O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» daydreamin'. ♡
Ayer a las 10:45 pm por bwiyomi.

» Heroes. (Muro Interactivo)
Ayer a las 9:01 pm por yagmur.

» the fire's in our hearts'
Ayer a las 8:18 pm por Ritza.

» the selection
Ayer a las 8:09 pm por Ritza.

» Samariv.
Ayer a las 7:54 pm por Ritza.

» The Selection
Ayer a las 6:57 pm por prinsloo.

» fallen angels [muro]
Ayer a las 6:47 pm por Andy Belmar.

» They failed in heaven
Ayer a las 5:43 pm por jackson.

» All you need is love.
Ayer a las 4:36 pm por Ritza.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

No love in Seattle |nc| Audiciones cerradas.

Página 4 de 12. Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 10, 11, 12  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: No love in Seattle |nc| Audiciones cerradas.

Mensaje por nayeon. el Sáb 03 Ago 2013, 6:45 pm

dos cosas:
uno, Vir amo tu avy bc lo amo a él y tiene esa remera jksdhsjkfd.
dos, cada vez que leo un comentario de Lau siento que tengo que tenerle respeto :c
tres, vi el rp de tumblr y ame más la trama :A:y eso :c.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No love in Seattle |nc| Audiciones cerradas.

Mensaje por Invitado el Sáb 03 Ago 2013, 6:46 pm

Mi escrito:

Natalie se encontraba detrás del mostrador, sentada en una silla giratoria, recargada sobre sus codos y jugando uno de los varios juegos de su celular. Era un viernes por la tarde y ella estaba cubriendo uno de los turnos que le correspondían en su pequeño empleo de vendedora en una tienda de música. 
La tienda no era muy concurrida, de hecho, en ese momento el único "cliente" era un señor de aproximadamente 30 años, cabello largo y descuidado y ropa andrajosa, quien siempre estaba leyendo cómics en la sección de revistas y siempre salía con las manos vacías. 
Eran mediados de Agosto, y en la ciudad de Los Ángeles, el calor en esas fechas era insoportable.




-¡Por Dios, con este calor siento que me derrito! -exclamó Lucy, mientras se quitaba una gota de sudor de la frente con dramatismo.
-¡Por Dios, tengo tanta hambre que podría comerte ahora mismo! -bromeó Natalie.




Lucy era la compañera de empleo y la mejor amiga de Natalie. Ambas se habían conocido gracias a sus empleos y desde el primer momento se llevaron muy bien.




-¿Tienes otro coletero que puedas prestarme? -preguntó Lucy abanicándose con la mano.
-No, lo siento -rió Natalie mientras sacaba uno de los bolso y ataba su largo cabello negro en una coleta alta.




Suspiró al sentir como su nuca se enfriaba un poco al quitarse de encima todo su cabello. 




-Creo que iré a buscar algo de tomar -dijo Lucy -¿Quieres que te traiga algo?
-Una Coca-Cola, por favor, y algo de comer. No bromeaba con lo del hambre -respondío Natalie.
-Ahora la traigo nena. Cúbreme hasta que vuelva, ¿si? Aunque no creo que haga mucha diferencia -se encogió de hombros y salió por la puerta principal.




Natalie volvió a recargar los codos en el mostrador y reaunudó el juego que había dejado inconcluso minutos antes. Sus cejas casi se tocaban y sus labios se arrugaban debido a la concentración de la chica, la cual fue interrumpida al escuchar la pequeña campanilla que indicaba que alguien había entrado a la tienda. Su primer pensamiento fue que Lucy había ido demasiado rápido y había regresado ya, pero al levantar la vista estuvo segura de que no era Lucy.
Había un chico parado a la mitad de la tienda. Cabello rizado y castaño, alto y fornido, vestido con una camiseta blanca, una cazadora negra, pantalones ajustados del mismo color y zapatillas negras. Sus ojos estaban ocultos bajo unos oscuros Ray-Ban, pero por la posición de su cabeza, Nat supo que la había descubierto mirándolo. Natalie no podía negarlo, el chico era muy atractivo.
Volvío la mirada a su celular casualmente, esperando que no hubiera notado el rubor que  crecía en sus mejillas. Levantó un poco la vista y lo descubrío en el estante donde estaban las guitarras, examinándolas una por una.
Decidió no darle importancia y concentrarse en su juego, cuando de pronto oyó pasos acercándose al mostrados. Fingió no oír nada y ni siquiera levantó la mirada cuando estuvo segura de que estaba parado frente a ella. El chico se aclaró la garganta y entonces ella lo miró.


-¿En qué puedo ayudarle? -preguntó amablemente y algo nerviosa también. Había algo en él que la ponía nerviosa, pero seguro que a Lucy le hubiera encantado atender a ese chico.
-Quiero saber el precio de esa guitarra -dijo el chico, señalándo el estante que estaba observando minutos antes.
-¿Cuál de todas? -preguntó Natalie.


Él caminó hacia el estante seguido por la chica, y tomó una guitarra eléctrica color negro. 


-Son $199.99 -dijo Natalie.


No oyó su respuesta, y cuando levantó la vista lo encontró mirándola de arriba a abajo sin vergüenza alguna.


-¿Te molesta? -dijo ella bruscamente.
-Lo siento, no pude evitarlo -rió y ella revoleó los ojos -Y dime preciosa, ¿tienes novio?
-No necesitas saberlo -respondió a la defensiva -Y no me digas preciosa, mi nombre es Natalie.


El chico sonrió arrogantemente y se quitó los lentes, enganchándolos a su camiseta. Natalie quedó como en una especie de trace observando los profundos ojos verdes de aquel chico. En serio que era guapo.


-No, pero quiero saberlo -le guiñó el ojo -Además, Natalie -dijo haciendo énfasis en el nombre -yo puedo decirte como yo quiera. Preciosa, nena, cariño, cielo, ángel. Mi nombre es Harry.


Natalie gruñó por lo bajo. Harry podría ser el chico más atractivo que ella había conocido, pero sus actitud apestaba. Era un completo idiota. 


-Ya puedes comprar tu guitarra e irte -dijo Natalie forzando una sonrisa.
-No quiero irme aún -respondió Harry serenamente.
-Bien, entonces me iré yo.


