O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» daydreamin'. ♡
Ayer a las 10:45 pm por bwiyomi.

» Heroes. (Muro Interactivo)
Ayer a las 9:01 pm por yagmur.

» the fire's in our hearts'
Ayer a las 8:18 pm por Ritza.

» the selection
Ayer a las 8:09 pm por Ritza.

» Samariv.
Ayer a las 7:54 pm por Ritza.

» The Selection
Ayer a las 6:57 pm por prinsloo.

» fallen angels [muro]
Ayer a las 6:47 pm por Andy Belmar.

» They failed in heaven
Ayer a las 5:43 pm por jackson.

» All you need is love.
Ayer a las 4:36 pm por Ritza.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

This Means War {Novela Colectiva de HP, 3ra Generación}

Página 4 de 24. Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 14 ... 24  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: This Means War {Novela Colectiva de HP, 3ra Generación}

Mensaje por Hakuna Matata Bitch el Lun 05 Ago 2013, 8:24 pm

ASDFGHJKL AMO ADORO IDOLATRO A REG ((y eso ya lo he dicho varias veces pero guess what? I DONT FUCKING CARE!)) ES TANNNN TANNNNN CALLADA Y PROFUNDA Y MISTERIOSA Y ASAJDIEHFEFH 
Mijaaaa te habeis encontrado con mi  (malditoputopendejotmujeriegoarrastradosexybello) ex y con mi MBFF que suerte es esa muchachita

No, no no no Albus es idiota (tranquila he;s also my best friend i'll slap the hell out of him later) OSEA COMO RECHAZA A REG ....osea ....ellla...ella es REG LA RUBIA BOMBA SEXY POR FAVOOOOOOOOR *nota mental: regalarle lentes a Al para navidad* Y reg y wanda jajajajaja creo que desde tu punto de vista wanda es marimacha y verga xD
AAAAAANYWAY Septimus....JA-JA lo dejare sin decendencias ...Buah-no  es que nadie se mete conmigo (?) AME A la abuelita Cissa y a toda la familia malfoy en general LOVE YA!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This Means War {Novela Colectiva de HP, 3ra Generación}

Mensaje por Thalassa Deméter. el Mar 06 Ago 2013, 7:26 am

Elle es tan... Shanelle *O* (?) Okno xDDD Me encanta, es toda una bomba mega-ultra-super BOOOM  Pero también me da un poco de penilla... No tiene realmente amigas, y la Kitty la dejó sola  Pero bueno, ella rules así que no importa Lo dicho, que tu cap, se magnique :ilusion:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This Means War {Novela Colectiva de HP, 3ra Generación}

Mensaje por Vanellope el Mar 06 Ago 2013, 11:23 am


Only if for the night
And my body was bruised and , I was set alight. 

 [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Kaia Potter


 La alarma había comenzado a sonar, aún debajo de las sabanas, saque la mano para buscar el botón a ciegas, cuando el ruido dejo de escucharse. Permanecí unos cinco minutos mirando el vació, mis ojos no podían volver a cerrarse, finalmente me rendí y me puse de píe, dejando las sabanas a un lado, un escalofrío recorrió mi espina dorsal al sentir la frialdad del piso al haber puesto mis pies descalzos. Un momento allí sentada en la esquina de la cama me hizo mirar hacía la ventana, las cortinas rojas de seda se transparentaban, por la pequeña rendija pude observar que el día era nublado, durante la madrugada había estado lloviendo.

Entre al baño para lavarme la cara, me había mirado al espejo, aquella criatura pálida me había devuelto la mirada, no me había sonreído. Desvíe la mirada y me comencé a cepillar los dientes. Hoy sería el primer día de clases, el agua estaba demasiado helada como para ducharme, me quite el pijama para comenzarme a poner el uniforme, al salir, mis compañeras ya estaban despiertas.

— Hey –Les saludé, dejando mi pijama sobre la cama. Azzura había curvado sus labios en una tímida sonrisa.

— Buenos días, Kaia.

Wanda tenía una lacónica cara de cansancio, sus cabellos oscuros caían sobre su rostro, soltó un gruñido y entro al baño. Le había pedido a Azzura que me trenzara el cabello. Con suavidad cepillo mi cabello y comenzó a hacerlo. Me quede mirando el espejo, mi reflejo en silencio, jugaba con mis manos, y mi mirada no se quedaba quieta.

— ¿Por qué tan callada, huh? –Su voz diminuta había sonado curiosa, mire su reflejo en el espejo, con sus ojos verdes claros me había inspirado tranquilidad, haciendo que mi pecho se relajara. Sus dedos acariciaban mis cabellos, y su semblante daba paz.

— No es nada –susurré- nada porque preocuparse…

Sujete mi túnica del perchero, antes de salir de la habitación me la había puesto; la sala común estaba llena de niños de primer año confundidos y preguntándose a donde debían de ir. Mi mochila colgaba de mi hombro, los cuadros te daban los buenos días e incluso conversaban contigo un rato.

— ¡Privét, Kaia!

Aquella voz unísona me había hecho voltear, los gemelos Alekzándrovna se encontraban en el umbral de la sala común. Erikka tenía su uniforme bien colocado, su cabello blanco estaba sujetado en una media coleta y lo demás le caía hasta un poco más allá de la espalda; en cambio Alekséi no era un fanático de la disciplina, su cabello era largo y lacio, el flequillo le caía sobre los ojos, acentuando ese gris platinado, su corbata no estaba ajustada y tenía unos cuantos botones abiertos. Les dirigí una sonrisa a ambos.

— ¿Tienes alguna idea de donde rrrayos puede estarrr metido tu herrrmano? –me había preguntado ella.

— Querrremos arreglar algunas cosas ya que ahorra él es el capitán del equipo.

— Seguramente debe de estar en el comedor, aunque es demasiado temprano para él. –Dije sin estar segura- La verdad es que no estoy segura, ese crío no puede quedarse quieto… les avisaré si lo encuentro.

— ¡Spasibo! –Y ambos se habían ido. Salí con un pequeño grupo de niños de primero que no paraban de hablar, decían sobre ir al bosque prohibido y cosas así por el estilo, cuando un niño golpeo a otro en el hombro para que mirara, sentí como me jalaban de la túnica y entonces baje la mirada.

— ¿Tú eres Kaia, Kaia Potter? –El niño era rubio cenizo, y tenía unos inmensos ojos pardos.

— Eh, sí… -conteste sin saber realmente.

— ¡Que increíble! ¡Tengo el cromo de tu padre! –Saltó, y los demás comenzaron a parlotear. Aquello me agujero el estomago, todos me habían comenzado a hacer preguntas.

— Es usted muy guapa, señorita Kaia –Había dicho el amigo del rubio, rojo de la vergüenza, enarque una ceja incrédulamente y le agradecí. Sus interrogaciones eran sobre mi padre la mayoría del tiempo, y a veces me preguntaba: ¿Llegaría a ser tan importante como él? O simplemente… sería alguien que lleva el apellido de alguien importante, y jamás iba a poder resultar igual.

 Iba por la mitad de las escaleras movedizas, esperando al próximo movimiento del escalón.

— Primer día y ya la gente pregunta por ti ¿Eh? –Aquella voz aterciopelada me había hecho temblar, me volví y el chico me estaba sonriendo.

— Aarén… -Me había tomado por sorpresa. Inmediatamente quite la mirada de encima y me volví hacía el frente.

— ¿Lista? Aún recuerdo mi primer día en Quinto año…

Aarén cursaba el séptimo año, mire de reojo y entonces asentí suavemente, su cabello rubio cobrizo estaba agraciadamente arreglado, apreté mas mis manos debajo de las mangas de la túnica y solté un suspiro. Habíamos llegado al final de las escaleras y comenzamos a caminar en silencio hasta el gran comedor, a mi no me importaba si no hablábamos, con su simple presencia bastaba.

— ¿Y tú… -mis labios habían despertado, el me miró y esperó a que continuase- has pensado participar en el Torneo?

El había mirado hacia otro lado, sus labios se habían curvado en una sonrisa divertida, y cuando rió, mi corazón había dado un vuelco.

— Quizás, y así veremos si estas en la tribuna para apoyarme…

Se detuvo en la entrada del comedor, y me volví hacía el, extendió su mano y me dio un cariñoso pellizco en la mejilla.

— Hablamos luego, Kai. Mucha suerte… Adiós. –Y así mismo se fue a la mesa gryffindor, sentándose con sus compañeros. Me quede mirando un momento hacía él y había soltado un suspiro, esperando a que mi corazón controlara sus latidos.

— Si… Adiós.

— Buenos días, señorita Potter –Sir Nick había hecho una reverencia, le respondí el saludo y me senté. Rose estaba leyendo El Profeta , comencé a untar una tostada con mermelada de grosella. Durante el desayuno, unas nubes enormes del color gris del peltre se arremolinaban sobre las ca­bezas de los alumnos.

— ¡Esto no puede ser! –Había refutado horrorizada.

— ¿Qué no puede ser? –Deje la tostada a un lado, fastidiada- Has dicho eso tres veces en menos de un minuto.

En ese momento había llegado Azzura y Wanda, quienes se sentaron. Rose bajo el periódico, dejando su rostro a la vista y tomo una bocanada de aire.

— Escuchen… -Fijo la vista en la columna- “Al parecer, parte de la sociedad mágica del Ministerio de Magia, está en completo desacuerdo de que el Torneo de los tres magos se vuelva a llevar a cabo por debidas razones; el ministro de magia: Kinglsey Shacklebolt. Ha opinado y dicho a nuestros servidores: Todo está en orden, y no deben de temer ahora que el mundo mágico esta en armonía…”

— Aquí está tu padre, Kaia –Wanda había señalado una foto de mi padre, junto con el ministro.

— Esto es absurdo –refunfuñe- Es como si se estuviesen burlando del trabajo de mi padre… -gruñí- Voldemort… estupideces.

— ¿Creen que Voldemort sería capaz de regresar? –Azzura comentó incrédulamente.

— Perrro la gente es tan incrredula –Los gemelos se habían acercado a nosotras, con aquel aire descarado que siempre traían consigo.

— Solo querriendo llamarr la atención –Alekséi se sentó a un lado mío, agarrando un buñuelo azucarado y metiéndole una mordida.

— Y como a ustedes no les gusta burlarse de la gente… -enfatizo Rose irónicamente.

¡Net! ¿Alguna objeción, cerrebrrito? – Erikka había sonreído burlonamente, mostrando sus dientes aperlados.

— ¡Sí! Ustedes dos deberían ser más… amables.

Ambos gemelos se habían lanzado una mirada, y después de unos segundos habían estallado en risas, comenzaban a decir cosas en su idioma. Erikka había comenzado a llorar de tanto reírse, y Alekséi comenzó a golpear la mesa. El rostro de Rose se había puesto rojo de la furia.

— ¡Ah, Pozhalusta! –Erikka se seco las lágrimas de sus ojos y tomo aire.

— Nosotrros nos vamos –Alekséi aun riendo se puso de pie- Ah, Kaia, encontrramos a tu herrrmano y nos entrrego esto –Me entrego un papel.

— ¡Da Svidaniya, Drrugos! –Y ambos habían salido del comedor.

— ¡No los soporto! –Estallo Rose inmediatamente ellos no estuviesen. Los gemelos Alekzándrovna eran conocidos por ser unos bromistas pesados y no ser de lo más amables cuando no te conocían, pero cuando te daban el visto bueno, eran los amigos más leales. Leí la nota y enarque ambas cejas, guardándolo dentro del bolsillo de mi túnica.

— ¿Qué sucede? –pregunto Wanda, yo solo negué con la cabeza.

— Nada interesante…

— ¿No saben donde están Ted y James? –preguntó Rose.

— ¡Yo los vi! –Hugo había aparecido sorpresivamente- La profesora Vercelli los cito en su oficina para hablar sobre los TIMO’s.

— ¿Cómo le ha ido en los TIMO’s a James?

— Pues… -miré a Rose- tuvo tres extraordinarios y un supera las expectativas… el muy idiota saco una D en Herbología, el profesor tuvo compasión de él.

— Oh, escuche lo que hizo durante su examen –Hugo se llevo la mano a la boca para reprimir la carcajada.

—Y espero que usted no quiera intentarlo también, señorita Potter…

La profesora Mcgonagall se había aparecido de pronto, nos miro a través de sus lentes y nos entrego nuestros horarios.

— Sus horarios… Y no quiero verla haciendo cualquier barbajanería, señorita Potter –se erguió- Me alegra saber que hace un buen trabajo como prefecta, Señorita Wenhollen… Y bienvenida nuevamente a hogwarts, señorita Longbottom. Señorita Weasley… -Y continuo entregando los horarios.

— Hoy no está mal –Dijo Rose pasando el dedo por la columna del lunes- Historia de la Magia con los Hufflepuff y Transformaciones con los Ravenclaw…

— ¡Maldita sea! Dos horas de Historia de la Magia –gruñí, observando el horario. Historia de la Magia era mi materia más odiada.

— Concuerdo con Rose… -comentó Azzura mirando su plato- no es tan malo…

El camino hacía el aula de historia de la magia fue tan lento, durante el transurso iba comiéndome un buñuelo azucarado. Rose no paraba de hablar sobre todo lo que había estudiado durante las vacaciones. Al entrar al aula de Historia de la Magia, el día no ayudaba demasiado, aunque solo estuviese nublado, la voz de Binns te aseguraba dormirte en menos de cinco minutos.

Me senté en el mismo escritorio que una chica de Hufflepuff, a mi lado derecho se encontraban los gemelos, en el izquierdo estaba Wanda y en frente tenía a Rose y a Azzura. La clase había comenzado, asegurándote un gran aburrimiento.

— Bienvenidos a la clase, abrid vuestros libros en el capitulo uno si sois tan amables. –Binns se había sentado y había abierto el libro en la página 20.- Remontemos el origen de nuestra historia… A principios del siglo V, las legiones del imperio Romano fueron a Londres. Dejaron la ciudad despoblada, algunos se fueron a ciudades celtas y otros se quedaron en pequeños barrios. Empezaron a realizar de este modo, varias comunidades… Allí se origino la comunidad donde los Magos habitaban…

Durante una hora, el profesor Binns estuvo leyendo monótonamente acerca del origen del callejón Diagon y los tipos de sociedades y economía del mundo mágico. Mi atención se fijo en los gemelos quienes estaban tramando algo, mire hacia atrás y la mitad de los alumnos estaba distraído, y la otra mitad estaba durmiendo plácidamente en los escritorios. Wanda me había lanzado una mirada de sueño, yo le correspondí en una risa.

— Bueno, el miércoles quiero un pergamino sobre mi escritorio acerca del capítulo uno, sin más preámbulo… Nos vemos la próxima clase.

Era un alivio salir de allí, me estire en cuanto estuve afuera, todos parecían algo fastidiados de esa clase, excepto Rose.

— ¡Ya ansió que sea miércoles! –dijo emocionada, y me la quede mirando como si fuese un fenómeno.

— ¿Cómo es que eres familiar mío?

Una de mis clases favoritas era Transformación, la profesora era Agripina Vercelli, era una mujer atractiva para su edad, de cabello oscuro y largo, y un semblante elegante. Era jefa de nuestra casa, y además una de las mejores profesoras de todo Hogwarts.

— Bienvenidos a todos, como ya me conocen, yo les impartiré la materia de Transformaciones. Como pueden ver, Quinto año es un año muy importante, ya que hablamos del año de los TIMO’s y evidentemente detesto que la gente repruebe mi asignatura ya que no se esfuerzan demasiado… así que queda en cuenta suya si sacan bajas notas. –Se acomodo la túnica- Muy bien, empezaremos un poco con lectura…

Todos los leones habían gemido fastidiados, cosa que enfureció a la profesora.

— ¡Callaos todos! –Frunció el ceño.- Ahora, sino abren sus libros os juro que bajare 50 puntos a su casa.

Todos rezongaron, pero aún así abrieron sus libros. Después de haber leído el manual de Transformación: Nivel Intermedio. La profesora con un movimiento de varita hizo aparecer los materiales enfrente de nuestro escritorio, se trataba de tres alfileres.

— Ahora, saquen vuestras varitas… deberéis moverla de izquierda a derecha y hacía abajo… -Y sus alfileres se habían convertido en tres pajaritos de colores pasteles.- No es tan complicado, es cuestión de hacer muy bien los movimientos. Empiecen uno por uno…

Saque la varita del bolsillo de mi túnica, la madera era blanca, y era larga.

— Profesora –Primrose Merrythought, la prefecta de Ravenclaw había levantado la mano- No puedo…

La profesora se había acercado a su mesa a explicarle.

— ¡Vamos, Bleephorn! –La profesora había regañado a un chico Ravenclaw- Es tan sencillo.

Hice el movimiento de varita que la profesora había hecho, la punta pego con el alfiler y ¡Bang! El primer pajarito había aparecido, era de color rojo vivo.

— Bien, Potter –Sonrió complacida- Cinco puntos para Gryffindor. –Felicito la profesora. Transformaciones era una de mis materias favoritas, y si quería cumplir mi ambición para convertirme algún día en una auror, como mi padre, tenía que hacer todo bien.

— Oh que bonito –Dijo Rose al ver su pajarito color verde limón. Wanda había transformado el suyo en uno color azul, y el de Azzura fue purpura.

— ¡Profesora! ¡Mi pájaro me está atacando! –Habían gritado por la parte de atrás.

— ¿Ahora qué fue lo que hiciste, Bradley? –Bufó la profesora dirigiéndose hacia su lugar.

La clase había transcurrido bien, Agripina nos dejo seguir practicando esto, y la próxima clase según ella debe de ser algo más complicado.

 
— Aún no comprendo la razón por la cual los Magos se instalaron en Londres, dejando Roma. –Bufé, estudiando la clase de Binns para comenzar a hacer mi tarea. Le di una mordida al pan de ajo remojado de la sopa de verduras.

— Es sencillo, por las mismas razones que tú detestas Historia de la Magia: El aburrimiento es una buena excusa.

Ted Lupin se había sentado a un lado mío, cosa que me puso tensa. Sujeto un plato hondo y se sirvió crema de espinacas. No lo había visto en todo el primer transcurso del día, y para mí eso era mejor.

— Vaya, te has quedado callada.

— Por la misma razón que tu tuviste que sentarte aquí, porque no había de otra. –Ataque con su mismo tono condescendiente.

— ¿Dónde diablos te has metido, Remus? –Pregunto Wanda exaltada.

— Pues tuve que ir a ver lo de mis TIMO’s con Agripina –Explico- decidí dejar Adivinación y Cuidados de Criaturas Mágicas. Lo demás continuare para los EXTASIS.

— Ah, interesante –comente sarcásticamente, demostrándole en lo más mínimo que no es de mi importancia.

— ¿Son pesados los TIMO’s? –Azzura había preguntado curiosamente, moviendo su cuchara de un lado hacia otro dentro de la crema.

— No mucho, si de verdad estudias –Ted apretó los labios en una sonrisa amable.

— Maldita, Trelawney –James había gruñido mientras se sentaba en el comedor.- ¿A Quién demonios le interesa si Mayhew nació bajo el planeta de Saturno? ¡Eso no le quita lo bastardo!

— Ni a ti lo tarado –Le recrimine- Bien pudiste haber dejado esa materia.

— ¡Bah! Eso hubiese querido, pero Vercelli creyó que si llenaba mis espacios libres, menos tiempo tendría de meterme en problemas.

— Se le ocurrió algo ingenioso –murmuró Wanda malvadamente.

— ¿Disculpa? ¿Me hablas a mí? –James la ignoro pesadamente, cosa que me hizo fruncir el ceño. – como sea, ahora tendré que soportar a Mayhew en la misma clase, Merlín tenga compasión si llega a aparecer en el lago negro sin ropa.

— Como sea… -Había hecho el plato a un lado- ¿Qué tenemos ahora?

— Pociones con Slytherin. –Azzura había contestado. Y fruncí el ceño, no quería ni mirar a Nott ni a Mcmahon, lo único bueno era que vería a mi hermano gemelo.

— ¿Has recibido la nota que te mande? –Preguntó James, bebiendo un sorbo de jugo de calabaza.

— Si, y aún se me hace absurdo la razón de porque Bradley Terrence se salió por problemas de espalda…

— Si, pon el anuncio en cuanto llegues a la sala común… -Se desarreglo el cabello, como siempre.

