O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Crazy thoughts of a sinister mind
Hoy a las 10:53 am por Andy Belmar.

» trust the unknown
Hoy a las 10:52 am por chihiro

» dark wings, dark words.
Hoy a las 10:27 am por hypatia.

» Sun and Moon
Hoy a las 9:37 am por Karasuno

» Instituto Fénix. (Muro interactivo) | N.C.
Hoy a las 7:03 am por Andy Belmar.

» Instituto Fénix | Fichas
Ayer a las 11:16 pm por lovesick

» Guerra de Sexos
Ayer a las 10:07 pm por mieczyslaw

» Seriéfilo
Ayer a las 9:49 pm por Asclepio.

» être dans la lune.
Ayer a las 9:23 pm por Ongniel

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

The Liars Club | Audiciones Abiertas

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: The Liars Club | Audiciones Abiertas

Mensaje por Pennywise. el Lun 02 Sep 2013, 5:36 pm

E,E
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Espero que te guste el cap ^^

Mensaje por Spark. el Mar 03 Sep 2013, 12:57 pm

Jared Leto... No sabía quien era...:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Lucy Hale & Niall Horan (puse gif's):
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Capítulo de mi autoridad:

(Te dejo [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] el link para demostrar que el cap sí es mio.)
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Capítulo 006
Angie García


Domingo; 06:00am

-¿De dónde vienes, señorita?- Preguntó mi padre de brazos cruzados desde el sofá. Eran las 06:00am; la primera vez que llegaba tan tarde, no sé de qué se quejaba.
-De una fiesta a dos quilómetros de aquí, por eso llegué tan tarde.- Contesté seguido de un bostezo.-Ahora si me disculpas, voy a dormir, ¡estoy muerta!- Dije y seguidamente me dirigí hacia las escaleras para ir directa a mi habitación.
-No tan deprisa jovencita. Estarás castigada todo lo que queda de año, y ayudaras a tu madre con la peluquería.- Me dijo. Mi madre era la dueña de la peluquería más lujosa de la zona y no pensaba ayudarla. O tal vez sí…
-De acuerdo, papi. Me lo tengo merecido. ¿Pero puede ser a partir de pasado? Es que estoy muy cansada, y mañana no tendré energías para nada.- Le dije haciéndole ojitos. Siempre funcionaba. Con todo el mundo, excepto con mi hermana.
-Vale, pero pasado empiezas. –Cedió.- Dentro de unas horas se lo diré a tu madre. Ahora vete a dormir, que yo haré lo mismo.- Seguidamente pasó por mi lado y se dirigió hacía su habitación. Yo le seguí el paso, me tumbé en mi cama y sonreí, seguido de una risa.
-Que bien me lo pasaré el martes.-Susurré y cerré los ojos.


Martes; 07:30am


-¡Angelina García Hernández, a la cocina, ahora!- Gritó mi madre desde abajo. Estábamos solas en casa: mi padre estaba en su oficina y mi hermana de viaje en Inglaterra.
-Ya estoy aquí, y no me llames por mi nombre completo. Sabes que lo odio.- Refunfuñé.- ¿Cuándo empiezo con mi maravilloso trabajo?- Pregunté irónica, ganándome una mirada asesina de mi madre.
-Dentro de…- Miró el reloj.- Ahora. Dirígete rápido al coche, enciéndelo y espérame.- Me ordenó.
-Sí mamá.- Dije pesadamente y me dirigí hacia afuera para hacer lo que me había mandado. Era la primera vez que trabajaría, y nunca había estado tan ansiosa.


***

-¡Monique!, ¡Cuánto tiempo!- Exclamó aparentemente feliz después de ver entrar por la puerta a su “mejor amiga”, la mujer de uno de los hombres más ricos de Europa. Yo la odiaba era tan, repipi, superficial, y…¡Arrgh! Era simplemente odiosa, y su hija aún más.-Oh, Marianne, ¡Qué linda estás!-Oh no, su hija. ¿Por qué mi madre tenía que ser tan falsa?-Miren, mi hija ha decidido ayudarme, así que os atenderá ella- Habló mi madre sonriendo hacia mí. Enserio mamá, ¿de verdad quieres quedar mal delante de tu amiga? Tú lo has querido…
-Oh, claro. Me encantaría peinar a es tas dos bru…encantadoras mujeres- Dije seguido de una gran sonrisa falsa.- Tengan, tomen asiento.- Las empujé lentamente a los asientos para lavarles el pelo.
-Cariñó, me voy, te dejo la peluquería a tu cargo, durante media hora.- Avisó mi madre mientras corría hacia la puerta. Media hora…Perfecto.
-Oopss, perdón- Dije después de, “accidentalmente” mojar el pelo de Monique con agua helada.- ¡Perdón!- Exclamé ahora, después de que me pasara lo mismo con Marianne, pero con agua hirviendo. No pude evitar una pequeña risita.
-Ten más cuidado la próxima vez.-Me dijo Monique con un tono algo amenazante.
Calló y me puse manos a la obra.


30 minutos más tarde.


-¡Mamá ya he acabado!- Chillé cuando, justamente, entraba mi madre por al puerta.
-A ver, cariño.- Mi madre se acercó y ayudó a Monique a levantarse mientras yo miraba a Marianne para que se levantara. Ni loca la ayudaba. Acompañó a Monique al espejo. Yo hice lo mismo con Marianne.- Y dime hija, ¿Qué les has hecho?- Preguntó sonriente mi madre mientras sacaba la toalla de la cabeza de su gran amiga.
-Pues una completa a cada una: lavado, cortado, tinte y secado.- Dije sonriente.
-¿¡Qué!?- Exclamaron madre e hija histéricas.
-Yo te había pedido lavado y teñido.- Dijo Marianne.
-Y yo solamente lavado y cortado.- Esta vez habló Monique.
-No. Me dijeron una completa.- Dije inocentemente.
-Bueno, no se preocupen, ahora veremos el resultado.
-¡AAAAAAAAAH!-Fue lo último que escuché porque salí corriendo de allí.


***

-¿Cómo pudiste hacer eso?, ¡Tú madre ha tenido que gastar mucho dinero en productos nuevos, y en una sesión en otra peluquería para que les arreglen tu gracia!- ME dijo mi padre, después de que mamá le explicara lo sucedido.
-¿Qué? No fue para tanto. Les quedaba bien y todo.- Dije tranquilamente.
-¿¡No fue para tanto!?- Mi madre apareciendo por la puerta de la cocina.- ¡¿Raparle media cabeza a Marianne tiñéndole la otra parte de rojo y teñir el pelo de verde a Monique, mientras que parecía que le había cortado el pelo una niña de tres años no es para tanto?!- Habló histérica.
-Perdón. Además, Marianne se durmió, no es mi culpa que no se enterara del ruido de la maquinita rapándole el pelo.
-Ya se ha hablado demasiado, fuera de esta casa.-Dijo mi padre.
-¿¡Qué me hechas!? ¿Qué haré en la calle?-Dije sorprendida.
-No estarás sola en la calle. Irás a vivir con tu tía Connie a Texas-Contestó mi madre.
-¿¡Texas!? ¡Vivo en España! ¡Eso está  a miles de quilómetros!-Exclamé.- Bueno, si así lo queréis.-Dije alejándome de la cocina. No pensaba irme tampoco. Quiero otra venganza. Ni loca me voy a vivir con mi tía  a Texas. Llena de campo, country y el sudor de mi tía.
-… ¿Cómo se le ha ocurrido hacer semejante cosa?- Escuché hablar a mi padre. Me quedé detrás de la puerta escuchando todo.-Sabía que era rebelde, pero tanto…
-No sé qué hemos hecho mal con ella…-Ahora era mi madre.- ¡Solo le falta quemar la casa!- Mis padres soltaron una risa.
Bueno, si eso es lo que quieren…Eso tendrán.


***

Observaba desde el coche de mi madre como la casa se incendiaba poco a poco. Mis padres habían viajado a París a una reunión con un hombre importante de por ahí.
Estaba harta de todo. De todo lo que había vivido y de que, aunque parecía que mi vida podía llegar a ser perfecta al ponerme lentillas, he comprobado que no es así. Seguro incendiar una casa, mi casa, no es la mejor manera de hacerles saber a mis padres lo que siento, pero ¿de qué otra manera sabrían que existo? No soy un proyecto de mujer perfecta hecha para los negocios. Soy una chica que quiere vivir su vida como si no hubiera mañana; una chica que, aunque no lo aparente es sensible y necesita el apoyo de sus padres; necesita unos padres.
Me ganaré el odio de mis padres, pero sé que, después de esto, aún mi hermana me seguirá queriendo, ella me entiende…
Una lágrima seguida de otra resbaló por mi mejilla. La casa; mi casa, ya estaba completamente incendiada. No habían casas alrededor, pero no sé cómo, la policía me encontró.


