O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Survive. (Audiciones abiertas.)
Hoy a las 2:25 pm por CNCOwner.

» Extrañas criaturas - Arco 1. Los renacidos, capítulo 2
Hoy a las 2:09 pm por CNCOwner.

» dream maker, you heart breaker
Hoy a las 2:04 pm por moon river

» trust the unknown
Hoy a las 12:56 pm por chihiro

» Extrañas criaturas [Resultados
Hoy a las 11:53 am por wonder.

» Distant stars come in black or red • Pvt
Hoy a las 10:49 am por blackstairs

» Ramé {Pvt}
Hoy a las 10:26 am por cipriano.

» Come Back HS
Hoy a las 6:38 am por Butterfly199225

» «Go back to Uk» [Harry S.]
Hoy a las 6:37 am por Butterfly199225

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Second Chances. | N.C. | Audiciones Cerradas.

Página 4 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Second Chances. | N.C. | Audiciones Cerradas.

Mensaje por clari styles el Jue 05 Sep 2013, 5:53 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Candice Benedetti.




✘ Nombre: Candice Blair Benedetti.

✘ Edad: 18 años.

✘ Apòdos: Cans, Candie.

✘ Rol: La divertida | Harry Styles.

✘ Descripción psicológica: Candice es una chica divertida, va por la vida sin preocuparse por lo que la gente opina a sus espaldas.
No tiene vergüenza, hace lo que quiere cuando quiere. Se guía por sus principios y va por ahí libre. Sigue sus impulsos, es un tanto inmadura y es consciente de ello, pero no hace nada por cambiarlo. Es muy sincera, dice las cosas a la cara y sin cortarse un pelo. Muchas veces dice lo primero que se le viene a la cabeza y luego cuando se da cuenta que dijo una tontería se ríe de ello pero no intenta cambiar lo que dijo. No le importa lo que nadie piense de su persona, "soy así, si te gusta bien y si no también". No le gustan mucho las cosas románticas, pero  ama aconsejar a los demás sobre esos temas, aunque no tenga mucha experiencia siempre dice lo que ella ve y piensa.  Prefiere lo espontáneo y salvaje. Puede llegar a ser muy sarcástica y desagradable cuando alguien le cae mal, a tal punto de hacerle la vida imposible. Tiene la misma paciencia que un niño de 2 años, osea ninguna. Odia esperar y jamás hace esperar a la gente, es muy puntual. Siempre cumple lo que promete así que se puede confiar en ella... Odia a la gente que es pre-juiciosa y egocéntrica.
Le cuesta mucho olvidar las cosas malas que le hacen, pero siempre termina perdonando, cualidad que no le gusta porque piensa que la hace ver débil.
Le gusta mucho sacarse fotos, el arte, hacer ejercicios y salir con amigos.  

✘ Descripción física: Cans es de estatura media, tiene un cuerpo normal con algunas curvas y es de tez blanca. Su piel es muy suave y cuidada, Posee un cabello largo hasta las costillas, rubio claro y con algunas ondas. Sus ojos son de color marrones claros y son acompañados por cejas mas oscura que el color de su cabello, tiene pestañas largas y negras.  Tiene un rostro de "Muñeca de porcelana" con rasgos finos y delicados. Nariz pequeña y muy femenina, su boca es la parte de su cuerpo que mas le gusta ya que la considera bastante "sexy" con sus labios gruesos y rojizos. Cuando sonríe muestra sus dientes que tiene muy blancos y perfectamente cuidados. Su sonrisa es otra de las cosas que más destaca de ella misma.

✘ Historia: Candice siempre fue una chica divertida y muy extrovertida, por lo cuál en la secundaria llamaba mucho la atención; motivo por el cual a muchas chicas no le agradaba ya que robaba la atención. Luego de una broma pesada de parte de un grupo de chicas Cans enloquece y pelea con una de ellas, por lo que termina expulsada de su escuela.
La primera vez que ve a Harry es cuando llega a su nuevo instituto, él se encuentra con dos amigos en la dirección por haber echo una travesura al profesor de química. Desde el primer momento que sus miradas se cruzan se sienten atraídos, pero ninguno de los dos lo admite en mucho tiempo.
Candice quiere mantener los problemas lejos de ella porque si vuelve a ser expulsada sus padres la van a mandar a un instituto de señoritas, por esta razón trata de mantenerse alejada de Harry, pero este no esta de acuerdo con ella y la sigue hasta que ya no pueden negar más lo que sienten.
Lo que comienza como una relación puramente física se convierte en un amor muy fuerte, continúan 6 meses saliendo hasta que alguien le manda un vídeo en su celular de Harry con otra chica.
Ella lo deja, pero nunca logra olvidarse completamente de él, aunque Harry parece haberla olvidado porque toma a todo lo que tiene tetas y camina.

✘ extras: Tiene dos tatuajes: Uno en su cadera & otro detrás de su oreja.
Tiene una pagina donde sube vídeos con sus dos mejores amigos e hermanastros Jack and Finn.
Quiere conocer el mundo entero.
No tiene amigas mujeres porque las considera triple C: Complicadas, celosas y Competitivas.
Sus padres están divorciados: Por parte de madre es hija única y por parte de padre tiene dos hermanos que son gemelos.
Tiene una debilidad por la comida de McDonalls


✘ Representatente:Katelyn Tarver.

Capitulo ♡ :
Horas y horas pensando sobre que hacer, y al fin lo decidí: Ya no puedo seguir con todo esto.

Camine hasta mi armario, busque un par de jeans corto algo gastados en la parte de los muslos, una remera básica blanca y por ultimo la campera de cuero que Harry me regalo para mi cumpleaños.
Tome mi celular que se encontraba sobre mi mesa de noche, y me agache bajo de la cama para buscar mis zapatos negros con tachas.  

Pensé en avisarle a él que iría a verlo para hablar, pero luego decidí que mejor no, salí por las enormes puertas del edificio y me choque contra Peter, el portero -o botones-.

-Lo siento, iba distraída- Le sonrió lo mejor que puedo, pero estoy segura que se ve más como una mueca que una sonrisa.

-No hay problema Cassie- Asiento y sigo caminando, lo miro sobre mi hombro y me da un saludo de cabeza.

