O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» dark wings, dark words.
Hoy a las 11:20 am por hypatia.

» the worst of times.
Hoy a las 9:36 am por zuko.

» Heroes. (Muro Interactivo)
Hoy a las 8:17 am por blackstairs

» Distant stars come in black or red | PVT
Hoy a las 8:15 am por blackstairs

» bitter battlefield.{fichas/expedientes.
Hoy a las 7:14 am por rumancek.

» Guerra de Sexos; muro.
Ayer a las 10:49 pm por jackson.

» ¿Es posible el amor? Draco y tú
Ayer a las 10:44 pm por AngelMalfoy

» «Go back to Uk» [Harry S.]
Ayer a las 10:36 pm por AngelMalfoy

» Half-Cold Half-Hot
Ayer a las 9:32 pm por Kurisu

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Danger [Justin Bieber & Tu]

Página 3 de 16. Precedente  1, 2, 3, 4 ... 9 ... 16  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por Jiall~Love el Mar 25 Dic 2012, 1:55 pm

Capitulo 13

“Why the fu*ck do you even care?” – “¿Por qué co*ño te importa?”


Mis ojos se abrieron cuando miré hacia abajo para verle agarrándose el costado. “En el nombre de Dios, ¿Qué te ha pasado?” Grité, lo suficientemente fuerte para que el lo escuchara, pero lo suficientemente bajo para que mi madre no lo hiciera.

Se encogió de hombros como si no fuera con él el problema. Este id*ota. “Nada”.

Yo arqueé una ceja. “¿Te crees que soy tan est*upida?!” Me puse una mano en mi cadera.

El sonrió. “¿De verdad quieres que te responda a eso?”

Rodé los ojos. “Eres un tonto”.

Se echó a reír antes de hacer una mueca de dolor agarrándose el costado aún mas.

Corrí a su lado, inclinándome para presionarle suavemente su costado. “En serio, Justin, ¿qué pasó?” Le miré.

“Nada.” Repitió de nuevo.

Le presioné hacia su costado de nuevo, esta vez, mas fuerte.

Se estremeció una vez mas. “Jod*er, que duele ____. Ten cuidado.” El hervía de dolor con los dientes apretados.

“Lo se.” Yo le dediqué una mirada intencionada. “Ahora, dime lo que pasó o te voy a apretar de nuevo, esta vez, aún mas fuerte.” Estreché mis ojos.

“Estas mintiendo”, murmuró.

Le dirigí una mirada de –oh, enserio?- mientras le presionaba fuerte en su costado, como le había dicho que haría.

El apartó mi mano, moviéndose hacia atrás. “Maldita sea Kels. Jesús,” dijo entre dientes.

Me encogí de hombros. “Te dije que lo haría y no dudaré en volver a hacerlo.” Me incliné a su lado, cuando se alejo tan rápido como su cuerpo se lo permitió.

“Bueno, bueno!” Se quejó. “Te diré, pero primero aléjate de una pu*ta vez.” Hizo un gesto con sus manos, un gesto de que me moviera hacia atrás. Yo lo hice.

“Esta bien”. Me crucé los brazos contra mi pecho. “Ahora, suéltalo.”

Se apoyo contra la pared todavía aferrándose a su costado. “Sabes el hijo de pu*ta que nos encontramos en el restaurante?”

Recordé, viniendo a mi cabeza aquel chico alto, moreno, de ojos verdes. Asentí con la cabeza en respuesta a su pregunta.

“Bueno, después de que te traje aquí, regresé a mi casa y ya sabes, los chicos estaban allí. Nos relajamos y hicimos nuestras cosas cuando Bernie dijo que habíamos perturbado los negocios de los territorios—“

Fruncí mis cejas en confusión.

El suspiro. “Son lugares alineados que pertenecen a bandas diferentes, pero todos están separados. Es el lugar donde hacemos la mayoría de negocios y toda esa mi*erda.”

Asentí con la cabeza una vez mas, esta vez, entendiendo.

“Caminé junto a la ranura del territorio de The Kings y Luke, el chico del restaurante, estaba allí, y por supuesto, el maldito cabr*on piensa que puede empezar a joder a cualquiera y luego salirse con la suya.” Gruñó con ira. “El hijo de pu*ta empezó a hablar mal y decir mier*da de mi, entonces comenzó a darme con sus puños por todas partes. Esquivé el primer golpe y le golpeé en la mandíbula. El se recuperó y me golpeó en el estómago, me doblé y me dio en la espalda. Le sacudí y le dí un puñe*tazo para que callera al suelo, golpeando con mi pie su espalda, me terminó arrojando al suelo y empezó a patearme la espalda y las costillas. En el momento en que tuve la oportunidad de pegarle de nuevo, sacó un cuchillo y me apuñaló en el costado-“

Mi boca se había abierto en estado de shock.

“-Cuando sus chicos lo apartaron y le dijeron que tenía asuntos con los que tratar” la sombra de sus ojos era de una manera mortal, aumentó la tensión en él.

“Así que simplemente te dejaron allí?” Le pregunté, mis ojos se abrieron por el horror de que alguien pudiera hacer eso. Quiero decir, se que la gente puede ser capaz de ser cruel, pero maldita sea…

“Me hubiera jo*dido si esos cabr*ones no llegan a apartarlo,” Justin me ignoró, gruñendo humilde mientras recuperaba los recuerdos. “Voy a volver a por el hijo de pu*ta de una manera o de otra.”

“No lo hagas.” Negué con la cabeza. “La violencia nunca es la respuesta.”

El levantó la cabeza para mirarme, una expresión de incredulidad se plasmo en sus ojos. “¿Qué eres? ¿Un sacerdote? Deja de decir esa mi*erda. Le voy a jo*der en el mismo momento en el que ponga mis manos sobre ese hijo de pu*ta.” El apretó sus labios en una línea, la ira bullía de su interior. “Si el cree que me puede clavar un cuchillo y salirse con la suya, no sabe lo que le espera.” Hubo una mirada en sus ojos que no pude descifrar.

Suspiré. “Cálmate. Lo ultimo que necesitas es que te pongas mas furioso y hierva tu sangre.”

“¿Por qué co*ño te importa?” Escupió.

Aquí vamos otra vez con sus problemas bipolares.

“Tu no eres mi pu*ta madre.”, Continuó Justin con un silbido en sus palabras.

“Bueno, lo hago y no hay nada que podamos hacer al respecto, así que deja de jo*der.” Escupí furiosa. ¿Cómo se atreve a actuar como un idi*ota cuando esta en mi casa?

El estaba a punto de abrir la boca cuando le corté antes de que pudiera hacerlo. “Tu viniste a mi, ¿recuerdas?”, Le señalé de frente hacia su cuerpo de pie en el piso de mi dormitorio.

