O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» yes no maybe
Ayer a las 9:48 pm por Stark.

» être dans la lune.
Ayer a las 9:09 pm por Ongniel

» Simplemente, no te quiere. {One Direction}
Ayer a las 8:54 pm por Litzyg

» Trouble, love&shows {NC. 3er tema
Ayer a las 8:48 pm por Litzyg

» something strange
Ayer a las 6:50 pm por jackson.

» time to float.
Ayer a las 6:16 pm por buffay.

» Sun and Moon
Ayer a las 5:38 pm por Karasuno

» Cambiar y Borrar Cuentas |5|.
Ayer a las 4:55 pm por Alondra Horan

» Instituto Fénix. (Inscripciones CERRADAS) | N.C.
Ayer a las 4:22 pm por Jules

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

prestige ruined.|n.c|resultados subidos.

Página 3 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: prestige ruined.|n.c|resultados subidos.

Mensaje por bwiyomi. el Mar 20 Ago 2013, 9:22 pm

perdon si mande muchos giani:Cccc todos son caca y no me convencia uno:ccccccccccc
caca:
Caminaba sin rumbo alguno, simplemente quería pensar, estaba pensando en ir a un bosque por que son los mejores lugares para relajarme. Tuve un día normal en la escuela, lo único interesante fue la chica que conocí cuyo nombre era Faith. Traía mi libro conmigo, amaba leer y mas si era sobre Cazadores de Sombras, sin duda era mi libro favorito.
Podía percibir el sonido de los pájaros cantando y las hojas cayendo , era magnifico. Deje mi mochila en el suelo y me senté en el tronco de un árbol, suspire, he leído este libro mas de ochenta veces y para ser sincera, no me aburre para nada. Desearía que mis amigos pudieran entender lo que son para mi los libros de Cazadores de Sombras, siempre se burlan de mi y quedo mal ante todos. No entiendo como los sigo llamando "Amigos" por que claramente eso no son. Sentí las lagrimas caer por mi cara, los malditos insultos no se me quitaban de la cabeza, nunca dejarían de atormentarme, era horrible, horrible ser criticada e insultada por tener diferentes gustos que los demás, no podía mantenerme sonriente y dulce todo el tiempo, era sensible y tengo sentimientos como todos los demás. Inmediatamente quite rastro alguno de lagrimas  y cerré los ojos, quería pensar en cualquier cosa menos en eso. Trate de tranquilizarme y finalmente lo hice, me levante, tenia que llegar a mi casa, mi madrastra se enojaría y eso es irritante.


{ # }


Me quite los zapatos al entrar y los deje por ahí, me encamine a la cocina y busque algo para comer, antes de elegir algo, mi madrastra  llego interrumpiendome.

— Emily, tu padre y yo saldremos — dijo facilmente — No nos vayas a llamar por que estaremos muy ocupados — acabo con una sonrisa cínica.

— Okay — espere a que mi papa se despidiera de mi, fulmine con la mirada a mi madrastra cuando abrace a mi papa. Finalmente se fueron, dejándome sola, otra vez. Subí a mi habitación y tome una ducha rápida, iba a ser una larga noche. Volví a la cocina para hacerme unos fideos, ya saben unas de esas sopas instantáneas. Comencé a ver la televisión, estaba mi programa favorito.

— ¡Los Simpsons! — grite emocionada, sonriendo a mas no poder.

Amaba los Simpsons, sin duda Homero era mi personaje favorito, mi regordete y estúpido Homero, lo amaba. Estaba llenando la sala con mis notorias carcajadas, mi semblante cambio cuando la luz se fue. Estaba asustada y mucho. Lo primero que encontré fue un sartén, revise a los vecinos y note que mi casa era la única sin luz ¿Que diablos? Escuche unos ruidos y solté un gritito.

— ¡Tengo un sartén y no dudo en usarlo! — dije mas angustiada que firme.

Seguia estática, no entiendo por que soy tan miedosa, las películas de miedo si que han afectado mi actitud. Una sombra apareció detrás de mi, rápidamente impacte el sartén en su cara, luego un gemido de dolor.

— ¿Por que has hecho eso? —  decía la persona, no podía ver su cara por la falta de luz. — ¿Un sartén? ¿Enserio fue necesario? — seguía quejándose.

— Mira, no se quien eres ni que haces en mi casa pero si no te vas en este momento, volveré a golpearte con el sartén — ahora si me escuchaba amenazante. Se levanto rápidamente, dejándome ver su cara, me congele por completo. Mis ojos veían a Jace, Jace Wayland, el chico de Cazadores de Sombras, mi amor profundo en los libros.

— Ahora te arrepientes de tu acción ¿No es cierto? — solo asentí con la cabeza y me sonroje de inmediato, acababa de golpear a Jace Wayland con un sartén, me preocupe de inmediato, estoy estúpida.

— Oh por dios, soy una estúpida, ¿Estas bien? —  no sabia como reaccionar, era loco, emocionante, irreal y genial. El me dedico una sonrisa, no podia descifrar su cara, me derretí por completo cuando acaricio mi cara, lance una sonrisa estúpida y caí desmayada al piso.

caca dos(?:

La liebre y yo nos encontrábamos caminando, ¿Hacia dónde? No tengo la menor idea, a decir verdad mi guía me daba un poco de miedo, es decir ¡ni si quiera podía mirarme a la cara! No sé qué espera de mí. Cuando me harte de caminar, simplemente pare.

- Eh, ¿Logan? – dije algo tímida, demasiado típico en mí. Logan algo asustado volteo a verme. - ¿A dónde nos dirigimos? – cuando acabe de decir la pregunta, el rápido volvió a mirar el frente, pero ¿Que le pasaba?

- Todos hemos sido invitados a la fiesta de té del sombrerero loco, así que ahí es donde nos dirigimos – dijo Logan a lo que solo susurre un pequeño “está bien” y espere a que el caminara para caminar detrás de él.

No sabía que pensar, ¿En serio estaba pasándome esto? Hace unas horas aún estaba en mi orfanato y miren como termine, esto si es de locos. Comencé a escuchar unas voces cerca y algunas risas, supongo que estamos cerca de la fiesta de té. La verdad es que no fue tanto camino, de hecho eso fue demasiado rápido, tal vez tomamos un atajo o yo que sé. La primera imagen que vi fue a Logan corriendo a toda velocidad hacia el sombrerero loco uniéndose a sus risas, de verdad no entiendo a este chico, se ve demasiado lindo pero su actitud no demuestra lo mismo. Vi a Kenneth sentada y decidí acercarme a ella. Ella noto mi presencia y me dedico una sonrisa.

- ¡Hola Kenn! – dije algo efusiva. – Oh espera, ¿si te puedo decir así verdad? – acabe nerviosa.

- Claro que puedes decirme así Ems – dijo soltando una pequeña risa. ¡Me había llamado Ems! No pude evitar sonreír muy grande porque enserio quiero tener una buena relación con todas las chicas y que empiecen llamándote por tu apodo es algo genial.

- ¿Sabes por qué no han llegado los demás? – pregunte curiosa, de hecho solo estaban el lirón, el sombrerero y la liebre. Busque con la mirada a la chica que venía con el lirón, era... ¡Brennan!; soy muy mala con los nombres.

Antes de que Kenn pudiera responderme vi llegar a Lottie, ¿Dónde estaba el gato parlanchín ese? He notado que aparece y desaparece en todos lados, todos aquí están locos, no entiendo cómo han podido sobrevivir viviendo aquí. Las chicas y yo ni llevamos tanto tiempo aquí y ya nos encontramos en una fiesta de té con puros personajes de cuento, alguien dígame si esto no es raro. Escuche unos ruidos detrás de nosotras, voltee rápidamente y me encontré con la ancha sonrisa de Chesire, no pude evitar gritar y taparme la boca. Chesire empezó a reírse con ganas y yo solo lo fulmine con la mirada, ese gato me las pagaría después. Todo paso tan rápido y ya se encontraban todos aquí en la fiesta de té, todos tomaron asiento y yo me senté alado de Charlotte e Isabelle, necesitaba conocer a las demás chicas, no quiero terminar teniendo enemigas. El sombrerero se paró de la silla y empezó a tocar su taza con una cuchara para que todos pongan atención.

- Creo que no todos estamos muy contentos con lo de los guías y todo eso ¿No? – dijo haciendo una mueca divertida. Todos negaron con la cabeza y rieron un poco al ver que todos lo hacían. – Aun así, eso no me detiene para hacer mis muy famosas fiestas de té, porque yo sé que a todos les encantan. En especial a ti liebre, siempre te vuelves loco y empiezas a lanzar cosas por todos lados. – dijo acariciándole el pelo mientras Logan se sonrojaba, se veía muy lindo así. – ¡Sin más preámbulos, le doy inicio a esta fiesta de té! – termino gritando con otra mueca divertida en la cara. El sombrerero loco empezó a servirles te a todos, no le importaba si la taza se llenaba de más, parecía un desastre. Fije mi mirada en Logan, era una diferente persona a la cual era conmigo, se le veía divertido, con una sonrisa inmensa en la cara, demasiado extrovertido, no entiendo por qué no es así conmigo. Kenn miraba él té con asco, empecé a reírme muy fuerte por que tenía una expresión demasiado divertida en la cara, todos se callaron y se me quedaron viendo raro.

- Oh, vamos ¿No es raro tomar él te con pura gente semi humano - semi animal, pero si es raro reírse de la expresión de alguien? – pregunte confundida.

- ¡Oye! – exclamaron los mencionados ofendidos.

- ¿Qué? Solo digo la verdad – tome un sorbo de mi té y comí el pan que nos habían dado.






Cuando la fiesta de te acabo, las chicas algo agotadas caminaban con destino al castillo del rey.


- Chicas – les llamo la atención el dragón. – Creo que se han olvidado del pequeño detalle que de ahora en adelante se tendrán que quedar en casa de sus guías. –

Todas nos miramos asustadas y comenzamos a hablar al mismo tiempo. Ya nos lo habían dicho pero sigo pensando que eso es el colmo.

- ¡Dios, ya cállense! – grito Joker un poco frustrado por los gritos.

- Esas fueron órdenes del rey, no podemos desobedecerlas – dijo ahora el relojero.

Resignadas, cada quien se fue con su guía y de nuevo me quede a solas con Logan. El susurro un pequeño “Sígueme” y caminamos en dirección al bosque. El bosque me daba un poco de miedo pero era muy hermoso, hubo un momento donde Logan me tomo de la mano ya que iba muy distraída, me sonroje al instante y sonreí inconscientemente, ¿Qué me pasaba? A lo lejos vi una pequeña casa que se veía muy acogedora, Logan me dejo entrar primero y observe detenidamente la casa, una muy pequeña cocina, solo tenía dos sillas, un pequeño sillón y una cama que estaba en su habitación, por un momento pensé que vivía con el sombrerero, supongo que me equivoque. Me acompaño a su habitación y me quede parada.

- Tu dormirás en la cama, para que estés más cómoda – dijo finalmente preparándose para irse corriendo.

-¡Espera! – Logan volteo a verme con sus hermosos ojos azules. – Gracias – dije con una de mis mejores sonrisas.

- De nada – he ahí otra vez, volvió a sonrojarse. Se veía muy tierno, me reí y le susurre un “Buenas Noches” a lo que él no me contesto nada, era algo bipolar.

Me acomode en la cama y caí en brazos de Morfeo.

caca tres xd:

¿Cómo se supone que debía asimilarlo? Acababa de despertar de un momento demasiado confundible y no entendía en la situación que estaba. Lucy recuerda que hace unos pocos momentos hubo un “Apagón”, ruidos extraños y las luces volviéndose locas; ahora Lucy esta tirada en el suave pasto de un bosque que ni tenía idea de donde salió. Vio a las demás chicas fundidas en el pasto esperando a que alguien las ayude o algo por el estilo. Vio cómo su hermana se quejaba rotundamente porque siempre salía golpeada.

- ¿Ustedes se van a parar o quieren una tarjeta de invitación? - Pregunto Lucy poniéndose al lado de su hermana.

- Prefiero la invitación, me golpee el trasero - Dijo Liss sobándose.

Kate y Lucy se agarraron de las manos, cuando escucharon pasos firmes que se acercaban a ellas.

- ¡¿Quien anda ahí?! - Una vos ronca salía de un camino. Todas se miraron unas a otras, realmente asustadas - ¡¿Quien anda ahí?! -

Una sombra robusta y alta, casi dos veces el tamaño de un hombre, empezó a acercarse a ellas.

- Esta sinceramente ha sido la reunión más normal que hemos tenido - Bromeo Kate en silencio.

- Es cierto, supero la vez que nos quedamos dormidas y despertamos con un gato negro encima de la televisión - Susurro Scarlett.

- Esperen, ese hombre se me hace conocido - Dijo Lucy acercándose un poco más al árbol. Vale decir que estaban ocultas en los arbustos.

- ¿Enserio conoces a un hombre de más de dos metros de alto? ¡Jamás me dijiste nada! – Le exclamo Kate a Lucy. Lucy la miro mal.

