O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Proyecto muggle (Inscripciones abiertas)
Hoy a las 9:18 am por CNCOwner.

» Happy hunger games! And may the odds be ever in your favor
Hoy a las 9:18 am por CNCOwner.

» A house made of cards and us, inside.
Hoy a las 8:41 am por Saeran

» Who is Andrea?
Hoy a las 8:36 am por Saeran

» new rules ♡ muro interactivo
Hoy a las 8:04 am por hypatia.

» -allons-y
Hoy a las 8:00 am por Saeran

» ¿Es posible el amor? Draco y tú
Hoy a las 7:23 am por Butterfly199225

» the code; audiciones abiertas
Hoy a las 6:43 am por wang.

» trust the unknown
Hoy a las 6:34 am por changkyun.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Página 1 de 8. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Mensaje por PARACETAMOL el Jue 12 Sep 2013, 1:59 pm

Nombre: Crimes in the rue morgue.
Autor: Colectiva.
Adaptación: Sí, de Poe. <33
Género: Néh.
Advertencias: No sé, audicionen. eso.
Otras Páginas: No.







Crimes in the                        rue morgue.


Toda su vida la habían pasado, o desperdiciado, en aquel barrio.
Siempre en casa después de que el sol se ocultara, con las ventanas cerradas y las velas apagadas, sin decir una palabra hasta que los sonidos de la calle cesaran.
Y es que cada noche moría alguien, podía ser uno de sus vecinos, el panadero, el vago que se emborrachaba siempre con la misma botella... e incluso ellos misms podrían ser las víctimas.
Tenían diecisiete años, todos, y sus madres se comportaban con ellos como si tuvieran seis, como si tuvieran que cuidarlos de toda la maldad de afuera. 
Un día, los jóvenes de la calle, deciden quedarse afuera, un rato más, después de que el sol se ocultara. Tal vez así descubrirían, después de tanto tiempo, quién era el asesino. 
Pensaron que, si salían y se quedaban ahí, no morirían, porque él sólo mataba a una persona por día.
Se equivocaron, sin embargo.



[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]







Aclaraciones:


X Novela Colectiva, that means que escribís vóh tambiéh. 
X Audiciones, no Inscripciones.
X Fichas no.
X Lo típico, para audicionar un capítulo, el chico y la representante, eso.
X No quiero que dejés la novela tirada, audicionás te comprometé. |?|
X
Si tienen dudas sobre la trama, pregunten. c: dúh.





Reglas:


X Saben que el respeto es lo más importante, eso.
X Me gustaría una buena ortografía. Es importante ya que una tilde hace la diferencia. |?|
X Si por algún motico no podés subir, basta con avisarme mediante un eme pé.
X Repito, no dejés tirada la novela.
X A las tres faltas estás fuera.
X La gente cúl utliza "-".
X Sin links ni abreviaturas. 
X Las descripciones las tendrás que hacer tú. c:
X No eligás a Lawrence, bc she is mine. :c






Personajes:



X Zayn Malik || ¿?
X Harry Styles || ¿?
X Niall Horan || ¿?
X Liam Payne || ¿?
X Otro artista || ¿?
X Ay, que la mina se agarró al Lucho.






ele o ele:


Noveleros colectivos anónimos. |?|
Helló damas, eso. :meh:
So, quería abrir una colectiva y escribí lo primero que se me vino a la caebza. He estado haciendo eso, i mean, sacando ideas de libros bc las ideas propias que tengo son un asco. *vomita*
No te dejo que insultés esta bc es de Poe. <333333333333333333333
So, audicionen... Aviso que la gente cúl audiciona en ene cés. :meh: eso.
Y, bueno, si leíste hasta acá di que Patch está como quiere. |?| No, mentira. CX


Última edición por °Agethe° el Miér 18 Sep 2013, 3:06 pm, editado 2 veces
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Mensaje por Zarry HorTomPay :) el Jue 12 Sep 2013, 2:12 pm

Hola, hola.
Patch está como quiere (?

Melanie Iglesas | Zayn Malik.
Capítulo :3:
La navidad estaba por todas partes. Mirase donde mirase. 
Cuando paseaba por las calles, mirando la cara de los niños, éstos corrían libremente por el parque, sin miedo al frío y con la ilusión en sus ojos. 
Hacía tiempo que la navidad ya no era una novedad para mí. Sólo era un día más donde estar con la familia pero, tampoco tenía eso. Ahora, estaba sola en un frío apartamento, no me reencontraría con mi familia, hasta fin de año.
Quedaban muy lejos aquellos días de creer en los milagros navideños.
Di varias vueltas en mi pequeño sofá, era día veinticuatro y aquella noche a las doce, muchas familias, parejas, amigos se desearían feliz navidad.  
Miré a mí alrededor y decidí darle un poco de alegría a aquel triste apartamento. Cogí un anorak y salí por aquella puerta. Las tiendas seguían abiertas aunque, hoy cerrarían más pronto. Me acerqué al centro y entré en un pequeño establecimiento de decoraciones.
Estaba vacío, muchas personas iban con prisa a comprar juguetes para sus hijos y comida para su espectacular cena navideña. En caja, había una joven muchacha asiática sonriente que clavaba en mí, sus rasgados ojos. 
Cogí algunas decoraciones y un curioso peluche en forma de reno. 


–Esta noche es nuestra, pequeño. – Murmuré sonriente a aquel adorable peluche. Él sería mi única compañía en el día de hoy. 


Me acerqué a caja y pagué aquellos complementos. Sonreí modestamente y salí con una bolsa que se rompió nada más girar la esquina. 


–Maldita suerte la mía…– Suspiré, haciendo de mi bocanada de aire una pequeña nube.


Llevé la bolsa como si fuese una de aquellas bolsas americanas. Abrazada a ella, sentía el suave tacto de aquel pequeño peluche.  
Era tarde, las tiendas ya estaban cerrando. Había salido justo a tiempo para comprar todo aquello. Si hubiese tardado un poco más, no lo hubiese logrado.
Entré en el edificio y, posteriormente,  entré en mi apartamento.  Dejé la bolsa en la mesa y empecé a decorar la habitación. La habitación empezó a tomar un nuevo color, una nueva luz. Sonreí ingenuamente. Sería verdad que la navidad es una época llena de alegría. 
Puse aquel curioso peluche en la entrada y le sonreí.


–Espero que Papá Noel se alegre de encontrarte.– Sonreí.  –Aunque, eso no vaya a pasar.–


Me retiré y encendí el televisor. Los canales estaban llenos de programas grabados hace tiempo pero, que se emitían en este día. Era mejor que nada; aunque, a veces, me entraban ganas de coger un DVD y cambiarlos por una película cualquiera.
Mi teléfono empezó a sonar vivazmente. No tenía mucha prisa en cogerlo. Seguramente, era mi madre preguntando por cómo se presentaba aquella noche. Me equivocaba. Su nombre estaba escrito en la pantalla y el móvil empezaba a sonar más fuerte. Una cálida sensación invadió mi corazón. ¿Podría ser posible…?


