O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» H A U N T E D
Ayer a las 8:19 pm por Ingrid B.

» Half-Cold Half-Hot
Ayer a las 7:21 pm por Kurisu

» Extrañas criaturas - Arco 1. Los renacidos, capítulo 2
Ayer a las 6:35 pm por mai12345

» Extrañas criaturas [Resultados
Ayer a las 6:31 pm por mai12345

» trust the unknown
Ayer a las 5:19 pm por chihiro

» Ramé {Pvt}
Ayer a las 5:17 pm por cipriano.

» Guerra de Sexos; muro.
Ayer a las 4:52 pm por mieczyslaw

» dream maker, you heart breaker
Ayer a las 4:04 pm por moon river

» Valley of wolves.
Ayer a las 3:57 pm por hypatia.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Nunca Te Dejaré Ir (Justin y tú)

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Nunca Te Dejaré Ir (Justin y tú)

Mensaje por anagirlrusher el Jue 15 Ago 2013, 1:03 pm

http://24.media.tumblr.com/dbc97c990dcff93c355a4aa6fada5548/tumblr_mrg4tgrark1s7yptbo1_500.gif

nenaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa que bueno que estes bien http://24.media.tumblr.com/d5ee7743c4a2f5d88f7ebf95ffb3ddcd/tumblr_mrcmvc2pPL1re0xtto1_500.gif por que yo también estoy bien siguelaaaaaaa y porsupollo que te recomiendo nena eres fantástica sigueeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeelaaaaaaaaaaaa
o si no
http://24.media.tumblr.com/ac35c142a42882b55013db42a97485c7/tumblr_mri8jkqoe71rum68mo5_1280.png
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

yea

Mensaje por anagirlrusher el Jue 15 Ago 2013, 1:05 pm

@anagirlrusher escribió:http://24.media.tumblr.com/dbc97c990dcff93c355a4aa6fada5548/tumblr_mrg4tgrark1s7yptbo1_500.gif

nenaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa que bueno que estes bien http://24.media.tumblr.com/d5ee7743c4a2f5d88f7ebf95ffb3ddcd/tumblr_mrcmvc2pPL1re0xtto1_500.gif por que yo también estoy bien siguelaaaaaaa y porsupollo que te recomiendo nena eres fantástica sigueeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeelaaaaaaaaaaaa
o si no
http://24.media.tumblr.com/ac35c142a42882b55013db42a97485c7/tumblr_mri8jkqoe71rum68mo5_1280.png
pase de pagina y siguelaaaaaaaaaaaaaa yaaaaaaaaaaaaaaaaaaa y creo que deberías sitar los comentarios pero solo con los importantes por que si lo haces muchas veces te bloque y no podras citar mas


Última edición por anagirlrusher el Jue 15 Ago 2013, 1:06 pm, editado 1 vez (Razón : TODO EN EXESO ES MALO ECEPTO LO IDOLOS)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nunca Te Dejaré Ir (Justin y tú)

Mensaje por Angelaheartbreaker el Miér 21 Ago 2013, 9:41 am

@esther a. escribió:Me encanto:ilusion: ; gracias por siguirla, encerio la amo cada vez mas.:corre: :aah: 
Hahaha gracias linda! :') 
Ahora subo el cap 8  :observo: 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nunca Te Dejaré Ir (Justin y tú)

Mensaje por Angelaheartbreaker el Miér 21 Ago 2013, 9:43 am

@anagirlrusher escribió:http://24.media.tumblr.com/dbc97c990dcff93c355a4aa6fada5548/tumblr_mrg4tgrark1s7yptbo1_500.gif

nenaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa que bueno que estes bien http://24.media.tumblr.com/d5ee7743c4a2f5d88f7ebf95ffb3ddcd/tumblr_mrcmvc2pPL1re0xtto1_500.gif por que yo también estoy bien siguelaaaaaaa y porsupollo que te recomiendo nena eres fantástica sigueeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeelaaaaaaaaaaaa
o si no
http://24.media.tumblr.com/ac35c142a42882b55013db42a97485c7/tumblr_mri8jkqoe71rum68mo5_1280.png
 Gracias linda! :lloro: No tengo muchas lectoras y estoy feliz de que me recomiendes (:
Hahaha yo también amo a Germán Hahaha 
Ya subo el cap 8 :observo:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nunca Te Dejaré Ir (Justin y tú)

Mensaje por Angelaheartbreaker el Miér 21 Ago 2013, 9:45 am

@anagirlrusher escribió:
@anagirlrusher escribió:http://24.media.tumblr.com/dbc97c990dcff93c355a4aa6fada5548/tumblr_mrg4tgrark1s7yptbo1_500.gif

nenaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa que bueno que estes bien http://24.media.tumblr.com/d5ee7743c4a2f5d88f7ebf95ffb3ddcd/tumblr_mrcmvc2pPL1re0xtto1_500.gif por que yo también estoy bien siguelaaaaaaa y porsupollo que te recomiendo nena eres fantástica sigueeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeelaaaaaaaaaaaa
o si no
http://24.media.tumblr.com/ac35c142a42882b55013db42a97485c7/tumblr_mri8jkqoe71rum68mo5_1280.png
pase de pagina y siguelaaaaaaaaaaaaaa yaaaaaaaaaaaaaaaaaaa y creo que deberías sitar los comentarios pero solo con los importantes por que si lo haces muchas veces te bloque y no podras citar mas
Hahha si, pasaste de página! Estoy mazo feliz! :aah:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nunca Te Dejaré Ir (Justin y tú)

Mensaje por Angelaheartbreaker el Miér 21 Ago 2013, 9:47 am

Capítulo 8


Hoy miercolés 21 de octubre
Hace 10 jodidos años que mi padre murió. 
Me sentía tan desdichada, dolida... Odiaba con toda mi alma este día. 
Aún no entendía porque Dios se lo tuvo que llevar, pero estoy segura de que tuvo una buena razón. 
No tenía ni un maldito lugar para ir a dejarle unos lindos tulipanes. 
Cuando nos mudamos aquí habíamos llorado mucho, por días enteros. Pero después de eso habíamos prometido olvidar todo y empezar una nueva vida juntas. Las dos, ella y yo. 
Acepte eso porque mi mamá realmente lo estaba pasando mal. Ella estaba tan destrozada. 
Nunca más volvimos hablar de papá. Nunca. 
Ella me crió con mucho cariño. Y se esforzó para darme todo. Vivimos felices, aunque yo sé que ella nunca fue la misma.


—La comida esta lista. Hice tu plato favorito.—dijo mi madre con una sonrisa que no llegaba a sus ojos. 

Rápidamente limpie mis lágrimas, no necesitaba que ella me viera así. 

—¿De verdad? Eso es genial—me esforcé al máximo para que en mi cara se formara una sonrisa creíble. 

Las horas pasaron lentas. Estaba tan deprimida. Mi móvil había sonado algunas veces pero no tenía ganas de hablar con nadie. 
Lo único que me contentaba era que hoy, mañana y pasado eran festivo. Nadie tendría que verme llorar. 



Era sábado.

—Cariño ya me voy, no te duermas muy tarde. —dijo mi madre dándome un gran beso en la frente. Hoy estaba especialmente guapa. 
 Yo quería que fuera feliz. La había animado para que saliera con Charlie. Parecía un buen tipo. 

