por un lado, mujeres por el otro.

Me encuentro con Mark, el novio de Shay, en los vestidores. Hablamos un momento y nos gastamos bromas. No quedan muchos chicos en el lugar, ya casi todos se han ido a casa.

-Shay me dijo que estuvieron todo el fin de semana juntos.

-Créeme que lo sé –se ríe.

-Depravado, te pido que no des detalles.

-No iba a hacerlo –vuelve a reír-. ¿Sabes que escuché hoy durante el almuerzo?

-No, si no me dices, no sabré nunca –digo, atando los cordones de mis zapatillas.

-Me dijeron que vas a salir con esa chica.

-¿Qué chica?

-La chica del frente, la chica rara, la chica emo, esa cosa.

¿Esa cosa? ¿Se refiere con ese adjetivo a una chica que ni siquiera conoce?

-No voy a salir con ella –niego con la cabeza-. Ni si quiera sé cómo se apellida.

-Miller, es ______ Miller.

Un punto para mí.

-Oh –asiento-, ¿sabes algo más de ella?

-Si, que está loca y nunca va a ningún sitio.

-Hermano, eso me confirma que no sabes nada de ella.

Se ríe.

-¿Por qué lo dices?

-Porque dices que está loca y sin embargo no creó que hayas cruzado palabras con ella alguna vez.

-Se nota a kilómetros, Justin. ¿Alguna vez has visto que se suelte las mangas del buzo?

-No, pero eso no significa que esté loca.

-¿Y por qué lo hace?

-¡Yo que sé! Pero por alguna razón será.

-La defiendes… si te gusta.

-No me gusta –refunfuño y cierro mi casillero-. Simplemente la defiendo porque hablan sin saber, no la conocen, solo saben su nombre.

Revolea los ojos.

-Como digas.

Le golpeo en el hombro.

-Calma, chico –se ríe.



El martes por la mañana llego al colegio un poco tarde, son pasadas las siete treinta cuando entro al salón. La campana ya ha sonado cinco minutos antes, pero la profesora de historia algo me quiere y me deja quedarme en su clase. No puedo sentarme detrás de _____ y no voy a ocupar el puesto a su lado. Primero porque ella va a sentir un acoso que no quiero que sienta y segundo, porque al parecer le gusta sentarse sola.


-Tienen que ponerse en parejas, no voy a elegirlas yo, pero si deben tener todos su pareja.

_____ alza la mano.

-Somos treinta y un alumnos, no se pueden hacer quince parejas justas. Queda alguien solo.

Me extraña mucho su comentario. Recorro el salón con la vista y noto que es cierto, están todos los bancos dobles ocupados, menos el de ella, donde solo está ella y su mochila.

-Un grupo de tres –dice la profesora.

Ryan y Chaz voltean a verme como si la profesora hubiera anunciado algo increíble. Lo cierto es que yo ya tengo otro plan.

-¿Y no puedo ser yo sola? –pregunta por lo bajo.

La profesora le sonríe y asiente levemente. Luego ella sigue tomando apuntes. Me deslizo de mi silla y corro hasta sentarme al lado de ella. Alza la vista y la fija en mis ojos, le sonrío levemente. Sé ligar con chicas, pero eso no es lo que quiero hacer con ella. ¿Qué hago?

-Hola –digo suavemente.

Voltea a ver detrás de ella y luego vuelve su mirada a mis ojos. Pone una mano en su pecho y se señala a sí misma

-Si, a ti.

Frunce el ceño levemente.

-Hola.

-Hay que hacer parejas para el trabajo de fin de trimestre y me preguntaba si tú quieres ser conmigo.

-Soy ______ Miller –me dice extrañada, casi como aclarando las cosas.

-Ya sé –le sonrío.

-¿Entonces…?

-Te estoy preguntando si quieres ser mi pareja para el trabajo.

-¿Yo?

-Si, tú –digo alzando los hombros.

Niega con la cabeza y vuelve su vista al frente. Coloco los brazos sobre la mesa y los cruzo.

-Voy a ser sola, siempre soy sola, no tengo inconveniente –explica rápidamente.

-¿Y si esta vez tienes pareja?

-Ya comprendo, quieres aprobar el trimestre y necesitas alguien que sepa de que va la materia.

Frunzo el ceño y niego con la cabeza. Ella se pone de lado para verme a los ojos.

-No es eso. Simplemente quiero ser contigo.

-No te pases, sé que me has seguido la semana pasada.

Me quedo callado. Junto mis labios en una línea recta y los presiono. ¿Cómo se ha dado cuenta de aquello?

-Ya puedes volver a tu lugar, haré el trabajo por los dos, no tengo problema con eso.

Va saliendo mal mi plan. No necesito que me haga el trabajo, necesito estar con ella para conocerla.

-No quiero que hagas eso.

-Vamos, de todas maneras haré el trabajo yo sola, no necesito que me fastidien mientras lo hago.

Bajo la mirada a sus manos, estas agarran el buzo con fuerza y lo retuercen en el puño. Se siente incómoda y se remueve en su asiento.

-Solo quiero ser tu compañero, voy a colaborar en el trabajo.




El miércoles llego al colegio y hago lo normal. Después de ver a Chaz coqueteando con Frida, voy hasta mi casillero y saco los libros que voy a necesitar. Meto mi chaqueta allí adentro y guardo los libros en la mochila. Al cerrar mi casillero veo a ______ abriendo el suyo. Lleva unos vaqueros oscuros, una trenza que cae sobre su hombro y una campera rosada, que hace juego con sus zapatillas. Saca sus cosas y cuando cierra la puerta, se pasa las mangas de la campera por debajo de sus ojos. Obviamente las tiene sujetas con sus manos, vuelve a pasarla por debajo de sus ojos y sorbe su nariz. Respira profundamente y se cuelga la mochila al hombro para echar a andar por el pasillo.

-Oye –estiro una mano en su camino.

Ella se detiene y voltea a verme.

-Hola. –Baja la mirada a sus manos.

-Hola, ¿estás bien?

-Si –susurra-, estoy bien.

-Eh, bueno, ayer cuando llegué a casa recordé que no te había dicho mi nombre y yo si sé el tuyo, entonces fue grosero de mi parte.

Hace una mueca, sin alzar la vista y asiente.