El almuerzo había terminado, nos habíamos comenzado a dirigir hacía las mazmorras. El lugar era frío, y siempre que hablábamos un gélido aliento salía de nuestras bocas.

— ¡AH! –Una Slytherin había gritado, estaba completamente mojada- ¡PEEVES!

— ¡Peeves! –Flich había corrido tras el- ¡Peeves, deja de tirar agua o juro que le llamo al barón sanguinario!

— ¡Boo, Boo, Boo! ¡Para refrescarlos! –Canturreaba Peeves.

Estaba a punto de entrar al aula, cuando la barriga de Slughorn salió por ella precediéndonos. Mientras los alumnos entrabamos en una fila al aula el enorme bigote de morsa de Slughorn se curvaba de arriba hacia abajo en una sonrisa radiante, lanzándonos una mirada hacia cada uno.

La mazmorra ya estaba llena de vapores y extraños olores, pase olímpicamente a Halden Nott y a Ekaterina Mcmahon. Nott aun tenía las marcas de los furúnculos en el rostro.

— Hey, extraño. –Me había volteado a ver con sus ojos verdes esmeralda, y curvo sus labios en una sonrisa.

— ¿Qué tal extraña? –Me puse en una mesa con él. Albus y yo teníamos nuestro propio lenguaje, a pesar de que yo me llevase mas con James, Albus y yo por más que lo evitásemos, siempre estábamos juntos. — Eh, ¿Con qué poniéndole furúnculos a la gente? ¿Sabes que te puedo bajar puntos por eso? –Me miro divertido.

— Oh hermanito, eso quisieras –Le saque la lengua- además, muy aparte, estábamos en el tren. Usas en vano tu poder. –Golpee con mi dedo índice impulsado por mi pulgar su placa de prefecto. En ese momento un rubio se había puesto con nosotros, que lo conocía perfectamente, me entrego una sonrisa.

— Hola, rubio teñido. –El rió.

— Huh, hablo la natural. –Contesto sarcásticamente. Scorpius solía ir a mi casa a pasar las noches en algunas ocasiones, de todos los Malfoy era el único que no me causaba mala espina porque le conocía, y era diferente. Además de ser un buen buscador y buena competencia. Se podría decir que me daba la confianza de contarle muchas cosas, en realidad lo hacía… ya que lo consideraba un buen amigo. Gran amigo.

— Con orgullo. –Le saque la lengua juguetonamente. El profesor se había puesto en el centro de la clase, junto a unos grandes y burbujeantes calderos, pero por el momento el solo nos había mostrado uno.

— Bueno mis queridos –Dijo Slughorn trastillando con los tobillos.- saquen sus balanzas, todo el mundo, y el equipo de pociones, no olviden su ejemplar de Filtros y Pociones Mágicas.- Esta mañana comenzaremos con ejercicios prácticos –Con un movimiento de varita, comenzaron a aparecer letras en la pizarra.

“Filtro de Paz”

— Muy bien saben las propiedades de dicha poción… ¿Alguien? –En ese momento señalo a Azzura, quién se había puesto colorada de las mejillas en el momento en que todos fijaron su mirada en ella.

— Calma la ansiedad y alivia los nervios, señor… –Había dicho en un susurro, con todas sus mejillas sonrojadas. Pero fue lo suficientemente fuerte para que Slughorn lo escuchara.

— Correcto, cinco puntos para Gryffindor. –Dijo felizmente. Todos aplaudimos a Azzura quién aún estaba roja- La señorita está en la razón, esta poción es útil durante momentos de estrés e insomnio… ¿Alguien sabe que ingredientes lleva?

— Polvo de Ópalo, señor –Scorpius había hablado, la mayoría le había mirado encantadoramente, y es que no podemos negarlo… Scorp era muy atractivo.

— Perfectamente, el primer ingrediente es polvo de ópalo… Cinco puntos para Slytherin. ¿Qué más?

— También Jarabe de Eléboro, señor. –Wanda había dicho con toda confianza.

— Correcto, señorita Longbottom he de suponer –Ella asintió- Muy bien, si, cinco puntos más para Gryffindor. Todo eso lleva, pero debe de tomarse mucha precaución, recuerden que si esta poción no está bien preparada ¿Cuáles serian sus consecuencias… Señorita Potter? –Mi mano estaba levantada.

— Se dice que su efecto puede igualarse o ser mucho más fuerte que la de los muertos en vida, solo que completamente irreversible, señor. –Rose había gruñido por lo bajo por haberle ganado la respuesta.

— Ciertamente –Había sonreído detrás de su bigote de morsa- Ciertamente esta en lo cierto… Muchos testigos han visto como una persona toma un filtro mal preparado y no pueden volver  despertar… Así que mucho cuidado porque no saben las consecuencias ¿De acuerdo? –Se volvió hacia mi- Muy buena respuesta, señorita Potter… Cinco puntos para Gryffindor… Ahora su trabajo de hoy será prepararlo –Con otro movimiento de varita abrió las puertas del estante de ingredientes- tomen lo que necesitan, en sus libros están las instrucciones… Así que ¡Comencemos!

Hubo un sonido rasposo mientras todo el mundo arrastró sus calderos hacia ellos y algunos golpes apagados mientras comenzaron a poner contrapesos a sus balanzas. La concentración dentro del aula era casi tangible. Me acerque al almanaque para buscar los ingredientes.

— ¿Podrías darme permiso, por favor? –La chica había fijado sus ojos azules grisáceos escrutándome. Me hice a un lado sin contestarle y continuar buscando los ingredientes. La verdad, jamás le había dirigido la palabra a la hermana de Scorp, ella no era muy habladora, pero igual, no me apetecía conocerla del todo. Regrese hacía mi asiento y comencé a preparar la poción. Comencé a moler el polvo de ópalo para meter la cantidad en el caldero.

Mi hermano y yo a veces nos lanzábamos miradas retadoras, siempre competíamos el uno contra el otro para ver quién era mejor (Aunque evidentemente él era mejor que yo en Historia de la Magia) aunque a diferencia de mi, el tomaba Estudios Muggles porque piensa que el profesor Pulowsky era realmente un genio.

— Creo que yo mejor me hago a un lado –comento Scorp divertidamente- Ya ustedes comenzaron con sus juegos extraños.

Comencé a mover el cucharon del caldero tres veces en sentido contrario a las agujas del reloj, e inmediatamente prendí el caldero a fuego lento, para esperar siete minutos a que se calentara.

— ¡Alekséi, Pazhalsta! –Exclamaba Erikka, su caldero comenzaba a burbujear demasiado- ¡Lo estás haciendo mal, idiota!

— ¡Niet, Erikka! –El olor del caldero de Alekséi era horrible, casi nauseabundo.

— ¡Iré pasando por sus lugares! –Anunció Slughorn- veremos quien recibirá sus cartas de invitación para el Club de las Eminencias. –Muchos ahogaron un grito de emoción, entrar al club era casi imposible dado a que Slughorn era muy selectivo. Estuvimos un año entero burlándonos de James por no haber podido entrar al Club, ya que no era muy bueno en pociones, y si sacaba buenas calificaciones era porque Ted le ayudaba (Lo único bueno que hace ese metamorfago del mal).

— ¿Cómo me van a sorprender los Potter en esta ocasión? –Slughorn había asomado la nariz en nuestros calderos- Interesante, no está de más que ustedes dos son gemelos –Soltó una risa jocosa.- Muy bien, Kaia. La verdad es que me recuerdas tanto a tu abuela y a tu padre, muy buenos estudiantes los dos –Cerró un ojo y comenzó a menear el dedo índice.- Pillína, a que te has estado leyendo libros avanzados, te he atrapado. –Sonrió.- No está de más prepararse, excelente en verdad.

— Huh, gracias profesor –Le correspondí a la sonrisa.

— Bueno, volveré a evaluar su trabajo. Aunque me adelanto a decirles que ambos van excelente –Miro a Scorp concentrado en su caldero- Usted igual, Señor Malfoy, caliente un poco más el Filtro y quedara bien… ah y por favor, no me distraiga a las alumnas ¿De acuerdo?

— ¿Qué yo qué? –Scorp había enarcado ambas cejas sin entender realmente. Yo solté una pequeña risa al ver su cara de despistado.

— Tu fealdad distrae a las demás chicas, Acrómantula.

— Oh, solo eres una envidiosa, Gusarajo. –Y dicho así, continuamos con nuestras pociones. Finalmente al haber terminado los siete minutos, añadí las dos gotas de jarabe de eléboro. El aula se había llenado de vapores grises y de otros colores, algunos habían tenido algunos accidentes con sus pociones (Como los gemelos que la dejaron calentar demasiado)

— ¡Todo mundo se acabo el tiempo! –Slughorn avanzó lentamente entre las mesas, mirando con atención los calderos. No hizo comentario alguno, pero ocasionalmente olfateó o agitó las pociones.- Interesante, comienzo a ver a mis próximos miembros del Club de las Eminencias y de un muy buen TIMO aprobado con un Excelente de calificación.

Sonrió lamentablemente a la sustancia color alquitrán del caldero de los gemelos. Al ver la poción de Scorpius dio una inclinación de cabeza aprobatoria. Luego se acerco hacia Albus y yo.

— Vaya, dentro de los mejores trabajos, me obligo a admitir. –Sonrió emocionado- Sin duda alguna, alguno de ustedes llevo la delantera en la poción… Tendrán que averiguarlo en las notas finales –Nos guiño el ojo- Sin duda alguna, excelente trabajo ambos. –Se puso nuevamente en medio del aula.

— Es obvio que fue el mío, lo siento mucho Albus –le miré divertida.

— Oh, eso lo veremos hermanita –Sonrió.

— Felicitaciones a todos, algunos lo hicieron sumamente excelente y me guardare los nombres por ahora, pero muy buenos trabajos que me dejaron realmente impresionados… Mientras que los demás, continúen practicando, así se aprende mejor… Para la próxima clase deberán traer un pergamino donde hagan un listado de las propiedades mágicas y exquisitas del Filtro de Paz, así que por ahora están despedidos, nos vemos la próxima clase. ¡Pasen buena tarde!

El cielo se había vuelto una mezcla entre rosa y azul pálido, el día era un poco caluroso a comparación del frío que había en la mañana debido al cielo nublado, nuestra última clase era Defensa contra las artes oscuras, subimos las escaleras hasta el segundo piso, donde cruzamos a la bruja jorobada, y los cuadros nos daban la buena tarde.

— Hey, Potter. –Me volví- ¿Podrías entregarle este libro a Jimmy? –Me había escrutado con la mirada de sus ojos azules.

— ¿Por qué no has podido entregárselo tú? –Le interrogue enarcando una ceja. Él había soltado una risa mostrando una fila de dientes perfectamente perfilados.

— Bueno, no creo que le hubiese hecho mucha gracia… -E inmediatamente su semblante se volvió más relajado- además, es una buena excusa para hablar contigo… -Sujete el libro de adivinación y lo guarde en mi mochila.

— Bien, lo siento pero llego tarde… -Y pase a un lado de él. Noah Mayhew jamás de los jamases me había dicho eso y en realidad casi no hablábamos… no era mi tipo de amistades, muy egocéntrico de mi parte. Me uní a mis compañeras para continuar subiendo por la escalera de caracol hasta que finalmente llegamos al aula de Defensa Contra las Artes Oscuras.
 

— Bienvenidos todos –La profesora Aya Korshanova había hecho mover su cabello corto y anaranjado agraciadamente.- Todos saben perfectamente mi forma de trabajar y la teoría no está entre mis métodos… -Golpeo el escritorio llamando la atención de algunos distraídos- Prefiero el método práctico. –Tomo el libro entre sus manos y hojeo hasta que finalmente se detuvo en una página.- Muy bien, quiero que lean la página 15 muy bien y cuando lo hagan, busquen un compañero.
El aula silenciosa comenzó a llenarse de ruidos del filo de las páginas, todos estaban concentrados, y los que no, simplemente lo fingían. Mi compañero de escritorio estaba con sus ojos azules fijados en el libro, termine de leer, creo que ya había practicado demasiado esto… Era un muy buen hechizo para aquellos que realmente osaban con molestarme cuando comenzábamos el segundo ciclo escolar. Me incline hacía su hombro y susurré en su oído.
— ¿Quieres ser mi pareja?
No contesto, con aquel silencio recorrió su mirada azulina mirándome con cierta picardía y diversión.
— No lo malentiendas… -hizo una mueca con los labios- pero tu hermano nos mataría –Inmediato, comenzó a reír a carcajadas. Lo golpee en el hombro con la fuerza que tuve.
— ¡No me refería a eso, Hyperión! ¡Patán! –Lo volví a golpear.
— ¡Bien! ¡Bien! –Fue lo único que pudo decir antes de recuperar el aliento perdido por la risa.- Tendré que cancelar algunas solicitudes, pero bien.
— ¡Patán!
— Gusarajo.
— ¡Acromantula Patona!
— Tu ganas –Me desarreglo los mechones sueltos- Tu ganas pues.
Pasados unos 10 minutos, la profesora nos hizo pararnos a todos y después de una breve explicación, hizo desaparecer todos los escritorios para ponernos frente a frente de nuestros compañeros. Azzura estaba con la hermana de Scorp, y Wanda con el mío.
— ¡Concentrada, Potter! –Me grito Scorp. Le saque la lengua y entonces pusimos las varitas en alto, mirándonos concentradamente, el abrió la boca inmediatamente.
— ¡Desma…
— ¡Expelliarmus! –Y su varita había salido disparada de su mano.
— ¡Kaia! ¡Eso es trampa! –Se había quejado, mirándome ofendido. Yo solo comencé a reír.
— Oh, no seas llorón, Malfoy. –Fue a buscar su varita, y transcurridos unos cuantos segundos había regresado.
— Ahora sí, Potter. Sin trampas.
Ambos nos habíamos mirado fijamente, con las varitas en alto y entonces, ambos habíamos abierto nuestras bocas.
— ¡Desmaius! 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This Means War {Novela Colectiva de HP, 3ra Generación}

Mensaje por Vanellope el Mar 06 Ago 2013, 11:26 am


El rubio había comenzado a abrir sus ojos lentamente, lo primero que hizo fue soltar un gemido del dolor. 
— Ya levántate, Scorp. –Le tendí la mano para ayudarlo, al sujetarla lo empuje hacia atrás para que se levantara.
— ¿Cuánto tiempo estuve inconsciente? –Se tallo el rostro un poco adolorido.
— Solo dos minutos, la profesora me dio el contra hechizo para que te levantaras.
— No sé que me duele más: Si mi espalda o mi orgullo. –Se mordió la lengua yo solo le devolví una mirada lastimera. 
— Eres un pesado. –Le di un empujón.- Como sea, has ganado puntos para tu casa. Según la profesora, esa fue una interesante caída. 
— Me alegra –contesto sárcasticamente.- Bueno, otra vez, venga. 
— Te gusta estar inconsciente ¿Huh? –Bromee. 
— Un gran sentido del humor, Potter. 
Estábamos a punto de abrir la boca para atacar, cuando inmediatamente sentí una pérdida de fuerza, y me encontraba en el piso completamente adolorida del trasero. 
— ¿Así que te gusta lanzarle furúnculos a las personas, huh? –Halden realmente parecía molesto, con las cicatrices rosadas por todo su rostro. La profesora no se había dado cuenta de aquello. Scorp me ayudo a ponerme de pie y le lanzo una mirada de enojo a Halden.
— ¿Y a ti te gusta agarrar a las personas desprevenidas, Nott? 
— Tú no te metas en esto, Malfoy. Es un asunto entre ella y yo.
— Oh no, si me meto y puedo. Mejor lárgate con tus mierdas de amigos y por favor, no me hagas…
— ¿Llamar a Septimus? Oh –Sus ojos verdes moo se abrieron burlonamente- Si tengo bien entendido que no puedes defenderte solo si tu padre y tu hermano no se encuentran contigo. Y al parecer, no paras ninguna ¿Huh? 
Se había hecho bruscamente hacia atrás cuando Scorpius lo había empujado. 
— ¡Ustedes dos, brutos! –La profesora se había movido entre el silencio y los murmullos de los demás alumnos quienes observaban la escena. La profesora se había puesto en medio de ellos dos.- No quiero peleas, es la primera advertencia, si lo vuelven a hacer ambos van a parar en detención y limpiando calderos con vómito durante todo el día ¿Entendieron bien?
Pero ninguno de los dos se había quitado la mirada de odio, la verdad es que a pesar de todo, Scorp y Halden nunca se habían llevado de lo mejor, y eso era porque Nott era un troll prepotente y presumido. 
— Si, profesora –Contestaron al unísono. 
— Bien, ahora, vuelvan con sus respectivos compañeros… que esto no ha acabado, ¡Y todos a su trabajo! ¡Aquí no ha pasado nada!
La profesora se había ido a otra parte, mientras que yo notaba la mirada de furia que tenía Scorp.
— Ignoralo, Scorp. A veces la gente tiende a ser tan idiota. 
— Pero si esto no ha acabado, Potter. Veremos si te gusta tanto agredir a la gente, a ver si eres tan idiota como dicen que tu padre lo era. –Se había echado a reír. Scorp y yo nos habíamos mirado.
— Un último ataque, Scorp. –Le guiñe el ojo y el había sonreído. 
— Vale. A la cuenta de 1…
— 2…
— 3… 
Ambos habíamos abierto la boca para lanzarnos el hechizo, y al gritarlo, nos habíamos girado hacia la izquierda, y lo más divertido fue ver el cuerpo de Halden Nott volar por los cielos golpeándose con el estante de libros que comenzaron a caer encima de su cuerpo inconsciente. El aula había estallado en carcajadas, la profesora vaciló y quiso reírse, pero de pronto ya estaba caminando hacia nosotros.
— ¡A mi oficina ustedes dos! ¡Los demás ya pueden irse! –hizo un ademán de manos- Los dos, apúrense.


 


— ¿Cómo se les ocurre semejante idea? –Había exclamado la profesora levantándose de su escritorio. Nosotros solo nos lanzamos una mirada de satisfacción.
— Se nos desvió el hechizo, profesora –Me encogí de hombros- casualmente Nott se encontraba allí. 
Ella había apretado los labios en una sonrisa, que después desvaneció al recuperar el porte de profesora estricta.
— Pero no se debe de atacar a los demás, y en este caso no fue un hechizo, fueron dos. Ahora el señor Nott se encuentra terriblemente dormido en la enfermería, quizás despierte hasta mañana en la tarde, perdiéndose la mitad del día. –Se había sentado en una esquina del escritorio- Aunque debo admitirlo, muy buen ataque… tan fuerte que ni siquiera un contra hechizo ha podido despertar al señor. 
— ¿Nos va a quitar la detención por eso? –Pregunto Scorp, esperanzado.
— No hable tan seguro, Señor Malfoy. Muy bien pero igual, muy mal. Haremos esto –Suspiro- No le restare puntos a su casa –Hizo un ademán con la mano- Pero mañana tienen que venir a mi oficina durante la cena ¿De acuerdo? -Nosotros asentimos sin agradarnos mucho la idea. – Bien, entonces pueden retirarse, nos veremos luego.
Ya habíamos comenzado a salir, cuando la profesora había pronunciado mi nombre.
— Y en verdad Kaia, muy buen ataque –Me había guiñado un ojo y le devolví la sonrisa.
— Hasta pronto, Profesora. –Y cerré la puerta detrás de mí.
Había comenzado a caminar fuera del pasillo principal, Scorp se había tenido que ir a la sala común y yo igual tenía que hacerlo, subí hasta la torre Gryffindor y me puse en frente del cuadro de la dama gorda.
— Piratas Tuertos. 
El cuadro se había hecho a un lado, y pase a través del hueco para entrar a la sala común, deje mis cosas en el sillón y saque el papel de mí bolsillo. Con unas pinchetas comencé a ponerlo en el tablón de anuncios.


