O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Mafia Jackson {Muro Interactivo}
Hoy a las 6:33 am por Andy Belmar.

» yes no maybe
Ayer a las 9:48 pm por Stark.

» être dans la lune.
Ayer a las 9:09 pm por Ongniel

» Simplemente, no te quiere. {One Direction}
Ayer a las 8:54 pm por Litzyg

» Trouble, love&shows {NC. 3er tema
Ayer a las 8:48 pm por Litzyg

» something strange
Ayer a las 6:50 pm por jackson.

» time to float.
Ayer a las 6:16 pm por buffay.

» Sun and Moon
Ayer a las 5:38 pm por Karasuno

» Cambiar y Borrar Cuentas |5|.
Ayer a las 4:55 pm por Alondra Horan

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Página 2 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Mensaje por PARACETAMOL el Vie 13 Sep 2013, 3:49 pm

AnnyStylesHoranJonas escribió:Hola audiciono para Taylor Momsen e Ian Somerhalder

cap:
Prólogo
Año 1992
  Los copos de nieve caían  como si fueran pelotas de golf, como todos los inviernos este igual iba a ser duro en Moscú, cada año era peor, morían decenas o quizás miles de personas cada día, ya sea por morir congelados en las calles, otros porque no tenían nada de comer, a las personas en Rusia ciertamente no les importaba que aquellas personas murieran en aquellas condiciones tan deprimentes, lo que les importaba eran ellos mismos.
 En aquel instante en el cual un hombre estaba agonizando de frío en un parque, los agentes de la KGB se reunían en unas de las tantas instalaciones subterráneas que habían  en las calles de Moscú. Su director de operaciones el  señor Nicholas Bolkonski  se encontraba irritado, es más de hecho estaba muy molesto, la razón aparente de esa molestia  era realmente un hecho escandaloso, el  proyecto “Titanes” no había resultado como él planeaba, los súper soldados, los soldados que habían entrenado durante 10 años se habían sublemado a ellos por lo cual tuvieron que matarlos a todos a sangre fría, es decir los ejecutaron como si hubieran sido perros votados en las calles.
 Estaban en una sala de tamaño circular, esta era blanca, con una mesa de caoba igualmente circular, en ella había montones de papeles de distintos tamaños y formas, en una pared lateral había como una especie de telón colgado, en el cual se proyectaban algunas estadísticas que la mayoría de los miembros en la sala no entendía, claro sólo uno lo entendía y era a ese al que el general quería matar con sus propias manos.
- ¿QUÉ ES LO QUE OCURRIÓ? – Les gritó el director a todos los miembros que componían el proyecto “Titanes” - ¿CÓMO SE LES PUDO ESCAPAR DE LAS MANOS?
 Todos los aludidos estaba en una especie de transe, nadie, exactamente nadie sabía que era lo que había ocurrido, todos pensaban que el  proyecto estaba viento en popa, nunca imaginaron que los soldados se iban a ir en contra de ellos. Bolkonski los miraba como si fuera un león buscando su presa, nadie se dignaba a darle alguna solución de lo que había sucedido, ninguno quería que el director los matara.
- ¿A CASO NADIE ME RESPONDE? – Esta vez Nicholas estaba muy enojado, en cualquier momento se abalanzaba hacía cualquiera de los presentes, en especial al científico encargado del proyecto - ¿LES HE DICHO ALGO, CONTÉSTENME?
  Nadie quería morir a manos del temerario general, hasta que uno de los científicos (no el que estaba a cargo) levanto la mano.
- Se, se, señor  - Dijo con una voz un tanto temerosa –  El suero era muy potente, la composición era detallada, los aminoácidos estaban balanceados, vimos la sangre de cada uno y, y , y…
- ¿NO ME INTERESAN LOS ESTÚPIDOS AMINOÁCIDOS, NOLAN? – Le gritó el general al científico el cual se apellidaba Nolan – ¡QUIERO RESPUESTAS, ESTOY HASTA EL CUELLO ESPERANDO UNA RESPUESTA!  
 De repente todos se quedaron en silencio, sólo había una persona la cual podría explicar todo lo que pasó y esa era el encargado del proyecto, el Doctor Victorius. A medida que pasaban los segundos y los minutos el aludido se sentía intimidado por todos, en especial por el temido general. Lentamente el doctor de aproximadamente 40 años se levantó  de asiento y se encaminó hasta  la pared en la cual estaban proyectados los distintos gráficos.
- Cómo pueden ver aquí – Dijo con una voz chillona y a la vez indicando los gráficos – Los sujetos experimentales estaban perfectamente bien, sus cerebros estaban debidamente monitoreados cada día, por lo que no sabemos que es lo que sucedió, las dosis de los químicos estaban bien, nuestras investigaciones decían que…
- Victorius, Victorius – Le dijo el director perdiendo la paciencia – No me interesa lo que decían sus investigaciones, para eso ya he leído el tedioso informe que me dio hace unas semanas – Tiró un fajo de papeles los cuales se derramaron en la mesa juntos con los demás.
 Victorius lo miró con cara de asustado, todos sabían que cuando el director  estaba muy enojado, era capaz de matar a quien se le cruzara por el camino,  por eso era el director de la KGB, el cual en ese preciso instante estaba sacando un arma dejándola en su regazo.
-Pe, pe, pero señor, nuestras investigaciones  decían que ellos estaban bien …
- ¿QUÉ ELLOS ESTABAN BIEN? – Estalló Bolkonski  - Si los súper soldados habrían estado bien no estarían en este momento muertos y enterrados en una fosa común – Después miró a cada uno de los presentes – Ustedes son los únicos culpables de todo, siempre me dijeron que todo estaba bien, pero no era más que una mentira, por sus caras noto que todos ustedes sabían del asunto.
  En ese momento todos comenzaron a protestar, algunos diciendo que unos no sabían lo que realmente estaba sucediendo, que solo los científicos sabían de la existencia de una rebeldía entre los soldados, por su parte decían que los burócratas les dieron muchas misiones, que los soldados igual necesitaban un descanso, que ellos no eran máquinas, en fin todo eran un caos, todos se acusaban entre ellos. Hasta que escucharon un disparo, inmediatamente todos se quedaron callados y asombrados  porque la persona que había dado el disparo había sido el director, pero ese no fue el hecho por lo que se asombraron, sino fue que el director le había disparado directamente al Doctor Victorius, dejándolo estampado  en la pared en la cual se estaban proyectando los gráficos, dejando todo cubierto de sangre mientas su cuerpo caía al piso son vida, manchando el piso y los papeles de sangre.
- Al próximo que abra la boca, le pasará exactamente lo mismo – Dijo el director mirándolos a todos – El proyecto “Titanes” queda suspendido y pobre de aquel del que me hable aunque sea un poco de él porque lo último que sentirá es una bala en su cabeza.
 Dicho esto el director de fue hacia su oficina, llevándose todos los archivos del proyecto “Titanes”, inmediatamente iba a guardar en el fondo de los archivos todo lo que tuviera relación con aquel, nadie sacaría a colación otra vez el proyecto, o por lo menos eso era lo que él creía.

Año 1998.
  El director Bolkonski estaba sentado en su oficina en Moscú, odiaba el trabajo de oficina, él siempre había sido un soldado con honores, defendiendo a Rusia en todas y cada una de las guerras que esta había enfrentado, ahora él estaba condenado a ser un simple burócrata, yendo a reuniones todo el día y viendo papeles todo el día.
 Tomó uno de los foller que estaba encima de su escritorio, estaba cansado de verlos, todo el día había estado mirando proyectos sin sentido, era ya de noche y lo único que quería era ir a su casa, tomarse unos cuantos whisky y después irse a la cama, lo malo era que tenía que terminar de ver todos los foller, menos mal el último era el que tenía en sus manos.
 Al abrirlo y ver el título del proyecto quedó anonadado, nunca creyó que iba a volver a leer esas palabras.
“PROYECTO TITANES”
Por Irina Dostoievski y Vladimir Dostoievski
 Inmediatamente comenzó a leerlo y se dio cuenta de que aquel proyecto era exactamente el mismo de hace 6 años, el mismo el cual le había dicho a todo el mundo que no quería ver más. Sin embargo a medida de que iba leyendo encontró muchas cosas de las cuales el  proyecto anterior no tenía. Al parecer los hermanos Dostoievski habían detectado las anomalías que en el pasado no se habían podido solucionar. Como por ejemplo, esta vez los soldados del proyecto iban a ser niñas, de hecho tenían que ser niñas de entre 12, 13 u 14 años, secuestradas y lavadas de cerebro para que en ellas creciera un odio hacia la sociedad. Con un súper suero y lavados de cerebro iban a crear a las mejores soldados o como decía en el informe, iban a crear a unas MENTES ASESINAS.
  Dejó el foller a un lado, Mentes Asesinas, él siempre había querido que las cosas en el anterior proyecto hubieran sido así, algo sanguinario, algo temerario, algo que hiciera que todo el mundo cayera bajo los pies de su querida Rusia. La propuesta de aquellos hermanos no estaba mal, de hecho estaba muy buena, esta vez las cosas iban a resultar como él las planeaba porque las iba a monitorear él mismo.
 Tomó nuevamente el foller, y además tomó un timbre el cual estampó en el foller, al sacar el timbre la palabra APROBADO estaba en él.

