O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Carne nueva.
Hoy a las 2:21 am por rarelyworld

» yes no maybe
Hoy a las 1:06 am por Stark.

» Nada es como se ve xAudicionesx
Hoy a las 1:02 am por rarelyworld

» être dans la lune.
Ayer a las 8:51 pm por Ongniel

» A Match Made In a University | 1D
Ayer a las 8:21 pm por Stark.

» Instituto Fénix | Fichas
Ayer a las 5:20 pm por Carstairs

» .Look at the flowers.
Ayer a las 4:46 pm por yagmur.

» we're foxes ; m.i.
Ayer a las 4:32 pm por yagmur.

» daydreamin'. ♡
Ayer a las 2:50 pm por bwiyomi.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Dating Losses | nc | audiciones cerradas.

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Dating Losses | nc | audiciones cerradas.

Mensaje por Invitado el Sáb 21 Sep 2013, 5:49 pm

Sophia. escribió:
Yo quiero los nervios me comen y no estoy muy segura, pero igual. Ame la trama completamente, todo el tema de las citas a ciegas me encantó. De igual forma, mis pb's serían Niall Horan y Esther Heesch. bai, Lore

Capitulo.:
Como si del destino tratará, el potente olor a amoniaco, medicamentos y alcohol se aumentaron de inmediato. La habitación era consumida por un silencio sepulcral, que podía romperse fácilmente hasta con la caída de un simple alfiler.
Chloe abandonó la habitación casi tan rápido como lo había hecho anteriormente la enfermera. Por otra parte, el pequeño y delicado cuerpo de Charlotte se tensó de inmediato. Se debía vivir como un verdadero ermitaño para no reconocer ese simple nombre. Cada musculo que la  recubría se endureció, tenía el corazón en un puño.
Sabía que aunque no supiera quien era realmente, en lo más recóndito de su subconsciente reconocía ese nombre. No sabía exactamente qué era lo que podía significarle esas dos palabras, pero sin duda alguna sabía reconocerlas.
Sus ojos se cerraron cuando sus oídos percibieron el contacto del metal. Como si se tratara de una verdadera barrera, cubrió con la sabana su cuerpo y se acurruco con ambas piernas recogidas contra su pecho. Una alternativa tonta e infantil, pero que para el momento, parecía altamente efectiva.
El agudo chirrido que emitió la puerta paso desapercibido gracias al sonido del reloj que acababa de marcas justamente las once de la mañana. Sus defensas bajaban conforme los segundos pasaban, pero para la rubia el tiempo no era el verdadero problema. Sentía como si la profunda y cálida mirada por parte del castaño pudiera traspasar con la facilidad de un cuchillo la delgada sabana que la cubría.
Su mente quedo en blanco y se dejó llevar por la dulce y cálida caricia que la mano del otro ser que ocupaba la habitación le proporcionaba. Sus pensamientos pasaron de estar fijos y rígidos dentro de su cabeza a de alguna extraña e inexplicable manera tomar alas y volar libremente, nublando todos los pensamientos cuerdos que antes la llenaban.  El suave toque traía consigo pocas pero potentes descargas eléctricas que traspasaban la delgada barrera de algodón que los separaba, chocando libremente con el pequeño cuerpo de la oji-azul. Su respiración cambio de ritmo, la pausada y calma que tenía hacía solo un par de minutos atras se aceleró junto a los constantes latidos des su corazón.
Para su sorpresa, la intensa luz que venía de una de las cuatro esquinas comenzó a tomar presencia ante sus ojos. El gran cambio la desubico un poco, pero no lo suficiente como para olvidar el lugar en donde se encontraba. Si hace apenas unos cuantos segundos su corazón no se había podido salir de su cavidad torácica, este era el momento justo para ello. Gracias a sus notables nervios que se asomaban y aumentaban cada vez más, su bilis le recorrió la garganta, quemando con su paso, pero Charlotte se limitó a respirar profundo e intentar aclarar nuevamente sus pensamientos; cosa que aunque fue difícil logró realizar.
Su postura se trasformó rápidamente, sus piernas al igual que sus brazos retomaron una posición normal. Su espalda se enderezó hasta que tocó nuevamente el respaldo de la camilla. La ausencia del cálido toque que antes la llenaba provoco que la totalidad de los vellos de que le recubrían la espalda se erizaran por el frío. De pronto, la necesidad de estar conectada nuevamente a los diferentes cables y no poder recibir visitas aumento.
—Charlotte —el débil llamado por parte del castaño la desprendió del mar de pensamientos que rondaba en su cabeza.
Trato de hacer caso omiso a ello y desistió de girar su cabeza. Nuevamente la habitación volvió a la austeridad total.
—Mírame—En vez de una orden, sonó más bien como una especie de súplica.
—¿Qué haces aquí? —acotó. Ambos estaban casi totalmente seguros de con quien estaban hablando. Sus dudas se vieron resueltas gracias al contacto que sus manos hicieron en un pequeño movimiento. Como si fuera a causa de los instintos, sus manos se entrelazaron casi de inmediato. Un sentimiento lujurioso e inexplicable los inundo por completo. Descarga de energía era realmente poco para las sensaciones que ambos experimentaron durante los escasos segundos que duró su contacto.
El asombroso toque pasó nuevamente por su mejilla. La calidez que éste le proporcionaba le hizo cerrar sus grandes ojos azules y dejarse llevar por la sensación que le proporcionaba.
La mente de Charlotte dejo a un lado todos los pensamientos ajenos a la íntima situación y se enfocó en darle solución al gran rompecabezas que se encontraba en su interior, cada pieza que allí estaba encajaba perfectamente con la parte de la historia en la que se centraba momentáneamente. Podía ser simple coincidencia, pero a los ojos de ambos sabía que eso era una total mentira. Los sentimientos y sensaciones que compartían eran realmente extraordinarios.
—Charlotte. —repitió. Con ello, la rubia ya había podido aclarar sus sospechas e indicios que rondaban por su cabeza. Para el momento ambos estaban seguros de con quien estaban hablando. Las sonrisas que ambos embozaron fueron realmente diferentes; por parte del castaño, ésta estaba bañada en su totalidad por felicidad y entusiasmo, pero para la rubia no todo era color de rosa, si bien la alegría y excitación del momento desbordaba en su interior, la incertidumbre que la carcomía la superaba. ¿Qué seguía ahora? Las dudas aumentaban en su interior a una velocidad sobrehumana.
Como si el destino la llamará, una enfermera desconocida entró a la habitación azotando violentamente la puerta. El estruendoso sonido capturo la atención de los dos jóvenes. No era algo normal ese hecho. La mirada de la señora recorrió toda la habitación, escudriñando cada objeto a su paso. Se detuvo justo en la imponente figura masculina, con una mirada furtiva logró la separación de sus manos.
—El horario de visitas ha terminado hace ya cinco minutos. —sentenció. El tono de voz que había empleado había sido realmente fuerte, casi capaz de hacer retroceder un par de pasos a Harry.
—Perdón—susurró el castaño, pero no se movió del lugar en el que se encontraba.
—La señorita Bennet necesita descansar antes de dejarla salir del hospital —continuó la mujer—, si tiene la suficiente suerte podrá ser dada de alta en tan solo unas pocas horas.
—Yo me quedaré para acompañarla a casa. —concluyó Harry. Sus acciones eran casi automáticas a las réplicas por parte de la enfermera. Lanzó una pequeña mirada a la camilla y comprobó lo que creía: Charlotte estaba impresionada. ¿Por qué había dicho tal cosa? Antes de poder hablar nuevamente, Chloe entró rápidamente, llevaba una bolsa en la mano y una de las expresiones más poco amigables que alguna vez había podido presenciar.
—Yo la llevaré a casa —dijo la castaña y añadió—: es mi amiga, así que no tengo tiempo para replicas.
La expresión de sorpresa de Charlotte solo se incrementó. ¿Ahora qué era lo que pasaba con su amiga? Definitivamente la bipolaridad rondaba por los aires.
—Creo que para ocasiones como está, el principio de libre albedrío debe aplicarse. Charlotte es la que más voz tiene en este asunto. —Se volvió para la pequeña rubia, dándole un poco de tranquilidad.
Charlotte abrió la boca para dar una respuesta positiva, que por descontado estaba de acuerdo con la —por el momento— amable enfermera, pero en el segundo en el que las palabras iban a salir, el llamado a la puerta distrajo a todos los presentes; captando su atención hacia ella.
—Los informes de la señorita ya están listos. —Una señora de mediana edad se encontraba parada bajo el umbral de la puerta. La tan esperada salvación que Charlotte anhelaba escuchar <<… ya están listos >> repitió en su mente. Esas simples palabras representaban una verdadera alegría, ¡Por fin podría ponerle un punto final a su estadía en aquel lugar!
Por el rabillo del ojo miró a los demás presentes en la habitación. Los nervios subieron recorriendo nuevamente su organismo, tensando cada musculo a su paso.



—¿Por qué el tan repentino cambio de actitud? —inquirió Charlotte, mientras observaba la borrosa figura que dejaban los arboles gracias a la rapidez del automóvil.
—Todos los hombres son iguales; solo te quieren debajo de sus sabanas —respondió con simpleza. ¿A dónde iba todo aquello? Si ella había sido a quien le había desbordado la felicidad pocos minutos antes de que recibiera la visita sorpresa.
—¿Por qué lo dices? —preguntó Charlotte. El drástico cambio de actitud y pensamiento de su amiga la desconcertó en gran medida.
Al ver que Chloe se reusaba a contestar, se limitó a suspirar y volver su mirada a la ventana.
El camino paso entrecortado y apaciguado gracias a las diferentes voces que sonaban de fondo llenando los incomodos silencios vacíos.
Miro por el rabillo del ojo a su costado, Chloe mantenía su posición; reacia y molesta. << Está en sus días >> concluyó Charlotte y lo repitió mentalmente unas cuantas veces para poder creer sus propias suposiciones.
—¿Cuánto falta para llegar? —gruñó con voz somnolienta la rubia. Si Cloe podía jugar a la ley del hielo, ella también lo haría.
—Poco. —acotó colérica la castaña. La ira que tenía contenida, claramente estaba siendo descargada injustamente con su amiga. << inhala… exhala… inhala… >> repetía numerosas veces, para no terminar por arrepentirse a causa de cosas realmente insignificantes.
—¿Por qué te enfrascaste tanto en traerme? —preguntó Charlotte. La pregunta que tanto había anhelado formular desde el mismo momento en el que salieron de la habitación.
Por la poca distancia que las separaba, Charlotte fue capaz de percibir como todos los músculos de la castaña se contraían.
Chloe bufó.
—Por nada en especial. —contestó, dejando en claro que su interés por el tema era verdaderamente nulo.



Exactamente cuarenta y tres minutos más tarde, el Land Cruiser aparcó junto al arcén derecho de la calle. Con cuidado de no trastabillar, se apeó y azotó fuertemente la puerta de éste.
Su rostro se deformó de inmediato al ver quien se encontraba recostado sobre un costado de la entrada.
Oh…no.

Hola Sofi ¿Que dices? ¡Esta perfecto! Muy buen trabajo, todo esta bien elaborado, y la narración esta impecable. Ya te los reservo, Sofi<333 Besotes y gracias por pasarte.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Dating Losses | nc | audiciones cerradas.

Mensaje por Invitado el Sáb 21 Sep 2013, 5:54 pm

Jacesie escribió:audiciono por Niall horan & lucy hale

he amado la trama, me llamo Blake . espero quedar.

cap:

Sakanier, era aquello que siempre me habría torturado desde que era pequeña, mientras dormía hacia una pequeña aparición en mis sueños o mejor pesadillas.

Siempre le habría temido a aquello, sus ojos color fuego, dientes amarillentos, labios color carmesí y sonrisa maléfica, todo sobre el hacía que siempre caminase un paso a la vez hasta que llegase a ser de las personas más superficiales a la edad que suelo tener, siempre habría sido una persona que solo sonríe y sonríe sin detenerse pero en el interior solo quiere correr, correr y correr hasta encontrar un pequeño caparazón donde pueda resguardarme de aquello que hace que mi corazón se detenga.

Un enorme pasillo se avecinaba ante mis ojos, enormes paredes blancas y suelo de madera a punto de quebrarse, solo me atreví a caminar unos cuantos pasos hacia una pequeña luz parpadeante al final del enorme pasillo, solo quería encontrar la salida.

Aquella luz que antes solía ser pequeña ya habría aumentado su tamaño y estaba a punto de cegarme por completo, segundos después la luz se apagó y al final del pasillo podría ver la silueta de una persona, al menos es lo que yo creía, pensé que podría ayudarme así que camine hacia donde se hallaba - Disculpe, ¿sabe usted que es este lugar? - No me atreví a acercarme más hacia aquello, su aspecto era algo siniestro.

No se movió de su lugar, solo se dedicó a observar el suelo, tampoco podría mirarle el rostro, su capa lo cubría por completo. Segundos después junto su puño y levanto su rostro. Era el , su cabello color rubio y su piel pálida - Si fuese mi sueño, lo sabría ¿O no? - Sonrió de una manera aterradora y se marchó, sin dejar rastro alguno, siempre el mismo suceso en aquel sueño y jamás sabré su significado.

Un enorme estruendo habría ocasionado que me despertase, corrí hacia la planta baja de la casa y mi madre se hallaba en el suelo junto a la mesa de la sala televisiva, corrí hacia ella y me incline para verle mejor - Madre ¿Que ha sucedido? ¿Te encuentras bien? - Mi madre solo asintió mientras se levantaba del suelo y sacudía sus piernas
- Fue el abuelo ¿Verdad? - Ella solo deglutió saliva y camino hacia la puerta de la casa sin ni siquiera murmurar un *Adiós* - Madre - Susurre en cuanto ya habría salido de casa, sabría que no iría lejos, pero no sabría sin regresaría.

Mi vida simplemente es una repugnancia, mis padres solo se dedican a discutir, sobre ¿Quién pagara la hipoteca? ¿Quién hará las compras de la semana? ¿Cómo pagaran los impuestos? y demás relacionado con dinero, a veces pienso que soy invisible y solo me buscan para pedir de un consejo, ya que parezco ser la única que padece de adultez en esta casa. A pesar de mi corta edad.
Hola Blake. Bueno, veamos; el escrito tiene buena narración, pero quiero que cambies esos * por "", ¿vale? Otra cosa, separa los guiones cada vez que un personaje va a hablar, así no se vera tan junto y no te complicaras en leer. Pero lo aceptare, y espero que en la nc cambies esto. Niall esta ocupado, escoge otro :33 b a i<33
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Dating Losses | nc | audiciones cerradas.