Natalie salió por la puerta principal y caminó un poco, esperando ver a Lucy caminando por la acera de regreso a la tienda para que así ella se encargara de aquel chico, pero para su mala suerte, ella no estaba cerca. Pensó en llamarle, pero al buscar en sus bolsillos los encontró vacíos.


-¡Demonios! -dijo Natalie mientras caminaba de regreso a la tienda en busca de su teléfono.


Entró a la tienda y no había rastro alguno del chico de ojos verdes por ningún lado. Natalie sonrió aliviada y se dirigió al mostrador en busca de su celular, pero al llegar a este no encontró nada más que una nota garabateada en una letra un poco desordenada, pero legible.


Tengo tu celular, preciosa. Lo dejaste aquí y pensé que alguien podía tomarlo y hacer mal uso de él, así que lo guardé por tí. Quiero dártelo personalmente para asegurarme de que nada le pase, así que nos vemos hoy a las 8 p.m. En Musolinni's.
-Harry.x




 
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: No love in Seattle |nc| Audiciones cerradas.

Mensaje por Supertramp. el Sáb 03 Ago 2013, 6:50 pm

Hava. escribió:dos cosas:
uno, Vir amo tu avy bc lo amo a él y tiene esa remera jksdhsjkfd.
dos, cada vez que leo un comentario de Lau siento que tengo que tenerle respeto :c
tres, vi el rp de tumblr y ame más la trama :A:y eso :c.
¿por qué respeto jkdfkhgkdfjg? <3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No love in Seattle |nc| Audiciones cerradas.

Mensaje por irwin. el Sáb 03 Ago 2013, 6:59 pm

Lau. escribió:Pues tienes razón. Pero idk el es tan kjdfhgkj:c

Suelo dar consejos cuando yo no los sigo :c.
avatar


Ver perfil de usuario https://takemyhand-and-walkwithme.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: No love in Seattle |nc| Audiciones cerradas.

Mensaje por irwin. el Sáb 03 Ago 2013, 7:00 pm

Hava. escribió:dos cosas:
uno, Vir amo tu avy bc lo amo a él y tiene esa remera jksdhsjkfd.
dos, cada vez que leo un comentario de Lau siento que tengo que tenerle respeto :c
tres, vi el rp de tumblr y ame más la trama :A:y eso :c.

Okpoepofjew, yo al principio lo había puesto porque tenía puesta la remera, despues me di cuenta de que tmb estaba el sobrino orfgijsroijgfosri soy patetica.
avatar


Ver perfil de usuario https://takemyhand-and-walkwithme.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: No love in Seattle |nc| Audiciones cerradas.

Mensaje por nayeon. el Sáb 03 Ago 2013, 7:02 pm

Lau. escribió:
Hava. escribió:dos cosas:
uno, Vir amo tu avy bc lo amo a él y tiene esa remera jksdhsjkfd.
dos, cada vez que leo un comentario de Lau siento que tengo que tenerle respeto :c
tres, vi el rp de tumblr y ame más la trama :A:y eso :c.
¿por qué respeto jkdfkhgkdfjg? <3

No se dkfjdskf es que siento que vas a decir algo importante y debo prestarte atención :c <3 impones respeto Lau u_u.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No love in Seattle |nc| Audiciones cerradas.

Mensaje por Supertramp. el Sáb 03 Ago 2013, 7:03 pm

Hava. escribió:
Lau. escribió:
Hava. escribió:dos cosas:
uno, Vir amo tu avy bc lo amo a él y tiene esa remera jksdhsjkfd.
dos, cada vez que leo un comentario de Lau siento que tengo que tenerle respeto :c
tres, vi el rp de tumblr y ame más la trama :A:y eso :c.
¿por qué respeto jkdfkhgkdfjg? <3

No se dkfjdskf es que siento que vas a decir algo importante y debo prestarte atención :c <3 impones respeto Lau u_u.
omg no nunca mis comentarios son basura, jí jdfhgjkh eres hermosa Sofí jhdfgkj<3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No love in Seattle |nc| Audiciones cerradas.

Mensaje por nayeon. el Sáb 03 Ago 2013, 7:04 pm

Heartbreaker. escribió:
Hava. escribió:dos cosas:
uno, Vir amo tu avy bc lo amo a él y tiene esa remera jksdhsjkfd.
dos, cada vez que leo un comentario de Lau siento que tengo que tenerle respeto :c
tres, vi el rp de tumblr y ame más la trama :A:y eso :c.

Okpoepofjew, yo al principio lo había puesto porque tenía puesta la remera, despues me di cuenta de que tmb estaba el sobrino orfgijsroijgfosri soy patetica.

Pensaba: como le doy a Niall 1313, como le doy con esa remera 1313 (? y despues esta ahí el sobrino nada que ver JAJAJA no sos jhfdjhfdj :c
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No love in Seattle |nc| Audiciones cerradas.

Mensaje por nayeon. el Sáb 03 Ago 2013, 7:06 pm

Lau. escribió:
omg no nunca mis comentarios son basura, jí jdfhgjkh eres hermosa Sofí jhdfgkj<3

es como "no hagas tonterías sofia, lau esta en ese tema" y y y idk dkfjdkjfd tu eres bc yo lo digo <3 dkfjdkfd y si <3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No love in Seattle |nc| Audiciones cerradas.

Mensaje por Mαfer' el Sáb 03 Ago 2013, 7:08 pm

Yo quiero  
Because this idea is:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Capitulo:
—Me gustaría gustarle…— Comento Jane entre suspiros mientras sostenía una de mis almohadas de estrella color morado contra su pecho y se dejaba caer contra la cama.

Rodee los ojos y centre mi atención en el televisor, estaban dando embarazadas y entaconadas en h&h, se supone que todas la estábamos mirando, pero en realidad yo era la única que le prestaba atención mientras ellas hablaban sobre el guapísimo –y famoso- hermano de Gemma que vendría a visitarla después de unos largos meses de gira, el cual yo solo conocía por medio de revistas, pero ya saben, nunca hay que fiarse de las revistas chismosas.

—Madre mía— Farfulle mientras cogía otro puñado de palomitas y lo llevaba a la boca, yo me encontraba echada en la cama recostada boca abajo tan solo recargándome en mis codos para tener la vista en alto — Si yo fuera esa mujer ya hubiera enloquecido con su trabajo.
Negué ligeramente con la cabeza y mastique los restos de palomitas que quedaban en mi boca.

