O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» I write sins not tragedies
Hoy a las 9:44 am por Andy Belmar.

» fallen angels [muro]
Hoy a las 9:23 am por Andy Belmar.

» dark wings, dark words.
Hoy a las 9:21 am por hypatia.

» Heroes. (Muro Interactivo)
Hoy a las 8:23 am por Andy Belmar.

» The thing you are most afraid to write. Write that.
Hoy a las 8:20 am por hypatia.

» The Breakfast Club - Novela colectiva - Inscripciones abiertas.
Hoy a las 7:54 am por Andy Belmar.

» Get It Right
Hoy a las 7:44 am por Andy Belmar.

» daydreamin'. ♡
Ayer a las 10:45 pm por bwiyomi.

» the fire's in our hearts'
Ayer a las 8:18 pm por Ritza.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Wrecking Ball |NC| ¡Inscripciones Cerradas!.

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Wrecking Ball |NC| ¡Inscripciones Cerradas!.

Mensaje por Vicky. el Miér 11 Sep 2013, 5:08 pm

chelsy escribió:Hya Hay como no lei antes el titulo en fin.................es Sexy Malik me dice que adicione y lo haré me llamo Jessica pero me puedes decir Jessie

Chico: Zayn Malik
Representante: Victoria Justice
Nombre del Personaje: Jessie Baker

mi hermoso gif:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

MI CAPITULO:
CAPÍTULO 20


UNA COMPAÑIA PERFECTA


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Encendí el interruptor ya hi los vi estaba consternada por lo que acabo de pasar, los chicos se estaban sobando los golpes que les dimos al instante Vanesa hizo preguntas muy alterada al igual que Verónica; Charlie estaba un tanto horrorizada, Alex nerviosa el que estén chicos en una pijamada de solo chicas era muy grave y en cuando a mi pues me sorprendió mucho más cuando Louis dijo que era a nosotras a las  que querían en mi entro un escalofrió lo mira con temor y el desvió su mirada.
Todas estábamos hartas de todo eso, Victoria les dijo lo que sentía y Charlie no le importo nada, el moreno hablo.
-No van a querer saberlo –dicho eso salto la ventana captando la mirada de todas y mucho más de Vanesa-
Todos saltaron menos Liam que dijo que era un secreto y el también hizo lo que hace un rato los demás chicos hicieron, nos quedamos en completo silencio eso parecía un cementerio sin ruido alguno, cada una sumida en sus pensamientos y digiriendo lo de hace un momento. Hablamos un rato más pero no tocamos el tema antes vivido.


(…….)


Mi intención era convencer alguna de las chicas para quedarme con ellas y no estar sola en mi casa, pero no se pudo el padre de Charlie se dio cuenta de nuestros gritos y que los chicos habían salido de esa casa y fue imposible evitar que avisara a todos; pues en lo que mi concierne pues no pudo localizar a mis padres y mentí. Ahora estaba sola en mi casa, intentando hacer algo para distraerme; la tarea estaba hecha hace mucho los rugidos de mi estómago me hicieron reír un poco algo que no podía dejar de hacer era comer, me levante del sillón y me dirigí a la cocina.
-mmm, que comeré –dije hablando sola y abriendo el refrigerador-
-Lo que se te antoje –hablaron y yo pegue un salto del susto-
-Que…..que haces aquí? –
-Donde estuviste la noche anterior-
-El golpe te hizo olvidar; en casa de Charlie –le dije muy obvia-
-Del golpe hablaremos más tarde, me refiero a la otra noche- el muy testarudo abrió el refrigerador y saco unas frutas-
-Eso a ti no te importa; como entraste?-su presencia me perturbaba y me aleje-
-Porque me importa pregunto-
-Como llegaron a casa de Charlie? –cambie totalmente la conversación y  era necesario quería quitarme esa duda que rondaba por mi cabeza-

No hubo respuesta, como odiaba que no respondiera y todavía entra como si él fuera dueño de mi casa por lo menos me salve de una golpiza si se hubieran entrado que ellos estuvieron en casa de Charlie. Seguía pensando y el aun mirándome.

-No sería mejor que me tomaras una foto- dije mientras me sentaba otra vez en el sillón-
-Me gusta más verte en persona, sonrió, se sentó a lado mío y me dio la fruta picada-
-No gracias- el hambre se me había quitado o eso creía el rugido otra vez me hizo sonreír he inevitablemente comí-
-Te pareces a Niall- sonrió, al parecer vio algo y se levantó-
Yo asentí y seguí con el trabajo de comer, es verdad con Niall compartíamos el gusto a la comida y sin eso moriríamos de recordarlo sonreí sin más y Louis me regreso a ver con el ceño fruncido.

-Que hace el ayudante de Biología en la entrada de tu casa- pregunto lo cual hizo atorarme con lo que estaba comiendo haciendo que Louis se alejara de la ventana y viniera en mi rescate por así decir-
-Lo olvide por completo; estúpido celular; la tecnología se pega conmigo –me regañe a mí misma  mientras fui abrir la puerta, ahí estaba Nick un poco molesto pero siempre mostrando su sonrisa-
-Hasta que apareces te estuve buscando,  mi madre está preocupada donde pasaste la noche? pregunto sin más y entrando, has hoy todo el mundo se ha puesto de acuerdo para hacer lo que se les venga en gana-
-Claro pasa estás en tu casa –conteste sarcásticamente- y contestando a tu pregunta pues en casa de Charlie-

Mi intención era presentarle a Louis pero al instante que lo iba hacer el ya no estaba en la sala, sin más salí corriendo a mi cuarto inconscientemente.

-Ve no puedes dejar a tu visita sin compañía –contesto al verme entrar-
-Te vas? –Era obvio- vienes hablar y ahora te vas-
-No me iré –se acercó- esperare que se vaya –al instante me abrazo-
-Me lo prometes –conteste, alzando mis ojos para verle-
-Te lo prometo –me alejo un poco sin soltarme y me dio un beso en la frente- ve no le hagas esperar-



(…..)



No podía estar ni un minuto más, eso olor era demasiado fuerte y el hecho de pensar que quería algo con Jessica me aturdía mas, subí a su cuarto para salir por la ventana pero ella entro y me hablo con un poco de tristeza, lo cual me hizo  abrazarle, le prometí que la esperaría; pero las incesantes llamadas de mis amigos hizo que saliera de esa casa.

-Ya llegue- anuncie- que es eso importante que me querían decir-
-Arreglaste las cosas-pregunto intranquilo Niall-
-No hubo oportunidad-
-Pero era que te quedes, es necesario –reclamo Liam-
-Si no me hubieran llamado lo hubiera hecho-
-Ese no es tu olor –dijo Zayn entrando a la salo y oliéndome-
-Pues no;  es de Jessica, algo más que quieran saber-
-Que hacia un nativo en casa de Jessica-pregunto Liam-
-No lo sé –no pude seguir hablando ya que Harry llego con una sonrisa de tonto-

Nos burlamos un poco de él y lo a batallamos con preguntas sobre Alex, pero nadie de nosotros se esperaba la llega de Simón aun no era hora. Salvamos a Harry por ahora. Salimos a cazar y hacer la visita de rutina a la casa de cada chica, encontrándome otra vez que la casa de Jessica estaba sola, sin más regrese a casa y Simón me esperaba.

-Se puede saber esas caras- pregunto-
-Es la misma de siempre-
-Me refiero a que no se emocionaron al verme-
-Padre no es eso sino que no lo esperábamos-solía decirle padre ya que nos ha cuidado desde que nos convertimos en esas cosas-
-Espero que no me mientas Louis confió en ti-
-Lo sé –subí a mi habitación dejando a Simón solo-


(……)


No sabía cuál era la razón pero lo necesitaba tanto no me gustaba estar lejos de Louis y me asusté mucho pensar que se iría, sabía que lo ponía de mal humor pero me agradaba y a él no le importaba mi comportamiento, me demore mucho Nick no me dejaba sola y tuve que inventarle un millón de escusas por mi salida imprevista a mi cuarto. Estaba oscureciendo y solo pude escuchar que alguien se alejaba y me lo suponía era Louis lo entendía le había hecho esperar mucho y me maldije por no tener su número y llamarle. 
Nick me llevo otra vez a su casa; todo estaba perfecto hasta que la madre de Nick me hablo por estar viviendo sola y no sé como pero los rumores que unos chicos han entrado a casa de Charlie llego a sus oídos me hablo como yo siempre me lo imagine, en fin me quede durmiendo en su casa a la mañana Nick me llevo a mi casa para cambiarme, me espero como la otra vez y fuimos al colegio.

Ahora estábamos en la cafetería como todos los días riendo por mis bromas y molestando a Alex por la invitación a tomar el té por parte de su hermanita; un rato después llegaron los chicos, saludaron como siempre pero Louis me saludo secamente y al instante empezó a reclamarme

-Donde estuviste anoche-
-mmm, Nick me llevo a su casa –conteste sinceramente y evitando que las demás escucharan-
-El profesor de Biología –algo un poco la voz haciendo que todo miraran así mi-
-Baja la voz- después cada una tomo su conversación- es el ayudante-
-Hará hasta por su nombre le dices-
-No me vengas con tus escenas, el me ayudó mucho en estos días-
-Ha, en que te ayudo?-
-No te lo puedo decir, me puedes entender-
-Me rehusó porque no ….. -----no le deje terminar-
-No puedo simplemente no puedo- dicho eso no volvimos hablar-

Continúe con mi comida y haciendo bromas, rápidamente termino el receso y cada uno se fue a sus clases; fueron de lo más aburridas y a la vez cansadas, termine agotada pero aun así hoy quería estar sola asa que llame a Nick y le dije que iría sola y que no me buscara no quiero más problemas; aparte que todo el colegio habla de una supuesta relación mejor nos alejáramos un poco.  Llegue a mi casa con el guarde espaldas de Louis que me seguía; abrí y lo invite a pasar.

