O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» the code; audiciones abiertas
Hoy a las 6:43 am por wang.

» trust the unknown
Hoy a las 6:34 am por changkyun.

» Crazy thoughts of a sinister mind
Hoy a las 12:20 am por Andy Belmar.

» cokehq cay {muro interactivo.
Ayer a las 11:05 pm por Asclepio.

» She's Like Cold Coffee
Ayer a las 10:32 pm por Kurisu

» ¿Reclusorio o un Instituto? | Instituto Fénix
Ayer a las 10:18 pm por lovesick

» tropical night.
Ayer a las 9:37 pm por changkyun.

» A house made of cards and us, inside.
Ayer a las 8:17 pm por wang.

» Instituto Fénix | Muro
Ayer a las 8:15 pm por lovesick

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Bring me to life |N.C|

Página 4 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Bring me to life |N.C|

Mensaje por Invitado el Sáb 12 Oct 2013, 2:14 am

Capítulo 03
Nobody say it was easy.


»Sky Rucco

A pesar que había intentado detenerlas, las lagrimas seguían corriendo por mis mejillas. ¿Cuando fue que mi vida se volvió tan miserable? ¿Cuando había dejado de dormir cada noche para aventurarme como criatura salvaje? ¿Cuando fue que había dejado de vivir? Claro, desde aquel maldito viaje.
El odio hacia el monstruo en que me había convertido no dejaba de crecer, pero esta mañana, era especialmente grande.
Un dolor punzante se había apoderado de mi cabeza desde que abrí los ojos... No recordaba nada, absolutamente nada, como de costumbre... Pero sabia que había matado algo o a alguien.  La ropa mancha de sangre, y ese sabor casi metálico en mi boca lo delataban... Y lo odiaba.
Odiaba no saber que había hecho, y a quien había asesinado. Odiaba no tener control de mi misma, y  hacer daño inconscientemente. Odiaba despertar cada mañana tira en el medio del bosque semi desnuda, y ser cociente de que esa era mi rutina de vida hasta que la muerte tocara mi puerta... Odiaba todo en mi.
Perezosamente, y ya resignada, subí los escalones de la pequeña casa junto al lago que había heredado de mi padre. Vivía sola desde hacia mas de cinco meses, cuando mi madre, luego de una ataque de nervios -y soledad- decidió irse a vivir a la cuidad, a tan solo un par de horas de pueblo donde nací, crecí, y posiblemente moriré.  
Luego del incidente, decidí alejarme de toda civilización posible. Era demasiado riesgoso para todos que mi lado salvaje los asechara por las noches... Y tampoco quería dejar esa casa. Pequeña, vieja, y algo fría. Pero ahí era donde podía sentirme feliz aunque sea por unos instantes. Esa pequeña casa contenía todos los recuerdos de la persona que solía ser.
Introduje el pequeño pedazo de metal en la rendija de la cerradura, y luego de dar dos vueltas, abrí la puerta inundando mis sentidos con aquellos olores tan familiares y reconfortantes que esa casa me brindaba.
Arrastre mis pies hasta dentro, cerrando la puerta detrás de mi. Necesitaba un baño, un buen y reconfortante baño. Luego curaría mis heridas y quizás estudiaría un poco, si el sueño no me vencía antes.

"Sky, hija... ¿Como amaneciste? Espero que bien. Recuerda llamar a la abuela, es su cumpleaños", sonada la voz de mi madre en la contestadora, mientras abría el grifo de agua caliente. "¿Cuando vendrás a verme? Te extraño demasiado", finalizo. Nunca. Nunca iría a verla... Y sabia de antemano que ella no volvería a este "pueblo de la muerte", como ella lo había catalogado. Era demasiado superficial y plástica como para disfrutar de la libertad que este pueblo te proporcionada.
Apreté el botón de borrar en la contestadora antes de comprobar que la temperatura del agua era la adecuada. La casa era pequeña y los ambientes estaban tan juntos que podías sentir que te faltaba el aire si vivías con dos o mas personas... pero par mi, era perfecta.
Cerré el grifo,  y me quite los trapos que colgaban de mi cuerpo dejándolos caer al suelo. La noche anterior había sucedido tan rápido que no me había dado tiempo de quitármelas. Por lo general, las escondía en el bosque, pero esta vez, apenas había podido salir de mi casa y adentrarme en el bosque lo suficiente como para no poner en peligro a nadie.  
Me metí en la bañe llena de agua caliente y jabón con olor a frutillas, que formaba grandes burbujas sobre mi cuerpo, y luego cerré los ojos, dejando mi mente vagar entre los pensamientos.  
Aun después de dieciocho años de vida, no lograba entender como mi padre se había enamorado de mi madre. Era una mujer amable y siempre había dado todo por darme lo mejor... Pero aun así, seguían siendo diferentes. Mi padre era un hombre liberal amante de la naturaleza y bromista de primera. En cambio, mi madre, era fría, organizada, y le gustaba la vida en sociedad. Ni siquiera lograba encontrar un punto de unión ente ellos y yo.
Si no fuese por el parecido físico, posiblemente hubiese pensado que había sido adoptada.
El teléfono volvió a interrumpir el pacifico silencio que habitaba comúnmente en la casa, y que hoy mas que nunca necesitaba. Lo deje sonar, hasta que salto la contestadora. No tenia la intención de cortar mi dichoso baño por ir a atender.

