O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Heroes. (Muro Interactivo)
Hoy a las 2:45 pm por Andy Belmar.

»  Loser like me { Muro interactivo / Aviso
Hoy a las 2:16 pm por Andy Belmar.

» daydreamin'. ♡
Hoy a las 1:31 pm por bwiyomi.

» Heroes (Expedientes)
Hoy a las 1:05 pm por Jones.

» death path
Hoy a las 1:00 pm por hypatia.

» fallen angels [muro]
Hoy a las 12:36 pm por Andy Belmar.

» ¿Es posible el amor? Draco y tú
Hoy a las 9:59 am por Butterfly199225

» I write sins not tragedies
Hoy a las 9:49 am por Andy Belmar.

» Me, myself and I.
Hoy a las 9:36 am por CNCOwner.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Amityville Institute. |Fichas/Muro Interactivo|

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Amityville Institute. |Fichas/Muro Interactivo|

Mensaje por ivashkova. el Sáb 21 Sep 2013, 2:14 pm

Amityville Institute
La línea entre lo humano y lo paranormal... jamás estuvo tan delgada.



Face Claims

Yuri Pleskun. »Bárb.
Taissa Farmiga. »Malec.
Phoebe Tonkin | Alex Pettyfer. »'Mily.♡
Crystal Reed | Ash Stymest. »Kitten.
Charlotte Free | Aaron Johnson. »Sky.
Lily Collins | Zayn Malik. »Fantasy.
Emily Browning. »'Lali.
Christofer Drew | - »monster.


Escritoras

1- Yo; Bárb.
2- Ale; Malec.
3- Lali; 'Lali.
4- Key; Kitten.
5- Gen; Fantasy.
6- Lula; monster.
7- Sky; Sky.
8- Mily; 'Mily.♡

Otros links

Tumblr roleplaying ¡Pueden usarlo para guiarse un poco!
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ¡Información necesaria sobre la nc!
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] ¡El tema donde están las inscripciones, sus fichas y comentarios!
Link al tema. {Próximamente}


En este tema postearé sus fichas, para que estén mucho más ordenadas y, además, este tema tiene como objetivo lograr resolver dudas, pasar informaciones y todo entre nosotras. ¡Espero que nos divertamos!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ficha Malec.

Mensaje por ivashkova. el Sáb 21 Sep 2013, 2:15 pm



Jessica Arth Saetring
living the death

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


││ diecinueve ││ americana ││ heterosexual││ humana || Taissa Farmiga ||



Datos Psicológicos


Al hablar de Jessica, estamos hablando de dos personas en un solo cuerpo. La persona que normalmente controla sus acciones es alguien impasible, alguien que se dejaría llevar hasta en la más loca de las situaciones; y su alter llegaría a ser lo completamente contrario a ésto. Una persona fría, y calculadora en cada una de las acciones y que sin embargo, siempre toma la mala decisión a cuesta de saber sus propias consecuencias. Alguien que, mientras reciba el más severo castigo, tendrá una sonrisa expresiva en ironía a lo largo de su rostro.
Comprendía que aquél comportamiento tan sólo le llevaría más problemas, pero sin embargo, ella los recibía con los brazos abiertos y echaba a correr en el momento más oportuno. Ella poseía lo que clínicamente llamaban dependencia emocional. Lo que, según decían, le hacía depender de toda clase de actos peligrosos, extraños y sádicos para no caer en depresión. ¿Tenía sentido alguno? En lo absoluto. ¿Lo creía ella? Para nada.
Recordaba de pequeña siempre preguntar a sus padres qué eran esas entes supernaturales de las que los mayores siempre hablaban tanto, al igual que ese «instituto» del cual escuchaba tanto. Sin embargo,su misma curiosidad y carencia de respuestas la llevó a descubrirlo por sí misma, desarrollando en el camino la solución para lidiar con el modo de vida que había conseguido. Qué tan malo podía ser, se dijo, aprender de la experiencia.




¿Por qué está en Amityville?


Por qué no había estado allí desde años antes, sería mejor preguntar.
Su basto conjunto de preguntas, y su inmensa curiosidad que no saciaba nunca, le habían llevado a hacer toda clase de actos para plantearse una solución ella misma. Entre éstos, había intentado repetidas veces comunicarse con las dichas entes que se decía habitaban, y a su mismo, había hecho toda clase de cosas con sus pertenencias y su cuerpo, como por ejemplo, poseía un estilo de tatuaje a fuego y metal en la muñeca derecha, con la forma de una estrella de David. Por supuesto, no sola, y no era la única que había corrido tal suerte. Peo sin embargo y sin importar detalles, había... Cruzado la línea en una de sus ocasionales rituales.
Las oficinas de Gobierno encargadas de ésta clase de situaciones, le habían encontrado por encima de un bulto de cenizas y diferentes objetos, según decían, de forma casi inconsciente. Ella aseguró haber conseguido comunicación con una de las entes, y lo gritó a todo pulmón, dando a más de una calle la noticia. Pero tan sólo consiguió ser llevada con más fuerza dentro del auto que le llevaba al destino que ya conocía... Y que quería desde un principio.
No quizás de aquella forma en específico; pero sabía, por las personas que conocía muy bien y había escuchado, que si en la ciudadela podías hacer actos como aquellos, en aquél lugar podrías conseguir la gloria de lo que, para ellos era, la comunicación con las entes.
Tentada por la idea y su doble moral que la impulsaba constantemente a tomar el camino más llamativo, buscó una razón y un acto que aún no hubiese cometido que le consiguiese llegar a aquél lugar. Aunque lo que pasó ese día, no fue más que un repentino golpe de suerte, que fue muy bien recibido.



Historia de vida


Jessica había tenido un largo historial, desde pequeña, con atentados contra personas y por años se le trató como una niña con un problema de violencia, y bien quizás era cierto, pero lo que en realidad ella no entendía y nunca entendería era por qué las personas apreciaban tanto la vida, y por qué eran tan felices, y por qué ella no podía ser así.
A la corta edad de once años, jugó por primera vez uno de los renombrados juegos de espíritus. Ahora bien, en ese momento era lo más cerca de sentirse en un lugar que le interesase por primera vez, y le resultaba cada vez más llamativo lo que esas cosas podían hacer sin estar allí realmente. Pero con el avance del tiempo, y cumplidos sus dieciséis años, aprendía cada vez más que esa era sólo una pequeña probada de todo lo que estaba allí.
Como toda joven de su edad, tenía un grupo social de amigos. Pero a diferencia de los grupos cotidianos, no iban a centros comerciales, ni a comer a algún lugar. Ellos se reunían, cada vez que se presentaba la ocasión o se reportaba actividad extraña en cualquier parte de la ciudad, ellos estarían allí por la noche. Sin sentir una sola gota de temor en su sangre, recordaba la primera vez que había estado en presencia de algo tan real que le había puesto los pelos de punta. Y para alguien que había sido tan carente de emociones desde su niñez, aquello era algo completamente fantástico, e incluso abrumador. Algo que no quería dejar ir con tanta facilidad.
Así pues, continuó con esto a lo largo de los años, sin importar cuánta persona a lo largo del camino se enterase de lo qué ella hacía o era. Anhelaba más que nadie un encuentro más cercano cada vez que se realizaban, aunque nunca terminaban demasiado bien. Pero para alguien que buscaba constantemente una razón para vivir, y también una para morir, no importaba qué tan mal resultasen las cosas, lo seguiría haciendo siempre y cuando le causara una sensación.



Curiosidades


-GUSTOS.
»Tiene una gran colección de objetos como colgantes, cruces, y demás.
»El cigarrillo.
»Le gusta la literatura sangría y cínica.
»Muchas veces ha escrito las diferentes formas en que sería interesante morir.

-DISGUSTOS.
»El positivismo; sabe que las cosas normalmente, salen mal.
»Demasiada exposición a la luz; causa que su tez sea más bien pálida y le gusta así.
»Los sabores demasiado dulces o olores al igual; le producen náuseas.
»Los vestidos, faldas, o prendas que sean de un estilo... Demasiado demostrativo

-DATOS ESPECIALES.
»Tiene un tatuaje a calor y metal de una estrella de David en la muñeca derecha.
»Nunca conseguirás que Jessica te grite. Jamás.


☯thanks☯

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Fichas monster.

Mensaje por ivashkova. el Sáb 21 Sep 2013, 2:19 pm



ELIOTT RUMSFELD
JAJAJAJAJAJAJA corre si no quieres morir

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


││  21 años aparentes, 30 años reales. ││ inglesmente francés ││ heterosexual ││ fantasma || christofer drew ||



Datos Psicológicos


-PERSONALIDAD.
Es un líder nato, durante toda su existencia fue un joven impetuoso y carismático que supo usar la oratoria a la perfección para enredar a los demás y conseguir todo lo que quería. Al mismo tiempo siempre fue sensible, aunque no lo demuestre, es un joven reservado y con muy buenos modales que utiliza en el lugar y momento indicados. Pasó más tiempo fuera de casa que en ella, por lo que se curtió en todo lo que respectara a las peleas y la retórica que usan los chicos de clase más baja que él, nació en una familia bastante acomodada. Tiene una ligera tendencia a arruinarse la vida, todo lo que le haga daño lo seduce en extremo y no es capaz de resistirse a ello. Se irrita con facilidad y se torna violento con aún más desenvoltura, puede descargarlo sobre la persona o cosa que lo hizo encrespar o aliviarlo violentando objetos. Suele tener relaciones muy complicadas por el motivo anterior. Por distintos traumas que tiene de la niñez puede ser golpeador un día y al siguiente golpeado. Víctima o victimario, todo depende de cómo se sienta o con quién esté peleando. ¿Cómo influye eso? En las pocas ocasiones en que quiere de verdad a una persona puede llegar a sacrificarse y dejarse golpear y hasta humillar por ese individuo… aunque, ¡cuidado! Tiene poca paciencia y un límite propio muy definido, algún día se revelará.

-TRASTORNOS.

problemas de ira/adicción/problemas psicólogos.




¿Por qué está en Amityville?

Si hay una característica que es común a toda la comunidad de espíritus es aquella de la soledad: al haber muerto mucho tiempo atrás, la mayoría de sus afectos también han perecido y, para peor, muy pocas veces encuentran a alguien más con quien pasar el tiempo. Por esto, y completamente al tanto de que dentro del instituto Amityville habitan, y siempre habitaron, seres de su mismo tipo, es que se mudó allí. Una razón, también, muy valedera, es su afán de hacerle la vida imposible a la gran mayoría de los habitantes humanos de la gran mansión a quienes, al hallarlos desprevenidos, aterroriza para su propia gracia. Su ojo crítico lo lleva a observar, casi con religiosidad, las reacciones de la psiquis humana, la cual adora sobremanera: esta es la razón dominante por la cual le fascina vivir entre ellos. Fue, más que nada por esta razón, y por la envidia de que le hubiera quitado de una manera tan estúpida aquella relación que había obtenido con su cónyuge, que siempre trató de una manera pésima al jovencito de la familia.