-Quieres comer- le pregunte, mientras me iba a la cocina-
-No, pero si necesito hablar contigo-
-Pero eso será después que comamos y no quiero una negativa-
-Sabes cocinar?-pregunto sorprendido y al instante estaba a mi lado-
-Pues digamos que me defiendo- sonreí-

Entre risas y pequeñas discusiones de la sazón preparamos una ensalada con lechuga y tomate y para acompañar pollo bañado con vino tinto y mostaza, disfrute de la compañía de Louis me repetí el plato era gracioso Louis  me dijo que era barriga sin fondo. Parecíamos una pareja  el  me daba de comer en la boca y yo hacía lo mismo, la cocina quedo algo sucia jeee ya se imaginaran, en fin hicimos la tarea me ayudo ya que en matemática no era bueno, hablamos de muchas cosas y al fin le conté parte de mi vida y lo que Nick hizo esa parte no le gusto pero bueno por mi dijo que llevaría la fiesta en paz. Me disculpe con él por la discusión y el hizo lo mismo era gracioso ya que los dos hablamos al mismo tiempo; no quería que se vaya y él tampoco estaba dispuesto a irse. 

-Parece que te gusta mi casa –dije bromeando-
-Mucho, pero más me gustas tú –contesto mientras me abrazaba-
-Es broma verdad? -pregunte algo tímida y con miedo-
-Lo dudas –dijo mientras me soltaba y se alejaba-
-No es eso, sino que nadie se había fijado en mí, todo esto es nuevo- me acerque y lo abrace, por la espalda, él se dio la vuelta quedando muy cerca de mí-
-Mi pequeña, eres muy importante no lo dudes-me dijo a mi oído haciendo que me estremeciera y que miles de sensaciones corran por mis venas-

Notablemente estaba nerviosa y él lo noto a lo que sonrió pero  aun así  no me soltaba, no se cuánto tiempo paso solo nos mirábamos y eso era suficiente, el sonido me mi celular me hizo reaccionar, corrí a contestar.

-Si es Nick dile que lo matare –dijo antes que descuelgue-

Llamada

-Jessica aquí quien allá- conteste ante la mirada de Louis-
-Aquí Vane –dijeron al otro lado haciendo que sonría-
-A qué se debe tu llamado-
-Mira mi hermano hará la cena y pues he querido invitarte –ella sabía que era mi debilidad y no diría que no-
-Cuenta con mi presencia, nos vemos al rato-

Fin de Llamada

-A dónde vas?-
-Mierda-
-Porque la maldita costumbre de maldecir o hablar mal-
-Olvide pedir la dirección, sí que soy bruta –dije riendo y dramatizando-
-Mi loquita bella-dijo mientras me tomaba del brazo para hacerme sentar en sus piernas-
-Loca si, bella no, es que Vane me invito a  cenar pero olvide preguntar su dirección-
-De eso no te preocupes yo te llevare-
-Que? –Me levante de golpe-
-Bueno Zayn nos llevara-
-Mmm, no muy segura, en fin me voy a cambiar y tu iras así-indicando su atuendo-
-Hay algo de malo-
-No claro que no-dije titubeando-
-Corre yo te esperare, encendió el televisor que había-



(…...)


Al llegar a casa de Vane ya estábamos casi todos aún faltaban los amigos de Mick el hermano de Vane; todos nos reímos de las bromas que hacia Louis y las completaba Mick el muchacho muy simpático; a nosotras no se nos quitaba la sonrisa de tontas al ver a todos reunidos; sonó el timbre y Niall grito ALELUYA estábamos que moríamos del hambre; pero la presencia de esos chicos y chicas se hizo notable, Louis se puso muy tenso y no se despegaba de mí, al igual que los otros chicos de mis amigas. Vane interrumpió el silencio haciéndonos pasar a comer, sí que estuvo deliciosa y no faltaron mis halagos.

-Mick, te quedaron buenísimos estos macarrones-le guiñe un ojo-
-Gracias, chaparra –respondió igual guiñando un ojo-
-Chaparra tu abuela-grite, haciendo que todos se rían; el me abrazo-

A Louis no le gusto ese gesto; luego hablaría hoy no quería discutir había pasada la mejor tarde y la noche ni que se diga; un rato más conversamos pero la llegada del padre de Vane nos hizo salir, Louis tuvo que hacer muchas cosas para sacar a Zayn; yo rezaba para que no le pasara nada sabía lo que venía después de unas copas encima y la imagen me hizo recordar a mi padre. El camino a mi casa se me hizo una eternidad Louis no habla solo se limitó a caminar a mi lado y yo rompí el silencio.

-Los conoces verdad?-
-Nada de eso –contesto mientras abría la puerta-
-Porque mientes? Sabes odio las mentiras-las lágrimas salieron y yo subí a mi habitación-

Los golpes incesantes al igual de los gritos de Louis ordenando que abriera, pero me sentía mal el hacía que sintiera cosas que pensé nunca sentiría; me metí al baño y me di una ducha para intentar olvidar; pobre Vane me decía. Me puse una camiseta larga y me agarre una coleta mal hecha para salir, me imagine que él ya se había ido, pero al salir sentí unos brazos sobre mí y el sabor de sus labios sobre los míos. Al principio me asuste pero al verle me sentí muy bien correspondiendo ese beso que hace mucho deseaba aunque me lo negaba en mi cabeza, estuvimos un rato más el me dio un último pico pero aun teniéndome entre sus brazos.

-Ya no estas molesta conmigo- dijo haciendo pucheros-
-Claro que no-dije con una sonrisa tonta haciendo que el color de mis mejillas se dieran a notar-
-Sabes te ves hermosa saliendo recién bañada-
-Muy gracioso-
-Pero si es la verdad-
-Si tú lo dices, me dirás la verdad-pregunte; aun sabiendo que él no lo haría-
-Con una condición- abrazados nos acercamos al pie de la cama, yo imagine algo a lo que- quita esa cara no es lo que piensas me crees tan mal para pedirte semejante cosa-
-Es…este no, cual es la condición-quería evitar por completo discutir y arruinar ese momento-
-Que me des permiso a volverte a besar –eso sonó tan lindo que hizo que llorara otra vez- No llores y con sus manos me iba limpiando las pocas lagrimas que rodaban por mis mejillas-
-Lo siento, es que nadie me ha hecho sentir querida y tu vienes y cambias todo-intente no sonar descortés o grosera-
-Lo tomare eso como un halago, ahora me permites que te bese- y sin más yo tome la iniciativa y lo bese  sintiendo muchas cosas y queriendo que ese día nunca acabara-

Los dos después de ese beso sonreímos como locos, luego preguntaría que significaba ese beso lo que me importaba en ese momento era su presencia que estaba conmigo y no le importaba lo que hacía o dejaba de hacer me quería tal y como era; aunque aún no sabía mucho de mí. Pero la magia dura muy poco el sonido de mi celular otra vez interrumpía ese momento, el me soltó he hizo señas que contestara.

Llamada

-Hola-
-Ya no reconoces mi voz-
-ahh, hola como estas?-
-No quiero estar distanciado de ti, entiendo tu situación pero me gustaría hablar personalmente contigo-
-Nick-con solo pronunciarlo, Louis se levantó y cogió su chamarra-te lo agradezco pero estoy ocupada- colgué si más no permitiría que se vaya sin decirme nada y apague el celular para evitar más interrupciones-

Fin de llamada

-Espera- dije cerrando la ventana-
-No tengo más que hacer aquí, esto fue un error-
-Error, me lo imaginaba; sabes olvídalo todo- abrí la ventana- vete y a lo que se refiere a mi olvídate! –grite ya enfada, no lloraría más él me había visto y ya era suficiente-

Salí dejándole estático, cogí las llaves de mi auto, y me monte, pase por una tienda y compre la ropa había ganado la apuesta y me sentía más o menos feliz, me vestí con unos jeans negros, camiseta blanca con una calavera en la mitad y unos covers  negros; la gente mi miraba mal pero era lo de menos. Ni como buscar ayuda sin celular ya nada. La noche paso muy rápido al llegar Louis me estaba esperando no tuve ni tiempo a responder me saco de allí y me llevo al hospital encontrándome con todos y todas Vane estaba llorando y preocupada; me contó lo sucedido y le di mi apoyo la entendía, también me ofrecí hospedar a su hermano y si ella quisiera podría venir donde mi al fin acabo estaba sola  y no me haría mal tener a alguien; ella se emocionó y me abrazo las chicas me reclamaron por no avisar pero las tranquilice, pero en el aire aún se sentía una vibra mala. Cuando me di cuenta era el otro día y nadie se había movido del hospital los chicos se turnaron para salir y hablan entre ellos; Vero estaba pensativa como que algo ocultaba, Alex en cambio estaba feliz, Charlie se veía al preocupada y saben lo que paso termine invitando a todas para que se quedaran en mi casa; Alex estaba feliz pero dijo que hablaría con su padre para ver si le dejaba mudarse, Charlie no estaba segura que le diría su padre pero lo intentaría, Victoria pues ella dijo que era mejor quedarse conmigo que ir a un lugar donde no quería eso me preocupo pero no di mucha importancia y Vane está más que dispuesta solo esperaría que su hermano se recuperara y harían maletas.

:enamorado: :Me gusta como escribes, lo haces muy bien, pero le falta más coherencia a tú capítulo; me refiero a qué lo que escribiste no se entiende totalmente, igual tú capítulo me gusto mucho, y el sensual de Malik no esta disponible, linda. Lo siento mucho de verdad :(
Si lo deseas puedes audicionar con otro chico, y si el capítulo es muy antiguo puedes utilizar uno más nuevo a ver que tal. ;)
Besos. :bye: 
avatar


Ver perfil de usuario http://wildblackguitar.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Wrecking Ball |NC| ¡Inscripciones Cerradas!.

Mensaje por Vicky. el Miér 11 Sep 2013, 5:08 pm

pase de página  
avatar


Ver perfil de usuario http://wildblackguitar.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Wrecking Ball |NC| ¡Inscripciones Cerradas!.

Mensaje por Brownie el Miér 11 Sep 2013, 5:22 pm

Hola Vicky! me ha realmente EN-CAN-TA-DO lo que leí, esa sinopsis, sinceramente cuando escuché la canción yo estaba así de: NO LLORES. pero Bueh, es emotiva. -aunque considero que el vídeo no(?- ya qué, me llamo Daniela, soy de Chile y quiero audicionar :D
Mis Pj: Logan Lerman {Como sí mismo, no le cambiaré el nombre} y Freya Mavor {Skyler Hudson}

Capítulo:
Si había algo que detestaba de la empresa de mis padres, eran las odiosas fiestas de etiqueta y cuanta porquería de seda y elegancia se les ocurría para involucrarme.