"Sky, llámame por favor. Necesitamos hablar. Se que estas ahí... Es importante", la voz de Louis me llamo poderosamente la atención. El nunca llamaba. Es mas, hacia alrededor de dos meses que no nos veíamos las caras, y eso que vivíamos en el mismo pueblo. "No es un juego, Sky... Realmente te necesito", finalizo mi castaño amigo. ¿Que le había pasado? ¿Que era tan importante para Louis que había acudido a mi ayuda? O quizás, era algo en el que los dos estábamos involucrados.
Fruncí el ceño y decidí dejarlo para mas tarde, o quizás para cuando nos volviéramos a encontrar. Nuestra relación ya no era igual, y si era realmente importante, seguro volvería a llamar.

Salí de la bañera envolviendo una toalla alrededor de mi cuerpo y luego camine hasta la cocina para poner a calentar un poco de café. El pequeño descanso lo dejaría para mas tarde. Su turno en el negocio de los Clayton's empezaba en un par de minutos y debía apurarse.
Se puso un par de shorts rojos algo desteñidos y rotos, y una remera rayada en blanco y negro. Debía apurarse si quería llegar.
Luego de aplicarse un poco de café y acomodar su cabello suelto, guardo los libros que iba a necesitar para adelantar su proyecto pata Literatura Inglesa. Era su primera años en la Universidad, y a pesar que no era muy buena, se esforzaba y mucho.
Tomo su bicicleta y condujo por el camino de tierra sintiendo como el viento chocaba contra sus mejillas. Eso era placentero y reconfortante.


El pueblo estaba bastante tranquilo. La temporada alta empezaría solo en dos meses, así que el trabajo no me había ocupado muco tiempo, permitiéndome avanzar en mi tarea.  
Estaba tan entusiasmada con la lectura de mi libro de los hermanos Grimm, que no me percate que habían entrado al local un par de chicos y habían comenzado a servirse ellos mismo los productos de las góndolas. Una par de cervezas, comida chatarra, chocolates, y unos paquetes de cigarrillos... Cosas básicas para un campamento, pensé cuando los tres chicos se acercaron hasta el mostrador con una enorme sonrisa plasmada en el rostro. "Que inconscientes". Aunque era mas que obvio que estaban de vacaciones. Su piel perfectamente bronceada lo delataba.

-Preciosa-me llamo uno, dejando las cosas frente a la caja registradora. Su cabello rubio ligeramente levantado hacia arriba y su perfecta sonrisa blanca marca por el fantasma de los brackets, fue lo primero que vi a través de mi anteojos de pasta negros. Era lindo, demasiado lindo. Deje mi libro a un lado decidida a terminarlo esa misma tarde, y me acomode frente al mostrador para comenzar a pasar las cosas y cobrarles. Mientras mas rápido terminara, mas rápido volvería a la lectura.

-Pregúntale Nialler, a lo mejor ella sabe-escuche que uno de los chicos le decía al rubio en susurros.

-Lo encontraremos solos, Joe... No hace falta-contesto el rubio de manera arrogante. Si en algún momento me había parecido atractivo, se había borrado con aquel comentario.

-Niall, ayer nos perdimos y terminamos en ese hotel de segunda mano... ¿Puede hacernos el favor de dejar tu estúpida actitud machista y preguntarle donde rayos esta el lago?-soltó otro de sus amigos. Reprimí una sonrisa mientra me concentra aun mas en pasar todos los productos frente a la computadora para que esta los tomara.

-Lo de ayer fue un accidente, Luke, me confundí lo admito... Los llevare al lago como que me llamo Niall-dijo el rubio. Niall... o Nialler para sus amigos.

-Veinte dolares-dije interrumpido a uno de sus amigos que estaba a punto de volver a protestar en contra. El rubio sonrió y levanto la mirada para unirla con la mía.
Sus ojos, azules como el cielo y tan profundos como el mar penetraron mi alma haciendo que mi mundo diera un giro completo en menos de un segundo. Podía perderme en ellos toda la vida. Y ese sentimiento me asustaba.
Seguramente parecía tonta ahí frente a el con la mirada clavada en la suya y la mandíbula por el piso, por que ensancho mas la sonrisa.

-Aquí tienes preciosa-me tendió los dos billetes de diez mientras guiñaba un ojo. "Egocéntrico", pensé, borrando todo rastro de mi rostro, pero aun así, era cociente que mis mejillas habían adoptado un color rojizo, casi tomate.-Somos nuevos aquí... ¿Sabes?-hablo cuando vio que yo no tenia mas ganas de relacionarme con el o con cualquiera de sus amigos.-Estamos acá para pasar una temporada antes de volver...-

-No deberían ir al lago- lo interrumpí, sin mirarlo a los ojos.  Eran un arma mortal y el sabia como utilizarla a su favor.

-¿Perdón?-soltó uno de sus amigos adelantándose al rubio.

-Es peligroso-explique al ver que ninguno había captado la indirecta.

-Me gusta el peligro-contesto Niall sin quitar su sonrisa del rostro. Las mariposas que revolvían como locas en mi estomago cada vez que una palabra salia de su boca. ¿Era posible que algo así sucediera? No. Seguro la abstinencia me estaba volviendo loca.- Vamos... ¿Como te llamas?-

-Sky-

-Vamos Sky... No seas aguafiestas...-

-No soy aguafiestas...-

-Niall, Niall Horan-

-Niall Horan, es la verdad. El lago es peligroso. Esta protegido por la policía del pueblo, sino me crees-soltó, intentando hacer el relato lo mas verosímil posible. Aunque era mas que obvio que ellos eran unos adolescentes en busca de aventuras.

-No he dicho lo contrario Sky... En ese caso, no tendremos que enfrentar con la ley-soltó de manera arrogante. En ese momento mis ganas de partirle el libro en la cabeza, aumentaron. ¿Quien se creía?