–¿Zayn?– Descolgué y esperé encontrar su voz.
–¡Por fin contestas!– Una melodiosa y femenina voz sonó desde el otro lado. –¡Soy Eleanor! ¿Qué estás haciendo ahora?–
–¿Eleanor…? ¿Qué haces con el móvil de…?– Muchas preguntas venían a mi cabeza. 
–¡Harry!– Gritó. –¡No! Esa bandeja tiene que estar hacía el otro lado. ¡Tiene que estar todo perfecto!


¿Harry? ¿Eleanor? ¿Móvil de Zayn? Poco a poco, las piezas iban encajando y las dudas se disipaban. Se estaban reuniendo para celebrar algo pero, su llamada…


–Perdona...– Habló nuevamente. –¿Qué estabas haciendo?–
–Realmente, no estaba…– Empecé a explicarme.
–¡Oye! Me vas a gastar el dinero de mi teléfono.– Se oyó replicar su fogosa voz. Ahí estaba; él también, Zayn.
–¡Shhht! Dejad de distraerme.– Sentenciaba Eleanor. –Oye, ¿Quieres venir? Vamos a celebrar la navidad en la trastienda de Louis. Lo estamos colocando todo y… ¡Louis dale eso a Zayn, por favor!– Se interrumpía ella misma. –Bueno, ¿Qué me dices?– Pude sentir como su voz transmitía una cálida sonrisa.
–¡Claro que me gustaría ir!– Exclamé. Me hacía mucha ilusión; aunque, se me hacía raro… No es que nos conociéramos mucho pero, fue un noble acto por parte de Eleanor. Sólo tenía un problema. –Pero, … Yo no sé dónde queda esa tienda exactamente.–
–¡Tranquila no hay problema!– Exclamó. Tapó un poco el móvil pero, se le escuchó claramente hablar. –¡Zayn ve a buscarla!–
–¿Qué? ¿Por qué tengo que ir yo?– Se quejaba el moreno. –¡Que vaya Harry!–
–¿Eh?– Exclamó Harry. –Por mí, no hay problema pero, … Estoy ayudando a Louis, Niall y Liam con esto.–
–¡No! Zayn, agarra lo que te dio Louis y ve.– Le ordenó Eleanor. Realmente, era una chica clara y estricta. Muy convincente. Destapó el móvil y volvió a hablarme. –¿Estás? Ahora te mando a Zayn, en media hora está ahí. ¡Zayn espabila!– Exclamó finalmente.  –¡Hasta ahora!–
–Hasta…– No me dio tiempo a acabar la frase. Al otro lado, sólo se oía un repetitivo y molesto sonido. –¿Qué ha pasado?– Me pregunté. Bajé mi teléfono y miré mi reflejo. –¡Oh no! ¡Tengo que arreglarme un poco!–


Fui a mi habitación y revolví todo el armario. No podía ponerme excesivamente elegante, ni tampoco totalmente informal. No sabía que elegir y el reloj, cada vez, marcaba una hora más próxima a la llegada de aquel moreno que hacia temblar mis piernas.
Finalmente, me puse unas medias lanosas grises y recogí un largo jersey negro que caía suavemente de un hombro. El calzado que me acompañaría serían unas cómodas botas altas negras.  
Corrí rápidamente. Fui al baño. Me peiné. Probé miles de peinados pero, me amargué y acabé por volcarme todo el cabello hacía un lado. Me maquillé los ojos más detalladamente de lo que solía hacer e incluso remarqué mis labios con un tono bastante rojizo. Ya estaba lista.


–¡Tiempo récord!– Suspiré. Me senté en el sofá. Esperaba el momento con los nervios a flor de piel. Tenía todo preparado. Sólo tenía que oír el timbre, exclamar un “ya voy” y salir. Pero, a la salida estaría él. Aquel moreno que me tenía loca.


El timbre sonó. Pegué un brinco, recogí las cosas y cogí el telefonillo con el pulso temblando.


–¿Sí?– Pregunté. “¡Estúpida!” murmuró mi consciencia. ¿Para qué preguntaba? Sólo podría ser él.
–Soy yo.– Sentenció algo malhumorado.  –Baja, anda.–
–Voy…– Colgué y me puse una chaqueta gorda. Busqué las llaves en el bolso y abrí la puerta.


La puerta se fue cerrando, poco a poco, puse la llave para cerrarla bien. De repente, ante mis ojos estaba aquel reno de peluche. Sonreí, con una amplia sonrisa.


–Parece ser que los milagros existen después de todo…– Le confesé, figurándoseme que me contestaba con una sonrisa ingenua.


Salí por el portal y ahí estaba. Mirando al cielo estrellado con sus castaños ojos. Las bocanadas de aire de su boca salían lentamente. Oyó la puerta cerrar y miró hacia mí. Su fría mirada se encontró, nuevamente, con la mía. Otra vez, solos. Otra vez, tú y yo.


–Buenas. Disculpa por…– Empecé a tartamudear.
–Toma.– Dictó. Tendiéndome una bolsa. –Eleanor y Danielle me dijeron que era indispensable…– Suspiró molesto. –Que chicas más molestas…– Murmuré.


Abrí aquella bolsa. En ella, había dos graciosos gorros de navidad. Uno simple y el otro con cuernitos de reno incluidos. Me eché a reír ingenuamente, saqué el segundo y comenté.


–¡Son adorables!– Le enseñé a Zayn. 
–¡Son horribles!– Exclamó él. Seguí riéndome. –¿Qué te parece tan gracioso?– Preguntó.


Cogí el gorro y me lo puse en la cabeza. Le tendí la bolsa a Zayn y sonreí.


–Sólo te imaginaba con el gorro puesto…– Murmuré y sus cejas fueron frunciéndose. –Pero, no creo que seas capaz de ponértelo.– Le tenté.
–¡Por supuesto que no! No porque no sea capaz. Simplemente, porque me parecen horribles.– Cogióla bolsa y echó a andar. –Venga, vamos.–


Le seguí desde atrás. El joven llevaba un anorak negro y unos pantalones negros. Sus bambas rojas y blancas pero, vislumbré una camisa blanca, tras aquel anorak. Zayn, se había arreglado mínimamente para el momento. Seguramente, Eleanor o Danielle le habrían obligado. Volví a sonreír. 
Era mágico pasear por esas calles llenas de ilusión y color con él. Zayn se detuvo en el semáforo para pasar. Yo calculé mal y me golpeé con su espalda, por culpa de mi falta de atención.


–Perdona…– Murmuré. Realmente, era un chico alto y corpulento. Cada vez que lo miraba me gustaba más.


Zayn me miró de reojo, se giró lentamente. Con su mirada me contempló detenidamente. Me eché las manos a la cara y empecé a soplar. Se me había olvidado equiparme unos guantes y empezaba a tenerlas congeladas. El semáforo cambió a verde. 


–Ya podemos…– Empecé a murmurar. 


Zayn se giró por completo y agarró mi mano. La puso en su cara y la mía cambió de color completamente. Su cálida y fina tez ardía comparada con mis gélidas manos. El chico cerró los ojos y deslizó suavemente su mano junto a la mía.


–Estás helada. Te has arreglado tanto y, ¿no has pensado en unos guantes?– Preguntó con la cara seria.
–No, bueno… Se me pasó por alto y…– Mis ojos fueron descendiendo y clavándose en nuestras entrelazadas manos. –Y...–


Zayn sonrió con su perversa sonrisa. Tiró levemente de mi mano y se la metió en el bolsillo junto a la suya. Echó a andar y yo tras él.