- Si, se me hace muy conocido - Repitió la rubia.

- ¡Es Hagrid! - Chillo Lorrie. Todas la miraron fulminante mente.

- ¡Silencio! - las hizo callar Rosie.

Lucy lo miro con detenimiento, efectivamente  ese hombre era Rebeus Hagrid. Lucy no sabía si gritar, sonreír, asustarse, desmayarse, hacerse pipi…Hagrid se acercó un poco más y eso hizo que ambas gemelas perdieran el equilibrio, cayeron fuera de los arbustos. El hombre las miro como si fueran dos chicas anormales, como si él no lo fuera. Lucy se paró primero y ayudo a Kate. Las chicas salieron del escondite para ponerse detrás de ambas gemelas.

- ¡Jo! Sabía que había visto alguien por aquí; no pensé que fueran tantas - Sonrió.

- ¿Dónde estamos? - Pregunto Liss.

- Lamentablemente en el bosque prohibido. Vamos, las llevare al castillo - Las hizo caminar delante.
Platicaron por un momento perdiendo tantito tiempo pero eso no afectaba a nadie, se presentaron pero aun así todas tenían esa mueca de confusión de la cara. Volvieron a preguntar dónde estaban.

- Hogwarts, ya les dije en el bosque prohibido - El rostro se les ilumino. ¡Hogwarts! ¡El colegio de magia y hechicería!
A Lucy le brillaron los ojos al escuchar esa oración, ¿Cómo te sentirías si estuvieran en el lugar en el que siempre has deseado estar con tus mejores amigas y tu hermana? Era algo difícil de asimilar y aun no sabía bien si eso era un sueño o no pero no quería perder su tiempo en eso, quería disfrutar el momento mientras durara.

- Hagrid, ¿En qué año estamos? - Pregunto Rosie.

- 1994, ¿Dónde has estado este tiempo, Rose? – Bromeo Hagrid.
Todas quedaron con una cara de sorpresa al escuchar eso, asintieron a lo que dijo Hagrid y siguieron con su camino hacia el castillo de Hogwarts.



Ahora las chicas estaban en otra situación que simplemente Lucy seguía sin creer, estaban en los botes…si en los botes para…¡IR A HOGWARTS! A Lucy se le veía demasiada nerviosa pero ni que hablar de las otras chicas, Liss y Scar parecían que iban a morirse en cualquier momento, Mags y Kate trataban de parecer tranquilas cuando no lo estaban, Lucy sabía que gritarían en cualquier momento mientras que Lorrie y Rosie estaban en estado de shock. Ya que como todos saben estas chicas aman Harry Potter así que aún no creen la idea de que estaban en el castillo de Hogwarts.

-Miren con mucho detenimiento chicas porque estamos en camino a Hogwarts! – dijo Hagrid con notable emoción en su voz.

Ese era, ese era el castillo que veía en las películas, que leía en los libros, que veía en sus sueños, ahí estaba ese magnífico castillo donde pensó estar algún día. Se puso a pensar si en realidad estudiarían ahí, tendrían que ir al Callejón Diagon mediante los polvos flu o simplemente por el Caldero Chorreante y ¡oh por dios! Podrían tener sus propias varitas mágicas. Las chicas miraban raro a Lucy ya que tenía una cara muy traumante al pensar en todo eso. Igual pensó sí podrían visitar Hogsmeade, pero luego verían eso.

-¿Chicas enserio pueden creer que estemos aquí?-dijo Liss con nerviosismo y emoción a la vez.

-Si te soy sincera no –dijo Kate con una mueca divertida. Todas se empezaron a reír por alguna rara razón y Hagrid les sonreía de oreja a oreja.

Sorprendentemente eran las únicas que estaban en los barcos ya que seguramente llegaron tarde o algo así, la curiosidad la mato y tuvo que preguntar.

-Em ¿Hagrid? Porque somos las únicas que están en los barcos –dijo Lucy con notable confusión.

-Si Hagrid, no creo que hayamos llegado primero… ¿O sí?-dijo Lorrie.

-Ustedes no se preocupen, luego responderé sus preguntas, ya casi llegamos –dijo Hagrid tratando de evadirlas.

Si Hagrid pensaba que podían estar tranquilas estaba loco, siguieron platicando de cosas irracionales mientras llegaban. Al llegar todas bajaron con suma delicadeza y miraban el castillo con asombro. ¿Como seria ver a Neville Longbottom en persona? ¿Estará igual de hermoso que en las películas? ¿Sera igual de tímido? Lucy no pudo evitar sonrojarse ante semejante pensamiento, estaban en hogwarts y ella en lo único que pensaba era en su amor platónico llamado Neville Longbottom.

-En que tanto piensas, eh ¿Lucy? -dijo Mags con una sonrisa burlona.

-En...n..ada -dijo la pobre chica sonrojada como un tomate.

-¡Oh vamos Lucy! Si no fuera nada no te estarías sonrojando! -le dijo Scar burlona.

-¿Pensando otra vez en tu Neville? -dijo Liss.

-¡Ya déjenme! -dijo la pobre chica con la poca cordura que le quedaba mientras se tapaba la cara con las manos.

Todas rieron ante la acción de la chica, era demasiado gracioso cuando la molestaban y mas con los chicos.

-Tu nunca cambias Lucy, tu nunca cambias.-dijo Kate con una sonrisa.

-No creí que fuera tan grande… -susurro Rosie cambiando de tema.

-¿De que hablas? -dijo Lorrie confundida.

-¿Pues de que mas? ¡Del castillo tonta! -dijo Rosie pegandole en la cabeza a Lorrie.

-¡Ouch! Oye pudiste solo haberme contestado, era necesario el golpe? -dijo Lorrie incrédula.

Se encaminaron a la puerta principal mientas seguían con sus bromas de niñas chiquitas.

-¡Bienvenidas a Hogwarts chicas! –grito Hagrid con una sonrisa inmensa.


avatar


Ver perfil de usuario http://www.bomirillaz.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: prestige ruined.|n.c|resultados subidos.

Mensaje por Invitado el Mar 20 Ago 2013, 10:00 pm

Gif:

Capítulo (feo):

Sobrevivieron, todavía no lo pueden creer, han perdido a sus familias, pero se tienen el uno al otro, eso es lo importante.
---------------------------------------------------------------------------------

Allí estaba ella, leyendo uno de sus libros.

El día para algunos estaba horrible, pero para ella estaba reconfortante, los día así le daban paz, llovía lo que más le gustaba.

Tomó el control remoto y encendió la televisión. El título de la noticia fue lo que le llamó la atención. Se dedicó a dejar de lado su libro y mirar la noticia.

"Lluvias provocan inundaciones"

Una reportera, que estaba en la calle, empezó a hablar de cómo estaba el día.

-Desde hoy en la mañana esta lloviendo, varios lugares ya se están inundando, les pedimos que por precaución se queden en sus casas - de pronto se empieza a ver que cae granizo- ¡Esta cayendo granizo, esto cada se vuelve pe...- Se cortó la transmisión.

Ella bajó las escaleras para encontrarse con su madre y su hermano que había llegado de visita la noche anterior.

-¿Viste las noticias?- Preguntó su madre, algo preocupada.
-Si, las vi- Dijo ella caminando hacia ellos, que se encontraban en el sofa, frente la chimenea.
-Bueno no tendremos otra opción que quedarnos tranquilos ac...- Dijo su madre, de pronto todo empezó a temblar. Ellos se cayeron al piso.

Las cosas se caían del estante y ellos no sabía donde ir, en ese momento la casa parecía un trampa mortal. El polvo del techo caía sobre ellos, como pudieron se pararon, entre tropezones y esquivando algunas cosas lograron llegar a la puerta principal.

Las casas se destruían de a poco, la gente corría por su vida, los autos se chocaban entre ellos. Todo eso parecía un auténtico... apocalipsis.  

(...)


Los días pasaban, su madre no había sobrevivido, estaban ella y su hermano nada más.

(...)


Estaban subiendo por un escalera, ya que el agua cada vez aumentaba en fuerza y altura. Micaela, pudo llegar hasta arriba, pero, cuando se dio vuelta para ayudar a su hermano, el piso mal y el agua lo arrastró.

Estaba sola, no tenía a nadie más, no podía seguir, no estaba preparada para afrontar esto ella sola, así que se paró en el borde de la terraza y cuando se quiso tirar, unos brazos que la sostuvieron por la cintura, le impidieron aquel acto. Ella dio unos pasos para atrás y se dio vuelta para mirar a aquella persona, que literalmente “le salvó la vida”.

-Supongo que estas sola- Dijo el quitándole las manos de su cintura.
-Si, bueno ahora no tanto- Dijo mirándolo.
-Si, tenes razón- soltó una pequeña risa- y ¿cómo es tu nombre?- Dijo él sonriéndole.
-Micaela, Micaela Biancci, y ¿el tuyo?- Dijo también sonriendo.
-Gabriel, Gabriel Evans, bueno por lo menos no estamos tan solos- Dijo mientras miraba sobre el hombro de ella.
-Ajam, ¿qué miras?- Dijo mientras se daba vuelta para ver.
-En lo que se convirtió el mundo- Dijo seguido de un suspiro.
-Si, quien lo iba a imaginar; bueno yo siempre soñé estar en un apocalipsis, pero, ahora me doy cuenta que es de terror- Dijo con su mirada perdida al frente.
-Ajá- Dijo él todavía con la vista perdida en el frente.

Casas sumergidas, el agua arrastrando todo a su pasó, un total desastre.

Los días pasaban, el agua había bajado, por lo menos ya se podía caminar, tranquilamente.

Ninguna señal de algún otro sobreviviente. Por ahora.

(...)


Tomaron rumbo hacia una nueva vida, una que ellos desconocían totalmente.

(...)


Caminaron y caminaron, sin rastro de vida alguna. Las calles todavía con algunos charcos, pero se podía caminar pacíficamente, todo destruido.

Ya estaba cayendo la noche, la única luz que los alumbraba era la de la luna.

-¿Cual es tu color favorito?- Preguntó Gabriel rompiendo la barrera del silencio.
-El violeta, ¿el tuyo?- Preguntó ella mirándolo.
-El azul. Violeta y azul combinan- Dijo el sonriéndole.
-Si no me decías no me daba cuenta- Dijo ella seguido de una risa, lo que provocó que Gabriel también lo hiciera.
- Que chistosa, eh. ¿No eres de aquí, verdad?- Dijo con la vista perdida hacia el frente
-No, soy de Italia, Venecia, ¿Tú?- Dijo ella mirando también hacia el frente.
-Soy de Estados Unidos, Las vegas.
-Me gustaría conocer allí- Dijo ella sonriendo.
-Si llegamos a sobrevivir, tal vez te lleve- Dijo mientras desviaba su vista hacia ella.
-Oh, eso estaría genial, claro, siempre y cuando sobrevivamos- Dijo ella seguido de un suspiro.
-Yo tengo la esperanza de que lo vamos a lograr- Dijo el mientras pasaba su brazo por los hombros de ella.
-Si, yo también- Dijo ella mientras se ponía levemente roja por aquel acto de Gabriel.

Siguieron caminando un par de cuadras más. A lo lejos, se veía lo que parecía ser algún tipo de refugio; puertas de metal, las paredes de ladrillo, pintadas de negro, ventanas rotas, pero el lugar seguía en pie. Se acercaron allí.

-¿Piensas que haya alguien aquí?- Dijo Gabriel, cuando estuvieron frente a la puerta.
-Sinceramente, no. Espero que aunque sea podamos dormir y encontrar algo de comida- Dijo ella mientra hacía una mueca.
-Espero lo mismo- Dijo él mientras abría la puerta, esta causó un rechinido.

El lugar era grande, estaba un poco mojado el piso, algo obvio. Se adentraron un poco más a aquel lugar.
Verdaderamente no había rastro de vida, más que ellos dos.

Siguieron caminando, se encontraron con una cocina, había unas cinco habitaciones, cada una de ellas tenían un baño. Obviamente, los baños no se podían utilizar al igual que la cocina.

Ellos, fueron a ver si había algo en la cocina, hace días que no comían ni bebían. Micaela abrió la heladera y allí había unas latas de coca-cola. Gabriel reviso los muebles y encontró unos paquetes de galletitas. Se sentaron en una mesa que había allí y se dispusieron a comer y beber. Al terminar decidieron acostarse a dormir, las camas se podían utilizar, había algunas frazadas, estaban frías, pero por lo menos se podrían cubrir con ellas.

El, por su parte pudo dormirse sin ningún problema. Pero, ella no pudo, no se sentía cómoda durmiendo sola, así que decidió ir a preguntarle a Gabriel si se podía quedarse con él.

Lo movió cuidadosamente para que despertara.

-¿Qué pasa?- Preguntó él algo dormido todavía.
-Es que, te quería preguntar, ¿si podía dormir contigo?- preguntó ella tiernamente- No me siento cómoda durmiendo sola- dijo mientras soltaba un pequeño suspiro.
-Claro, ven, no te preocupes, esta todo bien- Dijo él mientras se hacía a un lado, para que ella pudiese acomodarse.
-Gracias.