Historia de vida


Treinta años atrás, que son los que debiera cumplir el pelinegro este año, nació un pequeño que, para su madre, solo tenía un objetivo para venir a la vida: joderla, arruinar su vida íntima, su relación con su marido. Malcriado por su padre, a quien siempre quiso de manera profunda, mal amado por su madre, quien solamente quería verlo lejos: se crió con niñeras todos los días de su vida, solamente siendo atendido por su madre cuando era estrictamente necesario. Los especialistas en el tema aseguran que la personalidad de una persona, cuando sea mayor, se forma en los primeros cinco años de vida. ¿Cómo creerías que la psiquis de Eliott se formó teniendo los padres que tuvo? Su padre, por mucho que lo adorara, tenía un trabajo demasiado exigente que le dejaba poco tiempo para pasar con sus afectos; por su parte, su madre, desde un principio, tuvo que ser convencida para darlo a luz. Se había negado en rotundo a tener un hijo, y no porque no estuviera capacitada, porque ningún problema biológico o físico se lo impedía, sino que quería conservar consigo aquella “figura” que con los años había logrado conseguir. Le gritaba, muchas veces dejaba de alimentarlo durante períodos de horas mayores a los ideales y llegaba a golpearlo en las situaciones más extremas entre los dos. Así fue como Eliott, cuyo nombre, elegido por su propia madre, hacía referencia directa al cabecilla de los poderes infernales, que tenía a su cargo a sesenta y seis legiones de demonios, se crió siendo una persona introvertida, violenta y que podía ser fácilmente sacado de sus casillas. Dentro de sí mismo, para llenar el vacío que le producía el poco amor de sus padres, comenzó a realizar acciones, buscar de qué maneras pudiera llamar la atención de sus parientes y del resto de las personas, y la encontró: el fuego. Le fascinaba, no llegaba al punto de encender fuego cosas por placer, porque en realidad todavía le temía, sabiendo que en cualquier punto podría asesinarlo cruelmente, pero sí lo utilizaba para su propia diversión. Atacado constantemente en su pre-adolescencia por sus por sus compañeros por su aparente sumisión y calma, fue guardando, día tras día, momento a momento, más y más rencor en su interior, que, un día, explotó sin más. Del presente, doce años atrás, cuando Eliott tenía solamente dieciocho años, se valió de su coraje, su obsesión desenfrenada  con las reacciones de combustión y su odio por su propia familia, para provocar un incendio que por poco acaba con la mitad de su barrio. ¿Cómo? Encendió en llamas su casa, sin dudarlo dos veces, con la frialdad que se maneja un psicópata y asesino experimentado. Por las demás casas, se había tomado el tiempo suficiente para instalar en el jardín de cada casa, un sistema de detonadores lo suficientemente potente como para, además de producir una grave explosión, hacer arder en fuego cualquier objeto que estuviera a menos de diez metros de distancia. Hecho esto, viendo la destrucción en todas partes, habiendo demostrado con creces de lo que era, terriblemente, capaz decidió retirarse del lugar que alguna vez pudo llamar su hogar. Tomó un transporte público, como quien no quería la cosa, como si no hubiera encendido en llamas la mitad de una calle, las casas, con sus respectivas familias residiendo dentro. Y se alejó de la ciudad, se metió en los suburbios y, en solitario, se quitó la vida con las pastillas tranquilizantes que su psiquiatra le había recomendado para poder dormir por las noches, antes, cuando las pesadillas acerca de sangre y muerte asediaban su mente como aves de rapiña, esperando a aquél momento de debilidad y que, en el final de todo, lograron llevarlo, no solo a la locura, sino también a la muerte.



Curiosidades


-GUSTOS.
el fuego.
buscar pelea, sea con quién sea.
cortar sus muñecas, por que sabe que siempre seguirá vivo.
la época medieval.
su guitarra.
molestar.
los tatuajes.
-DISGUSTOS.
que le hablen mucho.
que lo molesten cuando cierre los ojos y finge dormir.
que toquen sus cosas. (pero en el otro sentido, no le molesta, vale no)
-DATOS ESPECIALES.
tiene una seria debilidad hacia los animales.
odia que alguien le tenga que decir si tiene algo en la cara o no, ya que no puede verse al espejo.
-QUE TU IMAGINACIÓN VUELE.
* su imaginación vuela por el obelisco *

☯thanks☯





K. TABATHA Z'CFRLE
¿Alguien ha visto mi libreta?

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


││ dieciséis aparentes, veinte reales ││ rusamente alemana ││ pansexual, aunque nunca lo demuestre ││ fantasma  || selena gomez ||



Datos Psicológicos


-PERSONALIDAD.
Tabby es esa a la que no muchos desean hablarle, es esa que utiliza el sarcasmo como medio de comunicación y la que nunca se quita de encima el peso de la máscara que la recubre día a día, escondiéndola, protegiéndola de ese mundo exterior que un día la dañó tanto. Gracias a todo lo ocurrido con su antigua familia, mientras ella era solo una niña, las inseguridades respecto de, en absoluto, todo lo que hace, es algo mucho más que común para ella. De aspecto nervioso todo el tiempo, no duda en enviarte al demonio si se lo propone, pero al principio puede resultar muy sumisa e incluso dejarse manejar. Hace lo que le conviene, lo que la deje mejor parada y es una estratega de las mejores: ninguno de los pasos que la veas dar carecerá de sentido, todo para ella está calculado y tiene un sentido. Le importa poco la amistad porque ella nunca ha tenido amigos verdaderos, por lo que es fría y quizá hasta distante: se cuida a ella misma, todo lo que haga será para su propio bien y, si debe o puede perjudicarte en el camino, no dudará en hacerlo.

-TRASTORNOS.
Problemas de ira, bulimia, y cutting.



¿Por qué está en Amityville?


Tabatha llegó al Amityville luego de vagabundear durante casi tres años para encontrar un lugar donde fuera aceptada y encontrara la tranquilidad que, en sus diecisiete cortos años de vida, jamás pudo hallar. Vagó por varios lugares del estado, tratando de hallar otro lugar que pudiera tratar como suyo dado que, para colmo de males, la habían expulsado hasta de, lo que alguna vez, consideró su propio hogar.



Historia de vida

Tabatha se suicidó a la edad de 16 años debido a que, ella consideraba, su vida carecía por completo de sentido alguno: su madre siempre había estado celosa de su belleza y, para expresárselo, se tomaba el trabajo de, para nada sutilmente, recordarle cuánto le odiaba y de qué manera le había jodido la vida llegando a su vida en una edad tan temprana. La niña llegó al mundo un día en que una gran tormenta eléctrica asediaba Amityville, en medio de la madrugada y casi asfixiada por el cordón umbilical que debió servirle para sobrevivir en la vida intrauterina. Su madre, al momento de quedar embarazada, tenía 21 años y una carrera de modelaje tocando a las puertas de su vida. Pero Tabatha siempre se preguntó: ¿ha sido culpa mía? ¿De verdad le he arruinado la vida? Y nunca tuvo oportunidad de confirmarlo o denegarlo, dado que, si hablaba con su madre, era solamente para pelear, discutir o lanzarse odio mutuamente. Por otro lado, su padre siempre funcionó como una especie de adorno al que solamente podía quitársele dinero de los bolsillos. Esta ocupación tan sobre exigente que su padre tenía ni siquiera lo obligaba a interaccionar con su hija, a quien jamás quiso, después de todo. Tabatha había sido nada más que un mero accidente una noche en que el alcohol y la excitación habían podido más que el pensamiento racional que, de crear una vida, debía cuidársela, darle amor y velar por su salud. Todas estas eran cosas que, para la castaña, nunca se llevaron a cabo, hecho que se manifestaba, más que nada, cuando se sorprendía de haber sobrevivido tantos años en una casa donde no había gente la mayor parte del día y donde ambos patriarcas tenían vidas paralelas. Su madre con sus amantes, su padre con todas las putitas a las que les exprimía el alma en el mismo club en el que conoció a su madre. En este contexto, con problemas graves en el ámbito escolar, tanto por sus problemas de concentración como por su carácter introvertido, que se acentuaba peligrosamente cada día y que, además, le provocaba problemas de abuso de parte de sus compañeros, fue que decidió tomar su propia vida. ¿Cómo lo hizo? Se encerró una madrugada en el baño, se metió completamente vestida a la ducha y, al son del disco Piece of Mind de la mística banda Iron Maiden, que es, fue y siempre será su preferida, se abrió las muñecas con la suavidad que implica el caer de una pluma. Luego de fallecida y de que su casa fuera vendida por sus propios padres a otra familia, argumentando hipócritamente que ‘ya no podían vivir en un lugar donde habitaban tantos recuerdos felices de su familia’, ya no sentía que pudiera permanecer a aquél lugar que la había visto crecer. Para subsanar aquél sentimiento de abandono que su propia muerte le había dejado, se dedicó a vagar de un lado a otro, fumando, sin necesidad de alimentarse, sin necesidad de dormir, sin necesidad de existir, básicamente. Su pasatiempo preferido era jugar con los niños de su antiguo vecindario ante los cuales siempre se presentaba con nombres distintos, asimismo, también adoraba meterse en las casas para hurgar en las bibliotecas, sótanos y áticos, recolectando de cada lugar al que se colaba, alguna antigüedad o libro que le interesara. De esta manera llegó al instituto, persiguiendo a un chico que, en otra oportunidad supo, se llamaba Yvan. Desde ese momento se dedica a pasar el tiempo leyendo, jugando con los niños que conoció en los alrededores del instituto y espiando los comportamientos humanos a los que tanto se ha desacostumbrado, sin animarse a hablarle a ninguno de ellos más que en susurros y luego desaparecer, atemorizada de las reacciones que pueda acarrear su impulso de no sentirse otra vez sola.



Curiosidades


-GUSTOS.
La sopa.
Escribir.
El rock de todo tipo.
Leer mangas que roba de la tienda de la esquina.
Cocinar.
Chocolate.
Fumar.
-DISGUSTOS.
La gente engreída.
Los gatos.
Perder su libreta.
Fumar.
-DATOS ESPECIALES.
Tiene más fuerza que siete equipos de futbol americano o más.
Además de escribir poesía y algunas novelas, escribe canciones en una libreta que encontró debajo de un árbol y estaba vacía.
-QUE TU IMAGINACIÓN VUELE.
* su imaginación vuelva feliz como una lombriz *

☯thanks☯


{Ficha sujeta a cambios en poco tiempo.}
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Fichas 'Mily.♡

Mensaje por ivashkova. el Sáb 21 Sep 2013, 2:22 pm



Corinne Fletcher
Lo que sabemos es una gota de agua; lo que ignoramos es el océano.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


││ 20 años ││ australiana ││ heterosexual ││ humana || Phoebe Tonkin ||



Datos Psicológicos


Corinne es una chica, más que cualquier cosa, obstinada con todo lo que le llega a cruzar por la mente. Por más que le cueste, no se arrepiente de sus acciones o dichos, ya que de alguna forma u otra aprende de todo lo que hace. Esto puede afectarle algunas veces, pues puede llegar a ser muy orgullosa y a no querer admitir cuando se equivoca. Encuentra muy interesante el argumentar de cualquier tema, siempre y cuando sea con alguien con capacidad y sea de un tema que valga la pena. Detesta las personas que hacen cosas innecesarias y que tienen poca estima de sí mismos. Para ella, la clave para ser alguien exitoso y honorable, reincide principalmente en la opinión que tengas de ti mismo. Es bastante confiable y honesta, no piensa dos veces antes de decir la verdad a quien sea y como sea. No adorna las palabras ni rodeos cuando se expresa, lo que  a veces tiende a molestar u ofender a muchos. Es una fiel creyente en calidad sobre cantidad y en el esfuerzo para lograr todo en la vida. Le encanta retar a los demás, ver hasta dónde pueden llegar y observar el comportamiento de estos a lo largo de esa trayectoria. No es muy abierta con su vida personal, aunque no lo aparente. Cuando se enoja, frustra o siente que quiere desahogarse o liberarse del estrés, normalmente recurre a las bebidas alcohólicas. Disfrutar de un buen vino o un buen brandy, o lo mejor, el ron,  es lo que calma sus emociones cuando están muy disparadas, no le gusta sentirse como una adolescente o joven-adulta hormonal y detesta ponerse nerviosa u ansiosa.