—Pásalo bien—sonreí. 



Eran como las 11 de la noche. 
Ví mi móvil tirado en la mesa. Estaba sin batería. Me había olvidado completamente de él.
Cogí el cargador y empecé a cargarlo. 
Tenía un montón de mensajes de Miranda.

—¿Por qué no coges mis llamadas? 


—Llámame cuando puedas. Tengo que contarte cosas jugosas sobre mi bombón, Ryan. Somos novios oficialmente!!!! 
Además también quiero escuchar como van las cosas con Bieber. Si te hace sufrir las pagará.

—¿Estás bien? Llamame. 

—¿Qué es lo que esta mal _____? Odio no poder ir a tu casa. Me han castigado. 

—Cuando veas este mensaje, llámame o te pegaré. Lo digo en serio. ¡Te pegaré!

Sus alocados mensajes me hicieron reír. Tan propio de Miranda. 
También habían mensajes y llamadas de Cory. 
Los dos estaban preocupados. Tenía que llamarlos y decirles que todo estaba bien.
Y por último algunos de Justin.

—Nena, te extrañaré como un loco. Será largo porque no te veré hasta el lunes. A menos que podamos vernos un día de estos? 5 días son muchos, una eternidad diría yo. Que sepas que estoy poniendo cara de cachorrito ahora. 

—¿Por qué no contestas mis llamadas, nena?

—Estoy empezando a preocuparme por ti. ¿Qué esta mal?

—Realmente estoy muy preocupado. Necesito que hables conmigo. El martes estabas algo rara, triste...Dijiste que estabas bien, que no era nada...Y desde ese día no has dado señales de vida. En serio necesito que me llames. Da igual la hora ¿entiendes? Lo necesito. Por favor, _____. 

Él se veía tan preocupado por mí. 
Yo había sido idiota por preocuparlos de esa manera. 
Rapidamente marque el número de Justin. 

—¡____! ¿Estas bien, nena? —respondió rápidamente. Su voz sonaba urgente.
—Sí, estoy bien. Lo siento Justin. Yo estaba algo deprimida. Perdón. Me olvide de que tenía un móvil. 
—No importa. Me alegra que estes bien. 
—Gracias—sonreí. Él era simplemente asombroso.
—¿Dónde estás?
—En mi habitación.
—¿Y tu mamá?
—Salió.
—Genial. —susurró para si mismo dichoso— Quiero que me hagas un favor. 
—Claro.
—Abre la ventana.
—Mmm vale...Ya esta—dije dudosa.
—Ahora retrocede tres pasos y cierra los ojos. 
—¿Para qué?
—Solo hazlo nena, por favor.—rogó. 
—Ya esta.—me sentía estúpida haciendolo. ¿Qué es lo que tenía en mente? 

Entonces sentí una mano acariciar gentilmente mi mejilla. 

—Puedes abrir los ojos—susurró una voz ronca muy cerca de mi. Mi corazón dio un vuelco.
—Justin...—susurré.

No podía creer lo que mis ojos veían. Acaricié su mano, tenía que asegurarme de que esto no era un sueño.
Era real. Él estaba aquí. 
Rió al ver mi expresión, su risa gloriosa. Y besó mi mano suavemente. 

—¿Qué haces aquí?—rió otra vez. 
—Estaba muy preocupado por ti, nena. Antes de que llamarás estaba allí abajo planeando como abrir tu ventana. Rezaba para que estuvieras en tu habitación y tu madre no se diera cuenta. 
Pero al final todo fue mucho más fácil.—me dedicó una sonrisa torcida—¿Creías que iba esperar hasta el lunes sin hacer nada? 
—Eres...eres
—Increíble. Lo sé. —dijo divertido. 

Él era tan especial. A su lado parecía siempre estar volando sobre las nubes. 
Tenía mucha suerte. 


—Gracias—susurré con una sonrisa.  
—Haría lo que fuera por ti, ____—sus labios estaban peligrosamente cerca de los mios. 
Sentía su dulce aliento mezclarse con el mío. 
Entonces sin previo aviso él separó mis labios con los suyos deliciosamente. 
Me besó suave, muy suavemente al principio. Haciéndome sentir la persona más preciada y delicada del mundo. 
Sentía la gran electricidad entre nosotros. Todo mi cuerpo hormigueaba. 
A continuación se separó pero no antes sin besar mi frente. 

—Quiero que me cuentes todo. Puedes confiar en mi, nena.—susurró. 

Empecé a contarle todo de mi padre. Algunas lágrimas se deslizaron al hacerlo. Él no dijo nada simplemente me abrazó, fuerte muy fuerte. Era lo que necesitaba. 
Pasamos las dos siguientes horas riendo y hablando. 
Estábamos tumbados en mi cama. Yo apoyaba mi cabeza en su pecho mientras el me envolvía con su brazo y jugaba con mi pelo. 
Me encantaba sentir los latidos de su corazón. 
La mejor sensación. Me sentía protegida y feliz. 

—Eres el mejor—le besé. 
—Lo sé
—Esperaba algo más humilde ¿sabes?—él rió y me robó un besó.
—Nena soy el mejor, pero solo porque tú estás conmigo—miraba fijamente mi ojos. Sonreí como una tonta.

Nunca me iba cansar de él. 

Entonces oí el ruido de la puerta, unos tacones subían por la escaleras, se acercaban a mi habitación. 
Sentí palidecer y un gran nudo en la garganta. Era mi madre.  



¿Me siguen en twitter? Sigo de vuelta! https://twitter.com/AngelaNTDI Las quiero! :bye: 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nunca Te Dejaré Ir (Justin y tú)

Mensaje por Angelaheartbreaker el Dom 25 Ago 2013, 2:59 pm

Capítulo 9



Todo el diablo dentro de mi temblaba. 

—Justin escondete rápido—dije bajito aterrorizada. 
—¿Dónde?
—Solo escondete—ordene. Y él apresuradamente se puso debajo de mi cama. Mientras yo me hacía la dormida.
Mi madre lentamente se acercó. Me observó por unos instantes que parecieron eternos. No sabía si iba a poder aguantar. 

—Buenas noches pequeña—finalmente susurró tapandome con una manta.

Cuando oí el ruido de la puerta cerrandose por fin pude respirar. Hace tan solo unos segundos había olvidado como se hacía. 

—Tranquila, todo esta bien—susurró en mi oído tranquilizadoramente—Debería irme antes de que tu madre venga y nos pille.—hizo una pausa—¿O quieres que me quede? Puedo ser una gran compañía—alzó la cejas divertido por la situación.
—No dudo de ello pero definitivamente deberías irte. 
—¿Me estas echando?—se hizo el ofendido. 
—No, tú fuiste el que lo propuso. 
—También propuse quedarme.
—Adiós Justin.
—¿No vas a dejar que me quede, no?—sonrió—Todo esto podría ser tuyo—dijo pícaro señalandose. Reí y negué con la cabeza. 
—Adiós Justin—señalé la ventana. Puso cara de cachorrito triste. Él simplemente se veía tan adorable haciendo eso. 
—Adiós nena—dijo finalmente y besó mis labios.—Espero que te guste.—sacó nervioso de uno de sus bolsillos una bonita caja y me la dio. Sabía que lo estaba por la forma de desordenar su pelo.—No lo abras hasta que me vaya.—advirtió y se fue por la ventana pero no sin antes robarme otro beso. 