El trafico esta horrible, parece que voy a tardar una eternidad en llegar al edificio donde esta el estudio de Harry. Enciendo la radio para que el tiempo pase mas rápido y mantener mi cabeza ocupada.


~~~~~~


Llegue al estudio en busca de Harry, era hora de terminar de una vez con toda esta mentira. Porque eso es lo que somos, una estúpida mentira. ¿Pero qué puedo hacer yo para cambiarlo? Absolutamente nada. Él único que podría hacer algo es él, pero al parecer no le importa besarse con todas esas mujeres, con Taylor, Cara y las demás… Es más parece disfrutarlo. ¡Maldito Styles!

Camino por los pasillos, pasando gente y mi corazón cada vez late más y más fuerte. Paso frente a la puerta del camarín de Zayn –El cuál se ah convertido en un muy buen amigo- y por fin llego  la puerta blanca con el cartel de “Harry Styles” en rojo y con una foto del ruloso. Suspiro y me acerco más, paso los dedos por su cara en la fotografía y unas enormes ganas de llorar se apoderan de mí, pero no, no voy  a dejar que ni una sola gota caiga de mis ojos… Menos por un hombre, aunque este hombre sea el amor de mi vida.

Golpeo la puerta y espero, en eso veo a Zayn salir de su camarín acompañado por Perrie y mi dolor se hace más grande… Todos ellos deben fingir que aman  a esas chicas. De pronto la puerta se abre y me deja ver a un Harry muy sonriente y feliz. Genial.

Puedo sentir mi corazón latiendo cada vez mas rápido, su sonrisa y estado de animo no esta ayudando en nada en mi decicion.

-¡Cassie! – Exclama feliz, pero al ver mi cara frunce el ceño y se aparta un poco de la puerta- Pasa Cass- Me armo de valor y paso dentro, camino hasta quedar frente a un enorme espejo en el cuál hay varias fotos pegadas, entre ellas una de nosotros dos riendo junto  a una piscina. –Cass ¿Paso algo?- Noto en su voz miedo y cuando se  acerca a mi lado me doy cuenta de lo tenso que esta.

-Pasan…-Suspiro- Pasan muchas cosas Harry- Me encojo de hombros y levanto la vista hacia él, se encuentra mirando cada milímetro de mi cara, como queriendo descifrar que es lo que pienso o lo siguiente que voy decir.

-No lo entiendo amor, ¿sucede algo? No entiendo que pudo…- Antes que termine de hablar lo interrumpo, le tomo las manos y en silencio lo conduzco hasta los sillones negros que están a unos pasos de nosotros, lo hago sentar aún en silencio y me paro frente a él. Harry pasa sus manos por su pelo, acción que me demuestra cuán nervioso esta, y luego indeciso las posa en mi cintura, levanta la vista y nos miramos.- Dime que es no es lo que creo Cass, no lo podría soportar.- Susurra y cierro mis ojos ante sus palabras tratando de no llorar, siento su miedo, su confusión y me duele más el pecho, siento que me voy a enfermar.

-Hazza, esto ya no está funcionando para mi… Menos para ti, lo único que logramos es hacernos daño uno al otro-Tomo un respiro y clavo mis ojos azules en sus esmeraldas- Debo terminar esto- Hago señas de mi hacia él, y niega con la cabeza.-entre tú  y yo, me está haciendo mal Harry, no puedo continua…- No puedo terminar mis palabras por la sorpresa del movimiento brusco de él, suelta mis caderas y se levanta con furia… Camina a todos lados por el lugar susurrando cosas que no logro escuchar y se toca continuamente el pelo. Se vuelve a mí y se acerca nuevamente, nuestras frentes se tocan y siento su respiración en mi cara.

-No me puedes hacer esto Cass-Susurra y luego levanta la voz y de pronto se encuentra gritando y yo no sé qué hacer para calmarlo- ¡No puedes alejarte de mi! ¡Te necesito!- Me agarra por los hombros y me sacude, no aguanto más y libero todas las lagrimas que estaba conteniendo.- No te alejes, no me dejes solo amor- La puerta del camerino se abre y se asoman Louis y Zayn a mirar la escena. El moreno ve mi rostro bañado en lágrimas y se acerca con pasos apresurados a nosotros, Harry ahora me abraza con todas sus fuerzas, como si quisiera retenerme junto a él.

-¡No, no, no!-Reclama Harry al notar que Zayn nos está separando- Zayn, ¡ella no me puede dejar! Díselo, dile que no me deje- Todos miramos aturdidos al ruloso que se encuentra llorando como un niño pequeño, Louis se suma a nosotros tres y mira la escena con lastima, Zayn me susurra un “Vamos” al oído y yo asiento- ¡No Cassie! ¡Yo te amo!

-Yo también te amo Harry, pero no puedo seguir aguantando todo esto... Me estoy rompiendo Hazza.- Miro a Zayn, luego a Louis y por ultimo a él- Lo siento Harry, esto no puede seguir así-Le digo cuando estoy en la puerta, esta se cierra tras de mi y agradezco que Zayn me este sosteniendo porque las piernas comienzan a fallar- Yo también te amo Harry- Susurro dejando que las lagrimas bañen toda mi cara.


Holis:
Bueno acá esta mi ficha, em la hice ahora, así que cualquier cosa que tenga que cambiarle o agregarle me dices y lo haré. Espero quedar pero prometo que aunque no quede voy a leer la novela porque es una idea genial... Y no hice la ficha con codigos porque me gustaban esas dos imagines de Kat :3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Second Chances. | N.C. | Audiciones Cerradas.

Mensaje por Invitado el Jue 05 Sep 2013, 7:07 pm

@Zarry HorTomPay :) escribió:Hoooooola.
Soy Aida, pero me puedes llamar de otra manera yo no discrimino (?
Vengo a audicionar por Harlodo con la sexy Emma Watson así que tengo que quedar sí o sí  
¿Cuándo cerrarás las audiciones? :3

Ábreme, soy sexy:


Seléne A. Graymne.
Mucha gente no merece segundas oportunidades, siempre las desperdicia.

Nombre completo: Arianne Seléne Graymne Bohankia.
Apodos: Normalmente es llamada por su segundo nombre, odia el primero.
Edad: Dieciocho años.
Nacionalidad: Británica.
Chico | Rol:Harry Styles | La ruda.
Representante:Emma Watson.


Perfil Psicológico: Digamos que Arianne siempre ha sido una chica con mucho carácter. Desde siempre, Arianne ha sido una chica muy decidida. Siempre ha sabido lo que ha querido, y nunca ha dudado de si misma. Valiente y atrevida, es una chica que va siempre andando hacia delante, sin esconderse detrás de nadie. Siempre ha sido muy impulsiva, es muy impaciente y le cuesta horrores pensar antes de actuar, ya ni hablemos de pensar antes de hablar. Nunca ha soportado que la juzguen ni que la menosprecien por su apariencia, por su procedencia, o por ser mujer. Ella está a la altura de todo, ella sola se basta, y ella sola se cuida. Ante todo, Arianne es extraordinariamente orgullosa.
Con un genio de mil demonios, Arianne es de gatillo fácil. Posee un carácter muy visceral, parece estar a la defensiva continuamente, y salta ante la mínima provocación. Sí, hay quién dice que está loca, o que es bipolar, y quizá tengan algo de razón. Arianne es muy agresiva, tiene muy poca paciencia, y muchas veces reacciona de forma algo exagerada. ¿Qué si es violenta? Bueno, para qué negarlo. Arianne tiene cierta tendencia a meterse en líos y, tras la muerte de su hermano, ha aprendido a salir de ellos por su cuenta; aunque no siempre de la forma más diplomática posible.
Arianne es, ante todo, una chica fuerte. Ha pasado por muchas cosas a lo largo de su vida, cosas que la han curtido mucho. Es una joven firme en sus convicciones, fiel a sus ideas y a sus principios. Segura de si misma, Arianne nunca da signos de debilidad, es algo que odia. Jamás se deja pisar, es muy orgullosa y si tiene que abrirse paso a golpes no dudará en hacerlo, mas nunca deja que le falten al respeto.
Arianne es como el agua, se amolda perfectamente al recipiente en el que se encuentre. Se le da bien adaptarse a cualquier situación, es astuta y sabe ahorrarse problemas. De la misma forma, es transparente, no le gusta andarse con medias verdades, para ella la sinceridad es lo primero. A pesar de ser una buena actriz, no le gusta tener que fingir o mentir de forma continua, por lo que no suele actuar con falsedad. Como un rio, siempre vuelve a su cauce. No importa las trabas o los obstáculos que interpongan en su camino, Arianne siempre encuentra la forma de llegar a dónde se propone.
Arianne es en cierto sentido peligrosa. Uno no puede fiarse de ella. Es independiente y solo busca su propio beneficio. Para ella, lo más importante es su propio bien, y opina que si no se preocupa por ella misma nadie más lo va a hacer. Es algo desconfiada y solitaria, tiene pocos amigos de verdad, pero los que tiene los cuida como nadie. Poca gente se gana el respeto de Arianne, pero una vez que alguien se hace un hueco en su corazón, podrá contar con ella siempre. Es fiel a sus amigos, los cuida y los protege de cualquier mal, jamás los traicionaría. 
Arianne es natural, sin tapujos, sin adornos. No le importa el qué dirán, ni las modas, ni los tabúes. Hace lo que quiere, como quiere, cuando quiere, sin importarle lo que pueda parecerle a la gente. En ese sentido es bastante rebelde, quiere vivir su vida como a ella le parezca, sin atender a lo que es correcto o moral.
No entiende de timidez o vergüenza, rebosa tanta seguridad en si misma que a veces asusta. Roza la prepotencia y el egocentrismo en muchas ocasiones, se siente superior a mucha gente y no tiene problemas en presumir de ello. Arianne no discrimina a nadie por sus gustos, por religiones, sexualidades, razas o estatus sociales, pues en ese sentido es muy tolerante. Arianne juzga a la gente por sus actos, por su forma de vida y por su forma de ser, y es ahí cuando decide a quién respeta y a quién no. Su atrevimiento suele pasar al descaro, es lanzada y no le cuesta tomar la iniciativa, aunque también le encanta coquetear y jugar con la tentación.
A la hora de expresarse, Arianne es una chica dotada del don de la palabra. Es casi imposible desarmarla verbalmente, tiene mucha labia y es muy ocurrente, por lo que nunca se queda sin palabras. Es muy ingeniosa, graciosa en sus comentarios y certera en sus ataques. Arianne puede tener una lengua muy afilada, sabe usar el sarcasmo y resulta de lo más venenosa cuando quiere serlo.
En conjunto, podríamos decir que Arianne es una chica a la que no conviene conocer, a menos que no temas quemarte, cuando juegas con fuego. Arianne es valiente hasta ser irresponsablemente temeraria, es fuerte, leal a sus amigos y letal con sus enemigos. Es pasional, rebelde y sincera. Sarcástica, terca y mandona. Arianne puede ser muchas cosas, pero con ella nunca puedes saber que te va a tocar.


Perfil Físico: Como suele ocurrir con la mayoría de las personas y en la mayoría de los casos, lo que más caracteriza a Arianne son sus rasgos faciales. Empezando por sus ojos, que posiblemente sea lo más expresivo que posea, son de un color marrón ámbar que hace que destaque con el tono del que presume por su cabello. Entornados y observadores, tiene una mirada que no suele pasar desapercibida para el resto por su fijeza. En referencia a su aspecto avanza a la par que lo hace la sociedad humana, sin caer en lo vulgar de esta según su propia opinión. Si bien en un momento de su vida llegó a lucir de unos cabellos cortos, ahora se le puede ver tanto con un corte que se puede definir como melena, según le de, y en la mayoría de las ocasiones lo lleva peinado dejando el pelo suelto. Muy pocas veces los luce desaliñados, es una manía desde que era pequeña —quizás gracias a sus amigas— el llevar los cabellos excéntricamente cuidados. Tiene la barbilla ligeramente pronunciada, la mandíbula fina, la frente amplia y definida, y su nariz no peca ni de grande ni de pequeña. Sus labios son de piñón y, en ellos, suele marcarse como mucho una sonrisa ladeada que peca de socarrona y de traviesa en la mayoría de los momentos. Un rasgo que le caracteriza es su poca motivación hacia los demás o hacia cualquier aspecto que no tenga que ver con el interés que pueda sentir ella hacia la persona que tiene justo delante. Por ello es un gran ejemplo de lo que es ser inexpresivo. Sus gestos y expresiones dejan mucho que ver sobre su personalidad, paciente e interesada con el mundo. Como la mayoría de los Graymne luce una piel ligeramente blanqueada, a pesar de que intente ponerse morena bajo los radiantes rayos del sol. Sin duda, Arianne de lo último que puede quejarse es de su cuerpo. A simple vista puede resultar algo bajita, sin embargo su estatura coincide más o menos con media de la estatura de los chicas de su edad, rozando el metro setenta. Su estatura, además, se encuentra acompañada de una complexión que no peca de gruesa, si no que más bien posee un buen cuerpo, llegando a tener unas medidas exactas para su edad, su peso y su altura. Todo esto se debe a que siempre ha tenido cierto interés por su cuerpo y por mantenerlo sano, así como cuidado. De tez blanquecina, como es de esperar y como ya hemos comentado, se puede ver marcas de heridas de caídas que ha podido deberse a su gran torpeza. Pues a pesar de que hoy en día es una chica más bien relajada, en su niñez, era un verdadero saco de nervios. El estilo de Arianne es, ante todo, sencillo. No hay ocasión en la que no lleve una prenda de color oscuro y, en realidad, lo extraño es que no lleve toda su vestimenta de colores apagados. Un color que nunca falta es el negro. No es que sea su preferido, pero ya es una costumbre el ponerse una prenda de tal característica. Sí se complica a la hora de vestirse, decantándose por pantalones largos vaqueros con camisetas, acompañadas de filares, pulseras... O bien lleva vestido, que sabe lleva a la perfección con unos tacones. Le gusta verse bien, como a cualquier persona le gustaría, pero bien a si misma. En cierto modo sí le importa y le interesa el como le vean los demás o cuan despreciativos son a la hora de echarle un vistazo. Aunque por otro lado, piensa que si no les gusta, que no miren, aunque los chicos no suelen pensar que no le gusta.