Años Después
  Irina Dostoievski  se sentía feliz, no, de hecho se sentía victoriosa, desde hace 8 años estaba esperando con ansias ese momento, hace 1 año habían comenzado con el plan que siempre habían anhelado ella, su hermano y en especial el director de la KGB, es decir secuestrar a la primera chica que comenzaría a realizar sus planes de conquistar el mundo.
  Angeline Parker, así se llamaba la chica que en ese mismo instante estaba entrenando junto con Carrie Whinslor, Irina estaba feliz, la chica ya llevaba 1 año entre ellos y ya había matado a muchas personas, a ese paso iban a poder concretar todos los planes, es decir tener un ejército de Mentes Asesinas, las cuales esta vez iban a estar 100% a sus órdenes, ellas nunca se iban a ir en contra de ellos, los anteriores soldados lo hicieron. Irina sintió unos pasos tras de ella, al darse vuelta vio que el director Bolkonski pararse detrás de ella mirando a la soldado Parker con los mismos ojos que lo hacía ella.
- Esta vez va a resultar – Dijo Bolkonski a sus espaldas.
- Señor – Dijo ella sin darse vuelta – El proyecto está resultando, es hora de comenzar la fase 3, es hora de buscar más soldados.
- Lo he estado pensando Generala – Él al decir eso se rió un poco – Además estuve leyendo el informe que dejó su hermano Vladimir, él dice que los avances de los sueros y todas esas cosas que en realidad  no entiendo mucho, lo único que sé es que sus famosos sueros están resultando, he buscado a los mejores entrenadores como ustedes nos dijeron y aquí está el resultado.
 Miró a la soldado Parker la cual estaba con un cuchillo atacando a Carrie, la cual por más que sea una profesional  no pudo evitar  ser acuchillada en el tórax por Parker.
- ¡MUERE PERRA! – Gritó Parker mientras le atravesaba el cuchillo hasta lo más profundo, esa chica era incontrolable cuando se encontraba entrenando y era mucho peor cuando estaba en alguna misión.
- ¡ANGIE! – Le gritó la generala, ella por más que fuera fría, nunca había tratado a la soldado, en el fondo le tenía un poco de cariño ya que como ella la había “creado” se consideraba como una madre, aunque claro nunca lo demostraba – ¡Es suficiente! Deja a Whinslor ella no es uno de tus objetivos.
  Inmediatamente Angeline soltó a Carrie, la cual gritó de dolor, Angeline le había clavado el cuchillo muy profundamente por lo cual apenas se podía mantener en pie, Angie solo la soltó porque la Generala se lo había dicho o si no la podía haber matado, pero ella tenía respeto por la Generala, pero sólo por la Generala.
- Angie, ve a darte una ducha y después ve a donde mi hermano para que te cure las heridas – Ordenó la Generala.
¡Sí, Señora! – Acató la soldado Parker poniéndose en la posición firme y yéndose a hacer lo que la Generala le había dicho.
 Bolkonski  miró como Angeline se iba, comenzó a caminar hasta que  quedó delante de la Generala mirándola seriamente.
- ¿Por qué le dices Angie? – Le preguntó entre curioso y un poco molesto.
- Lana Grant,  la psicóloga  dice que debemos de tratarla como si fuera una persona, que no es una máquina de matar, ella no tiene sentimientos ni nada, tampoco hay que albergarlos, pero es una chica y eso nunca va a cambiar – Contestó de manera muy seria – Sólo lo hago para que Lana Grant deje de decir que la tratamos mal.
- Lo entiendo – Dijo el General – En cuanto a lo que estuvimos hablando anteriormente, en la mañana he aprobado la siguiente fase del proyecto, así que busquen a todas las chicas indicadas, porque lo que quiero es un ejército de asesinos o en este caso un ejército de asesinas.

2 Años después
  Cómo lo predijeron todos, las soldados se estaban perfilando como verdaderas guerreras, en total eran 19 chicas, 19 soldados, 19 “Titanes”, en conclusión eran 19 Mentes Asesinas, las cuales estarían entrenadas para un solo propósito: Matar a quienes se interpongan en el camino de la gloria de Rusia, Rusia con ellas por fin sería una nación, un país que tendría todo el mundo a sus pies.

 
Capítulo 1
Actualidad
Berlín – Alemania
Dalia Chia (Dali)

 La luz de la televisión era solo lo que iluminaba el cuarto, pero de todos modos se podía ver lo que Dali estaba haciendo. Ella tenía amarrado en una cama a un chico, él estaba completamente desnudo, estaba amarrado con los brazos y las piernas a las patas de la cama, tenía algunas heridas en el rostro, Dali le había pegado unas cuantas veces antes de arrastrarlo hacia el lugar en donde lo último que vería sería su muerte.
- ¿Quién eres tú? – Dijo el chico un tanto atemorizado.
  Dali caminó hacia donde estaba el chico, este mostraba una cara de miedo, tenía miedo de lo que le podía hacer porque la cara de la chica no era muy buena, de hecho era de terror.
- ¿Qué es lo que te voy a hacer?- Le dijo ella con una voz un tanto fría – Te haré muchas cosas, chico, pero primero me tienes que decir cuáles son los códigos  de acceso para la bóveda del banco.
  La misión de Dalia era de encontrar los códigos para poder entrar a la bóveda del banco central de Berlín, después otros de la KGB se encargarían de entrar a ella, Dali estaba muy enojada porque ella era la que quería entrar en la bóveda, pero la generala le dijo que no y ella debe acatar todo lo que dice la generala.
- ¿De qué códigos hablas?- Dijo el chico abriendo muy grandes los ojos, eso era un signo de que él sabía de lo que ella estaba hablando.
- No intente jugar conmigo, sé que tu eres el único que tiene acceso a los códigos de la bóveda del banco – Ella comenzó con una voz fría y además sacó un cuchillos de su espalda – Ahora mismo me los dirás chiquito.
  Lentamente se acercó hacia la cama, se sentó a horcadas encima de él, le colocó el cuchillo en la garganta y sintió como el chico temblaba de lo aterrado que estaba.
- Ahora sí me dirás lo que necesito – Le dijo profundizando más el cuchillo en la garganta del chico – Y sin rodeos, no soy una persona con mucha paciencia.
  Dali esperó unos cuantos segundos, el chico la miraba aterrado, pero no le decía nada, ella era una chica con poca paciencia, había sido creada de esa manera, bueno, todas las mentes asesinas habían sido creadas y criadas con eso, pero ella nunca la había tendido. Así que tomó  se bajo de la cama y sin previo aviso enterró el cuchillo en el estómago del chico.
- Ahora sí, me dirás los códigos – Lo obligó desenterrando el cuchillo – A menos que quieras quedarte sin tu bolas – Apuntó el cuchillo directamente a su pene.
- Por favor – Dijo el chico escupiendo un poco de sangre – No me mates.
- Te mataré si no me dices los códigos de acceso de la bóveda  central– Dijo ella más que irritada - ¡Ahora!
- Los códigos están en 2 de mis muelas, por lo que no sé los números, solo soy el portador  - A este punto el chico estaba llorando del miedo.
 Dalia estaba en un tremendo problema, ese era cómo se los  iba a sacar, hasta que se le ocurrió una genial idea. Fue hasta un cajón en el cual habían una serie de herramientas, lo revolvió un poco hasta que por fin encontró lo que estaba buscando, un alicate. Fue nuevamente hacia la cama donde estaba amarrado el chico, fue hacia el cabezal.
- Abre la boca – Le ordenó, pero el chico no lo hizo - ¡TE DIJE QUE ABRIERAS LA BOCA!
  Pero el chico no lo hizo, por lo que ella le tomó el rostro, le introdujo los dedos en la boca, se la abrió completamente, el chico intentaba cerrarla para así morderla, pero Dali la mantenía bien abierta. Ella buscó las muelas, hasta que por fin las halló, acercó el alicate hasta la muela izquierda, lo afirmó a esta y comenzó a tirarla. La sangre fluía a chorros de la boca del pobre chico, las manos de Dalia igualmente estaban llenas de sangre, al oler la sangre ella comenzó a tirar la muela más fuerte, a este punto el chico gritaba y lloraba con mucho afán, pero a ella no le importaba, de hecho si él más gritaba, ella más fuerte tiraba, hasta que por fin pudo sacar la primera muela.
  Ella fue hasta una lámpara la cual estaba prendida y en la muela pudo ver un número, ese era 83, ese era el inicio del código, por lo que faltaba el restante, el cual estaba en la muela derecha. Se acercó nuevamente al chico, este estaba agonizando por lo que en pocas palabras estaba a punto de morir. Dalia tomó otra vez el alicate para continuar con la ardua faena, abrió nuevamente la boca del chico, esta vez él no opuso resistencia, buscó la muela derecha y realizó el mismo procedimiento. Al sacarla vio que decía 21, en pocas palabras el código de acceso de la bóveda del banco central de Berlín era 8321.
 Dalia tomó su teléfono móvil  y marcó un número.
- El código es 8321, hagan su trabajo idiotas – Dijo fríamente al altavoz – Y quiero mi parte.
 Colgó el teléfono móvil y miró el cuerpo del chico, este  estaba cubierto de sangre, pero todavía mostraba signos de vida porque su pecho subía y bajaba a un ritmo latente.
- ¿Así que todavía estas vivo?- Lo miró sin ningún sentimiento – Pues como dicen en las películas, voy a acabar con tu sufrimiento.
 Tomó nuevamente el cuchillo, el cual tenía en el cinto de su pantalón, fue hasta la garganta del chico y le cortó la garganta, la sangre callo por el suelo e incluso por las paredes, el corte fue preciso porque inmediatamente el chico murió.
  De improvisto su teléfono móvil comenzó a sonar, ella rápidamente lo contestó.
- Habla la soldado  Chia – Dijo ella automáticamente.
- Soldado habla la generala, usted inmediatamente tiene que volver a la base, ha surgido una nueva misión.
- Sí señora – concretó  Dalia para después aventar el  teléfono contra la pared, para no dejar rastros.
  Pero esto era solo el comienzo e una nueva misión, una misión que sin saberlo le cambiará la vida.


Hola. c:
Me gusta como escribís, no sé si sepás. |?|
áh, ya estás participando, eso. c:

¡Suerte! ccccccccc:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Mensaje por PARACETAMOL el Vie 13 Sep 2013, 6:52 pm

:meh: 
Like you want.  eso.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Mensaje por demons. el Vie 13 Sep 2013, 7:01 pm

Audicionen, pueeeh
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Mensaje por PARACETAMOL el Vie 13 Sep 2013, 7:11 pm

O no lo hagan.
|?|
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Mensaje por demons. el Vie 13 Sep 2013, 7:16 pm

Naaaaaaaaaaaaaaah yo se que lo harán
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Mensaje por PARACETAMOL el Vie 13 Sep 2013, 7:49 pm

GreenSky♥️ escribió:Naaaaaaaaaaaaaaah yo se que lo harán
No.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Mensaje por khaleesi. el Vie 13 Sep 2013, 8:27 pm

Yooo!! Agui, vos y tus ideas cúl Vengo a audicionar por el Harreh Estilos y... India Eisley  Te juro que la trama es perfecta, aunque tengo una dudita: ¿Sabremos -si es que salgo elegida- quien es el asesino? y ¿Moriran algunos pj  ???
Solo esas dos xd
Idk, acá te dejo el capi cochino y espero que esté bien :3333 Besotessss Agui <3333

