O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Guerra de Sexos
Hoy a las 10:07 pm por mieczyslaw

» Seriéfilo
Hoy a las 9:49 pm por Asclepio.

» être dans la lune.
Hoy a las 9:23 pm por Ongniel

» dream maker, you heart breaker
Hoy a las 9:15 pm por moon river

» Nada es como se ve xAudicionesx
Hoy a las 9:12 pm por rarelyworld

» daydreamin'. ♡
Hoy a las 9:08 pm por bwiyomi.

» Instituto Fénix. (Muro interactivo) | N.C.
Hoy a las 8:49 pm por lovesick

» Carne nueva.
Hoy a las 8:39 pm por rarelyworld

» Instituto Fénix | Fichas
Hoy a las 8:32 pm por lovesick

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Cinderellas {Audiciones Abiertas}

Página 2 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Cinderellas {Audiciones Abiertas}

Mensaje por chanyeol. el Jue 26 Sep 2013, 3:03 pm

"Quiero Volver a mi vida de Antes"

Aqui esta:) 
Enserio perdona mi ignorancia:lloro: 
PERDON PERDON PERDON!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cinderellas {Audiciones Abiertas}

Mensaje por EsmeraldaReina el Jue 26 Sep 2013, 3:08 pm

Fernanda Aleman :* escribió:"Quiero Volver a mi vida de Antes"

Aqui esta:) 
Enserio perdona mi ignorancia:lloro: 
PERDON PERDON PERDON!
No pasa nada, ahora si acepto yu ficha :)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cinderellas {Audiciones Abiertas}

Mensaje por EsmeraldaReina el Jue 26 Sep 2013, 3:10 pm

Fernanda Aleman :* escribió:Hao! Soy Fernanda... ME ENCANTO TU IDEAA!! SHA!!
Te mando mi fichita hermosa :3 LOL

Quiero Volver a mi vida de Antes:
Representante: Selena Gomez / Demi Lovato
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Rol: La nerd / Enamorada del que ahora es su hermanastro.

Chico: Niall Horan.




CAPITULO :
Capitulo 3:


Subi a mi habitación. No sin antes, haber saludado a mamá. Que preparaba la cena alegremente. Pero, al ver mi estado, se entristeció, y lloro junto conmigo.


Me recosté en mi cama. Cerre mis ojos. En un intento fállido de dormir, y empeze a llorar.


-Te he dicho que ya no llores…- escuche la voz de Justin


-¿Qué es lo que quieres al aparecerte? ¿Hacerme sufrir mas?- pregunte con los ojos inundados en lagrimas


-¿Podemos tener una conversación como antes. Sin llantos. Normal. Tal y como cuando yo estaba con vida?-pregunto el. Seque mis lagrimas. Y me sente en mi cama. Lo vi de pie en el pie de la puerta. Con un brazo recostado en la puerta. Tan él. Tan… Justin…


-Bien…- se acerco a mi. Y tomo mi mano… ¿Cómo lo hace? ¿No esta muerto? ¿Acaso estoy loca?


-Solo quiero decirte, que te extraño. Extraño besarte. Acariciarte…- susurro en mi oído, y rei


-Si no fueras mi novio. Te diría que eres un depravado sexual…- solto una carcajada. Y se acerco a mi.


-Te amo, Ellie- beso mi mejilla. Aun muerto. Hacia que me sonrojara.


-Y yo a ti, Justin…- voltee a verlo


-Cuando Harry quie…- lo interrumpi


-No me hables de él. ¿Por qué aun lo mencionas?- le pregunte fastidiada


-Es mi mejor amigo, nena…- me dijo confundido


-El te asesino, Justin- le dije enfadada


-Ashley, el no…- fue interrumpido por el toque de la puerta


-Princesa, despierta, alguien te esta buscando…- abri mis ojos. Y vi a mi madre sacudiéndome. Otro sueño.


-Ma…- ella me miro -¿Crees que estoy loca?- se acerco a mi. Toco mi frente e hizo una mueca de desaprobación


-Creo que si, linda- me dijo –Es un caso serio…


-¿Sera necesario ir con un psicólogo?- pregunte y ella negó con su cabeza


-No lo creo.- sonrio y tomo mi mano –Te digo un secreto…- se acerco a mi oído, y asentí rápidamente –“Las mejores personas lo están”- susurro las palabras, que, mi novio, había dicho hace unos meses atrás. Y sonreí. Me lanze a los brazos de mi madre, y solte varias lagrimas.


-Te amo, mamá- sonreí al separarme de ella. Y ella sonrio. Baje las escaleras. Una por una. Y vi una silueta masculina y rulosa en la sala. Harry.


-¿Qué haces aquí?- pregunte, haciendo que el volteara


-Vine a dejarte esto…- de su bolsillo saco un pañuelo. Con las iniciales “J.D.B.M.”


-No es necesario…- le dije, y el me dio una mirada acogedora


-Claro que lo es.- sonrio y me lo dio –El juez ha dicho que, en 1 mes se hara el juicio. Solo, quería avisarte…- se acerco a la puerta, y la abri para que saliera. -¿Te gustaría tomar un café conmigo, mañana, antes de lo de, Justin?- pregunto nervioso. Estaba a punto de rechazarlo, cuando una voz dentro de mi, hizo que contestara:


-Pasa por mi a las 3:30 p.m. Aquí mismo. Te espero.- le dije, y el sonrio, y beso mi mejilla


-Nos vemos mañana, Ashley- me dijo, y salio de mi casa. Paso a paso…
¿Por qué diablos dije que si?...
Aceptada
Ame tu cap es tan isbdos enserio me encanto. Ya estas audicionando. ¡Suerte! 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cinderellas {Audiciones Abiertas}

Mensaje por EsmeraldaReina el Vie 27 Sep 2013, 7:28 am

¿Alguien más?
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cinderellas {Audiciones Abiertas}

Mensaje por Invitado el Vie 27 Sep 2013, 12:43 pm

Charlotte Steele


Nombre Completo: Charlotte Elizabeth Steele.
Apodo: Charlie o Lottie.
Edad: 17 años.
Chico: Niall Horan.
Rol: La nerd // Enamorada del que ahora es su hermanastro.
Representante: Selena Gomez.
Capítulo 1:

Eran las 5:45am no tenia, nada divertido para hacer, mas que observar como dormía mi hermano, suspiré y salí de su cuarto, para luego salir de la casa e ir a dar una vuelta por el parque, todo estaba tan oscuro y desolado, que decidí darme una vuelta por el bar que estaba a solo unas cuadras de allí, cuando me estaba acercando pude ver como echaban a un joven de allí.
-Eres un inservible, no sabes ni siquiera como preparar un trago- dijo el joven moreno, con una voz que indicaba que había bebido demasiado.
-Lo que tu digas jovencito, pero ahora vete de aquí- le dijo educadamente el señor que atendía la barra.
El joven y apuesto muchacho rezongó y se marchó, estaba bien vestido y su cabello negro resaltaba en la noche, me dediqué a observar sus ojos antes de seguirlo, esos ojos color miel, que brillaban con la luna, esos ojos que sostenían unas hermosas y largas pestañas, esos ojos que hace que hace tres años atrás amé, esos brazos cálidos y reconfortantes, que algún día me protegieron y me brindaron tranquilidad, suspiré y lo seguí, luego observe un callejón, así lo tomé del brazo y lo empujé hacia donde no podría escapar.
-Hola Zayn- le dije una vez que ambos estábamos en el callejón.
-Otra vez tú- me dijo con desprecio.
-Si, si, si, otra vez yo, y supongo que ya sabrás a que vengo- le dije acorralándolo contra la pared.
-Si lo se- dijo dando un bufido -Si hay algo peor que una ex-novia acosadora, es que tu ex-novia acosadora este…- dijo callándose y sin terminar su frase.
-¿Qué?- le contesté secamente -¿Qué es peor Zayn?- le dije desafiante -¿Qué tu ex-novia esté muerta o que hallas sido tú quien la mató?- le dije sarcásticamente.
-Ya déjame en paz ¿Si?, tu solo eres una estúpida alucinación, lo has sido desde hace seis meses, una estúpida y fastidiosa alucinación de mi ex-novia muerta, que me acosa y me culpa de todo- dijo él entre dientes.
-Si Zayn como sea, pero creo que hay algo aquí que tu no entendiste, y es que la ÚNICA AQUÍ QUE QUIERE DESCANSAR EN PAZ SOY YO- le remarqué las últimas palabras -Hace seis meses que quiero irme de aquí, seis malditos y largos meses que quiero que me digas el ¿Por qué? de mi muerte, y así poder irme de una puñetera vez- dije enfadada -Así que Zayn respóndeme de una vez por todas, dime ¿Por qué lo hiciste? ¿Por qué me mataste Zayn?- le dije angustiada.
-Ya te dije que no lo se, ahora déjame en paz- dijo de malas.
Zayn me miró por ultima vez y se marchó de allí, alejándose y dejándome sola, otra vez, sola sin nadie, sola sin respuestas, sola y olvidada.