-No entiendes...-

-Mira preciosa, no estamos acá para seguir tus consejos... Solo vinimos a comprar, solo eso... Así que, gracias por todo, no vemos algún día de estos..-contesto uno de sus amigos, castaño y de ojos miel.

-Joe, por favor...-dijo Niall fulminándolo con la mirada. Quizás no solo la usaba para conquistar, también era un arma mortal cuando se enojaba.-Sky, gracias por el consejo... Pero estamos grandes y vinimos a buscar aventuras- soltó el rubio, agarrando la bolsa donde había acomodado las cosa-Cuando nos volvamos a ver te contare como salí vivo de ese bosque...- dijo.

-No entienden- volví a insistir.

-Y tu tampoco- soltó Joe caminando hacia la puerta junto a los otros dos. Eche un ultimo vistoso antes de que se fueran por completo, y volvía a sentir su mirada sobre la mía.


-¿Nueva conquista Nialler?-soltó uno de sus amigos antes de cerrar la puerta, y perderse junto con aquel rubio.

-No lo creo-fue lo ultimo que escuche de el. ¿Que había sido todo eso? Yo no era así, definitivamente no.
Seguramente aun seguía hipnotizada por su mirada y me resultaba malditamente imposible borrarlo de mi mente... Pero no. ¡No! El iría al bosque junto con sus amigos. No podía permitir que eso sucediera. No podía permitir que se encontrara con mi otro yo. ¿Y si los lastimaba? Dios, debía haber respondido el mensaje de Louis... El sabría que saber.  


»Alba Beatriz Klairack | ¡Hey Summer!
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bring me to life |N.C|

Mensaje por Invitado el Sáb 12 Oct 2013, 8:37 am


prisci amé tu capi linda!!
esta perfecto en serio!!
espero que la sigan pronto!
bsosxx
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bring me to life |N.C|

Mensaje por moondust. el Sáb 12 Oct 2013, 11:52 am

Ame el capitulo estuvo tan genial. ¡Dios! Amo como escribes.
Ese Nialler es... No tengo palabras.
¡Amo a Sky! ¿De que ira la llamada de Lucho?
Espero el siguiente
avatar


Ver perfil de usuario http://thewanderingmoondust.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Bring me to life |N.C|

Mensaje por ¡Hey Summer! el Sáb 12 Oct 2013, 12:19 pm

LOV LOV LOV
LO AME! OH ESE NIALLER VFBKVJBFDJKVBJDFJVKBGFLKJ
ahora es mi turno y quizas lo suba esta noche
avatar


Ver perfil de usuario http://lenainthe-rp.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Bring me to life |N.C|

Mensaje por ¡Hey Summer! el Sáb 12 Oct 2013, 7:25 pm

Capítulo 4
So full of hate, so full of death.


»Alba Klairack
Un agudo sonido interrumpió mi sueño y me puso alerta. Abrí los ojos y noté que ya era de día, y que aun estaba allí, en el bosque. Intente pararme de la tierra húmeda, pero mis piernas flaquearon débiles. Volteé mi cuerpo hacia arriba para probar sentarme, pero también fue imposible.

La noche anterior me habían atacado, no se quien -o que-, y no recuerdo en que momento. Me escocia la pantorrilla derecha entera, desde la rodilla hasta el tobillo, apenas podía mover el brazo izquierdo y sé que tenia una contusión palpitante al rededor del ojo. Estaba agotada. No recuerdo si había ganado la pelea, pero me alegraba de haber sobrevivido. Solo esperaba que quien me haya enfrentado no haya sido alguien que conozca. Y que no haya salido muy herido.

El, ahora reconocido como ladrido, se escucho otra vez y mas cerca. Lo dejé pasar, no creía que un perro me haría daño estando en mi forma humana. Me arrastre como pude por entre los arboles, clavándome ramas y piedras en el cuerpo en el camino, hasta que llegue al imponente árbol de tronco hueco donde estaba mi mochila. Con ayuda del árbol me levante y apoyé mientras intentaba vestirme. Para cuando subía la cremallera de mi sudadera ya temblaba y salia vapor de mi boca. No sentía el frío, o lo ignoraba, pero mi cuerpo si lo hacia. Amarré mi cabello de cualquier manera, me puse la capucha de la sudadera y la mochila rasgada en el hombro. No había previsto que estaría helado en la mañana, pero debía tenerlo en cuenta para la próxima noche.

Me encontraba en el lado norte del bosque, muy lejos del pueblo. Respiré profundo e hice un esfuerzo por caminar a medias. Con cada paso, el dolor disminuía y lograba, poco a poco, concentrarme en mis pensamientos. 
Debían ser como las 6 a.m., aun no salia el sol y parecía no querer hacerlo. En una hora, el tiempo que me tomaría llegar a casa y arreglarme, debía abrir la tienda. Luego recibiría las entregas que había ordenado la semana anterior y las ordenaría. Por ultimo me quedaría allí, viendo a la nada y masticando Nepeta mientras me ahogaba en mi desastre de vida hasta que fuese el momento de escapar al bosque como la miserable bestia que soy.

–En mi camino, con un animal me encontré. Parecía amigable, en el día era amable. En la noche era salvaje y no perdonaba nunca a nadie...– caminaba mirando al suelo tarareando una estúpida canción que yo misma había inventado. Si no tuviese la herboristería podría ser una gran compositora de singles o canciones infantiles. Y, claro, si tampoco fuese un raro demonio de la noche.– No sabe lo que hace, no puede controlarse. Solo es salvaje... Solo es salvaje...– los ojos me picaban con lagrimas, pero las ignore. No puedo llorar, no debería. ¿Porque me deprimiría? Es lo que soy ahora y solo me queda aceptarlo. Es mi nueva vida.

