O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Instituto Fénix. (Muro interactivo) | N.C.
Hoy a las 7:03 am por Carstairs

» we're foxes ; m.i.
Hoy a las 6:58 am por Andy Belmar.

» a perfect couple ; muro
Hoy a las 6:48 am por Andy Belmar.

» Crazy thoughts of a sinister mind
Hoy a las 6:06 am por Andy Belmar.

» être dans la lune.
Hoy a las 5:43 am por Ongniel

» something strange
Ayer a las 9:03 pm por jackson.

» ↠ goodbye
Ayer a las 6:28 pm por jackson.

» this encourages me [sounds baby from jb]
Ayer a las 6:21 pm por mieczyslaw

» daydreamin'. ♡
Ayer a las 6:20 pm por bwiyomi.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Teenage Dirtbag|| Novela Colectiva|| Audiciones cerradas|| Resultados.

Página 2 de 15. Precedente  1, 2, 3 ... 8 ... 15  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Teenage Dirtbag|| Novela Colectiva|| Audiciones cerradas|| Resultados.

Mensaje por peeta. el Miér 11 Sep 2013, 6:07 pm

Gina Malik escribió:[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
kajsdjkasjdkjasjds wn, Genu ¿como se te ocurren ideas tan grandiosas? <33  srsly, me encanto la idea  , sabes que amo todo lo que haces :C. Y tal vez me estes odiando ahorita :C, pero voy a audicionar bc ame la idea :C NO BORRES EL TEMA 

Teenage Dirtbag is a infinite love:

Prendas de diversos colores se encuentran esparcidas por toda mi habitación. Falsas, pantalones, vestidos, playeras, camisas, shorts; y no puedo decidir cuál usar para dentro de una hora. Después de haber aceptado la propuesta de salir con Liam, habíamos acordado en ir a cenar y a dar un paseo para pasar el rato.
Mi prima no ha dejado de insistir en que Liam me agrada más de la cuenta; si, me agrada demasiada, pero no por eso empezare a salir con él, ni con ninguna otra persona. Tal vez decidí el ponerle fin a la relación que tuvimos Zayn y yo años atrás, pero no puedo engañarme a mí misma; todavía sigo sintiendo cosas por él, aún tengo aquellos sentimientos que provocaban que mi corazón latiera a mil por hora; y sé que me tomara tiempo el poder borrarlo.
El chico que vi hace una semana, no se parecía en nada a aquel que me robaba el aliento años atrás; no era el mismo por el cual me pase los últimos 5 años sin quitármelo de la cabeza. Darme cuenta que había cambiado, que no había una pizca del Zayn anterior, me dolió en el alma. Me era imposible llegar a reconocerlo, salvo por lo físico.
Fue su manera de actuar: su carácter, sus miradas fulminantes; su estado serio y neutral;  lo que me hizo darme cuenta de la realidad. El cambio; pero lo que más me dolía no era eso, si no el hecho de saber por mí misma que de verdad me había olvidado, se olvidó de lo que alguna vez tuvimos.
Agarro y aviento cualquier prenda que me llegue a llamar la atención, pero ninguna termina de convencerme. Si sigo de esta manera, la salida se tendrá que posponer.
‹‹ ¿Qué demonios –pienso- estoy diciendo?››
Elijo unos jeans obscuros, un suéter de lana gris y unos botines negros. Me apresuro a cambiarme ya que queda media hora para que llegue Liam. Termino mi carrera y me pongo la bufanda que era de mi madre; la he usado todas las veces que he salido desde lo ocurrido, y aún sigo sintiendo su perfume impregnado en el pedazo de tela gris.
Salgo de mi habitación, no sin antes buscar en mi armario un abrigo que me cubra de fuerte frio que hay esta noche. Justo cuando agarro uno, y lo desprendo del gancho en el que cuelga, una caja por detrás cae hacia el piso. Me sorprendo; me había olvidado por completo de esa caja. Me la quedo mirando por varios segundos antes de inclinarme para levantarla, la coloco sobre mi cama y la abro para ver lo que contiene.
Ver las fotos, las cartas –tanto suyas como mías-, las notas y los regalos, provocan que el corazón se me contraiga de dolor; las lágrimas comienzan a acumularse en mis ojos. Respiro hondo hasta calmarme, a mí misma y los sentimientos que comienzan a surgir dentro de mí. Acaricio lentamente cada una de las cosas que se encuentran dentro de esa caja.
Una foto, la de nuestro primer aniversario llama mi atención, la agarro y paso las yemas de mis dedos sobre su rostro. Pensar en lo felices que fuimos y en todos aquellos momentos llenos de alegría y de amor que compartimos solo logran que el dolor aumente; soy demasiado masoquista, yo misma me causo este sufrimiento. Volteo la foto para darme cuenta de la nota que venía por detrás, escrita con su puño y letra:
El mejor día de mi vida; todos los días lo serán estando a tu lado, Charlie. Te amo y siempre lo hare. -Zayn
Una sonrisa llena de melancolía y tristeza se posa en mi rostro. Abrazo la foto, aferrándome a ella y a ese día en particular, como si con eso pudiera lograr que todos esos momentos no se fueran.
Me amo, pero eso ya quedo en el pasado. Lo que paso entre él y yo ya quedo olvidado; todo se terminó, y ya no hay marcha atrás.
Salgo de mis pensamientos cuando escucho una bocina afuera de mi casa confirmándome que Liam ha llegado. Meto todo devuelta a la caja, y la escondo otra vez. Agarro el abrigo que había sacado hace ratos y salgo de mi habitación rumbo al primer piso lo más rápido que pueda.
Me despido de mis tíos, primos, y de Valerie; Jenny se había ido a dormir hace ratos. Abro la puerta de entrada logrando que el fuerte frio se impregnara en mi ropa, traspasándola hasta mis huesos.
‹‹Debí haber agarrado un suéter más grueso –pienso-. ››
Liam se encuentra fuera de su vehículo, abre la puerta del copiloto para que me suba. Bien, menos mal que es educado. No digo que me fije demasiado en esas cosas, ni que solo salga con personas que lo sean, pero eso habla muy bien de la gente.
Nos saludamos, y me dispongo a subir al asiento del copiloto.
- Bien –habla Liam llamando mi atención-, ¿A dónde te apetece ir a cenar?
- No lo sé –respondo entre risas-, decide tu ¿va? Aun no conozco del todo a Londres para decirte el nombre de un restaurante que recuerde.
Recorremos calle tras calle durante veinte minutos entre risas y chistes, hasta llegar a nuestro destino.
- Así que… -empiezo aguantándome la risa- McDonald’s ¿eh?
- Supuse que te gustaría venir aquí –responde divertido-. Además, no quería que nuestra primera salida fuera aburrida.
Bien. Liam se está ganando varios puntos esta noche.
Entramos al recinto y buscamos una mesa algo apartada, justo en un rincón a lado de una ventana. Liam se va a pedir nuestra orden y me quedo esperando. Siento mis manos sudar y como el nerviosismo comienza a embargarme.
Cierro y mis ojos; ya no me encuentro en el restaurante, sino que estoy en una pequeña habitación obscura con una luz colgando, logrando que pueda enfocar mi vista; es como si hubiese cometido un crimen y estuviera en un interrogatorio, en el cual me declaran culpable por sucesos que ni siquiera soy capaz e recordad. Las persona encargadas de llevar a cabo las preguntas son nada más y nada menos que, Zayn y Logan; ver a este último logra sofocarme por completo. Se acerca lentamente hasta donde me encuentro, justo cuando rodea mi cuello con sus dos manos, salgo de mi trance, ya que alguien comienza a sacudirme.
- Fran –dice Liam con preocupación-, ¿estás bien?
- Si –respondo-, no tienes de que preocuparte, Liam. Es solo que no he dormido muy bien que digamos.
-Me lo imagino –comenta más relajado-. Bien, a comer se ha dicho.
Cenamos el par de hamburguesas entre anécdotas de nuestras vidas y chistes. Podría pasar todo un día con este chico y no me llegaría a aburrir. Siempre tiene un tema nuevo con el cual comenzar la conversación.
A pesar que la he pasado bien, y que Liam se está comportando de la mejor manera, lo siento algo extraño; pareciera como si estuviera nervioso y ansioso por decir algo. Termínanos de comer todo lo que pedimos, y me dispongo a preguntar:
- Haber, Liam –hablo sin rodeos logrando captar su atención-, dime que te pasa.
- ¿Por qué habría de pasarme algo? –Pregunta tratando de distraerme, pero noto su nerviosismo entre las palabras- No ocurre nada, Fran.
- Y ¿Por qué debería de creerte? –pregunta cortante; bien Francesca, ahuyentaras al único amigo que lograste tener-.
Suelta un suspiro de frustración, y sé que he ganado.
- Solo prométeme –dice-, que me dirás la verdad ¿de acuerdo?
Siento que el corazón comienza a encogerme; esto no se va a poner bueno, lo presiento. Pero no me queda de otra; yo lo induje a que me dijera lo que quería preguntar, así que, debo contestar de igual manera con él. Asiento a modo de afirmación. Toma un buen bocado de aire y dice:
- ¿De dónde se conocen tú y Zayn?
Y esa pregunta es suficiente para quedarme callada. Me pregunto porque su comentario; supongo que le pareció completamente anormal la reacción que tuvo el moreno la semana pasada. Bien, estoy atrapada; decir la verdad es mi única salida.
- Es una larga –comienzo-, larga historia, Liam. Sera mejor que empecemos nuestra caminata.
Me levanto de mi asiento y emprendo mi camino a cualquier lugar al que me lleven mis pies. Liam va a mi lado y me sigue mirando con curiosidad.

