O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Extrañas criaturas - Arco 1. Los renacidos, capítulo 2
Hoy a las 6:35 pm por mai12345

» Extrañas criaturas [Resultados
Hoy a las 6:31 pm por mai12345

» trust the unknown
Hoy a las 5:19 pm por chihiro

» Ramé {Pvt}
Hoy a las 5:17 pm por cipriano.

» Guerra de Sexos; muro.
Hoy a las 4:52 pm por mieczyslaw

» dream maker, you heart breaker
Hoy a las 4:04 pm por moon river

» Valley of wolves.
Hoy a las 3:57 pm por hypatia.

» Coffee at morning
Hoy a las 2:44 pm por peraulata

» Survive. (Audiciones abiertas.)
Hoy a las 2:25 pm por CNCOwner.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

don't open dead inside {RESULTADOS}

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

don't open dead inside {RESULTADOS}

Mensaje por Invitado el Sáb 14 Sep 2013, 5:56 pm


Los mejores científicos mundiales 'crearon' la cura para una enfermedad de transmisión sexual llamada SIDA. Obviamente fue probada por primera vez con animales, resulto reaccionar de una manera gratificante, acatando su función. Pero, días después de haber sido usados por humanos, el resultado en los animales se volvió brutal, creándoles seres hambrientos de carne fresca. El virus se salió de control tanto para los humanos como para los animales y, a causa de una equivocación en uno de los laboratorios en donde los escondían, este pasó al aire. Cada ser humano o muerto lo inspiro y de esta manera, los seres que habían muerto, volvieron a la vida.





Audición

✖ Inmediatamente inscrita en la nc o audicionando te estás comprometiendo con, tanto las dos moderadoras como con las demás escritoras.
✖ Por favor, no a las faltas de respeto.
✖ En vez de dejar una ficha, la manera de audicionar es publicando un escrito (un one-shoot o capítulo de algo escrito por ti). Obligatoriamente bajo spoiler.
✖ En una semana se decide quienes son las escritoras que quedan.

Holita

Bueno, llamenme Kay ;} y soy la moderadora de la colectiva. Mapi o Satanás (ThatBitch) es la sub-moderadora que se va a engargar de mantenerlas a la raya xd nah, ella se va a ocupar del cumplimiento de las futuras escritoras y demás cosas, miren que su sobrenombre no es dado a la ligera.
La trama de la novela colectiva será basada en The Walking Dead, 3ra temporada. Con cositas de extraídas de diversas fuentes zombies como; Zombieland; Zombi-Manual de Supervivencia y World War Z. Pero en sí, los zombies/caminantes/mordedoras son los típicos idiotas que caminan lento.


Última edición por Kay. el Dom 22 Sep 2013, 6:51 pm, editado 1 vez
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: don't open dead inside {RESULTADOS}