A ninguno de ellos les importaba dormir juntos, ya se habían acostumbrado, en las noches frías, cuando no tenían lugar donde dormir y lo hacían en el piso u algún recoveco, se abrazan, para proporcionarse algo de calor.

Ella se acostó a dormir con el. El pasó su brazo por la cintura de ella y así durmieron esa noche fría de invierno; aunque allí adentro el frío no se sentía tanto, aparte tenían un par de frazadas y eso, dentro de todo era reconfortante para ellos.

Ship(?:


GIGI, AMOR.
Omg. Quería practicar con Emma (Watson) pero no sabía con cual de los chicos ponerla.
En fin, me decidí por estos dos.
Es feo el capítulo, pero es lo que más me gusta que escribí. (?
So, espero quedar, tengo fe en mi misma, shenial, ahque.
Chau. <3
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: prestige ruined.|n.c|resultados subidos.

Mensaje por Invitado el Miér 21 Ago 2013, 8:48 am

smileformejai. escribió:perdon si mande muchos giani:Cccc todos son caca y no me convencia uno:ccccccccccc
caca:
Caminaba sin rumbo alguno, simplemente quería pensar, estaba pensando en ir a un bosque por que son los mejores lugares para relajarme. Tuve un día normal en la escuela, lo único interesante fue la chica que conocí cuyo nombre era Faith. Traía mi libro conmigo, amaba leer y mas si era sobre Cazadores de Sombras, sin duda era mi libro favorito.
Podía percibir el sonido de los pájaros cantando y las hojas cayendo , era magnifico. Deje mi mochila en el suelo y me senté en el tronco de un árbol, suspire, he leído este libro mas de ochenta veces y para ser sincera, no me aburre para nada. Desearía que mis amigos pudieran entender lo que son para mi los libros de Cazadores de Sombras, siempre se burlan de mi y quedo mal ante todos. No entiendo como los sigo llamando "Amigos" por que claramente eso no son. Sentí las lagrimas caer por mi cara, los malditos insultos no se me quitaban de la cabeza, nunca dejarían de atormentarme, era horrible, horrible ser criticada e insultada por tener diferentes gustos que los demás, no podía mantenerme sonriente y dulce todo el tiempo, era sensible y tengo sentimientos como todos los demás. Inmediatamente quite rastro alguno de lagrimas  y cerré los ojos, quería pensar en cualquier cosa menos en eso. Trate de tranquilizarme y finalmente lo hice, me levante, tenia que llegar a mi casa, mi madrastra se enojaría y eso es irritante.


{ # }


Me quite los zapatos al entrar y los deje por ahí, me encamine a la cocina y busque algo para comer, antes de elegir algo, mi madrastra  llego interrumpiendome.

— Emily, tu padre y yo saldremos — dijo facilmente — No nos vayas a llamar por que estaremos muy ocupados — acabo con una sonrisa cínica.

— Okay — espere a que mi papa se despidiera de mi, fulmine con la mirada a mi madrastra cuando abrace a mi papa. Finalmente se fueron, dejándome sola, otra vez. Subí a mi habitación y tome una ducha rápida, iba a ser una larga noche. Volví a la cocina para hacerme unos fideos, ya saben unas de esas sopas instantáneas. Comencé a ver la televisión, estaba mi programa favorito.

— ¡Los Simpsons! — grite emocionada, sonriendo a mas no poder.

Amaba los Simpsons, sin duda Homero era mi personaje favorito, mi regordete y estúpido Homero, lo amaba. Estaba llenando la sala con mis notorias carcajadas, mi semblante cambio cuando la luz se fue. Estaba asustada y mucho. Lo primero que encontré fue un sartén, revise a los vecinos y note que mi casa era la única sin luz ¿Que diablos? Escuche unos ruidos y solté un gritito.

— ¡Tengo un sartén y no dudo en usarlo! — dije mas angustiada que firme.

Seguia estática, no entiendo por que soy tan miedosa, las películas de miedo si que han afectado mi actitud. Una sombra apareció detrás de mi, rápidamente impacte el sartén en su cara, luego un gemido de dolor.

— ¿Por que has hecho eso? —  decía la persona, no podía ver su cara por la falta de luz. — ¿Un sartén? ¿Enserio fue necesario? — seguía quejándose.

— Mira, no se quien eres ni que haces en mi casa pero si no te vas en este momento, volveré a golpearte con el sartén — ahora si me escuchaba amenazante. Se levanto rápidamente, dejándome ver su cara, me congele por completo. Mis ojos veían a Jace, Jace Wayland, el chico de Cazadores de Sombras, mi amor profundo en los libros.

— Ahora te arrepientes de tu acción ¿No es cierto? — solo asentí con la cabeza y me sonroje de inmediato, acababa de golpear a Jace Wayland con un sartén, me preocupe de inmediato, estoy estúpida.

— Oh por dios, soy una estúpida, ¿Estas bien? —  no sabia como reaccionar, era loco, emocionante, irreal y genial. El me dedico una sonrisa, no podia descifrar su cara, me derretí por completo cuando acaricio mi cara, lance una sonrisa estúpida y caí desmayada al piso.

caca dos(?:

La liebre y yo nos encontrábamos caminando, ¿Hacia dónde? No tengo la menor idea, a decir verdad mi guía me daba un poco de miedo, es decir ¡ni si quiera podía mirarme a la cara! No sé qué espera de mí. Cuando me harte de caminar, simplemente pare.

- Eh, ¿Logan? – dije algo tímida, demasiado típico en mí. Logan algo asustado volteo a verme. - ¿A dónde nos dirigimos? – cuando acabe de decir la pregunta, el rápido volvió a mirar el frente, pero ¿Que le pasaba?

- Todos hemos sido invitados a la fiesta de té del sombrerero loco, así que ahí es donde nos dirigimos – dijo Logan a lo que solo susurre un pequeño “está bien” y espere a que el caminara para caminar detrás de él.

No sabía que pensar, ¿En serio estaba pasándome esto? Hace unas horas aún estaba en mi orfanato y miren como termine, esto si es de locos. Comencé a escuchar unas voces cerca y algunas risas, supongo que estamos cerca de la fiesta de té. La verdad es que no fue tanto camino, de hecho eso fue demasiado rápido, tal vez tomamos un atajo o yo que sé. La primera imagen que vi fue a Logan corriendo a toda velocidad hacia el sombrerero loco uniéndose a sus risas, de verdad no entiendo a este chico, se ve demasiado lindo pero su actitud no demuestra lo mismo. Vi a Kenneth sentada y decidí acercarme a ella. Ella noto mi presencia y me dedico una sonrisa.

- ¡Hola Kenn! – dije algo efusiva. – Oh espera, ¿si te puedo decir así verdad? – acabe nerviosa.

- Claro que puedes decirme así Ems – dijo soltando una pequeña risa. ¡Me había llamado Ems! No pude evitar sonreír muy grande porque enserio quiero tener una buena relación con todas las chicas y que empiecen llamándote por tu apodo es algo genial.

- ¿Sabes por qué no han llegado los demás? – pregunte curiosa, de hecho solo estaban el lirón, el sombrerero y la liebre. Busque con la mirada a la chica que venía con el lirón, era... ¡Brennan!; soy muy mala con los nombres.

Antes de que Kenn pudiera responderme vi llegar a Lottie, ¿Dónde estaba el gato parlanchín ese? He notado que aparece y desaparece en todos lados, todos aquí están locos, no entiendo cómo han podido sobrevivir viviendo aquí. Las chicas y yo ni llevamos tanto tiempo aquí y ya nos encontramos en una fiesta de té con puros personajes de cuento, alguien dígame si esto no es raro. Escuche unos ruidos detrás de nosotras, voltee rápidamente y me encontré con la ancha sonrisa de Chesire, no pude evitar gritar y taparme la boca. Chesire empezó a reírse con ganas y yo solo lo fulmine con la mirada, ese gato me las pagaría después. Todo paso tan rápido y ya se encontraban todos aquí en la fiesta de té, todos tomaron asiento y yo me senté alado de Charlotte e Isabelle, necesitaba conocer a las demás chicas, no quiero terminar teniendo enemigas. El sombrerero se paró de la silla y empezó a tocar su taza con una cuchara para que todos pongan atención.

- Creo que no todos estamos muy contentos con lo de los guías y todo eso ¿No? – dijo haciendo una mueca divertida. Todos negaron con la cabeza y rieron un poco al ver que todos lo hacían. – Aun así, eso no me detiene para hacer mis muy famosas fiestas de té, porque yo sé que a todos les encantan. En especial a ti liebre, siempre te vuelves loco y empiezas a lanzar cosas por todos lados. – dijo acariciándole el pelo mientras Logan se sonrojaba, se veía muy lindo así. – ¡Sin más preámbulos, le doy inicio a esta fiesta de té! – termino gritando con otra mueca divertida en la cara. El sombrerero loco empezó a servirles te a todos, no le importaba si la taza se llenaba de más, parecía un desastre. Fije mi mirada en Logan, era una diferente persona a la cual era conmigo, se le veía divertido, con una sonrisa inmensa en la cara, demasiado extrovertido, no entiendo por qué no es así conmigo. Kenn miraba él té con asco, empecé a reírme muy fuerte por que tenía una expresión demasiado divertida en la cara, todos se callaron y se me quedaron viendo raro.

- Oh, vamos ¿No es raro tomar él te con pura gente semi humano - semi animal, pero si es raro reírse de la expresión de alguien? – pregunte confundida.

- ¡Oye! – exclamaron los mencionados ofendidos.

- ¿Qué? Solo digo la verdad – tome un sorbo de mi té y comí el pan que nos habían dado.






Cuando la fiesta de te acabo, las chicas algo agotadas caminaban con destino al castillo del rey.


- Chicas – les llamo la atención el dragón. – Creo que se han olvidado del pequeño detalle que de ahora en adelante se tendrán que quedar en casa de sus guías. –

Todas nos miramos asustadas y comenzamos a hablar al mismo tiempo. Ya nos lo habían dicho pero sigo pensando que eso es el colmo.

- ¡Dios, ya cállense! – grito Joker un poco frustrado por los gritos.

- Esas fueron órdenes del rey, no podemos desobedecerlas – dijo ahora el relojero.

Resignadas, cada quien se fue con su guía y de nuevo me quede a solas con Logan. El susurro un pequeño “Sígueme” y caminamos en dirección al bosque. El bosque me daba un poco de miedo pero era muy hermoso, hubo un momento donde Logan me tomo de la mano ya que iba muy distraída, me sonroje al instante y sonreí inconscientemente, ¿Qué me pasaba? A lo lejos vi una pequeña casa que se veía muy acogedora, Logan me dejo entrar primero y observe detenidamente la casa, una muy pequeña cocina, solo tenía dos sillas, un pequeño sillón y una cama que estaba en su habitación, por un momento pensé que vivía con el sombrerero, supongo que me equivoque. Me acompaño a su habitación y me quede parada.

- Tu dormirás en la cama, para que estés más cómoda – dijo finalmente preparándose para irse corriendo.

-¡Espera! – Logan volteo a verme con sus hermosos ojos azules. – Gracias – dije con una de mis mejores sonrisas.

- De nada – he ahí otra vez, volvió a sonrojarse. Se veía muy tierno, me reí y le susurre un “Buenas Noches” a lo que él no me contesto nada, era algo bipolar.

Me acomode en la cama y caí en brazos de Morfeo.

caca tres xd:

¿Cómo se supone que debía asimilarlo? Acababa de despertar de un momento demasiado confundible y no entendía en la situación que estaba. Lucy recuerda que hace unos pocos momentos hubo un “Apagón”, ruidos extraños y las luces volviéndose locas; ahora Lucy esta tirada en el suave pasto de un bosque que ni tenía idea de donde salió. Vio a las demás chicas fundidas en el pasto esperando a que alguien las ayude o algo por el estilo. Vio cómo su hermana se quejaba rotundamente porque siempre salía golpeada.

- ¿Ustedes se van a parar o quieren una tarjeta de invitación? - Pregunto Lucy poniéndose al lado de su hermana.

- Prefiero la invitación, me golpee el trasero - Dijo Liss sobándose.

Kate y Lucy se agarraron de las manos, cuando escucharon pasos firmes que se acercaban a ellas.

- ¡¿Quien anda ahí?! - Una vos ronca salía de un camino. Todas se miraron unas a otras, realmente asustadas - ¡¿Quien anda ahí?! -

Una sombra robusta y alta, casi dos veces el tamaño de un hombre, empezó a acercarse a ellas.

- Esta sinceramente ha sido la reunión más normal que hemos tenido - Bromeo Kate en silencio.

- Es cierto, supero la vez que nos quedamos dormidas y despertamos con un gato negro encima de la televisión - Susurro Scarlett.

- Esperen, ese hombre se me hace conocido - Dijo Lucy acercándose un poco más al árbol. Vale decir que estaban ocultas en los arbustos.

- ¿Enserio conoces a un hombre de más de dos metros de alto? ¡Jamás me dijiste nada! – Le exclamo Kate a Lucy. Lucy la miro mal.

