O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» mango jelly
No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 EmptyHoy a las 2:14 pm por pandie.

» Con amor, Juliette
No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 EmptyHoy a las 11:35 am por Jaaaylen

» a kinda pensieve
No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 EmptyHoy a las 10:44 am por Ritza.

» and in the death of her reputation she felt truly alive.
No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 EmptyHoy a las 8:44 am por gxnesis.

» nothing to kill or die for.
No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 EmptyHoy a las 8:24 am por gxnesis.

» isn't life under the sun just a dream?
No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 EmptyHoy a las 5:19 am por spellman.

» Don't fuck with me freedom
No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 EmptyHoy a las 12:40 am por Jaeger.

» dancing shoes ✖
No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 EmptyAyer a las 11:02 pm por Jaeger.

» twin peaks
No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 EmptyAyer a las 7:37 pm por spellman.

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ bxmbshell.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada}

Página 16 de 17. Precedente  1 ... 9 ... 15, 16, 17  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 Empty Re: No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada}

Mensaje por C.J. Potter el Sáb 14 Feb 2015, 10:42 pm

Dejo constancia de que estoy viva, y de que ya terminaron mis vacaciones. Estoy totalmente dedicada al próximo capítulo; les va a gustar. 


¡Besos!
C.J. Potter
C.J. Potter


http://keep-dreaming-about-love.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 Empty Re: No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada}

Mensaje por Zarek el Dom 15 Feb 2015, 11:57 am

Espero muerte y destrucción.

Eso me haria la vida feliz.
Zarek
Zarek


Volver arriba Ir abajo

No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 Empty Re: No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada}

Mensaje por Kit Walker el Dom 15 Feb 2015, 9:04 pm

YAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAY
Kit Walker
Kit Walker


Volver arriba Ir abajo

No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 Empty Re: No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada}

Mensaje por Kit Walker el Mar 24 Feb 2015, 5:51 pm

Dónde estás? T.T T.T T.T
me encuentro muy un poquito desesperada No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 2686721104
Kit Walker
Kit Walker


Volver arriba Ir abajo

No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 Empty Re: No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada}

Mensaje por chicamati el Mar 03 Mar 2015, 10:30 am

Me estoy por morir!! Necesito mi dosis de drama-Jamille, verdad que vas a subir dentro de muy poco y no voy a tener que arrancar a leer Un amor de película de nuevo? xoxo
chicamati
chicamati


Volver arriba Ir abajo

No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 Empty Re: No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada}

Mensaje por C.J. Potter el Jue 26 Mar 2015, 10:27 pm

Hooooooooooooooooooooooola, mis amores. Yo sé que me quieren aunque sea tan desastrosa. Como un cachorro que te rompe tus zapatos favoritos pero sigue siendo adorable. ¿No? ¿¿No?? Jajajajaja, bueno, no, perdón, entre la escuela, la vida, y la misma bullshit de siempre se complicó. Aunque éste capítulo está listo hace dos semanas, y no lo subía porque tenía esperanzas de terminar una maratón, aunque sigo sin inspiración y dudo que vaya a poder hacerlo. En el 2012 las maratones eran más fáciles de hacer.


En fin. Acá está su capítulo súper tierno, lindo y bueno. La calma antes de la tormenta. Puedo presentir a quiénes no les gustará y quiénes amarán esto, porque las conozco así de mucho  No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 1477071114 Anw, algo de amor sin dramas era necesario después de dos libros y medio de desgracias y peleas. Sé que en el fondo todas lo necesitan.


So, capítulo: 


P.D: Espero leerlas en los comentarios aunque me detesten bc lo de siempre. Las amo.
P.D.2: Hoy es mi cumpleaños! El mismo día que James Potter padre, ¿eh?  No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 1250123322 Si viviese en Estados Unidos ya podría estar sacando licencia de conducir. Pero vivo en Argentina, y en cambio puedo votar a mi presidente. Todo no se puede.


*Me pongo a divagar, ya sé, es que las extrañaba y hace rato no me colgaba escribiendo estupidecez* *PAZ*



Capítulo 15


"Decepciones amorosas"

PARTE I


Escritora
 
‒ ¿Es que acaso ustedes no se cansan de las fiestas?‒ espetó Camille hacia los Weasley en general‒. No han pasado ni dos semanas desde la última. Y permítanme recordarles que fue bastante escandalosa.
 
Lily chasqueó en concordancia, lanzando una mirada hacia el otro extremo del Gran Comedor, hasta la mesa de Ravenclaw, donde Lysander cenaba sin prestarle el mínimo de atención, como venía haciendo desde el inconveniente de la última fiesta a la que habían asistido. Apenas le dirigía la palabra, y ella podría jurar que cuando ella daba un paso hacia él, él retrocedía dos. Aunque ella también se mostraba como una paria cuando él se atrevía a dirigirle un mínimo “ah”.
 
‒ Estoy de acuerdo con eso. Yo paso‒ soltó Lils, llevándose a la boca un trozo de pollo. Lorcan, quien aquél día se había sentado con ellos en lugar de con sus amigos como hacía habitualmente, le lanzó una mirada curiosa, y meneó con la cabeza, como si supiera algo sobre ella que la misma Lily no sabía.
‒ Yo me apunto. Necesito un poco de descontrol o enloqueceré. Desde que Fred y Hugo no se hablan ni hacen bromas todo ha sido aburrido, ‒ musitó Roxanne, apesadumbrada, mientras armaba un rostro sonriente con sus papas fritas.
Rose esbozó una mueca de disgusto, lanzándole a su hermano (sentado en la mesa de Hufflepuff con su novia) una mirada triste‒. Estoy de acuerdo. ¿Vamos?‒ cuestionó a Scorpius, quien estaba a su lado, como siempre. Él sonrió y asintió, sabiendo lo bien que le haría a Rose un poco de diversión luego de tantos disgustos a causa de la escandalosa historia de su hermano.
‒ Entonces yo también quiero ir‒ declaró Molly, sorprendiendo a todos.
‒ Si ella va, yo voy‒ acotó Lucy rápidamente, dando un golpe a la mesa como para añadirle severidad a sus palabras. Lucy era a menudo muy dramática; de hecho, desde que pasaba más tiempo con sus primos mayores, se había convertido en el bufón de la familia.
‒ Ustedes dos no van a ningún lado‒ dijo James, ceñudo, apuntándolas con el trozo de pan que estaba comiendo.
‒ ¿¡Por qué no!?‒ reprochó de inmediato Molly, cruzándose de brazos con el ceño fruncido y los labios en un puchero. Siempre hacía ese gesto cuando se molestaba, lo cual la hacía ver incluso más niña de lo que era.
‒ Porque son pequeñas‒ contestó Albus, quien lucía ojeras para nada imperceptibles, y apenas había comentado algo durante las comidas en los últimos días. Molly rodó los ojos.
‒ No somos tan pequeñas. Sólo tenemos un año menos que Lily‒ se quejó, señalando a la pelirroja, quien tenía la boca exageradamente llena de puré de papas. Ella se encogió de hombros, sin poder hablar a causa de la comida.
‒ Hay una gran diferencia entre 14 y 15‒ opinó de pronto Lorcan, también encogiéndose de hombros.
‒ ¡Oh, vamos!‒ chasqueó Moll, exasperada.
‒ No, es no, Molly‒ determinó James, aparentemente teniendo la última palabra.
‒ Tú asistías a fiestas cuando tenías 14, Potter ‒ comentó Camille aún así, lanzándole una mirada acusadora. Él rodó los ojos.
‒ ¿Cómo sabes? Tú no llegaste sino en quinto, Lupin‒ apuntó, bebiendo de su zumo. Ella sonrió.
‒ Te conozco lo suficiente, cielo‒ explicó. Luego, divertida, añadió‒: Y Ted me contaba ése tipo de cosas por carta.
‒ Eso es hacer trampa, ‒ apuntó él, enarcando una ceja.
‒ Sigue siendo un hecho. No puedes reprocharles nada a las gemelas, ‒ determinó cruzándose de brazos. Él giró el torso para verla de frente.
‒ Es diferente. Yo soy hombre, ellas son niñas‒ fundamentó, obvio. Cam soltó un jadeo.
‒ ¡Qué machista!‒ exclamó, mirándolo con el ceño fruncido. Él sonrió torcidamente en respuesta‒. Claro que pueden venir, si tienen quien las vigile, ‒ añadió molesta.
‒ Las personas van a ese tipo de fiestas para beber alcohol, bailar pegados, manosear todo lo que esté a su alcance, y por supuesto a cazar niñas nuevas e ingenuas como Molly y Lucy. No dejaré que mis primitas asistan, ‒ declaró, muy determinado. Camille enarcó una ceja con los ojos brillando ante el desafío, y todos los que presenciaban la discusión soltaron suspiros o gruñidos de resignación; ya sabían lo que seguía.
‒ ¿A eso vas tú a las fiestas?‒ espetó cruzándose de brazos. Él se ruborizó levemente.
‒ Claro que no. O bueno, ya no, ‒ se oía algo nervioso, y no pudo evitar removerse incómodo ante la mirada fija de la muchacha‒. El punto es que es peligroso.
‒ No puedo creer que asistías a fiestas para eso‒ chasqueó Cam, ignorando lo demás. Él soltó una exhalación exasperada.
‒ ¿Cómo esto se dio vuelta hacia mí?‒ inquirió, algo indignado. Ella entornó los ojos en su dirección.
‒ ¿Por qué no dejas que tus primas vayan? Puedes vigilarlas si vamos, ‒ soltó, haciendo un ademán con la cabeza, como diciendo que todo estaba solucionado. Él suspiró.
‒ De acuerdo. Que vayan‒ cedió, sin más ganas de discutir. Inmediatamente Camille estaba sonriendo con brillantez, triunfal, sin rastro alguno de haberse sentido indignada, mientras las gemelas chillaban alegres agradeciéndole a la metamorfomaga. James se dio cuenta de que acababa de ser engatusado por su propia novia.
 
