O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Que estás escuchando ....
Ayer a las 10:57 pm por sagittarius

» Abecedario de Nombres |3|
Ayer a las 10:54 pm por sagittarius

» Only the strongest can survive.
Ayer a las 10:44 pm por lovesick

» ♡ snow flower.
Ayer a las 10:31 pm por sagittarius

» new rules ♡ muro interactivo
Ayer a las 9:44 pm por parachutes.

» I solemnly swear that I am up to no good.
Ayer a las 8:46 pm por prinsloo.

» daydreamin'. ♡
Ayer a las 7:56 pm por bwiyomi.

» Crazy thoughts of a sinister mind
Ayer a las 7:50 pm por Andy Belmar.

» Caught in a lie.-pvt
Ayer a las 7:22 pm por Karasuno

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Avengers' Daughters | Audiciones cerradas| N.C

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Avengers' Daughters | Audiciones cerradas| N.C

Mensaje por kai. el Sáb 08 Mar 2014, 5:10 pm

Yo aun tengo a mis personajes? Siempre quise hacer esta novela.
avatar


Ver perfil de usuario http://kyukyung.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Avengers' Daughters | Audiciones cerradas| N.C

Mensaje por Eddie el Sáb 08 Mar 2014, 5:20 pm

anderlysbella escribió:*inserte un gif zouis aquí* Holaaa pueden decirme Andy o Ands ame infinitamente :baba:la idea me gusta mucho(demasiado) the avengers :A:tengo que audicionar dfbcjapajdkakakaj me he enamorado de todoa los roles pero definitivamente audicionare por Zayn, yeihhh la hija de Thor(no tienen idea de cuantas veces he visto Thor) y Jane *o*.
Te dejo mi ficha mañana junto al gif, ya que estoy desde mi celular..besos

¡Hola Andy!
Creí que iba a ser ignorada c:
Yo también amo The Avengers :3
¡Claro, esta bien! :)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Avengers' Daughters | Audiciones cerradas| N.C

Mensaje por Eddie el Sáb 08 Mar 2014, 5:27 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Yo aun tengo a mis personajes? Siempre quise hacer esta novela.

Sí. Los tienes :D
Asdfghjklñ!!! Logan Lerman & Jo B. Barton son tuyos ;)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Avengers' Daughters | Audiciones cerradas| N.C

Mensaje por chanyeol. el Sáb 08 Mar 2014, 5:52 pm

Hay, amé la idea ¡Avengers rlz, playas!
Te dejaré mi ficha en una chance ya que estoy desde el del cel y eso...
Besos. Large.x
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Avengers' Daughters | Audiciones cerradas| N.C

Mensaje por Invitado el Sáb 08 Mar 2014, 8:48 pm

Yo quiero audicionar :coco:
En un rato dejo la ficha y el gif<3
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Avengers' Daughters | Audiciones cerradas| N.C

Mensaje por Snow. el Dom 09 Mar 2014, 12:32 am

Hola, soy Marii o Mar o Snow, idk, díganme cómo quieran. ¿Cómo empezar? OH MAI GOD. Primero que nada; soy una obsesionada con los súperhéroes de Marvel bc son perfectos. Yo esperaba que la hija de Iron man no estuviera ocupada pero entiendo que la quieran bc para mí Iron man es el mejor súperhéroe de la historia, no sé, lo amo.  En fin cómo Moony va por el libre iré por Niall (no se puede competir con moony bc ella escribe perfecto). Dejo mi ficha en un rato.
Rules, babe.:
Oh Dios, ellos me matan.[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Avengers' Daughters | Audiciones cerradas| N.C

Mensaje por Snow. el Dom 09 Mar 2014, 12:39 am

Tengo una duda, Black Widow tiene una relación con el Capitán América pero está la chica que es hija de él, so ¿pongo a Steve Rogers como padre o no?
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Avengers' Daughters | Audiciones cerradas| N.C

Mensaje por Invitado el Dom 09 Mar 2014, 8:32 am

la ana llego y amo infinitamente la idea, dejo mi ficha en un rato :)
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Avengers' Daughters | Audiciones cerradas| N.C