- Si, se me hace muy conocido - Repitió la rubia.

- ¡Es Hagrid! - Chillo Lorrie. Todas la miraron fulminante mente.

- ¡Silencio! - las hizo callar Rosie.

Lucy lo miro con detenimiento, efectivamente  ese hombre era Rebeus Hagrid. Lucy no sabía si gritar, sonreír, asustarse, desmayarse, hacerse pipi…Hagrid se acercó un poco más y eso hizo que ambas gemelas perdieran el equilibrio, cayeron fuera de los arbustos. El hombre las miro como si fueran dos chicas anormales, como si él no lo fuera. Lucy se paró primero y ayudo a Kate. Las chicas salieron del escondite para ponerse detrás de ambas gemelas.

- ¡Jo! Sabía que había visto alguien por aquí; no pensé que fueran tantas - Sonrió.

- ¿Dónde estamos? - Pregunto Liss.

- Lamentablemente en el bosque prohibido. Vamos, las llevare al castillo - Las hizo caminar delante.
Platicaron por un momento perdiendo tantito tiempo pero eso no afectaba a nadie, se presentaron pero aun así todas tenían esa mueca de confusión de la cara. Volvieron a preguntar dónde estaban.

- Hogwarts, ya les dije en el bosque prohibido - El rostro se les ilumino. ¡Hogwarts! ¡El colegio de magia y hechicería!
A Lucy le brillaron los ojos al escuchar esa oración, ¿Cómo te sentirías si estuvieran en el lugar en el que siempre has deseado estar con tus mejores amigas y tu hermana? Era algo difícil de asimilar y aun no sabía bien si eso era un sueño o no pero no quería perder su tiempo en eso, quería disfrutar el momento mientras durara.

- Hagrid, ¿En qué año estamos? - Pregunto Rosie.

- 1994, ¿Dónde has estado este tiempo, Rose? – Bromeo Hagrid.
Todas quedaron con una cara de sorpresa al escuchar eso, asintieron a lo que dijo Hagrid y siguieron con su camino hacia el castillo de Hogwarts.



Ahora las chicas estaban en otra situación que simplemente Lucy seguía sin creer, estaban en los botes…si en los botes para…¡IR A HOGWARTS! A Lucy se le veía demasiada nerviosa pero ni que hablar de las otras chicas, Liss y Scar parecían que iban a morirse en cualquier momento, Mags y Kate trataban de parecer tranquilas cuando no lo estaban, Lucy sabía que gritarían en cualquier momento mientras que Lorrie y Rosie estaban en estado de shock. Ya que como todos saben estas chicas aman Harry Potter así que aún no creen la idea de que estaban en el castillo de Hogwarts.

-Miren con mucho detenimiento chicas porque estamos en camino a Hogwarts! – dijo Hagrid con notable emoción en su voz.

Ese era, ese era el castillo que veía en las películas, que leía en los libros, que veía en sus sueños, ahí estaba ese magnífico castillo donde pensó estar algún día. Se puso a pensar si en realidad estudiarían ahí, tendrían que ir al Callejón Diagon mediante los polvos flu o simplemente por el Caldero Chorreante y ¡oh por dios! Podrían tener sus propias varitas mágicas. Las chicas miraban raro a Lucy ya que tenía una cara muy traumante al pensar en todo eso. Igual pensó sí podrían visitar Hogsmeade, pero luego verían eso.

-¿Chicas enserio pueden creer que estemos aquí?-dijo Liss con nerviosismo y emoción a la vez.

-Si te soy sincera no –dijo Kate con una mueca divertida. Todas se empezaron a reír por alguna rara razón y Hagrid les sonreía de oreja a oreja.

Sorprendentemente eran las únicas que estaban en los barcos ya que seguramente llegaron tarde o algo así, la curiosidad la mato y tuvo que preguntar.

-Em ¿Hagrid? Porque somos las únicas que están en los barcos –dijo Lucy con notable confusión.

-Si Hagrid, no creo que hayamos llegado primero… ¿O sí?-dijo Lorrie.

-Ustedes no se preocupen, luego responderé sus preguntas, ya casi llegamos –dijo Hagrid tratando de evadirlas.

Si Hagrid pensaba que podían estar tranquilas estaba loco, siguieron platicando de cosas irracionales mientras llegaban. Al llegar todas bajaron con suma delicadeza y miraban el castillo con asombro. ¿Como seria ver a Neville Longbottom en persona? ¿Estará igual de hermoso que en las películas? ¿Sera igual de tímido? Lucy no pudo evitar sonrojarse ante semejante pensamiento, estaban en hogwarts y ella en lo único que pensaba era en su amor platónico llamado Neville Longbottom.

-En que tanto piensas, eh ¿Lucy? -dijo Mags con una sonrisa burlona.

-En...n..ada -dijo la pobre chica sonrojada como un tomate.

-¡Oh vamos Lucy! Si no fuera nada no te estarías sonrojando! -le dijo Scar burlona.

-¿Pensando otra vez en tu Neville? -dijo Liss.

-¡Ya déjenme! -dijo la pobre chica con la poca cordura que le quedaba mientras se tapaba la cara con las manos.

Todas rieron ante la acción de la chica, era demasiado gracioso cuando la molestaban y mas con los chicos.

-Tu nunca cambias Lucy, tu nunca cambias.-dijo Kate con una sonrisa.

-No creí que fuera tan grande… -susurro Rosie cambiando de tema.

-¿De que hablas? -dijo Lorrie confundida.

-¿Pues de que mas? ¡Del castillo tonta! -dijo Rosie pegandole en la cabeza a Lorrie.

-¡Ouch! Oye pudiste solo haberme contestado, era necesario el golpe? -dijo Lorrie incrédula.

Se encaminaron a la puerta principal mientas seguían con sus bromas de niñas chiquitas.

-¡Bienvenidas a Hogwarts chicas! –grito Hagrid con una sonrisa inmensa.


Oh deos, ¡Ana! Qué caca ni que ocho cuartos, deos, ¡están buenísimos!  cada capítulo, ahora, ¿por qué mierda escribís tan bien? ._. ósea, es tan jskljsljjklsjsjlksjlkjsskl. áh. Bueno, vos sabes que, ya estás participando. Deos, no son caca, son increíbles (': <3.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: prestige ruined.|n.c|resultados subidos.

Mensaje por Invitado el Miér 21 Ago 2013, 8:52 am

Black Widow. escribió:
Gif:

Capítulo (feo):

Sobrevivieron, todavía no lo pueden creer, han perdido a sus familias, pero se tienen el uno al otro, eso es lo importante.
---------------------------------------------------------------------------------

Allí estaba ella, leyendo uno de sus libros.

El día para algunos estaba horrible, pero para ella estaba reconfortante, los día así le daban paz, llovía lo que más le gustaba.

Tomó el control remoto y encendió la televisión. El título de la noticia fue lo que le llamó la atención. Se dedicó a dejar de lado su libro y mirar la noticia.

"Lluvias provocan inundaciones"

Una reportera, que estaba en la calle, empezó a hablar de cómo estaba el día.

-Desde hoy en la mañana esta lloviendo, varios lugares ya se están inundando, les pedimos que por precaución se queden en sus casas - de pronto se empieza a ver que cae granizo- ¡Esta cayendo granizo, esto cada se vuelve pe...- Se cortó la transmisión.

Ella bajó las escaleras para encontrarse con su madre y su hermano que había llegado de visita la noche anterior.

-¿Viste las noticias?- Preguntó su madre, algo preocupada.
-Si, las vi- Dijo ella caminando hacia ellos, que se encontraban en el sofa, frente la chimenea.
-Bueno no tendremos otra opción que quedarnos tranquilos ac...- Dijo su madre, de pronto todo empezó a temblar. Ellos se cayeron al piso.

Las cosas se caían del estante y ellos no sabía donde ir, en ese momento la casa parecía un trampa mortal. El polvo del techo caía sobre ellos, como pudieron se pararon, entre tropezones y esquivando algunas cosas lograron llegar a la puerta principal.

Las casas se destruían de a poco, la gente corría por su vida, los autos se chocaban entre ellos. Todo eso parecía un auténtico... apocalipsis.  

(...)


Los días pasaban, su madre no había sobrevivido, estaban ella y su hermano nada más.

(...)


Estaban subiendo por un escalera, ya que el agua cada vez aumentaba en fuerza y altura. Micaela, pudo llegar hasta arriba, pero, cuando se dio vuelta para ayudar a su hermano, el piso mal y el agua lo arrastró.

Estaba sola, no tenía a nadie más, no podía seguir, no estaba preparada para afrontar esto ella sola, así que se paró en el borde de la terraza y cuando se quiso tirar, unos brazos que la sostuvieron por la cintura, le impidieron aquel acto. Ella dio unos pasos para atrás y se dio vuelta para mirar a aquella persona, que literalmente “le salvó la vida”.

-Supongo que estas sola- Dijo el quitándole las manos de su cintura.
-Si, bueno ahora no tanto- Dijo mirándolo.
-Si, tenes razón- soltó una pequeña risa- y ¿cómo es tu nombre?- Dijo él sonriéndole.
-Micaela, Micaela Biancci, y ¿el tuyo?- Dijo también sonriendo.
-Gabriel, Gabriel Evans, bueno por lo menos no estamos tan solos- Dijo mientras miraba sobre el hombro de ella.
-Ajam, ¿qué miras?- Dijo mientras se daba vuelta para ver.
-En lo que se convirtió el mundo- Dijo seguido de un suspiro.
-Si, quien lo iba a imaginar; bueno yo siempre soñé estar en un apocalipsis, pero, ahora me doy cuenta que es de terror- Dijo con su mirada perdida al frente.
-Ajá- Dijo él todavía con la vista perdida en el frente.

Casas sumergidas, el agua arrastrando todo a su pasó, un total desastre.

Los días pasaban, el agua había bajado, por lo menos ya se podía caminar, tranquilamente.

Ninguna señal de algún otro sobreviviente. Por ahora.

(...)


Tomaron rumbo hacia una nueva vida, una que ellos desconocían totalmente.

(...)


Caminaron y caminaron, sin rastro de vida alguna. Las calles todavía con algunos charcos, pero se podía caminar pacíficamente, todo destruido.

Ya estaba cayendo la noche, la única luz que los alumbraba era la de la luna.

-¿Cual es tu color favorito?- Preguntó Gabriel rompiendo la barrera del silencio.
-El violeta, ¿el tuyo?- Preguntó ella mirándolo.
-El azul. Violeta y azul combinan- Dijo el sonriéndole.
-Si no me decías no me daba cuenta- Dijo ella seguido de una risa, lo que provocó que Gabriel también lo hiciera.
- Que chistosa, eh. ¿No eres de aquí, verdad?- Dijo con la vista perdida hacia el frente
-No, soy de Italia, Venecia, ¿Tú?- Dijo ella mirando también hacia el frente.
-Soy de Estados Unidos, Las vegas.
-Me gustaría conocer allí- Dijo ella sonriendo.
-Si llegamos a sobrevivir, tal vez te lleve- Dijo mientras desviaba su vista hacia ella.
-Oh, eso estaría genial, claro, siempre y cuando sobrevivamos- Dijo ella seguido de un suspiro.
-Yo tengo la esperanza de que lo vamos a lograr- Dijo el mientras pasaba su brazo por los hombros de ella.
-Si, yo también- Dijo ella mientras se ponía levemente roja por aquel acto de Gabriel.

Siguieron caminando un par de cuadras más. A lo lejos, se veía lo que parecía ser algún tipo de refugio; puertas de metal, las paredes de ladrillo, pintadas de negro, ventanas rotas, pero el lugar seguía en pie. Se acercaron allí.

-¿Piensas que haya alguien aquí?- Dijo Gabriel, cuando estuvieron frente a la puerta.
-Sinceramente, no. Espero que aunque sea podamos dormir y encontrar algo de comida- Dijo ella mientra hacía una mueca.
-Espero lo mismo- Dijo él mientras abría la puerta, esta causó un rechinido.

El lugar era grande, estaba un poco mojado el piso, algo obvio. Se adentraron un poco más a aquel lugar.
Verdaderamente no había rastro de vida, más que ellos dos.

Siguieron caminando, se encontraron con una cocina, había unas cinco habitaciones, cada una de ellas tenían un baño. Obviamente, los baños no se podían utilizar al igual que la cocina.

Ellos, fueron a ver si había algo en la cocina, hace días que no comían ni bebían. Micaela abrió la heladera y allí había unas latas de coca-cola. Gabriel reviso los muebles y encontró unos paquetes de galletitas. Se sentaron en una mesa que había allí y se dispusieron a comer y beber. Al terminar decidieron acostarse a dormir, las camas se podían utilizar, había algunas frazadas, estaban frías, pero por lo menos se podrían cubrir con ellas.

El, por su parte pudo dormirse sin ningún problema. Pero, ella no pudo, no se sentía cómoda durmiendo sola, así que decidió ir a preguntarle a Gabriel si se podía quedarse con él.

Lo movió cuidadosamente para que despertara.