Después de varios metros, y patéticas estrofas, levanté la cabeza y me encontraba cerca de la salida a la carretera. Apresuré los pasos, pero luego los disminuí, era demasiado para mi. 
Cuando comencé a venir al bosque noté una similitud horrible. Me di cuenta en la segunda semana en que venia, y todo por que solo recuerdo los sonidos cuando me convierto en... eso. Al caminar podía oír las hojas caídas romperse con chasquidos, y estas me recordaban el sonido de pequeños huesos rompiéndose. Casi vomitaba cada vez que lo oía, me recordaba a lo que era. Ahora solo se me revuelve el estomago, por suerte.

En el momento en que llegue a la carretera, un auto se acercaba. Los faros me iluminaron el rostro, dejándome mareada, y la bocina sonó un par de veces. Lo tome como una advertencia -muévete o te atropellaré- así que me acerqué a la orilla del camino lo mas que pude, con cuidado de no pisar las hojas. Me encogí en mi sudadera, tenia mucho frió, y miré al suelo.

–Lo que no daría por subir a ese auto– murmuré sabiendo que era imposible. El conductor debió de ser psíquico, por que se orilló cerca de mi y aminoró la velocidad. Le eche un mejor vistazo al vehículo. Era uno de los modelos mas nuevos, pero a simple vista sabias que era usado. Aun así se veía muy cómodo y apostaría lo que fuese a que tenia calefacción. Y apostaría lo que fuese a que el dueño era el padre de el hombre que lo conducía.

–¿Puedo llevarte?– me paralicé por un instante. Esperaba que no me viera; que no decidiera parar y salir del auto solo por ser un buen samaritano y darme un aventón al pueblo.– ¿Necesitas que te acerque al pueblo? Voy hacia allá y no me molestaría. Esta helado aquí y no te ves...– eché a correr hacia la arboleda, totalmente asustada y con la adrenalina a tope. El chico, por que era joven, salio del coche y grito para que volviera. Pero no le hice caso y seguí adelante.

Volteé solo una vez, pero fue un error. Mi pie izquierdo se trabó en una raíz gigante, caí hacia adelante y rodé cuesta abajo hasta caer en el lago. Mi espalda toco el fondo, mas precisamente, una roca. El agua golpeaba en mis oídos, me oprimía el pecho, recordándome a la única vez en la que casi muero por que una bestia me atacó por la garganta.
Luché por salir a la superficie, con brazos y piernas, pero, por alguna extraña razón, no lo lograba. Me obligué a calmarme y me dejé flotar hasta arriba. Tomé varias bocanadas de aire cuando saqué la cabeza para no llorar.
Me arrastré por la tierra hasta que quedé totalmente fuera del agua. Y solo me tendí ahí, a punto de desmayarme, junto al lago, llorando desconsoladamente.

Refregué mis manos sobre mi ojos, me senté y observe mi reflejo en el agua. No explico como es que el maquillaje no se borraba en la transformación, solo sé que no lo hacia. Ahora lo tenia corrido por debajo de los ojos y tardaría en salir incluso con el mejor desmaquillante. La rabia me atacó cuando vi los rastros de sangre seca en mi cara. Tomé agua en mis manos de manera histeria y la esparcí por mi cara y brazos hasta después de que las manchas se hayan ido. 

Quería borrarme, no existir mas. ¿Que soy? ¿En que me convertí? Jamas pensé que algo así me pasaría. Es decir, estas cosas solo se leen en los libros ¿por que nosotros? ¿Que habíamos hecho mal? Solo eramos un grupo de amigos dispuestos a vivir una aventura antes de que cada quien siguiese su camino en la vida. No deseábamos separarnos, claro, eramos mejores amigos. Pero ahora estábamos condenados a cuerpos que ya no nos pertenecían, que compartían esta enfermedad. Nuestra enfermedad.

Me aleje de mi auto-destrucción interna, a la par que me alejaba del lago. No cometí el mismo error dos veces, ahora seguí por entre los arboles. Para el momento en que me acerqué a la pendiente en la que terminaba la linea de arboles, el sol ya estaba a punto de salir. Miré hacia abajo, al pueblo. Aun no había mucha gente fuera. Supongo que es una tradición que los viernes en la mañana todos se queden encerrados en casa oyendo las ultimas noticias hasta que sea el momento justo de salir.
Suspiré y me preparé mentalmente para mi aburrido día.

{...}

Al rededor de las 7:30 ya me acercaba a casa. Antes debía atravesar el centro de Shadowcraft, el pequeño submundo pueblerino olvidado por las grandes poblaciones en el país. Debo decir que, de tener otro camino para llegar a casa, iría por ese otro camino, pero al ser un lugar sin grandes dimensiones, solo me quedaba ir por ahí.

Caminaba con la cabeza baja, sin hacer contacto visual con nadie, como siempre. Oía los murmullos de las pocas personas fuera, más, no se dirigían a mi. Miré a ambos lados para intentar descubrir que era lo que atraía la atención de la gente. Nada en especial. Sin embargo, había algo de diferente en el lugar, algo que no he notado antes... y tampoco puedo notar ahora. Me encogí de hombros para mi misma y seguí adelante. Solo quedaban unas calles para llegar a mi hogar. Suspiré de alivio.