“Sabado 14 De Septiembrese realizaran las pruebas del equipo de quidditch a las 12:00 a.m en el campo de entrenamiento. ¡No estén tan seguros de que todos van a permanecer con sus puestos! Excepto yo, jé. —James Potter.
PD: Se necesitan dos golpeadores, si les interesa (Y es obvio que si, mas les vale ser buenos)”


— James estúpido. –Rodeé los ojos al volver a leer su anuncio, en verdad a veces no podía ser serio. La cena no sería hasta dentro de una hora, así que me tiré en el sofá un rato.
— Como siempre, perdiendo el tiempo –Aquella voz me había hecho saltar, y me fije muy bien, estaba sentado en el sofá.
— ¿Qué haces tú aquí, Remus? –Exclame.
— Puedo estar aquí, es mi sala común también.
— No te quieras pasar de listo –Gruñí molesta.
— Oh no, como crees… -Había dicho malvadamente. Sus ojos no se habían despegado del libro, y por un momento me quede escrutando su semblante, después de un segundo él había levantado la mirada, la cual había esquivado. Me puse de pie frunciendo el ceño.
— Eres detestable… -Sujete mis cosas para irme a mi habitación. Cuando él había pronunciado mi nombre en un susurro seguida de una risa. Después de allí todo transcurrió muy rápido, en un abrir y cerrar de ojos ya me encontraba cenando un estofado de patatas y carne.
— ¿Entonces si les darán detención? –Había preguntado Rose- ¡Que geniecilla eres, primita!
— No nos resto puntos, eso fue lo mejor ¿No? –Le dije enfáticamente mientras que ella se atragantaba con el estofado.
— ¡Bueno, pero…
— Bajale a tus humos, Rosie. –Ella había bajado el rostro apenada.
— Debo admitir que les quedo genial –Comentó Wanda- ver a Nott volar y dejarlo inconsciente no se ve todos los días.
— Según escuche –Azzura había hablado en un pequeño susurro- aún no saben si despertara mañana en la tarde o hasta el miércoles…
— Lástima por él –dije sarcásticamente.
La cena había terminado con un discurso de parte de Mcgonagall con las mismas normas de siempre, me adelante a irme a la sala común mientras que Azzura se quedaba con los de primero y por primera vez Travis le ayudaba a controlarlos.


 



No podía dejar de mirar el techo oscuro, no podían pasar más de las once, respire hondo y quise cerrar los ojos, pero fue en vano. Me puse de pie y me puse unos pantalones quitándome el pijama, metí mi varita dentro de mis pantalones y con mucho sigilo salí de la habitación. Seguramente Azzura se encontraba en su ronda. La sala común jamás había estado tan silenciosa, el fuego estaba en su punto cálido.
Salí de la sala común, lo cierto era que no comprendía mi insomnio de aquella noche, el pasillo estaba en completa oscuridad y el silencio era fúnebre.
— Lumos. –La punta de mi varita se había prendido y comencé a caminar hacía el ala este. Cuando no podía dormir, me gustaba entrar a leer en la sección prohibida. A estas horas Flich rondaba por las mazmorras, era la hora en que Peeves solía hacer bromas secretas.
La sección prohibida tenía ese aire a miedo y a terror, me fui a la tercera sección y sujete un libro de tapa roja, bastante polvoriento y estuve un buen rato leyendo “Guía de defensa y ataques de Loretta Malkin 09.”  Hasta que de un momento a otro bostecé y deje las cosas en su lugar, tomé el pasadizo de detrás del busto de Gregory el Jorobado, el cuál era un pequeño callejón angosto que al salir, salías por un retrato en las escaleras de la Torre Gryffindor. Miré que no hubiese nadie, y cuando iba a por el cuadro de la Dama gorda, mi corazón dio un vuelco.
— ¿Sigues rompiendo reglas, Livana? –El aliento se había escapado de mi boca, me di la vuelta y entonces, me miró con sus ojos verdes brillantes, lúgubres debajo de esa oscuridad.
— Yo… No tengo que darte explicaciones, Remus.
— Oh bueno, al parecer si… Ya que soy prefecto y puedo bajarte puntos.
— No le bajarías puntos a tu propia casa. –Lo rete. Entonces el avanzo algunos pasos, pisando mis talones, yo me hice hacía atrás y choque contra la pared, el se detuvo.
— No-me-tientes. –Susurró, entre una voz que te causaba escalofríos y hacía que tu piel se erizara. Hasta ese punto, el desprendía un aroma a melaza y hierbabuena. Empuñe mis manos y lo miré decidida.
— No lo hago, ahora si te importa… tengo que entrar a la sala común. –Me di la vuelta, cuando mi muñeca se había tensado, sentí un jalón y de pronto me encontraba más cerca de él.  
— ¿No me digas que Kaia Potter tiene miedo? –Enarco una ceja.
— Seguramente y de ti –conteste sarcásticamente.- No me hagas reír.
— No te veo riendo ¿O sí?
— ¡Si  no me sueltas ahora mismo yo…
—… Tú qué? –Curvo sus labios en una media sonrisa burlona.
— Suéltame ya, Remus –dije entre dientes. Entonces, mi corazón había comenzado a palpitar demasiado rápido inmediatamente comenzara a sentir el calor desprender de su cuerpo, se había comenzado a acercar demasiado, y estaba a punto de golpearlo en el rostro, sentí su aliento cerca de mi rostro, y había pegado sus labios cerca de mi oído.
— Veté a dormir. –Me había soltado.
— Cretino. –Lo empuje y me volví hacía el retrato de la dama gorda quién se había quejado de ser tan tarde. Y antes de que el retrato se cerrara detrás de mí, pude ver a Ted sonreír burlonamente, sin quitar su mirada de mí… y jamás lo había odiado tanto.


Jamás.
 


Última edición por Vanellope el Lun 12 Ago 2013, 1:27 pm, editado 1 vez
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This Means War {Novela Colectiva de HP, 3ra Generación}

Mensaje por Thalassa Deméter. el Mar 06 Ago 2013, 11:59 am

SO, BITCH, ME ENCANTÓ *O* Es Kaia, ¿cómo no iba a gustarme? *movimiento de pelo, a lo bitch please (?)* Scorp y Kaia son la hostia juntos xDDD Me partía, sobretodo cuando le tiraron el hechizo al maldito de Nott, ¡TOMA! En toah la face Kaia, she's lovely I love her *O* Es tan ella misma, a pesar de tener que brillar por encima de su apellido, ella es, ella, la adoro, me encanta enserio *O* Lo de Aaren me mató, que lindos *O* aunque yo soy del team Ked *O* Hablando de Ked.... ¡ADORO A ESOS DOS! Se odian, pero eso es amor, oh sí Amorcito rico del bueno
Eeeen fin, que adoré el capitulo, amé la narración y amodoré a Kaia *O* You Rules, Noe <3
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This Means War {Novela Colectiva de HP, 3ra Generación}

Mensaje por Shanelle Regine el Mar 06 Ago 2013, 1:46 pm

  ósea, esa Shanelle debe ser social. ¿Qué onda con su escritora? -Ivy Huye- Jajajaja Remus es taaaaan..... ¡Enserio! *w* y Kaia... Dioses, esa  rubia pecosa (?) es muy lindisíma. Y Me vale lo que diga Ted. Por cierto, a mi me huele a que el Capitán de Ravenclaw quiere con Potter :gasp: , No sé, pero yo mismo lo crucio si es así.


By: Ivy



PD: Gracias por sus comentarios anteriores, Noa, Val y Noemi :) Trabajar bajo presión vale la pena con tan hermosas opiniones. Un besote y abrazo psicológico :D
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This Means War {Novela Colectiva de HP, 3ra Generación}

Mensaje por Hakuna Matata Bitch el Mar 06 Ago 2013, 7:15 pm

A ver a ver:
1) KAIA ES LA SHIT MATE *girl crush*:enamorado: 
2) "y jamas lo habia odiado tanto....Jamas" DEJÁ EL DRAMA CHICA *voz miss simpatia* YOU KNOW YOU LUVVV HIM YOU WANT TO HUG HIM YOU WANT TO KISS HIM
3) SCORP Y KAIA SON ASDFGHJKL JUNTOS! #BFFPOWER LOVE THEM "the dynamic duo of the natural blondies" still no hay como "The dynamic duo of Metamorphmagus (and sexy) brunettes *coff , coff* ted y yo Thank you thank you ladies and gentleman ...Ok no , i'm kidding 
4) Perdon... me hablabas a mi? - james la ignoro pesadamente- JA! Cuidadito Potter que mi juego apenas empieza.. apenas empieza... *risa maquiavelica 
5) no esperen quedarse con sus puestos..excepto yo je... *facepalm* me enamore de un idiotaa....NOOOOO
6) ustedes brutos! - JAJAJAA MI TIA ES LA SHIT OK:omg:  SHE'S AWESOME.... y te malcria xD
ANYYYYYYYWAAAAAAAY 

ya dejo de aburrirte va 

LOVE YOU even though you don't love me .....OK OK KIDDING KIDDING SO-RRE :hug: *corre a escribir*:corre:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This Means War {Novela Colectiva de HP, 3ra Generación}

Mensaje por Hakuna Matata Bitch el Miér 07 Ago 2013, 6:02 pm

More than just my fucking body
 

is just my humble opinion but is one that I believe in you don't deserve a point of view if the only thing you see is you

Wanda Longbottom




Los recuerdos de ayer en la noche seguian re-reproduciendose en mi cabeza , como una fastiosa pelicula ,  nitida e insistente

 
Ya sabemos porque es que el sombrero se ha tardado tanto , quien no querria tanto tiempo contigo.. a la luz de las velas claro
 
A palabras necias , oidos sordos, me habia dicho yo misma , la escena , era casi hipocrita , yo detestaba la hipocresia, hacia tan poco habia sido “la patetica Longbottom” , todos y cada uno habia aprovechado oportunidad para burlarse de mi, Y los que no simplemente me habian ignorado…De repente había regresado y todo era diferente…
 
Vaya que te ha caido bien Longbottom! , cuando te has puesto tan buena!
 
Detestaba sentirme asi , casi mas que sentirme ignorada , era respetada , eso si , porque si algo era seguro es que ya no sabian que esperar de mi , y creanme , que era mejor tenerme de amiga , que de enemiga.
Sin embargo…El pensamiento de no ser más que un cuerpo me repugnaba hasta el punto de las nauceas.
Habian dos maneras de ser solo un cuerpo
 
Ya yo habia pasado por una;  al estar ausente …Lejos …en alguna otra parte …Volverte inexistente en tu propio cuerpo…Como si hubieses perdido tu escencia …inhalas , pero no respiras , bebes , pero tu garganta esta seca , sale sangre pero no duele… Despues de todo…Eres un alma , tienes un cuerpo …Y cuando te vuelves solo eso… Solo un cuerpo , no sientes , la cordura se te resbala por los dedos , estas entumecida,  muerta e inerte.
 
Yo habia estado ahí.
 
Luego estaba la otra manera, que a veces, en esos momentos de locura, me parecia incluso mas vacia , lo que tienes adentro esta adormecido…En ves no existe, eres una persona echa para ser usada …Una bimbo
No queria que me vieran como James Potter me habia visto, algo para jugar, …Yo queria algo genuino…Que una no puede ser considerada bonita e inteligente?
No queria ser solo “la atractiva” , queria que me vieran como Wanda , alguien con un nombre y con sentimientos , no una cosa….Luego abruptamente en estos saltos de mi mente , a mis recuerdos llegan otra cosas
 
 
- vas a decirme que no importa?, quien te crees que eres!? – la rabia me invade y me vuelvo abruptamente dandole una fuerte bofetada , que lo manda de lado . Le toma un rato enderezarse , con una expresion incredula , y la mano en la mandibula , veo que le dolio mas de lo que esperaba…
 
 
No se si sentirme culpable o orgullosa cuando en mis labios se extiende una orgullosa sonrisa juguetona …Sabia que hoy el  juego me venia fuerte , por supuesto que James no iba a quedarse con los cruzados…Pero como ya dije , yo trabajo en efecto espejo…Que me de su mejor golpe , yo le devolveré el mio.
Cierro los ojos un  momento y me incorporo en la cama, echo el cabello para atras con ambas manos…Tenia que levantarme con la mejor actitud posible…Pero ahora lo que queria era dormir.
Cerre los ojos dispuesta a disfrutar lo que sea que me quedara de tiempo para descanzar ...Y solo entonces claro, sono la puta alarma.
 
No, no cinco minutos mas por favor , pensé y como por milagro la alarma se calló , y queria mas que nada quedarme y dormir , pero suspire resignada y doble ambas piernas , para luego patear las sabanas , un mechon de cabello morado me cayó en el rostro , tenia la mirada perdida…Que no podian tener compasión y comenzar las clases por lo menos 20 minutos más tarde?, esto era abuso de menores! .
–hey –escuche la voz de Kaia , aunque claro no podia verles bien , porque tenia demasiado sueño como para quitarme el cabello de la cara , en estos momentos era mecanica
 –Buenos dias Kaia – dijo Azzura, yo solo solté un gruñido y me encamine al baño, cerrando la puerta detrás de mi.
 
Lo primero que hice (aun practicamente a ciegas) fue abrir el lavamanos, solo entonces utilice las dos manos para echar mi melena hacia atrás y echarme agua fria en la cara , me frote los ojos y me lave con jabón hasta que me ardieron los  ojos  tratando con todas mis fuerzas de deshacerme del maldito sueño, cuando finalmente logro que se vuelva tolerable , me seco la cara y me deshago de la camisa de dormir , que me llega arriba de las rodillas, soy de esas que duerme con poca ropa, detesto los pantalones para dormir , me dan calor , asi que normalmente duermo en shorts o camisas que me quedaban grandes . Cosas cortas en si.
Me introduzco en las pantimedias traslucidas  (habia dejado el uniforme en el baño la noche anterior)  luego en la falda
negra ,  me levanto para ponerme la camisa , me deshago del bra que es negro y lo reemplazo por uno blanco , No es que tuviese en cantidad industrial , pero tenia una cantidad mas que decente. Y  en el momento en que comenze a abrocharme la camisa , me fije en el  anillo de Hazel , fruncí el ceño , una de las cuencas del anillo ya no estaba vacia , en su lugar brillaba un rubí , giré la cabeza … “estaba eso allí ayer?” me pregunte a mi  misma , termine por sacudir la cabeza  y resolver que no importaba si queria llegar temprano a clases, terminé de abrochar la camisa y la arremangue , no suelo ponerme la tunica. Por ultimo me deslize en las botas de combate , el tacon era grueso y disimulado. Ya vestida me miro al espejo un momento y me delineo los ojos , con el delineador de siempre. tomo el gancho que esta al borde del lavamanos y me recojo la melena en el usual moño al descuido. Un poco de perfume y salgo finalmente del baño.
Afuera se encuentra Azzura , ya vestida sentada en la comoda cepillandose el hermoso cabello dorado
 –hey Azzu  -le dije sonriendo ,  ella me devolvio una de sus sonrisas timidas y dulces
- Hey Wen –dice casi en un susurro
–lista para el primer dia , en quinto?..y como perfecta ademas – le pregunto entre tanto tomo mi bolso y me lo arrojo al hombro , ella  se encoje de hombros con el labio  inferior entre los dientes , yo suspiro y me cruzo de brazos dandole una sonrisa pequeña
 –Que sucede? –le pregunto acercandome a ella y arrimandola juguetona para sentarme a su lado en la comoda , ella rie brevemente , pero luego su risa se desvanece y mira hacia otro lado
 –estoy algo nerviosa , es todo-dijo- Y todavia no entiendo como Mcgonagall creyó que yo podia ser prefecta, además Maddox no se toma nada enserio – le pongo la mano en la rodilla haciendo que me mire
 –hey, es normal que estes nerviosa , yo tambien lo estoy, ademas si por lo de ser prefecta,  no creo que haya alguien más Perfecta que tu para eso- abre la boca para hablar pero la corto
–Azzu- comienzo –eres inteligente, super responsable – me rio- es mas no se que hariamos Kaia y yo sin ti!, ya tienes la experiencias de cuidarnos a nosotras- le sonrio –y si puedes con nosotras pues unos mocosos de primer año no serán problema- me da una pequeña, yo le devuelvo una sonrisa maquiavelica y mis ojos se tornan verde malicia –Y por Travis Maddox …No te preocupes , ya le llegaran las luces – ella se rie levemente y yo me levanto
–anda vamos a desayunar, que si no nos quedamos sin comer – ella se levanta también y entre charla bajamos las escaleras, hay muchos de primero que estan perdidos, un grupo de niñas se le acercan a Azzu preguntandole algo , ella me hace señas para decirme que nos veremos luego , yo le guiño el ojo con y con un ultimo “Suerte” que le mascullo con los labios la veo desaparecer por el retrato. Paso la vista por la sala común entre el revuelo de los de primero, lo veo , sentado en uno de los sofás , relajado con sus amigos , Me acerco a paso seguro , levantando miradas a mi paso…Que me veian tantos babosos?, no estaba acostumbrada a esto , y de nuevo , se me revolvio el estomago …Lo que sea que estuviese pasando por la cabeza de estos idiotas me convertia en…Un cuerpo , una bimbo que quieren cogerse…Y yo NO-SOY ninguna bimbo que quede claro joder! .
Tomo una bocanada de aire para detener la sensacion en mi estomago  y con la cabeza en alto y expresión seria, me acerco a Maddox.
–buenos dias  - saludo en general , el y sus tres amigos se vuelven a mi , los tres idiotas me miran brevemente extañados, luego sus mandibulas caen abiertas y me ojean de pies a cabeza , yo ruedo los ojos, Maddox por su parte me sonrie
 –buenos dias- se detiene un momento , su sonrisa se ensancha ligeramente –Wanda –encarno ambas cejas cruzandome  de brazos
–ahorrate la escenita , yo vengo a hablar claro – encarna ambas cejas y se levanta de su asiento , la sonrisa no abandona su rostro por ningun motivo
–Bueno- dice –te escucho entonces preciosa –ruedo los ojos  aun cruzada de brazos , levanto el rostro autoritaria , o almenos eso parece, en realidad es una excusa para mirarle hacia arriba , ya que , a pesar de que podria decirse que soy alta , es  bastante más alto que yo.
–me llamo Wanda, y te limitaras a llamarme asi , nada de preciosa , muñeca, ni linda –hago una mueca –todas las he escuchado y me caen como una patada al estomago- Travis sonrie con ambas cejas encarnadas y arroja ambas manos al aire
–Bale, bale , mis disculpas , Wanda- me muerdo el labio inferior interno , de manera que mi rostro no muestra cambio alguno. Hay ese algo…Cuando pronuncia mi  nombre que…Mejor dejemoslo asi. Asiento
 –Aceptadas, pero llamame preciosa otra vez y te arraco los dientes con una tenaza- digo pestañando , el suelta una risa baja y asiente
–captado- sonrie  –Y…Que era lo que querias decirme?...- Ah si! , mantengo los brazos cruzados y sigo mirandole con el mismo aire de seguridad
 –Eres prefecto de quinto correcto?- el asiente sonriendome gallardo
–correcto –dice simplemente , la sonrisita juguetona no abandona sus labios, los tipos asi caminan en una fina linea entre atraerme y efermarme , porque negar lo inebitable?, me aclaro la garganta.
–mi mejor amiga, Azzura Wheenhollen, es tu compañera – se queda pensativo un momento luego chasquea los dedos
 –ah si, si , la rubiecita- arrugo la nariz
 –Azzura , se llama Azzura carajo – asiente de nuevo
–lo siento , lo siento no soy bueno con los nombres , me disculpo – ruedo los ojos y suspiro
–mi punto , Maddox –comienzo con el mismo aire de seguridad – es que , sois compañeros , lo que nos lleva a que apreciaria que no la dejaras sola e hicieras tu trabajo tambien , en lugar de quedarte aqui como un inservible idiota- escupo firme , el me mira impresionado , hay un brillo en sus ojos al cual no le puedo poner anillo en el dedo del todo. Luego timido se rasca la nuca, se aclara la garganta y habla –claro , claro , dile por favor a tu amiga , que lo siento mucho, , no fue , ni es mi intención parecer ningun tipo de vago ,  ni mucho menos un patán, solo he estado algo disperso estos dias ….Es todo –dice , yo asiento
–mmh-hhm, mas vale que sea eso , Maddox – me llevo la mano al pecho –digo , Gryffindor no puede tener a ningun tipo de mediocre como prefecto, digo donde dejarias la reputación de los leones?- digo en mi caracteristico humor negro y asido , el me mira con ambas cejas encarnadas , esas sonrisa aun jugando en sus gruesos labios , por ultimo asiente
 –estamos de acuerdo, Wanda – casi simultaneamente con sus palabras , yo le he dado la espalda , pero esa sensación parecida a un escalofrio , pero mas nerviosa y ligeramente calida me recorre la espina dorsal el momento en que sus labios pronuncian mi nombre.
 
x x x
Entro al comedor, muchos hombres levantan los ojos enseguida, agh como detestaba sentirme observada, enserio, no necesitaba atencion , solo respeto estaba bien y ya…Pero noo , a donde quiera que iba me seguian la manada de babosos , mirandome como idiotas pervertidos,
 
“Ugh” pensé agarrando el borde de la falda con dos dedos para mantenerlo en su lugar , por si acaso se movia…No queria que estos morbosos fuesen a ver mas de lo que deberian , ya era suficientemente fastidiosa  la situación por si sola.
 