Mensaje por Invitado el Sáb 14 Sep 2013, 7:42 pm

hsafhkjhsgkjdhsgjksh Kay, te dije que había amado la idea *-* Y aquí estoy antes de que me mandaras el MP e.e hgdkjghkjsdhgkjdgs Espero poder quedar
Cap sensualón $_$:
Cass me había llamado para ir a una fiesta cerca de su casa, al principio no quería ir, ¿qué se suponía que le diría a mis padres? Bueno no es que les importase a dónde iría, así que no me tenía que preocupar tanto por aquello. Luego de pensarlo mucho le dije que le avisaría, debía ver el pro y contras de la situación, calcularla muy fríamente y recién ahí ver si podía ir. Una extraña llamada llegó a mi celular, no era nada más que Niall invitándome a la misma fiesta, no dudé y enseguida le dije que sí, algo dentro de mí me impulsó a responderle de inmediato. Llamé a Cass para avisarle que iría, pero por mi propia cuenta, ya que Niall iría a buscarme a casa.
— ¿Te decidiste? —Preguntó mi amiga por la otra línea.
— Iré, pero por mi cuenta, nos veremos allá —Dije un poco nerviosa de cómo reaccionaría.
— Está bien, ¿quieres la dirección o vas con Bella? —Respondió luego de unos segundos, agradecí el hecho de que no preguntará el porqué.
— Voy con Bella —Le dije inventando una excusa.
— Ok, nos vemos allá —Dijo para después cortar.
Solté un suspiro de relajación, mientras pensaba en que me pondría, aunque no soy tan complicada con la ropa, me sentía nerviosa y ansiosa por ir con Niall, así que busqué la mejor ropa que podría haber en mi armario, hasta que un golpe en la puerta me sobresaltó.
— ¿Qué haces? —Preguntó mi madre entrando con su rostro seco y frío, cómo siempre.
— Pues —Dije meditando muy bien lo que le diría— Me arreglo para ir a una fiesta —Solté de repente, aunque no lo demostró en su rostro noté en sus ojos un cierto brillo de sorpresa.
— Bien, no llegues tarde —Dijo seca— Ponte eso y eso —Dijo señalando un conjunto que había sobre la cama y sin más salió de la habitación.
¿Qué sucedía con ella? Nunca había sido tan amable conmigo después de lo ocurrido, pero ahora fue...Extraño.
Traté de sacar eso de mi cabeza, descubriría lo que tramaba después, ahora debía enfocarme en arreglarme y ponerme la ropa que mi madre me había "ayudado" a escoger, consistía en un pantalón blanco y una polera negra un tanto traslúcida y con encaje atrás, nunca me gustaron los tacones, pero esta vez opté por unos negro con un taco no tan alto.
Luego de cómo 1 hora arreglándome, estuve lista. Me gustó cómo me veía, no se puede hacer mucho, pero al menos me veo aceptable.
Sentí un timbre abajo y cómo mi celular vibró por un mensaje.
Ha llegado su carruaje y su príncipe
—Niall
Reí ante el mensaje y tomé mis cosas para luego salir de mi habitación, al bajar noté que papá le había abierto la puerta a Niall y este lo saludaba.
— Vámonos —Dije seca, al ver a mi padre sonriendo cínicamente, mientras estrechaba la mano del rubio. Ahora trataba de hacerse el buen hombre, cuando todo lo que sabe hacer es denigrarme y golpearme.
— ¿No nos presentarás a tu amigo, Marie? —Preguntó mamá, colocándose a un costado de papá.
— Él es Niall —Dije fría— Ahora vámonos —Tomé a Niall de un brazo y prácticamente lo arrastré hacia afuera, mientras este se despedía de mis padres.
— ¿Qué sucede? —Me preguntó ya adentro del auto.
— ¿Por qué la pregunta? —Respondí casi a la defensiva.
— Es como si-
— ¿Cómo sí...?
— Cómo si los odiaras —Dijo casi en un susurro el rubio.
Yo solo miré mis zapatos en silencio, yo no odiaba a mis padres, pero tampoco los quería, era completamente neutra, no sentía nada por ellos, quizá un poco de rencor, pero este se esfumaba, ¿de qué me servía?
— ¿Podemos irnos? —Dije evadiendo cualquier tipo de pregunta, si bien el rubio ha sido amable conmigo, aún no lo podía considerar mi "amigo", no podía hacerlo con tan solo una semana de conocerlo.
— Claro, la idea es llegar temprano, ¿no? —Dijo el ojiazul con una sonrisa, mientras acariciaba una de mis manos tiernamente.
Comenzó a conducir en dirección a la casa de Cassey, un poco más allá se encontraba la casa, bueno no era una casa, era una mansión.
— Espero que no choques esta vez —Le dije con humor cuando empezó a buscar un estacionamiento.
— Tranquila, no haré nada ahora —Dijo con una sonrisa, mientras se estacionaba.
Me abrió la puerta del copiloto y juntos entramos a la fiesta, la cual de a poco comenzaba a tomar forma de fiesta, con la gente entrando, la música a todo volumen y el humo que comenzaba a salir por efecto del cigarro y quizá de que otra sustancia.
— ¿Vamos a tomar algo a la barra? —Me preguntó Niall, lo cual yo acepté con una sonrisa, me dejaba guiar por el rubio.
{...}
No supe en que momento todo se volvió algo borroso y confuso, al parecer había tomado más de la cuenta, ya que me sentía un tanto mareada, pero no tanto cómo Niall, que estaba rojo por el alcohol que había ingerido.
— Marie —Me llamó el rubio, acercándose a mí.
Al dar la vuelta sentí sus labios sobre los míos. ¡¿Me estaba besando?! ¡Niall me estaba besando! No sabía si era por efecto del alcohol u de otra cosa, pero le respondí, nuestros labios se movían al compás de una música inexistente, se moldeaban a la perfección, cómo un rompecabezas, con piezas hechas las unas para las otras.
— Me gustas, Marie —Susurró Niall sobre mis labios, lo que provocó que yo me separara un poco.
— Esto está mal —Dije yo preocupada— No recordarás nada mañana, solo lo haces porque estás ebrio, Niall.
El rubio me miró a los ojos y una sonrisa salió de su rostro, mientras tomaba mis manos entre las suyas.
— Nunca olvidaría esto, Marie, es cierto que me gustas y mucho, hace mucho quería hacerlo —Dijo algo sonrojado, aunque no se notó por lo rojo que ya estaba.
En ese momento Harry se acercó para preguntarnos si habíamos visto a Bella, a lo que ambos negamos, ahora que lo recordaba las chicas también iban a venir. ¡Las chicas estaban aquí! ¿Y si nos habían visto? Me harán añicos con preguntas si me vieron con Niall.
— ¿Qué sucede? —Me preguntó el rubio preocupado.
— Las chicas también vendrían, lo había olvidado.
— ¿Y qué tiene?
— Es que... —No podía decirle que él no era del total agrado de las chicas, en especial de Bella, pero eso ya lo había notado— Nada —Suspiré.
No quedó conforme con la respuesta, pero no dijo nada después, dijo que iría al baño y volvía, mientras que yo me quedé en la barra esperándolo, me fijé que Jas y Cass bailaban, pero no vi a Hel y a Bella.
Solo rogaba porque no me vieran.
{...}
Al otro día me arreglé para salir con Niall, me había invitado a almorzar cuando me fue a dejar a casa, mis padres dormían, por lo que gracias al cielo no los vi.
Cass me había invitado a la casa de su abuelo, Francisco, pero cómo ya tenía planes le dije que tenía un "compromiso", sabía que no se tragaría la historia y sospecharía de inmediato que saldría con el rubio, pero ya habría tiempo de hablar después.
Mis padres estaban abajo, pude sentir que estaban enojados, ya que se cayó un vaso y empezaron a gritarse, enseguida salió mi nombre y que todo había sido mi culpa. Lo encontré estúpido, ya que yo estaba arriba, pero comenzaron a sacar el tema de que no había dinero, etc. Eso era mi culpa.
Niall me llamó y dijo que estaba abajo, le dije que no tocara el timbre, ya que no quería ver a mis padres y mucho menos ir con un moretón a comer, no hoy.
Bajé cómo siempre por el árbol y me encontré con el auto de Niall, pero no con él. Sentí unas manos cálidas cubriendo mis ojos y la risa que tanto me contagiaba.
— ¿Quién soy? —Preguntó detrás de mí.
— Mmmm... —Fingí que no sabía quién era, aunque era más que obvio— ¿Niall?
— ¡Bien! —Dijo el rubio quitando sus manos y entregándome un ramo de rosas blancas— ¿Te gustan?
— ¡Dios! ¡Me encantan! —Dije sorprendida, la verdad es que esas son mis flores favoritas, le di un beso en la mejilla y ambos subimos al auto.
— Tenemos muchos planes para hoy, princesa —Dijo Niall manejando.
— ¿Princesa? —Dije yo ante el apodo.
— Sí, ese será tu apodo —Dijo Niall sonriendo.
— Está bien, y tú serás... —Pensé en un apodo para Niall, pero no se me ocurría ninguno— Serás Niall, porque no se me ocurre cómo decirte.
El rio y dijo que tenía muy poca imaginación, siguió manejando hasta que llegamos a un parque de atracciones, no había ido a uno hace mucho tiempo.
Entre los dos pagamos la entrada, ya que Niall quería pagarla, pero le dije que no, no sería tan abusadora con él. Me tomó la mano al entrar y corrimos cómo niños pequeños a cada juego que veíamos.
— Vamos a ese —Dijo apuntando un juego de agua.
Yo solo asentí y corrimos a la fila, eran cómo balsas en las que vas en grupo, por lo que nos subimos con otras 4 personas más.
— ¿Listos? —Preguntó el chico que ponía en marcha el juego.
Todos gritamos que sí y el apretó un botón, la balsa comenzó a avanzar y nos dejó empapados a todos, ya que iba rápido por entre el camino lleno de agua.
— ¿Tienes hambre? —Dijo Niall mientras secaba su rostro, agradecí el hecho de que fuera un día soleado, así la ropa se nos secaría.
— Un poco —Dije encubriendo el hecho de que moría de hambre, ya que no había desayunado ni nada.
Niall levantó una de sus cejas al escuchar mi estómago gruñir.
— ¿Qué quieres comer? —Dijo tomando mi mano, mientras me guiaba a unas tiendas de comida que había cerca.
— Sorpréndeme —Le dije.
Niall sonrió y me dejó sentada en una mesa, mientras que él iba a comprar, pasaron unos 10 minutos cuando volvió con una bandeja completamente llena de comida, había hamburguesas, pizza, muchas, pero muchas papas fritas, helado en copas y dos vasos grandes de bebida.
— No creo poder comer todo esto —Dije sorprendida al ver la "montaña" que había ante mí.
— Pero yo sí —Dijo Niall ya comiendo, yo reí al ver el gran apetito que podía llegar a tener el rubio.
— ¿Por qué no querías que tocara el timbre? —Preguntó Niall tomando un poco de bebida.
— No quería bajar las escaleras —Mentí.
— Pero, ¿no crees que es más complicado bajar de un árbol? —Dijo con una sonrisa.
— Puede ser —Dije.
Seguimos comiendo en silencio, no era incómodo, si no que más bien gracioso, ya que Niall hacía tonterías con la comida, cómo ponerse las papas en la boca y decir que era una morsa.
— ¿A dónde iremos ahora? —Dije yo emocionada, me encantaba pasar el tiempo con Niall. Ya nos habíamos acabado la comida, o mejor dicho, Niall se la había acabado toda.
— Es una sorpresa —Dijo sonriendo.
Nos levantamos y salimos del parque, para luego volver al auto, esta vez al lado contrario, por donde estaba la playa.
— Iremos a la playa, ¿no? —Le dije.
— Claro que no —Dijo con la voz cómo si lo hubiera pillado y quiere encubrirlo.
— Sí, iremos a la playa y me tocarás una serenata —Dije adivinando sus planes.
— ¿Eres psíquica? —Preguntó riendo.
Yo también reí con él, sin duda hoy era el mejor día de mi vida, hasta ahora.

Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: don't open dead inside {RESULTADOS}

Mensaje por Vicky. el Dom 15 Sep 2013, 6:46 am

Me ha encantado tú idea, principalmente porque es de zombis, mañana te dejo un escrito de mi autoría. Saludos.
avatar


Ver perfil de usuario http://wildblackguitar.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: don't open dead inside {RESULTADOS}

Mensaje por ThatBitch. el Dom 15 Sep 2013, 6:44 pm

Here that bitch.
Ya lo dijo Kay, soy la mod ruda. Pero tranquilas que no muerdo c:
Venga, audicionad e interactuad.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: don't open dead inside {RESULTADOS}

Mensaje por {CJ} el Lun 16 Sep 2013, 5:13 pm


¡Hola!