***

-¿¡Cómo quemas una casa, tú casa?!-Gritó rojo de rabia mi padre entrando por la puerta. Por fin llegaban. Estar en la cárcel no es agradable.
-La quemé porque era lo que queríais, ¿verdad?- Dije algo, bastante, cínica- Al menos es lo que escuché en la cocina.
-Querrás decir, lo que interpretaste en la cocina- Corrigió mi madre.
-Esto ha llegado demasiado lejos.-Habló mi padre ya algo calmado, bebiendo un vaso de agua.-Te vas a un internado.
-¿¡Qué!?- Exclamé levantándome de golpe.-¿¡Un internado!? ¿¡Dónde!?
-Londres, y no se habla más, ya mismo te vas hacia el aeropuerto, al llegar a Londres te estará esperando alguien.
Reí sarcásticamente.
-¿Ahora qué?- Dijo pesadamente mi padre.
-¡¿OSEA QUE EN VEZ DE PREOCUPAROS POR MI UNA SOLA VEZ EN VUESTRA PUTA VIDA, ME ENVIAIS A UN INTERNADO EN LONDRES?!-Chillé arta de todo. No me importaba que media comisaría me escuchara.
-¡No me chilles, señorita!- Fue lo que dijo mi padre antes de darme una bofetada.
-¿Y ahora me pegas?-Dije- No sabes cuánto te odio.- Le solté mirándole a los ojos casi llorando de la impotencia y rabia.
-Te hemos consentido todo, te hemos dado una fabulosa vida, te hemos malcriado y tú nos lo devuelves así.-Dijo mi padre histérico.
-No sabes de lo que hablas. Me habéis malcriado, sí pero si me hubierais dado una  fabulosa vida, nada de lo que ha pasado hoy, hubiera pasado.- Dije y salí de la comisaría.
Estaba preparada para ir al internado, al menos no vería a mis padres.
Mi único consuelo era que podría divertirme con todas las plásticas que hubiera por ahí.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Liars Club | Audiciones Abiertas

Mensaje por Pennywise. el Mar 03 Sep 2013, 12:59 pm

Ahora mismo leo tu cap, Linda
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Liars Club | Audiciones Abiertas

Mensaje por Pennywise. el Mar 03 Sep 2013, 1:02 pm

Angel Of Darkness escribió:
Jared Leto... No sabía quien era...:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Lucy Hale & Niall Horan (puse gif's):
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Capítulo de mi autoridad:

(Te dejo [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] el link para demostrar que el cap sí es mio.)
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Capítulo 006
Angie García


Domingo; 06:00am

-¿De dónde vienes, señorita?- Preguntó mi padre de brazos cruzados desde el sofá. Eran las 06:00am; la primera vez que llegaba tan tarde, no sé de qué se quejaba.
-De una fiesta a dos quilómetros de aquí, por eso llegué tan tarde.- Contesté seguido de un bostezo.-Ahora si me disculpas, voy a dormir, ¡estoy muerta!- Dije y seguidamente me dirigí hacia las escaleras para ir directa a mi habitación.
-No tan deprisa jovencita. Estarás castigada todo lo que queda de año, y ayudaras a tu madre con la peluquería.- Me dijo. Mi madre era la dueña de la peluquería más lujosa de la zona y no pensaba ayudarla. O tal vez sí…
-De acuerdo, papi. Me lo tengo merecido. ¿Pero puede ser a partir de pasado? Es que estoy muy cansada, y mañana no tendré energías para nada.- Le dije haciéndole ojitos. Siempre funcionaba. Con todo el mundo, excepto con mi hermana.
-Vale, pero pasado empiezas. –Cedió.- Dentro de unas horas se lo diré a tu madre. Ahora vete a dormir, que yo haré lo mismo.- Seguidamente pasó por mi lado y se dirigió hacía su habitación. Yo le seguí el paso, me tumbé en mi cama y sonreí, seguido de una risa.
-Que bien me lo pasaré el martes.-Susurré y cerré los ojos.


Martes; 07:30am


-¡Angelina García Hernández, a la cocina, ahora!- Gritó mi madre desde abajo. Estábamos solas en casa: mi padre estaba en su oficina y mi hermana de viaje en Inglaterra.
-Ya estoy aquí, y no me llames por mi nombre completo. Sabes que lo odio.- Refunfuñé.- ¿Cuándo empiezo con mi maravilloso trabajo?- Pregunté irónica, ganándome una mirada asesina de mi madre.
-Dentro de…- Miró el reloj.- Ahora. Dirígete rápido al coche, enciéndelo y espérame.- Me ordenó.
-Sí mamá.- Dije pesadamente y me dirigí hacia afuera para hacer lo que me había mandado. Era la primera vez que trabajaría, y nunca había estado tan ansiosa.


***

-¡Monique!, ¡Cuánto tiempo!- Exclamó aparentemente feliz después de ver entrar por la puerta a su “mejor amiga”, la mujer de uno de los hombres más ricos de Europa. Yo la odiaba era tan, repipi, superficial, y…¡Arrgh! Era simplemente odiosa, y su hija aún más.-Oh, Marianne, ¡Qué linda estás!-Oh no, su hija. ¿Por qué mi madre tenía que ser tan falsa?-Miren, mi hija ha decidido ayudarme, así que os atenderá ella- Habló mi madre sonriendo hacia mí. Enserio mamá, ¿de verdad quieres quedar mal delante de tu amiga? Tú lo has querido…
-Oh, claro. Me encantaría peinar a es tas dos bru…encantadoras mujeres- Dije seguido de una gran sonrisa falsa.- Tengan, tomen asiento.- Las empujé lentamente a los asientos para lavarles el pelo.
-Cariñó, me voy, te dejo la peluquería a tu cargo, durante media hora.- Avisó mi madre mientras corría hacia la puerta. Media hora…Perfecto.
-Oopss, perdón- Dije después de, “accidentalmente” mojar el pelo de Monique con agua helada.- ¡Perdón!- Exclamé ahora, después de que me pasara lo mismo con Marianne, pero con agua hirviendo. No pude evitar una pequeña risita.
-Ten más cuidado la próxima vez.-Me dijo Monique con un tono algo amenazante.
Calló y me puse manos a la obra.


30 minutos más tarde.


-¡Mamá ya he acabado!- Chillé cuando, justamente, entraba mi madre por al puerta.
-A ver, cariño.- Mi madre se acercó y ayudó a Monique a levantarse mientras yo miraba a Marianne para que se levantara. Ni loca la ayudaba. Acompañó a Monique al espejo. Yo hice lo mismo con Marianne.- Y dime hija, ¿Qué les has hecho?- Preguntó sonriente mi madre mientras sacaba la toalla de la cabeza de su gran amiga.
-Pues una completa a cada una: lavado, cortado, tinte y secado.- Dije sonriente.
-¿¡Qué!?- Exclamaron madre e hija histéricas.
-Yo te había pedido lavado y teñido.- Dijo Marianne.
-Y yo solamente lavado y cortado.- Esta vez habló Monique.
-No. Me dijeron una completa.- Dije inocentemente.
-Bueno, no se preocupen, ahora veremos el resultado.
-¡AAAAAAAAAH!-Fue lo último que escuché porque salí corriendo de allí.


***

-¿Cómo pudiste hacer eso?, ¡Tú madre ha tenido que gastar mucho dinero en productos nuevos, y en una sesión en otra peluquería para que les arreglen tu gracia!- ME dijo mi padre, después de que mamá le explicara lo sucedido.
-¿Qué? No fue para tanto. Les quedaba bien y todo.- Dije tranquilamente.
-¿¡No fue para tanto!?- Mi madre apareciendo por la puerta de la cocina.- ¡¿Raparle media cabeza a Marianne tiñéndole la otra parte de rojo y teñir el pelo de verde a Monique, mientras que parecía que le había cortado el pelo una niña de tres años no es para tanto?!- Habló histérica.
-Perdón. Además, Marianne se durmió, no es mi culpa que no se enterara del ruido de la maquinita rapándole el pelo.
-Ya se ha hablado demasiado, fuera de esta casa.-Dijo mi padre.
-¿¡Qué me hechas!? ¿Qué haré en la calle?-Dije sorprendida.
-No estarás sola en la calle. Irás a vivir con tu tía Connie a Texas-Contestó mi madre.
-¿¡Texas!? ¡Vivo en España! ¡Eso está  a miles de quilómetros!-Exclamé.- Bueno, si así lo queréis.-Dije alejándome de la cocina. No pensaba irme tampoco. Quiero otra venganza. Ni loca me voy a vivir con mi tía  a Texas. Llena de campo, country y el sudor de mi tía.
-… ¿Cómo se le ha ocurrido hacer semejante cosa?- Escuché hablar a mi padre. Me quedé detrás de la puerta escuchando todo.-Sabía que era rebelde, pero tanto…
-No sé qué hemos hecho mal con ella…-Ahora era mi madre.- ¡Solo le falta quemar la casa!- Mis padres soltaron una risa.
Bueno, si eso es lo que quieren…Eso tendrán.