Historia: Bénjamin Graymne nació en Manchester, hace poco menos de medio siglo. Fue el cuarto de cinco hijos, una familia muy numerosa y difícil de mantener para unos padres con escasos recursos. El mayor de los hermanos pudo ir a la universidad, gracias a sus buenas notas, y llegó a ser médico, pero el resto no tuvieron tanta suerte. Bénjamin, al igual que la mayoría de sus hermanos, se vio obligado a trabajar antes de cumplir los quince años. Desde niños aprendieron a sacarse las castañas del fuego, sabían enfrentarse al trabajo duro, pues no tenían otra opción. 
A los veinte años se independizó y se fue a Londres, en busca de la prosperidad. Comenzó a trabajar como mecánico, demostrando tener mucho talento para los vehículos, y allí conoció a Célianne. Trabajaba largas jornadas en un taller, con un salario que dejaba mucho que desear, pero disfrutaba de poder ganarse la vida de una forma honrada. Como no tenía muchos descansos, solía ir con sus compañeros de trabajo a comer a un bar cercano, que ofrecía menús que si bien no eran sofisticados, llenaban sus estómagos sin vaciar demasiado sus bolsillos. Y ahí estaba ella.
Aun con la precaria iluminación del bar, entre nubes de humo y el intenso olor a humedad, ya le parecía hermosa. Célianne debía de tener apenas dieciocho años por aquel entonces, y trabajaba desde hacía varios años en aquel antro. No era mucho, pero era un oficio al fin y al cabo. Bénjamin siguió frecuentando aquel bar, hasta que consiguió estrechar un poco su relación con la camarera, lo suficiente como para invitarla a salir.
Bénjamin y Célianne se casaron cuando él tenía veintiséis años y ella veinticuatro, tras haber quedado ésta embarazada y llevar casi cinco años de noviazgo. Apenas seis meses después de la boda, nació Christopher. Chris, para los amigos. Y Arianne nació apenas dos años más tarde. Ambos hermanos se criaron en un barrio poco destacado de Londres, en un gran bloque de cemento lleno de familias humildes como la suya.
A pesar de no haber gozado nunca de lujos o de caprichos, Arianne recuerda su infancia como una época feliz. Se crió en el barrio, un barrio con delincuentes, pero seguro para los que pertenecían a él. Además, siempre estaba su hermano para cuidar de ella.
Arianne siempre estuvo muy unida a Chris. Él la cuidaba como a una princesa, y ella siempre intentaba hacerle sentir orgulloso. Pero claro, las cosas no siempre son fáciles en un barrio como ese. Con los años, Arianne se fue dando cuenta de que su hermano cada vez se distanciaba más de ella y de su familia. Iba y venía como le daba la gana. Dejó el instituto. Empezó a consumir cosas, cosas peligrosas. En un primer momento Arianne no le dio importancia, todo el mundo lo hacía, incluso ella había bebido más alcohol de la cuenta en un par de ocasiones, a pesar de la edad que tenía.
Por esa época, su hermano empezó a juntarse con un chico, un chaval de la edad de Arianne. Harry Styles. Arianne jamás olvidará ese nombre. Un nombre grabado en su piel con el fuego del primer amor, con la pasión de la primera experiencia en todo, con la fuerza del odio más intenso… Pero vayamos por partes.
Harry y Chris pronto se volvieron inseparables, y no eran pocas las veces que Arianne se unía a ellos en sus correrías y gamberradas. Había algo en ese muchacho de quince años que intrigaba a Arianne, algo en sus ojos verdes, algo en su sonrisa burlona… Y con la inocencia de sus quince años se enamoró completa y perdidamente de él, de esa forma de la que solo te enamoras cuando tienes quince años y aun no sabes nada de la vida. No recuerda exactamente cuando empezó, como empezaron sus encuentros, sus besos y sus caricias. Se encontraban a escondidas, llevando en secreto una relación poco definida, pero intensa, muy intensa. Arianne se entregó completamente a Harry, le entregó todo, su corazón, su cuerpo y su alma. Solo tenía quince años y ya quería pasar el resto de su vida con él. Pero pocas veces la vida deja que pasen las cosas como uno desea.
Harry y Chris solían organizar fiestas muy a menudo, de hecho, tenían hasta cierta fama en el barrio. A pesar de la estrecha relación que mantenía Arianne con su hermano, y con Harry, rara vez la dejaban acudir a dichas fiestas. Y esta no fue una de ellas. De ese día Arianne recuerda el sonido del teléfono a las cuatro y veinticuatro de la madrugada, una llamada que la despertó, acompañada de una repentina tensión en la casa. Chris estaba en el hospital. Intentaban reanimarle. Había sufrido una sobredosis. Murió poco después, a las dos y cincuenta y dos de la madrugada. Arianne nunca lo olvidará.
El día siguiente fue el funeral, y esa fue la primera vez que vio a Harry desde que todo cambió para siempre. No podía dejar de culparle a él. Él había organizado esa condenada fiesta. Él había estado drogándose con su hermano. Él no le hizo parar. Él le dejó morir. Él era el responsable.
Arianne estaba pasando por él momento más difícil de toda su vida, estaba dolida, desecha, rota por dentro, y la única forma que encontró de canalizar todo ese dolor fue a través del odio. Sí, odió a Harry desde el primer momento en el que le vio, a él solo, sin Chris, porque Chris estaba muerto. Desde ese día se dedicó a perseguirle, insultándole y recordándole lo mucho que le despreciaba, hasta que un día, de la noche a la mañana, Harry desapareció sin dejar rastro. Le llegaron rumores, de que su madre se había vuelto a casar con un ricachón y que se había mudado toda la familia. No volvió a saber más de él.
Casi cinco años han pasado desde entonces, y muchas cosas han cambiado. Arianne sigue siendo una chica fuerte y orgullosa, pero ya no queda nada de inocencia en ella. No confía en muchos hombres, sólo en uno, que es su mejor amigo y no lo piensa abandonar jamás.


Extras: Mide 1'68 metros. Tiene una sonrisa muy dulce y característica, que pocas veces muestra. Sus hermanos y sus amigos más cercanos suelen llamarla Sel. Tiene un diario en el que escribe sus más íntimas cosas y secretos. Lo empezó a los quince años, que fue cuando empezó a percatarse de lo que sentía por Harry. Desde siempre ha querido ser psicóloga y estudiar la mente y las acciones y reacciones de las personas. Está muy ilusionada con su carrera, y trata de dar lo mejor de sí. Ha tenido un par de novios formales, pero con ninguno ha funcionado la relación. Arianne siempre ha querido ver en ellos a Harry, y por ello terminaba rompiendo con sus parejas. Suele meterse en sitios de poca reputación y peligrosos solo por tratar de ayudar. Es terca como una mula, y no para hasta conseguir lo que se propone.  Su padre ya le ha presentado a varios jóvenes de familias ricas y de bien, con la esperanza de que decida conocerles y casarse con ellos. Arianne detesta que haga eso, y siempre los ha rechazado a todos. Tuvo un gato cuando era pequeña, Bigotes. Lamentablemente, murió atropellado. Desde entonces se ha negado a tener más animales, no quiere volver a pasar por eso. No soporta que la gente no se lave los dientes o tengan una dentadura fea. Le da mucho asco. Tiene la colección completa de los libros y las películas de Harry Potter. Creció con la saga, y el día que terminó lloró como una niña. Le gusta hacer deporte y mantenerse en forma, por lo que va al gimnasio todos los días.

Los milagros existen – OS.:

La navidad estaba por todas partes. Mirase donde mirase. 
Cuando paseaba por las calles, mirando la cara de los niños, éstos corrían libremente por el parque, sin miedo al frío y con la ilusión en sus ojos. 
Hacía tiempo que la navidad ya no era una novedad para mí. Sólo era un día más donde estar con la familia pero, tampoco tenía eso. Ahora, estaba sola en un frío apartamento, no me reencontraría con mi familia, hasta fin de año.
Quedaban muy lejos aquellos días de creer en los milagros navideños.
Di varias vueltas en mi pequeño sofá, era día veinticuatro y aquella noche a las doce, muchas familias, parejas, amigos se desearían feliz navidad.  
Miré a mí alrededor y decidí darle un poco de alegría a aquel triste apartamento. Cogí un anorak y salí por aquella puerta. Las tiendas seguían abiertas aunque, hoy cerrarían más pronto. Me acerqué al centro y entré en un pequeño establecimiento de decoraciones.
Estaba vacío, muchas personas iban con prisa a comprar juguetes para sus hijos y comida para su espectacular cena navideña. En caja, había una joven muchacha asiática sonriente que clavaba en mí, sus rasgados ojos. 
Cogí algunas decoraciones y un curioso peluche en forma de reno. 


–Esta noche es nuestra, pequeño. – Murmuré sonriente a aquel adorable peluche. Él sería mi única compañía en el día de hoy. 


Me acerqué a caja y pagué aquellos complementos. Sonreí modestamente y salí con una bolsa que se rompió nada más girar la esquina. 


–Maldita suerte la mía…– Suspiré, haciendo de mi bocanada de aire una pequeña nube.


Llevé la bolsa como si fuese una de aquellas bolsas americanas. Abrazada a ella, sentía el suave tacto de aquel pequeño peluche.  
Era tarde, las tiendas ya estaban cerrando. Había salido justo a tiempo para comprar todo aquello. Si hubiese tardado un poco más, no lo hubiese logrado.
Entré en el edificio y, posteriormente,  entré en mi apartamento.  Dejé la bolsa en la mesa y empecé a decorar la habitación. La habitación empezó a tomar un nuevo color, una nueva luz. Sonreí ingenuamente. Sería verdad que la navidad es una época llena de alegría. 
Puse aquel curioso peluche en la entrada y le sonreí.


–Espero que Papá Noel se alegre de encontrarte.– Sonreí.  –Aunque, eso no vaya a pasar.–


Me retiré y encendí el televisor. Los canales estaban llenos de programas grabados hace tiempo pero, que se emitían en este día. Era mejor que nada; aunque, a veces, me entraban ganas de coger un DVD y cambiarlos por una película cualquiera.
Mi teléfono empezó a sonar vivazmente. No tenía mucha prisa en cogerlo. Seguramente, era mi madre preguntando por cómo se presentaba aquella noche. Me equivocaba. Su nombre estaba escrito en la pantalla y el móvil empezaba a sonar más fuerte. Una cálida sensación invadió mi corazón. ¿Podría ser posible…?


–¿Zayn?– Descolgué y esperé encontrar su voz.
–¡Por fin contestas!– Una melodiosa y femenina voz sonó desde el otro lado. –¡Soy Eleanor! ¿Qué estás haciendo ahora?–
–¿Eleanor…? ¿Qué haces con el móvil de…?– Muchas preguntas venían a mi cabeza. 
–¡Harry!– Gritó. –¡No! Esa bandeja tiene que estar hacía el otro lado. ¡Tiene que estar todo perfecto!


¿Harry? ¿Eleanor? ¿Móvil de Zayn? Poco a poco, las piezas iban encajando y las dudas se disipaban. Se estaban reuniendo para celebrar algo pero, su llamada…


–Perdona...– Habló nuevamente. –¿Qué estabas haciendo?–
–Realmente, no estaba…– Empecé a explicarme.
–¡Oye! Me vas a gastar el dinero de mi teléfono.– Se oyó replicar su fogosa voz. Ahí estaba; él también, Zayn.
–¡Shhht! Dejad de distraerme.– Sentenciaba Eleanor. –Oye, ¿Quieres venir? Vamos a celebrar la navidad en la trastienda de Louis. Lo estamos colocando todo y… ¡Louis dale eso a Zayn, por favor!– Se interrumpía ella misma. –Bueno, ¿Qué me dices?– Pude sentir como su voz transmitía una cálida sonrisa.
–¡Claro que me gustaría ir!– Exclamé. Me hacía mucha ilusión; aunque, se me hacía raro… No es que nos conociéramos mucho pero, fue un noble acto por parte de Eleanor. Sólo tenía un problema. –Pero, … Yo no sé dónde queda esa tienda exactamente.–
–¡Tranquila no hay problema!– Exclamó. Tapó un poco el móvil pero, se le escuchó claramente hablar. –¡Zayn ve a buscarla!–
