O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» multimedia hearts.
Hoy a las 9:12 am por hypatia.

» The Lonely Hearts Club.
Hoy a las 8:37 am por hypatia.

» I'm a little dysfunctional, Don't you know?
Hoy a las 2:35 am por roman.

» death path
Hoy a las 12:36 am por roman.

» Half-Cold Half-Hot
Ayer a las 11:46 pm por Asclepio.

» Heroes. (Muro Interactivo)
Ayer a las 10:42 pm por yagmur.

» this encourages me [sounds baby from jb]
Ayer a las 7:55 pm por mieczyslaw

» ALTER ER LOVE
Ayer a las 5:10 pm por Supertramp.

» Survive. (Audiciones abiertas.)
Ayer a las 1:53 pm por CNCOwner.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Prom? || Inscripciones Cerradas || Te lo perdiste *le saca la lengua*

Página 2 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Prom? || Inscripciones Cerradas || Te lo perdiste *le saca la lengua*

Mensaje por Vicky. el Sáb 31 Ago 2013, 4:17 pm

GreenSky♥ escribió:
Vicky2001 escribió:¡Hola!, sinceramente me encantó la trama, necesitaba dejarte mi capítulo ya, así que bueno, espero que te guste y que tengas un lindo día. :)

Capítulo:

Svitlana se encontraba sentada en el sillón de la casa de Drew – el dragón -, mientras peleaba consigo misma sobre si lo que estaba pasando era real o no, iba ganando la idea que todo era un sueño del cual despertaría; cosa que varias Alices creen, y si el sueño fuera real, preferiría caer en la locura que ser una Alice. El dragón se encontraba, como de costumbre, escuchando a Lana, después de escuchar la idea de Lana de enloquecer reaccionó.

- ¿Alice, quieres enloquecer? – salió de su escondite.

- ¿Me estabas espiando? – preguntó mirando de reojo al dragón. – ¡Y mi nombre no es Alice!

- Ese no es el caso, tú no debes enloquecer. – cuestionó el pelinegro

- ¿Y por qué no debería hacerlo?

- No es recomendable, Alice, podrías nunca volver de donde provienes. – la chica pensó, y luego reaccionó.

- ¡Pero si esto no es real! – exclamó – y por milésima vez, mi nombre no es Alice.

- Esto es muy real, tan real como tú y yo. – la palabra tú y yo sonó una y otra vez en la cabeza de Svitlana.

- Está bien cómo tú digas. ¿Podrías llevarme a ver las flores que hablan? – todo el plan de la chica, empezó. Drew dejó los ojos en blanco para luego asentir con la cabeza y tomar la mano de Svitlana.

{***}

En el prado de flores todo era increíble, realmente asombroso, no solo porque las flores parloteaban, sino que sus alrededores eran bellísimos, un ambiente lleno de armonía y paz, lo que ella detestaba.

- Tengo una duda… ¿Por qué vinimos aquí?

- Quería dibujar este lugar, es hermoso.

- ¿y cómo lo dibujaras? – Lana rodó los ojos y saco un trozo de tela blanco y pintura roja y naranja.

- Es increíble lo que puedes hacer con un trozo de tela que me robé del castillo del rey y una par de bayas. – Lana sonrió, luego el también.

- Si se enteran te cortaran la cabeza. – soltó una carcajada el chico.

- No me importa, tendrá que aguantar escucharla parlotear. – carcajearon ambos.

- Ni yo te aguanto – dijo un riendo – creo que su majestad menos lo hará.

- Tienes razón.

Después de que Svitlana terminara su dibujo, empezaron a hablar con las flores parlantes, una de ellas alagaba en exceso al dragón, cosa que provocó que Svitlana cortara sigilosamente uno de sus preciosos pétalos rosados, raramente esta no logró saber quién corto su pétalo. Anocheció y seguían en el mismo lugar, de pronto vieron a Perrie, hablando como psicópata, escuchando de su problema y de cómo hipnotizaba al gato. Decidieron largarse de allí porque Perrie noto su presencia, pero Svitlana se dio cuenta de algo, que si tal vez, solo tal vez ella era la Alice correcta, no dejaría el camino libre a Perrie para que destruyera el lugar, aunque ciertamente, ya todos estaban dementes allí. El dúo se dirigió a su choza, cercana al castillo y tomaron un poco de té.

- ¿Y?... qué opinas de lo que pasó allí - preguntó – Ella, esta demente – aludió el joven, no tan joven.

- Pues creo, que si quiero seguir en la competencia por ser la Alice correcta…

- ¿Alice, crees que debamos informarle a alguien sobre lo que escuchamos? – tomó un sorbo de té.

- No lo sé.

- Pero ella está loca, sería mejor que la devolvieran de donde vino, puede que arruine todo Wonderland. – La chica pensó, y se dio cuenta de que sería divertido unirse al plan de Perrie.

- Olvidémoslo. – comentó sin importancia Lana.

- ¿Qué? – se alteró, levantándose de su silla.

- No te alteres, no creo que haga nada.

- Cómo tú digas… - dijo inseguro Drew.

{***}

La mañana siguiente Svitlana se dirigió a la casa de los gemelos para platicar con Perrie, lo cual le costó mucho ya que Drew no la dejaría salir sola. Pero encontró la forma de entretenerlo, con los gemelos.

- ¿Puedo pasar? – Dijo tocando la puerta.

- ¿Quién es?

- Lana…

- ¡¿Pasa?! – gritó, seguido a eso entró rápidamente - ¿Dime?


<3:


Lauren Jauregui || Drew Roy || Vicky.
Bah, yo soy lectora de Are you Alice, ya había leído tu capítulo. Entonces, está de más decir que está aceptado.
Ya edito la cosita esa donde están las reservas e.e
Aww gracias, :), a mi me encanta como tu escribes :hug: , Gracias por aceptarme, besos.
avatar


Ver perfil de usuario http://wildblackguitar.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Prom? || Inscripciones Cerradas || Te lo perdiste *le saca la lengua*

Mensaje por demons. el Sáb 31 Ago 2013, 4:20 pm

Deby. escribió:May  Sé que dijiste que no nos apresuremos, pero entendí la trama y me encantó. Soy malota y te mandé un cap :meh: Ya tenía uno preparado para entregar en caso de que me pidieran :c Y bueno, pedí mi ship :c Espero que no te enojes :c Te amo<3
Se me olvido contestar esto :meh:
Tranquila, Debs, ya sabía que sos una malota(?)
JAJAJAJAJAJAJAAJA siempre hay que estar preparado
Me encanta tu ship *-*
Nah, no me enojo :aah:
Yo igual<3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prom? || Inscripciones Cerradas || Te lo perdiste *le saca la lengua*

Mensaje por demons. el Sáb 31 Ago 2013, 4:21 pm

Vamos, inscríbanse Ñom
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prom? || Inscripciones Cerradas || Te lo perdiste *le saca la lengua*

Mensaje por demons. el Sáb 31 Ago 2013, 4:22 pm

Vicky2001 escribió:
GreenSky♥ escribió:
Vicky2001 escribió:¡Hola!, sinceramente me encantó la trama, necesitaba dejarte mi capítulo ya, así que bueno, espero que te guste y que tengas un lindo día. :)

Capítulo:

Svitlana se encontraba sentada en el sillón de la casa de Drew – el dragón -, mientras peleaba consigo misma sobre si lo que estaba pasando era real o no, iba ganando la idea que todo era un sueño del cual despertaría; cosa que varias Alices creen, y si el sueño fuera real, preferiría caer en la locura que ser una Alice. El dragón se encontraba, como de costumbre, escuchando a Lana, después de escuchar la idea de Lana de enloquecer reaccionó.