De pronto, unos pasos hacían eco de los míos detrás de mi. No volteé, lo dejé pasar. Nadie se me acercaba jamas y no veo razón para que alguien lo haga, así que caminé. Mi casa se materializo frente a mi, ya no podía esperar para entrar y tomarme una ducha caliente. Tomé la perilla de la puerta, preparada para entrar, pero sentí el aliento de alguien en mi oído. A toda velocidad, entré y azoté la puerta en la cara de quien sea que me haya seguido. Me recosté en ella, con temor, y un minuto después reaccioné e intenté ver a la persona que iba detrás de mi por la mirilla. Pero ya no había nadie.

Esto no me había pasado jamas, nadie me había perseguido nunca. Seguramente son espejismos que me planta mi retorcida cabeza. ¿Por que? No lo sé.

Me alejé de la puerta para ir a la ducha. Arrojé la mochila en el sofá y mientras iba al baño, dejaba caer cada prenda que traía, de modo que ya estaba en ropa interior al llegar a la bañera. Abrí el agua fría y también la caliente, y fui en busca de las toallas rosas con dibujitos de ositos y corazones que tenia desde los 12 años y que mas me gustaban. 
Antes de entrar en la bañera caliente, me planteé firmemente que hacer con mi casa. ¿Cierro puertas y ventanas? ¿Alguien vendría a irrumpir mientras me baño? ¿Estoy imaginando demasiado otra vez? 
Al final, me encontré entrando en la ducha, con puertas y ventanas abiertas o sin seguro, y decidiendo que esa no era mi mañana.

Cuando estuve totalmente segura de que todo rastro de sangre, tierra o agua de lago estaba fuera de mi cuerpo tomé una toalla, la envolví en mi cuerpo y caminé hasta estar frente al espejo. Observé mi reflejo, buscando contusiones o heridas en mi cara, pero no había ninguna ademas de la de mi ojo. Aun así me quedé allí, frente a la imagen de mi rostro y una parte de mi cuerpo. Fruncí el seño. Estaba un poco gorda. Bueno, un poco bastante gorda, y no entendía por qué. ¿Tanto comía en las noches como para que me afecte así?

Me aparté molesta, caminando al armario, y me vestí con lo primero -y lo mas limpio- que encontré. De arriba de la cama, agarré mi bolso con las cosas que podría necesitar en la tienda y me fui de mi casa.

Saqué un cepillo de del bolso y cepillé mi cabello de camino a la tienda.

{...}

Durante las primeras horas en la tienda, no pasaba nada, lo que es normal, sin embargo, a eso de las 6 p.m. la señora Golding me llamó para un pedido. La sra. Golding es una ancianita de ochenta y tatos años que siempre compra cosas para sus gatos Reina Lily y Rexiwood. Nunca la he visto comprar alimentos para si misma, solo sé que se desvive por sus adoradas mascotas.

Ahora me encontraba a punto de salir de la herboristeria y con dos paquetes; como un kilo de menta para gatos y algunas barras de dulces de gatos. Para llegar a la casa de la sra. Golding necesitaba cruzar medio pueblo y seguir el rumbo por el Este hasta la casa mas alejada, y también la mas deshecha.

–Nadie se dará cuenta si tomo una mínima hojita de Menta ¿Verdad?–murmuré. Abrí la bolsa -a medio camino de la casa, por cierto- y tome unas hojas. Las metí en mi boca y mastiqué. Eso me relajo visiblemente y difuminó todos los problemas que tenia en mente.

Estaba flotando por las calles en mi nube de alucinógenos, y no me importaba. Todo era paz y tranquilidad hasta que... ¡Paff! alguien me choca y me tira al suelo. 
Desperté de mi sueño de drogada y giré en todas direcciones, buscando a quien me hizo caer, pero se alejaba muy rápido a mi izquierda, solo veía su gigantesca espalda envuelta en un traje oscuro y su cabello. No es como si le fuese a pedir explicaciones, o peor aun, enfrentarlo, solo quería ver si le conocía o no. Y no lo hacia.

Me levanté del suelo, sacudí mi ropa y caminé las dos calles que me quedaban para llegar al hogar Golding.

Como de costumbre, la ancianita me esperaba afuera, en la puerta y con una sonrisa dulce. Le sonreí de igual manera y subí los escalones del porche para estar junto a ella. Solo a ella podía sonreirle verdaderamente. Para mi, es el estereotipo de abuela perfecta.

–Babe ¿que te ha pasado en el ojo?– me paré en el tercer escalón del porche para llegar a su altura y la abracé. Ya estaba en sus años dorados, toda encorvada y un poco enferma, pero aun tenia el espíritu salvaje de la juventud.

–No es nada –sonreí un poco– Me golpeé con una puerta, pero ya pasara. Nada de que preocuparse.

–Bien. –dijo sin convencerse– ¿Como lo llevas? ¿Estas bien?

–¿A lo de Jason? La verdad es que lo extraño bastante, pero estoy un poco triste ademas.– Me mordí el labio, preguntándome si debería admitir algo de mi situación– Todo es tan diferente desde lo de mis padres. Y no tengo a Jason para apoyarme.

–Comprendes que el no solo se fue por los estudios ¿no? También era difícil para el.

–Si, pero siento que me ha abandonado, es decir ¿no ha pensado en mi? ¿No le importé?– ella sonrió un poco.

–Claro que si. El te adora y, obviamente no fue lo mas fácil del mundo irse. Seguramente descubrió que no puede quedarse toda la vida llorando en tu hombro, ni tu en el suyo. Deben hacer sus vidas.

–Lo entiendo– bajé la mirada a mi mano y localicé las bolsas de papel– Tengo los dulces de Reina Lily y la menta de Rexiwood.– le tendí las bolsas, ella sonrió agradecida y las tomo. Desde esa distancia, podía sentir el aroma a Nepeta. Como pude, trate de no sucumbir a la tentación.