Me llamo Carla y bueno... es la primera vez que me presento a una audición para una novela colectiva, aunque cierta personita {ajam... Mapi...ajam} ya me lo había pedido hace algún tiempo, pero yo en ese momento no me sentía preparada para esto, pero bueno, esa personita ha vuelto a insistir y después de pensarlo mucho... decidí hacerlo... y aquí estoy... 


Tengo que decir que acabo de terminar de escribir esto y son las 0:05 y llevo desde las 6:30 am sin dormir, fui a clase, hice tarea, llevé a mi hermano a clases de natación, hice más tarea... ¿Sabéis por dónde voy? Bueno, sé que podría estar mejor, pero estoy contenta con esto... no tiene titulo... espero que eso no sea problema... y será mejor que lo ponga ya antes de aburrir al personal y que no lo lean... jajajjajjaja




Boulevard of Broken Dreams:
Hoy estaba lloviendo. Normalmente me gustaban los días de lluvia, pero esta mañana me había levantado de mal humor. Mis vecinos habían estado toda la noche haciendo ruido y yo apenas había podido descansar. Me senté en la cama y apagué la molesta alarma. Me dirigí hacia el baño a lavarme la cara con agua fría. Al salir fui automáticamente hacia mi pequeño vestidor. Me puse el horrible uniforme de mi escuela, que consistía en una falda a cuadros de color verde vómito hasta las rodillas, una camisa blanca, la corbata del mismo material que la falda, los calcetines verdes, zapatos marrones y para terminar, una chaqueta marrón. No os hacéis una idea de lo mucho que odio este uniforme. Estaba anudando mi corbata cuando escuché a mi madre gritando mi nombre para que fuese a desayunar. Cogí mi mochila y salí de mi habitación. Bebí medio vaso de zumo que había sobre la pequeña mesa de la cocina y cogí una tostada para ir comiendo por el camino y guardé una manzana para más tarde.


- Pero hija, ¿no vas a desayunar? - dijo mi madre. Yo ya estaba abriendo la puerta de nuestro pequeño departamento.


- Llegaré tarde. Nos vemos esta noche mamá. - dije cerrando la puerta y apurando el paso hacia las escaleras.


Mi madre y yo vivíamos en un pequeño piso de un no tan pequeño edificio en pleno centro de la ciudad. Antes teníamos una bonita casa con un precioso jardín en un buen barrio, pero desde que mi padre dejó a mi madre, la cosa ha ido de mal a peor. Y os estaréis preguntando qué pasó con mi padre, pues el cerdo con el que comparto genes se largó dejándonos tiradas a mi madre y a mi para casarse con una chica que podría ser perfectamente compañera mía de clase. Mi madre desde entonces se ha sumergido en el trabajo por lo que estoy sola la mayor parte del tiempo que no estoy en la escuela y cuando mi madre esta en casa, suele tener una botella de vodka como mínimo vacía junto a ella. Y antes de que podáis pensarlo, no, no tengo amigos, los que tenía me dieron la espalda cuando más los necesitaba. Al cambiar de escuela fui la novedad unos días, pero pronto todos volvieron a sus vidas de cuentos de hadas y yo pude disfrutar de mi privilegiado puesto en clase; el pupitre del fondo del aula. Pero todo esto fue el año pasado, y hoy es el primer día de mi nuevo curso, y ya llego tarde. Subí al bus que me llevaría a la parada que hay junto a la escuela, ya sólo quedaban unos 20 minutos de trayecto y 15 para que comenzasen las clases. Me solté el pelo para poder disimular los auriculares y subí el volumen. Boulevard of Broken Dreams de Green Day estaba sonando. Mi canción favorita. Tan ensimismada estaba que casi me quedo en el bus en la parada en la que tenía que bajarme. Comencé a caminar bajo la lluvia. Miré mi reloj. El bus había llegado pronto por lo que aún me daba tiempo de llegar a clase. Apuré el paso cuando vi a varios alumnos más llegar a la puerta. Me colé como una más y me dirigí al aula. 



Las horas pasaron como un gran borrón de anotaciones en mis cuadernos hasta la hora del almuerzo. Salí del aula y fui hacia el patio. Había dejado de llover hacía ya un par de horas pero el suelo aun seguía mojado por lo que muchos alumnos optaron por quedarse en la zona cercana al edificio principal, que tenía techo. Me acerqué hasta mi sitio bajo un gran árbol. Me senté en una de las grandes raíces que sobresalían del suelo y que sorprendentemente estaba seca. Saqué la manzana y le di el primer mordisco. Un ruidoso grupo de alumnos acababa de salir y se dirigía hacia la sombra del árbol bajo el que yo me encontraba. Maldije internamente y deseé que se alejaran todos. Cuando el grupo comenzó a deshacerse suspiré de alivio hasta que me di cuenta de que uno de los chicos se estaba acercando hacia mi. Lo miré bien. Sabía que lo había visto antes pero no sabía decir ni dónde ni cuándo. Yo dirigí mi mirada hacia la libreta que tenía en mi regazo. Griego. 

Sentí que alguien se sentaba junto a mi pero decidí ignorarlo. Sabía que era ese chico. Debía de ser nuevo para no saber que yo era la inadaptada solitaria de la escuela. Sentía su mirada sobre mi y eso me hacía sentir incómoda. Pasados unos minutos la situación se me  había hecho insoportable por lo que me quité un auricular y alcé la vista. Mi mirada se encontró con sus ojos, de un color bastante peculiar, estaba entre verde azulado con toques ambarinos. Sus labios llenos se curvaron hacia arriba formando una seductora sonrisa. Su rostro estaba adornado con numerosas pecas casi imperceptibles a una distancia normal, y digo a una distancia normal porque él estaba invadiendo mi espacio personal, apenas nos separaban unos pocos centímetros.


- Hola, me llamo Jared. Jared Abott. Estoy en tu clase de griego. - dijo sonriendo y ofreciéndome la mano. Yo la miré y fruncí el ceño. 


- ¿Qué quieres? - le pregunté. Su sonrisa desapareció y su rostro adoptó una expresión de confusión. 


- Sólo quería ser amable. Además, ¿por qué estas sola? - dijo él.


- Porque prefiero estar sola a mal acompañada. Y ahora si me disculpas, estaba estudiando. - dije bajando la mirada a los apuntes que había hecho en la clase de griego y  los cuales no entendía. 


- Yo pienso igual que tu, es mejor estar solo a estar rodeado de gente falsa. - dijo acercándose más a mi y mirando hacia mis apuntes. Yo lo miré de reojo y vi que fruncía el ceño. - Esto de aquí esta mal, has escrito la grafía hacia el otro lado y significa otra cosa. - dijo señalando uno de los garabatos que había en mi libreta.


- Gracias. - dije sacando el lápiz de la mochila pero antes de que pudiese corregir mi fallo sentí que me quitaba delicadamente la libreta y comenzaba hacer anotaciones en ella. - ¡¿Pero qué haces?! - exclamé arrebatándole el cuaderno de las manos.


- Sólo intentaba ayudarte. Tenías varios errores más y pensé que ... - no lo dejé terminar porque guardé mis cosas y me levanté, comenzando a caminar hacia el aula en la que tenía la última clase del día. - ¡Eh! ¡Espera!


Hice oídos sordos y seguí caminando hasta que doblé una esquina y comencé a correr hacia el baño de chicas. Allí dentro no podría molestarme. Después de que sonase la campana conté hasta diez, salí del baño y fui hacia clase. 


Cuando la campana sonó anunciando el final de mi tortura diaria, recogí mis cosas apuradamente y salí con los demás estudiantes. Todo iba bien hasta que lo vi en la parada del bus. 


- Mierda, mierda, mierda. - maldije entre dientes. Pero no tenía escapatoria y menos cuando él me vio y me saludo haciendo gestos exagerados con las manos para que me acercara. Puse mi mejor cara neutral aunque en mi interior estuviese pensando todas las maneras de retorcerle el pescuezo o cortarle el cuello con las cosas que tenía en la mochila y me acerqué. - ¿Podrías dejar de hacer eso? La gente nos esta mirando raro.