Tenía mucha curiosidad. Lentamente abrí la caja. 
Era un hermoso colgante de plata con un gran dije. El dije era una J. 
Además había una nota. 

Te quiero mi preciosa _____.
Eres más de lo que alguna vez pude desear. 
Y con esto quiero que todos sepan que eres mía. Mi _____.

                                                                              Con amor, Justin.

Una gran estúpida sonrisa se formo en mis rostro. Y alguna lágrima amenazó con caer. 

¡Demonios! Él no podía ser más tierno.




Habían pasado 3 semanas. Ya no podía imaginar mi vida sin Justin. Él se había apoderado de una gran parte de mi corazón. 

—Hoy no podré llevarte a casa, nena. Pero por la tarde nos veremos. Vendré a recogerte a la esquina de siempre.—me dedicó una de sus torcidas sonrisas. 
—Me parece bien—sonreí y le di un beso rápido.—Adiós Justin
—Hasta la tarde, nena—me guiñó un ojo y entré en clase con una gran sonrisa. 

Las clases del señor Rodriguez eran las más aburridas. No paraba y paraba de hablar sobre la ''bonita'' asignatura, Historia. 
Tan agobiante. 

—He decidido hacer un cambio así que este tema lo vamos a trabajar en pareja. Elijan a un compañero y les daré instrucciones —ordenó el profesor. 
—_____ ¿te gustaría ir conmigo?—preguntó Adam nervioso. Las chicas se giraron para mirarme mal. Él se había convertido en él chico más deseado de clase. Todas supiraban por él. Pero Adam parecía simplemente no darse cuenta. 
—Claro—accedí y todas las chicas fruncieron el ceño. Estaban molestas. No tenía más remedio, Miranda estaba enferma. Y no había nadie más con quien quisiera ir.
—Genial—sonrió de lado. 



Observé al hermoso chico apoyado contra su coche. Estaba tan seductor. Me di el gusto de contemplarlo por unos segundos. Era perfecto. 

—Eres precioso—susurré en su oído.
—Hey, esa es mi frase—se quejó y sonrió mostrándome sus hoyuelos. ¡Maldición! Adoraba sus hoyuelos. 

Fuimos a comer a un restaurante chino. 

—Por favor señorita—acercó la silla para que me siente. Tan caballeroso. 
—Gracias—sonreí.
—De nada, nena—se sentó en su silla. 

Hablamos de montón de cosas. Con él me sentía a gusto, feliz...

—Ahora vengo, bebé—Me gustaba llamarle de esa manera. Era gracioso la cara que ponía cuando lo hacía. Decía que él no era un bebé, que sería mejor si lo llamará sexy, guapo, hombretón...
—Vale, nena—me levanté y me dirigi al baño. 

Estaba secando mis manos cuando una chica entró. Era alta, esbelta, rubia y de unos hermosos ojos azules. Ella me miraba de arriba a abajo con odio. No entendía que le pasaba.

—No entiendo como pudo fijarse en ti.—soltó despectivamente. 
—¿Perdón?
—Justin merece mucho más. Pero bueno para un juego no esta nada mal. 
—¿De qué hablas?
—Hablo de que para Justin solo eres un maldito juego. Yo soy su novia, Jessica.—soltó envenenadamente.
—¿Qué?—fue lo único que pude decir. Estaba aturdida. Sus palabras no podían ser ciertas.
—Bueno desde que vino aquí nos distanciamos un poco, veo que encontró a alguien mientras no estaba. Pero ya estoy aquí, así que tú ya no haces falta.—Una lágrima se deslizó por mi mejilla. ¿Qué demonios estaba ocurriendo? ¿Esto era una jodida pesadilla, verdad?—¿te enamoraste de él? Lo siento. Él consigue eso con todas. Es horrible para él tener que espantarlas después. No le importas. Deberías alejarte de él. Él me quiere a mí. —enfatizó la última palabra mirandome con  profundo odio. 
Con sus palabras mi corazón se rompió en mil pedazos. Sentía que me faltaba el aire. Esto no podía estar sucediendo. 
—No lo necesito. Todo tuyo—reuní todo el orgullo que tenía para decir esas palabras y no derrumbarme. 

Salí del baño y algunas lágrimas aparecieron. ¡No, no _____! ¡No puedes llorar ahora!
Me las limpié y fui donde Justin. Debía ser fuerte. No iba dejar que lo poco que me quedabá también se lo llevará él. 


—Tardaste mucho, nena—me sonrió pero al ver mi rostro se preocupo. ¡Qué cínico! —¿Estás bien, nena?
—Hemos terminado. No quiero volver a ver tu jodido rostro nunca más. Eres lo peor, Justin—escupí las palabras y cogí mi bolso para largarme pero él me cogió del brazo.
—¿Qué demonios estás diciendo _____?—Parecía tan triste. Realmente era un gran actor. 
—Lo que has escuchado. Ahora por favor sueltame. 
—No voy a soltarte. Tenemos que hablar. 
—No pienso hablar contigo. ¡Ahora sueltame! No quiero que me toques.—dije rabiosa y con mi mano libre tire del colgante y se lo di—No quiero nada de ti.—Las lágrimas que tanto había estaba luchado para que no aparezcan, aparecieron. 
Rápidamente me solté de su agarre que ahora se había suavizado. 
Y sin mirar atrás me marché rota, vacía...Sin corazón, porque se lo había entregado a él. Y él lo había tirado como una completa basura sin importarle nada. 

Camine sin saber a donde ir. Las lágrimas parecían inacabables. 
Me sentía tan jodidamente mal. 

—¡Hey _____!—limpié mis lágrimas y me di la vuelta.
—Hola Adam—intente sonreír.
—¿Qué pasa?
—Nada—mentí mirando al suelo. Sorprendiendome él pusó sus dedos debajo de mi barbilla obligándome a mirarle.
—¡Maldición!—gruñó.—¿Qué ha pasado ____?
—Yo...—mi voz se quebraba y el llanto volvió aparecer. 
Sin decir nada él envolvió sus brazos alrededor de mi. 
Lo único que pude hacer fue llorar en su pecho como una niña pequeña mientras él susurraba cosas lindas. 






¿Ningún comentario? :(
Pensé que les gustaba la novela. 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nunca Te Dejaré Ir (Justin y tú)

Mensaje por esther a. el Dom 25 Ago 2013, 6:34 pm

Sorry!!! por no seguir comentando, es que estaba ocupada y la lei rapido y no me dio tiempo:penita: . BUENO!!! mas te cale que la sigas   estoy totalmente enamorada de tu nove:enamorado:    espero que lo que dijo la *perra* sobre ella y justin no sea verdad:sheldon: si no lo mato.:muere: m siguela pronto:niña: 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nunca Te Dejaré Ir (Justin y tú)

Mensaje por Angelaheartbreaker el Sáb 31 Ago 2013, 10:50 am

Quiero dedicar este capítulo a mi hermosa y fiel lectora Esther A :lloro: 






Capítulo 10




—Gracias. Ya estoy mejor—intenté sonreír. Fallé.
—Eso realmente me alegra. No esta nada bien que llores _____.—limpió algunas lágrimas— Mmm ¿Te gustaría ir a por un helado? Yo invito—me dedicó una sonrisa de lado
—No es necesa...
—Por favor
—Yo...
—Puedes confiar en mi, _____. Soy muy bueno escuchando. Además un buen helado no nos vendría mal.
—Esta bien—acepté su propuesta. 