–Vamos, antes de que el semáforo se ponga rojo de nuevo.– Comentó. Andando como siempre. Como si no sucediera nada.


Aquel paso de peatones se me hizo eterno. El semáforo parpadeó, volvió a cambiar de color. Está vez, me sentía más identificada con él. Empecé a sonreír estúpidamente. Era como si el frío no hubiese existido nunca. Debajo de aquella gorda capa de ropa nuestras manos estaban unidas. Su mano cubría la mía sin problema alguno y, la mía, ingenua como yo, empezaba a temblar un poco. El moreno no preguntó el porqué. Seguramente pensaba que era por el frío pero, el culpable era él. Siempre él.
Llegamos al local. Zayn dejó su mano salir y soltó la mía fuera del bolsillo. 


–Es aquí.– Dijo. Agarró y picó la cobertura de metal que usaban las tiendas para evitar robos. 


La puerta empezó a abrirse. El tiempo que tardó fue suficiente para disfrutar de aquel momento que acababan de regalarme. Eché mi mano a la cara y me acaricié con su dorso. La sonrisa en mi rostro parecía ser permanente. 
La calidad esencia y el varonil aroma de Zayn, envolvían aquella pequeña parte de mi cuerpo. Sólo una voz, la suya, pudo despertarme de lo que se me estaba empezando a figurar como un sueño.


–¿Vamos?– Preguntó el moreno. 


Lo seguí, pasé por aquella puerta y un chico con el mismo color de ojos que Louis pero, de cabello rubio me sonrió. Se quedó cerrando la puerta y yo seguí a Zayn.


–¡Por fin llegas!– Exclamó Eleanor. –¿Y el gorro?– Agarró su bolsa. –¡Zayn póntelo! ¡Mira ella lo lleva puesto!–


Entré en una trastienda decorada con amor e ilusión. Eleanor le gritaba a Zayn y éste se defendía. Harry sonreía y Louis, Liam, Niall y Danielle se incorporaba a seguir colocando cosas.
Junté mis manos, como dos polos opuestos que se atraían. Mezclando la temperatura de ambas y tapándome la sonrisa con ellas.


–Feliz navidad, pequeña…– Me murmuré, increíblemente feliz.


–¡Oye!– Gritó Zayn, sacándose el anorak. –No te quedes ahí y pasa.– Sentenció.


Asentí con la cabeza y entré en aquel pequeño Edén, lleno de una efímera y curiosa felicidad.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Mensaje por PARACETAMOL el Jue 12 Sep 2013, 2:43 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Hola, hola.
Patch está como quiere (?

Melanie Iglesas | Zayn Malik.
Capítulo :
La navidad estaba por todas partes. Mirase donde mirase. 
Cuando paseaba por las calles, mirando la cara de los niños, éstos corrían libremente por el parque, sin miedo al frío y con la ilusión en sus ojos. 
Hacía tiempo que la navidad ya no era una novedad para mí. Sólo era un día más donde estar con la familia pero, tampoco tenía eso. Ahora, estaba sola en un frío apartamento, no me reencontraría con mi familia, hasta fin de año.
Quedaban muy lejos aquellos días de creer en los milagros navideños.
Di varias vueltas en mi pequeño sofá, era día veinticuatro y aquella noche a las doce, muchas familias, parejas, amigos se desearían feliz navidad.  
Miré a mí alrededor y decidí darle un poco de alegría a aquel triste apartamento. Cogí un anorak y salí por aquella puerta. Las tiendas seguían abiertas aunque, hoy cerrarían más pronto. Me acerqué al centro y entré en un pequeño establecimiento de decoraciones.
Estaba vacío, muchas personas iban con prisa a comprar juguetes para sus hijos y comida para su espectacular cena navideña. En caja, había una joven muchacha asiática sonriente que clavaba en mí, sus rasgados ojos. 
Cogí algunas decoraciones y un curioso peluche en forma de reno. 


–Esta noche es nuestra, pequeño. – Murmuré sonriente a aquel adorable peluche. Él sería mi única compañía en el día de hoy. 


Me acerqué a caja y pagué aquellos complementos. Sonreí modestamente y salí con una bolsa que se rompió nada más girar la esquina. 


–Maldita suerte la mía…– Suspiré, haciendo de mi bocanada de aire una pequeña nube.


Llevé la bolsa como si fuese una de aquellas bolsas americanas. Abrazada a ella, sentía el suave tacto de aquel pequeño peluche.  
Era tarde, las tiendas ya estaban cerrando. Había salido justo a tiempo para comprar todo aquello. Si hubiese tardado un poco más, no lo hubiese logrado.
Entré en el edificio y, posteriormente,  entré en mi apartamento.  Dejé la bolsa en la mesa y empecé a decorar la habitación. La habitación empezó a tomar un nuevo color, una nueva luz. Sonreí ingenuamente. Sería verdad que la navidad es una época llena de alegría. 
Puse aquel curioso peluche en la entrada y le sonreí.


–Espero que Papá Noel se alegre de encontrarte.– Sonreí.  –Aunque, eso no vaya a pasar.–


Me retiré y encendí el televisor. Los canales estaban llenos de programas grabados hace tiempo pero, que se emitían en este día. Era mejor que nada; aunque, a veces, me entraban ganas de coger un DVD y cambiarlos por una película cualquiera.
Mi teléfono empezó a sonar vivazmente. No tenía mucha prisa en cogerlo. Seguramente, era mi madre preguntando por cómo se presentaba aquella noche. Me equivocaba. Su nombre estaba escrito en la pantalla y el móvil empezaba a sonar más fuerte. Una cálida sensación invadió mi corazón. ¿Podría ser posible…?


–¿Zayn?– Descolgué y esperé encontrar su voz.
–¡Por fin contestas!– Una melodiosa y femenina voz sonó desde el otro lado. –¡Soy Eleanor! ¿Qué estás haciendo ahora?–
–¿Eleanor…? ¿Qué haces con el móvil de…?– Muchas preguntas venían a mi cabeza. 
–¡Harry!– Gritó. –¡No! Esa bandeja tiene que estar hacía el otro lado. ¡Tiene que estar todo perfecto!