“como coopera James con esto todo el tiempo”- pensé de repente , y estaba tan concentrada en resolver el enigma que ni siquiera me reprendi por pensar en el ..Es que digo , era algo interesante de saber…Digo , yo llevo venticuatro horas como “La sexy” y no me parece más que un gran fastidio!.
Sacudo la cabeza por fin rindiendome , y me le acerco a Azzura que acaba de terminar de hablar con Scorpius, habia decido mantenerme al margen , pues en realidad no sabia que tenia que decir con respecto al hecho de que habia dejado a su hermano , practicamente sin nariz y descendencias , todo en tan pocas horas.
Miro como Scorp se va , y se sienta junto con su hermana , quien levanta la mirada ,  y esta se choca con la mia , ya mas acostumbrada a la idea , le doy una sonrisa , y ella no tarda en devolvermela , en serio , esta chica y yo podriamos ser buenas amigas , estoy segura.
–Hey – digo volviendo mi atencion a Azzu , ella se vuelve a mi tambien y sonríe
–hey – dice con su tipico aire de dulzura – que hacias?- de repente recuerdo cambiar mis ojos de color , solo Kaia , Azzura  , Ted y Albus habian decodificado los colores…Por ahora.
 –nada , nada –digo inocentemente , volviendo mis ojos a su color original y le tomo del brazo para ir hacia la mesa
–no hiciste nada que vaya a meterte en problemas verdad?- negué con la cabeza , sonriendo picara
–no Azzu, claro que no
Y dicho esto nos sentamos en la mesa , no hay tiempo de saludar , Rosie habla inmediatamente.
–escuchen – refunfuñó indignada poniendo el profeta , en la mesa para que todas pudiesemos verlo bien
 
“al parecer parte de la sociedad mágica del Ministerio de Magia , esta en completo en desacuerdo de que el torneo de los tres magos se vuelva a llevar a cabo, por debidas razones; El ministro de magia: Kingsley Shacklebolt a opinado y dicho a nuestros seguidores: “todo esta en orden y no deben temer , ahora el mundo magico está en armonia”.
 
Ojee el periodico cautelosamente por unos minutos –aqui esta tu padre , Kaia- dije a la rubia señalando una foto donde el señor Harry se encontraba con el ministro
 –Esto es absurdo – refunfuñó , yo mientras tanto le di un trago a mi zumo de calabaza rezandole a todas las fuerzas que me despertase
–Es como si se estuviesen burlando del trabajo de mi padre –hizo una pausa , yo mordi mi tostada escuchandola con atención
–Voldemort ,…estupideces – iba a hablar pero en ese momento hablo Azzura
–creen que Voldemort sería capas de regresar? – pff por supuesto que no , que estupides , ha tenido ya muchos años para hacerlo , seria ridiculo y ademas inaudito que apareciese ahora 
-perrro la gente es tan crredula- sobresalio de repente una voz asentuada , los gemelos , Erikka y Aleksei  tomaron asiento
 
–y como a ustedes no les gusta burlarse de la gente  -refunfuño enfadada Rose, le caian fatal …A mi sinceramente me daban igual , no me mal entiendan , me trataban pesimo , como a la mayoria de los alumnos , pero simplemente solian resbalarme las burlas de la gente, podría decirse que despues de recibir tantas me habia vuelto inmune a ellas.
 
Los gemelos y Rose comenzaron una especie de discusion , que termino el ellos dos riendo hasta llorar, eran sinicos en cuanto a las criticas , como yo …Supongo que por eso no los despreciaba , porque sabia que yo podia ser asida a veces tambien. No  presto mucha atención , hasta que Aleksei dice –Ah, Kaia , nos encontrrramos a tu herrmano y nos entrrego esto- y le da un papel, luego de esto los gemelos se despiden , yo frunzo el ceño
 
–que sucede? –pregunto , secretos en  reuniones son mala educacion , y cuando tenian que ver con James me caian peor.
 
 –nada interesante –responde Kaia , absorta , yo ruedo los ojos  y tomo otro trago del jugo intentando lo más que puedo mantener mi cabeza en otro lugar, entonces Rose habla
 –Alguien ha visto a James y a Ted?- Y SEGUIMOS CON JAMES!?  , bufo fastidiada  y de mi mochila saco el libro de Stephen King que estaba leyendo, me sumerjo un momento en la lectura , con el vaso de zumo de calabaza en una mano y el libro en la otra
 
“Era poco más de medianoche. Jack y Al entraban en Barre por la carretera 31, Al sentado al volante de su «Jaguar», tomando sin precaución alguna de las curvas, pasándose a veces de la doble línea amarilla. Los dos iban muy borrachos; esa noche los marcianos habían aterrizado en gran número. Tomaron la última curva antes del puente a más de 110. En el camino había una bicicleta de niño, y hubo un chillido doloroso y agudo de la goma arrancada…….”
 
 Y de repente en la profunda narración de mi cabeza  aparece la irritante voz de Rosie 
 
-como le ha ido a james en los TIMOS? -  creo que preferia la narracion macabra de King a los TIMOS de James…Era absolutamente necesario , enserio? , Kaia habló –Pues… Tuvo tres extraordinarios y un supera las espectativas ,  el muy idiota saco una D en herbologia …El profesor tuvo compasión de el – salgo de mi libro para soltar una risa disimulada por la nariz jaja…idiota pensé para mi misma , podria decirse que yo era buena en todas las materias –y no es que me jactase de ello- pero la mayoria de mi familia eran educadores , o aqui o en Beauxbatons , o Drumstang o en alemania o en rusia….En fin …Si no era buena academicamente terminaria desheredada.
 
Entonces aparece Mcgonagall con los horarios –sus horarios …Y no quiero verla haciendo cualquier barbajaneria señorita Potter- Mcgonagall se endereza con su caracteristica elegancia –me alegra saber  que hace un buen trabajo como prefecta señorita Wenhollen …Y bienvenida de nuevo a Hogwarts señorita Longbottom- levante el rostro del libro y sonreí en aprecio mascullando un breve  “Gracias directora” –señorita Weasley – dice por ultimo entregandole su horario a Rose. Quien inmediatamente se dedico a ojearlo cuando Mcgonagall nos paso finalmente de largo.
 
–hoy no esta tan mal…-dijo –Historia de la magia con los Hufflepuff y transformaciones con los Ravenclaw- 3…2…1
 -maldita sea! – se escucho el quejido de Kaia –dos horas de historia de la magia! –me rei , la materia a mi tampoco me hacia mucha gracia , sobre todo porque Binns podia aburrirte hasta enviarte a tu tumba, pero Kaia…Se podria decir que la odiaba con una pasión inigualable.
 –concuerdo con Rose  -dijo Azzura por lo bajo –no es tan malo
 
x  x  x
Ya en el aula de historia de la magia me deje caer sobre uno de los escritorios al azar , termine sentada junto con un Gryffindor , pero no le preste mucha atención , saque los libros dejandolos en el escritorio , entre ellos el libro que estaba leyendo , me dispuse a abrirlo cuando de repente una voz me llama la atención
 –vaya , te gusta la literatura muggle – vuelvo el rostro causando que un mechón de cabello morando me caiga al ojo
–Si- contesto secamente a Maddox
 –porque? – encarna ambas cejas y hace a un lado su libro de historia de la magia , debajo de este un libro azul , en letras blancas
 
“Hamlet”
 
por William Shakespeare
 
la calavera en la portada sobresale , de color cobrizo  debajo de las letras doradas , mi mandibula se descuelga en impresión
 –vaya… - digo lentamente , claramente impresionada –no tenia idea de que alguien como tu…- me corta con una risa leve
 –supiera lo que es un libro? – me mordí el labio  y rode los ojos
 –si…digo no, a lo que me refiero es que bueno ya sabes porque eres guapo y…- me corta con ambas cejas encarnadas , me aclaro la garganta subitamente logrando cubrir cualquier sospecha
 
 –Eso dicen las chicas de la escuela por lo menos …La mayoria digo, y honestamente los tios como tu no suelen tener interes en los clasicos….O la literatura – me sonrie burlesco
–los tios como yo?, y es que acaso me conoces? –pregunta , yo sonrio divertida , mis ojos verde malicia , Binns entra en ese preciso momento
 -bienvenidos a la clase, por favor abrid el libro en el capitulo uno si sois tan amables  -gruñí , la voz de este hombre era como una nana para dormir., era tan ….ugh….Pacifica .
 – remontemos a los origenes de nuestra historia a principios del blah blah  V las blah blah blah del imperio Romano fuero a londres , dejando la ciudad despoblada , algunos se fueron a ciudades …blah blah  ..Y otros se fueron a ciudades …..-  y en algun punto, me perdi , aun asi Binns continuo por dos horas , acune la cabeza entre las manos , este hombre iba a matarme , ya de por si estaba trasnochada. Me enderezco con la poca fuerza de voluntad que me queda y alcanzo a lanzarle una mirada de sueño a Kaia , la cual se rió.
 
–no has respondido mi pregunta – siento de repente unos labios calidos en mi oido , ese escalofrio me recorre la espina dorsal , y de la manera mas indiferente posible hago distancia , gruño enterrando la cara en las palmas
–lo siento, que me preguntaste?, en realidad mi cerebro no esta funcionando propiamente ahora – se ríe.
 –que no has dormido? – gruño de nuevo
–algo asi..- dejo caer la palma derecha sobre el escritorio , manteniendo el rostro cansado enterrado en la izquierda. Entonces siento otro escalofrio cuando alguien me roza levemente la mano , casi como una caricia , por el borde del guante negro , en los dedos , me enderezco inmediatamente quitando la mano
–que haces?! –pregunto en un susurro poniendome uno de lo mechones que se ha salido del moño tras la oreja , una sonrisa pequeña aparece en sus labios
 
–eres boxeadora..-  mis ojos se vuelven naraja…Oh color nuevo , bien naranja significa sorpresa.
–si…- digo con una ceja encarnada –como es que….?-no habla pero me da su respuesta cortandome al levantar la mano izquierda , tiene un guante parecido al mio , pero mas version masculina. Mi mandibula cae disimulada  en sorpresa, el naranja en mis ojos se aviva aún más
 
–porque tu tambien eres boxeador – encarna ambas cejas y me sonrie juguetón  , entonces me salvo la campana .
 –bueno , el miercoles quiero un pergamino en mi escritorio acerca del capitulo uno, sin mas preambulos , nos vemos en la proxima clase- pues Aleluya! , pensé conforme practicamente saltaba de la silla , desordenadamente arroje los libros a la mochila y salimos de ahí, le di la espalda a Maddox y me dispuse a encontrarme con mis amigas en la puerta.
–ya ansio que sea miercoles! – Kaia y yo intercambiamos una mirada de incredulidad , luego Kaia se quedo mirandole como si fuese un bicho raro
 –como es que eres familiar mio…?- dijo con el tono de alguien  mentalmente desorientado. Suspire con una sonrisa en los labios y nos encaminamos al aula de Transformaciones. Nos dejamos caer sobre los escritorios , a mi lado izquierdo Rose, a mi lado derecho Maddox…Por desgracia.  La profesora Vereceli hace su introducción , de que materia nos impartiria (aunque  fuese total e inutilmente innecesario) , luego hablo de que quinto era importante debido a los TIMOS , otra cosa que, sorpresa, tambien sabiamos! , y porque no le gusta que la gente repruebe su materia.
–Muy bien- dice luego de un rato –empecemos con un poco de lectura , se escucho el rugido de queja de los leones, eramos fanaticos de la accion por naturaleza , no de la lectura cuando de clases se trataba… Y si , eso sonaba raro siendo yo una ex Ravenclaw , pero en realidad habia sido asi para mi toda mi vida. –callaos todos! –grito con autoridad  Agripina –ahora sino abren sus libros os juro que bajare 50 puntos a su casa – y a pesar de refunfuñar en resignacion , todos los libros se vieron abiertos en un abrir y cerrar de ojos.
Nos hizo leer el “Manual de transformacion nivel intermedio” , y una vez terminado hizo un movimiento con su varita , en nuestros escritorios aparecieros tres alfileres respectivos para cada quien.
–ahora saquen vuestras varitas –dijo con autoridad , resbusque al costado de la bota y saque la varita , madera negra , bastante larga particularmente buena en los duelos. Volví mi atencion a Agripina rapidamente
–debereis moverla de derecha a izquierda y hacia abajo…Y sus pajaritos se abran convertido en tres pajaritos de colores pasteles – pausó –no es complicado, es cuestión  de hacer los movimientos, empiezen por uno… -  parecia bastante sencillo , pero en cinco minutos de la clase la primera en levantar la mano fue la prefecta de Ravenclaw Primrose Merrythought. –profesora –dijo con voz frustrada –no puedo…- Agripina (os he mencionado que su nombre me suena a un raro caso de influenza?) se acerca a su escritorio a explicarles
–Vamos bleephorn! –grita poco despues –es tan sencillo! – yo resuelvo ignorar us gritos y concentrarme, elegante y pacientemente muevo la varita
 
derecha , izquierda , y hacia abajo
 
y Poof!
 
El alfiler era un pajarito azul pastel , poco despues aparecio el de Rose , el cual fue verde limón 
-Oh –dijo mirando su pajarito –que bonito- poco despues el alfiler de maddox se habia vuelto un pajarito amarillo , en cual volo hacia mi y se  poso en mi mano –creo que le agradas – dijo Maddox en una mezcla entre coqueteria y dulzura, yo ruedo los ojos con una sonrisa juguetona apoyando el codo el la mesa y la barbilla en la palma
 –tengo un imán de animales ultimamente –digo simplemente con aire divertido e irónico , el me mira con una ceja encarna y su tipica sonrisa gallarda
–eres tan dulce con la gente siempre?- pregunto , yo no pude evitar reirme
 –algo asi , algo asi… -digo mordiendome el labio y haciendome la pensativa, el se queda ahí mirandome con curiosidad
 –parece tener interes en ti – me susurra Rose despues de un rato cuando ya se le han acabado los arfileres y Agripina se ha reusado a darle más, yo bufo ligeramente
–pues la mayoria de los animales de esta escuela han  desarrollado un subito interés en mi en las ultimas veinticuatro horas –dije entre risueña y fastidiada , Rose se rie , es tan estudiosa y correcta todo el tiempo que a veces sinceramente se me olvida que tambien es una chica adolescente
–pues es guapo, asi que no seria mala opción –susurra , yo río por lo bajo negando con la cabeza
–creo que tiene la cabezota más grande que un calamar gigante , es un presumido! – Rose me mira con una ceja encarnada
–pues saliste con James, no? – maldita cerebrito..Golpe bajo , bufo y ruedo los ojos echando las manos al aire
–Touché.
 
Lo que queda de la clase se pasa bastante rapido , y Agripina termina diciendo que la proxima clase ha de ser más complicada



 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This Means War {Novela Colectiva de HP, 3ra Generación}

Mensaje por Thalassa Deméter. el Miér 07 Ago 2013, 6:26 pm



Welcome To Hogwarts

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Azzura Weenhollen



Cuando desperté lo primero que noté fue un pinchazo en la espalda, una de las heridas se había abierto durante la noche, y ahora me escocía a rabiar. Suspiré, volviendo a cerrar los ojos, recordando el momento en el que mi hermana mayor clavó diez de sus uñas, largas y perfectas, en mi espalda, con toda la mala intención del mundo. El día anterior por la noche no pude limpiarme la sangre reseca y desinfectar, ya que mis compañeras parecían muy despiertas y yo fui la primera en caer rendida entre las cómodas y suaves sábanas escarlatas. Abrí los ojos y fui a abrir las cortinas del dosel con las manos, pero recordé que podía hacer magia, llevaba todo el verano sin hacerla y al fin, podía hacerlo. Sujeté la varita y con un movimiento limpio estas se abrieron del todo, provocando que la luz del sol me impactara en el rostro e hiciera que mis ojos claros muy sensibles a la luz se resintieran y la cabeza me doliera unos instantes. Vi como Kaia salía del baño y como Wanda parecía aún medio dormida, se le notaba muy cansada.  

-Hey. -Saludó la rubia, cerrando la puerta del baño. Yo me incorporé y me levanté, agradeciendo que la camiseta que utilizaba para dormir fuera negra y la mancha de sangre no se pudiera ver de ninguna manera.  

-Buenos días, Kaia. -Saludé, echando la cabeza hacia atrás y mirando la mancha de sangre en las sábanas, puse la manta encima e hice como si nada.  

Wanda entró el baño, yo entraría en cuando ella saliera, necesitaba una ducha y atender las heridas de una buena vez. Kaia me pidió que le hiciera una trenza, así que me acerqué a ella mientras esperaba mi turno de ducha. Cepillé su hermoso cabello y comencé a trenzarlo, con tranquilidad con mis ojos fijos en este, observando los destellos dorados que arrancaba el sol en estos.

-¿Por qué tan callada? -Pregunté con suavidad, desviando mi mirado a la suya, encontrándola en el reflejo del espejo.  

-No es nada, nada porque preocuparse… -Ladeé la cabeza suavemente, la respuesta no terminaba de convencerme pero no insistí y anudé la trenza con un elástico, antes de que se fuera de la habitación. Me arrodillé ante mi baúl, y el maúllo de fastidio de Athenea sobre la cama hizo que levantara la vista de mis cosas, la gata me observaba fijamente con sus ojos verde profundo.  

-No seas tan quejica, ahora te doy de comer. -Susurré, sacando su comida y poniéndola en un platito, esta se lanzó sobre la comida y mientras ella comía yo saqué mi uniforme, dejándolo sobre la cama, la cual hice con un sencillo movimiento de varita, así ahorraría trabajo a los Elfos.  

Wanda salió del baño y yo le sonreí, sujetando mis cosas de baño y mi ropa, metiéndome dentro.  Dejé las cosas sobre la encimera, evitando a toda costa mi reflejo en el espejo, me metí debajo del chorro de agua. Estaba fría, odiaba con todo mi ser el agua helada, pero me sirvió para desentumecer mis músculos, y que la sangre se escurriera de mi espalda blanca como la nieve,

dejando las heridas limpias y frescas, lo cual ayudaba a que no escocieran. Salí de la ducha y me sequé, antes de poner unas cuantas tiritas sobre las heridas con peor aspecto, lo cual me llevó trabajo, ya que se encontraban en mi baja espalda y no era fácil ver. Suspiré y miré mi reflejo en el espejo por primera vez en la mañana, nunca me gusté, siempre pensé que era demasiado sencilla, insípida, no tenía nada con gracia.  

Me vestí y peiné mi pelo, secándolo con la varita, no me apliqué nada de maquillaje ni me puse ningún accesorio, nada más que el uniforme reglamentario. Salí del baño y me encontré con Wanda, la cual todavía no había bajado. Sujeté mi cartera, le hice una caricia a Athenea y miré a mi amiga.

-Hey, Azzu. -Sonreí con suavidad y dulzura, como acostumbraba a hacer.

-Hey, Wen. -Dije, con mi habitual tono de voz, casi inexistente.

-¿Lista para el primer día, en quinto? Y como prefecta además. -Sujeta su bolso y me mira, sonriente. Yo no me siento tan feliz. Hay tantas cosas que pueden salir mal, y que saldrán mal teniendo en cuanta que soy yo. Me muerdo el labio y me encojo de hombros, bajando la mirada, sin saber que contestar.

-¿Qué sucede? -Me preguntó ella, haciendo que me sentara. Me reí suavemente hasta que la sonrisa se esfumó de mis labios.

