O W N
¡Conéctate y ven a divertirte con nosotr@s! :)
Si no estás registrado, hazlo y forma parte de nuestra gran comunidad.
¡La administración ha modificado otra vez el foro, y los Invitados ya pueden ver todas las secciones! Aún así, para comentar y crear temas debes tener una cuenta.

Cualquier duda, queja o sugerencia que quieras darle al staff, éste es nuestro facebook: https://www.facebook.com/onlywebnovels

¡IMPORTANTE!, los Mensajes Privados de los Invitados no serán respondidos por la administración. Te esperamos en nuestro facebook (:

Atte: Staff OnlyWns.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

novedades

00 . 01 Anuncios del mes febrero.
00 . 02 Actualización del PROTOCOLO, nueva medida obligatoria de avatares.
00 . 03 Remodelación del foro febrero del 2017.
00 . 00 Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.
administradora
Rumplestiltskin. ϟ Jenn.
miembros del staff
Beta readers
ϟ hypatia.
aka Kate.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ dépayser
aka Lea.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ youngjae
aka .
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Stark.
aka Cande.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Baneo
ϟ Ariel.
aka Dani.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ ceonella.
aka Cami.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Ayuda
ϟ Ritza.
aka Ems.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Charlie.
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Limpieza
ϟ Legendary.
aka Steph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ chihiro
aka Zoe.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Kurisu
aka Teph.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Calore
aka idk.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Eventos
ϟ ego.
aka Kalgh/Charlie.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Asclepio.
aka Gina.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ mieczyslaw
aka Alec.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Tutoriales
ϟ Kida.
aka Ally.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ Spencer.
aka Angy.
MP ϟ Ver perfil.
Equipo de Diseño
ϟ insxne.
aka Mile.
MP ϟ Ver perfil.
ϟ yoongi.
aka Valu.
MP ϟ Ver perfil.
créditos.
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Personalización del skin por Insxne.

Gráficos por y codes hechos por Kaffei e Insxne.

Danger [Justin Bieber & Tu]

Página 2 de 16. Precedente  1, 2, 3 ... 9 ... 16  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por Nany_Biebs el Mar 20 Nov 2012, 7:07 pm

Ah bueno, entonces ya las cosas claras, igual te agradezco que la subas :) esta muy buena!...yo me llamo Ana, pero me dicen Nany de cariño jeje, ¿y vos?
avatar


Ver perfil de usuario http://littleskyscraperbelieber.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por Jiall~Love el Miér 21 Nov 2012, 8:08 am

@Nany_Biebs escribió:Ah bueno, entonces ya las cosas claras, igual te agradezco que la subas :) esta muy buena!...yo me llamo Ana, pero me dicen Nany de cariño jeje, ¿y vos?
jajja pos si =)
y yo te agradezco que la leas =D
yo me llamo veronica, pero mis amigas del foro me llaman jeith =)
much gusto! gracias por leer!! intentare subir capi mas tarde o mañna =)
Bss
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por Jiall~Love el Miér 21 Nov 2012, 8:10 am

Capitulo 7

“I believe my name’s Justin Bieber, bit*ch.” – “Creo que mi nombre es Justin Bieber, pe*rra”


Justin había abandonado la habitación antes de que el sol se pusiera, dejando a Kayla debajo de las sábanas sola, dejando su lugar al lado de ella vacío, ahora que se había ido.

Pasando una mano por su cabello alborotado después de tener sexo, Justin dejó escapar un suspiro de alivio. Sus nervios estaban tranquilos –por el momento- durante el poco tiempo que durara tranquilo –se sentía a gusto.

Al abrir la puerta de su habitación después de quitarle el seguro, fue entonces cuando vio a ____ / Kelsey durmiendo en el suelo y volvió a la realidad.

Por mucho que ella le molestara y le sacara de quicio, no podía dejar de sentirse como un idi*ota porque ella le había hecho caso y había acabado durmiendo en el suelo.

Debe de haber sido demasiado incómodo, pensó el mientras suspiraba profundamente y empezaba a caminar hacia ella. Al mirarla, se mordió el interior de la mejilla. Era hermosa, no lo podía negar, pero había algo en ella que hacía que Justin sintiera ganas de gritar.

Ya fuera porque ella le había pillado en su “mejor” momento (por supuesto esto es sarcasmo) o por la cantidad de barbaridades que habían pasado abajo con Bruce hacía unas horas, sabía que la chica era un problema.

Inclinándose, Justin tomó el cuerpo de ella con sus brazos, acunándola como si fuera un bebe antes de pararse con la espalda recta y la dejó en su cama perfectamente hecha. Agarrando una manta que estaba cerca, la puso sobre la parte superior de su cuerpo, y la cubrió desde los pies hasta el cuello.

Echando un vistazo por última vez, Justin se dio la vuelta y salió de la habitación para dirigirse a la planta baja.

Bruce estaba sentado en una silla, comiendo, hecho un vistazo en un instante y una sonrisa se abrió paso entre los labios de Justin.

“Hey, Bruce”, Justin gritó, asustando un poco a Bruce antes de que se dara cuenta de que solo era él y se calmó.

“Que?” Dijo Bruce seco. El no era una persona muy alegre por la mañana.

Eso le dio mas razones a Justin para aumentar su ira.

Sin pensarlo dos veces, y sin emitir ningún sonido, Justin cargó contra Bruce, agarrándolo por el cuello de su camisa, obligándolo a levantarse y dejar la silla detrás de él antes de golpearlo contra la pared detrás de donde se encontraban.

Justin no dudó mientras ponía su puño hacia atrás y lo chocó contra su mandíbula, recibiendo una mirada de dolor y un gemido de disgusto por parte de Bruce. Tirando su puño hacia atrás, una vez más le golpeó en el estómago al lado de una de sus costillas. “La próxima vez que te atrevas a ponerme las manos encima”, se burló Justin con disgusto. “Y me amenaces con matarme”, se acercó mas a Bruce, con la nariz a un solo centímetro de él. “Ni siquiera tendrás la oportunidad de decir una sola palabra antes de que ponga mis manos sobre ti”. Bajó la voz hasta decir un susurro, el veneno salía por cada palabra que pronunciaba.

Empujándolo contra la pared con fuerza, Justin retrocedió y se alejó, dejando a Bruce lleno de dolor.

Si hay una cosa que odiaba Justin, era cuando la gente trataba de superarlo, al igual que Bruce lo había intentando ese mismo día.

Sacudiendo su camiseta hacia abajo , Justin saltó por las escaleras caminando de regreso a su habitación, donde se quito la ropa -____ / Kelsey seguía durmiendo- y entró al cuarto de baño. En cuanto la ducha estuvo lista, entro en ella dejando que el vapor de agua caliente cubriera su piel.

El agua que se escurría por el cuello y la espalda llevó a Justin a la serenidad absoluta. Le encantaba tomar duchas largas en la mañana porque le permitía escapar de la realidad solo por un momento, por eso cuando terminaba de lavarse el pelo y tenía que apagar el agua, tenía ganas de volver a la ducha de nuevo.

Secó su pelo a la perfección, Justin se ató una toalla alrededor de la mitad inferior de su cuerpo antes de salir del baño y entro a su dormitorio, donde ____ / kelsey se encontraba despierta.

Justin sonrió. “Buenos días, cielo” Dijo en una voz baja y ronca, haciendo que el bello del brazo de _____ / Kelsey se erizara.


______ / Kelsey POV:

“Ho-Hola” Tragué con dificultad, tratando de no dirigir mis ojos hacia su abdomen donde (por lo que pude notar sin mirar), brillaba por las gotas de agua que recorría su piel de porcelana.

Esta mier*da debería de ser ilegal. No hay manera de que alguien en este mundo pueda ser tan jodi*damente caliente.

Pero entonces me acordé de la fiesta, el asesinato, cuando fui llevada por el hasta aquí y dijo que durmiera en el suelo, una nube oscura se poso sobre mi.

“Tuviste una buena noche de descanso?” El volvió su espalda hacia mí mientras arrastraba con sus pies los cajones , que supuse que sería para buscar algo para ponerse.

“Maravillosa, gracias por preguntar. Los suelos de madera son estupendos”, Fingí una sonrisa mirándole, lo que solo le hizo sonreír.

Oh, como desearía poder golpearle en la cara ahora mismo.

“Bueno, eso es agradable de escuchar. Estoy seguro de que a mi suelo le encantó tener tu sexy cu*lo tendido sobre el. Yo lo haría” Me guiñó un ojo causando mariposas en mi estómago.

Estoy empezando a sentir como si estuviera perdiendo la cabeza. Tiene que estar pasándome algo malo. Por no hablar de que es bipolar, ahora incluso mas que antes, nunca pensé que eso podría ser posible.

Abrí la boca para decir algo, pero luego la cerré una vez que me di cuenta de que no tenía nada que decir a eso. Suspirando, rodé los ojos antes de cruzar mis brazos contra mi pecho y hundí mis hombros.

“Que? Te comieron la lengua?”, Se rió Justin, poniéndose una camiseta blanca con cuello en V por encima de su cabeza.

“Cállate”. Le contesté seca. “Pu*to bipolar”

Se quedó paralizado. “¿Qué acabas de decir?”