- ¿Alice, quieres enloquecer? – salió de su escondite.

- ¿Me estabas espiando? – preguntó mirando de reojo al dragón. – ¡Y mi nombre no es Alice!

- Ese no es el caso, tú no debes enloquecer. – cuestionó el pelinegro

- ¿Y por qué no debería hacerlo?

- No es recomendable, Alice, podrías nunca volver de donde provienes. – la chica pensó, y luego reaccionó.

- ¡Pero si esto no es real! – exclamó – y por milésima vez, mi nombre no es Alice.

- Esto es muy real, tan real como tú y yo. – la palabra tú y yo sonó una y otra vez en la cabeza de Svitlana.

- Está bien cómo tú digas. ¿Podrías llevarme a ver las flores que hablan? – todo el plan de la chica, empezó. Drew dejó los ojos en blanco para luego asentir con la cabeza y tomar la mano de Svitlana.

{***}

En el prado de flores todo era increíble, realmente asombroso, no solo porque las flores parloteaban, sino que sus alrededores eran bellísimos, un ambiente lleno de armonía y paz, lo que ella detestaba.

- Tengo una duda… ¿Por qué vinimos aquí?

- Quería dibujar este lugar, es hermoso.

- ¿y cómo lo dibujaras? – Lana rodó los ojos y saco un trozo de tela blanco y pintura roja y naranja.

- Es increíble lo que puedes hacer con un trozo de tela que me robé del castillo del rey y una par de bayas. – Lana sonrió, luego el también.

- Si se enteran te cortaran la cabeza. – soltó una carcajada el chico.

- No me importa, tendrá que aguantar escucharla parlotear. – carcajearon ambos.

- Ni yo te aguanto – dijo un riendo – creo que su majestad menos lo hará.

- Tienes razón.

Después de que Svitlana terminara su dibujo, empezaron a hablar con las flores parlantes, una de ellas alagaba en exceso al dragón, cosa que provocó que Svitlana cortara sigilosamente uno de sus preciosos pétalos rosados, raramente esta no logró saber quién corto su pétalo. Anocheció y seguían en el mismo lugar, de pronto vieron a Perrie, hablando como psicópata, escuchando de su problema y de cómo hipnotizaba al gato. Decidieron largarse de allí porque Perrie noto su presencia, pero Svitlana se dio cuenta de algo, que si tal vez, solo tal vez ella era la Alice correcta, no dejaría el camino libre a Perrie para que destruyera el lugar, aunque ciertamente, ya todos estaban dementes allí. El dúo se dirigió a su choza, cercana al castillo y tomaron un poco de té.

- ¿Y?... qué opinas de lo que pasó allí - preguntó – Ella, esta demente – aludió el joven, no tan joven.

- Pues creo, que si quiero seguir en la competencia por ser la Alice correcta…

- ¿Alice, crees que debamos informarle a alguien sobre lo que escuchamos? – tomó un sorbo de té.

- No lo sé.

- Pero ella está loca, sería mejor que la devolvieran de donde vino, puede que arruine todo Wonderland. – La chica pensó, y se dio cuenta de que sería divertido unirse al plan de Perrie.

- Olvidémoslo. – comentó sin importancia Lana.

- ¿Qué? – se alteró, levantándose de su silla.

- No te alteres, no creo que haga nada.

- Cómo tú digas… - dijo inseguro Drew.

{***}

La mañana siguiente Svitlana se dirigió a la casa de los gemelos para platicar con Perrie, lo cual le costó mucho ya que Drew no la dejaría salir sola. Pero encontró la forma de entretenerlo, con los gemelos.

- ¿Puedo pasar? – Dijo tocando la puerta.

- ¿Quién es?

- Lana…

- ¡¿Pasa?! – gritó, seguido a eso entró rápidamente - ¿Dime?


<3:


Lauren Jauregui || Drew Roy || Vicky.
Bah, yo soy lectora de Are you Alice, ya había leído tu capítulo. Entonces, está de más decir que está aceptado.
Ya edito la cosita esa donde están las reservas e.e
Denada :aah: Graciaaas<3 En serio, gracias a ti por querer participar :corre:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prom? || Inscripciones Cerradas || Te lo perdiste *le saca la lengua*

Mensaje por Invitado el Sáb 31 Ago 2013, 4:24 pm

GreenSky♥ escribió:
Deby. escribió:
Capítulo.:

Capítulo 11
Narrador Omniciente|El secuestro Parte I/V


El sonido de una puerta cerrarse y el motor encendido era el sonido que en eco sonaba dentro de la cabeza de Amelia. Hace un segundo, era capaz de pedir auxilio. Mas la cinta que cubría sus labios, no se lo permitía. Una bolsa fue puesta en su cabeza. Por lo que no veía nada. Trataba de patalear, pero no era posible. Un cuerpo sosteniéndola con fuerza. Al siguiente segundo, sus manos y pies estaban fuertemente atados. Estaba, oficialmente, entrando en pánico.

Su cuerpo dio con una superficie no muy sólida, más bien algo acolchado. Supuso que estaba dentro del auto. Se podían oír los ruidos de las bocinas de los autos a su alrededor. Los típicos sonidos de la ciudad de Londres. Poco a poco, los sonidos fueron desapareciendo. El auto ya no giraba ni frenaba. Solo viajaba. Sus mejillas, empapadas de tanto llorar. Sollozando sin nada más que hacer, sin temor de que su secuestrador la oyera. Este no habló en todo el viaje. En su mente, Amelia intentaba reconocer el rostro de quien vio fuera del auto, antes de que su mirada fuera tapada. Aun así, nada llegaba a sus recuerdos. Bueno, no pudo mantener suficientes rasgos en su memoria como para tener por donde guiarse. Perdida en sus pensamientos, se olvidó de la actual situación.

Sus manos y pies atados, su boca tapada, su cabeza cubierta y su cara contra el asiento sin oportunidad de acomodarse. Siguió sollozando, rogando por salir de allí con vida. El miedo la consumía al pensar en qué podrían hacerle.

Por otro lado, miles de sentimientos volaban en el interior de Harry. La adrenalina ya había crecido mientras perseguía a su víctima. La astucia lo invadió al planear su secuestro. Una pequeña pizca de nerviosismo pudo colarse entre sus pensamientos al tenerla allí, parada bajo la luz de la luna. Se veía tan malditamente hermosa… El diablo vestido de un joven ángel. Pero ninguna de aquellas emociones superaba la perturbación que le causaban los sollozos de ella. Deseaba aparcar el auto ahí mismo, quitarle la bolsa y decirle que aun la amaba. Que estaba profundamente enamorado de ella y que no era capaz de hacerle daño. Sacudió su cabeza ante este pensamiento, haciendo que alguno de sus rizos se desacomodaban en su frente. No podía ser tan débil. Apenas había visto su rostro y ya pensaba rendirse ¿Cómo sería luego? Trajo a memoria las veces que fue humillado por ella y el rencor lo llenó. El deseo de vengarse lo consumió. Las ganas de decirle todo lo que sentía, desde hace tantos años.