Uan Shote (?:
Miro las estrellas, y la nostalgia me invade por completo. Éstas están siendo opacadas, mientras algunas personas ansiosas lanzan fuegos artificiales al cielo.
Meto mis manos en los bolsillos de mi campera para darles refugio del frío que azota Londres. Sin embargo, sé que la verdadera helada se encuentra en mi interior; específicamente en mi corazón. ¿Como pude ser tan estúpida? Harry hizo todo lo posible por llevarme con él a la gira. Me habló, me trató de sobornar, e incluso peleamos; pero ni todo eso pudo hacerme cambiar de opinión. Yo no estaba preparada para afrontar meses y meses lejos de mi ciudad, no estaba preparada para ir con él hacia países que desconocía. Pero no me dí cuenta que tampoco estaba preparada para estar lejos de Harry. El miedo me había impedido notar lo que realmente no quería afrontar: una relación.
Tantas veces jodida, tantas veces engañada... Abrir mi corazón no había ido fácil, y menos si ésto implicaba también entregarme a los medios. Si no hubiera sido por el apoyo de Harry, la prensa me habría comido viva. Pero... Harry.
Camino, y me siento en un banco que otorga vista hacia el Big Ben. Faltan apenas unos minutos para que la hora llegue, las campanas suenen, y un nuevo año comience. Un comienzo sin Harry.
Revuelvo mi palma adentro de mi saco negro, y palpo la pantalla de mi celular. Lo saco, y reviso con esperanza el buzón de entrada.
Ningún mensaje nuevo
Suspiro pesadamente y guardo el dispositivo móvil en su lugar.
Trato de aguantar las lágrimas, pero siento como un líquido tibio, pero sobre todo doloroso, se acumula en mis ojos. Agito los párpados en un intento de contener la tristeza, pero me es imposible. Siento como un sabor salado llega hacia mis labios, indicándome que la desgracia de llorar me ha llegado. Lo extraño, lo extraño tanto.
Mis pensamientos nostálgicos son interurmpidos por un ruido a mi izquierda. Trato de no mirar quien se ha sentado a mi lado, pero me es inevitable no notar a alguien totalmente cubierto, de pies a cabeza a tan solo unos centímetros de mí.
No quiero parecer maleducada, ni nada por el estilo, por lo que decido quedarme un rato más.
"Pasaré año nuevo al lado de un dark que no conozco... genial" Me susurro a mi misma.
Una campanada anuncia que quedan tan solo unos cuatro escasos minutos para las doce. Me limpio los signos de tristeza que mis emociones han dejado por mi cara, y me dispongo a levantarme. Pero una voz me indica que quizás no debería hacer lo contrario.
-Quédate- Me indica el desconocido. Frunzo el ceño y dudo ante mis futuras acciones. -No me molesta que estés aquí...- Dice de nuevo. Me atemorizo un poco, sus palabras me están haciendo dudar de la decisión que he tomado.
-Pues... yo- Comienzo, pensando bien mis palabras. No quiero que salga algo inapropiado, o denigrante. -Tengo que irme, se hace tarde...- Trato de caminar, pero nuevamente sus palabras me detienen.
-¿Tarde? ¿Para qué?- Se echa para atrás y estira los brazos señalando a su alrededor. -Faltan minutos para año nuevo. ¿Adonde quieres ir que no has ido todavía?- "A los brazos de Harry" Dice una vocecita en mi cabeza. Niego, mientras miro con más atención al hombre que me habla. La oscuridad tapa cualquier rasgo suyo, y su capucha me hace imposible tener una idea sobre su identidad.
Y tiene razón, ¿Adonde pretendo ir? Les dije a mis padres que iba a pasar año nuevo sola. Mis amigas se fueron de viaje, y no me queda nadie más. Al fin y al cabo, quedé sola.
-No sé...- Murmuro. Siento una risa de parte de él.
-¿No sé? ¿No tienes a nadie?- Pregunta. Mi cabeza se mueve de un costado a otro afirmando su interrogación. -Pues, yo sí tengo a alguien. Pero no me quiso acompañar...- Anuncia. Es una coincidencia, ¿Quizás así se sentiría Harry? No creo. De todas maneras no puedo evitar sentirme un poco incómoda con la conversación que estoy teniendo.
-Es una lástima ¿Porque no la vas a buscar?
-Porque ya la vine a buscar, pero no se ha dado cuenta...- No puedo evitar sentirme sorprendida por sus palabras. Si lo mío se siente feo, entonces lo de él debe ser... terrible.
No sé que decir, o como actuar. Pero, me quiero ir.
-Bueno...- Anunció, con un tono simpático. Quizás un poco -demasiado- falso. -Me tengo que ir. Nos... vemos- "En otra vida" Pienso.
Mis pies toman rumbo lejos de mi posición actual. Camino no despacio, pero tampoco muy rápido. Sin embargo mi caminata no dura mucho , ya que siento como me toman de la muñeca y me detienen al instante.
-¿Pero que...?- Me vana violar, cuando extraño desesperadamente a mi novio. Lo sé. Sin embargo, no puedo evitar sentir como el aire se me quita precipitadamente de mi pecho, cuando el chico que antes estaba cubierto, se destapa completamente. -Tú...- Harry está de pie frente a mí. Sus hoyuelos se marcan mientras me sonríe, matándome de un tiro. Mi corazón parece recibir descagas eléctrica, y eso es solo un empujón para que me lance a sus brazos.
-¿Te lanzas a los brazos de un acosador?- Me pregunta mientras ríe. Me separo y le pego en el brazo..
-¡Casi me matas del susto!- El oji-verde no puede evitar sonreir de nuevo, de seguro a sabiendas que me ha sorprendido.
-Quería venir...- Murmura mirándome a los ojos.
-¿Pero... como? Hablé con los chicos, iban a dar un concierto en Nueva York.
-Una mentirita blanca- Indica, haciéndome agregar una cosa más a la lista de "cosas que hacen por cómplices"- Nos quedamos un rato en silencio, mirándonos, sin pronunciar sonido alguno. La brisa nos envuelve, y los gritos lejanos de la gente llega a mis oidos.
"Diez... nueve...
-Yo era esa persona que habías venido a buscar...- Pronuncio, recordando las palabras que había dicho el "desconocido" por el cual se había hecho pasar. Harry asiente lentamente, mientras me toma de la mejilla.
Ocho... siete... seis
-Eres la única que siempre buscaré, y que al fin encontré...- Susurra, acercándose lentamente hacia mi. Antes de que el frío siga azotando mi boca, el calor de los labios de Harry me cubren por completo.
Nuestras bocas se mueven como un suave vals vienés, con toda la elegancia y delicadeza que exige. Estamos solos... pero estamos solos juntos. Y eso me hace sentir la chica más afortunada del mundo.
Cinco... cuatro
Porque Harry cruzó todo un continente para acompañarme. Porque el vino para quererme, comenzar un nuevo año juntos. Y ésto, me hace tremendamente bien. Porque ya no tengo miedo, ya no tengo temor... Y estoy dispuesta a todo en éste año nuevo.
Tres... dos... uno
Las campanas suenan, los fuegos artificiales son lanzados, la gente vitorea; más bien yo solo puedo pronunciar dos palabras que indican todo un comienzo nuevo. Uno junto a Harry.
-Te amo...- Digo, contra sus labios. Harry sonríe, y como siempre había soñado, me corresponde con las mismas simples, potentes, y tan ansiadas palabras.
-Te amo.

avatar


Ver perfil de usuario
---
---

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Mensaje por demons. el Vie 13 Sep 2013, 9:25 pm

°Agethe° escribió:
GreenSky♥️ escribió:Naaaaaaaaaaaaaaah yo se que lo harán
No.
Sí.  Y ya audicionó alguien pah que te tragué la palabraaah(?)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Mensaje por PARACETAMOL el Vie 13 Sep 2013, 9:37 pm

Pushi. escribió:Yooo!! Agui, vos y tus ideas cúl :lima:Vengo a audicionar por el Harreh Estilos y... India Eisley  Te juro que la trama es perfecta, aunque tengo una dudita: ¿Sabremos -si es que salgo elegida- quien es el asesino? y ¿Moriran algunos pj  ???
Solo esas dos xd
Idk, acá te dejo el capi cochino y espero que esté bien :3333 Besotessss Agui <3333

Uan Shote (?:
Miro las estrellas, y la nostalgia me invade por completo. Éstas están siendo opacadas, mientras algunas personas ansiosas lanzan fuegos artificiales al cielo.
Meto mis manos en los bolsillos de mi campera para darles refugio del frío que azota Londres. Sin embargo, sé que la verdadera helada se encuentra en mi interior; específicamente en mi corazón. ¿Como pude ser tan estúpida? Harry hizo todo lo posible por llevarme con él a la gira. Me habló, me trató de sobornar, e incluso peleamos; pero ni todo eso pudo hacerme cambiar de opinión. Yo no estaba preparada para afrontar meses y meses lejos de mi ciudad, no estaba preparada para ir con él hacia países que desconocía. Pero no me dí cuenta que tampoco estaba preparada para estar lejos de Harry. El miedo me había impedido notar lo que realmente no quería afrontar: una relación.
Tantas veces jodida, tantas veces engañada... Abrir mi corazón no había ido fácil, y menos si ésto implicaba también entregarme a los medios. Si no hubiera sido por el apoyo de Harry, la prensa me habría comido viva. Pero... Harry.
Camino, y me siento en un banco que otorga vista hacia el Big Ben. Faltan apenas unos minutos para que la hora llegue, las campanas suenen, y un nuevo año comience. Un comienzo sin Harry.
Revuelvo mi palma adentro de mi saco negro, y palpo la pantalla de mi celular. Lo saco, y reviso con esperanza el buzón de entrada.
Ningún mensaje nuevo
Suspiro pesadamente y guardo el dispositivo móvil en su lugar.
Trato de aguantar las lágrimas, pero siento como un líquido tibio, pero sobre todo doloroso, se acumula en mis ojos. Agito los párpados en un intento de contener la tristeza, pero me es imposible. Siento como un sabor salado llega hacia mis labios, indicándome que la desgracia de llorar me ha llegado. Lo extraño, lo extraño tanto.
Mis pensamientos nostálgicos son interurmpidos por un ruido a mi izquierda. Trato de no mirar quien se ha sentado a mi lado, pero me es inevitable no notar a alguien totalmente cubierto, de pies a cabeza a tan solo unos centímetros de mí.
No quiero parecer maleducada, ni nada por el estilo, por lo que decido quedarme un rato más.
"Pasaré año nuevo al lado de un dark que no conozco... genial" Me susurro a mi misma.
Una campanada anuncia que quedan tan solo unos cuatro escasos minutos para las doce. Me limpio los signos de tristeza que mis emociones han dejado por mi cara, y me dispongo a levantarme. Pero una voz me indica que quizás no debería hacer lo contrario.
-Quédate- Me indica el desconocido. Frunzo el ceño y dudo ante mis futuras acciones. -No me molesta que estés aquí...- Dice de nuevo. Me atemorizo un poco, sus palabras me están haciendo dudar de la decisión que he tomado.
-Pues... yo- Comienzo, pensando bien mis palabras. No quiero que salga algo inapropiado, o denigrante. -Tengo que irme, se hace tarde...- Trato de caminar, pero nuevamente sus palabras me detienen.
-¿Tarde? ¿Para qué?- Se echa para atrás y estira los brazos señalando a su alrededor. -Faltan minutos para año nuevo. ¿Adonde quieres ir que no has ido todavía?- "A los brazos de Harry" Dice una vocecita en mi cabeza. Niego, mientras miro con más atención al hombre que me habla. La oscuridad tapa cualquier rasgo suyo, y su capucha me hace imposible tener una idea sobre su identidad.
Y tiene razón, ¿Adonde pretendo ir? Les dije a mis padres que iba a pasar año nuevo sola. Mis amigas se fueron de viaje, y no me queda nadie más. Al fin y al cabo, quedé sola.
-No sé...- Murmuro. Siento una risa de parte de él.
-¿No sé? ¿No tienes a nadie?- Pregunta. Mi cabeza se mueve de un costado a otro afirmando su interrogación. -Pues, yo sí tengo a alguien. Pero no me quiso acompañar...- Anuncia. Es una coincidencia, ¿Quizás así se sentiría Harry? No creo. De todas maneras no puedo evitar sentirme un poco incómoda con la conversación que estoy teniendo.
-Es una lástima ¿Porque no la vas a buscar?
-Porque ya la vine a buscar, pero no se ha dado cuenta...- No puedo evitar sentirme sorprendida por sus palabras. Si lo mío se siente feo, entonces lo de él debe ser... terrible.
No sé que decir, o como actuar. Pero, me quiero ir.
-Bueno...- Anunció, con un tono simpático. Quizás un poco -demasiado- falso. -Me tengo que ir. Nos... vemos- "En otra vida" Pienso.
Mis pies toman rumbo lejos de mi posición actual. Camino no despacio, pero tampoco muy rápido. Sin embargo mi caminata no dura mucho , ya que siento como me toman de la muñeca y me detienen al instante.
-¿Pero que...?- Me vana violar, cuando extraño desesperadamente a mi novio. Lo sé. Sin embargo, no puedo evitar sentir como el aire se me quita precipitadamente de mi pecho, cuando el chico que antes estaba cubierto, se destapa completamente. -Tú...- Harry está de pie frente a mí. Sus hoyuelos se marcan mientras me sonríe, matándome de un tiro. Mi corazón parece recibir descagas eléctrica, y eso es solo un empujón para que me lance a sus brazos.
-¿Te lanzas a los brazos de un acosador?- Me pregunta mientras ríe. Me separo y le pego en el brazo..
-¡Casi me matas del susto!- El oji-verde no puede evitar sonreir de nuevo, de seguro a sabiendas que me ha sorprendido.
-Quería venir...- Murmura mirándome a los ojos.
-¿Pero... como? Hablé con los chicos, iban a dar un concierto en Nueva York.
-Una mentirita blanca- Indica, haciéndome agregar una cosa más a la lista de "cosas que hacen por cómplices"- Nos quedamos un rato en silencio, mirándonos, sin pronunciar sonido alguno. La brisa nos envuelve, y los gritos lejanos de la gente llega a mis oidos.
"Diez... nueve...
-Yo era esa persona que habías venido a buscar...- Pronuncio, recordando las palabras que había dicho el "desconocido" por el cual se había hecho pasar. Harry asiente lentamente, mientras me toma de la mejilla.
Ocho... siete... seis
-Eres la única que siempre buscaré, y que al fin encontré...- Susurra, acercándose lentamente hacia mi. Antes de que el frío siga azotando mi boca, el calor de los labios de Harry me cubren por completo.
Nuestras bocas se mueven como un suave vals vienés, con toda la elegancia y delicadeza que exige. Estamos solos... pero estamos solos juntos. Y eso me hace sentir la chica más afortunada del mundo.
Cinco... cuatro
Porque Harry cruzó todo un continente para acompañarme. Porque el vino para quererme, comenzar un nuevo año juntos. Y ésto, me hace tremendamente bien. Porque ya no tengo miedo, ya no tengo temor... Y estoy dispuesta a todo en éste año nuevo.
Tres... dos... uno
Las campanas suenan, los fuegos artificiales son lanzados, la gente vitorea; más bien yo solo puedo pronunciar dos palabras que indican todo un comienzo nuevo. Uno junto a Harry.
-Te amo...- Digo, contra sus labios. Harry sonríe, y como siempre había soñado, me corresponde con las mismas simples, potentes, y tan ansiadas palabras.
-Te amo.