¿Por qué está en Amityville?


Ya en su cuarto y último año de estudiar psicología en la Universidad, podía comenzar a hacer la Pasantía en diferentes centros Médicos y/o consultorios. Su verdadero sueño es estudiar Psicopatología, la rama que se encarga de estudiar los cambios en el comportamiento que no pueden ser explicados científicamente. Es su pasión. Pero, antes de poder hacer aquello, debe ejercer asesoría Psicóloga en un centro de rehabilitación o bien, en un Instituto para cumplir con las reglas de aquella carrera. Su tía paterna, Agatha Fletcher, la recomendó en el Instituto Amityville. Al ser aceptada para el puesto, Corinne comenzó su trabajo emocionada por ser su primera vez ejerciendo parte de su carrera verdaderamente. Lo único que genero descontento por su parte fue el hecho de que sería una Asesora psicológica, algo que no le gustaba en lo absoluto; no le interesaba escuchar a niños egocéntricos e ignorantes quejarse por cualquier porquería que les ocurriese. También estuvo segura de que las historias de fantasmas y espíritus que parecían reinar en aquel lugar eran puros mitos. Pero al llegar a Amityville, se da cuenta de que todas las ideas que se formaron en su cabeza estaban más que alejadas de la realidad vivida allí.



Historia de vida


Desde pequeña fue una persona excelente en la mayoría de las actividades extracurriculares en las que estaba. Le gustaba figurar entre las mejores, no para llamar la atención, sino para sentirse bien consigo misma. Sus padres apoyaron esto y la dejaron participar en concursos de literatura, lectura y redacción, en donde más se destacó. A pesar de ser una buena estudiante, su personalidad necesitaba mejorías. No era tolerante con la gran mayoría de sus compañeros, pues según Corinne, todos eran como una manada de orangutanes hambrientos, hormonales y muchas veces, parecían más pavos en tiempos de apareamiento que niños que estaban estudiando. Sobrenombres como “odiosa Cori”, “Rinneceronte” y más es lo que tiene de sus recuerdos en el Colegio. Cuando no recurría a los comentarios intelectuales que dejaban a sus compañeros confundidos, terminaba dejándolos en ridículo delante del profesor, debido a su capacidad de memoria fotografía. Su madre, una psiquiatra con su propio Consultorio, noto el comportamiento sagaz pero a la vez inapropiado de su hija, y le arreglo citas con una Asesora psicológica.
En su adolescencia paso de ridiculizar a todo el que se burlase de ella  como forma de vengarse o desquitarse, al pequeño Bar que poseía su familia en las Oficinas de sus padres. Desde los catorce le ensenaban a mezclar tragos y aprendió a identificar vinos desde pequeña, pues su padre tenía un Vinedo en el pueblo, alejado de la ciudad.
Así como aumentaban las burlas y las presiones sociales, aumentaban sus tragos cada dos o tres días, pero nunca más de lo necesario. Siempre supo identificar que le convenía y que no.
Entre los compañeros que hacían de ella la diversión del día a día, se encontraban muchos miembros de su familia, los que por una razón desconocida, siempre tuvieron una actitud de disgusto y rechazo hacia ella. Nunca entendió el por qué, y después de muchos años, aprendió a tragarse las lágrimas e ignorarlo, pues no iba a cambiar. Sin embargo, la herida que provoco el rechazo de tu familia, nunca terminaba de sanar por completo.



Curiosidades


Gustos:
»Estudiar el comportamiento de las personas. Leer. Criminal Minds.
»Los Pandas. Alcohol. El silencio. La tranquilidad. Los días lluviosos. Ganar. Dar consejos.

Disgustos:
»Las burlas.
»La irresponsabilidad y el irrespeto. Las personas mediocres. Gastar energía innecesaria.
»Que la despierten. El hospital. Los niños. Estar emocionalmente desequilibrada.
»No poder desahogarse.

Datos especiales:
»Su tía paterna es con el único pariente que se lleva bien y la única que no la llama alcohólica.
»No cree para nada en espíritus o fantasmas.
»Adora el té.

☯thanks☯





Jeremiah Walker
Don't pretend you know me and understand me, because you don't and never will.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


││ 20 años ││ británico ││ heterosexual ││ humano || Alex Pettyfer ||



Datos Psicológicos


Jeremiah es un joven bastante astuto y tranquilo. No le gusta llamar la atención y procura hacerse el invisible, retóricamente hablando, lo más que le es posible. Desde siempre ha sido un chico callado, frio y misterioso. No le gusta relacionarse con la mayoría de las personas porque casi nadie le llama la atención, y las personas que suelen llamar su atención terminan aburriéndolo dos conversaciones después. Es muy difícil que se acerque a alguien o tome la iniciativa en cualquier asunto. A pesar de eso, no le gusta estar en solitud. Sabe cómo utilizar el silencio a su favor, y es el mejor para escuchar a los demás cuando necesitan desahogarse. A pesar de tener aquella fachada tranquila y casi antisocial, no es conocido por acatar órdenes. Disfruta el hacer las cosas a su modo y a su propio tiempo, sin importarle nada. Puede congelarte las entrañas solo con una mirada fría de sus inexpresivos ojos o puede deslumbrarte al sonreírte de una manera encantadora –lo que es menos probable que haga-. Cuando se estresa, es cuando pierde el control de ese sereno joven que reina en él. Al provocarlo y dar en un punto específico, deja de reprimir sus emociones y suelta todo de un solo golpe y de manera impulsiva y violenta. Sin pensar, sin analizar y sin dudar.
Casi nadie, por no decir nadie, sabe que le gusta o que no; cuál es su verdadera personalidad, porque él se ocupa de alejar a todo el que puede de su vida personal.




¿Por qué está en Amityville?


Al principio, fue llevado al Instituto por problemas de actitud, junto con un grupo más. Peleas en el Colegio, vandalismo por las calles, violación de un territorio abandonado, entre otras cosas. Pero, su estancia en aquel lugar no había sido la experiencia más placentera.
El haber nacido y crecido en Amityville lo había llenado de historias de fantasmas y espíritus controlando a hombres que terminaban masacrando toda su familia. De pequeño, vivía asustado y nada en el mundo lo hacía caminar cerca de aquel lugar. Un tiempo después había dejado de creer. Pero estando allí dentro le era imposible no creer cuando toda clase de cosas paranormales ocurrían. Manchas aparecían y desaparecían en el suelo de su habitación, como queriendo dejarle un mensaje; varias veces logro sentir la respiración de alguien en su cuello; muy pocas veces lograba dormir por crujidos de pasos. No paso mucho antes de que comenzara a actuar, inconscientemente, a favor de los fantasmas problemáticos. Tanto era su inconciencia, que estuvo a punto de quemar la casa que se encontraba más cercana del Amityville Institute. Pero fue detenido por un grupo de médicos que regresaba a sus casas después de una larga reunión en el recinto.



Historia de vida


Vivió toda su niñez en un Orfanato de Amityville, compartiendo hogar con unos veinte y dos chicos y chicas más. Todos ruidosos, hiper-activos, ingenuos e inmaduros. Jeremiah siempre destaco por ser uno de lo que menos jugaba y menos socializaba, pero aun así parecía encontrarse totalmente bien. Siempre estaba con todos, pero ubicando en una esquina o al fondo, y nunca era notado. Los que lo hacían, preferían mantenerse alejados por la mala vibra que su mirada fría destilaba. Pero Jeremiah no era un niño frio ni mucho menos. Era un pequeño que no sabía exactamente como socializar o acercarse a los demás, así que prefería quedarse tranquilo y ver como conversaban unos con los otros. Como todo chico de mente abierta, podía ser fácilmente influenciado por los demás. Y esto paso cuando se dejó llevar por un grupo de chicos que se dedicaban a crear problemas dentro y fuera del orfanato. Él tenía claro que lo hacían como manera de protesta contra aquellos padres que los veía poca cosa porque ya estaban más crecidos y no los adoptaba. Desde siempre supo más que todos los de su alrededor. Pero siempre se quedó callado, y no perdía nada con estar con aquellos chicos.  
Un par de veces, se llegaron a formar peleas por desacuerdos entre los rebeldes que cometían vandalismo en casas y los que buscaban hablar con los espíritus de Amityville. En alguna de esas veces, Jeremiah se vio obligado a recurrir a la violencia que detesta usar y dejo a uno de los chicos mal herido. Nadie supo que paso para que reaccionara así.



Curiosidades


Gustos:
»Los días lluviosos. La tranquilidad. Pasar desapercibido. Leer.
»Dibujar. Pasear perros. Las manzanas. Podar el césped. Honestidad.

Disgustos:
»Hablar más de lo necesario. Las preguntas estúpidas. El ruido. El ático de Amityville. Los médicos.
»Estar solo. Que lo presionen. Cuando lo hacen enojarse.  El orgullo. Las mentiras.

Datos especiales:
»No soporta establecer alguna conversación con psiquiatras/psicólogos, porque tiene miedo de que descubran cosas que no está dispuesto a contar.
»Sufre de insomnio desde muy joven.
»Es adicto a beber una taza de chocolate caliente todas las mañanas.
»Dibujar es de la única forma en que se desahoga y es bastante talentoso en ese ámbito.

☯thanks☯

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Fichas Kitten.

Mensaje por ivashkova. el Sáb 21 Sep 2013, 2:27 pm



Dagnae Lydel.
¿Y qué tiene de bueno recoger las piezas?

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


││ 19 años reales. ││estadounidense. ││ Heterosexual. ││ Humano. || Crystal Reed. ||



Datos Psicológicos

 A pesar de los síntomas típicos de un trauma psicológico de la índole del que Dagni posee, depresión, angustia, culpabilidad y sentimientos de conflicto hacia su propia persona, pesadillas que le recuerdan al momento del fallecimiento de su hermano y el temor de que algún día se repita, la joven, en un tiempo, fue todo lo contrario. Inquieta, abierta a experimentar: su necesidad de conocer la mayor parte posible de las posibilidades la obliga, inconscientemente, a probarlas todas, movediza y curiosa en sumo grado, risueña con sus afectos y amigos, era, y es todavía, de esas personas que siempre tendrán una risa o una sonrisa para regalarte, aunque el chiste que acabes de decir sea una completa basura. Compañera y buena consejera, el: “haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago" se aplica con especial excelencia en ella. Y no porque sea una mala persona en sus actos, porque la maldad es algo de lo que ella carece por completo, sino porque su impulsividad muchas veces hace que no siga los consejos que ella misma le da al resto. En cuanto a las relaciones humanas, es celosa incluso de sus amigos más cercanos: el sentido de pertenencia es algo que tiene muy arraigado, y suele encariñarse rápido. Adora a los niños, e incluso ahora, cuando todos ellos le recuerdan a el hermano que perdió,  continúa siendo igual de dulce y compinche con ellos.