Mensaje por Invitado el Sáb 21 Sep 2013, 5:56 pm

Cam. escribió:Sabes que Lole, quiero que tomes en cuenta el cap que tengo en ATHOTQ y el próximo que subiré, bc no creo que de aquí a que cierren las audiciones no suba mi cap pero ten en cuenta esos dos, te amo mas que a mi propia vida. b a i
Ok, camito de my heart ily+.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Dating Losses | nc | audiciones cerradas.

Mensaje por Pennywise. el Sáb 21 Sep 2013, 5:57 pm

Lore. escribió:
Jacesie escribió:audiciono por Niall horan & lucy hale

he amado la trama, me llamo Blake . espero quedar.

cap:

Sakanier, era aquello que siempre me habría torturado desde que era pequeña, mientras dormía hacia una pequeña aparición en mis sueños o mejor pesadillas.

Siempre le habría temido a aquello, sus ojos color fuego, dientes amarillentos, labios color carmesí y sonrisa maléfica, todo sobre el hacía que siempre caminase un paso a la vez hasta que llegase a ser de las personas más superficiales a la edad que suelo tener, siempre habría sido una persona que solo sonríe y sonríe sin detenerse pero en el interior solo quiere correr, correr y correr hasta encontrar un pequeño caparazón donde pueda resguardarme de aquello que hace que mi corazón se detenga.

Un enorme pasillo se avecinaba ante mis ojos, enormes paredes blancas y suelo de madera a punto de quebrarse, solo me atreví a caminar unos cuantos pasos hacia una pequeña luz parpadeante al final del enorme pasillo, solo quería encontrar la salida.

Aquella luz que antes solía ser pequeña ya habría aumentado su tamaño y estaba a punto de cegarme por completo, segundos después la luz se apagó y al final del pasillo podría ver la silueta de una persona, al menos es lo que yo creía, pensé que podría ayudarme así que camine hacia donde se hallaba - Disculpe, ¿sabe usted que es este lugar? - No me atreví a acercarme más hacia aquello, su aspecto era algo siniestro.

No se movió de su lugar, solo se dedicó a observar el suelo, tampoco podría mirarle el rostro, su capa lo cubría por completo. Segundos después junto su puño y levanto su rostro. Era el , su cabello color rubio y su piel pálida - Si fuese mi sueño, lo sabría ¿O no? - Sonrió de una manera aterradora y se marchó, sin dejar rastro alguno, siempre el mismo suceso en aquel sueño y jamás sabré su significado.

Un enorme estruendo habría ocasionado que me despertase, corrí hacia la planta baja de la casa y mi madre se hallaba en el suelo junto a la mesa de la sala televisiva, corrí hacia ella y me incline para verle mejor - Madre ¿Que ha sucedido? ¿Te encuentras bien? - Mi madre solo asintió mientras se levantaba del suelo y sacudía sus piernas
- Fue el abuelo ¿Verdad? - Ella solo deglutió saliva y camino hacia la puerta de la casa sin ni siquiera murmurar un *Adiós* - Madre - Susurre en cuanto ya habría salido de casa, sabría que no iría lejos, pero no sabría sin regresaría.

Mi vida simplemente es una repugnancia, mis padres solo se dedican a discutir, sobre ¿Quién pagara la hipoteca? ¿Quién hará las compras de la semana? ¿Cómo pagaran los impuestos? y demás relacionado con dinero, a veces pienso que soy invisible y solo me buscan para pedir de un consejo, ya que parezco ser la única que padece de adultez en esta casa. A pesar de mi corta edad.
Hola Blake. Bueno, veamos; el escrito tiene buena narración, pero quiero que cambies esos * por "", ¿vale? Otra cosa, separa los guiones cada vez que un personaje va a hablar, así no se vera tan junto y no te complicaras en leer. Pero lo aceptare, y espero que en la nc cambies esto. Niall esta ocupado, escoge otro :33 b a i<33
Liam :3 gracias lo tomare en cuenta.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dating Losses | nc | audiciones cerradas.

Mensaje por Invitado el Sáb 21 Sep 2013, 5:59 pm

The Dreamer Girl escribió:Hola Lore c: Yo quiero audicionar :A:supongo que como necesitas 10 chicas podemos audicionar por otros chicos que no sean de 1D, so iré por

Luke Hemmings|Ellen Page

mi cap


Capitulo 1.
Storm Dawson||Harry Styles. ♣️


El sonido de mis tacones color beige resonaba por toda la calle del vecindario, mientras me dirigía al Beatle Volksawen color azul marino que papá me regalo en mi cumpleaños número dieciséis, que estaba estacionado frente a mi casa.

Aún no me convencía del todo asistir a esa estúpida fiesta, pero Leila & Annie tenían razón, yo era la representante de todos el alumnado, tenía que asistir a eventos sociales de vez en cuando, y si una reunión en casa del rey de las fiestas Justin Bieber, no era un evento social, nada lo era.
Subí a mi escarabajo, encendí el estéreo y conecté mi iPod. Aleatoriamente comenzó Rock 'N 'Roll High School, bien, algo de The Ramones me ayudaría a tener una actitud positiva y esa canción representaba lo que yo no podía hacer. Probablemente por eso me gustaba tanto. Giré la llave en el switch y puse la palanca en la opción de reversa, tarareando la canción.
Tal vez no sería una tarde tan mala.

{......}

Aparqué una dos cuadras antes, anticipando el lote de autos que ya estarían estacionados rodeando la calle de la casa Bieber, acertada decisión. Parecía que toda la población estudiantil del James Callaghan estaba aquí.

Salí del auto y caminé hasta la puerta de la gran mansión. Toqué el timbre una vez, una parte de mí, esperaba que nadie abriera, así tendría alguna excusa para no estar aquí y podría volver a casa y terminar la tarea de historia. Desgraciadamente eso no sucedió. Justin mismo fue quien me abrió.

—Vaya, vaya: Storm Dawson. Tenemos a la realeza de la escuela aquí—bromeó con su sonrisa encantadora y sus ojos pardos con aires de diversión.

—Me parece que la realeza de la escuela es el dueño de la casa—le respondí con una sonrisa.

—Rey Justin Bie.. no, no: Rey Justin Drew Bieber—dijo para si mismo—Me gusta—se dirigió esta vez a mí—. Anda, pasa y diviértete.

Abrió más la puerta dándome paso a la acalorada fiesta. Justin era un buen chico, por más fama de fiestero rompecorazones que tuviera, a mí me caía bien. Si, tal vez sólo lo decía porque nunca había caído en sus encantos, pero en las contadas veces que habíamos hablado, era amable y divertido.
Justin se alejó cuando una de las chicas lo llamó. Cerró la puerta detrás de mí y me adentré en el mar de adolescentes alegres. Realmente estaban todos. Como presidenta de la sociedad de alumnos, había tenido que convivir con cada grupo social de la escuela y ahora estaban ahí reunidos, cosa que parecía increíble.

Decidí evitar las bebidas y botanas, dado que no quería ensuciar mi preciado vestido blanco ligero que casi nunca usaba. Me dirigí a la sala de estar, en busca del par de chicas que me había convencido de venir. Leila y Annie eran mis dos co-vicepresidentas, unas gemelas idénticas cuya única diferencia eran las mechas californianas en el cabello de Leila. Ellas seguramente estarían aquí, tenían una extraña obsesión con Zayn Malik, creían que podían sacar el lado dulce que nadie más había podido. Yo sabía que ninguna de las dos, dado que eran prácticamente iguales, era el tipo de chica con la que el rebelde moreno saldría, sin embargo era entretenido observarlas discutir.

Creí divisar la cabellera de Annie en un pequeño grupo de personas, así que me acerqué a ella y le toqué el hombro. Pero no era Annie.

—Perdona, te confundí con una amiga—me apresuré a decirle a la chica.

—No hay problema ¿Eres Storm Dawson no?—me sonrió tímida.

—Si, lo soy ¿Nos conocemos de alguna parte?—su rostro me parecía familiar.

—Soy Sophia Smith, vote por ti y me entregaste mis medallas de natación, arco y flecha, tennis y volleyball el semestre pasado—me contestó con un leve encogimiento de hombros.

—Oh, claro. Gracias por tu voto. Me parecías conocida, sólo que luces diferente sin todos esos uniformes—le respondí la sonrisa.

—Me lo han dicho.

Comenzamos a charlar y era una chica muy divertida y alegre a pesar de su timidez inicial. No se cuanto tiempo hablamos, antes de que me pidiera que la acompañara al baño.

—En estas fiestas, nadie toca antes de entrar—comentó disgustada y acepté cuidarla, riendo.

Sophia entró al baño y me recargué en la elegante puerta de roble. Aún no veía a Annie o Leila, pero la estaba pasando genial.

—¿Disculpa, podrías retirarte? Estás obstruyendo la entrada—me reclamó en tono agridulce una hermosa rubia. No era cualquier rubia, dios mío, era Jane Summers.
La realeza de la escuela si estaba aquí.

—Creo que ese es mi propósito—respondí no muy convencida de como debía tratarla.

Era de las chicas más populares de la escuela, conocida y respetado por cada estudiante e incluso maestro. Y yo le estaba impidiendo descargar su vejiga.

—¿Tu propósito es impedir a los demás hacer pipí?—ahora sonaba como una diva.

—Mi propósito es que mi amiga pueda hacer del baño sin ser interrumpida.
Jane hizo una mueca, claramente estaba disgustada, pero suspiró, cosa que interpreté como una rendición. Cruzó las piernas y los brazos, para después recargarse en la pared a mi lado.

—Dawson ¿verdad?—preguntó un poco más amable, aunque aún un poco fastidiada.

—Si, y tú eres Jane Summers—observé suavizando mi tono.

—Eso no me sonó a pregunta.

—No lo fue, todos saben quien eres—comenté.

—Lo sé—sonrió casi egocéntrica, pero luego su mirada se volvió de admiración—Es por eso que me sorprendió la forma en que me contestaste.

Abrí los ojos.

—No quise ser grosera—me disculpé. En ocasiones sonaba ruda sin que esa fuera mi intención.

—Tranquila, está bien solo... ¿me harías un favor?

—Claro.

—¿Cuidarías la puerta para mí también?

{......}

Sophia, Jane y yo nos sentamos en un sillón y cuando las personas en la sala, también usada como pista de baile, comenzaron a dirigirse a la entrada, Jane con su poder de abeja reina, retuvo a una chica por la muñeca. La pelirroja aún desconocida se volteó a verla con una mezcla de sorpresa y confusión.

—¿A dónde van todos?—inquirió Jane exigente.

—Acaban de llegar—exclamó emocionada—. El auto de Harry Styles esta aparcando en la entrada.—dijo para liberarse de la mano de la rubia y correr con el resto de las chicas.

—Agh, esos chicos tienen el ego más grande que Rusia.—rodó los ojos Jane.

—Si bueno, no podemos negar que son muy guapos—repuso Sophia dando un sorbo a su vaso de refresco.

—Aún así, eso no les da derecho a tratar a los demás como se les de la gana—repliqué.

—Vale, pero tampoco es que Jane aquí trate muy bien a los demás—indicó Sophia algo incómoda.

—Es diferente—repuso Jane—, Styles por ejemplo, se lleva a la cama a una pobre tonta cada noche y después las desprecia como a pañuelos. Yo jamás haría algo así.

—Oh por favor Summers, tu también desprecias chicos como a pañuelos-una voz burlona intervino en la conversación. Era Elizabeth Scodelario. Vaya, mas realeza estudiantil.

—Ah, pero jamás los he mentido a mi cama Effy, además ellos son hombres—Jane le respondió con total naturalidad, lo que me dejó un poco confundida.

Era extraño ver a la rubia y a la castaña hablar, de hecho creo que jamás las había visto entablar conversación. A pesar de que las dos eran populares, tenían su propio círculo de seguidores, por así decirlo.

—En eso tienes razón. Los hombres especialmente a esta edad sólo piensan en una cosa, yo lo sé, tengo hermanos—Elizabeth se sentó con confianza a nuestro lado en el brazo del sofá.
Sophia me miró como peguntando qué sucedía, pero no supe responderle.

—Si bueno. ¿A qué debemos el placer de tu compañía?—preguntó Jane sin rodeos.

—Todos han ido a ver a los tontos bajar de un auto y dicen que va a haber un juego o algo así. Ustedes parecen tener cerebro.

—Parece que los idiotas nos reunieron—habló Sophia—. Un gusto Elizabeth, soy Sophia Smith.

—Llámame Effy—pidió ella y pasó su vista a mi—A ti te conozco.

{......}

Al disparejo grupo que habíamos formado, se habían sumado dos chicas más a las que sinceramente no conocía. Paola Odair, una chica lista y linda que era bastante amigable y Perrie Roth, una chica de cabello verde que nos dimos cuenta que estaba sola mirando a los demás con desprecio, pero resultó una buena conversadora.

—¡Hora de jugar!—anunció la voz de Justin interrumpiendo la música.

Deseé haberle preguntado a Effy de qué se trataba el juego que estaba planeando, pero era demasiado tarde. La voz del rubio había emocionado a todos los asistentes.

—¿Alguien ha escuchado el juego de 7 minutos en el paraíso?—preguntó y una exclamación de afirmación entre los presentes le siguió—Bueno, me alegra informarle a las damas, que seis afortunadas tendrán la suerte de jugarlo con mis amigos y su servidor.

La exclamación fue mayor esta vez, pues eran los chillidos de cada chica en en le fiesta, excepto de nuestro pequeño grupo.

—Pero que idiotez—murmuró Effy rodando los ojos lo suficientemente bajo como para que sólo nosotras escucháramos. O tal vez no.

—¿Escucharon algo?—inquirió repentinamente Justin—Parece que se ha formado un interesante grupo aquí—caminó en nuestra dirección.

La multitud hizo un espacio para que llegara hasta nuestro grupo.

—No molestes Justin—dijo Jane.

—Búscate otras perras para tus juegos—habló Paola valiente.

—Me parece que ustedes son las que estaba buscando.—respondió Justin.

—¿Acabas de llamarnos perras?—gruñó Perrie.

—Bueno... no quise decir eso. Me refería a que ustedes son las candidatas perfectas.

—Creo que pasamos—hablé sonriendo fingidamente. Todas asintieron.