Eveeeeeeeeeeel. Best Song Evel. |?| Feel like a persona china. |?|
áh, ya sé como escribís, wn. 
Me encanta, i mean, eso. dpfihfhuhr.
Me encantó el shot, wn, me encantó, me encantó, me encantó.
Hermosho.
Ya estás participando, suerte. c:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Mensaje por PARACETAMOL el Vie 13 Sep 2013, 9:57 pm

GreenSky♥️ escribió:
°Agethe° escribió:
GreenSky♥️ escribió:Naaaaaaaaaaaaaaah yo se que lo harán
No.
Sí.  Y ya audicionó alguien pah que te tragué la palabraaah(?)
 No las tragaré. |?| Saben feo.
Ah¿qué?
Sí.  
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Mensaje por Invitado el Vie 13 Sep 2013, 10:57 pm


¡Mir! 
Tus ideas son tan xzsdfghgfd :'33
Bien, me arriesgare a audicionar. La idea esta per-fect c': 
Un asesino  ¿Quien sera? :o
Patch esta como quiere, y no lo quieres compartir conmigo :lloro: 
Audicionó por  Zoella Sugg y Finn Harries. 



Cúl (?):

Música electrónica, cuerpos bailando y saltando, parejas besándose, droga por todos lados, y los mejores Dj mezclando  Un sueño cumplido, miraba todo a mí alrededor y puede ver a Louis con una castaña, bailaban y disfrutaban de la música y del ambiente, a su lado estaba un pelinegro junto con una chica rubia, estos hablaban y bromeaban con Louis y la chica. Por otro lado pude ver a un chico castaño con una chica también castaña, estos bailaban, disfrutaban y de vez en cuando se besaban, como pareja se veían tiernos juntos. A su lado estaba un rubio con una chica semi-castaña y semi-rubia, se veían hermosos juntos, ellos bromean con la pareja de castaños. Sentí como unos brazos me rodeaban por la cintura, me di la vuelta y me encontré con unos ojos verdosos, una sonrisa hermosa con hoyuelos, y de cabellos castaño con rulos. Le sonreí y nos abrazamos, nos separamos y me volví a voltear, me abrazo por detrás, disfrutábamos de la música, nos movíamos a el ritmo de esta, todo era perfecto, no quería que acabara.  En eso llego Louis y con la chica, estaban bromeando con el ojiverde que me abrazaba, reía y sonreía con ellos, al rato se nos acercaron las demás pajeras, de las que había hablado. Entre todos disfrutábamos, bebíamos, bailábamos, hasta se podría decir que nos llegamos a drogar. Me encontraba con Harry, según había escuchado decirle de esa manera Louis a el ruloso, me sentía querida a su lado, nos gustábamos era obvio, a igual de las demás pareja. Tanta felicidad no podría durar tanto. Estábamos en el sector donde se encontraban las carpas para las personas que se quedaban para los tres días, conversábamos sobre todo cuando de repente la chica rubia estaba discutiendo con el pelinegro, ella le reclamaba sobre algo, el solo le decía que todo había sido con mal entendido, pero ella no le creyó, solo se fue llorando, se alejó de donde estábamos todo. El moreno se veía desesperado, se alejó de igual, creo que se había ido a buscar la rubia. No entendía del porque su discusión, según escuche de Louis, la chica había visto al moreno con otra chica y no precisamente charlando. De repente todo se volvió una discusión entre todos, Liam el chico castaño, le reclamaba sobre algo a la chica castaña, ella lloraba disculpándose, que las cosas no habían sucedido así. Por otro lado el chico rubio estaba ebrio, discutía con su chica pareja, el motivo no supe. Louis trataba de calmar a todos junto con su chica, no entendía que sucedía. Comencé a buscar a Harry, no lo encontraba, seguí caminando rogando que apareciera, piropos de los chicos podría escuchar al caminar, simplemente los ignore. Mientras caminaba llegue a una carpa, esta se encontraba cerrada, y tenía el presentimiento de que Harry se encontraba ahí, me acerque más, se comenzaron a escuchar gemidos y jadeos de hombre como de chica adentro, temía encontrarlo adentro haciendo lo que creía en ese momento. Con paso firme decidí entrar, la abrí y…


— ¡Arriba dormilona! —Me desperté exaltaba.
—Pero que mier… ¿Qué haces aquí Louis? —Mi gran amigo Louis fue quien me despertó de ese sueño, del cual se había vuelto una pesadilla.
—Vine para invitarte a salir, tu madre me dijo que estabas dormida todavía y me dijo que te despertara. Y eso es lo que acabo de hacer—Dijo y se acostó a mi lado.
— ¿Invitarme a salir? —Le pregunte extrañada
—Sí—Respondió.
—Y… ¿Cómo para qué? —Volví a preguntar.
—Te tengo una sorpresa—Se paró de mi cama—Anda y arréglate que saldremos, ¡Ahora! —Bufe y me levante hacia el baño para arreglarme—Buena niña—Lo escuche decir.
—Cállate Tomlinson—Grite desde el baño y lo escuche reírse.
Me bañe, me arregle y baje. Encontré a Louis jugueteando con mi hermano pequeño Diego en la sala, mi madre estaba en la cocina preparando el almuerzo.
—Hola mama—La salude al entrar en la cocina.
—Hasta que te paras, pensé que habías muerto—Dijo mi madre.
—Amm no, no morí, y venía a decirte que saldré con Louis—Le dije.
—Te quiero a las 9:00pm aquí—Me miró fijamente—Hoy y el resto de la semana no habrán fiestas ¿Entendido? 
—Si mama entendido—Le respondí—Ahora me voy, adiós.
—9:00pm ¿Okey? —repitió
—Aja
—Bien, dios te bendiga, Te quiero. —Me abrazo.
—Yo también te quiero—Le devolví el abrazo
—Sin hacer travesuras, pórtate bien—Dijo y se separó del abrazo.
—Sí, ya mama, no soy una niña. Ya soy mayor de edad y puedo cuidarme muy bien. Y con tu permiso me voy—Le dije y salí de allí. Camine hasta la sala y Louis seguía jugando con mi hermano.
—Louis—Lo llame.
—Dime—Volteó y me miro.
— ¿Vamos? 
—Vamos, Después seguimos jugando Diego—Le dijo a mi hermano.
—Adiós Louis—Se despidió mi hermano de Louis.
—Adiós Edward—Contesto—Adiós señora Lewis—Se despidió de mi madre.
—Adiós Louis y cuida a Nicki—Le respondió desde la cocina.
—Vamos Louis, apúrate—Ya estaba en la puerta de mi casa esperando a Louis.
—Cuidado y te quedas—Sarcasmo Louis aquí.
—Calla y apúrate—Le dije.
Salimos de mi casa y nos montamos en el auto.
—Ahora… ¿Me dirás a dónde iremos? —Le pregunte
—Primero iremos al cine, quiero ver rápidos y furiosos, me han dicho que es muy buena—Dijo mientras manejaba.
—Está bien, ¿y después? —Pregunte.
—Después… Después iremos a un lugar con una vista hermosa de todo Londres y te daré una sorpresa—Respondió.
—Si no me equivoco, ese “Después” iremos a London Eye ¿No? —Le dije.
—Que comes que adivinas, iremos al London Eye—Me dijo.
—Ya quiero ir al London Eye, me encanta—Dije emocionada, realmente amo el London Eye.
—Iremos pero después de ir a cine, de verdad quiero ver rápidos y furiosos—Comenzó hacer caras como si estuviera en una carrera.
—Y si… ¿Yo no quiero entrar? —Hice una mueca.
—Digamos que… Te obligare a entrar o no de doy la sorpresa y la disfruto yo solo—Respondió.
—Louis… ¿Por qué sorpresa? Las odio, y más si vienen de ti—Le dije.
—Tonta. Además, estoy segura que esta la amaras—Saco su ego—Y mis sorpresas no han sido tan malas así.
—No—Alargue con sarcasmo—Han sido tan buenos, como aquella vez que dijiste que me regalarías lo que siempre he querido, y termino siento un cupón de “abrazos de Louis” —Dije sarcástica.
—Un cupón de abrazos míos no se consiguen en cualquier parte, admite que te gusto—Dijo.
—No Louis, no me gusto. Sabes que odio las sorpresas. Nos emocionamos esperando que sea lo que deseamos y al final terminamos decepcionamos—Le dije.
—Si, eso suele pasar. Pero ya enserio, está la amaras, te prometo que la amaras—Me prometió.
—Eso  espero Boobear, eso espero—Susurre.
El camino fue entre bromas, chistes malos por parte de Louis, a veces discutía con otros conductores por que se le adelantaban o le tocaban corneta. Si, Louis puede llegar a perder la paciencia muy rápido. Llegamos al  Princes Charles Cinema, uno de los mejores y más amados cines de Londres, la cola para comprar las entradas no era normal, estaba celebrando porque Louis no encontrara las entradas, pero Louis las había comprado por internet. No me toco otra que entrar. Compramos las cotufas, todo tipo de dulce y las bebidas. Entramos a la sala y buscamos nuestros puestos, nos acomodamos y al poco tiempo comenzó la película. 