Mensaje por Invitado el Dom 09 Mar 2014, 11:06 am




✖Nombre: Elizabeth Odinson.
✖Apodo: Lizzie.
✖Nombre de la representante: Perrie Edwards.
✖Chico & rol: Zayn Kent | Superman.
✖Fecha de nacimiento: 8 de septiembre.
✖Edad: 17 años.
✖Descripción Física: Una chica naturalmente hermosa, Elizabeth sabe sacarse partido y lograr ser el centro de atención. De estatura media y cuerpo delgado, con unas cuantas curvas sobre el, pero nada que presumir. Su piel es tan blanca y fina como la misma porcelana, aunque la mayoría de las veces se torne pálida, es tan suave que podrías durar horas acariciándola sin siquiera notar el tiempo. Igualmente posee unos grandes ojos azules dignos de admirar y unas pestañas tan largas que no hay necesidad de maquillarlas, sin embargo, Lizzie ama las sombras oscuras y el rimel color negro por lo que meterte con su maquillaje es como meterte con ella. Su cabello es naturalmente rubio y nadie supo en que momento de su adolescencia la bien portada Elizabeth se harto de su color, desde entonces nunca duro un mes con un estilo en especifico, el tinte color morado y las mechas rosas siempre fueron sus mas fieles amigos.
✖Descripción Psicológica: Suele parecer una chica tierna y amable, que no dañaría ni a una mosca, pero hazla enojar y sabrás quien es en realidad Elizabeth Ann Odinson. Posee un carácter fuerte y no teme decirles, o mas bien gritarles sus verdades a la gente, algo que la caracteriza es su brutal honestidad. Sin embargo, la primera definición no es del todo falsa, Lizzie puede llegar a ser tierna y amable, si ella se lo propone y si la persona en cuestión en verdad merece su buen trato y respeto, principalmente se comporta así con aquellos que la tratan bien, como sus padres y amigos. Es simpática y algo alocada, la timidez no va con su personalidad, por lo que siempre hay personas y risas a su alrededor. Lizzie tiene ese espíritu libre y aventurero que la hace especial, no le teme al peligro ni a las experiencias nuevas, ama los riesgos, nadie sabe que locura se puede estar formando en aquella cabeza rubia.
Es astuta y muy inteligente, sabe leer las expresiones faciales a la perfección, por lo que no puedes mentirle, y es casi imposible manipularla. Una aliada fuerte y una enemiga peligrosa.
Casi siempre esta feliz y sonriendo, sin embargo, se enoja con facilidad, cualquier cosa que la irrite logra hacer estallar un volcán dentro de ella. No querrás verla de mal humor, porque aquella chica tierna y amable se convierte en lo contrario: malhablada, violenta y vengativa. En ese humor nadie puede controlarla y es mejor dejarla sola hasta que la rabieta pase, o de lo contrario, ella misma tratara de alejar a la persona arrojandole cualquier objeto metálico que se cruce en su camino. Pero así como puede ser el demonio en persona, también puede ser un ángel caído del cielo. Lizzie es bondadosa y solidaria, siempre trata de ayudar a los demás y odia ver a sus amigos o familiares sufrir, puede llegar a hacer miles de tonterías e incluso hacer el ridículo por tan solo sacarte una simple sonrisa. Si no eres una persona de su agrado no hay ningún problema, la vida sigue y ella puede ignorarte, así de sencillo. Pero si la buscas la encuentras y si le haces algo que la haga enojar o sentirse humillada hay problemas, y graves, se vengara de ti sin importarle las consecuencias que eso pueda acarrear, porque si la humillas ella te humilla el doble, si te burlas ella se burla el doble, si la lastimas ella te lastima el doble, así que por conveniencia es mejor tenerla de aliada que de enemiga.
✖Historia: Lizzie abrió sus ojos por primera vez una tormentosa noche del 8 de septiembre del 96, y desde aquel día todos supieron que la pequeña no sería como las demás niñas y por mas que lo intentara, jamás podría tener una vida normal. La respuesta esta en sus padres: Thor Odinson, el dios del trueno y Jane Foster, una científica. Los mismos que decidieron criar a la pequeña en la tierra, y cuando esta tuviera su mayoría de edad, iría por primera vez al mundo de Asgard, donde gobernaría y sería conocida como la semidiosa del trueno.
Conforme fueron pasando los años, todos se daban cuenta de los grandes poderes y habilidades que Lizzie comenzaba a adquirir: Fuerza, inmunidad hacia enfermedades, inteligencia e incluso podía crear pequeños terremotos a voluntad. Había heredado algunos poderes de su padre y la inteligencia y brillantez de su madre. 
Desde pequeña, escuchaba con atención aquellas magnificas historias sobre los vengadores, y como lograron salvar al planeta de Loki, hermanastro de su padre. Lizzie sabía que esas historias eran ciertas ya que conocía a todas esas personas de las historias, y por ende, a las hijas de los mismos vengadores, con las cuales Lizzie logro entablar una hermosa amistad.
El tiempo siguió su curso y aquella dulce niña dejo de ser la pequeña de la casa para convertirse en una hermosa adolescente. No solo había heredado los poderes y habilidades de sus padres, si no también sus rasgos físicos, era la mezcla perfecta entre ambos. Su cabello rubio y ojos azules eran herencia de Thor, y su delicado rostro, su piel suave y su complexión y altura de Jane.
Como una adolescente que intentaba llevar una vida normal, Lizzie entro a la preparatoria junto a sus amigas. Pero nunca pensó que desde ese momento su vida cambiaría al encontrarse con superheroes de los que ella nunca escucho hablar. Sin embargo, el que causo mayor impacto fue Zayn Kent, hijo de superman. Lizzie jamás llego a imaginarse lo mucho que lo odiaría, pero a la vez, lo mucho que lo amaría. Ni mucho menos a imaginarse la guerra que se veía venir, donde tendría que unir fuerzas con sus aliados y enemigos, entre ellos Zayn, para salvar la tierra, como sus padres hicieron una vez.
✖Familia: Thor Odinson {Padre} | Jane Foster {Madre}
✖¿Por qué quieres estar en la novela? Porque la idea es demasiado buena como para dejarla pasar, siempre que audiciono las historias son muy similares y rara vez me topo con una realmente original y diferente a las otras. Además, soy fanática de tramas como estas, por lo que quedar sería verdaderamente maravilloso ya que sería la primera vez que escribiría sobre un tema como este.
✖Algún escrito de su autoría. No importa si es O.S o cap.
Spoiler:
.
Capitulo tres
Elizabeth Steele