–¿Qué? ¿Por qué tengo que ir yo?– Se quejaba el moreno. –¡Que vaya Harry!–
–¿Eh?– Exclamó Harry. –Por mí, no hay problema pero, … Estoy ayudando a Louis, Niall y Liam con esto.–
–¡No! Zayn, agarra lo que te dio Louis y ve.– Le ordenó Eleanor. Realmente, era una chica clara y estricta. Muy convincente. Destapó el móvil y volvió a hablarme. –¿Estás? Ahora te mando a Zayn, en media hora está ahí. ¡Zayn espabila!– Exclamó finalmente.  –¡Hasta ahora!–
–Hasta…– No me dio tiempo a acabar la frase. Al otro lado, sólo se oía un repetitivo y molesto sonido. –¿Qué ha pasado?– Me pregunté. Bajé mi teléfono y miré mi reflejo. –¡Oh no! ¡Tengo que arreglarme un poco!–


Fui a mi habitación y revolví todo el armario. No podía ponerme excesivamente elegante, ni tampoco totalmente informal. No sabía que elegir y el reloj, cada vez, marcaba una hora más próxima a la llegada de aquel moreno que hacia temblar mis piernas.
Finalmente, me puse unas medias lanosas grises y recogí un largo jersey negro que caía suavemente de un hombro. El calzado que me acompañaría serían unas cómodas botas altas negras.  
Corrí rápidamente. Fui al baño. Me peiné. Probé miles de peinados pero, me amargué y acabé por volcarme todo el cabello hacía un lado. Me maquillé los ojos más detalladamente de lo que solía hacer e incluso remarqué mis labios con un tono bastante rojizo. Ya estaba lista.


–¡Tiempo récord!– Suspiré. Me senté en el sofá. Esperaba el momento con los nervios a flor de piel. Tenía todo preparado. Sólo tenía que oír el timbre, exclamar un “ya voy” y salir. Pero, a la salida estaría él. Aquel moreno que me tenía loca.


El timbre sonó. Pegué un brinco, recogí las cosas y cogí el telefonillo con el pulso temblando.


–¿Sí?– Pregunté. “¡Estúpida!” murmuró mi consciencia. ¿Para qué preguntaba? Sólo podría ser él.
–Soy yo.– Sentenció algo malhumorado.  –Baja, anda.–
–Voy…– Colgué y me puse una chaqueta gorda. Busqué las llaves en el bolso y abrí la puerta.


La puerta se fue cerrando, poco a poco, puse la llave para cerrarla bien. De repente, ante mis ojos estaba aquel reno de peluche. Sonreí, con una amplia sonrisa.


–Parece ser que los milagros existen después de todo…– Le confesé, figurándoseme que me contestaba con una sonrisa ingenua.


Salí por el portal y ahí estaba. Mirando al cielo estrellado con sus castaños ojos. Las bocanadas de aire de su boca salían lentamente. Oyó la puerta cerrar y miró hacia mí. Su fría mirada se encontró, nuevamente, con la mía. Otra vez, solos. Otra vez, tú y yo.


–Buenas. Disculpa por…– Empecé a tartamudear.
–Toma.– Dictó. Tendiéndome una bolsa. –Eleanor y Danielle me dijeron que era indispensable…– Suspiró molesto. –Que chicas más molestas…– Murmuré.


Abrí aquella bolsa. En ella, había dos graciosos gorros de navidad. Uno simple y el otro con cuernitos de reno incluidos. Me eché a reír ingenuamente, saqué el segundo y comenté.


–¡Son adorables!– Le enseñé a Zayn. 
–¡Son horribles!– Exclamó él. Seguí riéndome. –¿Qué te parece tan gracioso?– Preguntó.


Cogí el gorro y me lo puse en la cabeza. Le tendí la bolsa a Zayn y sonreí.


–Sólo te imaginaba con el gorro puesto…– Murmuré y sus cejas fueron frunciéndose. –Pero, no creo que seas capaz de ponértelo.– Le tenté.
–¡Por supuesto que no! No porque no sea capaz. Simplemente, porque me parecen horribles.– Cogióla bolsa y echó a andar. –Venga, vamos.–


Le seguí desde atrás. El joven llevaba un anorak negro y unos pantalones negros. Sus bambas rojas y blancas pero, vislumbré una camisa blanca, tras aquel anorak. Zayn, se había arreglado mínimamente para el momento. Seguramente, Eleanor o Danielle le habrían obligado. Volví a sonreír. 
Era mágico pasear por esas calles llenas de ilusión y color con él. Zayn se detuvo en el semáforo para pasar. Yo calculé mal y me golpeé con su espalda, por culpa de mi falta de atención.


–Perdona…– Murmuré. Realmente, era un chico alto y corpulento. Cada vez que lo miraba me gustaba más.


Zayn me miró de reojo, se giró lentamente. Con su mirada me contempló detenidamente. Me eché las manos a la cara y empecé a soplar. Se me había olvidado equiparme unos guantes y empezaba a tenerlas congeladas. El semáforo cambió a verde. 


–Ya podemos…– Empecé a murmurar. 


Zayn se giró por completo y agarró mi mano. La puso en su cara y la mía cambió de color completamente. Su cálida y fina tez ardía comparada con mis gélidas manos. El chico cerró los ojos y deslizó suavemente su mano junto a la mía.


–Estás helada. Te has arreglado tanto y, ¿no has pensado en unos guantes?– Preguntó con la cara seria.
–No, bueno… Se me pasó por alto y…– Mis ojos fueron descendiendo y clavándose en nuestras entrelazadas manos. –Y...–


Zayn sonrió con su perversa sonrisa. Tiró levemente de mi mano y se la metió en el bolsillo junto a la suya. Echó a andar y yo tras él.


–Vamos, antes de que el semáforo se ponga rojo de nuevo.– Comentó. Andando como siempre. Como si no sucediera nada.


Aquel paso de peatones se me hizo eterno. El semáforo parpadeó, volvió a cambiar de color. Está vez, me sentía más identificada con él. Empecé a sonreír estúpidamente. Era como si el frío no hubiese existido nunca. Debajo de aquella gorda capa de ropa nuestras manos estaban unidas. Su mano cubría la mía sin problema alguno y, la mía, ingenua como yo, empezaba a temblar un poco. El moreno no preguntó el porqué. Seguramente pensaba que era por el frío pero, el culpable era él. Siempre él.
Llegamos al local. Zayn dejó su mano salir y soltó la mía fuera del bolsillo.


–Es aquí.– Dijo. Agarró y picó la cobertura de metal que usaban las tiendas para evitar robos. 


La puerta empezó a abrirse. El tiempo que tardó fue suficiente para disfrutar de aquel momento que acababan de regalarme. Eché mi mano a la cara y me acaricié con su dorso. La sonrisa en mi rostro parecía ser permanente. 
La calidad esencia y el varonil aroma de Zayn, envolvían aquella pequeña parte de mi cuerpo. Sólo una voz, la suya, pudo despertarme de lo que se me estaba empezando a figurar como un sueño.


–¿Vamos?– Preguntó el moreno. 


Lo seguí, pasé por aquella puerta y un chico con el mismo color de ojos que Louis pero, de cabello rubio me sonrió. Se quedó cerrando la puerta y yo seguí a Zayn.


–¡Por fin llegas!– Exclamó Eleanor. –¿Y el gorro?– Agarró su bolsa. –¡Zayn póntelo! ¡Mira ella lo lleva puesto!–


Entré en una trastienda decorada con amor e ilusión. Eleanor le gritaba a Zayn y éste se defendía. Harry sonreía y Louis, Liam, Niall y Danielle se incorporaba a seguir colocando cosas.
Junté mis manos, como dos polos opuestos que se atraían. Mezclando la temperatura de ambas y tapándome la sonrisa con ellas.


–Feliz navidad, pequeña…– Me murmuré, increíblemente feliz.
–¡Oye!– Gritó Zayn, sacándose el anorak. –No te quedes ahí y pasa.– Sentenció.


Asentí con la cabeza y entré en aquel pequeño Edén, lleno de una efímera y curiosa felicidad.


Oh, Dios mío *-*:
 
 Ficha aceptada. 

WOW, WOW, WOW. Tu ficha es simplemente perfecta Aida, me encantó<3 asdfghjklñ, es simplemente perfecta  Me encanta la personalidad de Arianne, asjkaasjkasjs. Todo me encantó, obviamente tu ficha está participando. Que setsi gif*-* Shadowhunter here<3 Pd. ¿Podrías dejarme el link de tu OS? Es que me enamoré de él también y quiero leerlo<3 Eres una gran escritora sin duda.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Second Chances. | N.C. | Audiciones Cerradas.

Mensaje por Invitado el Jue 05 Sep 2013, 7:09 pm

@clari styles escribió:


Candice Benedetti.




✘ Nombre: Candice Blair Benedetti.

✘ Edad: 18 años.

✘ Apòdos: Cans, Candie.

✘ Rol: La divertida | Harry Styles.

✘ Descripción psicológica: Candice es una chica divertida, va por la vida sin preocuparse por lo que la gente opina a sus espaldas.
No tiene vergüenza, hace lo que quiere cuando quiere. Se guía por sus principios y va por ahí libre. Sigue sus impulsos, es un tanto inmadura y es consciente de ello, pero no hace nada por cambiarlo. Es muy sincera, dice las cosas a la cara y sin cortarse un pelo. Muchas veces dice lo primero que se le viene a la cabeza y luego cuando se da cuenta que dijo una tontería se ríe de ello pero no intenta cambiar lo que dijo. No le importa lo que nadie piense de su persona, "soy así, si te gusta bien y si no también". No le gustan mucho las cosas románticas, pero  ama aconsejar a los demás sobre esos temas, aunque no tenga mucha experiencia siempre dice lo que ella ve y piensa.  Prefiere lo espontáneo y salvaje. Puede llegar a ser muy sarcástica y desagradable cuando alguien le cae mal, a tal punto de hacerle la vida imposible. Tiene la misma paciencia que un niño de 2 años, osea ninguna. Odia esperar y jamás hace esperar a la gente, es muy puntual. Siempre cumple lo que promete así que se puede confiar en ella... Odia a la gente que es pre-juiciosa y egocéntrica.
Le cuesta mucho olvidar las cosas malas que le hacen, pero siempre termina perdonando, cualidad que no le gusta porque piensa que la hace ver débil.
Le gusta mucho sacarse fotos, el arte, hacer ejercicios y salir con amigos.  

✘ Descripción física: Cans es de estatura media, tiene un cuerpo normal con algunas curvas y es de tez blanca. Su piel es muy suave y cuidada, Posee un cabello largo hasta las costillas, rubio claro y con algunas ondas. Sus ojos son de color marrones claros y son acompañados por cejas mas oscura que el color de su cabello, tiene pestañas largas y negras.  Tiene un rostro de "Muñeca de porcelana" con rasgos finos y delicados. Nariz pequeña y muy femenina, su boca es la parte de su cuerpo que mas le gusta ya que la considera bastante "sexy" con sus labios gruesos y rojizos. Cuando sonríe muestra sus dientes que tiene muy blancos y perfectamente cuidados. Su sonrisa es otra de las cosas que más destaca de ella misma.

✘ Historia: Candice siempre fue una chica divertida y muy extrovertida, por lo cuál en la secundaria llamaba mucho la atención; motivo por el cual a muchas chicas no le agradaba ya que robaba la atención. Luego de una broma pesada de parte de un grupo de chicas Cans enloquece y pelea con una de ellas, por lo que termina expulsada de su escuela.
La primera vez que ve a Harry es cuando llega a su nuevo instituto, él se encuentra con dos amigos en la dirección por haber echo una travesura al profesor de química. Desde el primer momento que sus miradas se cruzan se sienten atraídos, pero ninguno de los dos lo admite en mucho tiempo.
Candice quiere mantener los problemas lejos de ella porque si vuelve a ser expulsada sus padres la van a mandar a un instituto de señoritas, por esta razón trata de mantenerse alejada de Harry, pero este no esta de acuerdo con ella y la sigue hasta que ya no pueden negar más lo que sienten.
Lo que comienza como una relación puramente física se convierte en un amor muy fuerte, continúan 6 meses saliendo hasta que alguien le manda un vídeo en su celular de Harry con otra chica.
Ella lo deja, pero nunca logra olvidarse completamente de él, aunque Harry parece haberla olvidado porque toma a todo lo que tiene tetas y camina.

✘ extras: Tiene dos tatuajes: Uno en su cadera & otro detrás de su oreja.
Tiene una pagina donde sube vídeos con sus dos mejores amigos e hermanastros Jack and Finn.
Quiere conocer el mundo entero.
No tiene amigas mujeres porque las considera triple C: Complicadas, celosas y Competitivas.
Sus padres están divorciados: Por parte de madre es hija única y por parte de padre tiene dos hermanos que son gemelos.
Tiene una debilidad por la comida de McDonalls


✘ Representatente:Katelyn Tarver.

Capitulo ♡ :
Horas y horas pensando sobre que hacer, y al fin lo decidí: Ya no puedo seguir con todo esto.

Camine hasta mi armario, busque un par de jeans corto algo gastados en la parte de los muslos, una remera básica blanca y por ultimo la campera de cuero que Harry me regalo para mi cumpleaños.
Tome mi celular que se encontraba sobre mi mesa de noche, y me agache bajo de la cama para buscar mis zapatos negros con tachas.  

Pensé en avisarle a él que iría a verlo para hablar, pero luego decidí que mejor no, salí por las enormes puertas del edificio y me choque contra Peter, el portero -o botones-.

-Lo siento, iba distraída- Le sonrió lo mejor que puedo, pero estoy segura que se ve más como una mueca que una sonrisa.

-No hay problema Cassie- Asiento y sigo caminando, lo miro sobre mi hombro y me da un saludo de cabeza.

El trafico esta horrible, parece que voy a tardar una eternidad en llegar al edificio donde esta el estudio de Harry. Enciendo la radio para que el tiempo pase mas rápido y mantener mi cabeza ocupada.