-¿Qué pasa?- Preguntó él algo dormido todavía.
-Es que, te quería preguntar, ¿si podía dormir contigo?- preguntó ella tiernamente- No me siento cómoda durmiendo sola- dijo mientras soltaba un pequeño suspiro.
-Claro, ven, no te preocupes, esta todo bien- Dijo él mientras se hacía a un lado, para que ella pudiese acomodarse.
-Gracias.

A ninguno de ellos les importaba dormir juntos, ya se habían acostumbrado, en las noches frías, cuando no tenían lugar donde dormir y lo hacían en el piso u algún recoveco, se abrazan, para proporcionarse algo de calor.

Ella se acostó a dormir con el. El pasó su brazo por la cintura de ella y así durmieron esa noche fría de invierno; aunque allí adentro el frío no se sentía tanto, aparte tenían un par de frazadas y eso, dentro de todo era reconfortante para ellos.

Ship(?:


GIGI, AMOR.
Omg. Quería practicar con Emma (Watson) pero no sabía con cual de los chicos ponerla.
En fin, me decidí por estos dos.
Es feo el capítulo, pero es lo que más me gusta que escribí. (?
So, espero quedar, tengo fe en mi misma, shenial, ahque.
Chau. <3
Mireh  Emma es una genius, áh. Pero bueno jsksjkljsljlksjls, Nialler y Selena *o* no lo vi nunca lol xdddd. Me gustó tu capítulo jskljs, ya estás participando. <3.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: prestige ruined.|n.c|resultados subidos.

Mensaje por Invitado el Miér 21 Ago 2013, 8:53 am

AnnyStylesHoranJonas escribió:Hola soy Anny audiciono para Louis

gif:


capp:
Capítulo 1.


   La luz de una mañana soleada se filtraba a través  de las cortinas de la gran habitación. Las palomas comenzaban con el bello cantico que siempre realizan cuando se sienten muy felices, las olas del mar golpeaban suavemente las rocas en la playa de Malibú, en Los Ángeles, de esa manera a Amelia Queen le encantaba despertar. Ella estaba envuelta en dos cosas; la primera era en unas cálidas y reconfortantes mantas, las cuales le proporcionaban calor, la otra cosa era  envuelta en los brazos, el torso y las piernas de su querido novio Ian Somerhalder. Él aún estaba durmiendo, la noche anterior habían hecho el amor muy apasionadamente, Ian le decía una y otra vez cuanto la amaba, mientras tiernamente la penetraba. Lentamente comenzó  a moverse, estaba un poco adolorida, pero la noche anterior lo valía, le costó un poco desprenderse de Ian, puesto que el literalmente estaba  muy adherido a ella, pero finalmente lo consiguió, se levantó de la cama, se rió un poco ante el desorden de la habitación, la ropa de ella y de su novio estaba regada por todos lados, a veces los dos podían ser muy apasionados. Comenzó a caminar por la habitación, hasta que encontró un  chaleco de Ian, se lo colocó sin nada más debajo de eso.
  Sintió como Ian se movía, así que lo miró, él no se había despertado, pero se había destapado, un poco del rostro de Ian estaba sumido en la almohada, la otra parte se podía ver, Amelia al  verlo de esa manera sintió una gran ternura en su corazón, ella amaba con todo su corazón  y su ser a aquel hombre. Lentamente fue hasta él, tomó las cobijas y las subió hasta que Ian quedó completamente tapado, le acarició el cabello, le dio un beso en la frente y lo dejó descansar un poco. Lo mejor de ese día es que era sábado, Ian odia ir a la oficina los días sábados por lo que trabaja desde su casa. Amelia comenzó nuevamente a caminar, iba a ver el mar en el barcón, todas las mañanas lo hacía, cuando estaba de camino hacia él, se encontró con su adorable cachorro akita de 3 meses llamado Hachiko, al parecer él se había quedado a dormir en la habitación, por lo que vio todo lo que hicieron ella e Ian, a veces Hachiko es un tanto chismoso. Ella lo tomó en sus brazos, lo abrazó y le cascó las orejas.
- Eres un  pequeño espía – Susurró al oído del cachorro.
  Hachiko en respuesta le lamió el cuello, por más travieso que el perro fuera, Amelia de todos modos lo quería. Ambos fueron hacia el balcón, la vista era maravillosa, el mar estaba tranquilo y cristalino, el sol de podía reflejar en él, para Amelia esa vista era su segundo paraíso, porque el primero  definitivamente eran los ojos azules claros  de Ian. Hachiko se acurrucó entre sus manos para buscar un poco de calor, a pesar de que el sol radiaba con todo su poder, hacía un poco de frío.
- ¡Amelia! – Escuchó como la voz de Ian la llamaba, al parecer se había despertado.
- ¡Estoy en breve contigo amor! – Le contestó alegremente.
   Ian se impacientaba cuando no encontraba a Amelia a su lado, la primera vez que habían hecho el amor y al amanecer Amelia fue a ver la vista, Ian había pensado que ella se había ido, esa mañana Ian casi destruye su habitación, cuando ella fue a ver lo que ocurría, vio a Ian llorando de la impotencia, cuando él la vio corrió hacia ella, la abrazó, le decía  una y otra vez que había pensado que ella se había ido, entonces ella le hizo una promesa, que nunca jamás se iba a ir de su lado, él igualmente hizo lo mismo.
- ¡Amor, mi cama se siente fría sin ti! – Ian le gritó nuevamente, a veces era un tanto exagerado.
  Ella contempló el mar por última vez, comenzó a caminar hacia la habitación, tenía mucho frío, por lo que cuando entró a ella, inmediatamente cerró las puertas corredizas y corrió las cortinas, al darse vuelta vio a Ian, el cual la estaba mirando detenidamente con aquellos bellos ojos azulados, cada vez que él la miraba de esa manera, Amelia se sonrojaba un poco, a pesar de varios meses saliendo juntos, ella todavía se sonrojaba ante esa mirada, él le guiñó un ojo y ella se sonrojó aún más. Rápidamente comenzó a caminar y se tiró junto a Ian en la cama, aún tenía a Hachiko en sus brazos.
- ¿Adivina que? – Le dijo sonriendo.
- ¿Qué cosa amor?- Le preguntó él comenzando a acariciar los labios de Amelia.
- Este pequeño – Comentó ella mostrándole a Hachiko – Presenció todo lo que hicimos anoche, absolutamente todo.
   Él comenzó a reírse y miró a Hachiko.
- Hachiko – Le dijo en un tono de reprimenda – Eres un pequeño travieso, sabes que tu madre se quema por dentro cuando le estoy haciendo  el amor y siempre me pide que le dé más fuerte y más rudo.
- ¡IAN! – Gritó Amelia muerta de  vergüenza.
  Ian nuevamente comenzó a reírse, tomó a Hachiko y lo dejó en el suelo, este se fue corriendo fuera de la habitación, seguramente iba a ir a molestar a Nila, la cocinera de Ian.
- No puedo creer que hayas dicho eso – Le dijo Amelia a Ian un poco molesta y se dio vuelta dándole la espalda.
  Amelia sabe que Ian es un tanto travieso con sus comentarios, pero a veces él decía cosas que a ella le molestaban. Ian al parecer sintió la tensión en el cuerpo de Amelia, se acercó a ella, sin abrazarla.
- Lo siento – Le susurró al oído – Sabes que a veces puedo ser muy travieso.
- Travieso y a veces idiota – Le contestó ella en un tono de reprimenda.
- Es verdad – Dijo el sonriendo – Soy un travieso y a veces un idiota, ¿Puedes perdonar a este idiota?
  Ella hizo la que se lo pensó un poco, en realidad no estaba enojada con él.
- Te perdono – Comenzó ella – Pero solo si me abrazas, tengo mucho frío.
  Ian se movió, hasta que tocó con su torso, la espalda de su novia, la rodeo con sus brazos fuertemente y se dio cuenta de que ella estaba muy helada, al extremo de congelaba, el odiaba que ella estuviera de esa manera, no quiere que so novia se enferme, porque le puede suceder algo malo si se enferma.
- ¡Estas  muy helada! – Le dijo un poco molesto – Sabes que odio cuando estas de esa manera, cuando no te preocupas por tu salud.
 Él se incorporó un poco, tomó las piernas de Amelia y las metió debajo de las cobijas, ella se dio la vuelta y lo miró tiernamente, Ian siempre se preocupaba por ella. Él sin decirle ninguna palabra más se subió encima de ella, con sus manos comenzó a hacerle fricción por todo el cuerpo. Lentamente el calor corporal de Amelia comenzó a ascender. Tomó la cabeza de Ian y llevó sus labios hacia los suyos. De inmediato la química fue innata, Ambos a la misma vez comenzaron a  acariciarse con pasión y lujuria, con deseo. Ian se acomodó entre las piernas de Amelia, le comenzó a besar el cuello, los besos en el cuello eran la debilidad de ella.
- ¡Ian! – Gimió ella en respuesta ante sus besos.
- Amelia, Te amo – Le contestó él gimiendo de agonía.
- Yo también te amo Ian – Repitió ella del mismo modo mientras le agarraba el cabello con ambas manos.
  Ian subió lentamente el chaleco que estaba trayendo Amelia, hasta que se lo sacó por completo por encima de la cabeza, no había ninguna prenda que se interponía entre ellos, puesto que Ian estaba completamente desnudo. La besó nuevamente, al momento de que sus labios se tocaron, una chispa de electricidad comenzó a crecer en el corazón de ambos, con el contacto de sus lenguas esa chispa explotó.
- ¡Ian! – Dijo Amelia en tono de súplica rompiendo el beso – Te quiero dentro de mí, ahora.  
  Él la recostó en el colchón de la cama, mirándola siempre a los ojos comenzó a  darle besos por todo el cuerpo, primero comenzó con su garganta, sintió como Amelia comenzaba a gemir muy despacio, Ian comenzó a descender por el  cuerpo de su novia dándole besos por todos lados, comenzó con sus pechos, tomó fuertemente con su boca uno de los pezones de su chica, los cuales estaban muy erectos, cuando los tiró ella gritó en respuesta.
- ¡IAN! – Gritó Amelia producto de la excitación -  Te necesito ahora dentro de mí.
- Paciencia – Le susurró al oído -  Ten mucha paciencia Amelia, porque  cuando esté dentro de ti, me rogaras que nunca me salga.
  Cuando Ian le hacía el amor a su chica, a veces decía cosas muy tiernas, que hacían que Amelia  se sonrojara, otras veces le decía cosas terriblemente calientes, que hacían que Amelia se estremeciera y le dijera  cosas vulgares.
 Ian llevó una mano hasta la zona caliente y dulce  de su novia,  al pasar su mano por su feminidad notó que ella estaba muy dilatada, siempre estaba preparada para él, sin previo aviso metió un dedo en el interior de la chica, comenzó a moverlo  rápidamente, hasta que Amelia tuvo un orgasmo. Ian sacó su dedo y nuevamente sin previo aviso, tomó las piernas de su chica, las abrió de par en par y la penetró. Lentamente ambos comenzaron una danza erótica, se complementaban perfectamente, sus gemidos eran como canticos para cada uno de ellos.

°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°°
   Ian acariciaba el cabello de su novia, la cual estaba encima de su pecho con una sonrisa en el rostro se notaba saciada y muy feliz, ella a su vez acariciaba el perfecto torso de su novio con la punta de sus dedos.
- Me gustan tus buenos días – Le susurró ella dándole un pequeño beso en el pectoral.
- A mi me encanta que por las noches te quedes aquí – Él le contestó dándole un beso en la frente – Es raro que Oliver no viniera para llevarte a casa, con lo celoso que es.
 Oliver era el hermano mayor de Amelia, Ian es el mejor amigo de Oliver, cuando este se enteró de la relación que ellos sostenían, al principio no le gustó mucho, sin embargo al enterarse de que  Ian era bueno para Amelia, él cedió ante la idea de que fueran novios. Amelia desde que sus padres habían muerto en un terrible accidente cuando ella tenía 12 años, tenía constantemente pesadillas con la muerte de ellos, todas las noches ella despertaba llorando, Oliver tenía que consolarla. Sin embargo cuando comenzó a salir con Ian y a quedarse a dormir en su casa, ella no tenía pesadillas, por lo que Oliver se tragó el orgullo  de hermano mayor sobre protector y accedió a que ella se quedara por algunas noches en casa de Ian, ahora prácticamente casi viven  juntos.
- Amor, ¿Qué sucede? – Preguntó Ian un poco preocupado.
  Amelia por un momento se había encerrado en sus recuerdos por lo que no se dio cuenta de que algunas lágrimas habían salido de sus ojos, para parar al torso de Ian. Ella se llevó el dorso de la mano derecha hasta sus ojos, se quitó las lágrimas que tenía en los ojos, levantó la mirada y vio a Ian muy preocupado.
- Gracias por estar conmigo, Ian – Ella lo miró detenidamente, levantó su mano y comenzó a acariciarle el rostro – Desde que estamos juntos siempre me has estado apoyando en todo, bueno salvo en unas cosas, como por ejemplo tus celos casi obsesivos, pero sé que me amas, Te amo Ian, siempre lo haré.
- Ven aquí amor – Él la atrajo hacia sus brazos – También te amo Amelia, siempre lo haré. Además no soy un hombre celoso – Dijo en broma – Sólo me preocupo por lo que es mío.
 Ian, Ian, Ian, lo que no sabes es que tus celos pueden jugar una mala pasada en tu relación con Amelia, ella tomará una decisión importante en cuanto a eso, si no la acatas tal vez puedes perderla.