Me incorpore en el asiento y fije mi mirada hacia el exterior. Aquel enorme lugar lleno de edificios era realmente intimidante, desde mi posición podía observar todo con lujo de detalle y no podía evitar sentirme nerviosa y asustada. Siempre me había considerado una chica segura de mi misma y que se acostumbraba rápidamente a los cambios, pero en este momento estaba dudando de aquella definición.
Mis pensamientos no eran agradables ¿cómo iba a sobrevivir sola si durante toda mi vida mis padres habían hecho todo por mí? Me pareció prudente pensar en las palabras que mis hermanos mayores me habían dicho hace unas horas antes de salir de casa, y como si los hubiera invocado, los gemelos abrieron mi puerta y me invitaron a salir del coche. Colin y Eric me acompañarían en mi primer año de universidad, por lo que no todo sería tan malo, por ahora.
―¡Bienvenida! –grito Eric, aturdiéndome.
―¡Sh! No grites, la asustaras –le regaño Colin como si yo fuera un pequeño animal de bosque al que cazarían.
Salí de mi pequeño refugio al que todos llamaban coche y ambos rodearon mis hombros dándome un reconfortante abrazo. Solo dos personas sabían cómo calmarme en momentos de histeria como este: los gemelos. En cambio mis padres nunca pudieron conmigo. Mamá no sabía cómo actuar y ante la desesperación solo comenzaba a gritar, logrando hacerme enojar más. Y mi padre, el solo se sentaba frente a mí a estudiar mis reacciones, como todo un psiquiatra reconocido.
―Hasta aquí llegamos nosotros –anuncio el hombre antes mencionado.
Aquellas palabras lograron hacerme un nudo en la garganta. Hasta el día de hoy no me había puesto a pensar en lo mucho que extrañaría mi hogar, en especial escuchar a mamá gritar por las mañanas para bajar a desayunar, o a papá, quien aparentaba ser estricto e insensible, pero que en el fondo era tan cariñoso y amable, como el tipo de persona que te tapa con una manta para que no pases frio, o que llora junto contigo cuando te sientes triste. Siempre lo relacione con una cebolla: hay que quitar capa por capa para conocer su verdadero yo. Sin embargo, a Eric le agrada cambiar mi definición a una más a su estilo: "Si lo miras fijamente, te hará llorar". Lo verdaderamente cruel, es que tiene razón.
―Eric, Colin –hablo mamá- traten de que no los expulsen.
Los gemelos se miraron con complicidad mientras mamá los abrazaba con fuerza, este era su último año y sería un crimen graduarse sin haber hecho una de sus tan esperadas travesuras. Para ser unos adultos, se comportaban como si tuvieran seis años. Por mi parte, siempre fui una niña muy bien portada, por lo que no tendrían quejas de mi comportamiento este año.
Papá se colocó frente a mí, y me miró fijamente, con un claro mensaje en su rostro. Así era el, de pocas palabras.
―No quiero novios Elizabeth –me ordeno fríamente.
Su comentario me hizo sonreír, así que me acerque y le di un fuerte abrazo de despedida. Tardo en corresponder, pero al final termino cediendo y me apretó a su pecho besando mi frente. La cebolla, como mencione anteriormente.
―No quisiera correrlos –aclaro Colin- pero tenemos que entrar.
Ambos asintieron y varios abrazos y te quieros mas tarde Eric, Colin y yo nos encontrábamos solos frente a las enormes puertas principales.
Tome mi única maleta y me colgué mi mochila, donde llevaba el resto de mis pertenencias. Ya no era momento para cobardías ni lamentaciones. Comencé a caminar con mis hermanos detrás de mí y después de una charla breve con los guardias en la que tuve que dar mi número de expediente para poder entrar, pise por primera vez el lugar que sería mi nuevo hogar durante una larga temporada.
―Beth –me hablo Colin apresurando el paso para alcanzarme- queremos aclarar ciertos puntos contigo, ya sabes, para una mejor convivencia entre hermanos.
―No se preocupen, no diré nada de lo que hagan o deshagan aquí –contesté.
―Me alegra que entiendas rápido ricitos de oro –indico Eric revolviendo mis rizos- por ser tan inteligente y tan buena hermana, Colin y yo hemos decidido darte una sorpresa.
―¿Sorpresa? –pregunte con temor, las sorpresas de este par nunca eran buenas.
―Aun no te diremos nada –aclaro Colin- solo te pediremos una cosa, ponte linda, iremos por ti a tu dormitorio a las nueve en punto.
―¿Cómo saben dónde está mi dormitorio? –pregunte de nuevo- ni siquiera yo sé dónde está.
―No preguntes como averiguamos todo –contesto Eric- ponte algo lindo y espéranos, ya nos agradecerás después.
Ambos besaron mis mejillas al mismo tiempo y desaparecieron entre el alumnado, dejándome sola. Quite mi cara de confusión y me dispuse a pensar en lo que tenía que hacer a continuación. Según la mujer que me dio la plática de inducción hace unas semanas, una guía tenía que mostrarme el campus, pero para mí mala suerte no sabía dónde encontrarla, y la universidad era demasiado grande como para ponerme a buscar.
Rendida, me senté en una banca, cerca de mi posición y decidí esperar para ver si alguien aparecía. No pasaron más de dos minutos cuando una mujer, rubia y algo mayor se acercó a mí. No la reconocí, hasta que dijo mi nombre.
―¡Elizabeth!
Maura extendió sus brazos y me dio un fuerte abrazo mientras yo entraba en un estado de shock inmediato. Gracias a mi madre no me había perdido ni un solo detalle de la vida de los Horan en estos últimos años, cosa que no le agradecía en lo más mínimo. Sin embargo, gracias a ello, sabía que Maura trabajaba en una universidad, pero jamás me imagine que sería aquí. No veía venir nada bueno de esto.
―Tanto tiempo sin verte –dijo con nostalgia- tu madre me comento que habías sido aceptada en Rutgers, te alegrara saber que yo te daré el tour por la universidad.
Asentí, claramente mintiendo. Maura era una mujer muy simpática y no me molestaba en lo absoluto que ella fuera mi guía, más bien, me alegraba por el hecho de conocerla desde hace años. Pero había algo que me inquietaba: Si ella estaba aquí, él también debía estarlo. Y como si me leyera el pensamiento, Maura dijo las palabras exactas que no quería escuchar.
―Por cierto –hablo- Niall también fue admitido aquí.
―¿En serio? –pregunte con ironía, pero mi voz se cortó al final de la última palabra.
―Sí, pero ya habrá tiempo para que lo saludes, será mejor que empecemos.
Tome mis maletas y trague saliva, este sería un largo día. Por su parte, Maura comenzó a hablar sobre varios temas, como los planes de estudio, asesorías, fraternidades, la fundación de Rutgers, etc. mientras caminábamos por los largos pasillos llenos de cuadros e historia. Se le veía sonriente y saludable, tal como la recordaba. Pero no podía siquiera concentrarme en lo que decía, de tantas universidades en el país tenía que estrellarme con el pasado justo en esta. Mi cerebro tuvo un flashback inmediato y recordé las palabras de Eric: “No preguntes como averiguamos todo, ponte algo lindo y espéranos, ya nos agradecerás después”.
Me sentí como una tonta, era claro que mamá estaba detrás de todo esto. Ella le había pedido a Maura que le diera mi información para que los gemelos me organizaran un reencuentro con Niall Horan. Mi madre siempre me reprocho el haber terminado aquella relación, pero esto era llegar a los extremos, ella sabía perfectamente lo mucho que me afectaba este tema, pero al parecer no le importaban los sentimientos de su hija. Comencé a preguntarme de que manera había sobornado a Eric y a Colin para que fueran cómplices de su plan cuando Maura me saco de mi trance.
―Querida, ¿te sientes bien? –pregunto a la mitad del camino- te veo un poco pálida y desorientada.
―Estoy bien –tartamudee- nervios del primer día.
―Es normal que te sientas así –comentó poniendo su mano en mi hombro- Niall al igual que tu…
―Maura –le interrumpí- si no te importa, no quisiera hablar de él.
Ella me miro sorprendida ante mi actitud, pero tenía que decírselo o en cualquier momento explotaría y lo que saldría de mi boca no serían palabras agradables. Lo último que deseaba era faltarle el respeto a Maura, podría gritarle miles de groserías a su hijo, pero no a ella.
―Lamento si te hice sentir incomoda –confeso- ya no hablare del tema, sigamos.
Suspire aliviada y un poco más tranquila. Si bien Niall me había echo pasar los momentos mas felices de mi adolescencia, también me había echo pasar los peores. Lo mas prudente era no recordar.
Ya al final del recorrido, Maura me entrego la llave y el número de mi dormitorio, junto a otros papeles importantes que debía guardar.
―¿Sabrás llegar sola a los dormitorios? –pregunto amablemente.
Mi cara lo dijo todo, ella sonrió y acto seguido me detallo el camino a la perfección. Segundos después, nos despedimos con un hasta luego y un fuerte abrazo para yo seguir mi camino, deseando encontrar a los gemelos para poder ahorcarlos con mis propias manos.
Llegue al edificio en cuestión de minutos, no me topé con mis hermanos, lo cual agradecí muy en el fondo ya que no deseaba ser arrestada por asesinato. Subí unos cuantos pisos y cruce varios pasillos en busca del número escrito en mis documentos.
Cuando llegue, la puerta estaba entreabierta y podía escuchar a dos chicas platicar animadamente. Al parecer, no era la primera en llegar. Me alegraba la idea de tener compañeras, la soledad no era lo mio.
Abrí la puerta poco a poco y al parecer yo tenía razón, dos chicas estaban sentadas en uno de los sillones más grandes de la sala, y al verme, ambas cesaron su plática. Cerré la puerta y me acerque extendiendo mi mano a ambas en señal de saludo.
―Soy Elizabeth Steele –me presenté sonriente.
―Elise Armistead –contestó una de ellas.
―Crystal Kallahan.
Al observar a aquellas chicas me sentí un poco más segura, el nerviosismo se había esfumado, no estaría sola en este lugar. Por primera vez desde que vi a Maura, el asunto de Niall dejo de importarme en lo absoluto.