- Oh, lo siento. Es que pensé que no me verías, eres algo... pequeña. - dijo mirándome de arriba a abajo. Yo estaba realmente incómoda, no me gustaba que la gente me analizase y lo que era peor es que él lo hacía de forma tan abierta. - Pero eso no es malo, digo, eres linda así pequeña y eso... y ...
Me costó unos segundos analizar lo que había dicho atropelladamente. ¿Realmente me había dicho linda? ¡Pero si no recordaba ni mi nombre! Lo miré y me di cuenta de que se había sonrojado y estaba mirando sus zapatos como si fuesen la cosa más interesante del mundo. 


- No me has ofendido... aunque la has cagado intentando arreglarlo, que lo sepas. - dije sentándome en el pequeño banco de la parada. 


- Lo de que me pareces linda lo decía enserio. - dijo mirándome. Él seguía de pie frente a mi. Yo fruncí el ceño. Este chico no sabía que yo soy una causa perdida desde hace ya bastante.
- Jared, gracias por intentar hacerte amigo mío, pero no quiero amigos. Pierdes tu tiempo conmigo. - le dije y miré hacia la carretera, mi bus ya estaba aquí. Miré al único chico que había intentado sacarme de mi solitaria vida en bastante tiempo por última vez y subí al bus. Él tenía la cabeza gacha hasta que escuchó cerrarse la puerta. Se giró rápidamente y me buscó con la mirada. Nos quedamos mirando hasta que estuve lo suficientemente lejos como para perderlo de vista. Algo en mi se había roto al ver la expresión de su rostro, pero lo ignoré. Llegué a casa. No había nadie, hecho que agradecí ya que no tenía fuerzas para tener la habitual discusión sobre el alcohol y el mal que le hace. Me encerré en mi habitación y me puse hacer la tarea. Mi concentración se veía afectada por el recuerdo de Jared. Cuando varias horas después terminé las tareas, aproveché que mi madre aun no había llegado para darme una larga ducha de agua caliente y me vestí con un pantalón deportivo que me quedaba algo grande y una camiseta enorme, tan ancha tenía la abertura del cuello que dejaba al descubierto todo mi hombro derecho. Escuché gritos y ruido en el pasillo por lo que me acerqué a la puerta y pegué la oreja al fino material.


- ¡¿Por qué has llegado tan tarde?! ¡No sabes lo preocupada que me tenías! - exclamaba una voz femenina. - ¡No gano para disgustos contigo! 


- Esta bien mamá, entra ya. Siento no haber llegado antes. 


No podía ser cierto. Él no podía vivir en mi edificio. Él no. No sé qué bicho me picó en aquel momento. Abrí la puerta de golpe atrayendo la mirada sorprendida de las dos personas que habían estado hablando. La señora que supuse sería su madre nos miró y decidió dejarnos a solas.


- No lo puedo creer... - dijo Jared en apenas un susurro. Me miraba como si fuese un espejismo. - Pensé que... Nunca pensé que ... podríamos vivir tan cerca...


- ¿Por qué yo? - dije sin poder evitarlo. - ¿Por qué demonios has tenido que acercarte hoy a mi? - mis ojos comenzaron a cristalizarse. 


- Yo... sólo quería conocerte... no podía... no puedo explicarme que estés siempre tan sola... no puedo imaginar por qué te encierras en ti misma. - dijo acercándose a mi. Volvió a invadir mi espacio personal, pero esta vez no me sentí incómoda, me sentí... protegida. A salvo. Me llenó esa sensación que hacía años no sentía y no pude reprimir el llanto. Me sentí vulnerable, frágil. Rota. 
Jared me envolvió entre sus brazos. Y lloré. No sé durante cuánto tiempo estuvimos así. Yo me había aferrado de la camiseta de Jared y al soltarla se quedó arrugada, y donde había estado mi rostro se podían apreciar los charcos que habían hecho mis lágrimas.


- Lo siento yo...  - comencé a decir apresuradamente pero Jared alzó mi rostro, mirándome a los ojos. 


- Ya no estas sola. No volverás a estar sola nunca, Lilianne. - dijo antes de unir sus labios a los míos. 
Puede parecer algo raro, pero después de eso lo invité a pasar a mi casa. No penséis mal, sólo hablamos, le conté todo y cuando necesité llorar, él me dejó apoyarme en su hombro. Él me contó de su vida, de los problemas de sus padres y de su alergia a los gatos. Esto que os acabo de relatar sucedió hace casi un año, y hoy puedo decir que gracias a Jared, mi novio desde hace nueve meses y mi mejor amigo desde aquella noche, he vuelto a ser yo misma. Él me ha ayudado a volver a ser feliz.
avatar


Ver perfil de usuario https://twitter.com/Carla1DSpain

Volver arriba Ir abajo

Re: don't open dead inside {RESULTADOS}

Mensaje por pinkfloyd. el Mar 17 Sep 2013, 6:51 pm

¿Que tal?

Me llamo Eddie, y vengo a audicionar.

Mapi me ha traído hasta aquí, y de hecho, estoy de viaje, sin internet, y he hecho todo lo que he podido por convencer a mi papá para que me prestara su banda ancha. ¡Así qué, estaré aquí siempre! De todos modos, si no quedara, igual leeré la novela.


Kay, en serio, si esto tiene que ver con zombies... ¡Me apunto! Y espero poder quedar.


Aquí va, mi capitulo:

Capitulo: Las Vías Caóticas:
Había vuelto hacía el cháteau de los Styles. Recordando el por qué había aceptado el trabajo. Su hermano. Tendría que repetirse una y otra vez el por qué.

Miro a su alrededor, una cocina algo vieja y muy desordenada era la escena que la rodeaba. Utensilios de cocina, ollas y algun mejunje sobre el suelo. Una chica caminaba rápidamente por la cocina, haciendo movimientos rápidos y prácticos.

- ¿Es usted Nina Billington, no es así? -pregunto en un tono levemente juguetón, y a Nina le pareció lo más agradable que había oído en todo el tiempo de estadía en el cháteau de los Styles. Pero esa pregunta se la habían echo una y otra vez en el cháteau.
- Así es. -asintió mientras pestañeaba lentamente- ¡Bien! -exclamo de pronto- ¿Donde empezaré, Señorita Cece?
- Mmm... -quedo pensativa unos instantes- Va a tener que aprender a moverse por esta casa. Intentaré darme prisa, terminar en la cocina y luego...
- Digame donde tengo que iniciar mi trabajo, y lo haré.
- ¡Esa es la actitud! -bramo alegremente ella- Bien, las camas no han sido tendidas todavía. ¿Puede ayudarme? Estoy completamente sola esta mañana, la cocinera Brashares está cuidando a uno de sus hijos, ha caido enfermo. Las fiebres atacan fuertemente en la zona Sur de nuestra ciudad. No habrá suficiente personal esta mañana.

Al recordar las fiebres, un escalofrío le recorrió la espalda.

- Claro. Tenderé las camas. ¿Donde están?
- Sigame -le guió por un gran pasillo, con grandes puertas que llegaban hasta el alto techo de la casa. Subió por una escalera, finamente decorada con una alfombra larga, roja. Rojo sangre. La chica continuó caminando, hasta llegar a una gran habitación. Una ancha cama desecha, mesitas de noche a cada lado. Lujoso, lujoso.
- Esto será pan comido -murmuro Nina con una gran sonrisa curvada en sus labios.

Cece dudo un momento. No estaba tan segura que fuera pan comido, Nina debía creer que simplemente sería la habitación de los patrones. Levanto los hombros y miro a Nina.

- Bueno... No será tan fácil, querida.
- ¿No? -pregunto ella, la confusión rondaba por su rostro. Cece se fijo en su ropa, algo desteñida, como su cabello. Pensó, quizás, que sería una buena idea darle algun vestido, y quizás algún abrigo para la temporada de frío.
- Es tiempo de fiesta en el cháteau de los Styles -suspiro, negando con la cabeza- Todos los años, el Señor Des organiza una fiesta a lo grande. Personas importantes de Londres asisten, incluso, algunos empresarios de otras tierras, aprovechando la fiesta como alojamiento y de alguna forma, persuadir a los Styles de hacer algún contrato juntos.