-¿Segura que te encuentras bien?

Vuelve a asentir.

-Bueno, soy Justin Bieber.

-______ Miller.

Le sonrío, ella no me está viendo. ¿Por qué miente? Está conteniendo las lágrimas y sin embargo dice que se encuentra a bien. O quizá no tiene la suficiente confianza para decir por lo que está pasando.

Suena la campana.

-Me voy a clases –dice rápidamente y sale corriendo.

___________

Y ahora es cuando la novela se pone interesante...Mi twitter: https://twitter.com/LeilaVargas seguime y te sigo
avatar


Ver perfil de usuario http://ask.fm/LeilaaVargas

Volver arriba Ir abajo

Re: ||"Invisible" ||Justin Bieber||

Mensaje por Leiluu Horan el Lun 30 Sep 2013, 11:07 am

“Invisible”

Capitulo III:

“Te han dañado antes, puedo verlo en tus ojos. Tratas de sonreír a lo lejos, pero hay algunas cosas que no puedes ocultar”



El jueves mi compañera de trabajo me avisa que no va a asistir a clases el viernes, pero que el sábado podemos juntarnos a hacer parte del trabajo. Le ofrezco que venga a mi casa, ella acepta sin problema. Quedamos luego del almuerzo y allí estoy yo, ayudando a mi mamá a lavar la vajilla, cuando el timbre suena.

-Voy yo –digo.

Salgo de la cocina, cruzo la sala y observo por el pequeño orificio de la puerta que permite ver al exterior, es ella, acomodando su saco negro sobre sus muñecas. Giro la llave y abro la puerta. Alza la cabeza y me regala una sutil mueca.

-Hola, entra –digo haciéndome a un lado.

Ella entra en la casa y al pasar por mi lado se pone en puntillas de pie y besa mi mejilla. Cierro la puerta tras sus pasos y doy media vuelta.

-¿Traes la fotocopia del trabajo? Me he olvidado de buscarla.

Ella sonríe levemente y palmea su bolso. Sonrío.

-Puedes pasar a la sala, buscaré algo para tomar y vengo. Ponte cómoda.

Me adentro en la cocina y ella entra en la sala. Tomo la jarra con zumo de pomelo y dos vasos, mi madre me sonríe y me pasa una bandeja de madera.

-¿Te gusta?

-¿Quién?

-La chica –dice casi en un susurro.

Niego con la cabeza y me río levemente.

-Siempre haces tus trabajos con Chaz o Ryan, o ambos.

-¿No eres tú la que dice que hay que ir variando?

Me golpea con el costado de su cuerpo y se quita el delantal.

-No le cuentas nada a tu madre.

-Mi madre es una entrometida. Y sabes que te cuento todo, mamá –digo en una queja alargada-, solo que ella es mi compañera de clase.

-No la había visto nunca.

-Oh, vamos, no empieces –murmuro-. Ella no tiene amigos, mamá.

Frunce el ceño.

-La llaman “rara”, en los recesos desaparece, anda siempre con un buzo o campera que no suelta de sus puños, no lo sé –alzo los hombros-. No habla con nadie y se sienta sola en clase.

Mi mamá hizo morros y luego me sonríe.

-Eres tan bueno –dice ladeando la cabeza-. Doy gracias a Dios que tengas ese corazón.

-Cállate –me río y salgo de la cocina.


Cuando entro a la sala, _____ ya ha dejado su bolso sobre el sillón y está contemplado los portarretratos posados sobre la chimenea. Dejo la bandeja en la pequeña mesa del centro y ella voltea a verme.

-¿Eres tú?

-No –me acerco a ella-, es mi hermano Jaxon.

Hace una mueca y señala otra.

-¿Ese?

-Si, ese sí.

-Se parecen mucho.

Alzo los hombros.

-La diferencia está en que Jaxon es un pequeño diablillo y yo era un santo angelito.

Se ríe levemente. Me le quedo viendo, nunca había visto una sonrisa asomar en sus labios.





-Si nos dividimos el resto del trabajo, podemos terminarlo por separado –me dice hurgando entre sus lápices y lapiceras.

-Se supone que debemos hacerlo juntos.

Saca una lapicera azul y una de color rosada, las deja sobre la mesa y saca el trabajo práctico que tenía como veinte hojas llenas de preguntas, o quizá más.

-Debemos utilizar Internet.

Frunzo el ceño y asiento. Me pongo de pie y le aviso que iré a por mi computadora portátil, asiente y se queda allí sentada, leyendo las primeras preguntas. Corro a mi habitación, tomo el aparato y bajo las escaleras mientras la enciendo. La encuentro de espaldas a mí, porque está sentada en el sillón, se observa las muñecas y pasa un dedo entre sus pulseras. De repente siente mis pasos y esconde sus muñecas bajo sus muñecas.

-Bueno, veamos… -me dice cuando llego a su lado.

-¿Quieres zumo?

Asiente levemente y le sirvo en un vaso para luego pasárselo. Ella lo toma y lo lleva hasta su boca, bebe un poco y lo deja sobre la mesa.

-¿Galletas o algo? –ofrezco. Niega rotundamente con la cabeza-. ¿Fruta?

-No, no, gracias –dice rápidamente.





Ella es callada, atenta y sonríe con timidez de vez en cuando. No sé por qué razón pero noto una barrera entre nosotros, algo que bloquea las conversaciones. Cuando no hablamos del trabajo, ella corta la conversación llevándola a otro tema, cuando quiero acordar, no he conseguido siquiera su edad.


-¿Puedes dictarme eso? Creo que es perfecto para la pregunta ocho.

Asiento y tomo el portátil. Lo coloco sobre mi regazo.

-Entonces… ¿tienes hermanos?

-Tres –murmura-. Lista, puedes comenzar.

Frunzo el ceño y empiezo a decir lo que ella ya ha marcado antes en una página de historia mundial.


Estuvimos durante bastantes horas y ni siquiera pasamos a la tercera página. Estoy seguro de que son más de doscientas preguntas, pero ni ella, ni yo queremos averiguarlo, de momento así está bien. Por un lado me alegro de haber hecho poco del trabajo. Aún nos quedan muchas páginas y preparar la exposición.

-¿No tienes calor? –pregunto viendo que aún lleva su campera.