(…)



Ya habíamos salido del cine, la película es realmente buena. Eran aproximada mente las seis y media de la tarde, ya estamos en el auto y Louis todavía no superaba la película y a cada rato me repetía sus partes favoritas de la película.
—Es que—suspiro—Simplemente amo rápidos y furiosos—Finalizó de una vez por todas Louis.
—Si ya terminaste de hablar sobre toda la película, ¿podrías arrancar el auto de una buena vez? —Ya me estaba desesperando de Louis.
—Amargada—Gruño—Próxima parada: London Eye —Dijo y comenzó a manejar—Aleluya—Pensé.
Tener que aguantarme a un Louis repitiendo todo lo que había pasado en la película, es estresante, pero me toca. Tantas veces me aguanto el a mí que si lo cuento con los dedos me faltarían manos, pero que más. Para eso estamos los mejores amigos ¿No? Si… Amigos en las buenas, en las malas, en las locuras y… en todo momento y ya. Después escuchar todo el camino a Louis, finalmente llegamos a nuestro destino; El London Eye.
— ¿No es brillante? Que una de las películas de Rápidos y Furiosos haya sido grabada aquí, en Londres. —Dijo mirando al London Eye.
— ¡Mierda Louis! ¡Ya para de hablar de esa maldita película! Ya sé que te encanto y que la amas, pero… ¡Por el amor a dios! ¡Deja de hablar de ella! —Si… Definitivamente Louis ya me había estresado. Louis estaba sorprendido.
—Bien, lo hare—Contesto frío, se bajó del auto y azoto la puerta. Había hecho enojar a Louis.
— ¡Louis! —Baje corriendo del carro para alcanzarlo— ¡Louis espera! —Lo alcancé.
— ¿Qué quieres? —Contesto seco mientras caminaba hacia la entrada del London Eye.
—Louis, perdóname yo de verdad no quise…—Comencé a disculparme pero me interrumpió.
—Camina rápido, que me quiero montar de una buena vez—Había ignorando mis disculpas, pero cuando estemos adentro me tendría que escuchar si porque sí. Solo calle y camina unos pasos atrás que él, llegamos a la entrada y nos montamos en una de sus cápsulas o como se le pueda llamar. Esta comenzó a subir, poco a poco dándonos una vista hermosa de todo Londres, solo éramos Louis y yo, adentro de esa cosa. Decidí pedirle disculpas de una vez.
—Louis, discúlpame por haberte gritado, es solo que me estresaste de hablar tanto de esa película y que cada cosa la relacionases con todas las películas de Rápidos y furiosos, y bueno… Discúlpame ¿Si? Sabes que no me gusta que estemos peleamos—Me disculpe. Vi como una sonrisa se formaba en su rostro y comenzó a reír.
— ¿De qué te ríes? No veo nada gracioso—No veo que unas disculpas sean graciosas—pensé.
—Me rio de que hayas caído, realmente no me enoje, bueno solo al principio pero después solo lo fingí. —Dijo con una sonrisita burlona.
—Eres un idiota—Le dije también con risa—Me engañaste.
—Solo un poco—Se encogió de hombros.
—Bueno… Ya que estamos aquí, con la mejor vista de un Londres de noche. Me puedes dar… ¿“Mi sorpresa”? —Le pregunte y con mis dedos hice comillas.
—Mmm… no te puedes aguantar—Sonrió—Okey, está bien te la daré. Pero antes cierra los ojos—Me dijo.
— ¿Que tramas Tommo? —Le pregunte.
— ¡Hey! Cierra los ojos o no tendrás tu sorpresa. —Hice los que me dijo—Buena chica, ahora entiende tu manos—Hice lo que me indico—Ahora si obtendrás tu regalo—Dijo y sentí como colocaba una especie de cajita en mis manos, de inmediato abrí mis ojos y me topé con una cajita de Animal Print con varios colores.
—Ábrelo—Dijo Louis con una sonrisa.
Sentía unas mariposas en el estómago mientras abría la cajita. Finalmente la abrí, en esta había una especie de bolsita, de una vez revise que contenía, encontrándome con mi felicidad.
—Oh Louis… Esto es lo que creo que es, ¿Es real? No estoy soñando cierto—Pregunte todavía asombrada, mis ojos poco a poco se aguaban.
—Esto es muy real, al igual que eso. Y si es lo que crees que es… ¡Nos iremos a Tomorrowland! —Grito lo último de felicidad y  me lancé a abrazarlo.
—Oh dios Louis, gracias, es el mejor regalo que me han dado en toda mi vida, de verdad muchas gracias—Le dije todavía abrazándolo y soltando lágrimas de alegría.
—De nada pequeña, este es nuestro sueño y por fin lo cumpliremos—Me dijo abrazándome igualmente.

La felicidad que sentía en este momento era enorme, por fin cumpliría mi sueño, por fin ira al majestuoso Tomorrowland. Nada ni nadie impediría que fuera, eso estuviera dicho. Seguía abrazada a Louis, continuaba llorando de alegría, hasta que recordé el sueño que había tenido ese día. Montones de sentimientos corrieron por mi cuerpo. Iría a Tomorrowland y todo ese sueño sucedió allá ¿Pasaría lo que había soñado? ¿Solo fue un simple sueño y nada de eso ocurriría? ¿Quiénes eran los demás chicos con los que soñé? Y sobre todo ¿Quién era Harry?  

Millones de preguntas invadieron mi ser, pero sabía que las respuestas, solo las conseguiría a medida que pasara el tiempo.


Última edición por .Nicol. el Vie 13 Sep 2013, 11:13 pm, editado 1 vez
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Mensaje por PARACETAMOL el Vie 13 Sep 2013, 11:10 pm

.Nicol. escribió:
¡Mir! 
Tus ideas son tan xzsdfghgfd :'33
Bien, me arriesgare a audicionar. La idea esta per-fect c': 
Un asesino  ¿Quien sera? :o
Patch esta como quiere, y no lo quieres compartir conmigo :lloro: 
Audicionó por Barbara Zoella Sugg y Finn Harries. 



Cúl (?):

Música electrónica, cuerpos bailando y saltando, parejas besándose, droga por todos lados, y los mejores Dj mezclando  Un sueño cumplido, miraba todo a mí alrededor y puede ver a Louis con una castaña, bailaban y disfrutaban de la música y del ambiente, a su lado estaba un pelinegro junto con una chica rubia, estos hablaban y bromeaban con Louis y la chica. Por otro lado pude ver a un chico castaño con una chica también castaña, estos bailaban, disfrutaban y de vez en cuando se besaban, como pareja se veían tiernos juntos. A su lado estaba un rubio con una chica semi-castaña y semi-rubia, se veían hermosos juntos, ellos bromean con la pareja de castaños. Sentí como unos brazos me rodeaban por la cintura, me di la vuelta y me encontré con unos ojos verdosos, una sonrisa hermosa con hoyuelos, y de cabellos castaño con rulos. Le sonreí y nos abrazamos, nos separamos y me volví a voltear, me abrazo por detrás, disfrutábamos de la música, nos movíamos a el ritmo de esta, todo era perfecto, no quería que acabara.  En eso llego Louis y con la chica, estaban bromeando con el ojiverde que me abrazaba, reía y sonreía con ellos, al rato se nos acercaron las demás pajeras, de las que había hablado. Entre todos disfrutábamos, bebíamos, bailábamos, hasta se podría decir que nos llegamos a drogar. Me encontraba con Harry, según había escuchado decirle de esa manera Louis a el ruloso, me sentía querida a su lado, nos gustábamos era obvio, a igual de las demás pareja. Tanta felicidad no podría durar tanto. Estábamos en el sector donde se encontraban las carpas para las personas que se quedaban para los tres días, conversábamos sobre todo cuando de repente la chica rubia estaba discutiendo con el pelinegro, ella le reclamaba sobre algo, el solo le decía que todo había sido con mal entendido, pero ella no le creyó, solo se fue llorando, se alejó de donde estábamos todo. El moreno se veía desesperado, se alejó de igual, creo que se había ido a buscar la rubia. No entendía del porque su discusión, según escuche de Louis, la chica había visto al moreno con otra chica y no precisamente charlando. De repente todo se volvió una discusión entre todos, Liam el chico castaño, le reclamaba sobre algo a la chica castaña, ella lloraba disculpándose, que las cosas no habían sucedido así. Por otro lado el chico rubio estaba ebrio, discutía con su chica pareja, el motivo no supe. Louis trataba de calmar a todos junto con su chica, no entendía que sucedía. Comencé a buscar a Harry, no lo encontraba, seguí caminando rogando que apareciera, piropos de los chicos podría escuchar al caminar, simplemente los ignore. Mientras caminaba llegue a una carpa, esta se encontraba cerrada, y tenía el presentimiento de que Harry se encontraba ahí, me acerque más, se comenzaron a escuchar gemidos y jadeos de hombre como de chica adentro, temía encontrarlo adentro haciendo lo que creía en ese momento. Con paso firme decidí entrar, la abrí y…