—No hables con la boca llena— Me reprocho Claire quien mantenía una posición de indio en el otro costado de la cama. — Tranquila Jane— Volvió a prestar atención a la pelirroja — Seguramente le gustaras con ese nuevo corte de cabello que tienes.

La reconforto, algo patético en mi opinión, me preguntaba porque nosotras las mujeres teníamos que ponernos guapas para un chico que no nos prestaba la menor atención, porque por así decirlo, si no le gustamos desalineadas, así, tal y como somos ¿Qué sentido tendría que le gustáramos todas arregladas y pintarrajeadas?, se supone que si les gustábamos era por como éramos y no por como lucíamos. Pero ¡bah!, a nadie le importaba mi opinión. Y no podía quejarme, porque hasta yo en ocasiones me esforzaba por ponerme guapa por alguien que ni siquiera volteaba a verme. ¡Si, esa indirecta es para ti Gregory de cuarto año de primaria!

—Uh… cosas paranormales— Volví a comentar.

—Es mejor que no mires eso, luego estarás de paranoica y no nos dejaras dormir. 
Gemma me miraba divertida, al parecer, ahora nosotras dos éramos las únicas que le prestábamos atención a la tele, pobre Gemm, sabía lo incomodo que era que hablaran de tu hermano en tu presencia, había pasado por esa etapa gracias a Will, mi hermano.

Hubo una temporada en la que Claire y Anabelle no dejaban de parlotear sobre él y lo asombrosamente guapo que era, y puedo jurar que lo único que quería en esa temporada era tirarme un tiro para no escucharlas más, bueno, no era para tanto y aprecio demasiado mi vida, así que corrección: Lo único que quería esa temporada era llevar audífonos todo el tiempo para no escucharlas.

—Joder, joder, joder ¡Les contesta Gem, les está contestando! — Chille con la vista en el televisor.
Bien, quizás tenga razón y no debí ver eso. Recorrí la habitación con la mirada en busca de algo paranormal, si, era una paranoica de primera, las luces estaban apagadas, estaba a punto de pedirles que la prendieran cuando una mano toco mi pantorrilla.

El grito que solté pudo haber despertado a todo el vecindario, di prácticamente un salto y solté el bote de palomitas ocasionando que se derramaran en la cama y en algunas cabezas de las chicas.

— ¡JODIE! —Se quejaron las tres al unido, excepto Gemma, Gemma estaba demasiado ocupada carcajeándose en la cama.

—Desgraciada— Le aventé una almohada justo en el rostro haciendo que su risa cesara. ¡Buen golpe Konnen! Me felicite a mi misma mientras hacia un pequeño bailecito de victoria en mi interior. — Casi me daba un ataque.

—And oww, you’re giving me a heart attack looking like you do — Canturrearon alegremente Claire y Jane, una de esas canciones del grupo del hermano de Gemma.
Rodé los ojos, malditas obsesionadas y acosadoras.
Si, las quería mucho.

— ¿Qué tanto le ven al tal Harry? — Pregunte, ya había preguntado eso miles de veces, pero lo curioso es que siempre obtenía respuestas diferentes.

—No debiste preguntar eso— Se quejo Gemma mientras tapaba su cabeza con una almohada — No otra vez.

—Mejor dicho ¿Qué no le vemos? — Comenzó Claire.
—Su cabello, su sonrisa, su todo— Suspiro torpemente Jane.
—Es muy sexy y simpático— Concluyo Anabelle.

—Bien, yo no lo creo— Bueno, si, el chico era sexy, y lo sabía gracias a las pocas imágenes que había visto de él.

— ¡Hora de dormir! — Anunció Gemma antes de que iniciara la tercera Guerra mundial, bueno… creo que esa ya estaba en proceso, así que quizás debería decir “la cuarta Guerra Mundial”, sí, quizás así fuera.

—Buenas noches— Repetimos las tres.
Después de que Anabelle, Claire y Jane se acomodaran en sus colchonetas, y Gemma y yo encontráramos comodidad en la cama, apagaron la tele dejando todo silencioso y oscuro…
Cerré mis ojos y trate de dormir, pero era imposible, cada mínimo sonido me alertaba.

Mierda.

Debí haberle hecho caso a Gemma y no ver esa parte del programa, pero ¡no! Tenía que ser una terca, pero ya estaba pagando por ello. 

Muy bien Jodie.
Me felicite.

Tal vez un poco de leche tibia me ayudaría a conciliar el sueño y unas cuantas galletas de chocolate…, No, chocolate no, el chocolate me pondría imperativa y eso no era bueno a la una de la madrugada. Con cuidado me baje de la cama y maniobre algún par de piruetas para no pisar y despertar a ninguna de las chicas. Pff, me sentí en una de esas películas de espías. Tal vez en esa ¿Cómo se llamaba? A si, algo así como “una niñera a prueba de balas”, cuando el tipo tenía que pasar por el escondite secreto o lo que sea que fuera y cantaba la canción de Peter panda para no morir. O algo así, ¡bah!, esta hora de la madrugada no me ayudaba mucho a pensar.
Antes de salir tome a Dommo, mi peluche, bueno, sería una gran compañía en esa terrible oscuridad. Baje los escalones con cuidado, cuando escuche un ruido en la cocina.
Demonios.
Los fantasmas habían venido por mí, tal vez era mi abuela que había regresado del más allá y venia a reclamarme por haberme robado unas cuantas galletas de su altar – Una tradición que mi familia tenía gracias a que mi bisabuela era latina-. Si, señores, tengo sangre latina. En fin, lo había hecho porque mis padres no me habían alimentado y moría de hambre, además ¡tenían chispas de chocolate!, seguramente eso le haría mal a la abuela, si estuviera viva… ¡No me culpen, solo tenía 11 años!
Alenté mis pasos ahora mas alarma mientras me dirigía hacia la tenebrosa cocina.

—A… abuela— Tartamudee — ¿Eres tú? — Pregunte cada vez que me acercaba— Si es así… lamento lo de las galletas, pero moría de hambre… 

Mi disculpa estaba mezclada entre miedo, y pena.
Cuando llegue a la cocina el ruido había cesado, bien, tal vez mi abuela me había perdonado.
Pero el ruido de pisadas me alerto, tal vez no era mi abuela después de todo.