¿Harry? ¿Eleanor? ¿Móvil de Zayn? Poco a poco, las piezas iban encajando y las dudas se disipaban. Se estaban reuniendo para celebrar algo pero, su llamada…


–Perdona...– Habló nuevamente. –¿Qué estabas haciendo?–
–Realmente, no estaba…– Empecé a explicarme.
–¡Oye! Me vas a gastar el dinero de mi teléfono.– Se oyó replicar su fogosa voz. Ahí estaba; él también, Zayn.
–¡Shhht! Dejad de distraerme.– Sentenciaba Eleanor. –Oye, ¿Quieres venir? Vamos a celebrar la navidad en la trastienda de Louis. Lo estamos colocando todo y… ¡Louis dale eso a Zayn, por favor!– Se interrumpía ella misma. –Bueno, ¿Qué me dices?– Pude sentir como su voz transmitía una cálida sonrisa.
–¡Claro que me gustaría ir!– Exclamé. Me hacía mucha ilusión; aunque, se me hacía raro… No es que nos conociéramos mucho pero, fue un noble acto por parte de Eleanor. Sólo tenía un problema. –Pero, … Yo no sé dónde queda esa tienda exactamente.–
–¡Tranquila no hay problema!– Exclamó. Tapó un poco el móvil pero, se le escuchó claramente hablar. –¡Zayn ve a buscarla!–
–¿Qué? ¿Por qué tengo que ir yo?– Se quejaba el moreno. –¡Que vaya Harry!–
–¿Eh?– Exclamó Harry. –Por mí, no hay problema pero, … Estoy ayudando a Louis, Niall y Liam con esto.–
–¡No! Zayn, agarra lo que te dio Louis y ve.– Le ordenó Eleanor. Realmente, era una chica clara y estricta. Muy convincente. Destapó el móvil y volvió a hablarme. –¿Estás? Ahora te mando a Zayn, en media hora está ahí. ¡Zayn espabila!– Exclamó finalmente.  –¡Hasta ahora!–
–Hasta…– No me dio tiempo a acabar la frase. Al otro lado, sólo se oía un repetitivo y molesto sonido. –¿Qué ha pasado?– Me pregunté. Bajé mi teléfono y miré mi reflejo. –¡Oh no! ¡Tengo que arreglarme un poco!–


Fui a mi habitación y revolví todo el armario. No podía ponerme excesivamente elegante, ni tampoco totalmente informal. No sabía que elegir y el reloj, cada vez, marcaba una hora más próxima a la llegada de aquel moreno que hacia temblar mis piernas.
Finalmente, me puse unas medias lanosas grises y recogí un largo jersey negro que caía suavemente de un hombro. El calzado que me acompañaría serían unas cómodas botas altas negras.  
Corrí rápidamente. Fui al baño. Me peiné. Probé miles de peinados pero, me amargué y acabé por volcarme todo el cabello hacía un lado. Me maquillé los ojos más detalladamente de lo que solía hacer e incluso remarqué mis labios con un tono bastante rojizo. Ya estaba lista.


–¡Tiempo récord!– Suspiré. Me senté en el sofá. Esperaba el momento con los nervios a flor de piel. Tenía todo preparado. Sólo tenía que oír el timbre, exclamar un “ya voy” y salir. Pero, a la salida estaría él. Aquel moreno que me tenía loca.


El timbre sonó. Pegué un brinco, recogí las cosas y cogí el telefonillo con el pulso temblando.


–¿Sí?– Pregunté. “¡Estúpida!” murmuró mi consciencia. ¿Para qué preguntaba? Sólo podría ser él.
–Soy yo.– Sentenció algo malhumorado.  –Baja, anda.–
–Voy…– Colgué y me puse una chaqueta gorda. Busqué las llaves en el bolso y abrí la puerta.


La puerta se fue cerrando, poco a poco, puse la llave para cerrarla bien. De repente, ante mis ojos estaba aquel reno de peluche. Sonreí, con una amplia sonrisa.


–Parece ser que los milagros existen después de todo…– Le confesé, figurándoseme que me contestaba con una sonrisa ingenua.


Salí por el portal y ahí estaba. Mirando al cielo estrellado con sus castaños ojos. Las bocanadas de aire de su boca salían lentamente. Oyó la puerta cerrar y miró hacia mí. Su fría mirada se encontró, nuevamente, con la mía. Otra vez, solos. Otra vez, tú y yo.


–Buenas. Disculpa por…– Empecé a tartamudear.
–Toma.– Dictó. Tendiéndome una bolsa. –Eleanor y Danielle me dijeron que era indispensable…– Suspiró molesto. –Que chicas más molestas…– Murmuré.


Abrí aquella bolsa. En ella, había dos graciosos gorros de navidad. Uno simple y el otro con cuernitos de reno incluidos. Me eché a reír ingenuamente, saqué el segundo y comenté.


–¡Son adorables!– Le enseñé a Zayn. 
–¡Son horribles!– Exclamó él. Seguí riéndome. –¿Qué te parece tan gracioso?– Preguntó.


Cogí el gorro y me lo puse en la cabeza. Le tendí la bolsa a Zayn y sonreí.


–Sólo te imaginaba con el gorro puesto…– Murmuré y sus cejas fueron frunciéndose. –Pero, no creo que seas capaz de ponértelo.– Le tenté.
–¡Por supuesto que no! No porque no sea capaz. Simplemente, porque me parecen horribles.– Cogióla bolsa y echó a andar. –Venga, vamos.–


Le seguí desde atrás. El joven llevaba un anorak negro y unos pantalones negros. Sus bambas rojas y blancas pero, vislumbré una camisa blanca, tras aquel anorak. Zayn, se había arreglado mínimamente para el momento. Seguramente, Eleanor o Danielle le habrían obligado. Volví a sonreír. 
Era mágico pasear por esas calles llenas de ilusión y color con él. Zayn se detuvo en el semáforo para pasar. Yo calculé mal y me golpeé con su espalda, por culpa de mi falta de atención.


–Perdona…– Murmuré. Realmente, era un chico alto y corpulento. Cada vez que lo miraba me gustaba más.


Zayn me miró de reojo, se giró lentamente. Con su mirada me contempló detenidamente. Me eché las manos a la cara y empecé a soplar. Se me había olvidado equiparme unos guantes y empezaba a tenerlas congeladas. El semáforo cambió a verde. 


–Ya podemos…– Empecé a murmurar. 


Zayn se giró por completo y agarró mi mano. La puso en su cara y la mía cambió de color completamente. Su cálida y fina tez ardía comparada con mis gélidas manos. El chico cerró los ojos y deslizó suavemente su mano junto a la mía.


–Estás helada. Te has arreglado tanto y, ¿no has pensado en unos guantes?– Preguntó con la cara seria.
–No, bueno… Se me pasó por alto y…– Mis ojos fueron descendiendo y clavándose en nuestras entrelazadas manos. –Y...–


Zayn sonrió con su perversa sonrisa. Tiró levemente de mi mano y se la metió en el bolsillo junto a la suya. Echó a andar y yo tras él.


–Vamos, antes de que el semáforo se ponga rojo de nuevo.– Comentó. Andando como siempre. Como si no sucediera nada.


Aquel paso de peatones se me hizo eterno. El semáforo parpadeó, volvió a cambiar de color. Está vez, me sentía más identificada con él. Empecé a sonreír estúpidamente. Era como si el frío no hubiese existido nunca. Debajo de aquella gorda capa de ropa nuestras manos estaban unidas. Su mano cubría la mía sin problema alguno y, la mía, ingenua como yo, empezaba a temblar un poco. El moreno no preguntó el porqué. Seguramente pensaba que era por el frío pero, el culpable era él. Siempre él.
Llegamos al local. Zayn dejó su mano salir y soltó la mía fuera del bolsillo. 


–Es aquí.– Dijo. Agarró y picó la cobertura de metal que usaban las tiendas para evitar robos. 


La puerta empezó a abrirse. El tiempo que tardó fue suficiente para disfrutar de aquel momento que acababan de regalarme. Eché mi mano a la cara y me acaricié con su dorso. La sonrisa en mi rostro parecía ser permanente. 
La calidad esencia y el varonil aroma de Zayn, envolvían aquella pequeña parte de mi cuerpo. Sólo una voz, la suya, pudo despertarme de lo que se me estaba empezando a figurar como un sueño.