— ¡Arriba dormilona! —Me desperté exaltaba.
—Pero que mier… ¿Qué haces aquí Louis? —Mi gran amigo Louis fue quien me despertó de ese sueño, del cual se había vuelto una pesadilla.
—Vine para invitarte a salir, tu madre me dijo que estabas dormida todavía y me dijo que te despertara. Y eso es lo que acabo de hacer—Dijo y se acostó a mi lado.
— ¿Invitarme a salir? —Le pregunte extrañada
—Sí—Respondió.
—Y… ¿Cómo para qué? —Volví a preguntar.
—Te tengo una sorpresa—Se paró de mi cama—Anda y arréglate que saldremos, ¡Ahora! —Bufe y me levante hacia el baño para arreglarme—Buena niña—Lo escuche decir.
—Cállate Tomlinson—Grite desde el baño y lo escuche reírse.
Me bañe, me arregle y baje. Encontré a Louis jugueteando con mi hermano pequeño Diego en la sala, mi madre estaba en la cocina preparando el almuerzo.
—Hola mama—La salude al entrar en la cocina.
—Hasta que te paras, pensé que habías muerto—Dijo mi madre.
—Amm no, no morí, y venía a decirte que saldré con Louis—Le dije.
—Te quiero a las 9:00pm aquí—Me miró fijamente—Hoy y el resto de la semana no habrán fiestas ¿Entendido? 
—Si mama entendido—Le respondí—Ahora me voy, adiós.
—9:00pm ¿Okey? —repitió
—Aja
—Bien, dios te bendiga, Te quiero. —Me abrazo.
—Yo también te quiero—Le devolví el abrazo
—Sin hacer travesuras, pórtate bien—Dijo y se separó del abrazo.
—Sí, ya mama, no soy una niña. Ya soy mayor de edad y puedo cuidarme muy bien. Y con tu permiso me voy—Le dije y salí de allí. Camine hasta la sala y Louis seguía jugando con mi hermano.
—Louis—Lo llame.
—Dime—Volteó y me miro.
— ¿Vamos? 
—Vamos, Después seguimos jugando Diego—Le dijo a mi hermano.
—Adiós Louis—Se despidió mi hermano de Louis.
—Adiós Edward—Contesto—Adiós señora Lewis—Se despidió de mi madre.
—Adiós Louis y cuida a Nicki—Le respondió desde la cocina.
—Vamos Louis, apúrate—Ya estaba en la puerta de mi casa esperando a Louis.
—Cuidado y te quedas—Sarcasmo Louis aquí.
—Calla y apúrate—Le dije.
Salimos de mi casa y nos montamos en el auto.
—Ahora… ¿Me dirás a dónde iremos? —Le pregunte
—Primero iremos al cine, quiero ver rápidos y furiosos, me han dicho que es muy buena—Dijo mientras manejaba.
—Está bien, ¿y después? —Pregunte.
—Después… Después iremos a un lugar con una vista hermosa de todo Londres y te daré una sorpresa—Respondió.
—Si no me equivoco, ese “Después” iremos a London Eye ¿No? —Le dije.
—Que comes que adivinas, iremos al London Eye—Me dijo.
—Ya quiero ir al London Eye, me encanta—Dije emocionada, realmente amo el London Eye.
—Iremos pero después de ir a cine, de verdad quiero ver rápidos y furiosos—Comenzó hacer caras como si estuviera en una carrera.
—Y si… ¿Yo no quiero entrar? —Hice una mueca.
—Digamos que… Te obligare a entrar o no de doy la sorpresa y la disfruto yo solo—Respondió.
—Louis… ¿Por qué sorpresa? Las odio, y más si vienen de ti—Le dije.
—Tonta. Además, estoy segura que esta la amaras—Saco su ego—Y mis sorpresas no han sido tan malas así.
—No—Alargue con sarcasmo—Han sido tan buenos, como aquella vez que dijiste que me regalarías lo que siempre he querido, y termino siento un cupón de “abrazos de Louis” —Dije sarcástica.
—Un cupón de abrazos míos no se consiguen en cualquier parte, admite que te gusto—Dijo.
—No Louis, no me gusto. Sabes que odio las sorpresas. Nos emocionamos esperando que sea lo que deseamos y al final terminamos decepcionamos—Le dije.
—Si, eso suele pasar. Pero ya enserio, está la amaras, te prometo que la amaras—Me prometió.
—Eso  espero Boobear, eso espero—Susurre.
El camino fue entre bromas, chistes malos por parte de Louis, a veces discutía con otros conductores por que se le adelantaban o le tocaban corneta. Si, Louis puede llegar a perder la paciencia muy rápido. Llegamos al  Princes Charles Cinema, uno de los mejores y más amados cines de Londres, la cola para comprar las entradas no era normal, estaba celebrando porque Louis no encontrara las entradas, pero Louis las había comprado por internet. No me toco otra que entrar. Compramos las cotufas, todo tipo de dulce y las bebidas. Entramos a la sala y buscamos nuestros puestos, nos acomodamos y al poco tiempo comenzó la película. 


(…)



Ya habíamos salido del cine, la película es realmente buena. Eran aproximada mente las seis y media de la tarde, ya estamos en el auto y Louis todavía no superaba la película y a cada rato me repetía sus partes favoritas de la película.
—Es que—suspiro—Simplemente amo rápidos y furiosos—Finalizó de una vez por todas Louis.
—Si ya terminaste de hablar sobre toda la película, ¿podrías arrancar el auto de una buena vez? —Ya me estaba desesperando de Louis.
—Amargada—Gruño—Próxima parada: London Eye —Dijo y comenzó a manejar—Aleluya—Pensé.
Tener que aguantarme a un Louis repitiendo todo lo que había pasado en la película, es estresante, pero me toca. Tantas veces me aguanto el a mí que si lo cuento con los dedos me faltarían manos, pero que más. Para eso estamos los mejores amigos ¿No? Si… Amigos en las buenas, en las malas, en las locuras y… en todo momento y ya. Después escuchar todo el camino a Louis, finalmente llegamos a nuestro destino; El London Eye.
— ¿No es brillante? Que una de las películas de Rápidos y Furiosos haya sido grabada aquí, en Londres. —Dijo mirando al London Eye.
— ¡Mierda Louis! ¡Ya para de hablar de esa maldita película! Ya sé que te encanto y que la amas, pero… ¡Por el amor a dios! ¡Deja de hablar de ella! —Si… Definitivamente Louis ya me había estresado. Louis estaba sorprendido.
—Bien, lo hare—Contesto frío, se bajó del auto y azoto la puerta. Había hecho enojar a Louis.
— ¡Louis! —Baje corriendo del carro para alcanzarlo— ¡Louis espera! —Lo alcancé.
— ¿Qué quieres? —Contesto seco mientras caminaba hacia la entrada del London Eye.
—Louis, perdóname yo de verdad no quise…—Comencé a disculparme pero me interrumpió.
—Camina rápido, que me quiero montar de una buena vez—Había ignorando mis disculpas, pero cuando estemos adentro me tendría que escuchar si porque sí. Solo calle y camina unos pasos atrás que él, llegamos a la entrada y nos montamos en una de sus cápsulas o como se le pueda llamar. Esta comenzó a subir, poco a poco dándonos una vista hermosa de todo Londres, solo éramos Louis y yo, adentro de esa cosa. Decidí pedirle disculpas de una vez.
—Louis, discúlpame por haberte gritado, es solo que me estresaste de hablar tanto de esa película y que cada cosa la relacionases con todas las películas de Rápidos y furiosos, y bueno… Discúlpame ¿Si? Sabes que no me gusta que estemos peleamos—Me disculpe. Vi como una sonrisa se formaba en su rostro y comenzó a reír.
— ¿De qué te ríes? No veo nada gracioso—No veo que unas disculpas sean graciosas—pensé.
—Me rio de que hayas caído, realmente no me enoje, bueno solo al principio pero después solo lo fingí. —Dijo con una sonrisita burlona.
—Eres un idiota—Le dije también con risa—Me engañaste.
—Solo un poco—Se encogió de hombros.
—Bueno… Ya que estamos aquí, con la mejor vista de un Londres de noche. Me puedes dar… ¿“Mi sorpresa”? —Le pregunte y con mis dedos hice comillas.
—Mmm… no te puedes aguantar—Sonrió—Okey, está bien te la daré. Pero antes cierra los ojos—Me dijo.
— ¿Que tramas Tommo? —Le pregunte.
— ¡Hey! Cierra los ojos o no tendrás tu sorpresa. —Hice los que me dijo—Buena chica, ahora entiende tu manos—Hice lo que me indico—Ahora si obtendrás tu regalo—Dijo y sentí como colocaba una especie de cajita en mis manos, de inmediato abrí mis ojos y me topé con una cajita de Animal Print con varios colores.
—Ábrelo—Dijo Louis con una sonrisa.
Sentía unas mariposas en el estómago mientras abría la cajita. Finalmente la abrí, en esta había una especie de bolsita, de una vez revise que contenía, encontrándome con mi felicidad.
—Oh Louis… Esto es lo que creo que es, ¿Es real? No estoy soñando cierto—Pregunte todavía asombrada, mis ojos poco a poco se aguaban.
—Esto es muy real, al igual que eso. Y si es lo que crees que es… ¡Nos iremos a Tomorrowland! —Grito lo último de felicidad y  me lancé a abrazarlo.
—Oh dios Louis, gracias, es el mejor regalo que me han dado en toda mi vida, de verdad muchas gracias—Le dije todavía abrazándolo y soltando lágrimas de alegría.
—De nada pequeña, este es nuestro sueño y por fin lo cumpliremos—Me dijo abrazándome igualmente.

La felicidad que sentía en este momento era enorme, por fin cumpliría mi sueño, por fin ira al majestuoso Tomorrowland. Nada ni nadie impediría que fuera, eso estuviera dicho. Seguía abrazada a Louis, continuaba llorando de alegría, hasta que recordé el sueño que había tenido ese día. Montones de sentimientos corrieron por mi cuerpo. Iría a Tomorrowland y todo ese sueño sucedió allá ¿Pasaría lo que había soñado? ¿Solo fue un simple sueño y nada de eso ocurriría? ¿Quiénes eran los demás chicos con los que soñé? Y sobre todo ¿Quién era Harry?  

Millones de preguntas invadieron mi ser, pero sabía que las respuestas, solo las conseguiría a medida que pasara el tiempo.
Un capítulo de Tomorrowland. c': wn, qué honor. |?|
áh, Nicooooooooooooooooooooooo. <33333333333
Me alegra que estés aquí, wn.
Yo aún tengo que pensar quién va a ser, áh.
So, ¡ya estás participando! Suerte.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Mensaje por Invitado el Vie 13 Sep 2013, 11:17 pm

°Agethe° escribió:
.Nicol. escribió:
¡Mir! 
Tus ideas son tan xzsdfghgfd :'33
Bien, me arriesgare a audicionar. La idea esta per-fect c': 
Un asesino  ¿Quien sera? :o
Patch esta como quiere, y no lo quieres compartir conmigo :lloro: 
Audicionó por  Zoella Sugg y Finn Harries. 