—Bah, no creí que fueran unas gallinas aburridas—nos retó y los demás abuchearon, como si nos importara.

—No somos gallinas—Sophia frunció el ceño.

—Entonces vamos a jugar—sonrió.

—Bien—sentenció Effy—no dejaré que un idiota nos llame gallinas.

—Perfecto señoritas—habló complacido, ignorando el insulto de la castaña.—Uno de mis amigos esta en el armario de allá. ¿Quién va a ser la primera?—Nos miramos entre nosotras ¿quién iba a ser la primera?—¿Qué tal la presidenta?—sugirió burlón. Traté de que mi rostro no trasluciera el horror que sentía—Si, tu, vamos Storm, ven acá.

¿Había dicho que Justin me caía bien? Corrección. Lo odiaba.

Me levanté valiente de mi asiento, aunque estaba nerviosa. Uno de los idiotas me esperaba en un closet. Peor aún, un idiota experimentado, y yo era más inexperimentada que mi prima Alice de once años, al menos ella ya había dado su primer beso. Mierda ¿y si él se daba cuenta? Justin extendió una mano hacia mí y rodando los ojos para parecer relajada la tomé. Vi entre la multitud a Leila y Annie, en buen momento llegaban, me miraron con los ojos demasiado abiertos, sorprendidas. Todo esto era su culpa, si no me hubieran incitado a venir o mejor aún, si hubieran aparecido más temprano, yo no estaría a punto de entrar a un closet de la mano de Justin Bieber.

Llegamos a la puerta del armario, pero antes de entrar, Justin me puso un antifaz de esos que las personas usan para dormir, de modo que no podía ver nada mas que destellos de luz rodeando la silueta del antifaz.

—¿Lista?—me pregunta cínico.—Tienen siete minutos, la música los cuenta, cuando paren solo tendrás diez segundos para arreglarte.

Asentí con expresión desinteresada y él soltó mi mano. Escuché la puerta abrirse y entre, cuidando que las piernas no me fallaran. La puerta se cerró.

Ahora si no podía ver nada, aunque si podía oler. Olía a colonia, colonia varonil malditamente atractiva, y se escuchaba una suave respiración no muy lejos, además de la música afuera, contabilizando el tiempo. Oí un click y luego pude volver a ver destellos de luz pero más tenues, después una exclamación de sorpresa.

—¿Dawson?—inquirió una voz ronca.

Oh, no. No, no, no, no. Que no fuera él por favor.

—¿Y tú eres?—intenté sonar firme, pero salió todo lo contrario.

—No creí que fueras tan atrevida como para jugar a esto—esquivó mi pregunta y por el calor que emanaba su cuerpo supe estaba más cerca de mi.

Retrocedí, chocando contra la puerta.

—Escucha, yo no hago estas cosas—advertí con voz temblorosa, me sentía indefensa.

—Oye, tranquila, no tenemos que hacer nada que no quieras—sentí sus dedos deslizarse por mis pómulos, por suerte no reaccioné para quitarlos, pues él retiró el antifaz de mis ojos.

¡Vaca sagrada! Si era él. ¿Porqué? ¿Porqué me había tocado el peor de todos? ¿Porqué a mi? ¿Y porqué el estaba siendo tan dulce? ¿Era alguna clase de estrategia?

Bajo la escasa luz que brindaba un foco en el techo, el demonio de cabello rizado con ojos verdes inspeccionaba mi reacción con una petulante sonrisa que marcaba sus hoyuelos. Tragué saliva reflexionando su ofrecimiento.

—¿En serio?—lo cuestioné no muy convencida.

—Claro. Yo jamás le haría nada a una chica en contra de su voluntad, en especial a una tan bonita—me tranquilizó y suspiré ruborizada, seguramente usaba esas palabras con todas, pero se sentía lindo escucharlo viniendo de alguien que parecía un adonis que escapó de una galería de arte. Seguía un poco incómoda por su cercanía, este espacio era como de un metro y medio por un metro y medio, restándole el espacio que ocupaba la ropa más el que ocupaban nuestros cuerpos... Si, hacía cálculos cuando me ponía nerviosa—Aunque, luces algo tensa— Styles me distrajo ladeando la cabeza como para observarme mejor, y con agilidad, se movió hasta quedar a milímetros de mí, aunque sin tocarme en ningún momento, sin embargo, su mirada me hacía sentir como si me estuviera observando desnuda—Yo podría ayudarte a relajarte—agregó en un tono bajo y seductor que me desarmó.

—¿C... c.. cómo?—balbuceé y me dí de bofetadas interiormente por preguntar semejante tontería.

Styles sonrió esta vez sin mostrar los dientes, acercando sus labios hasta que chocaron con los míos. Me quedé sorprendida ¡Era mi primer beso!¡Y con Harry Styles! No sabía que hacer, no sabía dónde poner las manos, no sabía como responderle, lo único que supe, fue que cuando sus manos acunaron mi cintura y apretó su cuerpo contra el mío, todas mis paredes se derrumbaron.

Deslicé mis manos por sus brazos, sintiendo lo fuerte que era bajo la tela e su camisa negra. Sus labios comenzaron a moverse con más intensidad, y yo le seguí el ritmo, dejándome llevar. Después sentí su lengua pidiendo permiso para entrar en mi boca y se lo concedí de buena gana, subiendo mis dedos hasta su cabello sedoso. No se cuanto estuvimos así, pero de un momento a otro, el comenzó a bajar su boca por la piel de mi cuello, acariciándola con los dientes y  dando pequeños besos húmedos, abrumada por las sensaciones eché mi cabeza para atrás, dándole mayor acceso, y sus manos comenzaron a brindar caricias en mis piernas descubiertas, apretándolas con pasión y luego dulcemente.

Ya estaba completamente perdida cuando lo obligué a subir las manos y lo empujé hacia la pared, comenzé a desabrochar los botones de su camisa mientras el recorría mi figura con sus manos. Me incliné y comenzé a besar su pecho en cuanto la camisa estuvo por completo abierta, recorriendo su abdomen curiosa. Harry puso su manos en mis mejillas, para que volviera a verlo volviéndome a besar en los labios, empezó a bajar delicadamente los tirantes del vestido, cuando escuché la música parar.

—¡Tiempo!—exclamó la voz de Justin—¡10... 9...— Styles y yo nos separamos abruptamente y comenzé a bajar mi vestido y arreglarlo, pasé una mano por mi cabello que por suerte llevaba suelto—8... 7...— lo observé abrochando los botones de su camisa—6... 5.. 4...— Harry me miró cuando terminó, y me besó con pasión de nuevo—3... 2... —nos miramos por última vez y me sonrió complacido—1...—Justin abrió la puerta y los dos salimos.

Agaché la cabeza sonrojada, mientras sentía la mirada de todos sobre mi.

Madre mía. ¿Que había hecho?
Oh, Niku ¡Genial! Muy bonito escrito, todo a de maravilla y ya no se que mas decir :C. me encanto, y ya te los reservo :C. muchas gracias por pasarte, y besotes<33
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Dating Losses | nc | audiciones cerradas.

Mensaje por Invitado el Sáb 21 Sep 2013, 6:01 pm

smileformejai. escribió:hola lore<3
siempre quise estar en una novela contigo, esta sera mi oportunidad(?)
asdfgh hare jaixariana, no hago zariana bc zariana es de cami y aunque me lo preste, no lo usare :A:me sentiria mal(?
ademas la idea me encanto<3 simplemente hermosa*O*
ya te dejo mi capitulo feo:c
idk:

Emily llevaba mas de media hora buscando a Logan ¿donde se habrá metido? Luego de su extraña escena con el cabello de Mary, Emily se lo llevo lejos y ahí fue donde desapareció, la chica estaba realmente exasperada, de por si ya estaban comenzando a llevarse bien ademas ¡Logan había dejado de ser tímido! Algo que puso el corazón de Emily gritar de felicidad, aunque con sus mismas palabras, Logan había dicho que el Sombrerero haría una fiesta de te...¿Les habrá mentido? ¡No! Logan no es así. Caminaba y caminaba por el bosque que hizo que se pusiera algo nerviosa, no es que tuviera miedo, simplemente nunca le han gustado los bosques y menos si se encontraba en Wonderland, podrías encontrarte cualquier cosa por aquí. Luego de unos segundos claramente un sonido llego a sus odios, el sonido de la tristeza, un sollozo tras otro, no paraba.

—¿Logan?— pregunto asustada la chica esperando encontrarse con el, y así fue, pero no de la manera que esperaba.
—¿Porque tuviste que dejarme? ¿¡Porque!?— Logan estaba gritando con lagrimas por toda su cara, hace una hora estaba irradiando felicidad y ahora estaba llorando, Emily no entendía nada así que mejor se quedo a escuchar lo que Logan decía. —Te extraño mucho Lucy— eso ultimo lo dijo con un hilo de voz, estaba sosteniendo algo en su delicada mano ¿Un collar? Emily frunció el ceño ante tal escena y no lo soporto, tenia que ayudarlo.
—Shh, tranquilo Logan— Emily lo había abrazado para que el sintiera su apoyo, instantáneamente Logan se sacudió y se soltó del abrazo de la chica.
—¿¡Que escuchaste!?— Logan estaba realmente alterado, no quería que Emily se metiera en un asunto que no era suyo.
—N-nada, solo te vi llorar y pensé que necesitarías un abrazo— empezó tartamudeando para luego bajar la cabeza, avergonzada.
—Pues pensaste mal, no necesito a nadie y mucho menos a ti— Emily se puso tensa y mordió su labio inferior.
—Nunca dije que me necesitaras, simplemente dije que necesitarías un abrazo, no tienes porque comportarte así.
—No necesito tu lastima ¿te quedo claro?— se estaba comportando muy duro con ella y ni si quiera el sabia porque, luego de decir eso, se fue de ahí, dejándola sola mas el no se había dado cuenta de que había dejado el collar ahí.

Emily camino en pasos lentos hacia el collar, se agacho y lo agarro con mucha delicadeza, era un collar de plata con un corazón, de esos donde los abres y aparece una foto. Lo abrió y había una pequeña foto de una castaña con orbes color verde y su sonrisa era inmensa ¿Quien era ella?
Tenia demasiadas preguntas y la persona mas cercana a Logan es el sombrerero, Emily decidida, ya tenia su nuevo destino por el momento: El Sombrerero.




Ya había llegado y Emily esperaba no volver a interrumpirles como lo hizo la ultima vez, por un momento pensó que iban a besarse. Vio al sombrero haciendo unos pasos de baile extremadamente raros para Emily, luego vio a Kenneth riéndose de lo ridículo que se veía. La chica hizo un ruido con su boca para que notaran su presciencia y así fue.

—¡Hola Mad! ¡Hola Kenneth!— dijo efusiva.
—Hola Ems ¿Que tal tu día?— Kenneth siempre había sido muy amable y considerada con Emily, algo que ella apreciaba con todo su alma. Mad simplemente alzo la mano y la movió en forma de saludo, Emily siempre tenia que estar ahí.
—Bien, gracias, necesitaba hablar con el sombrero, ¿esta bien si te lo quito un momentito?
—¡Claro!—dijo con una sonrisa la castaña.

Emily le hizo una seña a Mad y se alejaron de Kenneth, el tenia cara de confusión porque normalmente nadie le ha pedido que charlen o algo similar.

—Bueno, déjame ir al grano, Logan estaba destruido y sollozando por este collar en el cual aparece la foto de una chica ¿Alguna idea?— Mad solo hizo cara de sorpresa y luego de un instante la quito.
—No creo que deberías saberlo— le contesto cortante.
—¿Porque no? ¡Solo quiero ayudarlo!— Emily estaba cayendo al punto de la desesperación y no creo que alguien quiera ver esa faceta de ella.
—Mira, solo te voy a preguntar esto, ¿Porque insistes en ayudarlo?— Mad estaba mas serio de lo normal, algo raro para muchos, pero se trataba de su amigo de toda la vida.
—Porque nunca me ha gustado ver a la gente llorar y el es mi guía así que tengo todo el derecho de preocuparme— dijo Emily con la mirada en el suelo, escucho un suspiro de Mad y por fin se digno a responderle.
—Ella era Lucy, fue su Alice hace muchos años, el estaba realmente enamorado de ella, la amaba y ella lo amaba a el, pero nada acabo bien, terminaron matándola frente a los ojos de Logan— los ojos de Mad se mostraban sin brillo alguno. Ahora entendía todo, por eso decía que la extrañaba, debía admitir que sintió un poco de celos pero ahora que supo quien era ella, sintió pena.
—Gracias— fue lo único que pudo salir de la boca de Emily y salió corriendo a toda velocidad, necesitaba hablar con el.




Cuando Emily había llegado al hogar de la liebre, estaba absolutamente vacía, no había ningún rastro de el así que Emily fue a su habitación y se sentó en su cama para observar bien el collar de Lucy. Se la paso un rato susurrando cosas sin sentido hasta que luego de un momento, su cabeza comenzó a tener un dolor horrible, la chica se toco la cabeza tratando de calmar el dolor, pero no resulto, el collar cayo al suelo y ella se arrodillo contra el suelo para luego caer desmayada al piso, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10. Abrió los ojos y de nuevo se encontraba en Wonderland, solo que no en la casa de la liebre, ahora estaba en el lugar donde la liebre había estado llorando, ella frunció el ceño confundida, cuando escucho unas voces cerca, se acerco hacia las voces y vio nada mas ni nada menos que a Logan y Lucy, estaban agarrados de la mano  y Emily sintió un poco de presión en su pecho. Logan le estaba diciendo unas cosas en su odio y Lucy reía, tenia una bonita risa y que decir de su sonrisa, era hermosa. Emily camino hacia ellos y cuando por fin estaba cerca, todo se volvió borroso y el momento cambio, ahora Logan estaba en el piso llorando junto al cuerpo de una chica, era Lucy. El había sufrido demasiado pero ¿Que estaba pasando? Emily tenia mil y un preguntas en la cabeza, una idea se le vino a la cabeza, estaba teniendo un recuerdo de una Alice, esa Alice era Lucy.




Emily volvió a abrir los ojos, todo había vuelto a la normalidad y ahora ella estaba en la cama se Logan tapada, el collar había desaparecido. Rápidamente se levanto y salió del cuarto, la primera imagen que vio fue a un Logan cantando animadamente mientras hacia el desayuno ¿Que ya se le olvido como le había gritado a Emily? Solo lo fulmino con la mirada, era un raro de primera.