—Uh… eh… persona del más allá, vengo en son de paz…— Agregué por si acaso.
Demonios, eso sonaba tan extraterrestre. Oh mierda.
— ¿Quién eres? — Pregunto una voz masculina –en mi opinión, muy varonil- a mis espaldas.
Mierda, mierda, un ladrón, ¿Por qué carajos no pensar que podía ser eso antes?
Estúpidas series paranormales.
Sofoque un grito y golpee a la nada con mi peluche de Dommo.

—No me mates, no me mates— Repetía. — Soy muy joven para morir.

— ¡Auch! ¡Hey, tranquila! — Me arrebato el peluche antes de que pudiera seguir golpeándolo, lo único que se me ocurrió hacer fue taparme el rostro con las manos, algo idiota, pero al menos si iban a matarme no quería ver, después escuche pasos alejarse y el clic del encendedor, en un parpadear de ojos las luces se encendieron iluminando el lugar, aun así no me atreví a apartar las manos— Esta cosa duele.

Después de varios segundos la curiosidad me gano, así que separe mis dedos y eche un vistazo por el hueco que se formaba.
Risos alborotados y ojos verdes, tal y como lo habían descrito, creía que exageraban, pero no era así. Perfección. Su cabello era tan curioso con esos risos alborotados, me daban ganas de tocarlos y aplastarlos para comprobar si eran tan suaves como aparentaban.
Wow, tenía al mismísimo Harry Styles frente a mí, al chico por el cual Jane moría. Y él me miraba como si en cualquier momento fuera a explotar en carcajadas, en mi opinión no reírse fue un lindo y muy sabio gesto de su parte.
Aparte completamente las manos de mi rostro y pude sentir el rubor en mis mejillas.
Si que era buena creando buenas impresiones, seguramente ahora pensaba que era una idiota que hablaba con fantasmas o algo así.

—Tranquila extraña, quien sea que seas no voy a matarte, hoy— Dijo divertido.
—Lo siento— Me disculpe, mi voz sonaba más baja de lo normal— Creí que eras un ladrón. 
— ¿Pensabas protegerte de un ladrón con un peluche de Dommo? — Ahora si no logro contenerse y comenzó a reírse.

De mí, en mi cara.
Una estrella pop muy reconocida y amada se estaba riendo de mí. 
Me encogí de hombros, no encontraba nada bueno que decir a mi favor, así que me limite a eso.

—Bueno— Continuo cesando la risa— Admito que esta cosa duele.
— ¡No se llama cosa! — Le defendí— Su nombre es Dommo.

Y Harry volvió a reír. Oh vaya, ahora era su payaso personal, genial.
Después de varios segundos logro tranquilizarse, oprimió su barriga que seguramente comenzaba a dolerle por reír mucho. Genial, sufre idiota. Sufre por burlarte de mí.

— ¿Terminaste? — Pregunte irritada con los brazos cruzados debajo de mis pechos. 
—Si— Afirmo— Ahora ¿Podrías decirme quien eres y porque estas en la cocina de mi casa? ¿Me estas espiando?
Lo último lo pregunto con cierta diversión.
Arquee una ceja o al menos lo intente, pero sabía que lo único que había obtenido era un gesto demasiado extraño.
—No te espió— Puse los ojos en blanco, madre mía, desde que había leído 50 sombras de Grey había dejado de poner los ojos en blanco, pero este chico me irritaba, pero lo bueno que ese chico no era Christian Grey— Ni que fueras tan importante.
Ahora el arqueo una ceja, y demonios, el si podía hacerlo sin obtener gestos raros, y lucia jodidamente sexy.
Bien, mi respuesta fue estúpida. Porque el si era algo importante, Hello, era una estrella pop.
—Soy Jodie— Respondí a su otra pregunta— Amiga y compañera de cuarto de Gemma.
Hace ya como siete meses que lo era, debía de agradecerle rotundamente aquello, ya que si no viviera con ella probablemente viviría debajo de un puente con un vagabundo como vecino.
— ¿Qué no su compañera era Jane?
—Ahora somos tres…— El me miro y asintió ligeramente — Eh… regresare a dormir, bienvenido, supongo.
Agregue para librarme de aquel incomodo momento.
—Buenas noches Jodie— Acepto.
—Buenas noches Harry— Dije y di media vuelta para subir las escaleras de regreso, no había obtenido mi vaso de leche tibia, pero las ganas se me habían quitado.
—Hey, Jodie— Dijo haciendo que me detuviera, no me gire, tan solo pare y espere a que continuara — Supongo que tu abuela del mas allá te perdona por las galletas.
Pude divisar claramente su tono de burla y diversión. Sentí como el rostro me hervía, probablemente ahora estaba como tomate. 
—Genial…— Respondí con sarcasmo y seguí mi camino.
—Lindas piernas.
No sé si su intención era que lo escuchara, pero al final lo hice, demonios ¿Qué se creía? 
Estúpido y arrogante Harry.

 Well, creo que mi capitulo esta algo largo pero idk, en verdad me gusto la idea *-* so, Hola soy Mafer y esa fue mi "grandiosa" presentación, ah e.e
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No love in Seattle |nc| Audiciones cerradas.

Mensaje por irwin. el Sáb 03 Ago 2013, 7:09 pm

NataliaMarinP escribió:
Mi escrito:

Natalie se encontraba detrás del mostrador, sentada en una silla giratoria, recargada sobre sus codos y jugando uno de los varios juegos de su celular. Era un viernes por la tarde y ella estaba cubriendo uno de los turnos que le correspondían en su pequeño empleo de vendedora en una tienda de música. 
La tienda no era muy concurrida, de hecho, en ese momento el único "cliente" era un señor de aproximadamente 30 años, cabello largo y descuidado y ropa andrajosa, quien siempre estaba leyendo cómics en la sección de revistas y siempre salía con las manos vacías. 
Eran mediados de Agosto, y en la ciudad de Los Ángeles, el calor en esas fechas era insoportable.




-¡Por Dios, con este calor siento que me derrito! -exclamó Lucy, mientras se quitaba una gota de sudor de la frente con dramatismo.
-¡Por Dios, tengo tanta hambre que podría comerte ahora mismo! -bromeó Natalie.




Lucy era la compañera de empleo y la mejor amiga de Natalie. Ambas se habían conocido gracias a sus empleos y desde el primer momento se llevaron muy bien.




-¿Tienes otro coletero que puedas prestarme? -preguntó Lucy abanicándose con la mano.
-No, lo siento -rió Natalie mientras sacaba uno de los bolso y ataba su largo cabello negro en una coleta alta.