~~~~~~


Llegue al estudio en busca de Harry, era hora de terminar de una vez con toda esta mentira. Porque eso es lo que somos, una estúpida mentira. ¿Pero qué puedo hacer yo para cambiarlo? Absolutamente nada. Él único que podría hacer algo es él, pero al parecer no le importa besarse con todas esas mujeres, con Taylor, Cara y las demás… Es más parece disfrutarlo. ¡Maldito Styles!

Camino por los pasillos, pasando gente y mi corazón cada vez late más y más fuerte. Paso frente a la puerta del camarín de Zayn –El cuál se ah convertido en un muy buen amigo- y por fin llego  la puerta blanca con el cartel de “Harry Styles” en rojo y con una foto del ruloso. Suspiro y me acerco más, paso los dedos por su cara en la fotografía y unas enormes ganas de llorar se apoderan de mí, pero no, no voy  a dejar que ni una sola gota caiga de mis ojos… Menos por un hombre, aunque este hombre sea el amor de mi vida.

Golpeo la puerta y espero, en eso veo a Zayn salir de su camarín acompañado por Perrie y mi dolor se hace más grande… Todos ellos deben fingir que aman  a esas chicas. De pronto la puerta se abre y me deja ver a un Harry muy sonriente y feliz. Genial.

Puedo sentir mi corazón latiendo cada vez mas rápido, su sonrisa y estado de animo no esta ayudando en nada en mi decicion.

-¡Cassie! – Exclama feliz, pero al ver mi cara frunce el ceño y se aparta un poco de la puerta- Pasa Cass- Me armo de valor y paso dentro, camino hasta quedar frente a un enorme espejo en el cuál hay varias fotos pegadas, entre ellas una de nosotros dos riendo junto  a una piscina. –Cass ¿Paso algo?- Noto en su voz miedo y cuando se  acerca a mi lado me doy cuenta de lo tenso que esta.

-Pasan…-Suspiro- Pasan muchas cosas Harry- Me encojo de hombros y levanto la vista hacia él, se encuentra mirando cada milímetro de mi cara, como queriendo descifrar que es lo que pienso o lo siguiente que voy decir.

-No lo entiendo amor, ¿sucede algo? No entiendo que pudo…- Antes que termine de hablar lo interrumpo, le tomo las manos y en silencio lo conduzco hasta los sillones negros que están a unos pasos de nosotros, lo hago sentar aún en silencio y me paro frente a él. Harry pasa sus manos por su pelo, acción que me demuestra cuán nervioso esta, y luego indeciso las posa en mi cintura, levanta la vista y nos miramos.- Dime que es no es lo que creo Cass, no lo podría soportar.- Susurra y cierro mis ojos ante sus palabras tratando de no llorar, siento su miedo, su confusión y me duele más el pecho, siento que me voy a enfermar.

-Hazza, esto ya no está funcionando para mi… Menos para ti, lo único que logramos es hacernos daño uno al otro-Tomo un respiro y clavo mis ojos azules en sus esmeraldas- Debo terminar esto- Hago señas de mi hacia él, y niega con la cabeza.-entre tú  y yo, me está haciendo mal Harry, no puedo continua…- No puedo terminar mis palabras por la sorpresa del movimiento brusco de él, suelta mis caderas y se levanta con furia… Camina a todos lados por el lugar susurrando cosas que no logro escuchar y se toca continuamente el pelo. Se vuelve a mí y se acerca nuevamente, nuestras frentes se tocan y siento su respiración en mi cara.

-No me puedes hacer esto Cass-Susurra y luego levanta la voz y de pronto se encuentra gritando y yo no sé qué hacer para calmarlo- ¡No puedes alejarte de mi! ¡Te necesito!- Me agarra por los hombros y me sacude, no aguanto más y libero todas las lagrimas que estaba conteniendo.- No te alejes, no me dejes solo amor- La puerta del camerino se abre y se asoman Louis y Zayn a mirar la escena. El moreno ve mi rostro bañado en lágrimas y se acerca con pasos apresurados a nosotros, Harry ahora me abraza con todas sus fuerzas, como si quisiera retenerme junto a él.

-¡No, no, no!-Reclama Harry al notar que Zayn nos está separando- Zayn, ¡ella no me puede dejar! Díselo, dile que no me deje- Todos miramos aturdidos al ruloso que se encuentra llorando como un niño pequeño, Louis se suma a nosotros tres y mira la escena con lastima, Zayn me susurra un “Vamos” al oído y yo asiento- ¡No Cassie! ¡Yo te amo!

-Yo también te amo Harry, pero no puedo seguir aguantando todo esto... Me estoy rompiendo Hazza.- Miro a Zayn, luego a Louis y por ultimo a él- Lo siento Harry, esto no puede seguir así-Le digo cuando estoy en la puerta, esta se cierra tras de mi y agradezco que Zayn me este sosteniendo porque las piernas comienzan a fallar- Yo también te amo Harry- Susurro dejando que las lagrimas bañen toda mi cara.


Holis:
Bueno acá esta mi ficha, em la hice ahora, así que cualquier cosa que tenga que cambiarle o agregarle me dices y lo haré. Espero quedar pero prometo que aunque no quede voy a leer la novela porque es una idea genial... Y no hice la ficha con codigos porque me gustaban esas dos imagines de Kat :3
 
 Ficha casi aceptada. 

Linda tu ficha me gustó mucho, está muy bien y me encanta como escribes<3 Sólo hay un pequeño detalle... Te falta poner cierto gif de cierta cosa(? Cuando lo postees estaré feliz de aceptar tu ficha. Besos linda xx
Pd. ¿Podrías pasarme el link del capítulo que escribiste? Me dejaste enganchada y quisiera leer más, asdfghjklñ.
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Second Chances. | N.C. | Audiciones Cerradas.

Mensaje por Zarry HorTomPay :) el Jue 05 Sep 2013, 7:16 pm

NataliaMarinP escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Hoooooola.
Soy Aida, pero me puedes llamar de otra manera yo no discrimino (?
Vengo a audicionar por Harlodo con la sexy Emma Watson así que tengo que quedar sí o sí  
¿Cuándo cerrarás las audiciones? :3

Ábreme, soy sexy:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Seléne A. Graymne.
Mucha gente no merece segundas oportunidades, siempre las desperdicia.

Nombre completo: Arianne Seléne Graymne Bohankia.
Apodos: Normalmente es llamada por su segundo nombre, odia el primero.
Edad: Dieciocho años.
Nacionalidad: Británica.
Chico | Rol:Harry Styles | La ruda.
Representante:Emma Watson.


Perfil Psicológico: Digamos que Arianne siempre ha sido una chica con mucho carácter. Desde siempre, Arianne ha sido una chica muy decidida. Siempre ha sabido lo que ha querido, y nunca ha dudado de si misma. Valiente y atrevida, es una chica que va siempre andando hacia delante, sin esconderse detrás de nadie. Siempre ha sido muy impulsiva, es muy impaciente y le cuesta horrores pensar antes de actuar, ya ni hablemos de pensar antes de hablar. Nunca ha soportado que la juzguen ni que la menosprecien por su apariencia, por su procedencia, o por ser mujer. Ella está a la altura de todo, ella sola se basta, y ella sola se cuida. Ante todo, Arianne es extraordinariamente orgullosa.
Con un genio de mil demonios, Arianne es de gatillo fácil. Posee un carácter muy visceral, parece estar a la defensiva continuamente, y salta ante la mínima provocación. Sí, hay quién dice que está loca, o que es bipolar, y quizá tengan algo de razón. Arianne es muy agresiva, tiene muy poca paciencia, y muchas veces reacciona de forma algo exagerada. ¿Qué si es violenta? Bueno, para qué negarlo. Arianne tiene cierta tendencia a meterse en líos y, tras la muerte de su hermano, ha aprendido a salir de ellos por su cuenta; aunque no siempre de la forma más diplomática posible.
Arianne es, ante todo, una chica fuerte. Ha pasado por muchas cosas a lo largo de su vida, cosas que la han curtido mucho. Es una joven firme en sus convicciones, fiel a sus ideas y a sus principios. Segura de si misma, Arianne nunca da signos de debilidad, es algo que odia. Jamás se deja pisar, es muy orgullosa y si tiene que abrirse paso a golpes no dudará en hacerlo, mas nunca deja que le falten al respeto.
Arianne es como el agua, se amolda perfectamente al recipiente en el que se encuentre. Se le da bien adaptarse a cualquier situación, es astuta y sabe ahorrarse problemas. De la misma forma, es transparente, no le gusta andarse con medias verdades, para ella la sinceridad es lo primero. A pesar de ser una buena actriz, no le gusta tener que fingir o mentir de forma continua, por lo que no suele actuar con falsedad. Como un rio, siempre vuelve a su cauce. No importa las trabas o los obstáculos que interpongan en su camino, Arianne siempre encuentra la forma de llegar a dónde se propone.
Arianne es en cierto sentido peligrosa. Uno no puede fiarse de ella. Es independiente y solo busca su propio beneficio. Para ella, lo más importante es su propio bien, y opina que si no se preocupa por ella misma nadie más lo va a hacer. Es algo desconfiada y solitaria, tiene pocos amigos de verdad, pero los que tiene los cuida como nadie. Poca gente se gana el respeto de Arianne, pero una vez que alguien se hace un hueco en su corazón, podrá contar con ella siempre. Es fiel a sus amigos, los cuida y los protege de cualquier mal, jamás los traicionaría. 
Arianne es natural, sin tapujos, sin adornos. No le importa el qué dirán, ni las modas, ni los tabúes. Hace lo que quiere, como quiere, cuando quiere, sin importarle lo que pueda parecerle a la gente. En ese sentido es bastante rebelde, quiere vivir su vida como a ella le parezca, sin atender a lo que es correcto o moral.
No entiende de timidez o vergüenza, rebosa tanta seguridad en si misma que a veces asusta. Roza la prepotencia y el egocentrismo en muchas ocasiones, se siente superior a mucha gente y no tiene problemas en presumir de ello. Arianne no discrimina a nadie por sus gustos, por religiones, sexualidades, razas o estatus sociales, pues en ese sentido es muy tolerante. Arianne juzga a la gente por sus actos, por su forma de vida y por su forma de ser, y es ahí cuando decide a quién respeta y a quién no. Su atrevimiento suele pasar al descaro, es lanzada y no le cuesta tomar la iniciativa, aunque también le encanta coquetear y jugar con la tentación.
A la hora de expresarse, Arianne es una chica dotada del don de la palabra. Es casi imposible desarmarla verbalmente, tiene mucha labia y es muy ocurrente, por lo que nunca se queda sin palabras. Es muy ingeniosa, graciosa en sus comentarios y certera en sus ataques. Arianne puede tener una lengua muy afilada, sabe usar el sarcasmo y resulta de lo más venenosa cuando quiere serlo.
En conjunto, podríamos decir que Arianne es una chica a la que no conviene conocer, a menos que no temas quemarte, cuando juegas con fuego. Arianne es valiente hasta ser irresponsablemente temeraria, es fuerte, leal a sus amigos y letal con sus enemigos. Es pasional, rebelde y sincera. Sarcástica, terca y mandona. Arianne puede ser muchas cosas, pero con ella nunca puedes saber que te va a tocar.