***

Observaba desde el coche de mi madre como la casa se incendiaba poco a poco. Mis padres habían viajado a París a una reunión con un hombre importante de por ahí.
Estaba harta de todo. De todo lo que había vivido y de que, aunque parecía que mi vida podía llegar a ser perfecta al ponerme lentillas, he comprobado que no es así. Seguro incendiar una casa, mi casa, no es la mejor manera de hacerles saber a mis padres lo que siento, pero ¿de qué otra manera sabrían que existo? No soy un proyecto de mujer perfecta hecha para los negocios. Soy una chica que quiere vivir su vida como si no hubiera mañana; una chica que, aunque no lo aparente es sensible y necesita el apoyo de sus padres; necesita unos padres.
Me ganaré el odio de mis padres, pero sé que, después de esto, aún mi hermana me seguirá queriendo, ella me entiende…
Una lágrima seguida de otra resbaló por mi mejilla. La casa; mi casa, ya estaba completamente incendiada. No habían casas alrededor, pero no sé cómo, la policía me encontró.


***

-¿¡Cómo quemas una casa, tú casa?!-Gritó rojo de rabia mi padre entrando por la puerta. Por fin llegaban. Estar en la cárcel no es agradable.
-La quemé porque era lo que queríais, ¿verdad?- Dije algo, bastante, cínica- Al menos es lo que escuché en la cocina.
-Querrás decir, lo que interpretaste en la cocina- Corrigió mi madre.
-Esto ha llegado demasiado lejos.-Habló mi padre ya algo calmado, bebiendo un vaso de agua.-Te vas a un internado.
-¿¡Qué!?- Exclamé levantándome de golpe.-¿¡Un internado!? ¿¡Dónde!?
-Londres, y no se habla más, ya mismo te vas hacia el aeropuerto, al llegar a Londres te estará esperando alguien.
Reí sarcásticamente.
-¿Ahora qué?- Dijo pesadamente mi padre.
-¡¿OSEA QUE EN VEZ DE PREOCUPAROS POR MI UNA SOLA VEZ EN VUESTRA PUTA VIDA, ME ENVIAIS A UN INTERNADO EN LONDRES?!-Chillé arta de todo. No me importaba que media comisaría me escuchara.
-¡No me chilles, señorita!- Fue lo que dijo mi padre antes de darme una bofetada.
-¿Y ahora me pegas?-Dije- No sabes cuánto te odio.- Le solté mirándole a los ojos casi llorando de la impotencia y rabia.
-Te hemos consentido todo, te hemos dado una fabulosa vida, te hemos malcriado y tú nos lo devuelves así.-Dijo mi padre histérico.
-No sabes de lo que hablas. Me habéis malcriado, sí pero si me hubierais dado una  fabulosa vida, nada de lo que ha pasado hoy, hubiera pasado.- Dije y salí de la comisaría.
Estaba preparada para ir al internado, al menos no vería a mis padres.
Mi único consuelo era que podría divertirme con todas las plásticas que hubiera por ahí.
¡Aceptada!


Bien, digo que aioshiyauosa he amado el capitulo ademas tu ortografía es perfecta. Suerte con el Nialler
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: The Liars Club | Audiciones Abiertas

Mensaje por Pennywise. el Mar 03 Sep 2013, 1:12 pm

AnnyStylesHoranJonas escribió:Hola

Son taylor Momsen y ian Somerhalder

Taylor Momsen:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Ian Somerhalder:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
bmb08n1rtzlzf.gif" alt="" />


cap de mi autoria:
Capítulo 1.


   La luz de una mañana soleada se filtraba a través  de las cortinas de la gran habitación. Las palomas comenzaban con el bello cantico que siempre realizan cuando se sienten muy felices, las olas del mar golpeaban suavemente las rocas en la playa de Malibú, en Los Ángeles, de esa manera a Amelia Queen le encantaba despertar. Ella estaba envuelta en dos cosas; la primera era en unas cálidas y reconfortantes mantas, las cuales le proporcionaban calor, la otra cosa era  envuelta en los brazos, el torso y las piernas de su querido novio Ian Somerhalder. Él aún estaba durmiendo, la noche anterior habían hecho el amor muy apasionadamente, Ian le decía una y otra vez cuanto la amaba, mientras tiernamente la penetraba. Lentamente comenzó  a moverse, estaba un poco adolorida, pero la noche anterior lo valía, le costó un poco desprenderse de Ian, puesto que el literalmente estaba  muy adherido a ella, pero finalmente lo consiguió, se levantó de la cama, se rió un poco ante el desorden de la habitación, la ropa de ella y de su novio estaba regada por todos lados, a veces los dos podían ser muy apasionados. Comenzó a caminar por la habitación, hasta que encontró un  chaleco de Ian, se lo colocó sin nada más debajo de eso.
  Sintió como Ian se movía, así que lo miró, él no se había despertado, pero se había destapado, un poco del rostro de Ian estaba sumido en la almohada, la otra parte se podía ver, Amelia al  verlo de esa manera sintió una gran ternura en su corazón, ella amaba con todo su corazón  y su ser a aquel hombre. Lentamente fue hasta él, tomó las cobijas y las subió hasta que Ian quedó completamente tapado, le acarició el cabello, le dio un beso en la frente y lo dejó descansar un poco. Lo mejor de ese día es que era sábado, Ian odia ir a la oficina los días sábados por lo que trabaja desde su casa. Amelia comenzó nuevamente a caminar, iba a ver el mar en el barcón, todas las mañanas lo hacía, cuando estaba de camino hacia él, se encontró con su adorable cachorro akita de 3 meses llamado Hachiko, al parecer él se había quedado a dormir en la habitación, por lo que vio todo lo que hicieron ella e Ian, a veces Hachiko es un tanto chismoso. Ella lo tomó en sus brazos, lo abrazó y le cascó las orejas.
- Eres un  pequeño espía – Susurró al oído del cachorro.
  Hachiko en respuesta le lamió el cuello, por más travieso que el perro fuera, Amelia de todos modos lo quería. Ambos fueron hacia el balcón, la vista era maravillosa, el mar estaba tranquilo y cristalino, el sol de podía reflejar en él, para Amelia esa vista era su segundo paraíso, porque el primero  definitivamente eran los ojos azules claros  de Ian. Hachiko se acurrucó entre sus manos para buscar un poco de calor, a pesar de que el sol radiaba con todo su poder, hacía un poco de frío.
- ¡Amelia! – Escuchó como la voz de Ian la llamaba, al parecer se había despertado.
- ¡Estoy en breve contigo amor! – Le contestó alegremente.
   Ian se impacientaba cuando no encontraba a Amelia a su lado, la primera vez que habían hecho el amor y al amanecer Amelia fue a ver la vista, Ian había pensado que ella se había ido, esa mañana Ian casi destruye su habitación, cuando ella fue a ver lo que ocurría, vio a Ian llorando de la impotencia, cuando él la vio corrió hacia ella, la abrazó, le decía  una y otra vez que había pensado que ella se había ido, entonces ella le hizo una promesa, que nunca jamás se iba a ir de su lado, él igualmente hizo lo mismo.
- ¡Amor, mi cama se siente fría sin ti! – Ian le gritó nuevamente, a veces era un tanto exagerado.
  Ella contempló el mar por última vez, comenzó a caminar hacia la habitación, tenía mucho frío, por lo que cuando entró a ella, inmediatamente cerró las puertas corredizas y corrió las cortinas, al darse vuelta vio a Ian, el cual la estaba mirando detenidamente con aquellos bellos ojos azulados, cada vez que él la miraba de esa manera, Amelia se sonrojaba un poco, a pesar de varios meses saliendo juntos, ella todavía se sonrojaba ante esa mirada, él le guiñó un ojo y ella se sonrojó aún más. Rápidamente comenzó a caminar y se tiró junto a Ian en la cama, aún tenía a Hachiko en sus brazos.
- ¿Adivina que? – Le dijo sonriendo.
- ¿Qué cosa amor?- Le preguntó él comenzando a acariciar los labios de Amelia.
- Este pequeño – Comentó ella mostrándole a Hachiko – Presenció todo lo que hicimos anoche, absolutamente todo.
   Él comenzó a reírse y miró a Hachiko.
- Hachiko – Le dijo en un tono de reprimenda – Eres un pequeño travieso, sabes que tu madre se quema por dentro cuando le estoy haciendo  el amor y siempre me pide que le dé más fuerte y más rudo.
- ¡IAN! – Gritó Amelia muerta de  vergüenza.
  Ian nuevamente comenzó a reírse, tomó a Hachiko y lo dejó en el suelo, este se fue corriendo fuera de la habitación, seguramente iba a ir a molestar a Nila, la cocinera de Ian.
- No puedo creer que hayas dicho eso – Le dijo Amelia a Ian un poco molesta y se dio vuelta dándole la espalda.
  Amelia sabe que Ian es un tanto travieso con sus comentarios, pero a veces él decía cosas que a ella le molestaban. Ian al parecer sintió la tensión en el cuerpo de Amelia, se acercó a ella, sin abrazarla.
- Lo siento – Le susurró al oído – Sabes que a veces puedo ser muy travieso.
- Travieso y a veces idiota – Le contestó ella en un tono de reprimenda.
- Es verdad – Dijo el sonriendo – Soy un travieso y a veces un idiota, ¿Puedes perdonar a este idiota?
  Ella hizo la que se lo pensó un poco, en realidad no estaba enojada con él.
- Te perdono – Comenzó ella – Pero solo si me abrazas, tengo mucho frío.
  Ian se movió, hasta que tocó con su torso, la espalda de su novia, la rodeo con sus brazos fuertemente y se dio cuenta de que ella estaba muy helada, al extremo de congelaba, el odiaba que ella estuviera de esa manera, no quiere que so novia se enferme, porque le puede suceder algo malo si se enferma.
- ¡Estas  muy helada! – Le dijo un poco molesto – Sabes que odio cuando estas de esa manera, cuando no te preocupas por tu salud.
 Él se incorporó un poco, tomó las piernas de Amelia y las metió debajo de las cobijas, ella se dio la vuelta y lo miró tiernamente, Ian siempre se preocupaba por ella. Él sin decirle ninguna palabra más se subió encima de ella, con sus manos comenzó a hacerle fricción por todo el cuerpo. Lentamente el calor corporal de Amelia comenzó a ascender. Tomó la cabeza de Ian y llevó sus labios hacia los suyos. De inmediato la química fue innata, Ambos a la misma vez comenzaron a  acariciarse con pasión y lujuria, con deseo. Ian se acomodó entre las piernas de Amelia, le comenzó a besar el cuello, los besos en el cuello eran la debilidad de ella.
- ¡Ian! – Gimió ella en respuesta ante sus besos.
- Amelia, Te amo – Le contestó él gimiendo de agonía.
- Yo también te amo Ian – Repitió ella del mismo modo mientras le agarraba el cabello con ambas manos.
  Ian subió lentamente el chaleco que estaba trayendo Amelia, hasta que se lo sacó por completo por encima de la cabeza, no había ninguna prenda que se interponía entre ellos, puesto que Ian estaba completamente desnudo. La besó nuevamente, al momento de que sus labios se tocaron, una chispa de electricidad comenzó a crecer en el corazón de ambos, con el contacto de sus lenguas esa chispa explotó.
- ¡Ian! – Dijo Amelia en tono de súplica rompiendo el beso – Te quiero dentro de mí, ahora.  
  Él la recostó en el colchón de la cama, mirándola siempre a los ojos comenzó a  darle besos por todo el cuerpo, primero comenzó con su garganta, sintió como Amelia comenzaba a gemir muy despacio, Ian comenzó a descender por el  cuerpo de su novia dándole besos por todos lados, comenzó con sus pechos, tomó fuertemente con su boca uno de los pezones de su chica, los cuales estaban muy erectos, cuando los tiró ella gritó en respuesta.
- ¡IAN! – Gritó Amelia producto de la excitación -  Te necesito ahora dentro de mí.
- Paciencia – Le susurró al oído -  Ten mucha paciencia Amelia, porque  cuando esté dentro de ti, me rogaras que nunca me salga.
  Cuando Ian le hacía el amor a su chica, a veces decía cosas muy tiernas, que hacían que Amelia  se sonrojara, otras veces le decía cosas terriblemente calientes, que hacían que Amelia se estremeciera y le dijera  cosas vulgares.
 Ian llevó una mano hasta la zona caliente y dulce  de su novia,  al pasar su mano por su feminidad notó que ella estaba muy dilatada, siempre estaba preparada para él, sin previo aviso metió un dedo en el interior de la chica, comenzó a moverlo  rápidamente, hasta que Amelia tuvo un orgasmo. Ian sacó su dedo y nuevamente sin previo aviso, tomó las piernas de su chica, las abrió de par en par y la penetró. Lentamente ambos comenzaron una danza erótica, se complementaban perfectamente, sus gemidos eran como canticos para cada uno de ellos.