Suspiró al sentir como su nuca se enfriaba un poco al quitarse de encima todo su cabello. 




-Creo que iré a buscar algo de tomar -dijo Lucy -¿Quieres que te traiga algo?
-Una Coca-Cola, por favor, y algo de comer. No bromeaba con lo del hambre -respondío Natalie.
-Ahora la traigo nena. Cúbreme hasta que vuelva, ¿si? Aunque no creo que haga mucha diferencia -se encogió de hombros y salió por la puerta principal.




Natalie volvió a recargar los codos en el mostrador y reaunudó el juego que había dejado inconcluso minutos antes. Sus cejas casi se tocaban y sus labios se arrugaban debido a la concentración de la chica, la cual fue interrumpida al escuchar la pequeña campanilla que indicaba que alguien había entrado a la tienda. Su primer pensamiento fue que Lucy había ido demasiado rápido y había regresado ya, pero al levantar la vista estuvo segura de que no era Lucy.
Había un chico parado a la mitad de la tienda. Cabello rizado y castaño, alto y fornido, vestido con una camiseta blanca, una cazadora negra, pantalones ajustados del mismo color y zapatillas negras. Sus ojos estaban ocultos bajo unos oscuros Ray-Ban, pero por la posición de su cabeza, Nat supo que la había descubierto mirándolo. Natalie no podía negarlo, el chico era muy atractivo.
Volvío la mirada a su celular casualmente, esperando que no hubiera notado el rubor que  crecía en sus mejillas. Levantó un poco la vista y lo descubrío en el estante donde estaban las guitarras, examinándolas una por una.
Decidió no darle importancia y concentrarse en su juego, cuando de pronto oyó pasos acercándose al mostrados. Fingió no oír nada y ni siquiera levantó la mirada cuando estuvo segura de que estaba parado frente a ella. El chico se aclaró la garganta y entonces ella lo miró.


-¿En qué puedo ayudarle? -preguntó amablemente y algo nerviosa también. Había algo en él que la ponía nerviosa, pero seguro que a Lucy le hubiera encantado atender a ese chico.
-Quiero saber el precio de esa guitarra -dijo el chico, señalándo el estante que estaba observando minutos antes.
-¿Cuál de todas? -preguntó Natalie.


Él caminó hacia el estante seguido por la chica, y tomó una guitarra eléctrica color negro. 


-Son $199.99 -dijo Natalie.


No oyó su respuesta, y cuando levantó la vista lo encontró mirándola de arriba a abajo sin vergüenza alguna.


-¿Te molesta? -dijo ella bruscamente.
-Lo siento, no pude evitarlo -rió y ella revoleó los ojos -Y dime preciosa, ¿tienes novio?
-No necesitas saberlo -respondió a la defensiva -Y no me digas preciosa, mi nombre es Natalie.


El chico sonrió arrogantemente y se quitó los lentes, enganchándolos a su camiseta. Natalie quedó como en una especie de trace observando los profundos ojos verdes de aquel chico. En serio que era guapo.


-No, pero quiero saberlo -le guiñó el ojo -Además, Natalie -dijo haciendo énfasis en el nombre -yo puedo decirte como yo quiera. Preciosa, nena, cariño, cielo, ángel. Mi nombre es Harry.


Natalie gruñó por lo bajo. Harry podría ser el chico más atractivo que ella había conocido, pero sus actitud apestaba. Era un completo idiota. 


-Ya puedes comprar tu guitarra e irte -dijo Natalie forzando una sonrisa.
-No quiero irme aún -respondió Harry serenamente.
-Bien, entonces me iré yo.


Natalie salió por la puerta principal y caminó un poco, esperando ver a Lucy caminando por la acera de regreso a la tienda para que así ella se encargara de aquel chico, pero para su mala suerte, ella no estaba cerca. Pensó en llamarle, pero al buscar en sus bolsillos los encontró vacíos.


-¡Demonios! -dijo Natalie mientras caminaba de regreso a la tienda en busca de su teléfono.


Entró a la tienda y no había rastro alguno del chico de ojos verdes por ningún lado. Natalie sonrió aliviada y se dirigió al mostrador en busca de su celular, pero al llegar a este no encontró nada más que una nota garabateada en una letra un poco desordenada, pero legible.


Tengo tu celular, preciosa. Lo dejaste aquí y pensé que alguien podía tomarlo y hacer mal uso de él, así que lo guardé por tí. Quiero dártelo personalmente para asegurarme de que nada le pase, así que nos vemos hoy a las 8 p.m. En Musolinni's.
-Harry.x




 

omg, me encanta como escribís, sin embargo, no me convence. Pero quiero que postees otro escrito para poder decidir mejor:c.
avatar


Ver perfil de usuario https://takemyhand-and-walkwithme.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: No love in Seattle |nc| Audiciones cerradas.

Mensaje por Supertramp. el Sáb 03 Ago 2013, 7:19 pm

Hava. escribió:
Lau. escribió:
omg no nunca mis comentarios son basura, jí jdfhgjkh eres hermosa Sofí jhdfgkj<3

es como "no hagas tonterías sofia, lau esta en ese tema" y y y idk dkfjdkjfd tu eres bc yo lo digo <3 dkfjdkfd y si <3
jdfhgfdkjh
omg no, yo soy la tonta jfdhgfkjhgdjk eres lo más kdfjhglh :c jkghdfkjg tu eres, jfdkghdjk somos mejor dicho djfghdfk <3 ¿Vale te dijo? no se si te dijo idk.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No love in Seattle |nc| Audiciones cerradas.

Mensaje por irwin. el Sáb 03 Ago 2013, 7:23 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:Yo quiero  
Because this idea is:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Capitulo:
—Me gustaría gustarle…— Comento Jane entre suspiros mientras sostenía una de mis almohadas de estrella color morado contra su pecho y se dejaba caer contra la cama.

Rodee los ojos y centre mi atención en el televisor, estaban dando embarazadas y entaconadas en h&h, se supone que todas la estábamos mirando, pero en realidad yo era la única que le prestaba atención mientras ellas hablaban sobre el guapísimo –y famoso- hermano de Gemma que vendría a visitarla después de unos largos meses de gira, el cual yo solo conocía por medio de revistas, pero ya saben, nunca hay que fiarse de las revistas chismosas.