‹‹Esta será –pienso- una larga noche.››

Te amo washa <33 :C Audiciono para Logan Lerman y Selena Gomez
No lo borraré c:
Tú me dejaste abandonada, but no te odio :c
Estás audicionando
Lolena Rlz.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Teenage Dirtbag|| Novela Colectiva|| Audiciones cerradas|| Resultados.

Mensaje por peeta. el Miér 11 Sep 2013, 6:08 pm

Angel Of Darkness escribió:
Teenage Dirtbag is a infinite love.:


[/color][/font]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Capítulo 006


Angie García




Domingo; 06:00am



-¿De dónde vienes, señorita?- Preguntó mi padre de brazos cruzados desde el sofá. Eran las 06:00am; la primera vez que llegaba tan tarde, no sé de qué se quejaba.
-De una fiesta a dos quilómetros de aquí, por eso llegué tan tarde.- Contesté seguido de un bostezo.-Ahora si me disculpas, voy a dormir, ¡estoy muerta!- Dije y seguidamente me dirigí hacia las escaleras para ir directa a mi habitación.
-No tan deprisa jovencita. Estarás castigada todo lo que queda de año, y ayudaras a tu madre con la peluquería.- Me dijo. Mi madre era la dueña de la peluquería más lujosa de la zona y no pensaba ayudarla. O tal vez sí…
-De acuerdo, papi. Me lo tengo merecido. ¿Pero puede ser a partir de pasado? Es que estoy muy cansada, y mañana no tendré energías para nada.- Le dije haciéndole ojitos. Siempre funcionaba. Con todo el mundo, excepto con mi hermana.
-Vale, pero pasado empiezas. –Cedió.- Dentro de unas horas se lo diré a tu madre. Ahora vete a dormir, que yo haré lo mismo.- Seguidamente pasó por mi lado y se dirigió hacía su habitación. Yo le seguí el paso, me tumbé en mi cama y sonreí, seguido de una risa.
-Que bien me lo pasaré el martes.-Susurré y cerré los ojos.

Martes; 07:30am

-¡Angelina García Hernández, a la cocina, ahora!- Gritó mi madre desde abajo. Estábamos solas en casa: mi padre estaba en su oficina y mi hermana de viaje en Inglaterra.
-Ya estoy aquí, y no me llames por mi nombre completo. Sabes que lo odio.- Refunfuñé.- ¿Cuándo empiezo con mi maravilloso trabajo?- Pregunté irónica, ganándome una mirada asesina de mi madre.
-Dentro de…- Miró el reloj.- Ahora. Dirígete rápido al coche, enciéndelo y espérame.- Me ordenó.
-Sí mamá.- Dije pesadamente y me dirigí hacia afuera para hacer lo que me había mandado. Era la primera vez que trabajaría, y nunca había estado tan ansiosa.

***
-¡Monique!, ¡Cuánto tiempo!- Exclamó aparentemente feliz después de ver entrar por la puerta a su “mejor amiga”, la mujer de uno de los hombres más ricos de Europa. Yo la odiaba era tan, repipi, superficial, y…¡Arrgh! Era simplemente odiosa, y su hija aún más.-Oh, Marianne, ¡Qué linda estás!-Oh no, su hija. ¿Por qué mi madre tenía que ser tan falsa?-Miren, mi hija ha decidido ayudarme, así que os atenderá ella- Habló mi madre sonriendo hacia mí. Enserio mamá, ¿de verdad quieres quedar mal delante de tu amiga? Tú lo has querido…
-Oh, claro. Me encantaría peinar a es tas dos bru…encantadoras mujeres- Dije seguido de una gran sonrisa falsa.- Tengan, tomen asiento.- Las empujé lentamente a los asientos para lavarles el pelo.
-Cariñó, me voy, te dejo la peluquería a tu cargo, durante media hora.- Avisó mi madre mientras corría hacia la puerta. Media hora…Perfecto.
-Oopss, perdón- Dije después de, “accidentalmente” mojar el pelo de Monique con agua helada.- ¡Perdón!- Exclamé ahora, después de que me pasara lo mismo con Marianne, pero con agua hirviendo. No pude evitar una pequeña risita.
-Ten más cuidado la próxima vez.-Me dijo Monique con un tono algo amenazante.
Calló y me puse manos a la obra.

30 minutos más tarde.

-¡Mamá ya he acabado!- Chillé cuando, justamente, entraba mi madre por al puerta.
-A ver, cariño.- Mi madre se acercó y ayudó a Monique a levantarse mientras yo miraba a Marianne para que se levantara. Ni loca la ayudaba. Acompañó a Monique al espejo. Yo hice lo mismo con Marianne.- Y dime hija, ¿Qué les has hecho?- Preguntó sonriente mi madre mientras sacaba la toalla de la cabeza de su gran amiga.
-Pues una completa a cada una: lavado, cortado, tinte y secado.- Dije sonriente.
-¿¡Qué!?- Exclamaron madre e hija histéricas.
-Yo te había pedido lavado y teñido.- Dijo Marianne.
-Y yo solamente lavado y cortado.- Esta vez habló Monique.
-No. Me dijeron una completa.- Dije inocentemente.
-Bueno, no se preocupen, ahora veremos el resultado.
-¡AAAAAAAAAH!-Fue lo último que escuché porque salí corriendo de allí.

***
-¿Cómo pudiste hacer eso?, ¡Tú madre ha tenido que gastar mucho dinero en productos nuevos, y en una sesión en otra peluquería para que les arreglen tu gracia!- ME dijo mi padre, después de que mamá le explicara lo sucedido.
-¿Qué? No fue para tanto. Les quedaba bien y todo.- Dije tranquilamente.
-¿¡No fue para tanto!?- Mi madre apareciendo por la puerta de la cocina.- ¡¿Raparle media cabeza a Marianne tiñéndole la otra parte de rojo y teñir el pelo de verde a Monique, mientras que parecía que le había cortado el pelo una niña de tres años no es para tanto?!- Habló histérica.
-Perdón. Además, Marianne se durmió, no es mi culpa que no se enterara del ruido de la maquinita rapándole el pelo.
-Ya se ha hablado demasiado, fuera de esta casa.-Dijo mi padre.
-¿¡Qué me hechas!? ¿Qué haré en la calle?-Dije sorprendida.
-No estarás sola en la calle. Irás a vivir con tu tía Connie a Texas-Contestó mi madre.
-¿¡Texas!? ¡Vivo en España! ¡Eso está  a miles de quilómetros!-Exclamé.- Bueno, si así lo queréis.-Dije alejándome de la cocina. No pensaba irme tampoco. Quiero otra venganza. Ni loca me voy a vivir con mi tía  a Texas. Llena de campo, country y el sudor de mi tía.
-… ¿Cómo se le ha ocurrido hacer semejante cosa?- Escuché hablar a mi padre. Me quedé detrás de la puerta escuchando todo.-Sabía que era rebelde, pero tanto…
-No sé qué hemos hecho mal con ella…-Ahora era mi madre.- ¡Solo le falta quemar la casa!- Mis padres soltaron una risa.
Bueno, si eso es lo que quieren…Eso tendrán.

***
Observaba desde el coche de mi madre como la casa se incendiaba poco a poco. Mis padres habían viajado a París a una reunión con un hombre importante de por ahí.
Estaba harta de todo. De todo lo que había vivido y de que, aunque parecía que mi vida podía llegar a ser perfecta al ponerme lentillas, he comprobado que no es así. Seguro incendiar una casa, mi casa, no es la mejor manera de hacerles saber a mis padres lo que siento, pero ¿de qué otra manera sabrían que existo? No soy un proyecto de mujer perfecta hecha para los negocios. Soy una chica que quiere vivir su vida como si no hubiera mañana; una chica que, aunque no lo aparente es sensible y necesita el apoyo de sus padres; necesita unos padres.
Me ganaré el odio de mis padres, pero sé que, después de esto, aún mi hermana me seguirá queriendo, ella me entiende…
Una lágrima seguida de otra resbaló por mi mejilla. La casa; mi casa, ya estaba completamente incendiada. No habían casas alrededor, pero no sé cómo, la policía me encontró.