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°
   Ian acariciaba el cabello de su novia, la cual estaba encima de su pecho con una sonrisa en el rostro se notaba saciada y muy feliz, ella a su vez acariciaba el perfecto torso de su novio con la punta de sus dedos.
- Me gustan tus buenos días – Le susurró ella dándole un pequeño beso en el pectoral.
- A mi me encanta que por las noches te quedes aquí – Él le contestó dándole un beso en la frente – Es raro que Oliver no viniera para llevarte a casa, con lo celoso que es.
 Oliver era el hermano mayor de Amelia, Ian es el mejor amigo de Oliver, cuando este se enteró de la relación que ellos sostenían, al principio no le gustó mucho, sin embargo al enterarse de que  Ian era bueno para Amelia, él cedió ante la idea de que fueran novios. Amelia desde que sus padres habían muerto en un terrible accidente cuando ella tenía 12 años, tenía constantemente pesadillas con la muerte de ellos, todas las noches ella despertaba llorando, Oliver tenía que consolarla. Sin embargo cuando comenzó a salir con Ian y a quedarse a dormir en su casa, ella no tenía pesadillas, por lo que Oliver se tragó el orgullo  de hermano mayor sobre protector y accedió a que ella se quedara por algunas noches en casa de Ian, ahora prácticamente casi viven  juntos.
- Amor, ¿Qué sucede? – Preguntó Ian un poco preocupado.
  Amelia por un momento se había encerrado en sus recuerdos por lo que no se dio cuenta de que algunas lágrimas habían salido de sus ojos, para parar al torso de Ian. Ella se llevó el dorso de la mano derecha hasta sus ojos, se quitó las lágrimas que tenía en los ojos, levantó la mirada y vio a Ian muy preocupado.
- Gracias por estar conmigo, Ian – Ella lo miró detenidamente, levantó su mano y comenzó a acariciarle el rostro – Desde que estamos juntos siempre me has estado apoyando en todo, bueno salvo en unas cosas, como por ejemplo tus celos casi obsesivos, pero sé que me amas, Te amo Ian, siempre lo haré.
- Ven aquí amor – Él la atrajo hacia sus brazos – También te amo Amelia, siempre lo haré. Además no soy un hombre celoso – Dijo en broma – Sólo me preocupo por lo que es mío.
 Ian, Ian, Ian, lo que no sabes es que tus celos pueden jugar una mala pasada en tu relación con Amelia, ella tomará una decisión importante en cuanto a eso, si no la acatas tal vez puedes perderla.

Capítulo 2 (1/2)


Capítulo 2.

  Era de noche, prácticamente Ian y Amelia habían pasado todo el día juntos, se quedaron en la cama hasta un poco pasado el medio día, después salieron a comer a un restorant, ese periodo  del día no fue muy bueno que digamos, cuando se sentaron en la mesa, el camarero fue a pedir la orden de que era lo que iban a comer, pero en vez de pedir la orden el chico se le había quedado mirando, literalmente con la boca abierta. La profesión de Amelia es cantante y modelo por lo que las personas siempre se le quedan mirando, ya sea para pedirle un autógrafo o una fotografía, a él no le molestaba mucho, sin embargo siempre se ponía tenso cuando alguien se quedaba mirando a su chica, especialmente los hombres, ella por supuesto odiaba los celos constantes que Ian tenía, al llegar a casa le tenía preparado un gran sermón.