Cúl (?):

Música electrónica, cuerpos bailando y saltando, parejas besándose, droga por todos lados, y los mejores Dj mezclando  Un sueño cumplido, miraba todo a mí alrededor y puede ver a Louis con una castaña, bailaban y disfrutaban de la música y del ambiente, a su lado estaba un pelinegro junto con una chica rubia, estos hablaban y bromeaban con Louis y la chica. Por otro lado pude ver a un chico castaño con una chica también castaña, estos bailaban, disfrutaban y de vez en cuando se besaban, como pareja se veían tiernos juntos. A su lado estaba un rubio con una chica semi-castaña y semi-rubia, se veían hermosos juntos, ellos bromean con la pareja de castaños. Sentí como unos brazos me rodeaban por la cintura, me di la vuelta y me encontré con unos ojos verdosos, una sonrisa hermosa con hoyuelos, y de cabellos castaño con rulos. Le sonreí y nos abrazamos, nos separamos y me volví a voltear, me abrazo por detrás, disfrutábamos de la música, nos movíamos a el ritmo de esta, todo era perfecto, no quería que acabara.  En eso llego Louis y con la chica, estaban bromeando con el ojiverde que me abrazaba, reía y sonreía con ellos, al rato se nos acercaron las demás pajeras, de las que había hablado. Entre todos disfrutábamos, bebíamos, bailábamos, hasta se podría decir que nos llegamos a drogar. Me encontraba con Harry, según había escuchado decirle de esa manera Louis a el ruloso, me sentía querida a su lado, nos gustábamos era obvio, a igual de las demás pareja. Tanta felicidad no podría durar tanto. Estábamos en el sector donde se encontraban las carpas para las personas que se quedaban para los tres días, conversábamos sobre todo cuando de repente la chica rubia estaba discutiendo con el pelinegro, ella le reclamaba sobre algo, el solo le decía que todo había sido con mal entendido, pero ella no le creyó, solo se fue llorando, se alejó de donde estábamos todo. El moreno se veía desesperado, se alejó de igual, creo que se había ido a buscar la rubia. No entendía del porque su discusión, según escuche de Louis, la chica había visto al moreno con otra chica y no precisamente charlando. De repente todo se volvió una discusión entre todos, Liam el chico castaño, le reclamaba sobre algo a la chica castaña, ella lloraba disculpándose, que las cosas no habían sucedido así. Por otro lado el chico rubio estaba ebrio, discutía con su chica pareja, el motivo no supe. Louis trataba de calmar a todos junto con su chica, no entendía que sucedía. Comencé a buscar a Harry, no lo encontraba, seguí caminando rogando que apareciera, piropos de los chicos podría escuchar al caminar, simplemente los ignore. Mientras caminaba llegue a una carpa, esta se encontraba cerrada, y tenía el presentimiento de que Harry se encontraba ahí, me acerque más, se comenzaron a escuchar gemidos y jadeos de hombre como de chica adentro, temía encontrarlo adentro haciendo lo que creía en ese momento. Con paso firme decidí entrar, la abrí y…


— ¡Arriba dormilona! —Me desperté exaltaba.
—Pero que mier… ¿Qué haces aquí Louis? —Mi gran amigo Louis fue quien me despertó de ese sueño, del cual se había vuelto una pesadilla.
—Vine para invitarte a salir, tu madre me dijo que estabas dormida todavía y me dijo que te despertara. Y eso es lo que acabo de hacer—Dijo y se acostó a mi lado.
— ¿Invitarme a salir? —Le pregunte extrañada
—Sí—Respondió.
—Y… ¿Cómo para qué? —Volví a preguntar.
—Te tengo una sorpresa—Se paró de mi cama—Anda y arréglate que saldremos, ¡Ahora! —Bufe y me levante hacia el baño para arreglarme—Buena niña—Lo escuche decir.
—Cállate Tomlinson—Grite desde el baño y lo escuche reírse.
Me bañe, me arregle y baje. Encontré a Louis jugueteando con mi hermano pequeño Diego en la sala, mi madre estaba en la cocina preparando el almuerzo.
—Hola mama—La salude al entrar en la cocina.
—Hasta que te paras, pensé que habías muerto—Dijo mi madre.
—Amm no, no morí, y venía a decirte que saldré con Louis—Le dije.
—Te quiero a las 9:00pm aquí—Me miró fijamente—Hoy y el resto de la semana no habrán fiestas ¿Entendido? 
—Si mama entendido—Le respondí—Ahora me voy, adiós.
—9:00pm ¿Okey? —repitió
—Aja
—Bien, dios te bendiga, Te quiero. —Me abrazo.
—Yo también te quiero—Le devolví el abrazo
—Sin hacer travesuras, pórtate bien—Dijo y se separó del abrazo.
—Sí, ya mama, no soy una niña. Ya soy mayor de edad y puedo cuidarme muy bien. Y con tu permiso me voy—Le dije y salí de allí. Camine hasta la sala y Louis seguía jugando con mi hermano.
—Louis—Lo llame.
—Dime—Volteó y me miro.
— ¿Vamos? 
—Vamos, Después seguimos jugando Diego—Le dijo a mi hermano.
—Adiós Louis—Se despidió mi hermano de Louis.
—Adiós Edward—Contesto—Adiós señora Lewis—Se despidió de mi madre.
—Adiós Louis y cuida a Nicki—Le respondió desde la cocina.
—Vamos Louis, apúrate—Ya estaba en la puerta de mi casa esperando a Louis.
—Cuidado y te quedas—Sarcasmo Louis aquí.
—Calla y apúrate—Le dije.
Salimos de mi casa y nos montamos en el auto.
—Ahora… ¿Me dirás a dónde iremos? —Le pregunte
—Primero iremos al cine, quiero ver rápidos y furiosos, me han dicho que es muy buena—Dijo mientras manejaba.
—Está bien, ¿y después? —Pregunte.
—Después… Después iremos a un lugar con una vista hermosa de todo Londres y te daré una sorpresa—Respondió.
—Si no me equivoco, ese “Después” iremos a London Eye ¿No? —Le dije.
—Que comes que adivinas, iremos al London Eye—Me dijo.
—Ya quiero ir al London Eye, me encanta—Dije emocionada, realmente amo el London Eye.
—Iremos pero después de ir a cine, de verdad quiero ver rápidos y furiosos—Comenzó hacer caras como si estuviera en una carrera.
—Y si… ¿Yo no quiero entrar? —Hice una mueca.
—Digamos que… Te obligare a entrar o no de doy la sorpresa y la disfruto yo solo—Respondió.
—Louis… ¿Por qué sorpresa? Las odio, y más si vienen de ti—Le dije.
—Tonta. Además, estoy segura que esta la amaras—Saco su ego—Y mis sorpresas no han sido tan malas así.
—No—Alargue con sarcasmo—Han sido tan buenos, como aquella vez que dijiste que me regalarías lo que siempre he querido, y termino siento un cupón de “abrazos de Louis” —Dije sarcástica.
—Un cupón de abrazos míos no se consiguen en cualquier parte, admite que te gusto—Dijo.
—No Louis, no me gusto. Sabes que odio las sorpresas. Nos emocionamos esperando que sea lo que deseamos y al final terminamos decepcionamos—Le dije.
—Si, eso suele pasar. Pero ya enserio, está la amaras, te prometo que la amaras—Me prometió.
—Eso  espero Boobear, eso espero—Susurre.
El camino fue entre bromas, chistes malos por parte de Louis, a veces discutía con otros conductores por que se le adelantaban o le tocaban corneta. Si, Louis puede llegar a perder la paciencia muy rápido. Llegamos al  Princes Charles Cinema, uno de los mejores y más amados cines de Londres, la cola para comprar las entradas no era normal, estaba celebrando porque Louis no encontrara las entradas, pero Louis las había comprado por internet. No me toco otra que entrar. Compramos las cotufas, todo tipo de dulce y las bebidas. Entramos a la sala y buscamos nuestros puestos, nos acomodamos y al poco tiempo comenzó la película. 


(…)



Ya habíamos salido del cine, la película es realmente buena. Eran aproximada mente las seis y media de la tarde, ya estamos en el auto y Louis todavía no superaba la película y a cada rato me repetía sus partes favoritas de la película.
—Es que—suspiro—Simplemente amo rápidos y furiosos—Finalizó de una vez por todas Louis.
—Si ya terminaste de hablar sobre toda la película, ¿podrías arrancar el auto de una buena vez? —Ya me estaba desesperando de Louis.
—Amargada—Gruño—Próxima parada: London Eye —Dijo y comenzó a manejar—Aleluya—Pensé.
Tener que aguantarme a un Louis repitiendo todo lo que había pasado en la película, es estresante, pero me toca. Tantas veces me aguanto el a mí que si lo cuento con los dedos me faltarían manos, pero que más. Para eso estamos los mejores amigos ¿No? Si… Amigos en las buenas, en las malas, en las locuras y… en todo momento y ya. Después escuchar todo el camino a Louis, finalmente llegamos a nuestro destino; El London Eye.
— ¿No es brillante? Que una de las películas de Rápidos y Furiosos haya sido grabada aquí, en Londres. —Dijo mirando al London Eye.
— ¡Mierda Louis! ¡Ya para de hablar de esa maldita película! Ya sé que te encanto y que la amas, pero… ¡Por el amor a dios! ¡Deja de hablar de ella! —Si… Definitivamente Louis ya me había estresado. Louis estaba sorprendido.
—Bien, lo hare—Contesto frío, se bajó del auto y azoto la puerta. Había hecho enojar a Louis.
— ¡Louis! —Baje corriendo del carro para alcanzarlo— ¡Louis espera! —Lo alcancé.
— ¿Qué quieres? —Contesto seco mientras caminaba hacia la entrada del London Eye.
—Louis, perdóname yo de verdad no quise…—Comencé a disculparme pero me interrumpió.
—Camina rápido, que me quiero montar de una buena vez—Había ignorando mis disculpas, pero cuando estemos adentro me tendría que escuchar si porque sí. Solo calle y camina unos pasos atrás que él, llegamos a la entrada y nos montamos en una de sus cápsulas o como se le pueda llamar. Esta comenzó a subir, poco a poco dándonos una vista hermosa de todo Londres, solo éramos Louis y yo, adentro de esa cosa. Decidí pedirle disculpas de una vez.
—Louis, discúlpame por haberte gritado, es solo que me estresaste de hablar tanto de esa película y que cada cosa la relacionases con todas las películas de Rápidos y furiosos, y bueno… Discúlpame ¿Si? Sabes que no me gusta que estemos peleamos—Me disculpe. Vi como una sonrisa se formaba en su rostro y comenzó a reír.
— ¿De qué te ríes? No veo nada gracioso—No veo que unas disculpas sean graciosas—pensé.
—Me rio de que hayas caído, realmente no me enoje, bueno solo al principio pero después solo lo fingí. —Dijo con una sonrisita burlona.
—Eres un idiota—Le dije también con risa—Me engañaste.
—Solo un poco—Se encogió de hombros.
—Bueno… Ya que estamos aquí, con la mejor vista de un Londres de noche. Me puedes dar… ¿“Mi sorpresa”? —Le pregunte y con mis dedos hice comillas.
—Mmm… no te puedes aguantar—Sonrió—Okey, está bien te la daré. Pero antes cierra los ojos—Me dijo.
— ¿Que tramas Tommo? —Le pregunte.
— ¡Hey! Cierra los ojos o no tendrás tu sorpresa. —Hice los que me dijo—Buena chica, ahora entiende tu manos—Hice lo que me indico—Ahora si obtendrás tu regalo—Dijo y sentí como colocaba una especie de cajita en mis manos, de inmediato abrí mis ojos y me topé con una cajita de Animal Print con varios colores.
—Ábrelo—Dijo Louis con una sonrisa.
Sentía unas mariposas en el estómago mientras abría la cajita. Finalmente la abrí, en esta había una especie de bolsita, de una vez revise que contenía, encontrándome con mi felicidad.
—Oh Louis… Esto es lo que creo que es, ¿Es real? No estoy soñando cierto—Pregunte todavía asombrada, mis ojos poco a poco se aguaban.
—Esto es muy real, al igual que eso. Y si es lo que crees que es… ¡Nos iremos a Tomorrowland! —Grito lo último de felicidad y  me lancé a abrazarlo.
—Oh dios Louis, gracias, es el mejor regalo que me han dado en toda mi vida, de verdad muchas gracias—Le dije todavía abrazándolo y soltando lágrimas de alegría.
—De nada pequeña, este es nuestro sueño y por fin lo cumpliremos—Me dijo abrazándome igualmente.