Iban por la ruta, solo eran el sonido del viento golpeando el auto los sollozos de Amelia. Pronto estarían llegando al complejo… o al “Paraíso de la Tortura” como Niall le había dicho bromeando en ciertas ocasiones.  7 cabañas conformaban este complejo, mas 5 de ellas iban a ser utilizadas para estos 5 ex adolescentes humillados y vengativos… Nadie residía allí, nadie iba allí en años. Nadie era capaz de llegar hasta ese lugar ni por error. Louis, que era vendedor de bienes raíces, era el dueño de este lugar. Desde que comenzó con aquella carrera, se aseguró de resguardar este lugar en la soledad desconocida para los pueblerinos. Otorgándole la privacidad necesaria para todo tipo de actividades… Un grito ahogado se escuchó desde la parte atrás del auto. Harry volteó, comprobando el impacto entre el cuerpo de la chica y el suelo. Gruñó para sí mismo.

-Quédate quieta- Una voz ridículamente fingida y ronca, hizo que la chica continuara con sus sollozos en silencio.

Minutos después, luego de un viaje infinito para el rizado y torturador para ella, llegaron a la estancia. Un auto negro se veía aparcado, lo que significaba que uno de sus amigos ya estaba en el complejo, disfrutando de su venganza… O al menos preparando a la víctima para ello.

Aparcó el auto frente a una de las cabañas. Amelia comenzó a preocuparse al sentir como se detenía el auto. Harry salió, dejándola en el silencio por un tiempo. Al no poder hablar ni oír nada, su sentido de la audición se agudizaba cada vez más, logrando percibir cada pequeño sonido que se producía en el lugar.

Grillos, pasos en el suelo de tierra. Un auto que se acercaba y alguien que gritaba. Las lágrimas eran incontables. ¿Es que no era la única? ¿Había más chicas allí? ¿Era algo como trata de mujeres? Trató de acomodarse aun en el suelo del auto, pero antes de poder hacer algo, dos brazos estaban rodeándola, sacándola de allí, provocando que ella gritara –con la boca tapada- del susto.

-Deja de moverte- Aquella voz habló. No se escuchaba como la que había oído hace un rato. Harry se mordió la lengua al haber utilizado su voz, en vez de fingir. Bufó y subió a la chica en sus hombros, esta pataleaba, pero eso no era impedimento para Harry.

Amelia fue sentada. Si bien Harry tenía la suficiente fuerza como para mantener el control sobre su persona, era irritante las continuas intenciones que esta tenía de escapar. “Luego no querrás irte” aseguró él en la perturbación de su mente. Una vez que esta estuvo atada y asegurada, venía la parte más difícil… Descubrir su cabeza, para que pudiera ver.

Ella ya no lloraba ni sollozaba, aunque lágrimas seguían cayendo, su principal objetivo era reconocer algún sonido que le permitiera deducir algo… útil. Harry dio unos pasos hacia adelante, pero en el momento que iba  a sacarle el saco de la cabeza, retrocedió. Frotó sus manos con nerviosismo. Había estado planeando esto por mucho tiempo, pero aun así no la veía desde hace años. No sabía si iba  soportarlo, aunque confiaba en que las cicatrices que guardaba muy en su interior, lo habían hecho lo suficientemente fuerte como para confrontarlo.

Acomodó sus rizos y miró su ropa. No se había percatado en su vestimenta. No parecía un asesino ni violador, solo un joven. Llevaba una camiseta blanca con una camisa a cuadros encima, de color azul. Unos jeans y… sus zapatos. Maldijo por lo bajo al no haber tomado en cuenta ese detalle. Pero era tarde, no había tiempo de nada, Amelia estaba allí. Contempló su pequeño cuerpo, en la única luz que había en esa habitación. Sus tobillos atados y cruzados debajo de la silla. Aún en la desesperación, él sabía que la castaña guardaría la calma para mantenerse femenina y elegante como siempre, aunque por dentro esté derrumbándose, sus modales eran irrompibles frente a las circunstancias. Suspiró, lentamente se acercó tomó la bolsa y la quitó…


Ella mantenía sus ojos cerrados, por lo que pudo retirarse a la seguridad de la oscuridad, antes de que pudiera ser visto. Un nudo se presentó en su estómago al ver la escena frente a sus ojos. Tenía rencor, sí. Pero aunque no quisiera admitirlo, estaba lastimado… lastimado porque amaba a esa mujer. Ahora, ella estaba allí, sometida… vulnerable. Quería protegerla pero, ¿De quién? ¿De él mismo? Su cabello suelto y un poco despeinado. Su cabeza gacha y sus ojos fuertemente cerrados. Pocos segundos después de contemplarla, notó que había comenzado a temblar, pero no se dignaba a levantar la mirada.

-Mírame- soltó Harry. Amelia se atemorizó ante su voz, aunque no fuera fingidamente grave. Seguía temblando, además de tener frío, el miedo la consumía. Levemente negó con la cabeza –Amelia, mírame- se estremeció ante su orden. No quería saber, no quería verlo. Sabía que no soportaría el temor y la intimidad que le provocaría ver los oscuros ojos de quien la había raptado. Volvió a negar, sometiendo su propia seguridad, a causa del temor. -¡Maldición! ¡Amelia quiero ver tus ojos! Mírame- Al  oír su grito, rebotó en la silla. Lentamente levantó su mirada. Este hombre tenía el control aquí, y no le convenía mirarlo. Quizá alguien más valiente se atrevería a confrontarlo, pero ella estaba lo suficientemente atemorizada como para hacer lo que le pidan, con tal de no ser lastimada. Una de sus grandes características, era ser ilusa. Pero no le importaba, por lo menos mantendría feliz a quien tenía el poder de terminar con su vida.

Al mirar, se encontró con el vacío. La oscuridad llenaba el ambiente. Y aunque percibía la presencia de alguien allí, no podía verlo. Giró para ver el panorama. Una habitación, común y corriente, no como el depósito húmedo sucio y frío que imaginó. Una ventana adornada con cortinas cubría la luz de la luna.

Harry no podía quitar la vista de aquellos ojos marrones. Por una milésima de segundo, se sintió como un idiota, por hacerle daño a una chica tan inocente. Al verla allí, llena de miedo, estuvo a punto de caer… Pero luego, imágenes de su pasado volvían para hacerlo fuerte, tal y como lo habían hecho hasta ahora. El enojo lo consumió, pero rápidamente intentó calmarse, para no cometer una estupidez.
-¿Tienes miedo?- Su genio le ganó, y la pregunta que debilitaba sus peores recuerdos salió de sus labios sin previo aviso. Amelia no respondió su pregunta, solo se dedicó a buscarlo con la mirada.

Era una pesadilla, quería que el maldito le dijera lo que quería que haga para dejarla en libertad e irse. Miraba el lugar desde donde aquella voz provenía, pero nada podía verse, más que al atemorizante figura de su secuestrador.

-Al fin, vuelvo a verte- Poco a poco, parecía que aquella voz se acercaba a sí. Una lágrima corriendo por su mejilla, frente al pánico que estaba invadiéndola. Ese hombre, apareció entre las sombras, acobardándola del todo. Debía medir 1,80 o más, ya que debía levantar su mirada para verlo. Desde el momento en que vio sus rizos, pensó en aquel empresario en la calle de Oxford.