Flash Back
 Ian estaba sentado en su despacho revisando algunos de sus negocios en su laptop, estaba un poco enojado, había ido con Amelia a un restorant, todo había comenzado bien hasta que el camarero comenzó a ver a su novia de manera muy lujuriosa. Él era un hombre un poco posesivo, especialmente cuando se trataba de su novia, no  podía controlar sus celos.
  Estaba mirando su laptop detenidamente, hasta que sintió una  tos, al alzar la mirada vio que era su adorada novia, Amelia. La miró a los ojos e inmediatamente entendió  que ella quería hablar seriamente con él.  
- Tengo que hablar contigo – Dijo ella un tanto enojada – Y más vale que me escuches muy bien, Ian Joseph Somerhalder.
  Amelia realmente se veía muy molesta, casi nunca ella lo llamaba con su segundo nombre, a menos de que fuera alguna cosa muy importante. Lo más seguro es que ella le había preparado un gran discurso, Ian le había hecho una escena de celos cuando salieron del restorant, lo bueno, la prensa ni los paparazzi los habían visto, lo malo, el camarero había terminado su turno y había salido justo al mismo tiempo que ellos, al verlo Ian lo golpeó.
- Sé lo que me vas a decir, Amelia – Comenzó a decir Ian  irritado– Pero te digo una sola cosa, no me arrepiento de lo que hice, tú eres mía, soy tu dueño, no me gusta que te miren, ni mucho menos que te miren con lujuria.
  Ella al escuchar la respuesta de su novio, se cruzó de  brazos, muy enojada, pero comenzó a respirar lentamente, para bajar un poco ese enojo.
- Ian – Ella comenzó tranquilamente – Puedo tolerar todo, tus celos, tus locuras,  que digas que soy tuya, pero  no tolero que digas que eres mi dueño, ni mucho menos que descargues tus malditos y enfermizos celos en alguien inocente.  
 Amelia actualmente está estudiando derecho, por lo tanto no tolera para nada las injusticias.
- ¡ÉL TE ESTABA MIRANDO  COMO SI QUISIERA QUITARTE LA ROPA, JODER! – Gritó exasperado – ¡ODIO CUANDO ALGUIEN TE MIRA  DE ESA MANERA!
    Ella se exaltó un poco, Ian nunca le había gritado.
- Amor – Le dijo ella calmadamente – Cuando me conociste sabías que yo era una chica independiente, soy modelo por lo que muchas personas se me quedaran mirando, incluso algunos hombres me miraran como si quisieran sacarme la ropa, pero yo solo te amo a ti, no me importa el resto de los demás chicos, Ian, odio esos celos injustificados, porque yo nunca te he dado excusas, ¿O sí?
 Él desvió la mirada y se quedó mirando el suelo.
- A veces pienso que sí, que me das excusas – Comenzó Ian susurrando – Todos tus amigos, las fiestas a las que vas, las personas que conoces, además de tus acciones, con todas esas cosas a veces pienso que tú no me amas con la misma intensidad que yo te amo a ti, por eso es que necesito protegerte no quiero que te vayas de mi lado.
  Amelia al escuchar estas palabras comenzó a alterarse, sus ojos se llenaron de lágrimas.
- ¿Me estás diciendo que no te demuestro el amor que siento por ti? – Ella lo miró con los ojos llenos de lágrimas - ¿Insinúas que quiero dejarte? ¿Qué no te amo con la intensidad que tú me amas a mí?
 Ian la miró, al verla se arrepintió de todo lo que había dicho. Las preguntas que Amelia le había dicho eran como cuchillos para su corazón, las lágrimas que en esos momentos surcaban las mejillas de su novia  eran como cuchillos para su alma.
- Amelia yo…
- ¡NO, IAN! – Ella lo interrumpió – NO TOLERO TUS ESPÚPIDOS CELOS, ESTOY HASTA MÁS ARRIBA DE LA CORONILLA CON ELLOS.
  A este paso ella estaba llorando, él se levantó de su escritorio, lo rodeó e intentó acercarse a ella, pero ella no lo dejó.
- ¡NO ME TOQUES! – Ella le gritó muy exaltada – SI NO CONTROLAS TUS CELOS, TEN POR SEGURO QUE ÉSTA RELACIÓN LLEGARÁ A SU FIN.
  Amelia se dio la vuelta,  se fue hasta la habitación de Ian, cuando llegó cerró fuertemente la puerta y la cerró con pestillo porque Ian iba detrás de ella para pedirle perdón, pero ese perdón no iba a llegar tan fácilmente.
- ¡AMELIA! -  Dijo Ian azotando la puerta con su mano – No me dejes.
- ¡NECESITO PENSAR, IAN! – Dijo ella llorando, pero después dijo tranquilamente – Necesito pensar las cosas, por favor déjame sola por un momento.  
Ian no le dijo nada más, pero se sentía llorar justo afuera de la puerta, él estaba desolado, en la habitación Amelia lloraba y se sentía de la misma manera.

Fin Flash Back

  Amelia estaba recostada en la cama de Ian, había llorado mucho, se sentía sola, vacía y muy desdichada, Ian la mayoría del tiempo había tocado la puerta, ella sabía que él igualmente había llorado porque lo había escuchado. Giró la cabeza y miró un reloj digital que estaba en uno de los veladores, eran aproximadamente las 9 de la noche por lo que tenía que salir de la habitación de Ian, tal vez se iría a la casa de su amiga Cassie, la cual vive también con otra amiga llamada Miley, pero sus planes podrían cambiar porque justo en ese momento comenzó a sonar su teléfono móvil, miró la pantalla, vio que era su amiga Mickaela, contestó inmediatamente.  
- ¡Micki! – Contestó Amelia vacilante - ¿Cómo estás?
- ¡AMY! – Prácticamente Micki había gritado – Estoy como siempre, es decir sobreviviendo a una sociedad de mierda, pero creo que tú no estás bien, a ver, apuesto que hay una crisis en el paraíso.
  Micki siempre molestaba a Amelia en cuanto a la relación que ella tenía con Ian, Amelia siempre estaba feliz cuando se trataba de Ian, por eso su amiga llamaba  “paraíso” a la relación.