Hice una pausa por un momento, mis ojos cada vez se abrían mas mientras miraba hacia arriba observando sus ojos expulsando ira. Levanté una ceja. “Que? Te volviste sordo o algo así?”

Golpeando un cajón, Justin se dirigió hacia mi. “Escucha, pequeña zo*rra”, escupió. “No me hables así después de que yo haya sido tan amable como para ponerte en mi cama. Si no te das cuenta, no te despertaste en el suelo, así que si yo fuera tu, estaría dándome las gracias. No insultando.” El se burló.

Me mordí el labio, preguntándome sobre lo que estaba hablando. Mirando hacia abajo, fue entonces cuando me di cuenta de que estaba en una cama, pero no en cualquier cama, en su cama. Mis cejas fruncieron un ceño. “¿Cómo paso eso?”

Justin se burlaba. “Idi*ota”, murmuró mientras sacudía su cabeza. “El espíritu santo te puso en la cama”, diciendo cada palabra llena de sarcasmo. “¿Qué piensas Sherlock? Yo lo hice.” Escupió como si fuera la cosa mas fácil de entender en el mundo.

Hice una pausa por un momento, pensando sobre la información que me acababa de dar. El bastardo realmente hizo algo bueno por una vez. Me estaba empezando a sentir mal. “Lo siento”.

“Qué?”

“Dije que lo siento.” Suspiré.

“Ah” , asintió con la cabeza. “Eso es lo que pensaba.”

Y ahora no me siento tan mal por lo que le dije.

Evité rodar los ojos a medida que estos viajaban hacia abajo comprobando toda la ropa que llevaba puesta cuando me di cuenta de que el estaba plenamente vestido. “¿Cómo te vistes tan rápido?” Dije boquiabierta, muy sorprendida.

“Bueno, cuando estabas insultándome, me las arreglé para vestirme.”

Asentí con la cabeza. Todo lo que no podía entender era porque no me había dado cuenta de que se había movido, vistiéndose. Gemí.
“Deja de gemir, es tan poco atractivo.” Justin se volvió parar mirarse en el espejo, acomodaba su cabello en la posición ideal.

Levanté una ceja para arriba. “Como dices? Quien demonios te crees que eres?”

“Creo que mi nombre es Justin Bieber, pe*rra” El me lanzó un guiño a través del espejo, mientras veía su reflejo.

No pude evitarlo, rodé mis ojos. Este chico iba a ser mi muerte –ya sea literalmente o no, no lo sabía en ese momento.

“¿Cuándo me iré a casa?” Suspiré. Empecé a juguetear con mis dedos, ansiosa por irme de aquel infierno y volver a casa antes de que mis padres se dieran cuenta de que no estaba.

Justin se detuvo a pensar, su cara tenía una expresión solemne. Después de lo que parecieron horas, aunque en realidad fue solo un minuto, Justin se volvió para mirarme a los ojos. “Hoy”.

Mi rostro se iluminó al instante. “¿En serio?” Sonreí con una sonrisa genuina, que no había esbozado durante mucho tiempo, desde que había sido secuestrada.

Se encogió de hombros. “Si, no tengo ninguna razón por la que te tenga que tener aquí mas y la verdad eres un dolor en el cu*lo.”

Suspiré con alegría. A pesar de que me había insultado, me llamo dolor en el cu*lo, lo pensaré cuando sea la hora de ir a casa.

“Pero,” El comenzó y al instante mi cara se redujo a un ceño fruncido, una vez más. “Si te atreves a abrir la boca para decir lo que paso en la fiesta,” De nuevo se acercó a mi para ponerse delante “Te voy a matar”. Susurró contra mis labios antes de retroceder.

Sentí mi estómago volverse.

Lo único que pude hacer fue asentir en señal de respuesta.

“Vamos.” Se acercó a la puerta.

“A Donde vamos?” Fruncí las cejas.

“Tu querías volver a casa, ¿no?”

De inmediato me puse de pie, casi llegando a su lado en un segundo. “Claro que si.” Respondí a su pregunta.

El sonrió.

El viaje en coche, sorprendentemente, no fue tan incómodo como pensaba que iba a ser. A pesar de que el condujo en silencio, no había un vacío que nos rodeara. Se sentía … normal. Como si estuviera en un coche con uno de mis amigos.

El hurgó en los bolsillos de su chaqueta de cuero y sacó un paquete de cigarrillos, deslizó uno antes de recoger la caja en su bolsillo y expulso el humo hacía arriba.

“Puedes dejarme aquí.” Señalé a una parada de autobús.

“Estas segura?” Me preguntó, el humo se escapaba por sus labios al hablar.

Asentí con la cabeza. “Si, mi casa esta justo en la equina de aquí.”

Justin siguió conduciendo, girando alrededor de la cuadra.

“¿A donde vas? Dije que me dejaras en la parada de autobús.” Me volví para mirarlo, dándole una mirada de ira.

Hizo una pausa para soltar el humo que salía de sus labios, dejando escapar un anillo perfecto de humo. “Solo voy a llevarte a casa”

Suspiré, mientras me cruzaba de brazos. “Como sea.”

Cuando se acercaba a mi casa, le dije que parara. Él lo hizo, para mi sorpresa. Para ser honesta, esperaba escuchar un “no” (de nuevo) y que él siguiera conduciendo sin hacerme caso.

Me volví hacia él. “Uf, gracias.”

El asintió con la cabeza, tomando otra calada de su cigarrillo.

Apreté mis labios. Esta era, la libertad, por fin. Justo cuando agarré la manija para abrir la puerta del coche, la voz de Justin me detuvo. Apreté los ojos cerrándolos.

“¿Puedes darme tu número?”

Mis ojos se abrieron de golpe. Poco a poco me volví hacia el, preguntándome si estaba bromeando o realmente estaba hablando en serio. “¿Quieres mi numero?” Repetí tontamente.

El asintió con la cabeza, sus ojos estaban puestos en la carretera delante de él.

Dudé al principio, antes de asentir con la cabeza lentamente. “Claro”.

Deslizo su blackberry por el bolsillo de sus jeans, Justin me la entregó, inserte mi número y luego se la devolví.

“Adiós.” Le grité antes de abrir la puerta y salir, cerrándola detrás de mi. Le saludé con la mano antes de ver su coche cada vez mas pequeño mientras me alejaba caminando hasta el porche de mi casa.

Deslizando la llave debajo de la alfombra de bienvenida, la empujé contra la cerradura en la puerta, girándola mientras empujaba la puerta para abrirla.

Puse la llave donde la encontré, cerré la puerta de la casa, andando de puntillas para no despertar a mis padres.

“¿Dónde has estado, señorita?”

Mi corazón dio un vuelco, mi estómago se desplomó en el suelo. Dándome la vuelta, vi a mis padres sentados en el sofá con el desgaste de la noche en sus caras.

Demasiado tarde para no despertarlos.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por alis1313 el Miér 21 Nov 2012, 10:53 am

SIGUELAAAAAAAAAA!!!!!!!!!!!!!!!! :P :cherry:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por Jiall~Love el Vie 23 Nov 2012, 8:35 am

Capitulo 8

"Oh the irony of this all.” - “Oh, cuanta ironía hay en todo esto.”



Odio mi vida.

Justo por fin cuando soy libre de nuevo, una mano me tiene que devolver a donde estaba, mis padres.

Y pensar que por fin tenia un respiro y podía olvidar este día, mis padres se tenían que encargar de volver a recodarme todo lo que había pasado.

Juro que tengo un problema y no soy capaz de esconderme bien. En primer lugar, Justin me vio y ahora mis padres me sorprenden a escondidas.

Y ahora te estas preguntando que sucedió, así que seré breve y simple, digamos que …. Estoy en un montón de mier*da.

“Donde has estado, señorita?”

Esas palabras resonaron en mis odios varias veces y causaron que mi estómago cayera al suelo. Cerré los ojos con fuerza, maldije mentalmente. Abrí un ojo para volverme y ver a mis padres sentados en el sofá con el desgaste de la noche en sus caras.

Por dentro me dí una patada en la cara. “Yo, bueno,” Dejé de hablar por un momento. “Verás…. Es una historia muy divertida.” Me reía a la ligera, tratando de aliviar la tensión, pero no funcionó.

En cambio sus rostros se llenaron de mas ira. “Ah, si?” Mi madre arqueó una ceja hasta el extremo alto de su frente. “Cuéntanos.” Ella cruzo sus dedos dejándolos juntos en la parte superior de sus piernas cruzadas.

Me mordí el labio, giré mi mirada para mirar a mi padre, con el que suele ser más fácil hablar.

Me dio una mirada intencionada, agitando su mano en mi dirección. “Venga, tu madre y yo estamos esperando.”

Me mordí el interior de i mejilla. Había demasiado en lo que pensar y no me ayudaría para nada a salir de esta.

Tomando una respiración profunda, me devanaba la cabeza pensando en la mentira que les podía decir. No es que yo les pudiera decir la verdad. Estaría muerta en cuestión de cinco segundos, si lo hiciera. Además, le di mi palabra de que no diría nada. “Yo estaba en casa de Carly.”