—Entonces—desordenó inquieto su pelo—¿Qué es lo que te ha puesto así, ____?—mantenía sus grandes ojos negros en mi, esperando que dijera algo.
—Yo...fui una idiota—sentía que mi voz se quebraba en cada palabra. Él lo noto.
—Yo lo he sido muchas veces, no te puedes imaginar...Nací para ese papel—me sonrió tranquilizadoramente tomando un poco de helado. Él sabía que yo no quería hablar de ello. 
Pero se veía preocupado, queriendome ayudar. Yo necesitaba esto.
—Soy una estúpida porque—suspiré triste—Justin solo jugaba conmigo. Él tiene una preciosa novia.—Él parecía confuso. Después soltó una maldición que no pude oír claramente y de nuevo sus ojos se fijaron en los míos. 
—No lo eres, ____.—negó con la cabeza suavemente— Él no te merece. Y su novia estoy seguro que no es ni la mitad de la otra mitad de aquella mitad de esta mitad de preciosa que tú.—Eso me hizo sonreír. 



Mi mundo ya nunca sería el mismo. 
Justin no había parado de intentar hablar conmigo. Pero no quería. ¿Para qué hablar? Todo estaba claro. Claro como el agua. 
Cory no paraba de interrogarme por mi estado de ánimo, le tuve que mentir. Si le decía la verdad él no tendría miedo de utilizar su gran puño.

Hoy había visto a Justin por los pasillos. Verlo fue más doloroso de lo que pensé. 
Sus ojos mieles me miraban suplicantes...¡Diablos! Esto era tan duro.
El sonido de la puerta me despertó. 

—Hey _____—sonrió de lado.
—Hey Adam—lo imité y él rió. Lo único que me había hecho sonreír era él. 
—¿Hacemos ese trabajo? Traje todo lo necesario. 
—Claro. Ponte cómodo. Traeré algo para merendar. ¿Coca-Cola y patatas fritas?
—Suena bien—me sonrió. 

Estábamos haciendo el trabajo cuando oí el ruido de la puerta. Mi madre. 
Ya había advertido a Adam de lo poco que le gustaban los chicos cerca de mí. 
Él con simpleza dijo que no había problema, que todo estaba controlado. 

—Hola cariño—mi madre entró en el salón.
—Hola mamá—la salude. Rapidamente Adam se levantó.
—Hola señora—sonrió hacía mi madre algo nervioso. 
—Oh ¿Adam?—él asintió—¡Que grande y apuesto estás!—se sonrojó un poco— Ya me había advertido tu abuela. Estás hecho todo un hombretón.—sonrió mi madre cariñosamente y miró la mesa llena de libros—¿Están haciendo un trabajo? ¿Están en la misma clase?
—Sí mamá—respondí desconcertada. ¿Se conocían? 
—Bueno los dejó tranquilos. Después me gustaría charlar contigo, Adam. Es admirable lo que estás haciendo. Es bueno ternerte de nuevo.—acarició su hombro y se alejó. 


—¿Conoces a mi madre?—pregunté confusa.
—Sí—respondió sin darle mucha importancia. 
—¿Cuánto tiempo?
—Algunos años. ¿Seguimos con el trabajo?
—¿Qué es lo que estás haciendo?
—Nada—Notaba la tristeza en su voz.
—Puedes confiar en mi, chico grande y apuesto.—enfaticé la últimas palabras intentado que se animará.—Soy muy buena escuchando—imité lo que dijo esa vez. 

Esa dolorosa vez. 
Y la maldita sensación de malestar volvío a aparecer. 

—Por favor—supliqué y él suspiró. Se veía muy dolido.
—Cuando era pequeño vivía aquí, en esta ciudad. Al principio éramos felices pero todo se torció.—sonrió amargamente—Mi padre empezó a beber, dejó el trabajo...Y mi madre trabajaba todo el día para mantenernos...pero era inútil. Mi papá cada vez que podía se lo gastaba todo.
Por suerte tenía unos hermosos abuelos que se ocupaban de mi, mientras ella trabajaba.
Cuando tenía 7, mi abuelo murió. Él era joven. Eso nos destrozo. Mi mamá sufría mucho con la situación. Pasamos de tenerlo todo a nada, _____. Un día ella—tragó saliva...sus ojos estaban vidriosos—no lo soporto más y se quitó la vida—ahora algunas lágrimas caían por su rostro. Lo rodee con mis brazos en un fuerte abrazo. Miré sus ojos negros y le pedí que continuará—Después de eso mi papá pareció cambiar. Consiguió un trabajo y dejó de beber. Vivía con mi abuela, él venía a visitarme todos los días pero no lo quería ver. Lo odiaba, todo era su culpa. En ese tiempo conocí a tu madre y a ti. Fueron como aire fresco para nosotros.
—¿A mi?—pregunté. Él sonrió, pero su sonrisa no llegaba a sus ojos. 
—Sí. Presentía que te conocía de algo pero no sabía de que. Hoy cuando entré en tu casa lo recordé—le sonreí alentadoramente. Yo todavía no lo recordaba, tendría que pensar en ello más tarde.
—Continua por favor—rogué
—Pasaron 2 años. Tenía 9 y a mi papá le ofrecieron un gran trabajo en el extranjero y nos fuimos. Yo no quería, pero tuve que hacerlo. Deje a mi abuela sola.—suspiró.—Y bueno dos días antes de que te conociera volví aquí porque—hizo una pausa. Otra vez su mirada triste.—A mi abuela le detectaron un cáncer. Ella está realmente mal. Cuando me entere le dije a mi padre que tenía que volver. No iba dejarla sola otra vez. Tengo que estar aquí para cuidarla, _____—afirmó dejándome de piedra. 





Su abuela era tan fuerte y alegre. Adam me dijo que estaba luchando y que se encontraba mucho mejor. Hoy habían venido a visitarnos. 

Ahora Adam y yo íbamos de camino al supermercado. Mi mamá nos había mandado a comprar unas cosas para hacer una rica cena. 
Reíamos alegremente cuando ¡mi.erda! Era Justin. Mis ojos se cruzaron con los de él. Sentía un gran vacío. Todo en mi dolía. 

—Después de largos días sufriendo, preguntándome ¿por qué paso lo qué paso? Ahora puedo comprenderlo—gruñó. Nos miraba con gran desprecio. ¿Quién se creía?
—No te hagas el inocente—chillé con furia. 
—No lo estoy haciendo—gritó
—No grites a _____—advirtió Adam y Justin bufó.
—¿Si no qué? ¿Qué va ser el caballero?—se burló. 
—Mejor no lo quieras saber. Ahora déjala en paz. Ya has hecho mucho daño.
—¿Yo?—preguntó con sorna—¿Y que hice si se puede saber?
—Simplemente déjala en paz ¿si? Vamos ____—tomó mi mano para marcharnos. 
—Ella no se va—gritó duramente Justin. 
—Claro que lo hará—gritó Adam con la misma dureza enfrentando a Justin. Me sorprendió, era un lado que no conocía de Adam. 
Los dos se miraban con profundo odio. Parecía que en cualquier momento se iban a pegar. Yo no podía permitir eso. 
—Vamos ____ dime ¿qué fue lo que hice? Habla conmigo—se burló Justin. Sus ojos mieles me miraban con repugnancia. Eso me dolío. 
—Bieber una jodida palabra más...—interrumpí a Adam temiendo lo peor. 
—Adam yo arreglaré esto—lo miré suplicante. Él no parecía dispuesto a dejarme.—Por favor.
—Esta bien.—resopló—Te esperaré en el supermercado.