Capítulo 2 (1/2)


Capítulo 2.

  Era de noche, prácticamente Ian y Amelia habían pasado todo el día juntos, se quedaron en la cama hasta un poco pasado el medio día, después salieron a comer a un restorant, ese periodo  del día no fue muy bueno que digamos, cuando se sentaron en la mesa, el camarero fue a pedir la orden de que era lo que iban a comer, pero en vez de pedir la orden el chico se le había quedado mirando, literalmente con la boca abierta. La profesión de Amelia es cantante y modelo por lo que las personas siempre se le quedan mirando, ya sea para pedirle un autógrafo o una fotografía, a él no le molestaba mucho, sin embargo siempre se ponía tenso cuando alguien se quedaba mirando a su chica, especialmente los hombres, ella por supuesto odiaba los celos constantes que Ian tenía, al llegar a casa le tenía preparado un gran sermón.

Flash Back
 Ian estaba sentado en su despacho revisando algunos de sus negocios en su laptop, estaba un poco enojado, había ido con Amelia a un restorant, todo había comenzado bien hasta que el camarero comenzó a ver a su novia de manera muy lujuriosa. Él era un hombre un poco posesivo, especialmente cuando se trataba de su novia, no  podía controlar sus celos.
  Estaba mirando su laptop detenidamente, hasta que sintió una  tos, al alzar la mirada vio que era su adorada novia, Amelia. La miró a los ojos e inmediatamente entendió  que ella quería hablar seriamente con él.  
- Tengo que hablar contigo – Dijo ella un tanto enojada – Y más vale que me escuches muy bien, Ian Joseph Somerhalder.
  Amelia realmente se veía muy molesta, casi nunca ella lo llamaba con su segundo nombre, a menos de que fuera alguna cosa muy importante. Lo más seguro es que ella le había preparado un gran discurso, Ian le había hecho una escena de celos cuando salieron del restorant, lo bueno, la prensa ni los paparazzi los habían visto, lo malo, el camarero había terminado su turno y había salido justo al mismo tiempo que ellos, al verlo Ian lo golpeó.
- Sé lo que me vas a decir, Amelia – Comenzó a decir Ian  irritado– Pero te digo una sola cosa, no me arrepiento de lo que hice, tú eres mía, soy tu dueño, no me gusta que te miren, ni mucho menos que te miren con lujuria.
  Ella al escuchar la respuesta de su novio, se cruzó de  brazos, muy enojada, pero comenzó a respirar lentamente, para bajar un poco ese enojo.
- Ian – Ella comenzó tranquilamente – Puedo tolerar todo, tus celos, tus locuras,  que digas que soy tuya, pero  no tolero que digas que eres mi dueño, ni mucho menos que descargues tus malditos y enfermizos celos en alguien inocente.  
 Amelia actualmente está estudiando derecho, por lo tanto no tolera para nada las injusticias.
- ¡ÉL TE ESTABA MIRANDO  COMO SI QUISIERA QUITARTE LA ROPA, JODER! – Gritó exasperado – ¡ODIO CUANDO ALGUIEN TE MIRA  DE ESA MANERA!
    Ella se exaltó un poco, Ian nunca le había gritado.
- Amor – Le dijo ella calmadamente – Cuando me conociste sabías que yo era una chica independiente, soy modelo por lo que muchas personas se me quedaran mirando, incluso algunos hombres me miraran como si quisieran sacarme la ropa, pero yo solo te amo a ti, no me importa el resto de los demás chicos, Ian, odio esos celos injustificados, porque yo nunca te he dado excusas, ¿O sí?
 Él desvió la mirada y se quedó mirando el suelo.
- A veces pienso que sí, que me das excusas – Comenzó Ian susurrando – Todos tus amigos, las fiestas a las que vas, las personas que conoces, además de tus acciones, con todas esas cosas a veces pienso que tú no me amas con la misma intensidad que yo te amo a ti, por eso es que necesito protegerte no quiero que te vayas de mi lado.
  Amelia al escuchar estas palabras comenzó a alterarse, sus ojos se llenaron de lágrimas.
- ¿Me estás diciendo que no te demuestro el amor que siento por ti? – Ella lo miró con los ojos llenos de lágrimas - ¿Insinúas que quiero dejarte? ¿Qué no te amo con la intensidad que tú me amas a mí?
 Ian la miró, al verla se arrepintió de todo lo que había dicho. Las preguntas que Amelia le había dicho eran como cuchillos para su corazón, las lágrimas que en esos momentos surcaban las mejillas de su novia  eran como cuchillos para su alma.
- Amelia yo…
- ¡NO, IAN! – Ella lo interrumpió – NO TOLERO TUS ESPÚPIDOS CELOS, ESTOY HASTA MÁS ARRIBA DE LA CORONILLA CON ELLOS.
  A este paso ella estaba llorando, él se levantó de su escritorio, lo rodeó e intentó acercarse a ella, pero ella no lo dejó.
- ¡NO ME TOQUES! – Ella le gritó muy exaltada – SI NO CONTROLAS TUS CELOS, TEN POR SEGURO QUE ÉSTA RELACIÓN LLEGARÁ A SU FIN.
  Amelia se dio la vuelta,  se fue hasta la habitación de Ian, cuando llegó cerró fuertemente la puerta y la cerró con pestillo porque Ian iba detrás de ella para pedirle perdón, pero ese perdón no iba a llegar tan fácilmente.
- ¡AMELIA! -  Dijo Ian azotando la puerta con su mano – No me dejes.
- ¡NECESITO PENSAR, IAN! – Dijo ella llorando, pero después dijo tranquilamente – Necesito pensar las cosas, por favor déjame sola por un momento.  
Ian no le dijo nada más, pero se sentía llorar justo afuera de la puerta, él estaba desolado, en la habitación Amelia lloraba y se sentía de la misma manera.

Fin Flash Back

  Amelia estaba recostada en la cama de Ian, había llorado mucho, se sentía sola, vacía y muy desdichada, Ian la mayoría del tiempo había tocado la puerta, ella sabía que él igualmente había llorado porque lo había escuchado. Giró la cabeza y miró un reloj digital que estaba en uno de los veladores, eran aproximadamente las 9 de la noche por lo que tenía que salir de la habitación de Ian, tal vez se iría a la casa de su amiga Cassie, la cual vive también con otra amiga llamada Miley, pero sus planes podrían cambiar porque justo en ese momento comenzó a sonar su teléfono móvil, miró la pantalla, vio que era su amiga Mickaela, contestó inmediatamente.  
- ¡Micki! – Contestó Amelia vacilante - ¿Cómo estás?
- ¡AMY! – Prácticamente Micki había gritado – Estoy como siempre, es decir sobreviviendo a una sociedad de mierda, pero creo que tú no estás bien, a ver, apuesto que hay una crisis en el paraíso.
  Micki siempre molestaba a Amelia en cuanto a la relación que ella tenía con Ian, Amelia siempre estaba feliz cuando se trataba de Ian, por eso su amiga llamaba  “paraíso” a la relación.

- Sí – Dijo Amelia a punto de llorar – Hay problemas en el paraíso.
- Amy ¿Qué es lo que te hizo ese idiota? -  Comentó Micki disgustada – Te hizo llorar, voy a ir a su casa y a romperle los huevos, eso es lo que voy a hacer ahora mismo.
 Cuando se trataba de sus amigos, Micki era muy sobre protectora, en especial cuando se trataba de su amiga Amelia, la cual ama como si fuera una hermana.
- Micki, no tienes que hacer eso – Le contestó Amelia poniendo los ojos en blanco -  Sé defenderme por mí misma, para eso practico boxeo.
- Eso es verdad – Rió Micki – Estoy en una fiesta junto a Cassie, Hayley, Josh, Justin y Miley ¿Por qué no vienes? Te servirá para despejar la mente de tu paraíso, además me has tenido muy sola, Hayley y Miley dicen lo mismo, nos tienes muy solas.
  Amelia rodo nuevamente los ojos en blanco, aunque era verdad, ella a veces por pasar mucho tiempo con Ian, había olvidado a sus amigas.
- ¿En que lugar están? – Preguntó Amy un tanto convencida.
- Justin nos trajo a un lugar muy bueno – Comentó Micki – El bar se llama “Wild”, es muy salvaje.
- ¿Salvaje? ¿Así se llama el bar? – Preguntó Amelia riendo – Entonces señora salvaje ¿Estas con Harry? Porque inmediatamente te digo que no quiero ser un mal tercio.
  Harry es el novio de Micki, un novio bastante peculiar.
- No – Dijo secamente Micki – Esta es una noche de amigos, tampoco Cassie está con su novio Logan, Amelia ven, no es lo mismo sin ti, tú siempre eres el alma de la fiesta.
- A verrrr…- Dijo Amelia pensando – Está bien, dame la dirección del bar.
- Descuida – Rió Micki – Justin está al lado mío y me dijo que si decías que si, él te iba a ir a buscar al paraíso.
 Justin Bieber, era un amigo de ellas, al igual que Amelia, Justin es cantante, Amelia lo había conocido cuando tenía 14 años, desde entonces son amigos, salvo por una cosa, Justin siempre le ha estado coqueteando, diciendo que es bella y todas esas cosas que a veces ella le molestan y otras veces que no le molestan para nada, naturalmente Ian no sabe nada de Justin, o si no Justin ya había estado casi muerto. Justin había estado de gira en Europa, ella lo había extrañado mucho, siempre la ha hecho reí y también era uno de los pocos que sabía de las pesadillas que ella tenía.
- Está bien, dile a Justin que venga a recogerme – Le dijo Amelia muy entusiasmada – ¡Tengo deseos de ver a Justin, lo extrañé tanto!
- ¡UUUUUYY! – Micki comenzó a molestarla – No entiendo ¿Por qué nunca han estado ustedes dos juntos? Me gusta más Justin para ti, no al troglodita que ahora tienes de novio.
- Micki – Comenzó Amelia a reprender a su amiga – Te he dicho millones de veces que no llames de ese modo a Ian.
- Está bien, está bien – Dijo Micki lentamente – Justin ya fue a recogerte, así que apúrate.
- Ok -  Dijo Amelia colocándose de pie para ir a bañarse – Nos vemos en el bar, adiós hermana.
- Adiós hermanita – Dijo Micki alegremente y después colgó.
  Amelia fue hasta el baño, para darse una ducha con agua tibia, eso le venía bien puesto que el agua tibia le bajaba las tensiones. Después de bañarse, enrollo su cuerpo con una toalla que había en el baño salió a la habitación de Ian. Ella tenía algunas prendas de vestir en los armarios  de Ian, por lo que los abrió. Del cajón de la ropa interior sacó un conjunto de bragas y sostén los cuales eran un conjunto de color negro, se los colocó. Después fue hasta la ropa, no sabía que ponerse, recordó el nombre del bar, el cual se llamaba  “Wild” por lo que se decidió por unas calzas de color negro que tenían pequeños círculos un poco más oscuros, después tomó un vestido  de color rojo (el cual era  ajustado y sin tirantes), un corsé de ganchos  negro  metalizado y por último se colocó unos botines  negros de media pierna con un tacón de 10 cms, además del tacón también tenía unas cuantas piedras brillantes, se vistió, se miró al espejo y se veía ardiente. Tenía el cabello mojado, producto de la ducha, se lo secó son un secador, después de secárselo se lo alisó con una plancha de alisado. Fue hasta el tocador en donde tenía su maquillaje, las personas siempre habían dicho que ella tenía unos ojos muy bellos, eran de color azules con unas cuantas motitas de color gris, Oliver siempre le había dicho que había sacado los ojos de su madre. Tomó el lápiz delineador de color negro y comenzó a pasárselo por los parpados y después por debajo de los ojos, a ella siempre le gustaba maquilarse de ese modo. Al terminar con los ojos  tomó el labial de color rojo, se pintó los labios rápidamente.
  De repente escuchó como la puerta principal de la casa de abría, de seguro Justin había llegado. Amelia fue nuevamente hasta el armario, tomó su chaqueta de cuero, la cual le quedaba muy ajustada, se la dejó abierta, tomó su teléfono móvil y las llaves que estaban en una cómoda, nuevamente sintió un golpe  esta vez fue en la puerta de la habitación.
- Señorita Amelia – Dijo Charles el mayordomo de Ian – Un joven llamado Justin Bieber la busca.
- Está bien Charles – Ella dijo – Dile a Just que voy inmediatamente.
  Se miró al espejo una vez más, estaba un poco pálida por lo que se colocó un poco de colorante en las mejillas, también un poco de rímel en las pestañas y ahora si estaba lista. Se dirigió hasta la puerta, sacó el pestillo salió al pasillo y fue hasta el salón, al entrar se llevó una gran sorpresa, Justin estaba allí.
- ¡Amelia! – Gritó Justin alegremente – ¡Ven acá y dame un  gran abrazo!
- ¡Justin! – Le contestó ella alegremente - ¡Te extrañé!
  Ella corrió hasta los brazos de  uno de sus dos mejores amigos, se lanzó hasta sus brazos y lo abrazó, Justin la tomó de la cintura, la levantó, producto de eso ella envolvió sus piernas en la cintura dl chico, comenzaron a reírse de euforia y Justin comenzó a dar vueltas, no notaron que alguien había llegado hasta que sintieron una toz detrás de ellos, Amelia se bajó del torso de Justin, miró hacia atrás, miró a la persona que había tosido, era Ian, el cual los miraba con cara de pocos amigos, la sonrisa de Amelia comenzó a descender, al parecer  estaba en un gran problema.
hola, Anny c: me gustó tu capítulo<3. Jkjskljslkjsl, ya estás participando.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: prestige ruined.|n.c|resultados subidos.