—Buenos días— dijo Emily sin gana alguna, luego del recuerdo de esa Alice, no tenia ánimos de hacer nada.
—Oh ¡Hola Alice!— Logan le dedico una gran sonrisa y fue corriendo hacia ella para agarrarla de los hombros y sentarla en frente de la mesa, se fue por un momento y cuando regreso le entrego un plato lleno de pan caliente, ella sonrió inconscientemente. —Bueno, te hice el desayuno porque ayer no fue mi mejor día y fui muy grosero contigo, ademas solo querías ayudarme— acabo riéndose.
—¿Te he dicho que eres muy raro?
—Me lo han dicho muchas veces pero no importa, ahora trágate tu desayuno porque saldremos a dar un paseo— dijo Logan irradiando felicidad, la rubia simplemente alzo una ceja y soltó una carcajada. —¿Que? ¿De que te ríes?— ahora el era quien la miraba con una ceja alzada.
—Enserio, eres muy raro.

La chica se acabo su desayuno rápido, no porque quisiera si no porque Logan le gritaba a cada rato que se apurara. Se puso un vestido blanco con negro y salió de la casa con Logan. El le agarro la mano a Emily, según el por su "seguridad" pero la rubia no le creía nada, caminaban tranquilamente cuando ella le comento el pequeño detalle sobre el recuerdo de la Alice.

—Logan, ayer que me gritaste, dejaste el collar allí, yo solo me acerque a el y lo traje a tu casa, ahí fue donde tuve dolores de cabeza horribles y tuve el recuerdo de tu Alice— hablaba rápidamente por únicamente una razón, tenia miedo de que se enojara.
—Ya lo sabia.
—¿Que?
— Si, cuando me tranquilice, llegue a la casa y me fije si estabas ahí, cuando vi que tenias el collar en la mano, supuse que estabas teniendo un recuerdo así que te levante y te puse en la cama, fin de la historia—la rubia envidiada como Logan podía decir tan fácilmente las cosas, el comenzó a caminar mientras ella seguía pasmada en medio del camino.
—Pero...—Logan no dejo acabar a la chica y grito desde donde estaba.
—Tenemos que apurarnos, el rey organizo una bella comida, y yo seré el cocinero.
—Espera ¿¡Que!? ¿No que íbamos a dar un paseo?— dijo Emily incrédula.
—¡Te mentí!— por alguna razón, sintió que el estaba sonriendo. Ella solo negó con la cabeza divertida y lo alcanzo.
Besitos Lore xx
te amo ana banana:( extraño hablar contigo, boluda:( escribís perfecto, ya estas en la nc, deja de ser tan hermosa:( jariana la rulea, plz :C. el que se mete con jariana y louton, la pagan caro(?) bsfhdfjhfs ya te los reservo, cielo<33 gracias por pasarte, b a i :33
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Dating Losses | nc | audiciones cerradas.

Mensaje por Kurisu el Sáb 21 Sep 2013, 6:16 pm

Hola Lore cierto (? Bueno andaba por la sección y vi tu tema.... Y obvió voy a participar porque ame la idea en fin
Mis personajes serían Zayn Malik y Melissa Benoist *_* aquí te dejo el cap.

Aquí :
Los minutos pasaban lentamente odiaba estar en esta situación, los médicos solo caminan enfrente de mi con un aire de superioridad, no entendía porque estaban tan tranquilos cuando mi hermana estaba grave -según lo que escuche-.

- ¿Esta todo bien? - llego el castaño corriendo con los cabello alborotados

Y en este momento Harry Styles el marido de mi hermana estaba parado enfrente de mi. Jessica solo tenía un año de casada y ahora veo que ambos son felices a punto de tener un hijo, realidad que hace que me de cierta vergüenza por haber tenido sentimientos hacia el castaño de cabello rizado, sentimientos que siguen persiguiéndome en mis sueños o fantasías personales.

- Están vigilando al bebe al parecer tiene problemas y Jessica tiene problemas en el corazón - mordí mi labio intentando frenar las lágrimas que se aproximaban en mis ojos haciendo que sintiera el típico picor
- Todo saldrá bien todo saldrá bien...- repetía una y otra vez Harry para sí mismo intentando tranquilizarse

Lo miraba culpable y nostálgica en cierto punto me jure nunca volver a pensar en mal modo con el marido de mi hermana. Prometí que durante todo el tiempo que les deparaba juntos a la pareja feliz no haría nada, solo sentarme y esperar a mi chico ideal pero ahora dudo que ese día pueda ocurrir pronto, puedo estar segura que me quede como toda una solterona en busca de pareja.

- Vuelvo en un momento- voltee a ver a Harry

Se mostraba sumamente nervioso y lloroso su pierna izquierda se movía frenéticamente golpeando el suelo, señal de nerviosismo extremó, tengo el mismo tic y al parecer tenemos los mismo gustos y miedos.
Gire en redondo y comencé a caminar en dirección de la salida, no soportaba el hecho de tener que oler su perfume me enloquecía y provocaba escalofríos en todo mi cuerpo.
El castaño ni si quiera de dio cuenta cuando me marche estaba más entretenido en sus pensamientos y penas propias que en lo que yo estaba haciendo en este momento.
El aire de la ciudad de Londres era frío como siempre acostumbraba ser y daba gracias a los cielos porque se me ocurriera de último momento tomar la bufanda blanca que me había dado mi hermana dos meses antes de esto.
Recogí mi cabello dentro del gorro de estambre que siempre me acompaña en estos días fríos.
No dude ni si quiera dos segundos en mover mis dedos en el pantalón en busca de mi celular, necesitaba escuchar los consejos que me brinda Rebecca cuando estoy nerviosa, triste o intranquila, el que se fuera de la ciudad al parecer nos unió más como nunca, a veces pienso que es una hermana más en vez de solo ser mi mejor amiga.
El celular era frío al contacto y me preguntaba si estaba haciendo lo correcto en llamar a mi amiga a mitad de la noche, pero tenía más miedo de lo que pasaba dentro a lo que me pudiera decir y necesitaba a alguien que me aconsejara, el teléfono timbro de seis a siete veces hasta que alguien levanto con pesadez el teléfono

- Diga - contesto mi amiga del otro lado de la línea con voz cansada y adormilada

Toda la presión de mi día me impedía hablar y lo único que salió de mi boca fueron sollozos que se escuchaban lo bastante penosos. Tanto que los doctores que comían a las afuera del hospital recogieron sus cosas y se adentraron en la clínica para buscar otro lugar en donde cenar.

- ¿Isabelle? - pregunto mi amiga alarmada debió de reconocerme

Cuando Harry se casó con Jessica no hice más que llorar día tras día sintiendo como el chico que había amado estaba con otra chica, mujer que era de mi sangre. Desde ese día iba todas las noches con Rebecca en busca de consuelo; ahora que ella vive lejos todo se desmorona.

- ¿Isabelle estas bien? ¿Paso algo? - pregunto más despierta y alerta a lo que podía decir
- Todo esta cayendo - murmure en un intento de que mi voz no fallará pero al parecer todo era en vano
- ¿A qué te refieres?
- Jessica tuvo un accidente de auto y tuvieron que intervenirla en cuanto antes -trate de que las lágrimas en mi garganta no afectarán en un intento fallido - se esta muriendo Becca - un grito ahogado escapo de los labios y de pronto me sentí mareada
- ¿Estas hablando en serio?
- Ella se iba a quedar conmigo por la noche mientras Harry llegaba de su viaje pero en el camino ocurrió el accidente, tuvieron que sacar al bebe pero ella tiene problemas de corazón y demás, posiblemente no pase la noche - me queje mientras dejaba salir libremente mis lágrimas
- ¿Has visto a Harry? - pregunto presurosa Rebecca y sentí que la estaba asustando más de la cuenta
- Si el llego hace cinco minutos pero sabes que no me puedo acercar a él - mi voz se quebraba repetidas veces mientras trataba de decir una excusa válida para no estar cerca del castaño de ojos verdes.
- Debes de hacerlo Izzy ve que al igual que tú él sufre igual o peor que nadie en estos momentos
- Si pero si me acerco no me contendré - cerré los ojos mientras visualizaba el primer y último beso que tuve con Harry, añoraba tenerlo de nuevo como aquella noche, sólo que ya no podía ser de esa manera - Si lo hago sería como se esperara a que mi hermana hubiera muerto o como si me alegrara de que lo que le paso y no podría cargar con eso

Un silencio se prolongo en la línea y escuche como llaves de un coche repiqueteaban de fondo mientas me imaginaba a Rebecca a punto de salir del departamento, en dirección al hospital

- Entiendo - respondió - ¿En qué hospital estás? Iré a máxima velocidad y llego en dos horas
- En el hospital general Cunberry - suspire mientras escuchaba la puerta del carro de mi amiga
- Voy para allá y hagas lo que hagas...cuida de Harry
- Lo haré - cerré la mano en el celular mientras sentía que estaba haciendo algo incorrecto
- Llego en dos horas - repuso Rebecca y sin despedirse si quiera descolgó la llamada

Bloquee el celular y respire lentamente mientras me quedaba paralizada, ¿Ahora que?, pregunto una vocecita dentro de mi, no sabía si quedarme afuera a esperar a mi amiga o ir adentro y darle apoyo a Harry no sabía que hacer dado que nunca había estado en esta situación, no solo mi hermana esta mal, yo también estoy mal.
Tome varias bocanadas de aire y mucha valentía para después caminar directo a la sala de espera en donde debería de estar Harry, esperando que un doctor se digné a decir noticias sobre Jessica.
El castaño estaba sentado aún moviendo frenéticamente la pierna en un movimiento descontrolado. Suspire soltando la gran cantidad de aire que tenía en mis pulmones y camine hasta la silla para sentarme a dos bancas de distancia, debía de estar segura de no llorar como una nena desquiciada al lado de Harry.

- Isabelle - murmuro levantando la cabeza, dejándome ver sus ojos llorosos - pensaba que te habías ido

Nunca me iría de su lado si me lo pidiera, pensé inconsciente, esperando no haberlo dicho en voz alta. Pero la expresión de dolor e incredulidad del castaño me dejo en claro que no lo había hablado en verdad.

- Sabes que no lo haría- dije en cambio sintiendo como me despedazaba por dentro
- Gracia por el apoyo - sonrió sinceramente y eso valía para mi lo que en un millón de años compensaría
- Siempre estaré para...ustedes dos

Harry solo sonrió de nuevo y volvió a su posición inicial. Mordí mi lengua para no decir algo de lo que posiblemente me iba a arrepentir próximamente, algo que mi mente quería decir pero sabía que era estúpido decirlo ahora.

- Familiares de la señorita Jessica Fantini- escuche la voz ronca del médico que nos había atendido hace poco y por un momento el tiempo se paralizo

Harry se levantó más rápido que yo, solo me límite a llegar a paso lento y escuchar lo poco pero suficiente que decía el doctor.

-...no pudimos hacer demasiado, estaba demasiado delicada y casi muere en la cirugía del bebé, tenemos que informarle que es probable que no pase más allá de esta noche - las lágrimas descendían por mis mejillas al igual que las de Harry - Lo sentimos - el médico agacho la cabeza y con un giro de talones se fue de la sala de espera

Harry se veía devastado y en este momento debía de tener la misma o peor cara, sentía que algo dentro de mi se partía un poco más con todo lo que sucedía a mi alrededor tanto que no podía creer lo que estaba ocurriendo.
Al cabo de veinte minutos de lágrimas, sollozos, algunos gritos ahogados y apoyo mutuo entre Harry y yo nos dejaron pasar a la habitación de Jessica para poder dar el último adiós.
Caminamos quitando algunas lágrimas pero algunas más las sustituían haciendo que la labor de intentar parecer tranquilos y no darle miedo a Jessica estaban siendo en vano.
Al entrar en la habitación la cama estaba perfectamente acomodada y con mi hermana acostada donde su cabello estaba alborotado encima de la sábana blanca y el cabello casi pelirrojo de ella se notaba como fuego.
Harry soltó un pequeño sollozo en silencio y se encaminó, yo me límite a llorar de pie en la entrada del cuarto, sentía como todo se estaba derrumbando por completo y eso lo sentía tan presente, tanto que si fuera algo sólido lo tocaría con mis dedos.
Los ojos verdes de Jessica -heredado por toda la familia- se abrieron perezosamente con un esfuerzo que denotaba lo cansada y débil que se encontraba.

- Hola - susurro con voz baja y ronca, sabía que era una señal de vida pero aún así era algo increíble que me hacia sacar más lágrimas de los ojos.
- Hey Jess - saludo Harry con la voz quebrada y llorosa pero dejo de lagrimear donde notablemente se veía que aguantaba lo más que podía las lágrimas
- ¿Cómo esta el bebé? - pregunto alarmada sintiendo como se quería levantar, pero el castaño la hizo sentar
- Es niña - sonrió a medias tranquilizando a Jessica con las palabras - Esta perfecta ya me aviso el doctor
- Gracias - volvió a susurrar más para sí que para su marido
- Jess tu hermana Izzy esta aquí - sentí como algo se estrujaba dentro de mi, mientras Jessica me veía con un sonrisa tranquila cruzaba su rostro
- Hola compañera - susurro y recordé las miles de veces que me había dicho eso cuando cubría cualquier travesura que hacia
- Hola - susurre con la voz más débil que la de ella

Me acerque a la cama y tome su mano derecha mientas Harry hacia lo mismo con la izquierda.
Los minutos pasaron y comenzamos a hablar y llorar de los recuerdos que teníamos los tres con ella. Harry y su boda y una que otra cosa íntima de la cual no me debí de enterar nunca, mientas yo relataba esas veces de nuestra infancia. Era todo tan normal como hubiera sido cualquier día, pero como siempre todo llega a su fin y ese fin estaba en la entrada de la puerta.

- Antes de todo quiero que prometen algo- dijo con la voz más baja que hace un momento
- Lo que desees - dijo Harry con la mano sobre la de ella
- Quiero que cuiden de Isabelle - sonrió levemente

Pero había un pequeño error, ella había dicho mi nombre no el de otra persona, había confusión en mis ojos y Jess al verla continuo

- Es como decidí ponerle a la niña - sonrió de nuevo y como en veces anteriores algo interior crujió mil veces más
- Buena elección - susurro Harry sonriendo mientras Jessica pestañeaba lentamente
- Cuiden ella - susurro y su poca fuerza aflojo y con ella sus ojos se cerraron.