¿Por qué está en Amityville?

 
Dagnae es la poseedora única, creadora e impulsora de sus propios ataques de pánico, conflictos de culpa y traumas psicológicos. Esta última es la razón básica y más grande por la que Dagnae se encuentra dentro del Amityville: la sensación de culpa, esas charlas internas consigo misma, emociones negativas las cuales no puede manejar, una angustia inconmensurable y todo a razón de un solo hecho: el fallecimiento de uno de sus hermanos menores, mientras se encontraba bajo su cargo. A pesar de que todos, psicólogos y psiquiatras, familiares, entre otros, le dijeron que no había sido culpa suya, que el problema que su hermano tuvo fue simplemente un accidente y que no debía, bajo ningún concepto ni punto de vista, echarse la culpa a la espalda acerca de todo el asunto, su culpabilidad es mucho más fuerte que su sentido de razonamiento.



Historia de vida


Una infancia común y corriente, una familia del mismo talante: padre y madre que comenzaron su historia de amor en los últimos instantes de adolescencia, una relación de amor cuyos frutos fueron tres hijos hermosos de los cuales Dagnae fue la mayor. La mayor de los Lydel siempre fue de esas niñas quienes gustaban de pasar tiempo en el núcleo familiar, pero que, al mismo tiempo, y por la seguridad que sus parientes le transmitían a diario, podía desenvolverse en el mundo externo a su hogar con la soltura y tranquilidad de una criatura que, de alguna manera, estaba “curtida” en ese ambiente no muy gentil. En ese contexto su crecimiento se desarrolló de manera un poco más apresurada, madurando antes que el resto de sus compañeros y compañeras, con un sentido del bien y del mal totalmente diferenciado. Esta manera de ser le ganó los amigos que ella siempre hubiera deseado, muy acorde a su estilo de vida, tranquilos, de esos chicos a los cuales les gusta leer y escuchar música, que cada vez que pueden se juntan detrás de las gradas de las canchas de deporte escolares a charlar sobre cine y fumar uno que otro cigarrillo. La crianza estricta no se notó tanto en su vida, dado que, al ser una chica responsable, nunca necesitó tener gente detrás de ella diciéndole tal o cual cosa debía, o no, hacer. Dagnae se ocupó de que este tipo de enseñanzas, que ella consideraba de un valor inacabable, dado que eran asuntos que ayudarían a sus hermanitos a desenvolverse como buenas personas durante lo que durara sus vidas, llegaran en su más pleno sentido hasta los entes más pequeños de la casa, quienes siempre recibieron sus consejos con mucha atención y aprecio. Es por esta razón que absolutamente nadie se esperaba lo que llegaría a ocurrir, una noche de domingo en que sus padres habían salido al teatro y ella quedó a cargo de sus dos hermanitos, de ocho y seis años respectivamente. Ella ya era portadora de unos dieciocho años bien vividos, para nada desperdiciados, y sabía cómo manejarse cuando sus pequeños se ponían inflexibles. Aquella noche, en vista de que sus pequeños habían cedido de manera amable ante la camuflada orden de ir a la cama, decidió relajarse y aceptar la visita de dos de sus amigas más cercanas, a las cuales recibió al amparo de la tibia noche, en el porche de la casa familiar. Charlaron durante un largo rato, hablaron sobre sus trabajos y lo que debían hacer para la semana que iniciaría pronto. Desafortunadamente, esa confianza extrema que ella tenía en sus hermanos y en la buena voluntad que éstos habían demostrado, apenas unos minutos antes, para retirarse a dormir temprano, fue una mera treta para perder la vigilancia que ella les había brindado hasta el momento. Durante la media hora que la charla duró fuera de la casa, los más pequeños Lydel realizaron varias jugadas en extremo peligrosas y que, al final, valieron la vida del más joven de los dos: jugando con las especificaciones de sus padres antes de irse como si de fuego se tratara, habían corrido de un lado a otro de la casa y, al subir al desván de la misma, se hallaron frente a un arma antiquísima, ¡una reliquia! ¿Quién podría imaginarse que esa cosa todavía podría funcionar, luego de años de verse expuesta a la oscuridad y humedad de un ático familiar? Nadie, ni siquiera el pequeño que la blandía como si fuera de juguete, un mero chiche nuevo con el que divertirse durante largas horas. Quebrando en miles de pedazos el armonioso silencio, en medio de la noche, se oyó un estruendo seco, que sonó a viejo, a antiguo: un disparo. Hicieron todo lo que pudieron, rápidamente, quizá más rápido de lo que cualquiera hubiera reaccionado, llamaron a la ambulancia e intentaron llevar al niño al hospital. Pero Theo, como se llamaba el pequeño, falleció en los brazos de su hermana mayor, cuyo único sentimiento recurrente desde entonces es el de haberle fallado al mundo, a sus padres, pero en especial al pequeño. La culpa es algo que, a esta altura, la acompañará siempre, las terribles angustias, sentimientos de conflicto. Es por esta razón que, para ayudarla a comprender que nada fue su culpa, que por la manera en que las cosas se dieron, su responsabilidad en el asunto era la mínima, decidieron que afronte el tratamiento psicológico correspondiente. Para poder salvarse y aceptar la realidad tal como es.



Curiosidades


gustos:
—El ambiente familia es una de las cosas que más disfruta. Y más si hay niños en él. —Ama todo tipo de animales; muchas veces la verás con un perro callejero o algún otro animal que encuentre por ahí.  —Antepone la lectura de un buen libro a una fiesta. —Una buena ortografía. —
disgustos:
—Ver llorar a las personas que quiere. —Las serpientes. —Las alturas. —Los bichos raros. —Las mentiras. —Ir a altas velocidades en autos, motocicletas, etc. —Los errores de ortografía. Le gusta que la gente que tiene una bonita caligrafía y que saber usar las palabras. —El sushi. No le agrada la idea de comer pescado crudo. —Que la despierten muy temprano. Odia esto, a pesar de que toda su vida se levantó entre las 6 y 7 am. —Que le hablen los primeros quince minutos desde que se despierta. Por lo general, tiene pesadillas en las noches, y esto la pone de un humor negro y amenazante. No obstante, siempre se disculpará y te regalará la mejor de sus sonrisas si cree que te trató indebidamente. —La gente hipócrita, superficial e ególatra. Generalmente ignora al tipo de personas así, aunque a veces sólo quiere golpearlos un poco para que dejen de molestar.
datos especiales:
—Desde la muerte de su hermano, se dio cuenta de que a las personas hay que aprovecharlas mientras estén aquí. —Unos meses después del suceso que cambió su vida, Dagnae tomó unas pastillas con el propósito de suicidarse, lo que fue un intento fallido que nadie supo.

☯thanks☯





Travis Javaad Green.
Es simple. A falta de amor, alcohol.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


││ 19 años reales. ││ británico. ││ heterosexual. ││ Humano. || Ash Stymest||



Datos Psicológicos

 
Posee trastornos de bipolaridad, que sumado a sus problemas con el alcohol lo llevan a límites inimaginables. En estados de sobriedad, es una persona coherente, bastante normal y decente. Un ciudadano ejemplar. Es tranquilo, misterioso y prefiere pasar por inadvertido. Es bastante serio, y para muchos, aburrido. Un joven responsable, de buenas raíces, inteligente, con un futuro prometedor. Él podría ser todo esto, si pasara la mayor parte del día sobrio, no trabajara en un bar y no sufriera de bipolaridad.
Ebrio, Travis es todo lo contrario.
Su trastornos hacen efecto en él. De ser el hombre más agresivo del mundo, pasa a ser el más tierno y romántico en menos de un segundo. Es explosivo e impulsivo, mucho. Le gusta pelear, discutir y llevarle la contra a los demás, sólo por el gusto de hacerlos enojar. No confía en las personas. ¿Con qué propósito? Si a la primer oportunidad, estos te abandonan... Tampoco se deja llevar por las atracciones y la lujuria. ¿El amor? Esa palabra dejó de existir en su diccionario hace mucho tiempo. ¿Amar? No, también te abandonan de todas formas... ¿Se nota su notorio odio y miedo al abandono?
No es tímido, pero tampoco muy social que digamos...Sarcástico la mayor parte del tiempo y reservado con todos. No le gusta expresar sus sentimientos ni que se los demuestren. Es un chico de pocas palabras, pero que dicen mucho con una sola mirada.



¿Por qué está en Amityville?

 
Nadie sabía de la adicción de Travis hasta que, un día en el que se embriagó, golpeó a un policía y éste lo arrestó, terminó en una celda. Craig, su único amigo y al mismo tiempo jefe del bar donde Travis trabajaba, arregló todo para que lo sacaran de allí y dejaran que fuera al Instituto Amityville.  Travis aceptó con la condición de seguir trabajando en el bar.



Historia de vida


A pesar de la infancia ''feliz'' que Travis vivió, él nunca se sintió así. Tenía problemas para adaptarse a los demás niños de la escuela, y eso afectaba notablemente en sus notas. Con el paso del tiempo, Travis comenzó a ignorar poco a poco a los demás, y se sumió en su mundo. No tenía amigos, pero tenía a su familia, y eso era más que suficiente para él.
No llamaba la atención de ninguna forma. No era un chico problemático, no tenía las mejores notas, no era el más popular ni el más simpático. Pero, a él simplemente no le importaba todo esto. Se había vuelto algo frío e insensible. Y eso tampoco le importaba.
Cuando entró a la secundaria no muchas cosas cambiaron, excepto que en su primera semana de clases conoció a Craig, el que fue su mejor y único amigo durante toda su adolescencia.
Travis amaba pasar tiempo junto a su familia, por lo que cayó en una profunda depresión en cuanto supo que sus dos hermanas, una mayor y otra menor que él, habían fallecido durante una manifestación en la que se vieron atrapadas. Los padres de la familia Green se mostraban fuertes ante la situación, y Travis no entendía cómo podían respirar siquiera sin sentir el corazón hecho pedazos.
Dos años después de la tragedia, Travis decidió salir un poco de su sombrío caparazón y fue cuando conoció a Amelia. Hermosa, simpática y popular. Él se sorprendió de la maravillosa forma en la que ella lo trataba, y eso lo cautivó. Tanto que se dejó llevar, y en un descuido, ella se embarazó.
Extrañamente, el moreno estaba feliz de aquello. Pero la rubia Amelia no, porque lo que, sin siquiera avisarle al padre del niño, abortó y se marchó lejos.
Dos días después, Travis se enteró de lo que la chica que tanto le había fascinado había hecho, y por eso aceptó sin dudar la propuesta de Craig de irse a Estados Unidos.
Travis se convirtió en una alcohólico en cuanto llegó, pero nadie supo de esto hasta que golpeó a un policía y lo encerraron por dos días. Craig se enteró, sacó a su mejor amigo de allí y arregló para que entrara a Amityville.