‒ Me manipulaste, ‒ bufó ceñudo. Ella le sonrió de la manera en que sólo le sonreía a él, y eso lo hizo olvidar cualquier indignación.
‒ Lo sé, se llama karma, ‒ le explicó ella al oído, plantando un beso sobre sus labios. Él sonrió a la mitad del beso, y éste pronto se intensificó, hasta que alguien les lanzó una papa, obligándolos a separarse entre risas.
 
‒ Diu, saben que me encanta esto de que por fin estén juntos, pero estoy tratando de comer, ¿saben?‒ masculló Lily, con una mueca de disgusto. Cam rió, ahora siendo abrazada por los hombros por su nuevo y flamante novio, dejando descansar la cabeza sobre su hombro.
‒ Lo siento. Sé que de ése lado es incómodo, pero cuando estás de éste lado es difícil de controlar‒ excusó, riendo. Dominique también rió.
‒ Sabía que algún día comprenderías‒ soltó la rubia del otro lado, quien melosamente le daba de comer a un muy enamorado y manso Paul‒. Tú también entenderás cuando estés de éste lado, Lils.
Lily rodó los ojos.
‒ Pues dudo alguna vez estar de ése lado‒ aseguró la Potter, lanzando una mirada inevitable hacia la mesa de Ravenclaw. Casualmente, Lysander estaba mirándola también, y ambos apartaron la mirada rápidamente al ser mutuamente atrapados, él tragando con fuerza, ella ruborizándose.
‒ Sí, yo confirmo que nunca estarás de éste lado. Mucho menos estando yo presente‒ afirmó James, engulléndose otra papa. Aquél era día de “todo con papas”, para celebrar alguna tradición de los elfos, y había una amplia variedad de alimentos hechos únicamente con, por supuesto, papas. Sin dudas estarían almidonados por toda la semana.
‒ Oh, vamos, algún día le llegará. Ya hemos pasado por esto con Rosie‒ chasqueó Cam, girando el rostro para mirarlo a corta distancia. Le gustaba verlo de cerca, más de lo que le gustaba cualquier otra cosa. Era tan perfecto. Y tan suyo.
James sonrió torcidamente entonces, y agachó la cabeza para devolverle la mirada. ‒ Recuerdo bien lo mucho que se esforzaron para que yo aceptara lo de Rose.
Camille se sonrojó al recordar que ciertamente les había tomado trabajo, y que de hecho había terminado matando dos pájaros de un tiro en la Sala de Menesteres cuando por fin logró convencerlo. Se mordió el labio inferior.
‒ Podemos volver a negociar, ‒ sugirió en un susurro, con mirada elocuente. James no pudo contenerse, y nuevamente la besó, ésta vez recibiendo un regimiento de papas voladoras de parte de Lily y Roxanne.
Se separaron riendo una vez más, disculpándose con la mirada, pero con sonrisas traviesas.
‒ ¿Segura de que quieres ir a ésa fiesta?‒ cuestionó James, suspirando‒. Podemos quedarnos y hacer otras cosas más interesantes‒ añadió, con tono sugerente.
‒ ¡OH, VAMOS! ¡Consíganse un dormitorio!‒ chasqueó Roxanne, provocando las risas de todos los que seguían la situación.
 
Los Weasley estaban acostumbrados a ver a ése par pegados todo el día: o muy melosos, o muy lujuriosos, o discutiendo por tonterías que se solucionaban con una sonrisa y un beso; era hasta un alivio luego de tantos problemas y dramas que habían pasado estando separados pero, sobre todo para los solteros, era incómodo estar alrededor de ellos en uno de sus momentos.
 
‒ Podemos hacer ambas‒ contestó entonces Cam, sonriendo gatunamente.
‒ Ugh, sin detalles‒ pidió Albus, arrugando la nariz, aunque se asomaba una sonrisa divertida en sus labios.
‒ ¿Tú iras, Alby?‒ preguntó Camille, ignorando su queja. Ella sabía sobre la pelea que tenían él y Marie, y pensaba que quizás bailar y divertirse un poco le haría bien. Él la había apoyado incondicionalmente para que ella llegara a estar junto a James como lo estaba ahora, y por lo tanto él merecía lo mismo de su parte.
 
Albus suspiró, lanzando una mirada poco disimulada en dirección a la mesa de Slytherin, donde Marie reía junto a la estúpida de Brella. Camille esbozó una mueca triste al verlo tan desamparado. Ella y James habían peleado por motivos más estúpidos, pero el hecho de que Albus hubiese sido encontrado demasiado cerca de la-muy-zorra de Gwen Fawcett y todo se hubiera malinterpretado no le parecía motivo suficiente para estar así. ¿Acaso a Marie no le dolía? Se recordó intentar tener una charla con ella luego; a lo mejor era de las suyas, terca como mula, y necesitaba alguien que la hiciera entrar en razón.
 
‒ Quizás. No lo sé. ‒ La respuesta de Albus fue tan vaga como todos imaginaron que sería; así estaba desde hacía ya 10 días. Y a Cam le parecía injusto que los 10 días más felices de su año fuesen los más angustiantes para su mejor amigo, quien realmente se había ganado un pedacito de cielo por sólo ser como era.
‒ Vamos, Alb‒ soltó Rose de pronto, sonriéndole a su primo de la manera dulce y amigable que caracterizaba a la pelirroja‒. Hace tiempo no pasamos tiempo todos juntos.
‒ Eso es cierto, ‒ comentó Scorpius. Luego, con una mirada algo triste, añadió‒: Es casi un crimen ir a fiestas adolescentes sin mi mejor amigo.
 
Albus sonrió. Ciertamente él no pasaba tiempo con el Malfoy y su prima desde hacía rato, sobre todo ahora que el par de tórtolos estaban más unidos que nunca, y que además él mismo ocupaba todo su tiempo en Marie. Aunque no tenía ánimos para ir a ninguna fiesta (donde podía llegar a cruzarse a la Waters luciendo hermosa en algún conjunto de los suyos y riendo de manera dolorosamente alegre con sus amigas), pero decidió que sentirse resignado y encerrarse en su habitación para auto-compadecerse sería hipócrita de su parte, teniendo en cuenta todo lo que les había aconsejado a Camille y James, y que extrañaba a su mejor amigo demasiado como para decirle que no por un mal de amores.
 
‒ Vale. Iré, ‒ cedió entonces el ojiverde, generando sonrisas en todos sus primos, quienes por supuesto se alegraban de ver una mejoría de ánimo en el bueno de Albus.
 
***
 
Lily no tenía pensado asistir a la fiesta, pues luego de la última vez había decidido que éstas sólo causaban problemas. Pero al ver a Lysander salir duchado del baño y enfrascarse en elegir una camisa sus ganas llegaron de repente. Se había empecinado en detestarlo, o al menos ignorarlo, pero lo cierto era que resultaba imposible no verse tentada de estar con él. Provocaba en ella los impulsos más estúpidos y apasionados, así como evocaba los más profundos sentimientos momentáneos de desprecio. Era un completo dolor de cabeza, en definitiva.
De un golpe cerró el libro que estaba leyendo -cortesía y recomendación de Rose-, y se encaminó a su propio armario. Ya se había duchado, así que sólo debía escoger un lindo y atrevido conjunto. Fue directo a los vestidos, los cuales colgaban cerca del ropero de Lysander, quien por cierto le lanzó una mirada curiosa.
 
‒ ¿Irás a la fiesta?‒ cuestionó interesado, ahora sin mirarla. Sacó una camisa negra de entre el montón, al parecer determinándose por ésa, y comenzó a colocársela cuando una centrada Lily que trataba de no ojear sus abdominales contestó:
‒ ¿Repentinamente dejarás de ignorarme?‒ Sonaba tan ácida como quería sonar. El Scamander soltó un suspiro, abotonando su camisa.
‒ No te ignoro.
‒ Me evitas‒ asintió Lils. No era una pregunta.
 