-Estoy algo nerviosa, es todo. -Susurré, jugando con mis manos y bajando la mirada, avergonzada de tener que hablar de eso. Lo de hablar sobre mi o mis sentimientos nunca fue lo mío, incluso de niña nunca hablaba de ellos, más bien escuchaba a mi hermana hablar de los suyos. -Y todavía no entiendo como McGonagall creyó que yo podia ser prefecta, además Maddox no se toma nada enserio. -Pone su mano en mi rodilla, así que la miro.

-Hey, es normal que estés nerviosa, yo también lo estoy. Además si por lo de ser prefecta no creo que haya alguien más perfecta que tu para eso. -Intento replicar, creo que no me conoce. -Azzu, eres inteligente, super responsable, es más ¡no sé que haríamos Kaia y yo sin ti! Ya tienes la experiencia de cuidarnos a nosotras. Y si puedes con nosotras pues unos mocosos de primer año no serán problema. Y por Travis Maddox no te preocupes, ya le llegarán la luces. -Sus ojos se vuelven verde malicia y yo me río levemente. Ella se levanta y yo la miro desde abajo.

-Anda, vamos a desayunar, que si no nos quedamos sin comer. -Dijo ella, yo asentí y bajamos las escaleras. Observé el barullo en la Sala Común, la gente saliendo y entrando en las habitaciones, esperándose o lanzando gritos, la mayoría pero iban saliendo por el retrato de la Dama Gorda. Unas niñas me pidieron ayuda, así que le dije a Wanda que fuera ella, que yo ya iría y las chicas empezaron con un barullo de preguntas. Yo las respondí como mejor supe y después, fuimos al Gran Comedor, me hacían preguntas sobre chicos y ese tipo de cosas que yo no sabía contestar.

-Chicas, si realmente queréis hablar de chicos seguro que las demás prefectas serán mejores que yo, yo no sé absolutamente nada de chicos. -Me sonrojé y encogí de hombros, avergonzada.

-Vaya, ¿pero no eres mayor? -Preguntó una niña, inocentemente. Yo sonreí con dulzura.

-No tanto, pero no te preocupes, seguro que hay muchas chicas que os pueden ayudar, yo os presentaré a alguien. -Ellas empezaron a hacer a parlotear entre ellas y yo sonreí, ladeando un poco la cabeza. Y fuimos hasta el Gran Comedor.

Me senté en la mesa, con Kaia, Wanda y Rose. Tomé la jarra de zumo de calabaza y un bol de cereales. Sujeté la cuchara y me la llevé a la boca cuando escuché como Rose comenzaba a leer un artículo del Profeta.

-Escuchen… -Fijo la vista en la columna- “Al parecer, parte de la sociedad mágica del Ministerio de Magia, está en completo desacuerdo de que el Torneo de los tres magos se vuelva a llevar a cabo por debidas razones; el ministro de magia: Kinglsey Shacklebolt. Ha opinado y dicho a nuestros servidores: Todo está en orden, y no deben de temer ahora que el mundo mágico esta en armonía…”

-Aquí está tu padre, Kaia -Wanda señaló la foto del padre de Kaia junto al ministro, y yo levanté la mirada.  

-Esto es absurdo. Es como si se estuviesen burlando del trabajo de mi padre… Voldemort… estupideces. -Refunfuñó Kaia, mientras yo tragaba los cereales.

-¿Creen que Voldemort sería capaz de regresar? -Dije con suavidad. Yo realmente no conocía el peligro real que había sido el tal Voldemort. Conocía lo que hizo, el pánico que causó, pero yo no lo veía como los hijos de mago, una amenaza, yo lo veía como un villano de cuento que causó estragos mucho antes de que yo naciera.  

-Perrro la gente es tan incrredula. -Observé como los dos gemelos se sentaban y volví a bajar la mirada, quizás si era incrédula, como la mayoría, o inocente como solía decirme mi padre, era demasiado inocente.  

Seguí desayunando, escuchando la discusión entre Rose y los gemelos, antes de sacar el libro de Encantamientos, una de mis asignaturas favoritas. El pequeño y sabio profesor Flitwick siempre me había gustado, era mi profesor favorito, ya que era el que parecía comprender más a los que éramos más retraídos o distintos a los demás, tenía predilección por él.

Empecé con la lectura, sumergida en esta y en mi desayuno, no prestaba atención a la conversación, a pesar de que los gemelos se habían ido. No era de las que hablara demasiado cuando estaba en compañía de extraños, es decir, conocía a los gemelos desde mi primer curso pero nunca fuimos amigos y era una chica difícil de tirar de la lengua si no me sentía completamente cómoda dentro de una conversación, y que hablaran con palabras que no conocía me ponía nerviosa, simplemente porque temía que dijeran algo inapropiado y yo no entenderlo. Entonces, apareció la directora McGonagall, repartiendo horarios a los de Gryffindor. Miré por encima a las demás casas y los profesores estaban repartidos por la sala, repartiendo horarios.

-Sus horarios… Y no quiero verla haciendo cualquier barbajanería, señorita Potter. Me alegra saber que hace un buen trabajo como prefecta, Señorita Wenhollen… Y bienvenida nuevamente a hogwarts, señorita Longbottom. Señorita Weasley… -Sujeté mi horario y empecé a leer, pensando con algo de rencor que hacía bien mi trabajo como prefecta porque no tenía más remedio, alguien tenía que ocuparse de los pequeños.  

-Hoy no está mal. Historia de la Magia con los Hufflepuff y Transformaciones con los Ravenclaw… -Comentó Rose, yo eché una ojeada y sonreí contenta al ver la clase del profesor Flitwick en la columna del Lunes. También estaba Pociones, me gustaban bastante. Pero DCAO nunca fue de mi agrado, aunque parecía que a todos los leones debía encantarnos, lo de hacer hechizos defensivos y ofensivos nunca fue lo mío, era un horror. Seguro que si estuviera en medio de una batalla, sería la primera en caer. La agilidad ni los reflejos eran lo mío, así que siempre me daban todos de lleno a no ser que lograra conjurar un escudo, los cuales se me daban de pena. Además, mis propios hechizos ofensivos solían salirme fatal, rebotándome a mi a la cara o algo por el estilo.

-¡Maldita sea! Dos horas de Historia de la Magia. -Realmente a mi Historia de la Magia me gustaba, no tanto como Encantamientos, pero saber una historia que nunca nadie me contó y que yo no creía posible, me parecía fascinante. Siempre tomaba apuntes y solía leer por mi cuenta, porque el profesor Binns podría tener muchas virtudes, pero no la de la enseñanza.

-Concuerdo con Rose… No es tan malo. -Murmuré levantando la última cucharada de mis cereales.

Fuimos hasta el aula, al entrar me senté en primera fila al lado de Rose. Creo que fuimos las únicas que escuchamos y tomamos apuntes, a pesar de la monótona y soporífera voz de Binns conseguí mantenerme atenta casi toda la clase, pero durante diez minutos inevitablemente desconecté, ganándome un codazo de parte de Rose.

-Oye, Azzura, no te duermas tu también, la mitad de la clase está roncando. -Me giré disimuladamente y eché una ojeada, al ver a más de la mitad dormidos sobre el pupitre sonreí divertida y volví la vista al profesor.

-Bueno, el miércoles quiero un pergamino sobre mi escritorio acerca del capítulo uno, sin más preámbulo… Nos vemos la próxima clase. -Apunté debajo de los apuntes, la tarea que teníamos, recalcándola con una línea, para subrayarla.  

Salimos y mientras nos encaminábamos hacia Transformaciones, Rose y Kaia medio discutían sobre si la clase de Binns eran o no un tostón. Yo desconecté y observé los jardines detrás de los grandes ventanales, el día era precioso.  


Terminada la hora de Tranformaciones, nos encaminamos hacia la clase de Encantamientos. Sonreí suavemente al ver al pequeño profesor abriendo la puerta con la varita porque a duras penas llegaba al picaporte.  

-Buenos días, alumnos. Me complace verles aquí otro año. Pero como ya saben quinto curso no será como hacer levitar una pluma con el Wingardium Leviosa. -Sonreí al escuchar eso, recordando la primera clase de Encantamientos que tuvimos. -Están los TIMO's y no son pruebas para pusilánimes, así que tendréis que trabajar duro.  No hace falta que os dé la paliza, porque ya sabéis de qué hablo así que, daremos comienzo a la clase de hoy. Hoy aprenderemos a ejecutar el hechizo del silencio, el cual sirve para dejar muda a una persona hasta que se retire el efecto con un contra-hechizo. Practicaremos en parejas, después de haber leído el primer capítulo del libro, que habla sobre este hechizo, después lo ejecutaréis como creéis correcto y yo me pasearé, ayudando a quién lo necesite.  

Se escucharon más de una protesta por tener que leer, pero yo por lo contrario sonreí, ya me había leído ese capítulo, llevaba leídos hasta el capítulo once. De todas formas, volví a leerlo, con esmero para no saltarme nada e ir con cuidado de al ejecutar el hechizo, hacerlo mal.

Me puse con la prefecta de Ravenclaw, Primrose Merrythought. La cual me había venido a buscar expresamente.

-Creo que deberíamos quejarnos a la directora de lo que hacen los prefectos mayores. ¿No lo crees conveniente? Siempre nos dan los peores turnos y nos mandan a hacer lo que ellos no quieren, deberían aprender educación. -Comenzó a parlotear ella, yo no sabía cómo hacer para decirle que yo no quería quejarme a la directora, que lo que quería era practicar el hechizo, pero ella no pareció entender mi expresión de apuro. -Porque a mi no me da la gana tener que hacer ronda a las 12 de la noche, y después por la mañana a las 6 otra. Eso es inhumano.  

-¿Cuántos días tienes que hacerlo así? -Pregunté con suavidad, hablando por primera vez desde que se me había acercado. Aunque no fui capaz de mirarla a los ojos.

-Vaya, si no eres muda, ya creía que algún hechizo desviado te había dado. -Sonrió. -Pues dos días, el lunes y el jueves, pero el miércoles me toca a las 6, ya que a las 12 le toca a Noah. Los martes y los viernes le toca a él.  

-Pues yo de lunes a viernes me toca hacer a las 12 y a las 6. -Dije con suavidad, ladeando la cabeza. Ella me miró y empezó a ponerse colorada de la vergüenza.  

-Creo que deberíamos practicar el hechizo. -Murmuró ella levantando la cabeza, lo más digna que pudo.

El hechizo me salió perfecto a la primera, a Primrose le costó algo más. El profesor Flitwick demostró su aprobación y complacencia ante mi ejecución del hechizo.

-Veo que ha estado estudiando este verano, señorita Weenhollen. -Dijo, sonriendo con amabilidad, fijándose en la insignia de mi pecho. -Y enhorabuena por el puesto de prefecta, te lo mereces.

-Muchas gracias, profesor. -Contesté sonriéndole, él inclinó la cabeza hacia mi y miró a Primrose reparando en su insignia.

-Usted lo hace muy bien también, señorita Merrythought, continúe así. E igualmente enhorabuena por la insignia. -Ella le dio las gracias y el profesor fue a ver a los demás alumnos.  

Al finalizar la clase los alumnos de quinto curso de Gryffindor y Ravenclaw salimos, yendo al Gran Comedor para tomar el almuerzo. Entramos y nos sentamos en nuestra mesa. Me serví crema y empecé a comer, escuchando las pullas entre Kaia y Ted, esos dos estaban siempre igual, y en mi opinión, había química entre ellos. Quizás no se gustaran, pero sí que se atraían.

-Pues tuve que ir a ver lo de mis TIMO’s con Agripina,  decidí dejar Adivinación y Cuidados de Criaturas Mágicas. Lo demás continuare para los EXTASIS.  

-Ah, interesante. -Comentó sarcásticamente Kaia.  

-¿Son pesados los TIMO’s? -Pregunté con curiosidad, casi sin atreverme a meterme en la conversación, ya que no quería recibir, al parecer discutían.

-No mucho, si de verdad estudias  

-Maldita, Trelawney.  ¿A Quién demonios le interesa si Mayhew nació bajo el planeta de Saturno? ¡Eso no le quita lo bastardo!

-Ni a ti lo tarado. Bien pudiste haber dejado esa materia.

-¡Bah! Eso hubiese querido, pero Vercelli creyó que si llenaba mis espacios libres, menos tiempo tendría de meterme en problemas.

-Se le ocurrió algo ingenioso. -Saltó Wanda, sonriendo maliciosamente.

-¿Disculpa? ¿Me hablas a mí? -Eso me enfureció, ¿quién se creía para hablarle así a Wanda? Y yo no me enfadaba nunca. -Como sea, ahora tendré que soportar a Mayhew en la misma clase, Merlín tenga compasión si llega a aparecer en el lago negro sin ropa.  

-No le hables así. -Había farfullado, levantando la mirada de mi plato y clavando los ojos fijamente en él, con una mirada de muy pocos amigos. Creo que fue el único que me escuchó, ya que los demás no parecieron oír mi vocecita, baja pero que bastó para que se callara la boca, sorprendido de mi reacción, seguramente no me había escuchado más de dos palabras seguidas.  

-Como sea… ¿Qué tenemos ahora? -Dijo Kaia.

-Pociones con Slytherin. -Contesté lanzándole una última mirada furibunda a James y bajando la cabeza otra vez a mi crema.

-¿Has recibido la nota que te mande? –Preguntó James.

-Si, y aún se me hace absurdo la razón de porque Bradley Terrence se salió por problemas de espalda… -Contestó Kaia.

-Si, pon el anuncio en cuanto llegues a la sala común…  

Terminado el almuerzo bajamos a las mazmorras, para recibir la primera clase de Pociones del curso. Por el camino Peeves hizo de la suyas, y como no Filch tuvo que ir detrás amenazando con el barón rojo. Entramos en clase y cada uno toma un lugar.

El profesor Slughorn empezó la clase, e hizo que la primera pregunta cayera en mi, provocando un sonrojo intenso al instante. Sentía todas las miradas sobre mi y me ponían realmente nerviosa, estaba muy roja y sentía la cara arder.

- Calma la ansiedad y alivia los nervios, señor. -Contesté en un susurro, bajando la mirada y ganando cinco puntos a Gryffindor, solo quería que dejaran de aplaudir.

Después de una ronda de preguntas todos comenzamos con nuestros calderos, mi filtro de la paz estaba bien, solo que no era perfecto. Simplemente, pasable.



El resto del día se pasó con rapidez, durante mi hora libre me fui sola a la biblioteca a hacer todos los deberes y a la hora de la cena todo estuvo bastante normal. Y en ese momento me encontraba en mi ronda nocturna, eran las 12 y media de la noche y no sucedía nada en absoluto. Suspiré y me senté en el alféizar de la ventana, contemplando los jardines de Hogwarts con aire melancólico. Echaba de menos volar, aunque sabía que era una imprudencia y que no debería arriesgarme tanto.

La noche estaba en calma, oscura y tenebrosa, como advirtiendo de peligros ocultos y peligrosos, nunca fui de la aventura ni del miedo, pero el paisaje era bonito, me atraía. El aire me golpeaba las facciones y conseguía un rubor suave en mis mejillas y en la nariz, debido al frío. Me envolví en la capa y empecé a notar que se avecinaba el invierno.  

Nada parecía haber cambiado.  
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This Means War {Novela Colectiva de HP, 3ra Generación}

Mensaje por Hakuna Matata Bitch el Jue 08 Ago 2013, 4:58 pm

 Part II
iN LOVE AND WAR
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]    V  [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
"This is all just a contest the one who wins will be the one that hits the hardest
but baby i don't mean it"



James Potter

-No, lo digo enserio – gruñi fastidiado desarreglandome el cabello entre tanto Ted y yo caminabamos al comedor
 
-Vereceli necesita un marido, o hijos, o un gato o lo que sea!, es un fastidio! , en vez de poder pasar más tiempo libre con una buena broma o las pruebas Qudditch..Como un buen y respetable capitan- sonrei orgulloso un momento …Sería el mejor capitan de Quidditch que hubiese tenido Gryffindor, digo, tenia la inteligencia , la habilidad y el fisico …Solo debia esforzarme en tomarmelo enserio y  mantener en linea a los miembros del equipo .
Claro que mi sonrisa no duró mucho tiempo cuando volví a mi realidad
 
 
-Tendré que  soportar el parloteo de Trelawney que probablemente se pasara el año prediciendo mi muerte! , o nos dará mas detalles sobre el nacimiento de Mayhew  - bufé , Ted me dio su risa mas burlona y me dio un golpe en la espalda
–lastima por ti hermano – dijo , yo lo miré con cara de pocos amigos y le di un empujón
–calla ya hombre! – la sonrisa aun asi no abandono su rostro , yo ruedo los ojos
–oye y que queria Malfoy? –pregunte despreocupado– me miro con una ceja encarnada
–ha ido a entregarme una carta para mi abuela…Pero tu como sabes eso? – me encojo de hombros –me la he cruzado en los pasillo del tren, y me a preguntado por ti- Ted asiente 
-curiosa esa chica –dije pensativo un momento  el metamorfago se vuelve a mi una vez más
 –es que te gusta?-pregunto sospechoso, yo reí y me alborote el cabello, Shannelle Malfoy…? , veamos la chica era preciosa, habia que acreditarselo , que fuese tan callada le daba un aire misterioso, me daba curiosidad , me gustaría saber que pasa por su cabeza para que no suelte la lengua casi nunca …Pero de gustarme… 
-no , para nada, solo  casi nunca le he escuchado hablar …es interesante…Pero para nada mi tipo – Ted me mira sorprendido y sarcastico
–desde cuando una rubia despanpanante no es tu tipo?- pregunto con una ceja encarnada.
La pregunta era interesante , y estoy apunto de echarla a la parte de atrás de mi cabeza cuando la respuesta aparece en un par de destellantes ojos azules …El rostro delicado y de facciones atractivas , la nariz pequeña y perfilada , ese lunar pequeño que tiene bajo el ojo…Y esa sonrisa… Ella parecia una chica tierna e inocente hasta que te sonreia, era entonces cuando la veias en realidad, maquiavelica perversa y perfecta….
Woah woah…Que carajos Potter?!, deja de pensar como un marica.
–pues yo soy mas de… - Ted me corta
–pelo morado? –dice con una carcajada ,  yo  apreto los dientes mirandolo mal de nuevo
–vas a seguir jodiendome con Wanda? -  Ted sigue riendo desvergonzadamente y me da unas palmadas en el hombro


–Hasta que pruebe un punto –ruedo los ojos y me desarreglo el cabello , un par de morenas pasan por nuestro lado batiendo las pestañas
–hola James, hola Ted – ambos ted y yo sonreimos educadamente a las dos chicas
–señoritas – digo gallardo con una cabezada , ellas rien de manera aguda batiendo las pestañas mas que nunca
–tienen algo que hacer ahora? –canturrean al unisono coquetas , Ted y yo miramos , yo me  vuelvo a las Hufflepuff con una sonrisa seductora –Ahora mismo, me temo nos dirigimos al comedor, otro dia será señoritas – y con un ultimo guiño las dejamos atrás, ellas se van encantadas pensando que tienen una oportunidad.
–vaya, no pensé que fueras a decir que no –dice Ted burlesco , yo bufo fastidiado
–basta , esto no tiene nada que ver con ella –suelta una carcajada 
-       y quien ha hablado de una ella huh?-  ugh metamorfago del mal!...me detengo en seco….Acabo de sonar igual a Kaia…, me río que tal le habrá ido hoy?.
-       Te conozco Lupin , eres mi mejor amigo …Lo que nos lleva a …Porque carajos te empeñas en restregarme a Wanda en la cara tanto ultimamente- el rie otra vez
-       Porque es divertido verte la cara de idiota –ruedo los ojos y suelto un gruñido , parte de mi la odiaba …Digo yo soy James Potter! Y estaba dandome mala vida…POR ELLA!
-       –sabes ?- comenzo Ted –ustedes dos son extraños, no van en nada , y aun asi no creo que nadie más pueda contigo- ruedo los  y me desarreglo el pelo una vez mas conforme entramos al comedor
-       no vayas a empezar con las mariqueadas de que somos perfectos para el otro Teddy- una rubia paso por mi lado batiendo las pestañas, yo le dedique una sonrisa gallarda para luego volverme al metamorfago, que nego
-       Ah, pero tu la quieres-dice , yo bufo , habia necesidad de hacerme decirlo?, sabia perfectamente como eran las cosas , estaba burlandose de mi
-       Pff por favor!- digo con aire de sobrado –puedo conseguirme a cualquier chica de Hogwarts sin mover un dedo!- y es que era cierto, no tenia porque esforzarme , las mujeres se me tiraban encima , digo ya de por si me tenia que esforzar bastante con los estudios ,  que tuviese que esforzarme por las mujeres seria el colmo!  , el cerebrito era albus y el suertudo yo. Ted simplemente me miro con una ceja encarnada , yo suspire resignado
-       Bale, bale- dije arrojando las manos al aire –a ti no tiene sentido negarte las cosas , sabes que si  maldita sea –entonces sonrió triunfante , yo rode los ojos
-       Mi punto es – hablo, que os aprecio a los dos , pero os estais tratando de matar a indiferencia , y estais en una competencia de ver quien –segun el colegio- esta mas bueno que el otro – esto me hace reir
-       Que dices?- le pregunto bromista – el me mira serio un momento
-       Que si no te mueves te la van a quitar hermano- suspiro de  mala gana
-       Cual es tu punto?- pregunto
-       Mi punto es – hace una pausa –que atacando al otro os haceis daño ustedes mismos –ruedo los ojos , Ted hace otra pausa
-       Y que sois idiotas- dicho esto se adelanta para llegar a la mesa, apuro el paso para ir a sentarme junto con mi hermana
-       Maldita Trelawney – gruñí mientras que me sentaba en la mesa –a quien demonios le interesa si Mayhew nació bajo el planeta saturno?!, eso no le quita lo bastardo- di un trago al jugo de calabaza irritado
-       Ni a ti lo tarado – hablo mi hermana , porque carajos lo defendia!? El tipo no era mas que un maldito –bien pudiste haber dejado esa materia- que nadie me comprendia!?
-       Bah!- dije –eso hubiera querido, pero Verceli creyo que si llenaba mis espacios libres menos tiempo tendria de meterme en problemas – y de repente , ha sonado justo esa voz…
-       Pues se le ha ocurrido algo ingenioso – dice Wanda en un maquiavelico murmullo
 