No era un secreto, que yo era la más humilde de nuestra familia. Tampoco lo era que mis padres estaban planeando una oración donde mi nombre y la palabra empresa estuvieran juntas. Pero no podía hacer nada, aún soy menor de edad y no puedo llegar e irme de mi casa para decir: “no me interesan sus malditos negocios”.

Trataba con dificultad ponerme el horrendo vestido que había comprado mi mamá para mí. Ahora bien, si nos referimos a horrendo es que en realidad es  muy lindo, pero para desgracia de mis padres, yo salía defectuosa y femenina no está precisamente en mi diccionario.

Además, ellos tuvieron la culpa de siempre tenerme dentro de esta casa junto a mi nana y al único chico que me conoce como la palma de su propia mano.

Cuando al fin, con agilidad de un gato, logré cerrar la cremallera de mi vestido, respiré hondo y solté todo el aire. Esta cosa me fastidiaba y me quedaba muy ajustado. Solo espero que no quedar con la forma del vestido cuando termine todo esto.

Me miré en el espejo de mi habitación y sonreí. Mi pelo notoriamente teñido en las puntas estaba un tanto despeinado y las ojeras bajo mis ojos me hacían dar un aspecto de zombie elegante.

Nada que mi nana no pueda reparar.

Salí de mi habitación con una dificultad terrible para caminar, cosa que no sabía por qué y me dirigí a la cocina donde seguro estaba mi nana.

Como soy toda una “genio” en adivinación, allí estaba Claire cocinando lo que parecía un pastel de chocolate. Me acerqué a ella por la espalda y toqué delicadamente sus hombros, haciéndola dar un pequeño salto del susto.
— ¡Niña! ¡Qué susto me has dado! —exclamó, llevándose una mano al pecho, justo donde está el corazón. Yo reí “silenciosamente” y la miré.
— ¿Me ayudas? Estoy a punto de colapsar—le mostré mi cabello y luego mi cara pálida pero con aspecto de mapache drogado y ahora ella río.
—Claro, sube, voy de inmediato.
—Gracias Claire—me di media vuelta, pero una exclamación de Claire me detuvo.
— ¡Rita! —gritó—Louis estará aquí en media hora, así que mejor trata de adelantar trabajo tú—me guiñó el ojo y yo sonreí con pesar.

Odiaba arreglarme.
Odiaba maquillarme.
Creo que odiaba peinarme también.
Aquí es cuando debe entrar Kate con su ánimo optimista y decirme que por lo menos me podré reír de los viejos decrépitos que contrata mi padre.

Oh bendita Kate, por favor aparece.

Llegué a mi cuarto y me puse mis zapatos con un taco de al menos, cuatro centímetros. Me senté en mi cama y casi parecí oír cómo se rompía el costado de mi vestido. Me miré y afortunadamente nada había pasado.

Suspiré.

¿Por qué los padres aún deben controlar la vida de sus hijos a los dieciséis años?
Volví a suspirar. Observé mi cuarto tratando de distraerme hasta que un carraspeo de garganta, que obviamente me indicaba que alguien estaba allí hizo que mirara hacia la puerta.

Claire traía una rizadora, alisadora, muchos cepillos para peinarme y un botiquín de emergencia que yo sabía muy bien que vendas ni alcohol no tenía, si no que maquillaje.
— ¿Estás segura que aplicarás todo eso en mí? —pregunté con “temor”.
—Oh, por supuesto que sí.
— ¿Dañará mi salud?
—Déjate de boberías Rita—me regañó suavemente—y acomódate como yo te diga para poder peinarte como corresponde.
Ya no tenía otra alternativa. Estaba predestinada a sufrir este maltrato por culpa de mis padres.




***




Estaba esperando tranquilamente a que vinieran a buscarme para poder irme a la estúpida fiesta de “celebración de logros” y llegar para poder irme tan rápido como apareciera. Solo esperaba que Louis me acompañara toda la velada para que no fuese tan aburrida, pues siempre soy la más pequeña de ese gran grupo de gente con estudios y no sé qué cosa más tendrán en títulos. Quizás doctorados o magísteres en cálculo o administración de empresas.

Mientras esperaba echada, literalmente en uno de los sillones, escuché como  Claire abría la puerta principal de la casa y exclamaba: “¡Llegas cinco minutos tarde Louis! El Señor Lake se enfadará” y un sin número de bla bla bla de Claire.
Podía escuchar como Louis se reía, cómo la calmaba y como preguntaba como mi presencia.
— ¿Dónde está Rita? ¿Debo ir a sacarla con palanca de su cama? —Claire río ante la broma. Yo también lo hice porque realmente puede que sea así, pero aquí en el sillón.
— ¿Qué no me ves, Tomlinson? —grité sin moverme, solo alzando mi mano izquierda para que Louis pudiese verme. A los segundos más tarde lo tenía jalando de mi mano para poder levantarme.
En cuanto lo hice, lo abracé.  
— ¿Lista para un aburrimiento mortal? —me preguntó cuándo nos separamos y nos miramos las caras de tontos que tenemos.
— ¿No te quedarás conmigo? —pregunté con cierto tono de decepción. Louis hizo una mueca extraña.
—Lo siento, le pedí al señor Lake que durante ese tiempo, me lo diera libre—estaba impresionada. ¿Louis? ¿Pidiendo tiempo libre? ¿Qué le pasó a mi chico de locuras en cosas formales?
— ¿Estás bromeando? —le pregunté seria. Él me dedicó una última sonrisa, tomó mi bolso de “fiesta” y luego agarró mi brazo para sacarme aun atónita de mi casa. Lo último que escuché antes de subirme al auto, fue el grito de despedida de Claire.
—Ok William—dije cuando ya íbamos camino al centro de eventos—suéltala ¿por quién me has cambiado? —aparte de ser lo contrario a lo que mis padres querían, también soy de esas personas que no tienen algo llamado “Filtro”. Yo solamente siempre expreso lo que pienso, sea bueno o malo. Louis dejó de mirar el camino solo para dedicarme una mirada de: “¿Qué?”
— ¿Qué te hace pensar que te he cambiado?
—Hace tres años, me dijiste que si tomabas tiempo libre, era solo porque algo grande había sucedido para ti, lo que yo ahora traduzco como “chica”. Vamos Lou, somos amigos hace mucho tiempo, tú cuidas de mí, yo velo por ti, yo te cuento todo, tú me cuentas todo. Nos aconsejamos y muchas cosas más. Sería tonto que no me dijeras que te está gustando alguien.
— ¿Desde cuándo me conoces tanto? —me preguntó. Yo me encogí de hombros—su nombre es Alice ¿Contenta? —sonreí con satisfacción. Conozco a Louis como la palma de mi mano, y estoy segura como es la chica. Alta, tez blanca, ojos oscuros y cabello marrón. Ya lo imagino con novia.
—Oh mi querido Louis, siento como si te hubiese conocido desde toda la vida.
— ¡Hey! Ya llegamos—cambió rotundamente el tema cuando dijo eso. Detuvo el vehículo, apagó el motor, se bajó tan rápido que al segundo después me tenía afuera del auto.
— ¿Qué rayos te pasa? —le pregunté confundida.
—Pequeña, hablamos esto mañana. Pásalo increíble con todos esos vejetes, y por favor, excluye a tus padres de esta frase ¡Te quiero! —me besó la frente casi como si tuviera que partir en los trescientos metro planos, se subió al auto y se fue.

Louis Tomlinson, damas y caballeros.

Suspiré y emprendí mi camino hacia el centro de eventos que mis padres habían arrendado para la celebración de aniversario o no sé qué cosa están celebrando.

Mientras caminaba, sentía como cada vez mi respiración se iba poniendo menos frecuente y no sabía por qué. Comencé a avanzar más lento de lo que había comenzado y mirar hacia mis zapatos porque un mareo me asaltó de pronto.

Tuve que parar, y como noté que venían más trabajadores de mi papá, me hice a un lado, en unas áreas verdes que tenía este lugar.

El cielo ya casi estaba oscureciendo y hacía más frío.
Una sensación desesperante de quitarme la ropa me embargó y cuando me refiero a eso, es en el sentido de que me sentía casi con asfixia.
— ¡Detesto las fiestas! —fue lo único que grité. Ya no sabía qué hacer. Si me encaminaba a la fiesta, de seguro me desmayo en el camino. A penas estoy apoyada en este árbol de dudosa edad y tipo. Comencé a respirar de forma acelerada porque estoy desesperada.
—Disculpa, ¿te encuentras bien? —oí de la nada. Miré hacia todos lados y lo único que logré ver, fue como de las sombras de las ramas del árbol, aparecía un muchacho alto, muy alto diría yo. Con una cabello esparcido de rulos y unos ojos encantadoramente verdes.
—Bu-bueno y-yo—tartamudee. Me di cuenta de lo grave que era esta situación. Casi ni podía hablar. El chico que estaba parado junto a mí, igualmente de etiqueta me miró preocupado.

No fue hasta entonces, que me di cuenta que él ya tenía su mano en el costado de mi vestido donde estaba la cremallera de éste y antes de poder gritarle o golpearlo, desabrochó solo un poco haciendo que me sintiera más ligera y con menos presión. Mi respiración se volvió a estabilizar y pude sentir como el aire le llegaba de nuevo a mis pulmones.
— ¿Qué hiciste? —le pregunté.
—Se notaba que el vestido es más pequeño de lo que estás acostumbrada a estar—me contestó. Luego me sonrió y se dio media vuelta y comenzó a caminar hacia el local.
— ¡Espera! —Le grité deteniéndolo—muchas gracias—agradecí, un tanto apenada. Su mirada era penetrante y me daba vergüenza de cierta forma pensar que un desconocido tuvo el descaro de rozarme para salvarme la vida.
—No es nada—me contestó. Luego me guiñó el ojo y siguió su camino hacia adentro.
Yo me quedé allí, mirándolo como tonta.
¿Qué había sido todo eso? ¿Un producto de mi imaginación? No lo creo.

Ahora sé por lo menos, que el maldito vestido me hizo ver los ojos verdes más lindos que se han aparecido frente a mí.

Rey del pop:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] Amo Thriller loco
Bueno eso sería, agradecería que me tomaras en cuenta(?
Kisses (: xx
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wrecking Ball |NC| ¡Inscripciones Cerradas!.