Se mantuvo en silencio, eso me dio la respuesta que quería.

“Exactamente.” Esbocé una sonrisa falsa, orgullosa de que en realidad mi argumento le había ganado por primera vez y lo había callado.

Después de unos minutos de pie allí, me di cuenta de que la camiseta que llevaba puesta estaba ahora un poco llena de aquel residuo rojo- su sangre. “Tenemos que llevarte a un médico. Necesitas que te revisen,” comencé inclinándome hacia mi teléfono que estaba sobre la cómoda al lado de mi cama cuando Justin me detuvo.

“No, no puedes!”, Gritó antes de que poco a poco se calmase a sí mismo una vez que vio como mi cuerpo se estremecía. “Si me llevas, van a querer saber que paso y no puedo entrar en mas mi*erda ahora mismo.” Susurró humilde.

Me mordí el interior de la mejilla, pensando en lo que había dicho. Tenía razón. “Bien, pero, solo con una condición.” Yo le dirigí una mirada severa.

El gimió, rodando los ojos. “¿Qué es?”

“Vas a tener que dejarme echarte un vistazo, ¿de acuerdo?” Yo le dirigí una mirada de esperanza.

Lo pensó, dudando por un momento antes de que finalmente asintiera con la cabeza. “Esta bien”.


Agarrando su brazo con suavidad, le entré en el baño antes de cerrar la puerta. “Siéntate”, señalé el asiento del inodoro cerrado. El obligado, lentamente, se tomó su tiempo.

Me agaché para estar en frente del armario abierto. Agarrando un botiquín de primeros auxilios detrás de todo, cerré con llave el armario, levantándome de nuevo.

El me miró.

“¿Qué?”

“¿Por qué tienes un botiquín en tu baño?”

“Mi madre es enfermera por eso tiene botiquines de primeros auxilios ubicados en toda la casa, por si acaso.” Me encogí de hombros mientras abría el estuche hurgando en el. Agarré todas las cosas necesarias para curar sus heridas, me volví hacia él. “Quítate la camiseta”.

“Si quieres hacer esto, nena, vas a tener que esperar a que esta mier*da se cure.” El sonrió, enviándome un guiño sutil.

Luche contra la urgencia de que mis mejillas se volvieran rojas y rodé los ojos. “No te emociones. Tengo que mirar las heridas.”

El se rió entre dientes. “Lo que tu digas.” El agarró la parte inferior de la camiseta antes de tirar de ella hacia arriba poco a poco y la tiró en el suelo.

Yo no podía dejar de mirar su estómago. A pesar de que su lado estaba cubierto de sangre, sus abdominales brillaban contra la luz.

“¿Me vas a ayudar o vas a mirar mi cuerpo?” Hizo que dejara de mirarle para ver la sonrisa cursi que esbozaba Justin.

Por dentro me di una patada en la cara. “Cállate”. Le susurre, inclinándome para obtener una mejor visión de la herida. Le habían herido con un corte profundo en mitad de su costado. Caminando hacia el fregadero, mojé una toalla antes de volver hacia el y poco a poco comencé a frotarla contra el corte de su costado.

Se sentó allí sin ningún problema, sin ninguna mueca de dolor por primera vez, lo que hizo que me preguntara cuantas veces le habían dañado al estar tan acostumbrado a ello.

Una vez que hice eso, agarré el spray desinfectante, esparciéndolo al mismo tiempo por cada parte de su costado.

Estaba a punto de rociarlo cuando escuché un sonido repentino. Surcando las cejas, miré hacia arriba para ver a Justin sonriente.

“¿Qué?” Le escupí, claramente molesta. “¿De que te ríes?”

Se encogió de hombros, mirando hacia abajo antes de apartar la mirada. Seguí sus ojos y fue entonces cuando me di cuenta de que estaba prácticamente cara a cara con su entrepierna.

Me sonrojé en gran medida. “Eres un asco.” Le dije con desprecio.


El se rió entre dientes. “Hey, yo no soy el que esta haciendo esa mier*da, nena.” Me guiñó un ojo.

Me mordí la lengua para calmarme y no decir nada. “Mira, yo estoy tratando de ayudarte así que si quieres ser infantil, sigue adelante y lo haces en tu tiempo libre.” Sople sacando mi aliento.

“Vaya, a alguien le molestan las bragas de abuelita.”, Bromeó.

“Yo no me pongo bragas de abuela”. Amplié mis ojos cuando me di cuenta de lo que acababa de decir.

Su ceja se arqueó. “¿En serio?” Sus ojos estaban llenos de diversión.

Yo mentalmente me maldije. “Olvídalo.” Murmuré.

El negó con la cabeza. “No hay manera de que tu no lleves bragas de abuela.” El pensó, “Basta con mirarte!” Hizo un gesto hacia a mi con sus brazos.

Apreté los labios. “¿Qué se supone que significa eso?” Yo le disparé, consiguiendo ofenderme.

“Que pareces una chica recatada que llevaría ropa interior de abuela.”, Puso su espalda contra el asiento.

En este punto, yo estaba hirviendo. ¿Cómo se atreve? “Para tu información, llevo un tanga en ese momento, así que chúpate esa!”

¿Realmente acababa de admitir eso?

Sus ojos se abrieron, una mirada de pura diversión se estableció en su rostro. “No te creo.” El me miro de manera normal.

Me burlé. “No me importa lo que creas.”

“Demuéstralo”, movió su cabeza hacia mi.

Fingí una carcajada. “Ja! ¿Qué te parece…..” me toqué la barbilla fingiendo pensar en ello antes de retroceder mi cabeza hacia atrás y mirar hacia arriba. “¿No?” Le di una mirada de incredulidad como si hubiera perdido la cabeza.

Probablemente el me mirara incrédulo.

“¿Sabías que Luke te golpeó en la cabeza demasiado fuerte?”

El negó con la cabeza. “No, estoy perfectamente sano. No eres mas que una mentirosa.”

“No, no lo soy!”

“A la mier*da, si lo eres.” El asintió con la cabeza de acuerdo consigo mismo. “Probablemente también eres virgen.”

“Eso no es de tu maldita incumbencia.” Le disparé hacia él.

“Así que estas tratando de decirme que no lo eres?” Sacudió la cabeza. “No lo creo.”

“Tu no crees nada!” Lancé mis manos en el aire.

“Si lo pruebas, entonces me lo creeré. Hasta entonces, eres una virgen que lleva bragas de abuela.” Sonrió para sus adentros.

“Eres un gilipoll*as”. Gruñí.

“Solo muestra los hechos, baby.” Me guiñó un ojo.

“¿Tiene algo que ver contigo que lleve bragas de abuela –que no lo creo- o que sea virgen?”