***
-¿¡Cómo quemas una casa, tú casa?!-Gritó rojo de rabia mi padre entrando por la puerta. Por fin llegaban. Estar en la cárcel no es agradable.
-La quemé porque era lo que queríais, ¿verdad?- Dije algo, bastante, cínica- Al menos es lo que escuché en la cocina.
-Querrás decir, lo que interpretaste en la cocina- Corrigió mi madre.
-Esto ha llegado demasiado lejos.-Habló mi padre ya algo calmado, bebiendo un vaso de agua.-Te vas a un internado.
-¿¡Qué!?- Exclamé levantándome de golpe.-¿¡Un internado!? ¿¡Dónde!?
-Londres, y no se habla más, ya mismo te vas hacia el aeropuerto, al llegar a Londres te estará esperando alguien.
Reí sarcásticamente.
-¿Ahora qué?- Dijo pesadamente mi padre.
-¡¿OSEA QUE EN VEZ DE PREOCUPAROS POR MI UNA SOLA VEZ EN VUESTRA PUTA VIDA, ME ENVIAIS A UN INTERNADO EN LONDRES?!-Chillé arta de todo. No me importaba que media comisaría me escuchara.
-¡No me chilles, señorita!- Fue lo que dijo mi padre antes de darme una bofetada.
-¿Y ahora me pegas?-Dije- No sabes cuánto te odio.- Le solté mirándole a los ojos casi llorando de la impotencia y rabia.
-Te hemos consentido todo, te hemos dado una fabulosa vida, te hemos malcriado y tú nos lo devuelves así.-Dijo mi padre histérico.
-No sabes de lo que hablas. Me habéis malcriado, sí pero si me hubierais dado una  fabulosa vida, nada de lo que ha pasado hoy, hubiera pasado.- Dije y salí de la comisaría.
Estaba preparada para ir al internado, al menos no vería a mis padres.
Mi único consuelo era que podría divertirme con todas las plásticas que hubiera por ahí.




Siguiente: dominika1D




_________________
Me quedó algo largo...
Perdón por tardarme tanto, pero aquí está. Ahora voy a dormirme T_T
Bye!, espero les guste :3



Audiciono para Lucy Hale y Niall Horan

Sorry, no podía elegir una, así que puse mis dos favoritas ^^
10 razones para odiarte
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Iba a poenr mi otra que es destino final 3, pero ni encontre gif's de la 3 y todo eran muy sangrientos (obvio) y no quería herir las pocas mentes sensibles e inocentes que hay en el foro.

Despues de tanta charla ¿? igual espero quedar jejeje ^^
PD: Me llamo Angie, tengo 14 años y soy de España, yo me presento al final soy tan cúl.

Aquí el link de la nove colectiva: [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Don't worry, not problem Estás audicionando nckmekld Besos
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Teenage Dirtbag|| Novela Colectiva|| Audiciones cerradas|| Resultados.

Mensaje por Invitado el Miér 11 Sep 2013, 6:16 pm

KXJFNVDKL Hola Gen :A:No sé si me recuerdas(? Me encantó la idea :3 Es muy cute y sé lo que se siente :cc Audiciono por Harry Styles y Nina Dobrev.
TEENAGE DIRTBAG IS A INFINITE LOVE.:
Narrador Omniciente|El secuestro Parte I/V


El sonido de una puerta cerrarse y el motor encendido era el sonido que en eco sonaba dentro de la cabeza de Amelia. Hace un segundo, era capaz de pedir auxilio. Mas la cinta que cubría sus labios, no se lo permitía. Una bolsa fue puesta en su cabeza. Por lo que no veía nada. Trataba de patalear, pero no era posible. Un cuerpo sosteniéndola con fuerza. Al siguiente segundo, sus manos y pies estaban fuertemente atados. Estaba, oficialmente, entrando en pánico.

Su cuerpo dio con una superficie no muy sólida, más bien algo acolchado. Supuso que estaba dentro del auto. Se podían oír los ruidos de las bocinas de los autos a su alrededor. Los típicos sonidos de la ciudad de Londres. Poco a poco, los sonidos fueron desapareciendo. El auto ya no giraba ni frenaba. Solo viajaba. Sus mejillas, empapadas de tanto llorar. Sollozando sin nada más que hacer, sin temor de que su secuestrador la oyera. Este no habló en todo el viaje. En su mente, Amelia intentaba reconocer el rostro de quien vio fuera del auto, antes de que su mirada fuera tapada. Aun así, nada llegaba a sus recuerdos. Bueno, no pudo mantener suficientes rasgos en su memoria como para tener por donde guiarse. Perdida en sus pensamientos, se olvidó de la actual situación.

Sus manos y pies atados, su boca tapada, su cabeza cubierta y su cara contra el asiento sin oportunidad de acomodarse. Siguió sollozando, rogando por salir de allí con vida. El miedo la consumía al pensar en qué podrían hacerle.

Por otro lado, miles de sentimientos volaban en el interior de Harry. La adrenalina ya había crecido mientras perseguía a su víctima. La astucia lo invadió al planear su secuestro. Una pequeña pizca de nerviosismo pudo colarse entre sus pensamientos al tenerla allí, parada bajo la luz de la luna. Se veía tan malditamente hermosa… El diablo vestido de un joven ángel. Pero ninguna de aquellas emociones superaba la perturbación que le causaban los sollozos de ella. Deseaba aparcar el auto ahí mismo, quitarle la bolsa y decirle que aun la amaba. Que estaba profundamente enamorado de ella y que no era capaz de hacerle daño. Sacudió su cabeza ante este pensamiento, haciendo que alguno de sus rizos se desacomodaban en su frente. No podía ser tan débil. Apenas había visto su rostro y ya pensaba rendirse ¿Cómo sería luego? Trajo a memoria las veces que fue humillado por ella y el rencor lo llenó. El deseo de vengarse lo consumió. Las ganas de decirle todo lo que sentía, desde hace tantos años.

Iban por la ruta, solo eran el sonido del viento golpeando el auto los sollozos de Amelia. Pronto estarían llegando al complejo… o al “Paraíso de la Tortura” como Niall le había dicho bromeando en ciertas ocasiones.  7 cabañas conformaban este complejo, mas 5 de ellas iban a ser utilizadas para estos 5 ex adolescentes humillados y vengativos… Nadie residía allí, nadie iba allí en años. Nadie era capaz de llegar hasta ese lugar ni por error. Louis, que era vendedor de bienes raíces, era el dueño de este lugar. Desde que comenzó con aquella carrera, se aseguró de resguardar este lugar en la soledad desconocida para los pueblerinos. Otorgándole la privacidad necesaria para todo tipo de actividades… Un grito ahogado se escuchó desde la parte atrás del auto. Harry volteó, comprobando el impacto entre el cuerpo de la chica y el suelo. Gruñó para sí mismo.

-Quédate quieta- Una voz ridículamente fingida y ronca, hizo que la chica continuara con sus sollozos en silencio.

Minutos después, luego de un viaje infinito para el rizado y torturador para ella, llegaron a la estancia. Un auto negro se veía aparcado, lo que significaba que uno de sus amigos ya estaba en el complejo, disfrutando de su venganza… O al menos preparando a la víctima para ello.

Aparcó el auto frente a una de las cabañas. Amelia comenzó a preocuparse al sentir como se detenía el auto. Harry salió, dejándola en el silencio por un tiempo. Al no poder hablar ni oír nada, su sentido de la audición se agudizaba cada vez más, logrando percibir cada pequeño sonido que se producía en el lugar.

Grillos, pasos en el suelo de tierra. Un auto que se acercaba y alguien que gritaba. Las lágrimas eran incontables. ¿Es que no era la única? ¿Había más chicas allí? ¿Era algo como trata de mujeres? Trató de acomodarse aun en el suelo del auto, pero antes de poder hacer algo, dos brazos estaban rodeándola, sacándola de allí, provocando que ella gritara –con la boca tapada- del susto.

-Deja de moverte- Aquella voz habló. No se escuchaba como la que había oído hace un rato. Harry se mordió la lengua al haber utilizado su voz, en vez de fingir. Bufó y subió a la chica en sus hombros, esta pataleaba, pero eso no era impedimento para Harry.

Amelia fue sentada. Si bien Harry tenía la suficiente fuerza como para mantener el control sobre su persona, era irritante las continuas intenciones que esta tenía de escapar. “Luego no querrás irte” aseguró él en la perturbación de su mente. Una vez que esta estuvo atada y asegurada, venía la parte más difícil… Descubrir su cabeza, para que pudiera ver.

Ella ya no lloraba ni sollozaba, aunque lágrimas seguían cayendo, su principal objetivo era reconocer algún sonido que le permitiera deducir algo… útil. Harry dio unos pasos hacia adelante, pero en el momento que iba  a sacarle el saco de la cabeza, retrocedió. Frotó sus manos con nerviosismo. Había estado planeando esto por mucho tiempo, pero aun así no la veía desde hace años. No sabía si iba  soportarlo, aunque confiaba en que las cicatrices que guardaba muy en su interior, lo habían hecho lo suficientemente fuerte como para confrontarlo.