Entonces pudo ver su rostro. De no haber estado tan asustada, podría admirar la dureza y belleza de sus rasgos. Unos ojos verdes se opacaban al mismo tiempo que iluminaban aquel cuarto. Era como un ángel… con pensamiento demoníaco.
-¿No me recuerdas?- preguntó él. Esto abrió más la curiosidad en Amelia, a pesar de encontrarse en aquella situación. Comenzó a buscar en su memoria, aquellos rasgos. Nada venía a su mente. El joven se paseó a su alrededor, tal y como sucedía en las películas que había visto. Brincó en su asiento cuando la mano de este hizo contacto con su  mejilla. Lo siguiente fue verlo arrodillado frente a ella, para quedar a la misma altura. Tenerlo tan cerca… estaba incomodándola. –No podrías olvidarme- susurró, antes de mostrar su sonrisa.

Entonces todos los recuerdos vinieron golpeando su cerebro. Aquellos hoyuelos eran inconfundibles entre todos los hombres que alguna vez había conocido. Sus ojos se abrieron al contemplar el cambio entre aquel Nerd que conoció en la secundaria, y este hombre, que además de atractivo, guardaba en sí un gran rencor. ¿Qué estaba ocurriendo? ¿Cómo él estaba aquí? ¿Cómo mierda pudo encontrarla? No podía despegar su mirada de él, al igual que el rizado. No era consciente de su nombre, aun. Se perdió en sus intentos de recordar en medio del nerviosismo, siendo sobresaltada al oír su voz ronca nuevamente.
-Harry Styles… ¿Nos conocemos?


Perfecta Hale c:

Nina Dobrev || Harry Styles|| Deby.
¡Debs! No necesito leer tu cap, está aceptado.
Tu manera de escribir es genial y todo eso<333
Ya edito todo!

Aww, gracias May :33 skjdvnsdkj Tengo mi ship   zoy feliz *-* ¡Besos!
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Prom? || Inscripciones Cerradas || Te lo perdiste *le saca la lengua*

Mensaje por demons. el Sáb 31 Ago 2013, 4:48 pm

Deby. escribió:
GreenSky♥ escribió:
Deby. escribió:
Capítulo.:

Capítulo 11
Narrador Omniciente|El secuestro Parte I/V


El sonido de una puerta cerrarse y el motor encendido era el sonido que en eco sonaba dentro de la cabeza de Amelia. Hace un segundo, era capaz de pedir auxilio. Mas la cinta que cubría sus labios, no se lo permitía. Una bolsa fue puesta en su cabeza. Por lo que no veía nada. Trataba de patalear, pero no era posible. Un cuerpo sosteniéndola con fuerza. Al siguiente segundo, sus manos y pies estaban fuertemente atados. Estaba, oficialmente, entrando en pánico.

Su cuerpo dio con una superficie no muy sólida, más bien algo acolchado. Supuso que estaba dentro del auto. Se podían oír los ruidos de las bocinas de los autos a su alrededor. Los típicos sonidos de la ciudad de Londres. Poco a poco, los sonidos fueron desapareciendo. El auto ya no giraba ni frenaba. Solo viajaba. Sus mejillas, empapadas de tanto llorar. Sollozando sin nada más que hacer, sin temor de que su secuestrador la oyera. Este no habló en todo el viaje. En su mente, Amelia intentaba reconocer el rostro de quien vio fuera del auto, antes de que su mirada fuera tapada. Aun así, nada llegaba a sus recuerdos. Bueno, no pudo mantener suficientes rasgos en su memoria como para tener por donde guiarse. Perdida en sus pensamientos, se olvidó de la actual situación.

Sus manos y pies atados, su boca tapada, su cabeza cubierta y su cara contra el asiento sin oportunidad de acomodarse. Siguió sollozando, rogando por salir de allí con vida. El miedo la consumía al pensar en qué podrían hacerle.

Por otro lado, miles de sentimientos volaban en el interior de Harry. La adrenalina ya había crecido mientras perseguía a su víctima. La astucia lo invadió al planear su secuestro. Una pequeña pizca de nerviosismo pudo colarse entre sus pensamientos al tenerla allí, parada bajo la luz de la luna. Se veía tan malditamente hermosa… El diablo vestido de un joven ángel. Pero ninguna de aquellas emociones superaba la perturbación que le causaban los sollozos de ella. Deseaba aparcar el auto ahí mismo, quitarle la bolsa y decirle que aun la amaba. Que estaba profundamente enamorado de ella y que no era capaz de hacerle daño. Sacudió su cabeza ante este pensamiento, haciendo que alguno de sus rizos se desacomodaban en su frente. No podía ser tan débil. Apenas había visto su rostro y ya pensaba rendirse ¿Cómo sería luego? Trajo a memoria las veces que fue humillado por ella y el rencor lo llenó. El deseo de vengarse lo consumió. Las ganas de decirle todo lo que sentía, desde hace tantos años.

Iban por la ruta, solo eran el sonido del viento golpeando el auto los sollozos de Amelia. Pronto estarían llegando al complejo… o al “Paraíso de la Tortura” como Niall le había dicho bromeando en ciertas ocasiones.  7 cabañas conformaban este complejo, mas 5 de ellas iban a ser utilizadas para estos 5 ex adolescentes humillados y vengativos… Nadie residía allí, nadie iba allí en años. Nadie era capaz de llegar hasta ese lugar ni por error. Louis, que era vendedor de bienes raíces, era el dueño de este lugar. Desde que comenzó con aquella carrera, se aseguró de resguardar este lugar en la soledad desconocida para los pueblerinos. Otorgándole la privacidad necesaria para todo tipo de actividades… Un grito ahogado se escuchó desde la parte atrás del auto. Harry volteó, comprobando el impacto entre el cuerpo de la chica y el suelo. Gruñó para sí mismo.

-Quédate quieta- Una voz ridículamente fingida y ronca, hizo que la chica continuara con sus sollozos en silencio.

Minutos después, luego de un viaje infinito para el rizado y torturador para ella, llegaron a la estancia. Un auto negro se veía aparcado, lo que significaba que uno de sus amigos ya estaba en el complejo, disfrutando de su venganza… O al menos preparando a la víctima para ello.

Aparcó el auto frente a una de las cabañas. Amelia comenzó a preocuparse al sentir como se detenía el auto. Harry salió, dejándola en el silencio por un tiempo. Al no poder hablar ni oír nada, su sentido de la audición se agudizaba cada vez más, logrando percibir cada pequeño sonido que se producía en el lugar.

Grillos, pasos en el suelo de tierra. Un auto que se acercaba y alguien que gritaba. Las lágrimas eran incontables. ¿Es que no era la única? ¿Había más chicas allí? ¿Era algo como trata de mujeres? Trató de acomodarse aun en el suelo del auto, pero antes de poder hacer algo, dos brazos estaban rodeándola, sacándola de allí, provocando que ella gritara –con la boca tapada- del susto.

-Deja de moverte- Aquella voz habló. No se escuchaba como la que había oído hace un rato. Harry se mordió la lengua al haber utilizado su voz, en vez de fingir. Bufó y subió a la chica en sus hombros, esta pataleaba, pero eso no era impedimento para Harry.