Se encogió de hombros. “Tengo que saber a que chicas estoy manejando.”

“Tu no estas manejando a nadie! En lo que a mi respecta, no somos nada.”

El sonrió. “Ah, si?”

Asentí con la cabeza.

Se puso de pie ahora. “No crees que seamos nada?”

Negué con la cabeza.

Se acercó a mi ahora, mientras que suavemente presionaba su costado. “Creo que estas equivocada.”, Susurró.

“Tu-“ Hice una pausa, recuperando la compostura. “Tu no debes de estar de pie.”

Se encogió de hombros, continuó caminando hacia mi hasta que me apretó contra la pared del baño.

Mier*da, me estaba apretando.

“No” respiré hacia fuera.

“Eres una mentirosa.” Presionó su cuerpo contra mi para que no tuviera a donde ir, el puso sus dos manos al lado de ambos lados de mi cabeza. “¿Quieres saber como?” Sopló contra mis labios, su aliento caliente chocó contra mí.

“¿Cómo?” Me sentía a mi misma cada vez mas caliente.

Movió su cabeza cerca de la mía. “De esta manera,” se inclinó hacia mi, apretando sus labios contra los míos con firmeza antes de que tuviera la oportunidad de rechazarlo o tomar represalias.

Fuegos artificiales se dispararon a nuestro alrededor, las mariposas invadieron mi estómago. Me tomó un segundo antes de que mi cerebro comenzó a trabajar y llegué a comprender lo que estaba pasando. Envolví mis brazos alrededor de su cuello, tiré de el para acercarlo mas a mi—Si eso era posible. Un subidón de adrenalina inundó mis venas, las chispas se encendieron dentro de mi.

Se puso aun mas arriba de mi mientras sujetaba mis caderas con sus manos, apretando los costados y sus dedos se calvaban en mi piel cuando el me presionó en mi labio inferior con los dientes.

Gemí en el beso, pasando los dedos por su pelo. Jo*der, esto se sentía bien.

Deslizando sus manos por mi espalda, se mantuvieron ahí durante un momento antes de que sus manos se deslizaran hasta mi cu*lo. Lo apretó, lo que me hizo gritar y le di acceso a mi boca, era lo que estaba esperando. Obligo a su lengua a deslizarse por mi garganta, la lengua comenzó a luchar por el dominio mientras yo gemía en el beso, tirando de su pelo.

El empujo su cuerpo mas fuerte contra mí, con las manos aferradas a mi cu*lo con firmeza. Se apartó del beso por tan solo una fracción de segundo antes de girar la cabeza hacia la derecha y colocar de nuevo sus labios con los míos, su lengua encontraba su camino dentro de mi boca una vez mas.

El sabía a menta y a humo, una combinación extraña, pero sexy.

No me di cuenta que sus manos comenzaban a viajar por la parte trasera de mi pantalón hasta que sentí sus manos frías apretar la piel de mi trasero. Di un grito ahogado, una vez mas, abriendo mis ojos en estado de shock.

El sonrió contra el beso. Alejándose con un fuerte golpe, el empujo su frente contra la mía, la parte de atrás de mi cabeza terminó presionada contra la pared de detrás de nosotros. “Acepto tu corrección.” Susurro sexy, refiriéndose de nuevo a nuestro argumento anterior, mientras me dirigía una sonrisa. Sin aliento, acarició su cabeza contra mi nuca, donde empezó a chupar, morder y lamer la carne, me enviaba a un mundo totalmente distinto.

Empujé su cabeza mas cerca, mientras le masajeaba el cuero cabelludo con los dedos, jugando y tirando de su pelo. El gimió.

“_____, ¿estas ahí?” Mis ojos se abrieron completamente, Justin se separó mas de mi cuello. “Abre la puerta”. Oí llamar a mi madre en voz alta una vez mas.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por Jiall~Love el Mar 25 Dic 2012, 1:56 pm

vale chicas =)
aqui teneis 5 capis =)
y espero que os gusten mucho mucho, pasar la voz a otras hermosas lectoras que estoy segura que esta novela le va a encantar a todas =D
seguire la nove en un pas de dias vale hermosas??
os quierooooo Bss
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por CamiSelenatika el Jue 27 Dic 2012, 5:49 am

NEW READER!!!!!!!!! Seguilaaaaaaaa Me encanto tu nove!!!!!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por Jiall~Love el Jue 27 Dic 2012, 8:26 am

@CamiSelenatika escribió:NEW READER!!!!!!!!! Seguilaaaaaaaa Me encanto tu nove!!!!!
Isdkjdsk hola!!! Gracias por leer y, me encanta que te encante :)
Mas tarde o manana os subo capi :)
Bss cielo xx
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por Carla.argi el Jue 27 Dic 2012, 4:54 pm

Nueva lectore¡¡¡
Continua la nove pronto, me muero por saber que es lo que va a pasar¡¡¡
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por alis1313 el Vie 28 Dic 2012, 8:25 am

Ola!!!!! espero y no t ayas olvida2 d mi? es ke no tenia internet :( SEGUILA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por Jiall~Love el Vie 28 Dic 2012, 9:46 am

@Carla.argi escribió:Nueva lectore¡¡¡
Continua la nove pronto, me muero por saber que es lo que va a pasar¡¡¡
HOLA!!!!!!!! me encanta tener nuevas lectoras :3
mas tarde si puedo la sigo cielo =)
Bss
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por Jiall~Love el Vie 28 Dic 2012, 9:46 am

@alis1313 escribió:Ola!!!!! espero y no t ayas olvida2 d mi? es ke no tenia internet :( SEGUILA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
OLA!!!!!!!!!!!!!! no recuerdo muy bien, pero no importa !! podemos hablar y eso =)
gracias òr leer!! Bss xx
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por alis1313 el Sáb 29 Dic 2012, 10:15 am

Ok SEGUILAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!!!!!!!!!!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por nutella_bieber el Jue 03 Ene 2013, 11:52 am

por fin pude encontrar esta novela *U* gracias !! la amooo <3 saludos de chile !
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por Jiall~Love el Jue 03 Ene 2013, 12:48 pm

@nutella_bieber escribió:por fin pude encontrar esta novela *U* gracias !! la amooo <3 saludos de chile !
HOLA!!! saludos de España =)
como que encontrar???
ahora os subo un par de capis :3
Bss
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por Jiall~Love el Jue 03 Ene 2013, 12:59 pm

Capitulo 14

"-I don't give a fu*ck." – “-No me importa una mi*erda”


Cerré los ojos con fuerza, murmurando y maldiciendo palabras incoherentes en voz baja. Justo a tiempo Mama. “Mier*da, mier*da, mier*da, mier*da!”, dije con pánico en voz baja.