Voy a averiguarlo, no sé cómo, pero que voy a hacerlo, voy a hacerlo. Estoy seguro.

-No –niega con la cabeza-. Estoy algo cansada, creo que deberíamos seguir otro día. De igual manera, tenemos dos meses más, hay tiempo.

Asiento con la cabeza y pongo ambos vasos sobre la bandeja de madera.

-¿Tienes hora? –pregunto.

Ella amaga a subir la manga de su campera, pero baja el brazo y niega con la cabeza.

-Creo que ya oscureció –digo alzando la bandeja para llevarla a la cocina.

Cuando vuelvo a la sala, ella ya está guardando sus cosas. Dejo un paquete de galletas sobre la mesita, voltea a ver el paquete fijamente y luego de parecer estar teniendo una lucha interna, desvía la mirada y mete su cartuchera en el bolso.

-¿No quieres? –pregunto cuando se incorpora.

-No, gracias.

-No has aceptado nada de lo que te he ofrecido. Vamos, me ofendes –bromeo.

Ella voltea a verme y se estira las mangas de la campera hacia abajo, cubriendo hasta la mitad de la mano, la cierra allí y vuelve a negar con la cabeza.

-¿Por qué siempre haces eso con tus mangas?

-¿Hacer que cosa?

-Eso que haces, te agarras las mangas de los buzos, camperas o lo que tengas puesto.

-Oh, ah, si –murmura como perdida-, lo hago desde que soy pequeña.

Asiento sin creerle, pero de todas maneras no voy a presionarla, quizá si es cierto. No, no puede serlo, se ha puesto demasiado nerviosa.

La acompaño hasta la puerta y al abrir vemos que ya está oscureciendo. Alzo la manga de mi buzo y veo las siete cincuenta de la tarde. Ella frunce la boca.

-¿Te pasan a buscar?

-No, me voy caminando –dice y sale de la casa.

-¿Cuánto tienes de aquí a tu casa?

Alza los ojos al cielo, pensativa y luego los baja hasta los míos.

-Quizá una hora, una hora y media, más o menos.

Abro los ojos más de lo normal y tanteo mis bolsillos en buscas de las llaves de mi moto.

-Déjame voy a avisarle a mi madre y te llevo yo.

Ella niega con la cabeza varias veces y se aleja un poco más de mí.

-Estaré bien. Gracias por tu tiempo.

-No, no hay de qué. Me preocupa que te vayas así sola y a esta hora –me atrevo a decir.

Ella sonríe levemente.

-¿En serio?

-¿En serio que cosa? ¿Qué me preocupa? Por supuesto.

Sonríe un poco más y veo un pequeño brillo en sus ojos.

-¿No mientes?

-¿Por qué lo haría?

-Muchos lo hacen –alza los hombros-. Bueno, ya me voy.

-Cuídate.

-Lo haré –esconde su sonrisa y se echa a andar.


Me quedo algo preocupado con que se fuera sola y pienso en seguirla, pero luego recuerdo que la última vez ella se dio cuenta, así que simplemente debo conformarme con que va a llegar bien. Me siento en el sillón y recuerdo que tengo el móvil apagado. Lo enciendo y veo las llamadas perdidas de mis dos mejores amigos, así que decido llamar a Chaz.

-¿Hola?

-Amigo.

-Eres un soquete, Justin –me dice casi gritando-. Te he estado llamando toda la maldita tarde, ¿qué pasa contigo?

-Estuve ocupado.

-¿Con qué?

-Mier.da, Chaz, pareces mi madre.

Se ríe un poco antes de responder.

-Vamos, ¿Qué has estado haciendo?

-Tarea.

-¿Qué tarea?

-El maldito trabajo práctico de historia con _____.

-¿_______ Miller? –me grita dejándome aturdido.

-Si, ella.

-Bien, más te vale que vayas explicando porque no sales vivo, Justin. Primero, pensé que Ryan, tú y yo seríamos juntos y segundo, ¿con ______? ¿En serio?





El lunes por la mañana llegué al colegio con tiempo. Chaz y Ryan están apoyados en los casilleros mientras se ríen de algo, le choco la mano con ambos y luego abro mi casillero.

-¿Cómo te ha ido con Frida?

-Más que bien. Vamos a salir de nuevo –se emociona Chaz.

Estoy con la cabeza dentro de mi casillero mientras hablo con los chicos, me cuentan de su fin de semana, de sus citas, de repente me quedo hablando solo. Saco mi libro de literatura y cierro el casillero. Volteo a verlos para saber qué ha ocurrido con ellos.

-¿Por qué se… -me detengo en seco-. Mier.da.

Diviso a _______ del otro lado del pasillo, su cabello va suelto, lleva un buzo negro que le dobla su tamaño, tiene las manos escondidas en sus largas mangas y su cara está llena de magulladuras de distintos tamaños. Se me cae el libro al suelo y abro la boca. Me doy cuenta que estoy conteniendo la respiración.

-Justin –murmura Ryan.

-¿Qué mier.da le pasó?

-Dios mío y la santísima virgen –susurro consternado.


___________


Mi twitter: https://twitter.com/LeilaVargas seguime y te sigo
avatar


Ver perfil de usuario http://ask.fm/LeilaaVargas

Volver arriba Ir abajo

Re: ||"Invisible" ||Justin Bieber||

Mensaje por Leiluu Horan el Lun 30 Sep 2013, 2:17 pm

“Invisible”


Capitulo IV:



“Si alguna vez sientes que no le importas a nadie… Háblame. Por mucho que no te conozca, me terminarás importando.”

Suena la campana y me importa una mierda el libro en el piso. Corro hasta el casillero de ella y le obstruyo el paso. Me intenta esquivar casi sin hacer caso de mi presencia, la tomo por la muñeca y saca su brazo tan rápido y gritando tan fuerte que me deja sorprendido. Estoy perplejo.

-¿Qué te pasó?

-No te importa –dice duramente.

-Ven aquí…

-No, Justin.

Los alumnos comienzan a andar para entrar a sus salones correspondientes, ella quiere llegar temprano. Me vale nada lo que quiera hacer, yo siento la necesidad de saber qué le ha pasado, porqué está así.

-Salte de mi camino, llegaré tarde.

-Tú y yo vamos a hablar.