Mensaje por Invitado el Miér 21 Ago 2013, 8:54 am

Mey, capaz que ni me di cuenta xdd, sorry, pero, ¿por quién audicionas?
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: prestige ruined.|n.c|resultados subidos.

Mensaje por Invitado el Miér 21 Ago 2013, 9:34 am

mejor hare un capitulo, cuando vuelvas del colegio, lo veras :meh: sera hermoso lo sé(?) 
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: prestige ruined.|n.c|resultados subidos.

Mensaje por hemmo. el Miér 21 Ago 2013, 12:09 pm

la chica de arriba puso el mismo gif que yo había escogido :Ccccccccccccccc .l. fuck it all :c
weeeeeeeeeeeell, me llamo Lali e iré a por Zayn :c idk con quién shippearlo bc eso es lo último que veo:cccc
sfsdr:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

caaaaaaaaaaap:

Harry se siente sólo. Está destrozado, el dolor lo consume de a poco y sabe que será así hasta que ella regrese. Y si no regresa, entonces aprenderá a vivir con el desgarrador sentimiento de abandono que recorre su interior y lo ataca, lo destruye. La rabia y la impotencia se hacen presentes en él, ha cambiado. No puede olvidar el aroma a fresas que desprende el cabello de Angie; ni sus labios rosados, ni nada de ella… Él ha dejado de escuchar Queen y los Beatles sólo porque su música le recuerda a ella, tampoco lee cosas de Jane Austen porque sabe que esos libros son sus favoritos… Angie está en cada lugar que él mira, pero a la vez no. ¿Cómo es posible? Es el agridulce sabor del recuerdo, de la memoria. De todo aquello que hace que nos acordemos de la persona que amamos.
Sabe Dios cómo está sufriendo, porque a sus veinte años está enamorado hasta el tuétano y que esa persona lo ha dejado. Quiere llorar, gritar, desahogarse… él necesita un amigo, o quién sea, un conocido, un extraño… alguien que pueda ayudarlo, porque Angeline Dankworth es difícil de olvidar y él necesita hacerlo. Por su bien, por el de Angie, y por el del pequeño ser que viene en camino.
Cómo le gustaría estar ahora con ella, acariciando su vientre en el que se ha germinado esa semillita pequeña, pequeñísima, que ahora mismo debe tener el tamaño de un poroto. Harry está estudiando medicina, y él amaría hacer sus prácticas de ginecología con Angie y con el bebé. Sonríe, venciendo de una vez todas esas lágrimas que viven escociéndole los ojos.
Ha pasado una semana sin ir a clases, echado en su cama y apenas comiendo. Tiene el teléfono sin carga después de haber llamado a Angie una y otra vez, sin cansarse. Como está apagado, no sabe si sus amigos han intentado comunicarse con él. Además, también le ha desconectado el cable al teléfono fijo, para imposibilitar cualquier intento de apoyo moral que alguien quisiese darle, aunque ahora lo necesita. Necesita alguien que lo quiera, no así como fue con Angie, si no, alguien que esté con él y lo ayude, no a superarla, si no, a pasar los malos ratos.
Pero pensándolo, él no se habría enojado de tener un hijo. De hecho, estaría encantado. Amaría a ese niño y rogaría a las deidades habidas y por haber que el pequeño tuviese el cabello pelirrojo como Angie, y sus rulos… Porque sí hay algo que Harry ama, son sus rulos. Aquellos tirabuzones castaños que caen por su cabeza, le encantan. Muchas veces él ha intentado rizar el cabello lacio y rojo de Angie, sin resultado alguno, pues esos rizos se desmoronaban. Como su corazón en este momento.
La pesadez vuelve a asentarse en él. Todo le da vueltas, quiere dormir y no despertar jamás pero a la vez quiere salir a correr y vivir. Quiere oír el ruido de los autos, pero quiere también escuchar el silencio que hay en la playa, sólo interrumpido por el suave oleaje del agua. Quiere ver el mundo junto a alguien pero a la vez quiere quedarse sólo, debajo de la tierra. Quiere salir de su casa y volver a vivir, pero se siente atado al maldito departamento que compartió con la pelirroja durante nueve meses.
No sabe que hacer. El tic tac del reloj comienza a atormentarlo, no ha oído ese sonido hasta ahora… Las luces de la ciudad van apagándose de a poco, las paredes van cerrándose sobre él, dejándolo sin salida. Piensa… ¿Voy a quedarme aquí, esperando a Angie toda la vida, o voy a superarla? Él no quiere superarla, pero necesita hacerlo, al menos, hasta volver a recuperar su paz interior. Y cuando la recupere, entonces, buscará a Angie, a su hijo, y los tres vivirán felices.
O eso quiere creer.
Entonces, como de milagro para ayudarlo a escoger, suena el portero de su departamento, y él está seguro que no es el repartidor de pizza, ni el cartero ni tampoco esos cristianos que tocan la puerta a cada hora. Hay dos posibilidades: o es Angie, que se ha arrepentido, o es alguien más.
La primera idea lo entusiasma, y con las pocas fuerzas que puede reunir, se levanta del sofá de un salto y corre hasta el portero. Antes de que un ansioso “Angie” se escape de su boca, la otra persona habla. Es una voz grave, dura a los oídos. Harry la reconoce, y una sonrisa se escapa de sus labios.
— Tú, Louis y yo debemos hablar. Baja ahora o entraré por la fuerza.
Zayn Malik es el mejor amigo de Harry desde que él tiene memoria. Se conocen de hace años, y aunque todo el mundo opine que Malik es algo así como, alguien duro y difícil de tratar, Harry puede decir todo lo contrario. La apariencia de chico rudo de su amigo, es totalmente distinta a lo que en verdad es. Zayn es alguien agradable, claro… si le agradas, pero si no, puedes entonces alejarte de él. Desconfiado y paranoico, Zayn Malik es alguien inteligente, y aunque parezca un punk sacado de la vieja escuela, es un historiador de primera, igual que su madre.
Nadie puede entender como dos personas con personalidades tan distintas, tales como Zayn y Harry, han podido llevar una amistad tan duradera como la suya.
— Dame quince minutos. –dice Harry, pretende darse una ducha rápida y bajar. Cuelga el portero y se aproxima al baño. Se ducha lo más rápido que le es posible, luego, cuando sale, camina hacia su habitación para vestirse. Se pone lo primero que encuentra y cuando termina, va directo al living-comedor para llegar hacia el estacionamiento del apartamento donde vive, pero allí, sentado en el sofá, Harry ve una silueta. Es obvio que es Zayn, reconocería ese cabello despeinado con esa chaqueta de cuero en cualquier lugar del mundo.
— Tú dijiste quince minutos. –Zayn dice, sus ojos mieles se clavan en los verdes de Harry. –Y yo no podía esperar demasiado allá abajo.
A Harry no le sorprende en absoluto, cuando él decidió mudarse con Angie al departamento donde vive, le entregó una copia de las llaves a Zayn y otra a su madre, por las dudas. Sabe que su amigo es impaciente. Suspira, centra su vista en el reloj que tiene en su muñeca izquierda.
Son cerca de las doce de la noche.
Así, entonces, Zayn y él parten hacia la motocicleta del primero. Harry se sube detrás de Zayn, quien acelera el vehículo a todo lo que da. La velocidad va en aumento, Harry se siente mareado. No acostumbra a viajar a más de ciento veinte kilómetros por hora, y el simple hecho de pensar eso le molesta. Agradece que el camino sea corto, porque sabe donde Zayn se dirige: al McDonald’s donde siempre se reúnen con su amigo Louis.
Louis Tomlinson es el hijo del dueño de la cadena de hoteles Tomlinson. Se conocen desde que ambos tienen memoria y se llevan de maravilla, son muy cercanos y tienen total confianza entre ellos. Es un chico alto, de cabello castaño y piel clara, con grandes ojos azules, vivaces y amigables. Harry simplemente lo adora, han pasado juntos más años que no es posible contarlos con los dedos de las manos.
Zayn y Harry caminan hasta la entrada de McDonald’s, en la cabeza de Harry, las dudas lo envuelven. Sabe para qué está allí, no es más que para hablar de Angie y recordarla. A él no le gusta sufrir, y ahora todo esto le duele. El sabe que necesita alguien que pueda arreglar su corazón, y mientras va pensando en cómo será esa persona que logre ponerlo de cabeza, tal como hizo Angie –sin mucho drama, ni embarazos, ni abandonos…- una chica rubia pasa frente a él como una ráfaga, va cargando una bandeja con una Big Mac y Harry se queda plasmado al verla.
El quiere creer que alguien así será de quién se enamore –no más pelirrojas, dice- una chica común que disfrute comiendo en McDonald’s.
Una chica como Jenna Sue.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: prestige ruined.|n.c|resultados subidos.

Mensaje por PARACETAMOL el Miér 21 Ago 2013, 12:11 pm

Te dije que me pasaría.
No, mentira, no te lo dije butttt, lo hago. :meh:

So, cuando esté en la pecé subiré el gif y el capítulo. 
Nadie vaya por Louis que es mío.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: prestige ruined.|n.c|resultados subidos.

Mensaje por bigtimerush. el Miér 21 Ago 2013, 1:58 pm

Voy por Zayn con Emily Osment, dulzura.
¡Zemilyyyyy! es mi ship, no lo toquen, playas.
Gracias por lo de tu comentario, qué hermosa<3 me alegra estar participando y más si es una idea tan genialosa como esta)? jajaja, un besote gigante<3

avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: prestige ruined.|n.c|resultados subidos.

Mensaje por bwiyomi. el Miér 21 Ago 2013, 2:04 pm

Yo audicione por Niall bc Nariana rlz:ccc no no es cierto, no se a quien shippear con niall:ccc me largo a shorar.
avatar


Ver perfil de usuario http://www.bomirillaz.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: prestige ruined.|n.c|resultados subidos.

Mensaje por hemmo. el Miér 21 Ago 2013, 2:05 pm

smileformejai. escribió:Yo audicione por Niall bc Nariana rlz:ccc no no es cierto, no se a quien shippear con niall:ccc me largo a shorar.
yo ya no sé si ir x zayn bc sé que si voy x el no quedaré:c
askldhsaklhdal haz neather (niall + heather morris) ship de vale idk :c
i miss her :CCCCCCCCCCCCCCCCCCCCCCCC
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: prestige ruined.|n.c|resultados subidos.