Si mi madre entrara a la habitación y me viera con Justin en el cuarto de baño, estaría mas que muerta.

Presionando mis manos en el pecho de Justin, lo empujé hacia atrás. “Quédate aquí, no te muevas ni digas una palabra, porque Dios sabe que te pegaré donde no te da el sol.” Le advertí mientras agitaba un dedo hacia el, exigiéndole.

El se rió entre dientes. “No voy a decir una palabra.” Fingió que apretaba los labios y tiraba una llave lejos. Yo rodé mis ojos.

Abriendo la puerta del baño, salí, echándole de nuevo un vistazo a Justin antes de apagar las luces de allí y cerrar la puerta.

“____-Anne! Abre la puerta ahora mismo jovencita!”. La voz molesta de mi madre atravesó mis tímpanos.

Yo rodé los ojos antes de dar la vuelta al cerrojo de la puerta principal que llevaba a mi habitación y la dejé abierta. “¿Si?” Le espeté.

“No uses ese tono conmigo, señorita.” Ella susurro con un resplandor oscuro en sus ojos. Luché contra el impulso de reírme en su cara.

“Lo siento.” Fingí una falsa sonrisa. “¿Dónde estaban mis modales?” Junté mis manos, entrelazando los dedos mientras ladeaba mi cabeza hacia un lado.

Ella hizo un gesto con la mano despectivamente. “Deja de actuar como una niña por una vez, ____.” Murmuró en ese tono que era sagrado para ella.

Miré a la puerta del baño, orando a Dios que Justin no hiciera nada para llamar la atención de mi madre aquí.

Parpadeé, mirándola fijamente. “¿Qué quieres mama?” Suspiré. Realmente no me importaba lo que tenía que decir.

Ella me dirigió otra mirada.

Gemí. “¿Qué era lo que querías, madre?” Planteé de otro modo, con palabras a su gusto.

Ella sonrió apreciándolo. “Iba a decirte que tu padre y yo tenemos que arreglar unos asuntos en la iglesia y nos podría tomar un tiempo.” Ella guardó un mechón de su cabello detrás de la oreja.

Me mordí el interior de mi mejilla. Mis padres se iban, eso quería decir que Justin y yo estábamos solos.

“La cena estará lista antes de irme. Si algo va mal sabes el número de tu padre y el mío para llamarnos.” Ella pensó en lo que me tenía que decir, repasando sus pensamientos. “En especial, no quiero invitados o cualquier persona mayor, mientras que nosotros estemos fuera, y quiero que le des un vistazo a la casa. Asegúrate de que tu hermano hace su tarea y se va a dormir.”

Asentí con la cabeza, no le prestaba atención, pero deseaba desesperadamente que se fuera. Estaba empezando a perder la paciencia con el tiempo que se estaba demorando en marcharse.

“Lo dijo en serio ____. No quiero a nadie mas aquí, estas castigada.” Ella respondió.

Le dirigí una mirada exasperada. “Muy bien mama.”

“Esta bien, confío en que mantengas tu palabra.” Ella se inclinó otra vez, para darme un abrazo.

Le abracé con torpeza antes de alejarme y arrastrar los pies hacia atrás, evitando su mirada.

Ella suspiró. “Sabes que te quiero, ¿verdad?”

“Si”, le susurré. “Lo se.”

Asintiendo con la cabeza, dio media vuelta y salió de la habitación.

Eché el cerrojo a la puerta, me di la vuelta, a punto de volver a entrar al cuarto de baño cuando Justin salió en su lugar.

Antes de que pudiera comprender lo que estaba sucediendo, Justin pasó un brazo alrededor de mi cintura, tirando de mi para acercarme a él antes de presionarme contra la pared. Podía sentir su aliento caliente en mis labios. “Asi que…” Se lamió los labios. “Tienes la casa para ti sola?” El hizo una mueca.

Negué con la cabeza, un rubor pequeño hormigueó en mis mejillas mientras sentía el calor en estas. “Cállate.” Murmuré, mirando hacia otro lado.

Después de nuestra sesión intensa de besos de antes, mis nervios estaban todavía un poco agitados y empezaban a apoderarse de mi. Mentiría si dijera que no me sentía en la nube 9. El me dio algo que nunca había sentido. Era fascinante, y sus labios sobre los míos … se sentían perfectos.

Cursi, lo se, pero es la verdad.

También mentiría si dijera que no era un buen besador, porque la verdad sea dicha, el era jod*idamente impresionante.

Moviéndose sobre mi, su cuerpo fue presionado contra el mío, llevó sus manos a mi cintura, me sostenía en un lugar mientras sus labios tocaban mi oreja. “Digo, de terminar lo que hemos empezado”, me susurró seductoramente al oído. “En el baño”, tiró de la cintura de mis jeans “, aquí mismo.” Movió su cara de modo que sus labios estaban a tan solo unos cuantos centímetros de distancia. “¿Qué te parece nena?”

Abrí la boca para decir algo cuando la puerta que conducía a mi habitación se abrió y entro Dennis caminando. Sincronización perfecta. “Hey ____, ¿sabias que mama y papa-“ Cuando levantó la vista y nos vio tanto a Justin como a mi, sus ojos se abrieron.

Maldije mi vida por tercera vez en ese día mientras empujaba a Justin para que se alejara de mi. “Esto, ugh, no es lo que parece.” Rápidamente murmuré, caminando delante de Justin hacia mi hermano.

Los ojos de Dennis viajaron desde Justin hasta a mi un par de veces antes de que el dejara de ver a Justin, observándole de los pies a la cabeza.

Fue entonces cuando me di cuenta de que estaba sin camiseta y sangrando. No es una buena combinación.

“Wow. Mama y papa no salieron ni tan siquiera un segundo y ya tienes un chico en tu habitación?” Dennis se burlaba con un brillo travieso en sus ojos. “No puedo esperar a ver la expresión de sus caras cuando les diga lo que vi al entrar aquí.”

“Tu no entraste en ningún lugar! Ni siquiera hicimos nada.” Le espeté, cada vez mas impaciente con él.

“El esta sin camiseta y estaba encima de ti, además de que esta sangrando. Si, definitivamente no paso nada.” El rodó sus ojos, el sarcasmo teñía cada palabra que decía.

“Por favor, no digas nada a mama y papa.” Le supliqué. Ya estaba metida en suficiente mie*rda, si se enteraran de esto, estaría en la primera pagina de victimas de asesinato.

Cruzó sus brazos en su pecho. “¿Qué me darás?” El inclinó la cabeza hacia un lado, arqueando una ceja.

“Te voy a conseguir lo que quieras!” Hablé rápidamente. “No digas nada.”