Harry intento moverla pero era inevitable lo sabía y él también, todo había acabado, no quedaba nada que podía hacer para que ella volviera y viera crecer a su hija, volví a llorar y al ver que Harry estaba en las mismas o peores condiciones tome valentía y camine fuera de la habitación, los pies me temblaban al igual que las rodillas, todo había terminado y sentía que yo junto con todo.
Ya en la sala de espera una melena castaña apareció de pronto donde al momento la identifique que era Rebecca, cuando hablaba de exceso de velocidad lo decía en serio.
Sólo logre dar tres pasos más antes de desplomarme en los brazos de mi amiga.

- Izzy tranquila - acaricio mi cabello mientras intentaba tranquilizarme en vano
- Jessica murió Becca...Jessy murió- solloce mientras ella me recibía el abrazo con pésame e incredulidad.

Aquí te dejo el escrito perdona si hay errores pero no pude corregirlo y es lo único que tengo en el celular ya que ahora me quitaron la laptop. También perdona que no le ponga color al spoiler solo que es muy difícil desde el celular :3 bueno sin más que decir espero tu respuesta
Saludos


Última edición por Stefanya el Sáb 21 Sep 2013, 6:17 pm, editado 1 vez

___________________________________________

'Cause tonight I'm feeling like an astronaut, Sending SOS from this tiny box, To the lonely people
that the world forgot, Are you out there?, 'Cause you're all I've got?
avatar


Ver perfil de usuario https://maschxnny.tumblr.com/
------
------

Volver arriba Ir abajo

Re: Dating Losses | nc | audiciones cerradas.

Mensaje por bwiyomi. el Sáb 21 Sep 2013, 6:16 pm

Lore. escribió:
smileformejai. escribió:hola lore<3
siempre quise estar en una novela contigo, esta sera mi oportunidad(?)
asdfgh hare jaixariana, no hago zariana bc zariana es de cami y aunque me lo preste, no lo usare :A:me sentiria mal(?
ademas la idea me encanto<3 simplemente hermosa*O*
ya te dejo mi capitulo feo:c
idk:

Emily llevaba mas de media hora buscando a Logan ¿donde se habrá metido? Luego de su extraña escena con el cabello de Mary, Emily se lo llevo lejos y ahí fue donde desapareció, la chica estaba realmente exasperada, de por si ya estaban comenzando a llevarse bien ademas ¡Logan había dejado de ser tímido! Algo que puso el corazón de Emily gritar de felicidad, aunque con sus mismas palabras, Logan había dicho que el Sombrerero haría una fiesta de te...¿Les habrá mentido? ¡No! Logan no es así. Caminaba y caminaba por el bosque que hizo que se pusiera algo nerviosa, no es que tuviera miedo, simplemente nunca le han gustado los bosques y menos si se encontraba en Wonderland, podrías encontrarte cualquier cosa por aquí. Luego de unos segundos claramente un sonido llego a sus odios, el sonido de la tristeza, un sollozo tras otro, no paraba.

—¿Logan?— pregunto asustada la chica esperando encontrarse con el, y así fue, pero no de la manera que esperaba.
—¿Porque tuviste que dejarme? ¿¡Porque!?— Logan estaba gritando con lagrimas por toda su cara, hace una hora estaba irradiando felicidad y ahora estaba llorando, Emily no entendía nada así que mejor se quedo a escuchar lo que Logan decía. —Te extraño mucho Lucy— eso ultimo lo dijo con un hilo de voz, estaba sosteniendo algo en su delicada mano ¿Un collar? Emily frunció el ceño ante tal escena y no lo soporto, tenia que ayudarlo.
—Shh, tranquilo Logan— Emily lo había abrazado para que el sintiera su apoyo, instantáneamente Logan se sacudió y se soltó del abrazo de la chica.
—¿¡Que escuchaste!?— Logan estaba realmente alterado, no quería que Emily se metiera en un asunto que no era suyo.
—N-nada, solo te vi llorar y pensé que necesitarías un abrazo— empezó tartamudeando para luego bajar la cabeza, avergonzada.
—Pues pensaste mal, no necesito a nadie y mucho menos a ti— Emily se puso tensa y mordió su labio inferior.
—Nunca dije que me necesitaras, simplemente dije que necesitarías un abrazo, no tienes porque comportarte así.
—No necesito tu lastima ¿te quedo claro?— se estaba comportando muy duro con ella y ni si quiera el sabia porque, luego de decir eso, se fue de ahí, dejándola sola mas el no se había dado cuenta de que había dejado el collar ahí.

Emily camino en pasos lentos hacia el collar, se agacho y lo agarro con mucha delicadeza, era un collar de plata con un corazón, de esos donde los abres y aparece una foto. Lo abrió y había una pequeña foto de una castaña con orbes color verde y su sonrisa era inmensa ¿Quien era ella?
Tenia demasiadas preguntas y la persona mas cercana a Logan es el sombrerero, Emily decidida, ya tenia su nuevo destino por el momento: El Sombrerero.




Ya había llegado y Emily esperaba no volver a interrumpirles como lo hizo la ultima vez, por un momento pensó que iban a besarse. Vio al sombrero haciendo unos pasos de baile extremadamente raros para Emily, luego vio a Kenneth riéndose de lo ridículo que se veía. La chica hizo un ruido con su boca para que notaran su presciencia y así fue.

—¡Hola Mad! ¡Hola Kenneth!— dijo efusiva.
—Hola Ems ¿Que tal tu día?— Kenneth siempre había sido muy amable y considerada con Emily, algo que ella apreciaba con todo su alma. Mad simplemente alzo la mano y la movió en forma de saludo, Emily siempre tenia que estar ahí.
—Bien, gracias, necesitaba hablar con el sombrero, ¿esta bien si te lo quito un momentito?
—¡Claro!—dijo con una sonrisa la castaña.

Emily le hizo una seña a Mad y se alejaron de Kenneth, el tenia cara de confusión porque normalmente nadie le ha pedido que charlen o algo similar.

—Bueno, déjame ir al grano, Logan estaba destruido y sollozando por este collar en el cual aparece la foto de una chica ¿Alguna idea?— Mad solo hizo cara de sorpresa y luego de un instante la quito.
—No creo que deberías saberlo— le contesto cortante.
—¿Porque no? ¡Solo quiero ayudarlo!— Emily estaba cayendo al punto de la desesperación y no creo que alguien quiera ver esa faceta de ella.
—Mira, solo te voy a preguntar esto, ¿Porque insistes en ayudarlo?— Mad estaba mas serio de lo normal, algo raro para muchos, pero se trataba de su amigo de toda la vida.
—Porque nunca me ha gustado ver a la gente llorar y el es mi guía así que tengo todo el derecho de preocuparme— dijo Emily con la mirada en el suelo, escucho un suspiro de Mad y por fin se digno a responderle.
—Ella era Lucy, fue su Alice hace muchos años, el estaba realmente enamorado de ella, la amaba y ella lo amaba a el, pero nada acabo bien, terminaron matándola frente a los ojos de Logan— los ojos de Mad se mostraban sin brillo alguno. Ahora entendía todo, por eso decía que la extrañaba, debía admitir que sintió un poco de celos pero ahora que supo quien era ella, sintió pena.
—Gracias— fue lo único que pudo salir de la boca de Emily y salió corriendo a toda velocidad, necesitaba hablar con el.




Cuando Emily había llegado al hogar de la liebre, estaba absolutamente vacía, no había ningún rastro de el así que Emily fue a su habitación y se sentó en su cama para observar bien el collar de Lucy. Se la paso un rato susurrando cosas sin sentido hasta que luego de un momento, su cabeza comenzó a tener un dolor horrible, la chica se toco la cabeza tratando de calmar el dolor, pero no resulto, el collar cayo al suelo y ella se arrodillo contra el suelo para luego caer desmayada al piso, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10. Abrió los ojos y de nuevo se encontraba en Wonderland, solo que no en la casa de la liebre, ahora estaba en el lugar donde la liebre había estado llorando, ella frunció el ceño confundida, cuando escucho unas voces cerca, se acerco hacia las voces y vio nada mas ni nada menos que a Logan y Lucy, estaban agarrados de la mano  y Emily sintió un poco de presión en su pecho. Logan le estaba diciendo unas cosas en su odio y Lucy reía, tenia una bonita risa y que decir de su sonrisa, era hermosa. Emily camino hacia ellos y cuando por fin estaba cerca, todo se volvió borroso y el momento cambio, ahora Logan estaba en el piso llorando junto al cuerpo de una chica, era Lucy. El había sufrido demasiado pero ¿Que estaba pasando? Emily tenia mil y un preguntas en la cabeza, una idea se le vino a la cabeza, estaba teniendo un recuerdo de una Alice, esa Alice era Lucy.




Emily volvió a abrir los ojos, todo había vuelto a la normalidad y ahora ella estaba en la cama se Logan tapada, el collar había desaparecido. Rápidamente se levanto y salió del cuarto, la primera imagen que vio fue a un Logan cantando animadamente mientras hacia el desayuno ¿Que ya se le olvido como le había gritado a Emily? Solo lo fulmino con la mirada, era un raro de primera.

—Buenos días— dijo Emily sin gana alguna, luego del recuerdo de esa Alice, no tenia ánimos de hacer nada.
—Oh ¡Hola Alice!— Logan le dedico una gran sonrisa y fue corriendo hacia ella para agarrarla de los hombros y sentarla en frente de la mesa, se fue por un momento y cuando regreso le entrego un plato lleno de pan caliente, ella sonrió inconscientemente. —Bueno, te hice el desayuno porque ayer no fue mi mejor día y fui muy grosero contigo, ademas solo querías ayudarme— acabo riéndose.
—¿Te he dicho que eres muy raro?
—Me lo han dicho muchas veces pero no importa, ahora trágate tu desayuno porque saldremos a dar un paseo— dijo Logan irradiando felicidad, la rubia simplemente alzo una ceja y soltó una carcajada. —¿Que? ¿De que te ríes?— ahora el era quien la miraba con una ceja alzada.
—Enserio, eres muy raro.

La chica se acabo su desayuno rápido, no porque quisiera si no porque Logan le gritaba a cada rato que se apurara. Se puso un vestido blanco con negro y salió de la casa con Logan. El le agarro la mano a Emily, según el por su "seguridad" pero la rubia no le creía nada, caminaban tranquilamente cuando ella le comento el pequeño detalle sobre el recuerdo de la Alice.

—Logan, ayer que me gritaste, dejaste el collar allí, yo solo me acerque a el y lo traje a tu casa, ahí fue donde tuve dolores de cabeza horribles y tuve el recuerdo de tu Alice— hablaba rápidamente por únicamente una razón, tenia miedo de que se enojara.
—Ya lo sabia.
—¿Que?
— Si, cuando me tranquilice, llegue a la casa y me fije si estabas ahí, cuando vi que tenias el collar en la mano, supuse que estabas teniendo un recuerdo así que te levante y te puse en la cama, fin de la historia—la rubia envidiada como Logan podía decir tan fácilmente las cosas, el comenzó a caminar mientras ella seguía pasmada en medio del camino.
—Pero...—Logan no dejo acabar a la chica y grito desde donde estaba.
—Tenemos que apurarnos, el rey organizo una bella comida, y yo seré el cocinero.
—Espera ¿¡Que!? ¿No que íbamos a dar un paseo?— dijo Emily incrédula.
—¡Te mentí!— por alguna razón, sintió que el estaba sonriendo. Ella solo negó con la cabeza divertida y lo alcanzo.
Besitos Lore xx
te amo ana banana:( extraño hablar contigo, boluda:( escribís perfecto, ya estas en la nc, deja de ser tan hermosa:( jariana la rulea, plz :C. el que se mete con jariana y louton, la pagan caro(?) bsfhdfjhfs ya te los reservo, cielo<33 gracias por pasarte, b a i :33
te amo mas lore<3 enserio?<3333333 eres un amor :aah: y gracias por aceptarme<3 but, no soy hermosa:c jariana rlz, ya se que me odias por ni si quiera subir prologo en MAWW. eso si:c se ganara unas buenas tortas >:c de nada<3
avatar


Ver perfil de usuario http://www.bomirillaz.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Dating Losses | nc | audiciones cerradas.

Mensaje por Invitado el Sáb 21 Sep 2013, 6:19 pm

Stefanya escribió:Hola Lore cierto (? Bueno andaba por la sección y vi tu tema.... Y obvió voy a participar porque ame la idea en fin
Mis personajes serían Zayn Malik y Melissa Benoist *_* aquí te dejo el cap.

Aquí :
Los minutos pasaban lentamente odiaba estar en esta situación, los médicos solo caminan enfrente de mi con un aire de superioridad, no entendía porque estaban tan tranquilos cuando mi hermana estaba grave -según lo que escuche-.

- ¿Esta todo bien? - llego el castaño corriendo con los cabello alborotados

Y en este momento Harry Styles el marido de mi hermana estaba parado enfrente de mi. Jessica solo tenía un año de casada y ahora veo que ambos son felices a punto de tener un hijo, realidad que hace que me de cierta vergüenza por haber tenido sentimientos hacia el castaño de cabello rizado, sentimientos que siguen persiguiéndome en mis sueños o fantasías personales.

- Están vigilando al bebe al parecer tiene problemas y Jessica tiene problemas en el corazón - mordí mi labio intentando frenar las lágrimas que se aproximaban en mis ojos haciendo que sintiera el típico picor
- Todo saldrá bien todo saldrá bien...- repetía una y otra vez Harry para sí mismo intentando tranquilizarse

Lo miraba culpable y nostálgica en cierto punto me jure nunca volver a pensar en mal modo con el marido de mi hermana. Prometí que durante todo el tiempo que les deparaba juntos a la pareja feliz no haría nada, solo sentarme y esperar a mi chico ideal pero ahora dudo que ese día pueda ocurrir pronto, puedo estar segura que me quede como toda una solterona en busca de pareja.