—Hacen una gran pareja.—enfatizó ''gran pareja'' con ironía.
—¡Diablos Justin! ¿Quieres dejarlo de una vez? 
—¿Me vas a negar que estás con él?
—Sí. No estoy con él. 
—Claro—rió cínicamente—Entonces dime, sino fue ese capullo ¿cuál fue la razón por la que me dejaste? ¿Cómo se llama el chico?
—Eres un idiota—exploté dolida ¿Cómo se atrevía?—No hay nadie más.—grité.
—Éramos felices, yo por lo menos lo era ____... y tú de repente rompiste conmigo. Así sin más. Sin ninguna explicación, te marchaste dejándome atrás.—dijo duramente. Sus ojos mieles me miraban fijamente. Parecía haber dolor en ellos. Quería creer en todo lo que decía pero no podía. 
—No hace falta que sigas con esta mentira. Ya descubrí todo Justin.—dije melácolicamente
—¿De qué hablas?
—¿Qué de que hablo? Sé todo sobre tu jodida novia. ¿Te suena el nombre Jessica?—pregunté amargamente. Al momento palideceo. Su rostro estaba blanco. Él ahora lo había confirmado.—Lo que imaginaba—mi voz se quebró al decirlo. Ya no tenía remedió seguir hablando con él.—Adiós Justin.
—Espera _____.—cogió suavemente mi mano. La primeras lágrimas empezaban a salir.—Mier.da. Soy un imbécil.—gruño—Nena, por favor no llores.—limpió las lágrimas. 
—No quiero tu compasión.—murmuré dolida y me solté. 

Oía gritos a lo lejos de Justin llamándome una y otra vez. Debía alejarme. No podía sufrir más.
Corrí con todas mis fuerzas. Pero a pesar de ello él me alcanzó. 
Tiró de mi y sin previo aviso sus labios se estrellaron contra los míos. Al principio intente resistirme pero simplemente no podía, no quería...
Sus labios se sentían tibios y salados por mis lágrimas sueltas. 
Me sujetaba de la cintura y mis manos se aprisionaban en su cuello. Presionaba sus labios con fuerza contra los míos. 
Me besaba duramente, con desesperación...yo también lo hacía. 
Lo quería absorber por completo y nunca dejarlo ir porque...Él era mío. Solo mío.

Entonces un brusco gritó nos hizo separarnos. 
Me hizo ver la realidad. 
Era ella. 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nunca Te Dejaré Ir (Justin y tú)

Mensaje por anagirlrusher el Sáb 31 Ago 2013, 2:57 pm

tu unica fiel lectora  

 Y YO QUE SOY UN ¡¿UN BARRO PINTADO EN LA MONALISA :wut:  ?!
TE VOY A ENCONTAR Y TE VOY A  :muere:   HASTA DEJARTE :imdead:   
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nunca Te Dejaré Ir (Justin y tú)

Mensaje por anagirlrusher el Sáb 07 Sep 2013, 2:35 pm

lo siento si te asuste   pero es que quiero que sigas la novela
  

espero a que la sigas     
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nunca Te Dejaré Ir (Justin y tú)

Mensaje por JustinAustinLove el Sáb 07 Sep 2013, 4:00 pm

SEGUILA!!!! NO ME PUEDES DEJAR CON ESA INTRIGA!!!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nunca Te Dejaré Ir (Justin y tú)

Mensaje por JustinAustinLove el Sáb 07 Sep 2013, 4:00 pm

Perdon, me olvide de decirte. soy tu nueva y fiel lectora :)
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nunca Te Dejaré Ir (Justin y tú)

Mensaje por Angelaheartbreaker el Mar 10 Sep 2013, 9:36 am

Dedicado a mis dos hermosas y fieles lectoras! Anagirlrusher y JustinAustinLove (:


Preparense! Maratón de 3  capítulos! (:


Capítulo 11



—¿Qué haces con mi novio?—preguntó con odio la rubia. 

''Mi novio'' Dos palabras que me destrozaron y me hicieron ver todo con claridad.
Me aleje bruscamente de Justin. No quería estar con él.

—Nada. Todo tuyo.—respondí con dureza y giré sobre mis talones. Debía marcharme y dejar de una jodida vez de hacer el papel de estúpida. 
—_____  escucha. Déjame explicarte. —se puso delante mío y posó su mano en mi hombro para detenerme, yo me aparté—Nena por favor, escucha.—rogó. ¿Nena? ¿De verdad? ¡Era una jodido mentiroso! Ahí estaba su hermosa novia y él llamanadome nena. ¿No le bastaba ella? 
—Justin mi amor—murmuró Tiffany. Fue como una puñal. 
—Por favor alejate. Ve con tu novia—susurré dolida y me marché.

Quería llorar a mares...pero no. Estaba vez no lo iba a conseguir. No iba derramar ni una sola lágrima más por ese capullo. 
Iba a estar bien. 

—Hey ____—sonrió Adam hacía mi. 
—Hola—susurré. 
—¿Estarás bien?—preguntó preocupado. Asentí—¿Quieres hablar de ello?—Negué con la cabeza.—Es necesario que vaya a partir la cara a alguien?—sacudí la cabeza.—¡Jope!—hizo un puchero de niño de 3 años haciéndome sonreír.—¿De verdad? Tenía muchas ganas de hacerlo. Si cambias de opinión en cualquier momento, estoy aquí—se señaló divertido y yo reí.—Eso esta mejor—me sonrió—Vamos a comprar. Que muero de hambre chica.—hizo un acento extraño y yo reí nuevamente. ¿Qué hubiera hecho sin él?



—Cariño quiero que conozcas a alguien—susurró y yo asentí. Me gustaba conocer a gente nueva.—Ven aquí, pequeño.— Un niño de grandes ojos mieles apareció y me sonrió. Me gustaba su sonrisa.
—Soy Justin—dijo algo tímido—¿Quieres jugar?
—Yo soy ____ y ¡Sí!
—Entonces ¡vamos! —gritó entusiasmado. Cogió mi mano y corrimos hacia los columpios...


Abrí los ojos. Me sentía aturdida. Mi respiración era irregular. 
¿Qué había sido ese sueño? Parecía tan real...

Un ruido me sacó de mis pensamientos.
Me levanté y fui hacia la ventana. La abrí y allí abajo estaba Justin. 

—¿Qué haces aquí?—susurré. 
—Tenemos que hablar, _____.
—No quiero, vete antes de que mi madre se despierte. 
—No pienso irme hasta arreglar las cosas. 
—Justin, por favor. 
—Habla conmigo, nena. Solo pido unos minutos. Prometo dejarte en paz si es eso lo que quieres después.—suspiré.
—Esta bien. Ahora bajo.—dije resignada. Iba terminar con esto. 