Contemplo lo que había dicho para poco después al fin asentir con la cabeza. “Esta bien.”

Cerré los ojos mientras me mordía el labio. Tomando una respiración profunda, le miré. “Gracias.”

“Si, si,” Murmuró Dennis, a punto de salir de la habitación cuando Justin habló.

“Espera”.

Lo miré con incredulidad. “¿Qué estas haciendo?” Susurré.

El no me hizo caso, haciéndome a un lado con su brazo antes de caminar en frente de mi y acercarse a mi hermano.

“Uno no va diciendo por ahí a su hermana mayor lo que debe hacer.” Justin redució su mirada a Dennis para intimidarlo. “Especialmente cuando esto no tiene nada que ver contigo.” Se apretó mas a Dennis, mirándolo de la misma manera que miraba hoy a Luke en el restaurante. “Entiendes?”

Dennis asintió con la cabeza rápidamente, tragando con dificultad. “S-Si.”

“Bueno. Ahora vete y finge que no viste nada.” Se lamió los labios, descendiendo su voz a un tono frío. “Debido a que no viste nada. ¿de acuerdo?”

“Esta bien”, asintió con la cabeza Dennis febrilmente antes de girar y salir por la puerta, murmurando un ligero lo siento antes de cerrar la puerta.

Me volví a Justin, golpeando con una mano su bíceps. No se movió ni un centímetro, en cambió, el me miró.

“¿Qué demonios fue eso?” Escupió.

“No tenías la necesidad de asustarlo así!” Sacudí la cabeza con fuerza, dejando fruncir mi ceño.

El simplemente se encogió de hombros. “Si escucha, entonces no me importa una mi*erda.” El caminó a mi cama antes de echarse sobre ella, agarró el mando a distancia de la televisión. Lo encendió y se echó hacia atrás, mirando cualquier programa que pasaran en ese momento.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por Jiall~Love el Jue 03 Ene 2013, 1:00 pm

Capitulo 15

"Two can play this game, bit*ch." – “Dos pueden jugar a este juego, bi*tch.”


“Ay, ay, ay!” Justin se quejó por tercera vez esa noche. “¿Tendrás mas cuidado? No hay muchas veces que pueda ignorar como me presionas con tanta fuerza.”

Rodé los ojos. “Bueno, si no fueras tan malditamente impaciente, terco y molesto-, debido a que te mueves como un niño- ya hubiera acabado”, susurré de nuevo, la ira se estaba apoderando de mi.

“Nena, necesitas relajarte.” Justin susurró en un tono arrogante, con una sonrisa sobre sus labios.

Arqueé una ceja. “No me llames nena, idi*ota.” Murmuré. “Ahora, quédate quieto y no te muevas.” Volví a frotar con alcohol las toallitas desinfectantes en su piel desgarrada.

El simplemente se rió entre dientes, por fin me escucha por una vez, ya que mantuvo su cuerpo inmóvil, sin moverse un centímetro.

Se trataba de tiempo. Quiero decir, una cosa es ser impaciente, pero otra cosa es ser odiosamente grosero sobre todo tomándote el pelo.

Todo esto me dio un ataque de migraña, estaba a punto de perder mi maldita cabeza.

Todo comenzó cuando el gilipo*llas se puso sobre mi cama como si fuera el dueño del lugar, con sus manos detrás de su cabeza mientras miraba a mi televisor con admiración.

Me crucé los brazos contra el pecho, apretando los labios mientras mis ojos casi perforaban agujeros en el lado de su cabeza.

“Toma una fotografía, te va a durar mas nena.” Justin sonrió, sus ojos todavía estaban en la pantalla del televisor.

Yo, en cambio, no le encontré la gracia y ni siquiera sonreí. No, lo encontraba idi*ota. “Eres retrasado?”

Finalmente, sus ojos salieron del televisor. “¿Qué?”

“Dije que si eres retrasado?”

Justin torció el rostro en una mirada de confusión. “¿Es eso una pregunta trampa?” El inclinó la cabeza hacia un lado.

Dios todopoderoso, ¿por qué me quedé con un idi*ota por la noche?

“Voy a tomarlo como un sí.” Rodé los ojos, caminando hacia él antes de tomar el control del mando y apagar la televisión.

“Hey! Yo estaba viendo eso”, hizo un gesto con la mano hacia el televisor.

Me encogí de hombros. “Mi casa, mi habitación, mi televisión.” Alcé el mando a distancia hacia arriba en el aire. “Mi mando.” Le sonreí.

“¿Y? Estoy herido. Dame un respiro!”

“No es mi culpa que te apuñalaran. Tampoco es mi culpa que seas “Danger” y tengas un montón de enemigos.”

“Prefiero a los enemigos a largo plazo.”, Replicó Justin amargamente.

Luché contra la urgencia de rodar los ojos de nuevo. “¿Realmente importa?” Cargué el peso hacia un lado de mi cuerpo, mirándolo con mis ojos marrones.

El deslizó sus dedos por su pelo, tirando de los extremos antes de sacudir su cabeza y mirarme de nuevo. “Eres tan frustrante, ¿lo sabías?”

Me eché a reír. Ni siquiera dude en mantenerme quieta. Este gilip*ollas no se limito a decirlo en serio. “¿Soy frustrante?” Me señalé a mi misma. “¿Soy frustrante?” Repetí una vez mas, poniendo énfasis en el “soy”.

Mis ojos se abrieron cuando Justin asintió con la cabeza.

“Creo que eres la única chica a la que estoy mirando.” Metió los puños en los bolsillos de sus jean ajustados.

Me burlé, estallando en otra risa. “Si alguien es frustrante aquí, eres tu!” Señalé con el dedo a su cuerpo. “Dios, no te das cuenta de las cosas que haces?”

“¿Qué hago?” El me dio una mirada que decía “Continúa, dime lo que hago”

“Bueno, para empezar, eres bipolar”. Levanté mi dedo índice.

“¿Cómo co*ño soy bipolar?” Gruño.

Yo se lo indiqué. “Ahora mismo, te enfadas por nada.” Solté un falso suspiro. “Ese es el número dos.” Levanté otro dedo hacia arriba.

“¿Cómo no enfadarme cuando me estas acusando de mi*erda que no es verdad?.” Escupió.

“Negación”. Me volví hacia él. “Primer signo de ser bipolar.” Contesté.

“Eso es para la adicción a las drogas, genio.” Justin puso sus labios en una línea delgada, sus ojos se profundizaron pero en este momento no me importaba un bledo.

“Como si no tomaras drogas…” Me burlé. “Así que de cualquier manera, babe,” yo use sus palabras burlonas contra él, “Todavía cuenta para ti.” Hice una mueca antes de rodar mis ojos y mirar hacia otro lado.