Extrajo un vestido rojo de entre sus prendas, y lo midió con la vista. Sí, ése era lo suficientemente corto para la ocasión. Tomó unas medias negras de uno de sus cajones, y sin esperar la respuesta del rubio se encaminó hacia el baño, manoteando unas cortas botas oscuras de taco altísimo.
Se encerró dentro por diez minutos, y cuando salió lucía el ajustado modelito rojo, el cual era cubierto por delante pero mostraba un peligroso escote en la espalda, con sus medias oscuras semi-transparentes y sus botas de taco aguja, además de algo de maquillaje en los ojos y un poco de brillo labial. Se había dejado el cabello suelto, sin muchas pretensiones, y en conclusión lucía fatalmente fantástica. Tan fantástica que a Lysander se le resbaló de las manos la bola de béisbol con la que jugaba mientras aguardaba para acompañarla a la fiesta, como correspondía por su condición de compañeros.
El rubio se puso de pie de golpe, olvidando la bola, sin notar que tenía la boca entreabierta y una profunda expresión de descolocación. La examinó intensivamente y sin rodeos de arriba a abajo, y cuando terminó Lily también lucía las mejillas ruborizadas.
 
‒ ¿Piensas ir vestida así?‒ espetó, con el tono debatiéndose entre la molestia y la anonades.
‒ ¿Piensas dejar de hacer preguntas cuyas respuestas son obvias?‒ rebatió ella, enarcando una ceja, comenzando a caminar hacia la puerta. Él se apresuró a detenerla a mitad de camino, cuanto trató de rodearlo para salir, sosteniéndola por el antebrazo.
‒ No hay manera de que te deje salir así‒ dijo el muchacho, solemne como quien comunica lo que ya es un hecho. Lily soltó un jadeo indignado.
‒ ¿Bromeas? Suéltame ahora, Lysander‒ musitó duramente, dando un tirón con su brazo en un intento de zafarse de su agarre, sin éxito.
Él meneó la cabeza con determinación.
‒ Ponte otra cosa‒ ordenó, señalando con un ademán hacia su armario. Ella bufó.
‒ ¿Qué hay de malo con lo que tengo puesto? ¿Y quién te crees que eres para decirme qué puedo usar y qué no?‒ masculló molesta, nuevamente tratando de soltarse. Él no cedió en su agarre ni un momento.
‒ James me matará si te dejo salir de aquí luciendo así‒ dijo él simplemente. Ella gruñó, comenzando a rabiarse en serio con tanto circo.
‒ No te importó demasiado lo que James podría llegar a hacerte la última vez, si mal no recuerdo‒ comentó ella, con tono sarcásticamente pensativo. Lysander palideció ante la alusión a la tan evitada noche.
‒ Estaba ebrio‒ murmuró, avergonzado, aflojando un poco el agarre. Ella rió cínicamente, sintiendo la misma punzada dolorosa que la primera vez que él se excusó de todo lo que había pasado ésa noche con un “estaba ebrio”.
‒ Entonces estabas haciendo algo que llevabas rato queriendo hacer, ¿no? Eso hacen las personas cuando beben demasiado, me parece. ¿No?‒ Su tono se debatía entre un desafío y una acusación. De cualquier manera, Lysander se alteró.
‒ Lily. Déjalo. No trates de escapar de esto cambiando de tema. Ve y cámbiate‒ dictaminó con severidad, manteniéndose serio. Ella sonrió con descaro, ignorando y cubriendo el dolor que hacía eco en su pecho.
‒ ¿Entonces qué? ¿Vas a escapar de eso para siempre?‒ exigió ella, finalmente hastiada de tantos rodeos. Odiaba los rodeos.
‒ Hasta que te olvides, sí‒ admitió el rubio, sin pudor. Lily soltó un jadeo exasperado.
‒ ¿Y qué te hace pensar que lo olvidaré algún día?‒ espetó furiosa, tirando fuertemente de su brazo para soltarse del permanente agarre del muchacho, nuevamente de manera infructuosa. El semblante de Lysander se ablandó con culpa y cariño. Soltó un suspiro.
‒ Vale. De acuerdo. Lo siento, Lily. De veras. Me comporté como un idiota esa noche, y realmente sí se debió a que estaba ebrio y no tenía reparos en nada. No quise hacerte sentir incómoda. Realmente lo siento. Eres mi amiga, y realmente me pasé de la raya con lo que hice. ¿Puedes, por favor, perdonarme?‒ pidió, realmente queriendo conseguir un “sí”.
 
La Potter lo miró en silencio, ya sin luchar por soltarse. Su expresión se tornó triste, y extrañamente le urgieron ganas de llorar de lo horrible que era todo. ¿Él creía que la había hecho sentir incómoda al casi besarla? ¡Pero si había sido él quien se detuvo! ¿Acaso no recordaba la parte donde ella le decía “me gustas” y luego se rendía completamente ante él? No sabía decir si su falta de memoria en cuanto a algunas cosas era buena o mala. Quizás ambas. Quizás ese punto intermedio entre “bueno y malo” era lo que definía el amor en totalidad. Quizás comenzaba a divagar porque no quería ir directo al grano y tener que contestar algo a aquellas dolorosas palabras.
Así que, sin saber qué decir, optó por marcharse. Ésta vez Lysander no insistió cuando ella trató de soltarse, y de hecho la dejó ir, viéndola salir por la puerta con una expresión de desolación en el rostro. Sabía que de cualquier modo Lily no voltearía a verlo. Ella no lo perdonaba. Quiso golpearse.
Pasó las manos por su rostro con exasperación, y cuando se sintió más contenido se apresuró a marchar tras su amiga, cerrando la puerta tras de sí, preguntándose por qué se le había ocurrido asistir a ésa fiesta en primer lugar.


Última edición por C.J. Potter el Jue 26 Mar 2015, 10:31 pm, editado 1 vez
C.J. Potter
C.J. Potter


http://keep-dreaming-about-love.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 Empty Re: No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada}

Mensaje por C.J. Potter el Jue 26 Mar 2015, 10:30 pm

Voy a morir de algo la próxima vez que el aviso de "éste mensaje es muy largo" aparezca. ¡Todo queda dividido en dos partes!


Capítulo 15



"Decepciones amorosas"

PARTE I


Escritora



‒ Dime que ésa no es mi hermanita‒ musitó James, de pronto pálido, con la mirada fija en la entrada del salón donde se festejaba la fiesta clandestina (que, dicho sea de paso, Camille ni siquiera sabía qué celebraba).
 
La Lupin volteó a ver qué era lo que alteraba a su novio esta vez, y abrió los ojos de par en par al toparse con una enfurruñada Lily discutiendo con Lysander, aparentemente sin ser consciente de las muchas miradas masculinas que se deslizaban hacia ella, quien lucía un modelito rojo similar al que Cam había usado a su edad cuando James y ella…
 
‒ Merlín santo, se lo está tomando a pecho‒ murmuró para sí misma, recordando la cátedra sobre “seducción” que le había dado a la niña semanas atrás. El recuerdo parecía algo confuso y lejano, y de hecho sentía como si hubiese pasado toda una vida desde aquél día; una vida que se fue para bien.
‒ Voy a matar a unos cuantos imbéciles ésta noche‒ informó James, con el tono cargado de ira reprimida, dejando su vaso con cerveza de mantequilla sobre la mesa con un fuerte estrépito que fue consumido por la retumbante música de fondo.
Camille se apresuró a retenerlo cuando quiso marchar como papá oso furioso hacia su hermanita, posando sus manos en los hombros del Potter, quien le lanzó sólo una mirada antes de volver a perseguir a Lily con la vista, ceñudo.
‒ James, relájate, Lils está con Lysander, y sólo conseguirás ponerla furiosa si vas ahí y armas un escándalo. Te estás comportando como Ted‒ reprochó, con tono recriminante, aunque con cierto dejo de cariño y paciencia. 
Él frunció los labios, como debatiéndose entre hacer caso a las sabias palabras de su novia o ir a romper cabezas de imbéciles mirones que en aquél mismo instante profanaban mentalmente la inocencia de su hermana de mil maneras distintas.
‒ Es que… Ella… Es mi hermanita, Cam. Estoy a punto de explotar, necesito golpear a unos cuántos malditos‒ fundamentó, aún con la mirada clavada en Lily, quien había pasado a ignorar completamente a Lysander para hablar con unas amigas, pese a que el rubio seguía parado a su lado de brazos cruzados, molesto pero determinado.
‒ Lo sé, cariño, yo tampoco me siento muy a gusto con Lily vestida así. Hablaré con ella y le pediré que se ponga otra cosa, pero, por favor, cálmate. No quiero más escándalos, ésta familia ya está llena de ellos, ‒ chasqueó, acariciándole la mejilla mientras tanto.
Él suspiró, finalmente mirándola a ella en lugar de a su hermanita, con un brillo distinto en los ojos. Sonrió levemente, ciertamente sintiéndose más calmado; ella lograba eso en él: darle paz.
‒ Gracias, cielo‒ murmuró. Una sensación de plenitud lo invadió cuando ella le sonrió con ternura a modo de respuesta. Casi había olvidado el asunto de Lils, cuando Cam interrumpió el momento con un:
‒ Vale, ahora regreso, ¿sí? Sigue vigilando a Molly y Lucy. Y recuerda: no más escándalos‒ pidió, ahora algo amenazante, para luego plantar un casto beso en sus labios y automáticamente girar sobre su espalda, yendo en dirección a Lily.
 