Intentado hacer el menor ruido posible bajé.
Abrí la puerta. 
Él estaba apoyado en el capo de su coche con las manos en sus bolsillos. Nuestras miradas se encontraron y me dedicó una torcida sonrisa. Quería pegarme mentalmente, ¿cómo podía seguir teniendo tal efecto sobre mi? 

—Habla—ordené con dureza. Enseguida su sonrisa desapareció por una mueca.
—Ella fue mi novia.—empezó—Estuvimos saliendo por un tiempo. Mi padre dijo que tendríamos que mudarnos y yo terminé con ella. No creo en las relaciones a distancia. Aunque a decir verdad esa no fue la razón. Solo fue una excusa. No la quería, nunca la quise. Además ella era muy celosa y posesiva conmigo. Fue un alivio mudarme, así no tendría que lidiar con todo. Hacerle daño diciendole las verdaderas razones. 
Nunca pensé que vendría hasta aquí. Lo siento tanto _____. Jodio lo nuestro. Y no quiero que lo siga haciendo. Yo te quiero a ti.—tomó mi mano.—Dime que me crees, nena.—Levantó mi barbilla y me hizo mirar sus ojos mieles. Tan lindos como los recordaba. 
—Te creo.—pronuncié esperando no arrepentirme...


Volví de clases con una alegre sonrisa. Cogí las llaves para abrir la puerta, entonces alguien me empujó y me hizo caer. ¡Demonios! esto dolía. 
Me levanté dolorida no entendiendo nada. 

—Te dije que él era mi novio. ¿No lo entendiste?—giré mi vista para ver a Tifanny. Estaba furiosa. Sus ojos irradiaban odio. Mucho odio. Y el rimel que llevaba estaba corrido. Ella había llorado. —Él me quiere a mi. Tú solo eres una niñata.—soltó despectivamente. 
—Tienes que superarlo.—grité.
—¿Qué? La que tienes que superarlo eres tú. Porque yo no estaba aquí se fijó en ti. Solo por eso. —dijo más para si misma que para mí.—Se cansará de ti.—pronunció con odio.
—No voy a cometer la estupidez de escucharte otra vez. Largate.—sentía mi sangre hervir. Ella me había causado mucho sufrimiento. 
—Eres una estúpida.—gritó.
—Adiós—me dispuse abrir la puerta pero ella tiró de mi pelo causándome mucho dolor.
—Tú no te vas.—dijo en mi oído. Seguía tirando de mi pelo. Intentaba soltarme pero no podía. 
—Él es mío. Intente ser buena y que comprendieras pero creo que es hora de actuar.
—Sueltame—grité. El dolor aumentaba y aumentaba...pero de repente desapareció. ¿Qué había pasado?

—Déjame. Sueltame idota.—gritaba Tiffany furiosa. Me di la vuelta para observar. Adam estaba aquí. ¡Qué alivio!
—Seas quien seas no quiero que vuelvas hacer daño a _____. ¿Entiendes?—dijo bruscamente. Ella asintió con despreció.—Ahora vete.
—No siempre tendrás a alguien que pueda salvarte el culo. Recuperaré a Justin. Ten cuidado—susurró en mi oído con malicia antes de marcharse. 

—¿Qué te dijo esa bruja ahora?—preguntó Adam rabioso.
—Una tontería. No fue nada. 
—Está bien—suspiró.—¿Qué pasó ____?—sonaba exasperado.—¡Oh no! ¿Esa es la ex loca de Bieber?—preguntó.
—Solo me agarró un poco del pelo. Y sí, lo es. Pero no te preocupes, estoy bien. Gracias Adam, no se que haría sin ti.—lo abracé para tranquilizarlo. 

Aunque yo no estaba tranquila. Tenía miedo. ¿Qué haría esa chica? Su amenaza resonaba en mi mente. 
Si las miradas matarán yo ya estaría muerta.




Capítulo 12



Alguien depositaba pequeños besos en mi rostro. Sabía quien era y no iba abrir mis ojos, quería que siguiera. 

—Nena, tienes despertar...sino tendré que utilizar otra táctica.—susurró con voz ronca. ¡Demonios! Su voz era jodidamente sexy. 
—Utilizala—susurré sin abrir los ojos. 
—Me encantaría—dijó muy cerca de mi oído—Pero ya es tarde...Tengo ir a mi casa y cambiarme. Además tu madre en un rato vendrá a despertarte.
—Oh, es verdad...mi madre—abrí los ojos preocupada. Estábamos arriesgandonos mucho, en cualquier momento podría entrar por esa puerta. 
Pero me encantaba la sensación de dormirme escuchando los latidos de su corazón.
Definitivamente era mi canción favorita. 
—Hoy es el gran día—me dedicó una de sus irresistibles sonrisas. Y yo le sonreí como una tonta. Estaba embelesada por este chico. Además ¡Maldición! Él se veía demasiado bien recién levantado. A diferencia de mi, que parecería una loca. 
Su pelo revuelto, sus ojos brillantes, su juguetona sonrisa y su voz ronca...me volvían loca.
—Lo sé, bebé—besé la punta de su nariz y el rió entre dientes. Me encantaba su nariz. Todo en este chico era perfecto. 




Hoy era el último día de clases. Él se graduaba. Tendría que ir a la universidad. Y bueno yo, todavía me quedaba un año. 
Estaba ansiosa porque empezará el verano. Teníamos muchos planes de que íbamos hacer. 
Él y yo.
Habían pasado muchas cosas en este tiempo...El cumpleaños de Justin. Ya tenía 18...decía que el apodo de bebé ya no valía, aunque yo sabía que le gustaba porque por un tiempo dejé de llamarle así y se sintió triste y me pidió que lo hiciera de nuevo. ¡Tan loco mi bebé!
También pasó mi cumpleaños 17.
Nunca olvidaría ese día. Fue el mejor de todos a pesar de que faltaba mi papá.
Justin lo hizo muy especial...miré la pulsera que me regaló. Una hermosa pulsera de oro que tenía varios dijes. Cada uno significa algo. Algo nuestro. 


Ryan y Miranda seguían juntos. Eran la pareja más pegajosa que conocía. No podían vivir el uno sin el otro. 
Justin y yo estábamos extrañados...no era propio de ellos ser así.
Cory seguía con sus conquistas de un día. Montón de chicos por ahí estarían llorando. Y claro, también chicas desilusionadas.

Y Adam, él se había convertido en uno de mis mejores amigos. Nunca me fallaba, siempre estaba ahí para mí. Lo adoraba. 
Todas las chicas iba detrás de él y él salía con ellas...pero no tenía una relación fija. Habían chicas realmente preciosas, agradables y con cerebro que estaba interesadas en algo más...pero él se negaba. No entendía porque. 

Y lo mejor de todo había sido que Tifanny desde ese día no volvió aparecer. 



—¡Tengo el graduado!—gritó Ryan eufórico.
—Oh mi amor—Miranda fue corriendo hacía Ryan dándole un gran abrazo que casi lo tumba. Cory y yo vimos la escena divertidos. A continuación empezaron a besarse como si no hubiera mañana. 
—Eww Debería estar prohibido hacer eso en público—dijo Cory con horror. Yo reí.—Y tu no me diste un abrazo así, que yo también me gradúe—se quejó haciendo un puchero. Puse mis brazos alrededor suyo y lo abracé fuerte.
—¿Mejor?
—Oh sí, nena.—me guiño un ojo.—No te preocupes, no te pediré que me beses...Tengo alguien esperando por mí.—lo miré sorprendida. 
—¿Otro?—él asintió con un brillo en sus ojos. 