–¿Vamos?– Preguntó el moreno. 


Lo seguí, pasé por aquella puerta y un chico con el mismo color de ojos que Louis pero, de cabello rubio me sonrió. Se quedó cerrando la puerta y yo seguí a Zayn.


–¡Por fin llegas!– Exclamó Eleanor. –¿Y el gorro?– Agarró su bolsa. –¡Zayn póntelo! ¡Mira ella lo lleva puesto!–


Entré en una trastienda decorada con amor e ilusión. Eleanor le gritaba a Zayn y éste se defendía. Harry sonreía y Louis, Liam, Niall y Danielle se incorporaba a seguir colocando cosas.
Junté mis manos, como dos polos opuestos que se atraían. Mezclando la temperatura de ambas y tapándome la sonrisa con ellas.


–Feliz navidad, pequeña…– Me murmuré, increíblemente feliz.


–¡Oye!– Gritó Zayn, sacándose el anorak. –No te quedes ahí y pasa.– Sentenció.


Asentí con la cabeza y entré en aquel pequeño Edén, lleno de una efímera y curiosa felicidad.
CX ¿Verdad que sí? Hermosho. *-* eso.
So, muchas gracias por audicionar.  
¡Estás participando! eso.
Suerte. ccccccc: 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Mensaje por peeta. el Jue 12 Sep 2013, 6:14 pm

Audicionaré por Zayn Malik y Lily Collins <3
Patch está como quiere  y es enserio .______________.'

Capítulo APGH:
Capítulo Uno.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Sidney, Australia, tiempo presente.


La casa de Emily está casi deshabitada. El único sonido existente es el que hacen las pantuflas con forma de pies de dinosaurios que trae puestas, las que se arrastran por las baldosas haciendo que éstas rechinen sutilmente; sus ojos se cierran por sí solos, su cabellera rubia está hecha un completo desastre y su mejilla se encuentra levemente sonrosada producto de una noche completa apoyando su mano en ella. En pocas palabras: Está aterradoramente levantada.
A paso lento ingresa al baño que se encuentra dentro de su habitación, intentando no fijarse en el espejo hasta, al menos, tener el rostro lavado y su cabello peinado; se desviste en el acto e inmediatamente entra a la ducha, impregnándose del aroma a nueces y almendras del jabón líquido, y las esencias del yogurt que presenta el champú y el bálsamo. Quince minutos después, se retira amarrando una toalla alrededor de su cuerpo y colocándose sus fieles pantuflas verdes nuevamente.
Al llegar al guardarropa escoge un sencillo vestido blanco con líneas azules, además de unos zapatos de tacón color azul. Acto seguido, comienza a bajar las escaleras y dirigir sus pasos hacia el comedor.
Ya en el comedor, saca una caja de leche, una manzana y un sándwich de jamón y queso laminado. Eso y procede a buscar su mochila para encaminarse a la escuela.
{***}
Luego de diez minutos de caminata fijándose en su teléfono celular, alza la vista y se encuentra de lleno con el “Gold Coast Institute”, un establecimiento que consiste en cincuenta y dos salas totalmente equipadas para la apta formación de profesionales, según lo que ella sabe hasta ahora; y más adelante, se encuentra su pelirroja amiga Cassandra, quien la espera con una amplia sonrisa que muestra sus dientes, por lo que instantáneamente corre hacia ella.
—Hola, Cassie— habla Emily devolviéndole la sonrisa.
—Hola Ems, ¿Cómo has estado? — indaga la chica con un deje de preocupación en su voz.
—Sola, como siempre ¿y tú? —
—Peleando con mis padres como siempre—
Ambas sueltan una carcajada sin gracia, por la ironía de la vida, ¡Como le encantaría a Cassie ponerse en los zapatos de Emily y viceversa! La soledad no era algo por lo que la rubia lucharía, pero sí por lo que la pelirroja daría su vida, porque para ella “soledad” es un sinónimo de “libertad”, pero para Emily “soledad” es sinónimo de “agonía” ¿Y cómo no, después de pasar toda su vida en un orfanato esperando que sus padres volvieran por ella?
Porque es cierto, sus padres la abandonaron y la única vez que los vio fue cuando el jefe de la policía le aviso que había encontrado a sus padres… muertos, y que al menos podría dejar el orfanato porque ya tenía un hogar donde vivir. 
Mientras que al otro lado del instituto, Zayn se encuentra fumando un cigarrillo, tres chicos imitan su actuar, sonriéndose rebeldemente y traspasando el ya gastado cigarro, dándole caladas largas y lentas, para luego dejarlo en el suelo y pisarlo. El timbre de entrada a las clases correspondientes suena y ellos ni siquiera le toman atención al irritante sonido de la campana.
—Chicos, debemos entrar, se hace tarde y nos castigarán—habla un moreno de ojos azules, esperando alguna reacción del rubio o del moreno.
Risas, extrañas e irónicas, toman el control de la escena. Zayn da la última calada a su cigarrillo antes de tirarlo al suelo y pisarlo hasta que el fuego se extingue por completo.
— ¿Y desde cuando te importa llegar a clases a tiempo?—interpela el rubio, aguantándose las ganas de golpear al oji-azul—. Esto es tan gracioso que hasta a Liam “responsable” Payne le haría gracia— concluye ahogando una, nada sutil, risa.
Zayn frunce ligeramente el ceño, molesto por las burlas hacia su mejor amigo, y es que no podría haber nada peor que interferir en la calidez de su amistad y en la plena confianza entre ellos. Es una idea bastante descabellada hablar del castaño a sus espaldas si Zayn está cerca.
—No quiero que te vuelvas a burlar de Liam así ¿entendiste renacuajo?— suelta, tratando de mantener la compostura, pero sin resultados positivos.
El rubio trata de zafarse del agarre de Malik, quien lo ha dejado colgando y afirmándose únicamente en las manos del susodicho. Los ojos azules del rubio están enfrascados en el arrepentimiento y el terror, predominando el último, y de un momento a otro, el moreno lo bajo, escupiendo las últimas palabras dirigidas al irlandés:
—Esta será la última vez, porque luego no habrán oportunidades de arrepentirse. Me olvidaré de que eres mi amigo si es necesario y colgaré tu cabeza como trofeo en mi habitación— agrega con mofa ante el horror expresado en aquél mar de pupilas azules intensas.
—Lo siento— murmura, con la voz quebrada.
—Ves, por eso digo que hay que entrar a clases— Tomlinson, el otro moreno, habla, intentando separar la bronca.
Entre los tres se dirigen miradas confusas y comienzan a caminar hasta su salón correspondiente. Hoy no sería un día lindo, para nada, él podía presentirlo.
{***}
Emily está golpeando su cabeza con la mesa que se encuentra frente a ella, tratando de todas las formas posibles de resolver los cálculos matemáticos dados por el profesor Jack, pero no ha salido nada. Y eso es impactantemente extraño, ya que suele ser la primera en terminar. Al parecer hay una chica que no podrá ir a su casa temprano.
El timbre de salida suena, luego de al menos ocho horas de clases, y eso no hace nada más que seguir martilleando la cabeza de la rubia. No ha podido hacer los cálculos y no podrá salir. Esto no le puede estar pasando a ella.
Liam, el chico sentado a su lado le entrega un papel, lo cual por poco hace rodar los ojos de la rubia. 
«Necesito de tu ayuda»
¿Ah? Ella jamás había visto a ese castaño, y de lejos se nota que lo que él quiere, es algo más difícil, más importante, más… peligroso.
«No puedo, estoy complicada con un par de números»
«Yo te ayudo»
«No me aprovecho de las personas»