La cara de mi madre se alivió un poco, pero aun mostraba algo de ira. “¿Y que estabas haciendo hasta tan tarde en casa de Carly?” Ella me dijo molesta.

Me lamí los labios. “Necesitaba una amiga con la que hablar, mama. Su novio rompió con ella y necesitaba consuelo.”

No es una mala mentira. Vamos a ver si ella se lo cree.

“Ya veo”, decía ella mientras se pasaba una mano por su pelo. “Y desde cuando tiene Carly novio?”

“Desde hace un mes. Nunca le habeis visto, sin embargo, Carly tenía previsto presentarle a todos cuando el rompió con ella antes de que pudiera.”

Juro que debería de ganar un Emmy por esto. Soy demasiado buena.

“Porque no podía esperar ella hasta mañana por la mañana? Entiendo que ella es una amiga—“

“Mi mejor amiga.” La corregí mientras la interrumpía.

Ella rodó los ojos. “Entiendo que ella es tu mejor amiga pero porque tienes que salir en medio de la noche? Como puedes ser tan descuidada ____ / Kelsey? Pensábamos que eras lo suficientemente buena como para no hacer esto.” Mi padre negó con la cabeza, decepcionado.

“Podrían haberte secuestrado o, algo peor,” Mi madre lanzó sus manos al aire. “Matado!” Ella gritó.

Oh, cuanta ironía hay en todo esto.

“Mama,” suspiré. “Carly vive a pocas cuadras de distancia. No es que viva al otro lado de la ciudad! Además, corrí. Así que no había ninguna posibilidad de que me secuestraran, incluso si hubieran querido.”

Ella sacudió con la cabeza, sabiendo que tenía parte de razón, pero, al mismo tiempo, para ella, yo estaba equivocada.

“Sin embargo, ____ / Kelsey,” Ella hizo un gesto con el dedo estrictamente hacia mi. “Te crié específicamente con modales. ¿De que manera crees que salir corriendo en el medio de la noche sin dejar al menos una nota o despertarnos para decirnos donde ibas, iba a ser correcto?.”

Suspiré. Todo lo que quería era irme a la cama y olvidar la noche entera que había tenido, pero, por supuesto, mis santos padres me tienen que dar este discurso de mi*erda tan largo acerca de algo que no me importaba en absoluto.

“Lo se mama, y lo siento.” Puse mala cara, entristeciendo mis ojos.

Ella suspiró. “Todavía sigue siendo malo lo que has hecho, ____ / Kelsey. Podrías haber muerto esta noche y todo porque fuiste tan descuidada.” Sacudió su cabeza.

“Te prometo que no volverá a suceder.” Supliqué desesperadamente. Yo sabía perfectamente a lo que llevaba esto y no quería que ocurriera.

“Oh, sabemos que no lo harás,” Mi papa habló mientras estaba sentado en un lado del sofá. “Debido a que estas castigada por una semana.”

No podía creer lo que estaba escuchando. Quiero decir, sabía que me iba a meter en problemas, pero que iba a estar castigada? Durante una semana?

“¿Qué?” Grite en estado de shock. “Eso no es justo!”

“Si, lo es!” Mi madre dijo con la voz elevada. “Deberías de estar agradecida de que estamos siendo suaves con estas situación. Podríamos haberte castigado durante un mes!”

Gemí. “Esto no es justo!” Pisoteando mi pie en el suelo.

No me importaba si estaba actuando como un bebe en este momento. No me importaba nada mas. Rodando mis ojos, grité antes de girarme sobre los talones de mis zapatos y pisando fuerte me fui subiendo las escaleras hacia mi habitación.

Y aquí estaba yo ahora. Atrapada en mi habitación, miserable.

Las cosas que haría solo para que alguien me salvara de este agujero del infierno.

Justo en ese momento, sonó mi teléfono y mi cabeza se giró para ver quien era.

Alcé la vista al techo, cerrando los ojos. “Gracias a dios.” Murmuré antes de salir corriendo a coger el teléfono, deslicé mi teléfono mirando hacia abajo con la esperanza de que fuera Carly, pero para mi sorpresa, un número desconocido apareció.

Suspirando, hice click en el mensaje y lo que vi después me tomó por sorpresa.

De: Desconocido
“Como te fue?” – Justin

En realidad me envió un mensaje? Que demonios…?

Le eché un vistazo y respondí para después pulsar enviar.

Para: Acosador
“Qué quieres decir?”

Sonreí por el nombre que le puse en mis contactos

Unos segundos después, mi teléfono sonó.

De: Justin
“Con tus padres. Se enfadaron?”

Para: Acosador
“Una semana de castigo vale la pena.”

De: Justin
“Vaya, que mal.”

Para: Acosador
“Si, si.”

De: Justin
“Asi que.”

Para: Acosador
“?”

De: Justin
“Estas dispuesta a romper las reglas otra vez?”

Levanté una ceja, preguntándome si estaba hablando en serio o simplemente estaba jugando conmigo.

Para: Acosador
“Depende de lo que sea.”

De: Justin
“Mira por tu ventana, baby”

Fruncí las cejas juntas de la confusión. Dejé mi teléfono, me acerqué a la ventana con cautela. Cuando abrí la ventana y miré afuera, allí estaba él de nuevo en su coche.

Cuando el levantó la vista y se dio cuenta de que lo había visto, el sonrió, saludándome.

Rodé los ojos, caminando de regreso para coger mi teléfono y abrirlo para mandarle un mensaje. Es gracioso como su nombre en mis contactos coincidía con la situación.

Para: Acosador
“Si mis padres te ven, estas muerto, sabes eso ¿verdad?”

De: Justin
“Si me preocupara por lo que la gente piensa, no estaría aquí ahora mismo. Además, ¿no hablan todos de que tenemos que vivir y toda esa mier*da? Demuéstralo. Muéstrame de lo que estas hecha, baby.”

Mis mejillas se calentaron con cada palabra que me había dicho.

Sonreí una vez que leí el mensaje de nuevo. Si el piensa por un segundo, yo no soy lo que digo, el tiene una idea equivocada. Cogiendo mi chaqueta, caminé acercándome a mi ventana, tirando de ella para abrirla antes de que lanzara mis dos piernas por encima y saltara hacia abajo del porche. Agarrándome a la barandilla lateral del balcón, me deslicé hacia abajo con cuidado antes de que aterrizara en el suelo. Enderecé mi ropa y me acerqué divertida a Justin.

Le sonreí. “Que decías?”
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por Jiall~Love el Vie 23 Nov 2012, 8:36 am

ala ahi esta vuestro capitulo =)
espero que os guste !! y comentar que vuestros comentarios me ponen super happy :3
os adoro hermosas <3
Bss
atte --> Jeith
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por alis1313 el Vie 23 Nov 2012, 12:01 pm

SEGUILAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!!!!!! pls
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por Mrs.BieberMoustache el Vie 23 Nov 2012, 12:05 pm

099ewufw8e9ew8fTenes que seguirla! wefheirhfr me encanta! Nueva Lectora!(*-*)/
Te pasas por mi novela?
http://onlywn.activoforo.com/t23189-just-let-me-love-you-justin-liam-logan-y-tu?highlight=Just+Let+me+love+you
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por alis1313 el Jue 13 Dic 2012, 8:00 am

Q te paso? estas bn!!!!!!!!!?????? :(
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por Jiall~Love el Jue 13 Dic 2012, 10:26 am

siiiiiiiiiii estoy bien!!!! pro de examenes finales !!!!!!!!! D=
prometo que el finde os subo una maraton vale?? manitas arriba si quereis maraton :3 okno jajjajajaa
lo sieto chicas. os lo juro! el finde subo!!
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por alis1313 el Jue 13 Dic 2012, 12:51 pm

@Jiall~Love escribió:siiiiiiiiiii estoy bien!!!! pro de examenes finales !!!!!!!!! D=
prometo que el finde os subo una maraton vale?? manitas arriba si quereis maraton :3 okno jajjajajaa
lo sieto chicas. os lo juro! el finde subo!!

\(*.*)/ yoooooooooooooooo kiero MARATON-TON-TON :twisted:
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por Jiall~Love el Mar 25 Dic 2012, 1:52 pm

Capitulo 9

“Where are we going?” – “¿A dónde vamos?”


Justin tenía los labios apretados, en parte por la diversión. “Estoy impresionado, shawty. No pensé que fueras así.” Justin se inclinó de lado en su coche, poniéndose cara a cara conmigo, siendo astuto, con una sonrisa burlona mostrándose en su cara.

Me burlé. “Bueno, ahora ya lo sabes.” Le lanzó una falsa sonrisa.

Miré hacia abajo, echándole un vistazo. Finalmente llegué a ver lo que llevaba puesto, y no voy a mentir, él se veía bien. Llevaba una camiseta blanca con cuello en V con una chaqueta de cuero cubriendo su cuerpo, unos jeans negros ajustados y unas supra negras.

“Me estas echando un vistazo, por lo que veo?” Miré hacía arriba para verlo, me miraba con una mirada burlona.

Rodé los ojos. “No” Miré lejos, avergonzada de que me hubiera descubierto.