I'm in love with a girl I hate
She enjoys pointing out every bad thing about me
 
-disculpa? Me hablas a mi? – la ignore pesadamente , como la odiaba…Tiene sentido decir que odias a alguien porque no puedes odiarla?.
Wanda pone una mirada burlona y voltea la cara para esconder una leve risa sinica y melodica..Se estaba burlando de mi acaso?! , entonces volteo el rostro de nuevo en mi direccion (Me tenia en frente , no nos quedaba de otra que mirar el plato , o mirarnos a la cara , y claro, ninguno de nosotros iba a bajar la mirada) , por mucho que quiero mirar a otro lado no puedo, ahi esta esa sonrisa suya …Maquiavelica oyuelada y burlesca…Debía de admitir que esa sonrisa era como un placer culpable para mi , y iba a aprovechar cada vez que pudiese robarle una mirada….Y …estoy hablando como un marica de  nuevo…Esta chica
 
I'm in love with a critic and a skeptic
 a traitor I'd trade her in a second
 
-como sea- bufe  echandome para atrás aparentando relaje , en realidad era una escusa para no mirar a la metamorfaga a los ojos –Ahora tendré que soportar a Mayhew en la misma clase , Merlin tenga compasion de el si llega a aparecer en el lago negro sin ropa – dije , cuando de repente
-no le hables asi!- sale Azzura a defender a Wanda….Wow…Azzura a defender a Wanda….Azzura habla! , creo que jamas habia escuchado mas de monosilabas provenir de esta chica , me quede callado y no dije mas nada , aprete los dientes simplemente.
Honestamente! Quien se creia esta chica?! , esto era entre Wanda y yo , ademas, tenia mis derechos! , ella me habia abandonado se habia ido a beauxbatons sin siquiera un yo que se papelito que dijera
te estoy dejando , no me importan un carajo tus sentimientos y me voy a francia!”
 
She's a first-class liar
A constant forgetter
 
A ella no le habia importado un carajo! , y a mi tampoco tenia porque importarme , yo no  la necesito , yo soy James Potter.
-como sea –dijo de repente Kaia sacandome de mis pensamientos
 –que tenemos ahora? –pregunto , La rubia fue quien contesto , mi Wanda…Es decir Wanda parecia perdida en algun tipo de pensamiento, la sonrisa burlesca no abandonaba sus labios. –pociones , con los Slytherin –dijo simplemente , yo me volvi hacia mi hermanita
–Has recibido la nota que te mande? – le pregunte tomando un sorbo del jugo de calabaza  -si…- dice –y aun me parece absurda la razon por la cual Bradley Terrence se salió, por problemas de la espalda- asenti distraido
 –si, pon el anuncio en cuanto llegues a la sala común- le dije.
 
El almuerzo termino , y las chicas se despidieron y se levantaron , ted y yo nos quedamos sentados un momento mas , y me maldije a mi  mismo internamente cuando eche el cuerpo hacia atras en el asiento , teniendo una mejor vista de la entrada del comedor, con el proposito de ver una ultima vez su figura  , que  entre la gente distinguia perfectamente, sus caderas moviendose agraciadamente cuando camina , su cabello morado sobresale entre las cabezas…Ella se aleja sin preocupaciones , y una vez mas , no puedo hacer nada para detenerla
Bufé
–ella me jode la cabeza , ese es el problema

 

Wanda Longbottom




-polvo de opalo señor –habia dicho Scorpius cuando Slughorn habia preguntado algunos de los ingredientes para la pocion de filtro de paz, muchas chicas suspiraron encoradas por el rubio…Los malfoy tenian su encanto habia que decirlo…Digo …todos menos Séptimus…uy no asco. –perfectamente-dijo con orgullo Slughorn
–el primer ingrediente es polvo de opalo…Cinco puntos para Slytherin , que más?- me mordi el labio y me concentre un momento , tenia una muy buena memoria , asi que esto estaria en m cabeza , levante la mano
 –tambien jarabe de eléboro señor- dije con toda confianza cuando Slughorn me dio la palabra , me sonrie
 –correcto…Señorita…Longbottom he de suponer?- yo simplemente asentí, enserio me veia tan diferente?, Oh vamos! No era para tanto –muy bien cinco puntos mas para Gryffindor – dijo, yo por mi parte simplemente me acomode un mechon de pelo tras la oreja escuchando con atencion –muy bien so, todo eso lleva , pero debe tomarse mucha precaucion , recuerden que si la pocion no esta bien preparada…. Cuales son las consecuencias señorita Potter?... – pregunta Slughorn con los ojos brillantes y sedientos de la informacion por una de sus alumnas estrellas
–se dice , que su efecto puede igualarse o ser mucho mas fuerte que la de los muertos en vida , solo que completamente irreversible, señor- sonrei , correcto, Kaia siempre habia sido la estrella de Slughorn , no era secreto, no solo por ser la hija de Harry, tambien por poseer un verdadero talento. –ciertamente –dijo Slughorn –ciertamente esta en lo cierto, muchos testigos han visto a una persona tomar un fitro de paz mal preparado y no pueden volver a despertar, asi que mucho cuidado , no saben las conscecuencias- felicita a Kaia y da cinco puntos mas para la casa, si James no mete la pata en alguna parte del colegio, quizá ganemos la copa.
Con un movimiento de su varita abre los estantes –tomen lo que necesitan y comencemos! –dice – y asi comenzamos con el trabajo
 
Posiones transcurre rapido, honestamente es una materia que se me da muy bien , casi tan bien como Defensa contra las artes oscuras o herbologia (uh…Mi padre…Que esperaban?)
 
Preparar la pocion no me toma mucho tiempo , me absorbo en el trabajo , cuando me concentro , enserio lo hago , por muy dificil de creer que parezca , cuando me concentro , lo hago enserio De repente se escucha una estruendosa voz
Aleksei Pazhalsta! –grito Erikka desesperada , el caldero de los gemelos comenzaba a burbujear mas de la cuenta –lo estas haciendo mal idiota!-declaro , yo no pude evitar reirme
–curiosos esos dos gemelos –dijo una vocecita a mi lado , me volvi repentinamente
–Teresa –ella sonrió…Que los Maddox me estaban acosando hoy?
–si,si curiosos…- dije absorta volviendo la mirada….Los gemelos de repente me habian hecho pensar en mis dos hermanos idiotas …Todavia no habiamos arreglado las cosas desde la pelea de la casa…Suspire apoyando la barbilla en ambas manos,cerré los ojos un momento y trague saliva , luego me dispuse a seguir con mi trabajo.
Cuando ya estaba casi  terminada mi poción , la cual si no me equivoco habia quedado perfectamente –hasta ahora- , Slughorn habló.
–ire pasando por sus lugares –dijo –veremos quien recibirá sus cartas para el Club de las Eminencias – murmullos instantaneos surgieron de todo lugar enseguida , El club de las eminencias, Slughorn era muy selectivo a su respecto , entrar, asi fueses a mirar al techo, era un logro.
–Crees que puedas entrar? –pregunto de nuevo la diminuta y ligeramente ronca voz de Teresa Maddox, aunque eran gemelos , o (mellizos era?)
No se parecian absolutamente en nada , el era altisimo , ella diminuta , el moreno y ella palida ,  el fornido y corpulento , ella flacucha.
–mmh? –dije volviendo a la realidad luego de darle las ultimas vueltas con el cucharon al caldero
–que si crees que entrarás? – me encogí de hombros , a pesar de que era buena en su clase , no me importaba mucho si entraba o no , aunque mi padre siempre habia querido que por lo menos uno de sus hijos entrara , ya que el nunca pudo hacerlo el, en realidad no sabia cual era el ruvuelo con esto.
Slughorn se acerco a Kaia y le digo algunas cosas , cuando este paso de largo Kaia me dedico una sonrisa , yo le devolvi la mia  y le guiñé el ojo , ella si que tenia la entrada asegurada.
Slughorn  llegó a mi mesa y ojeo la pocion ,  yo simplemente le miré expectante con la barbilla apoyada en ambas manos y la mirada en alto.
 
–impresionate trabajo señorita Longbottom –susurro pensativo
      realmente impresionante debo decir-sonreí a su expresion complacida
      Gracias profesor. –dije simplemente con una sonrisa.
 
x x x
Camine por los pasillos con una sonrisa en los labios  DCAO me habia puesto de muy buen humor, que mejor que un duelo con tu mejor amigo? ,  mire al cielo , ya oscurecia , era naranja caracteristico del atardecer , suspiré y me encamine a la oficina de mi padre… Al cual encontre con una maseta que tenia una curiosa planta , la coloca con cuidado sobre la ventana
–hola papá –dije , mi padre se volvió asustado, yo reí y me cruce de brazos –soy yo – me sonríe
–que tal tu primer  dia leoncito? – me dijo , yo le di una sonrisa y me encogí de hombros
–bien supongo…Han cambiado muchas cosas- el niega con la cabeza y se quita los guantes de jardineria
–creo que  has cambiado tu…Has crecido – dice con aire melaconlico , yo suspiro y le abrazo
–oh vamos papá, solo porque ya no sea tu nena , no significa que no sea tu hija –el  me acomoda un mechon de pelo y asiente ,  yo me rio
–que tal Gryffindor por cierto – me dice de repente mas animado, me rio con ambas manos en la cintura 
-pues encajo bastante bien…-sonrio a lo que voy a decir –me siento…En casa , mi padre sonrie orgulloso
–entonces Hazel tuvo razón todo el tiempo – me río y el besa mi frente
–estoy orgulloso de ti leoncito – mis ojos se tornan amarillos en felicidad, mi papá se aclara la garganta
–debo irme , he quedado con tu tia para resolver algunas cosas, volveré para la cena- asiento y el se va con un ultimo abrazo , dejandome sola en su oficina , suspire y me movi hacia uno de los estantes, ahí reposaban varias fotos , una de su boda con mamá, una con ambos mis abuelos , una de su graduacion…O lo que se le parecio, Una con la abuela Agustina … Me reí alli estaba la abuela , con su curiosa manera de vestir y su bolso  parada como la mujer fuerte y orgullosa que era , rodeando con sus brazos a mi padre y a una tia Aya de 10 años por lo menos , ambos regordetes y rosaditos, negué con la cabeza …La edad les habia caido bien a los dos.
Luego estaba la otra foto la cual me saco una melancolica sonrisa
Ahí estabamos, aquella vez que habiamos ido a visitar a la tia Luna en el campo , donde vivian ella , su esposo Rolf y los gemelos Lorcan y Lyssander.
 
Ahí estabamos todos , al pie del lago , Hazel y Trenton (con Lyanne en  brazos) , en ese entonces once y ocho  estaban de pie detrás de los pequeños  Tyler y yo en medio , de cuclillas al lado de Tyler Lorcan le tenia el brazo alrededor , ambos mostraban sonrisas timidas Luego de lado izquierdo estabamos Lyssander y yo (en cuclillas tambien) , el me abraza y me hace reir…Sonreí melancolica mirando a la niñita de la foto , muestra los dientes blancos y sus ojos estan forzosamente cerrados en risa , pero cuando los abre brevemente son amarillos , felices…Pero hay algo mas genuino en osos ojos…Son inocentes…Ella es el prototipo original , la Wanda que salió de Hogwarts, el prototipo roto , y por ultimo …Estaba yo, el prototipo remendado.
 
x x x
Entro a la sala común , esta parece estar completamente desierta, solo la luz de la fogata y unas pocas mas la alumbran , probablemente ya todos estan camino a la cena , me dispongo a subir por las escaleras , cuando veo un anuncio pegado en la pared…Me detengo en seco a leer
 
Sabado 14 de febrero se realizarán las pruebas del equipo de quidditch a las 12:00 a.m en el campo de entrenamiento No esten tan seguros de permanecer con sus puestos! , Excepto yo jé –James Potter
PD: Se necesitan dos golpeadores, si les interesa (y es obvio que , más les vale ser buenos)”
Sonreí mordiendome el labio , mis ojos volviendose amarillo felicidad , esta era la oportunidad perfecta!
–te presentaras a las pruebas acaso Longbottom- me vuelvo reconociendo la voz al instante ,  y allí esta el , su cabello azabache desarreglado , echado en el sofá con sembalnte despreocupado y sobrado , me cruzo de brazos encarnando ambas cejas
–de hecho si, Potter , porque? , tienes algun problema acaso? – el me sonrie burlesco , yo mantengo mi semblante inexpresivo completamente.
Se levanta y quedamos frente a frente , ojos fijos en el otro , ninguno va a dar la bandera blanca …Nuestro juego apenas comienza
–no –dice encogiendose de hombros relajado
–solo  que, una cara bonita no te bastará para entrar-dice sinico , abro la boca en asombro , mis ojos cambian al marrón de la rabia , curvo los labios en una sonrisa burlona  y me acerco mas
–creia yo que me conocias mejor que eso –canturreo desinteresada, esta desconcertado un momento , luego es el el que da el paso al frente
 –honestamente ya no lo se – me rio dando otro paso hacia adelante , ya estamos tan cerca que es peligroso , jodidamente peligroso.
–Que juego estas jugando Wanda – pregunta echando la cabeza a un lado ,yo me rio burlona de nuevo , el me mira con ambas cejas encarnada y expresion orgullosa
–donde estaría la diversion si te lo revelo huh? – canturreo pasandole la uña larga y negra suavemente  por la mejilla , parpadea forzosamente , luego se aclara la garganta
-lo que sea ….Buena suerte en las pruebas Wanda, espero sepas que no iré facil con nadie  -dice disponiendose a alejarse , yo le doy una ultima sonrisa –Gracias – digo secamente
–veremos si soy como tu dices…Solo una cara bonita..Jimmy  - le doy una palmada en la mejilla y luego le doy la espalda.
 
x x x
Y pronto estamos en la cena
–entonces les darán detencion?- pregunto Rose por enesima vez a Kaia
 –no nos resto puntos , eso fue lo mejor no?-dijo Kaia –
bueno pero…-comenzo Rose, sin embargo la rubia la corto
–bajale a tus humos Rosie  - dijo ya fastidiada , yo simplemente rei
–debo admitir que les quedo genial –me mordí el labio risueña –ver a Nott volar y dejarlo incosciente no se ve todos los dias- la cena termino rapido , todo el dia habia parecido resbalarse por mis dedos…En ese momento Azzura se levanto para asistir a los de primero , y Travis caballeroso y puntual , se acerco a ayudarle con su trabajo…No sin antes aprovechar , para regarlarme un guiño y robarme una sonrisa burlesca.
 
x x x
Despues de la cena decido simplemente no volver  a  la sala común, honestamente porque no quiero verle la cara a James , aunque me duela en el orgullo admitirlo , me dolió en el corazón lo que dijo , yo no era solo una cara bonita , no lo era , tenia talento , tenia mucho mas para dar , y estaba dispuesta a demostrarlo.
Estaba sentada en el borde de los escalones de la sala común , cuando llego una voz para amargarme el dia
–Porque tan sola Longbottom? –bufo levantandome al instante y volviendome a la voz de brazos cruzados
 –se puede saber que es lo que quieres presumido de Septima?, ya estaba precioso mi dia sin haberte visto la cara hoy – Séptimus Malfoy hace una mueca y me rondea mirandome de pies a cabeza 
-a mi no me engañas Wanda Longbottom – encarno ambas cejas siguiendole con la mirada 
-yo no trato de engañar a nadie , no tengo faceta –digo simplemente tronanme el cuello indiferente , doy un bostezo –ahora se puede saber que quieres?- le escucho gruñir  y de repente me ha jalando bruscamente hacia el y siento el impacto del golpe que me da en la cara. Hago una mueca de dolor conforme siento el sabor metalico de la sangre que chorrea por mis labios
–te crees muy importante vas por ahi pensando que puedes burlarte de mi como te plazca …Por favor Longbottom! , en el pasado supe ponerte en tu lugar, y de una manera o la otra voy a hacerlo otra vez- vuelvo el rostro-escupo sangre al piso y luego curvo los labios sangrientos en una sonrisa burlona
–sabes?...Normalmete te reprenderia..Digo que clase de hombre golpea  a una dama – suelto una sinica carcajada –pero parece que por fin entiendes el punto de la situación –aprieto los dientes
 –por fin …Soy esto parada lo suficientemente alto para que puedas darme tu mejor golpe …pero ya te lo he dicho –arrojo las manos al aire –yo soy un espejo- lanzo un gancho a su rostro  , se tambalea con un gruñido de dolor y me toma de la muñeca  antes de caer al suelo , arrastrandome con el , en el impacto de caer me mete un rodillazo en el estomago , escupo sangre con una mueca y tomo aire enterrandole las uñas en la nuca  y dandole un cabezazo , con el que le rompo la nariz una vez mas  se endereza levente todavia conmigo entre las rodillas , reuno fuerza  y doblo las dos piernas empujandome con las manos y dandole una patada en la boca del estomago luego le tomo de ambas piernas deslizarme de debajo de el y fuera de su agarre , me arrastro hasta las escaleras , dolor en el abdomen y la boca totalmente ensangrentada , ya al borde de las escaleras me levanto con rodillas temblorosas , mi rival y yo nos lanzamos una ultima mirada de odio y bajo las escaleras.
 
 x x x
Entro a la sala comun  con la boca aun chorreando sangre  , el  estomago tengo un ematoma , pero ninguna herida abierta. Rezo que la sala este vacia …Claro que mis oraciones son ignoradas
–wen! –habla Ted que reconoce hasta mi manera de caminar –hago una mueca  y salgo a la luz , para mi desgracia veo que Ted no esta solo , ahi esta la persona a quien menos queria ver .
– Por merlin que te pasó?! – se levantan subitamente y los dos se acercan preocupados, niego con la cabeza y toso un poco
-no  es nada..Un malentendido con alguien , dejemoslo asi – ambos se acercan
 –que no es nada, te has visto!?-dicen , James  se dispone a tocarme los ensangretados labios
–Ponme un dedo encima y te juro que no vives para contarlo! – grito subitamente , con los ojos marrones en rabia , Ted aparta a James y se me pone en frente 
-Wen tenemos que hacer algo con eso- me dice , sus ojos iguales a los mios, niego con la cabeza y le tomo de las manos
–no hará falta , no es  mas que una herida , yo lo atiendo arriba –digo casi sin voz , pero con la cabeza en alto , el sabor de la sangre colgado de cada palabra .
–quien fue?!- me pregunta con la expresion endurecida , yo suspiro
–tuve otro encuentro con Séptimus Malfoy, eso es todon  -dije aun tratando de escaparme , ahora se escucha la voz furica de James
–deja que le ponga las manos encima al maldito bastardo! –y se dispone a moverse al retrato , la expresion quemante en rabia , pero me le paro en frente y le coloco la mano en el pecho deteniendole el paso –no necesito que ninguno de ustedes me proteja , ni me defienda –le dedico una mirada sinica y curvo los labios rojos en una sonrisa
–ademas …diría yo que me hizo una especie de favor- escupo con desden
–A que ya no es tan bonita?- digo con un ademan a mis ensangretados labios, mirandole un momento mas fijamente a los ojos …Y dicho esto me voy hacia las escaleras , dejando a Ted y James atrás
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This Means War {Novela Colectiva de HP, 3ra Generación}

Mensaje por Shanelle Regine el Jue 08 Ago 2013, 7:37 pm

Noa!:


Yo adoro a Azzu, is my girl crush. Jajaja Adoré tu manera de describirla. y Ya va siendo hora de que mi hermano se mueva; dioses, siendo tan linda se la van a robaaar D:






Val:
 Good Chapter! Hoy no creo escribir. Estoy cansada, y eso... Pero me tomé el tiempo de leerte, Val :) Habrá que ver como reñir a Séptimus.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This Means War {Novela Colectiva de HP, 3ra Generación}

Mensaje por Shanelle Regine el Dom 11 Ago 2013, 5:16 pm

El silencio es un enemigo que de a poco, te encierra y te asfixia.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Y mi corazón se rompe un poco cada vez que escucho tú nombre

Shanelle Regine

 


Teniendo 15 años, con habitación propia y siendo Slytherin, una pensaría despertar con calma, ¿no? Entonces, ¿por qué rayos hay tanto ruido? ¡Dormía sola! Me removí entre las sábanas y lancé gruñidos por lo bajo. La suavidad de las mantas incitaba a que siguiera durmiendo, pero los zarandeos y la voz de Kitty no opinaban lo mismo.