Fin de la discusión, la chica coloca sus auriculares y hace caso omiso a lo que le ocurre a aquel extraño castaño. De un momento a otro, la inteligencia vuelve a ella y en menos de cinco minutos ha terminado treinta y dos ejercicios. Los entrega al profesor y se retira del lugar.
Camina un par de metros y siente a alguien observándola, se voltea y se encuentra con un par de ojos café oscuro y una cabellera azabache. Este día no puede ser más extraño para ella, por lo que inmediatamente llama a su amiga 
«Cassie, he terminado, ¿podrías venir a recogerme?» 
«Ems, estoy ocupada ahora, no puedo, me castigarán. Lo siento»

—Emily Woodhouse ¿cierto?, necesito hablar contigo inmediatamente—
Sí, no escribo de lo mejor, pero quiero arriesgarme xd.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Mensaje por demons. el Jue 12 Sep 2013, 6:15 pm

Miiiir! :aah:
Honey, esta idea es fabulosa<3333
Idk, Patch está como quiere ahque :calor:
Wait, wait. Patch cuenta como otro artista? ahqueinventaba.

Lucy Hale | Liam Payne

VAMOH POR PAYNE, WASHO! :enamorado: 
Déjame que busque un sexy capítulo y edite esta cosa :meh:
Tu idea me suuuper fascino, como siempre, tenes ideas hermosas<3333 como vos.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Mensaje por PARACETAMOL el Jue 12 Sep 2013, 6:24 pm

Fantasy. escribió:Audicionaré por Zayn Malik y Lily Collins <3
Patch está como quiere  y es enserio .______________.'

Capítulo APGH:
Capítulo Uno.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Sidney, Australia, tiempo presente.


La casa de Emily está casi deshabitada. El único sonido existente es el que hacen las pantuflas con forma de pies de dinosaurios que trae puestas, las que se arrastran por las baldosas haciendo que éstas rechinen sutilmente; sus ojos se cierran por sí solos, su cabellera rubia está hecha un completo desastre y su mejilla se encuentra levemente sonrosada producto de una noche completa apoyando su mano en ella. En pocas palabras: Está aterradoramente levantada.
A paso lento ingresa al baño que se encuentra dentro de su habitación, intentando no fijarse en el espejo hasta, al menos, tener el rostro lavado y su cabello peinado; se desviste en el acto e inmediatamente entra a la ducha, impregnándose del aroma a nueces y almendras del jabón líquido, y las esencias del yogurt que presenta el champú y el bálsamo. Quince minutos después, se retira amarrando una toalla alrededor de su cuerpo y colocándose sus fieles pantuflas verdes nuevamente.
Al llegar al guardarropa escoge un sencillo vestido blanco con líneas azules, además de unos zapatos de tacón color azul. Acto seguido, comienza a bajar las escaleras y dirigir sus pasos hacia el comedor.
Ya en el comedor, saca una caja de leche, una manzana y un sándwich de jamón y queso laminado. Eso y procede a buscar su mochila para encaminarse a la escuela.
{***}
Luego de diez minutos de caminata fijándose en su teléfono celular, alza la vista y se encuentra de lleno con el “Gold Coast Institute”, un establecimiento que consiste en cincuenta y dos salas totalmente equipadas para la apta formación de profesionales, según lo que ella sabe hasta ahora; y más adelante, se encuentra su pelirroja amiga Cassandra, quien la espera con una amplia sonrisa que muestra sus dientes, por lo que instantáneamente corre hacia ella.
—Hola, Cassie— habla Emily devolviéndole la sonrisa.
—Hola Ems, ¿Cómo has estado? — indaga la chica con un deje de preocupación en su voz.
—Sola, como siempre ¿y tú? —
—Peleando con mis padres como siempre—
Ambas sueltan una carcajada sin gracia, por la ironía de la vida, ¡Como le encantaría a Cassie ponerse en los zapatos de Emily y viceversa! La soledad no era algo por lo que la rubia lucharía, pero sí por lo que la pelirroja daría su vida, porque para ella “soledad” es un sinónimo de “libertad”, pero para Emily “soledad” es sinónimo de “agonía” ¿Y cómo no, después de pasar toda su vida en un orfanato esperando que sus padres volvieran por ella?
Porque es cierto, sus padres la abandonaron y la única vez que los vio fue cuando el jefe de la policía le aviso que había encontrado a sus padres… muertos, y que al menos podría dejar el orfanato porque ya tenía un hogar donde vivir. 
Mientras que al otro lado del instituto, Zayn se encuentra fumando un cigarrillo, tres chicos imitan su actuar, sonriéndose rebeldemente y traspasando el ya gastado cigarro, dándole caladas largas y lentas, para luego dejarlo en el suelo y pisarlo. El timbre de entrada a las clases correspondientes suena y ellos ni siquiera le toman atención al irritante sonido de la campana.
—Chicos, debemos entrar, se hace tarde y nos castigarán—habla un moreno de ojos azules, esperando alguna reacción del rubio o del moreno.
Risas, extrañas e irónicas, toman el control de la escena. Zayn da la última calada a su cigarrillo antes de tirarlo al suelo y pisarlo hasta que el fuego se extingue por completo.
— ¿Y desde cuando te importa llegar a clases a tiempo?—interpela el rubio, aguantándose las ganas de golpear al oji-azul—. Esto es tan gracioso que hasta a Liam “responsable” Payne le haría gracia— concluye ahogando una, nada sutil, risa.
Zayn frunce ligeramente el ceño, molesto por las burlas hacia su mejor amigo, y es que no podría haber nada peor que interferir en la calidez de su amistad y en la plena confianza entre ellos. Es una idea bastante descabellada hablar del castaño a sus espaldas si Zayn está cerca.
—No quiero que te vuelvas a burlar de Liam así ¿entendiste renacuajo?— suelta, tratando de mantener la compostura, pero sin resultados positivos.
El rubio trata de zafarse del agarre de Malik, quien lo ha dejado colgando y afirmándose únicamente en las manos del susodicho. Los ojos azules del rubio están enfrascados en el arrepentimiento y el terror, predominando el último, y de un momento a otro, el moreno lo bajo, escupiendo las últimas palabras dirigidas al irlandés:
—Esta será la última vez, porque luego no habrán oportunidades de arrepentirse. Me olvidaré de que eres mi amigo si es necesario y colgaré tu cabeza como trofeo en mi habitación— agrega con mofa ante el horror expresado en aquél mar de pupilas azules intensas.
—Lo siento— murmura, con la voz quebrada.
—Ves, por eso digo que hay que entrar a clases— Tomlinson, el otro moreno, habla, intentando separar la bronca.
Entre los tres se dirigen miradas confusas y comienzan a caminar hasta su salón correspondiente. Hoy no sería un día lindo, para nada, él podía presentirlo.
{***}
Emily está golpeando su cabeza con la mesa que se encuentra frente a ella, tratando de todas las formas posibles de resolver los cálculos matemáticos dados por el profesor Jack, pero no ha salido nada. Y eso es impactantemente extraño, ya que suele ser la primera en terminar. Al parecer hay una chica que no podrá ir a su casa temprano.
El timbre de salida suena, luego de al menos ocho horas de clases, y eso no hace nada más que seguir martilleando la cabeza de la rubia. No ha podido hacer los cálculos y no podrá salir. Esto no le puede estar pasando a ella.
Liam, el chico sentado a su lado le entrega un papel, lo cual por poco hace rodar los ojos de la rubia. 
«Necesito de tu ayuda»
¿Ah? Ella jamás había visto a ese castaño, y de lejos se nota que lo que él quiere, es algo más difícil, más importante, más… peligroso.
«No puedo, estoy complicada con un par de números»
«Yo te ayudo»
«No me aprovecho de las personas»