Zouis!!!<3:


Última edición por MiaElizabeth el Dom 09 Mar 2014, 3:19 pm, editado 2 veces
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Avengers' Daughters | Audiciones cerradas| N.C

Mensaje por Eddie el Dom 09 Mar 2014, 11:50 am

Fernanda Aleman :* escribió:Hay, amé la idea ¡Avengers rlz, playas!
Te dejaré mi ficha en una chance ya que estoy desde el del cel y eso...
Besos. Large.x

¡Hola!
Claro c: La espero.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Avengers' Daughters | Audiciones cerradas| N.C

Mensaje por Eddie el Dom 09 Mar 2014, 11:53 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Tengo una duda, Black Widow tiene una relación con el Capitán América pero está la chica que es hija de él, so ¿pongo a Steve Rogers como padre o no?

Ammm... No, en la historia cada uno hizo su vida por separado c:
Steve se casó con la agente Carter.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Avengers' Daughters | Audiciones cerradas| N.C

Mensaje por Eddie el Dom 09 Mar 2014, 11:54 am

Anastacia escribió:la ana llego y amo infinitamente la idea, dejo mi ficha en un rato :)

De acuerdo, la esperaré :)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Avengers' Daughters | Audiciones cerradas| N.C

Mensaje por Eddie el Dom 09 Mar 2014, 11:58 am

Ficha MiaElizabeth:
MiaElizabeth escribió:✖️Nombre: Elizabeth Odinson.
✖️Apodo: Lizzie.
✖️Nombre de la representante: Perrie Edwards.
✖️Chico & rol: Zayn Kent | Superman.
✖️Fecha de nacimiento: 8 de septiembre.
✖️Edad: 17 años.
✖️Descripción Física: Una chica naturalmente hermosa, Elizabeth sabe sacarse partido y lograr ser el centro de atención. De estatura media y cuerpo delgado, con unas cuantas curvas sobre el, pero nada que presumir. Su piel es tan blanca y fina como la misma porcelana, aunque la mayoría de las veces se torne pálida, es tan suave que podrías durar horas acariciándola sin siquiera notar el tiempo. Igualmente posee unos grandes ojos azules dignos de admirar y unas pestañas tan largas que no hay necesidad de maquillarlas, sin embargo, Lizzie ama las sombras oscuras y el rimel color negro por lo que meterte con su maquillaje es como meterte con ella. Su cabello es naturalmente rubio y nadie supo en que momento de su adolescencia la bien portada Elizabeth se harto de su color, desde entonces nunca duro un mes con un estilo en especifico, el tinte color morado y las mechas rosas siempre fueron sus mas fieles amigos.
✖️Descripción Psicológica: Suele parecer una chica tierna y amable, que no dañaría ni a una mosca, pero hazla enojar y sabrás quien es en realidad Elizabeth Ann Odinson. Posee un carácter fuerte y no teme decirles, o mas bien gritarles sus verdades a la gente, algo que la caracteriza es su brutal honestidad. Sin embargo, la primera definición no es del todo falsa, Lizzie puede llegar a ser tierna y amable, si ella se lo propone y si la persona en cuestión en verdad merece su buen trato y respeto, principalmente se comporta así con aquellos que la tratan bien, como sus padres y amigos. Es simpática y algo alocada, la timidez no va con su personalidad, por lo que siempre hay personas y risas a su alrededor. Lizzie tiene ese espíritu libre y aventurero que la hace especial, no le teme al peligro ni a las experiencias nuevas, ama los riesgos, nadie sabe que locura se puede estar formando en aquella cabeza rubia.
Es astuta y muy inteligente, sabe leer las expresiones faciales a la perfección, por lo que no puedes mentirle, y es casi imposible manipularla. Una aliada fuerte y una enemiga peligrosa.
Casi siempre esta feliz y sonriendo, sin embargo, se enoja con facilidad, cualquier cosa que la irrite logra hacer estallar un volcán dentro de ella. No querrás verla de mal humor, porque aquella chica tierna y amable se convierte en lo contrario: malhablada, violenta y vengativa. En ese humor nadie puede controlarla y es mejor dejarla sola hasta que la rabieta pase, o de lo contrario, ella misma tratara de alejar a la persona arrojandole cualquier objeto metálico que se cruce en su camino. Pero así como puede ser el demonio en persona, también puede ser un ángel caído del cielo. Lizzie es bondadosa y solidaria, siempre trata de ayudar a los demás y odia ver a sus amigos o familiares sufrir, puede llegar a hacer miles de tonterías e incluso hacer el ridículo por tan solo sacarte una simple sonrisa. Si no eres una persona de su agrado no hay ningún problema, la vida sigue y ella puede ignorarte, así de sencillo. Pero si la buscas la encuentras y si le haces algo que la haga enojar o sentirse humillada hay problemas, y graves, se vengara de ti sin importarle las consecuencias que eso pueda acarrear, porque si la humillas ella te humilla el doble, si te burlas ella se burla el doble, si la lastimas ella te lastima el doble, así que por conveniencia es mejor tenerla de aliada que de enemiga.
✖️Historia: Lizzie abrió sus ojos por primera vez una tormentosa noche del 8 de septiembre del 96, y desde aquel día todos supieron que la pequeña no sería como las demás niñas y por mas que lo intentara, jamás podría tener una vida normal. La respuesta esta en sus padres: Thor Odinson, el dios del trueno y Jane Foster, una científica. Los mismos que decidieron criar a la pequeña en la tierra, y cuando esta tuviera su mayoría de edad, iría por primera vez al mundo de Asgard, donde gobernaría y sería conocida como la semidiosa del trueno.
Conforme fueron pasando los años, todos se daban cuenta de los grandes poderes y habilidades que Lizzie comenzaba a adquirir: Fuerza, inmunidad hacia enfermedades, inteligencia e incluso podía crear pequeños terremotos a voluntad. Había heredado algunos poderes de su padre y la inteligencia y brillantez de su madre. 
Desde pequeña, escuchaba con atención aquellas magnificas historias sobre los vengadores, y como lograron salvar al planeta de Loki, hermanastro de su padre. Lizzie sabía que esas historias eran ciertas ya que conocía a todas esas personas de las historias, y por ende, a las hijas de los mismos vengadores, con las cuales Lizzie logro entablar una hermosa amistad.
El tiempo siguió su curso y aquella dulce niña dejo de ser la pequeña de la casa para convertirse en una hermosa adolescente. No solo había heredado los poderes y habilidades de sus padres, si no también sus rasgos físicos, era la mezcla perfecta entre ambos. Su cabello rubio y ojos azules eran herencia de Thor, y su delicado rostro, su piel suave y su complexión y altura de Jane.
Como una adolescente que intentaba llevar una vida normal, Lizzie entro a la preparatoria junto a sus amigas. Pero nunca pensó que desde ese momento su vida cambiaría al encontrarse con superheroes de los que ella nunca escucho hablar. Sin embargo, el que causo mayor impacto fue Zayn Kent, hijo de superman. Lizzie jamás llego a imaginarse lo mucho que lo odiaría, pero a la vez, lo mucho que lo amaría. Ni mucho menos a imaginarse la guerra que se veía venir, donde tendría que unir fuerzas con sus aliados y enemigos, entre ellos Zayn, para salvar la tierra, como sus padres hicieron una vez.
✖️Familia: Thor Odinson {Padre} | Jane Foster {Madre}
✖️¿Por qué quieres estar en la novela? Porque la idea es demasiado buena como para dejarla pasar, siempre que audiciono las historias son muy similares y rara vez me topo con una realmente original y diferente a las otras. Además, soy fanática de tramas como estas, por lo que quedar sería verdaderamente maravilloso ya que sería la primera vez que escribiría sobre un tema como este.
✖️Algún escrito de su autoría. No importa si es O.S o cap.
Spoiler:
.
Capitulo tres
Elizabeth Steele