Nos sentamos en el césped y esperamos. 
Justin me dijo que tardaría en venir un poco, tenía algo que hacer. 
Estaba preocupada Adam no llegaba. Hoy cuando recogíamos las notas dijo que vendría si o si. Y no estaba. Él siempre era puntual...
Unas manos taparon mis rostro.

—¿Quién soy nena?
—¡Justin!—respondí alegre y él apartó sus manos. Me volví para mirarlo. Tenía una gran sonrisa en su cara. Sus hoyuelos me volvían loca. Envolví mis brazos alrededor de su cuello y lo besé fuerte, se sentía tan bien. 
—Me graduaré todas las veces que haga falta si te hace feliz.—dijo sin aliento. 
—¡Consiganse una habitación!—gritó Ryan divertido.
—Cállate idiota—gruño Justin sobre mis labios y esta vez empezó el beso él. Sus besos eran tan posesivos, duros...me encantaban. 
Poco a poco se fue alejando. Los dos estábamos sin aliento. Nuestras respiraciones eran entre cortadas.
—Nena, necesito hablar contigo.—susurró algo nervioso. ¿Qué es lo que pasaba? ¿Algo iba mal?
—¿De verdad Bieber? ¿Hablar?—se burló Cory.
—Eso hermano, sé claro...Dile a la chica lo que quieres—dijo Ryan riendo entre dientes.
—¿Se pueden callar?—gritó Justin enfadado.
—No, no podemos—negó divertido Ryan. 
—¡Son unos idiotas!—miró mal a su amigo—Vamos nena—cogió mi mano.
—Eso váyanse a hacer lo que tengan que hacer—gritó Ryan a lo lejos. 


—¿Qué pasa?—pregunté cuando estábamos algo alejados. Aclaró su garganta y revolvió como unas mil veces su pelo. Se veía muy nervioso. Algo muy raro en él. ¿Qué estaba mal?
—Tengo algo para ti—sacó de su bolsillo una bonita cajita de terciopelo rojo.—Abrelo—susurró aun nervioso. 

Abrí la cajita. ¡Dios mio! No tenía palabras. 
Era otro dije para mi pulsera. Un precioso dije. Este tenía forma de anillo. No entendía muy bien que simbolizaba este. 
Como si leyerá mis pensamientos él empezó.

—Nena—acarició mi mejilla y me hizo mirar a sus grandes ojos mieles—Quiero pasar el resto de mi vida contigo.—lo miré un poco asustada. Era muy pronto.—Relajate.—me sonrió—Sé que somos muy jóvenes, aún no estamos preparados. Pero he pensado que esto podría ser como una promesa. Este dije algún día cuando tú termines tu carrera y yo la mía lo remplazaré por un anillo de verdad. Y sí, entonces nos casaremos, viviremos felices y tendremos 4 o 5 hijos.—Una estúpida sonrisa se formo en mi cara. No podía creer todo lo que decía. Parecía demasiado bonito para ser verdad. Pasar mi resto de vida con él...Un sueño.
—¿Qué me dices?—se encogió de hombros. Tan adorable. 
—¡Oh Justin! ¡Es...es...hermoso! Me encanta la idea.—lo abracé fuerte. 
—Oh, estaba tan nervioso, no sabía si te iba espantar. Me lo pensé mucho antes de dártelo. Pero quería hacerlo.—susurró contra mi pelo, lo abracé más fuerte. Él era tan lindo, tanto que a veces parecía irreal. 
—¿Cómo que 4 o 5 hijos?—pregunté asustada
—¿No te parece bien?—alzó las cejas divertido— Quiero una familia numerosa contigo, nena.—y ¡Maldición! Eso fue suficiente como para hacerme morir de ternura. 
—Cuando llegué el momento discutiremos eso.—respondí con una gran sonrisa. 
—Esta bien. Puedo aceptar eso.—besó la punta de mi nariz—También hay otra cosa que quiero decirte.—asentí.—Mi familia quiere conocerte. Y yo quiero que la conozcas. Creo que ya hemos esperado mucho tiempo para esto. Dime que quieres.—susurró en mi oído—Mis mamá está entusiasmada. Y mi papá también. Y mi hermana no te imaginas lo loca que está por ello.
—Yo...
—Solo di que sí, nena.
—Me encantaría.
—¡Oh si! Hoy es un gran día.—dijo victorioso—¿El domingo estaría bien?
—Sería perfecto.—me dedicó una sonrisa de lado y besó mi frente. 
—Te quiero, nena.
—Yo también te quiero, Justin—susurré.

Si esto era un sueño, no quería despertar nunca. 




Capítulo 13


Estaba preocupada. Adam no había venido ayer.
Podría haberle surgido algo...pero él habría llamado. Tenía que ir a su casa. Algo iba mal. Lo presentía.
Toqué la puerta durante largo tiempo hasta que alguien abrió.

—Adam—fueron las únicas palabras que pude pronunciar. Él se veía realmente mal. Sus ojos rojos, hinchados de tanto llorar.—¿Qué ha pasado?—pregunté aterrorizada. El trago saliva y algunas lágrimas empezaron a caer. 
—Mi abuela ha muerto, _____.—su voz se quebró y mi mundo de luz y color se vino abajo. 

Estaba en shock. Esto era una jodida pesadilla. Eso era imposible. Yo la vi, yo la vi hace un par de días. Ella estaba bien. No podía estar muerta. 
¡No! ¡Demonios! ¡No podía!
Envolví mis brazos a su alrededor y empecé a llorar desconsoladamente en su pecho. 
Ella había sido como una abuela para mi. Mi única abuela. Nunca había tenido una. 
Recordé la gran sonrisa que tenía el lunes, dijo que estaba bien. Que estaba superando su dura enfermedad. 

—¿Cómo ha pasado eso?—mi voz era un hilo. 
—Ayer la tuvieron que internar. Algo iba mal. Y hoy a las 7 de la mañana murió.—dijo arrastrando las palabras con gran dolor. 

Limpié mis lágrimas. 
Debía ser fuerte y apoyarlo. Él siempre había hecho eso por mí. Ahora me tocaba.
No podía imaginar lo mucho que le dolería. Adam amaba a su abuela. 

Nos sentamos en el sofá y yo me aferré a él. Dije cosas para consolarlo y también para consolarme a mi. Ya había perdido a alguien más. 




Era miércoles y como si el cielo supiera, llovió a mares. 
Hoy fue el funeral. Aún no podía creerlo. 

—No te preocupes nena, lo entiendo. Ve con él.—susurró en mi oído Justin. Asentí y le mostré un sonrisa de agradecimiento. 

Agarré la mano de Adam y le di un suave apretón. 

—Gracias—susurró y negué con la cabeza.
—Gracias a ti. 




Me miré varias veces en el espejo. Hoy era el gran día. Conocería a los padres de Justin. 
Me miré una última vez y bajé por las escaleras. Estaba muy nerviosa. Abrí la puerta para salir  y ahí estaba Adam.  Me observó durante algunos segundos de arriba a abajo y una sonrisa melancólica se formo en su rostro. 