La felicidad que sentía en este momento era enorme, por fin cumpliría mi sueño, por fin ira al majestuoso Tomorrowland. Nada ni nadie impediría que fuera, eso estuviera dicho. Seguía abrazada a Louis, continuaba llorando de alegría, hasta que recordé el sueño que había tenido ese día. Montones de sentimientos corrieron por mi cuerpo. Iría a Tomorrowland y todo ese sueño sucedió allá ¿Pasaría lo que había soñado? ¿Solo fue un simple sueño y nada de eso ocurriría? ¿Quiénes eran los demás chicos con los que soñé? Y sobre todo ¿Quién era Harry?  

Millones de preguntas invadieron mi ser, pero sabía que las respuestas, solo las conseguiría a medida que pasara el tiempo.
Un capítulo de Tomorrowland. c': wn, qué honor. |?|
áh, Nicooooooooooooooooooooooo. <33333333333
Me alegra que estés aquí, wn.
Yo aún tengo que pensar quién va a ser, áh.
So, ¡ya estás participando! Suerte.
Si, de tomorrowland :'33 
Ow<3 
Sera una persona mala, muy mala (?) 
¡gracias!
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Mensaje por khaleesi. el Dom 15 Sep 2013, 2:13 pm

°Agethe° escribió:
Pushi. escribió:Yooo!! Agui, vos y tus ideas cúl :lima:Vengo a audicionar por el Harreh Estilos y... India Eisley  Te juro que la trama es perfecta, aunque tengo una dudita: ¿Sabremos -si es que salgo elegida- quien es el asesino? y ¿Moriran algunos pj  ???
Solo esas dos xd
Idk, acá te dejo el capi cochino y espero que esté bien :3333 Besotessss Agui <3333

Uan Shote (?:
Miro las estrellas, y la nostalgia me invade por completo. Éstas están siendo opacadas, mientras algunas personas ansiosas lanzan fuegos artificiales al cielo.
Meto mis manos en los bolsillos de mi campera para darles refugio del frío que azota Londres. Sin embargo, sé que la verdadera helada se encuentra en mi interior; específicamente en mi corazón. ¿Como pude ser tan estúpida? Harry hizo todo lo posible por llevarme con él a la gira. Me habló, me trató de sobornar, e incluso peleamos; pero ni todo eso pudo hacerme cambiar de opinión. Yo no estaba preparada para afrontar meses y meses lejos de mi ciudad, no estaba preparada para ir con él hacia países que desconocía. Pero no me dí cuenta que tampoco estaba preparada para estar lejos de Harry. El miedo me había impedido notar lo que realmente no quería afrontar: una relación.
Tantas veces jodida, tantas veces engañada... Abrir mi corazón no había ido fácil, y menos si ésto implicaba también entregarme a los medios. Si no hubiera sido por el apoyo de Harry, la prensa me habría comido viva. Pero... Harry.
Camino, y me siento en un banco que otorga vista hacia el Big Ben. Faltan apenas unos minutos para que la hora llegue, las campanas suenen, y un nuevo año comience. Un comienzo sin Harry.
Revuelvo mi palma adentro de mi saco negro, y palpo la pantalla de mi celular. Lo saco, y reviso con esperanza el buzón de entrada.
Ningún mensaje nuevo
Suspiro pesadamente y guardo el dispositivo móvil en su lugar.
Trato de aguantar las lágrimas, pero siento como un líquido tibio, pero sobre todo doloroso, se acumula en mis ojos. Agito los párpados en un intento de contener la tristeza, pero me es imposible. Siento como un sabor salado llega hacia mis labios, indicándome que la desgracia de llorar me ha llegado. Lo extraño, lo extraño tanto.
Mis pensamientos nostálgicos son interurmpidos por un ruido a mi izquierda. Trato de no mirar quien se ha sentado a mi lado, pero me es inevitable no notar a alguien totalmente cubierto, de pies a cabeza a tan solo unos centímetros de mí.
No quiero parecer maleducada, ni nada por el estilo, por lo que decido quedarme un rato más.
"Pasaré año nuevo al lado de un dark que no conozco... genial" Me susurro a mi misma.
Una campanada anuncia que quedan tan solo unos cuatro escasos minutos para las doce. Me limpio los signos de tristeza que mis emociones han dejado por mi cara, y me dispongo a levantarme. Pero una voz me indica que quizás no debería hacer lo contrario.
-Quédate- Me indica el desconocido. Frunzo el ceño y dudo ante mis futuras acciones. -No me molesta que estés aquí...- Dice de nuevo. Me atemorizo un poco, sus palabras me están haciendo dudar de la decisión que he tomado.
-Pues... yo- Comienzo, pensando bien mis palabras. No quiero que salga algo inapropiado, o denigrante. -Tengo que irme, se hace tarde...- Trato de caminar, pero nuevamente sus palabras me detienen.
-¿Tarde? ¿Para qué?- Se echa para atrás y estira los brazos señalando a su alrededor. -Faltan minutos para año nuevo. ¿Adonde quieres ir que no has ido todavía?- "A los brazos de Harry" Dice una vocecita en mi cabeza. Niego, mientras miro con más atención al hombre que me habla. La oscuridad tapa cualquier rasgo suyo, y su capucha me hace imposible tener una idea sobre su identidad.
Y tiene razón, ¿Adonde pretendo ir? Les dije a mis padres que iba a pasar año nuevo sola. Mis amigas se fueron de viaje, y no me queda nadie más. Al fin y al cabo, quedé sola.
-No sé...- Murmuro. Siento una risa de parte de él.
-¿No sé? ¿No tienes a nadie?- Pregunta. Mi cabeza se mueve de un costado a otro afirmando su interrogación. -Pues, yo sí tengo a alguien. Pero no me quiso acompañar...- Anuncia. Es una coincidencia, ¿Quizás así se sentiría Harry? No creo. De todas maneras no puedo evitar sentirme un poco incómoda con la conversación que estoy teniendo.
-Es una lástima ¿Porque no la vas a buscar?
-Porque ya la vine a buscar, pero no se ha dado cuenta...- No puedo evitar sentirme sorprendida por sus palabras. Si lo mío se siente feo, entonces lo de él debe ser... terrible.
No sé que decir, o como actuar. Pero, me quiero ir.
-Bueno...- Anunció, con un tono simpático. Quizás un poco -demasiado- falso. -Me tengo que ir. Nos... vemos- "En otra vida" Pienso.
Mis pies toman rumbo lejos de mi posición actual. Camino no despacio, pero tampoco muy rápido. Sin embargo mi caminata no dura mucho , ya que siento como me toman de la muñeca y me detienen al instante.
-¿Pero que...?- Me vana violar, cuando extraño desesperadamente a mi novio. Lo sé. Sin embargo, no puedo evitar sentir como el aire se me quita precipitadamente de mi pecho, cuando el chico que antes estaba cubierto, se destapa completamente. -Tú...- Harry está de pie frente a mí. Sus hoyuelos se marcan mientras me sonríe, matándome de un tiro. Mi corazón parece recibir descagas eléctrica, y eso es solo un empujón para que me lance a sus brazos.
-¿Te lanzas a los brazos de un acosador?- Me pregunta mientras ríe. Me separo y le pego en el brazo..
-¡Casi me matas del susto!- El oji-verde no puede evitar sonreir de nuevo, de seguro a sabiendas que me ha sorprendido.
-Quería venir...- Murmura mirándome a los ojos.
-¿Pero... como? Hablé con los chicos, iban a dar un concierto en Nueva York.
-Una mentirita blanca- Indica, haciéndome agregar una cosa más a la lista de "cosas que hacen por cómplices"- Nos quedamos un rato en silencio, mirándonos, sin pronunciar sonido alguno. La brisa nos envuelve, y los gritos lejanos de la gente llega a mis oidos.
"Diez... nueve...
-Yo era esa persona que habías venido a buscar...- Pronuncio, recordando las palabras que había dicho el "desconocido" por el cual se había hecho pasar. Harry asiente lentamente, mientras me toma de la mejilla.
Ocho... siete... seis
-Eres la única que siempre buscaré, y que al fin encontré...- Susurra, acercándose lentamente hacia mi. Antes de que el frío siga azotando mi boca, el calor de los labios de Harry me cubren por completo.
Nuestras bocas se mueven como un suave vals vienés, con toda la elegancia y delicadeza que exige. Estamos solos... pero estamos solos juntos. Y eso me hace sentir la chica más afortunada del mundo.
Cinco... cuatro
Porque Harry cruzó todo un continente para acompañarme. Porque el vino para quererme, comenzar un nuevo año juntos. Y ésto, me hace tremendamente bien. Porque ya no tengo miedo, ya no tengo temor... Y estoy dispuesta a todo en éste año nuevo.
Tres... dos... uno
Las campanas suenan, los fuegos artificiales son lanzados, la gente vitorea; más bien yo solo puedo pronunciar dos palabras que indican todo un comienzo nuevo. Uno junto a Harry.
-Te amo...- Digo, contra sus labios. Harry sonríe, y como siempre había soñado, me corresponde con las mismas simples, potentes, y tan ansiadas palabras.
-Te amo.

Eveeeeeeeeeeel. Best Song Evel. |?| Feel like a persona china. |?|
áh, ya sé como escribís, wn. 
Me encanta, i mean, eso. dpfihfhuhr.
Me encantó el shot, wn, me encantó, me encantó, me encantó.
Hermosho.
Ya estás participando, suerte. c:
Jajaja, me tenté porque estuve como media hora descifrando que tenía que ver Evel, y Best song Evel...  Y luego me di cuenta  Los chinos nos están invadiendo últimamente  
¿En serio? Que orgullo que te guste mi shot  
avatar


Ver perfil de usuario
---
---

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Mensaje por demons. el Dom 15 Sep 2013, 2:52 pm

°Agethe° escribió:
GreenSky♥️ escribió:
°Agethe° escribió:
GreenSky♥️ escribió:Naaaaaaaaaaaaaaah yo se que lo harán
No.
Sí.  Y ya audicionó alguien pah que te tragué la palabraaah(?)
 No las tragaré. |?| Saben feo.
Ah¿qué?
Sí.  
Ponles azucar.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.