James volvió a suspirar, tratando de ignorar a los cinco tipos que había visto mirar a su hermanita en el poco tiempo en que volvió a centrarse en ella. También se hizo de mucha voluntad para hacer la vista gorda, por una vez, a los muy osados que le habían lanzado miradas de apreciación a su novia. Sabía que la noche sería complicada desde que había visto a Camille ponerse aquél vestido verde, que si bien no era ni muy ajustado ni muy corto, o siquiera muy escotado, la hacía lucir incluso más hermosa de lo que ya era.
Contó hasta diez, tomó una respiración profunda, y cuando vio a su novia marcharse del salón acompañada de su hermanita finalmente se relajó un poco. Volvió a su control de Molly y Lucy, quienes por suerte no habían hecho más que bailar un poco con amigas, beber cerveza de mantequilla, y sentarse a charlar en algún sofá vacío con sus demás compañeras de cuarto. Ociosamente se preguntó cómo sería tener una hija; asumió que sería tortuoso, sobre todo para alguien como él, y descartó automáticamente el absurdo pensamiento, retomando su vigilia.
 
Lily
 
Cuando vi la reacción de James al reparar en mí, supe que habría problemas. Pero cuando Cam se aproximó para hablar conmigo, lo terminé de confirmar. Efectivamente, Lysander había tenido razón al decirme que James se pondría como loco; al menos, lo suficiente como para dejar que Camille se apartara unos minutos de su lado y tratara de razonar conmigo en cuanto a mis prendas. Terminé cediendo, pues de cualquier modo no me resultaban agradables ni las miradas lascivas que me daban los hombres ni las degradantes que me daban las mujeres; además, yo sólo pretendía que Lys viera que podía ser tan sexy como la tonta rubia de la última vez (y por consecuente ya no una niña), y sólo había conseguido enojarlo, enojarme, y despertar el instinto protector de mi hermano mayor. A fin de cuentas, él debe encontrarme sexy y atractiva sin que yo me esfuerce en ello, así que supongo que todo lo que hice y pretendía a hacer es en vano, y me he dado cuenta de ello recién ahora, como una revelación tardía.
 
No puedo evitar sentirme algo deprimida mientras camino junto a Cam hacia la Sala de Menesteres, y al parecer ella lo capta de inmediato, pues a mitad del trayecto finalmente suelta:
‒ ¿Qué va mal?‒ Luego hace una pausa, lo medita, y corrige‒: Mejor dicho, ¿qué va mal con Lysander?
Suelto un bufido, entre conmovida por lo mucho que me conoce, y amargada por pensar en la respuesta.
‒ Todo‒ musitó, sonando demasiado pesimista a consciencia.
 
Ella suspira, y me pide que le cuente qué me había guardado para mí, así que olvido el asunto de no decir nada y le relato todo lo sucedido, casi aliviada de finalmente escupirlo.
 
‒… así que cuando Lysander comenzó a pelear con ése imbécil que se me acercó en la última fiesta, lo tomé como uno de sus absurdos impulsos de “eres como mi hermanita, debo protegerte”. Me molesté con él, y le grité cosas como “no eres nadie para decirme qué no puedo hacer”, o “deja de meterte en mis asuntos”, lo cual de hecho luego de pensarlo consideré que sonó demasiado inmaduro, pero honestamente no sabía qué estaba haciendo en ése momento. ‒ Suelto un suspiro profundo antes de proseguir‒: Sin embargo, cuando llegamos a la habitación, -aún discutiendo, claro-, a él se le escapó un “¿acaso no puedo sentir celos de ti?”. ‒ Hago una pausa, rememorando aquél glorioso momento, y con un meneo de cabeza algo apenado vuelto a retomar mi relato.
» Estuve al borde de un colapso cardíaco cuando oí eso. Dejé de gritar. La cosa se tornó seria. Ninguno dijo nada, pero extrañamente sentí como si…‒ Dudo, pues ni siquiera yo estoy segura de lo que estoy a punto de decir. Al final, decido que se trata de Cam, y que no hay problema en decirle hasta mis pensamientos sin conclusión, pues realmente puedo confiarle lo que sea sin temor a ser delatada o juzgada‒. No lo sé, me pareció como si hablásemos con la mirada o algo así de absurdo.
Ella sonríe, como si supiera exactamente de lo que estoy hablando, y asiente. ‒ Eso es algo bueno. Continúa. ¿Quién rompió el silencio?
Desvío la mirada, mientras entramos a nuestra Sala común, jugueteando nerviosamente con las puntas de mi cabello.
‒ Yo. Le dije que esos no eran celos de hermano mayor, y él admitió que no lo eran. Entonces yo…‒ Suelto un gruñido frustrado, soltando mi cabello con brusquedad, como si fuese el culpable de todas mis torpezas‒. Simplemente le solté un “tú también me gustas, Lysander”. ‒ Hago burla de mi propia voz “intensa”, y quiero que la tierra me trague tanto como la mañana siguiente a aquél absurdo día‒. Él no dijo nada, pero se acercó a mí y…‒ Puedo sentir cierto calor en mi rostro al recordar el momento, pero dejo eso de lado, prefiriendo olvidarme de comentar cosas como sus manos en mi cintura, pues no soy una chica que da detalles sobre sus asuntos íntimos. Además, no sabría cómo decirlo en voz alta sin convertirme en la antorcha humana‒. Estuvo a punto de besarme‒ dije por fin, con voz algo débil, casi de manera inconsciente. Vuelvo a suspirar, viendo la sorpresa en el rostro de Cam.
‒ ¿Él…? ¿Acaso…? ¿Tú…? ¿Cómo que “casi”?‒ Luego de tratar de formular diversas preguntas, se decide por ésa. Bien elegido, Cam. Esbozo una sonrisa resignada.
‒ Se detuvo a último momento, diciendo que “no era así como debía suceder”, pues según él estaba demasiado ebrio, ambos demasiados confundidos, y yo “no merezco un primer beso tan miserable”. No dije nada, aunque estaba en desacuerdo, y me metí al baño para ponerme el piyama y tratar de pensar con claridad. Él había admitido que sentía más que un cariño fraternal por mí, y había querido besarme; joder, estaba eufórica‒ admito, encogiéndome de hombros, indignada al pensar en lo feliz que me había sentido en el momento‒. Cuando salí él estaba en su cama luciendo como si se sintiera un completo idiota. No sé bien por qué pero tuve el impulso de pedirle dormir con él, como solíamos hacer de niños. No se me ocurrió añadir que ninguno de los dos era un niño ya. Él aceptó, aunque se veía bastante confundido, y fue una de las mejores noches de mi vida. Pero a la mañana siguiente, cuando despertó, parecía espantado. Atribuyó todo a que estaba ebrio, y aseguró no recordar una palabra de las que había dicho y oído la noche anterior. ‒ Ruedo los ojos, sintiéndome nuevamente irritada, optando por cambiar mi vestido rojo por unos shorts de jean oscuros y una bonita blusa holgada, también rojiza.
 
Prosigo contándole la reciente discusión, y sus disculpas, además de su “aunque no te guste tendré que vigilarte toda la noche, no puedes ir vestida así”, mientras me cambio el vestido despertador de discordia por las prendas que mi hermano y Lysander considerarán “decentes”. Cuando termino pasan unos segundos hasta que Cam asiente, como diciendo que ella también ha finalizado su comprensión de los hechos. La miro, expectante por su opinión.
 
‒ Vale. Pienso, desde mi poco conocedor punto de vista, que a Lysander le gustas, pero siente que no debería sentir eso por ti, puesto que eres la hermanita menor de dos de sus amigos, además de alguien a quien toda la vida vio como una prima, quizás incluso una hermana. Está confundido, creo yo, además de asustado, pues si es remotamente parecido a tu hermano estará en estado de pánico al descubrir que tú le gustas, y probablemente por eso mismo esté aumentando el flujo de chicas con las que liga. ‒ Lo dice con tanta seriedad que casi puedo verme creyendo ésa hermosa realidad. ¿Lysander sintiendo algo secreto por mí? Suena tan ilógico como me pareció ésa noche en la que admitió que no eran celos de hermano los que lo atormentaban‒. Es cuestión de tiempo, Lils‒ termina por determinar, encogiéndose de hombros‒. Sólo procura no dejarte arrastrar demasiado. Lysander me agrada, y sé que es un buen muchacho, pero ni tú ni él pensarán con claridad en algunos momentos que… bueno, tú sabrás elegir las situaciones que quieres vivir. Eres una chica fuerte, Lily, desde que te conozco he notado que es así. Los Potter son absurdamente resistentes a todo, debe ser algo en la sangre, ‒ ríe, poniéndose de pie, y se acerca a mí para posar una mano en mi hombro. De pronto soy consciente de que estoy sonriendo‒. Sólo prométeme que no dejarás que te haga daño. Odiaría que rompiera tu corazón de alguna manera y luego yo tuviera que retener a tu hermano para ir yo misma a golpearlo hasta la inconsciencia, ‒ dice, con bromista serenidad, y pronto ambas estamos riendo.
‒ Gracias, ‒digo, cuando las risas cesan, sintiéndome sin dudas mucho mejor‒. ¿Sabes, Cam? Eres como la hermana que nunca tuve. Y sé que no es que me falten primas, pero contigo… Es distinto. Me alegra muchísimo que vuelvas a ser mi cuñada, no tienes idea de cuánto, ‒ admito, sonriendo tímidamente. No soy precisamente alguien muy expresiva, y suelen costarme éste tipo de cosas. Pero por alguna razón sentí que era necesario expresarlo en voz alta; llevo rato meditando al respecto.
Ella también sonríe. ‒ A mí también me alegra muchísimo, Lils. Créeme. ‒ Rueda los ojos con fingido hastío, y nuevamente estamos riendo‒. Siempre quise una hermanita menor, ‒comenta entonces, aún sonriente, y tras éstas palabras salimos de la habitación, sin decir más.
 