Mensaje por Spark. el Miér 11 Sep 2013, 5:28 pm

vale, ya entendí, igual si hay alguna duda más adelante ya te la diré por MP o por muro ^^
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wrecking Ball |NC| ¡Inscripciones Cerradas!.

Mensaje por Vicky. el Miér 11 Sep 2013, 5:48 pm

.Wanderer. escribió:Hola Vicky! me ha realmente EN-CAN-TA-DO lo que leí, esa sinopsis, sinceramente cuando escuché la canción yo estaba así de: NO LLORES. pero Bueh, es emotiva. -aunque considero que el vídeo no(?- ya qué, me llamo Daniela, soy de Chile y quiero audicionar :D
Mis Pj: Logan Lerman {Como sí mismo, no le cambiaré el nombre} y Freya Mavor {Skyler Hudson}

Capítulo:
Si había algo que detestaba de la empresa de mis padres, eran las odiosas fiestas de etiqueta y cuanta porquería de seda y elegancia se les ocurría para involucrarme.

No era un secreto, que yo era la más humilde de nuestra familia. Tampoco lo era que mis padres estaban planeando una oración donde mi nombre y la palabra empresa estuvieran juntas. Pero no podía hacer nada, aún soy menor de edad y no puedo llegar e irme de mi casa para decir: “no me interesan sus malditos negocios”.

Trataba con dificultad ponerme el horrendo vestido que había comprado mi mamá para mí. Ahora bien, si nos referimos a horrendo es que en realidad es  muy lindo, pero para desgracia de mis padres, yo salía defectuosa y femenina no está precisamente en mi diccionario.

Además, ellos tuvieron la culpa de siempre tenerme dentro de esta casa junto a mi nana y al único chico que me conoce como la palma de su propia mano.

Cuando al fin, con agilidad de un gato, logré cerrar la cremallera de mi vestido, respiré hondo y solté todo el aire. Esta cosa me fastidiaba y me quedaba muy ajustado. Solo espero que no quedar con la forma del vestido cuando termine todo esto.

Me miré en el espejo de mi habitación y sonreí. Mi pelo notoriamente teñido en las puntas estaba un tanto despeinado y las ojeras bajo mis ojos me hacían dar un aspecto de zombie elegante.

Nada que mi nana no pueda reparar.

Salí de mi habitación con una dificultad terrible para caminar, cosa que no sabía por qué y me dirigí a la cocina donde seguro estaba mi nana.

Como soy toda una “genio” en adivinación, allí estaba Claire cocinando lo que parecía un pastel de chocolate. Me acerqué a ella por la espalda y toqué delicadamente sus hombros, haciéndola dar un pequeño salto del susto.
— ¡Niña! ¡Qué susto me has dado! —exclamó, llevándose una mano al pecho, justo donde está el corazón. Yo reí “silenciosamente” y la miré.
— ¿Me ayudas? Estoy a punto de colapsar—le mostré mi cabello y luego mi cara pálida pero con aspecto de mapache drogado y ahora ella río.
—Claro, sube, voy de inmediato.
—Gracias Claire—me di media vuelta, pero una exclamación de Claire me detuvo.
— ¡Rita! —gritó—Louis estará aquí en media hora, así que mejor trata de adelantar trabajo tú—me guiñó el ojo y yo sonreí con pesar.

Odiaba arreglarme.
Odiaba maquillarme.
Creo que odiaba peinarme también.
Aquí es cuando debe entrar Kate con su ánimo optimista y decirme que por lo menos me podré reír de los viejos decrépitos que contrata mi padre.

Oh bendita Kate, por favor aparece.

Llegué a mi cuarto y me puse mis zapatos con un taco de al menos, cuatro centímetros. Me senté en mi cama y casi parecí oír cómo se rompía el costado de mi vestido. Me miré y afortunadamente nada había pasado.

Suspiré.

¿Por qué los padres aún deben controlar la vida de sus hijos a los dieciséis años?
Volví a suspirar. Observé mi cuarto tratando de distraerme hasta que un carraspeo de garganta, que obviamente me indicaba que alguien estaba allí hizo que mirara hacia la puerta.

Claire traía una rizadora, alisadora, muchos cepillos para peinarme y un botiquín de emergencia que yo sabía muy bien que vendas ni alcohol no tenía, si no que maquillaje.
— ¿Estás segura que aplicarás todo eso en mí? —pregunté con “temor”.
—Oh, por supuesto que sí.
— ¿Dañará mi salud?
—Déjate de boberías Rita—me regañó suavemente—y acomódate como yo te diga para poder peinarte como corresponde.
Ya no tenía otra alternativa. Estaba predestinada a sufrir este maltrato por culpa de mis padres.




***




Estaba esperando tranquilamente a que vinieran a buscarme para poder irme a la estúpida fiesta de “celebración de logros” y llegar para poder irme tan rápido como apareciera. Solo esperaba que Louis me acompañara toda la velada para que no fuese tan aburrida, pues siempre soy la más pequeña de ese gran grupo de gente con estudios y no sé qué cosa más tendrán en títulos. Quizás doctorados o magísteres en cálculo o administración de empresas.

Mientras esperaba echada, literalmente en uno de los sillones, escuché como  Claire abría la puerta principal de la casa y exclamaba: “¡Llegas cinco minutos tarde Louis! El Señor Lake se enfadará” y un sin número de bla bla bla de Claire.
Podía escuchar como Louis se reía, cómo la calmaba y como preguntaba como mi presencia.
— ¿Dónde está Rita? ¿Debo ir a sacarla con palanca de su cama? —Claire río ante la broma. Yo también lo hice porque realmente puede que sea así, pero aquí en el sillón.
— ¿Qué no me ves, Tomlinson? —grité sin moverme, solo alzando mi mano izquierda para que Louis pudiese verme. A los segundos más tarde lo tenía jalando de mi mano para poder levantarme.
En cuanto lo hice, lo abracé.  
— ¿Lista para un aburrimiento mortal? —me preguntó cuándo nos separamos y nos miramos las caras de tontos que tenemos.
— ¿No te quedarás conmigo? —pregunté con cierto tono de decepción. Louis hizo una mueca extraña.
—Lo siento, le pedí al señor Lake que durante ese tiempo, me lo diera libre—estaba impresionada. ¿Louis? ¿Pidiendo tiempo libre? ¿Qué le pasó a mi chico de locuras en cosas formales?
— ¿Estás bromeando? —le pregunté seria. Él me dedicó una última sonrisa, tomó mi bolso de “fiesta” y luego agarró mi brazo para sacarme aun atónita de mi casa. Lo último que escuché antes de subirme al auto, fue el grito de despedida de Claire.
—Ok William—dije cuando ya íbamos camino al centro de eventos—suéltala ¿por quién me has cambiado? —aparte de ser lo contrario a lo que mis padres querían, también soy de esas personas que no tienen algo llamado “Filtro”. Yo solamente siempre expreso lo que pienso, sea bueno o malo. Louis dejó de mirar el camino solo para dedicarme una mirada de: “¿Qué?”
— ¿Qué te hace pensar que te he cambiado?
—Hace tres años, me dijiste que si tomabas tiempo libre, era solo porque algo grande había sucedido para ti, lo que yo ahora traduzco como “chica”. Vamos Lou, somos amigos hace mucho tiempo, tú cuidas de mí, yo velo por ti, yo te cuento todo, tú me cuentas todo. Nos aconsejamos y muchas cosas más. Sería tonto que no me dijeras que te está gustando alguien.
— ¿Desde cuándo me conoces tanto? —me preguntó. Yo me encogí de hombros—su nombre es Alice ¿Contenta? —sonreí con satisfacción. Conozco a Louis como la palma de mi mano, y estoy segura como es la chica. Alta, tez blanca, ojos oscuros y cabello marrón. Ya lo imagino con novia.
—Oh mi querido Louis, siento como si te hubiese conocido desde toda la vida.
— ¡Hey! Ya llegamos—cambió rotundamente el tema cuando dijo eso. Detuvo el vehículo, apagó el motor, se bajó tan rápido que al segundo después me tenía afuera del auto.
— ¿Qué rayos te pasa? —le pregunté confundida.
—Pequeña, hablamos esto mañana. Pásalo increíble con todos esos vejetes, y por favor, excluye a tus padres de esta frase ¡Te quiero! —me besó la frente casi como si tuviera que partir en los trescientos metro planos, se subió al auto y se fue.

Louis Tomlinson, damas y caballeros.

Suspiré y emprendí mi camino hacia el centro de eventos que mis padres habían arrendado para la celebración de aniversario o no sé qué cosa están celebrando.

Mientras caminaba, sentía como cada vez mi respiración se iba poniendo menos frecuente y no sabía por qué. Comencé a avanzar más lento de lo que había comenzado y mirar hacia mis zapatos porque un mareo me asaltó de pronto.

Tuve que parar, y como noté que venían más trabajadores de mi papá, me hice a un lado, en unas áreas verdes que tenía este lugar.

El cielo ya casi estaba oscureciendo y hacía más frío.
Una sensación desesperante de quitarme la ropa me embargó y cuando me refiero a eso, es en el sentido de que me sentía casi con asfixia.
— ¡Detesto las fiestas! —fue lo único que grité. Ya no sabía qué hacer. Si me encaminaba a la fiesta, de seguro me desmayo en el camino. A penas estoy apoyada en este árbol de dudosa edad y tipo. Comencé a respirar de forma acelerada porque estoy desesperada.
—Disculpa, ¿te encuentras bien? —oí de la nada. Miré hacia todos lados y lo único que logré ver, fue como de las sombras de las ramas del árbol, aparecía un muchacho alto, muy alto diría yo. Con una cabello esparcido de rulos y unos ojos encantadoramente verdes.
—Bu-bueno y-yo—tartamudee. Me di cuenta de lo grave que era esta situación. Casi ni podía hablar. El chico que estaba parado junto a mí, igualmente de etiqueta me miró preocupado.