Amelia fue sentada. Si bien Harry tenía la suficiente fuerza como para mantener el control sobre su persona, era irritante las continuas intenciones que esta tenía de escapar. “Luego no querrás irte” aseguró él en la perturbación de su mente. Una vez que esta estuvo atada y asegurada, venía la parte más difícil… Descubrir su cabeza, para que pudiera ver.

Ella ya no lloraba ni sollozaba, aunque lágrimas seguían cayendo, su principal objetivo era reconocer algún sonido que le permitiera deducir algo… útil. Harry dio unos pasos hacia adelante, pero en el momento que iba  a sacarle el saco de la cabeza, retrocedió. Frotó sus manos con nerviosismo. Había estado planeando esto por mucho tiempo, pero aun así no la veía desde hace años. No sabía si iba  soportarlo, aunque confiaba en que las cicatrices que guardaba muy en su interior, lo habían hecho lo suficientemente fuerte como para confrontarlo.

Acomodó sus rizos y miró su ropa. No se había percatado en su vestimenta. No parecía un asesino ni violador, solo un joven. Llevaba una camiseta blanca con una camisa a cuadros encima, de color azul. Unos jeans y… sus zapatos. Maldijo por lo bajo al no haber tomado en cuenta ese detalle. Pero era tarde, no había tiempo de nada, Amelia estaba allí. Contempló su pequeño cuerpo, en la única luz que había en esa habitación. Sus tobillos atados y cruzados debajo de la silla. Aún en la desesperación, él sabía que la castaña guardaría la calma para mantenerse femenina y elegante como siempre, aunque por dentro esté derrumbándose, sus modales eran irrompibles frente a las circunstancias. Suspiró, lentamente se acercó tomó la bolsa y la quitó…


Ella mantenía sus ojos cerrados, por lo que pudo retirarse a la seguridad de la oscuridad, antes de que pudiera ser visto. Un nudo se presentó en su estómago al ver la escena frente a sus ojos. Tenía rencor, sí. Pero aunque no quisiera admitirlo, estaba lastimado… lastimado porque amaba a esa mujer. Ahora, ella estaba allí, sometida… vulnerable. Quería protegerla pero, ¿De quién? ¿De él mismo? Su cabello suelto y un poco despeinado. Su cabeza gacha y sus ojos fuertemente cerrados. Pocos segundos después de contemplarla, notó que había comenzado a temblar, pero no se dignaba a levantar la mirada.

-Mírame- soltó Harry. Amelia se atemorizó ante su voz, aunque no fuera fingidamente grave. Seguía temblando, además de tener frío, el miedo la consumía. Levemente negó con la cabeza –Amelia, mírame- se estremeció ante su orden. No quería saber, no quería verlo. Sabía que no soportaría el temor y la intimidad que le provocaría ver los oscuros ojos de quien la había raptado. Volvió a negar, sometiendo su propia seguridad, a causa del temor. -¡Maldición! ¡Amelia quiero ver tus ojos! Mírame- Al  oír su grito, rebotó en la silla. Lentamente levantó su mirada. Este hombre tenía el control aquí, y no le convenía mirarlo. Quizá alguien más valiente se atrevería a confrontarlo, pero ella estaba lo suficientemente atemorizada como para hacer lo que le pidan, con tal de no ser lastimada. Una de sus grandes características, era ser ilusa. Pero no le importaba, por lo menos mantendría feliz a quien tenía el poder de terminar con su vida.

Al mirar, se encontró con el vacío. La oscuridad llenaba el ambiente. Y aunque percibía la presencia de alguien allí, no podía verlo. Giró para ver el panorama. Una habitación, común y corriente, no como el depósito húmedo sucio y frío que imaginó. Una ventana adornada con cortinas cubría la luz de la luna.

Harry no podía quitar la vista de aquellos ojos marrones. Por una milésima de segundo, se sintió como un idiota, por hacerle daño a una chica tan inocente. Al verla allí, llena de miedo, estuvo a punto de caer… Pero luego, imágenes de su pasado volvían para hacerlo fuerte, tal y como lo habían hecho hasta ahora. El enojo lo consumió, pero rápidamente intentó calmarse, para no cometer una estupidez.
-¿Tienes miedo?- Su genio le ganó, y la pregunta que debilitaba sus peores recuerdos salió de sus labios sin previo aviso. Amelia no respondió su pregunta, solo se dedicó a buscarlo con la mirada.

Era una pesadilla, quería que el maldito le dijera lo que quería que haga para dejarla en libertad e irse. Miraba el lugar desde donde aquella voz provenía, pero nada podía verse, más que al atemorizante figura de su secuestrador.

-Al fin, vuelvo a verte- Poco a poco, parecía que aquella voz se acercaba a sí. Una lágrima corriendo por su mejilla, frente al pánico que estaba invadiéndola. Ese hombre, apareció entre las sombras, acobardándola del todo. Debía medir 1,80 o más, ya que debía levantar su mirada para verlo. Desde el momento en que vio sus rizos, pensó en aquel empresario en la calle de Oxford.

Entonces pudo ver su rostro. De no haber estado tan asustada, podría admirar la dureza y belleza de sus rasgos. Unos ojos verdes se opacaban al mismo tiempo que iluminaban aquel cuarto. Era como un ángel… con pensamiento demoníaco.
-¿No me recuerdas?- preguntó él. Esto abrió más la curiosidad en Amelia, a pesar de encontrarse en aquella situación. Comenzó a buscar en su memoria, aquellos rasgos. Nada venía a su mente. El joven se paseó a su alrededor, tal y como sucedía en las películas que había visto. Brincó en su asiento cuando la mano de este hizo contacto con su  mejilla. Lo siguiente fue verlo arrodillado frente a ella, para quedar a la misma altura. Tenerlo tan cerca… estaba incomodándola. –No podrías olvidarme- susurró, antes de mostrar su sonrisa.

Entonces todos los recuerdos vinieron golpeando su cerebro. Aquellos hoyuelos eran inconfundibles entre todos los hombres que alguna vez había conocido. Sus ojos se abrieron al contemplar el cambio entre aquel Nerd que conoció en la secundaria, y este hombre, que además de atractivo, guardaba en sí un gran rencor. ¿Qué estaba ocurriendo? ¿Cómo él estaba aquí? ¿Cómo mierda pudo encontrarla? No podía despegar su mirada de él, al igual que el rizado. No era consciente de su nombre, aun. Se perdió en sus intentos de recordar en medio del nerviosismo, siendo sobresaltada al oír su voz ronca nuevamente.
-Harry Styles… ¿Nos conocemos?


Perfecta Hale c:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Nina Dobrev || Harry Styles|| Deby.
¡Debs! No necesito leer tu cap, está aceptado.
Tu manera de escribir es genial y todo eso<333
Ya edito todo!

Aww, gracias May :33 skjdvnsdkj Tengo mi ship   zoy feliz *-* ¡Besos!
sjafchsdzhljk denada<33
Tienes tu ship
JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA felizidad moud on(?)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prom? || Inscripciones Cerradas || Te lo perdiste *le saca la lengua*

Mensaje por demons. el Sáb 31 Ago 2013, 4:50 pm

No se si a nadie le gusta la idea, o los gifs de Lucy Hale son muy dificiles de conseguir :meh:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prom? || Inscripciones Cerradas || Te lo perdiste *le saca la lengua*

Mensaje por demons. el Sáb 31 Ago 2013, 5:23 pm

Yo se que quieren participar :meh:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prom? || Inscripciones Cerradas || Te lo perdiste *le saca la lengua*

Mensaje por Invitado el Sáb 31 Ago 2013, 5:40 pm

{#} Sasha Pieterse. | Niall Horan. Britt.