Acomodó sus rizos y miró su ropa. No se había percatado en su vestimenta. No parecía un asesino ni violador, solo un joven. Llevaba una camiseta blanca con una camisa a cuadros encima, de color azul. Unos jeans y… sus zapatos. Maldijo por lo bajo al no haber tomado en cuenta ese detalle. Pero era tarde, no había tiempo de nada, Amelia estaba allí. Contempló su pequeño cuerpo, en la única luz que había en esa habitación. Sus tobillos atados y cruzados debajo de la silla. Aún en la desesperación, él sabía que la castaña guardaría la calma para mantenerse femenina y elegante como siempre, aunque por dentro esté derrumbándose, sus modales eran irrompibles frente a las circunstancias. Suspiró, lentamente se acercó tomó la bolsa y la quitó…


Ella mantenía sus ojos cerrados, por lo que pudo retirarse a la seguridad de la oscuridad, antes de que pudiera ser visto. Un nudo se presentó en su estómago al ver la escena frente a sus ojos. Tenía rencor, sí. Pero aunque no quisiera admitirlo, estaba lastimado… lastimado porque amaba a esa mujer. Ahora, ella estaba allí, sometida… vulnerable. Quería protegerla pero, ¿De quién? ¿De él mismo? Su cabello suelto y un poco despeinado. Su cabeza gacha y sus ojos fuertemente cerrados. Pocos segundos después de contemplarla, notó que había comenzado a temblar, pero no se dignaba a levantar la mirada.

-Mírame- soltó Harry. Amelia se atemorizó ante su voz, aunque no fuera fingidamente grave. Seguía temblando, además de tener frío, el miedo la consumía. Levemente negó con la cabeza –Amelia, mírame- se estremeció ante su orden. No quería saber, no quería verlo. Sabía que no soportaría el temor y la intimidad que le provocaría ver los oscuros ojos de quien la había raptado. Volvió a negar, sometiendo su propia seguridad, a causa del temor. -¡Maldición! ¡Amelia quiero ver tus ojos! Mírame- Al  oír su grito, rebotó en la silla. Lentamente levantó su mirada. Este hombre tenía el control aquí, y no le convenía mirarlo. Quizá alguien más valiente se atrevería a confrontarlo, pero ella estaba lo suficientemente atemorizada como para hacer lo que le pidan, con tal de no ser lastimada. Una de sus grandes características, era ser ilusa. Pero no le importaba, por lo menos mantendría feliz a quien tenía el poder de terminar con su vida.

Al mirar, se encontró con el vacío. La oscuridad llenaba el ambiente. Y aunque percibía la presencia de alguien allí, no podía verlo. Giró para ver el panorama. Una habitación, común y corriente, no como el depósito húmedo sucio y frío que imaginó. Una ventana adornada con cortinas cubría la luz de la luna.

Harry no podía quitar la vista de aquellos ojos marrones. Por una milésima de segundo, se sintió como un idiota, por hacerle daño a una chica tan inocente. Al verla allí, llena de miedo, estuvo a punto de caer… Pero luego, imágenes de su pasado volvían para hacerlo fuerte, tal y como lo habían hecho hasta ahora. El enojo lo consumió, pero rápidamente intentó calmarse, para no cometer una estupidez.
-¿Tienes miedo?- Su genio le ganó, y la pregunta que debilitaba sus peores recuerdos salió de sus labios sin previo aviso. Amelia no respondió su pregunta, solo se dedicó a buscarlo con la mirada.

Era una pesadilla, quería que el maldito le dijera lo que quería que haga para dejarla en libertad e irse. Miraba el lugar desde donde aquella voz provenía, pero nada podía verse, más que al atemorizante figura de su secuestrador.

-Al fin, vuelvo a verte- Poco a poco, parecía que aquella voz se acercaba a sí. Una lágrima corriendo por su mejilla, frente al pánico que estaba invadiéndola. Ese hombre, apareció entre las sombras, acobardándola del todo. Debía medir 1,80 o más, ya que debía levantar su mirada para verlo. Desde el momento en que vio sus rizos, pensó en aquel empresario en la calle de Oxford.

Entonces pudo ver su rostro. De no haber estado tan asustada, podría admirar la dureza y belleza de sus rasgos. Unos ojos verdes se opacaban al mismo tiempo que iluminaban aquel cuarto. Era como un ángel… con pensamiento demoníaco.
-¿No me recuerdas?- preguntó él. Esto abrió más la curiosidad en Amelia, a pesar de encontrarse en aquella situación. Comenzó a buscar en su memoria, aquellos rasgos. Nada venía a su mente. El joven se paseó a su alrededor, tal y como sucedía en las películas que había visto. Brincó en su asiento cuando la mano de este hizo contacto con su  mejilla. Lo siguiente fue verlo arrodillado frente a ella, para quedar a la misma altura. Tenerlo tan cerca… estaba incomodándola. –No podrías olvidarme- susurró, antes de mostrar su sonrisa.

Entonces todos los recuerdos vinieron golpeando su cerebro. Aquellos hoyuelos eran inconfundibles entre todos los hombres que alguna vez había conocido. Sus ojos se abrieron al contemplar el cambio entre aquel Nerd que conoció en la secundaria, y este hombre, que además de atractivo, guardaba en sí un gran rencor. ¿Qué estaba ocurriendo? ¿Cómo él estaba aquí? ¿Cómo mierda pudo encontrarla? No podía despegar su mirada de él, al igual que el rizado. No era consciente de su nombre, aun. Se perdió en sus intentos de recordar en medio del nerviosismo, siendo sobresaltada al oír su voz ronca nuevamente.
-Harry Styles… ¿Nos conocemos?



Spoiler:
kjfnvkñsdf Espero quedar bc la idea me fascinó :c Estaré al pendiente ¡Besos Gen!
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Teenage Dirtbag|| Novela Colectiva|| Audiciones cerradas|| Resultados.

Mensaje por Asclepio. el Miér 11 Sep 2013, 6:19 pm

Fantasy. escribió:
Gina Malik escribió:[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
kajsdjkasjdkjasjds wn, Genu ¿como se te ocurren ideas tan grandiosas? <33  srsly, me encanto la idea  , sabes que amo todo lo que haces :C. Y tal vez me estes odiando ahorita :C, pero voy a audicionar bc ame la idea :C NO BORRES EL TEMA 

Teenage Dirtbag is a infinite love:

Prendas de diversos colores se encuentran esparcidas por toda mi habitación. Falsas, pantalones, vestidos, playeras, camisas, shorts; y no puedo decidir cuál usar para dentro de una hora. Después de haber aceptado la propuesta de salir con Liam, habíamos acordado en ir a cenar y a dar un paseo para pasar el rato.
Mi prima no ha dejado de insistir en que Liam me agrada más de la cuenta; si, me agrada demasiada, pero no por eso empezare a salir con él, ni con ninguna otra persona. Tal vez decidí el ponerle fin a la relación que tuvimos Zayn y yo años atrás, pero no puedo engañarme a mí misma; todavía sigo sintiendo cosas por él, aún tengo aquellos sentimientos que provocaban que mi corazón latiera a mil por hora; y sé que me tomara tiempo el poder borrarlo.
El chico que vi hace una semana, no se parecía en nada a aquel que me robaba el aliento años atrás; no era el mismo por el cual me pase los últimos 5 años sin quitármelo de la cabeza. Darme cuenta que había cambiado, que no había una pizca del Zayn anterior, me dolió en el alma. Me era imposible llegar a reconocerlo, salvo por lo físico.
Fue su manera de actuar: su carácter, sus miradas fulminantes; su estado serio y neutral;  lo que me hizo darme cuenta de la realidad. El cambio; pero lo que más me dolía no era eso, si no el hecho de saber por mí misma que de verdad me había olvidado, se olvidó de lo que alguna vez tuvimos.
Agarro y aviento cualquier prenda que me llegue a llamar la atención, pero ninguna termina de convencerme. Si sigo de esta manera, la salida se tendrá que posponer.
‹‹ ¿Qué demonios –pienso- estoy diciendo?››
Elijo unos jeans obscuros, un suéter de lana gris y unos botines negros. Me apresuro a cambiarme ya que queda media hora para que llegue Liam. Termino mi carrera y me pongo la bufanda que era de mi madre; la he usado todas las veces que he salido desde lo ocurrido, y aún sigo sintiendo su perfume impregnado en el pedazo de tela gris.
Salgo de mi habitación, no sin antes buscar en mi armario un abrigo que me cubra de fuerte frio que hay esta noche. Justo cuando agarro uno, y lo desprendo del gancho en el que cuelga, una caja por detrás cae hacia el piso. Me sorprendo; me había olvidado por completo de esa caja. Me la quedo mirando por varios segundos antes de inclinarme para levantarla, la coloco sobre mi cama y la abro para ver lo que contiene.
Ver las fotos, las cartas –tanto suyas como mías-, las notas y los regalos, provocan que el corazón se me contraiga de dolor; las lágrimas comienzan a acumularse en mis ojos. Respiro hondo hasta calmarme, a mí misma y los sentimientos que comienzan a surgir dentro de mí. Acaricio lentamente cada una de las cosas que se encuentran dentro de esa caja.
Una foto, la de nuestro primer aniversario llama mi atención, la agarro y paso las yemas de mis dedos sobre su rostro. Pensar en lo felices que fuimos y en todos aquellos momentos llenos de alegría y de amor que compartimos solo logran que el dolor aumente; soy demasiado masoquista, yo misma me causo este sufrimiento. Volteo la foto para darme cuenta de la nota que venía por detrás, escrita con su puño y letra:
El mejor día de mi vida; todos los días lo serán estando a tu lado, Charlie. Te amo y siempre lo hare. -Zayn
Una sonrisa llena de melancolía y tristeza se posa en mi rostro. Abrazo la foto, aferrándome a ella y a ese día en particular, como si con eso pudiera lograr que todos esos momentos no se fueran.
Me amo, pero eso ya quedo en el pasado. Lo que paso entre él y yo ya quedo olvidado; todo se terminó, y ya no hay marcha atrás.
Salgo de mis pensamientos cuando escucho una bocina afuera de mi casa confirmándome que Liam ha llegado. Meto todo devuelta a la caja, y la escondo otra vez. Agarro el abrigo que había sacado hace ratos y salgo de mi habitación rumbo al primer piso lo más rápido que pueda.
Me despido de mis tíos, primos, y de Valerie; Jenny se había ido a dormir hace ratos. Abro la puerta de entrada logrando que el fuerte frio se impregnara en mi ropa, traspasándola hasta mis huesos.
‹‹Debí haber agarrado un suéter más grueso –pienso-. ››
Liam se encuentra fuera de su vehículo, abre la puerta del copiloto para que me suba. Bien, menos mal que es educado. No digo que me fije demasiado en esas cosas, ni que solo salga con personas que lo sean, pero eso habla muy bien de la gente.
Nos saludamos, y me dispongo a subir al asiento del copiloto.
- Bien –habla Liam llamando mi atención-, ¿A dónde te apetece ir a cenar?
- No lo sé –respondo entre risas-, decide tu ¿va? Aun no conozco del todo a Londres para decirte el nombre de un restaurante que recuerde.
Recorremos calle tras calle durante veinte minutos entre risas y chistes, hasta llegar a nuestro destino.
- Así que… -empiezo aguantándome la risa- McDonald’s ¿eh?
- Supuse que te gustaría venir aquí –responde divertido-. Además, no quería que nuestra primera salida fuera aburrida.
Bien. Liam se está ganando varios puntos esta noche.
Entramos al recinto y buscamos una mesa algo apartada, justo en un rincón a lado de una ventana. Liam se va a pedir nuestra orden y me quedo esperando. Siento mis manos sudar y como el nerviosismo comienza a embargarme.
Cierro y mis ojos; ya no me encuentro en el restaurante, sino que estoy en una pequeña habitación obscura con una luz colgando, logrando que pueda enfocar mi vista; es como si hubiese cometido un crimen y estuviera en un interrogatorio, en el cual me declaran culpable por sucesos que ni siquiera soy capaz e recordad. Las persona encargadas de llevar a cabo las preguntas son nada más y nada menos que, Zayn y Logan; ver a este último logra sofocarme por completo. Se acerca lentamente hasta donde me encuentro, justo cuando rodea mi cuello con sus dos manos, salgo de mi trance, ya que alguien comienza a sacudirme.
- Fran –dice Liam con preocupación-, ¿estás bien?
- Si –respondo-, no tienes de que preocuparte, Liam. Es solo que no he dormido muy bien que digamos.
-Me lo imagino –comenta más relajado-. Bien, a comer se ha dicho.
Cenamos el par de hamburguesas entre anécdotas de nuestras vidas y chistes. Podría pasar todo un día con este chico y no me llegaría a aburrir. Siempre tiene un tema nuevo con el cual comenzar la conversación.
A pesar que la he pasado bien, y que Liam se está comportando de la mejor manera, lo siento algo extraño; pareciera como si estuviera nervioso y ansioso por decir algo. Termínanos de comer todo lo que pedimos, y me dispongo a preguntar:
- Haber, Liam –hablo sin rodeos logrando captar su atención-, dime que te pasa.
- ¿Por qué habría de pasarme algo? –Pregunta tratando de distraerme, pero noto su nerviosismo entre las palabras- No ocurre nada, Fran.
- Y ¿Por qué debería de creerte? –pregunta cortante; bien Francesca, ahuyentaras al único amigo que lograste tener-.
Suelta un suspiro de frustración, y sé que he ganado.
- Solo prométeme –dice-, que me dirás la verdad ¿de acuerdo?
Siento que el corazón comienza a encogerme; esto no se va a poner bueno, lo presiento. Pero no me queda de otra; yo lo induje a que me dijera lo que quería preguntar, así que, debo contestar de igual manera con él. Asiento a modo de afirmación. Toma un buen bocado de aire y dice:
- ¿De dónde se conocen tú y Zayn?
Y esa pregunta es suficiente para quedarme callada. Me pregunto porque su comentario; supongo que le pareció completamente anormal la reacción que tuvo el moreno la semana pasada. Bien, estoy atrapada; decir la verdad es mi única salida.
- Es una larga –comienzo-, larga historia, Liam. Sera mejor que empecemos nuestra caminata.
Me levanto de mi asiento y emprendo mi camino a cualquier lugar al que me lleven mis pies. Liam va a mi lado y me sigue mirando con curiosidad.

‹‹Esta será –pienso- una larga noche.››

Te amo washa <33 :C Audiciono para Logan Lerman y Selena Gomez
No lo borraré c:
Tú me dejaste abandonada, but no te odio :c
Estás audicionando
Lolena Rlz.
ksadjaksdjs :3
Nooooo :c, perdon amorsh u.u
ksdsjdjsd quiero saber los resultados  DD:
Lolena ruls forevah<3 :C
avatar


Ver perfil de usuario
-------
-------

Volver arriba Ir abajo

Re: Teenage Dirtbag|| Novela Colectiva|| Audiciones cerradas|| Resultados.

Mensaje por hood. el Miér 11 Sep 2013, 6:35 pm

alguien deforma el foro.-.
avatar


Ver perfil de usuario http://wattpad.com/castawys

Volver arriba Ir abajo

Re: Teenage Dirtbag|| Novela Colectiva|| Audiciones cerradas|| Resultados.

Mensaje por hood. el Miér 11 Sep 2013, 6:40 pm



teenage dirtbag is an infinite love.:
Katherine Flint.

Si desde ya hacía calor en todos lados por el simple hecho de ser verano, imagínense lo que sería un campus con más de cuatrocientas personas sudando y con las hormonas revoloteadas debajo de los rayos del sol. No se nos ocurrió mejor idea que la de inscribirnos en esta época del año. Todo se nos hacía más pesado y las ganas eran cada vez más nulas.
Exploré el lugar sin saltarme ningún detalle. Estaba extremadamente ordenado. Skaters en la esquina, animadoras por un lado y nerds por el otro. La universidad no era más que una madura copia de la secundaria. Exactamente en el medio del campus había una cartelera llena de anuncios. Desde inscripciones para clubes, fechas para las evaluaciones finales y horarios para cada clase. Una excusa barata para que le director y sus secretarias no tuvieran que atender a cada alumno para darle los suyos.
Sentí unos brazos al rededor de mi cuerpo y un beso en mi mejilla. Segundos antes, un grupo de chicos se había quedado mirándome, por lo que no dudaba que fuera Beau. Sonreí cuando apoyó su cabeza en mi hombro.

— Apareciste — Dije alegre.
— Ya te extrañaba —Ambos soltamos una risa y comenzamos a caminar abrazados, mientras muchos se nos quedaban mirando.
— ¿Cómo está quedando el departamento? —Pregunté. Él hizo una mueca con su boca.
— Sigue necesitando su toque femenino —Se quejó.
— Si no fueras tan terco, yo podría ayudarte.
— Si te dije que será una sorpresa, será una sorpresa —Protestó, terco como él solo. Tironeé de su mano y nos llevé hacia adentro.
— A clases, amargo.