No fue hasta entonces, que me di cuenta que él ya tenía su mano en el costado de mi vestido donde estaba la cremallera de éste y antes de poder gritarle o golpearlo, desabrochó solo un poco haciendo que me sintiera más ligera y con menos presión. Mi respiración se volvió a estabilizar y pude sentir como el aire le llegaba de nuevo a mis pulmones.
— ¿Qué hiciste? —le pregunté.
—Se notaba que el vestido es más pequeño de lo que estás acostumbrada a estar—me contestó. Luego me sonrió y se dio media vuelta y comenzó a caminar hacia el local.
— ¡Espera! —Le grité deteniéndolo—muchas gracias—agradecí, un tanto apenada. Su mirada era penetrante y me daba vergüenza de cierta forma pensar que un desconocido tuvo el descaro de rozarme para salvarme la vida.
—No es nada—me contestó. Luego me guiñó el ojo y siguió su camino hacia adentro.
Yo me quedé allí, mirándolo como tonta.
¿Qué había sido todo eso? ¿Un producto de mi imaginación? No lo creo.

Ahora sé por lo menos, que el maldito vestido me hizo ver los ojos verdes más lindos que se han aparecido frente a mí.

Rey del pop:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] Amo Thriller loco
Bueno eso sería, agradecería que me tomaras en cuenta(?
Kisses (: xx

¡Eres Demoledora!
Me ha encantada la forma en que narras, es simplemente espectacular. So... tus personajes estan reservados.
avatar


Ver perfil de usuario http://wildblackguitar.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Wrecking Ball |NC| ¡Inscripciones Cerradas!.

Mensaje por Brownie el Miér 11 Sep 2013, 5:49 pm

Vicky2001 escribió:
.Wanderer. escribió:Hola Vicky! me ha realmente EN-CAN-TA-DO lo que leí, esa sinopsis, sinceramente cuando escuché la canción yo estaba así de: NO LLORES. pero Bueh, es emotiva. -aunque considero que el vídeo no(?- ya qué, me llamo Daniela, soy de Chile y quiero audicionar :D
Mis Pj: Logan Lerman {Como sí mismo, no le cambiaré el nombre} y Freya Mavor {Skyler Hudson}

Capítulo:
Si había algo que detestaba de la empresa de mis padres, eran las odiosas fiestas de etiqueta y cuanta porquería de seda y elegancia se les ocurría para involucrarme.

No era un secreto, que yo era la más humilde de nuestra familia. Tampoco lo era que mis padres estaban planeando una oración donde mi nombre y la palabra empresa estuvieran juntas. Pero no podía hacer nada, aún soy menor de edad y no puedo llegar e irme de mi casa para decir: “no me interesan sus malditos negocios”.

Trataba con dificultad ponerme el horrendo vestido que había comprado mi mamá para mí. Ahora bien, si nos referimos a horrendo es que en realidad es  muy lindo, pero para desgracia de mis padres, yo salía defectuosa y femenina no está precisamente en mi diccionario.

Además, ellos tuvieron la culpa de siempre tenerme dentro de esta casa junto a mi nana y al único chico que me conoce como la palma de su propia mano.

Cuando al fin, con agilidad de un gato, logré cerrar la cremallera de mi vestido, respiré hondo y solté todo el aire. Esta cosa me fastidiaba y me quedaba muy ajustado. Solo espero que no quedar con la forma del vestido cuando termine todo esto.

Me miré en el espejo de mi habitación y sonreí. Mi pelo notoriamente teñido en las puntas estaba un tanto despeinado y las ojeras bajo mis ojos me hacían dar un aspecto de zombie elegante.

Nada que mi nana no pueda reparar.

Salí de mi habitación con una dificultad terrible para caminar, cosa que no sabía por qué y me dirigí a la cocina donde seguro estaba mi nana.

Como soy toda una “genio” en adivinación, allí estaba Claire cocinando lo que parecía un pastel de chocolate. Me acerqué a ella por la espalda y toqué delicadamente sus hombros, haciéndola dar un pequeño salto del susto.
— ¡Niña! ¡Qué susto me has dado! —exclamó, llevándose una mano al pecho, justo donde está el corazón. Yo reí “silenciosamente” y la miré.
— ¿Me ayudas? Estoy a punto de colapsar—le mostré mi cabello y luego mi cara pálida pero con aspecto de mapache drogado y ahora ella río.
—Claro, sube, voy de inmediato.
—Gracias Claire—me di media vuelta, pero una exclamación de Claire me detuvo.
— ¡Rita! —gritó—Louis estará aquí en media hora, así que mejor trata de adelantar trabajo tú—me guiñó el ojo y yo sonreí con pesar.

Odiaba arreglarme.
Odiaba maquillarme.
Creo que odiaba peinarme también.
Aquí es cuando debe entrar Kate con su ánimo optimista y decirme que por lo menos me podré reír de los viejos decrépitos que contrata mi padre.

Oh bendita Kate, por favor aparece.

Llegué a mi cuarto y me puse mis zapatos con un taco de al menos, cuatro centímetros. Me senté en mi cama y casi parecí oír cómo se rompía el costado de mi vestido. Me miré y afortunadamente nada había pasado.

Suspiré.

¿Por qué los padres aún deben controlar la vida de sus hijos a los dieciséis años?
Volví a suspirar. Observé mi cuarto tratando de distraerme hasta que un carraspeo de garganta, que obviamente me indicaba que alguien estaba allí hizo que mirara hacia la puerta.

Claire traía una rizadora, alisadora, muchos cepillos para peinarme y un botiquín de emergencia que yo sabía muy bien que vendas ni alcohol no tenía, si no que maquillaje.
— ¿Estás segura que aplicarás todo eso en mí? —pregunté con “temor”.
—Oh, por supuesto que sí.
— ¿Dañará mi salud?
—Déjate de boberías Rita—me regañó suavemente—y acomódate como yo te diga para poder peinarte como corresponde.
Ya no tenía otra alternativa. Estaba predestinada a sufrir este maltrato por culpa de mis padres.




***




Estaba esperando tranquilamente a que vinieran a buscarme para poder irme a la estúpida fiesta de “celebración de logros” y llegar para poder irme tan rápido como apareciera. Solo esperaba que Louis me acompañara toda la velada para que no fuese tan aburrida, pues siempre soy la más pequeña de ese gran grupo de gente con estudios y no sé qué cosa más tendrán en títulos. Quizás doctorados o magísteres en cálculo o administración de empresas.

Mientras esperaba echada, literalmente en uno de los sillones, escuché como  Claire abría la puerta principal de la casa y exclamaba: “¡Llegas cinco minutos tarde Louis! El Señor Lake se enfadará” y un sin número de bla bla bla de Claire.
Podía escuchar como Louis se reía, cómo la calmaba y como preguntaba como mi presencia.
— ¿Dónde está Rita? ¿Debo ir a sacarla con palanca de su cama? —Claire río ante la broma. Yo también lo hice porque realmente puede que sea así, pero aquí en el sillón.
— ¿Qué no me ves, Tomlinson? —grité sin moverme, solo alzando mi mano izquierda para que Louis pudiese verme. A los segundos más tarde lo tenía jalando de mi mano para poder levantarme.
En cuanto lo hice, lo abracé.  
— ¿Lista para un aburrimiento mortal? —me preguntó cuándo nos separamos y nos miramos las caras de tontos que tenemos.
— ¿No te quedarás conmigo? —pregunté con cierto tono de decepción. Louis hizo una mueca extraña.
—Lo siento, le pedí al señor Lake que durante ese tiempo, me lo diera libre—estaba impresionada. ¿Louis? ¿Pidiendo tiempo libre? ¿Qué le pasó a mi chico de locuras en cosas formales?
— ¿Estás bromeando? —le pregunté seria. Él me dedicó una última sonrisa, tomó mi bolso de “fiesta” y luego agarró mi brazo para sacarme aun atónita de mi casa. Lo último que escuché antes de subirme al auto, fue el grito de despedida de Claire.
—Ok William—dije cuando ya íbamos camino al centro de eventos—suéltala ¿por quién me has cambiado? —aparte de ser lo contrario a lo que mis padres querían, también soy de esas personas que no tienen algo llamado “Filtro”. Yo solamente siempre expreso lo que pienso, sea bueno o malo. Louis dejó de mirar el camino solo para dedicarme una mirada de: “¿Qué?”
— ¿Qué te hace pensar que te he cambiado?
—Hace tres años, me dijiste que si tomabas tiempo libre, era solo porque algo grande había sucedido para ti, lo que yo ahora traduzco como “chica”. Vamos Lou, somos amigos hace mucho tiempo, tú cuidas de mí, yo velo por ti, yo te cuento todo, tú me cuentas todo. Nos aconsejamos y muchas cosas más. Sería tonto que no me dijeras que te está gustando alguien.
— ¿Desde cuándo me conoces tanto? —me preguntó. Yo me encogí de hombros—su nombre es Alice ¿Contenta? —sonreí con satisfacción. Conozco a Louis como la palma de mi mano, y estoy segura como es la chica. Alta, tez blanca, ojos oscuros y cabello marrón. Ya lo imagino con novia.
—Oh mi querido Louis, siento como si te hubiese conocido desde toda la vida.
— ¡Hey! Ya llegamos—cambió rotundamente el tema cuando dijo eso. Detuvo el vehículo, apagó el motor, se bajó tan rápido que al segundo después me tenía afuera del auto.
— ¿Qué rayos te pasa? —le pregunté confundida.
—Pequeña, hablamos esto mañana. Pásalo increíble con todos esos vejetes, y por favor, excluye a tus padres de esta frase ¡Te quiero! —me besó la frente casi como si tuviera que partir en los trescientos metro planos, se subió al auto y se fue.

Louis Tomlinson, damas y caballeros.

Suspiré y emprendí mi camino hacia el centro de eventos que mis padres habían arrendado para la celebración de aniversario o no sé qué cosa están celebrando.

Mientras caminaba, sentía como cada vez mi respiración se iba poniendo menos frecuente y no sabía por qué. Comencé a avanzar más lento de lo que había comenzado y mirar hacia mis zapatos porque un mareo me asaltó de pronto.

Tuve que parar, y como noté que venían más trabajadores de mi papá, me hice a un lado, en unas áreas verdes que tenía este lugar.