*Quiero Volver a mi vida normal*
Hola :) me llamo Jazmín pero dime Jazzy. Sinceramente me ha encantado tu idea, así que pensé en audicionar :)
P.D.: El capítulo de la novela es de mi autoría, pero aún no la he subido.
Besos!
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Cinderellas {Audiciones Abiertas}

Mensaje por EsmeraldaReina el Mar 01 Oct 2013, 7:45 am

Scarlet! escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Charlotte Steele


Nombre Completo: Charlotte Elizabeth Steele.
Apodo: Charlie o Lottie.
Edad: 17 años.
Chico: Niall Horan.
Rol: La nerd // Enamorada del que ahora es su hermanastro.
Representante: Selena Gomez.
Capítulo 1:

Eran las 5:45am no tenia, nada divertido para hacer, mas que observar como dormía mi hermano, suspiré y salí de su cuarto, para luego salir de la casa e ir a dar una vuelta por el parque, todo estaba tan oscuro y desolado, que decidí darme una vuelta por el bar que estaba a solo unas cuadras de allí, cuando me estaba acercando pude ver como echaban a un joven de allí.
-Eres un inservible, no sabes ni siquiera como preparar un trago- dijo el joven moreno, con una voz que indicaba que había bebido demasiado.
-Lo que tu digas jovencito, pero ahora vete de aquí- le dijo educadamente el señor que atendía la barra.
El joven y apuesto muchacho rezongó y se marchó, estaba bien vestido y su cabello negro resaltaba en la noche, me dediqué a observar sus ojos antes de seguirlo, esos ojos color miel, que brillaban con la luna, esos ojos que sostenían unas hermosas y largas pestañas, esos ojos que hace que hace tres años atrás amé, esos brazos cálidos y reconfortantes, que algún día me protegieron y me brindaron tranquilidad, suspiré y lo seguí, luego observe un callejón, así lo tomé del brazo y lo empujé hacia donde no podría escapar.
-Hola Zayn- le dije una vez que ambos estábamos en el callejón.
-Otra vez tú- me dijo con desprecio.
-Si, si, si, otra vez yo, y supongo que ya sabrás a que vengo- le dije acorralándolo contra la pared.
-Si lo se- dijo dando un bufido -Si hay algo peor que una ex-novia acosadora, es que tu ex-novia acosadora este…- dijo callándose y sin terminar su frase.
-¿Qué?- le contesté secamente -¿Qué es peor Zayn?- le dije desafiante -¿Qué tu ex-novia esté muerta o que hallas sido tú quien la mató?- le dije sarcásticamente.
-Ya déjame en paz ¿Si?, tu solo eres una estúpida alucinación, lo has sido desde hace seis meses, una estúpida y fastidiosa alucinación de mi ex-novia muerta, que me acosa y me culpa de todo- dijo él entre dientes.
-Si Zayn como sea, pero creo que hay algo aquí que tu no entendiste, y es que la ÚNICA AQUÍ QUE QUIERE DESCANSAR EN PAZ SOY YO- le remarqué las últimas palabras -Hace seis meses que quiero irme de aquí, seis malditos y largos meses que quiero que me digas el ¿Por qué? de mi muerte, y así poder irme de una puñetera vez- dije enfadada -Así que Zayn respóndeme de una vez por todas, dime ¿Por qué lo hiciste? ¿Por qué me mataste Zayn?- le dije angustiada.
-Ya te dije que no lo se, ahora déjame en paz- dijo de malas.
Zayn me miró por ultima vez y se marchó de allí, alejándose y dejándome sola, otra vez, sola sin nadie, sola sin respuestas, sola y olvidada.


*Quiero Volver a mi vida normal*
Hola :) me llamo Jazmín pero dime Jazzy. Sinceramente me ha encantado tu idea, así que pensé en audicionar :)
P.D.: El capítulo de la novela es de mi autoría, pero aún no la he subido.
Besos!
Aceptada
Ame tu cap fue tan hjiwskn, no importa si no has subido el cap, basta con que sea tuyo. Niall y Sel son tan monos juntos juiwka. Ya estas audicionando ¡Suerte!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cinderellas {Audiciones Abiertas}

Mensaje por Invitado el Miér 02 Oct 2013, 8:09 pm

"Quiero volver a mi vida de antes"


Kaya Scodelario y Skandar ajreoajopsfjojfopajofpjsaofjoasjfpojasopfjpoas
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Cinderellas {Audiciones Abiertas}

Mensaje por Invitado el Miér 02 Oct 2013, 8:16 pm

Representante: Selena Gomez.
Rol: La nerd / Enamorada del que ahora es su hermanastro.
Chico: Niall Horan.
Nombre del pj: Ivette Stewart
"Quiero volver a mi vida de antes"


Capitulo:

center>
Capitulo 1
Paula Smith


Los rayos del sol se aprovecharon de nuevo de mi olvidadiza mente; chocando de una manes fuerte-y fastidiosa- en mi cara. Pestañee varias veces antes de que mi vista se acostumbrara al sol.

Me levante de forma perezosa y cerré la ventana junto con las persianas; me estire mientras bostezaba, realmente anoche había dormido mal. Me dirigí a paso lento hacia mi ducha, me despoje de toda mi ropa y en segundos ya estaba debajo de la lluvia artificial.

Las duchas sin duda siempre han sido mi escape de todo; de mi familia, del instituto, de mí.  El agua estaba helada, justo como necesitaba mi cuerpo para levantarse de una buena vez, porque para serles sinceras estaba a punto de caerme.

Salí de la ducha y me envolví la toalla por el cuerpo, me seque el cabello con la secadora eléctrica y salí del baño con el cabello ya seco; pase al lado del espejo y no pude evitar detenerme y pararme frente a él.

Deje que la toalla callera al piso y comencé a observar el reflejo del espejo; muchos decían que  soy muy delgada, pero eso no es lo que yo veía frente al espejo; yo veía una bola de grasa sin futuro en frente de ese espejo. Agache mi cabeza intentando no llorar y me volví a poner  la toalla.
Me coloque un gran sweater negro, unos jeans ajustados, unas van rojas y me hice una coleta alta; baje con mi mochila en la espalda esperando que mis padres se encontraran en casa, pero no estaban.

Note un pequeño papel adhesivo pegado a la refrigeradora, lo cogí y lo leí “No estaremos en casa hasta en la noche, tienes suficiente dinero para subsistir el resto del día; que tengas un buen día, se le quiere- Mama”.

Respiro con alivio; salgo de la casa sin desayunar-como siempre- y me monto en mi pequeño caracola blanco que incluso un triciclo podría derrumbarlo y dejarlo-mas-arruinado.
………………………………………….

“Inhala y exhala” son las únicas palabras que en esos momentos mi cerebro podía procesar; me encontraba estaciona frente al instituto, repitiéndome por undécima vez las mismas palabras del día; las únicas palabras que los nervios no me impedían procesar.

Me baje del auto, me coloque la mochila en la espalda y comencé a caminar a paso lento hacia la entrada del instituto; juagaba nerviosamente con mis manos mientras caminaba a la entrada; “Que Nicole no esté en la entrada por favor” rogué a todos los dioses que conocía, pero la suerte estuvo en mi contra; de nuevo.

Querida al fin llegaste- exclamo con su típica voz chillona mientras cogía un mechón de mi castaño cabello, al instante le arrebate mi mechón de su mano de una manes brusca- ¡Huy! La gatita se enfadó- exclamo de tono burlesco mientras se reía con sus amigas.

Con permiso- pedí de forma amable mientras me hacía paso entre Clara y su grupo de perras  “amigas”.

Entro por las grandes puertas del Harrow School; eh estudiado en el Harrow school desde que tengo uso de memoria, okey tal vez este exagerando un poco. El Harrow School es una gran escuela ubicada en el centro de Londres, su estructura era muy medieval, pero mesclada con lo moderno. Sin duda podría poner a este lugar como uno de los más bonitos en los que había estado; lo único que dañaba el lugar eran las personas que lo habitaban.

Los murmullos se hicieron presentes apenas traspase la puerta. “Llego huesitos” “Su sweater no puede ser más feo” “Nunca nadie le hará caso” esos eran varios de los murmullos que escuchaba mientras caminaba hacia mi casillero, pero los murmullos se volvieron gritos e insultos hacia mi persona.

Ellos tienen razón- me recordó mi cerebro; no debería escucharlo, pero sus palabras eran más fuertes que mi razonamiento. Cerré de forma brusca y fuerte mi casillero y camine- más bien corrí- hacia el baño.

Cogí un poco de agua en mis manos  y la esparcí por mi rostro, intentando que las lágrimas que salían de mis ojos desaparecieran, pero no lo hicieron; ellas seguían esparciéndose por mi cara, mientras los sollozos de mi parte se volvían más fuertes, y de pronto me encontraba sentada en el piso del baño.

Abrase mis piernas y oculte mi rostro en ellas; todos los insultos que me dijeron, simplemente retumbaban en mi cabeza sin fin, sin una pisca de comprensión o tolerancia.

Todo es cierto- me recalco mi cerebro; era impresionante que yo sea mi mayor enemigo, no Nicole, no las personas-en general-, era yo. El timbre que indicaba que ya debíamos entrar a clases sonó; me levante de forma cansada y me mire en el espejo, fatal como siempre.

Suspire frustrada mientras arreglaba mi ondulado cabello y me lavaba- de nuevo- las lágrimas de mi cara, respire varias veces mientras me tranquilizaba, lo menos que quería era que Nicole sacara provecho de mi debilidad.

Nunca había llorado en público o en frente de ella; ya era suficiente con que me insultara y denigrara diario, era pero para mí que Nicole se enterara de que realmente me dolía todo lo que decía de mí.
Revisé el reloj de mi muñeca ¡8:15! ¿Cuánto tiempo me quede viendo al espejo?, al parecer mucho. Salí corriendo del baño, pero el impacto de mi cuerpo con otro me hizo caer, pero al parecer a la otra persona ni le movió un pelo.