Curiosidades


gustos:
—El alcohol. —Fumar. —La gente como él. —Adora los lugares tranquilos. —Cantar. —Dormir, es lo que más lo ayuda con la resaca.
disgustos:
—la comida china. —El abandono. —Las chicas tímidas. —Demostrar lo que siente y que se lo demuestren. —Lugares públicos llenos de desconocidos.
datos especiales:
—Fuma desde los 16. —A pesar de que le dijo a sus padres que si Amelia volvía no estaría con ella, sí lo haría. —Tiene un miedo y odio extremo al abandono.

☯thanks☯

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Fichas Sky.

Mensaje por ivashkova. el Sáb 21 Sep 2013, 2:28 pm



Skyler Blackford
¿Estoy loco yo o los locos son los demás?

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


││ 18 Años. ││ Británica ││ Heterosexual. ││ Humana || Charlotte Free ||



Datos Psicológicos


Algo que caracteriza a Sky es ser problemática, detesta las ordenes, que le lleguen a decir que es lo que debe de hacer, por ello es considerada una chica rebelde. Desde pequeña siempre a sido una niña problema, cosa que a su madre nunca les agrado. Se podría decir que Sky es una persona reservada, no le gusta compartir sus sentimientos y emociones con los demás ya que lo ve como una gran perdida de tiempo. ¿Tiene amigos? Pocos, pero si, mas prefiere estar sola y que sus pensamientos den un largo viaje. La mayoría de la gente la considera "loca" por varios accidentes en los que se llegó a meter y mas que nada, por un detalle en especial. Es una persona independiente, no le gusta depender de los demás. Es inteligente y observadora a pesar de todo y terca como ella sola, cuando quiere algo, hace lo imposible por lograrlo, aunque tenga que chantajear a los demás. Experta en las mentiras, no duda al momento de decir alguna cuando lo necesita, por ello es rara la vez en la que te das cuenta que te esta mintiendo. Es de esa clase de personas que toman la vida a la ligera, despreocupadamente, ya que en verdad, no sabe lo que quiere.
Transtornos: La gente la llego a considerar loca debido a que presenta pequeños signos de esquizofrenia, ve cosas que en verdad no le gustaría y de igual forma a veces escucha voces, a esto ya se acostumbró. Sufre de bulimia y depresión, aunque nunca lo demuestre a simple vista.




¿Por qué está en Amityville?


Llego a Amityville por los constantes problemas en los que se metía y su madre ya no aguantaba un segundo más tenerla en casa, ellas nunca tuvieron una buena relación, ¿y que mejor que meter a tu hija en un internado para deshacerte de ella? Con problemas de esquizofrenia no fue muy dificil.
Sky no se opuso mucho a la decisión de su madre, lo vio hasta como una oportunidad de probar algo nuevo, le divertía mucho en el fondo aquello. Al principio no fue muy dificil, no fue como ella pensaba y detestaba tener que hablar de como se sentía, cosa que siempre evitaba y hasta el día de hoy lo sigue haciendo perfectamente. Después comenzó a acostumbrarse a la rutina del lugar, se le hacía interesante ver el miedo en los ojos de las demás personas al hablar sobre el tema de los sucesos sobrenaturales y los fantasmas que habitaban en el lugar. No es que el lugar le ayude demasiado, sigue siendo la chica problematica, ahora causando diversos problemas en el Internado Amityville.



Historia de vida


Nació un 14 de Febrero, si, en el día de San Valentín, es algo que no le agrada mucho. Nunca festeja su cumpleaños. Es hija única. Hija de Anne Blackford, la cual es madre soltera y una de las cuatro herederas de la familia. Desde que fue pequeña nunca tuvo una buena relación con su madre, ella constantemente la culpaba de que estuviera sola, de que no pudiera tener una pareja. Por el minimo detalle que a Sky le saliera mal, Anne la golpeaba hasta sentirse satisfecha. Su madre es bipolar. De pequeña trato por unos momentos de ser alguien alegre, tierne y amable, hasta inocente, más no le fue bien con ello, de ninguna forma iba a recibir el aprecio de Anne. Siempre estaba sola en casa, su madre se iba por "viajes de negocios" cuando en verdad solo se iba con algún hombre que conocía. A la edad de nueve años, su madre le dijo algo en una pelea que tuvieron, y es algo que aún sigue en su mente "Fuiste un gran error en mi vida. Deseria que no hubieras nacido. No sabes cuanto te odio, te odie desde antes de que nacieras". Aprendió a ser una persona independiente debido a que siempre estaba sola y se acostumbro a ello. No sabe quien es su padre, y piensa que es algo que nunca sabra y no le interesa hacerlo. A la edad de trece años comenzó a fumar y a los catorce comenzó a beber. Si, se emborrachaba y fumaba, más nunca se acostó con cualquiera, es más, nunca lo a hecho, debido a que se dice a si misma que no le estara abriendo las piernas a cualquier idiota con cara bonita que se le ponga en frente. En el caso de la escuela, empezando tercero de primaria inició con los conflictos, diversos actos de "rebeldía", desorden en el salón, insultos a mayores y otras cuestiones hicieron que fuera expulsada de varias escuelas hasta que entrara a la secundaria, donde fue lo mismo, pero aún peor. Siempre era excluida, eso no le importaba, preferia estar sola, no le interesaba lo que los demás dijeran o pensaran de ella, y pasando el tiempo, varios comenzaron a temerle un poco.
Su llegada a Amityville fue algo "tranquila" al principio ella estaba cansada por lo que no se metía mucho en problemas, después de un poco de tiempo, esto cambió y volvió a ser la típica chica problematica. La "verdadera" Sky, que según todos ven, pero nadie conoce realmente.



Curiosidades


-GUSTOS. Los lugares vacíos. Días lluviosos. La gente seria.
-DISGUSTOS. Los gritos, la gente muy exhuberante o prepotente.
-DATOS ESPECIALES. Tiene una leve atracción por las mariposas, nunca ha sabido el porque pero siempre le han llamado mucho la atención. Detesta con todo su corazón a su madre por como la ha tratado a lo largo de su vida. Muy en el fondo aunque sea le gustaría saber quien fue o quien es su padre. Tiene varios tatuajes en su cuerpo, principalmente tiene en sus muñecas, en el hombro tiene una especie de pajaros volando mientras que en el pecho, un poco hacia su parte izquierda tiene un atrapasueños, no tan grande. En la nuca tiene una frase y por último tiene un pequeño diente de león en su espalda.

☯thanks☯




       

       
Michael Brakewood
No existen las casualidades, solo lo inevitable.

       
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
       

       
││ 21 Años ││ Británica ││ Heterosexual. ││ Humano. ||  Aaron Johnson. ||

       

       
Datos Psicológicos

       

       Es una persona calculadora, le gusta que las cosas se hagan a su manera y le encanta tener siempre la razón. Serio, arrogante, creído, son cosas que lo definen a la perfección, hasta podría decirse que es un tanto caprichoso. Muchas personas lo consideran un "doble cara" o un "hijo de papi", cosa que el detesta, nunca le ha gustado que lo comparen con su padre. Podemos decir que en verdad Michael es de esas persona que aparentan lo que no son. Con las personas que cree que se lo merecen es un chico muy amable y muy buen amigo, alguien que sabes que puedes confiar siempre, y que estará ahi cuando lo necesites, más aun asi, no deja que nadie se de cuenta de como es en verdad. Siempre esta con una sonrisa "falsa" en su rostro. Muy en el fondo es una persona llena de secretos, alguien que detesta los prejuicios que los demás le imponen, que detesta que lo miren de cierta forma y solo quiere que lo valoren y hasta admiren por lo que en realidad es.

       

       

       
¿Por qué está en Amityville?

       

       En verdad esta en Amityville debido a su padre, el le obligó. Su padre le había hecho estudiar medicina, cosa que a el no le agradaba mucho pero al ser una persona inteligente no se le dificulto en lo absoluto y despues de varias discusiones, terminó por aceptar estudiar esa carrera. Después de un tiempo, surgió un leve dilema, la especialidad y fue entonces que decidió por el Psicoanálisis, ver el comportamiento de las personas, su conducta y demás, aprendió rápidamente y como siempre de los mejores, poco rato después era la hora de comenzar a dar sus practicas. "Debes de probar tus capacidades, ¿Qué mejor forma que en el Instituto Amityville?" Aún recordaba esas palabras y nunca se escaparían de su mente. Gracias a ello ahora estaba en donde estaba, en Amityville, estudiando y viendo como varios adolescentes llegan día a día, causandole cierta gracia el darse cuenta que él no es muy diferente a ellos. Más se dio cuenta desde el primer momento en el que pisó la entrada de aquel Instituto que ese no era el mejor lugar para tener a todos esos chicos problemáticos, mas bien, era un lugar en el que nadie debía de estar.
       

       

       
Historia de vida

       

       Hijo de un prestigioso matrimonio. Richard y Barbará Brakewood, envidiables tanto por su dinero, inteligencia y hasta fisico. Richard un prestigioso Doctor, dueño de uno de los mejores hospitales de la ciudad y Barbará una envidiable abogada. Michael nació una lluviosa noche de diciembre, el día doce para ser exactos. Toda su vida fue planeada, incluyendo su nacimiento, lo que sus padres en verdad buscaban era un heredero y lo obtuvieron. Su niñez no fue como la de los demás pequeños, sus padres nunca estaban en casa, mucho podrían decir que es mentira, que minimo en las noches veían a su pequeño, pero no era asi. Tuvo muchas niñeras, a todas las odiaba, siempre lo mantuvieron estudiando a petición de sus padres, en especial de Richard. Asi fueron pasando los años, estudios, practicas, llegó a convertirse en una persona demasiado inteligente, sabía mucho más que sus compañeros para su edad, era algo que impresionaba a la mayoría de sus maestros, a el en verdad no le importaba. Si, le gustaba ser inteligente, pero fue algo que hasta llegó a ser una costumbre, cualquier cosa que veía lograba aprendersela de memoria. Se fue convirtiendo en una persona seria, no hablaba con casi nadie, exceptuando a cierto castaño de nombre Edward O' Donnel, su mejor amigo, la única persona que aguantaba su caracter y que conocía desde que tenía pañales, debido a que sus padres eran amigos. Cuando cumplió sus nueve años sus padres hablaron un pequeño rato con él, tendría una hermana en poco tiempo, y si, fue entonces que nació la pequeña Allison. Cualquiera hubiera pensado que Michael detestaria a esa pequeña niña, mas no fue así, la cuidaba y hacía lo que sea por ella y eso sigue siendo asi. Detesta el hecho de que sus padres tampoco le presten atención a Ally, ella es de las pocas personas que conocen el lado amable de Michael. Su adolescencia fue normal, rebeldía, problemas, cambios. Era excelente en sus calificaciones mas su conducta no ayudaba mucho. A los catorce comenzó a darse cuenta de la atención que causaba en las chicas, no desaprovecho esto, más tampoco era un mujeriego. Alguna que otra chica pasó por su cama, nada del otro mundo. Y algo muy importante en su corta vida fue al cumplir dieciocho años, su entrada a la Universidad. El oir a sus padres discutiendo una y otra vez para escoger entre medicina y derecho, ni siquiera se dignaban en escucharlo a él. Y después de constantes peleas con su padre, terminó por aceptar estudiar Medicina especializandose en el área de el Psicoanálisis ya que era lo que más le llamaba la atención, su padre no estuvo muy alegre con ello pero lo acepto sin quejas al darse cuenta que era una muy buena oportunidad para su futuro heredero y diciendole que lo mejor sería que el diera sus practicas que nada más y nada menos que en el famoso Instituto Amityville.
       