-No molestes, no me conoces. No pretendas que te importo. Vete por donde haz venido. Al fin y al cabo, si me conocieras, te alejarías como si nada.

Las lágrimas punzan en sus ojos.

-Yo sé que no te conozco, pero…

-Solo déjame.

Quiere seguir caminando por el pasillo, vuelvo a tomarla de la muñeca. Nuevamente ese grito de dolor y se zafa casi en menos de medio segundo.

-Te quiero lejos de mí. –Aprieta los dientes.

-Solo quiero ayudarte.

-Nadie puede hacerlo, estoy perdida.

La dejo seguir con su paso, sus palabras me habían golpeado duramente. Tomo aire y la persigo. No me importa si quiere llegar temprano o si no quiere contarme.

-¿Qué te ocurrió?

-No te metas en mi vida.

-No me obligues a agarrarte por la muñeca. ¿Qué es lo que escondes, ______?

-Déjame en paz, te dije.

Me pongo en su camino y rueda los ojos, me agacho la subo a mi hombro. Ella ahoga un grito y se abandona al llanto. La sostengo de las piernas. Siento el rugido de su estómago y abro bien los ojos mientras recorro el pasillo para salir del colegio.

-Te invito a desayunar.

-Tenemos clases.

-Me importa nada, ¿hace cuánto no comes?

-¿Puedes bajarme por favor? –Solloza.

Me quedo en silencio mientras pienso dónde podemos comer algo. Bueno, ella. Pues yo ya he desayunado con mi madre en casa.

-Si prometes no escaparte –respondo luego.

-Yo no hago promesas.

-Pues te quedas allí arriba.

-Intentaré no escaparme –murmura después de unos minutos-. No voy a escaparme, aún así no prometo nada.

La dejo en el piso. Se queda estática por un momento y luego da media vuelta para llevarme la contra. La agarro por el codo, para no tocarle la muñeca y la atraigo hacia mí. Dije que vamos a desayunar y no dejaré de molestar hasta que la haya visto comer algo. Suspira y deja caer sus brazos al costado de su cuerpo, luego se enjuga las lágrimas en los puños de sus manos, obviamente, que sostienen firmemente el buzo.

-No tengo dinero.

-Dije que yo invito.

Nos sentamos en un café de allí cerca. Ella se niega a pedir, así que pido por ella. Un café cortado con leche para ella y uno normal para mí. Al cabo de unos minutos nos lo traen a la mesa. Aunque al principio se niega a tomarlo, luego accede a regañadientes y va tomando de a sorbos. Veo las lágrimas rodar por sus mejillas y caer sobre la fría madera de la mesa. Aunque estoy que muero de intriga por preguntarle qué le pasa, no lo hago, sé que a veces es peor cuando la gente pregunta qué es lo que ocurre, y es aún peor si es un completo desconocido, aunque mi intención es tan solo ayudarla.

-Voy a morir –murmura-, culpa tuya.

No respondo, solo revuelvo el café con mi cuchara de plástico y tomo un sorbo.

-No puedo seguir faltando al colegio.

-Lo que no puedes es llegar así al colegio.

-De igual manera, nadie se da cuenta.

-Chaz y Ryan se quedaron con la boca abierta.

-Porque estaban contigo –susurra-, nadie más lo notaría.

-Yo si lo noté.

-Ya está, Justin. Tú y tus dos amigos, nadie más.

La observo detenidamente, ella tiene la vista clavada en la mesa y las lágrimas siguen rodando por sus mejillas. Me parte el alma verla así, que piense que nadie la tiene en cuenta, que nadie la quiere y sobre todo, que a nadie le importa su vida.

-¿Qué te ocurrió?

-No te importa.

-¿Crees que si no me importara te estaría preguntando?

-No quiero contarte.

-¿Te golpean en tu casa?

Ella niega con la cabeza. Pasan unos minutos hasta que ella decide hablar.

-Fue en la calle –murmura.

-¿Luego de irte de mi casa?

Ahora la veo asentir y mi corazón cae al suelo. La he dejado irse sola cuando la noche estaba ya casi en su totalidad. Me siento culpable, si lo soy, soy total y completamente culpable de que ella esté así. Me entran ganas de llorar, pero simplemente intento reprimirlas.

-No es tu culpa, es mía.

-¿Por qué tuya?

-Siempre es y será culpa mía, Justin. La culpa de todo lo que me pasa, la tengo yo.

-¿Y que es lo que te pasa? –pregunto sintiéndome un gran metido en temas personales.


Se queda completamente callada, asumo que no quiere contarme, está bien, no tiene por qué hacerlo. Termino mi café mientras ella tarda una eternidad, tiene la mente fuera de lugar, está pensando en algo que le hace mal. Lo veo en su mirada, en las lágrimas que ruedan por sus mejillas. Bajo mi mirada a sus manos, tiene las mangas nuevamente sobre la mitad de sus manos. La intriga me carcome por dentro, pero si en serio quiero acercarme a ella, debo ir lento y con cuidado, no asustarla. Ya está demasiado mal como para que un extraño llegue a arruinarle algo más su vida.


-¿_____? –La llamo en un susurro.

Ella alza la vista, sus pestañas están perladas en lágrimas y su labio inferior le tiembla levemente. Sorbe su nariz mientras me presta atención.

-Si alguna vez sientes que no le importas a nadie… háblame. Por mucho que no te conozca, me terminarás importando.

Veo como reanuda su llanto y cierra los ojos, como si le doliera mucho. Hago a un lado mi pequeña taza vacía y me pongo de pie, me siento a su lado en el asiento acolchado y paso un brazo por sus hombros.