–Gracias, linda. Juro que te pagaré por todo en cuanto tenga mi dinero–su amabilidad me hizo sonreír. Nadie era como la sra. Golding lo es siempre conmigo.

–No se preocupe. Puedo esperar todo el tiempo que necesite –me agradeció con una avergonzada mirada y beso mi mejilla– Salúdeme Reinita y Rexi. Y cuídese.

–Claro que lo haré. Tu también cuídate, corazón. Adiós.

Me despedí con la mano mientras iniciaba mi camino a la herboristeria por tercera vez en el día. Esta vez, caminé a grandes y rápidas zancadas para llegar lo mas pronto posible. Vagamente recordé que hoy era día de entregas en la tienda y que aun no había pasado los repartidores. Si no llegaba a tiempo tendría que esperar al próximo mes para recibir las especias exóticas que ordené.

Cuando llegué no sabia si sentir decepción o alivio. Mire el reloj de pared y era muy tarde para que aparezcan. Supuse que irían al día siguiente, así que me relajé un poco y suspiré lentamente.

La hora se acercaba, pero aun no era momento de cerrar. No había nada que hacer, salvo re-organizar especias, mi habitual tarea cuando estoy aburrida.

Albahaca, Ajo, Azafrán, A...

–Hola ¿esta cerrado?– ¿Era mi imaginación o alguien me estaba hablando? Últimamente he estado muy imaginativa, este podría ser otro truco de mi mente– Necesito un poco ayuda –No, no era algo de mi cerebro fallante. Alguien me hablaba, un hombre me hablaba– ¿Disculpa?

–¿Si?– murmuré.

–Bueno, esta mañana llegue al pueblo y tengo serios problemas de orientación– oía una profunda voz masculina que arrastraba ligeramente las palabras y que era imposible que fuese de alguien menor a los 25 años. Sentí sus ojos en mi espalda, no quise voltearme–. Estoy dando vueltas desde esta tarde y aun no he encontrado el camino– su mirada dejo mi cuerpo y suspiré. Quizás ver un poco no le haría daño a nadie. Giré sobre mis talones para echarle un vistazo y, para mi buena suerte, el no me miraba; buscaba algo en sus bolsillos. Me dio la oportunidad de fijarme mejor; era alto, muy alto; con cabello rizado y castaño oscuro corto. Tenia pantalones negros ajustados y una sudadera debajo de una camisa con cuadros. Sorprendentemente aparentaba mi edad y se veía como una diva, entonces levanto la cabeza, dejándome ver unos intensos ojos verdes. Dios, que mirada.

Me miro fijamente un segundo y luego frunció el seño de una manera muy adorable.

–Yo te conozco...– lo pensé por unos instantes, pero su rostro no me era familiar.

–No lo creo, seguramente me confundes–murmuré con la voz temblando. Como quisiera ser mas segura.

Se inclino sobre el mostrador para verme de pies a cabeza y yo retrocedí un poco intimidada.

–No... Tu eres la chica de la carretera, la que salio corriendo.– abrí la boca, pero no había manera de convencerlo de que no era yo.

–Yo no...

–¿Que te paso en el ojo?–instintivamente llevé mi mano a mi cara y cubrí la mancha morada que tenia al rededor del ojo. 

–No importa, no es nada– otra vez, mi voz flaqueaba.

–¿Segura?

–Totalmente.– nos quedamos en silencio un momento, viéndonos fijamente, entonces aparté la mirada. ¿Desde cuando soy tan valiente?

–Bien, soy Harry ¿como te llamas?

–Eso no importa– el volumen de mi voz había bajado hasta un murmullo de nuevo.

–No pienses algo malo de mi, solo busco ayuda. No te haré daño– sonaba sincero ¿debía creerle?. Y si mentía ¿que cosa podría hacerme? Soy una bestia en las noches, debería saber defenderme.– Quisiera saber tu nombre, nada mas que eso– no se veía exactamente como una persona con la que podría encariñarme. Ni siquiera parecía encajar en el pueblo. Era un niño mimado de ciudad, no se quedaría por mucho tiempo.

–Soy...–aclaré mi garganta– Alba.– el sonrió, dejándome ver unos blancos y derechos dientes.

–Lindo nombre. Es un placer–me tendió su mano y yo la estreché, sonriendo apenas– Bueno, creo que, resuelto esto, podrías ayudarme a encontrar mi departamento ¿verdad?–me lo pensé bien antes de asentir. Solo sería ayuda.– Vamos, entonces.

Hizo una seña con la mano para que lo siguiera hasta afuera, y yo le obedecí dócilmente. Podría cerrar y, luego de indicarle el camino, irme a casa a buscar mi mochila. Podría ser.

–No encuentro el papel donde estaba escrita la dirección, pero creo que era hacia allá– señalo al Norte, donde estaba el centro del pueblo. Yo asentí y me volteé a cerrar la puerta de mi tienda. Le di dos vueltas a la llave y listo.

–Ya esta ¿vamos?–de a poco iba acostumbrando a mi voz a sonar mas firme. El asintió y comenzamos a caminar.

Mientras sus pasos eran largos y fáciles, los míos eran zancadas dificultosas. No hablamos mucho en el camino, por mi culpa. Harry intentaba sacar temas de conversación, pero yo respondía con cortas silabas tajantes. Dejo de intentar hablar y se limito a indicarme los lugares que reconocía. En verdad, no quería que se molestara conmigo, ese era mi mecanismo de defensa básico. En un dos por tres, ya estábamos a una calle de su departamento.