Mi cabeza palpitaba y dolía mucho; subí mi cabeza y me encontré con la mirada de desprecio y asco de Zayn Malik el mariscal de futball americano del colegio; el humanoide más popular del colegio y también el más patán e idiota

Ten más cuidado, inepta- exclamo de una forma desagradable mientras arreglaba su chaqueta de cuero; yo por mi parte no podía decir nada si quería que mi subsistencia en este colegio fuese peor de lo que ya era, por lo que lo único que me quedaba hacer era disculparme sin razón alguna.
L.o s..ient..o- tartamudee mi disculpa mientras me levantaba del piso.

Además de anti-social también tartamuda ¡Ja!- dijo de forma arrogante y absurda mientras salía de manera triunfadora por el pasillo. Revise mi reloj ¡8:25! ¡Genial! No solo me habían humillado-de nuevo- sino que también me perdería la clase del señor O’Connor; aunque lo último no suena tan mal, nunca eh sido- ni seré nunca- buena en historia.

Salí al patio y lo primero que note fue a una chica sentada en un banco con las manos en su cara; la chica tenía el cabello lacio largo, negro y sus puntas estaban teñidas de color azul, sus labios eran entre finos y gruesos, sus ojos eran oscuros y muy intensos y de piel canela; muy linda a mi parecer.
¿Te encuentras bien?- pregunte sentándome junto a ella; esta se sobresaltó un poco y comenzó a secarse las lágrimas con los dedos.

Si me encuentro bien- me aseguro dándome una sonrisa falsa; le creería, por el momento.
¿Segura?- volví a preguntar insistentemente.

Si- me volví a afirmar- Soy Jessie, Jessie Blake- se presentó mientras estiraba su mano.

Paula, Paula Smith- me presente yo también

Abreme:

Hola un gusto soy Paula y la idea me fascino esta per-fect, vengo a audicionar por el sensual Horan le doy latigo espero que te guste el capitulo
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Cinderellas {Audiciones Abiertas}

Mensaje por Yumiko el Miér 02 Oct 2013, 9:19 pm

EsmeraldaReina escribió:
Krissell escribió:Hello! Me llamo Guillermina, pero dime Guille, Mina o Nina, como más te guste, tengo 17 años y vivo en Argentina.
Sinceramente amé tu idea, y me gustaría participar, además yo... Quiero volver a mi vida de antes jejeje.
Bueno aquí te dejo todo lo necesario.
Besitos!
Chico: Louis Tomlinson.
Representante: Bridgit Mendler.
Nombre del personaje: Sky Elizabeth Star.
One Shot: ----> [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] <----
Aceptada
Te llamare Mina si no te molesta, es que me encanta. Ame tu One Shot es tan aushia, simplemente me encanto. Ya estas audicionando ¡Suerte!
jaja no, no me molesta :)
Gracias, me alegro que te halla gustado.
Espero los resultados ansiosa :)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cinderellas {Audiciones Abiertas}

Mensaje por EsmeraldaReina el Jue 03 Oct 2013, 7:33 am

leila.hunter escribió:"Quiero volver a mi vida de antes"


Kaya Scodelario y Skandar ajreoajopsfjojfopajofpjsaofjoasjfpojasopfjpoas
Son audiciones, tienes que dejarme un cap. Lo siento si me lo dejaste y no lo veo pero es que me ha pasado algo y estoy muy nerviosa, si me dejaste el cap dimelo :). Aunque creo que si lo dejaste.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cinderellas {Audiciones Abiertas}

Mensaje por EsmeraldaReina el Jue 03 Oct 2013, 7:39 am

paularamirez escribió:Representante: Selena Gomez.
Rol: La nerd / Enamorada del que ahora es su hermanastro.
Chico: Niall Horan.
Nombre del pj: Ivette Stewart
"Quiero volver a mi vida de antes"


Capitulo:

center>
Capitulo 1
Paula Smith[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Los rayos del sol se aprovecharon de nuevo de mi olvidadiza mente; chocando de una manes fuerte-y fastidiosa- en mi cara. Pestañee varias veces antes de que mi vista se acostumbrara al sol.

Me levante de forma perezosa y cerré la ventana junto con las persianas; me estire mientras bostezaba, realmente anoche había dormido mal. Me dirigí a paso lento hacia mi ducha, me despoje de toda mi ropa y en segundos ya estaba debajo de la lluvia artificial.

Las duchas sin duda siempre han sido mi escape de todo; de mi familia, del instituto, de mí.  El agua estaba helada, justo como necesitaba mi cuerpo para levantarse de una buena vez, porque para serles sinceras estaba a punto de caerme.

Salí de la ducha y me envolví la toalla por el cuerpo, me seque el cabello con la secadora eléctrica y salí del baño con el cabello ya seco; pase al lado del espejo y no pude evitar detenerme y pararme frente a él.

Deje que la toalla callera al piso y comencé a observar el reflejo del espejo; muchos decían que  soy muy delgada, pero eso no es lo que yo veía frente al espejo; yo veía una bola de grasa sin futuro en frente de ese espejo. Agache mi cabeza intentando no llorar y me volví a poner  la toalla.
Me coloque un gran sweater negro, unos jeans ajustados, unas van rojas y me hice una coleta alta; baje con mi mochila en la espalda esperando que mis padres se encontraran en casa, pero no estaban.

Note un pequeño papel adhesivo pegado a la refrigeradora, lo cogí y lo leí “No estaremos en casa hasta en la noche, tienes suficiente dinero para subsistir el resto del día; que tengas un buen día, se le quiere- Mama”.

Respiro con alivio; salgo de la casa sin desayunar-como siempre- y me monto en mi pequeño caracola blanco que incluso un triciclo podría derrumbarlo y dejarlo-mas-arruinado.
………………………………………….

“Inhala y exhala” son las únicas palabras que en esos momentos mi cerebro podía procesar; me encontraba estaciona frente al instituto, repitiéndome por undécima vez las mismas palabras del día; las únicas palabras que los nervios no me impedían procesar.

Me baje del auto, me coloque la mochila en la espalda y comencé a caminar a paso lento hacia la entrada del instituto; juagaba nerviosamente con mis manos mientras caminaba a la entrada; “Que Nicole no esté en la entrada por favor” rogué a todos los dioses que conocía, pero la suerte estuvo en mi contra; de nuevo.

Querida al fin llegaste- exclamo con su típica voz chillona mientras cogía un mechón de mi castaño cabello, al instante le arrebate mi mechón de su mano de una manes brusca- ¡Huy! La gatita se enfadó- exclamo de tono burlesco mientras se reía con sus amigas.

Con permiso- pedí de forma amable mientras me hacía paso entre Clara y su grupo de perras  “amigas”.

Entro por las grandes puertas del Harrow School; eh estudiado en el Harrow school desde que tengo uso de memoria, okey tal vez este exagerando un poco. El Harrow School es una gran escuela ubicada en el centro de Londres, su estructura era muy medieval, pero mesclada con lo moderno. Sin duda podría poner a este lugar como uno de los más bonitos en los que había estado; lo único que dañaba el lugar eran las personas que lo habitaban.

Los murmullos se hicieron presentes apenas traspase la puerta. “Llego huesitos” “Su sweater no puede ser más feo” “Nunca nadie le hará caso” esos eran varios de los murmullos que escuchaba mientras caminaba hacia mi casillero, pero los murmullos se volvieron gritos e insultos hacia mi persona.

Ellos tienen razón- me recordó mi cerebro; no debería escucharlo, pero sus palabras eran más fuertes que mi razonamiento. Cerré de forma brusca y fuerte mi casillero y camine- más bien corrí- hacia el baño.

Cogí un poco de agua en mis manos  y la esparcí por mi rostro, intentando que las lágrimas que salían de mis ojos desaparecieran, pero no lo hicieron; ellas seguían esparciéndose por mi cara, mientras los sollozos de mi parte se volvían más fuertes, y de pronto me encontraba sentada en el piso del baño.

Abrase mis piernas y oculte mi rostro en ellas; todos los insultos que me dijeron, simplemente retumbaban en mi cabeza sin fin, sin una pisca de comprensión o tolerancia.

Todo es cierto- me recalco mi cerebro; era impresionante que yo sea mi mayor enemigo, no Nicole, no las personas-en general-, era yo. El timbre que indicaba que ya debíamos entrar a clases sonó; me levante de forma cansada y me mire en el espejo, fatal como siempre.

Suspire frustrada mientras arreglaba mi ondulado cabello y me lavaba- de nuevo- las lágrimas de mi cara, respire varias veces mientras me tranquilizaba, lo menos que quería era que Nicole sacara provecho de mi debilidad.

Nunca había llorado en público o en frente de ella; ya era suficiente con que me insultara y denigrara diario, era pero para mí que Nicole se enterara de que realmente me dolía todo lo que decía de mí.
Revisé el reloj de mi muñeca ¡8:15! ¿Cuánto tiempo me quede viendo al espejo?, al parecer mucho. Salí corriendo del baño, pero el impacto de mi cuerpo con otro me hizo caer, pero al parecer a la otra persona ni le movió un pelo.