______


Este es un poco más corto, aún así es tiernito, no me digan que no, aksgdjhs
#Leila ( https://twitter.com/LeilaVargas )
avatar


Ver perfil de usuario http://ask.fm/LeilaaVargas

Volver arriba Ir abajo

Re: ||"Invisible" ||Justin Bieber||

Mensaje por Someone el Lun 30 Sep 2013, 7:05 pm

OH DIOS MIO :'C LLOROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO¡ JUSTIN PERFECTO ¡ osea...  que la paso a la rayis? POBRECITA¡ DIOS MIOOOO OYE ME HICISTE LLORAR Y TEMBLAR DEL MIEDO ¡ 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ||"Invisible" ||Justin Bieber||

Mensaje por Leiluu Horan el Mar 01 Oct 2013, 10:19 am

Himmel_Horan escribió:
OH DIOS MIO :'C LLOROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO¡ JUSTIN PERFECTO ¡ osea...  que la paso a la rayis? POBRECITA¡ DIOS MIOOOO OYE ME HICISTE LLORAR Y TEMBLAR DEL MIEDO ¡ 

Surprise...asdsad
avatar


Ver perfil de usuario http://ask.fm/LeilaaVargas

Volver arriba Ir abajo

Re: ||"Invisible" ||Justin Bieber||

Mensaje por Leiluu Horan el Mar 01 Oct 2013, 10:20 am

“Invisible”


Capitulo V:



“Si te critican físicamente, es porque no encontraron defectos en tu personalidad.”

La obligo a terminar con su café, luego come unas galletas que compré, pero hasta ahí acepta y yo tampoco quiero presionarla para que coma. Al mirarla a los ojos la veo indefensa, pero ella me distrae diciendo cosas sin sentido, que me hacen sonreír. Opto por preguntarle si quiere no volver al colegio y yo me encargo de llevarla a su casa, pero ella niega enérgicamente con la cabeza y luego pone mil y una excusas.

-¿Por qué debemos volver?

-Porque debes aprender, Justin –me dice jugando con sus manos.

-Voy todos los días, con que falte uno o dos, no pasa nada.

Alza la vista y la fija en la mía, luego sonríe levemente. Le devuelvo la sonrisa y me pongo de pie.

-Voy a pagar y vengo.

Asiente y se queda allí sentada jugando con las mangas de su buzo. La observo desde el mostrador, nuevamente se toca las muñecas, pasando un dedo de izquierda a derecha, con una mueca de dolor, y luego la vuelve a esconder detrás del pedazo de tela. Pago y vuelvo a su lado.

-¿Nos vamos?

En completo silencio se pone de pie y comenzamos a caminar. Va con la cabeza gacha, como siempre que camina en los pasillos del colegio, no quiero tomarle mucha importancia porque sino terminaré preguntando de más y ella va a optar por alejarse de mí.

-Entonces… -murmuro-, ¿eres de aquí o…?

-Si, de aquí –dice en un susurro-, ¿tú?

-De Canadá.

Alza la cabeza y voltea a verme. Sonríe levemente.

-¿En serio?

Asiento enérgicamente y ella explaye su sonrisa. Le sonrío también.

-¿Has ido?

Junta sus labios en una línea y niega con la cabeza.

-Bueno, algún día podrías acompañarme.

Sonríe y alza las cejas.

-¿Tienes familia allá?

-Mis hermanos y mi papá.

Ahora alza una sola ceja y detiene su paso.

-¿Estás solo aquí en Atlanta?

-No –niego con la cabeza-, vivo con mi mamá. Mi papá vive en Canadá con mis dos medio hermanos.

Ahora asiente mientras comprende las cosas. Seguimos parados en medio de la acera mientras ella tiene cara de ganas de preguntar. Me río levemente y hago un gesto con la mano, alzo la barbilla invitándola a hablar.

-Soy muy curiosa –admite bajando la mirada.

-Yo también lo soy –me río-. No volvamos al colegio, ¿Quieres? Vamos al parque.

-No lo sé, Justin –me dice pensativa.

-La falta ya la tienes –digo y me echo a andar.

Se queda un rato quieta y luego avanza corriendo hasta igualarme.

-¿Has decidido venir conmigo?

Asiente rápidamente con la cabeza y miro hacia otro lado para sonreír sin que me vea. Es otro punto a mi favor. Cruzamos en la siguiente calle y le propongo jugar una carrera hasta las hamacas. Ella se ríe divertida y echa a correr. La sigo y aminoro mi paso para que llegue primera. Al hacerlo, se siente poderosa y mientras se sienta me saca la lengua divertida. Me río.

-No te pases de viva –canturreo.

Ella se vuelve a reír y comienza a balancearse lentamente, moviendo los pies hacia delante y atrás.

-Una pregunta por otra pregunta –digo rompiendo el silencio.

Frunce el entrecejo y tuerce la mirada. Me río levemente.

-Tú me haces una pregunta, yo respondo y luego yo pregunto y tú respondes.

-Una condición –me dice alzando un dedo al aire-, puede ser cualquier pregunta.

-Cualquiera entonces –digo divertido.

Ella se ríe nuevamente y a continuación se balancea un poco.

-Tú primero.

-¿Por qué vives aquí en Atlanta y ya no más en Canadá?

Fácil. No me ha hecho una pregunta que nunca antes nadie me haya preguntado. Me balanceo hacia atrás, soy conciente de su vista sobre mi rostro, alzo la cara y la observo.

-Mis padres se divorciaron cuando yo tenía diez meses, luego mi mamá se vino hasta aquí en busca de trabajo.

-¿Y tus hermanos son hijos de otra mujer? O sea, ¿comparten padre, pero no madre?

-Oye, es mi turno.

Frunce la boca y se ríe a la par mío.

-Vamos, respóndelas.

-No, así no es el juego –digo en un cantito.

Bufa sonoramente y deja sus pies colgando sobre la tierra. Se asegura de que sus muñecas estén cubiertas y luego vuelve su mirada hacia mí.

-Bueno, vamos, pregunta.

No quiero ir directo a una pregunta que la vaya a asustar. Simplemente debo preguntar tan inocentemente como ella. Bajo la mirada a sus manos hechas puños sujetando el buzo y la siento suspirar.

-No lo hagas.

-No lo haré.

Pienso rápidamente en algo que pueda preguntar, lejos de sus mangas apretadas dentro de sus puños. Algo personal, pero no tanto como aquello.

-¿Tus padres están juntos?

Y rápidamente me arrepiento cuando veo sus ojos vidriosos.

-No respondas.

-Sería injusto.

-No, _____, perdona.


Se queda callada por un minuto, baja la cabeza y observa el suelo. Me siento doblemente culpable, primero por las magulladuras en su cuerpo y luego por la pregunta que la ha hecho llorar. Su vida se ve difícil y yo he llegado para arruinarla, lo mejor será que me aleje de ella y deje de joderle la puñetera vida que ya llevaba.