Nina suspiro bastante fuerte. Se daba cuenta que había llegado en un mal momento. Era tiempo de fiesta, lo que requería aún más trabajo. No podría cuidar de su hermano y trabajo en el tiempo que requería.

- Y esta es la parte de tu relato en que nos incluye, ¿no es así? -pregunto algo desanimada. No poder ver los dulces ojos color chocolate de su hermano estrechaba su corazón infinitamente. La vida de aquel pequeño se ha basado en trabajo arduo, tardes completas trabajando con su madre en el pequeño puesto de feria en el pueblo.

Haría lo que fuera por él. Su hermano no tenía garantizado el futuro como aquellas personas que le rodeaban en este cháteau. El estatus social de esa gente era para lo que vivían. Nada más. Si no aprovechaban la reputación de su familia, fallaban intensamente.

Nina Billington estaba lejos de ser una de esas personas. Su padre había trabajado día y noche, faltando durante festividades y cumpleaños. Durante tiempo viajaba lejos, buscando fortuna, para luego volver con las manos vacías.

Nunca había dejado de luchar. Sería fiel a cada promesa que hizo a su padre. Sacaría adelante a su hermano. Lucharía cada segundo de su vida. Pues al no tener ningún pretendiente, no tenía que dar heredero a ningún gusano contratista.

- Así es, Señorita Billington. Y me temo que está noche será algo fuerte.
- ¿Fuerte? -pregunto aterrada de no poder volver a casa antes de medianoche.
- Trabajo duro. Es el cumpleaños de el hijo de Harry, el hijo del Señor Styles.
- Oh.

Eso fue lo único que pudo decir. No bastaba con tener que verle, ahora tendría que servirle. Parecía un demonio con ojos verdes. Pero no se dejaría llevar por las apariencias.

Se sabía que era un malcriado sin ninguna mano firme quien le hubiera educado durante su crecimiento. A kilómetros se podía notar que nunca había necesitado mover siquiera el dedo meñique para conseguir algo en su absurda vida. Nunca habría sentido hambre, verdaderamente. Nunca habría tenido que esperar sentado, frente a su diminuto pastel de cumpleaños, que su padre llegara antes de apagar las velas y pedir esos deseos que tan imposibles se le hacían.

El pensamiento de aquella vez le nublo la vista. Parpadeo rápidamente, quitando aquellas indeseables lágrimas desaparecieran lo más pronto posible. Quedo hundida en aquellos recuerdos, absorta a todo lo que le rodeaba. Quería despertar de el sueño en el que había sido sometida, mientras Cece hablaba.

- Bien, Nina -Cece intento llamar su atención, pero estaba más ocupada pensando en los ojos verdes del demonio. Ella negó con la cabeza- ¡Atención, Nina!

Pero no se arrepentía de la vida en la cual había disfrutado su infancia. Las pequeñas cosas -los pequeños detalles- hacían que sonriera. Se lo debía a su padres. Su madre, nunca había dejado que se quedara sin comida y un plato frente a ella. Pero había sido feliz. Y lo sabía.

- Oh, discúlpeme... ¿Que decía? -intento mantenerse fija en la conversación. Ese era otro de los grandes problemas de Nina. Selección al momento de escuchar. Si no estaba interesada en la conversación, no oía.
- Vamos -suspiro resignada Cece. ¡Esta chica estaba en otro mundo! No iba a mantenerse mucho tiempo trabajando en el cháteau si tenía esa actitud. ¿Que había hecho que se quedará en otro espacio, tan lejos de aquí?

La guió por el pasillo, mientras apuntaba con un dedo cada puerta que debía asear. La muchacha prestó atención, a todo lo que la chica frente a ella ordenaba que debía hacer. Le entrego los suministro que debería usar para ordenar los desastres de los invitados -la mayoría con resaca, luego de haber festejado y bebido hasta muy tarde. Cuando Cece estaba caminando de regreso, lista para dejar a la nueva integrante trabajar, dio media vuelta y murmuro:

- Será lindo trabajar contigo.

Nina levanto la mirada, sorprendida por el apoyo incondicional de la muchacha. Acostumbrada a que nadie le apoyara durante su trabajo. Siempre estaba escuchando ordenes, regaños y a sus anteriores jefes, recordando lo inútil que había sido trabajar para ellos.

Caminó, decidida a comenzar su trabajo. Tocó la primera puerta, mientras una voz resonaba por dentro, diciendo 'Adelante, ya era hora'

Gruño de frustración cuando escucho a la voz decir aquello.

- Con su permiso -murmuro mientras entraba a la gran habitación. Observo la cama con dosel, y miro a la mujer que estaba sentada en ella.
- ¡Ya era hora! ¡Hace una hora que llamo a la ama de llaves para que arregle este lugar! -chillo la dama, indignada- Mi marido y yo hemos esperado que limpie el lugar. Bajaré a desayunar, si vuelvo y este lugar no está perfectamente limpio... ¡Demandaré que la despidan!

Y con aquel grito, la mujer desapareció por la puerta en la que la pequeña Nina había entrado. Negó con la cabeza, sin saber si reír o llorar. Se arrastro por la habitación, dando fuertes pisadas. Se acerco a la cama y la tendió en dos minutos. En su vida había trabajado dos años como ama de llaves, tres más en una pequeña pastelería -de la cual había conseguido bastantes habilidades en la cocina- y su último trabajo había sido en un pequeño café, donde no había requerido demasiado trabajo.

Eso, y otras habilidades, habían sido de gran utilidad para su larga vida.

Entro al pequeño baño, junto a la habitación. Limpió con rapidez y precisión el lugar, saliendo del cuarto en menos de seis minutos. La habitación había quedado impecable, sin ningún tipo de suciedad, nada de ropa en el suelo.

Paso hacía la siguiente habitación, observando como la cama estaba completamente limpia. Tendida. No había rastro alguno de ropa sobre el suelo, excepto por unos pantalones negros, chaqueta, camisa y corbata sobre la cama. Oyó unos pasos, que provenían del elegante baño de a habitación.

Decidió que debía retirase.

- ¿A donde se dirige, Señorita?

Observo al hombre frente a ella. Vestía simplemente una toalla alrededor de su cadera, sujetada simplemente por su mano. Jadeo y un gemido involuntario salió sin ningún permiso de su garganta.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: don't open dead inside {RESULTADOS}

Mensaje por Invitado el Mar 17 Sep 2013, 7:32 pm

Aquí una Chica que amo tu idea y por eso se viene a apuntar ahque, bueno en realidad ame la idea *-* y lo primero que dije fue -Me tengo que apuntar- bueno esperar quedar si no, que se le va hacer asdfg bueno ya te dejo mi sensual cap C:

Capitulo:
 Al paso del tiempo te das cuentas de todas las cosas que hiciste, O en un abrir y cerra de ojos Ni cuentas de da las cosa Malas que hiciste.