***
— ¡No lo entiendo! ¡De veras no lo hago! —Su rostro no demostraba nada más que enojo e ira. Pisé más fuerte, demostrando el mío—. ¡No se que quieres que te explique, Adam!
— ¡Si admitieras que estás engañándome con ese niño bonito, podría mandarte a la mierda y hacer todo esto más fácil! —Reí irónicamente. No me alcanzaban los dedos para contar las veces que yo lo había perdonado por haberme engañado.
— ¿Y qué si yo lo hago primero? —Pregunté retóricamente. Fue él quien se rió ahora. Caminé hacia su armario. Dentro de él, había un espejo con un marco pintado en colores combinados. Se lo había regalado para San Valentín años antes, cuando iba a un curso de diseño. Su preciado espejo. Donde cada día se levantaba y admiraba su "perfecta" imagen en él. Espejo que segundos después estaba en el piso hecho pedazos.
— ¡¿Eres idiota?! —Se acercó hacia mí.
— Tú lo eres, ¿pero sabes qué? —Cuestioné —. Yo también lo soy. Soy una idiota por haber estado soportando tus maltratos todos estos años. Soy una idiota por haberme quedado callada cada vez que tus bromas con tus amigos me herían. ¡Soy una idiota por haberme enamorado de un maldito niño de mamá que solo piensa en su cabello y sus inexistentes abdominales! —Hizo una exagerada mueca de dolor, había dado en su punto débil — ¿Y sabes otra cosa más? Si me iré con Beau, porque el tiene mejores abdominales que tú —Y esa fue la gota que derramó el vaso. Adam era la persona más idiota y torpe en el planeta, pero cuando se ponía serio, no había nada que me asustara más. Tragué saliva, pensando y esperando lo peor. ¿Un golpe? No lo veía de esa manera, por lo menos no hasta ahora.Tampoco que, por más ofendido que estuviese, intentara lastimarme.
— Entonces admites que estás con él —Bufé, enojada, le estaba haciendo un planteo sobre nuestra relación y el se limitaba a pensar en su orgullo. 
— Ojalá lo hubiera hecho —Dije sin pensar —Terminé con esto.
— Mejor para mí, entonces —Acotó cuando yo ya estaba cerca de la puerta. Detuve mis pasos, atenta a sus palabras —Podré acostarme con cualquiera sin sentir la culpa de tener a una estúpida ilusa esperándome en casa.

23:30.

Salí de allí. Corrí hasta por fin encontrar un taxi. Las lágrimas caían descontroladas por mi cara y no había forma de que pudiera pararlas. Le dije al conductor la dirección del nuevo apartamento. No me importaba que todavía no estuviese listo, tampoco el arruinar la sorpresa de Beau, tan solo necesitaba acostarme en una cama y llorar viendo malas películas viejas. Llegada a destino, toqué la puerta repetidas veces hasta que Beau me abrió, primero sonriente, luego preocupado. Me tiré a sus brazos antes de que pudiera decir algo. Nos llevó hacia dentro ya que yo no paraba de llorar. Se sentó en el sofá y yo me recosté en él. 

— Kathe —Me habló, mas yo no respondí —Kate —Repitió, comenzando a sacudirme— Me estás preocupando, ¿qué pasa?
Intenté parar mi llanto, fallando. Con un hilo de voz, le respondí; —Terminé con Adam —Parecía sorprendido ante mi confesión, pero se limitó a abrazarme, mientras yo seguía llorando desconsoladamente.
— ¿Quieres contarme como fue?
— No lo se, tan solo pasó —Sobé mi nariz y pasé mi puño por mi cara para intentar de secar las lágrimas — ¿Sabes cuál es la peor parte? —Él negó con su cabeza.
— Que yo lo sigo amando —Me abrazó aún más fuerte y acarició mis brazos. Depositó un beso en mi cien y me recostó. Minutos después, mis ojos se cerraron y caí en un profundo sueño.

***

Desperté por el sonido de la música tan fuerte resonando en mi cabeza. Sentí una puntada en esta. Poco a poco, fui recordando lo que pasó en el día de ayer. Exploré el lugar con mi mirada, esta no era mi casa. O sí. Diablos. Estaba en nuestro departamento y ni siquiera me había molestado en decirle lo bien que había quedado. Bajé por las escaleras, examinando hasta el último detalle. Para ser hombre, tenía muy buen gusto. 
Me encontré con Beau en el pasillo, estaba bailando al son de First of the year por Skrillex, mientras ordenaba las últimas cajas y limpiaba los muebles. Me dirigí al reproductor y bajé el volumen.

— Si vamos a vivir juntos, desde ya te digo que esa música está más que prohibida —Soltó una risa y luego su semblante se volvió serio.
— ¿Cómo estás? —Preguntó con delicadeza.
— No lo se —Me encogí de hombros —. Me siento mal, pero a la vez creo que fue una buena decisión y que me saqué un peso de encima —Sonrió orgulloso.
— Esa es mi chica —Me despeinó un poco antes de que yo lo empujara. Caminó hacia la televisión y levantó dos controles, arqueé mis cejas al mismo tiempo que él — ¿Juegas?

— Valiente de tu parte el querer ser humillado de esa forma —Me senté a su lado y enganchó su brazo en mi cuello, sosteniendo el control con ambas manos, mientras yo me apoyaba en su pecho.

es lo último que escribí, idk. De todas formas ya sabes como escribo<33
avatar


Ver perfil de usuario http://wattpad.com/castawys

Volver arriba Ir abajo

Re: Teenage Dirtbag|| Novela Colectiva|| Audiciones cerradas|| Resultados.

Mensaje por peeta. el Miér 11 Sep 2013, 6:47 pm

Camz. escribió:alguien deforma el foro.-.
Es la chica de arriba...
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Teenage Dirtbag|| Novela Colectiva|| Audiciones cerradas|| Resultados.

Mensaje por peeta. el Miér 11 Sep 2013, 6:47 pm

Camz. escribió:

teenage dirtbag is an infinite love.:
Katherine Flint.

Si desde ya hacía calor en todos lados por el simple hecho de ser verano, imagínense lo que sería un campus con más de cuatrocientas personas sudando y con las hormonas revoloteadas debajo de los rayos del sol. No se nos ocurrió mejor idea que la de inscribirnos en esta época del año. Todo se nos hacía más pesado y las ganas eran cada vez más nulas.
Exploré el lugar sin saltarme ningún detalle. Estaba extremadamente ordenado. Skaters en la esquina, animadoras por un lado y nerds por el otro. La universidad no era más que una madura copia de la secundaria. Exactamente en el medio del campus había una cartelera llena de anuncios. Desde inscripciones para clubes, fechas para las evaluaciones finales y horarios para cada clase. Una excusa barata para que le director y sus secretarias no tuvieran que atender a cada alumno para darle los suyos.
Sentí unos brazos al rededor de mi cuerpo y un beso en mi mejilla. Segundos antes, un grupo de chicos se había quedado mirándome, por lo que no dudaba que fuera Beau. Sonreí cuando apoyó su cabeza en mi hombro.

— Apareciste — Dije alegre.
— Ya te extrañaba —Ambos soltamos una risa y comenzamos a caminar abrazados, mientras muchos se nos quedaban mirando.
— ¿Cómo está quedando el departamento? —Pregunté. Él hizo una mueca con su boca.
— Sigue necesitando su toque femenino —Se quejó.
— Si no fueras tan terco, yo podría ayudarte.
— Si te dije que será una sorpresa, será una sorpresa —Protestó, terco como él solo. Tironeé de su mano y nos llevé hacia adentro.
— A clases, amargo.

***
— ¡No lo entiendo! ¡De veras no lo hago! —Su rostro no demostraba nada más que enojo e ira. Pisé más fuerte, demostrando el mío—. ¡No se que quieres que te explique, Adam!
— ¡Si admitieras que estás engañándome con ese niño bonito, podría mandarte a la mierda y hacer todo esto más fácil! —Reí irónicamente. No me alcanzaban los dedos para contar las veces que yo lo había perdonado por haberme engañado.
— ¿Y qué si yo lo hago primero? —Pregunté retóricamente. Fue él quien se rió ahora. Caminé hacia su armario. Dentro de él, había un espejo con un marco pintado en colores combinados. Se lo había regalado para San Valentín años antes, cuando iba a un curso de diseño. Su preciado espejo. Donde cada día se levantaba y admiraba su "perfecta" imagen en él. Espejo que segundos después estaba en el piso hecho pedazos.
— ¡¿Eres idiota?! —Se acercó hacia mí.
— Tú lo eres, ¿pero sabes qué? —Cuestioné —. Yo también lo soy. Soy una idiota por haber estado soportando tus maltratos todos estos años. Soy una idiota por haberme quedado callada cada vez que tus bromas con tus amigos me herían. ¡Soy una idiota por haberme enamorado de un maldito niño de mamá que solo piensa en su cabello y sus inexistentes abdominales! —Hizo una exagerada mueca de dolor, había dado en su punto débil — ¿Y sabes otra cosa más? Si me iré con Beau, porque el tiene mejores abdominales que tú —Y esa fue la gota que derramó el vaso. Adam era la persona más idiota y torpe en el planeta, pero cuando se ponía serio, no había nada que me asustara más. Tragué saliva, pensando y esperando lo peor. ¿Un golpe? No lo veía de esa manera, por lo menos no hasta ahora.Tampoco que, por más ofendido que estuviese, intentara lastimarme.
— Entonces admites que estás con él —Bufé, enojada, le estaba haciendo un planteo sobre nuestra relación y el se limitaba a pensar en su orgullo. 
— Ojalá lo hubiera hecho —Dije sin pensar —Terminé con esto.
— Mejor para mí, entonces —Acotó cuando yo ya estaba cerca de la puerta. Detuve mis pasos, atenta a sus palabras —Podré acostarme con cualquiera sin sentir la culpa de tener a una estúpida ilusa esperándome en casa.

23:30.