James, hermanito querido, por fin has hecho algo bien.
 
James
 
‒ ¿Algo que quieras conversar con tu hermano mayor?‒ pregunto de manera casual, apoyándome junto a Albus en la barra improvisada. Él se halla sentado en uno de los taburetes provisionales, con los antebrazos sobre la mesada y la cabeza gacha mirando fijamente el contenido rojizo de su vaso.
Sólo menea la cabeza, sin decir nada.
‒ No deberías beber eso, hermanito‒ comento entonces, tomando asiento en un taburete. Él se encoge de hombros, y no puedo más que rodar los ojos‒. Habla y dime qué ocurrió.
Demora unos minutos en hacerme caso, y sólo lo hace luego de beber lo que quedaba en su vaso hasta dejarlo vacío. Entonces suspira, y dice‒: Está hablando con el imbécil de Francis Ferguson.
‒ ¿El que se le insinuó el mes pasado?‒ cuestiono, alzando las cejas con sorpresa.
 
Rápidamente escudriño el lugar con la mirada hasta toparme con Waters, quien lleva un vestido negro anormalmente corto en comparación con lo que usualmente viste, y habla muy divertida y cercanamente con un tipo alto, casi tan rubio como Malfoy, con rostro de arrogante. Lo conozco; suele llevarse algunas de mis sobras bajo el cuento de “pobre niña, ¿Potter te ha roto el corazón?, ven, odiémoslo en mi dormitorio, es un ser despreciable”. No me agrada, y menos ahora que se está metiendo con la chica de mi hermano, quien parece un desgraciado vástago en éste momento a causa de ello.
 
‒ Sí, ese mismo‒ musita Albus en respuesta, observando su vaso vacío con una mueca de lástima, como si necesitara más para apaciguar sus pensamientos. Conozco ése sentimiento.
‒ ¿Por qué no se han reconciliado aún?‒ inquiero, yendo directamente al punto.
 
No soy el más indicado para reprochar algo como “¿por qué no se olvidan de sus diferencias y sólo están juntos?” pues a mí me tomó algo así como tres años estar bien con Cam, pero es la pregunta que necesita ser hecha. No entiendo cómo aquél absurdo malentendido con Gwen fue tan serio como para que ellos estén tan mal por dos semanas enteras.
Él hace una mueca, abatido, girando en su asiento para poder observar a Marie. Lo que está haciendo es masoquista, pero no comento nada al respecto.
 
‒ Ella siempre me ha recalcado que la única cosa que no es capaz de perdonar es un engaño, ‒ explica. Enarco una ceja con escepticismo.
‒ Pero tú no la has engañado. ¿O sí?
‒ No‒ contesta, sin pensarlo dos veces, con absoluta franqueza‒. Jamás sería capaz de hacerle eso. Sé lo horrible que es.
Hay un breve silencio de asimilación, y suelto un carraspeo para llenarlo y que no resulte tan incómodo. Sé que no se dio cuenta de lo que significan sus palabras sino hasta después de pronunciarlas, pues a mí también me pasa a veces. Es extraño pensar en nuestro conflictivo pasado.
‒ ¿Entonces?‒ pregunto, dejando atrás el momento incómodo. Él suspira.
‒ Ella cree que sí. He tratado de explicarle que no es lo que parece, pero es jodidamente tozuda‒ suspira, pasando una mano por su rostro con exasperación.
‒ Sé lo que es eso, ‒ bufo, meneando la cabeza. Sí, sin dudas Cam es la mujer más terca que he conocido alguna vez, compadezco a mi pobre hermano por también haberse enamorado de una chica cabezota‒. Pero lo único que tienes que hacer es demostrar tu sinceridad. Después de todo no es como si tú le hubieses mentido jamás.
Él hace una mueca, y sé que hay algo más. Tras meditarlo unos segundos dice, con voz culposa: ‒ Quizás sí tiene motivos para no creer en mi palabra.
Cierro los ojos pacientemente, y cuando vuelvo a abrirlos le preguntó: ‒ ¿Qué mierda has hecho, Albus?
‒ Puede que le haya mentido un par de veces en cuanto a unas clases de tutoría con Gwen, ‒admite, luciendo abatido‒. Pero sólo porque no quería que armara conclusiones absurdas o se sintiera mal o nerviosa cada vez que yo fuera a ellas. Nada sucedió con Gwen. Ni siquiera me gusta, ‒ se apresura a fundamentar, arrugando la nariz, por primera vez en mucho tiempo luciendo como un adolescente. No puedo evitar reír, ganándome una mala mirada de su parte.
‒ Waters es una chica difícil, ¿eh? ‒ me burlo, aunque de hecho siempre lo supe. No por nada me he mantenido lejos de ella todos estos años.
‒ No me estás dando ninguna solución, hermano‒ bufa, con cierto tono sarcástico.
Le ofrezco una sonrisa. ‒ ¿Quieres saber cuál es mi opinión? ‒ pregunto, sin realmente aguardar respuesta‒. Pues bien, ve hacia allí y recupera a tu chica antes de que las manos de ése imbécil vayan más lejos. Sólo tú puedes reparar lo que hiciste, y definitivamente sólo tú puedes recuperar la confianza de Waters. Mi consejo, es que no te rindas. De hecho, sé más insistente que nunca, es la única manera de tratar con una chica terca. ¿La amas? Ve y demuéstralo. Eso es todo lo que puedo decir, ‒convengo, encogiéndome de hombros y bebiendo un sorbo de mi cerveza de mantequilla.
 
Albus vacila antes de girarse a ver a Marie, probablemente para comprobar lo de “las manos de ése imbécil” yendo más lejos, y su rostro enrojece al ver que de hecho Ferguson hace de tonto con una de sus manos acariciando el hombro desnudo de mi cuñada, quien de pronto se ve tensa. Casi puedo oler el escándalo, y dudo unos instantes al recordar el pedido de Cam, pero luego me digo que es asunto de Albus y su novia, y no quiero interferir en su relación de tal manera. A lo mejor la noche termina bien para él.
Mi hermano se pone de pie sin siquiera decir “nos vemos”, y va directo hacia Waters y Ferguson, hecho una furia. En menos de un segundo tengo a Molly y Lucy paradas a cada lado, luciendo preocupadas mientras Albus interrumpe la charla de Marie, quien luce entre aliviada y molesta, y el ofendido sujeto.
 
‒ Eso pinta mal, James‒ comenta Molly, colorada por el calor de la habitación. Asiento con la cabeza.
‒ Lo sé‒ admito, dándole otro sorbo a mi bebida. Ambas me miran con reproche.
‒ Volveremos a ser comidilla de Hogwarts si las cosas ahí se descontrolan, ‒insiste Moll, cruzándose de brazos.
‒ Probablemente, ‒vuelvo a asentir, encogiéndome de hombros con desinterés.
 
Luego de unos meses te acostumbras a ser el blanco de los murmullos malintencionados y las miradas indiscretas; ya no me importa, no mientras no afecten a Cam, puesto que ella, yo, y mi hermano seguimos siendo el tema de conversación favorito de todos en ésta escuela de cotillas.
 
‒ ¡James! Albus puede meterse en problemas, ‒ reprocha Lucy, frunciendo el ceño, luciendo igual de roja que su gemela. Ruedo los ojos.
‒ Albus no va a meterse en problemas. No es alguien que recurra a la violencia sin sentido. Les aseguro que… ¡Maldición, Albus, detente! ‒ exclamo, interrumpiendo mis propias palabras tranquilizadoras para correr hasta mi hermano, quien tiene a Ferguson contra la pared por el cuello y ya le ha propinado dos puñetazos considerablemente fuertes, teniendo en cuenta la nariz sangrante y el ojo medio cerrado del chico. Fantástico.
 