Me incorpore en el asiento y fije mi mirada hacia el exterior. Aquel enorme lugar lleno de edificios era realmente intimidante, desde mi posición podía observar todo con lujo de detalle y no podía evitar sentirme nerviosa y asustada. Siempre me había considerado una chica segura de mi misma y que se acostumbraba rápidamente a los cambios, pero en este momento estaba dudando de aquella definición.
Mis pensamientos no eran agradables ¿cómo iba a sobrevivir sola si durante toda mi vida mis padres habían hecho todo por mí? Me pareció prudente pensar en las palabras que mis hermanos mayores me habían dicho hace unas horas antes de salir de casa, y como si los hubiera invocado, los gemelos abrieron mi puerta y me invitaron a salir del coche. Colin y Eric me acompañarían en mi primer año de universidad, por lo que no todo sería tan malo, por ahora.
―¡Bienvenida! –grito Eric, aturdiéndome.
―¡Sh! No grites, la asustaras –le regaño Colin como si yo fuera un pequeño animal de bosque al que cazarían.
Salí de mi pequeño refugio al que todos llamaban coche y ambos rodearon mis hombros dándome un reconfortante abrazo. Solo dos personas sabían cómo calmarme en momentos de histeria como este: los gemelos. En cambio mis padres nunca pudieron conmigo. Mamá no sabía cómo actuar y ante la desesperación solo comenzaba a gritar, logrando hacerme enojar más. Y mi padre, el solo se sentaba frente a mí a estudiar mis reacciones, como todo un psiquiatra reconocido.
―Hasta aquí llegamos nosotros –anuncio el hombre antes mencionado.
Aquellas palabras lograron hacerme un nudo en la garganta. Hasta el día de hoy no me había puesto a pensar en lo mucho que extrañaría mi hogar, en especial escuchar a mamá gritar por las mañanas para bajar a desayunar, o a papá, quien aparentaba ser estricto e insensible, pero que en el fondo era tan cariñoso y amable, como el tipo de persona que te tapa con una manta para que no pases frio, o que llora junto contigo cuando te sientes triste. Siempre lo relacione con una cebolla: hay que quitar capa por capa para conocer su verdadero yo. Sin embargo, a Eric le agrada cambiar mi definición a una más a su estilo: "Si lo miras fijamente, te hará llorar". Lo verdaderamente cruel, es que tiene razón.
―Eric, Colin –hablo mamá- traten de que no los expulsen.
Los gemelos se miraron con complicidad mientras mamá los abrazaba con fuerza, este era su último año y sería un crimen graduarse sin haber hecho una de sus tan esperadas travesuras. Para ser unos adultos, se comportaban como si tuvieran seis años. Por mi parte, siempre fui una niña muy bien portada, por lo que no tendrían quejas de mi comportamiento este año.
Papá se colocó frente a mí, y me miró fijamente, con un claro mensaje en su rostro. Así era el, de pocas palabras.
―No quiero novios Elizabeth –me ordeno fríamente.
Su comentario me hizo sonreír, así que me acerque y le di un fuerte abrazo de despedida. Tardo en corresponder, pero al final termino cediendo y me apretó a su pecho besando mi frente. La cebolla, como mencione anteriormente.
―No quisiera correrlos –aclaro Colin- pero tenemos que entrar.
Ambos asintieron y varios abrazos y te quieros mas tarde Eric, Colin y yo nos encontrábamos solos frente a las enormes puertas principales.
Tome mi única maleta y me colgué mi mochila, donde llevaba el resto de mis pertenencias. Ya no era momento para cobardías ni lamentaciones. Comencé a caminar con mis hermanos detrás de mí y después de una charla breve con los guardias en la que tuve que dar mi número de expediente para poder entrar, pise por primera vez el lugar que sería mi nuevo hogar durante una larga temporada.
―Beth –me hablo Colin apresurando el paso para alcanzarme- queremos aclarar ciertos puntos contigo, ya sabes, para una mejor convivencia entre hermanos.
―No se preocupen, no diré nada de lo que hagan o deshagan aquí –contesté.
―Me alegra que entiendas rápido ricitos de oro –indico Eric revolviendo mis rizos- por ser tan inteligente y tan buena hermana, Colin y yo hemos decidido darte una sorpresa.
―¿Sorpresa? –pregunte con temor, las sorpresas de este par nunca eran buenas.
―Aun no te diremos nada –aclaro Colin- solo te pediremos una cosa, ponte linda, iremos por ti a tu dormitorio a las nueve en punto.
―¿Cómo saben dónde está mi dormitorio? –pregunte de nuevo- ni siquiera yo sé dónde está.
―No preguntes como averiguamos todo –contesto Eric- ponte algo lindo y espéranos, ya nos agradecerás después.
Ambos besaron mis mejillas al mismo tiempo y desaparecieron entre el alumnado, dejándome sola. Quite mi cara de confusión y me dispuse a pensar en lo que tenía que hacer a continuación. Según la mujer que me dio la plática de inducción hace unas semanas, una guía tenía que mostrarme el campus, pero para mí mala suerte no sabía dónde encontrarla, y la universidad era demasiado grande como para ponerme a buscar.
Rendida, me senté en una banca, cerca de mi posición y decidí esperar para ver si alguien aparecía. No pasaron más de dos minutos cuando una mujer, rubia y algo mayor se acercó a mí. No la reconocí, hasta que dijo mi nombre.
―¡Elizabeth!
Maura extendió sus brazos y me dio un fuerte abrazo mientras yo entraba en un estado de shock inmediato. Gracias a mi madre no me había perdido ni un solo detalle de la vida de los Horan en estos últimos años, cosa que no le agradecía en lo más mínimo. Sin embargo, gracias a ello, sabía que Maura trabajaba en una universidad, pero jamás me imagine que sería aquí. No veía venir nada bueno de esto.
―Tanto tiempo sin verte –dijo con nostalgia- tu madre me comento que habías sido aceptada en Rutgers, te alegrara saber que yo te daré el tour por la universidad.
Asentí, claramente mintiendo. Maura era una mujer muy simpática y no me molestaba en lo absoluto que ella fuera mi guía, más bien, me alegraba por el hecho de conocerla desde hace años. Pero había algo que me inquietaba: Si ella estaba aquí, él también debía estarlo. Y como si me leyera el pensamiento, Maura dijo las palabras exactas que no quería escuchar.
―Por cierto –hablo- Niall también fue admitido aquí.
―¿En serio? –pregunte con ironía, pero mi voz se cortó al final de la última palabra.
―Sí, pero ya habrá tiempo para que lo saludes, será mejor que empecemos.
Tome mis maletas y trague saliva, este sería un largo día. Por su parte, Maura comenzó a hablar sobre varios temas, como los planes de estudio, asesorías, fraternidades, la fundación de Rutgers, etc. mientras caminábamos por los largos pasillos llenos de cuadros e historia. Se le veía sonriente y saludable, tal como la recordaba. Pero no podía siquiera concentrarme en lo que decía, de tantas universidades en el país tenía que estrellarme con el pasado justo en esta. Mi cerebro tuvo un flashback inmediato y recordé las palabras de Eric: “No preguntes como averiguamos todo, ponte algo lindo y espéranos, ya nos agradecerás después”.
Me sentí como una tonta, era claro que mamá estaba detrás de todo esto. Ella le había pedido a Maura que le diera mi información para que los gemelos me organizaran un reencuentro con Niall Horan. Mi madre siempre me reprocho el haber terminado aquella relación, pero esto era llegar a los extremos, ella sabía perfectamente lo mucho que me afectaba este tema, pero al parecer no le importaban los sentimientos de su hija. Comencé a preguntarme de que manera había sobornado a Eric y a Colin para que fueran cómplices de su plan cuando Maura me saco de mi trance.
―Querida, ¿te sientes bien? –pregunto a la mitad del camino- te veo un poco pálida y desorientada.
―Estoy bien –tartamudee- nervios del primer día.
―Es normal que te sientas así –comentó poniendo su mano en mi hombro- Niall al igual que tu…
―Maura –le interrumpí- si no te importa, no quisiera hablar de él.
Ella me miro sorprendida ante mi actitud, pero tenía que decírselo o en cualquier momento explotaría y lo que saldría de mi boca no serían palabras agradables. Lo último que deseaba era faltarle el respeto a Maura, podría gritarle miles de groserías a su hijo, pero no a ella.
―Lamento si te hice sentir incomoda –confeso- ya no hablare del tema, sigamos.
Suspire aliviada y un poco más tranquila. Si bien Niall me había echo pasar los momentos mas felices de mi adolescencia, también me había echo pasar los peores. Lo mas prudente era no recordar.
Ya al final del recorrido, Maura me entrego la llave y el número de mi dormitorio, junto a otros papeles importantes que debía guardar.
―¿Sabrás llegar sola a los dormitorios? –pregunto amablemente.
Mi cara lo dijo todo, ella sonrió y acto seguido me detallo el camino a la perfección. Segundos después, nos despedimos con un hasta luego y un fuerte abrazo para yo seguir mi camino, deseando encontrar a los gemelos para poder ahorcarlos con mis propias manos.
Llegue al edificio en cuestión de minutos, no me topé con mis hermanos, lo cual agradecí muy en el fondo ya que no deseaba ser arrestada por asesinato. Subí unos cuantos pisos y cruce varios pasillos en busca del número escrito en mis documentos.
Cuando llegue, la puerta estaba entreabierta y podía escuchar a dos chicas platicar animadamente. Al parecer, no era la primera en llegar. Me alegraba la idea de tener compañeras, la soledad no era lo mio.
Abrí la puerta poco a poco y al parecer yo tenía razón, dos chicas estaban sentadas en uno de los sillones más grandes de la sala, y al verme, ambas cesaron su plática. Cerré la puerta y me acerque extendiendo mi mano a ambas en señal de saludo.
―Soy Elizabeth Steele –me presenté sonriente.
―Elise Armistead –contestó una de ellas.
―Crystal Kallahan.
Al observar a aquellas chicas me sentí un poco más segura, el nerviosismo se había esfumado, no estaría sola en este lugar. Por primera vez desde que vi a Maura, el asunto de Niall dejo de importarme en lo absoluto.