El cielo ya casi estaba oscureciendo y hacía más frío.
Una sensación desesperante de quitarme la ropa me embargó y cuando me refiero a eso, es en el sentido de que me sentía casi con asfixia.
— ¡Detesto las fiestas! —fue lo único que grité. Ya no sabía qué hacer. Si me encaminaba a la fiesta, de seguro me desmayo en el camino. A penas estoy apoyada en este árbol de dudosa edad y tipo. Comencé a respirar de forma acelerada porque estoy desesperada.
—Disculpa, ¿te encuentras bien? —oí de la nada. Miré hacia todos lados y lo único que logré ver, fue como de las sombras de las ramas del árbol, aparecía un muchacho alto, muy alto diría yo. Con una cabello esparcido de rulos y unos ojos encantadoramente verdes.
—Bu-bueno y-yo—tartamudee. Me di cuenta de lo grave que era esta situación. Casi ni podía hablar. El chico que estaba parado junto a mí, igualmente de etiqueta me miró preocupado.

No fue hasta entonces, que me di cuenta que él ya tenía su mano en el costado de mi vestido donde estaba la cremallera de éste y antes de poder gritarle o golpearlo, desabrochó solo un poco haciendo que me sintiera más ligera y con menos presión. Mi respiración se volvió a estabilizar y pude sentir como el aire le llegaba de nuevo a mis pulmones.
— ¿Qué hiciste? —le pregunté.
—Se notaba que el vestido es más pequeño de lo que estás acostumbrada a estar—me contestó. Luego me sonrió y se dio media vuelta y comenzó a caminar hacia el local.
— ¡Espera! —Le grité deteniéndolo—muchas gracias—agradecí, un tanto apenada. Su mirada era penetrante y me daba vergüenza de cierta forma pensar que un desconocido tuvo el descaro de rozarme para salvarme la vida.
—No es nada—me contestó. Luego me guiñó el ojo y siguió su camino hacia adentro.
Yo me quedé allí, mirándolo como tonta.
¿Qué había sido todo eso? ¿Un producto de mi imaginación? No lo creo.

Ahora sé por lo menos, que el maldito vestido me hizo ver los ojos verdes más lindos que se han aparecido frente a mí.

Rey del pop:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] Amo Thriller loco
Bueno eso sería, agradecería que me tomaras en cuenta(?
Kisses (: xx

¡Eres Demoledora!
Me ha encantada la forma en que narras, es simplemente espectacular. So... tus personajes estan reservados.
OMG OMG OMG *salta de emoción* ¡Gracias! ¡Muchas Gracias! sljflskfjklsadjflkjdslfs
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wrecking Ball |NC| ¡Inscripciones Cerradas!.

Mensaje por Vicky. el Miér 11 Sep 2013, 6:52 pm

avatar


Ver perfil de usuario http://wildblackguitar.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Wrecking Ball |NC| ¡Inscripciones Cerradas!.

Mensaje por Vicky. el Miér 11 Sep 2013, 7:59 pm

avatar


Ver perfil de usuario http://wildblackguitar.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Wrecking Ball |NC| ¡Inscripciones Cerradas!.

Mensaje por dreamer. el Miér 11 Sep 2013, 10:17 pm

Gracias Vicky  !
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wrecking Ball |NC| ¡Inscripciones Cerradas!.

Mensaje por dreamer. el Miér 11 Sep 2013, 10:18 pm

INSCRÍBANSE BITCHES! LA NOVELA ES TAN CÚL!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wrecking Ball |NC| ¡Inscripciones Cerradas!.

Mensaje por Vicky. el Jue 12 Sep 2013, 10:15 am

Frida Analia escribió:INSCRÍBANSE BITCHES! LA NOVELA ES TAN CÚL!
Haha.  
:meh: 
avatar


Ver perfil de usuario http://wildblackguitar.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Wrecking Ball |NC| ¡Inscripciones Cerradas!.

Mensaje por Vicky. el Jue 12 Sep 2013, 11:18 am

Hoy es el último día para inscribirse.
avatar


Ver perfil de usuario http://wildblackguitar.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: Wrecking Ball |NC| ¡Inscripciones Cerradas!.

Mensaje por Vicky. el Jue 12 Sep 2013, 12:10 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:hello!!


Representante femenina: Taylor Momsen
Nombre: Cristabella Corleone


Representante Masculino: Ian Somerhalder
Nombre: Ian Brazini

uno de mis idolos Michael:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]



cap:
Capítulo 1.


   La luz de una mañana soleada se filtraba a través  de las cortinas de la gran habitación. Las palomas comenzaban con el bello cantico que siempre realizan cuando se sienten muy felices, las olas del mar golpeaban suavemente las rocas en la playa de Malibú, en Los Ángeles, de esa manera a Amelia Queen le encantaba despertar. Ella estaba envuelta en dos cosas; la primera era en unas cálidas y reconfortantes mantas, las cuales le proporcionaban calor, la otra cosa era  envuelta en los brazos, el torso y las piernas de su querido novio Ian Somerhalder. Él aún estaba durmiendo, la noche anterior habían hecho el amor muy apasionadamente, Ian le decía una y otra vez cuanto la amaba, mientras tiernamente la penetraba. Lentamente comenzó  a moverse, estaba un poco adolorida, pero la noche anterior lo valía, le costó un poco desprenderse de Ian, puesto que el literalmente estaba  muy adherido a ella, pero finalmente lo consiguió, se levantó de la cama, se rió un poco ante el desorden de la habitación, la ropa de ella y de su novio estaba regada por todos lados, a veces los dos podían ser muy apasionados. Comenzó a caminar por la habitación, hasta que encontró un  chaleco de Ian, se lo colocó sin nada más debajo de eso.
  Sintió como Ian se movía, así que lo miró, él no se había despertado, pero se había destapado, un poco del rostro de Ian estaba sumido en la almohada, la otra parte se podía ver, Amelia al  verlo de esa manera sintió una gran ternura en su corazón, ella amaba con todo su corazón  y su ser a aquel hombre. Lentamente fue hasta él, tomó las cobijas y las subió hasta que Ian quedó completamente tapado, le acarició el cabello, le dio un beso en la frente y lo dejó descansar un poco. Lo mejor de ese día es que era sábado, Ian odia ir a la oficina los días sábados por lo que trabaja desde su casa. Amelia comenzó nuevamente a caminar, iba a ver el mar en el barcón, todas las mañanas lo hacía, cuando estaba de camino hacia él, se encontró con su adorable cachorro akita de 3 meses llamado Hachiko, al parecer él se había quedado a dormir en la habitación, por lo que vio todo lo que hicieron ella e Ian, a veces Hachiko es un tanto chismoso. Ella lo tomó en sus brazos, lo abrazó y le cascó las orejas.
- Eres un  pequeño espía – Susurró al oído del cachorro.
  Hachiko en respuesta le lamió el cuello, por más travieso que el perro fuera, Amelia de todos modos lo quería. Ambos fueron hacia el balcón, la vista era maravillosa, el mar estaba tranquilo y cristalino, el sol de podía reflejar en él, para Amelia esa vista era su segundo paraíso, porque el primero  definitivamente eran los ojos azules claros  de Ian. Hachiko se acurrucó entre sus manos para buscar un poco de calor, a pesar de que el sol radiaba con todo su poder, hacía un poco de frío.
- ¡Amelia! – Escuchó como la voz de Ian la llamaba, al parecer se había despertado.
- ¡Estoy en breve contigo amor! – Le contestó alegremente.
   Ian se impacientaba cuando no encontraba a Amelia a su lado, la primera vez que habían hecho el amor y al amanecer Amelia fue a ver la vista, Ian había pensado que ella se había ido, esa mañana Ian casi destruye su habitación, cuando ella fue a ver lo que ocurría, vio a Ian llorando de la impotencia, cuando él la vio corrió hacia ella, la abrazó, le decía  una y otra vez que había pensado que ella se había ido, entonces ella le hizo una promesa, que nunca jamás se iba a ir de su lado, él igualmente hizo lo mismo.
- ¡Amor, mi cama se siente fría sin ti! – Ian le gritó nuevamente, a veces era un tanto exagerado.
  Ella contempló el mar por última vez, comenzó a caminar hacia la habitación, tenía mucho frío, por lo que cuando entró a ella, inmediatamente cerró las puertas corredizas y corrió las cortinas, al darse vuelta vio a Ian, el cual la estaba mirando detenidamente con aquellos bellos ojos azulados, cada vez que él la miraba de esa manera, Amelia se sonrojaba un poco, a pesar de varios meses saliendo juntos, ella todavía se sonrojaba ante esa mirada, él le guiñó un ojo y ella se sonrojó aún más. Rápidamente comenzó a caminar y se tiró junto a Ian en la cama, aún tenía a Hachiko en sus brazos.
- ¿Adivina que? – Le dijo sonriendo.
- ¿Qué cosa amor?- Le preguntó él comenzando a acariciar los labios de Amelia.
- Este pequeño – Comentó ella mostrándole a Hachiko – Presenció todo lo que hicimos anoche, absolutamente todo.
   Él comenzó a reírse y miró a Hachiko.
- Hachiko – Le dijo en un tono de reprimenda – Eres un pequeño travieso, sabes que tu madre se quema por dentro cuando le estoy haciendo  el amor y siempre me pide que le dé más fuerte y más rudo.
- ¡IAN! – Gritó Amelia muerta de  vergüenza.
  Ian nuevamente comenzó a reírse, tomó a Hachiko y lo dejó en el suelo, este se fue corriendo fuera de la habitación, seguramente iba a ir a molestar a Nila, la cocinera de Ian.
- No puedo creer que hayas dicho eso – Le dijo Amelia a Ian un poco molesta y se dio vuelta dándole la espalda.
  Amelia sabe que Ian es un tanto travieso con sus comentarios, pero a veces él decía cosas que a ella le molestaban. Ian al parecer sintió la tensión en el cuerpo de Amelia, se acercó a ella, sin abrazarla.
- Lo siento – Le susurró al oído – Sabes que a veces puedo ser muy travieso.
- Travieso y a veces idiota – Le contestó ella en un tono de reprimenda.
- Es verdad – Dijo el sonriendo – Soy un travieso y a veces un idiota, ¿Puedes perdonar a este idiota?
  Ella hizo la que se lo pensó un poco, en realidad no estaba enojada con él.
- Te perdono – Comenzó ella – Pero solo si me abrazas, tengo mucho frío.
  Ian se movió, hasta que tocó con su torso, la espalda de su novia, la rodeo con sus brazos fuertemente y se dio cuenta de que ella estaba muy helada, al extremo de congelaba, el odiaba que ella estuviera de esa manera, no quiere que so novia se enferme, porque le puede suceder algo malo si se enferma.
- ¡Estas  muy helada! – Le dijo un poco molesto – Sabes que odio cuando estas de esa manera, cuando no te preocupas por tu salud.
 Él se incorporó un poco, tomó las piernas de Amelia y las metió debajo de las cobijas, ella se dio la vuelta y lo miró tiernamente, Ian siempre se preocupaba por ella. Él sin decirle ninguna palabra más se subió encima de ella, con sus manos comenzó a hacerle fricción por todo el cuerpo. Lentamente el calor corporal de Amelia comenzó a ascender. Tomó la cabeza de Ian y llevó sus labios hacia los suyos. De inmediato la química fue innata, Ambos a la misma vez comenzaron a  acariciarse con pasión y lujuria, con deseo. Ian se acomodó entre las piernas de Amelia, le comenzó a besar el cuello, los besos en el cuello eran la debilidad de ella.
- ¡Ian! – Gimió ella en respuesta ante sus besos.
- Amelia, Te amo – Le contestó él gimiendo de agonía.
- Yo también te amo Ian – Repitió ella del mismo modo mientras le agarraba el cabello con ambas manos.
  Ian subió lentamente el chaleco que estaba trayendo Amelia, hasta que se lo sacó por completo por encima de la cabeza, no había ninguna prenda que se interponía entre ellos, puesto que Ian estaba completamente desnudo. La besó nuevamente, al momento de que sus labios se tocaron, una chispa de electricidad comenzó a crecer en el corazón de ambos, con el contacto de sus lenguas esa chispa explotó.
- ¡Ian! – Dijo Amelia en tono de súplica rompiendo el beso – Te quiero dentro de mí, ahora.  
  Él la recostó en el colchón de la cama, mirándola siempre a los ojos comenzó a  darle besos por todo el cuerpo, primero comenzó con su garganta, sintió como Amelia comenzaba a gemir muy despacio, Ian comenzó a descender por el  cuerpo de su novia dándole besos por todos lados, comenzó con sus pechos, tomó fuertemente con su boca uno de los pezones de su chica, los cuales estaban muy erectos, cuando los tiró ella gritó en respuesta.
- ¡IAN! – Gritó Amelia producto de la excitación -  Te necesito ahora dentro de mí.
- Paciencia – Le susurró al oído -  Ten mucha paciencia Amelia, porque  cuando esté dentro de ti, me rogaras que nunca me salga.
  Cuando Ian le hacía el amor a su chica, a veces decía cosas muy tiernas, que hacían que Amelia  se sonrojara, otras veces le decía cosas terriblemente calientes, que hacían que Amelia se estremeciera y le dijera  cosas vulgares.
 Ian llevó una mano hasta la zona caliente y dulce  de su novia,  al pasar su mano por su feminidad notó que ella estaba muy dilatada, siempre estaba preparada para él, sin previo aviso metió un dedo en el interior de la chica, comenzó a moverlo  rápidamente, hasta que Amelia tuvo un orgasmo. Ian sacó su dedo y nuevamente sin previo aviso, tomó las piernas de su chica, las abrió de par en par y la penetró. Lentamente ambos comenzaron una danza erótica, se complementaban perfectamente, sus gemidos eran como canticos para cada uno de ellos.