Lo aparto de un empujón de encima del sujeto, manteniéndolo contra la pared, mientras Ferguson cae de rodillas al suelo, aparentemente abatido, y Marie se agacha a su lado luciendo preocupada (y exasperada) por la sangre en su rostro, mientras que todos alrededor dejan de bailar para contemplar la escena. Nuevo escándalo de la familia Weasley. Ya me imagino las conversaciones del almuerzo del lunes.
 
‒ ¿Qué demonios te pasa? ‒ espeto a mi hermano, ceñudo pero no realmente molesto, sólo esperando que Cam no vea la escena. Él sólo gruñe, soltándose de mi agarre con brusquedad y marchándose del lugar con todas las miradas encima.
 
Paso una mano por mi cabello, sintiéndome hastiado de tantos dramas atormentando a mi familia, y comienzo a dudar si ir tras él o no cuando veo que Waters se pone de pie muy ceñuda y decidida, y sale del lugar, muy probablemente para detener a mi hermano y gritarle un poco. Entonces sonrío. Sé cómo terminará eso.
Ofrezco una mano al herido imbécil, y él la toma, poniéndose de pie. Masculla un casto “gracias”, para luego también marcharse de lugar, muy probablemente directo a su habitación. Entonces vuelvo a mi lugar junto a la improvisada barra, donde unas condescendientes gemelas sueltan un sincronizado: ‒ Te lo dije‒, antes de marcharse de vuelta con sus sorprendidas amigas.
 
‒ Maldita familia de locos, ‒farfullo entre dientes, con el borde de mi vaso sobre mis labios, bebiendo un trago largo.
‒ ¿Todo bien? ‒ pregunta alguien de golpe, tomando asiento a mi lado y plantando un beso en mi mejilla. Dejo mi vaso y le ofrezco a Cam una sonrisa tranquilizadora, besándola yo, ésta vez en los labios.
Cuando nos separamos, permaneciendo aún así a poca distancia, susurro un: ‒ Todo perfecto. ¿Lily?
‒ Perfectamente vestida, ‒ replica ella de igual modo, volviendo a besarme‒. ¿No crees que sea un buen momento para marcharnos? ‒ cuestiona, deslizando sus brazos por mi cuello.
 
No puedo estar más de acuerdo. Creo que las fiestas adolescentes clandestinas han perdido oficialmente su encanto. Sobre todo cuando en casa hay diversión asegurada.
 
Lily
 
‒ Son tan lindos juntos, ‒suspiro, observando a Camille y James salir de la sala, abrazados y sonriéndose, como si toda la gente a su alrededor no existiera dentro de su burbuja personal. Oigo a Roxanne reír.
‒ Tú podrías formar el club de fans “amemos a Jamille” ‒ burla la rizada, dejando a un lado su vaso de whiskey vacío. Ruedo los ojos en respuesta, pero en el fondo sé que tiene algo de razón. Si ellos fuesen los protagonistas de alguna ficción, sin duda alguna sería la que se pasa gritando “YA BÉSENSE Y ESTÉN JUNTOS, IDIOTAS”.
‒ ¿“Jamille”? ‒ cuestiono, enarcando una ceja. Ella ríe de nuevo, ya viéndose demasiado alegre.
‒ Sí, ya sabes. La mezcla entre “James” y “Camille”, como se hace con las parejas famosas. Así los proclamaron en un artículo de Corazón de bruja, hace unas semanas, ‒explica, encogiéndose de hombros.
‒ Pero si sólo hace dos semanas que están juntos.
‒ Pues hace meses que están bajo la mirada de todo Hogwarts, ‒replica desinteresada, nuevamente encogiéndose de hombros‒. Ve tú a comprender el pensamiento de las editoras de esas revistas.
‒ Buen punto‒ acepto, dándole un sorbo a mi whiskey aún sin acabar. Es el tercero, y comienzo a sentir los efectos.
‒ Hablando de corazón…‒ murmura Roxie, dando una sutil y fingidamente casual mirada por encima de mi hombro, donde sé que está mi rubio “guardaespaldas”, sin necesidad de aclarar nada. Doy un suspiro, poniendo cara de hastío.
‒ Ni siquiera lo menciones, ‒ susurro en respuesta, terminando mi vaso de un solo trago.
Cuando lo dejo, ya vacío, me encuentro con un escéptico Lysander parado a mi lado. No puedo evitar sentirme sorprendida; toda la noche se mantuvo cerca de mí, pero en ningún momento me dirigió la palabra. De cualquier manera su “vigilancia” había sido a causa del vestido, pero luego de cambiármelo él siguió controlándome, lo cual ya no tiene sentido.
‒ Nadie se está fijando en mí, por si no lo has notado‒ le informo, algo aburrida, apoyándome de espaldas contra la pared junto a Roxie, quien sonríe de manera cómplice.
 
Por supuesto que Roxanne sabe tanto de mi historia con Lysander como lo sabe Camille. Es mi mejor amiga. También lo saben Tracy y Wendy, nuestras compañeras de dormitorio y amigas desde siempre, aunque desde que ambas tienen novio no las veo tanto como me gustaría.
 
‒ Eres muy desatenta si crees eso, Lily, pero no es por eso que estoy aquí‒ anuncia, solemne, meneando con la cabeza. Enarco una ceja escéptica.
‒ ¿Entonces? ‒ espeto, algo mareada. Mis brazos pesan un poco. Él sonríe, y no sé bien por qué.
‒ Creo que ya has bebido demasiado, y es hora de irnos‒ explica, como si fuese mi jodido hermano mayor. Le lanzo una mirada de desprecio que espero que la sienta bien, y sacudo la cabeza, determinada.
‒ ¿Estás loco? Es la mejor parte de la fiesta, no me marcharé porque tú “crees que”. Déjame en paz, vete tú si estás cansado‒ musito, casi sintiendo la mirada de Roxanne sobre mí, y oyendo su sonrisa.
‒ ¿Saben? Creo que iré a buscar más bebida‒ anuncia mi prima, marchándose sin aguardar respuesta. Le lanzo una última mirada de “traidora”, que ella replica con una de “me lo agradecerás luego”, antes de desaparecer entre la masa de gente en movimiento. Entonces me enfrento de nuevo a un ceñudo Lysander, cruzándome de brazos.
‒ No era una pregunta, Lily‒ dice él entonces, con cautelosa lentitud. Suelto un bufido incrédulo.
‒ No eres quién para decidir mis horarios‒ escupo, harta de sólo verlo, y lo rodeo para marcharme de allí, queriendo huir de la escena.
 
Siento su mano en torno a mi muñeca, primero tirándome hacia él, consiguiendo girarme y hacerme impactar de frente contra su pecho, dejándome sin aliento los primeros segundos de cercanía, hasta que me eleva en el aire y me encuentro gritando, mientras él me carga como un costal de papas sobre su hombro en dirección a la salida. Nadie nos presta atención, como si de hecho fuera perfectamente normal que un muchacho se lleve a una chica de esta manera fuera de una fiesta. O quizás todos están acostumbrados a que nuestra familia arme escándalos como para pensar que es un espectáculo digno de mirar, incluso aunque yo esté chillando como cerdo. O, más probablemente aún, están demasiado ebrios.
Desisto de los gritos luego de recorrer un buen tramo de pasillos, pasando de sentirme furiosa, a resignada, a humillada, a ligeramente mareada. No bebí lo suficiente como para considerar que estoy tan siquiera “entonada”, pero sí como para que el balanceo de ser arrastrada a cuestas me revuelva el estómago.
 
‒ Te odio‒ musito a mitad de camino, como por quinta vez en lo que va del trayecto. No lo veo, pero estoy segura de que él sonríe.
‒ Yo también te quiero, Lils‒ replica tranquilamente.
‒ Vomitaré tu espalda si no me bajas, ‒ vuelvo a decir después de un rato. Ésta vez él duda.
‒ No hablas en serio, ‒ dice, tratando de auto convencerse. Sonrío con malicia.
‒ ¿Quieres adivinarlo tú mismo? ‒ sugiero, muy dispuesta a vomitarle la bonita camisa negra. Lo conozco tan bien que podría jurar que ahora está arrugando la nariz.
‒ Vale. Te bajo. Pero promete comportarte como una chica de casi 16 años en lugar de cómo una cría inmadura, y caminar conmigo de regreso al dormitorio, ¿de acuerdo?
‒ Lo que sea, ‒ mascullo en respuesta, preparándome mentalmente para echarme a correr. Él vuelve a dudar, pero finalmente me agarra por la cintura y me deja en el suelo con extrema delicadeza. Para cuando ya estoy nuevamente de pie, luzco un impresionante rubor en las mejillas.
 