Zouis!!!<3:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

¡Ficha aceptada!


Ya estás participando, suerte ;)
PD: Awww, el gif de Zouis. Me han encantado todos los gifs que han puesto :3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Avengers' Daughters | Audiciones cerradas| N.C

Mensaje por Eddie el Dom 09 Mar 2014, 11:59 am

Chicas, olvidé poner que la ficha requiere de un gif de la representante c:

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Avengers' Daughters | Audiciones cerradas| N.C

Mensaje por Invitado el Dom 09 Mar 2014, 12:09 pm

@Eddie escribió:
Ficha MiaElizabeth:

MiaElizabeth escribió:✖️Nombre: Elizabeth Odinson.
✖️Apodo: Lizzie.
✖️Nombre de la representante: Perrie Edwards.
✖️Chico & rol: Zayn Kent | Superman.
✖️Fecha de nacimiento: 8 de septiembre.
✖️Edad: 17 años.
✖️Descripción Física: Una chica naturalmente hermosa, Elizabeth sabe sacarse partido y lograr ser el centro de atención. De estatura media y cuerpo delgado, con unas cuantas curvas sobre el, pero nada que presumir. Su piel es tan blanca y fina como la misma porcelana, aunque la mayoría de las veces se torne pálida, es tan suave que podrías durar horas acariciándola sin siquiera notar el tiempo. Igualmente posee unos grandes ojos azules dignos de admirar y unas pestañas tan largas que no hay necesidad de maquillarlas, sin embargo, Lizzie ama las sombras oscuras y el rimel color negro por lo que meterte con su maquillaje es como meterte con ella. Su cabello es naturalmente rubio y nadie supo en que momento de su adolescencia la bien portada Elizabeth se harto de su color, desde entonces nunca duro un mes con un estilo en especifico, el tinte color morado y las mechas rosas siempre fueron sus mas fieles amigos.
✖️Descripción Psicológica: Suele parecer una chica tierna y amable, que no dañaría ni a una mosca, pero hazla enojar y sabrás quien es en realidad Elizabeth Ann Odinson. Posee un carácter fuerte y no teme decirles, o mas bien gritarles sus verdades a la gente, algo que la caracteriza es su brutal honestidad. Sin embargo, la primera definición no es del todo falsa, Lizzie puede llegar a ser tierna y amable, si ella se lo propone y si la persona en cuestión en verdad merece su buen trato y respeto, principalmente se comporta así con aquellos que la tratan bien, como sus padres y amigos. Es simpática y algo alocada, la timidez no va con su personalidad, por lo que siempre hay personas y risas a su alrededor. Lizzie tiene ese espíritu libre y aventurero que la hace especial, no le teme al peligro ni a las experiencias nuevas, ama los riesgos, nadie sabe que locura se puede estar formando en aquella cabeza rubia.
Es astuta y muy inteligente, sabe leer las expresiones faciales a la perfección, por lo que no puedes mentirle, y es casi imposible manipularla. Una aliada fuerte y una enemiga peligrosa.
Casi siempre esta feliz y sonriendo, sin embargo, se enoja con facilidad, cualquier cosa que la irrite logra hacer estallar un volcán dentro de ella. No querrás verla de mal humor, porque aquella chica tierna y amable se convierte en lo contrario: malhablada, violenta y vengativa. En ese humor nadie puede controlarla y es mejor dejarla sola hasta que la rabieta pase, o de lo contrario, ella misma tratara de alejar a la persona arrojandole cualquier objeto metálico que se cruce en su camino. Pero así como puede ser el demonio en persona, también puede ser un ángel caído del cielo. Lizzie es bondadosa y solidaria, siempre trata de ayudar a los demás y odia ver a sus amigos o familiares sufrir, puede llegar a hacer miles de tonterías e incluso hacer el ridículo por tan solo sacarte una simple sonrisa. Si no eres una persona de su agrado no hay ningún problema, la vida sigue y ella puede ignorarte, así de sencillo. Pero si la buscas la encuentras y si le haces algo que la haga enojar o sentirse humillada hay problemas, y graves, se vengara de ti sin importarle las consecuencias que eso pueda acarrear, porque si la humillas ella te humilla el doble, si te burlas ella se burla el doble, si la lastimas ella te lastima el doble, así que por conveniencia es mejor tenerla de aliada que de enemiga.
✖️Historia: Lizzie abrió sus ojos por primera vez una tormentosa noche del 8 de septiembre del 96, y desde aquel día todos supieron que la pequeña no sería como las demás niñas y por mas que lo intentara, jamás podría tener una vida normal. La respuesta esta en sus padres: Thor Odinson, el dios del trueno y Jane Foster, una científica. Los mismos que decidieron criar a la pequeña en la tierra, y cuando esta tuviera su mayoría de edad, iría por primera vez al mundo de Asgard, donde gobernaría y sería conocida como la semidiosa del trueno.
Conforme fueron pasando los años, todos se daban cuenta de los grandes poderes y habilidades que Lizzie comenzaba a adquirir: Fuerza, inmunidad hacia enfermedades, inteligencia e incluso podía crear pequeños terremotos a voluntad. Había heredado algunos poderes de su padre y la inteligencia y brillantez de su madre. 
Desde pequeña, escuchaba con atención aquellas magnificas historias sobre los vengadores, y como lograron salvar al planeta de Loki, hermanastro de su padre. Lizzie sabía que esas historias eran ciertas ya que conocía a todas esas personas de las historias, y por ende, a las hijas de los mismos vengadores, con las cuales Lizzie logro entablar una hermosa amistad.
El tiempo siguió su curso y aquella dulce niña dejo de ser la pequeña de la casa para convertirse en una hermosa adolescente. No solo había heredado los poderes y habilidades de sus padres, si no también sus rasgos físicos, era la mezcla perfecta entre ambos. Su cabello rubio y ojos azules eran herencia de Thor, y su delicado rostro, su piel suave y su complexión y altura de Jane.
Como una adolescente que intentaba llevar una vida normal, Lizzie entro a la preparatoria junto a sus amigas. Pero nunca pensó que desde ese momento su vida cambiaría al encontrarse con superheroes de los que ella nunca escucho hablar. Sin embargo, el que causo mayor impacto fue Zayn Kent, hijo de superman. Lizzie jamás llego a imaginarse lo mucho que lo odiaría, pero a la vez, lo mucho que lo amaría. Ni mucho menos a imaginarse la guerra que se veía venir, donde tendría que unir fuerzas con sus aliados y enemigos, entre ellos Zayn, para salvar la tierra, como sus padres hicieron una vez.
✖️Familia: Thor Odinson {Padre} | Jane Foster {Madre}
✖️¿Por qué quieres estar en la novela? Porque la idea es demasiado buena como para dejarla pasar, siempre que audiciono las historias son muy similares y rara vez me topo con una realmente original y diferente a las otras. Además, soy fanática de tramas como estas, por lo que quedar sería verdaderamente maravilloso ya que sería la primera vez que escribiría sobre un tema como este.
✖️Algún escrito de su autoría. No importa si es O.S o cap.
Spoiler:
.
Capitulo tres
Elizabeth Steele