—Madre mía— Farfulle mientras cogía otro puñado de palomitas y lo llevaba a la boca, yo me encontraba echada en la cama recostada boca abajo tan solo recargándome en mis codos para tener la vista en alto — Si yo fuera esa mujer ya hubiera enloquecido con su trabajo.
Negué ligeramente con la cabeza y mastique los restos de palomitas que quedaban en mi boca.

—No hables con la boca llena— Me reprocho Claire quien mantenía una posición de indio en el otro costado de la cama. — Tranquila Jane— Volvió a prestar atención a la pelirroja — Seguramente le gustaras con ese nuevo corte de cabello que tienes.

La reconforto, algo patético en mi opinión, me preguntaba porque nosotras las mujeres teníamos que ponernos guapas para un chico que no nos prestaba la menor atención, porque por así decirlo, si no le gustamos desalineadas, así, tal y como somos ¿Qué sentido tendría que le gustáramos todas arregladas y pintarrajeadas?, se supone que si les gustábamos era por como éramos y no por como lucíamos. Pero ¡bah!, a nadie le importaba mi opinión. Y no podía quejarme, porque hasta yo en ocasiones me esforzaba por ponerme guapa por alguien que ni siquiera volteaba a verme. ¡Si, esa indirecta es para ti Gregory de cuarto año de primaria!

—Uh… cosas paranormales— Volví a comentar.

—Es mejor que no mires eso, luego estarás de paranoica y no nos dejaras dormir. 
Gemma me miraba divertida, al parecer, ahora nosotras dos éramos las únicas que le prestábamos atención a la tele, pobre Gemm, sabía lo incomodo que era que hablaran de tu hermano en tu presencia, había pasado por esa etapa gracias a Will, mi hermano.

Hubo una temporada en la que Claire y Anabelle no dejaban de parlotear sobre él y lo asombrosamente guapo que era, y puedo jurar que lo único que quería en esa temporada era tirarme un tiro para no escucharlas más, bueno, no era para tanto y aprecio demasiado mi vida, así que corrección: Lo único que quería esa temporada era llevar audífonos todo el tiempo para no escucharlas.

—Joder, joder, joder ¡Les contesta Gem, les está contestando! — Chille con la vista en el televisor.
Bien, quizás tenga razón y no debí ver eso. Recorrí la habitación con la mirada en busca de algo paranormal, si, era una paranoica de primera, las luces estaban apagadas, estaba a punto de pedirles que la prendieran cuando una mano toco mi pantorrilla.

El grito que solté pudo haber despertado a todo el vecindario, di prácticamente un salto y solté el bote de palomitas ocasionando que se derramaran en la cama y en algunas cabezas de las chicas.

— ¡JODIE! —Se quejaron las tres al unido, excepto Gemma, Gemma estaba demasiado ocupada carcajeándose en la cama.

—Desgraciada— Le aventé una almohada justo en el rostro haciendo que su risa cesara. ¡Buen golpe Konnen! Me felicite a mi misma mientras hacia un pequeño bailecito de victoria en mi interior. — Casi me daba un ataque.

—And oww, you’re giving me a heart attack looking like you do — Canturrearon alegremente Claire y Jane, una de esas canciones del grupo del hermano de Gemma.
Rodé los ojos, malditas obsesionadas y acosadoras.
Si, las quería mucho.

— ¿Qué tanto le ven al tal Harry? — Pregunte, ya había preguntado eso miles de veces, pero lo curioso es que siempre obtenía respuestas diferentes.

—No debiste preguntar eso— Se quejo Gemma mientras tapaba su cabeza con una almohada — No otra vez.

—Mejor dicho ¿Qué no le vemos? — Comenzó Claire.
—Su cabello, su sonrisa, su todo— Suspiro torpemente Jane.
—Es muy sexy y simpático— Concluyo Anabelle.

—Bien, yo no lo creo— Bueno, si, el chico era sexy, y lo sabía gracias a las pocas imágenes que había visto de él.

— ¡Hora de dormir! — Anunció Gemma antes de que iniciara la tercera Guerra mundial, bueno… creo que esa ya estaba en proceso, así que quizás debería decir “la cuarta Guerra Mundial”, sí, quizás así fuera.

—Buenas noches— Repetimos las tres.
Después de que Anabelle, Claire y Jane se acomodaran en sus colchonetas, y Gemma y yo encontráramos comodidad en la cama, apagaron la tele dejando todo silencioso y oscuro…
Cerré mis ojos y trate de dormir, pero era imposible, cada mínimo sonido me alertaba.

Mierda.

Debí haberle hecho caso a Gemma y no ver esa parte del programa, pero ¡no! Tenía que ser una terca, pero ya estaba pagando por ello. 

Muy bien Jodie.
Me felicite.

Tal vez un poco de leche tibia me ayudaría a conciliar el sueño y unas cuantas galletas de chocolate…, No, chocolate no, el chocolate me pondría imperativa y eso no era bueno a la una de la madrugada. Con cuidado me baje de la cama y maniobre algún par de piruetas para no pisar y despertar a ninguna de las chicas. Pff, me sentí en una de esas películas de espías. Tal vez en esa ¿Cómo se llamaba? A si, algo así como “una niñera a prueba de balas”, cuando el tipo tenía que pasar por el escondite secreto o lo que sea que fuera y cantaba la canción de Peter panda para no morir. O algo así, ¡bah!, esta hora de la madrugada no me ayudaba mucho a pensar.
Antes de salir tome a Dommo, mi peluche, bueno, sería una gran compañía en esa terrible oscuridad. Baje los escalones con cuidado, cuando escuche un ruido en la cocina.
Demonios.
Los fantasmas habían venido por mí, tal vez era mi abuela que había regresado del más allá y venia a reclamarme por haberme robado unas cuantas galletas de su altar – Una tradición que mi familia tenía gracias a que mi bisabuela era latina-. Si, señores, tengo sangre latina. En fin, lo había hecho porque mis padres no me habían alimentado y moría de hambre, además ¡tenían chispas de chocolate!, seguramente eso le haría mal a la abuela, si estuviera viva… ¡No me culpen, solo tenía 11 años!
Alenté mis pasos ahora mas alarma mientras me dirigía hacia la tenebrosa cocina.