— ¿Qué quieres?... –Mi voz normalmente suave, pareció haber salido como un ladrido nada educado. La garganta seca y el ligero mareo mañanero me decían que tendría un mal despertar, con todo y mal carácter incluido.


— Sé que aún es temprano pero necesito tu ayuda…


Sin abrir los ojos completamente, por mero capricho, suspiré y retire las mantas de mi cuerpo. Kitty estaba en pijama, con su cabello castaño algo alborotado y con un claro nerviosismo plasmado en toda su cara; mire de reojo el reloj y fruncí el entrecejo con enojo.


— Tenía 15 minutos para seguir durmiendo, Ekaterina. Así que más te vale que digas que quieres.


— Quién diría que la princesa hablaba tanto cuando está de mal humor. –comentó con una sonrisa ladeada.


— No tientes tu suerte…


— Vale, ya. Necesito que me arregles el cabello.


Me senté en la orilla de la cama y busque algo que ponerme en los pies. ¿Dónde había dejado las pantuflas? Julián…


— ¿Me escuchaste?


— Eh, Sí –Levanté la mirada del piso y ella zapateo el suelo con desesperación- No puedo, Kitty.


— Oh, vamos. Tu padre te mando a Francia para un curso de maquillaje, pociones y hechizos mágicos de belleza. ¡AYÚDAME! – Arqueé la ceja derecha con sutileza.


— ¿Qué importa eso? Merlín, de acuerdo.


Sin ánimos me dediqué a arreglarle el cabello a Ekaterina. Parecía feliz y nerviosa, y no pregunté, sólo la peiné y salió campante por la puerta una vez que termine.


— Y yo quería dormir…-Gimotee como una niña pequeña, resignada ha no descansar más. Deslice los pies por el suelo frío y me hinqué hasta tener mi baúl al alcance, hurgue un poco y saqué el uniforme. – Julián… Gato abusador, ¿dónde estás?


El hermoso gato negro salió de su escondite con elegancia muy rara en animales, me miro intensamente y por un segundo pensé en que se estaba burlando de mí; acaricie su cabeza y ronroneó con gratitud, pero cuando dejé de hacerlo se erizó y se fue a desayunar, seguro los elfos se habían adelantado en eso. Sin prisas fui al baño, me deshice del pijama y dejé que el agua helada callera sobre mi cabello y el resto del cuerpo. El contacto frío erizo mi piel y saco un jadeo de sorpresa de mis labios, me regañe mentalmente.


— ‘Si te resfrías, te jodes’  - fue lo que pensé, limpie mi cabello y seguí con el acostumbrado proceso de higiene. Al salir, me sequé el cuerpo y empecé a vestirme. Ya saben, la ropa interior, las medias negras, la falda, la camisa blanca, el chaleco, la corbata y cuando estaba peleando con la última prenda enfrente del espejo, el collar de mi padre relució con un brillo dorado. Dejé en paz la maldecida corbata y tome entre mis dedos aquel regalo.


Era hermoso, sencillo y sin ninguna medalla o algo por el estilo. Un simple collar de oro. Encogiéndome de hombros, seguí debatiéndome con la corbata y cuando logre hacer el nudo como se debía, lavé mis dientes y cepille mi cabello rubio, estaba ya largo y decidí atarlo en una coleta alta. Maquillaje… No soy fanática de usarlo, por lo que sólo puse en mi rostro máscara de pestañas y ya. Salí del baño y sentándome en la cama, ya hecha y arreglada, me puse los zapatos negros reglamentarios.


— Ahora que recuerdo…-susurré para Mí- Longbottom no usa más que botas…


El mareo interrumpió mis pensamientos, agradecí el haber estado sentada y pensé mejor en ir a desayunar, tal vez fuera eso. Me colgué la mochila en un brazo y me despedí de Julián antes de bajar a la sala común, usando mi careta de indiferencia de nuevo. 


 


Los buenos días no abundaban en nuestra sala, éramos serpientes así que no hablábamos muy alto y era mejor saludarnos cuando pudiéramos estar más cerca de nosotros mismos. Claro, que siendo Séptimus eso no se aplicaba.


— ¡Enana! –Rodeo mis hombros con uno de sus brazos y me pego a su cuerpo, sonriendo con falsedad, lo mire con seriedad sin devolverle el gesto y él se acercó hasta poder susurrarme en el oído- Me han dicho que te vieron hablar con Dos Gryffindor ayer, Shanelle…


Me removí inquieta logrando que me soltará, tome su mano derecha y con tranquilidad lo encamine hasta uno de los sillones de la sala común, donde podíamos hablar en susurros sin ser escuchados.


— Algo así…-murmuré, encogiéndome de hombros.


— ¿Por qué? – Mi rubio hermano había perdido su sonrisa pretensiosa.


— No tengo por qué decirte. –Sonreí ante su gruñido. Por un instante sentí miradas en mí y una que otra exclamación, pero cuando mire disimuladamente a nuestro alrededor, parecía que nadie nos ponía atención.


— Regine, te estoy preguntando.


Me apoye en el respaldo del sofá, arquee una ceja y cruce mis piernas para estar más cómoda.


— Bueno, me encontré con James Potter…-sisee y él frunció su ceño- No hable nada con él, sólo le pregunte por Ted Lupin, quién fue con el segundo que hable. Sólo quería entregarle una carta.


— ¿Confesiones por papel? Pensé que eso ya no se usaba


— ¿Qué? No, idiota. Era de la abuela.


— Ya, pero no te acerques a ellos. –Su cara seria me sorprendió y asentí sin saber por qué. Se levantó sin decir nada más y salió de la sala común. ¿Qué rayos quería decir con eso? Me daba pereza saber, y además las punzadas de dolor se estaban haciendo frecuente, me enderece solo para poder sostenerme la cabeza con ambas manos. Merlín, todo se estaba moviendo.


— Hey, Scorp.


Una voz extrañamente conocida y confusa provoco eco en mi mente, cerré los ojos levemente y sobe mi sien para aminorar el dolor. Le contesto la voz de mi hermano Scorpius y luego susurros, risas y puedo apostar a un golpe leve solo por el ruido de la ropa. Mi cabeza está matándome, y sostenerla ya no funcionaba. Necesitaba un zumo y ahora.


—… Y dicen que Firenze seguirá dando clases por turnos…


Shh, silencio.


— Vaya, suerte que no llevamos Adivinación, ¿Te imaginas? –Una estruendosa risa de Scorp y entre abrí los ojos. Scorpius y Albus estaban parados cómodamente hablando uno frente al otro, haciendo ademanes con las manos solo para remarcar cualquier cosa que estuvieran diciendo.


— Haz silencio, Hyperion o juró que te hechizo para callarte.


Mi voz provocó silencio al momento entre ambos y Merlín sabe cuánto lo agradecí.


— Hey, ¿estás bien? –Preguntó Albus, mi hermano lo miró con una ceja enarcada. Parecía sorprendido y molesto y eso me saco una sonrisa.


— Se está riendo, digo que está bien. –Contestó Scorp.


— Quiero un zumo, me está reventando la cabeza.


Me levanté y sin esperar a ninguno me fui al Gran Comedor. En el camino no cruce con nadie y a pesar de estar mirando hacia el frente, iba perdida entre el dolor de cabeza y las ganas de dormir de nuevo. Cuando entre al Gran Comedor, Kitty estaba sentada aún lado de Halden Nott, y retrocedí del susto. ¿Qué carajos se había puesto en la cara? ¿Pestañas postizas marca Sortilegios Weasley? Parecía que tenía escobas en los ojos en vez de pestañas.


Cuando me recobré del shock, volví a caminar hacia la mesa Slytherin; y no, no me senté con ella por pena ajena, sino que me fui a una de las esquinas de la mesa y allí me dedique a buscar zumo de naranja con la vista y tan pronto lo encontré, bebí con lentitud, disfrutando del ácido del jugo. Levanté la mirada y la sorpresa me embargo por un minuto cuando me encontré con los coloridos ojos de Wanda longbottom, quien ya estaba sonriéndome. Le contesté al gesto de forma más leve y ella retomó su atención a la Prefecta de Gryffindor. Ahora ya sé cómo se llamaba: Azzura. Trataba de recordar si la había visto antes mientras mordisqueaba una crepa rellena de Chocolate y queso crema, pero no lograba hacerlo. Frustrada, dejé el desayuno a medio comer y sólo jugueteé con lo que quedaba.


— ¡Reg! – el tenedor se resbalo de mis dedos y di un salto por la voz que me hablaba. Era un niño de primero, que me miraba con una sonrisita en los labios. Si, Hufflepluf. Pero más importante… ¿Por qué me hablaba a mí?


— ¿Disculpa?...


— Te llamas Regine Malfoy, ¿cierto? A mí me gusta más Reg. Yo me llamo Mathew Humloock.


Miré a distintas direcciones y sólo Séptimus, Albus, Scorpius, y una parte de la mesa Slytherin nos veía, y más alla, en la mesa de los tejones estaban los amigos de Mathew supongo.


— Bueno…- ¿Y ahora qué?


— Me gustas.


Mis ojos se abrieron con sorpresa. Séptimus no se decidía entre romper a reír o ahorcar al niño, Albus miraba todo con una sonrisita y Scorpius había fruncido el ceño. Vale, ya tengo 15 años, ya sé que hay de diferencia entre un “me gustas” de amigos a un “me gustas” como de ‘Te quiero como algo más’. Padre había sido muy explícito con ello.


— Ya veo…- traté de suavizar mi voz y sonreír solo un poco- ¿Qué te parece si creces un poco más y vienes luego?


No había por qué ser cruel, ¿cierto? Los ojos color verde aceituna de Mathew brillaron con diversión y asintió de forma eufórica. Era divertida la situación si lo veías desde un punto positivo. El mocoso corrió con sus amigos y yo decidí tomar más jugo antes de irme a Herbología. Seguí igual de indiferente el resto de los minutos que seguí en el Gran comedor, como si un niño de once años no acabará de confesarse.


El dolor de cabeza aminoró, así que sin detenerme a esperar a Scorpius me fui a la primera clase que tenía. Los pasillos estaban solitarios aún, y estar sin el constante parloteo de Kitty me hacía sentir algo… ¿solitaria? Es complicado. Estando con ella no estaba el constante silencio que me rodeaba desde siempre, pero a pesar de eso he comprendido que ella no está a mi alrededor porque tiene una vida propia, además en estos momentos parece estar mucho más ocupada. Quien sabe,… tal vez ya haya conseguido la manera de ver que su año escolar ya sea interesante. Más sin embargo yo… Bueno, yo sigo siendo la chica indiferente que casi nunca habla ¿No? ¿Qué pasaría si supieran que también se bromear, reír con naturalidad, llorar desconsoladamente, suspirar con desilusión?


— ¿Todos piensan que soy sólo una muñeca perfecta? –


Me detuve en la mitad del pasillo, fruncí el ceño y los labios igual. ¿Por qué eso tenía que preocuparme ahora? Siempre he estado sola, Kitty tiene su vida, y yo soy una Malfoy. ¿Por qué ahora quisiera… quisiera tener amigos?


— Estupideces…-Suspiré y seguí caminando hasta los jardines. Algunos alumnos de Ravenclaw estaban ya ahí, sentados mientras conversaban entre ellos con agradable familiaridad. Me senté en uno de las mesas delanteras y empecé a hojear un libro de Vampiros a través de los siglos. No era muy entretenido pero tampoco malo, y además era una buena manera de perder el tiempo antes de que los demás y el profesor Longbottom llegarán. Jugueteaba con las esquinas del libro mientras leía sin escuchar nada; hasta que Scorpius llego a mi lado.


— Pensé que me había deshecho de ti en el comedor…- dije sin levantar la vista.


— Erraste, Shanelle.


Suspiré y cerré el libro.


— Estoy bien.


— No parecía así…-susurró y lo  volteé a ver sin sonreírle.


— Dolor de cabeza por no comer.


— O por comer demasiados dulces…


— No es así. Fue sólo un dolor de cabeza.


— Como sea. Tengo que decirte algo. – Sonreí con suavidad al ganar la su discusión y carraspeo antes de acercarse a mí con sutileza. — ¿Qué paso con ese chiquillo de Hufflepuf?


Quise reírme por un segundo pero sólo negué con la cabeza, acomodándome para mirar al frente.


— Le dije que lo esperaría.


— ¿Qué? – siseo con fastidio. Yo sólo sonreí más- Estás loca, Regine. Tienes 15 años. Eres más grande por 4 años, no puedes estar diciendo locuras.


— Oh vamos, el niño era bastante tierno.


— Shanelle Regine Mal-


Cubrí su boca con una de mis manos y el profesor entró. Todos se acomodaron en su lugar y prestaron atención a la nueva forma de trabajo del Profesor Neville; podía sentir la mirada lacerante de Scorpius y eso sólo lograba divertirme más.


— Bien. –El Profesor Longbottom sonrío con profundad alegría, aplaudió un par de veces y sentí que iba a decir algo que no me iba a gustar para nada. – Saquen sus guantes de piel de Dragón, haremos cambio  de plantas mientras estudiamos sus propiedades… Y Sí, trabajaremos con Estiércol de Mooncalf.


Arrugué la nariz y gruñí. Adoraba leer sobre Herbología, hasta hacer pociones con sus respectivas plantas… pero de allí a jugar con mierda, dioses… Hoy no iba a ser un buen día, ¿cierto?


 


 


•Ω•  This means War •Ω•


 


Y tal vez debería haberme apuntado en adivinación. La clase de Herbología resulto ser algo ‘apestosa’ y asquerosa. Siento que he perdido el sentido del olfato por pasar tanto tiempo jugueteando con heces de Mooncalf. Está de más decir que todo pareció divertirle a Scorpius, y a Kitty, quién gracias a Merlín se había deshecho de las tremendas pestañas postizas que se cargaba en el desayuno; alegando que: ‘Son demasiado pesadas, siento que se me cierran los párpados’.


El profesor Longbottom explico con detalle la manera en la que la Tentácula Venenosa inyectaba su veneno mientras hacíamos el cambio de planta en Mandrágoras. Al parecer necesitaba una ayuda extra, y así, también podíamos hacer más que tomar notas en esta primera clase.


— Y ahora debemos entregar 45 cm de pergamino hablando sobre las propiedades y características del Bobutubérculos. –Se quejó Breeja en voz alta cuando entrabamos de nuevo al castillo, en dirección a Encantamientos. La clase con Flitwick en si era entretenida y aunque fuera con los honorables Hufflepluf, esperaba que fuera no tan aburrida al ser el primer día.  Scorpius había regresado con Albus y ambos se susurraban cosas antes de disimular risas bajas, Ekaterina había regresado a pulular alrededor de Halden. ¿Y yo? Lo de siempre; seguía leyendo, y la verdad es que el libro era sumamente entretenido. ¿Por qué los vampiros tenían que estar tan lejos de la sociedad mágica? De alguna manera, yo lograba encontrarlos fascinantes.


Entramos al aula de Encantamientos y todos los alumnos empezaron a sentarse y  a hacer mucho ruido. Al sentarme, me irrite. No lograba poner atención al libro totalmente con tanto alboroto, tenía que releer un párrafo para entender y la sien volvía a punzarme; así que cerré el libro y apoye un codo en la mesa para recargar el mentón en mi palma. Mis ojos se deslizaban por todo el salón con verdadero fastidio, las chicas que vestían de amarillo mostaza, miraban sin discreción a algunos de chicos de mi casa antes de soltarse a reír como si fueran parientes de un troll. Bufé con mal humor, ni yo misma entendía mi fastidio y cuando el profesor Flitwick entró y nos dijo el Encantamiento que debíamos practicar hoy, junto con la manera de mover la muñeca, el bullicio se volvió aún más fuerte y exasperante.  


Mi boca estaba tensa al igual que mi cuerpo y el hechizo me salió con un esfuerzo que normalmente no hacía. ¿Enserio tanto habría abusado de los dulces? Cuando sonó el timbre, casi grito y me apresuré a meter cada libro en mi mochila, menos el de Vampiros, pues ese iría leyéndolo en camino a transformaciones.


 


•Ω•  This means War •Ω•


 


— ¿De qué colores fueron tus pajaritos, Shanelle?


Séptimus se había sentado enfrente de mí con una sonrisa socarrona, termine de beber antes de volver a bajar la mirada al pedazo de carne que estaba cortando con los cubiertos.


— La profesora dijo que debían ser colores pasteles… -susurré, dejando el tenedor con un trozo de carne a unos centímetros de mi boca- pero creo que tenía tan mal humor, que mi magia se descontrolo y estos fueron de color oscuro. Por eso tuve que relajarme 15 minutos y volver a hacerlo. Pero eso ya lo sabías, ¿no?


Su sonrisa se ensanchó y maldije a Breeja por lo bajo mientras masticaba con furia. Jugué con la extraña ensalada que había aún lado de la carne y seguí comiendo, exacto, ignorando los comentarios de Séptimus.


— Si te callas te diré algo.


El silencio se hizo y se acercó a mí.


— ¿Sabías que hay un Weasley llamado Séptimus? – Su cara fue de la incredulidad, a la furia, y por ultimo a la palidez. Solté el tenedor y cubrí mi boca para no reír muy alto, pero no sirvió de mucho ya que algunos de nuestra mesa habían dado vuelta a sus cabezas para mirarnos, pero por ese instante me dio igual. La cara de mi hermano debería haber sido fotografiada por alguien. Cuando pude recuperarme del inesperado ataque de risa nada común en mí, Séptimus tomo la solapa de mi suéter y me inclino hacia él con rapidez. Sus orejas rojas y ojos entrecerrados indicaban furia y vergüenza.


— Nadie debe saberlo, ¿entiendes? –sentí como sus manos estrujaban con más fuerza mi ropa y yo asentí algo divertida. A lo lejos parecería que estábamos hablando en susurros, no que estaba siendo amenazada. Pues sino, Scorpius hubiera venido desde hace rato.


— Vale, pero tú deja de joderme un rato que me está doliendo la cabeza.


La reacción inmediata que tuvo fue soltarme y fruncir el ceño un poco, su mirada se había vuelto analítica y por ese momento yo había dejado de sonreír.


— ¿Aún te duele?


— por ratos… - fue todo lo que le dije para seguir comiendo con tranquilidad.


—… - Se levantó y la verdad no tenía ganas de mirar hacia donde se había ido, así que no lo hice, pero lo que si sentí fue que minutos después venía con pasos detrás de él.