Me incorpore en el asiento y fije mi mirada hacia el exterior. Aquel enorme lugar lleno de edificios era realmente intimidante, desde mi posición podía observar todo con lujo de detalle y no podía evitar sentirme nerviosa y asustada. Siempre me había considerado una chica segura de mi misma y que se acostumbraba rápidamente a los cambios, pero en este momento estaba dudando de aquella definición.
Mis pensamientos no eran agradables ¿cómo iba a sobrevivir sola si durante toda mi vida mis padres habían hecho todo por mí? Me pareció prudente pensar en las palabras que mis hermanos mayores me habían dicho hace unas horas antes de salir de casa, y como si los hubiera invocado, los gemelos abrieron mi puerta y me invitaron a salir del coche. Colin y Eric me acompañarían en mi primer año de universidad, por lo que no todo sería tan malo, por ahora.
―¡Bienvenida! –grito Eric, aturdiéndome.
―¡Sh! No grites, la asustaras –le regaño Colin como si yo fuera un pequeño animal de bosque al que cazarían.
Salí de mi pequeño refugio al que todos llamaban coche y ambos rodearon mis hombros dándome un reconfortante abrazo. Solo dos personas sabían cómo calmarme en momentos de histeria como este: los gemelos. En cambio mis padres nunca pudieron conmigo. Mamá no sabía cómo actuar y ante la desesperación solo comenzaba a gritar, logrando hacerme enojar más. Y mi padre, el solo se sentaba frente a mí a estudiar mis reacciones, como todo un psiquiatra reconocido.
―Hasta aquí llegamos nosotros –anuncio el hombre antes mencionado.
Aquellas palabras lograron hacerme un nudo en la garganta. Hasta el día de hoy no me había puesto a pensar en lo mucho que extrañaría mi hogar, en especial escuchar a mamá gritar por las mañanas para bajar a desayunar, o a papá, quien aparentaba ser estricto e insensible, pero que en el fondo era tan cariñoso y amable, como el tipo de persona que te tapa con una manta para que no pases frio, o que llora junto contigo cuando te sientes triste. Siempre lo relacione con una cebolla: hay que quitar capa por capa para conocer su verdadero yo. Sin embargo, a Eric le agrada cambiar mi definición a una más a su estilo: "Si lo miras fijamente, te hará llorar". Lo verdaderamente cruel, es que tiene razón.
―Eric, Colin –hablo mamá- traten de que no los expulsen.
Los gemelos se miraron con complicidad mientras mamá los abrazaba con fuerza, este era su último año y sería un crimen graduarse sin haber hecho una de sus tan esperadas travesuras. Para ser unos adultos, se comportaban como si tuvieran seis años. Por mi parte, siempre fui una niña muy bien portada, por lo que no tendrían quejas de mi comportamiento este año.
Papá se colocó frente a mí, y me miró fijamente, con un claro mensaje en su rostro. Así era el, de pocas palabras.
―No quiero novios Elizabeth –me ordeno fríamente.
Su comentario me hizo sonreír, así que me acerque y le di un fuerte abrazo de despedida. Tardo en corresponder, pero al final termino cediendo y me apretó a su pecho besando mi frente. La cebolla, como mencione anteriormente.
―No quisiera correrlos –aclaro Colin- pero tenemos que entrar.
Ambos asintieron y varios abrazos y te quieros mas tarde Eric, Colin y yo nos encontrábamos solos frente a las enormes puertas principales.
Tome mi única maleta y me colgué mi mochila, donde llevaba el resto de mis pertenencias. Ya no era momento para cobardías ni lamentaciones. Comencé a caminar con mis hermanos detrás de mí y después de una charla breve con los guardias en la que tuve que dar mi número de expediente para poder entrar, pise por primera vez el lugar que sería mi nuevo hogar durante una larga temporada.
―Beth –me hablo Colin apresurando el paso para alcanzarme- queremos aclarar ciertos puntos contigo, ya sabes, para una mejor convivencia entre hermanos.
―No se preocupen, no diré nada de lo que hagan o deshagan aquí –contesté.
―Me alegra que entiendas rápido ricitos de oro –indico Eric revolviendo mis rizos- por ser tan inteligente y tan buena hermana, Colin y yo hemos decidido darte una sorpresa.
―¿Sorpresa? –pregunte con temor, las sorpresas de este par nunca eran buenas.
―Aun no te diremos nada –aclaro Colin- solo te pediremos una cosa, ponte linda, iremos por ti a tu dormitorio a las nueve en punto.
―¿Cómo saben dónde está mi dormitorio? –pregunte de nuevo- ni siquiera yo sé dónde está.
―No preguntes como averiguamos todo –contesto Eric- ponte algo lindo y espéranos, ya nos agradecerás después.
Ambos besaron mis mejillas al mismo tiempo y desaparecieron entre el alumnado, dejándome sola. Quite mi cara de confusión y me dispuse a pensar en lo que tenía que hacer a continuación. Según la mujer que me dio la plática de inducción hace unas semanas, una guía tenía que mostrarme el campus, pero para mí mala suerte no sabía dónde encontrarla, y la universidad era demasiado grande como para ponerme a buscar.
Rendida, me senté en una banca, cerca de mi posición y decidí esperar para ver si alguien aparecía. No pasaron más de dos minutos cuando una mujer, rubia y algo mayor se acercó a mí. No la reconocí, hasta que dijo mi nombre.