–Ya casi llegamos– dijo casualmente. Me quedé en silencio, sin saber que contestar.

En ese momento no era consiente de la hora, o de nada, prácticamente, hasta que un dolor de cabeza me azoto muy fuerte. Hice una mueca, preguntándome que ocurría al mismo tiempo en que me daba cuenta.

–¿Que hora es?–pegunté aguantando el martilleo que había en mi cabeza. Harry miro su caro reloj.

–Como las 21:30, mas o menos– abrí los ojos con miedo y salí corriendo sin decir una palabra. Oía mi nombre en gritos, pero no se escuchaba ningún paso detrás de mi.

Entré a casa desesperada. Ya casi era el momento. Corrí a mi habitación, mas precisamente a mi cama, y tomé la mochila. No me moleste en cerrar con llave la puerta, nadie entraría a robarme nada. 

Tome un atajo por detrás de mi casa, donde comenzaba el bosque, y corrí. Corrí a toda prisa, sintiendo mas síntomas del cambio mientras mas cerca estaba. Por fin había llegado, justo a tiempo de desvestirme y dejar mis cosas en el tronco hueco. 

Entonces, la oscuridad me cegó.


»Elisabeth Schnieper | Michie<3
Abreme y te dare un queso.:
Bueno, bueno, les presento a mi querida Alba representada por mi mas querida Kaya Scodelario. Soy Summer, la chica rara que ama leer y escribir, y les debo un queso por abrir esto y un chocolate por leer el capi. Esperenme por el siguiente beibis. Bai y kess mis felinus (?
avatar


Ver perfil de usuario http://lenainthe-rp.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Bring me to life |N.C|

Mensaje por Invitado el Sáb 12 Oct 2013, 8:19 pm

Summer!!! amé tu capi linda!! está... wow
divino, simplemente me encantó...
kate espero que la sigas pronto linda!!
besosxx
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bring me to life |N.C|

Mensaje por holiscrayolis el Sáb 12 Oct 2013, 8:27 pm

Amé los dos capítulos chicas, estuvieron geniales.
Primero el de Pris con su Sky y Niall, ese chico no entiende que no tiene que ir al lago, corre peligro de ser comido por su conquista(?
Luego el de Summer (he olvidado tu nombre, o no sé si lo has puesto xd) con Alba y Harry, que fue tan caballeroso para darle un aventón a la chica pero ella se negó. Bah
Pobres de las chicas cómo sufren.
Síganla
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bring me to life |N.C|

Mensaje por moondust. el Dom 13 Oct 2013, 12:31 am

¡Hey, chicas! Aquí Kate... Comenzare a escribir mi capi... Pero tal vez mañana lo suba.
Los capis han estado geniales  
Sky y Nialler. ¡Nialler y Sky! ¡Ellos! ¡This!
Y luego... Alba y Harroldo. ¡Harryto y Alba! ¡Dios!
Siimplemente no tengo palabras para describirlos
Perdonen por no haber dicho nada antes pero eh estado un poco ocupada con unos exámenes que me hacían falta.
avatar


Ver perfil de usuario http://thewanderingmoondust.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Bring me to life |N.C|

Mensaje por Invitado el Jue 17 Oct 2013, 9:41 pm

Me encanto el capitulo Summer, escribes muy lindo... Y tu nombre klajsdlkas es mi nombre favorito, okno. Pero algo asi.
Hazza es tan atento en el capitulo, y ella... se siente igual que las demas, sola.
Ya quiero seguir leyendo.
Siguela Michie.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bring me to life |N.C|

Mensaje por moondust. el Dom 20 Oct 2013, 1:17 am

Capítulo 005
Smiling I'm no good


»Elisabeth Schnieper

El tacto de las suaves hojas se hacía cada vez más contundente. A su vez que el suave cosquilleo en la nariz comenzaba a esparcirse por varias partes de mi rostro. Abrí mis ojos lentamente. Rojos Naranjas y verdes se alzaban en mi vista. El sonido del viento chocando con la copa de los arboles relajaba hasta el más mínimo centímetro de mi cuerpo. Sentí un cosquilleo en mi cuello que me hiso dar una pequeña risita. Mariposas. Me encantaban las mariposas de pequeña y ahora no habían dejado de gustarme. La tranquilidad en este momento podría ser casi palpable, quisiera quedarme aquí. Recostada.

Di un triste suspiro y me levante. Me eche una ojeada no tenía sangre o algún rasguño. No tenía nada. Literalmente no tenía nada. Mire a mi alrededor, estaba a solo tres arboles de donde había colgado mi vieja y rosada mochila. Corrí apresuradamente hasta aquel árbol, agradeciendo que al parecer había sido una de las mejores noches que había tenido. No había asesinado, no me habían lastimado y no estaba tan lejos de mí ropa. Una vez me había tocado caminar casi medio bosque para encontrar mi ropa, claro y sumémosle que me toco pasar, la angosta, pero aun así, carretera.
Torpemente me puse mi suéter gris. Igualmente me termine de vestir con mis desgastados jeans y unos toms grises. Mire la hora en el moví. 6:15 am. ¡Ya iba tarde para mi turno! Corrí por el bosque en línea lo más recta que podía para no demorar mucho.

Mi respiración era agitada. Había corrido por lo menos 8 o 9 kilómetros en… 10 minutos. Para mí eso era absolutamente demasiado. Apenas y pase la puerta de Bob’s, para que el aroma a limón y madera inundara mi nariz.
Bob’s no era mi lugar favorito en toda la tierra y mucho menos el mejor lugar para trabajar. Pero para mí por ahora está bien.