Fin de la discusión, la chica coloca sus auriculares y hace caso omiso a lo que le ocurre a aquel extraño castaño. De un momento a otro, la inteligencia vuelve a ella y en menos de cinco minutos ha terminado treinta y dos ejercicios. Los entrega al profesor y se retira del lugar.
Camina un par de metros y siente a alguien observándola, se voltea y se encuentra con un par de ojos café oscuro y una cabellera azabache. Este día no puede ser más extraño para ella, por lo que inmediatamente llama a su amiga 
«Cassie, he terminado, ¿podrías venir a recogerme?» 
«Ems, estoy ocupada ahora, no puedo, me castigarán. Lo siento»

—Emily Woodhouse ¿cierto?, necesito hablar contigo inmediatamente—
Sí, no escribo de lo mejor, pero quiero arriesgarme xd.
Yo sé que es cierto. .____________________. Ya lo he visto. |?| áhseretentaba.
A perfectly good heart, yo amo ese título, wn. Algún día me tenés como lectora, sí o sí. |?| Pero ando de floja y no te aseguro que sea pronto. |?| áhmecallo.
El capítulo está Peh-fegt. Escribís de lo mejor, eso.
¡Ya estás participando!
Suerte. ccccccc:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Mensaje por PARACETAMOL el Jue 12 Sep 2013, 6:29 pm

GreenSky♥️ escribió:Miiiir! :aah:
Honey, esta idea es fabulosa<3333
Idk, Patch está como quiere ahque :calor:
Wait, wait. Patch cuenta como otro artista? :emocion:ahqueinventaba.

Lucy Hale | Liam Payne

VAMOH POR PAYNE, WASHO! :enamorado: 
Déjame que busque un sexy capítulo y edite esta cosa :meh:
Tu idea me suuuper fascino, como siempre, tenes ideas hermosas<3333 como vos.
Baby. <333333333
¿Te gusta? Vite que creí que era la única. |?| Ay, amorsh, gracias. <3 Me encanta que te guste la idea.
¿Verdad que sí? :se abanica: Dios, ufff.
Sí vóh', en Personajes está: Patch Cipriano || ¿?
CXXXX
Hale y Payne. rlz.
Ya sé como escribís. :meh: 
Pero si querés subílo. CX
Ay, besha. *-* Muchas gracias. :se sonroja: 
Tú sos la hermosa, wn. <3333
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Mensaje por demons. el Jue 12 Sep 2013, 6:46 pm

°Agethe° escribió:
GreenSky♥️ escribió:Miiiir! :aah:
Honey, esta idea es fabulosa<3333
Idk, Patch está como quiere ahque :calor:
Wait, wait. Patch cuenta como otro artista? :emocion:ahqueinventaba.

Lucy Hale | Liam Payne

VAMOH POR PAYNE, WASHO! :enamorado: 
Déjame que busque un sexy capítulo y edite esta cosa :meh:
Tu idea me suuuper fascino, como siempre, tenes ideas hermosas<3333 como vos.
Baby. <333333333
¿Te gusta? Vite que creí que era la única. |?| Ay, amorsh, gracias. <3 Me encanta que te guste la idea.
¿Verdad que sí? :se abanica: Dios, ufff.
Sí vóh', en Personajes está: Patch Cipriano || ¿?
CXXXX
Hale y Payne. rlz.
Ya sé como escribís. :meh: 
Pero si querés subílo. CX
Ay, besha. *-* Muchas gracias. :se sonroja: 
Tú sos la hermosa, wn. <3333
Idk, no vi ese personaje, mi pc anda mal(?)
I know, son lo más<333
Sí, bueno, así es más facil, si necesitas te dejo el cap xdd
Aw, que tierna<3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Mensaje por PARACETAMOL el Jue 12 Sep 2013, 6:53 pm

GreenSky♥️ escribió:Idk, no vi ese personaje, mi pc anda mal(?)
I know, son lo más<333
Sí, bueno, así es más facil,  si necesitas te dejo el cap xdd
Aw, que tierna<3
De igual manera no te hubiera dejado audicionar por él bc i am to jealouis. :meh: Jealous era.
Néh, dejálo o no lo dejés, te lo dejo a elegir. |?| :meh:
Sí, soy un pack completo: hermosa, de buenas ideas y tierna. CX áh, mentira, mentira, mentira, mentira, áh. 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Mensaje por demons. el Jue 12 Sep 2013, 7:04 pm

°Agethe° escribió:
De igual manera no te hubiera dejado audicionar por él bc i am to jealouis. :meh: Jealous era.
Néh, dejálo o no lo dejés, te lo dejo a elegir. |?| :meh:
Sí, soy un pack completo: hermosa, de buenas ideas y tierna. CX áh, mentira, mentira, mentira, mentira, áh. 
Ah:c Igual ni quería , okno.
Bueno, no lo dejo creepygusta
Já, ya sabía<333
Verdad, verdad, verdad, verdad, verdad c:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Mensaje por PARACETAMOL el Jue 12 Sep 2013, 7:10 pm

GreenSky♥️ escribió:
°Agethe° escribió:
De igual manera no te hubiera dejado audicionar por él bc i am to jealouis. :meh: Jealous era.
Néh, dejálo o no lo dejés, te lo dejo a elegir. |?| :meh:
Sí, soy un pack completo: hermosa, de buenas ideas y tierna. CX áh, mentira, mentira, mentira, mentira, áh. 
Ah:c Igual ni quería , okno.
Bueno, no lo dejo creepygusta
Já, ya sabía<333
Verdad, verdad, verdad, verdad, verdad c:
:meh: Sí, qué bueno.
áh, CX Néh, táh' bueno, yo tengo una idea perfecta de como escribís. |?|
Eso, so, ¡estás participando!
Suerte, besha. <333333333333
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Mensaje por LittleMuffin el Vie 13 Sep 2013, 8:15 am

 Patch está como quiere. |?|
¡Suerte que este verano me he leído los libros porque por dé-o-os lo que me iba a perder! Patch es musho Patch...
Bueno, yo venía a audicionar para: Gabrielle Aplin/Hary Styles

Capítulo enano(?:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Capítulo I

Luz, una molesta y tenue luz. Eso era lo primero que percibían aquellos diez pares de ojos.¿Estaban muertos? Pues claro que no, porque entonces abrieron sus ojos y miraron maravillados hacía arriba.Miraban, casi embrujados, las imágenes que se dispersaban a sus alrededores. Lo primero que contemplaron fueron las olas cristalinas chocar contra su magullada embarcación. 