- Vuelvo en un momento- voltee a ver a Harry

Se mostraba sumamente nervioso y lloroso su pierna izquierda se movía frenéticamente golpeando el suelo, señal de nerviosismo extremó, tengo el mismo tic y al parecer tenemos los mismo gustos y miedos.
Gire en redondo y comencé a caminar en dirección de la salida, no soportaba el hecho de tener que oler su perfume me enloquecía y provocaba escalofríos en todo mi cuerpo.
El castaño ni si quiera de dio cuenta cuando me marche estaba más entretenido en sus pensamientos y penas propias que en lo que yo estaba haciendo en este momento.
El aire de la ciudad de Londres era frío como siempre acostumbraba ser y daba gracias a los cielos porque se me ocurriera de último momento tomar la bufanda blanca que me había dado mi hermana dos meses antes de esto.
Recogí mi cabello dentro del gorro de estambre que siempre me acompaña en estos días fríos.
No dude ni si quiera dos segundos en mover mis dedos en el pantalón en busca de mi celular, necesitaba escuchar los consejos que me brinda Rebecca cuando estoy nerviosa, triste o intranquila, el que se fuera de la ciudad al parecer nos unió más como nunca, a veces pienso que es una hermana más en vez de solo ser mi mejor amiga.
El celular era frío al contacto y me preguntaba si estaba haciendo lo correcto en llamar a mi amiga a mitad de la noche, pero tenía más miedo de lo que pasaba dentro a lo que me pudiera decir y necesitaba a alguien que me aconsejara, el teléfono timbro de seis a siete veces hasta que alguien levanto con pesadez el teléfono

- Diga - contesto mi amiga del otro lado de la línea con voz cansada y adormilada

Toda la presión de mi día me impedía hablar y lo único que salió de mi boca fueron sollozos que se escuchaban lo bastante penosos. Tanto que los doctores que comían a las afuera del hospital recogieron sus cosas y se adentraron en la clínica para buscar otro lugar en donde cenar.

- ¿Isabelle? - pregunto mi amiga alarmada debió de reconocerme

Cuando Harry se casó con Jessica no hice más que llorar día tras día sintiendo como el chico que había amado estaba con otra chica, mujer que era de mi sangre. Desde ese día iba todas las noches con Rebecca en busca de consuelo; ahora que ella vive lejos todo se desmorona.

- ¿Isabelle estas bien? ¿Paso algo? - pregunto más despierta y alerta a lo que podía decir
- Todo esta cayendo - murmure en un intento de que mi voz no fallará pero al parecer todo era en vano
- ¿A qué te refieres?
- Jessica tuvo un accidente de auto y tuvieron que intervenirla en cuanto antes -trate de que las lágrimas en mi garganta no afectarán en un intento fallido - se esta muriendo Becca - un grito ahogado escapo de los labios y de pronto me sentí mareada
- ¿Estas hablando en serio?
- Ella se iba a quedar conmigo por la noche mientras Harry llegaba de su viaje pero en el camino ocurrió el accidente, tuvieron que sacar al bebe pero ella tiene problemas de corazón y demás, posiblemente no pase la noche - me queje mientras dejaba salir libremente mis lágrimas
- ¿Has visto a Harry? - pregunto presurosa Rebecca y sentí que la estaba asustando más de la cuenta
- Si el llego hace cinco minutos pero sabes que no me puedo acercar a él - mi voz se quebraba repetidas veces mientras trataba de decir una excusa válida para no estar cerca del castaño de ojos verdes.
- Debes de hacerlo Izzy ve que al igual que tú él sufre igual o peor que nadie en estos momentos
- Si pero si me acerco no me contendré - cerré los ojos mientras visualizaba el primer y último beso que tuve con Harry, añoraba tenerlo de nuevo como aquella noche, sólo que ya no podía ser de esa manera - Si lo hago sería como se esperara a que mi hermana hubiera muerto o como si me alegrara de que lo que le paso y no podría cargar con eso

Un silencio se prolongo en la línea y escuche como llaves de un coche repiqueteaban de fondo mientas me imaginaba a Rebecca a punto de salir del departamento, en dirección al hospital

- Entiendo - respondió - ¿En qué hospital estás? Iré a máxima velocidad y llego en dos horas
- En el hospital general Cunberry - suspire mientras escuchaba la puerta del carro de mi amiga
- Voy para allá y hagas lo que hagas...cuida de Harry
- Lo haré - cerré la mano en el celular mientras sentía que estaba haciendo algo incorrecto
- Llego en dos horas - repuso Rebecca y sin despedirse si quiera descolgó la llamada

Bloquee el celular y respire lentamente mientras me quedaba paralizada, ¿Ahora que?, pregunto una vocecita dentro de mi, no sabía si quedarme afuera a esperar a mi amiga o ir adentro y darle apoyo a Harry no sabía que hacer dado que nunca había estado en esta situación, no solo mi hermana esta mal, yo también estoy mal.
Tome varias bocanadas de aire y mucha valentía para después caminar directo a la sala de espera en donde debería de estar Harry, esperando que un doctor se digné a decir noticias sobre Jessica.
El castaño estaba sentado aún moviendo frenéticamente la pierna en un movimiento descontrolado. Suspire soltando la gran cantidad de aire que tenía en mis pulmones y camine hasta la silla para sentarme a dos bancas de distancia, debía de estar segura de no llorar como una nena desquiciada al lado de Harry.

- Isabelle - murmuro levantando la cabeza, dejándome ver sus ojos llorosos - pensaba que te habías ido

Nunca me iría de su lado si me lo pidiera, pensé inconsciente, esperando no haberlo dicho en voz alta. Pero la expresión de dolor e incredulidad del castaño me dejo en claro que no lo había hablado en verdad.

- Sabes que no lo haría- dije en cambio sintiendo como me despedazaba por dentro
- Gracia por el apoyo - sonrió sinceramente y eso valía para mi lo que en un millón de años compensaría
- Siempre estaré para...ustedes dos

Harry solo sonrió de nuevo y volvió a su posición inicial. Mordí mi lengua para no decir algo de lo que posiblemente me iba a arrepentir próximamente, algo que mi mente quería decir pero sabía que era estúpido decirlo ahora.

- Familiares de la señorita Jessica Fantini- escuche la voz ronca del médico que nos había atendido hace poco y por un momento el tiempo se paralizo

Harry se levantó más rápido que yo, solo me límite a llegar a paso lento y escuchar lo poco pero suficiente que decía el doctor.

-...no pudimos hacer demasiado, estaba demasiado delicada y casi muere en la cirugía del bebé, tenemos que informarle que es probable que no pase más allá de esta noche - las lágrimas descendían por mis mejillas al igual que las de Harry - Lo sentimos - el médico agacho la cabeza y con un giro de talones se fue de la sala de espera

Harry se veía devastado y en este momento debía de tener la misma o peor cara, sentía que algo dentro de mi se partía un poco más con todo lo que sucedía a mi alrededor tanto que no podía creer lo que estaba ocurriendo.
Al cabo de veinte minutos de lágrimas, sollozos, algunos gritos ahogados y apoyo mutuo entre Harry y yo nos dejaron pasar a la habitación de Jessica para poder dar el último adiós.
Caminamos quitando algunas lágrimas pero algunas más las sustituían haciendo que la labor de intentar parecer tranquilos y no darle miedo a Jessica estaban siendo en vano.
Al entrar en la habitación la cama estaba perfectamente acomodada y con mi hermana acostada donde su cabello estaba alborotado encima de la sábana blanca y el cabello casi pelirrojo de ella se notaba como fuego.
Harry soltó un pequeño sollozo en silencio y se encaminó, yo me límite a llorar de pie en la entrada del cuarto, sentía como todo se estaba derrumbando por completo y eso lo sentía tan presente, tanto que si fuera algo sólido lo tocaría con mis dedos.
Los ojos verdes de Jessica -heredado por toda la familia- se abrieron perezosamente con un esfuerzo que denotaba lo cansada y débil que se encontraba.

- Hola - susurro con voz baja y ronca, sabía que era una señal de vida pero aún así era algo increíble que me hacia sacar más lágrimas de los ojos.
- Hey Jess - saludo Harry con la voz quebrada y llorosa pero dejo de lagrimear donde notablemente se veía que aguantaba lo más que podía las lágrimas
- ¿Cómo esta el bebé? - pregunto alarmada sintiendo como se quería levantar, pero el castaño la hizo sentar
- Es niña - sonrió a medias tranquilizando a Jessica con las palabras - Esta perfecta ya me aviso el doctor
- Gracias - volvió a susurrar más para sí que para su marido
- Jess tu hermana Izzy esta aquí - sentí como algo se estrujaba dentro de mi, mientras Jessica me veía con un sonrisa tranquila cruzaba su rostro
- Hola compañera - susurro y recordé las miles de veces que me había dicho eso cuando cubría cualquier travesura que hacia
- Hola - susurre con la voz más débil que la de ella

Me acerque a la cama y tome su mano derecha mientas Harry hacia lo mismo con la izquierda.
Los minutos pasaron y comenzamos a hablar y llorar de los recuerdos que teníamos los tres con ella. Harry y su boda y una que otra cosa íntima de la cual no me debí de enterar nunca, mientas yo relataba esas veces de nuestra infancia. Era todo tan normal como hubiera sido cualquier día, pero como siempre todo llega a su fin y ese fin estaba en la entrada de la puerta.

- Antes de todo quiero que prometen algo- dijo con la voz más baja que hace un momento
- Lo que desees - dijo Harry con la mano sobre la de ella
- Quiero que cuiden de Isabelle - sonrió levemente

Pero había un pequeño error, ella había dicho mi nombre no el de otra persona, había confusión en mis ojos y Jess al verla continuo

- Es como decidí ponerle a la niña - sonrió de nuevo y como en veces anteriores algo interior crujió mil veces más
- Buena elección - susurro Harry sonriendo mientras Jessica pestañeaba lentamente
- Cuiden ella - susurro y su poca fuerza aflojo y con ella sus ojos se cerraron.

Harry intento moverla pero era inevitable lo sabía y él también, todo había acabado, no quedaba nada que podía hacer para que ella volviera y viera crecer a su hija, volví a llorar y al ver que Harry estaba en las mismas o peores condiciones tome valentía y camine fuera de la habitación, los pies me temblaban al igual que las rodillas, todo había terminado y sentía que yo junto con todo.
Ya en la sala de espera una melena castaña apareció de pronto donde al momento la identifique que era Rebecca, cuando hablaba de exceso de velocidad lo decía en serio.
Sólo logre dar tres pasos más antes de desplomarme en los brazos de mi amiga.

- Izzy tranquila - acaricio mi cabello mientras intentaba tranquilizarme en vano
- Jessica murió Becca...Jessy murió- solloce mientras ella me recibía el abrazo con pésame e incredulidad.

Aquí te dejo el escrito perdona si hay errores pero no pude corregirlo y es lo único que tengo en el celular ya que ahora me quitaron la laptop. También perdona que no le ponga color al spoiler solo que es muy difícil desde el celular :3 bueno sin más que decir espero tu respuesta
Saludos
Oh, Stef tenía tantas ganas de tenerte por acá :C. bc es bueno saber que mi telepatía sirve(?) XDDD, y como dije me encanta tu forma de escribir muy bonito :C. pero el Lucho is mine :meh: elige otro, cielo. De igual forma, muchas gracias, y te reservo a Melissa. b a i<33
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Dating Losses | nc | audiciones cerradas.

Mensaje por Kurisu el Sáb 21 Sep 2013, 6:23 pm

Lore. escribió:
Stefanya escribió:Hola Lore cierto (? Bueno andaba por la sección y vi tu tema.... Y obvió voy a participar porque ame la idea en fin
Mis personajes serían Zayn Malik y Melissa Benoist *_* aquí te dejo el cap.

Aquí :
Los minutos pasaban lentamente odiaba estar en esta situación, los médicos solo caminan enfrente de mi con un aire de superioridad, no entendía porque estaban tan tranquilos cuando mi hermana estaba grave -según lo que escuche-.

- ¿Esta todo bien? - llego el castaño corriendo con los cabello alborotados

Y en este momento Harry Styles el marido de mi hermana estaba parado enfrente de mi. Jessica solo tenía un año de casada y ahora veo que ambos son felices a punto de tener un hijo, realidad que hace que me de cierta vergüenza por haber tenido sentimientos hacia el castaño de cabello rizado, sentimientos que siguen persiguiéndome en mis sueños o fantasías personales.

- Están vigilando al bebe al parecer tiene problemas y Jessica tiene problemas en el corazón - mordí mi labio intentando frenar las lágrimas que se aproximaban en mis ojos haciendo que sintiera el típico picor
- Todo saldrá bien todo saldrá bien...- repetía una y otra vez Harry para sí mismo intentando tranquilizarse

Lo miraba culpable y nostálgica en cierto punto me jure nunca volver a pensar en mal modo con el marido de mi hermana. Prometí que durante todo el tiempo que les deparaba juntos a la pareja feliz no haría nada, solo sentarme y esperar a mi chico ideal pero ahora dudo que ese día pueda ocurrir pronto, puedo estar segura que me quede como toda una solterona en busca de pareja.

- Vuelvo en un momento- voltee a ver a Harry

Se mostraba sumamente nervioso y lloroso su pierna izquierda se movía frenéticamente golpeando el suelo, señal de nerviosismo extremó, tengo el mismo tic y al parecer tenemos los mismo gustos y miedos.
Gire en redondo y comencé a caminar en dirección de la salida, no soportaba el hecho de tener que oler su perfume me enloquecía y provocaba escalofríos en todo mi cuerpo.
El castaño ni si quiera de dio cuenta cuando me marche estaba más entretenido en sus pensamientos y penas propias que en lo que yo estaba haciendo en este momento.
El aire de la ciudad de Londres era frío como siempre acostumbraba ser y daba gracias a los cielos porque se me ocurriera de último momento tomar la bufanda blanca que me había dado mi hermana dos meses antes de esto.
Recogí mi cabello dentro del gorro de estambre que siempre me acompaña en estos días fríos.
No dude ni si quiera dos segundos en mover mis dedos en el pantalón en busca de mi celular, necesitaba escuchar los consejos que me brinda Rebecca cuando estoy nerviosa, triste o intranquila, el que se fuera de la ciudad al parecer nos unió más como nunca, a veces pienso que es una hermana más en vez de solo ser mi mejor amiga.
El celular era frío al contacto y me preguntaba si estaba haciendo lo correcto en llamar a mi amiga a mitad de la noche, pero tenía más miedo de lo que pasaba dentro a lo que me pudiera decir y necesitaba a alguien que me aconsejara, el teléfono timbro de seis a siete veces hasta que alguien levanto con pesadez el teléfono

- Diga - contesto mi amiga del otro lado de la línea con voz cansada y adormilada

Toda la presión de mi día me impedía hablar y lo único que salió de mi boca fueron sollozos que se escuchaban lo bastante penosos. Tanto que los doctores que comían a las afuera del hospital recogieron sus cosas y se adentraron en la clínica para buscar otro lugar en donde cenar.