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°
   Ian acariciaba el cabello de su novia, la cual estaba encima de su pecho con una sonrisa en el rostro se notaba saciada y muy feliz, ella a su vez acariciaba el perfecto torso de su novio con la punta de sus dedos.
- Me gustan tus buenos días – Le susurró ella dándole un pequeño beso en el pectoral.
- A mi me encanta que por las noches te quedes aquí – Él le contestó dándole un beso en la frente – Es raro que Oliver no viniera para llevarte a casa, con lo celoso que es.
 Oliver era el hermano mayor de Amelia, Ian es el mejor amigo de Oliver, cuando este se enteró de la relación que ellos sostenían, al principio no le gustó mucho, sin embargo al enterarse de que  Ian era bueno para Amelia, él cedió ante la idea de que fueran novios. Amelia desde que sus padres habían muerto en un terrible accidente cuando ella tenía 12 años, tenía constantemente pesadillas con la muerte de ellos, todas las noches ella despertaba llorando, Oliver tenía que consolarla. Sin embargo cuando comenzó a salir con Ian y a quedarse a dormir en su casa, ella no tenía pesadillas, por lo que Oliver se tragó el orgullo  de hermano mayor sobre protector y accedió a que ella se quedara por algunas noches en casa de Ian, ahora prácticamente casi viven  juntos.
- Amor, ¿Qué sucede? – Preguntó Ian un poco preocupado.
  Amelia por un momento se había encerrado en sus recuerdos por lo que no se dio cuenta de que algunas lágrimas habían salido de sus ojos, para parar al torso de Ian. Ella se llevó el dorso de la mano derecha hasta sus ojos, se quitó las lágrimas que tenía en los ojos, levantó la mirada y vio a Ian muy preocupado.
- Gracias por estar conmigo, Ian – Ella lo miró detenidamente, levantó su mano y comenzó a acariciarle el rostro – Desde que estamos juntos siempre me has estado apoyando en todo, bueno salvo en unas cosas, como por ejemplo tus celos casi obsesivos, pero sé que me amas, Te amo Ian, siempre lo haré.
- Ven aquí amor – Él la atrajo hacia sus brazos – También te amo Amelia, siempre lo haré. Además no soy un hombre celoso – Dijo en broma – Sólo me preocupo por lo que es mío.
 Ian, Ian, Ian, lo que no sabes es que tus celos pueden jugar una mala pasada en tu relación con Amelia, ella tomará una decisión importante en cuanto a eso, si no la acatas tal vez puedes perderla.

Capítulo 2 (1/2)


Capítulo 2.

  Era de noche, prácticamente Ian y Amelia habían pasado todo el día juntos, se quedaron en la cama hasta un poco pasado el medio día, después salieron a comer a un restorant, ese periodo  del día no fue muy bueno que digamos, cuando se sentaron en la mesa, el camarero fue a pedir la orden de que era lo que iban a comer, pero en vez de pedir la orden el chico se le había quedado mirando, literalmente con la boca abierta. La profesión de Amelia es cantante y modelo por lo que las personas siempre se le quedan mirando, ya sea para pedirle un autógrafo o una fotografía, a él no le molestaba mucho, sin embargo siempre se ponía tenso cuando alguien se quedaba mirando a su chica, especialmente los hombres, ella por supuesto odiaba los celos constantes que Ian tenía, al llegar a casa le tenía preparado un gran sermón.

Flash Back
 Ian estaba sentado en su despacho revisando algunos de sus negocios en su laptop, estaba un poco enojado, había ido con Amelia a un restorant, todo había comenzado bien hasta que el camarero comenzó a ver a su novia de manera muy lujuriosa. Él era un hombre un poco posesivo, especialmente cuando se trataba de su novia, no  podía controlar sus celos.
  Estaba mirando su laptop detenidamente, hasta que sintió una  tos, al alzar la mirada vio que era su adorada novia, Amelia. La miró a los ojos e inmediatamente entendió  que ella quería hablar seriamente con él.  
- Tengo que hablar contigo – Dijo ella un tanto enojada – Y más vale que me escuches muy bien, Ian Joseph Somerhalder.
  Amelia realmente se veía muy molesta, casi nunca ella lo llamaba con su segundo nombre, a menos de que fuera alguna cosa muy importante. Lo más seguro es que ella le había preparado un gran discurso, Ian le había hecho una escena de celos cuando salieron del restorant, lo bueno, la prensa ni los paparazzi los habían visto, lo malo, el camarero había terminado su turno y había salido justo al mismo tiempo que ellos, al verlo Ian lo golpeó.
- Sé lo que me vas a decir, Amelia – Comenzó a decir Ian  irritado– Pero te digo una sola cosa, no me arrepiento de lo que hice, tú eres mía, soy tu dueño, no me gusta que te miren, ni mucho menos que te miren con lujuria.
  Ella al escuchar la respuesta de su novio, se cruzó de  brazos, muy enojada, pero comenzó a respirar lentamente, para bajar un poco ese enojo.
- Ian – Ella comenzó tranquilamente – Puedo tolerar todo, tus celos, tus locuras,  que digas que soy tuya, pero  no tolero que digas que eres mi dueño, ni mucho menos que descargues tus malditos y enfermizos celos en alguien inocente.  
 Amelia actualmente está estudiando derecho, por lo tanto no tolera para nada las injusticias.
- ¡ÉL TE ESTABA MIRANDO  COMO SI QUISIERA QUITARTE LA ROPA, JODER! – Gritó exasperado – ¡ODIO CUANDO ALGUIEN TE MIRA  DE ESA MANERA!
    Ella se exaltó un poco, Ian nunca le había gritado.
- Amor – Le dijo ella calmadamente – Cuando me conociste sabías que yo era una chica independiente, soy modelo por lo que muchas personas se me quedaran mirando, incluso algunos hombres me miraran como si quisieran sacarme la ropa, pero yo solo te amo a ti, no me importa el resto de los demás chicos, Ian, odio esos celos injustificados, porque yo nunca te he dado excusas, ¿O sí?
 Él desvió la mirada y se quedó mirando el suelo.
- A veces pienso que sí, que me das excusas – Comenzó Ian susurrando – Todos tus amigos, las fiestas a las que vas, las personas que conoces, además de tus acciones, con todas esas cosas a veces pienso que tú no me amas con la misma intensidad que yo te amo a ti, por eso es que necesito protegerte no quiero que te vayas de mi lado.
  Amelia al escuchar estas palabras comenzó a alterarse, sus ojos se llenaron de lágrimas.
- ¿Me estás diciendo que no te demuestro el amor que siento por ti? – Ella lo miró con los ojos llenos de lágrimas - ¿Insinúas que quiero dejarte? ¿Qué no te amo con la intensidad que tú me amas a mí?
 Ian la miró, al verla se arrepintió de todo lo que había dicho. Las preguntas que Amelia le había dicho eran como cuchillos para su corazón, las lágrimas que en esos momentos surcaban las mejillas de su novia  eran como cuchillos para su alma.
- Amelia yo…
- ¡NO, IAN! – Ella lo interrumpió – NO TOLERO TUS ESPÚPIDOS CELOS, ESTOY HASTA MÁS ARRIBA DE LA CORONILLA CON ELLOS.
  A este paso ella estaba llorando, él se levantó de su escritorio, lo rodeó e intentó acercarse a ella, pero ella no lo dejó.
- ¡NO ME TOQUES! – Ella le gritó muy exaltada – SI NO CONTROLAS TUS CELOS, TEN POR SEGURO QUE ÉSTA RELACIÓN LLEGARÁ A SU FIN.
  Amelia se dio la vuelta,  se fue hasta la habitación de Ian, cuando llegó cerró fuertemente la puerta y la cerró con pestillo porque Ian iba detrás de ella para pedirle perdón, pero ese perdón no iba a llegar tan fácilmente.
- ¡AMELIA! -  Dijo Ian azotando la puerta con su mano – No me dejes.
- ¡NECESITO PENSAR, IAN! – Dijo ella llorando, pero después dijo tranquilamente – Necesito pensar las cosas, por favor déjame sola por un momento.  
Ian no le dijo nada más, pero se sentía llorar justo afuera de la puerta, él estaba desolado, en la habitación Amelia lloraba y se sentía de la misma manera.