Aun recuerdo la luz blanca que había visto esa noche, y las voces de la gente que pasaba,Hasta que vi todo en negro,Al despertar encontrarme en una sala blanca con ayos en las paredes pegada de cables en mi brazo, y ver de reojo y no ver a nadie, solo camas de manta blanca,Hasta escuchar los sonidos de la llave del agua, Sacándome de mis  mis piensamiendo, Cierro los ojos para aguantar en de dolor que tenia, tratando de moverme  Di un leve gemido de dolor,al estar la habitación vacía hizo ego, Un así me trate de mover, al moverme siento que algo me detiene miro asía los lados, y veo los cables de colores entre rojo y verde, Los trato de agarra de con mi mano derecha, Con fuerza trate de Mover mi mano,Gemir de dolor de nuevo al mover mi mano, un así seguí tratando de moverme mi mano,Al poder mover mi mano,puede verla al verla tenia leves moretones,ya al verme la mi brazo la moví al lado izquierdo, de un tirón me sacos los cables  Sentí una puntada al sacarme los cables, Trate de mover mi mano izquierda, pero fue inútil  al tratar de mover mi brazo izquierdo un dolor mas fuerte se apodera de mi brazo izquierdo aun así trate de mover mi brazo, Sentí mi cabeza iba a explotar, y me partían en miles de partes, no sentía mis pies mire fijamente mis pies Tratando de mover los  Los miraba con atención  hasta que siento que mi dedo artejo se empezó a mover los otro igual, Moví mis pies, los sentía pero era muy poco lo que sentía en mis pies Moví mis pierna hasta el costado de la Cama blanca de sabanas arrugadas, al sentir mis pies en la en el piso frió,era de sementó el piso Al tratar de pararme mis piernas temblaban, eso hacia a un mas imposible moverme, Trate de caminar, al dar tan solo un paso.siento mi cuerpo en le piso frió Le di un leve golpe a el piso, y Arrastre  hasta el baño de la habitación  Me arrastre con una lentidad. hasta que pude llegar al baño, El baño era de color Blanco pero ese blanco gastado, la bañera era una asco, ni hablar de la taza del baño, Puse mi mano en el lava manos, Con toda mi fuerza Puedo hacer que me pare, al verme al espejo vi que mis labios estaban secos Mi cabello castaño alborotado Una ojera horrible y unos leves golpees. Me subí levemente el delantal que tenia puesto encima  Al verme vi que mi cuerpo, estaba muy herido, Y luego vi mis piernas que estaban igual de heridas Abrí la llave para tomar un poco de agua,Al abrirla veo que sale agua sucia.

-¿Que clase de hospital es este?.-Dije  así misma Cerrando la llave del lava mano.-  

Trate de caminar hasta la puerta. al tratar de caminar hasta la puerta de color madera gastada siento que algo pasa atrás mio. Giro mi cabeza y la detengo hasta el hombro y miro si hay alguien Pero no había nada, Volví a mi vista hasta la puerta de madera Gire la perilla, y saque mi cabeza, al sacar mi cabeza No veo nadie en los pasillo, Hasta que veo un cartel gigante que decía 'Hospital regional' Claro era el hospital viejo, Vi de reojo y no veo a nadie,Me a sujete de pare caminaba como podía  hasta que me caigo al piso, Grite de dolor Me volví a pare con dificultad,Seguí caminando hasta que escucho voces.

-Pero la Paciente del la habitación 167, esta muy mal por el choque que tuvo Ante ayer.-Dijo una voz de una anciana.

-Mierda...Tengo dos opciones...Volver a Mi habitación o...Irme de aquí -Me dije así misma en voz baja.

-Sera mejor que vuelva.-Dije mirando al piso, Siento que una lagrima cae de mi mejilla.

Me fui caminando con dificultad a hasta la puerta, Vi a mi alrededor y veo que hay algo hay, me voy con dificultad hasta esa 'cosa'   al verla Me quede mirándola  Era una caja envuelta de papel Craft, Estaba a punto de tomar la caja hasta que siento la puerta de la habitación abrirse, di un leve salto y mire para atrás  Al mirar quien era veo que era el doctor el solo me miro con los ojos abiertos, solo me dedique a.

-¿y cuando saldré de este jodido hospital?.-Dije Yo Cruzando mis brazos, Aunque mas me doliera lo tenia que hacer.

-Como te sientes.-Dijo Mirando su carpeta de informativos.

-Bien, Solo que...¿Donde están mis Padres?.-Pregunte, Mirándolo Fijamente.

-..Ellos..Murieron...Fueron los mas afectados en el accidente,Lo siento mucho.-Dijo Encogiéndose  de hombros y mirando al piso.

Eso me arruino por completo, Sentí como mi corazón se acelero  y como ojos ardían y empezaban a salir las lagrimas.

-No no no esto no es verdad!.-Dije gritando y Moviendo mi cabeza negando lo Sucedió.

-Lo lamento tanto, Krishna.-Dijo el doctor, Mirándome fijamente.

Yo solo me puse mis manos en mi cara, Llore, Negando con la cabeza de que nada era verdad, Pase mis manos en mi cabello.

-Cuando saldré de esta puta pocilga.-Dije En tono frió.

-Si te sientes bien te puedes ir hoy.-Dijo el doctor, en tono serio.

-Ok, Donde esta mi ropa?.-Dije Aun con tono frió.

-En la caja, hay esta, Bueno me tengo que ir, Espero que tengas un buena noche.-Dijo En tono serio.

Yo me quede mirando la caja por unos minuto, Hasta que recordé el por que estoy aquí y mis padres muertos, Una lagrima salio sin permiso, yo solo me la limpie  la lagrima y me vestí.
Esperar quedar C:
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: don't open dead inside {RESULTADOS}

Mensaje por ThatBitch. el Miér 18 Sep 2013, 12:48 am

¡Cuántas hermosas aspirantes!
¡Joder, todos los capítulos que se han publicado hasta ahora están muuuy bien redactados!
Parece que estará difícil elegir... eh, que Kay es bastante juiciosa para ello.
Oh, tengo que decirlo, estoy que salto de un pie porque están participando Carli y Eddie, mis chicas.
Carla de mi corazón, tienes que publicar ese oneshot en la sección que corresponde, ¡plis! Se me han aguado los ojos por tu culpa, pero es que ha estado hermoso. Reconocería tus escritos donde sea :3
Eddie hermosa, te lo digo aquí también: El Hazza de tu imaginación, de LVC en particular, es espeluznantemente sensual.
Las amo weonas :3
¡Y a seguir audicionando!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: don't open dead inside {RESULTADOS}

Mensaje por S.L Styles el Miér 18 Sep 2013, 12:56 am

Hola Kay, Hola Satanas ajsashsjdsa soy yo Leila, de The walking Dead.
Bueno no se si porque ya estuve en la nc tengo mi lugar aquí pero aun así te dejare el capitulo para estar segura. 

Pd: no es de ninguna novela que haya subido, es de una en la que estoy trabajando. 



Capitulo:

Recuerdo la tarde que lo vi por primera vez. Era noviembre y estaba lloviendo a mares. Estuve en esa cafetería en Londres  creo que se llamaba Árcade o algo así. No lo recuerdo. 
Estuve sentada ahí  en la mesa junta a la ventana, disfrutando la lluvia como por mas de 1 hora. Esperando a que la tormenta cesara, como la mayoría de las personas ahí. 
Leía mi libro plácidamente  Hush Hush. Estaba en la parte en la que Vee Sky, la amiga de Nora, se hizo pasar por ella en esa tienda, y gracias a ello, fue atacada. La verdad es que ese libro me tenia atrapada, y estaba enamorada de Patch Cipriano, pero yo soñaba viva, y sabia que era casi imposible encontrar a mi Patch Cipriano. 
Entonces, marque la pagina con el marcador. Y me concentre en la lluvia, hasta tal punto en el que me perdí en una sombra a lo lejos, que se dirigía hacia mi. Mi mundo se paro, fue como si mi corazón dejara de latir. Solo sentía, nada.
Era un chico, la sombra era la de un chico. Pero no de cualquier chico. Era la del chico que por primera vez en la vida, había hecho que mi corazón parara. Lo seguí con la mirada hasta que entro en la cafetería  Su cabello era rubio, y de el caían gotas, al igual que de su ropa. Estaba empapado, y como no, la lluvia estaba en su peor momento. Camino hasta el mostrador.  Pidió un Capuccino para llevar o algo así  no entendí bien sus palabras, pero si pude escuchar su voz, que mas bien parecía una melodía  Después de un rato de mirarlo, note que ya le habían dado su café  así que trate de disimular para que no viera que yo lo estaba mirando. Pero eso me fue casi imposible, es que sentía la necesidad de mirarlo a los ojos. Y mi necesidad, me venció. 
Justo cuando pasaba frente a mi para sentarse en una de las mesas del fondo, lo mire a los ojos. Sus ojos, eran tan perfectos, de un color azul, como el de un diamante perfecto. Entonces, sentí como si todo se detuviera, o mas bien mi corazón fue el que se detuvo, y sentí como si todo rodara a cámara lenta, como si el mundo se detuviera lentamente, y solo el y yo fueros los únicos al tanto de eso. Porque en ese instante, el me miro, y sentí que ahora todo en mi horrible vida, podía mejorar.