       

       
Curiosidades

       

       -GUSTOS: Leer. Días nevados. Escuchar música.
       -DISGUSTOS. La gente que se deja llevar por las apariencias.
       -DATOS ESPECIALES. Le encanta pasar tiempo con su hermana menor y apesar de que el ya tiene 21 sigue queriendola demasiado y es muy celoso y sobreprotector con ella. Conoce a Edward desde que eran practicamente bebes y ahora que tienen 21 años siguen siendo mejores amigos. Podrían pensar que es una persona "doble cara", pero Michael es de esa clase de personas que en verdad solo tienen algo de miedo. No quería entrar a estudiar medicina, mas cuando entró a su especialidad le agrado la idea de ayudar a los demás.
       
       

       
☯thanks☯

       
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Fichas Fantasy.

Mensaje por ivashkova. el Sáb 21 Sep 2013, 2:32 pm


Jorey Klaussler
.
''Cuando necesites una mano, yo estaré ahí para lanzarte al vacío.''

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

││ 21 años reales, 16 años aparentes.││ nacionalidad ││ heterosexual││fantasma || Lily Collins||



Datos Psicológicos

 

Jorey es esa a la que no muchos desean hablarle, es esa que utiliza el sarcasmo como medio de comunicación y la que nunca se quita de encima el peso de la máscara que la recubre día a día, escondiéndola, protegiéndola de ese mundo exterior que un día la dañó tanto. Gracias a todo lo ocurrido con su antigua familia, mientras ella era solo una niña, las inseguridades respecto de, en absoluto, todo lo que hace, es algo mucho más que común para ella. De aspecto nervioso todo el tiempo, no duda en enviarte al demonio si se lo propone, pero al principio puede resultar muy sumisa e incluso dejarse manejar. Hace lo que le conviene, lo que la deje mejor parada y es una estratega de las mejores: ninguno de los pasos que la veas dar carecerá de sentido, todo para ella está calculado y tiene un sentido. Le importa poco la amistad porque ella nunca ha tenido amigos verdaderos, por lo que es fría y quizá hasta distante: se cuida a ella misma, todo lo que haga será para su propio bien y, si debe o puede perjudicarte en el camino, no dudará en hacerlo.



¿Por qué está en Amityville?

 
 Jorey llegó al Amityville luego de vagabundear durante casi tres años para encontrar un lugar donde fuera aceptada y encontrara la tranquilidad que, en sus diecisiete cortos años de vida, jamás pudo hallar. Vagó por varios lugares del estado, tratando de hallar otro lugar que pudiera tratar como suyo dado que, para colmo de males, la habían expulsado hasta de, lo que alguna vez, consideró su propio hogar.



Historia de vida


Jorey se suicidó a la edad de 16 años debido a que, ella consideraba, su vida carecía por completo de sentido alguno: su madre siempre había estado celosa de su belleza y, para expresárselo, se tomaba el trabajo de, para nada sutilmente, recordarle cuánto le odiaba y de qué manera le había jodido la vida llegando a su vida en una edad tan temprana. La niña llegó al mundo un día en que una gran tormenta eléctrica asediaba Amityville, en medio de la madrugada y casi asfixiada por el cordón umbilical que debió servirle para sobrevivir en la vida intrauterina. Su madre, al momento de quedar embarazada, tenía 21 años y una carrera de modelaje tocando a las puertas de su vida. Pero Jorey siempre se preguntó: ¿ha sido culpa mía? ¿De verdad le he arruinado la vida? Y nunca tuvo oportunidad de confirmarlo o denegarlo, dado que, si hablaba con su madre, era solamente para pelear, discutir o lanzarse odio mutuamente. Por otro lado, su padre siempre funcionó como una especie de adorno al que solamente podía quitársele dinero de los bolsillos. Esta ocupación tan sobre exigente que su padre tenía ni siquiera lo obligaba a interaccionar con su hija, a quien jamás quiso, después de todo. Jorey había sido nada más que un mero accidente una noche en que el alcohol y la excitación habían podido más que el pensamiento racional que, de crear una vida, debía cuidársela, darle amor y velar por su salud. Todas estas eran cosas que, para la castaña, nunca se llevaron a cabo, hecho que se manifestaba, más que nada, cuando se sorprendía de haber sobrevivido tantos años en una casa donde no había gente la mayor parte del día y donde ambos patriarcas tenían vidas paralelas. Su madre con sus amantes, su padre con todas las putitas a las que les exprimía el alma en el mismo club en el que conoció a su madre. En este contexto, con problemas graves en el ámbito escolar, tanto por sus problemas de concentración como por su carácter introvertido, que se acentuaba peligrosamente cada día y que, además, le provocaba problemas de abuso de parte de sus compañeros, fue que decidió tomar su propia vida. ¿Cómo lo hizo? Se encerró una madrugada en el baño, se metió completamente vestida a la ducha y, al son del discoNevermind de la mística banda Nirvana, que es, fue y siempre será su preferida, se abrió las muñecas con la suavidad que implica el caer de una pluma. Luego de fallecida y de que su casa fuera vendida por sus propios padres a otra familia, argumentando hipócritamente que ‘ya no podían vivir en un lugar donde habitaban tantos recuerdos felices de su familia’, ya no sentía que pudiera permanecer a aquél lugar que la había visto crecer. Para subsanar aquél sentimiento de abandono que su propia muerte le había dejado, se dedicó a vagar de un lado a otro, fumando, sin necesidad de alimentarse, sin necesidad de dormir, sin necesidad de existir, básicamente. Su pasatiempo preferido era jugar con los niños de su antiguo vecindario ante los cuales siempre se presentaba con nombres distintos, asimismo, también adoraba meterse en las casas para hurgar en las bibliotecas, sótanos y áticos, recolectando de cada lugar al que se colaba, alguna antigüedad o libro que le interesara. De esta manera llegó al instituto, persiguiendo a un chico que, en otra oportunidad supo, se llamaba Yvan. Desde ese momento se dedica a pasar el tiempo leyendo, jugando con los niños que conoció en los alrededores del instituto y espiando los comportamientos humanos a los que tanto se ha desacostumbrado, sin animarse a hablarle a ninguno de ellos más que en susurros y luego desaparecer, atemorizada de las reacciones que pueda acarrear su impulso de no sentirse otra vez sola.



Curiosidades


Es una fantasma a la que le encanta reírse de la gente, sea por sus victorias o fracasos; siempre le ha gustado pensar en los humanos como seres inestables y estúpidos, gente crédula e insensata con el afán de destruir a los demás; para no recordar que los extraña.
Además, a pesar de ser una fantasma y perder el sentido del gusto, le encantan los chocolates: Duros y negros, como lo que alguna vez fue su depresivo corazón. No le gusta que la engañen o le mientan, aunque ella sea un as en hacerlo, porque le hacen memorizar sus condenados días en la tierra, sufriendo la soledad de que nadie pueda verte.
y como buen ser fantasmal, le encanta llamar la atención y la buena música; esa que sirve para relajar a los humanos y atacarlos en el momento propicio, con bandas como Nirvana -su antes mencionada banda favorita- The Beatles, The Rolling Stones u otras. 
La cantidad aproximada de personas y fantasmas a los que le ha jodido la vida con su mente calculadora y suspicaz, rebasa al número 30, demostrando su habilidad para cuidarse las espaldas al mismo tiempo de enterrar la estaca en la del otro.





☯thanks☯




 Lieon Van Deerkart
.
"Tómate la vida como un juego, total no vas a salir vivo de ella"

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

││ 19 años reales.││ nacionalidad ││ heterosexual││humano || Zayn Malik||



Datos Psicológicos

 

La seriedad no es algo que lo circunde, más bien, todo lo contrario: está acostumbrado a estar con gente a la que debía impresionar todo el tiempo, ya fuera con bromas o chistes, o intentando ser más que otro de los suyos. Destacar es un hábito que no le gusta, pero que aún así ha aprendido con el tiempo: de estar en un grupo en el cual formas parte solamente por ser ‘el más malo’ o ‘el que más se atreve’ solamente se desprende esa cualidad de resaltar. Antes de meterse en las drogas solía ser un chico bastante dependiente de su círculo familiar, dulce y sincero. Luego del drama que vivió con el fallecimiento de su padre, la mudanza acelerada y todo el lío en que se metió, su humor cambió drásticamente a neutro: a duras penas logra encontrar cosas que lo motiven a sonreír, decidió que dejaría de vivir con su madre, la cual solamente lograba recordarle en la mierda que se había convertido y en cuan mal le había hecho el fallecimiento de su padre. Es algo desconfiado, pero cuando logra entrar, se vuelve bastante risueño. La ironía la lleva en la piel, no hay manera de separarlo de ella.



¿Por qué está en Amityville?

 
 Se mudó hace seis meses con su madre, luego de que su padre falleciera por una cirrosis causada por su fatal adicción al alcohol, hecho que lo marcó fuertemente y que todavía no puede superar. Al encontrarse desconsolado por la muerte de su progenitor y con un fuerte sentimiento de soledad por el nuevo entorno al que debía, quisiera o no, adaptarse, Lieon comenzó a incluirse en la cultura de las drogas, gracias a amistades no muy acertadas que fue enlazando en su poco tiempo en Amityville. Todo iba bien, nadie se había percatado de cuán cambiado estaba su humor o los drásticos canjes de rutina que el chico solía aplicar a su vida diaria. Pero un día su madre decidió preguntar, y no supo qué contestarle, por lo que simplemente evitó la respuesta. A la semana siguiente preguntó de nuevo, hasta que la maraña de engaños que Lieon había tramado se hizo más grande y delicada, hasta tal punto que se quebrantó su estado de estar invicta la noche misma en que se atrevió a entrar drogas a su propia casa. Esto, su conducta extraña y los actos de vandalismo que cometía con su grupo de amigos le valieron la sentencia de un juez de menores que lo constriñó a cumplir un año de servicio a la comunidad rehabilitándose en el Instituto Amityville.