Perfil Físico: Como suele ocurrir con la mayoría de las personas y en la mayoría de los casos, lo que más caracteriza a Arianne son sus rasgos faciales. Empezando por sus ojos, que posiblemente sea lo más expresivo que posea, son de un color marrón ámbar que hace que destaque con el tono del que presume por su cabello. Entornados y observadores, tiene una mirada que no suele pasar desapercibida para el resto por su fijeza. En referencia a su aspecto avanza a la par que lo hace la sociedad humana, sin caer en lo vulgar de esta según su propia opinión. Si bien en un momento de su vida llegó a lucir de unos cabellos cortos, ahora se le puede ver tanto con un corte que se puede definir como melena, según le de, y en la mayoría de las ocasiones lo lleva peinado dejando el pelo suelto. Muy pocas veces los luce desaliñados, es una manía desde que era pequeña —quizás gracias a sus amigas— el llevar los cabellos excéntricamente cuidados. Tiene la barbilla ligeramente pronunciada, la mandíbula fina, la frente amplia y definida, y su nariz no peca ni de grande ni de pequeña. Sus labios son de piñón y, en ellos, suele marcarse como mucho una sonrisa ladeada que peca de socarrona y de traviesa en la mayoría de los momentos. Un rasgo que le caracteriza es su poca motivación hacia los demás o hacia cualquier aspecto que no tenga que ver con el interés que pueda sentir ella hacia la persona que tiene justo delante. Por ello es un gran ejemplo de lo que es ser inexpresivo. Sus gestos y expresiones dejan mucho que ver sobre su personalidad, paciente e interesada con el mundo. Como la mayoría de los Graymne luce una piel ligeramente blanqueada, a pesar de que intente ponerse morena bajo los radiantes rayos del sol. Sin duda, Arianne de lo último que puede quejarse es de su cuerpo. A simple vista puede resultar algo bajita, sin embargo su estatura coincide más o menos con media de la estatura de los chicas de su edad, rozando el metro setenta. Su estatura, además, se encuentra acompañada de una complexión que no peca de gruesa, si no que más bien posee un buen cuerpo, llegando a tener unas medidas exactas para su edad, su peso y su altura. Todo esto se debe a que siempre ha tenido cierto interés por su cuerpo y por mantenerlo sano, así como cuidado. De tez blanquecina, como es de esperar y como ya hemos comentado, se puede ver marcas de heridas de caídas que ha podido deberse a su gran torpeza. Pues a pesar de que hoy en día es una chica más bien relajada, en su niñez, era un verdadero saco de nervios. El estilo de Arianne es, ante todo, sencillo. No hay ocasión en la que no lleve una prenda de color oscuro y, en realidad, lo extraño es que no lleve toda su vestimenta de colores apagados. Un color que nunca falta es el negro. No es que sea su preferido, pero ya es una costumbre el ponerse una prenda de tal característica. Sí se complica a la hora de vestirse, decantándose por pantalones largos vaqueros con camisetas, acompañadas de filares, pulseras... O bien lleva vestido, que sabe lleva a la perfección con unos tacones. Le gusta verse bien, como a cualquier persona le gustaría, pero bien a si misma. En cierto modo sí le importa y le interesa el como le vean los demás o cuan despreciativos son a la hora de echarle un vistazo. Aunque por otro lado, piensa que si no les gusta, que no miren, aunque los chicos no suelen pensar que no le gusta.

Historia: Bénjamin Graymne nació en Manchester, hace poco menos de medio siglo. Fue el cuarto de cinco hijos, una familia muy numerosa y difícil de mantener para unos padres con escasos recursos. El mayor de los hermanos pudo ir a la universidad, gracias a sus buenas notas, y llegó a ser médico, pero el resto no tuvieron tanta suerte. Bénjamin, al igual que la mayoría de sus hermanos, se vio obligado a trabajar antes de cumplir los quince años. Desde niños aprendieron a sacarse las castañas del fuego, sabían enfrentarse al trabajo duro, pues no tenían otra opción. 
A los veinte años se independizó y se fue a Londres, en busca de la prosperidad. Comenzó a trabajar como mecánico, demostrando tener mucho talento para los vehículos, y allí conoció a Célianne. Trabajaba largas jornadas en un taller, con un salario que dejaba mucho que desear, pero disfrutaba de poder ganarse la vida de una forma honrada. Como no tenía muchos descansos, solía ir con sus compañeros de trabajo a comer a un bar cercano, que ofrecía menús que si bien no eran sofisticados, llenaban sus estómagos sin vaciar demasiado sus bolsillos. Y ahí estaba ella.
Aun con la precaria iluminación del bar, entre nubes de humo y el intenso olor a humedad, ya le parecía hermosa. Célianne debía de tener apenas dieciocho años por aquel entonces, y trabajaba desde hacía varios años en aquel antro. No era mucho, pero era un oficio al fin y al cabo. Bénjamin siguió frecuentando aquel bar, hasta que consiguió estrechar un poco su relación con la camarera, lo suficiente como para invitarla a salir.
Bénjamin y Célianne se casaron cuando él tenía veintiséis años y ella veinticuatro, tras haber quedado ésta embarazada y llevar casi cinco años de noviazgo. Apenas seis meses después de la boda, nació Christopher. Chris, para los amigos. Y Arianne nació apenas dos años más tarde. Ambos hermanos se criaron en un barrio poco destacado de Londres, en un gran bloque de cemento lleno de familias humildes como la suya.
A pesar de no haber gozado nunca de lujos o de caprichos, Arianne recuerda su infancia como una época feliz. Se crió en el barrio, un barrio con delincuentes, pero seguro para los que pertenecían a él. Además, siempre estaba su hermano para cuidar de ella.
Arianne siempre estuvo muy unida a Chris. Él la cuidaba como a una princesa, y ella siempre intentaba hacerle sentir orgulloso. Pero claro, las cosas no siempre son fáciles en un barrio como ese. Con los años, Arianne se fue dando cuenta de que su hermano cada vez se distanciaba más de ella y de su familia. Iba y venía como le daba la gana. Dejó el instituto. Empezó a consumir cosas, cosas peligrosas. En un primer momento Arianne no le dio importancia, todo el mundo lo hacía, incluso ella había bebido más alcohol de la cuenta en un par de ocasiones, a pesar de la edad que tenía.
Por esa época, su hermano empezó a juntarse con un chico, un chaval de la edad de Arianne. Harry Styles. Arianne jamás olvidará ese nombre. Un nombre grabado en su piel con el fuego del primer amor, con la pasión de la primera experiencia en todo, con la fuerza del odio más intenso… Pero vayamos por partes.
Harry y Chris pronto se volvieron inseparables, y no eran pocas las veces que Arianne se unía a ellos en sus correrías y gamberradas. Había algo en ese muchacho de quince años que intrigaba a Arianne, algo en sus ojos verdes, algo en su sonrisa burlona… Y con la inocencia de sus quince años se enamoró completa y perdidamente de él, de esa forma de la que solo te enamoras cuando tienes quince años y aun no sabes nada de la vida. No recuerda exactamente cuando empezó, como empezaron sus encuentros, sus besos y sus caricias. Se encontraban a escondidas, llevando en secreto una relación poco definida, pero intensa, muy intensa. Arianne se entregó completamente a Harry, le entregó todo, su corazón, su cuerpo y su alma. Solo tenía quince años y ya quería pasar el resto de su vida con él. Pero pocas veces la vida deja que pasen las cosas como uno desea.
Harry y Chris solían organizar fiestas muy a menudo, de hecho, tenían hasta cierta fama en el barrio. A pesar de la estrecha relación que mantenía Arianne con su hermano, y con Harry, rara vez la dejaban acudir a dichas fiestas. Y esta no fue una de ellas. De ese día Arianne recuerda el sonido del teléfono a las cuatro y veinticuatro de la madrugada, una llamada que la despertó, acompañada de una repentina tensión en la casa. Chris estaba en el hospital. Intentaban reanimarle. Había sufrido una sobredosis. Murió poco después, a las dos y cincuenta y dos de la madrugada. Arianne nunca lo olvidará.
El día siguiente fue el funeral, y esa fue la primera vez que vio a Harry desde que todo cambió para siempre. No podía dejar de culparle a él. Él había organizado esa condenada fiesta. Él había estado drogándose con su hermano. Él no le hizo parar. Él le dejó morir. Él era el responsable.
Arianne estaba pasando por él momento más difícil de toda su vida, estaba dolida, desecha, rota por dentro, y la única forma que encontró de canalizar todo ese dolor fue a través del odio. Sí, odió a Harry desde el primer momento en el que le vio, a él solo, sin Chris, porque Chris estaba muerto. Desde ese día se dedicó a perseguirle, insultándole y recordándole lo mucho que le despreciaba, hasta que un día, de la noche a la mañana, Harry desapareció sin dejar rastro. Le llegaron rumores, de que su madre se había vuelto a casar con un ricachón y que se había mudado toda la familia. No volvió a saber más de él.
Casi cinco años han pasado desde entonces, y muchas cosas han cambiado. Arianne sigue siendo una chica fuerte y orgullosa, pero ya no queda nada de inocencia en ella. No confía en muchos hombres, sólo en uno, que es su mejor amigo y no lo piensa abandonar jamás.


Extras: Mide 1'68 metros. Tiene una sonrisa muy dulce y característica, que pocas veces muestra. Sus hermanos y sus amigos más cercanos suelen llamarla Sel. Tiene un diario en el que escribe sus más íntimas cosas y secretos. Lo empezó a los quince años, que fue cuando empezó a percatarse de lo que sentía por Harry. Desde siempre ha querido ser psicóloga y estudiar la mente y las acciones y reacciones de las personas. Está muy ilusionada con su carrera, y trata de dar lo mejor de sí. Ha tenido un par de novios formales, pero con ninguno ha funcionado la relación. Arianne siempre ha querido ver en ellos a Harry, y por ello terminaba rompiendo con sus parejas. Suele meterse en sitios de poca reputación y peligrosos solo por tratar de ayudar. Es terca como una mula, y no para hasta conseguir lo que se propone.  Su padre ya le ha presentado a varios jóvenes de familias ricas y de bien, con la esperanza de que decida conocerles y casarse con ellos. Arianne detesta que haga eso, y siempre los ha rechazado a todos. Tuvo un gato cuando era pequeña, Bigotes. Lamentablemente, murió atropellado. Desde entonces se ha negado a tener más animales, no quiere volver a pasar por eso. No soporta que la gente no se lave los dientes o tengan una dentadura fea. Le da mucho asco. Tiene la colección completa de los libros y las películas de Harry Potter. Creció con la saga, y el día que terminó lloró como una niña. Le gusta hacer deporte y mantenerse en forma, por lo que va al gimnasio todos los días.

Los milagros existen – OS.:

La navidad estaba por todas partes. Mirase donde mirase. 
Cuando paseaba por las calles, mirando la cara de los niños, éstos corrían libremente por el parque, sin miedo al frío y con la ilusión en sus ojos. 
Hacía tiempo que la navidad ya no era una novedad para mí. Sólo era un día más donde estar con la familia pero, tampoco tenía eso. Ahora, estaba sola en un frío apartamento, no me reencontraría con mi familia, hasta fin de año.
Quedaban muy lejos aquellos días de creer en los milagros navideños.
Di varias vueltas en mi pequeño sofá, era día veinticuatro y aquella noche a las doce, muchas familias, parejas, amigos se desearían feliz navidad.  
Miré a mí alrededor y decidí darle un poco de alegría a aquel triste apartamento. Cogí un anorak y salí por aquella puerta. Las tiendas seguían abiertas aunque, hoy cerrarían más pronto. Me acerqué al centro y entré en un pequeño establecimiento de decoraciones.
Estaba vacío, muchas personas iban con prisa a comprar juguetes para sus hijos y comida para su espectacular cena navideña. En caja, había una joven muchacha asiática sonriente que clavaba en mí, sus rasgados ojos. 
Cogí algunas decoraciones y un curioso peluche en forma de reno. 


–Esta noche es nuestra, pequeño. – Murmuré sonriente a aquel adorable peluche. Él sería mi única compañía en el día de hoy. 


Me acerqué a caja y pagué aquellos complementos. Sonreí modestamente y salí con una bolsa que se rompió nada más girar la esquina. 


–Maldita suerte la mía…– Suspiré, haciendo de mi bocanada de aire una pequeña nube.