-No tengo padre –murmura.

Y ahora me siento la peor mier.da. Aunque yo no lo sabía, nadie me lo había dicho antes, tan solo ha sido una pregunta que creí inocente.

-Perdona, yo…

-No, tú no sabías –me dice rápidamente.

Alzo la cabeza y la veo mirándome, con una sonrisa de lado y las bolsas bajo sus ojos, dan ganas de abrazarla y prometerle que todo va a estar bien.

-¿Cuándo es tu cumpleaños? –Decide seguir con las preguntas.

No voy a dejar que la culpa me corroya todo el día, debo dejarlo ir tal cual ella hace.

-El primero de marzo.

Me sonríe.

-Mi hermano cumple en marzo.

Ha sido un comentario inocente para distraerme de mis pensamientos. Se lo agradezco mentalmente, aunque no debo culparme, lo sigo haciendo.

-¿Cuántos años tienes?

-Diecisiete –responde rápidamente-, ¿Cómo se llaman tus hermanos?

-Jazmyn y Jaxon, ¿haz estado de novia alguna vez?

La veo sonrojarse y me río levemente. Se coloca el cabello tras la oreja y vuelve a alzar la mirada.

-Nada serio, ¿tú?

-Una vez y nunca volverá a pasar.

Se ríe algo fuerte y luego se cubre la boca como si hubiera dicho la peor de las palabras. Observa a su alrededor y junta sus labios apretados. Vuelve la vista a mí y se ríe levemente.

-¿Tienes segundo nombre?

Niega con la cabeza y se acomoda en su asiento.

-¿Eres el hermano mayor?

Asiento con la cabeza y sonrío levemente.

-¿Eres la hermana mayor?

Dice que no, negando con la cabeza.

-Tengo un hermano más grande y uno más pequeños.

Piensa en una pregunta mientras observa al cielo.

-¿Tú tienes segundo nombre?

Asiento con la cabeza

-¿Cuál es?

-Esa ya es otra pregunta –me burlo de ella.

Se ríe tiernamente mientras yo me concentro en pensar una nueva pregunta.

-¿Mañana te sientas conmigo en clase?

-Prefiero sentarme sola.

Alzo una ceja.

-Oh, vamos, no fastidies.

Me río.

-Piénsalo.

Ahora ella se ríe con ganas y rueda los ojos.

-¿Cuál es tu segundo nombre?

-Drew.

Me mira divertida y alza una ceja, luego cruza sus brazos y me observa con seriedad. Asiento para decirle que va en serio. Se desestabiliza y casi cae, pero se agarra de las cadenas que sostienen la hamaca, dejando al descubierto sus muñecas.

Oh, no…

_______

#Leilu
avatar


Ver perfil de usuario http://ask.fm/LeilaaVargas

Volver arriba Ir abajo

Re: ||"Invisible" ||Justin Bieber||

Mensaje por Leiluu Horan el Miér 02 Oct 2013, 12:58 pm

Capitulo VI:

“-¿De qué son esas marcas?
–Marcas de guerra.
– ¿Una guerra con quién?
–Conmigo misma.”


Se apresura a taparse las muñecas, me quedo algo impresionado. O ella misma se autolesiona o en serio la maltratan en casa y no quiere decirlo. Sus ojos se hacen agua, sorbe su nariz y observa el suelo. Me quedo mirándole como si fuera una criatura de otro mundo, algo que nunca en mi vida había visto.

-¿De qué son esas marcas? –Utilizo mi pregunta.

-Marcas de guerra.

Frunzo el ceño, quizá a ella la han secuestrado y encadenado antes, quizá por eso esas marcas. Pero luego vuelvo a pensar con claridad, no puede ser cierto, si la hubieran secuestrado alguna vez, no querría salir a la calle nunca más en su vida.

-¿Una guerra con quién? –me atrevo a hacer una segunda pregunta.

-Conmigo misma.

La sangre que corría por mis venas, se esfuma de repente, mi corazón se estruja fuertemente. Se hace daño a sí misma. Cierro los ojos con fuerza, muchas veces he oído hablar de autolesión, los cortes en las muñecas, piernas y brazos, pero nunca había conocido a nadie que lo hiciera.

-¿Cuántos años tienen tus hermanos? ¿Cómo se llama tu mamá?

Alzo la vista y la encuentro viendo el piso. Se columpia lentamente tocando la tierra con los pies, despacio y casi como con cuidado. Admiro su capacidad para evadir temas tan poderosamente importantes.

-Jazzy tiene cuatro y Jaxon dos –digo casi en un susurro-. Y mi mamá se llama Pattie.

Nos quedamos callados, un silencio incómodo. Ella hace como si nada hubiera pasado, pero ambos sabemos que no es así.

-¿Cómo se llaman tus hermanos?

-Marco y Christopher.

Asiento levemente mientras la dejo pensar una pregunta.

-¿A qué edad diste tu primer beso?

-A los trece años, ¿tú?

-A los catorce –se ríe levemente.


Alzo la vista para verla riéndose mientras me observa. De repente junta sus labios en una línea y luego se echa a reír nuevamente.

-¿Qué te divierte? –digo conteniendo la risa.

-¿Es esa una pregunta del juego?

-¿Y esa?

-¿Y la tuya?

-¿Qué…? –se queda callada y luego rompe en risas.


Me río junto a ella, es increíble como en menos de dos minutos ha olvidado que sus muñecas para mi ya no son un misterio. Está sonrojada y su sonrisa es preciosa, sus ojos brillan dulcemente mientras se retira el cabello del rostro.








Aunque somos más amigos aún no he conseguido que ______ se abra más a mí. Tengo sus sonrisas, me cuenta sobre algunas cosas, pero aún no se anima a quitarse las mangas de las muñecas y siempre va de pantalón largo.

Aún nos queda un mes y medio para acabar con el trabajo que debemos hacer juntos, pero ______ se empeña en fastidiarme para que lo terminemos antes así ya nos desentendemos, mi problema es que tengo miedo a que luego de haber acabado con el trabajo, ella vuelva a su antigua forma, a la misteriosa chica de cabeza gacha.