Mi cabeza palpitaba y dolía mucho; subí mi cabeza y me encontré con la mirada de desprecio y asco de Zayn Malik el mariscal de futball americano del colegio; el humanoide más popular del colegio y también el más patán e idiota

Ten más cuidado, inepta- exclamo de una forma desagradable mientras arreglaba su chaqueta de cuero; yo por mi parte no podía decir nada si quería que mi subsistencia en este colegio fuese peor de lo que ya era, por lo que lo único que me quedaba hacer era disculparme sin razón alguna.
L.o s..ient..o- tartamudee mi disculpa mientras me levantaba del piso.

Además de anti-social también tartamuda ¡Ja!- dijo de forma arrogante y absurda mientras salía de manera triunfadora por el pasillo. Revise mi reloj ¡8:25! ¡Genial! No solo me habían humillado-de nuevo- sino que también me perdería la clase del señor O’Connor; aunque lo último no suena tan mal, nunca eh sido- ni seré nunca- buena en historia.

Salí al patio y lo primero que note fue a una chica sentada en un banco con las manos en su cara; la chica tenía el cabello lacio largo, negro y sus puntas estaban teñidas de color azul, sus labios eran entre finos y gruesos, sus ojos eran oscuros y muy intensos y de piel canela; muy linda a mi parecer.
¿Te encuentras bien?- pregunte sentándome junto a ella; esta se sobresaltó un poco y comenzó a secarse las lágrimas con los dedos.

Si me encuentro bien- me aseguro dándome una sonrisa falsa; le creería, por el momento.
¿Segura?- volví a preguntar insistentemente.

Si- me volví a afirmar- Soy Jessie, Jessie Blake- se presentó mientras estiraba su mano.

Paula, Paula Smith- me presente yo también

Abreme:

Hola un gusto soy Paula y la idea me fascino esta per-fect, vengo a audicionar por el sensual Horan le doy latigo espero que te guste el capitulo
Aceptada
Me encanto tu capitulo estuvo hermoso, Niall es tan latigable. Ya estas audicionando ¡Suerte!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cinderellas {Audiciones Abiertas}

Mensaje por Invitado el Jue 03 Oct 2013, 10:41 am

asdfghjkl.:





Representante: Mila Kunis.
Rol: La Rebelde / Enamorada de el pero el esta enamorado de otra chica.
Chico: Zayn Malik.
Nombre del personaje: Heather Brooks.


"Quiero volver a mi vida de antes."

Capítulo.:

Capítulo cuatro.
Lucy Stark



Observé detenidamente mi cuerpo, ahora mojado ya que acababa de salir de la ducha, en el gran espejo del baño, que se encontraba incorporado a mi habitación. Las lágrimas resbalaban por mis mejillas mientras presionaba mi barriga fuertemente, intentando reducir su tamaño. Hasta que me di por vencida. La frustración invadió mi mente obligándome a provocar mi propio vomito. Introduje dos dedos en mi cavidad bucal, presionando mi lengua ligeramente hacia abajo. Expulsé todo lo ingerido horas antes. Me levanté del suelo secando las gotitas de agua procedentes de mis ojos  bruscamente con la manga de mi jersey. Volví a analizarme en el espejo. Asentí en forma de aceptación, aunque me seguía viendo como una bola de grasa, no engordaría más. Recogí mi cabello en un moño y bajé las escaleras pesadamente. “Otro día más.” Pensé. Otro día de invisibilidad ante mis compañeros, miradas de desprecio, burlas… Entré en la cocina, donde encontré a mi padre leyendo el periódico, como siempre.
— Buenos días, cariño. – me saludó mientras me miraba por encima de los papeles blancos. Le dediqué una sonrisa dulce mientras me acercaba a él para besar su mejilla.
— Buenos días. – me observó mientras fruncía el ceño notoriamente.
— ¿Y esas ojeras? – preguntó.
— ¿Cuáles? Papá, creo que deberías ir al oculista… No tengo ojeras. – intenté mostrar obviedad. En realidad sí las tenía, y de hacía días. No podía dormir tranquila, las burlas de mis compañeros resonaban en mi cabeza cada vez que cerraba los ojos, y la maliciosa sonrisa de Nicole se reflejaba en mi mente. Él solo asintió no muy convencido, volviendo a fijar su vista en el periódico. – Yo ya me voy, que tengas un buen día. – me despedí cerrando la puerta detrás de mí.
Coloqué los auriculares en mis oídos para aislarme del resto del universo. Solo éramos Imagine Dragons, mis auriculares y yo. Caminé fijando mi vista al suelo. No quería ver a nadie, ni tampoco ser vista. Llegué a mi instituto, “Harrow School” o como yo lo llamaba, “Horror School”. El ritmo de mis pasos aumentó al pasar por delante del grupo de Nicole.
— Mirad, la bolita de grasa. – sonrió maliciosamente.
— Vaya, ¿Cuántas veces has vomitado hoy Stark? – comentó otra de esas zorras. El coraje recorrió por mis venas.
— No lo sé, pero creo que el verte de nuevo me está produciendo arcadas. – sonreí falsamente, y seguí mi camino. “¿Qué has hecho Lucy?” me regañaba a mí misma. No quería tener problemas con Nicole y sus amiguitas… Pero el orgullo me venció.
Entré en aquél horrible edificio, dónde cada día derramaba mil y una lágrimas. Bajé mi cabeza, fijando mi vista en mis Converse negras. “Mirad la foca.” Oí comentar a algunos de los chicos populares. En ese instante mi vista se nubló a causa de las lágrimas acumuladas en mis ojos. Intenté retenerlas, pero fue en vano. Abrí mi taquilla guardando los libros en su interior.
— Hola foquita. – la chillona voz de Nicole me sacó de mis pensamientos.
— ¿Qué quieres ahora, Nicole? – me giré de mala gana para mirarla a la cara.
— Cuando ibas caminando se te cayó esto. – Nicole me entregó un pequeño libro de tapas duras color caoba con algunos dibujos en ellas, mi diario. – Así que tú también te ves gorda y asquerosa, no me extraña. Y por cierto, recuerdos a tu madre… Ah no, espera… Está muerta. - agregó mostrando una cínica sonrisa.
Agarré bruscamente el libro que tenía entre sus manos y lo guardé con un gesto rápido en mi bolsa. Ella solo rió burlonamente y se fue caminando como si fuera una diva. Las lágrimas resbalaban por mis mejillas y caían encima de mi jersey gris. Cerré la taquilla con un fuerte golpe y salí corriendo de allí. Corrí sin rumbo alguno, sin saber a dónde iba; solo quería desaparecer de la faz de la tierra en ese mismo instante. No me importaba si no asistía a clases. Salí al exterior del edificio y bajé las escaleras apresuradamente, pero terminé cayendo al suelo.
— Mierda. – murmuré sobando mi rodilla. Me incorporé sentándome en el frío suelo y enterré mis manos en mis cabellos. Las lágrimas seguían corriendo por mi rostro, cayendo al suelo. Pasé ahí sentada un buen rato, al menos la primera hora. Estaba adentrada en mis pensamientos, hasta que vi como llegaban tres chicas y se colocaban a mí alrededor.
— ¿Qué tienes hermosa? – habló una de ellas. Era muy bonita, de cabello castaño largo, y ojos celestes un tanto grisáceos.
— Cosas, problemas. – respondí con la voz quebrada, y de manera fría.
— Soy Jessie Blake, del club de las que odia a las populares y apartada. – se presentó una chica, de cabello negro intenso y ojos cafés obscuros, estirando su mano. La apreté con fuerza. Miré a las demás.
— Ah, yo soy Jo Katherine, pero solo dime Jo o Kat, solo soy apartada. – se presentó la misma chica que había hablado primero sonriendo.
— Y yo soy Paula Smith, pertenezco al grupo de las apartadas por completo. – finalizó la chica restante, sonriendo tiernamente.
— Lucy. – dije en un susurro.- Lucy Stark.
— Un gusto. – respondieron las tres al unísono.
— ¿Que no se supone que deben de estar en clase?- pregunté curiosa, secando las lágrimas que aun se mantenían en mis pómulos.
— -Bien, perdimos Matemáticas gracias a mi.- explicó Jo haciendo una mueca que me pareció bastante graciosa.
— Fue un accidente. – aclaró Jessie. Sonreí por primera vez en días. Realmente esas chicas parecían geniales.
— ¿Y ahora qué hacemos? – pregunté levantándome.
— Debemos esperar a la siguiente clase. – sentenció Paula.
— ¿Por qué no nos sentamos en un banco? – propuso Jo señalando uno con la cabeza. Nos dirigimos a dónde Jo apuntó con la cabeza, y nos dejamos caer en la dura madera ocre. El silencio reinaba en el lugar. Yo pensaba en Nicole, otra vez. ¿Qué habría leído en mi diario? Tenía miedo, mucho miedo. Ahora sabía algunos de mis secretos, pero no todos, ya que algunos los guardaba bajo llave en un cajón de mi cuarto.
Un estruendo provocó que alzara mi vista. Una chica de pelo negro y ondulado acababa de dar un fuerte portazo al coche del que acababa de bajar. Caminó a paso firme, dirigiéndose a las grandes puertas del instituto. Las lágrimas empezaron a surgir de sus ojos. Las cuatro la observamos curiosas.
— ¡Hey! ¡Chica! – exclamó Jessie. La chica nos miró extrañada y luego siguió su camino. Las cuatro nos levantamos y caminamos rápidamente hacia ella. La chica nos iba mirando de reojo hasta que se giró.
— ¡¿Qué queréis, pesadas?! – preguntó llevando sus manos a su cintura. Las lágrimas aun corrían por su rostro.
— ¿Estás bien? – preguntó Jo.
— Sí. – respondió de mala gana.
— ¿Seguro? – agregué yo tímidamente.
— Sí, gracias. – agregó una pequeña sonrisa mientras secaba sus lágrimas. Le devolvimos la sonrisa.
— No creo que te dejen entrar a ésta hora. – comentó Paula.
— Ya lo sé, debo esperar a la próxima hora. – asintió haciendo una mueca.
Eché un suspiro. Entonces me senté en el suelo. Las demás me miraron extrañadas.
— Lucy, ¿Qué haces? – preguntó Jessie.
— Venid, sentaos. – indiqué sacando un pequeña pelota de goma de mi bolsa. Las demás se sentaron de manera que formamos un círculo. – Soy Lucy Stark, tengo diecisiete años y… sufro bulímia. – confesé apretando la pelota de color violeta entre msi manos. – Te toca. – le pasé la pelota a Paula.