Salí de allí. Corrí hasta por fin encontrar un taxi. Las lágrimas caían descontroladas por mi cara y no había forma de que pudiera pararlas. Le dije al conductor la dirección del nuevo apartamento. No me importaba que todavía no estuviese listo, tampoco el arruinar la sorpresa de Beau, tan solo necesitaba acostarme en una cama y llorar viendo malas películas viejas. Llegada a destino, toqué la puerta repetidas veces hasta que Beau me abrió, primero sonriente, luego preocupado. Me tiré a sus brazos antes de que pudiera decir algo. Nos llevó hacia dentro ya que yo no paraba de llorar. Se sentó en el sofá y yo me recosté en él. 

— Kathe —Me habló, mas yo no respondí —Kate —Repitió, comenzando a sacudirme— Me estás preocupando, ¿qué pasa?
Intenté parar mi llanto, fallando. Con un hilo de voz, le respondí; —Terminé con Adam —Parecía sorprendido ante mi confesión, pero se limitó a abrazarme, mientras yo seguía llorando desconsoladamente.
— ¿Quieres contarme como fue?
— No lo se, tan solo pasó —Sobé mi nariz y pasé mi puño por mi cara para intentar de secar las lágrimas — ¿Sabes cuál es la peor parte? —Él negó con su cabeza.
— Que yo lo sigo amando —Me abrazó aún más fuerte y acarició mis brazos. Depositó un beso en mi cien y me recostó. Minutos después, mis ojos se cerraron y caí en un profundo sueño.

***

Desperté por el sonido de la música tan fuerte resonando en mi cabeza. Sentí una puntada en esta. Poco a poco, fui recordando lo que pasó en el día de ayer. Exploré el lugar con mi mirada, esta no era mi casa. O sí. Diablos. Estaba en nuestro departamento y ni siquiera me había molestado en decirle lo bien que había quedado. Bajé por las escaleras, examinando hasta el último detalle. Para ser hombre, tenía muy buen gusto. 
Me encontré con Beau en el pasillo, estaba bailando al son de First of the year por Skrillex, mientras ordenaba las últimas cajas y limpiaba los muebles. Me dirigí al reproductor y bajé el volumen.

— Si vamos a vivir juntos, desde ya te digo que esa música está más que prohibida —Soltó una risa y luego su semblante se volvió serio.
— ¿Cómo estás? —Preguntó con delicadeza.
— No lo se —Me encogí de hombros —. Me siento mal, pero a la vez creo que fue una buena decisión y que me saqué un peso de encima —Sonrió orgulloso.
— Esa es mi chica —Me despeinó un poco antes de que yo lo empujara. Caminó hacia la televisión y levantó dos controles, arqueé mis cejas al mismo tiempo que él — ¿Juegas?

— Valiente de tu parte el querer ser humillado de esa forma —Me senté a su lado y enganchó su brazo en mi cuello, sosteniendo el control con ambas manos, mientras yo me apoyaba en su pecho.

es lo último que escribí, idk. De todas formas ya sabes como escribo<33
It's perfect estás audicionando, Camz, sabes que amo como escribes
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Teenage Dirtbag|| Novela Colectiva|| Audiciones cerradas|| Resultados.

Mensaje por hood. el Miér 11 Sep 2013, 6:49 pm

Fantasy. escribió:
Camz. escribió:alguien deforma el foro.-.
Es la chica de arriba...
ya lo borré, pero creo que viene desde la primer página, bc el fondo no es así y eso. Me fijé en "la cabecera" y no es, está todo en orden lo de los códigos, así que debe ser la firma de alguna de las chicas .-.
gracias por lo del cap<3
avatar


Ver perfil de usuario http://wattpad.com/castawys

Volver arriba Ir abajo

Re: Teenage Dirtbag|| Novela Colectiva|| Audiciones cerradas|| Resultados.

Mensaje por hood. el Miér 11 Sep 2013, 6:51 pm

ya encontré el problema Gen, son los signitos que usas en las reglas, es como si lo hubieras copiado desde otro post y tiene 109247164 fonts distintas, ¿la cambio a verdana?
avatar


Ver perfil de usuario http://wattpad.com/castawys

Volver arriba Ir abajo

Re: Teenage Dirtbag|| Novela Colectiva|| Audiciones cerradas|| Resultados.

Mensaje por peeta. el Miér 11 Sep 2013, 6:53 pm

Camz. escribió:ya encontré el problema Gen, son los signitos que usas en las reglas, es como si lo hubieras copiado desde otro post y tiene 109247164 fonts distintas, ¿la cambio a verdana?
¿Soy yo? De seguro es donde oscilo y des-oscilo el modo de edición, me pasa a veces :/ Por favor
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Teenage Dirtbag|| Novela Colectiva|| Audiciones cerradas|| Resultados.

Mensaje por peeta. el Miér 11 Sep 2013, 6:55 pm

Deby. escribió:KXJFNVDKL Hola Gen :A:No sé si me recuerdas(? Me encantó la idea :3 Es muy cute y sé lo que se siente :cc Audiciono por Harry Styles y Nina Dobrev.
TEENAGE DIRTBAG IS A INFINITE LOVE.:
Narrador Omniciente|El secuestro Parte I/V


El sonido de una puerta cerrarse y el motor encendido era el sonido que en eco sonaba dentro de la cabeza de Amelia. Hace un segundo, era capaz de pedir auxilio. Mas la cinta que cubría sus labios, no se lo permitía. Una bolsa fue puesta en su cabeza. Por lo que no veía nada. Trataba de patalear, pero no era posible. Un cuerpo sosteniéndola con fuerza. Al siguiente segundo, sus manos y pies estaban fuertemente atados. Estaba, oficialmente, entrando en pánico.

Su cuerpo dio con una superficie no muy sólida, más bien algo acolchado. Supuso que estaba dentro del auto. Se podían oír los ruidos de las bocinas de los autos a su alrededor. Los típicos sonidos de la ciudad de Londres. Poco a poco, los sonidos fueron desapareciendo. El auto ya no giraba ni frenaba. Solo viajaba. Sus mejillas, empapadas de tanto llorar. Sollozando sin nada más que hacer, sin temor de que su secuestrador la oyera. Este no habló en todo el viaje. En su mente, Amelia intentaba reconocer el rostro de quien vio fuera del auto, antes de que su mirada fuera tapada. Aun así, nada llegaba a sus recuerdos. Bueno, no pudo mantener suficientes rasgos en su memoria como para tener por donde guiarse. Perdida en sus pensamientos, se olvidó de la actual situación.

Sus manos y pies atados, su boca tapada, su cabeza cubierta y su cara contra el asiento sin oportunidad de acomodarse. Siguió sollozando, rogando por salir de allí con vida. El miedo la consumía al pensar en qué podrían hacerle.

Por otro lado, miles de sentimientos volaban en el interior de Harry. La adrenalina ya había crecido mientras perseguía a su víctima. La astucia lo invadió al planear su secuestro. Una pequeña pizca de nerviosismo pudo colarse entre sus pensamientos al tenerla allí, parada bajo la luz de la luna. Se veía tan malditamente hermosa… El diablo vestido de un joven ángel. Pero ninguna de aquellas emociones superaba la perturbación que le causaban los sollozos de ella. Deseaba aparcar el auto ahí mismo, quitarle la bolsa y decirle que aun la amaba. Que estaba profundamente enamorado de ella y que no era capaz de hacerle daño. Sacudió su cabeza ante este pensamiento, haciendo que alguno de sus rizos se desacomodaban en su frente. No podía ser tan débil. Apenas había visto su rostro y ya pensaba rendirse ¿Cómo sería luego? Trajo a memoria las veces que fue humillado por ella y el rencor lo llenó. El deseo de vengarse lo consumió. Las ganas de decirle todo lo que sentía, desde hace tantos años.

Iban por la ruta, solo eran el sonido del viento golpeando el auto los sollozos de Amelia. Pronto estarían llegando al complejo… o al “Paraíso de la Tortura” como Niall le había dicho bromeando en ciertas ocasiones.  7 cabañas conformaban este complejo, mas 5 de ellas iban a ser utilizadas para estos 5 ex adolescentes humillados y vengativos… Nadie residía allí, nadie iba allí en años. Nadie era capaz de llegar hasta ese lugar ni por error. Louis, que era vendedor de bienes raíces, era el dueño de este lugar. Desde que comenzó con aquella carrera, se aseguró de resguardar este lugar en la soledad desconocida para los pueblerinos. Otorgándole la privacidad necesaria para todo tipo de actividades… Un grito ahogado se escuchó desde la parte atrás del auto. Harry volteó, comprobando el impacto entre el cuerpo de la chica y el suelo. Gruñó para sí mismo.

-Quédate quieta- Una voz ridículamente fingida y ronca, hizo que la chica continuara con sus sollozos en silencio.

Minutos después, luego de un viaje infinito para el rizado y torturador para ella, llegaron a la estancia. Un auto negro se veía aparcado, lo que significaba que uno de sus amigos ya estaba en el complejo, disfrutando de su venganza… O al menos preparando a la víctima para ello.