Hacen dos semanas desde su incidente en la calle. En los recesos sigue desapareciendo y por más que intento hablar con ella y convencerla de que se quede conmigo, Chaz, Shay y Ryan, siempre dice que no. Para mi eso todavía es un misterio a resolver. Como muchos otros.



Hoy es miércoles, mitad de semana, como odio este maldito día en el colegio. Busco mis libros en el casillero y dejo la mochila, me quedo allí apoyado viendo el casillero de enfrente, el de _______, ella aún no ha llegado.

-¡Justin! –Shay se abalanza sobre mí.

-Hola, Shay.

-Hola, chico –me pellizca una mejilla.

-¿Cómo has estado? –Pregunto viendo el casillero de ______.

Shay voltea a ver lo que yo veo y como no encuentra nada interesante, vuelve su vista hacia mí.

-Muy bien y ¿tú?

Le sonrío levemente, me golpea el hombro.

-¿Me estás escuchando? –Se puso de puntillas para obstruir mi vista.

-No, perdona.

-¿Qué tiene de extraño ese casillero?

-Es el de _____.

-¿El de quien?

-De nadie, ¿Qué necesitas? –Pregunto bruscamente.

La veo fruncir el ceño y se cruza de brazos para apoyarlos sobre su pecho. Ya estoy listo para un buen regaño o algo por el estilo.

-Los chicos tienen razón, estás cambiando.

-¿De qué hablas? –Alzo una ceja y me río irónico-. No seas inmadura, Shay.

La campana suena interrumpiendo nuestra pequeña discusión. Ella no dice nada y echa a andar por el pasillo en dirección a su salón. Todos comienzan a adentrarse en sus clases, van desapareciendo de los pasillos, se van vaciando. No veo a ______ por ningún lado, eso se me hace extraño. Dudo mucho que esté ya en el salón. Me encojo de hombros y camino hasta mi clase.

-¡Hey, bro! –Ryan me palmea la espalda.

Le sonrío distraídamente mientras me doy cuenta de que el banco del frente está ocupado por dos chicas. Mi chica invisible no está aquí. Me paso las manos por el cabello y bufo.

-¿Está todo bien?

-Si, si –le digo como al pasar.

-¿Justin?

-Si, estoy bien.

Ryan vuelve a palmearme la espalda y luego se aleja de mí para dirigirse al fondo del salón. Lo sigo y me siento con él. Dejo mi mochila apoyada en la pata de la mesa y tiro mi carpeta sobre la mesa de madera del colegio.

-Algo le ha ocurrido.

-¿A quien?

-A _______.

Frunce el ceño.

-¿Puedes ya parar con esa chica?

Volteo a verlo mientras ruedo los ojos.

-¿De qué hablas?

-Quiero que ya pares con eso de perseguirla a todos lados, no vas a sacar información de ella. Ya déjala en paz, ya no la molestes, ella no te quiere en su vida, Justin, ella no está bien mentalmente, oculta muchas cosas y eso tú lo sabes. No creas que vas a poder cambiarla.

-Ella está jodida y necesita ayuda. No sabes, no hables.

No me responde, tan solo larga un bufido y se acomoda en su sitio. La profesora entra al salón y comienza con un tema para nada interesante.



-Y es así como deben componer un texto de este tipo...

No he prestado atención en nada, mi mente anda vagando por otros lugares, tengo otras cosas rondando por mi cabeza, mucho más importantes que cómo componer un texto expositivo, que nunca en mi vida voy a componerlo. Por otro lado, pienso en ______ y sus repentinas desapariciones de casi todas las semanas, y las palabras de Shay y Ryan aún golpetean en mi cabeza.

-Pueden salir al receso.


Opto por hacer algo que a mi chica invisible le gusta mucho hacer, aislarse. Así que me voy al patio trasero y me siento en el césped. Saco el móvil de mi bolsillo y reviso los mensajes. Nada nuevo, ella no me ha avisado el porqué de su desaparición. Marco el número de ella y espero a que me atienda.

-¿Hola?

-¡______!

-¡Justin!

-¿Qué haces que no has venido al colegio? –Pregunto. Casi pareció un regaño.

La siento suspirar pesadamente.

-No puedo decirte.

-Tienes que decirme.

-Sabes que no puedo.

-¿Hasta cuando durara este misterio?

-Hasta siempre –responde casi en un susurro-. Entiende que no quiero alejarte de mí y si me conocieras en serio, no querrías tenerme cerca.

___

#Leilu ( https://twitter.com/LeilaVargas )


Última edición por Leiluu Horan el Vie 04 Oct 2013, 6:25 am, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario http://ask.fm/LeilaaVargas

Volver arriba Ir abajo

Re: ||"Invisible" ||Justin Bieber||

Mensaje por Someone el Miér 02 Oct 2013, 4:34 pm

WHAT? ACASO ____ ES ASCESINA O QUE? eh okno eh ..djfher jajaj wow... aaww tan lindo Justin pero caca sus amigos ... xbhsuivgy siguela
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ||"Invisible" ||Justin Bieber||

Mensaje por Leiluu Horan el Vie 04 Oct 2013, 6:27 am

“Invisible”


Capitulo VII:

“Me siento débil, a pesar de demostrar "ser" fuerte.’ ‘Me siento odiada, a pesar de que todos me dicen "te quiero".”

-No digas esas cosas.

-Justin, es cierto.

Me quedo callado mientras siento la campana. El receso ha acabado y siento que ha sido el más corto e injusto del mundo.

-¿Almuerzas conmigo?

-No.

-¿Tomas la media tarde en mi casa?

-No.

-¿Sales de tu casa hoy?

-Tampoco.

-¿Mañana?

-Quizá.

-¿Puedes prometerme que no te harás daño?

-No.

-______ -murmuro.

-No puedo, Justin.



Si ir al colegio es un infierno más lo es cuando ______no está allí, cuando sus contestaciones me revolotean en la cabeza, cuando mis amigos se enojan conmigo.

-Estúpida escuela, maldita sociedad, ______ tonta, Ryan gay, Chaz tonto, Shay tonta –llegué a mi moto y le pegué una patada a la rueda-. Moto de afeminado.

Frunzo el ceño y me monto en ella.

-No es cierto, Mildred –le digo acariciando el manubrio.