- ¿Isabelle? - pregunto mi amiga alarmada debió de reconocerme

Cuando Harry se casó con Jessica no hice más que llorar día tras día sintiendo como el chico que había amado estaba con otra chica, mujer que era de mi sangre. Desde ese día iba todas las noches con Rebecca en busca de consuelo; ahora que ella vive lejos todo se desmorona.

- ¿Isabelle estas bien? ¿Paso algo? - pregunto más despierta y alerta a lo que podía decir
- Todo esta cayendo - murmure en un intento de que mi voz no fallará pero al parecer todo era en vano
- ¿A qué te refieres?
- Jessica tuvo un accidente de auto y tuvieron que intervenirla en cuanto antes -trate de que las lágrimas en mi garganta no afectarán en un intento fallido - se esta muriendo Becca - un grito ahogado escapo de los labios y de pronto me sentí mareada
- ¿Estas hablando en serio?
- Ella se iba a quedar conmigo por la noche mientras Harry llegaba de su viaje pero en el camino ocurrió el accidente, tuvieron que sacar al bebe pero ella tiene problemas de corazón y demás, posiblemente no pase la noche - me queje mientras dejaba salir libremente mis lágrimas
- ¿Has visto a Harry? - pregunto presurosa Rebecca y sentí que la estaba asustando más de la cuenta
- Si el llego hace cinco minutos pero sabes que no me puedo acercar a él - mi voz se quebraba repetidas veces mientras trataba de decir una excusa válida para no estar cerca del castaño de ojos verdes.
- Debes de hacerlo Izzy ve que al igual que tú él sufre igual o peor que nadie en estos momentos
- Si pero si me acerco no me contendré - cerré los ojos mientras visualizaba el primer y último beso que tuve con Harry, añoraba tenerlo de nuevo como aquella noche, sólo que ya no podía ser de esa manera - Si lo hago sería como se esperara a que mi hermana hubiera muerto o como si me alegrara de que lo que le paso y no podría cargar con eso

Un silencio se prolongo en la línea y escuche como llaves de un coche repiqueteaban de fondo mientas me imaginaba a Rebecca a punto de salir del departamento, en dirección al hospital

- Entiendo - respondió - ¿En qué hospital estás? Iré a máxima velocidad y llego en dos horas
- En el hospital general Cunberry - suspire mientras escuchaba la puerta del carro de mi amiga
- Voy para allá y hagas lo que hagas...cuida de Harry
- Lo haré - cerré la mano en el celular mientras sentía que estaba haciendo algo incorrecto
- Llego en dos horas - repuso Rebecca y sin despedirse si quiera descolgó la llamada

Bloquee el celular y respire lentamente mientras me quedaba paralizada, ¿Ahora que?, pregunto una vocecita dentro de mi, no sabía si quedarme afuera a esperar a mi amiga o ir adentro y darle apoyo a Harry no sabía que hacer dado que nunca había estado en esta situación, no solo mi hermana esta mal, yo también estoy mal.
Tome varias bocanadas de aire y mucha valentía para después caminar directo a la sala de espera en donde debería de estar Harry, esperando que un doctor se digné a decir noticias sobre Jessica.
El castaño estaba sentado aún moviendo frenéticamente la pierna en un movimiento descontrolado. Suspire soltando la gran cantidad de aire que tenía en mis pulmones y camine hasta la silla para sentarme a dos bancas de distancia, debía de estar segura de no llorar como una nena desquiciada al lado de Harry.

- Isabelle - murmuro levantando la cabeza, dejándome ver sus ojos llorosos - pensaba que te habías ido

Nunca me iría de su lado si me lo pidiera, pensé inconsciente, esperando no haberlo dicho en voz alta. Pero la expresión de dolor e incredulidad del castaño me dejo en claro que no lo había hablado en verdad.

- Sabes que no lo haría- dije en cambio sintiendo como me despedazaba por dentro
- Gracia por el apoyo - sonrió sinceramente y eso valía para mi lo que en un millón de años compensaría
- Siempre estaré para...ustedes dos

Harry solo sonrió de nuevo y volvió a su posición inicial. Mordí mi lengua para no decir algo de lo que posiblemente me iba a arrepentir próximamente, algo que mi mente quería decir pero sabía que era estúpido decirlo ahora.

- Familiares de la señorita Jessica Fantini- escuche la voz ronca del médico que nos había atendido hace poco y por un momento el tiempo se paralizo

Harry se levantó más rápido que yo, solo me límite a llegar a paso lento y escuchar lo poco pero suficiente que decía el doctor.

-...no pudimos hacer demasiado, estaba demasiado delicada y casi muere en la cirugía del bebé, tenemos que informarle que es probable que no pase más allá de esta noche - las lágrimas descendían por mis mejillas al igual que las de Harry - Lo sentimos - el médico agacho la cabeza y con un giro de talones se fue de la sala de espera

Harry se veía devastado y en este momento debía de tener la misma o peor cara, sentía que algo dentro de mi se partía un poco más con todo lo que sucedía a mi alrededor tanto que no podía creer lo que estaba ocurriendo.
Al cabo de veinte minutos de lágrimas, sollozos, algunos gritos ahogados y apoyo mutuo entre Harry y yo nos dejaron pasar a la habitación de Jessica para poder dar el último adiós.
Caminamos quitando algunas lágrimas pero algunas más las sustituían haciendo que la labor de intentar parecer tranquilos y no darle miedo a Jessica estaban siendo en vano.
Al entrar en la habitación la cama estaba perfectamente acomodada y con mi hermana acostada donde su cabello estaba alborotado encima de la sábana blanca y el cabello casi pelirrojo de ella se notaba como fuego.
Harry soltó un pequeño sollozo en silencio y se encaminó, yo me límite a llorar de pie en la entrada del cuarto, sentía como todo se estaba derrumbando por completo y eso lo sentía tan presente, tanto que si fuera algo sólido lo tocaría con mis dedos.
Los ojos verdes de Jessica -heredado por toda la familia- se abrieron perezosamente con un esfuerzo que denotaba lo cansada y débil que se encontraba.

- Hola - susurro con voz baja y ronca, sabía que era una señal de vida pero aún así era algo increíble que me hacia sacar más lágrimas de los ojos.
- Hey Jess - saludo Harry con la voz quebrada y llorosa pero dejo de lagrimear donde notablemente se veía que aguantaba lo más que podía las lágrimas
- ¿Cómo esta el bebé? - pregunto alarmada sintiendo como se quería levantar, pero el castaño la hizo sentar
- Es niña - sonrió a medias tranquilizando a Jessica con las palabras - Esta perfecta ya me aviso el doctor
- Gracias - volvió a susurrar más para sí que para su marido
- Jess tu hermana Izzy esta aquí - sentí como algo se estrujaba dentro de mi, mientras Jessica me veía con un sonrisa tranquila cruzaba su rostro
- Hola compañera - susurro y recordé las miles de veces que me había dicho eso cuando cubría cualquier travesura que hacia
- Hola - susurre con la voz más débil que la de ella

Me acerque a la cama y tome su mano derecha mientas Harry hacia lo mismo con la izquierda.
Los minutos pasaron y comenzamos a hablar y llorar de los recuerdos que teníamos los tres con ella. Harry y su boda y una que otra cosa íntima de la cual no me debí de enterar nunca, mientas yo relataba esas veces de nuestra infancia. Era todo tan normal como hubiera sido cualquier día, pero como siempre todo llega a su fin y ese fin estaba en la entrada de la puerta.

- Antes de todo quiero que prometen algo- dijo con la voz más baja que hace un momento
- Lo que desees - dijo Harry con la mano sobre la de ella
- Quiero que cuiden de Isabelle - sonrió levemente

Pero había un pequeño error, ella había dicho mi nombre no el de otra persona, había confusión en mis ojos y Jess al verla continuo

- Es como decidí ponerle a la niña - sonrió de nuevo y como en veces anteriores algo interior crujió mil veces más
- Buena elección - susurro Harry sonriendo mientras Jessica pestañeaba lentamente
- Cuiden ella - susurro y su poca fuerza aflojo y con ella sus ojos se cerraron.

Harry intento moverla pero era inevitable lo sabía y él también, todo había acabado, no quedaba nada que podía hacer para que ella volviera y viera crecer a su hija, volví a llorar y al ver que Harry estaba en las mismas o peores condiciones tome valentía y camine fuera de la habitación, los pies me temblaban al igual que las rodillas, todo había terminado y sentía que yo junto con todo.
Ya en la sala de espera una melena castaña apareció de pronto donde al momento la identifique que era Rebecca, cuando hablaba de exceso de velocidad lo decía en serio.
Sólo logre dar tres pasos más antes de desplomarme en los brazos de mi amiga.

- Izzy tranquila - acaricio mi cabello mientras intentaba tranquilizarme en vano
- Jessica murió Becca...Jessy murió- solloce mientras ella me recibía el abrazo con pésame e incredulidad.

Aquí te dejo el escrito perdona si hay errores pero no pude corregirlo y es lo único que tengo en el celular ya que ahora me quitaron la laptop. También perdona que no le ponga color al spoiler solo que es muy difícil desde el celular :3 bueno sin más que decir espero tu respuesta
Saludos
Oh, Stef :AA:tenía tantas ganas de tenerte por acá :C. bc es bueno saber que mi telepatía sirve(?) XDDD, y como dije me encanta tu forma de escribir :AA:muy bonito :C. pero el Lucho is mine :meh:elige otro, cielo. De igual forma, muchas gracias, y te reservo a Melissa. b a i<33
Enserio (? Gracias tu telepatía es sensacional (? Si me di cuenta tarde cuando había postrado me acorde el tema de Lucho XD lamento los inconvenientes bc entonces sería por el Zayncho por favor gracias
Saludos

___________________________________________

'Cause tonight I'm feeling like an astronaut, Sending SOS from this tiny box, To the lonely people
that the world forgot, Are you out there?, 'Cause you're all I've got?
avatar


Ver perfil de usuario https://maschxnny.tumblr.com/
------
------

Volver arriba Ir abajo

Re: Dating Losses | nc | audiciones cerradas.

Mensaje por Invitado el Sáb 21 Sep 2013, 6:45 pm

Stef, el morocho esta pendiente con la camito XDDD, si al final ella dice que no quiere estar, automáticamente es tuyo. Si ella decide quedarse, te quedas con otro. ¿Cual sería?
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Dating Losses | nc | audiciones cerradas.

Mensaje por Kurisu el Sáb 21 Sep 2013, 7:25 pm

El chico a segunda opción sería ammm creo Blake Jenner C:

___________________________________________

'Cause tonight I'm feeling like an astronaut, Sending SOS from this tiny box, To the lonely people
that the world forgot, Are you out there?, 'Cause you're all I've got?
avatar


Ver perfil de usuario https://maschxnny.tumblr.com/
------
------

Volver arriba Ir abajo

Re: Dating Losses | nc | audiciones cerradas.

Mensaje por Invitado el Sáb 21 Sep 2013, 7:48 pm

Stefanya escribió:El chico a segunda opción sería ammm creo Blake Jenner C:
vale c:
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Dating Losses | nc | audiciones cerradas.

Mensaje por Haven. el Sáb 21 Sep 2013, 8:22 pm

Lore. escribió:
The Dreamer Girl escribió:Hola Lore c: Yo quiero audicionar :A:supongo que como necesitas 10 chicas podemos audicionar por otros chicos que no sean de 1D, so iré por

Luke Hemmings|Ellen Page

mi cap :


Capitulo 1.
Storm Dawson||Harry Styles. [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


El sonido de mis tacones color beige resonaba por toda la calle del vecindario, mientras me dirigía al Beatle Volksawen color azul marino que papá me regalo en mi cumpleaños número dieciséis, que estaba estacionado frente a mi casa.

Aún no me convencía del todo asistir a esa estúpida fiesta, pero Leila & Annie tenían razón, yo era la representante de todos el alumnado, tenía que asistir a eventos sociales de vez en cuando, y si una reunión en casa del rey de las fiestas Justin Bieber, no era un evento social, nada lo era.
Subí a mi escarabajo, encendí el estéreo y conecté mi iPod. Aleatoriamente comenzó Rock 'N 'Roll High School, bien, algo de The Ramones me ayudaría a tener una actitud positiva y esa canción representaba lo que yo no podía hacer. Probablemente por eso me gustaba tanto. Giré la llave en el switch y puse la palanca en la opción de reversa, tarareando la canción.
Tal vez no sería una tarde tan mala.

{......}

Aparqué una dos cuadras antes, anticipando el lote de autos que ya estarían estacionados rodeando la calle de la casa Bieber, acertada decisión. Parecía que toda la población estudiantil del James Callaghan estaba aquí.

Salí del auto y caminé hasta la puerta de la gran mansión. Toqué el timbre una vez, una parte de mí, esperaba que nadie abriera, así tendría alguna excusa para no estar aquí y podría volver a casa y terminar la tarea de historia. Desgraciadamente eso no sucedió. Justin mismo fue quien me abrió.

—Vaya, vaya: Storm Dawson. Tenemos a la realeza de la escuela aquí—bromeó con su sonrisa encantadora y sus ojos pardos con aires de diversión.

—Me parece que la realeza de la escuela es el dueño de la casa—le respondí con una sonrisa.

—Rey Justin Bie.. no, no: Rey Justin Drew Bieber—dijo para si mismo—Me gusta—se dirigió esta vez a mí—. Anda, pasa y diviértete.

Abrió más la puerta dándome paso a la acalorada fiesta. Justin era un buen chico, por más fama de fiestero rompecorazones que tuviera, a mí me caía bien. Si, tal vez sólo lo decía porque nunca había caído en sus encantos, pero en las contadas veces que habíamos hablado, era amable y divertido.
Justin se alejó cuando una de las chicas lo llamó. Cerró la puerta detrás de mí y me adentré en el mar de adolescentes alegres. Realmente estaban todos. Como presidenta de la sociedad de alumnos, había tenido que convivir con cada grupo social de la escuela y ahora estaban ahí reunidos, cosa que parecía increíble.