Pleaseee aceptamee.

Pd2: Creo que he mejorado como escritora desde la ultima vez. Aunque el Capitulo esta cortiquisimo pero bueh xx
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: don't open dead inside {RESULTADOS}

Mensaje por Pennywise. el Miér 18 Sep 2013, 5:27 pm

Bien, vengo a probar suerte, AMO Twd y adoro los zombies ehehehe bien espero poder servirte de algo, besos.

Capìtulo:

Sakanier, era aquello que siempre me habría torturado desde que era pequeña, mientras dormía hacia una pequeña aparición en mis sueños o mejor pesadillas.

Siempre le habría temido a aquello, sus ojos color fuego, dientes amarillentos, labios color carmesí y sonrisa maléfica, todo sobre el hacía que siempre caminase un paso a la vez hasta que llegase a ser de las personas más superficiales a la edad que suelo tener, siempre habría sido una persona que solo sonríe y sonríe sin detenerse pero en el interior solo quiere correr, correr y correr hasta encontrar un pequeño caparazón donde pueda resguardarme de aquello que hace que mi corazón se detenga.

Un enorme pasillo se avecinaba ante mis ojos, enormes paredes blancas y suelo de madera a punto de quebrarse, solo me atreví a caminar unos cuantos pasos hacia una pequeña luz parpadeante al final del enorme pasillo, solo quería encontrar la salida.

Aquella luz que antes solía ser pequeña ya habría aumentado su tamaño y estaba a punto de cegarme por completo, segundos después la luz se apagó y al final del pasillo podría ver la silueta de una persona, al menos es lo que yo creía, pensé que podría ayudarme así que camine hacia donde se hallaba - Disculpe, ¿sabe usted que es este lugar? - No me atreví a acercarme más hacia aquello, su aspecto era algo siniestro.

No se movió de su lugar, solo se dedicó a observar el suelo, tampoco podría mirarle el rostro, su capa lo cubría por completo. Segundos después junto su puño y levanto su rostro. Era el , su cabello color rubio y su piel pálida - Si fuese mi sueño, lo sabría ¿O no? - Sonrió de una manera aterradora y se marchó, sin dejar rastro alguno, siempre el mismo suceso en aquel sueño y jamás sabré su significado.

Un enorme estruendo habría ocasionado que me despertase, corrí hacia la planta baja de la casa y mi madre se hallaba en el suelo junto a la mesa de la sala televisiva, corrí hacia ella y me incline para verle mejor - Madre ¿Que ha sucedido? ¿Te encuentras bien? - Mi madre solo asintió mientras se levantaba del suelo y sacudía sus piernas
- Fue el abuelo ¿Verdad? - Ella solo deglutió saliva y camino hacia la puerta de la casa sin ni siquiera murmurar un *Adiós* - Madre - Susurre en cuanto ya habría salido de casa, sabría que no iría lejos, pero no sabría sin regresaría.

Mi vida simplemente es una repugnancia, mis padres solo se dedican a discutir, sobre ¿Quién pagara la hipoteca? ¿Quién hará las compras de la semana? ¿Cómo pagaran los impuestos? y demás relacionado con dinero, a veces pienso que soy invisible y solo me buscan para pedir de un consejo, ya que parezco ser la única que padece de adultez en esta casa. A pesar de mi corta edad.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: don't open dead inside {RESULTADOS}

Mensaje por Invitado el Miér 18 Sep 2013, 8:07 pm

Estoy en proceso de leer todos sus escritos c: son bastantes y ahorita estoy libre. Gracias por audicionar y mucha suerte  
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: don't open dead inside {RESULTADOS}

Mensaje por ThatBitch. el Sáb 21 Sep 2013, 12:13 am

Today is the day, ladies.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: don't open dead inside {RESULTADOS}

Mensaje por K. el Sáb 21 Sep 2013, 12:58 am

¡Bua, zombies! Yo quiero probar suerte. Creo, y si no es así perdonadme la vida, que aún se puede probar suerte. Así que allá voy:

One:
El viento soplaba en fuertes ráfagas haciendo que la hierva de la explanada se zarandeara bañada en la luz de la luna nueva. Daniel, mi hermano pequeño, estaba sentado sobre ella y arrancaba manojos de césped que después lanzaba al aire y se quedaba mirando como desaparecían en la oscuridad de la noche mientras que yo me sentaba sobre una barra metálica de unos restos de algún medio de transporte pasado. Mi padre me había contado que era por donde se movían unos aparatos llamados trenes que transportaban tanto pasajeros como mercancías, pero ahora estaba oxidado y daba la impresión de que se rompería si se le ponía encima más peso del que yo aportaba. Me resultaba imposible imaginar que algo pudiera circular sobre aquellas barras.

De pronto la brisa nocturna trajo con ella un sentimiento inquietante. Venían. Me levanté de golpe y llamé a mi hermano que a su vez se levantó y me miró con aquellos ojillos oscuros impregnados de pánico. Le tendí la mano y juntos corrimos hacia Salvación, hacia casa, donde ellos jamás podrían alcanzarnos. Las alarmas no tardaron en empezar a sonar, cada vez más altas y a mayor velocidad, cuando el sonido dejase de ser intermitente significaría que todo aquel que no había llegado a Salvación se había quedado fuera. Había perdido.

Incrementé la marcha luchando contra los pequeños pies de mi hermano, lanzando miradas ansiosas hacia adelante (y hacia atrás) para comprobar que todo iba como debería de ir, sin sorpresas. Teníamos tiempo y no tardamos en alcanzar al primer grupo que subía despavorido la larga cuesta que llevaba a la zona residencial donde estábamos protegidos. Nos metimos entre la multitud y a base de codazos conseguí ir haciéndome un hueco entre ellos hasta llegar a la cabeza. Tiré de la mano de Daniel y no tiré de nada, solo aire. Mi hermano se me había soltado en algún momento y yo no me había dado cuenta.

— ¡Daniel! — grité con todas mis fuerzas.

No obtuve respuesta.

Me paré en seco chocando contra las personas que iban detrás que me miraron como si estuviera loca cuando di media vuelta y empecé a bajar la cuesta a toda velocidad gritando el nombre de mi hermano y esperando una respuesta. Lo encontré parado frente a la puerta que antes había sido nuestra casa, antes de que ella faltara y nuestro padre nos arrastrara a vivir a la casa de la tía Ita, que estaba situada dentro del perímetro de Salvación.

Por un momento yo también me perdí entre los recuerdos que guardaba de aquel lugar, pero el sonido de la alarma, cada vez más prolongado, me hizo salir de mis ensoñaciones y agarrar a Daniel del brazo y tirar de él.

— ¡Vamos, tenemos que correr! — le espeté sin preocuparme en si mi tono le preocupaba o no, a esas alturas si no conseguía hacerle entrar en razón nos quedaríamos fuera, desprotegidos.

Solos.

Y entonces lo escuché. No el sonido continuo de la alarma, sino algo diferente, algo mucho más aterrador. Uno de sus gritos. Ansiosos, hambrientos, salvajes. Ya estaban aquí. Los nocturnos.

Corrí con más fuerza, más rápido de lo que lo había hecho en mi vida, arrastrando a mi hermano cuesta arriba acariciando la esperanza de poder llegar a tiempo y salvarlo. Porque cuando mi padre  se quedó fuera me hizo prometérselo, que lo cuidaría, que no dejaría que nada malo le pasase. Que tenía que tener una infancia feliz como la tuve yo.