Se lamió los labios, pasando sus ojos por arriba y abajo de mi cuerpo. “Tu no te ves mal.”

Me miró a mí, al ver que yo llevaba un par de jeans ajustados con una camiseta y un suéter, con un par de zapatillas de ballet (bailarinas).

No sabía si estaba hablando en serio o simplemente estaba bromeando, pero tomé el cumplido que me había dicho de todas formas, agradeciéndole algo aturdida.

El simplemente se rió, enviando un escalofrió por toda mi espalda. “Sube al coche, baby.” El hizo un gesto con su cabeza volviéndola hacia el coche que parecía el batman mobile. El había cambiado su coche y ni siquiera hacia una hora que lo había visto.

Iba a preguntarle de donde lo había sacado, pero algo dentro de mí me advirtió que no lo hiciera.

Ni siquiera me di cuenta de que el ya estaba sentado dentro de su coche, hasta que tocó el claxon de su coche, haciendo que me sorprendiera y saliera de mi trance.

Justin sacó la cabeza fuera del coche, su codo colgaba del borde de la ventana. “Vas a entrar o que?.”

Le miré a él, a su coche y a mi casa. No era una decisión muy difícil de tomar. Mirando hacia atrás de él, me acerque al lado del pasajero de su coche. Inclinada hacia abajo para tirar de la palanca, me di cuenta de que no había ninguna manija para tirar.

“¿Que te esta tomando tanto tiempo?” Dijo Justin a través de su ventana.

“¡Cállate! No hables tan fuerte, mis padres te escucharan y no se como abrir esta cosa!” Susurré fuertemente para que me escuchara.

El se rió entre dientes. “Basta con hacer clic en el botón lateral.”

Miré hacia abajo, tratando de encontrar el botón del que estaba hablando. Cuando lo encontré, rodé los ojos antes de abrir la puerta y me senté en el interior del coche.

“Ya era hora”. Dijo en broma.

“No es mi culpa que tu coche sea tan difícil!” Susurré a la defensiva.

El sonrió, acelerando el coche antes de salir de la ranura en la que estaba estacionado y salimos a la carretera.

Pocos minutos habían pasado, tarareaba mi propio ritmo mientras tamborileaba con mis dedos en el borde del apoyabrazos debajo de la ventana. Miré a través del cristal, preguntándome donde estábamos. Fue entonces cuando me di cuenta de que ni siquiera sabía a donde íbamos.

“¿A dónde vamos?” Me volví para mirarlo.

Justin simplemente se echó a reír, sacudiendo la cabeza.

Fruncí las cejas juntas. “¿Qué es tan gracioso?”

El no me hizo caso. En su lugar, solo se reía. Una vez que se calmó, me miró a mí. “¿No aprendiste de la última vez que me preguntaste?” Me dejó de mirar volviendo su vista hacia la carretera.

Algunos momentos que ocurrieron hoy volvieron a mi cabeza y me acordé cuando le estaba preguntando en repetidas ocasiones a donde me llevaba, pero el como era un cabezota, nunca me respondió.

Me encogí de hombros. “No, porque sigo siendo muy curiosa.”, Sonríe con orgullo, haciendo que el riera una vez mas.

Sentado en el asiento de cuero de su coche, apoyó su rodilla izquierda en el volante, utilizándola para dirigir el coche mientras su otra pierna presionaba el acelerador. Haciendo uso de sus tres dedos de la mano izquierda para sostener el volante y asegurarse de que no perdía el control, comenzó a buscar en el bolsillo derecho de su chaqueta de cuero. Agarró un paquete de cigarrillos y un encendedor, lo deslizó fuera de la caja, aprisionándolo con sus labios antes de encenderlo. Tomó unas bocanadas para asegurarse de que estaba encendido y guardó la caja en su bolsillo.

Al deslizar el cigarrillo entre sus dedos, colgaba su brazo izquierdo en el borde de la ventana, despegando la rodilla del volante. Puso su cigarrillo entre sus labios, absorbió el humo del cigarrillo mientras lo mantenía por unos momentos en su boca antes de echarlo haciendo un anillo perfecto de humo, que al instante se extendió por todo el coche.

Negué con la cabeza. Este chico iba a conseguir que nos matáramos por la forma en la que manejaba y la cantidad de atención que ponía sobre ese maldito cigarrillo.

Estaría mintiendo si dijera que no encontraba eso sexy, porque lo encontraba. Odiaba admitirlo, pero todo lo que hice era admitir que era caliente lo que hacía. Muy a mi pesar, por supuesto. Fue entonces cuando me di cuenta de que estaba en un coche con un asesino, una vez más.

En ese momento, me vino a la cabeza cuando esa misma noche me había sentado por primera vez en el mismo coche con él.

“¿Cómo voy a saberlo? Estoy en un coche con un asesino.”, rodé los ojos y crucé los brazos en mi pecho.

“¿Me vas a reprochar eso cada vez que abro la boca para decir algo?” Gruñó, su voz era profunda y sus ojos se tornaron oscuros.

Sentí mi estomagó como se revolvía por el sentimiento de culpa. Supongo, que lo juzgue con demasiada rapidez. Lo se, el mató a alguien y él era probablemente uno de los chicos mas bipolares que había conocido en mi vida, pero, todavía no tengo derecho a juzgarlo porque no sabía porque había hecho eso.

Supongo que se puede decir que estaba intrigada por él, y impresionada porque me había dicho en su casa que en realidad me iba a dejar que me fuera a casa.

Le miré, intentando encontrar imperfecciones en su rostro, que no existían.

“¿Qué estas mirando?” Se encogió de hombros mientras mostraba una sonrisa.

Negué con la cabeza. “Nada.” Aparté la vista torpemente.

“Sabes que puedes tomarme una foto. Te va a durar mas tiempo.”

Yo simplemente rodé los ojos.

El sonrió, mirando hacia atrás de la carretera mientras tomaba otra bocanada de su cigarrillo.

Si me preguntas porque accedí a ir a alguna parte con él, y porque entré en su coche, no tengo ninguna respuesta, porque para ser honesta, realmente no sabía la razón por la que había hecho eso.

“Te voy a llevar a comer.” Justin habló una vez mas, refiriéndose de nuevo a la pregunta que yo le había hecho antes, mientras mantenía sus ojos en la carretera. Podía sentir la sonrisa tirando de sus labios. “¿Esta bien?” Llevó sus ojos hacia mí.

Mi estómago se revolvió nervioso. “Claro.” Me encogí de hombros despreocupadamente, como si no me importara, pero la verdad si que me importaba.

Otro pensamiento vino a la mente y, como siempre, la palabra se encargó de salir de mis labios antes de que tuviera la oportunidad de evitarlo. “¿Es una cita?” Mentalmente maldije las palabras que volaban de mi boca.

El sonrió. “Solo si tu quieres que lo sea, nena.”
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por Jiall~Love el Mar 25 Dic 2012, 1:52 pm

Capitulo 10

“Who said this was a date?” – “¿Quién dijo que esto era una cita?”


Finalmente, después de lo que parecieron horas, el coche se detuvo una vez que se estaciono en una plaza de aparcamiento. Mirando por la ventana, las palabras luminosas de “Perry’s Palace” me hicieron sonreír a pesar de que los rayos de sol fluían por todas partes.

¿Como fue eso posible? No tenía ni idea.

Desabroche el cinturón de seguridad de mi cuerpo, volví a mirar a Justin. Fruncí las cejas juntas por la confusión.

¿Nos vamos a ir o que?

Sintiendo mis ojos sobre él, se volvió a mirarme. “¿Qué?.” Dijo en voz alta, y creo que por fin queda confirmado que es un bi-polar…

Luché contra la urgencia de rodar los ojos. “¿Vamos o no?” Murmuré. Si yo pudiera darle un ****azo libremente sin tener que pagar las consecuencias después, lo haría.

“Si,” El se agachó hacia abajo, tirando de la llave del coche y la metió en su bolsillo para abrir la puerta, el cigarrillo que había estado fumando colgaba de un lado de su labio.

Con un suspiro, abrí la puerta, salir era un poco más difícil de lo que quería.

“Ten cuidado,” gruñó. “Ese coche cuesta mas de todo lo que tu tienes.”

Levanté una ceja para arriba. “Es bueno saberlo.” Murmuré sarcásticamente, hundiendo las manos en los bolsillos de mi suéter.

El me dirigió una mirada lateral. “Actitud”, advirtió el con un movimiento con su dedo en mi dirección.

Ahora rodé los ojos. “Lo que sea.” Aparte la vista.

Tomó el humo, arrojando el cigarrillo al suelo antes de que lo pisara con la suela de su zapato. Ladeando la cabeza a hacia un lado, hacia el comedor, empezó a caminar, esperando que lo siguiera detrás.

Yo lo hice, muy a mi pesar.

Una vez que llegamos al interior, comenzamos a caminar a la parte posterior del lugar cuando su cuerpo chocó con otro que causo que me golpeara con su espalda. Gemí, frotándome la frente.

“Qué coñ--“Empecé a maldecir cuando me detuve a mitad de camino, sintiendo que el ambiente se estaba poniendo algo tenso, al darme cuenta que un tío estaba delante de nosotros.