Historia de vida


Su padre y su madre nunca fueron la pareja perfecta, siempre tuvieron problemas económicos y no pasaban mucho tiempo en casa debido al trabajo, pero siempre se quisieron… siempre lo quisieron, luego de todo, después de todos los problemas, lo adoraban por sobre todo. Lieon nació y se crió en Boston, con una numerosa familia que nunca fue la suya, en realidad: tíos, abuelos, primos y amigos que siempre estuvieron a su alrededor para no dejarlo sentirse solo… pero, aún así, él padecía del peor tipo de soledad que existía: aquél que se da cuando, a pesar de estar rodeado de gente, te sigues sintiendo desamparado. Su padre estuvo siempre demasiado ocupado trabajando como para escuchar los pedidos que Lieon realizaba desde la más tierna inocencia: un poco de atención, amor, cariño, cosas que el hombre no estaba acostumbrado a dar ni recibir. Por su parte, su madre siempre se halló en otro mundo, preocupándose de llegar al final del mes con, quizá, un poco más de lo imprescindible para poder sobrevivir. Y, sin embargo, siempre obtuvo, con mucho esfuerzo, todo lo que quiso: juguetes, libros, música, ropas de primera calidad, todo por lo que sus padres y familia se esforzaban sobremanera. A pesar de esto, el desequilibrio que hacía falta llegó cuando surgió la única y más grande crisis familiar que los Van Deerkart sufrieron: su padre había estado engañándolos durante muchos años, frecuentando a otras mujeres y llegando hasta el punto de inflexión en que había formado otra familia, con una mujer e hijos. ¡Con razón! Gritó su madre, durante las horas eternas que duró aquella primera y única discusión: ¡Con razón el dinero no alcanzaba, Miraz! ¡Con razón los gastos excesivos! ¿Sabes qué? Nos vamos, él y yo. Lieon y yo, nos largamos. Fue lo último que dijo y aquello que Lie, por más dolido que estuviera, no estaba dispuesto a aceptar. Su padre, con errores y todo, era aquél que le había dado la vida y que, después de todos los problemas, siempre lo había apoyado de manera incondicional. Sin importarle absolutamente nada acerca de los sentimientos de su hijo, la ex señora de Van Deerkart decidió que se mudarían de la ciudad, dejando al patriarca de la familia solo, para que pudiera continuar con esa segunda vida que tan alegremente había formado sin irrupciones ni ‘molestias’ de su verdadera estirpe. Planteado su plan, la mujer quiso imponerse, recibiendo una rotunda negativa de parte de Lieon. Pasaron los días, y, habiendo peleado hasta el cansancio con su madre gracias a la decisión de quedarse con su progenitor en Boston, en lugar de irse con ella a aquél pueblucho llamado Amityville, la mujer cedió y se fue en soledad, no sin antes decirle que pronto se arrepentiría de lo que estaba haciendo. ¡Cuánta razón tenía! Y, en aquél momento, ni siquiera habría imaginado la magnitud de la razón que portaba en su ser: poco a poco, paulatinamente, Lieon fue testigo de cómo su padre se consumía en alcohol, ahogándose cada noche solamente para conseguir un escape rápido y momentáneo de todos sus problemas. Así, pasó un año y medio, y la predisposición de su padre para acabar con su propia vida fue una de las peores escenas que la vida le hizo presenciar. Pronto, quizá más rápido de lo que Lie esperaba, su padre falleció, dejando solamente una familia destrozada y una reputación totalmente manchada. Así su madre decidió que volvería a donde había estado residiendo durante el último año y medio: ese Amityville, donde la pesadilla que ya se había iniciado, cobró más fuerza: drogas, excesos, malas compañías y pasos totalmente errados que pronto le pasarían factura. Lieon se metió en asuntos que no debía y acabó siendo obligado a recluirse dentro del Instituto para subsanar los daños que se había ocasionado a sí mismo y a la sociedad.



Curiosidades


Le encanta hacer reír a la gente, ser amable y consciente de que todo en esta vida se devuelve; le gusta distraerse del dolor que le provoca el fallecimiento de su progenitor. Entre sus gustos se encuentra el cocinar y ser feliz, la música de todos tipos y las películas épicas.


☯thanks☯ 

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ficha 'Lali.

Mensaje por ivashkova. el Sáb 21 Sep 2013, 2:33 pm



Blume Subrezki
it's not a hiding play

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


38r 19a ~ fantasma ~ hetero ~  



Datos Psicológicos

Blume es una de esas personas con las que puedes hablar durante horas, y jamás te cansarás. De los años que ha vivido, los libros que ha leído y las experiencias diversas a las que se expuso, aprendió todo lo que pudo. Su mente absorbe todo aquello que la toca, porque no ha perdido jamás la capacidad grandiosa que tienen los niños de asimilar todo aquello que les resulta útil o interesante. Adora a los niños porque le recuerdan al suyo propio, a quien todavía no puede dejar ir, si la ves reflexiva es muy probable que esté pensando en él, en dónde estará, imaginándose de qué manera se ve. Tocar el violín es algo que la relaja notablemente y, aunque no suele ponerse nerviosa o preocuparse en exceso por cosas sin importancia, el instrumento es el arma que utiliza cuando se siente asfixiada dentro de sí misma. Es dulce, pensativa, muy inteligente, obstinada en sus ideas y comprensiva: no importa qué le digas, ella siempre responderá con una sonrisa y una respuesta lógica. Suele dar buenos consejos, tener buenas ideas y, además, siempre tener una mano una respuesta sensata para los insultos o agravios.
Blume es de esas personas que valoran lo que tiene, después de haber perdido lo suyo propio. Si te acercas a ella, no te dejará ir fácilmente.





¿Por qué está en Amityville?


Se puede decir que Blume se crió dentro de lo que, ahora, funciona como el Instituto Amityville. Su familia era una de las vecinas del lugar y ella gustaba de pasar tiempo jugando, en apariencia, solitaria, junto a la verja que separaba la linde de ambas casas. La realidad es que Blume, con su corta edad, tenía una sensibilidad sumamente especial para con los hechos parapsicológicos, y, en lugar de jugar con sus “amigos imaginarios” como su padre el doctor gustaba llamarlos, estaba pasando tiempo con los habitantes silenciosos de la casa contigua, es decir, los más pequeños DeFeo, apenas fallecidos unos meses antes. Cada quien que recuerda a Blume, suele hacer memoria de que la niña hablaba acerca de que los niños ‘de junto’ estaban tramando un plan para con los nuevos inquilinos -la familia Lutz-. Vive en el instituto gracias a que, después de su muerte, sus padres vendieron la casa donde ella vivía y fue pronto expulsada.



Historia de vida


Blume siempre fue demasiado curiosa e inquieta, fue algo que se pudo notar desde que nació algo de treinta y ocho años atrás, en 1974, exactamente el mismo año en que ocurrió la tragedia de Amityville. Sus padres eran un médico y una ama de casa de la alta sociedad, curtidos en esas costumbres de ‘apartar’ todo aquello que no fuera del mismo estatus social y prejuzgar basándose solamente en la primera impresión, y aunque cueste creerlo, eran muy buenos en ello. En su infancia fue expuesta a un tratamiento psicológico porque ella decía que hablaba con ‘sus amigos’ pero, lo que en realidad hacía, era conversar largas horas con los fantasmas de la ex casa DeFeo, hecho desconocido por sus padres y ante el cual decidieron llevarla con un profesional. El psicólogo dijo que, a aquella edad, el tener amigos imaginarios era más que normal y hasta allí llegó el asunto. Más adelante Blume aprendería que, ciertas cosas, debía guardarlas para sí. Se crió yendo a las mejores escuelas pagas donde frecuentaba a jóvenes que, al igual que sus propios padres, eran increíblemente duchos en el sutil arte de criticar. Para su gloria y desgracia, disentía totalmente con aquellas opiniones tan exclusivistas que su grupo de amigos y familiares cercanos ostentaban como un trofeo: Blume, como su nombre lo indica, era una de esas flores únicas y cada parte de ella lo tenía claro. Deseaba ser violinista, vivir la vida bohemia que un artista puede disfrutar, probar los excesos, descubrir cada cosa escondida en las sombras, viajar, ser completamente libre de hacer y deshacer a su gusto. Pero todos aquellos sueños de una adolescente cuya existencia fue reducida a yacer bajo la sombra de una familia exclusivista y tajantemente recta, fueron desbaratados de manera cruel cuando oyó lo que, gracias a sus cambios de actitud, sus padres tenían para decir: ‘persiste en esta actitud tan poco recatada e irás directo a un Instituto de monjas’. Siendo así, y con su carácter fuerte y su manía de jamás traicionar sus ideales altos, Blume decidió que había una sola cosa que ella había construido por sus propios medios y que jamás estaría dispuesta a entregar, al menos, mientras tuviera vida: su libertad, su carácter fuerte, contrastante totalmente con ese aspecto delicado digno de una muñeca de porcelana. Pronto se hizo de una pareja estable, a quien amó profundamente durante el tiempo que la relación duró y con quien, ella creía, la compenetración iba más allá que algo pasajero. Este hecho horrorizó a su padres, quienes descubrieron con desesperación que el chico no era otra cosa que el hijo de unos ‘don nadie’ y quien no podría ofrecerle un futuro brillante. Intentaron persuadirla de dejarlo a un lado de muchas maneras, ante lo cual Blume se mantuvo arraigada a su ideal: no iba a dejar, solamente debido a prejuicios de sus padres a quien, además de su mejor amigo, había resultado ser su otra mitad. El punto de inflexión se dio cuando, a los dieciocho, a medias por error y a medias adrede, la joven quedó embarazada. El punto de inflexión se dio cuando, a los dieciocho, a medias por error y a medias adrede, la joven quedó embarazada. Las tentativas de sus padres de obligarla a terminar con el embarazo fueron muchas, pero Blume, siendo mayor de edad, podía decidir libremente sobre su cuerpo, por lo que decidió que lo daría a luz y cuidaría con el padre, quien, de manera responsable, se había hecho cargo del niño por completo. No se sabe cómo, y se sospechó durante mucho tiempo que fue tramado por sus padres, Blume sufrió un accidente. Luego de despertarse, su bebé se había ido, ‘falleció’ dijeron sus padres y los médicos. Si era así, ¿por qué no la dejaban verlo? ¿Despedirse de él, que había sido la luz de sus ojos durante casi nueve meses? Luego de casi un año, mientras su novio estaba en la universidad, Blume descubrió con asco que sus padres habían dado en adopción a su bebé y, sintiéndose totalmente traicionada, cegada por un dolor profundo, tomó su propia vida.



Curiosidades


-GUSTOS.
* Los niños, ya que al no tener al suyo propio, siente una inmensa necesidad de protegerlos. Los bebés son su debilidad.
* La cultura: en cualquiera de sus demostraciones físicas. Aprender es un arte hermoso, según ella.
* Los días fríos, particularmente, no hay una razón para éste gusto, pero Blume adora los días fríos.
* Las fotografías, de haber podido, ella le habría sacado mil y un fotos a su bebé.
-DISGUSTOS.
* Sus padres, no hay duda de ello.
* De ahí en más, hay pocas cosas que le disgustan... la ignorancia, las mentiras... cosas típicas.
-DATOS ESPECIALES.
* Su bebé se llamaba Hemmings Edgar. Hemmings como abreviatura del apellido Hemingway, y Edgar por el escritor Edgar Allan Poe.
* Es alérgica a las margaritas.