Decidí evitar las bebidas y botanas, dado que no quería ensuciar mi preciado vestido blanco ligero que casi nunca usaba. Me dirigí a la sala de estar, en busca del par de chicas que me había convencido de venir. Leila y Annie eran mis dos co-vicepresidentas, unas gemelas idénticas cuya única diferencia eran las mechas californianas en el cabello de Leila. Ellas seguramente estarían aquí, tenían una extraña obsesión con Zayn Malik, creían que podían sacar el lado dulce que nadie más había podido. Yo sabía que ninguna de las dos, dado que eran prácticamente iguales, era el tipo de chica con la que el rebelde moreno saldría, sin embargo era entretenido observarlas discutir.

Creí divisar la cabellera de Annie en un pequeño grupo de personas, así que me acerqué a ella y le toqué el hombro. Pero no era Annie.

—Perdona, te confundí con una amiga—me apresuré a decirle a la chica.

—No hay problema ¿Eres Storm Dawson no?—me sonrió tímida.

—Si, lo soy ¿Nos conocemos de alguna parte?—su rostro me parecía familiar.

—Soy Sophia Smith, vote por ti y me entregaste mis medallas de natación, arco y flecha, tennis y volleyball el semestre pasado—me contestó con un leve encogimiento de hombros.

—Oh, claro. Gracias por tu voto. Me parecías conocida, sólo que luces diferente sin todos esos uniformes—le respondí la sonrisa.

—Me lo han dicho.

Comenzamos a charlar y era una chica muy divertida y alegre a pesar de su timidez inicial. No se cuanto tiempo hablamos, antes de que me pidiera que la acompañara al baño.

—En estas fiestas, nadie toca antes de entrar—comentó disgustada y acepté cuidarla, riendo.

Sophia entró al baño y me recargué en la elegante puerta de roble. Aún no veía a Annie o Leila, pero la estaba pasando genial.

—¿Disculpa, podrías retirarte? Estás obstruyendo la entrada—me reclamó en tono agridulce una hermosa rubia. No era cualquier rubia, dios mío, era Jane Summers.
La realeza de la escuela si estaba aquí.

—Creo que ese es mi propósito—respondí no muy convencida de como debía tratarla.

Era de las chicas más populares de la escuela, conocida y respetado por cada estudiante e incluso maestro. Y yo le estaba impidiendo descargar su vejiga.

—¿Tu propósito es impedir a los demás hacer pipí?—ahora sonaba como una diva.

—Mi propósito es que mi amiga pueda hacer del baño sin ser interrumpida.
Jane hizo una mueca, claramente estaba disgustada, pero suspiró, cosa que interpreté como una rendición. Cruzó las piernas y los brazos, para después recargarse en la pared a mi lado.

—Dawson ¿verdad?—preguntó un poco más amable, aunque aún un poco fastidiada.

—Si, y tú eres Jane Summers—observé suavizando mi tono.

—Eso no me sonó a pregunta.

—No lo fue, todos saben quien eres—comenté.

—Lo sé—sonrió casi egocéntrica, pero luego su mirada se volvió de admiración—Es por eso que me sorprendió la forma en que me contestaste.

Abrí los ojos.

—No quise ser grosera—me disculpé. En ocasiones sonaba ruda sin que esa fuera mi intención.

—Tranquila, está bien solo... ¿me harías un favor?

—Claro.

—¿Cuidarías la puerta para mí también?

{......}

Sophia, Jane y yo nos sentamos en un sillón y cuando las personas en la sala, también usada como pista de baile, comenzaron a dirigirse a la entrada, Jane con su poder de abeja reina, retuvo a una chica por la muñeca. La pelirroja aún desconocida se volteó a verla con una mezcla de sorpresa y confusión.

—¿A dónde van todos?—inquirió Jane exigente.

—Acaban de llegar—exclamó emocionada—. El auto de Harry Styles esta aparcando en la entrada.—dijo para liberarse de la mano de la rubia y correr con el resto de las chicas.

—Agh, esos chicos tienen el ego más grande que Rusia.—rodó los ojos Jane.

—Si bueno, no podemos negar que son muy guapos—repuso Sophia dando un sorbo a su vaso de refresco.

—Aún así, eso no les da derecho a tratar a los demás como se les de la gana—repliqué.

—Vale, pero tampoco es que Jane aquí trate muy bien a los demás—indicó Sophia algo incómoda.

—Es diferente—repuso Jane—, Styles por ejemplo, se lleva a la cama a una pobre tonta cada noche y después las desprecia como a pañuelos. Yo jamás haría algo así.

—Oh por favor Summers, tu también desprecias chicos como a pañuelos-una voz burlona intervino en la conversación. Era Elizabeth Scodelario. Vaya, mas realeza estudiantil.

—Ah, pero jamás los he mentido a mi cama Effy, además ellos son hombres—Jane le respondió con total naturalidad, lo que me dejó un poco confundida.

Era extraño ver a la rubia y a la castaña hablar, de hecho creo que jamás las había visto entablar conversación. A pesar de que las dos eran populares, tenían su propio círculo de seguidores, por así decirlo.

—En eso tienes razón. Los hombres especialmente a esta edad sólo piensan en una cosa, yo lo sé, tengo hermanos—Elizabeth se sentó con confianza a nuestro lado en el brazo del sofá.
Sophia me miró como peguntando qué sucedía, pero no supe responderle.

—Si bueno. ¿A qué debemos el placer de tu compañía?—preguntó Jane sin rodeos.

—Todos han ido a ver a los tontos bajar de un auto y dicen que va a haber un juego o algo así. Ustedes parecen tener cerebro.

—Parece que los idiotas nos reunieron—habló Sophia—. Un gusto Elizabeth, soy Sophia Smith.

—Llámame Effy—pidió ella y pasó su vista a mi—A ti te conozco.

{......}

Al disparejo grupo que habíamos formado, se habían sumado dos chicas más a las que sinceramente no conocía. Paola Odair, una chica lista y linda que era bastante amigable y Perrie Roth, una chica de cabello verde que nos dimos cuenta que estaba sola mirando a los demás con desprecio, pero resultó una buena conversadora.

—¡Hora de jugar!—anunció la voz de Justin interrumpiendo la música.

Deseé haberle preguntado a Effy de qué se trataba el juego que estaba planeando, pero era demasiado tarde. La voz del rubio había emocionado a todos los asistentes.

—¿Alguien ha escuchado el juego de 7 minutos en el paraíso?—preguntó y una exclamación de afirmación entre los presentes le siguió—Bueno, me alegra informarle a las damas, que seis afortunadas tendrán la suerte de jugarlo con mis amigos y su servidor.

La exclamación fue mayor esta vez, pues eran los chillidos de cada chica en en le fiesta, excepto de nuestro pequeño grupo.

—Pero que idiotez—murmuró Effy rodando los ojos lo suficientemente bajo como para que sólo nosotras escucháramos. O tal vez no.

—¿Escucharon algo?—inquirió repentinamente Justin—Parece que se ha formado un interesante grupo aquí—caminó en nuestra dirección.

La multitud hizo un espacio para que llegara hasta nuestro grupo.

—No molestes Justin—dijo Jane.

—Búscate otras perras para tus juegos—habló Paola valiente.

—Me parece que ustedes son las que estaba buscando.—respondió Justin.

—¿Acabas de llamarnos perras?—gruñó Perrie.

—Bueno... no quise decir eso. Me refería a que ustedes son las candidatas perfectas.

—Creo que pasamos—hablé sonriendo fingidamente. Todas asintieron.

—Bah, no creí que fueran unas gallinas aburridas—nos retó y los demás abuchearon, como si nos importara.

—No somos gallinas—Sophia frunció el ceño.

—Entonces vamos a jugar—sonrió.

—Bien—sentenció Effy—no dejaré que un idiota nos llame gallinas.

—Perfecto señoritas—habló complacido, ignorando el insulto de la castaña.—Uno de mis amigos esta en el armario de allá. ¿Quién va a ser la primera?—Nos miramos entre nosotras ¿quién iba a ser la primera?—¿Qué tal la presidenta?—sugirió burlón. Traté de que mi rostro no trasluciera el horror que sentía—Si, tu, vamos Storm, ven acá.

¿Había dicho que Justin me caía bien? Corrección. Lo odiaba.

Me levanté valiente de mi asiento, aunque estaba nerviosa. Uno de los idiotas me esperaba en un closet. Peor aún, un idiota experimentado, y yo era más inexperimentada que mi prima Alice de once años, al menos ella ya había dado su primer beso. Mierda ¿y si él se daba cuenta? Justin extendió una mano hacia mí y rodando los ojos para parecer relajada la tomé. Vi entre la multitud a Leila y Annie, en buen momento llegaban, me miraron con los ojos demasiado abiertos, sorprendidas. Todo esto era su culpa, si no me hubieran incitado a venir o mejor aún, si hubieran aparecido más temprano, yo no estaría a punto de entrar a un closet de la mano de Justin Bieber.

Llegamos a la puerta del armario, pero antes de entrar, Justin me puso un antifaz de esos que las personas usan para dormir, de modo que no podía ver nada mas que destellos de luz rodeando la silueta del antifaz.

—¿Lista?—me pregunta cínico.—Tienen siete minutos, la música los cuenta, cuando paren solo tendrás diez segundos para arreglarte.

Asentí con expresión desinteresada y él soltó mi mano. Escuché la puerta abrirse y entre, cuidando que las piernas no me fallaran. La puerta se cerró.

Ahora si no podía ver nada, aunque si podía oler. Olía a colonia, colonia varonil malditamente atractiva, y se escuchaba una suave respiración no muy lejos, además de la música afuera, contabilizando el tiempo. Oí un click y luego pude volver a ver destellos de luz pero más tenues, después una exclamación de sorpresa.

—¿Dawson?—inquirió una voz ronca.

Oh, no. No, no, no, no. Que no fuera él por favor.

—¿Y tú eres?—intenté sonar firme, pero salió todo lo contrario.

—No creí que fueras tan atrevida como para jugar a esto—esquivó mi pregunta y por el calor que emanaba su cuerpo supe estaba más cerca de mi.

Retrocedí, chocando contra la puerta.

—Escucha, yo no hago estas cosas—advertí con voz temblorosa, me sentía indefensa.

—Oye, tranquila, no tenemos que hacer nada que no quieras—sentí sus dedos deslizarse por mis pómulos, por suerte no reaccioné para quitarlos, pues él retiró el antifaz de mis ojos.

¡Vaca sagrada! Si era él. ¿Porqué? ¿Porqué me había tocado el peor de todos? ¿Porqué a mi? ¿Y porqué el estaba siendo tan dulce? ¿Era alguna clase de estrategia?

Bajo la escasa luz que brindaba un foco en el techo, el demonio de cabello rizado con ojos verdes inspeccionaba mi reacción con una petulante sonrisa que marcaba sus hoyuelos. Tragué saliva reflexionando su ofrecimiento.

—¿En serio?—lo cuestioné no muy convencida.

—Claro. Yo jamás le haría nada a una chica en contra de su voluntad, en especial a una tan bonita—me tranquilizó y suspiré ruborizada, seguramente usaba esas palabras con todas, pero se sentía lindo escucharlo viniendo de alguien que parecía un adonis que escapó de una galería de arte. Seguía un poco incómoda por su cercanía, este espacio era como de un metro y medio por un metro y medio, restándole el espacio que ocupaba la ropa más el que ocupaban nuestros cuerpos... Si, hacía cálculos cuando me ponía nerviosa—Aunque, luces algo tensa— Styles me distrajo ladeando la cabeza como para observarme mejor, y con agilidad, se movió hasta quedar a milímetros de mí, aunque sin tocarme en ningún momento, sin embargo, su mirada me hacía sentir como si me estuviera observando desnuda—Yo podría ayudarte a relajarte—agregó en un tono bajo y seductor que me desarmó.

—¿C... c.. cómo?—balbuceé y me dí de bofetadas interiormente por preguntar semejante tontería.

Styles sonrió esta vez sin mostrar los dientes, acercando sus labios hasta que chocaron con los míos. Me quedé sorprendida ¡Era mi primer beso!¡Y con Harry Styles! No sabía que hacer, no sabía dónde poner las manos, no sabía como responderle, lo único que supe, fue que cuando sus manos acunaron mi cintura y apretó su cuerpo contra el mío, todas mis paredes se derrumbaron.

Deslicé mis manos por sus brazos, sintiendo lo fuerte que era bajo la tela e su camisa negra. Sus labios comenzaron a moverse con más intensidad, y yo le seguí el ritmo, dejándome llevar. Después sentí su lengua pidiendo permiso para entrar en mi boca y se lo concedí de buena gana, subiendo mis dedos hasta su cabello sedoso. No se cuanto estuvimos así, pero de un momento a otro, el comenzó a bajar su boca por la piel de mi cuello, acariciándola con los dientes y  dando pequeños besos húmedos, abrumada por las sensaciones eché mi cabeza para atrás, dándole mayor acceso, y sus manos comenzaron a brindar caricias en mis piernas descubiertas, apretándolas con pasión y luego dulcemente.

Ya estaba completamente perdida cuando lo obligué a subir las manos y lo empujé hacia la pared, comenzé a desabrochar los botones de su camisa mientras el recorría mi figura con sus manos. Me incliné y comenzé a besar su pecho en cuanto la camisa estuvo por completo abierta, recorriendo su abdomen curiosa. Harry puso su manos en mis mejillas, para que volviera a verlo volviéndome a besar en los labios, empezó a bajar delicadamente los tirantes del vestido, cuando escuché la música parar.

—¡Tiempo!—exclamó la voz de Justin—¡10... 9...— Styles y yo nos separamos abruptamente y comenzé a bajar mi vestido y arreglarlo, pasé una mano por mi cabello que por suerte llevaba suelto—8... 7...— lo observé abrochando los botones de su camisa—6... 5.. 4...— Harry me miró cuando terminó, y me besó con pasión de nuevo—3... 2... —nos miramos por última vez y me sonrió complacido—1...—Justin abrió la puerta y los dos salimos.

Agaché la cabeza sonrojada, mientras sentía la mirada de todos sobre mi.

Madre mía. ¿Que había hecho?
Oh, Niku ¡Genial! Muy bonito escrito, todo a de maravilla y ya no se que mas decir :C. me encanto, y ya te los reservo :C. muchas gracias por pasarte, y besotes<33
jksdl Gracias:3 khsa acabas de aceptarme y ya quiero empezar XD
¡Besotes!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dating Losses | nc | audiciones cerradas.

Mensaje por Invitado el Sáb 21 Sep 2013, 8:35 pm

abriré el tema de fichas, y esperaremos que dice camito si se queda o no :C. bc así buscamos a otra si no acepta.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Dating Losses | nc | audiciones cerradas.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.