Era alto, aproximadamente unos pocos centímetros, más alto que Justin, si no era de la misma altura. Tenía el pelo negro y sus ojos eran verdes electrizantes. Unos que podrían hipnotizarte con solo mirarlos una sola vez. Tenía algo de músculo y un cu*lo para morirse.

Es embarazoso admitir esto, pero el suyo era incluso mejor que el mío.

Así que no es justo.

Apreté los labios hacia un lado, mirando entre él y Justin, al instante sentí la tensión.

“Danger”, El hombre dijo con una sonrisa. “Un gusto verte aquí, ¿eh?”

“Ahora no”. Justin habló con los dientes apretados, su voz baja y mortal, por un momento, podía haber jurado que vi un flash de la muerte en sus ojos.

Los pelos de mis brazos se erizaron rápidamente.

“¿Cuándo será el momento, amigo? ¿Cuando tengas a tus matones cubriéndote el cu*lo?” El enderezó su postura, su cuerpo lo presionó aún más a Justin, para verse más intimidante.

El se hubiera intimidado si Justin hubiera caminado aún mas, cerrando la brecha entre ellos, de sus ojos saltaban chispas y las venas de su cuello se notaban.

Justin fingió una sonrisa. “Tu y yo sabemos que podría hacer trizas con mis propias manos.” Bajo la voz hasta un susurro.

Se produjo un intercambio de palabras sin sentido antes de que el hombre se alejara y Justin me agarró del codo, caminando por el pasillo hacia un asiento para nosotros y nos sentamos los dos.

Saliendo de su agarre, me deslicé por el cuero acolchado de mi asiento frente a él. Una vez que se sentó frente a mi, me dí cuenta de cómo apretaba su mandíbula y sus nudillos estaban blancos en el momento en el que puso sus puños sobre la mesa.

“¿Quién era ese?” Susurre, sin querer ponerle de los nervios. Lo último que quería era que se enfada más de lo que ya estaba.

“Solo alguien con el que hice negocios.” EL respondió aturdido, sin entrar en ningún detalle.

Me mordí el labio, porque no quería decir nada más-

Alcé la vista a tiempo para ver a un trabajador que supuse que vendría a tomar nuestros pedidos, acercándose a nosotros. “Hola. ¿Puedo servirles algo?” Ella nos miró con los ojos grandes y una gran sonrisa en sus labios.

Yo le mostré una sonrisa suave a cambio. Ni siquiera tenía que mirar el menú, ya sabía lo que quería. “Voy a tomar alitas de pollo con patatas fritas, por favor.” Podía sentir mi estómago gruñir de hambre.

Justin se rió entre dientes, casi ahogándose con su saliva.

Le lancé una mirada rápida.

El rápidamente se calmó con una risita, girando su atención a al camarera. “Voy a tomar una hamburguesa con queso con una guarnición de papas fritas rizadas.” El la mató con su famosa amplia sonrisa.

Sonrojándose, ella se alejó.

Rodé mis ojos. “Mujeriego” . Murmuré.

“¿Qué fue eso?” Empujó su cabeza, poniéndose una mano en su oreja.

Arqueé una ceja, frunciendo los labios. “He dicho que eres un mujeriego.” Le lancé una falsa sonrisa. “¿Me oyes ahora?”

El se rió entre dientes. “¿Cómo que soy un mujeriego?”

“Porque no te vas a coquetear con la chica de la derecha en frente de tu cita! Eso es simplemente—“

“Espera, espera, espera shawty,” Justin piso las manos delante de el para que dejara de hablar.

Le dirigí una mirada de exasperación.

“¿Quién dijo que esto era una cita?” El me dirigió una mirada de lado, con una sonrisa curvada en sus labios.

Mis mejillas se calentaron al instante. “Bueno, tu, yo, pero—“gemí. “No importa.”

El simplemente se rió en voz baja, moviendo la cabeza.

¿Era posible odiar a alguien en solo un segundo?

¿No?

Bueno, creo que esto es un nuevo record, porque sentía como tenía ganas de golpear su rostro con mi puño.

Nos sentamos en silencio durante el resto destiempo que tardó la mesera en volver con la comida. Una vez que la pusieron en frente de nosotros, con un vaso de agua para cada uno de nosotros, ella se alejó.

Así es, vete de aquí, pe*rra. Murmuré en secreto en mi cabeza.

Agarrando una fritura, la metí en mi boca antes de tomar otra y luego otra, y antes de darme cuenta, ya estaba casi terminando con las papas.

Justin negó con la cabeza, una sonrisa de complicidad salió entre sus labios.

Suspiré, dejando caer una patata que había cogido. “¿Qué es tan gracioso ahora?”

Se rió de lo enojada que estaba poniéndome e incluso me moleste mas de lo que ya estaba.

“Eres tan molesto.” Me crucé de brazos contra mi pecho.

“Lo siento, no es justo… No puedo creer que hayas pedido papas fritas y alitas de pollo!”, Se rió. “Yo lo solía comer cuando tenía cinco años!” El irrumpió en un ataque de risa.

Esta bien, tío. No es tan gracioso. Yo simplemente rodé los ojos por enésima vez ese día.

Haciendo caso omiso de él, era la mejor opción en este momento.

Agarré otra papa frita, cuando vi que el también tenía papas fritas. “Eres un hipócrita!” Señalé con fuerza.

“¿Qué?” El me dio una mirada de confusión.

“Pediste papas fritas también!” Le señalé a su plato.

El negó con la cabeza. “Nah, estas son papas fritas rizadas. Por lo tanto muy diferente a las papas fritas normales.”

“¿Qué? No, no lo son! Se pueden formar de otra manera diferente, pero siguen siendo todavía papas fritas!”

Agitó una mano con desdén. “No para mi, no lo son.”

Simplemente me calmé antes de que la locura de este chico me consumiera. Lo último que necesitaba era ser arrestada por asesinato.

Mastiqué un trozo de pollo, y no fue hasta que bebí agua cuando me dí cuenta de que Justin apenas había tocado su comida.

“Hey,”

El me miró.

“¿No vas a comer?” Fruncí las cejas juntas, dando otro mordisco a mi fritura.

“No tengo hambre.”, Contestó monótonamente encogiendo sus hombros.

Los hombres y su falta de palabras: Una de las cosas más molestas.

“Entonces porque lo has pedido?” Le di una mirada de perplejidad.

Se lamió los labios. “Porque pensé que tenia hambre. Hey, ¿has acabado?”, Señaló mi plato.

Poco a poco le miré, hasta llegar a su dedo en mi plato después de mirarle de nuevo.

“Yo-“

“Bueno”, me interrumpió antes de pararse para buscar en el bolsillo de sus jeans, donde sacó su billetera. Agarró unos billetes y los metió debajo de mi vaso de agua. Me agarró de la muñeca, tirando de mí afuera del lugar.

Gemí. “¿Cuál es tu apuro, bro?” Le dirigí una mirada de incredulidad, pero el solo sacudió su cabeza, saliendo de la cafetería y se montó en su coche. “Tierra a Justin!” Le dije un poco más fuerte.

El levantó la cabeza para mirarme. “¿Qué?”

“No había terminado de comer allí.” Yo gemía como una niña de 5 años. Lo se, eso es vergonzoso, pero ¿Me podía culpar? No había comido desde, bueno, hacía mucho tiempo!.

“¿Y? Te conseguiré algo en el camino de regreso.” Se metió en su coche después de soltar mi muñeca.

Caí en el asiento del pasajero después de encontrar ese botón olvidado de dios en la puerta, la abrí, cerré a mi lado. “De regreso ¿A dónde?”

“Siéntate y ponte el cinturón. No tengo tiempo para tus preguntas molestas de mi*erda.” Murmuró mientras encendía su coche sacándolo del lugar de estacionamiento.

Hice lo que me dijo, apoyando mi espalda contra el asiento de cuero. Estaba desesperada por preguntarle que quería decir con eso y que estaba haciendo, pero yo sabía que eso no me llevaría a ninguna parte, así que mantuve la boca cerrada – por una vez en mi vida.

Después de unos minutos, de giros y vueltas alrededor de los barrios, Justin finalmente condujo el coche a un alto.

Surcando las cejas, me asomé para ver que se había detenido frente a un viejo almacén.

No sabía si debería:
-Estar asustada.
-Correr lejos cuando tuviera la oportunidad.
-O esperar a ver que tenía el mundo planeado para mí.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por Jiall~Love el Mar 25 Dic 2012, 1:53 pm

Capitulo 11

"--So this is just a game to you?" – “—Así que esto es solo un juego para ti?”


Resulta que no tenia otra opción mas, porque mientras yo estaba decidiendo, Justin abrió la puerta y esperó fuera para que yo saliera. Al salir, cerré la puerta detrás de mi antes de empezar a caminar junto a él. Abrí la boca para decir algo cuando Justin se adelantó.

“Sígueme”, asintió con la cabeza en dirección hacia el almacén.

Asentí con la cabeza sin decir una palabra, siguiendo el mismo camino detrás de él cuando empezó a caminar hacia aquel lugar. Al abrir la puerta, Justin entró al interior antes de cerrarla suavemente detrás de nosotros.