Aparcó el auto frente a una de las cabañas. Amelia comenzó a preocuparse al sentir como se detenía el auto. Harry salió, dejándola en el silencio por un tiempo. Al no poder hablar ni oír nada, su sentido de la audición se agudizaba cada vez más, logrando percibir cada pequeño sonido que se producía en el lugar.

Grillos, pasos en el suelo de tierra. Un auto que se acercaba y alguien que gritaba. Las lágrimas eran incontables. ¿Es que no era la única? ¿Había más chicas allí? ¿Era algo como trata de mujeres? Trató de acomodarse aun en el suelo del auto, pero antes de poder hacer algo, dos brazos estaban rodeándola, sacándola de allí, provocando que ella gritara –con la boca tapada- del susto.

-Deja de moverte- Aquella voz habló. No se escuchaba como la que había oído hace un rato. Harry se mordió la lengua al haber utilizado su voz, en vez de fingir. Bufó y subió a la chica en sus hombros, esta pataleaba, pero eso no era impedimento para Harry.

Amelia fue sentada. Si bien Harry tenía la suficiente fuerza como para mantener el control sobre su persona, era irritante las continuas intenciones que esta tenía de escapar. “Luego no querrás irte” aseguró él en la perturbación de su mente. Una vez que esta estuvo atada y asegurada, venía la parte más difícil… Descubrir su cabeza, para que pudiera ver.

Ella ya no lloraba ni sollozaba, aunque lágrimas seguían cayendo, su principal objetivo era reconocer algún sonido que le permitiera deducir algo… útil. Harry dio unos pasos hacia adelante, pero en el momento que iba  a sacarle el saco de la cabeza, retrocedió. Frotó sus manos con nerviosismo. Había estado planeando esto por mucho tiempo, pero aun así no la veía desde hace años. No sabía si iba  soportarlo, aunque confiaba en que las cicatrices que guardaba muy en su interior, lo habían hecho lo suficientemente fuerte como para confrontarlo.

Acomodó sus rizos y miró su ropa. No se había percatado en su vestimenta. No parecía un asesino ni violador, solo un joven. Llevaba una camiseta blanca con una camisa a cuadros encima, de color azul. Unos jeans y… sus zapatos. Maldijo por lo bajo al no haber tomado en cuenta ese detalle. Pero era tarde, no había tiempo de nada, Amelia estaba allí. Contempló su pequeño cuerpo, en la única luz que había en esa habitación. Sus tobillos atados y cruzados debajo de la silla. Aún en la desesperación, él sabía que la castaña guardaría la calma para mantenerse femenina y elegante como siempre, aunque por dentro esté derrumbándose, sus modales eran irrompibles frente a las circunstancias. Suspiró, lentamente se acercó tomó la bolsa y la quitó…


Ella mantenía sus ojos cerrados, por lo que pudo retirarse a la seguridad de la oscuridad, antes de que pudiera ser visto. Un nudo se presentó en su estómago al ver la escena frente a sus ojos. Tenía rencor, sí. Pero aunque no quisiera admitirlo, estaba lastimado… lastimado porque amaba a esa mujer. Ahora, ella estaba allí, sometida… vulnerable. Quería protegerla pero, ¿De quién? ¿De él mismo? Su cabello suelto y un poco despeinado. Su cabeza gacha y sus ojos fuertemente cerrados. Pocos segundos después de contemplarla, notó que había comenzado a temblar, pero no se dignaba a levantar la mirada.

-Mírame- soltó Harry. Amelia se atemorizó ante su voz, aunque no fuera fingidamente grave. Seguía temblando, además de tener frío, el miedo la consumía. Levemente negó con la cabeza –Amelia, mírame- se estremeció ante su orden. No quería saber, no quería verlo. Sabía que no soportaría el temor y la intimidad que le provocaría ver los oscuros ojos de quien la había raptado. Volvió a negar, sometiendo su propia seguridad, a causa del temor. -¡Maldición! ¡Amelia quiero ver tus ojos! Mírame- Al  oír su grito, rebotó en la silla. Lentamente levantó su mirada. Este hombre tenía el control aquí, y no le convenía mirarlo. Quizá alguien más valiente se atrevería a confrontarlo, pero ella estaba lo suficientemente atemorizada como para hacer lo que le pidan, con tal de no ser lastimada. Una de sus grandes características, era ser ilusa. Pero no le importaba, por lo menos mantendría feliz a quien tenía el poder de terminar con su vida.

Al mirar, se encontró con el vacío. La oscuridad llenaba el ambiente. Y aunque percibía la presencia de alguien allí, no podía verlo. Giró para ver el panorama. Una habitación, común y corriente, no como el depósito húmedo sucio y frío que imaginó. Una ventana adornada con cortinas cubría la luz de la luna.

Harry no podía quitar la vista de aquellos ojos marrones. Por una milésima de segundo, se sintió como un idiota, por hacerle daño a una chica tan inocente. Al verla allí, llena de miedo, estuvo a punto de caer… Pero luego, imágenes de su pasado volvían para hacerlo fuerte, tal y como lo habían hecho hasta ahora. El enojo lo consumió, pero rápidamente intentó calmarse, para no cometer una estupidez.
-¿Tienes miedo?- Su genio le ganó, y la pregunta que debilitaba sus peores recuerdos salió de sus labios sin previo aviso. Amelia no respondió su pregunta, solo se dedicó a buscarlo con la mirada.

Era una pesadilla, quería que el maldito le dijera lo que quería que haga para dejarla en libertad e irse. Miraba el lugar desde donde aquella voz provenía, pero nada podía verse, más que al atemorizante figura de su secuestrador.

-Al fin, vuelvo a verte- Poco a poco, parecía que aquella voz se acercaba a sí. Una lágrima corriendo por su mejilla, frente al pánico que estaba invadiéndola. Ese hombre, apareció entre las sombras, acobardándola del todo. Debía medir 1,80 o más, ya que debía levantar su mirada para verlo. Desde el momento en que vio sus rizos, pensó en aquel empresario en la calle de Oxford.

Entonces pudo ver su rostro. De no haber estado tan asustada, podría admirar la dureza y belleza de sus rasgos. Unos ojos verdes se opacaban al mismo tiempo que iluminaban aquel cuarto. Era como un ángel… con pensamiento demoníaco.
-¿No me recuerdas?- preguntó él. Esto abrió más la curiosidad en Amelia, a pesar de encontrarse en aquella situación. Comenzó a buscar en su memoria, aquellos rasgos. Nada venía a su mente. El joven se paseó a su alrededor, tal y como sucedía en las películas que había visto. Brincó en su asiento cuando la mano de este hizo contacto con su  mejilla. Lo siguiente fue verlo arrodillado frente a ella, para quedar a la misma altura. Tenerlo tan cerca… estaba incomodándola. –No podrías olvidarme- susurró, antes de mostrar su sonrisa.

Entonces todos los recuerdos vinieron golpeando su cerebro. Aquellos hoyuelos eran inconfundibles entre todos los hombres que alguna vez había conocido. Sus ojos se abrieron al contemplar el cambio entre aquel Nerd que conoció en la secundaria, y este hombre, que además de atractivo, guardaba en sí un gran rencor. ¿Qué estaba ocurriendo? ¿Cómo él estaba aquí? ¿Cómo mierda pudo encontrarla? No podía despegar su mirada de él, al igual que el rizado. No era consciente de su nombre, aun. Se perdió en sus intentos de recordar en medio del nerviosismo, siendo sobresaltada al oír su voz ronca nuevamente.
-Harry Styles… ¿Nos conocemos?



Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
kjfnvkñsdf Espero quedar bc la idea me fascinó :c Estaré al pendiente ¡Besos Gen!
Sí, lees la novela de Drea y, además, audicionaste para LAH! estás audicionando c: Besos
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Teenage Dirtbag|| Novela Colectiva|| Audiciones cerradas|| Resultados.

Mensaje por hood. el Miér 11 Sep 2013, 7:01 pm

sigue deforme :lloro: 
voy a seguir buscando._. odio ver estas cosas.-.
avatar


Ver perfil de usuario http://wattpad.com/castawys

Volver arriba Ir abajo

Re: Teenage Dirtbag|| Novela Colectiva|| Audiciones cerradas|| Resultados.

Mensaje por peeta. el Miér 11 Sep 2013, 7:02 pm

Camz. escribió:sigue deforme :lloro: 
voy a seguir buscando._. odio ver estas cosas.-.
se deformó en la primera página cuando comento Gina :c
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Teenage Dirtbag|| Novela Colectiva|| Audiciones cerradas|| Resultados.

Mensaje por hood. el Miér 11 Sep 2013, 7:10 pm

Fantasy. escribió:
Camz. escribió:sigue deforme :lloro: 
voy a seguir buscando._. odio ver estas cosas.-.
se deformó en la primera página cuando comento Gina :c
si, creo que si>:c
avatar


Ver perfil de usuario http://wattpad.com/castawys

Volver arriba Ir abajo

Re: Teenage Dirtbag|| Novela Colectiva|| Audiciones cerradas|| Resultados.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 15. Precedente  1, 2, 3 ... 8 ... 15  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.