Mensaje por pau. el Miér 21 Ago 2013, 3:18 pm

Hooola Gia, ya llegue, estuve pensándolo bien y voy a escoger a la diosa de la Dianna, porque la loveo por ser Quinn :3 otra vez estoy indecisa, no puedo elegirme por un solo capítulo :c son lo mejor de lo peor... son capítulos que no me dan tanta pena, están medio aceptables pero asdfghjklñ idk :c así que tu decides ;)

asdfghjklñ.:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

idk 1:
-Niall James Horan Gallagher- esa fue la señal que saco al rubio de su trance, estaba sentado en medio del campus de la Universidad, en su graduación, asándose de calor con la toga y debajo un elegante traje. Ahora que estaba a punto de graduarse solo un pensamiento lo agobiaba ¿Qué haría ahora? Aun no tenía trabajo y sus padres ahora presentes no serían más su banco. Se levantó y después de subir al escenario les dirigió una rápida mirada, Finn y Ciara Horan. Ellos no podían aceptar que su hijo fuera un vago, tenían cierto miedo de que terminara en un callejón abandonado y llevado por las drogas, pero era lo mínimo que se podía esperar del Ministro y su esposa,  al menos estaban agradecidos de que su adorado hijo no fuera un conserje en una escuela distrital, deseaban que fuera un abogado de prestigio en el país, el mejor en su campo y el mejor pagado, a Niall no le molestaba la idea de tener mucho dinero y finalmente ser independiente, pero la insistencia de sus padres y la importancia que le daban al “¿Qué dirán?” hizo que su decisión cambiara, no solo quería hacer el papel del hijo rebelde, sino que después de meditar sobre la situación por varias semanas, se dio cuenta que lo suyo era la música. Presentó el examen de admisión a escondidas, y cuando los resultados llegaron en el correo, no pudo evitar restregarle a sus padres en la cara el hecho de  que había sido aceptado en la Universidad de más prestigio en el campo musical, el Ministro Horan, estuvo a punto de llamar a la Universidad y que le negaran el cupo a su hijo, pero la señora Ciara, logró convencer a su esposo, para que dejara que su malcriado hijo, cumpliera su sueño. A mitades de su último semestre, Niall empezó a recibir insistentes llamadas de su padre, cuestionándole si ya tenía algún trabajo y luego reprochándole lo inútil que sería el resto de su vida al escoger esa carrera, en ocasiones le recordaba que después de su graduación no recibiría más dinero de su parte.
Recibió su diploma, el cual certificaba que por fin se había graduado y con honores, estrechó la mano del decano y los maestros, se dio vuelta y una vez más se encontró con la fría mirada de su padre, él en actitud de hijo rebelde, agito su diploma en el aire con una sonrisa arrogante adornando su rostro.
_____***_____
-¿ya pagaste la renta?- preguntó Ciara Horan, mientras recibía el menú.
-si mamá
-¿ya hiciste las compras del mes?
- si mamá
-¿seguro? No quiero que mueras de hambre
-sí, tranquilízate
-déjalo Ciara, ¿sabes? Me alegro de que ya no tengo que preocuparme en enviarle dinero que seguramente la gran mayoría lo ha gastado en bares
-y ¿sabes? Yo también me alegro de que ya no recibiré tu sucio dinero, el cual seguramente lo robaste de algún hospital- el Ministro estuvo a punto de regañarlo en pleno restaurante de alta categoría y al rubio le encantaba ver esa expresión en su cara
-Niall, Finn, no más, estamos aquí en motivo de celebración, solo les pido que me den una cena tranquila, así que se van a calmar, van a ordenar su comida y pretenderemos que estamos disfrutando de esta hermosa velada en honor a tu graduación ¿entendido?
-si señora- dijeron al unísono
Niall no tuvo más remedio que poner esa falsa sonrisa que tanto odiaba y pretender que no le molestaba estar a menos de dos metros de su padre. Al terminar estaba dispuesto de ir a su departamento a cambiarse ese incómodo traje y salir a algún club para celebrar a su manera, pero su madre lo llevo a dar un paseo por el parque mientras su padre se detenía a hablar con otro Ministro que se había encontrado a la salida del restaurante.
-¿Niall?
-Ciara
-tu sabes lo mucho que te amo y lo mucho que me preocupa tu situación ahora ¿cierto?
-claro que si madre
-hijo, espero que consigas rápidamente un trabajo, porque tu papá está decidido en no mandarte más dinero, y yo se lo difícil que es encontrar un empleo apenas sales de la universidad, entonces me tome la molestia de traerte algo de dinero, el cual seguro te durara para 3 semanas de alimento ¿entendido?
-¿en serio madre? Gracias, pensé que mañana a esta hora estaría durmiendo bajo un puente y buscando la cena en el basurero- dijo abrazándola
-ay no exageres, pero es un secreto, entre tú y yo, perdona si es poco, pero es todo lo que pude conseguir
-claro, no te preocupes por la cantidad y ni loco se lo diré a papá
Besó su mejilla y terminaron de darle la vuelta al parque, Niall dejó a su madre en el auto del Ministro y se despidió de ambos, luego se fue caminando hasta su apartamento y en la entrada se encontró con Chelsea y Dimitri, dos chicos de su misma edad, recién casados y ambos estudiaban finanzas, ellos eran los únicos amigos que tenía, eran muy relajados, divertidos e intelectuales, para Niall eran la clase de vecinos que todo el mundo debería tener, los invitó a pasar mientras se cambiaba ese incómodo y costoso traje, para luego ir a su bar favorito, ellos decidieron que pagarían la cuenta, ya que estaban al tanto de la situación financiera de Niall.
-Niall, ¿ya has conseguido algo?- preguntó Dimitri poniendo las tres botellas de cerveza sobre la mesa
-no, aun no
-¿Qué tal si pasas tu hoja de vida en Sony Music? Tal vez ahí te ayuden a terminar con tu sencillo- preguntó Chelsea mientras encendía un cigarrillo
-me parece muy buena idea- dijo bebiendo de su cerveza
1 MES DESPUÉS
-Niño Horan, recuerde que le queda una semana para pagar la renta, si no tiene el dinero se tendrá que ir de aquí- gritó Ellie Griffin, una mujer de 60 años, dueña del edificio, quien en ese momento llamaba a su puerta
-si señora Griffin, lo sé, aún no me han llamado de ningún lado, pero cuando eso pase usted será la primera en enterarse- dijo asomando la cabeza por la puerta
-eso espero- dijo acomodando sus gafas
Cerró la puerta y se tiro en el sillón de la sala, estaba en la ruina, las últimas 4 semanas había recorrido casi toda la ciudad repartiendo su hoja de vida a diestra y siniestra. Ese día había desayunado un vaso de agua, una tostada y medio banano, ahora se dispondría a esperar a Chelsea y a Dimitri, ya que ellos le estaban dando de cenar. Tendió su cama, recogió la ropa sucia y trató de organizar el departamento, cuando termino de asear se dio una ducha. Estaba muriendo de hambre, él siempre había tenido un gran apetito, comía cerca de seis veces al día y desayunar tan pobremente haría que muriera a causa de desnutrición, no sería capaz de aguantar hasta la cena. Mientras se retorcía del hambre en el sillón escuchó su teléfono, se apuró para alcanzarlo y se dio cuenta de que era un número desconocido, así que no tardó en contestar.
-¿James Horan?
-si con él
-¿Cómo está? Mire necesitamos un asistente para la nueva estrella juvenil ________ Powell, si vio el factor X estará enterado de quien es
-si claro, ________, vote por ella un par de veces
-bien, su hoja de vida fue la mejor y queremos darle a ________ lo mejor
-claro-dijo volcando los ojos >Caprichosa, Diva, Malcriada, Niña Consentida< fueron los términos que se le pasaron por la mente-eh ¿con quién hablo?
-con Jack Green, soy su agente, necesito que mañana venga a el edificio Prado en la Avenida 2736, para una entrevista a las… 8:00am-el rubio abrió los ojos como plato, en la Universidad había logrado acomodar sus horarios y las 8 de la mañana era plena madrugada
-eh, eh… ¿tan temprano?
-bueno señor Horan, la puntualidad es prioridad en este empleo y si no le agrada ni se moleste en presentarse mañana, aunque como tengo entendido, usted aún no tiene trabajo, ¿o me equivoco?
-eh, no señor, no se equivoca, mañana estaré puntual para la entrevista
-bien, Hasta mañana Horan

Primer Capítulo-Soy su asistente

idk 2:
La jefe de cocina Allison Miller, está satisfecha y feliz con su vida... hasta ahora. Comprometida con un hombre maravilloso, sin hijos y con un sueldo casi millonario, ve la vida de color de rosa, pero la muerte de su hermana la hace chocar con la realidad. Su pequeña e inocente sobrina Zoe queda huérfana y ella es quien obtiene la custodia de la niña. Su prometido, celoso e insatisfecho con la pequeña rompe su compromiso. Con la llegada de Zoe, sus responsabilidades aumentan y el estrés se vuelve parte de su día a día, no es fácil lidiar con una niña de seis años que acaba de perder a su madre. Tendrá que aprender de Zoe los deberes y responsabilidades que ejerce una madre, para llenar el vacío que ha quedado en su pequeño corazón. Cuando cree que no es capaz de dar más, llega algo similar a un ángel, pero en forma de hombre, para apoyarla sin que note su presencia y enamorarla sin que ella se dé cuenta.

Sinopsis-Teach me to be mom

idk 3:
Un día menos en esta horrorosa escuela, estoy cerca de graduarme, en tres semanas tendré el inútil cartón que certifica mi educación ¿para qué me sirve? Si lo que papá quiere es que haga lo mismo que él. Odio esta vida, odio estar huyendo todo el tiempo. Odio estos guardaespaldas detrás de mí, no soy una adolescente normal, no tengo amigas, no he tenido novio, porque estos mastodontes los espantan a todos, he intentado escapar repetidas veces pero nada funciona, nada.
Salgo de la escuela y mientras camino por el pasillo todos me miran y susurran cosas, saben porque tengo guardaespaldas, saben quién es mi padre y ninguno es capaz de ir a entregarlo a la policía ¿Qué si quiero a mi padre? No, desde que mamá murió lo he odiado, cree que soy feliz con esta vida, cree que es suficiente con comprarme todo lo que yo quiera, no entiende que estoy sola y que necesito a mamá, o por lo menos algo de su apoyo.
Ya estoy acostumbrada a llegar todas las tardes a esta enorme casa, vacía y no hacer absolutamente nada ¿Cuándo voy a dejar esta monotonía? Estoy cansada de siempre hacer lo mismo. Subo a mi habitación, dejo la mochila y bajo a la cocina, al encuentro con Mery, mi nana, a ver que ha cocinado el día de hoy. Pero mientras paso por el comedor me encuentro con la mesa hecha, hay platos vacíos y copas relucientes frente a cada asiento, al parecer hoy será un día importante, para mi padre.
-buenas tardes Autumn ¿Cómo te fue hoy en la escuela?-pregunta Mery mientras le apaga el fuego a las ollas
-lo mismo de siempre-tomó una manzana y la muerdo-¿papá está aquí?-me siento en la mesa al lado del lavavajillas
-no hables con la boca llena-me reprende-sí, tiene un almuerzo importante con unas personas, parece que va a cerrar otro negocio
-interesante-murmuro sarcastica-¿tengo qué estar presente durante ese almauerzo? ¿no puedo simplemente comer en mi habitación?
-me gustaría linda, peor tu padre me dio la orden de que también te sirviera a ti
Antes de que pueda quejarme el sonido del timbre inunda la casa y mi padre aparece en la cocina.
-Meredith ¿ya está todo listo?-dice ignorando mi presencia
-sí señor-dice con una sonrisa fingida, odia que la llamen por su nombre completo, por eso yo le digo Mery
-Autumn que gusto verte-sonríe sarcástico-¿Por qué no te has cambiado?
-acabo de llegar-digo dándole otro mordisco a la manzana
-dame eso-me arrebata la fruta-bájate de ahí y sube a cambiarte, quiero que uses el vestido que compré para ti la semana pasada
Salgo de la cocina volcando los ojos. Si claro, el vestido que él compro, sé que Mery lo hizo para mí. No entiendo por qué se comporta así, él siempre me mantiene escondida cuando alguien viene. Abro mi armario y encuentro el vestido con la etiqueta del almacén, al menos no voy a lucir como un infante frente a los socios de papá. Me deshago de mis converse rojas, mis jeans con varios rotos, cuelgo la chaqueta de cuero negro en mi armario y lanzo al cesto de la ropa sucia la blusa de Nirvana. Le quito la etiqueta al vestido y me lo pongo, es strapless, de color salmón, con un bordado debajo del pecho  y llega justo encima de la rodilla. Me deshago de los pendientes de rosas rojas y los cambio por las perlas que me regaló mamá, me pongo unos tacones de color crema, esperando que mi atuendo no esté mal combinado, no sé cómo combinar prendas. No pienso cambiar mi maquillaje, voy a quedarme con los ojos delineados y retoco el labial rojo que aplique esta mañana. Suelto la coleta y mi cabello cae sobre mis hombros en forma de ondas. Cuando considero que ya estoy lista, bajo a la sala, donde escucho a mi padre conversar con varios señores. Mientras bajo las escaleras veo a los mismos tipos de siempre, menos uno, no se me hace conocido y todos ellos están vestidos elegantemente con sus trajes, no entiendo por qué tanta importancia a un simple almuerzo. Cuando ya he bajado, me doy cuenta de que hay un chico sentado en el sofá, admirando los candelabros que cuelgan del techo, parece tener mi edad ¿Por qué él si puede vestirse normal? Tiene un atuendo parecido al que me acabo de cambiar, jeans con rotos, camiseta blanca de The Rolling Stones, la cual deja al descubierto sus tatuajes en el pecho y chaqueta de cuero negro ¿Quién es él? ¿Qué hace en mi casa? Y ¿Por qué no lleva traje como los demás?

Primera Parte-The Sweet Scape
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: prestige ruined.|n.c|resultados subidos.

Mensaje por bwiyomi. el Miér 21 Ago 2013, 6:09 pm

'Lali. escribió:
smileformejai. escribió:Yo audicione por Niall bc Nariana rlz:ccc no no es cierto, no se a quien shippear con niall:ccc me largo a shorar.
yo ya no sé si ir x zayn bc sé que si voy x el no quedaré:c
askldhsaklhdal haz neather (niall + heather morris) ship de vale idk :c
i miss her :CCCCCCCCCCCCCCCCCCCCCCCC
Si puedo? :cc es que es ship de la vale<3 aunque igual pensaba en lily collins:c idk<3 muchas gracias lali<3
avatar


Ver perfil de usuario http://www.bomirillaz.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: prestige ruined.|n.c|resultados subidos.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.