Llevé la bolsa como si fuese una de aquellas bolsas americanas. Abrazada a ella, sentía el suave tacto de aquel pequeño peluche.  
Era tarde, las tiendas ya estaban cerrando. Había salido justo a tiempo para comprar todo aquello. Si hubiese tardado un poco más, no lo hubiese logrado.
Entré en el edificio y, posteriormente,  entré en mi apartamento.  Dejé la bolsa en la mesa y empecé a decorar la habitación. La habitación empezó a tomar un nuevo color, una nueva luz. Sonreí ingenuamente. Sería verdad que la navidad es una época llena de alegría. 
Puse aquel curioso peluche en la entrada y le sonreí.


–Espero que Papá Noel se alegre de encontrarte.– Sonreí.  –Aunque, eso no vaya a pasar.–


Me retiré y encendí el televisor. Los canales estaban llenos de programas grabados hace tiempo pero, que se emitían en este día. Era mejor que nada; aunque, a veces, me entraban ganas de coger un DVD y cambiarlos por una película cualquiera.
Mi teléfono empezó a sonar vivazmente. No tenía mucha prisa en cogerlo. Seguramente, era mi madre preguntando por cómo se presentaba aquella noche. Me equivocaba. Su nombre estaba escrito en la pantalla y el móvil empezaba a sonar más fuerte. Una cálida sensación invadió mi corazón. ¿Podría ser posible…?


–¿Zayn?– Descolgué y esperé encontrar su voz.
–¡Por fin contestas!– Una melodiosa y femenina voz sonó desde el otro lado. –¡Soy Eleanor! ¿Qué estás haciendo ahora?–
–¿Eleanor…? ¿Qué haces con el móvil de…?– Muchas preguntas venían a mi cabeza. 
–¡Harry!– Gritó. –¡No! Esa bandeja tiene que estar hacía el otro lado. ¡Tiene que estar todo perfecto!


¿Harry? ¿Eleanor? ¿Móvil de Zayn? Poco a poco, las piezas iban encajando y las dudas se disipaban. Se estaban reuniendo para celebrar algo pero, su llamada…


–Perdona...– Habló nuevamente. –¿Qué estabas haciendo?–
–Realmente, no estaba…– Empecé a explicarme.
–¡Oye! Me vas a gastar el dinero de mi teléfono.– Se oyó replicar su fogosa voz. Ahí estaba; él también, Zayn.
–¡Shhht! Dejad de distraerme.– Sentenciaba Eleanor. –Oye, ¿Quieres venir? Vamos a celebrar la navidad en la trastienda de Louis. Lo estamos colocando todo y… ¡Louis dale eso a Zayn, por favor!– Se interrumpía ella misma. –Bueno, ¿Qué me dices?– Pude sentir como su voz transmitía una cálida sonrisa.
–¡Claro que me gustaría ir!– Exclamé. Me hacía mucha ilusión; aunque, se me hacía raro… No es que nos conociéramos mucho pero, fue un noble acto por parte de Eleanor. Sólo tenía un problema. –Pero, … Yo no sé dónde queda esa tienda exactamente.–
–¡Tranquila no hay problema!– Exclamó. Tapó un poco el móvil pero, se le escuchó claramente hablar. –¡Zayn ve a buscarla!–
–¿Qué? ¿Por qué tengo que ir yo?– Se quejaba el moreno. –¡Que vaya Harry!–
–¿Eh?– Exclamó Harry. –Por mí, no hay problema pero, … Estoy ayudando a Louis, Niall y Liam con esto.–
–¡No! Zayn, agarra lo que te dio Louis y ve.– Le ordenó Eleanor. Realmente, era una chica clara y estricta. Muy convincente. Destapó el móvil y volvió a hablarme. –¿Estás? Ahora te mando a Zayn, en media hora está ahí. ¡Zayn espabila!– Exclamó finalmente.  –¡Hasta ahora!–
–Hasta…– No me dio tiempo a acabar la frase. Al otro lado, sólo se oía un repetitivo y molesto sonido. –¿Qué ha pasado?– Me pregunté. Bajé mi teléfono y miré mi reflejo. –¡Oh no! ¡Tengo que arreglarme un poco!–


Fui a mi habitación y revolví todo el armario. No podía ponerme excesivamente elegante, ni tampoco totalmente informal. No sabía que elegir y el reloj, cada vez, marcaba una hora más próxima a la llegada de aquel moreno que hacia temblar mis piernas.
Finalmente, me puse unas medias lanosas grises y recogí un largo jersey negro que caía suavemente de un hombro. El calzado que me acompañaría serían unas cómodas botas altas negras.  
Corrí rápidamente. Fui al baño. Me peiné. Probé miles de peinados pero, me amargué y acabé por volcarme todo el cabello hacía un lado. Me maquillé los ojos más detalladamente de lo que solía hacer e incluso remarqué mis labios con un tono bastante rojizo. Ya estaba lista.


–¡Tiempo récord!– Suspiré. Me senté en el sofá. Esperaba el momento con los nervios a flor de piel. Tenía todo preparado. Sólo tenía que oír el timbre, exclamar un “ya voy” y salir. Pero, a la salida estaría él. Aquel moreno que me tenía loca.


El timbre sonó. Pegué un brinco, recogí las cosas y cogí el telefonillo con el pulso temblando.


–¿Sí?– Pregunté. “¡Estúpida!” murmuró mi consciencia. ¿Para qué preguntaba? Sólo podría ser él.
–Soy yo.– Sentenció algo malhumorado.  –Baja, anda.–
–Voy…– Colgué y me puse una chaqueta gorda. Busqué las llaves en el bolso y abrí la puerta.


La puerta se fue cerrando, poco a poco, puse la llave para cerrarla bien. De repente, ante mis ojos estaba aquel reno de peluche. Sonreí, con una amplia sonrisa.


–Parece ser que los milagros existen después de todo…– Le confesé, figurándoseme que me contestaba con una sonrisa ingenua.


Salí por el portal y ahí estaba. Mirando al cielo estrellado con sus castaños ojos. Las bocanadas de aire de su boca salían lentamente. Oyó la puerta cerrar y miró hacia mí. Su fría mirada se encontró, nuevamente, con la mía. Otra vez, solos. Otra vez, tú y yo.


–Buenas. Disculpa por…– Empecé a tartamudear.
–Toma.– Dictó. Tendiéndome una bolsa. –Eleanor y Danielle me dijeron que era indispensable…– Suspiró molesto. –Que chicas más molestas…– Murmuré.


Abrí aquella bolsa. En ella, había dos graciosos gorros de navidad. Uno simple y el otro con cuernitos de reno incluidos. Me eché a reír ingenuamente, saqué el segundo y comenté.


–¡Son adorables!– Le enseñé a Zayn. 
–¡Son horribles!– Exclamó él. Seguí riéndome. –¿Qué te parece tan gracioso?– Preguntó.


Cogí el gorro y me lo puse en la cabeza. Le tendí la bolsa a Zayn y sonreí.


–Sólo te imaginaba con el gorro puesto…– Murmuré y sus cejas fueron frunciéndose. –Pero, no creo que seas capaz de ponértelo.– Le tenté.
–¡Por supuesto que no! No porque no sea capaz. Simplemente, porque me parecen horribles.– Cogióla bolsa y echó a andar. –Venga, vamos.–


Le seguí desde atrás. El joven llevaba un anorak negro y unos pantalones negros. Sus bambas rojas y blancas pero, vislumbré una camisa blanca, tras aquel anorak. Zayn, se había arreglado mínimamente para el momento. Seguramente, Eleanor o Danielle le habrían obligado. Volví a sonreír. 
Era mágico pasear por esas calles llenas de ilusión y color con él. Zayn se detuvo en el semáforo para pasar. Yo calculé mal y me golpeé con su espalda, por culpa de mi falta de atención.


–Perdona…– Murmuré. Realmente, era un chico alto y corpulento. Cada vez que lo miraba me gustaba más.


Zayn me miró de reojo, se giró lentamente. Con su mirada me contempló detenidamente. Me eché las manos a la cara y empecé a soplar. Se me había olvidado equiparme unos guantes y empezaba a tenerlas congeladas. El semáforo cambió a verde. 


–Ya podemos…– Empecé a murmurar. 


Zayn se giró por completo y agarró mi mano. La puso en su cara y la mía cambió de color completamente. Su cálida y fina tez ardía comparada con mis gélidas manos. El chico cerró los ojos y deslizó suavemente su mano junto a la mía.


–Estás helada. Te has arreglado tanto y, ¿no has pensado en unos guantes?– Preguntó con la cara seria.
–No, bueno… Se me pasó por alto y…– Mis ojos fueron descendiendo y clavándose en nuestras entrelazadas manos. –Y...–


Zayn sonrió con su perversa sonrisa. Tiró levemente de mi mano y se la metió en el bolsillo junto a la suya. Echó a andar y yo tras él.


–Vamos, antes de que el semáforo se ponga rojo de nuevo.– Comentó. Andando como siempre. Como si no sucediera nada.


Aquel paso de peatones se me hizo eterno. El semáforo parpadeó, volvió a cambiar de color. Está vez, me sentía más identificada con él. Empecé a sonreír estúpidamente. Era como si el frío no hubiese existido nunca. Debajo de aquella gorda capa de ropa nuestras manos estaban unidas. Su mano cubría la mía sin problema alguno y, la mía, ingenua como yo, empezaba a temblar un poco. El moreno no preguntó el porqué. Seguramente pensaba que era por el frío pero, el culpable era él. Siempre él.
Llegamos al local. Zayn dejó su mano salir y soltó la mía fuera del bolsillo.


–Es aquí.– Dijo. Agarró y picó la cobertura de metal que usaban las tiendas para evitar robos. 


La puerta empezó a abrirse. El tiempo que tardó fue suficiente para disfrutar de aquel momento que acababan de regalarme. Eché mi mano a la cara y me acaricié con su dorso. La sonrisa en mi rostro parecía ser permanente. 
La calidad esencia y el varonil aroma de Zayn, envolvían aquella pequeña parte de mi cuerpo. Sólo una voz, la suya, pudo despertarme de lo que se me estaba empezando a figurar como un sueño.


–¿Vamos?– Preguntó el moreno. 


Lo seguí, pasé por aquella puerta y un chico con el mismo color de ojos que Louis pero, de cabello rubio me sonrió. Se quedó cerrando la puerta y yo seguí a Zayn.


–¡Por fin llegas!– Exclamó Eleanor. –¿Y el gorro?– Agarró su bolsa. –¡Zayn póntelo! ¡Mira ella lo lleva puesto!–


Entré en una trastienda decorada con amor e ilusión. Eleanor le gritaba a Zayn y éste se defendía. Harry sonreía y Louis, Liam, Niall y Danielle se incorporaba a seguir colocando cosas.
Junté mis manos, como dos polos opuestos que se atraían. Mezclando la temperatura de ambas y tapándome la sonrisa con ellas.


–Feliz navidad, pequeña…– Me murmuré, increíblemente feliz.
–¡Oye!– Gritó Zayn, sacándose el anorak. –No te quedes ahí y pasa.– Sentenció.


Asentí con la cabeza y entré en aquel pequeño Edén, lleno de una efímera y curiosa felicidad.


Oh, Dios mío *-*:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
 
 Ficha aceptada. 

WOW, WOW, WOW. Tu ficha es simplemente perfecta Aida, me encantó<3 asdfghjklñ, es simplemente perfecta  Me encanta la personalidad de Arianne, asjkaasjkasjs. Todo me encantó, obviamente tu ficha está participando. Que setsi gif*-* Shadowhunter here<3 Pd. ¿Podrías dejarme el link de tu OS? Es que me enamoré de él también y quiero leerlo<3 Eres una gran escritora sin duda.
¿En serio te gustó? Al principio pensé que me quedaría caca por no haber utilizado un tableta, pero me alegro de que haya sido aceptada  Estuve a punto de elegir a Zayn en vez de a Harry pero me encanta la pareja que hacen Emma y Harry, que Perrie se quedé a Zayn *-* Nefilim hasta la muerte   La verdad, no tengo un post oficial de la historia, fue una tarde que se me vino la idea y comencé a escribir y salió. Pensaba poner el post del OS en noviembre o diciembre, como un regalo de Navidad <3 ¿Cuándo cerrarás las inscripciones? (:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Second Chances. | N.C. | Audiciones Cerradas.