Por unos segundos él sólo me mira, a una peligrosa corta distancia, y eso sólo consigue aumentar mi rubor y el temblor de mis piernas. Entonces suspira, dispuesto a volver a andar, y sé que eso da fin al momento, lo cual me da la rabia suficiente para rodearlo y echarme a correr de regreso a la fiesta. Honestamente, no he pensado bien en mis acciones, pues de otra manera no me habría lanzado a escapar en tacones de un chico campeón de atletismo por tres años consecutivos en el campamento de verano. Entonces sólo queda esperar a ver qué sucede primero; si me doblo un tobillo, o si él me atrapa.
Apenas logro llegar a la esquina del pasillo cuando ambas cosas suceden. Mi tacón derecho se rompe, provocándome una caída segura además de un horrible dolor en mi pobrecito tobillo, pero él me atrapa irónicamente en el aire, como si yo fuera una tonta princesa en apuros. Lo de tonta es debatible, pero sin dudas no soy una princesa ni estoy en apuros. Puedo sola.
Aunque se me olvida decir eso al nuevamente ser consciente de la poca distancia entre nosotros, y mi respiración agitada comienza a calmarse. Él luce entre estático, molesto, y sorprendido, y puedo admirar de cerca sus ojos turquesa, que en éste momento están cargados de reproche. Es bellísimo. Tanto que quiero gritar de lo injusto que es todo.
Quiero que se acerque más. De pronto estoy algo desesperada por que acorte la distancia que nos separa, siento la ansiedad en mi estómago, así como el doloroso sabor de la espera. ¿Por qué no sólo lo hace y ya? ¿Por qué no deja de mirarme de esa manera y simplemente me besa? ¿O acaso no quiere?
 
De golpe estoy esbozando una sonrisa. Bien. Si él no lo hace, entonces…
 
Me acerco lentamente, dudando de cómo proceder (de hecho no tengo demasiada idea al respecto), y mantengo mi mirada en sus ojos, que ahora lucen más sorprendidos que antes, hasta que estoy demasiado cerca de él, e inevitablemente mi visión desciende a sus labios. Siempre pensé que Lysander tenía labios bonitos, desde que se me había dado por dibujar y comencé a comprender la belleza de los rasgos. Y tenía mucha razón, sus labios son una invitación abierta a besarlos. Mi estómago comienza a cosquillear, entre los nervios y la emoción del momento, y agradezco que él me esté sosteniendo porque mis piernas están repentinamente temblando. Mi nariz roza la suya, y entreabro los labios para el momento, acercándome más, hasta que nuestras bocas se rozan y… Él suelta una repentina exhalación, y se aparta de golpe, dejándome de pie y dando unos pasos seguros hacia atrás.
Lo miro, sintiéndome frustrada y abatida. Nunca antes había sentido realmente ganas de besar a alguien; de hecho lo quería tanto que casi dolía. Y cuando me armaba de valor para tomar la iniciativa, y finalmente accedía a dar mi tan “ansiado” primer beso, él me esquiva. Se aleja de mí. Y me mira como si fuese un monstruo.
Creo que voy a llorar, pero de mera rabia. Conmigo misma y con él. Por mis decisiones estúpidas. Por su absurda manera de tratarme como a una hermana. Por el jodido alcohol que me da valor en momentos poco adecuados. Paso una mano por mi rostro con dureza, quitando de mis ojos las lágrimas que comenzaban a nublarme la vista. Él me mira con disculpa, pareciendo querer decir algo, sin saber qué.
Demasiada humillación para un solo día. Sin decir nada me echo a andar en dirección a la Sala de Menesteres, ignorando si viene tras de mí o no, sólo pensando en llegar y hundirme bajo las sábanas. Probablemente me quede ahí por un milenio, o dos. Hasta que el bochorno del rechazo pase. Si es que pasa algún día.
 
En éste momento odio el amor con una intensidad algo peligrosa. Todo comienza a resultarme una verdadera mierda.
 
Escritora
 
El domingo por la mañana, el Gran Comedor es nuevamente un centro de chismes, lleno de murmullos y dedos acusadores, en su mayoría dirigidos a la mesa de Gryffindor, donde la familia Weasley se hallaba desayunando, unos con caras de muerte, y otros con enormes sonrisas. Todos con la determinación de no asistir a ninguna otra fiesta clandestina, pues sólo generaban conflictos.
Por un lado estaba Albus, hablando alegremente con su novia, luego de una espectacular noche de reconciliación. El Potter menor casi agradeció la pelea, pues sin dudas el reencuentro había valido la pena. Por otro lado, también en el grupo de los felices, estaban James y Camille, igual de melosos y juguetones que siempre, llenando de azúcar la sangre de todos alrededor. Roxanne también estaba feliz, y no dejaba de lanzar miraditas hacia el otro lado de la mesa, donde un sonrojado Frank Longbottom sonreía a sabiendas de que la mirada de la rizada estaba sobre él. Y finalmente unas sonrientes Molly y Lucy, más con sus amigas que con su familia, no dejaban de parlotear sobre lo genial que había sido la fiesta y lo bien que la habían pasado, mientras rememoraban los momentos más importantes de la noche, como la pelea de Albus y Ferguson, la nueva discusión entre Fred y Gabriella y su manera de culminarla con un beso algo agresivo, seguido de la furibunda huida del rojo Hugo, y luego la corrida de la Hufflepuff detrás de él; también estaba la inesperadísima pelea entre Rose y Scorpius (las gemelas nunca habían visto a Rose tan molesta con nadie), y otros acontecimientos menos importantes para las gemelas, pues ya no trataban de su dramática familia.
Entonces acababan las sonrisas e iniciaban las caras largas. La lista estaba sin dudas liderada por Lily Potter, quien de hecho lucía furiosa en todo momento, de vez en cuando clavando las dagas de sus ojos sobre un arrepentido Lysander, quien había tomado la horrible decisión de sentarse frente a ella como si nada. Luego le seguía Fred, serio y sin haber probado bocado, más parecido a un zombi que a un adolescente. Entonces iba Rose, luciendo angustiada, de espaldas a la mesa de Slytherin, donde Scorpius no dejaba de lanzarle miradas tristes. De Hugo no había señales, pero por la pinta de desolada de una muchacha en la mesa de Hufflepuff pudieron adivinar todos que él era el que peor se encontraba.
 
Sin dudas, era un horrible y complicado domingo post-fiesta.
 
‒ ¿Por qué están todos tan alegres, uh? ‒ cuestionó Camille luego de un rato de que ninguno de los amargados dijera absolutamente nada.
Lily soltó un bufido, pero nadie contestó. La metamorfomaga miró a Lily y Rose con preocupación, siguiendo la mirada de la Potter hasta Lysander, y notando que Scorpius estaba en la mesa de Slytherin en lugar de comer con su novia como hacía siempre. Supo de inmediato cuál era el problema, y se sintió mal por estar tan feliz.
‒ Entonces… ¿Qué tal les fue en la fiesta? ‒ cuestionó a su vez James, tratando de alivianar el ambiente, ganándose una mirada fulminante de todos sus parientes tristes. El Potter alzó las manos en señal de rendición, y todos regresaron a sentirse miserables en silencio‒. Vale, supongo que no todos terminaron bien la noche, ‒ murmuró el muchacho a su novia, quien soltó una risa irónica.
‒ ¿Te parece, cariño? ‒ ironizó, burlona, provocando un ruedo de ojos en el muchacho‒. Debo hablar con Lily y Rose hoy, así que no me esperes ésta tarde, ‒ anunció, en otro susurro. Él enarcó una ceja.
‒ ¿Sabes qué le ocurre a Lily? ‒ cuestionó escéptico. Ella se limitó a sonreír enigmáticamente y plantar un beso en sus labios para conformarlo.
 
James decidió no ahondar en el asunto, dudando que su corazón estuviera listo para manejar algo como una Lily deprimida, muy probablemente por un… chico. Ugh, no, él estaba bien en su ignorancia.
 
‒ ¡Vaya noche! ‒ exclamó una recién llegada Dominique, sonriendo abiertamente, tomando asiento entre Camille y Roxanne. Su amiga le lanzó una mirada de advertencia, como diciendo “no menciones la fiesta”, pero Niquie no la terminó de comprender, pues soltó un‒: ¿No les pareció increíble todo? Una de las mejores noches, sin dudas.
 
Y dicho esto, Fred, Rose, Lily, y a último momento Lysander, se pusieron de pie con sus platos a medio terminar, abandonando casi en tropel el Gran Comedor, dejando a Dominique un tanto desconcertada, y definitivamente muy confundida.
 
‒ ¿Dije algo malo? ‒ preguntó la blonda, sintiéndose culpable. Roxanne rió.
‒ ¿No te enteraste de todo lo que pasó ayer, cierto? ‒ replicó la rizada, terminando de comer sus waffles‒. Nos vemos luego, familia‒ se despidió, para luego ponerse de pie y marcharse tras Lily.
Dominique se sintió aún más desconcertada. ‒ ¿Qué…?‒comenzó a preguntar, pero Camille la interrumpió con unas palmaditas en la espalda.
‒ Es una larga historia. Luego necesito tu ayuda con Rose y Lily. Creo que es tiempo de una charla grupal… ¿Y Paul? ‒ inquirió, cambiando de tema, dejando a la Weasley más desconcertada que antes. Al final suspiró, decidiendo que lo mejor sí era esperar, pues luego se enteraría de todo de una manera u otra. Una sonrisa volvió a dibujarse en su rostro.
‒ Sigue durmiendo‒ replicó, lanzándole un vistazo a los platillos servidos aquél día, reparando en el plato exageradamente lleno de su amiga‒. ¿Sigues con apetito, huh? ‒ rió, sacándole un buñuelo. La metamorfomaga la miró ceñuda por el robo, pero terminó por reír con ella.