Cuando el se movió en frente de mi para cerrar la puerta, me fijé en que la tensión de su mandíbula había desaparecido, calmándose después de que hubiéramos entrando allí.

Fruncí mis cejas juntas. ¿Cómo puede alguien pasar de estar enojado a estar relajado en tan solo una hora?

“¿Vienes o no?” Me sacó de mis pensamientos, volteando a ver a Justin que estaba en el otro extremo del edificio.

Mirando alrededor del lugar, poco a poco empecé a caminar, sin decir una palabra. Las paredes estaban agrietadas, había unos pocos chelines que estaban sobre el suelo del almacén, el techo goteaba, y eso me hizo que me preguntara que demonios había pasado aquí antes de hoy.

“¿Qué ha pasado aquí?”

Justin no se volvió. En su lugar, siguió caminando.

Por un segundo, pensé que me estaba haciendo caso omiso y yo estaba a punto de preguntarle otra vez, cuando se detuvo a las afueras del almacén (una vez que el caminó a través de las puertas traseras). Hundió las manos en los bolsillos de sus jeans mientras miraba al cielo.

Cambié mis ojos de posición, dejé de mirarle y empecé a mirar lo que él estaba observando, al instante, mis ojos se abrieron y jadeé.

Estábamos en la cima de una colina, el cielo estaba pintado en colores rosa, naranja, amarillo y morado. Las nubes se balanceaban suavemente alrededor, el sol se cernía en la parte superior de nosotros. Podrías ver la ciudad desde aquí arriba. Parecía absolutamente increíble.

“Es bonito, ¿eh?”, Cuestionó en voz baja.

Me atreví a mirar a otro lado que no fuera la hermosa vista que tenía delante de mi. “Si”, le contesté sin aliento. “Es impresionante.” Exhalé, regresando de la milagrosa belleza que tenía la naturaleza. “Nunca he visto nada como esto.”

El asintió con la cabeza, entendiéndome por completo.

“¿Cómo encontraste este lugar? Si no te importa que te pregunte….” Finalmente regresé mis ojos del cielo a él.

El se puso sereno, en el sitio perfecto. “Después de que este lugar se quemara—“

Bueno, eso responde a mi pregunta.

“-Supongo que, vine para echar un vistazo y cuando llegué aquí, vi esto—“ El asintió con la cabeza hacia las vistas. “Y al instante me enamore.” Ahora el volteó su mirada para mirarme a mi, la expresión de su cara era solemne.

Me metí un mechón de pelo detrás de la oreja. “Es agradable, me gustaría tener un lugar como este.”, Admití, mirando al cielo una vez más.

Había una pacífica aurora, se sentía como si nadie te pudiera tocar. Donde podrías estar sola y no tenías que preocuparte por nada. Te sentías descuidada …. Con vida.

El silencio completó el vacío que nos rodeaba antes de que Justin hablara una vez mas, “Ahora, ya lo tienes”. Habló fuerte y claro.

Volviendo a la realidad, me volví a mirarlo solo para ver que había cambiado su mirada sobre mi, y ahora miraba otra vez al otro lado de la ciudad.

“Gracias…” susurré sintiendo como mi corazón bombeaba violentamente y mi estómago se llenaba de mariposas.

¿Realmente quiso decir eso?

No lo sabía, pero esperaba que si.

El simplemente me dio una mirada una vez mas, haciéndome saber que me había escuchado.

Nos quedamos allí el resto del tiempo, en el puro silencio, sin nada mas que el viento haciendo ruido a nuestro alrededor. De vez en cuando los pájaros cantaban y algunas ardillas se metían entre los arboles que nos rodeaban.

Aparte de eso, todo lo que podía distinguirse, era el latido fuerte de nuestros corazones.

“¿Por qué se quemó este lugar?” De repente hablé- y de la nada lo admito- la idea me causó curiosidad.

Se lamió los labios. “Negocios”. Fue todo lo que dijo.

Me mordí el labio inferior. “¿Qué clase de negocio?” No quería seguir con el tema, pero me di cuenta de que era lo mejor.

Necesitaba saber donde me estaba metiendo antes de que estuviera metida en lo mas profundo.

Suspiró. “No vas a permitir que esto continúe, ¿verdad?” Me miró ahora, nuestros ojos se encontraron en una mirada.

Negué con la cabeza.

El se burlo un poco, lamiéndose los labios una vez mas. “El negocio por el que paso todos los días.” Yo podía escuchar la angustia en su voz. “Un grupo rival trató de jo*dernos, tomamos represalias, ellos hicieron lo mismo y para vengarse de nosotros, quemaron este lugar.”

Mis ojos se abrieron. “¿Había alguien en el interior cuando ocurrió?”

Se encogió de hombros. “No lo sé, no me importa.” El respondió aturdido. “Tenía otra mi*erda en mi mente.”

Me burlé. ¿Qué podría tener en su mente? Aparté de las vidas inocentes de personas a las que podría haber arrebatado la vida.

“¿Así que no te importa que personas inocentes hayan muerto?” Dije, con temor por las palabras que el me iba a responder.

Quiero decir, yo sabía que el chico podría no tener corazón… Pero no pensaba que pudiera mostrarse indiferente a ese tema.

Frunció los labios de una manera maliciosa. “Las personas que se encuentran en este tipo de negocios saben lo que les puede pasar. Ellos eligen este estilo de vida. Deben de saber que su vida esta en peligro en el momento en el que ellos venden su alma.”

“¿Qué quieres decir?”

“Una vez que estas dentro de esto, no hay manera de salir. Siempre eres el objetivo y los demás grupos te verán como un enemigo.” Su nuez se movió con cuidado ya que tragó saliva. “Eso es lo que quiero decir.”

“¿Y lo sabes de primera mano?”

Una pregunta *beep*, lo se, pero se lo pregunté antes de pensar.

El se burló. “¿Parece que soy un tipo de chico normal?” Me miró con una ceja arqueada.

Me encogí de hombros. “Sin embargo, puedes actuar como uno de ellos.”

El se rió entre dientes amenazadoramente. “Se llama saber como jugar este juego, cariño.”

“Oh? Entonces esto es un juego para ti?” Le miré curiosa.

Se encogió de hombros. “Quizás si, quizás no.” Me di cuenta de que quería sonreír por la forma en la que sus labios se torcieron, pero rápidamente lo evitó.

Rodé los ojos.

El guardó silencio, mirando a otro lado.

Suspiré. Este chico es mas confuso que Jany Eyre (el libro) y confía en mi, cuando leí eso, me sentí como si estuviera leyendo algo extraño o algo así.

Y pensar que estábamos poco a poco haciendo algo con todo este lío.
Saqué mi teléfono del bolsillo de mi suéter, mirando hacia abajo en el momento en el que lo saqué. Era las doce de la mañana.

Mi*erda.

“Tenemos que irnos.”

Volteó la cabeza. “¿Por qué?”

“Porque es tarde y mis padres se van a enloquecer si ven que no estoy en casa.” Dije como si fuera la cosa mas obvia en el mundo.

Su rostro se retorció mientras comprendía. “Oh, esta bien.” Se volvió dejando de ver las vistas, caminando de vuelta hacia el almacén.

Lo seguí a través del edificio hasta que llegamos a la parte delantera de la casa. Acercándome a su coche, hice clic en el botón pequeño antes de entrar dentro del coche y esperaba a que el abriera su puerta para entrar.

Después de unos minutos de estar allí sentada, dejé de mirar por la ventana para observarle como deslizaba un cigarrillo y lo encendía mientras tomaba unas pocas caladas.

Era una sincronización perfecta. Suspiraba amargamente en mi interior.

Este chico…. No puedo con él.

Al abrir la puerta del lado del conductor, Justin se sentó en el interior antes de poner la llave en el coche poniéndolo en marcha y saliendo a la carretera, el humo se extendió por su lado después de que lo soltara por la boca.

“No podías haber esperado hasta mas tarde para fumarte esa cosa?” Murmuré.

“No”, contestó con indiferencia.

Parecía tan tranquilo….tan normal. Era raro.

“¿Por qué estas tan tranquilo?” Solté antes de que pudiera detenerme a mi misma, para no decir nada.

Realmente tengo que parar estos impulsos.

Su rostro desencajado en confusión. “¿Qué?” Soltaba humo con cada palabra que decía.

“Nada” Sacudí la cabeza-

“No, ¿qué dijiste?” Contestó molesto.

“No vas a permitir que esto continúe, ¿no?” Me limité a decirle antes de que el mostrara una sonrisa.

“Solo dime lo que dijiste.” El rió entre dientes, su brazo izquierdo colgaba del volante, y el derecho estaba tendido a su lado.

“Te dije ¿por qué estas tan tranquilo?.”

Me miró, y me dio una mirada incrédula. “¿Se supone que tendría que estar de otra forma?”

“No…bueno, no lo se.” Suspiré. “Normalmente, tu sueles estar, enfadado. Esto… esto en nuevo.” Lamí mis labios, mordiendo uno de ellos.

El se rió por lo que había dicho. “Lo siento, no siempre estoy feliz?”

Pacíficamente rodé mis ojos. “No quería decir eso. Solo, olvídalo.”