- Sí – Dijo Amelia a punto de llorar – Hay problemas en el paraíso.
- Amy ¿Qué es lo que te hizo ese idiota? -  Comentó Micki disgustada – Te hizo llorar, voy a ir a su casa y a romperle los huevos, eso es lo que voy a hacer ahora mismo.
 Cuando se trataba de sus amigos, Micki era muy sobre protectora, en especial cuando se trataba de su amiga Amelia, la cual ama como si fuera una hermana.
- Micki, no tienes que hacer eso – Le contestó Amelia poniendo los ojos en blanco -  Sé defenderme por mí misma, para eso practico boxeo.
- Eso es verdad – Rió Micki – Estoy en una fiesta junto a Cassie, Hayley, Josh, Justin y Miley ¿Por qué no vienes? Te servirá para despejar la mente de tu paraíso, además me has tenido muy sola, Hayley y Miley dicen lo mismo, nos tienes muy solas.
  Amelia rodo nuevamente los ojos en blanco, aunque era verdad, ella a veces por pasar mucho tiempo con Ian, había olvidado a sus amigas.
- ¿En que lugar están? – Preguntó Amy un tanto convencida.
- Justin nos trajo a un lugar muy bueno – Comentó Micki – El bar se llama “Wild”, es muy salvaje.
- ¿Salvaje? ¿Así se llama el bar? – Preguntó Amelia riendo – Entonces señora salvaje ¿Estas con Harry? Porque inmediatamente te digo que no quiero ser un mal tercio.
  Harry es el novio de Micki, un novio bastante peculiar.
- No – Dijo secamente Micki – Esta es una noche de amigos, tampoco Cassie está con su novio Logan, Amelia ven, no es lo mismo sin ti, tú siempre eres el alma de la fiesta.
- A verrrr…- Dijo Amelia pensando – Está bien, dame la dirección del bar.
- Descuida – Rió Micki – Justin está al lado mío y me dijo que si decías que si, él te iba a ir a buscar al paraíso.
 Justin Bieber, era un amigo de ellas, al igual que Amelia, Justin es cantante, Amelia lo había conocido cuando tenía 14 años, desde entonces son amigos, salvo por una cosa, Justin siempre le ha estado coqueteando, diciendo que es bella y todas esas cosas que a veces ella le molestan y otras veces que no le molestan para nada, naturalmente Ian no sabe nada de Justin, o si no Justin ya había estado casi muerto. Justin había estado de gira en Europa, ella lo había extrañado mucho, siempre la ha hecho reí y también era uno de los pocos que sabía de las pesadillas que ella tenía.
- Está bien, dile a Justin que venga a recogerme – Le dijo Amelia muy entusiasmada – ¡Tengo deseos de ver a Justin, lo extrañé tanto!
- ¡UUUUUYY! – Micki comenzó a molestarla – No entiendo ¿Por qué nunca han estado ustedes dos juntos? Me gusta más Justin para ti, no al troglodita que ahora tienes de novio.
- Micki – Comenzó Amelia a reprender a su amiga – Te he dicho millones de veces que no llames de ese modo a Ian.
- Está bien, está bien – Dijo Micki lentamente – Justin ya fue a recogerte, así que apúrate.
- Ok -  Dijo Amelia colocándose de pie para ir a bañarse – Nos vemos en el bar, adiós hermana.
- Adiós hermanita – Dijo Micki alegremente y después colgó.
  Amelia fue hasta el baño, para darse una ducha con agua tibia, eso le venía bien puesto que el agua tibia le bajaba las tensiones. Después de bañarse, enrollo su cuerpo con una toalla que había en el baño salió a la habitación de Ian. Ella tenía algunas prendas de vestir en los armarios  de Ian, por lo que los abrió. Del cajón de la ropa interior sacó un conjunto de bragas y sostén los cuales eran un conjunto de color negro, se los colocó. Después fue hasta la ropa, no sabía que ponerse, recordó el nombre del bar, el cual se llamaba  “Wild” por lo que se decidió por unas calzas de color negro que tenían pequeños círculos un poco más oscuros, después tomó un vestido  de color rojo (el cual era  ajustado y sin tirantes), un corsé de ganchos  negro  metalizado y por último se colocó unos botines  negros de media pierna con un tacón de 10 cms, además del tacón también tenía unas cuantas piedras brillantes, se vistió, se miró al espejo y se veía ardiente. Tenía el cabello mojado, producto de la ducha, se lo secó son un secador, después de secárselo se lo alisó con una plancha de alisado. Fue hasta el tocador en donde tenía su maquillaje, las personas siempre habían dicho que ella tenía unos ojos muy bellos, eran de color azules con unas cuantas motitas de color gris, Oliver siempre le había dicho que había sacado los ojos de su madre. Tomó el lápiz delineador de color negro y comenzó a pasárselo por los parpados y después por debajo de los ojos, a ella siempre le gustaba maquilarse de ese modo. Al terminar con los ojos  tomó el labial de color rojo, se pintó los labios rápidamente.
  De repente escuchó como la puerta principal de la casa de abría, de seguro Justin había llegado. Amelia fue nuevamente hasta el armario, tomó su chaqueta de cuero, la cual le quedaba muy ajustada, se la dejó abierta, tomó su teléfono móvil y las llaves que estaban en una cómoda, nuevamente sintió un golpe  esta vez fue en la puerta de la habitación.
- Señorita Amelia – Dijo Charles el mayordomo de Ian – Un joven llamado Justin Bieber la busca.
- Está bien Charles – Ella dijo – Dile a Just que voy inmediatamente.
  Se miró al espejo una vez más, estaba un poco pálida por lo que se colocó un poco de colorante en las mejillas, también un poco de rímel en las pestañas y ahora si estaba lista. Se dirigió hasta la puerta, sacó el pestillo salió al pasillo y fue hasta el salón, al entrar se llevó una gran sorpresa, Justin estaba allí.
- ¡Amelia! – Gritó Justin alegremente – ¡Ven acá y dame un  gran abrazo!
- ¡Justin! – Le contestó ella alegremente - ¡Te extrañé!
  Ella corrió hasta los brazos de  uno de sus dos mejores amigos, se lanzó hasta sus brazos y lo abrazó, Justin la tomó de la cintura, la levantó, producto de eso ella envolvió sus piernas en la cintura dl chico, comenzaron a reírse de euforia y Justin comenzó a dar vueltas, no notaron que alguien había llegado hasta que sintieron una toz detrás de ellos, Amelia se bajó del torso de Justin, miró hacia atrás, miró a la persona que había tosido, era Ian, el cual los miraba con cara de pocos amigos, la sonrisa de Amelia comenzó a descender, al parecer  estaba en un gran problema.


jared:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
¡Aceptada!



Hola esposa e.e biennnnnnn ahhhhhhhhhh AMO como escribes y lo sabes, te amuh e.e nosh vemos en los resultados e.e SUERTE!!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: The Liars Club | Audiciones Abiertas

Mensaje por Spark. el Mar 03 Sep 2013, 1:25 pm

Jacesie escribió:
Angel Of Darkness escribió:
Jared Leto... No sabía quien era...:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Lucy Hale & Niall Horan (puse gif's):
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Capítulo de mi autoridad:

(Te dejo [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] el link para demostrar que el cap sí es mio.)
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Capítulo 006
Angie García


Domingo; 06:00am

-¿De dónde vienes, señorita?- Preguntó mi padre de brazos cruzados desde el sofá. Eran las 06:00am; la primera vez que llegaba tan tarde, no sé de qué se quejaba.
-De una fiesta a dos quilómetros de aquí, por eso llegué tan tarde.- Contesté seguido de un bostezo.-Ahora si me disculpas, voy a dormir, ¡estoy muerta!- Dije y seguidamente me dirigí hacia las escaleras para ir directa a mi habitación.
-No tan deprisa jovencita. Estarás castigada todo lo que queda de año, y ayudaras a tu madre con la peluquería.- Me dijo. Mi madre era la dueña de la peluquería más lujosa de la zona y no pensaba ayudarla. O tal vez sí…
-De acuerdo, papi. Me lo tengo merecido. ¿Pero puede ser a partir de pasado? Es que estoy muy cansada, y mañana no tendré energías para nada.- Le dije haciéndole ojitos. Siempre funcionaba. Con todo el mundo, excepto con mi hermana.
-Vale, pero pasado empiezas. –Cedió.- Dentro de unas horas se lo diré a tu madre. Ahora vete a dormir, que yo haré lo mismo.- Seguidamente pasó por mi lado y se dirigió hacía su habitación. Yo le seguí el paso, me tumbé en mi cama y sonreí, seguido de una risa.
-Que bien me lo pasaré el martes.-Susurré y cerré los ojos.


Martes; 07:30am


-¡Angelina García Hernández, a la cocina, ahora!- Gritó mi madre desde abajo. Estábamos solas en casa: mi padre estaba en su oficina y mi hermana de viaje en Inglaterra.
-Ya estoy aquí, y no me llames por mi nombre completo. Sabes que lo odio.- Refunfuñé.- ¿Cuándo empiezo con mi maravilloso trabajo?- Pregunté irónica, ganándome una mirada asesina de mi madre.
-Dentro de…- Miró el reloj.- Ahora. Dirígete rápido al coche, enciéndelo y espérame.- Me ordenó.
-Sí mamá.- Dije pesadamente y me dirigí hacia afuera para hacer lo que me había mandado. Era la primera vez que trabajaría, y nunca había estado tan ansiosa.


***

-¡Monique!, ¡Cuánto tiempo!- Exclamó aparentemente feliz después de ver entrar por la puerta a su “mejor amiga”, la mujer de uno de los hombres más ricos de Europa. Yo la odiaba era tan, repipi, superficial, y…¡Arrgh! Era simplemente odiosa, y su hija aún más.-Oh, Marianne, ¡Qué linda estás!-Oh no, su hija. ¿Por qué mi madre tenía que ser tan falsa?-Miren, mi hija ha decidido ayudarme, así que os atenderá ella- Habló mi madre sonriendo hacia mí. Enserio mamá, ¿de verdad quieres quedar mal delante de tu amiga? Tú lo has querido…
-Oh, claro. Me encantaría peinar a es tas dos bru…encantadoras mujeres- Dije seguido de una gran sonrisa falsa.- Tengan, tomen asiento.- Las empujé lentamente a los asientos para lavarles el pelo.
-Cariñó, me voy, te dejo la peluquería a tu cargo, durante media hora.- Avisó mi madre mientras corría hacia la puerta. Media hora…Perfecto.
-Oopss, perdón- Dije después de, “accidentalmente” mojar el pelo de Monique con agua helada.- ¡Perdón!- Exclamé ahora, después de que me pasara lo mismo con Marianne, pero con agua hirviendo. No pude evitar una pequeña risita.
-Ten más cuidado la próxima vez.-Me dijo Monique con un tono algo amenazante.
Calló y me puse manos a la obra.


30 minutos más tarde.


-¡Mamá ya he acabado!- Chillé cuando, justamente, entraba mi madre por al puerta.
-A ver, cariño.- Mi madre se acercó y ayudó a Monique a levantarse mientras yo miraba a Marianne para que se levantara. Ni loca la ayudaba. Acompañó a Monique al espejo. Yo hice lo mismo con Marianne.- Y dime hija, ¿Qué les has hecho?- Preguntó sonriente mi madre mientras sacaba la toalla de la cabeza de su gran amiga.
-Pues una completa a cada una: lavado, cortado, tinte y secado.- Dije sonriente.
-¿¡Qué!?- Exclamaron madre e hija histéricas.
-Yo te había pedido lavado y teñido.- Dijo Marianne.
-Y yo solamente lavado y cortado.- Esta vez habló Monique.
-No. Me dijeron una completa.- Dije inocentemente.
-Bueno, no se preocupen, ahora veremos el resultado.
-¡AAAAAAAAAH!-Fue lo último que escuché porque salí corriendo de allí.