Es un shot, ah.:
El silencio me mata. El agua corre por los ríos, los niños están felices con sus padres, y yo me pregunto si eso habría pasado.
De repente veo sus ojos, azules como el cielo, acercándose con la pequeña, que tiene ya dos años.
Dos años desde que no lo beso, dos años desde que no me ves. Me arrepiento, si, lo hago, pero no de haber tenido una pequeña, si no que me arrepiento de no haber vivido como debería haberlo hecho.

La vida, es lo más preciado, no importa si estás pasando tristezas, debes seguir viviendo. Mírame a mí, no quería morir, no quería hacerlo. Quería abrazar a mi pequeña, y ser feliz con él.
Se acercó al árbol donde estaba, y dejó a la pequeña a un lado. El comenzó a llorar, pues este árbol era especial para ambos. Aquí había sido nuestro primer beso. Yo traté de acariciarlo, pero mi mano era invisible. Solo estaba mi alma, tan inaccesible a cualquier cosa.

Quería descansar por fin, pero antes de eso debía decirle “te amo” por última vez. No creía poder hacerlo, pero quizá si me esforzaba, lo haría.
Quería acariciar el cabello de la pequeña, pero mis manos no sentían. La muerte se llevó mi tacto, aquel tacto que le encantaba a mi chico. “Tus manos son hermosas, y finas.” Decía el, cada vez que lo acariciaba.

— ¿Por qué lloras, papá? —le preguntó la pequeña, a la cual habíamos llamado Elizabeth.
—No es nada, cariño. —dijo el, limpiando sus lágrimas.
— ¿Es por mami? —preguntó nuevamente, curiosa, una característica frecuente en los niños.
—Si… —le susurró el, mirando al cielo.
—Pero… —dijo la pequeña, mirando al cielo, igualmente—. Debes recordar que ahora es un ángel, y que nos cuidará a ambos.

Quería llorar, pero no podía.
—Es un bello ángel cariño. —la pequeña se tiró a sus brazos.
—No llores papi. No quiero verte llorar. —yo me sorprendí.
— ¿Sabes? Tú, eres lo mejor que me ha pasado en la vida, al igual que tu madre. —dijo el chico, con una sonrisa.
— ¿Por qué dices eso? —preguntó Elizabeth.
—Porque ambas hacen que mi corazón salte de felicidad. —respondió el chico de ojos azules.
— ¿El corazón salta? —preguntó inocentemente la pequeña.
—A veces sí. —respondió, mientras miraba al cielo.
—Este árbol es muy bello. —dijo la pequeña.
—Ese árbol, es un árbol de recuerdos. —el chico acarició la melena de la pequeña.
— ¿De recuerdos? —preguntó la pequeña—. ¿Mamá y tú se conocieron aquí?
—Fue nuestro primer beso. —la pequeña hizo un gesto de asco, yo reí.
Y fue cuando supe que él estaría bien aquí. Junto a ella, resolverían todos los problemas que se presentaran. Y me di cuenta, de que mi tiempo llegaba. Ahora descansaría en paz.
—Te amo. —susurré, mientras la pequeña y su padre jugaban.

Miré el árbol, aquel árbol en el cual nos besamos, abrazamos, y jugamos. Seguramente, muchas personas no sabrían el valor que tiene, pero Elizabeth, el chico, y yo, lo sabríamos perfectamente.

Recordé cada beso, caricia, abrazo, y juegos con él. Recordé cuando llevaba esa enorme panza, y el besaba esta. Y recordé el día de mi muerte, aquel día que estaba en una camilla, en el parto, cuando vi la última imagen de ella, y todo se volvió blanco.

Adiós cariño, adiós amor, adiós vida, adiós pequeña Elizabeth.


Adiós…. Árbol de recuerdos…


Tu Lucy, ah.:

Hola May, bueno, amé la idea, ah. Todas tus ideas son geniales :AA:Por cierto, estoy escribiendo capítulo de Guerra de familias xd Tu sabes como escribo y toda esa onda (?) Te quiero<3
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Prom? || Inscripciones Cerradas || Te lo perdiste *le saca la lengua*

Mensaje por Invitado el Sáb 31 Ago 2013, 6:18 pm

Ame la idea! *-* Bueno...
Capitulo *-*:

 Al paso del tiempo te das cuentas de todas las cosas que hiciste, O en un abrir y cerra de ojos Ni cuentas de da las cosa Malas que hiciste.

Aun recuerdo la luz blanca que había visto esa noche, y las voces de la gente que pasaba,Hasta que vi todo en negro,Al despertar encontrarme en una sala blanca con ayos en las paredes pegada de cables en mi brazo, y ver de reojo y no ver a nadie, solo camas de manta blanca,Hasta escuchar los sonidos de la llave del agua, Sacándome de mis  mis piensamiendo, Cierro los ojos para aguantar en de dolor que tenia, tratando de moverme  Di un leve gemido de dolor,al estar la habitación vacía hizo ego, Un así me trate de mover, al moverme siento que algo me detiene miro asía los lados, y veo los cables de colores entre rojo y verde, Los trato de agarra de con mi mano derecha, Con fuerza trate de Mover mi mano,Gemir de dolor de nuevo al mover mi mano, un así seguí tratando de moverme mi mano,Al poder mover mi mano,puede verla al verla tenia leves moretones,ya al verme la mi brazo la moví al lado izquierdo, de un tirón me sacos los cables  Sentí una puntada al sacarme los cables, Trate de mover mi mano izquierda, pero fue inútil  al tratar de mover mi brazo izquierdo un dolor mas fuerte se apodera de mi brazo izquierdo aun así trate de mover mi brazo, Sentí mi cabeza iba a explotar, y me partían en miles de partes, no sentía mis pies, Mire fijamente mis pies Tratando de mover los  Los miraba con atención  hasta que siento que mi dedo artejo se empezó a mover los otro igual, Moví mis pies, los sentía pero era muy poco lo que sentía en mis pies, Moví mis pierna hasta el costado de la Cama blanca de sabanas arrugadas, al sentir mis pies en la en el piso frió,era de sementó el piso, Al tratar de pararme mis piernas temblaban, eso hacia a un mas imposible moverme, Trate de caminar, al dar tan solo un paso, siento mi cuerpo en le piso frió Le di un leve golpe a el piso, y Arrastre  hasta el baño de la habitación  Me arrastre con una lentidad, hasta que pude llegar al baño, El baño era de color Blanco , pero ese blanco gastado, la bañera era una asco, ni hablar de la taza del baño, Puse mi mano en el lava manos, Con toda mi fuerza Puedo hacer que me pare, al verme al espejo vi que mis labios estaban secos, Mi cabello castaño alborotado, Una ojera horrible,y unos leves golpees, Me subí levemente el delantal que tenia puesto encima  Al verme vi que mi cuerpo, estaba muy herido, Y luego vi mis piernas que estaban igual de heridas, Abrí la llave para tomar un poco de agua,Al abrirla veo que sale agua sucia.