―¡Elizabeth!
Maura extendió sus brazos y me dio un fuerte abrazo mientras yo entraba en un estado de shock inmediato. Gracias a mi madre no me había perdido ni un solo detalle de la vida de los Horan en estos últimos años, cosa que no le agradecía en lo más mínimo. Sin embargo, gracias a ello, sabía que Maura trabajaba en una universidad, pero jamás me imagine que sería aquí. No veía venir nada bueno de esto.
―Tanto tiempo sin verte –dijo con nostalgia- tu madre me comento que habías sido aceptada en Rutgers, te alegrara saber que yo te daré el tour por la universidad.
Asentí, claramente mintiendo. Maura era una mujer muy simpática y no me molestaba en lo absoluto que ella fuera mi guía, más bien, me alegraba por el hecho de conocerla desde hace años. Pero había algo que me inquietaba: Si ella estaba aquí, él también debía estarlo. Y como si me leyera el pensamiento, Maura dijo las palabras exactas que no quería escuchar.
―Por cierto –hablo- Niall también fue admitido aquí.
―¿En serio? –pregunte con ironía, pero mi voz se cortó al final de la última palabra.
―Sí, pero ya habrá tiempo para que lo saludes, será mejor que empecemos.
Tome mis maletas y trague saliva, este sería un largo día. Por su parte, Maura comenzó a hablar sobre varios temas, como los planes de estudio, asesorías, fraternidades, la fundación de Rutgers, etc. mientras caminábamos por los largos pasillos llenos de cuadros e historia. Se le veía sonriente y saludable, tal como la recordaba. Pero no podía siquiera concentrarme en lo que decía, de tantas universidades en el país tenía que estrellarme con el pasado justo en esta. Mi cerebro tuvo un flashback inmediato y recordé las palabras de Eric: “No preguntes como averiguamos todo, ponte algo lindo y espéranos, ya nos agradecerás después”.
Me sentí como una tonta, era claro que mamá estaba detrás de todo esto. Ella le había pedido a Maura que le diera mi información para que los gemelos me organizaran un reencuentro con Niall Horan. Mi madre siempre me reprocho el haber terminado aquella relación, pero esto era llegar a los extremos, ella sabía perfectamente lo mucho que me afectaba este tema, pero al parecer no le importaban los sentimientos de su hija. Comencé a preguntarme de que manera había sobornado a Eric y a Colin para que fueran cómplices de su plan cuando Maura me saco de mi trance.
―Querida, ¿te sientes bien? –pregunto a la mitad del camino- te veo un poco pálida y desorientada.
―Estoy bien –tartamudee- nervios del primer día.
―Es normal que te sientas así –comentó poniendo su mano en mi hombro- Niall al igual que tu…
―Maura –le interrumpí- si no te importa, no quisiera hablar de él.
Ella me miro sorprendida ante mi actitud, pero tenía que decírselo o en cualquier momento explotaría y lo que saldría de mi boca no serían palabras agradables. Lo último que deseaba era faltarle el respeto a Maura, podría gritarle miles de groserías a su hijo, pero no a ella.
―Lamento si te hice sentir incomoda –confeso- ya no hablare del tema, sigamos.
Suspire aliviada y un poco más tranquila. Si bien Niall me había echo pasar los momentos mas felices de mi adolescencia, también me había echo pasar los peores. Lo mas prudente era no recordar.
Ya al final del recorrido, Maura me entrego la llave y el número de mi dormitorio, junto a otros papeles importantes que debía guardar.
―¿Sabrás llegar sola a los dormitorios? –pregunto amablemente.
Mi cara lo dijo todo, ella sonrió y acto seguido me detallo el camino a la perfección. Segundos después, nos despedimos con un hasta luego y un fuerte abrazo para yo seguir mi camino, deseando encontrar a los gemelos para poder ahorcarlos con mis propias manos.
Llegue al edificio en cuestión de minutos, no me topé con mis hermanos, lo cual agradecí muy en el fondo ya que no deseaba ser arrestada por asesinato. Subí unos cuantos pisos y cruce varios pasillos en busca del número escrito en mis documentos.
Cuando llegue, la puerta estaba entreabierta y podía escuchar a dos chicas platicar animadamente. Al parecer, no era la primera en llegar. Me alegraba la idea de tener compañeras, la soledad no era lo mio.
Abrí la puerta poco a poco y al parecer yo tenía razón, dos chicas estaban sentadas en uno de los sillones más grandes de la sala, y al verme, ambas cesaron su plática. Cerré la puerta y me acerque extendiendo mi mano a ambas en señal de saludo.
―Soy Elizabeth Steele –me presenté sonriente.
―Elise Armistead –contestó una de ellas.
―Crystal Kallahan.
Al observar a aquellas chicas me sentí un poco más segura, el nerviosismo se había esfumado, no estaría sola en este lugar. Por primera vez desde que vi a Maura, el asunto de Niall dejo de importarme en lo absoluto.

Zouis!!!<3:

¡Ficha aceptada!


Ya estás participando, suerte ;)
PD: Awww, el gif de Zouis. Me han encantado todos los gifs que han puesto :3

Gracias! Espero ansiosa resultados<3  
PD: Ya edite la ficha.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Avengers' Daughters | Audiciones cerradas| N.C

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.