***

-¿Cómo pudiste hacer eso?, ¡Tú madre ha tenido que gastar mucho dinero en productos nuevos, y en una sesión en otra peluquería para que les arreglen tu gracia!- ME dijo mi padre, después de que mamá le explicara lo sucedido.
-¿Qué? No fue para tanto. Les quedaba bien y todo.- Dije tranquilamente.
-¿¡No fue para tanto!?- Mi madre apareciendo por la puerta de la cocina.- ¡¿Raparle media cabeza a Marianne tiñéndole la otra parte de rojo y teñir el pelo de verde a Monique, mientras que parecía que le había cortado el pelo una niña de tres años no es para tanto?!- Habló histérica.
-Perdón. Además, Marianne se durmió, no es mi culpa que no se enterara del ruido de la maquinita rapándole el pelo.
-Ya se ha hablado demasiado, fuera de esta casa.-Dijo mi padre.
-¿¡Qué me hechas!? ¿Qué haré en la calle?-Dije sorprendida.
-No estarás sola en la calle. Irás a vivir con tu tía Connie a Texas-Contestó mi madre.
-¿¡Texas!? ¡Vivo en España! ¡Eso está  a miles de quilómetros!-Exclamé.- Bueno, si así lo queréis.-Dije alejándome de la cocina. No pensaba irme tampoco. Quiero otra venganza. Ni loca me voy a vivir con mi tía  a Texas. Llena de campo, country y el sudor de mi tía.
-… ¿Cómo se le ha ocurrido hacer semejante cosa?- Escuché hablar a mi padre. Me quedé detrás de la puerta escuchando todo.-Sabía que era rebelde, pero tanto…
-No sé qué hemos hecho mal con ella…-Ahora era mi madre.- ¡Solo le falta quemar la casa!- Mis padres soltaron una risa.
Bueno, si eso es lo que quieren…Eso tendrán.


***

Observaba desde el coche de mi madre como la casa se incendiaba poco a poco. Mis padres habían viajado a París a una reunión con un hombre importante de por ahí.
Estaba harta de todo. De todo lo que había vivido y de que, aunque parecía que mi vida podía llegar a ser perfecta al ponerme lentillas, he comprobado que no es así. Seguro incendiar una casa, mi casa, no es la mejor manera de hacerles saber a mis padres lo que siento, pero ¿de qué otra manera sabrían que existo? No soy un proyecto de mujer perfecta hecha para los negocios. Soy una chica que quiere vivir su vida como si no hubiera mañana; una chica que, aunque no lo aparente es sensible y necesita el apoyo de sus padres; necesita unos padres.
Me ganaré el odio de mis padres, pero sé que, después de esto, aún mi hermana me seguirá queriendo, ella me entiende…
Una lágrima seguida de otra resbaló por mi mejilla. La casa; mi casa, ya estaba completamente incendiada. No habían casas alrededor, pero no sé cómo, la policía me encontró.


***

-¿¡Cómo quemas una casa, tú casa?!-Gritó rojo de rabia mi padre entrando por la puerta. Por fin llegaban. Estar en la cárcel no es agradable.
-La quemé porque era lo que queríais, ¿verdad?- Dije algo, bastante, cínica- Al menos es lo que escuché en la cocina.
-Querrás decir, lo que interpretaste en la cocina- Corrigió mi madre.
-Esto ha llegado demasiado lejos.-Habló mi padre ya algo calmado, bebiendo un vaso de agua.-Te vas a un internado.
-¿¡Qué!?- Exclamé levantándome de golpe.-¿¡Un internado!? ¿¡Dónde!?
-Londres, y no se habla más, ya mismo te vas hacia el aeropuerto, al llegar a Londres te estará esperando alguien.
Reí sarcásticamente.
-¿Ahora qué?- Dijo pesadamente mi padre.
-¡¿OSEA QUE EN VEZ DE PREOCUPAROS POR MI UNA SOLA VEZ EN VUESTRA PUTA VIDA, ME ENVIAIS A UN INTERNADO EN LONDRES?!-Chillé arta de todo. No me importaba que media comisaría me escuchara.
-¡No me chilles, señorita!- Fue lo que dijo mi padre antes de darme una bofetada.
-¿Y ahora me pegas?-Dije- No sabes cuánto te odio.- Le solté mirándole a los ojos casi llorando de la impotencia y rabia.
-Te hemos consentido todo, te hemos dado una fabulosa vida, te hemos malcriado y tú nos lo devuelves así.-Dijo mi padre histérico.
-No sabes de lo que hablas. Me habéis malcriado, sí pero si me hubierais dado una  fabulosa vida, nada de lo que ha pasado hoy, hubiera pasado.- Dije y salí de la comisaría.
Estaba preparada para ir al internado, al menos no vería a mis padres.
Mi único consuelo era que podría divertirme con todas las plásticas que hubiera por ahí.
¡Aceptada!


Bien, digo que aioshiyauosa he amado el capitulo ademas tu ortografía es perfecta. Suerte con el Nialler
Awwn, gracias! Esperaré los resultados con ansias.  
Y a lo de la ortografía, cuando escribo caps, bien; pero en comments hago más faltas que un washiturro/cani ._.  
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Liars Club | Audiciones Abiertas

Mensaje por Pennywise. el Mar 03 Sep 2013, 1:28 pm

Angel Of Darkness escribió:
Jacesie escribió:
Angel Of Darkness escribió:
Jared Leto... No sabía quien era...:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Lucy Hale & Niall Horan (puse gif's):
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Capítulo de mi autoridad:

(Te dejo [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] el link para demostrar que el cap sí es mio.)
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Capítulo 006
Angie García


Domingo; 06:00am

-¿De dónde vienes, señorita?- Preguntó mi padre de brazos cruzados desde el sofá. Eran las 06:00am; la primera vez que llegaba tan tarde, no sé de qué se quejaba.
-De una fiesta a dos quilómetros de aquí, por eso llegué tan tarde.- Contesté seguido de un bostezo.-Ahora si me disculpas, voy a dormir, ¡estoy muerta!- Dije y seguidamente me dirigí hacia las escaleras para ir directa a mi habitación.
-No tan deprisa jovencita. Estarás castigada todo lo que queda de año, y ayudaras a tu madre con la peluquería.- Me dijo. Mi madre era la dueña de la peluquería más lujosa de la zona y no pensaba ayudarla. O tal vez sí…
-De acuerdo, papi. Me lo tengo merecido. ¿Pero puede ser a partir de pasado? Es que estoy muy cansada, y mañana no tendré energías para nada.- Le dije haciéndole ojitos. Siempre funcionaba. Con todo el mundo, excepto con mi hermana.
-Vale, pero pasado empiezas. –Cedió.- Dentro de unas horas se lo diré a tu madre. Ahora vete a dormir, que yo haré lo mismo.- Seguidamente pasó por mi lado y se dirigió hacía su habitación. Yo le seguí el paso, me tumbé en mi cama y sonreí, seguido de una risa.
-Que bien me lo pasaré el martes.-Susurré y cerré los ojos.


Martes; 07:30am


-¡Angelina García Hernández, a la cocina, ahora!- Gritó mi madre desde abajo. Estábamos solas en casa: mi padre estaba en su oficina y mi hermana de viaje en Inglaterra.
-Ya estoy aquí, y no me llames por mi nombre completo. Sabes que lo odio.- Refunfuñé.- ¿Cuándo empiezo con mi maravilloso trabajo?- Pregunté irónica, ganándome una mirada asesina de mi madre.
-Dentro de…- Miró el reloj.- Ahora. Dirígete rápido al coche, enciéndelo y espérame.- Me ordenó.
-Sí mamá.- Dije pesadamente y me dirigí hacia afuera para hacer lo que me había mandado. Era la primera vez que trabajaría, y nunca había estado tan ansiosa.


***

-¡Monique!, ¡Cuánto tiempo!- Exclamó aparentemente feliz después de ver entrar por la puerta a su “mejor amiga”, la mujer de uno de los hombres más ricos de Europa. Yo la odiaba era tan, repipi, superficial, y…¡Arrgh! Era simplemente odiosa, y su hija aún más.-Oh, Marianne, ¡Qué linda estás!-Oh no, su hija. ¿Por qué mi madre tenía que ser tan falsa?-Miren, mi hija ha decidido ayudarme, así que os atenderá ella- Habló mi madre sonriendo hacia mí. Enserio mamá, ¿de verdad quieres quedar mal delante de tu amiga? Tú lo has querido…
-Oh, claro. Me encantaría peinar a es tas dos bru…encantadoras mujeres- Dije seguido de una gran sonrisa falsa.- Tengan, tomen asiento.- Las empujé lentamente a los asientos para lavarles el pelo.
-Cariñó, me voy, te dejo la peluquería a tu cargo, durante media hora.- Avisó mi madre mientras corría hacia la puerta. Media hora…Perfecto.
-Oopss, perdón- Dije después de, “accidentalmente” mojar el pelo de Monique con agua helada.- ¡Perdón!- Exclamé ahora, después de que me pasara lo mismo con Marianne, pero con agua hirviendo. No pude evitar una pequeña risita.
-Ten más cuidado la próxima vez.-Me dijo Monique con un tono algo amenazante.
Calló y me puse manos a la obra.