— Llegas tarde. —Anuncio el gran y fornido hombre tras la barra. Bob Junior. Él era un poco más agradable que Bob padre.
—Oh. —Esa simple silaba salió de mi boca en el tono más bajo pero alto a la vez que haya podido decir. —Bueno… — Pude balbucear apenas antes de ser interrumpida.
—Te lo descontare. —Dijo parándose rectamente y cruzando sus brazos, esto lo hacía ver más amenazante.
—Vamos, solo han sido… 5 minutos. —El miro detrás de mí. Sabía exactamente que miro el reloj pegado a la pared. Levanto su ceja derecha diciéndome un “¿Enserio crees que me dejare tomar por el pelo?” Ha ganado. — Vale, fueron veinticinco minutos. —Di un suspiro dramático. — Bien descuéntame. —Mire hacia el suelo aumentando más drama al asunto.
—Nieper… Te salvas esta vez, a la próxima si te lo descuento. —Levante la vista con una gran sonrisa en mi rostro. Tal vez la suerte hoy estaba de mi lado. —Ve a cambiarte.


Asentí y camine rápidamente hasta el baño de empleados. A la hora del almuerzo iría a casa y me ducharía. Si no fuera porque necesito dinero no habría venido hoy. Me hubieran descontado toda mi hornada de trabajo y eso en este momento no me lo puedo permitir. Tengo cuentas que pagar.
Me cambie mi suéter gris por un suave saco verde hoja, con el logotipo de “BOB’S CAFÉ-BAR” grabado en el lado izquierdo. Mis toms grises por unos negro, solo para hacer juego con el delantal de cintura negro. Salí a toda prisa del baño asegurándome de dejar mi mochila en mi casillero. Camine hasta el mostrador tomando  una de las libretas y una lapicera. Bueno es hora de comenzar. Dije para mí misma.


—Ve atiende la mesa siete. —Me ordeno Bob Jr. Asentí y camine con una sonrisa de oreja a oreja hasta la mesa.
— ¡Muy buenos días! Le damos la bienvenida a Bob’s café-bar ¿Qué puedo hacer por usted? —Comencé con lo habitual, solo que con más entusiasmo.
—Podrías hacer bastante. —Dijo con una sonrisa plegada en los labios, lo mire a los ojos. Que por cierto era muy azules. Mis mejillas se calentaron rápidamente, haciendo que una sonrisa aumentara de tamaño. Lo único era que mirases su sonrisa por donde la mirases, no parecía arrogante. —Me podrías traer… Un  café. —Asentí y lo anote. Iba a dar la vuelta cuando. —Y… una dona. —Torpe, torpe, torpe. Había olvidado preguntar si deseaba ordenar algo más. Cabizbaja asentí y lo agregue al pedido.
— ¿Desea algo más? —dije apenas en un susurro.
—Si… Tu nombre. —Dijo. Instantáneamente lo mire. ¿Qué estaba pasando? Esto está mal. ¿Por qué me habla?
— Eli… Elisabeth. —Lamente no tener el control de mi boca en ese instante. Lo mire a los ojos nuevamente porque simplemente, quería hacerlo y tratar de averiguar que pasaba.
—Elisabeth… Lindo nombre, me llamo Logan. —Sonrió con facilidad. Trate de imitarlo. Pero era algo que la normalmente no me quedaba del todo bien. Al contrario de é, quel parecía hacérsele fácil. Seguro y el era de esos chicos brillantes y sociables.


»Michelle Host

Chicas, siento la tardansa. Por cierto soy Kate. Es una confucion pero Michie "La verdadera Michelle" y yo compartimos el mismo Username.
Pero lo habamos y decidimos que para que no nos confunda firmaremos.
-Kate.
-Michie.
Jsajdhkajd... Michie aveces me dice que deje de ser "este" y me cree una cuenta. Pero luego me dice que es mentiras y que no la abandone.
Besos. Sus capis estubieron geniales chicas, los ame! espero el de mi Michie :3
avatar


Ver perfil de usuario http://thewanderingmoondust.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Bring me to life |N.C|

Mensaje por Invitado el Dom 20 Oct 2013, 11:48 pm

kate!!
preciosa amé tu capítulo!! en serio lo amé!!
escribis divino ;)
kate espero que la sigas pronto linda!!
besosxx
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bring me to life |N.C|

Mensaje por ¡Hey Summer! el Lun 21 Oct 2013, 4:44 pm

Me identifico con Elisabeth, ambas somos antisociales y marginadas, ah
¡Precioso! Me ha gustado muchis.
Siganla muchachas
avatar


Ver perfil de usuario http://lenainthe-rp.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Bring me to life |N.C|

Mensaje por Invitado el Vie 25 Oct 2013, 8:35 pm

Hola Kate. Me encanto el capitulo. Realmente escribis muy lindo. Me encanto. Y bueno, si es algo extraño que usen las dos el mismo usuario... Me confundo, pero ya me voy a acostumbrar. Me encanta la personalidad de Elizabeth, y Logan sjjfklajf ya me encanto el capitulo. Ahora a esperar a Michie.
Besos a todas.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bring me to life |N.C|

Mensaje por moondust. el Sáb 26 Oct 2013, 9:47 pm

Mis niñas, hoy o mañana les subo el capi... Disculpen la demora.
Pero eh estado muy ocupada en el HS. Pero os juro que lo subire entre hoy y mañana. -Michie c:
avatar


Ver perfil de usuario http://thewanderingmoondust.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Bring me to life |N.C|

Mensaje por Invitado el Lun 28 Oct 2013, 10:08 am

No hay problemas Michie. Te esperamos.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Bring me to life |N.C|

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.