— ¿No que ya no te dolía?


Scorpius.


— Dice que es por momentos, idiota. ¿Qué no escuchas? ¿Tú que crees que debamos hacer?


Séptimus… imbécil sangre pura.


— ¿No debería ir a la enfermería?


…. ¿Albus?


— Yo aún estoy aquí. –termine de comer y me voltee para ver a los tres Slytherin parados enfrente de mí. ¿Pero qué hacía Potter aquí? – Me voy.


Me levanté y salí del Gran comedor con calma, dejando a los otros dos con sus estúpidos complejos de hermanos sobreprotectores. No pensé que hablaran tan enserio aquel día en la mansión.


Caminando me di cuenta de algo.


— Mi libro…-Volví a dar la vuelta para ir a las mazmorras. De todas maneras no sé por qué rayos iba a la biblioteca si me tocaba Pociones. Siseé la contraseña cuando estuve enfrente del muro y camine sin detenerme hasta a mi habitación. Recuerdo que antes de irme a almorzar había venido a dejar todo aquí, aunque no esperé que Julián estuviera jugueteando con el libro, el que parecía haberse caído al suelo cuando lo lancé.  – Hey, Julían. Dame el libro, ya debo irme a clases.


El gato ronroneo y se erizo. Creo que no quería dármelo. Aun así, me senté en el suele y tome el libro entre mis manos. El gato se escurrió de tal manera que quedó acostado en mi regazo. Suspiré y acaricie su lomo, abriendo con la mano libre el libro, justo donde me había quedado leyendo. Pasaron los minutos, en que leía y acariciaba a mi gato, hasta que decidí irme a mi siguiente clase. El profesor Slughorn era un hombre puntual. Tome el rostro de Julián y bese sus orejas con cariño, antes de levantarme y recoger todo para irme; de alguna manera me había tranquilizado.


 


 


 •Ω•  This means War •Ω•


— Odio pociones.


— Eres un asco en pociones, Kitty. –le dije con una sonrisa.


— No eres un gran apoyo, Shanelle. Al menos no soy como ese tal Aleksei. Mira que esa cosa que tenía en el caldero podría pasar por una criatura en vez de una poción. – Ekaterina frunció su pequeña nariz, cruzando sus brazos con arrogancia.


— No sé de quién me estás hablando. Yo sólo me encontré con Kaia Potter, la rubia de ojos bonitos cuando iba por unos ingredientes…


— ¿No viste el desastre que hicieron los Hermanos Golpeadores de Gryffindor?... espera… ¿Ella, esa potter?


Me encogí de hombros para restarle importancia al asunto, sin levantar la vista del libro que leía desde en la mañana.


— ¿Puedes dejar eso?


— ¿El qué? –Contesté y al instante me arrebataron el libro de las manos. Observé como Kitty lo hechaba a su mochila, ignorando mi enojo por completo. – Estaba leyendo.


— Ya no.


— Eso es obvio –Sisee.


— ¿Sabes? Si sigues hablándome solo a mí, jamás encontrarás algo divertido que hacer en la escuela.


— Leer es divertido


— No totalmente. ¿No te gustaría ir conmigo y con Halden a Hogsmeade?


Miré a mi amiga por un instante y negué. Había mucha gente en ese pueblo, de solo pensarlo me daba ganas de encerrarme en la sala común y no salir nunca.


— ¿Ves? Estoy segura de que no podrás conseguir novio si sigues así. –Me detuve en seco a la mitad del pasillo y ella lo hizo también. Sentía la cara caliente, exactamente en las mejillas y Kitty se río - ¿no quieres?


— No.


— Ay, Merlín. Dime ¿Por qué no?


— Apenas puedo saludarte. ¿Qué carajos te hace pensar que puedo tocar a otra persona en plan romántico? – Sin querer, mi voz salió como una amenaza y la gente que caminaba entre nosotras se dio cuenta. – Mucho peor…Hablarle, Ekaterina. –Susurré-


— Oh vamos. – Sonrío, y volvimos a caminar. –No es tan malo ser social. –Dijo antes de entrar a DCAO.


— Es tan fácil decirlo… -gruñí de nuevo y entre al aula.


Bla bla bla bla y bla. Todo eso escuché. Luego teníamos que hacer pareja para hacer una práctica. ¿Y adivinen quién Kitty se fue con Halden? Exacto, ella; aunque la verdad no sé si habrán hecho el equipo juntos. Arremangué la camisa blanca hasta mis codos y volví a hacerme la coleta de caballo que tenía, sólo para ajustarla y que nada me estorbara al ver. Apenas termine, respiré varias veces para calmarme y acercarme a una pequeña rubia de aspecto delicado.


— Eh, disculpa. –Ella se giró y su mirada parecía sorprendida. Arquee una ceja y carraspeé un poco para recuperar la voz- ¿Te molestaría ayudarme con la práctica? – Azzura asintió lentamente y esbocé una sonrisa suave. ¿La vio? No lo sé, pero comenzamos con la práctica. Su manera de mover la varita era muy sutil y parecía no alterarse demasiado. Tenía una bonita forma de lanzar los hechizos si lo veías en cámara lenta.  Y hubiera podido seguir observando con calma, si halden no hubiera salido volando contra los estantes. La profesora Aglaya nos pidió ‘amablemente’ que nos largáramos, y luego le insistía a Kaia y Scorpius que se apurarán para que fueran en dirección a su oficina.


— Gracias –Le dije a la muchacha de cabello rubio antes de irme a la sala común. Era hora libre, y podía pedirle mi libro de vuelta a Kitty.


Camine por los pasillos hasta regresar a las mazmorras. Hubo un momento en que me detuve para hablar con el profesor Slughorn, pero fueron solo segundo y seguí en la búsqueda de Kitty. Cuando entré a la sala, ya había varios de mis compañeros allí, sentados en los distintos sillones desperdigados por la sala, leyendo o escribiendo. Busque con ansiedad la castaña cabeza de Ekaterina pero no la encontré, mordisqueé mi labio inferior con fuerza y eso sólo indicaba que mis nervios estaban soltándose. Me acerqué hasta Albus y me acuclille frente, respiré hondo y solté el aire para poder hablar con tranquilidad.


— Potter…


Él alzo la vista del libro que leía y mi miro con una ceja enarcada.


— ¿Pasa algo?


— Yo…- tragué duro cuando sus ojos me miraron fijamente, la lengua se me trabo y un nudo se formó en mi garganta. No podía hablar.


— ¿Tú…? –Cerró el libro y lo dejo en su regazo. Diablos, ahora estaba poniéndome atención; peor aún, se había inclinado hacia adelante y por mero instinto yo me alejé. Volví a morderme el labio y comencé a jugar con la orilla de mi falda. ¿Por qué diablos estoy tan nerviosa?


— Y-Yo… quería…- mi cara estaba caliente, y mi boca tartamudeaba. Deja de mirarme, Albus-Ojos-verdes-intenso-Potter. Fruncí el ceño, y disimuladamente pellizque mi pierna; de esa manera pude controlar mi lengua y el resto de mí. Así que con voz algo más segura, hable. – Quería saber si no habías visto a Ekaterina por aquí.


— Ah, así que era eso. –Albus sonrió apenas y negó. –Lo siento, no lo sé.


Asentí y me enderecé.


— Gracias. –Me di la vuelta y comencé a subir las escaleras para encerrarme en mi cuarto. Tan pronto cerré la puerta, apoye mi espalda en ella hasta dejarme caer al suelo, oprimiéndome con fuerza el pecho. Mis latidos se habían vuelto irregulares y mi rostro aun ardía. ¿Qué pasa? ¿Por qué…? Negué y comencé a hacer respiraciones pausadas, y en unos dos minutos, mi corazón tenía su ritmo normal y mi cara volvía a estar sin ningún calor asfixiante. – Creo que debo ir a un medimago.


Al diablo con el estúpido libro, ahora no tenía ganas de leer. Así que acomode mi uniforme antes de dejarme caer en la cama. Miraba el techo con los pensamientos revueltos, y los labios adoloridos. Parpadeé unas cuantas veces, antes de dormirme. Al final, no me importaba perderme la cena.


 


 


•Ω•  This means War •Ω•


— Shanelle…


No sé quién seas, pero cállate. Quiero dormir.


— Shanelle…


Emití un gruñido, me revolví y entre abrí los ojos. Estaba borroso, pero ese cabello platinado y ese suave sisear eran sin dudas de Scorpius.


— Al fin despiertas. ¿Te sigue doliendo la cabeza?


Negué, tenía la garganta seca como para hablar.


— Bueno, lamento decirte que has perdido la cena. –Dijo con una sonrisa burlona.


— No me digas, genio –Le conteste con voz rasposa e irritada. Me senté y él se rio. Suspiré y deshice la desarreglada coleta de caballo que llevaba, mi cabello se dejó caer y acomodo a como quiso, lo dejé suelto por ese momento y me estiré para desentumir mis músculos.


— Tienes que hacer ronda. Albus me dijo que hace un rato que te veías rara.


— No fue nada –desvía la mirada, buscando agua- Buscaba a Kitty, y ya sabes que me incómoda hablar con extraños.


— Albus no es un extraño –Contestó Scorp, alcanzándome el agua, la cual bebí en tiempo record. – Es mi mejor amigo, y ya ha ido a casa antes.


— pero aun así, lo es para mí.


— Sólo debes darte el tiempo de conocerlo, Shanelle –Su mano acaricio mi cabeza y yo lo dejé con expresión adormitada. – Bueno, levántate ya. Al dijo que te estaría esperando.


— Claaro…- Miré al reloj. Eran las diez y media. Tendríamos más tiempo de ronda, ¿Acaso? Peor aún… ¿cuánto había dormido? Soy una descarada dormilona, pero bueno. Mi cuerpo me exige descanso, no me culpen. Fui al baño antes que nada, para despejarme y lavarme los dientes, no me levante el cabello, sólo lo cepille y salí pitando a buscar a Albus.


Los pasillos se encontraban ya desiertos, no se escuchaba ningún ruido y eso era más tranquilizante para mí. La luna iluminaba tenuemente el lugar, así que los lumus no eran necesarias hasta pasar por áreas cerradas, a pesar de estar completamente tranquila, sentía un cosquillear fastidioso en la boca del estómago y cuando vi a Albus desapareció.


— Raro…-susurré.


— Hey… -saludo con una sonrisa. 


— Hola…


— ¿estás bien?


— Claro - Doy pena, suspiré y la molesta voz de Kitty hizo eco en mi cabeza. Fruncí el ceño y también recordé que la abuela Cissy decía que en presencia de un muchacho no se debe poner gestos tan feos como el de un ceño fruncido, por lo que sonreí levemente para olvidarme del fastidio que me traía con Ekaterina. A ver quién coños la ayudaba mañana a ‘peinarse’.


— Bueno… -su voz no sonó convencida pero termino encogiéndose de hombros. - ¿Juntos o separados?


— Separados. –Asintió y conversamos un poco sobre qué parte iba a recorrer cada quién y quedamos de acuerdo que a las doce en punto nos veíamos en ese mismo lugar. Se despidió con un cabeceo y desapareció para empezar su recorrido.  


 


Bostecé, inevitablemente ya tenía sueño de nuevo. Parpadeé con aburrimiento cuando daba la segunda vuelta en torno a un pasillo cerrado que debía iluminarse con un Lumus; la varita era sostenida por mis dedos con delicadeza y el brillo que emergía de la punta iluminaba el camino para que no tropezara, el silencio era aterrador y ni qué decir de la oscuridad. Evitaba iluminar los cuadros, ya que estos dormían y se ponían muy molestos cuando los despertaban, y así seguía mirando en distintas direcciones con tranquilidad, la verdad, no sería normal que alguien se saltará las reglas el primer día de clases.


 — ¿Quién sería tan idiota? –murmuré para mí con una risa. Bajé la mano para sobarme la muñeca, sin dejar de caminar y me confíe aunque la luz iluminaba al piso.  Grave error. Alguien, que por la oscuridad no supe quién era, choco conmigo de forma agresiva. Un jadeo ahogado salió de mi boca al caer y sentir parte de su peso encima de mí. La varita rodo y la luz se apagó. – Muévete, pedazo de imbécil. Me aplastas. – Tome la capa de la persona y la alejé de mí, está soltó una risa que me pareció haber escuchado antes pero sinceramente, con un creciente mal humor, la ignoré y empecé a sobarme las costillas, pues estás habían recibido el mayor golpe.  


— Cada vez me sorprendo más de tu extenso vocabulario, Malfoy.


Esa voz…


— ¿Potter?...


— ¡10 puntos para Slytherin! –cantó con alegría, el eco de su risa resonó en los pasillos. No alcanzaba a ver más que una sombra, pero la diversión en su voz pareció acrecentar el dolor del porrazo que me había llevado.


— Mira que eres estúpido. ¿A quién se le ocurre correr en la oscuridad casi siendo media noche?


— Bueno, no es mi culpa. –Sus pasos sonaron cerca de mí, y una luz encegueció mis ojos por breves segundos- Vengo buscando a tu hermano Séptimus.


— ¿Mi hermano? – Mire su rostro, el cual estaba serio y puso mi varita entre mis manos, sin soltar la suya. - ¿Para qué? –Me ayudo a levantar y fruncí los labios al notar que me dolía la espalda- Voy a quitarte puntos, Potter… me duele todo…


— Pero sin aún no he hecho nada, Rubia –Me soltó y río. ¿Qué piensa acaso que es medio día?- El punto es, que tú hermano no sabe nada de caballerosidad. ¿Qué hombre va golpeando mujeres el primer día de clase?


Su voz sonó entre mezclado de enojo e ironía. ¿Séptimus golpeo a alguien? Vaya, pues para caer a algo tan muggle, aquella chica debió haberlo sacado de sus casillas.


— ¿Quién fue?


— Wanda.


Séptimus golpeo a Wanda Longbottom… Me reí. Dios, aunque me dolió por el reciente golpe, me reí.


— ¿Qué es tan gracioso, Malfoy? – me pregunto James con irritación, yo suspiré y sin dejar de sonreír le conteste.


— Quiero ver como quedo Séptimus, Merlín. Mañana será un buen día desde que vea su rostro.


— Y Le va a quedar peor cuando lo vea – Dijo Potter, negué con la cabeza.


— No te conviene, Sr. Capitán de Quidditch. Siendo el nuevo Capitán no debes tener problemas o ya te las verás con Agripina.


El rostro de James formó una mueca y se notaba en una clara indecisión, hasta que termino suspirando.


— Bien, pero dime que tal quedo su rostro ¿de acuerdo?


Asentí y el alboroto su cabello distraídamente.


— Estás consiente de que soy prefecta. Y que tú estás fuera de la cama, aunque el toque de queda ya se dio… ¿Cierto, Potter?


— Me llamo James, dime así. Potter me recuerda a tu hermano. Y Tú eres más que ese presumido – Se cruzó de brazos, alejando la luz de entre los dos. Arquee una ceja ante su comentario e imite su gesto, cruzándome de brazos también.


— Que no se te olvide que es de mi hermano quien hablas. Es familia, así que cuida tu boca, James. –Sus castaños ojos se entrecerraron y yo sonreí. – y Yo me llamo Shanelle, puedes decirme Regine.


— Bien, Reg. – Que confianza. – No dirás nada a nadie sobre esto, ¿verdad?


— ¿Por qué no?


— Oh diablos… ¡Vamos! ¡No seas tan cruel! – se quejó él, zapateando el suelo como un mocoso.


— Soy Slytherin, ¿Qué esperas?


— Pues cuando hablas ya no pareces tan fría.


Y Entonces me di cuenta que… Joder, era cierto. Estaba hablando con James Potter con naturalidad.


— Bueno, soy una persona al final…-fue todo lo que el conteste, encogiéndome de hombros- Vete a la cama, James. No diré nada, pero evita atropellarme para la otra ¿quieres?


Él asintió con una sonrisa y se dio vuelta para empezar a correr de nuevo.


— Y ese no entiende –Suspiré con resignación cuando lo perdí de vista. Ahora sola, sentía el dolor de la caída- Mira que está me las cobró, Potter. –Mascullé, sobándome las caderas. Regresé con mucha lentitud hacia donde tenía que ver a Albus y lo encontré mirando fijamente el resplandor de la luna.


— Termine.


El moreno dio un respingón y me miro por sobre su hombros con una expresión neutral, asintió y me encaró para luego suspirar.


— Bien, ¿algo fuera de lo común?


Sí, a tu hermano corriendo por los pasillos como un crío de primer año.


— Nada, ¿y tú?


— Igual.


Y luego un silencio incómodo.


— ¿Segura que no pasó nada?


Negué con la cabeza y sonreí lentamente, sin mucho esfuerzo.


— Oye… Respecto a lo de ayer en la sala común…


— ¿Qué con eso? –Sonó de repente irritado y eso también me fastidio a mí.


— Sólo iba a decirte que no vi la fotografía, no tienes que ponerte a la defensiva, Potter.


— ¿Quién está a la defensiva? –Su ceño se frunció y la  luz de la luna contrasto de manera hermosa con sus ojos verdes, que resplandecía con enojo. ¿Qué carajos…?


— Me voy a dormir. –Mi voz sonó seca, pero no era así. Quería golpearlo, pues de alguna manera, ese repentino cambio me hacía sentir mal. –Disculpa por lo que sea que te haya molestado.


— Regine…


Pero preferí no detenerme, Tenía sueño, hambre y me dolía el cuerpo; sin mencionar que algo punzaba con fuerza mi pecho. Sólo quería ir a dormir y eso fue lo que hice. Olvidarme de todo lo que había pasado ese día tan raro.


 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This Means War {Novela Colectiva de HP, 3ra Generación}

Mensaje por Vanellope el Dom 11 Ago 2013, 8:21 pm

Me encantaron los dos caps. A ver a ver:
Vaaal:
Wanda es tan segura de si mismay me gusto todo, desdejames y septimus hastaa la pelea digoo todoooo y quiero seguir leyendo.
Ivette;
Me gusta mucho la timidez con shanelle y sus sentimientos por al la verdad me encantan.
Noa:
Amo la dulzura de azzu y su forma de desceibir todo loamooooo
Pd: odio escribir por cell
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This Means War {Novela Colectiva de HP, 3ra Generación}

Mensaje por Hakuna Matata Bitch el Dom 11 Ago 2013, 9:18 pm

 ASDFGHJKL IVYYYYYYY amo a Reg tantooooooo! detesto a sus amigas! , deberia de juntarse con mejor gente PEDAZO DE TIPA PEDAZO DE TIPA! vale oro esta mujer Eh?
*cachetada para albus* I MEAN WHAT UP MAN! YOU WON'T DO BETTER THAN HER She's Shannelle Awesomeness fucking malfoooy! 
LA AMO es una persona de sentimientos tan puros , y victima del prejuicio atado a su apellido...Ay...no enserio me encanto todo AMO A SHANNELLE MIJA *MEGA GIRL CRUSH*  ok ok That's about it amor y guerra my loves! 
Wanda/Val OUT :bye:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This Means War {Novela Colectiva de HP, 3ra Generación}

Mensaje por Shanelle Regine el Lun 12 Ago 2013, 4:43 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió: ASDFGHJKL IVYYYYYYY amo a Reg tantooooooo! detesto a sus amigas! , deberia de juntarse con mejor gente PEDAZO DE TIPA PEDAZO DE TIPA! vale oro esta mujer Eh?
*cachetada para albus* I MEAN WHAT UP MAN! YOU WON'T DO BETTER THAN HER She's Shannelle Awesomeness fucking malfoooy! 
LA AMO es una persona de sentimientos tan puros , y victima del prejuicio atado a su apellido...Ay...no enserio me encanto todo AMO A SHANNELLE MIJA *MEGA GIRL CRUSH*  ok ok That's about it amor y guerra my loves! 
Wanda/Val OUT :bye:

  Morí con tu comentario, Wen-wen. *Risa* Me alegra que te guste Shanelle :) poco a poco se va desenvolviendo, right? xD Ñañañaña  I want to read more of Wanda D:< No sé si se diga así. mi gramática es un asco. Jajajaja en fin, :3 esperemos a ver que nos tiene preparado la asombrosa Kaia y su gemelo sexy :aah: :bye: 
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This Means War {Novela Colectiva de HP, 3ra Generación}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 24. Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 14 ... 24  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.