-¿Que clase de hospital es este?.-Dije  así misma,Cerrando la llave del lava mano.-  

Trate de caminar hasta la puerta, al tratar de caminar hasta la puerta de color madera gastada siento que algo pasa atrás mio, Giro mi cabeza y la detengo hasta el hombro y miro si hay alguien, Pero no había nada, Volví a mi vista hasta la puerta de madera, Gire la perilla, y saque mi cabeza, al sacar mi cabeza No veo nadie en los pasillo, Hasta que veo un cartel gigante que decía 'Hospital regional' Claro era el hospital viejo, Vi de reojo y no veo a nadie,Me a sujete de pare caminaba como podía  hasta que me caigo al piso, Grite de dolor, Me volví a pare con dificultad,Seguí caminando hasta que escucho voces.

-Pero la Paciente del la habitación 167, esta muy mal por el choque que tuvo Ante ayer.-Dijo una voz de una anciana.

-Mierda...Tengo dos opciones...Volver a Mi habitación o...Irme de aquí -Me dije así misma en voz baja.

-Sera mejor que vuelva.-Dije mirando al piso, Siento que una lagrima cae de mi mejilla.

Me fui caminando con dificultad a hasta la puerta, Vi a mi alrededor y veo que hay algo hay, me voy con dificultad hasta esa 'cosa'   al verla Me quede mirándola  Era una caja envuelta de papel Craft, Estaba a punto de tomar la caja hasta que siento la puerta de la habitación abrirse, di un leve salto y mire para atrás  Al mirar quien era veo que era el doctor el solo me miro con los ojos abiertos, solo me dedique a.

-¿y cuando saldré de este jodido hospital?.-Dije Yo Cruzando mis brazos, Aunque mas me doliera lo tenia que hacer.

-Como te sientes.-Dijo Mirando su carpeta de informativos.

-Bien, Solo que...¿Donde están mis Padres?.-Pregunte, Mirándolo Fijamente.

-..Ellos..Murieron...Fueron los mas afectados en el accidente,Lo siento mucho.-Dijo Encogiéndose  de hombros y mirando al piso.

Eso me arruino por completo, Sentí como mi corazón se acelero  y como ojos ardían y empezaban a salir las lagrimas.

-No no no esto no es verdad!.-Dije gritando y Moviendo mi cabeza negando lo Sucedió.

-Lo lamento tanto, Krishna.-Dijo el doctor, Mirándome fijamente.

Yo solo me puse mis manos en mi cara, Llore, Negando con la cabeza de que nada era verdad, Pase mis manos en mi cabello.

-Cuando saldré de esta puta pocilga.-Dije En tono frió.

-Si te sientes bien te puedes ir hoy.-Dijo el doctor, en tono serio.

-Ok, Donde esta mi ropa?.-Dije Aun con tono frió.

-En la caja, hay esta, Bueno me tengo que ir, Espero que tengas un buena noche.-Dijo En tono serio.

Yo me quede mirando la caja por unos minuto, Hasta que recordé el por que estoy aquí y mis padres muertos, Una lagrima salio sin permiso, yo solo me la limpie  la lagrima y me vestí.  
Lucy:

{#} Marina Diamandis| Liam Payne Krishna
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Prom? || Inscripciones Cerradas || Te lo perdiste *le saca la lengua*

Mensaje por demons. el Sáb 31 Ago 2013, 6:20 pm

Britt. escribió:
{#} Sasha Pieterse. | Niall Horan. Britt.

Es un shot, ah.:
El silencio me mata. El agua corre por los ríos, los niños están felices con sus padres, y yo me pregunto si eso habría pasado.
De repente veo sus ojos, azules como el cielo, acercándose con la pequeña, que tiene ya dos años.
Dos años desde que no lo beso, dos años desde que no me ves. Me arrepiento, si, lo hago, pero no de haber tenido una pequeña, si no que me arrepiento de no haber vivido como debería haberlo hecho.

La vida, es lo más preciado, no importa si estás pasando tristezas, debes seguir viviendo. Mírame a mí, no quería morir, no quería hacerlo. Quería abrazar a mi pequeña, y ser feliz con él.
Se acercó al árbol donde estaba, y dejó a la pequeña a un lado. El comenzó a llorar, pues este árbol era especial para ambos. Aquí había sido nuestro primer beso. Yo traté de acariciarlo, pero mi mano era invisible. Solo estaba mi alma, tan inaccesible a cualquier cosa.

Quería descansar por fin, pero antes de eso debía decirle “te amo” por última vez. No creía poder hacerlo, pero quizá si me esforzaba, lo haría.
Quería acariciar el cabello de la pequeña, pero mis manos no sentían. La muerte se llevó mi tacto, aquel tacto que le encantaba a mi chico. “Tus manos son hermosas, y finas.” Decía el, cada vez que lo acariciaba.

— ¿Por qué lloras, papá? —le preguntó la pequeña, a la cual habíamos llamado Elizabeth.
—No es nada, cariño. —dijo el, limpiando sus lágrimas.
— ¿Es por mami? —preguntó nuevamente, curiosa, una característica frecuente en los niños.
—Si… —le susurró el, mirando al cielo.
—Pero… —dijo la pequeña, mirando al cielo, igualmente—. Debes recordar que ahora es un ángel, y que nos cuidará a ambos.

Quería llorar, pero no podía.
—Es un bello ángel cariño. —la pequeña se tiró a sus brazos.
—No llores papi. No quiero verte llorar. —yo me sorprendí.
— ¿Sabes? Tú, eres lo mejor que me ha pasado en la vida, al igual que tu madre. —dijo el chico, con una sonrisa.
— ¿Por qué dices eso? —preguntó Elizabeth.
—Porque ambas hacen que mi corazón salte de felicidad. —respondió el chico de ojos azules.
— ¿El corazón salta? —preguntó inocentemente la pequeña.
—A veces sí. —respondió, mientras miraba al cielo.
—Este árbol es muy bello. —dijo la pequeña.
—Ese árbol, es un árbol de recuerdos. —el chico acarició la melena de la pequeña.
— ¿De recuerdos? —preguntó la pequeña—. ¿Mamá y tú se conocieron aquí?
—Fue nuestro primer beso. —la pequeña hizo un gesto de asco, yo reí.
Y fue cuando supe que él estaría bien aquí. Junto a ella, resolverían todos los problemas que se presentaran. Y me di cuenta, de que mi tiempo llegaba. Ahora descansaría en paz.
—Te amo. —susurré, mientras la pequeña y su padre jugaban.

Miré el árbol, aquel árbol en el cual nos besamos, abrazamos, y jugamos. Seguramente, muchas personas no sabrían el valor que tiene, pero Elizabeth, el chico, y yo, lo sabríamos perfectamente.

Recordé cada beso, caricia, abrazo, y juegos con él. Recordé cuando llevaba esa enorme panza, y el besaba esta. Y recordé el día de mi muerte, aquel día que estaba en una camilla, en el parto, cuando vi la última imagen de ella, y todo se volvió blanco.

Adiós cariño, adiós amor, adiós vida, adiós pequeña Elizabeth.