—Estas hermosa.—susurró.
—Gracias—le sonreí tímidamente.
—Mmm yo...He venido para despedirme. Mañana por la noche saldrá mi vuelo. 
—¿Qué? ¿Te vas?
—Ya no me queda nada aquí, _____.—su tono era nostálgico—Volveré con mi padre. 
—¿No quieres quedarte aquí?—No quería perderlo. 
—No lo sé. Creo que solo me haría daño. 
—¿Por qué?—pregunté confusa.
—No es nada.—negó con la cabeza—Yo solo quería decirte eso. Pero ya sabes, siempre que necesites algo, lo que sea. Dime y vendré. Adiós _____—besó lo alto de mi cabeza y se fue.




—¡Maldición! ¡Estas jodidamente hermosa!—susurró Justin haciéndome sonreír. No apartaba  la vista de mí. Me sentía satisfecha.
—Tu también lo estás. Te ves jodidamente hermoso tan formal—le di un pequeño beso y el sonrió.

Estabamos llegando a su casa. Solo quedaban unos pasos.

—Nena, relájate. Les caerás genial. Te amarán tanto como yo. Es imposible no hacerlo.—me sonrió tranquilizadoramente. Inspiré profundamente.
—Esta bien. 
—Solo confía en mí.—me guiñó un ojo y cogió sus llaves para abrir. 

—Mamá, ya están aquí—gritó una dulce voz. Ella era casi de mi tamaño, pero aparentaba tener unos 11 o 10 años. Tenía unos grandes y bonitos ojos y una tierna sonrisa. 
A continuación por la puerta entró una mujer de unos grandes ojos azules. Sería su madre.

—Buenas noches señora Bieber—dije con una sonrisa y besé sus mejillas. Estaba muy nerviosa. Ella rió.
—Llamame Pattie por favor, cariño.—sonrió cariñosamente hacía mi. Los nervios iba desapareciendo.
—Yo soy Jazzy—dijo alegremente la tierna niña, yo le sonreí. Me gustaba su familia. 
—Hola mamá ¿y papá?—preguntó Justin.
—Oh, cariño...tu papá tardará un poco. Tengo que terminar de preparar la cena, Justin enseñale la casa—nos sonrió dulcemente y se fue.

—Ven aquí, ____—tiró de mi Jazzy llevandome hacia arriba. 
—¿Sabes mi nombre?
—¿Qué si se tu nombre?—preguntó haciendo parecer que había hecho una estúpida pregunta—Justin no para de hablar y hablar y hablar y hablar...podría seguir por horas...de ti. No tiene otro tema de conversación. Es un aburrido.—reí.—Esta es mi habitación ¿te gusta?
—No, me encanta.—afirmé. Decía la verdad. 
—¿Quieres ver algo gracioso?
—Claro. 
—Espera un segundo aquí.—dijo entusiasmada. En segundos volvió con un gran álbum morado.—Aquí tengo fotos de cuando Justin aprendió a utilizar el orinal, también hay algunas muy muy embarazosas...—rió maliciosamente—He estado esperando mucho para vengarme. Pero nunca ha traído a ninguna chica a casa—se encongió de hombros.—Ven aquí, te las enseñare. Nos reíremos un montón—dijo y me acerqué a ella. Se veía que le hacía ilusión. Había un gran brillo perverso en sus ojos. No destrozaría eso. Además también quería ver las fotos.
—¿Qué están haciendo?—preguntó Justin en el pasillo. Su cara palideceo cuando vio el álbum—¡Oh no! Dame eso, Jazzy.—ordenó pero antes de que pudiera entrar Jazzy sacó la lengua y cerró la puerta de golpe.
—Ayudame.—pidió Jazzy. Sujeté la puerta con toda mi fuerza, no podría aguantar mucho.—Ya está—me sonrió—Ya puse el seguro. —alzó la voz para que también Justin la escuchará.—Ahora ese idiota no podrá entrar.
—Abran esa puerta—protestaba Justin—No veas esas fotos, nena. Por favor.—gritaba detrás de la puerta desesperado. 
—Lo siento mucho Justin, las veré.
—Oh, me caes bien. No sé que viste en el bobo de mi hermano—dijo Jazzy.—Ven, sentémonos en mi cama. Esto será largo—rió. Definitivamente me caía genial su hermana. Además la sentía tan familiar. Como si también fuera mi hermana. La abracé, no se porque, pero quería hacerlo...Se veía muy dulce. 


—No puedo creer que las hayas visto—susurró Justin con fingida molestia. 
—Lo siento, bebé. Pero te veías adorable.—besé su hoyuelo y el sonrió.—¿Sigues enfadado?
—Ya no tanto, pero no deberías haber visto esas fotos. Mataré a Jazzy cuando te vayas.
—No, no lo harás.—afirmé. 
—Pero...
—No—dije firme. Me miró como un niño pequeño e hizo un puchero. 
—Esta bien—refunfuño haciéndome reír. 

 Pattie y Jazzy salieron de la cocina. 

—No vuelvas hacer eso a tu hermano. Y ahora ve y portate con la niña buena que eres.
—Estaa bien, mamá
—Oh, lo siento ____.—se disculpó Pattie y sonó el timbre—Ve abrir, será tu padre cariño.
—Vale mamá—respondió Justin.
—No fue culpa de Jazzy. Yo le dije que me las mostrará.—guiñé un ojo a Jazzy y su carita triste se convirtió en una sonrisa. Me gustaba hacerla feliz.
—Oh bueno, si es así—sonrió Pattie—Además esas fotos son geniales. No sé porque Justin se niega a mostrarlas.—reímos las tres.

—Papá esta es mi novia, _____—oí decir a Justin con dulzura y enseguida me levanté. 
—_____ este es mi papá.—señalo a un hombre. 

Dirigí mi vista hacía él y la sonrisa que antes tenía, desapareció.
¡Mi.erda! No podía ser él. Eso era imposible. 
Miré su rostro desesperada buscando la diferencia. Algo que me demostrara que no era él. 
Pero no había absolutamente nada. Estaba igual. 
Excepto porque ahora tenía unas pequeñas arrugas alrededor de los ojos. 
Me sentía confusa, aturdida, mareada. ¿Qué estaba pasando? 
Tragué saliva. Las palabras no salían. 

—¿Papá? ¿Eres tú?



Maratón (3 de 3)

Lo prometido es deuda (: 
Esperaré con ansias sus comentarios! Es lo único que me pone feliz y hace que siga con esta novela. 
No sé cuando subiré el siguiente capítulo...como ya empiezan las clases :( 
Pero por ustedes intentaré que sea lo antes posible. Solo, no me decepcionen que me esforcé mucho en estos capítulos.
Las quiero mucho! ^^ 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nunca Te Dejaré Ir (Justin y tú)

Mensaje por anagirlrusher el Mar 10 Sep 2013, 11:53 am

AHAHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH ME EEEEEEEEEEENNNNNNNNNNNNNCANNNNNNNNNNNTAAAAAAAAAAANNNNNNNNNNNNNNN ES FANTASTICO   creepygusta    badumtss      :aah:    :corre:    :canto:        :banana:    ESPERO QUE LA SIGAS PRONTO :ilusion:     :omg:     :happuy: 
PERO TU   DIJISTE QUE SU PAPA HABIA MUERTO:fuckya:    
EXIJO UNA EXPLICACION :OWO:            
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nunca Te Dejaré Ir (Justin y tú)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.