Imagina :3.:

Pedido para: "Laȗ ◕‿‿◕ ".


Seguí caminando hacia dónde los gritos de las fanáticas me guiaban. ¿Por qué hacia esto? Ni yo misma lo sabía. Eché un vistazo a una de mis muñecas. “Mierda” pensé mientras cerraba los ojos fuertemente. Me había olvidado de ponerme los miles de pulseras que ocultaban las cicatrices en esa zona de mi cuerpo. Rápidamente estiré la manga de mi jersey para esconderlas. Llegué al centro comercial dónde se suponía que se organizaba la firma de discos. El griterío de todas las chicas concentradas allí me retumbaba en la cabeza, una y otra vez. No fui a ese estúpido centro comercial para conseguir una foto con uno de esos cinco niñatos. Solo quería ver a las chicas de mi edad. Chicas corrientes, afortunadas, sin problemas en casa, sin sufrir bullying en el instituto. Con una vida envidiable. Analicé el lugar con la mirada. Adolescentes por todas partes, llorando, riendo, cantando... Un repentino empujón me hizo caer al suelo.
— Mierda, mi brazo. – gemí acariciando mi extremidad. Las cicatrices se habían abierto, provocando que la sangre acuda rápidamente a la superficie de mi cuerpo. Intenté levantarme del suelo sin éxito alguno. La aglomeración del lugar me lo impedía. Gateé hasta los servicios.
Abrí el grifo dejando que el agua manar. Posé mi antebrazo sangriento bajo la fría agua. Lo sequé delicadamente con papel higiénico, y presioné la herida con fuerza, para evitar perder más sangre. No me importaba morir, pero si lo hacia, quería hacerlo en algún sitio desolado, dónde solo pudiera estar yo sola.
Salí del baño intentando esconder, de nuevo, las cicatrices debajo de mis mangas de punto gris.
Intenté salir de la muchedumbre, pero una oleada de chicas me arrastró hasta uno de los extremos de la sala. Volví a tropezar, pero esta vez sin caer. Noté unos cálidos brazos envolverme antes de volver a impactar contra el frío suelo. Me volví a incorporar gracias a la ayuda misteriosa que acababa de recibir.  Me volteé, para encontrarme con un par de preciosos ojos amielados.
— Hola. – mencionó mostrando una perfecta hilera de perlas blancas. – Soy Zayn.
— Formas parte de la banda la cual firma discos aquí, ¿Cierto?- pregunté con cierta timidez en mis palabras.
Asintió. Nos quedamos observándonos varios segundos.
— ¿Estás bien? – reaccionó Zayn peinando su cabello.
— Sí, claro. – tartamudeé.
— ¿Qué es eso? – preguntó señalando una mancha rojiza en la manga de mi jersey izquierda.
— Nada, solo es que, antes me caí, y... – deslizó la tela encima de mi brazo, dejando a la vista los fallidos intentos de quitarme la vida.
— ¿Como te llamas?- espetó volviendo a mirarme a los ojos.
— Laura Marshall. – mis ojos ya estaban cristalizados, él era la primera persona en saber que me cortaba.
— Mira, Laura. Cuando te sientas triste, o tengas ganas de volver a hacer esto. – señaló mis muñecas. – llámame.
Me otorgó un papel con su número de teléfono. Y así se despidió, dándome un cálido abrazo, y un suave beso en la mejilla.
{...}
La sangre seguía manando de mis brazos. Salí de la bañera rápidamente y marqué otra vez aquel número de teléfono.
— Zayn, otra vez. – sollocé.
— Ya vengo, pequeña. – oí su voz desde el otro lado de la línea.
— Rápido, por favor. – murmuré.
Al cabo de diez minutos, el timbre sonó. Abrí la puerta apresuradamente y me lancé a sus brazos.
— Tranquila mi amor, tranquila. Estoy aquí. – susurraba a mi oído acariciando mi mejilla. - ¿Te apetece un relajante baño?
Solo asentí con la cabeza.
Preparamos un perfecto baño de espuma. Zayn entró primero, y se tumbó, apoyando su cabeza en uno de los extremos de la bañera. Seguidamente me uní yo. Yacía sobre su cálido cuerpo, apoyando mi cabeza en su pecho.
— ¿Mejor? – preguntó echando mi mojado pelo hacia atrás.
— Sí. Gracias. – murmuré encima de sus labios.
— Yo te amo, nunca lo olvides Laura, te adoro.


Fin.


:D:
Holuuu.  
Soy Lucy, Snowie, Snow...
Adoro tu idea.
Espero que te guste mi ficha.

Lu.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Cinderellas {Audiciones Abiertas}

Mensaje por EsmeraldaReina el Jue 03 Oct 2013, 10:49 am

snowflake. escribió:
asdfghjkl.:





Representante: Mila Kunis.
Rol: La Rebelde / Enamorada de el pero el esta enamorado de otra chica.
Chico: Zayn Malik.
Nombre del personaje: Heather Brooks.


"Quiero volver a mi vida de antes."

Capítulo.:

Capítulo cuatro.
Lucy Stark[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]