☯thanks☯

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ficha Bárb

Mensaje por ivashkova. el Sáb 21 Sep 2013, 2:34 pm



Dante Akram Lhoer
Se madura con los daños, no con los años.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


││ 19 años. ││ estadounidense ││ heterosexual ││ humano || Yuri Pleskun ||



Datos Psicológicos


Dante es un muchacho sencillo, fácil de adivinar, con un sentido del humor bastante activo: le gusta bromear acerca de las cosas simples. Puedes haberle parecido alguien frívolo y distante pero aún así te va a dar una oportunidad de que salves o acabes de hundir tu imagen ante sus ojos. Si cree que vales la pena será una persona fascinante, de esas que con una charla te conquistan y con la sonrisa te embelesan de una manera extraordinaria. Simplemente no habrá manera de que te resistas una vez que conozcas su parte dulce y tierna, esa parte en la que siempre tiene una sonrisa en los labios. Una de sus mejores facetas, la generosidad, su desinterés en cualquier cosa que puedas querer recompensarle. Él no te hará un favor para conseguir algo a cambio o solo pensando en lo que obtendrá de ti, te hará el favor porque cree que lo mereces, porque cree que eres una buena persona y vale la pena ayudarte. Adora levantar el ánimo de la gente, es muy conversador y ama poder sentirse útil con los demás, es afable y casi no tiene problemas con nadie, pero todos tenemos un lado ‘malo’ u oscuro y es aquél que surgió luego del fallecimiento de su hermana Memphis: es impulsivo y pasional, ahora prácticamente le importa poco y nada lo que puedan pensar de él,  no le interesa ser dulce con otras personas que no sean él mismo o su sombra, el sarcasmo se ha convertido en una de las armas que más blande. Testarudo, hasta el punto de seguir intentando contactarse con su hermana y, aunque él no lo sabe, ella sigue negándose a aparecerse frente a él.




¿Por qué está en Amityville?


Luego de la muerte de su hermana Memphis, Dante se convirtió en todo aquello que detestaba en otra persona: rebelde sin una causa aparente, le faltaba motivación para realizar sus tareas cotidianas, dado que todas ellas le recordaban a su hermana, se la pasaba siempre buscando problemas y atención, pero no de las maneras más adecuadas. Pudo haber solicitado ayuda médica, dado que superar la muerte de alguien a quien quieres tanto no es fácil ni un trabajo simple, un psicólogo, quizá hablar con sus padres acerca de cómo se estaba sintiendo, pero no, él solamente se dedicó a probar cómo se manejaban los chicos de clase más baja, las drogas y los excesos que era totalmente capaz de cometer. Entonces, la policía hizo lo suyo y, arrestándole, se consideró que tenía severos problemas dentro de su mente, que los especialistas del instituto se esmerarían por curar.



Historia de vida


Dante nació en una época en la que su familia estaba en su esplendor: sus padres habían adquirido un gran capital gracias a su arduo trabajo de tantos años, su hermana estaba entrando en los terribles cuatro años de edad y él pronto se convirtió en el príncipe que le hacía falta a la familia Lhoer: toda su familia estaba increíblemente feliz de tenerlo entre ellos, dado que hacía mucho tiempo que no nacía un varón que pudiera perpetuar el apellido de la estirpe. Este asunto de ser el centro de atención se acrecentó con furia a medida que pasaban los meses, y así también creció la envidia y los celos de su hermana, quien siempre estuvo al punto para hacerle la vida totalmente imposible: lo golpeaba, lo escondía durante horas de sus padres, cuando fue más grande, le cortaba el cabello o rompía las cosas que más le gustaban. Así pasaron los años, entre peleas, discusiones e incluso llegaron a pensar que verdaderamente Memphis detestaba la idea de tener un hermano. Pero todo cambió cuando, un día, y prácticamente de la nada, la jovencita pareció recapacitar en lo que de verdad sentía hacia su hermano y transformó ese sentimiento de envidia, ese de celos, en un cariño profundo y arraigado que demostraba día a día en actos simples. Y por más increíble que suene, Memphis era alguien tan dinámico que Dante se acostumbró pronto a esa relación de cariño que construyeron tan rápidamente. Se protegían mutuamente, a pesar de los cuatro años de edad que los separaban, podrían haber pasado por hermanos de una edad más similar. Se celaban, se cuidaban en la escuela, donde ambos fueron siempre bastante dejados de lado por sus características tan especiales. ‘¿Por qué debes ir a un bar a festejar tu cumpleaños?’ le había dicho Dante a la joven, el día en que cumplía sus diecinueve años, sin siquiera sospechar que aquella sería la última vez que la vería sonreír. Y le sostuvo la mirada durante un rato largo, mientras ella explicaba que todo estaría bien, que volvería temprano y que al día siguiente comerían todo el pastel que había sobrado del día.  Y la dejó ir, a pesar de que no tenía un buen presentimiento, la dejó marcharse con sus amigas porque confiaba en que ella podría cuidarse, aunque más no fuera por una vez, en soledad. Y, durante toda la noche, aquél horrible pesar en el estómago se mantuvo con él, totalmente desprevenido de lo que fuera de su casa estaba sucediendo. Y apenas pudo pegar un ojo durante toda la noche, despertándose, cada una de las veces en que lograba conciliar un ligero sueño, de manera abrupta y atemorizado. Como a las tres de la mañana, decidió que era suficiente de aquél vilo que lo estaba matando lentamente, y tomó su celular, marcó su número y esperó. Esperó en línea, contando cada latido de su corazón mientras el tono de llamada seguía sonando, frío y distante, como un presagio. Pero nunca nadie respondió aquella llamada, y él fue el primero en enterarse de lo que había sucedido aquella noche y las razones por las cuales Memphis no le había respondido el teléfono, lo cual era raro, porque Lhoey, como solía llamarla, jamás dejaba una llamada en espera, y mucho menos si se trataba de él. La habían matado, le habían arrebatado la vida sin contemplaciones, sin dudar un segundo, sin que el pulso le temblara. De esta manera, simple, fue que Dante se hartó del mundo, se hartó de ser feliz, se cansó de extrañar a su hermana y comenzó a mezclarse en cosas que no le servían, en absoluto, para subsanar ese dolor que tan hondo lo estaba aquejando. Y así se fue consumiendo en su propio veneno, con las drogas, con los excesos, los actos de vandalismo que lo ayudaban a “despejarse” de esas malas pasadas que estaba atravesando.  Recorría cada lugar de la casa susurrando, esperando a que en algún rincón de ella algo se moviera, algo le dijera que ella todavía estaba rondando, utilizaba aquella ropa tan poco femenina que su hermana solía vestir cuando todavía estaba viva: camisetas de bandas, camisas de estilo grunge. Velas, inciensos, libros que versaban sobre la teoría de la vida después de la muerte, en todo eso logró sumergirse hasta el día en que lo hallaron, porque todos los engaños, las mentiras, todas las vidas mal llevadas pronto se apagan, se resienten y alguien debe levantarlas del fondo del abismo en el que se encuentran. Y eso decidieron sus padres: sacarlo de ese lugar en el que él mismo se estaba metiendo y que, tarde o temprano, significaría su fin. Lo metieron al Amityville, más que nada, para evitar que continuara con esas actitudes delictivas y arruinara su futuro. ’Memphis querría esto, Dante. Ella querría salvarte’ fue lo último que oyó de su madre el día que lo dejaron en el instituto.



Curiosidades


Cuando esta bajo el efecto de las drogas suele retener información en su cabeza de una manera impresionante. A diferencia de la mayoría de las personas, recuerda todo lo que hace cuando está drogado.
Es un chico con un sentimiento de familia muy arraigado y como reliquia familiar, guarda un anillo en forma de serpiente con las iniciales de Sylvester Lhoer, su tatara abuelo que trajo a sus antepasados desde Alemania a Estados Unidos.
Es un especialista en el dibujo y es muy minucioso a la hora de dibujar, es decir, es de aquellos que puede pasar horas perfeccionando hasta el más mínimo detalle, por ejemplo, de un ojo, hasta que todo quede exactamente como se lo imaginó en su mente.
Sus gustos siempre han sido fáciles de adivinar. No es una persona compleja, en realidad, es un libro abierto fácil de leer. Por su actual manera de ser, puedes deducir fácilmente que disfruta de la tranquilidad y, más que eso, de la soledad. Le gustan los ambientes pasivos y solitarios, sentirse en calma es su predilección, cuando no se trata de sus ataques de rebeldía, en los que claro, hacer cosas en contra del orden social y la tranquilidad está siempre en su mente. Solo basta una mirada a su cuerpo y sabrás que también gusta de los tatuajes, "su cuerpo, su lienzo", dice él. Los problemas lo seducen en extremo y no puede mantenerse lejos de ellos, es como si estos lo llamaran para que se les una y, juntos, lograr hacer una estúpida locura.
Pasando a otro punto, no hay demasiadas cosas que disgusten a Dante, aunque existe una cosa que lo enoja a tal grado, que se torna violento con mucha desenvoltura: la muerte de su hermana. Si quieres que Dante te tome por un amigo o siquiera te dirija la palabra, jamás toques el tema de la fallecida Memphis porque te arrepentirás al instante de haberlo hecho. Aparte de eso, son pocas las cosas que le irritan, como por ejemplo, demasiada luz o la monotonía. Es una persona que no puede estar repitiendo por mucho tiempo una actividad en concreto, es decir, siempre que cae en la repetición de algo, intenta salir de la rutina haciendo algo totalmente descabellado, raro o fuera de lo común.

☯thanks☯

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Amityville Institute. |Fichas/Muro Interactivo|

Mensaje por Ritza. el Sáb 21 Sep 2013, 2:59 pm

holaaa(? ya se puede comentar, no?
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/EmsDepper
-----
-----

Volver arriba Ir abajo

Re: Amityville Institute. |Fichas/Muro Interactivo|

Mensaje por ivashkova. el Sáb 21 Sep 2013, 3:30 pm

'Mily.♡ escribió:holaaa(? ya se puede comentar, no?  
No. okya XDD Sí, se puede comentar y eres la primera.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Amityville Institute. |Fichas/Muro Interactivo|

Mensaje por peeta. el Sáb 21 Sep 2013, 7:23 pm

Segunda
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Amityville Institute. |Fichas/Muro Interactivo|

Mensaje por Sky. el Sáb 21 Sep 2013, 9:54 pm

Tercera (?
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Amityville Institute. |Fichas/Muro Interactivo|

Mensaje por Ritza. el Sáb 21 Sep 2013, 10:28 pm

Bárb escribió:
'Mily.♡ escribió:holaaa(? ya se puede comentar, no?  
No. :serio:okya XDD Sí, se puede comentar y eres la primera.
por un momento me asuste :lloro:
avatar


Ver perfil de usuario http://www.wattpad.com/user/EmsDepper
-----
-----

Volver arriba Ir abajo

Re: Amityville Institute. |Fichas/Muro Interactivo|

Mensaje por peeta. el Dom 22 Sep 2013, 7:58 am

Jamás creí que estaría en una novela con Bárb<3 y Mily<3 -nopuedohacerelcorazón,peroesecorazónesdecariñoXDD
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Amityville Institute. |Fichas/Muro Interactivo|

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.