“¿Qué te dije sobre esa mi*erda?” Susurró.

Me volví a mirarlo “¿De que estas hablando?” Le escupí molesta.

“Rodar tus ojos como una pe*rra.” El se burló acercándose a mi.

Me burlé. “Tu no eres mi padre. Tu no puedes decirme que hacer.” Rodé los ojos una vez mas a propósito.

Se me quedó mirando abiertamente, su nariz expulsaba aire con furia, su pecho subía y bajaba de la ira.

Antes de que incluso tuviera la oportunidad de comprender lo que estaba pasando, Justin me había agarrado de los brazos, sujetándome contra la pared de mi habitación en cuestión de segundos, su cara se acercaba peligrosamente hacia la mía.

“¿Que estas haciendo?” Susurre, conmocionada y sorprendida porque me había agarrado con tanta fiereza.

“Enseñarte una lección.”, Respondió él monótonamente.

Yo mantuve la boca cerrada en ese punto, preguntándome que iba a hacerme. El no podía hacerme daño, ¿no?

Miré hacia abajo, pasando mi vista por delante de su cuerpo recorriendo el camino que recorría el resplandor de color carmesí que me llamó la atención. “Oh Dios, estas sangrando de nuevo.”

El me soltó un poco, mirando hacia abajo también. “Mier*da”, murmuró.

“Déjame ir a por el kit de primeros auxilios, siéntate en la cama.” El terminó de agarrarme, entrando al cuarto de baño, agarré la caja y la toalla antes de caminar hacia fuera y hacia la cama donde sorprendentemente Justin estaba sentado.

“Vaya, realmente me escuchaste”. Me burlé, de rodillas sobre la cama a su lado.

“No empieces”, murmuró.

Me mordí la lengua, mientras cogía los paños de la caja y la pasaba para limpiar la sangre con la toalla que había usado antes.
“¿Me puedes hacer un sándwich?” La voz de Justin me sacó de mis pensamientos en los que recordaba todo lo que había pasado.

Mis cejas se alzaron casi al instante. “¿Cómo dices?” Me quedé sorprendida mientras le miraba con la boca abierta.

“Es mejor que cierres la boca, nena. No quiero que se seque. Recuerda que tienes que mantenerla húmeda. Ya sabes,” El torció uno de sus labios hacia arriba. “Para después.” Él me lanzó un guiño que de inmediato hizo que mi cara hiciera una mueca de disgusto.

“¿Qué te parezco? ¿Una p*uta?” Le dije sarcásticamente. El estaba poniendo a prueba mi paciencia y esta se me estaba agotando por ahora. “Eres un asco.”

“Solo te doy algunos consejos.” El se encogió de hombros.

“Eres increíble.”, Dije airadamente sacudiendo de nuevo la cabeza.

“O al menos eso me han dicho.” El me dio esa misma mirada burlona que me dieron ganas de vomitar.

Bueno, no literalmente, pero … ya sabes a lo que me refiero.

Gruñí, haciendo caso omiso de él. Si volviese a pensar en sus estu*pidas palabras, conseguiría sacarlo de quicio y retomar esta conversación sin sentido.

Pasaron unos minutos antes de que Justin habló una vez mas. “¿Has terminado ya?”

“Mmm”, asentí con la cabeza, ni siquiera prestaba atención.

El gimió. “Nena?”

“¿Qué?” Me fijé en él.

“¿Me estas prestando atención?”

“Si,” Asentí con mi cabeza.

“Entonces que dije?” Me presionó.

Suspiré. “No lo se,” No hay que andarse por las ramas con él.

Su mandíbula se contrajo. “Pensé que habías dicho que me escuchaste”.

“Bueno, supongo que pensé mal entonces.” Fingí una sonrisa en su dirección.

“Eres una maldita pe*rra, ¿Lo sabes?” Escupió con rabia, sus ojos se volvieron profundos de la furia, sus labios se apretaron en una fina línea-lo que significaba una cosa- estaba irritado.

“Y tu eres un pu*to gilip*ollas. ¿Lo sabías?” Escupí de nuevo. Dos pueden jugar a este juego, im*becil.

“¿Qué tipo de juego estas tratando de jugar, ____?” Justin redujo sus ojos hacia mi.

“No estoy tratando de hacer nada. Todo lo que estoy tratando de hacer es conseguir limpiarte esto, pero parece que no puedes conectar tu cerebro lo suficiente como para comprender lo que callarse y quedarse quieto significa.” Hablé con los dientes apretados.

“Solo puedo permanecer sentado durante un tiempo. Tal vez si fueras lo suficientemente rápida, podrías haber terminado esto hace mucho tiempo.”

“Ah, si tan solo te callaras!” Le levanté un poco la voz.

“Como me puedo callar cuando tu estas actuando como una pu*ta?” Siseó acaloradamente, con las mejillas rojas de la ira.

Me quedé inmóvil en mi lugar, mis ojos se abrieron y mi respiración se detuvo por un momento. “¿Qué me acabas de llamar?” Susurré.

“Maldita sea, Tu me escuchaste!”, me espetó. “Te llamé pu*ta”.

Me mordí el interior de mi mejilla antes de apartar la mirada. Si las palabras mataran, me hubiera traspasado el corazón ahora mismo.

La tensión aumento entre nosotros y ese fue todo el argumento que tuvimos. Traté de decir algunas palabras suaves pero nada funcionó. Nadie podía llegar hasta su cabeza.

Me enteré de que en el segundo que sacaba su lado malo, no había manera de hablarle- al menos por un tiempo.

Una vez que tenia todo vendado y pegué el final de la venda en su estómago, me senté hacia atrás, tirando todos los elementos que había utilizado de nuevo en el kit, mientras que desechaba las envolturas y los trapos utilizados en un montón. “Todo hecho.” Le grité.

“Gracias”, murmuró seco.

Suspiré. “No hay problema.” Le respondí tan aburrida como lo había hecho él antes de pararse, mientras agarraba conmigo la basura y caminaba conmigo hacia el cubo de la basura que había colocado en mi habitación.

Justo cuando estaba a punto de dar la vuelta, sentí que mi respiración se contenía en el momento en el que sentí un par de brazos envolviéndose alrededor de mi cintura.

“Lo siento”, murmuró en mi oído Justin, el lamento estaba en sus palabras.

Yo simplemente asentí con la cabeza, sin decir nada mas.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por Jiall~Love el Jue 03 Ene 2013, 1:02 pm

Capitulo 16

"--lay next to me." –túmbate a mi lado “-



Pocas horas habían pasado, ni yo ni Justin habíamos hablado desde entonces. Supongo que era demasiado torpe o Justin estaba demasiado avergonzado para hacerlo. De cualquier manera, se sentó allí mirando la pantalla de la TV que estaba mostrando repeticiones, de Jersey Shore.