—A… abuela— Tartamudee — ¿Eres tú? — Pregunte cada vez que me acercaba— Si es así… lamento lo de las galletas, pero moría de hambre… 

Mi disculpa estaba mezclada entre miedo, y pena.
Cuando llegue a la cocina el ruido había cesado, bien, tal vez mi abuela me había perdonado.
Pero el ruido de pisadas me alerto, tal vez no era mi abuela después de todo.

—Uh… eh… persona del más allá, vengo en son de paz…— Agregué por si acaso.
Demonios, eso sonaba tan extraterrestre. Oh mierda.
— ¿Quién eres? — Pregunto una voz masculina –en mi opinión, muy varonil- a mis espaldas.
Mierda, mierda, un ladrón, ¿Por qué carajos no pensar que podía ser eso antes?
Estúpidas series paranormales.
Sofoque un grito y golpee a la nada con mi peluche de Dommo.

—No me mates, no me mates— Repetía. — Soy muy joven para morir.

— ¡Auch! ¡Hey, tranquila! — Me arrebato el peluche antes de que pudiera seguir golpeándolo, lo único que se me ocurrió hacer fue taparme el rostro con las manos, algo idiota, pero al menos si iban a matarme no quería ver, después escuche pasos alejarse y el clic del encendedor, en un parpadear de ojos las luces se encendieron iluminando el lugar, aun así no me atreví a apartar las manos— Esta cosa duele.

Después de varios segundos la curiosidad me gano, así que separe mis dedos y eche un vistazo por el hueco que se formaba.
Risos alborotados y ojos verdes, tal y como lo habían descrito, creía que exageraban, pero no era así. Perfección. Su cabello era tan curioso con esos risos alborotados, me daban ganas de tocarlos y aplastarlos para comprobar si eran tan suaves como aparentaban.
Wow, tenía al mismísimo Harry Styles frente a mí, al chico por el cual Jane moría. Y él me miraba como si en cualquier momento fuera a explotar en carcajadas, en mi opinión no reírse fue un lindo y muy sabio gesto de su parte.
Aparte completamente las manos de mi rostro y pude sentir el rubor en mis mejillas.
Si que era buena creando buenas impresiones, seguramente ahora pensaba que era una idiota que hablaba con fantasmas o algo así.

—Tranquila extraña, quien sea que seas no voy a matarte, hoy— Dijo divertido.
—Lo siento— Me disculpe, mi voz sonaba más baja de lo normal— Creí que eras un ladrón. 
— ¿Pensabas protegerte de un ladrón con un peluche de Dommo? — Ahora si no logro contenerse y comenzó a reírse.

De mí, en mi cara.
Una estrella pop muy reconocida y amada se estaba riendo de mí. 
Me encogí de hombros, no encontraba nada bueno que decir a mi favor, así que me limite a eso.

—Bueno— Continuo cesando la risa— Admito que esta cosa duele.
— ¡No se llama cosa! — Le defendí— Su nombre es Dommo.

Y Harry volvió a reír. Oh vaya, ahora era su payaso personal, genial.
Después de varios segundos logro tranquilizarse, oprimió su barriga que seguramente comenzaba a dolerle por reír mucho. Genial, sufre idiota. Sufre por burlarte de mí.

— ¿Terminaste? — Pregunte irritada con los brazos cruzados debajo de mis pechos. 
—Si— Afirmo— Ahora ¿Podrías decirme quien eres y porque estas en la cocina de mi casa? ¿Me estas espiando?
Lo último lo pregunto con cierta diversión.
Arquee una ceja o al menos lo intente, pero sabía que lo único que había obtenido era un gesto demasiado extraño.
—No te espió— Puse los ojos en blanco, madre mía, desde que había leído 50 sombras de Grey había dejado de poner los ojos en blanco, pero este chico me irritaba, pero lo bueno que ese chico no era Christian Grey— Ni que fueras tan importante.
Ahora el arqueo una ceja, y demonios, el si podía hacerlo sin obtener gestos raros, y lucia jodidamente sexy.
Bien, mi respuesta fue estúpida. Porque el si era algo importante, Hello, era una estrella pop.
—Soy Jodie— Respondí a su otra pregunta— Amiga y compañera de cuarto de Gemma.
Hace ya como siete meses que lo era, debía de agradecerle rotundamente aquello, ya que si no viviera con ella probablemente viviría debajo de un puente con un vagabundo como vecino.
— ¿Qué no su compañera era Jane?
—Ahora somos tres…— El me miro y asintió ligeramente — Eh… regresare a dormir, bienvenido, supongo.
Agregue para librarme de aquel incomodo momento.
—Buenas noches Jodie— Acepto.
—Buenas noches Harry— Dije y di media vuelta para subir las escaleras de regreso, no había obtenido mi vaso de leche tibia, pero las ganas se me habían quitado.
—Hey, Jodie— Dijo haciendo que me detuviera, no me gire, tan solo pare y espere a que continuara — Supongo que tu abuela del mas allá te perdona por las galletas.
Pude divisar claramente su tono de burla y diversión. Sentí como el rostro me hervía, probablemente ahora estaba como tomate. 
—Genial…— Respondí con sarcasmo y seguí mi camino.
—Lindas piernas.
No sé si su intención era que lo escuchara, pero al final lo hice, demonios ¿Qué se creía? 
Estúpido y arrogante Harry.

 Well, creo que mi capitulo esta algo largo pero idk, en verdad me gusto la idea *-* so, Hola soy Mafer y esa fue mi "grandiosa" presentación, ah e.e

¡Audición aceptada!

omg, Mafer, adoré el capítulo ¿es una novela, one shot o algo? Porque me dejaste con ganas de leer más :c. ¡Bienvenida! (:
avatar


Ver perfil de usuario https://takemyhand-and-walkwithme.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: No love in Seattle |nc| Audiciones cerradas.

Mensaje por irwin. el Sáb 03 Ago 2013, 7:26 pm

Hava. escribió:Pensaba: como le doy a Niall 1313, como le doy con esa remera 1313 (? y despues esta ahí el sobrino nada que ver JAJAJA no sos jhfdjhfdj :c

Exacto, estaba como "Con esa remera que no te haría", y dps apareció el sobrino y yo como "Awwww, cosa linda!", idk .___: rfejselrio si, si soy :c.
avatar


Ver perfil de usuario https://takemyhand-and-walkwithme.tumblr.com

Volver arriba Ir abajo

Re: No love in Seattle |nc| Audiciones cerradas.