Mensaje por Invitado el Jue 05 Sep 2013, 7:23 pm

@Zarry HorTomPay :) escribió:¿En serio te gustó? Al principio pensé que me quedaría caca por no haber utilizado un tableta, pero me alegro de que haya sido aceptada  Estuve a punto de elegir a Zayn en vez de a Harry pero me encanta la pareja que hacen Emma y Harry, que Perrie se quedé a Zayn *-* Nefilim hasta la muerte   La verdad, no tengo un post oficial de la historia, fue una tarde que se me vino la idea y comencé a escribir y salió. Pensaba poner el post del OS en noviembre o diciembre, como un regalo de Navidad <3 ¿Cuándo cerrarás las inscripciones? (:
No, no me gustó.... la adoré  . ¿Sabes? Yo también veo más a Zaynie en el papel de chico malo, pero Harry está bien, me gusta para ella igual. Tienes razón, me encanta como se ven Emma y Hazza*-*También Zerrie me gusta mucho<3 Oh, bueno, si lo posteas no dudes en que lo leeré:). Las cerraré en cuanto lleguen una o dos fichas más, idk. Besos linda, xx
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Second Chances. | N.C. | Audiciones Cerradas.

Mensaje por Zarry HorTomPay :) el Jue 05 Sep 2013, 7:34 pm

NataliaMarinP escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:¿En serio te gustó? Al principio pensé que me quedaría caca por no haber utilizado un tableta, pero me alegro de que haya sido aceptada  Estuve a punto de elegir a Zayn en vez de a Harry pero me encanta la pareja que hacen Emma y Harry, que Perrie se quedé a Zayn *-* Nefilim hasta la muerte   La verdad, no tengo un post oficial de la historia, fue una tarde que se me vino la idea y comencé a escribir y salió. Pensaba poner el post del OS en noviembre o diciembre, como un regalo de Navidad <3 ¿Cuándo cerrarás las inscripciones? (:
No, no me gustó.... la adoré  . ¿Sabes? Yo también veo más a Zaynie en el papel de chico malo, pero Harry está bien, me gusta para ella igual. Tienes razón, me encanta como se ven Emma y Hazza*-*También Zerrie me gusta mucho<3 Oh, bueno, si lo posteas no dudes en que lo leeré:). Las cerraré en cuanto lleguen una o dos fichas más, idk. Besos linda, xx
Qué ilu que la adores   Yo veo obviamente más a Zaynchu como chico malo, pero no sé quería probar algo diferente sieeeeeeempre voy por Malik. (? A mí, personalmente, ni me gusta ni me desagrada, son pareja, vale, como Elounor no tengo ningún derecho a criticar su relación Perrie es demasiado mona creo que son jóvenes para casarse, Zayn tiene toda una carrera musical al igual que Perrie, en fin... ¡Vuelve a mí, Zayn!   Afhsfahs, quiero que la gente audicione *-*
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Second Chances. | N.C. | Audiciones Cerradas.

Mensaje por clari styles el Vie 06 Sep 2013, 4:53 am

NataliaMarinP escribió:
Linda tu ficha me gustó mucho, está muy bien y me encanta como escribes<3 Sólo hay un pequeño detalle... Te falta poner cierto gif de cierta cosa(? Cuando lo postees estaré feliz de aceptar tu ficha. Besos linda xx
Pd. ¿Podrías pasarme el link del capítulo que escribiste? Me dejaste enganchada y quisiera leer más, asdfghjklñ.
Que bueno que te haya gustado e.e Pensé que me había quedado media caca :/
Lo siento, me había olvidado de ponerlo.
Bueno, no hay una continuación en realidad ese capitulo era para una novela colectiva en donde Cassie era novia de Harry pero por culpa de Modest tenian que ocultarlo y ella se cansa, y lo deja.
Pero si quieres verlo ya busco el link de la novela y te lo dejo, esta muy buena, te la recomiendo.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Second Chances. | N.C. | Audiciones Cerradas.

Mensaje por Invitado el Vie 06 Sep 2013, 12:24 pm

¡Hola Nati! Amé la idea, en el primer instante que comencé a leer la tu idea, se me vino a la mente el chico que amo :3 Son todas las cosas bonitas que desearía hacer con él... Pero ni atención me presta, claro, si me lleva 4 años. Sí, llámame idiota si quieres, me enamoré de alguien mayor... Okya ._. Dejando de lado mi romanticismo, ahora en un rato te subo mi ficha. 
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Second Chances. | N.C. | Audiciones Cerradas.

Mensaje por Invitado el Vie 06 Sep 2013, 3:03 pm

@Zarry HorTomPay :) escribió:
NataliaMarinP escribió:
@Zarry HorTomPay :) escribió:¿En serio te gustó? Al principio pensé que me quedaría caca por no haber utilizado un tableta, pero me alegro de que haya sido aceptada  Estuve a punto de elegir a Zayn en vez de a Harry pero me encanta la pareja que hacen Emma y Harry, que Perrie se quedé a Zayn *-* Nefilim hasta la muerte   La verdad, no tengo un post oficial de la historia, fue una tarde que se me vino la idea y comencé a escribir y salió. Pensaba poner el post del OS en noviembre o diciembre, como un regalo de Navidad <3 ¿Cuándo cerrarás las inscripciones? (:
No, no me gustó.... la adoré  . ¿Sabes? Yo también veo más a Zaynie en el papel de chico malo, pero Harry está bien, me gusta para ella igual. Tienes razón, me encanta como se ven Emma y Hazza*-*También Zerrie me gusta mucho<3 Oh, bueno, si lo posteas no dudes en que lo leeré:). Las cerraré en cuanto lleguen una o dos fichas más, idk. Besos linda, xx
Qué ilu que la adores   Yo veo obviamente más a Zaynchu como chico malo, pero no sé quería probar algo diferente sieeeeeeempre voy por Malik. (? A mí, personalmente, ni me gusta ni me desagrada, son pareja, vale, como Elounor no tengo ningún derecho a criticar su relación Perrie es demasiado mona creo que son jóvenes para casarse, Zayn tiene toda una carrera musical al igual que Perrie, en fin... ¡Vuelve a mí, Zayn!   Afhsfahs, quiero que la gente audicione *-*
Lo sé, ojalá hubieran esperado para casarse, un poco más:| Pero bueno, ya qué. Zaynie, vuelve a nosotraaas  
Igual yo  ¡Vamos gentee!
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Second Chances. | N.C. | Audiciones Cerradas.

Mensaje por Invitado el Vie 06 Sep 2013, 3:05 pm

@clari styles escribió:
NataliaMarinP escribió:
Linda tu ficha me gustó mucho, está muy bien y me encanta como escribes<3 Sólo hay un pequeño detalle... Te falta poner cierto gif de cierta cosa(? Cuando lo postees estaré feliz de aceptar tu ficha. Besos linda xx
Pd. ¿Podrías pasarme el link del capítulo que escribiste? Me dejaste enganchada y quisiera leer más, asdfghjklñ.
Que bueno que te haya gustado e.e Pensé que me había quedado media caca :/
Lo siento, me había olvidado de ponerlo.
Bueno, no hay una continuación en realidad ese capitulo era para una novela colectiva en donde Cassie era novia de Harry pero por culpa de Modest tenian que ocultarlo y ella se cansa, y lo deja.
Pero si quieres verlo ya busco el link de la novela y te lo dejo, esta muy buena, te la recomiendo.


No, no está para nada cacosa(? Ok, no hay problema linda, a todos nos pasa. Ok, bien, ahora tengo el gusto (?) de comunicarte que tu hermosa ficha está dentro y estás particpando:). 
Si, me gustaría leerla, pero si no encuentras el link déjalo, igual y luego la encuentro por casualidad, idk:).
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Second Chances. | N.C. | Audiciones Cerradas.

Mensaje por Zarry HorTomPay :) el Vie 06 Sep 2013, 3:06 pm

NataliaMarinP escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
NataliaMarinP escribió:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:¿En serio te gustó? Al principio pensé que me quedaría caca por no haber utilizado un tableta, pero me alegro de que haya sido aceptada  Estuve a punto de elegir a Zayn en vez de a Harry pero me encanta la pareja que hacen Emma y Harry, que Perrie se quedé a Zayn *-* Nefilim hasta la muerte   La verdad, no tengo un post oficial de la historia, fue una tarde que se me vino la idea y comencé a escribir y salió. Pensaba poner el post del OS en noviembre o diciembre, como un regalo de Navidad <3 ¿Cuándo cerrarás las inscripciones? (:
No, no me gustó.... la adoré  . ¿Sabes? Yo también veo más a Zaynie en el papel de chico malo, pero Harry está bien, me gusta para ella igual. Tienes razón, me encanta como se ven Emma y Hazza*-*También Zerrie me gusta mucho<3 Oh, bueno, si lo posteas no dudes en que lo leeré:). Las cerraré en cuanto lleguen una o dos fichas más, idk. Besos linda, xx
Qué ilu que la adores   Yo veo obviamente más a Zaynchu como chico malo, pero no sé quería probar algo diferente sieeeeeeempre voy por Malik. (? A mí, personalmente, ni me gusta ni me desagrada, son pareja, vale, como Elounor no tengo ningún derecho a criticar su relación Perrie es demasiado mona creo que son jóvenes para casarse, Zayn tiene toda una carrera musical al igual que Perrie, en fin... ¡Vuelve a mí, Zayn!   Afhsfahs, quiero que la gente audicione *-*
Lo sé, ojalá hubieran esperado para casarse, un poco más:| Pero bueno, ya qué. Zaynie, vuelve a nosotraaas  
Igual yo  ¡Vamos gentee!
Yo que pensaba que rompería con Perrie y vendría a por nosotras, ahqué :banana: 
Audicionen 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Second Chances. | N.C. | Audiciones Cerradas.

Mensaje por Invitado el Vie 06 Sep 2013, 3:08 pm

FatiiDirectioner escribió:¡Hola Nati! Amé la idea, en el primer instante que comencé a leer la tu idea, se me vino a la mente el chico que amo :3 Son todas las cosas bonitas que desearía hacer con él... Pero ni atención me presta, claro, si me lleva 4 años. Sí, llámame idiota si quieres, me enamoré de alguien mayor... Okya ._. Dejando de lado mi romanticismo, ahora en un rato te subo mi ficha. 
¡Hola Fati! Que bueno que la hayas amado, yeih
No te preocupes, no eres la única... A mi me gusta un chico que me lleva 3 años, pero está hermoso y el tampoco sabe de mi existencia lloremos juntas:((((
Bueno, claro que si. Espero tu ficha y todo lo demás:). Besos linda, cuídate xx
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Second Chances. | N.C. | Audiciones Cerradas.

Mensaje por Invitado el Vie 06 Sep 2013, 3:09 pm

@Zarry HorTomPay :) escribió:Yo que pensaba que rompería con Perrie y vendría a por nosotras, ahqué :banana: 
Audicionen .:
JAJAJAJAJA, pero no lo hizo :lloro:  
O aún no....  
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Second Chances. | N.C. | Audiciones Cerradas.

Mensaje por Ciin :) el Vie 06 Sep 2013, 5:11 pm

AUDICIONEN !!!
   
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Second Chances. | N.C. | Audiciones Cerradas.

Mensaje por .Future. el Sáb 07 Sep 2013, 6:59 am

e_é Perdón por no editar mi ficha estos últimos días, te prometo que de aquí a mañana lo hago C:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Second Chances. | N.C. | Audiciones Cerradas.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.