Me volví a mirar hacia atrás, Justin estaba sentado en ese momento tendido de espaldas a la cama, su lado estaba vendado, su mandíbula apretada y sus ojos fijos en la televisión.

Suspiré, mirando a otro lado.

Si te estas preguntando porque él estaba todavía aquí en silencio y no se había ido aún, bueno, el no puede necesariamente irse de aquí por el estado en el que esta, y como había sido apuñalado, el podría empezar a sangrar en cualquier momento.

Era demasiado arriesgado.

Bostezando, fruncí las cejas. Mirando por encima la hora, eran las 23:45. No es de extrañar que estuviera tan cansada. Mirado hacia mi ropa, me di cuenta de que todavía estaba en jeans y una camiseta. Me levanté de la cama, me dirigí a mi tocador, mirado toda mi ropa, hasta que encontré mi pijama. Sacando un par de pantalones a cuadros holgados y una camiseta sin mangas, cerré el cajón con mi cadera antes de entrar en el cuarto de baño y cerrar la puerta detrás de mi, haciendo caso omiso de los ojos de Justin posados en mí.

Una vez que quité mi ropa, la tiré al cesto, me puse el pijama en mi cuerpo, recogiendo mi pelo en un moño desordenado antes de salir y regresar a la habitación.

Inmediatamente los ojos de Justin volaron hacia mi.

No hice caso de sus ojos mientras salía a la habitación y otra vez volvía a la habitación de Dennis. “Hola Den, ¿Terminaste de jugar a los videojuegos?”

Hizo una pausa en el juego antes de volver la cabeza hacia mi. “Solo unos minutos mas por favor.” Parecía ansioso.

Suspiré. “Esta bien, pero solo cinco minutos mas. No puedo dejar que mama y papa lleguen a casa y te vean jugando a los videojuegos.” Le advertí.

“Lo prometo”. El levantó las manos antes de tomar el mando una vez mas y reanudar el juego.

Negué con la cabeza, ahogando una risa. Al salir, mientras cerraba la puerta junto a mí, estaba a punto de entrar de nuevo a mi habitación cuando mi cuerpo chocó con otro. Mirando hacia arriba, vi a Justin mirándome.

Me quedé sin aliento. “Jesús, Justin.” Deje salir lentamente, lamiendo mis labios. “Me asustaste”.

“Lo siento.” El respondió monótonamente. “Solo quería un vaso de agua.”

“Voy a por el.” Me moví delante de el, haciendo mi camino hacia las escaleras, en la cocina cogí un vaso limpio, lo llené con agua antes de volver a mi habitación.

Noté que Justin estaba acostado sobre su espalda una vez mas, en mi cama, me acerqué a él, me incliné para entregarle su bebida. El la agarró.

“Gracias”.

“No importa.” Metí mi flequillo detrás de la oreja, a punto de tomar asiento en el borde de la cama cuando su voz me detuvo.

“Ven aquí.” Murmuró, colocando el vaso sobre la mesilla de noche.

Junté mis cejas. “¿Qué?”

Se lamió los labios, cerrando los ojos con los míos –eran ilegibles, como de costumbre, pero había una sensación de calor en ellos.- “Dije, ven aquí.” El dio unas palmaditas en el lugar junto a él.

Me mordí el labio, contemplando si debía o no.

Suspiró. “¿Todavía estas enojada por lo que te dije antes?” Buscó en mi cara cualquier signo de malestar.

Negué con la cabeza. “No, lo olvidé hace mucho tiempo.” Mentí. No lo había olvidado. Quiero decir, todo lo que hice era tratar de ayudarlo y el tuvo el descaro de llamarme pu*ta?

“Entonces ven y túmbate a mi lado.” Murmuró en voz baja pero exigente.

Me mordí el interior de la mejilla, mientras caminaba de una vez y me ponía en mi cama antes de ponerme a su lado, unos centímetros nos separaban.

“No muerdo.”, Murmuró antes de envolver su brazos por mis hombros y tirando de mí hacia el para que nuestros lados se tocaran.

Me mordí el labio, sintiendo que mis majillas se calentaban. La única vez que había estado tan cerca de él estaba en el cuarto de baño cuando….

“Lo siento, sabes.” Murmur mi flequillo de la cara, los dedos trazaban el lado de mi cara antes de pasar a mis labios. Morme ando a los videojuegos."cientó.

Suspiré. “Lo se.”

El negó con la cabeza, pero guardó silencio. “Me dejé llevar, eso es todo.” Se quedó mirando al frente, sin atreverse a mirarme incluso una vez.

Dudé antes de poner una mano en la mejilla volviéndole la cara para mirarme. “Esta bien, ¿de acuerdo?” Susurré. “Todo el mundo se enfada. Estoy segura que no lo decías en serio.” Tiré de mis labios para formar una pequeña sonrisa suave.

“Si”, murmuró. Lamiéndose los labios, miró hacia mi, me miró de la cabeza hacia los pies. “Eres hermosa, ¿lo sabías?”, Susurró.

Mordí mi labio. “Gracias.”

“Para ser honesto…” Me miró a los ojos. “No creo que sepas lo hermosa que eres.”

Yo apreté los labios, notando como dentro de mí, mí estómago comenzaba a llenarse de numerosas cantidades de mariposas.

“Creo que debo mostrártelo.” El continuó en voz baja, sus labios a pocos centímetros de los míos. “¿Me dejas?” Se quedó mirando largo y tendido a mis ojos, una sensación extraña recorría mis venas.

Abrí la boca para decir algo, pero pronto la cerré de una vez cuando me di cuenta de que estaba sin habla. Tirando de la piel de mis labios, asentí con la cabeza.

Inclinándose, rozó mi flequillo de la cara, los dedos trazaban el lado de mi cara antes de pasar a mis labios. Acercándose mas, sus ojos me miraban de cerca, sus labios a solo centímetros de distancia de los míos hasta que los presiono firmemente con los míos.

Una sensación indescriptible creció en mi corazón mientras su cara se acercaba mas a la mía, mi mano apretaba su cálida mejilla mientras me acercaba mas a su cuerpo.

Moviendo su cabeza hacia otro lado sin apartar los labios de los míos, se inclinó mas cerca de mi, la parte superior de su cuerpo en la parte superior de la mía mientras sus labios seguían chupando los míos. Su mano suavemente se deslizó hacia mi cuello, su pulgar acariciaba el lado de mi mandíbula.

Separando sus labios de los míos para que pudiéramos tomar algo de aire para volvernos a juntar, Justin puso su frente contra la mía antes de besar mis labios y moviendo la cabeza, bajo hacia el hueco de mi cuello.