Observé detenidamente mi cuerpo, ahora mojado ya que acababa de salir de la ducha, en el gran espejo del baño, que se encontraba incorporado a mi habitación. Las lágrimas resbalaban por mis mejillas mientras presionaba mi barriga fuertemente, intentando reducir su tamaño. Hasta que me di por vencida. La frustración invadió mi mente obligándome a provocar mi propio vomito. Introduje dos dedos en mi cavidad bucal, presionando mi lengua ligeramente hacia abajo. Expulsé todo lo ingerido horas antes. Me levanté del suelo secando las gotitas de agua procedentes de mis ojos  bruscamente con la manga de mi jersey. Volví a analizarme en el espejo. Asentí en forma de aceptación, aunque me seguía viendo como una bola de grasa, no engordaría más. Recogí mi cabello en un moño y bajé las escaleras pesadamente. “Otro día más.” Pensé. Otro día de invisibilidad ante mis compañeros, miradas de desprecio, burlas… Entré en la cocina, donde encontré a mi padre leyendo el periódico, como siempre.
— Buenos días, cariño. – me saludó mientras me miraba por encima de los papeles blancos. Le dediqué una sonrisa dulce mientras me acercaba a él para besar su mejilla.
— Buenos días. – me observó mientras fruncía el ceño notoriamente.
— ¿Y esas ojeras? – preguntó.
— ¿Cuáles? Papá, creo que deberías ir al oculista… No tengo ojeras. – intenté mostrar obviedad. En realidad sí las tenía, y de hacía días. No podía dormir tranquila, las burlas de mis compañeros resonaban en mi cabeza cada vez que cerraba los ojos, y la maliciosa sonrisa de Nicole se reflejaba en mi mente. Él solo asintió no muy convencido, volviendo a fijar su vista en el periódico. – Yo ya me voy, que tengas un buen día. – me despedí cerrando la puerta detrás de mí.
Coloqué los auriculares en mis oídos para aislarme del resto del universo. Solo éramos Imagine Dragons, mis auriculares y yo. Caminé fijando mi vista al suelo. No quería ver a nadie, ni tampoco ser vista. Llegué a mi instituto, “Harrow School” o como yo lo llamaba, “Horror School”. El ritmo de mis pasos aumentó al pasar por delante del grupo de Nicole.
— Mirad, la bolita de grasa. – sonrió maliciosamente.
— Vaya, ¿Cuántas veces has vomitado hoy Stark? – comentó otra de esas zorras. El coraje recorrió por mis venas.
— No lo sé, pero creo que el verte de nuevo me está produciendo arcadas. – sonreí falsamente, y seguí mi camino. “¿Qué has hecho Lucy?” me regañaba a mí misma. No quería tener problemas con Nicole y sus amiguitas… Pero el orgullo me venció.
Entré en aquél horrible edificio, dónde cada día derramaba mil y una lágrimas. Bajé mi cabeza, fijando mi vista en mis Converse negras. “Mirad la foca.” Oí comentar a algunos de los chicos populares. En ese instante mi vista se nubló a causa de las lágrimas acumuladas en mis ojos. Intenté retenerlas, pero fue en vano. Abrí mi taquilla guardando los libros en su interior.
— Hola foquita. – la chillona voz de Nicole me sacó de mis pensamientos.
— ¿Qué quieres ahora, Nicole? – me giré de mala gana para mirarla a la cara.
— Cuando ibas caminando se te cayó esto. – Nicole me entregó un pequeño libro de tapas duras color caoba con algunos dibujos en ellas, mi diario. – Así que tú también te ves gorda y asquerosa, no me extraña. Y por cierto, recuerdos a tu madre… Ah no, espera… Está muerta. - agregó mostrando una cínica sonrisa.
Agarré bruscamente el libro que tenía entre sus manos y lo guardé con un gesto rápido en mi bolsa. Ella solo rió burlonamente y se fue caminando como si fuera una diva. Las lágrimas resbalaban por mis mejillas y caían encima de mi jersey gris. Cerré la taquilla con un fuerte golpe y salí corriendo de allí. Corrí sin rumbo alguno, sin saber a dónde iba; solo quería desaparecer de la faz de la tierra en ese mismo instante. No me importaba si no asistía a clases. Salí al exterior del edificio y bajé las escaleras apresuradamente, pero terminé cayendo al suelo.
— Mierda. – murmuré sobando mi rodilla. Me incorporé sentándome en el frío suelo y enterré mis manos en mis cabellos. Las lágrimas seguían corriendo por mi rostro, cayendo al suelo. Pasé ahí sentada un buen rato, al menos la primera hora. Estaba adentrada en mis pensamientos, hasta que vi como llegaban tres chicas y se colocaban a mí alrededor.
— ¿Qué tienes hermosa? – habló una de ellas. Era muy bonita, de cabello castaño largo, y ojos celestes un tanto grisáceos.
— Cosas, problemas. – respondí con la voz quebrada, y de manera fría.
— Soy Jessie Blake, del club de las que odia a las populares y apartada. – se presentó una chica, de cabello negro intenso y ojos cafés obscuros, estirando su mano. La apreté con fuerza. Miré a las demás.
— Ah, yo soy Jo Katherine, pero solo dime Jo o Kat, solo soy apartada. – se presentó la misma chica que había hablado primero sonriendo.
— Y yo soy Paula Smith, pertenezco al grupo de las apartadas por completo. – finalizó la chica restante, sonriendo tiernamente.
— Lucy. – dije en un susurro.- Lucy Stark.
— Un gusto. – respondieron las tres al unísono.
— ¿Que no se supone que deben de estar en clase?- pregunté curiosa, secando las lágrimas que aun se mantenían en mis pómulos.
— -Bien, perdimos Matemáticas gracias a mi.- explicó Jo haciendo una mueca que me pareció bastante graciosa.
— Fue un accidente. – aclaró Jessie. Sonreí por primera vez en días. Realmente esas chicas parecían geniales.
— ¿Y ahora qué hacemos? – pregunté levantándome.
— Debemos esperar a la siguiente clase. – sentenció Paula.
— ¿Por qué no nos sentamos en un banco? – propuso Jo señalando uno con la cabeza. Nos dirigimos a dónde Jo apuntó con la cabeza, y nos dejamos caer en la dura madera ocre. El silencio reinaba en el lugar. Yo pensaba en Nicole, otra vez. ¿Qué habría leído en mi diario? Tenía miedo, mucho miedo. Ahora sabía algunos de mis secretos, pero no todos, ya que algunos los guardaba bajo llave en un cajón de mi cuarto.
Un estruendo provocó que alzara mi vista. Una chica de pelo negro y ondulado acababa de dar un fuerte portazo al coche del que acababa de bajar. Caminó a paso firme, dirigiéndose a las grandes puertas del instituto. Las lágrimas empezaron a surgir de sus ojos. Las cuatro la observamos curiosas.
— ¡Hey! ¡Chica! – exclamó Jessie. La chica nos miró extrañada y luego siguió su camino. Las cuatro nos levantamos y caminamos rápidamente hacia ella. La chica nos iba mirando de reojo hasta que se giró.
— ¡¿Qué queréis, pesadas?! – preguntó llevando sus manos a su cintura. Las lágrimas aun corrían por su rostro.
— ¿Estás bien? – preguntó Jo.
— Sí. – respondió de mala gana.
— ¿Seguro? – agregué yo tímidamente.
— Sí, gracias. – agregó una pequeña sonrisa mientras secaba sus lágrimas. Le devolvimos la sonrisa.
— No creo que te dejen entrar a ésta hora. – comentó Paula.
— Ya lo sé, debo esperar a la próxima hora. – asintió haciendo una mueca.
Eché un suspiro. Entonces me senté en el suelo. Las demás me miraron extrañadas.
— Lucy, ¿Qué haces? – preguntó Jessie.
— Venid, sentaos. – indiqué sacando un pequeña pelota de goma de mi bolsa. Las demás se sentaron de manera que formamos un círculo. – Soy Lucy Stark, tengo diecisiete años y… sufro bulímia. – confesé apretando la pelota de color violeta entre msi manos. – Te toca. – le pasé la pelota a Paula.


Imagina :

Pedido para: "Laȗ ◕‿‿◕ ".


Seguí caminando hacia dónde los gritos de las fanáticas me guiaban. ¿Por qué hacia esto? Ni yo misma lo sabía. Eché un vistazo a una de mis muñecas. “Mierda” pensé mientras cerraba los ojos fuertemente. Me había olvidado de ponerme los miles de pulseras que ocultaban las cicatrices en esa zona de mi cuerpo. Rápidamente estiré la manga de mi jersey para esconderlas. Llegué al centro comercial dónde se suponía que se organizaba la firma de discos. El griterío de todas las chicas concentradas allí me retumbaba en la cabeza, una y otra vez. No fui a ese estúpido centro comercial para conseguir una foto con uno de esos cinco niñatos. Solo quería ver a las chicas de mi edad. Chicas corrientes, afortunadas, sin problemas en casa, sin sufrir bullying en el instituto. Con una vida envidiable. Analicé el lugar con la mirada. Adolescentes por todas partes, llorando, riendo, cantando... Un repentino empujón me hizo caer al suelo.
— Mierda, mi brazo. – gemí acariciando mi extremidad. Las cicatrices se habían abierto, provocando que la sangre acuda rápidamente a la superficie de mi cuerpo. Intenté levantarme del suelo sin éxito alguno. La aglomeración del lugar me lo impedía. Gateé hasta los servicios.
Abrí el grifo dejando que el agua manar. Posé mi antebrazo sangriento bajo la fría agua. Lo sequé delicadamente con papel higiénico, y presioné la herida con fuerza, para evitar perder más sangre. No me importaba morir, pero si lo hacia, quería hacerlo en algún sitio desolado, dónde solo pudiera estar yo sola.
Salí del baño intentando esconder, de nuevo, las cicatrices debajo de mis mangas de punto gris.
Intenté salir de la muchedumbre, pero una oleada de chicas me arrastró hasta uno de los extremos de la sala. Volví a tropezar, pero esta vez sin caer. Noté unos cálidos brazos envolverme antes de volver a impactar contra el frío suelo. Me volví a incorporar gracias a la ayuda misteriosa que acababa de recibir.  Me volteé, para encontrarme con un par de preciosos ojos amielados.
— Hola. – mencionó mostrando una perfecta hilera de perlas blancas. – Soy Zayn.
— Formas parte de la banda la cual firma discos aquí, ¿Cierto?- pregunté con cierta timidez en mis palabras.
Asintió. Nos quedamos observándonos varios segundos.
— ¿Estás bien? – reaccionó Zayn peinando su cabello.
— Sí, claro. – tartamudeé.
— ¿Qué es eso? – preguntó señalando una mancha rojiza en la manga de mi jersey izquierda.
— Nada, solo es que, antes me caí, y... – deslizó la tela encima de mi brazo, dejando a la vista los fallidos intentos de quitarme la vida.
— ¿Como te llamas?- espetó volviendo a mirarme a los ojos.
— Laura Marshall. – mis ojos ya estaban cristalizados, él era la primera persona en saber que me cortaba.
— Mira, Laura. Cuando te sientas triste, o tengas ganas de volver a hacer esto. – señaló mis muñecas. – llámame.
Me otorgó un papel con su número de teléfono. Y así se despidió, dándome un cálido abrazo, y un suave beso en la mejilla.
{...}
La sangre seguía manando de mis brazos. Salí de la bañera rápidamente y marqué otra vez aquel número de teléfono.
— Zayn, otra vez. – sollocé.
— Ya vengo, pequeña. – oí su voz desde el otro lado de la línea.
— Rápido, por favor. – murmuré.
Al cabo de diez minutos, el timbre sonó. Abrí la puerta apresuradamente y me lancé a sus brazos.
— Tranquila mi amor, tranquila. Estoy aquí. – susurraba a mi oído acariciando mi mejilla. - ¿Te apetece un relajante baño?
Solo asentí con la cabeza.
Preparamos un perfecto baño de espuma. Zayn entró primero, y se tumbó, apoyando su cabeza en uno de los extremos de la bañera. Seguidamente me uní yo. Yacía sobre su cálido cuerpo, apoyando mi cabeza en su pecho.
— ¿Mejor? – preguntó echando mi mojado pelo hacia atrás.
— Sí. Gracias. – murmuré encima de sus labios.
— Yo te amo, nunca lo olvides Laura, te adoro.


Fin.


:
Holuuu.  
Soy Lucy, Snowie, Snow...
Adoro tu idea.
Espero que te guste mi ficha.

Lu.
Aceptada
¿Gustarme? Gustarme es poco, la he amado dios tu imagina y tu capitulo estuvieron hermosos. Creo que si se pudiera me casaría con tu ficha. Ya estas audicionando ¡Suerte!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cinderellas {Audiciones Abiertas}

Mensaje por Invitado el Jue 03 Oct 2013, 10:57 am

EsmeraldaReina escribió:
snowflake. escribió:
asdfghjkl.:





Representante: Mila Kunis.
Rol: La Rebelde / Enamorada de el pero el esta enamorado de otra chica.
Chico: Zayn Malik.
Nombre del personaje: Heather Brooks.