Ya estábamos llegando. Trescientos metros, no quedaba más para que nos adentrásemos dentro del perímetro y pudiésemos respirar tranquilos. Doscientos metros y la alarma se había vuelto un sonido continuo. La cúpula se empezaba a levantar ante nosotros, magistral. Mortal. Apreté el paso y la mano de mi hermano, los primeros dos metros los subía más o menos despacio, después pegaba un acelerón y era imposible poder entrar. Cien metros. Estaba empezando a subir, un metro y yo ya llegaba, casi la podía tocar con la punta de los dedos. Y llegué, allí, frente a la cúpula, que estaba ya a metro y medio. Vi que desde el otro lado nos miraban con expresión desencajada, sabían que no lo conseguiríamos. Y yo también.

No.

Una determinación aplastante me recorrió el cuerpo dándome energía que creía que ya no tenía. Agarré a mi hermano y lo aupé, miré a los que estaban dentro, uno de ellos asintió, me había entendido y entonces con toda la fuerza que pude lancé a mi hermano hacia arriba y adelante. Atravesó la cúpula en el momento exacto en el que ésta empezaba a subir más rápido. Él estaba dentro, a salvo, y yo estaba fuera. Había perdido.

Nuestras miradas se cruzaron por un instante. El tiempo exacto en el que yo tardé en escuchar a mis espaldas los gritos de los nocturnos. No tenía tiempo, me despedí con la mirada de la única familia que me quedaba y salí corriendo, no sabía a donde. No podía parar si albergaba alguna esperanza de sobrevivir.

¿Qué sabía de los nocturnos? Salían de noche, no soportaban el sol y eramos su manjar predilecto. Aparte de eso había visto que eran rápidos, mucho más que nosotros. Nada me servía para poder sobrevivir a aquella noche.

Cada vez estaban más cerca, casi podía sentir sus gélidos alientos golpeándome la nuca como puñales. Apreté los labios y el ritmo de mi carrera, doblé una esquina, seguí corriendo y me lancé hacia la primera puerta abierta que vi. Atravesé el vestíbulo, el comedor y subí de tres en tres los peldaños de las escaleras. El cuarto de baño. Cerré la puerta con pestillo (aunque tenía la certeza de que si me descubrían no aguantaría sus embestidas) y suspiré aliviada cuando comprobé que no tenía ventanas y el interruptor de la luz estaba dentro. La bombilla parpadeó un par de veces hasta que se encendió por completo y a una velocidad frenética agarre una toalla y la coloqué en el suelo, junto a la puerta, para tapar la luz.

Un crujido, y otro y otro. Uno de ellos estaba subiendo las escaleras, lo que significaba que me había visto entrar. A diferencia de lo que creíamos en un principio no tienen un super-olfato. Y pensando en eso me sorprendió el primer golpe a la puerta, mi subconsciente me traicionó cuando grité. Ya estaba, me había delatado.

Pensé en Daniel, en mi padre, en los vagos recuerdos de mi madre y en Ian, sobretodo pensé en Ian. En los paseos nocturnos, en las escapadas al parque de Salvación, en las veladas románticas y en los te quiero. Pensé en todos los momentos que habíamos pasado juntos hasta que un día desapareció. Nadie sabe qué pasó exactamente, simplemente un día estaba y al siguiente no. Aquella noche no habían saltado las alarmas, no había dejado ninguna nota, todo era... raro. Pensé en cómo había llorado después de saberlo. Y lo eché de menos, después de tres años evitando pensar en él lo eché de menos. Sus brazos fuertes rodeando mi cintura, su pelo negro acariciando mi mejilla, sus labios suaves sobre los míos y sus miradas intensas, capaces de decirlo todo sin una sola palabra.

Otro golpe. La puerta aguantaba. Otro. Crujió. Busco entre los cajones algo que me pudiese servir para defenderme pero solo encontré un cuaderno y un bolígrafo. Decidí escribirlo todo, cómo fue mi final, lo que he sentido en estos momentos.

Cierro el cuaderno, ya no tengo nada más que escribir, lo que pase ahora no podré escribirlo. Los ojos me pican y veo borroso, las lágrimas están ahí, esperando a recibir la señal para empezar a caer en cascada sobre mi rostro. Dejo la libreta y el bolígrafo en un sitio en el que creo que podrán encontrar fácilmente y me preparo. Otro golpe y la puerta cede un poco. Inspiro hondo, aprieto los puños y me pego contra la pared. Un golpe más y la puerta se abre de par en par. Como mis ojos.

— Ian — digo en un susurro y apenas soy capaz de escucharme.

Es él, no hay duda, aunque no es él. Está más pálido, más guapo, más feroz. Es uno de ellos. Se lo llevaron.

Veo que una parte de él me reconoce, pero no es suficiente para evitar que se abalance sobre mí con los colmillos extendidos y un gruñido animal. Se acabó, voy a morir y va a ser él quien me mate. Pero no pasa nada, está parado frente a mí, siento su respiración. Abro los ojos, lo miro y veo el brillo de la lucidez mezclado con el instinto animal.

— Rina.

Alarga una mano y la pone en mi rostro, ahuecando la palma. Por instinto yo apoyo la cara sobre su mano y cierro los ojos. Su contacto es frío, pero sigue siendo él. Lo noto de alguna forma, aunque haya cambiado, aunque se haya transformado sigue siendo él.

— ¿Qué te pasó? — pregunto con una mezcla explosiva de sentimientos. Tengo miedo y a la vez no. Quiero salir corriendo y quedarme con él. Quiero reír y llorar. Soy únicamente contradicciones.

— Lo siento.

Le miro a los ojos y lo veo, ese instinto salvaje que no puede controlar. Su furia consigo mismo por no poder controlarse. Veo cómo el animal puede contra la parte racional de Ian y antes de que se apague le escucho repetir “lo siento”.

Cierro los ojos. Ya me da igual. Mejor que sea él que otro. Siento un pinchazo en el cuello y también siento su pelo rozándome el cuello, sus labios y el calor de la sangre que empieza a salir y que algunos hilillos me caen por el hombro manchándome la camiseta. Lo abrazo, con fuerza. Me sorprendo al saber que él también hace lo mismo y siento que algo frío cae también por mi hombro. ¿Es que los nocturnos también lloran?

Se despega de mí y me mira. Tiene la boca manchada de sangre y la mirada completamente desquiciada, aunque yo soy capaz de percibir la parte racional de él que se ha separado de mí. Y también sus lágrimas.

— Perdoname — me dice. Yo le sonrío, como si fuese gilipollas y estuviese deseando de morir.

No lo estoy, no quiero morir, pero no quiero seguir luchando y menos contra él.

Se vuelve a lanzar contra mí y esta vez es diferente. Porque no me muerde, sólo me abraza. Me intento apartar y de nuevo me pierdo en la intensidad de su mirada tan oscura y salvaje que es raro ver la cordura en esos ojos. Y me besa, como si no hubiese un mañana, como si todo fuera desaparecer de un momento a otro. Y lo hace, porque de pronto todo se vuelve oscuro y yo caído de lleno en ese mundo de tinieblas.

Cuando despierto sé que soy una de ellos.
avatar


Ver perfil de usuario http://ask.fm/Nirahe

Volver arriba Ir abajo

Re: don't open dead inside {RESULTADOS}

Mensaje por Pennywise. el Sáb 21 Sep 2013, 8:30 am

AHHHHHHHHH NERVIOS ON
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: don't open dead inside {RESULTADOS}

Mensaje por {CJ} el Sáb 21 Sep 2013, 8:48 am

Jacesie escribió:AHHHHHHHHH NERVIOS ON
Me voy a quedar sin uñas!!!
avatar


Ver perfil de usuario https://twitter.com/Carla1DSpain

Volver arriba Ir abajo

Re: don't open dead inside {RESULTADOS}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.