Di un grito ahogado en el momento en que sus labios carnosos se pusieron en contacto con mi piel caliente, me envió a mi punto mas alto. Pestañeé mis ojos, mi boca se había abierto, envolví mi brazo en su cuello.

Movió su lengua en el lugar que me había besado antes de abrir la boca y chuparlo, haciéndome gemir.

Sonriendo en contra de mi piel, chupaba con mas fuerza, poco a poco lamiendo mi flexible piel, la beso por ultima vez antes de viajar con sus besos a lo largo de mi cuello hasta que llegó al otro lado, besando el mismo lugar una y otra vez hasta que llegué a mi punto máximo.

“Justin…” Gemí, hundiendo los dientes en mi labio inferior.

Continuó con sus técnicas antes de que se alejara, sonriéndome. Justo cuando estaba a punto de apretar sus labios contra los míos de nuevo, la puerta de mi habitación se abrió de golpe, Dennis entro corriendo frenéticamente.

Empujé a Justin de encima de mi con el mayor cuidado y lo mas rápido que pude, me senté. “Dennis, ¿qué pasa?”

“Mama y papa están en casa!” El levantó sus manos hacia el aire.

Mis ojos se abrieron. “Mi*erda”, murmuré, saltando de la cama y caminando hacia el. “Esta bien. Si mama te pregunta algo, recuerda, no viste nada. ¿Vale? Yo estaba escuchando música y me quede en mi habitación. Hiciste lo que tenías que hacer y te fuiste a dormir. ¿De acuerdo?”

El asintió con la cabeza frenéticamente. “Esta bien”.

“Vale, bien. Ahora ve y actúa como lo harías normalmente.” Comencé a empujarlo fuera de la habitación.

Una vez que el estuvo de acuerdo, cerré la puerta antes de cerrar con llave. “Esta bien, tienes que esconderte. Mi mama va a venir aquí, en cualquier momento y comprobará todo.” Caminé hacia el, agarrando su brazo. Justo cuando comencé a tirar de él, el me jaló. “Dije que tienes que esconderte!” Susurré-gritándole.

Negó con la cabeza. “Yo no me quedo ____. Me tengo que ir. No hay manera de que me puedas esconder aquí durante toda la noche mientras estas castigada.”

“Pero, la herida puede empezar a sangrar de nuevo.” Susurré en un tono claro.

El se rió entre dientes. “Nena, haces que parezca que esta es la primera vez que me pasa esto.” El hizo una mueca. “Voy a estar bien. Se como manejarlo”.

“Obviamente”, rodé los ojos. “Sin embargo, nunca sabes s-“

Presionó sus labios con los míos, pronto se apartó. “Hablas demasiado”. Terminó antes de pararse.

Suspiré, lamiéndome los labios.

Caminando hacia mi ventana, se volvió hacia mi. “Te veré pronto, vale?”

Asentí con la cabeza caminando hacia él.

Abriendo la ventana, me miró. “Trata de no preocuparte demasiado.” Dijo suavemente animado.

Suspiré. “Lo intentaré.” Murmuré, mirando a otro lado.

Tocando mi barbilla, el apretó sus labios contra los míos con suavidad, antes de alejarse y abriendo la ventana. “Esa es mi chica.” Sonrió antes de tirar la pierna izquierda sobre le borde y sentarse sobre la ventana, mientras tiraba de la otra pierna pasándola por encima, de modo que se sentó sobre la repisa. Agarrando el poste que tenía en un lado de mi casa, el empujo su cuerpo hacia fuera de la ventana en un movimiento rápido, lo que hizo que me preguntara cuantas veces había hecho ese tipo de cosas.

Me envió un guiño sutil, y se deslizó hacia abajo antes de saltar.
Estaba a punto de decir adiós, cuando alguien llamo a mi puerta.

“____? ¿Estas ahí?”

“Si,” dije de espaldas, mientras caminaba hacia la puerta para abrirla.

Ella entro, echando un vistazo alrededor. “¿Por qué esta tu puerta con llave?”

“Me estaba vistiendo, no quería que Dennis entrara aquí, mientras yo me estaba cambiando.” Sonreí en mi interior, orgullosa de que hubiera mentido tan rápido.

“Oh, esta bien.” Ella se lamió los labios, echó un vistazo a la habitación antes de volver sus ojos de nuevo hacia mi.

“¿Cómo están las cosas en la igle-“ empecé a decir cuando ella me interrumpió.

“____ Anne Marie Jones. ¿Qué es eso en tu cuello?” Los ojos de mi mama se abrieron cuando ella me miró con una mirada severa.

“¿Qué?” Me llevé mi mano a mi cuello, sintiendo como mi estómago caía al suelo. Corriendo al baño, me miré al espejo, había una marca en el lado de mi cuello de un color parecido a un chupón.

“¿Y bien?” Mi mama se quedó mirándome con dagas en sus ojos, sus pies golpeaban el suelo con impaciencia.

“Oh, esto?” señalé a mi cuello, fingiendo una sonrisa. “Yo…” Intenté buscar una mentira. “Yo estaba tratando de rizar mi pelo cuando golpeé un lado de mi cuello por accidente mientras soltaba un mechón…” Apreté los labios, me preguntaba si esa excusa encajaba de manera que tuviera sentido.

Ella entrecerró los ojos hacia mi. “No veo tu pelo rizado, ____.” Ella hizo un gesto con sus manos sobre mi cabeza.

“Oh… después de que me quemé, recogí mi pelo en un moño desordenado.” Vinculé con mis dedos, apretando mis labios en una fina línea, esperando y rezando para que ella se lo creyese.

Parecía pensar en ello por un momento antes de volver su cabeza lentamente. “Esta bien. ¿Te has puesto crema ahí para asegurarte de que no te deja cicatriz?”

Asentí con la cabeza. “Ya lo hice mama.” Me eché a reír.

Asintiendo con la cabeza, empezó a dirigirse a la puerta. “Esta bien, siempre y cuando esa cosa desaparezca, tendrías que estar bien. Buenas noches cariño.”

“Buenas noches mama”.

Y con una sonrisa, le saludé con la mano antes de que ella cerrara la puerta. Acostada sobre mi espalda, dejé escapar un suspiro que ni siquiera me di cuenta de que lo había estado conteniendo todo este tiempo.

Justin esta muerto la próxima vez que lo vea.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por Jiall~Love el Jue 03 Ene 2013, 1:03 pm

ok ya hermosas :3
ahi teneis tres capis =D
comentar muuuuuucho muuucho muuucho que me emociono =')
Os adoro hermosas!!!
Bss
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 16. Precedente  1, 2, 3, 4 ... 9 ... 16  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.