“Okay” El se rió entre dientes, mientras sacudía la cabeza. “Chica extraña…” murmuró.

Lo escuché, pero hice como si no lo hubiera escuchado. No estaba de humor como para pelear con él, para ser honesta.

Pasó el tiempo cuando el coche se detuvo lentamente, deteniéndose a pocos metros de mi casa.

Le di una mirada confusa.

El puso los ojos. “No querrás que tus padres te encuentren saliendo de mi coche, ¿Verdad?”

“Correcto.” Asentí con la cabeza.

Chico listo.

“Bueno, gracias.” Le mostré una pequeña sonrisa antes de abrir la puerta del coche y salir, en voz baja cerré detrás de mi. Le saludé con la mano antes de dar la vuelta y comencé a alejarme cuando su voz me detuvo.

“¿Qué?”

“Ven aquí”.

Caminé de regreso a su coche. “¿Qué pasa?” Incliné mi cabeza hacia la ventanilla abierta.

“¿Cuándo te veré otra vez?”

Sentí que mi corazón se aceleraba un poco. “No lo se. Mientras este encerrada en mi casa….”

El asintió con la cabeza. “Sabes que siempre te puedes escapar otra vez….” El hizo una mueca.

“Y correr el riesgo de que me descubran? No, gracias. Una vez fue suficiente para mi.” A la ligera me reí entre dientes.

El no dijo nada durante un rato hasta que finalmente aceleró el coche, a punto de volver a conducir. “Supongo que nos veremos, _____”

“Si”.

Retrocedí y me aleje de su coche, aceleró cada vez mas, antes de partir alejándose entre el sol radiante.

Volví a casa con seguridad, con una sonrisa en mi cara.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por Jiall~Love el Mar 25 Dic 2012, 1:54 pm

Capitulo 12

“You’re crazy, you know that?” – “Estas loco, ¿lo sabías?”


Me encontraba acostada en la cama, pensando en cosas- la vida, y eso no es una buena cosa. Ya ves, tengo una tendencia a pensar sobre muchas cosas. Es por eso por lo que odio estar despierta cuando trato de dormir. Preferiría golpear mi cabeza contra un ladrillo en vez de pensar.
Llámame loca, pero eso haría que dejara de pensar.

Suspirando, me senté en la cama, frotándome con brusquedad las sienes, tratando de calmarme antes de volverme loca.

Son casi las dos de la tarde y estoy agotada, pero el sueño aun no me ha vencido y no tengo ni idea porque.

Mis padres estan en el trabajo y no volverán hasta mas tarde. Estoy atrapada aquí flotando entre mis pensamientos. Eso no es una buena combinación.

Si yo no estuviera encerrada. Me hubieran dejado ir a casa de Carly o algo así.

Al tirar de la manta destapando todo mi cuerpo, me cambié de lugar para que mis pies salieran por un lado de la cama. Mirando a mi alrededor, traté de encontrar algo que pudiera quitar de mi mente las cosas… Pero no hubo suerte.

Mis padres se llevaron todo. Mi TV, ordenador, iPod, portátil, mp3 (no preguntes porque todavía tengo uno, porque no tengo ni idea), y mi teléfono.

Si, me quitaron el teléfono apenas una hora después de que llegue de nuevo a casa. Que por cierto, terminé entrando en casa de manera que ellos no me encontraran. No me descubrieron esta vez. Si hubiera tenido esta suerte la ultima vez.

Así que, ahora, estoy atrapada aquí, en casa, aburrida con mis pensamientos, sin hacer absolutamente nada y pensando en todo.

Me arrastre a mi misma de mi cama, me dirigí al cuarto de baño donde me despojé de mi ropa, la tiré al cesto antes de entrar a la ducha donde abrí el grifo y deje que el chorro de agua caliente cayera en mi contra.

Esto se sentía como el sexo- disculpa el juego de palabras.

Vertiendo el champú en mi cabeza empecé a frotar el cuero cabelludo. Cerré los ojos, sintiendo en todo el momento lo que estaba haciendo. El mejor momento del día es cuando me doy una ducha, porque estoy sola, sin interrupciones y puedo permanecer tanto tiempo como quiera- siempre y cuando el agua pueda estar caliente, antes de pasar a fría.

Froté la barra de jabón a lo largo de mis brazos y piernas, tarareaba el ritmo de mi propia melodía, moviendo la cabeza sin pensar en la canción que estaba componiendo. Cerré los ojos una vez mas, el agua cayó por mi cuerpo, dejando caer el jabón de mi cuerpo y del cabello.

Moví los brazos arriba y debajo de mi piel, sentí mis mejillas rojas cuando los pensamientos de Justin recorriendo con sus manos todo mi cuerpo, vinieron a mi mente. Era como si el estuviera con sus manos sobre mi. Mordiéndome el labio, me froté el cuello, donde me imaginaba como Justin colocaba besos suaves sobre él.

Me quejé en voz baja, la imagen en mi cabeza era tan viva como si estuviera sucediendo… como si fuera real.

Mis ojos se abrieron de golpe, mi boca estaba abierta, mis manos se congelaron. Miré alrededor, dándome cuenta de que estaba en la ducha yo sola, y Justin no estaba allí.

¿Qué demonios acababa de suceder?

Tu estabas teniendo pensamientos sexuales con Justin. La parte de atrás de mi cabeza rompió mi tranquilidad, hice una mueca de dolor.

Maldiciéndome a mi misma mentalmente, rápidamente me aclaré, lavé mi cabello con acondicionador antes de que fuera demasiado tarde y saliera agua fría de mi ducha. Al salir de la ducha, agarré una toalla y envolví mi cuerpo.

Al entrar en mi habitación, me cambié rápidamente a un par de pantalones de chándal y una camiseta antes de secar mi pelo con la toalla y tirarla a un lado.

Sentada en el borde de mi cama, me pasé mis dedos por el pelo, cerrando los ojos con fuerza.

¿De verdad que acabo de hacer lo que creo que hice en la ducha? No quería creerlo. No pude. Quiero decir…yo? Pensando en Justin…de esa manera? No me lo podía imaginar.

Pero lo hiciste antes. La parte posterior de la cabeza me golpeo una vez mas, me volvía loca.

Me tiré hacía atrás sobre mi espalada, mis rodillas dobladas en el borde de la cama. Me estaba volviendo loca, no había otra explicación.

Quiero decir, ¿Cómo podría yo, _____ Anderson, hacer esto? Pensar de esa manera?

Es posible, lo se.

Pero con Justin?

Mátame ahora.

Es hot y lo sabes. La voz volvió a hablar.

Se que es hot. Lo es cuando fuma, pero es un criminal. Un criminal muy hot, atrevido y misterioso…..

Para ____, para de pensar de esa manera. Sigue siendo un asesino bipolar. Mentalmente me dictaba.

Gemí.

¿Por qué la vida tiene que ser tan confusa?

“____!”, Gritó la voz molesta que pertenecía a mi hermano.

"¿Qué?” Dije en voz alta. No estaba de humor para su mi*erda.

“Carly esta aquí!”, grito de nuevo.

Inmediatamente me puse de pie, corriendo hacia la puerta para bajar las escaleras, donde estaba Carly de pie.

“Carly!” Grité corriendo hacia ella y tirando de ella para darle un fuerte abrazo.

Carly fue la distracción perfecta para alejarme de los pensamientos de Justin.

Ella se rió, me abrazo de nuevo. “Hola _____.” Se alejo.

“¿Qué estas haciendo aquí?”, Cuestioné entonces me acordé que ella no sabía que estaba castigada.

"¿Qué? No puedo visitar a mi mejor amiga?” Ella me dio una mirada de sorpresa, mientras jugaba sonriendo, mostrándome que estaba bromeando.

Me eché a reír. “No, por supuesto que puedes. Es que…. No importa.” Sacudí la cabeza.


Ella me dio una mirada extraña. “V- Vale”, se rió antes de entrar a la sala donde Dennis estaba jugando a los videojuegos.

“Lárgate perdedor, Carly y yo tenemos que hablar.” Le eche un vistazo detrás de mi, haciendo un gesto hacia las escaleras.

“No”, continuó jugando.

Arqueé una ceja. “¿Estas seguro de eso?” Caminé hacia su Xbox, inclinándome hacia el botón de encendido. “Di no lo haré”. Le advertí.

“Esta bien!” El saltó sobre sus pies, puso los brazos delante de él, agitandolos fuertemente para que no lo hiciera.

El sabía que no debía meterse conmigo.

Sonreí “Vete”

Rodó los ojos antes de poner en pausa el juego y subió las escaleras hasta su cuarto.

Me volví hacia Carly, con una sonrisa de satisfacción. “Eso siempre funciona.”

Ella sacudió su cabeza “Eres tan mala con el”

“No, no lo soy.” Declaré a la defensiva. “Se iba o nos escuchaba a nosotras hablar.” Me encogí de hombros, tomando asiento a su lado en el sofá.

“Lo que sea,” Ella juguetonamente rodó los ojos hacia mi.

Jugué con mis uñas, esperando a que ella iniciara la conversación. Ella, obviamente, vino por una razón, a pesar de que ella me quisiera ver.