30 minutos más tarde.


-¡Mamá ya he acabado!- Chillé cuando, justamente, entraba mi madre por al puerta.
-A ver, cariño.- Mi madre se acercó y ayudó a Monique a levantarse mientras yo miraba a Marianne para que se levantara. Ni loca la ayudaba. Acompañó a Monique al espejo. Yo hice lo mismo con Marianne.- Y dime hija, ¿Qué les has hecho?- Preguntó sonriente mi madre mientras sacaba la toalla de la cabeza de su gran amiga.
-Pues una completa a cada una: lavado, cortado, tinte y secado.- Dije sonriente.
-¿¡Qué!?- Exclamaron madre e hija histéricas.
-Yo te había pedido lavado y teñido.- Dijo Marianne.
-Y yo solamente lavado y cortado.- Esta vez habló Monique.
-No. Me dijeron una completa.- Dije inocentemente.
-Bueno, no se preocupen, ahora veremos el resultado.
-¡AAAAAAAAAH!-Fue lo último que escuché porque salí corriendo de allí.


***

-¿Cómo pudiste hacer eso?, ¡Tú madre ha tenido que gastar mucho dinero en productos nuevos, y en una sesión en otra peluquería para que les arreglen tu gracia!- ME dijo mi padre, después de que mamá le explicara lo sucedido.
-¿Qué? No fue para tanto. Les quedaba bien y todo.- Dije tranquilamente.
-¿¡No fue para tanto!?- Mi madre apareciendo por la puerta de la cocina.- ¡¿Raparle media cabeza a Marianne tiñéndole la otra parte de rojo y teñir el pelo de verde a Monique, mientras que parecía que le había cortado el pelo una niña de tres años no es para tanto?!- Habló histérica.
-Perdón. Además, Marianne se durmió, no es mi culpa que no se enterara del ruido de la maquinita rapándole el pelo.
-Ya se ha hablado demasiado, fuera de esta casa.-Dijo mi padre.
-¿¡Qué me hechas!? ¿Qué haré en la calle?-Dije sorprendida.
-No estarás sola en la calle. Irás a vivir con tu tía Connie a Texas-Contestó mi madre.
-¿¡Texas!? ¡Vivo en España! ¡Eso está  a miles de quilómetros!-Exclamé.- Bueno, si así lo queréis.-Dije alejándome de la cocina. No pensaba irme tampoco. Quiero otra venganza. Ni loca me voy a vivir con mi tía  a Texas. Llena de campo, country y el sudor de mi tía.
-… ¿Cómo se le ha ocurrido hacer semejante cosa?- Escuché hablar a mi padre. Me quedé detrás de la puerta escuchando todo.-Sabía que era rebelde, pero tanto…
-No sé qué hemos hecho mal con ella…-Ahora era mi madre.- ¡Solo le falta quemar la casa!- Mis padres soltaron una risa.
Bueno, si eso es lo que quieren…Eso tendrán.


***

Observaba desde el coche de mi madre como la casa se incendiaba poco a poco. Mis padres habían viajado a París a una reunión con un hombre importante de por ahí.
Estaba harta de todo. De todo lo que había vivido y de que, aunque parecía que mi vida podía llegar a ser perfecta al ponerme lentillas, he comprobado que no es así. Seguro incendiar una casa, mi casa, no es la mejor manera de hacerles saber a mis padres lo que siento, pero ¿de qué otra manera sabrían que existo? No soy un proyecto de mujer perfecta hecha para los negocios. Soy una chica que quiere vivir su vida como si no hubiera mañana; una chica que, aunque no lo aparente es sensible y necesita el apoyo de sus padres; necesita unos padres.
Me ganaré el odio de mis padres, pero sé que, después de esto, aún mi hermana me seguirá queriendo, ella me entiende…
Una lágrima seguida de otra resbaló por mi mejilla. La casa; mi casa, ya estaba completamente incendiada. No habían casas alrededor, pero no sé cómo, la policía me encontró.


***

-¿¡Cómo quemas una casa, tú casa?!-Gritó rojo de rabia mi padre entrando por la puerta. Por fin llegaban. Estar en la cárcel no es agradable.
-La quemé porque era lo que queríais, ¿verdad?- Dije algo, bastante, cínica- Al menos es lo que escuché en la cocina.
-Querrás decir, lo que interpretaste en la cocina- Corrigió mi madre.
-Esto ha llegado demasiado lejos.-Habló mi padre ya algo calmado, bebiendo un vaso de agua.-Te vas a un internado.
-¿¡Qué!?- Exclamé levantándome de golpe.-¿¡Un internado!? ¿¡Dónde!?
-Londres, y no se habla más, ya mismo te vas hacia el aeropuerto, al llegar a Londres te estará esperando alguien.
Reí sarcásticamente.
-¿Ahora qué?- Dijo pesadamente mi padre.
-¡¿OSEA QUE EN VEZ DE PREOCUPAROS POR MI UNA SOLA VEZ EN VUESTRA PUTA VIDA, ME ENVIAIS A UN INTERNADO EN LONDRES?!-Chillé arta de todo. No me importaba que media comisaría me escuchara.
-¡No me chilles, señorita!- Fue lo que dijo mi padre antes de darme una bofetada.
-¿Y ahora me pegas?-Dije- No sabes cuánto te odio.- Le solté mirándole a los ojos casi llorando de la impotencia y rabia.
-Te hemos consentido todo, te hemos dado una fabulosa vida, te hemos malcriado y tú nos lo devuelves así.-Dijo mi padre histérico.
-No sabes de lo que hablas. Me habéis malcriado, sí pero si me hubierais dado una  fabulosa vida, nada de lo que ha pasado hoy, hubiera pasado.- Dije y salí de la comisaría.
Estaba preparada para ir al internado, al menos no vería a mis padres.
Mi único consuelo era que podría divertirme con todas las plásticas que hubiera por ahí.
¡Aceptada!


Bien, digo que aioshiyauosa he amado el capitulo ademas tu ortografía es perfecta. Suerte con el Nialler
Awwn, gracias! Esperaré los resultados con ansias.  
Y a lo de la ortografía, cuando escribo caps, bien; pero en comments hago más faltas que un washiturro/cani ._.  
Tranquila, eso es de todas, solo hay que esperar mas chicas e.e
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Liars Club | Audiciones Abiertas

Mensaje por happy drug. el Mar 03 Sep 2013, 1:34 pm

¡Chan chan chan! Hola, en seguida subo mi ficha, solo que por ahora estoy un poco ocupada, mas tardesin subo mi ficha..

Posdata: Ame tu idea♥
Postada 2: Pasate por mi NC te la dejo en mi firma.

Besos Effy.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Liars Club | Audiciones Abiertas

Mensaje por happy drug. el Mar 03 Sep 2013, 2:11 pm

Oye una inmensa duda ¿Y si no tengo novelas? Veras llevo aqui maximo 2 semanas y aun no escribo ninguna novela, de hecho la que esta en mi firma es mi primera NC o bueno mas bien, mi primer novela. Pero si quieres puedo escribir un capitulo de mis ideas locas para esta novela ¿Te parece? Dime que si, es que enserio ame esta idea...


Besos Effy.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Liars Club | Audiciones Abiertas

Mensaje por Pennywise. el Mar 03 Sep 2013, 3:01 pm

EUEDES escribió:Oye una inmensa duda ¿Y si no tengo novelas? Veras llevo aqui maximo 2 semanas y aun no escribo ninguna novela, de hecho la que esta en mi firma es mi primera NC o bueno mas bien, mi primer novela. Pero si quieres puedo escribir un capitulo de mis ideas locas para esta novela ¿Te parece? Dime que si, es que enserio ame esta idea...


Besos Effy.
¡Aceptada!


Creo que con el pròlogo me ha bastado Linda, dime por quienes audicionas
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Liars Club | Audiciones Abiertas

Mensaje por happy drug. el Mar 03 Sep 2013, 3:53 pm

Dave Franco y Hannah Murray.:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]No se pero en la noveleishon me gustaria mas que el se llamara Jake y ella Cassie Ainsworth. Besos. [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

On ta bebe...:
   ¡Aqui ta!
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Liars Club | Audiciones Abiertas

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.