Adiós…. Árbol de recuerdos…


Tu Lucy, ah.:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Hola May, bueno, amé la idea, ah. Todas tus ideas son geniales :AA:Por cierto, estoy escribiendo capítulo de Guerra de familias xd Tu sabes como escribo y toda esa onda (?) Te quiero<3
Britt, you know i love you too. Your OS is aceptado because i love the way you write(?)
Soy malísima en el ingles :meh:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prom? || Inscripciones Cerradas || Te lo perdiste *le saca la lengua*

Mensaje por demons. el Sáb 31 Ago 2013, 6:25 pm

My Sweet Perrie escribió:Ame la idea! *-* Bueno...
Capitulo *-*:

 Al paso del tiempo te das cuentas de todas las cosas que hiciste, O en un abrir y cerra de ojos Ni cuentas de da las cosa Malas que hiciste.

Aun recuerdo la luz blanca que había visto esa noche, y las voces de la gente que pasaba,Hasta que vi todo en negro,Al despertar encontrarme en una sala blanca con ayos en las paredes pegada de cables en mi brazo, y ver de reojo y no ver a nadie, solo camas de manta blanca,Hasta escuchar los sonidos de la llave del agua, Sacándome de mis  mis piensamiendo, Cierro los ojos para aguantar en de dolor que tenia, tratando de moverme  Di un leve gemido de dolor,al estar la habitación vacía hizo ego, Un así me trate de mover, al moverme siento que algo me detiene miro asía los lados, y veo los cables de colores entre rojo y verde, Los trato de agarra de con mi mano derecha, Con fuerza trate de Mover mi mano,Gemir de dolor de nuevo al mover mi mano, un así seguí tratando de moverme mi mano,Al poder mover mi mano,puede verla al verla tenia leves moretones,ya al verme la mi brazo la moví al lado izquierdo, de un tirón me sacos los cables  Sentí una puntada al sacarme los cables, Trate de mover mi mano izquierda, pero fue inútil  al tratar de mover mi brazo izquierdo un dolor mas fuerte se apodera de mi brazo izquierdo aun así trate de mover mi brazo, Sentí mi cabeza iba a explotar, y me partían en miles de partes, no sentía mis pies, Mire fijamente mis pies Tratando de mover los  Los miraba con atención  hasta que siento que mi dedo artejo se empezó a mover los otro igual, Moví mis pies, los sentía pero era muy poco lo que sentía en mis pies, Moví mis pierna hasta el costado de la Cama blanca de sabanas arrugadas, al sentir mis pies en la en el piso frió,era de sementó el piso, Al tratar de pararme mis piernas temblaban, eso hacia a un mas imposible moverme, Trate de caminar, al dar tan solo un paso, siento mi cuerpo en le piso frió Le di un leve golpe a el piso, y Arrastre  hasta el baño de la habitación  Me arrastre con una lentidad, hasta que pude llegar al baño, El baño era de color Blanco , pero ese blanco gastado, la bañera era una asco, ni hablar de la taza del baño, Puse mi mano en el lava manos, Con toda mi fuerza Puedo hacer que me pare, al verme al espejo vi que mis labios estaban secos, Mi cabello castaño alborotado, Una ojera horrible,y unos leves golpees, Me subí levemente el delantal que tenia puesto encima  Al verme vi que mi cuerpo, estaba muy herido, Y luego vi mis piernas que estaban igual de heridas, Abrí la llave para tomar un poco de agua,Al abrirla veo que sale agua sucia.

-¿Que clase de hospital es este?.-Dije  así misma,Cerrando la llave del lava mano.-  

Trate de caminar hasta la puerta, al tratar de caminar hasta la puerta de color madera gastada siento que algo pasa atrás mio, Giro mi cabeza y la detengo hasta el hombro y miro si hay alguien, Pero no había nada, Volví a mi vista hasta la puerta de madera, Gire la perilla, y saque mi cabeza, al sacar mi cabeza No veo nadie en los pasillo, Hasta que veo un cartel gigante que decía 'Hospital regional' Claro era el hospital viejo, Vi de reojo y no veo a nadie,Me a sujete de pare caminaba como podía  hasta que me caigo al piso, Grite de dolor, Me volví a pare con dificultad,Seguí caminando hasta que escucho voces.

-Pero la Paciente del la habitación 167, esta muy mal por el choque que tuvo Ante ayer.-Dijo una voz de una anciana.

-Mierda...Tengo dos opciones...Volver a Mi habitación o...Irme de aquí -Me dije así misma en voz baja.

-Sera mejor que vuelva.-Dije mirando al piso, Siento que una lagrima cae de mi mejilla.

Me fui caminando con dificultad a hasta la puerta, Vi a mi alrededor y veo que hay algo hay, me voy con dificultad hasta esa 'cosa'   al verla Me quede mirándola  Era una caja envuelta de papel Craft, Estaba a punto de tomar la caja hasta que siento la puerta de la habitación abrirse, di un leve salto y mire para atrás  Al mirar quien era veo que era el doctor el solo me miro con los ojos abiertos, solo me dedique a.

-¿y cuando saldré de este jodido hospital?.-Dije Yo Cruzando mis brazos, Aunque mas me doliera lo tenia que hacer.

-Como te sientes.-Dijo Mirando su carpeta de informativos.

-Bien, Solo que...¿Donde están mis Padres?.-Pregunte, Mirándolo Fijamente.

-..Ellos..Murieron...Fueron los mas afectados en el accidente,Lo siento mucho.-Dijo Encogiéndose  de hombros y mirando al piso.

Eso me arruino por completo, Sentí como mi corazón se acelero  y como ojos ardían y empezaban a salir las lagrimas.

-No no no esto no es verdad!.-Dije gritando y Moviendo mi cabeza negando lo Sucedió.

-Lo lamento tanto, Krishna.-Dijo el doctor, Mirándome fijamente.

Yo solo me puse mis manos en mi cara, Llore, Negando con la cabeza de que nada era verdad, Pase mis manos en mi cabello.

-Cuando saldré de esta puta pocilga.-Dije En tono frió.

-Si te sientes bien te puedes ir hoy.-Dijo el doctor, en tono serio.

-Ok, Donde esta mi ropa?.-Dije Aun con tono frió.

-En la caja, hay esta, Bueno me tengo que ir, Espero que tengas un buena noche.-Dijo En tono serio.

Yo me quede mirando la caja por unos minuto, Hasta que recordé el por que estoy aquí y mis padres muertos, Una lagrima salio sin permiso, yo solo me la limpie  la lagrima y me vestí.  
Lucy:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

{#} Marina Diamandis| Liam Payne Krishna
Hola, reina, bueno... La verdad me alegra que hayas querido participar, pero luego de leer tu escrito este fue denegado. En muchas partes ponías cosas que no tenían sentido, además que luego de una coma seguías con mayúscula y demás. Perdóname enserio, espero que no te enojes. Ya vendrán más oportunidades<3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prom? || Inscripciones Cerradas || Te lo perdiste *le saca la lengua*

Mensaje por demons. el Sáb 31 Ago 2013, 6:26 pm

Vamo' a hacer spam, bc el spam es sensual(?)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Prom? || Inscripciones Cerradas || Te lo perdiste *le saca la lengua*

Mensaje por Vicky. el Sáb 31 Ago 2013, 6:37 pm

Come on!! sho sé que quieren inscribirse
avatar


Ver perfil de usuario http://wildblackguitar.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Prom? || Inscripciones Cerradas || Te lo perdiste *le saca la lengua*

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.