Zayn, el más valiente de todos, se aceleró al levantarse y expolsarse la arena de sus ropas para luego acercarse al yate. Ayleen le observó con preocupación.

-Sería mejor que no te acercaras, no sabes lo que puede haber en el agua.-Advirtió, la nombrada, con cautela.

-No me pasará nada.-Dijo el moreno, con aires de grandeza. Dió unos pocos pasos adelante y luego cayó al agua. Sus compañeros rieron. Todos, salvo Ayleen y Niall, los cuales le observaban preocupado.

-¿Como está, Malik? ¿Calentita?-Dijo, burlón, el ojiazul.

-¡Ja ja!-Carcajeó, irónicamente.-¿Porque no la pruebas tu  mismo, Louis?-El nombrado levantó los brazos burlonamente. Zayn salió del agua con dificultad y luego se acercó a sus compañeros.-¿Alguien quiere un abrazo?

-¡No!-Se quejó, Niall, mientras reía apartándolo.

-¡Zayn, apártate!-Dijo, Amelie, mientras sus carcajadas inundaban el pequeño y recóndito lugar.

-¡A mi no me toques, chicotupé!-Dijo, Jane, Divertida.

Después de aquella fracasada persecución por parte de Zayn, los diez amigos decidieron pensar durante unos instantes la situación en la que estaban. Estaban en un lugar totalmente hermoso. Lo que vendría siendo una isla perdida en medio del océano, con su selva virgen y su agua cristalina, con su arena blanquecina y su fauna especial. 

Se miraron entre ellos, buscaban una respuesta por parte de alguno de ellos a la pregunta:"¿Que debemos hacer?". Aparentaba no haber respuesta alguna. Sus caras eran pensativas, cada uno de ellos pensaba la forma en la que responder esa pregunta. Excepto Harry, claro está, él solo pensaba la forma en la que tirarse a Amelie pero su caso es uno aparte.

-¿Por que no buscamos ayuda?-Preguntó la inocente de Jade.-Debe de haber alguna persona, digo yo.-Jane le acarició el hombro.

-Boo...¿No crees que el yate debió de hacer un estruendo al romperse?-Asintió la apodada.-Entonces...¡¿No crees que habrían venido en cuanto lo oyeron, estúpida?!

-Relaja la raja, hermana...-Dijo Louis. Jane rodó los ojos.-La idea de Jade tampoco está tan mal.

-Pero está oscureciendo...-Dijo Liam. Se habían olvidado de que las horas pasaban.-¿Y si mejor volvemos al yate?-Le miraron como si de un loco se tratase.-Como cobijo esta noche.-Aclaró.-Y mañana por la mañana tratamos de buscar a alguien que nos ayude, ¿Estáis de acuerdo?-Asintieron.

El terror se apoderaba de sus mentes. No temían aquel lugar, al contrario, les parecía espléndido...temían no volver a sus hogares. Lo que ellos no sabían aquella noche era que pronto descubrirían algo más que temer.






¡Sue
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Mensaje por PARACETAMOL el Vie 13 Sep 2013, 11:16 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
 Patch está como quiere. |?|
¡Suerte que este verano me he leído los libros porque por dé-o-os lo que me iba a perder! Patch es musho Patch...
Bueno, yo venía a audicionar para: Gabrielle Aplin/Hary Styles

Capítulo enano(?:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Capítulo I

Luz, una molesta y tenue luz. Eso era lo primero que percibían aquellos diez pares de ojos.¿Estaban muertos? Pues claro que no, porque entonces abrieron sus ojos y miraron maravillados hacía arriba.Miraban, casi embrujados, las imágenes que se dispersaban a sus alrededores. Lo primero que contemplaron fueron las olas cristalinas chocar contra su magullada embarcación. 

Zayn, el más valiente de todos, se aceleró al levantarse y expolsarse la arena de sus ropas para luego acercarse al yate. Ayleen le observó con preocupación.

-Sería mejor que no te acercaras, no sabes lo que puede haber en el agua.-Advirtió, la nombrada, con cautela.

-No me pasará nada.-Dijo el moreno, con aires de grandeza. Dió unos pocos pasos adelante y luego cayó al agua. Sus compañeros rieron. Todos, salvo Ayleen y Niall, los cuales le observaban preocupado.

-¿Como está, Malik? ¿Calentita?-Dijo, burlón, el ojiazul.

-¡Ja ja!-Carcajeó, irónicamente.-¿Porque no la pruebas tu  mismo, Louis?-El nombrado levantó los brazos burlonamente. Zayn salió del agua con dificultad y luego se acercó a sus compañeros.-¿Alguien quiere un abrazo?

-¡No!-Se quejó, Niall, mientras reía apartándolo.

-¡Zayn, apártate!-Dijo, Amelie, mientras sus carcajadas inundaban el pequeño y recóndito lugar.

-¡A mi no me toques, chicotupé!-Dijo, Jane, Divertida.

Después de aquella fracasada persecución por parte de Zayn, los diez amigos decidieron pensar durante unos instantes la situación en la que estaban. Estaban en un lugar totalmente hermoso. Lo que vendría siendo una isla perdida en medio del océano, con su selva virgen y su agua cristalina, con su arena blanquecina y su fauna especial. 

Se miraron entre ellos, buscaban una respuesta por parte de alguno de ellos a la pregunta:"¿Que debemos hacer?". Aparentaba no haber respuesta alguna. Sus caras eran pensativas, cada uno de ellos pensaba la forma en la que responder esa pregunta. Excepto Harry, claro está, él solo pensaba la forma en la que tirarse a Amelie pero su caso es uno aparte.

-¿Por que no buscamos ayuda?-Preguntó la inocente de Jade.-Debe de haber alguna persona, digo yo.-Jane le acarició el hombro.

-Boo...¿No crees que el yate debió de hacer un estruendo al romperse?-Asintió la apodada.-Entonces...¡¿No crees que habrían venido en cuanto lo oyeron, estúpida?!

-Relaja la raja, hermana...-Dijo Louis. Jane rodó los ojos.-La idea de Jade tampoco está tan mal.

-Pero está oscureciendo...-Dijo Liam. Se habían olvidado de que las horas pasaban.-¿Y si mejor volvemos al yate?-Le miraron como si de un loco se tratase.-Como cobijo esta noche.-Aclaró.-Y mañana por la mañana tratamos de buscar a alguien que nos ayude, ¿Estáis de acuerdo?-Asintieron.

El terror se apoderaba de sus mentes. No temían aquel lugar, al contrario, les parecía espléndido...temían no volver a sus hogares. Lo que ellos no sabían aquella noche era que pronto descubrirían algo más que temer.






¡Sue
Sí, bueno, Patch es precioso, pero no te le acerqués. |?|
Ay, amé tu capítulo. c':
Escribís muy lindo, eso.
So, ¡ya estás participando!
Suerte. ccccc:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Crimes in the rue morgue. |audiciones cerradas| |ene cé|

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 8. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.