Como era de esperar, ella empezó a hablar. “¿Dónde te fuiste después de la fiesta de anoche? Tu, desapareciste!”

“¿Qué? Yo te estaba buscando! No te podía encontrar en ningún lugar.” Le di una mirada incrédula. Juré que mis ojos estaban a punto de fulminarla.

“¿Cuándo?”

“Exactamente!” Le dije alzando mis manos al aire. “Ni siquiera sabes cuando. ¿Dónde te metiste? Estaba tratando de buscarte pero tu me dejaste.”

“No te abandoné! Fui al baño.”

Arrugué la cara. “¿Cómo que fuiste al baño? No estábamos en una fiesta en una casa!”

Se quedó inmóvil, cerrando la boca antes de sonrojarse y mirando hacia abajo, avergonzada. “Bueno, verás….Yo…”

“Oh dios, Carly…. ¿Que hiciste?” Me podía imaginar todos los lugares posibles. “No te fuiste a una casa de chicos, ¿verdad?”

“¿Qué? Oh, no!” Ella sacudió la cabeza enérgicamente.

“Entonces, ¿dónde fuiste?” Fruncí las cejas juntas.

“Yo, bueno….Verás, Realmente tenía que ir al baño, y como dijiste no había un sitio para ir, así qué tuve que ir al bosque y bueno, hacer pis.” Miró lejos.

Mi boca se abrió en shock.

“Carly!” Grité.

“¿Qué?” Ella tímidamente evitaba mi mirada.

“Eso es asqueroso!” , Grite. “Eso es peor que ir a una casa de chicos! Hubiera preferido que fueras a una casa de extraños que al maldito bosque!”

“Sh! Puedes dejar de gritar? Tu hermano esta arriba!” Ella me dijo.

“No me importa! No sabes quien pudo haberte visto o que tipo de criatura podría haber estado allí.” Negué con la cabeza por su estupidez.

Quiero decir, Carly no siempre fue la mas brillante de todas, pero, maldita sea, no creía que fuera tan estú*pida.

“Lo se, pero, bebí mucho y realmente tenía que hacer pis…” Ella apartó la mirada de mi.

Suspiré. “Estas loca, ¿lo sabías?”

“Pero me quieres, ¿verdad?” Ella pestañeó, y me dio una –linda- mirada.

Me eché a reír. “Estoy contenta de que nada te haya pasado.”, Pensé de nuevo cuando me encontré con Justin y su grupo en el bosque, mi estomago se revolvió.

“¿Y tu?” Carly metió un pie debajo de su cu*lo, volviéndose para mirarme mejor.

“¿Yo que?”

“¿A dónde fuiste? Te estaba buscando por todas partes después y no te pude encontrar.”


“Yo”. Me detuve. No podía decirle con exactitud acerca de Justin y lo que vi. Le prometí que no diría nada y bueno, no quería morir. “Me fui a casa. Es decir, se estaba haciendo tarde y pensé que te habías ido y eso fue lo que hice.” Sin pensar me encogí de hombros.

Odiaba mentirle a ella (o a cualquier persona), para el caso. Pero esto tenía una buena razón y era totalmente correcto mentirle.

“Lo siento.” Ella me dio una mirada con significado.

Yo sonreí. Carly siempre es tan blandengue. A pesar de que parece dura, odiaba a la gente molesta. No es que ella realmente me ponga de mal humor o cualquier cosa.

“Esta bien.” Levanté mi mano con desdén.

_______ estaba a punto de decir algo mas cuando alguien empezó a hablar en primer lugar, interrumpiéndola.

“____?” Volví la cabeza para ver que mi madre estaba de pie en la puerta de la entrada principal.

“Ah, hola señora Anderson.” Carly sonrió cortésmente, saludándole.

“Hola cariño,” Mi mama le devolvió la sonrisa. “¿Cómo estas?”

“Estoy bien. ¿Y tu?”

“Bien”

Eso es raro… Mi mama ni siquiera dijo nada de porque Carly estaba aquí.

“Esta bien, amor.” Mi mama sonrió de nuevo. “No te lo tomes mal, pero ¿qué estas haciendo aquí?” Ella juntó las cejas, mientras ponía la correa de su bolso sobre su hombro.

Hablé demasiado pronto.

“Solo pensé en pasar para hablar con ___.” Carly hizo un gesto hacia mi con la mano.

“Oh, lo siento cariño, pero, ____ esta castigada.”

Carly giró la cabeza para mirarme a la cara.

Yo inocentemente mordí el labio.

“¿No te dijo eso?”, Cuestionó mi mama.

“Te llevaste el teléfono lejos, ¿recuerdas?” Le dije con una voz dulce a mi mama.

Ella simplemente me ignoró.

“No, no lo hizo…” Carly me lanzó una mirada.

Me encogí de hombros.

Carly miró por encima a mi mama. “Lo siento siento señora Anderson. No lo sabía.” Se puso de pie.

“Esta bien, no te preocupes por eso.”

Carly me miró. “Te veré…-“

“En el colegio”. Terminando mi madre por ella.

Le señalé a mi mama. “Lo que dijo.”

Ella asintió con la cabeza antes de dar la vuelta hacia mi madre. “Esta bien, lo siento por la intrusión.”

“No molestas cariño. Te veré pronto, ¿de acuerdo? Dile a tu madre hola de mi parte!” Ella hizo señas a Carly que acaba de salir de la casa.

Al oír la voz de Carly contestar a mi madre, cerró la puerta.

“¿No te dije que te quedaras castigada?” Mi mama me dio una mirada amenazadora.

“¿No dijiste que te ibas a trabajar?” Le espeté a su vez.

“No uses ese tono conmigo.” Advirtió con los ojos entrecerrados.

Aparté mi vista. “Bi*tch”, dije para mi misma, lo suficiente bajo para que solo lo escuchara yo.

Pero es que tenía los oídos de un halcón, había oído todo. Acercándose a mi, estaba al pie del sofá. “¿Qué acabas de decir?”

“Dije que estas haciendo en casa?” Ignoré su mirada furiosa.

Ella dejo caer el tema, no quería iniciar una discusión.

Gracias a Jesucristo.

“Me dejaron salir antes de tiempo porque terminamos con los pacientes que estaban programados para hoy y no quedaba nada que hacer en la oficina.” Ella comenzó a caminar hacia la cocina.

“Oh, bien,” Me levanté del sofá, dirigiéndome a pie cuando su voz me detuvo antes de continuar caminando.

“No quiero mas invitados sorpresa, ____. Recuerda, estas castigada.”

“¿Cómo podría olvidarlo?”, dije antes de mostrarle mi pulgar hacia arriba y una sonrisa falsa. Ella se limito a mover la cabeza, alejándose de mi.

Me alejé.

Haciendo mi camino por las escaleras, abrí la puerta de la habitación de mi hermano, metiendo la cabeza en el interior para verlo lanzar una pelota de baloncesto en el aire antes de que la capturara y repitiera lo mismo. “Puedes volver a bajar. Carly se ha ido y mama llegó a casa.”

“Vale”, disparado se levanto de su cama, dejando caer la pelota en un montón de ropa antes de salir corriendo y bajar las escaleras.

Negué con la cabeza antes de entrar en mi habitación y cerrar la puerta detrás de mi.

Caminando a mi cama, me dejé caer encima de ella, con mi cabeza en las almohadas. Antes de darme cuenta, el sueño finalmente se hizo cargo de mi, y mis ojos se cerraron completamente.

-----------------------------------------

Golpe.

Gimiendo, traté de que el ruido se parara.

Golpe.

Que demonios….?

Dándome la vuelta, mire el gallo que colgaba sobre mi cama que decía 20:45.

Choque, golpe, golpe.

“Mier*da”, escuche a alguien que murmuró aireadamente hacia sí mismo.

Me senté en la cama una vez que me di cuenta de que el sonido venia de dentro de mi habitación. “Dennis?” Grité en voz baja.

No hay respuesta.

“Mama?”

Nadie respondió.

“Papa?” Ahora poco a poco me desplacé hacia arriba, dejando caer mis pies sobre el piso de madera, mi corazón se aceleraba con cada paso que daba. “Hay alguien ahí?”

Dándome la vuelta, me choqué contra algo, o mejor dicho, alguien.

Abrí la boca, a punto de gritar con todas mis fuerzas, cuando una mano agarró mi boca. Empecé a flipar, tratando de quitarle la mano de mi boca.

“¿Te calmarás?” Soy yo!” Oí el susurró de alguien.

Alguien que me sonaba bastante familiar. Me calmé lo suficiente como para que la persona quitara la mano de mi boca, me di la vuelta para ver a Justin de pie delante de mi.

“¿Qué demonios?” Susurré en silencio, recordando que mi madre estaba en la planta baja.

“¿Vas a dejar de hablar tan alto? Me estas dando migraña.”

Estaba a punto de tomar represalias a su pregunta ton*ta y decir algo cuando las luces de fuera iluminaron su cuerpo, arrojando un resplandor suave que contrastaba con el color de su piel – pero no se trataba de cualquier color.

Era sangre.
avatar


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Danger [Justin Bieber & Tu]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 16. Precedente  1, 2, 3 ... 9 ... 16  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.