Mensaje por Invitado el Sáb 03 Ago 2013, 7:29 pm

Heartbreaker. escribió:
NataliaMarinP escribió:
Mi escrito:

Natalie se encontraba detrás del mostrador, sentada en una silla giratoria, recargada sobre sus codos y jugando uno de los varios juegos de su celular. Era un viernes por la tarde y ella estaba cubriendo uno de los turnos que le correspondían en su pequeño empleo de vendedora en una tienda de música. 
La tienda no era muy concurrida, de hecho, en ese momento el único "cliente" era un señor de aproximadamente 30 años, cabello largo y descuidado y ropa andrajosa, quien siempre estaba leyendo cómics en la sección de revistas y siempre salía con las manos vacías. 
Eran mediados de Agosto, y en la ciudad de Los Ángeles, el calor en esas fechas era insoportable.




-¡Por Dios, con este calor siento que me derrito! -exclamó Lucy, mientras se quitaba una gota de sudor de la frente con dramatismo.
-¡Por Dios, tengo tanta hambre que podría comerte ahora mismo! -bromeó Natalie.




Lucy era la compañera de empleo y la mejor amiga de Natalie. Ambas se habían conocido gracias a sus empleos y desde el primer momento se llevaron muy bien.




-¿Tienes otro coletero que puedas prestarme? -preguntó Lucy abanicándose con la mano.
-No, lo siento -rió Natalie mientras sacaba uno de los bolso y ataba su largo cabello negro en una coleta alta.




Suspiró al sentir como su nuca se enfriaba un poco al quitarse de encima todo su cabello. 




-Creo que iré a buscar algo de tomar -dijo Lucy -¿Quieres que te traiga algo?
-Una Coca-Cola, por favor, y algo de comer. No bromeaba con lo del hambre -respondío Natalie.
-Ahora la traigo nena. Cúbreme hasta que vuelva, ¿si? Aunque no creo que haga mucha diferencia -se encogió de hombros y salió por la puerta principal.




Natalie volvió a recargar los codos en el mostrador y reaunudó el juego que había dejado inconcluso minutos antes. Sus cejas casi se tocaban y sus labios se arrugaban debido a la concentración de la chica, la cual fue interrumpida al escuchar la pequeña campanilla que indicaba que alguien había entrado a la tienda. Su primer pensamiento fue que Lucy había ido demasiado rápido y había regresado ya, pero al levantar la vista estuvo segura de que no era Lucy.
Había un chico parado a la mitad de la tienda. Cabello rizado y castaño, alto y fornido, vestido con una camiseta blanca, una cazadora negra, pantalones ajustados del mismo color y zapatillas negras. Sus ojos estaban ocultos bajo unos oscuros Ray-Ban, pero por la posición de su cabeza, Nat supo que la había descubierto mirándolo. Natalie no podía negarlo, el chico era muy atractivo.
Volvío la mirada a su celular casualmente, esperando que no hubiera notado el rubor que  crecía en sus mejillas. Levantó un poco la vista y lo descubrío en el estante donde estaban las guitarras, examinándolas una por una.
Decidió no darle importancia y concentrarse en su juego, cuando de pronto oyó pasos acercándose al mostrados. Fingió no oír nada y ni siquiera levantó la mirada cuando estuvo segura de que estaba parado frente a ella. El chico se aclaró la garganta y entonces ella lo miró.


-¿En qué puedo ayudarle? -preguntó amablemente y algo nerviosa también. Había algo en él que la ponía nerviosa, pero seguro que a Lucy le hubiera encantado atender a ese chico.
-Quiero saber el precio de esa guitarra -dijo el chico, señalándo el estante que estaba observando minutos antes.
-¿Cuál de todas? -preguntó Natalie.


Él caminó hacia el estante seguido por la chica, y tomó una guitarra eléctrica color negro. 


-Son $199.99 -dijo Natalie.


No oyó su respuesta, y cuando levantó la vista lo encontró mirándola de arriba a abajo sin vergüenza alguna.


-¿Te molesta? -dijo ella bruscamente.
-Lo siento, no pude evitarlo -rió y ella revoleó los ojos -Y dime preciosa, ¿tienes novio?
-No necesitas saberlo -respondió a la defensiva -Y no me digas preciosa, mi nombre es Natalie.


El chico sonrió arrogantemente y se quitó los lentes, enganchándolos a su camiseta. Natalie quedó como en una especie de trace observando los profundos ojos verdes de aquel chico. En serio que era guapo.


-No, pero quiero saberlo -le guiñó el ojo -Además, Natalie -dijo haciendo énfasis en el nombre -yo puedo decirte como yo quiera. Preciosa, nena, cariño, cielo, ángel. Mi nombre es Harry.


Natalie gruñó por lo bajo. Harry podría ser el chico más atractivo que ella había conocido, pero sus actitud apestaba. Era un completo idiota. 


-Ya puedes comprar tu guitarra e irte -dijo Natalie forzando una sonrisa.
-No quiero irme aún -respondió Harry serenamente.
-Bien, entonces me iré yo.


Natalie salió por la puerta principal y caminó un poco, esperando ver a Lucy caminando por la acera de regreso a la tienda para que así ella se encargara de aquel chico, pero para su mala suerte, ella no estaba cerca. Pensó en llamarle, pero al buscar en sus bolsillos los encontró vacíos.


-¡Demonios! -dijo Natalie mientras caminaba de regreso a la tienda en busca de su teléfono.


Entró a la tienda y no había rastro alguno del chico de ojos verdes por ningún lado. Natalie sonrió aliviada y se dirigió al mostrador en busca de su celular, pero al llegar a este no encontró nada más que una nota garabateada en una letra un poco desordenada, pero legible.


Tengo tu celular, preciosa. Lo dejaste aquí y pensé que alguien podía tomarlo y hacer mal uso de él, así que lo guardé por tí. Quiero dártelo personalmente para asegurarme de que nada le pase, así que nos vemos hoy a las 8 p.m. En Musolinni's.
-Harry.x




 

omg, me encanta como escribís, sin embargo, no me convence. Pero quiero que postees otro escrito para poder decidir mejor:c.

 Own:( Está bien, ahora si trataré de esperarme más porque esta idea es en serio perfecta. ¿Puedo mandarlo más tarde a más tardar mañana?
Invitado



Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: No love in Seattle |nc| Audiciones cerradas.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 12. Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 10, 11, 12  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.