Llego a casa y almuerzo solo. Mamá debe tener doble turno o algo por el estilo, su nota dice que vendrá más tarde. Luego subo a mi habitación y me tiro en la cama. Cierro los ojos con suavidad y sin darme cuenta me voy sumiendo en un profundo sueño.

-Hijo, vamos, levántate.

-Me duele la cabeza, mamá –me quejo dándome la vuelta.

-Vamos, Justin, son las seis de la tarde pasadas.

-Déjame.

Siento como se sentaba en la cama, yo estoy dándole la espalda.

-¿Qué ocurre?

-Nada.

-Ponte de pie y ve a cortar el césped. Tu padre ha llamado tres veces preguntando por ti.

-No, mamá, no quiero cor…

-Ya mismo, Bieber.

Cierra la puerta de mi habitación y mis ojos se abren de golpe. Me siento en la cama y la cabeza me da puntadas. Duele demasiado, pero nada que con una pastilla no se solucione.

-Mier.da.

Así que me pongo de pie. Ya estoy vestido, pues me dormí con la ropa puesta, así no más. Me cambio la camisa por algo más cómodo y frotando mis ojos busco mis zapatillas en ese caos que tengo por habitación. Me las coloco y salgo de la habitación cerrando la puerta detrás de mí.

-¿Dónde está la cortadora de césped? –le grito a mi mamá mientras abro la heladera.

-Allí no –se ríe divertida.

Ruedo los ojos y me río levemente. Saco una caja de zumo y revuelvo uno de los cajones de la mesada para encontrar una pastilla que me disminuya el dolor de cabeza. A los minutos, mi madre entra por la puerta trasera con la cortadora de césped.

-Aquí la tienes. Comienza por el jardín del frente.

Bufo y tomo la cortadora para sacarla de la casa. Cuando salgo el sol me golpea en los ojos y me deja casi completamente cegado. Me quejo con otro bufido y pongo en marcha la maldita cortadora. No es tanto lo que debo cortar, pero se hace pesado y es una molestia. Es aburrido, me hace bostezar y tengo los ojos entrecerrados mientras aprieto mi mandíbula. Pasa un vecino en su auto nuevo y me saluda tocando el claxon, le sonrío levemente y alzo la mano para saludarlo.

-¡Juss! –grita una voz femenina.

Me doy vuelta para responder al apodo de mi nombre y me encuentro con ______ al otro lado de la calle. Frunzo el ceño y ella me saluda moviendo su mano de un lado al otro. Por supuesto, sus mangas van sobre la mitad de sus manos, una campera azul marino. Llevo su cabello suelto y unos vaqueros desgastados. Sus zapatillas son negras con cordones blancos. Le sonrío levemente dando por terminada mi inspección de su apariencia.

-¡Ven aquí!

Ella espera a que pasen algunos autos y luego cruza la calle corriendo. Aparto la vista de ella para apagar la cortadora de césped y abro mis brazos a su encuentro. Ella no lo duda y se abalanza sobre mí. Debo admitir que estaba preocupado y me alegra tener a mi chica invisible entre mis brazos, sana y a salvo. Entera.

-¿Cómo estás?

-No me gusta esa pregunta –me dice frunciendo el ceño-, ¿tú?

Suspiro devastado y apoyo una mano sobre la cortadora de césped. Ella tuerce un gesto.

-Bien, supongo. Me preocupas, ¿sabes eso?

-No es cierto, solo te da curiosidad.

La culpa punza en mi vientre. Bueno, es verdad que al principio era así. Solo curiosidad. Pero ya no lo es y ella debería saberlo. Ahora sé que ella necesita de compañía, de un amigo y yo estoy dispuesto a eso. Estoy para ayudarla, para comprenderla y sobre todo, para protegerla. La quiero y se nota a millas.

-No digas pavadas. ¿Por qué no fuiste al colegio?

-No quería salir de casa y debía cuidar a mi hermano menor.

-Oh… ¿cuántos años tiene?

-Nueve –ladea la cabeza-. Tienes quehaceres –se ríe-. He traído el práctico de historia, ¿crees que tenemos algo de tiempo para seguirlo?

-No quiero terminar con ese maldito práctico.

-Oh… en parte ya me lo esperaba –murmura.

-¿Qué?

-No sé porqué estaba tan segura de que iba a terminar haciéndolo yo sola.

-¿Quieres la verdad? –la veo asentir-. No quiero que te vayas y sé que cuando eso esté terminado, volverás a ser la chica invisible.

-Soy prácticamente invisible.

-No lo eres. No para mí.

La veo rodar los ojos y enciendo la cortadora de pasto. Ella se aleja un poco de mi camino para que pueda seguir cortando con tranquilidad.

-¿Está tu mamá en tu casa?

-Si, ¿por qué?

-Porque la cortina está algo corrida por la esquina derecha y sospecho que alguien nos está observando –ríe.

-Cree que tú y yo estamos saliendo.

-Oh… -murmura.

Sigo cortando el césped y le echo un vistazo a la ventana, sigue la cortina como ______ me ha dicho y de repente se mueve un poco más, nuevamente se corre por la esquina derecha. Levanto el dedo del medio hacia la ventana y pronto la cortina vuelva a la normalidad.

-No seas grosero –me dice entre risas.

Mi mamá aparece en la puerta, cruza los brazos y frunce el ceño.

-Eres de lo más grosero, Justin.

-Espiar no es propio de una madre –le digo.


Veo las mejillas rosadas de _______ y como acomoda las mangas de su buzo sobre sus muñecas. De repente mi mamá suaviza el semblante y le echa un vistazo a _______.

-Hola.

-Hola –le dice mi compañera de trabajo.

Mi mamá baja los dos escalones y se dirige a _______. Apago la cortadora y bufo antes de pasarme los dedos por el cabello. Pobre ______, pobre de ella.

-Soy Pattie, la mamá de Justin.

-______, _______ Miller.

-La… de Justin –le dice sugerentemente mientras ladea la cabeza.

-Mamá –digo con los dientes apretados.

-La amiga de Justin.

___

#Leilu ( https://twitter.com/LeilaVargas )
avatar


Ver perfil de usuario http://ask.fm/LeilaaVargas

Volver arriba Ir abajo

Re: ||"Invisible" ||Justin Bieber||

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 21. 1, 2, 3 ... 11 ... 21  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.