Fin Flash Back

  Amelia estaba recostada en la cama de Ian, había llorado mucho, se sentía sola, vacía y muy desdichada, Ian la mayoría del tiempo había tocado la puerta, ella sabía que él igualmente había llorado porque lo había escuchado. Giró la cabeza y miró un reloj digital que estaba en uno de los veladores, eran aproximadamente las 9 de la noche por lo que tenía que salir de la habitación de Ian, tal vez se iría a la casa de su amiga Cassie, la cual vive también con otra amiga llamada Miley, pero sus planes podrían cambiar porque justo en ese momento comenzó a sonar su teléfono móvil, miró la pantalla, vio que era su amiga Mickaela, contestó inmediatamente.  
- ¡Micki! – Contestó Amelia vacilante - ¿Cómo estás?
- ¡AMY! – Prácticamente Micki había gritado – Estoy como siempre, es decir sobreviviendo a una sociedad de mierda, pero creo que tú no estás bien, a ver, apuesto que hay una crisis en el paraíso.
  Micki siempre molestaba a Amelia en cuanto a la relación que ella tenía con Ian, Amelia siempre estaba feliz cuando se trataba de Ian, por eso su amiga llamaba  “paraíso” a la relación.

- Sí – Dijo Amelia a punto de llorar – Hay problemas en el paraíso.
- Amy ¿Qué es lo que te hizo ese idiota? -  Comentó Micki disgustada – Te hizo llorar, voy a ir a su casa y a romperle los huevos, eso es lo que voy a hacer ahora mismo.
 Cuando se trataba de sus amigos, Micki era muy sobre protectora, en especial cuando se trataba de su amiga Amelia, la cual ama como si fuera una hermana.
- Micki, no tienes que hacer eso – Le contestó Amelia poniendo los ojos en blanco -  Sé defenderme por mí misma, para eso practico boxeo.
- Eso es verdad – Rió Micki – Estoy en una fiesta junto a Cassie, Hayley, Josh, Justin y Miley ¿Por qué no vienes? Te servirá para despejar la mente de tu paraíso, además me has tenido muy sola, Hayley y Miley dicen lo mismo, nos tienes muy solas.
  Amelia rodo nuevamente los ojos en blanco, aunque era verdad, ella a veces por pasar mucho tiempo con Ian, había olvidado a sus amigas.
- ¿En que lugar están? – Preguntó Amy un tanto convencida.
- Justin nos trajo a un lugar muy bueno – Comentó Micki – El bar se llama “Wild”, es muy salvaje.
- ¿Salvaje? ¿Así se llama el bar? – Preguntó Amelia riendo – Entonces señora salvaje ¿Estas con Harry? Porque inmediatamente te digo que no quiero ser un mal tercio.
  Harry es el novio de Micki, un novio bastante peculiar.
- No – Dijo secamente Micki – Esta es una noche de amigos, tampoco Cassie está con su novio Logan, Amelia ven, no es lo mismo sin ti, tú siempre eres el alma de la fiesta.
- A verrrr…- Dijo Amelia pensando – Está bien, dame la dirección del bar.
- Descuida – Rió Micki – Justin está al lado mío y me dijo que si decías que si, él te iba a ir a buscar al paraíso.
 Justin Bieber, era un amigo de ellas, al igual que Amelia, Justin es cantante, Amelia lo había conocido cuando tenía 14 años, desde entonces son amigos, salvo por una cosa, Justin siempre le ha estado coqueteando, diciendo que es bella y todas esas cosas que a veces ella le molestan y otras veces que no le molestan para nada, naturalmente Ian no sabe nada de Justin, o si no Justin ya había estado casi muerto. Justin había estado de gira en Europa, ella lo había extrañado mucho, siempre la ha hecho reí y también era uno de los pocos que sabía de las pesadillas que ella tenía.
- Está bien, dile a Justin que venga a recogerme – Le dijo Amelia muy entusiasmada – ¡Tengo deseos de ver a Justin, lo extrañé tanto!
- ¡UUUUUYY! – Micki comenzó a molestarla – No entiendo ¿Por qué nunca han estado ustedes dos juntos? Me gusta más Justin para ti, no al troglodita que ahora tienes de novio.
- Micki – Comenzó Amelia a reprender a su amiga – Te he dicho millones de veces que no llames de ese modo a Ian.
- Está bien, está bien – Dijo Micki lentamente – Justin ya fue a recogerte, así que apúrate.
- Ok -  Dijo Amelia colocándose de pie para ir a bañarse – Nos vemos en el bar, adiós hermana.
- Adiós hermanita – Dijo Micki alegremente y después colgó.
  Amelia fue hasta el baño, para darse una ducha con agua tibia, eso le venía bien puesto que el agua tibia le bajaba las tensiones. Después de bañarse, enrollo su cuerpo con una toalla que había en el baño salió a la habitación de Ian. Ella tenía algunas prendas de vestir en los armarios  de Ian, por lo que los abrió. Del cajón de la ropa interior sacó un conjunto de bragas y sostén los cuales eran un conjunto de color negro, se los colocó. Después fue hasta la ropa, no sabía que ponerse, recordó el nombre del bar, el cual se llamaba  “Wild” por lo que se decidió por unas calzas de color negro que tenían pequeños círculos un poco más oscuros, después tomó un vestido  de color rojo (el cual era  ajustado y sin tirantes), un corsé de ganchos  negro  metalizado y por último se colocó unos botines  negros de media pierna con un tacón de 10 cms, además del tacón también tenía unas cuantas piedras brillantes, se vistió, se miró al espejo y se veía ardiente. Tenía el cabello mojado, producto de la ducha, se lo secó son un secador, después de secárselo se lo alisó con una plancha de alisado. Fue hasta el tocador en donde tenía su maquillaje, las personas siempre habían dicho que ella tenía unos ojos muy bellos, eran de color azules con unas cuantas motitas de color gris, Oliver siempre le había dicho que había sacado los ojos de su madre. Tomó el lápiz delineador de color negro y comenzó a pasárselo por los parpados y después por debajo de los ojos, a ella siempre le gustaba maquilarse de ese modo. Al terminar con los ojos  tomó el labial de color rojo, se pintó los labios rápidamente.
  De repente escuchó como la puerta principal de la casa de abría, de seguro Justin había llegado. Amelia fue nuevamente hasta el armario, tomó su chaqueta de cuero, la cual le quedaba muy ajustada, se la dejó abierta, tomó su teléfono móvil y las llaves que estaban en una cómoda, nuevamente sintió un golpe  esta vez fue en la puerta de la habitación.
- Señorita Amelia – Dijo Charles el mayordomo de Ian – Un joven llamado Justin Bieber la busca.
- Está bien Charles – Ella dijo – Dile a Just que voy inmediatamente.
  Se miró al espejo una vez más, estaba un poco pálida por lo que se colocó un poco de colorante en las mejillas, también un poco de rímel en las pestañas y ahora si estaba lista. Se dirigió hasta la puerta, sacó el pestillo salió al pasillo y fue hasta el salón, al entrar se llevó una gran sorpresa, Justin estaba allí.
- ¡Amelia! – Gritó Justin alegremente – ¡Ven acá y dame un  gran abrazo!
- ¡Justin! – Le contestó ella alegremente - ¡Te extrañé!
  Ella corrió hasta los brazos de  uno de sus dos mejores amigos, se lanzó hasta sus brazos y lo abrazó, Justin la tomó de la cintura, la levantó, producto de eso ella envolvió sus piernas en la cintura dl chico, comenzaron a reírse de euforia y Justin comenzó a dar vueltas, no notaron que alguien había llegado hasta que sintieron una toz detrás de ellos, Amelia se bajó del torso de Justin, miró hacia atrás, miró a la persona que había tosido, era Ian, el cual los miraba con cara de pocos amigos, la sonrisa de Amelia comenzó a descender, al parecer  estaba en un gran problema.

¡Eres Demoledora!
Dios, escribes muy bien, tus personajes estan reservados
avatar


Ver perfil de usuario http://wildblackguitar.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Wrecking Ball |NC| ¡Inscripciones Cerradas!.

Mensaje por Vicky. el Vie 13 Sep 2013, 8:13 am


¡Inscripciones Cerradas!
Los personajes reservados:
≡ Grace Adams {Grace Phipps} | Louis Tomlinson | [Victoria]
≡ ?? {Kylie Jenner} | Jack Harries | [FatiiDirectioner]
≡ Alexandra O'Conner {Selena Gomez} | Justin Bieber | [Karla]
≡ Barbara Becker {Shailene Woodley} | Finn Harries | [Frida]
≡ ?? {Lucy Hale} | Niall Horan | [Angie]
≡ Rachel Richards {Britt Robertson} | Harry Styles | [Nea]
≡ Perrie Ayleen Dark {Charlotte Free} | Liam Payne | [Joker]
≡ ?? {Lily Collins} | Zayn Malik | [Nicol]
≡ Skyler Hudson {Freya Mavor} | Logan Lerman | [Wanderer]
≡ Cristabella Corleone {Taylor Momsen} | Ian Somerhalder | [Anny]
El link del muro interactivo es [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]. :)
Las espero allá :bye: 
avatar


Ver perfil de usuario http://wildblackguitar.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Wrecking Ball |NC| ¡Inscripciones Cerradas!.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.