‒ Estómago lleno, corazón contento‒ excusó ella simplemente, llevándose una tostada a la boca.



________________

Yo les avisé del exceso de azúcar.


¡Besos!
C.J. Potter
C.J. Potter


http://keep-dreaming-about-love.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 Empty Re: No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada}

Mensaje por Zarek el Vie 27 Mar 2015, 9:26 am

Diabetes en mi cuerpo.

Feliz cumple atrasado, bb.

Solo por eso te perdono ese vomitivo cap lleno de dulces y arco iris.

Cuando decía que queria sangre me refería a muerte no a una nariz rota.

¿Puedes seguirla y darme mi violencia?

Tanto romance es nocivo para la salud.
Zarek
Zarek


Volver arriba Ir abajo

No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 Empty Re: No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada}

Mensaje por Kit Walker el Vie 27 Mar 2015, 3:26 pm

yo te pedí que subieras indirectamente y soy yo la que no ha podido leer aún :c lo haré hoy en la noche!
FEEEEEEEEEEELIZ CUMPLEAÑOOOOOS JUUULY No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 1796689324
No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 Tumblr_n2yxb6YYKR1si3tc1o1_500
Kit Walker
Kit Walker


Volver arriba Ir abajo

No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 Empty Re: No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada}

Mensaje por Nela Escobar el Sáb 28 Mar 2015, 8:16 pm

Hola!
Llegue tarde, lo se. FELIZ CUMPLEAÑOS (atrasado) 
Me encanto el capitulo <3 Soy parte del grupo de las que les gusta las partes con mucho azúcar así que lo ame. :)

Tengo mis sospechas de lo que va a pasar pero me las voy a guardar...

Espero subas otro pronto y no te desaparezcas. 
Gracias por este hermoso capitulo <3
Nela Escobar
Nela Escobar


Volver arriba Ir abajo

No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 Empty Re: No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada}

Mensaje por Kit Walker el Lun 30 Mar 2015, 12:01 pm

a mí me encanta lo cursi en ocasiones... y me encantó el capítulo, no me malinterpretes, pero siento que voy a vomitar chispitas de colores (?). ayy fue asajfhsjs extrañaba tanto a este Jamille. Puro drama con estos dos que se me hizo hasta raro.
Ugh, no voy a comentar nada de Lily y Lysander porque ese chico me está haciendo enojar. Y al mismo tiempo los shippeo asjfhajsdha quizás con la misma intensidad con la que shippeaba a Cam y Alby XD.
Ay dioh mioh, esta Marie es bien terca XD Espero que lo haya golpeado. Hmmm, esas insinuaciones que nos das... ;) lol nunca me imaginé que Alb golpearía a alguien omg, mi bebé, lo que hace por esa chica loca asjfkasf
espero que me des más capítulos pronto T.T
SALUDITOOOOOOOOS No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 3277503925 No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 3527300881
Kit Walker
Kit Walker


Volver arriba Ir abajo

No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 Empty Re: No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada}

Mensaje por C.J. Potter el Dom 12 Jul 2015, 3:15 pm

@Zarek escribió:Diabetes en mi cuerpo.

Feliz cumple atrasado, bb.

Solo por eso te perdono ese vomitivo cap lleno de dulces y arco iris.

Cuando decía que queria sangre me refería a muerte no a una nariz rota.

¿Puedes seguirla y darme mi violencia?

Tanto romance es nocivo para la salud.

QUÉ TAL CINDHY CÓMO TE VAAAAAAAA????? yo también te extrañé. Y gracias por lo del fc  No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 2686721104


Saben ustedes que yo me desaparezco meses y vuelvo a aparecer así de la nada con muchos emojis y entusiasmo y ustedes se olvidan de odiarme y eso. Entonces... HOLAAAAAAAAAAAA! qué tal la universidad? Yo de sólo pensar en que el próximo año ya tengo que anotarme quiero ponerme a jugar en un agujero negro.


Entonces, bueno, la sangre, lo estuve pensando y para darte el gusto tu personaje (la profesora macabra) va a llevarse a alguien consigo. Porque, por supuesto, va a ser un final trágico y con mucho  No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 3619577255


Por cierto, quedan 5 capítulo, apróximadamente, después del que sigue. Creo que voy a hacer maratón.


Y bueno, nada, te leí en el topic "how do you feel today?" y se me dio por entrar acá y  No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 3619577255


Besos enormes  No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 1922094727
C.J. Potter
C.J. Potter


http://keep-dreaming-about-love.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 Empty Re: No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada}

Mensaje por C.J. Potter el Dom 12 Jul 2015, 3:26 pm

@Kit Walker escribió:yo te pedí que subieras indirectamente y soy yo la que no ha podido leer aún :c lo haré hoy en la noche!
FEEEEEEEEEEELIZ CUMPLEAÑOOOOOS JUUULY No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 1796689324
No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 Tumblr_n2yxb6YYKR1si3tc1o1_500


GRAAAAAAACIAAAAAAS KIIIIIIITTTTTTTTTTTTTT


bueno, el grito era para compensar mi ausencia y eso  :rhianpls: volví


(OH POR DIOS MI BEBÉ HERMOSO)
C.J. Potter
C.J. Potter


http://keep-dreaming-about-love.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 Empty Re: No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada}

Mensaje por C.J. Potter el Dom 12 Jul 2015, 3:29 pm

@Nela Escobar escribió:Hola!
Llegue tarde, lo se. FELIZ CUMPLEAÑOS (atrasado) 
Me encanto el capitulo <3 Soy parte del grupo de las que les gusta las partes con mucho azúcar así que lo ame. :)

Tengo mis sospechas de lo que va a pasar pero me las voy a guardar...

Espero subas otro pronto y no te desaparezcas. 
Gracias por este hermoso capitulo <3


Holaaaaaaa! gracias  No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 2686721104 llevo los 16 bastante bien, hasta ahora no me descontrolé ni rebelé contra la sociead.
Aww, me alegra mucho! al menos el capítulo les gustó.


No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 2529252940  en el próximo capítulo se descubre.



Gracias a vos por comentar, y perdón por demorar... meses. ¡Besos enormes!
C.J. Potter
C.J. Potter


http://keep-dreaming-about-love.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 Empty Re: No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada}

Mensaje por C.J. Potter el Dom 12 Jul 2015, 3:34 pm

@Kit Walker escribió:a mí me encanta lo cursi en ocasiones... y me encantó el capítulo, no me malinterpretes, pero siento que voy a vomitar chispitas de colores (?). ayy fue asajfhsjs extrañaba tanto a este Jamille. Puro drama con estos dos que se me hizo hasta raro.
Ugh, no voy a comentar nada de Lily y Lysander porque ese chico me está haciendo enojar. Y al mismo tiempo los shippeo asjfhajsdha quizás con la misma intensidad con la que shippeaba a Cam y Alby XD.
Ay dioh mioh, esta Marie es bien terca XD Espero que lo haya golpeado. Hmmm, esas insinuaciones que nos das... ;) lol nunca me imaginé que Alb golpearía a alguien omg, mi bebé, lo que hace por esa chica loca asjfkasf
espero que me des más capítulos pronto T.T
SALUDITOOOOOOOOS No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 3277503925 No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 3527300881

Hola beiesah, lo siento de nuevo, perdón perdón perdÓNN POR HABERTE CONFIAAAADOOO SIN DUDAAAAR EL CORAZÓOOON decime que conoces ése tema, me encanta, me la paso cantándolo.
JAJAJAAJAJAJ, lo sé, necesitábamos más arco iris, demasiada lluvia.
Lily y Lysander me llegan al corazón porque conozco la situación y es... complicada. Entiendo a Lysander (debo hacerlo, soy la escritora después de todo), y tiene sus motivos pero... bueno, ya verán. ME ACUERDOOOOOOO! jajajaajajaja, y ahora Alby está con Marie, mi chiquito lindo. A veces me saltan feelings de Albille, pero me contengo. Ya me veo escribiendo un Albus x OC.
JAJAJAJAAJJAJAJAJAJAJA, es raro escribir sobre Marie porque está basado en vos, y como no te conozco realmente no sé si lo estoy haciendo bien, así que me la paso mirando la descripción que me mandaste, y algo sale. Y sí, Albus se ha convertido en un macho  No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 77880782


Besitos K, peeeerddddóoon por tardar tanto. Vengo con maratón.


Besos gigantes.
C.J. Potter
C.J. Potter


http://keep-dreaming-about-love.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada} - Página 16 Empty Re: No me dejes ir [James S. Potter & Tú] {Finalmente actualizada}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 16 de 17. Precedente  1 ... 9 ... 15, 16, 17  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.