"Quiero volver a mi vida de antes."

Capítulo.:

Capítulo cuatro.
Lucy Stark



Observé detenidamente mi cuerpo, ahora mojado ya que acababa de salir de la ducha, en el gran espejo del baño, que se encontraba incorporado a mi habitación. Las lágrimas resbalaban por mis mejillas mientras presionaba mi barriga fuertemente, intentando reducir su tamaño. Hasta que me di por vencida. La frustración invadió mi mente obligándome a provocar mi propio vomito. Introduje dos dedos en mi cavidad bucal, presionando mi lengua ligeramente hacia abajo. Expulsé todo lo ingerido horas antes. Me levanté del suelo secando las gotitas de agua procedentes de mis ojos  bruscamente con la manga de mi jersey. Volví a analizarme en el espejo. Asentí en forma de aceptación, aunque me seguía viendo como una bola de grasa, no engordaría más. Recogí mi cabello en un moño y bajé las escaleras pesadamente. “Otro día más.” Pensé. Otro día de invisibilidad ante mis compañeros, miradas de desprecio, burlas… Entré en la cocina, donde encontré a mi padre leyendo el periódico, como siempre.
— Buenos días, cariño. – me saludó mientras me miraba por encima de los papeles blancos. Le dediqué una sonrisa dulce mientras me acercaba a él para besar su mejilla.
— Buenos días. – me observó mientras fruncía el ceño notoriamente.
— ¿Y esas ojeras? – preguntó.
— ¿Cuáles? Papá, creo que deberías ir al oculista… No tengo ojeras. – intenté mostrar obviedad. En realidad sí las tenía, y de hacía días. No podía dormir tranquila, las burlas de mis compañeros resonaban en mi cabeza cada vez que cerraba los ojos, y la maliciosa sonrisa de Nicole se reflejaba en mi mente. Él solo asintió no muy convencido, volviendo a fijar su vista en el periódico. – Yo ya me voy, que tengas un buen día. – me despedí cerrando la puerta detrás de mí.
Coloqué los auriculares en mis oídos para aislarme del resto del universo. Solo éramos Imagine Dragons, mis auriculares y yo. Caminé fijando mi vista al suelo. No quería ver a nadie, ni tampoco ser vista. Llegué a mi instituto, “Harrow School” o como yo lo llamaba, “Horror School”. El ritmo de mis pasos aumentó al pasar por delante del grupo de Nicole.
— Mirad, la bolita de grasa. – sonrió maliciosamente.
— Vaya, ¿Cuántas veces has vomitado hoy Stark? – comentó otra de esas zorras. El coraje recorrió por mis venas.
— No lo sé, pero creo que el verte de nuevo me está produciendo arcadas. – sonreí falsamente, y seguí mi camino. “¿Qué has hecho Lucy?” me regañaba a mí misma. No quería tener problemas con Nicole y sus amiguitas… Pero el orgullo me venció.
Entré en aquél horrible edificio, dónde cada día derramaba mil y una lágrimas. Bajé mi cabeza, fijando mi vista en mis Converse negras. “Mirad la foca.” Oí comentar a algunos de los chicos populares. En ese instante mi vista se nubló a causa de las lágrimas acumuladas en mis ojos. Intenté retenerlas, pero fue en vano. Abrí mi taquilla guardando los libros en su interior.
— Hola foquita. – la chillona voz de Nicole me sacó de mis pensamientos.
— ¿Qué quieres ahora, Nicole? – me giré de mala gana para mirarla a la cara.
— Cuando ibas caminando se te cayó esto. – Nicole me entregó un pequeño libro de tapas duras color caoba con algunos dibujos en ellas, mi diario. – Así que tú también te ves gorda y asquerosa, no me extraña. Y por cierto, recuerdos a tu madre… Ah no, espera… Está muerta. - agregó mostrando una cínica sonrisa.
Agarré bruscamente el libro que tenía entre sus manos y lo guardé con un gesto rápido en mi bolsa. Ella solo rió burlonamente y se fue caminando como si fuera una diva. Las lágrimas resbalaban por mis mejillas y caían encima de mi jersey gris. Cerré la taquilla con un fuerte golpe y salí corriendo de allí. Corrí sin rumbo alguno, sin saber a dónde iba; solo quería desaparecer de la faz de la tierra en ese mismo instante. No me importaba si no asistía a clases. Salí al exterior del edificio y bajé las escaleras apresuradamente, pero terminé cayendo al suelo.
— Mierda. – murmuré sobando mi rodilla. Me incorporé sentándome en el frío suelo y enterré mis manos en mis cabellos. Las lágrimas seguían corriendo por mi rostro, cayendo al suelo. Pasé ahí sentada un buen rato, al menos la primera hora. Estaba adentrada en mis pensamientos, hasta que vi como llegaban tres chicas y se colocaban a mí alrededor.
— ¿Qué tienes hermosa? – habló una de ellas. Era muy bonita, de cabello castaño largo, y ojos celestes un tanto grisáceos.
— Cosas, problemas. – respondí con la voz quebrada, y de manera fría.
— Soy Jessie Blake, del club de las que odia a las populares y apartada. – se presentó una chica, de cabello negro intenso y ojos cafés obscuros, estirando su mano. La apreté con fuerza. Miré a las demás.
— Ah, yo soy Jo Katherine, pero solo dime Jo o Kat, solo soy apartada. – se presentó la misma chica que había hablado primero sonriendo.
— Y yo soy Paula Smith, pertenezco al grupo de las apartadas por completo. – finalizó la chica restante, sonriendo tiernamente.
— Lucy. – dije en un susurro.- Lucy Stark.
— Un gusto. – respondieron las tres al unísono.
— ¿Que no se supone que deben de estar en clase?- pregunté curiosa, secando las lágrimas que aun se mantenían en mis pómulos.
— -Bien, perdimos Matemáticas gracias a mi.- explicó Jo haciendo una mueca que me pareció bastante graciosa.
— Fue un accidente. – aclaró Jessie. Sonreí por primera vez en días. Realmente esas chicas parecían geniales.
— ¿Y ahora qué hacemos? – pregunté levantándome.
— Debemos esperar a la siguiente clase. – sentenció Paula.
— ¿Por qué no nos sentamos en un banco? – propuso Jo señalando uno con la cabeza. Nos dirigimos a dónde Jo apuntó con la cabeza, y nos dejamos caer en la dura madera ocre. El silencio reinaba en el lugar. Yo pensaba en Nicole, otra vez. ¿Qué habría leído en mi diario? Tenía miedo, mucho miedo. Ahora sabía algunos de mis secretos, pero no todos, ya que algunos los guardaba bajo llave en un cajón de mi cuarto.
Un estruendo provocó que alzara mi vista. Una chica de pelo negro y ondulado acababa de dar un fuerte portazo al coche del que acababa de bajar. Caminó a paso firme, dirigiéndose a las grandes puertas del instituto. Las lágrimas empezaron a surgir de sus ojos. Las cuatro la observamos curiosas.
— ¡Hey! ¡Chica! – exclamó Jessie. La chica nos miró extrañada y luego siguió su camino. Las cuatro nos levantamos y caminamos rápidamente hacia ella. La chica nos iba mirando de reojo hasta que se giró.
— ¡¿Qué queréis, pesadas?! – preguntó llevando sus manos a su cintura. Las lágrimas aun corrían por su rostro.
— ¿Estás bien? – preguntó Jo.
— Sí. – respondió de mala gana.
— ¿Seguro? – agregué yo tímidamente.
— Sí, gracias. – agregó una pequeña sonrisa mientras secaba sus lágrimas. Le devolvimos la sonrisa.
— No creo que te dejen entrar a ésta hora. – comentó Paula.
— Ya lo sé, debo esperar a la próxima hora. – asintió haciendo una mueca.
Eché un suspiro. Entonces me senté en el suelo. Las demás me miraron extrañadas.
— Lucy, ¿Qué haces? – preguntó Jessie.
— Venid, sentaos. – indiqué sacando un pequeña pelota de goma de mi bolsa. Las demás se sentaron de manera que formamos un círculo. – Soy Lucy Stark, tengo diecisiete años y… sufro bulímia. – confesé apretando la pelota de color violeta entre msi manos. – Te toca. – le pasé la pelota a Paula.


Imagina :

Pedido para: "Laȗ ◕‿‿◕ ".


Seguí caminando hacia dónde los gritos de las fanáticas me guiaban. ¿Por qué hacia esto? Ni yo misma lo sabía. Eché un vistazo a una de mis muñecas. “Mierda” pensé mientras cerraba los ojos fuertemente. Me había olvidado de ponerme los miles de pulseras que ocultaban las cicatrices en esa zona de mi cuerpo. Rápidamente estiré la manga de mi jersey para esconderlas. Llegué al centro comercial dónde se suponía que se organizaba la firma de discos. El griterío de todas las chicas concentradas allí me retumbaba en la cabeza, una y otra vez. No fui a ese estúpido centro comercial para conseguir una foto con uno de esos cinco niñatos. Solo quería ver a las chicas de mi edad. Chicas corrientes, afortunadas, sin problemas en casa, sin sufrir bullying en el instituto. Con una vida envidiable. Analicé el lugar con la mirada. Adolescentes por todas partes, llorando, riendo, cantando... Un repentino empujón me hizo caer al suelo.
— Mierda, mi brazo. – gemí acariciando mi extremidad. Las cicatrices se habían abierto, provocando que la sangre acuda rápidamente a la superficie de mi cuerpo. Intenté levantarme del suelo sin éxito alguno. La aglomeración del lugar me lo impedía. Gateé hasta los servicios.
Abrí el grifo dejando que el agua manar. Posé mi antebrazo sangriento bajo la fría agua. Lo sequé delicadamente con papel higiénico, y presioné la herida con fuerza, para evitar perder más sangre. No me importaba morir, pero si lo hacia, quería hacerlo en algún sitio desolado, dónde solo pudiera estar yo sola.
Salí del baño intentando esconder, de nuevo, las cicatrices debajo de mis mangas de punto gris.
Intenté salir de la muchedumbre, pero una oleada de chicas me arrastró hasta uno de los extremos de la sala. Volví a tropezar, pero esta vez sin caer. Noté unos cálidos brazos envolverme antes de volver a impactar contra el frío suelo. Me volví a incorporar gracias a la ayuda misteriosa que acababa de recibir.  Me volteé, para encontrarme con un par de preciosos ojos amielados.
— Hola. – mencionó mostrando una perfecta hilera de perlas blancas. – Soy Zayn.
— Formas parte de la banda la cual firma discos aquí, ¿Cierto?- pregunté con cierta timidez en mis palabras.
Asintió. Nos quedamos observándonos varios segundos.
— ¿Estás bien? – reaccionó Zayn peinando su cabello.
— Sí, claro. – tartamudeé.
— ¿Qué es eso? – preguntó señalando una mancha rojiza en la manga de mi jersey izquierda.
— Nada, solo es que, antes me caí, y... – deslizó la tela encima de mi brazo, dejando a la vista los fallidos intentos de quitarme la vida.
— ¿Como te llamas?- espetó volviendo a mirarme a los ojos.
— Laura Marshall. – mis ojos ya estaban cristalizados, él era la primera persona en saber que me cortaba.
— Mira, Laura. Cuando te sientas triste, o tengas ganas de volver a hacer esto. – señaló mis muñecas. – llámame.
Me otorgó un papel con su número de teléfono. Y así se despidió, dándome un cálido abrazo, y un suave beso en la mejilla.
{...}
La sangre seguía manando de mis brazos. Salí de la bañera rápidamente y marqué otra vez aquel número de teléfono.
— Zayn, otra vez. – sollocé.
— Ya vengo, pequeña. – oí su voz desde el otro lado de la línea.
— Rápido, por favor. – murmuré.
Al cabo de diez minutos, el timbre sonó. Abrí la puerta apresuradamente y me lancé a sus brazos.
— Tranquila mi amor, tranquila. Estoy aquí. – susurraba a mi oído acariciando mi mejilla. - ¿Te apetece un relajante baño?
Solo asentí con la cabeza.
Preparamos un perfecto baño de espuma. Zayn entró primero, y se tumbó, apoyando su cabeza en uno de los extremos de la bañera. Seguidamente me uní yo. Yacía sobre su cálido cuerpo, apoyando mi cabeza en su pecho.
— ¿Mejor? – preguntó echando mi mojado pelo hacia atrás.
— Sí. Gracias. – murmuré encima de sus labios.
— Yo te amo, nunca lo olvides Laura, te adoro.


Fin.


:
Holuuu.  
Soy Lucy, Snowie, Snow...
Adoro tu idea.
Espero que te guste mi ficha.

Lu.
Aceptada
¿Gustarme? Gustarme es poco, la he amado dios tu imagina y tu capitulo estuvieron hermosos. Creo que si se pudiera me casaría con tu ficha. Ya estas audicionando ¡Suerte!
¡Oh, muchísimas gracias!  
 
¡Bien! Espero resultados. c:
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Cinderellas {Audiciones Abiertas}

Mensaje por November. el Jue 03 Oct 2013, 11:28 am

Jo Taylor


Nombre completo : Jo Katherine Taylor Alcaraz 
Nombre representante : Bridgit Mendler 
Chico : Louis Tomlinson 
"Quiero volver a mi vida de antes"


Hola :) so, vengo a participar aquí en tu guapa novela :3 que por cierto me encanto, so aquí te dejo mi ficha y espero quedar beshitos :*

One shot C:

El chico del bus




Hay un chico que siempre toma mi bus. con ojos de color esmeralda & sonrísa resplandeciente. Se sienta con sus amigos & y ríe de todo & cuando estan silenciosos. él solo mira por la ventana. Yo me siento 2 puestos atrás de el & creo que es lindo. 
              
{..}
Hay un chico que siempre toma mi bus & que parece feliz, incluso a las 7 de la mañana. Se sienta con sus amigos & a veces sonríe. Viste con suéteres, en pleno verano, que cubren por completo sus brazos. Yo me siento 2 puestos detrás de él & creo que él es hermoso      
                   
 {..}  
Hay un chico que siempre toma mi bus. Se sienta con sus amigos & cuando ellos dicen algo divertido. ya no ríe. Solo mira su regazo & de vez en cuando voltea hacia la ventana. Se felicidad se esfumó como el verano. Yo me siento dos puestos atrás & creo que él es perfecto.     
           
{..}
 
Había un chico que siempre tomaba mi bus & que fue encontrado por su madre después de que se había disparado. Escribió una carta a sus amigos diciendo que los amaba. una a sus padres diciendo que los sentía & una a la chica que se sentaba dos lugares de él. Diciendo que ella era hermosamente perfecta. 


Querida Marisol : 
Hola. Sí estas leyendo esto es por qué eh muerto. Te escribo esta carta para decirte todas aquellas palabras que en vida, no te pude decir. Bien, ¿por donde empezar? Recuerdo el primer día que te vi subir al mismo bus que yo, nuestras miradas se cruzaron y por un minuto los demás se esfumaron y solo quedamos tu y yo, tus ojos azules penetraban los míos haciéndome sentir en las nubes. 
Recuerdo que desde ese día jamás te deje de pensar en cualquier circunstancia, tiempo después me entere que eres vecina de Louis y que te llamas Marisol, un nombre que siempre estará en mi mente y corazón. 
Ahora tal vez ya no este contigo, pero; sabes que siempre serás la única y que cuando no mires hacía aquél asiento de auto bus mi silueta se desvanecerá. 
Marisol, quiero que sepas que siempre , estaré contigo tal vez no en vida pero si desde allá arriba. Te vigilaré y cuidare. te juró mi vida, que jamás estarás sola. Siempre estaré ahí.  Me hubiera encantado decirte cada una de estas palabras en persona pero; no se pudo
Quisiera que llamarás a tú primer hija como tú, realmente me hubiera gustado formar una familia contigo pero, simplemente yo ya no podía más, era demasiada la presión que mis problemas familiares ejercían sobre mi. 
Hace una semana me corte tú nombre en el brazo derecho. ¿Recuerdas cuando hablamos? No de seguro no lo recuerdas, bien deja te refresco la memoria. Yo te pregunté la hora y tu me sonreíste y me dijiste las 7:28. Aún recuerdo tú dulce voz. No sé, eres simplemente hermosa
Por favor, no dejes que nadie te lastime, y por favor te pido de corazón que jamás olvides a tu chico del bus. Eras, eres y siempre serás el amor de mi vida.
                             Te amo Marisol. 
Harry xx. 
                             {¨¨} 
Limpié las lagrimas que se asomaban en mis ojos ¿como olvidar a aquél chico ruloso?. La madre de Harry; Anne. Me ah entregado la carta personalmente ambas estamos en la sala de mi casa llorando como un par de magdalenas. Es un día lluvioso y a penas ayer me enteré de lo que le paso a Harry. 

-Querida- dijo Anne limpiando una lagrima de su mejilla- me tengo que marchar 
-¿No se quiere quedar un rato más?- Ella negó con la cabeza y me abrazó 
-Gracias- tomo su bolso y salió de la casa sin mas rodeos 

Ella al igual que yo estaba destrozada, lo único que deseo en este momento es volver a ver a Harry para decirle lo que siempre quise decir, o por lo menos un primer y último abrazo. Mis ojos estaban hinchados y mi nariz completamente roja desde ayer no eh parado de llorar y quizá también tenga unas ojeras tremendas ya que ayer en solo pensar en él no eh dormido nada bien. Me levanté pesadamente del sillón y subí a ponerme la pijama y intentar dormir. Para mi suerte me quede profundamente dormida. 
                         {...}
-Marisol- escuche que alguien me llamaba mire para todos lados pero no había nadie
-Marisol- repitieron un poco más fuerte 
-¿Quien es?- pregunté susurrando 
-Soy yo amor, Harry- mire hacía todos lados pero no lo podía ver 
-¿Donde estas?- 
-Aquí- susurró  y ahí estaba con una sonrisa preciosa
-Harry- me aventé a él para darle un fuerte abrazo
-Marisol- susurró hundiéndose en mi cuello 
-Me quedaré aquí contigo-  el se separó de mi 
-No puedes amor- 
-Sí- dije con la cabeza baja 
-No. pero siempre estaré contigo ¿Ok?- me tomo del mentón para poderme ver a los ojos 
-Te amo- susurré 

Y justamente cuando nuestros labios estaban a punto de rozarse desperté sudando. Rodé los ojos y me volví a dormir, pensando en aquél sueño.

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cinderellas {Audiciones Abiertas}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.